Pío Moa

« Club de amigos de la Cheka | Principal | Una izquierda sin pensamiento »

La importancia de la Constitución

18 de Octubre de 2006 - 14:07:07 - Pío Moa

Compartir:
Menéame Tuenti

Algunos no ven la importancia de la Constitución, la primera hecha por consenso y la más democrática de la historia de España. Incluso le atribuyen la causa de los males actuales y otros que hemos venido arrastrando estos años. Por supuesto, la Constitución tiene defectos, que deben corregirse sobre la base de la experiencia. Pero darla por liquidada porque unos políticos delincuentes la estén echando abajo, y tratar de empezar de la nada –como ha solido hacerse en España cada treinta o cuarenta años– solo puede volvernos a las convulsiones tradicionales.

También suelen confundirse los conceptos. Muchos creen que una Constitución “perfecta” garantizaría un futuro perfecto. Ningún documento garantiza nada, solo proclama unas ideas básicas: en este caso, la unidad e indisolubilidad de España,  y las libertades. Pero solo la decisión de los ciudadanos de imponer el respeto y cumplimiento de la ley puede garantizar esta, y con ella la convivencia en libertad, frente a sus enemigos. Este blog es una apelación constante a la conciencia ciudadana: quienes no son capaces de defender la libertad no merecen tenerla, y generalmente no la tienen, o la pierden. 

Odiseus.– Hemos dicho que Ciudadanos por la Constitución debe ser un movimiento informal, sin estatutos ni jerarquías, basado en la conciencia de la crisis y el reto que se nos presenta, y en la necesidad de responder a él. No porque creamos que los estatutos y las jerarquías estén de más, sino porque en este caso no son necesarias: no se trata de formar un partido ni una agrupación demasiado específica e incompatible con otras. Más bien se trata de impulsar una corriente de opinión, de “agitación y propaganda” como se decía antes, en la que se movilicen personas aisladas o en grupos. Tendría tres aspectos: el blog y LD para suministrar argumentos e ideas, el blog para debatirlos, y la formación de tertulias o grupos diversos muy autónomos por todas partes. A este último fin tenemos la dirección Odiseus.

Para coordinarse por España y la democracia: odiseus48@yahoo.com

Comentarios (452)

« 1 2 3 4 5 6 7 8 9 10 »

1 guillermo, día 18 de Octubre de 2006 a las 14:13
Camaradas, repito lo del otro día, y sigo luego:

Una elaboración a fondo de esta teoría se encuentra en el marxismo, que precisamente admiraba la ciencia y se presentaba como una doctrina científica. El marxismo ha influido enormemente (en muchos aspectos sigue influyendo) en el pensamiento y en la política del siglo XX.
El marxismo reduce los valores y morales a disfraces o derivaciones fantásticas de intereses de clase. El “interés de clase” es lo que realmente importa y explica los comportamientos sociales, y explica también los valores y su ilusorio papel. El interés de clase parece más tangible, más material y analizable que los valores, y sería el verdadero objeto de la ciencia social. Dichos intereses, centrado en el poder económico y político, y que oponen unas clases a otras, determinarían la evolución de las sociedades. Los valores no pasarían de ser montajes ilusorios elaborados por las clases dominantes para justificar su poder y la explotación del hombre por el hombre, manteniendo en la resignación a los oprimidos.
El enfoque marxista supera, al menos en principio, la conclusión racionalista de que los valores son solo convenciones sociales más o menos arbitrarias, idea sumamente peligrosa como ya vio Aristófanes, pues conduce directamente a la disolución de la sociedad. El marxismo quiere ser una ciencia. Por una parte supera la estrechez y arbitrariedad de los utopismos, cuya suposición de base es que la historia ha consistido en una sucesión de crímenes e injusticias, hasta que el iluminado de turno ha dado con las grandes recetas, plenamente racionales, de transformación social que liberarán a los hombres. La insensatez utopista irritaba a Marx, que se empeñó en descubrir la racionalidad de la historia y las fuerzas que la mueven realmente, prescindiendo de los arbitrarios “juicios de valor”, como se llamarían más tarde. Y no solo el marxismo: muchas ciencias sociales tratan de lograr una supuesta objetividad a base, precisamente, de eliminar los juicios de valor; es decir, borrando la idea misma de valor en el estudio de individuos y sociedades. Esta postura, algo tosca pero muy extendida, es superada en cierto modo por el marxismo, ya que este intenta explicar al menos el sentido de los valores como derivados del interés de clase, según vimos, y no se contenta con apartarlo de su método de análisis, como hacen las ciencias sociales..
Sin embargo el método cientifista da extraños resultados. Al desaparecer los valores y quedar solo los intereses de clase, desaparece todo respeto a las personas como tales, pues conceptos como los de dignidad, derechos, “la libertad y la honra” por las que, según Cervantes “se puede y se debe aventurar la vida”, son precisamente valores, y por tanto, según Marx, fantasmagorías interesadas o, según otros cientifismos, elementos perfectamente prescindibles en el análisis social. De ahí que el exterminio de millones de perdonas podría ser no solo un acto inevitable, sino también, por así decir, virtuoso en aras del interés de la clase obrera (para otros cientifismos burgueses ese exterminio sería meramente un “dato” neutro). Las matanzas n masa han sido demasiado frecuentes en la historia de los marxismos para ser casuales. Se han realizado con un objetivo muy racional: romper las resistencias “reaccionarias” y acercar el objetivo de una sociedad mucho más rica y productiva, sin explotación ni opresión del hombre por el hombre.
Ahora bien, la realidad histórica ha echado por tierra inexorablemente las ilusiones emancipadoras del marxismo. Y esto es decisivo porque el marxismo, doctrina con pretensiones científicas y que en alguna medida lo era, no reconoce otro criterio sobre el valor de las teorías que el criterio de la práctica social.
Lo entenderemos mejor si consideramos unas palabras de Julio Anguita en una entrevista publicada en “ABC”. Preguntado sobre el stalinismo, Anguita señaló que esa experiencia no afectaba a sus ideas, de la misma forma que la existencia de papas criminales no afectaba a las creencias cristianas. Pero la comparación no es muy buena para él, me temo. Las religiones se fundan en la noción del misterio, y los designios de la divinidad son inescrutables, al menos en gran parte; en cambio el marxismo no admite ningún misterio esencial en la vida, y pretende dilucidar el sentido de las creencias e ideas según la práctica histórica y social. Y ahí está lo malo, que la práctica del marxismo es el stalinismo, y lo ha sido en todos los lugares en que se ha intentado aplicar esa doctrina. El leninismo, el maoísmo, el castrismo, la experiencia camboyana, etc., son solo ligeras variantes de la práctica de Stalin. Por tanto, si hemos de juzgar al marxismo por sus propios criterios, el veredicto es inapelable.
Precisamente era este criterio de la práctica el que aplicaba el marxismo para demoler a sus adversarios, entre ellos la religión cristiana. Al parecer, el cristianismo no producía más que males en la vida real, fomentaba la explotación y justificaba la opresión de los poderosos. Todo el “misterio” de las religiones, desvelado por la ciencia de Marx, radicaría en eso. Tal enfoque volvía los ataques marxistas muy contundentes, pero hemos de observar que en gran medida eran perogrullescos. Pues una vez definida la religión como ideología justificadora de la explotación (“opio del pueblo”) los marxistas destacaban y exageraban los datos que parecían justificar tal definición, mientras negaban o quitaban importancia a los hechos que la volvían dudosa. No obstante, el método daba a la crítica marxista una fachada de solidez y coherencia, atractiva para muchos intelectuales.

2 guillermo, día 18 de Octubre de 2006 a las 14:15
Sigo, por hoy:

Hay otra razón para esa seducción intelectual que el marxismo ha retenido hasta el mismo instante en que el duro criterio de la práctica, en particular la práctica económica, hundió a los regímenes comunistas. Y es que el intelectual marxista se veía ante los demás seres humanos en la envidiable posición del naturalista que observa el comportamiento animal y puede explicarlo, cosa que al animal mismo le está vedado. De modo similar, el marxista no solo examinaba con ojo crítico la conducta y pensamiento de los “burgueses” o “pequeño burgueses”, sino que también podía explicar por qué actuaban y pensaban como lo hacían. En cambio, para los “burgueses”, sumidos en el confuso mundo de su ideología y valores, explicar su propio comportamiento les resultaba tan imposible como a los animales el suyo. El marxista podía burlarse implacablemente de las pretensiones morales con que los demás embellecían sus sórdidos intereses de clase; podría disfrutar revelando sin clemencia la “realidad” de toda la farsa, tanto más cuanto que los mismos farsantes burgueses no podían ser del todo conscientes del sentido de sus absurdos enredos “ideológicos”.
Esa actitud entraña una enorme arrogancia intelectual, y hay una extraña ironía en el hecho de que sea a los marxistas a quienes puedan aplicarse sus propios criterios con efectos más devastadores. Ellos representaban el interés de la clase obrera y han sido una maldición para los obreros reales, a quienes han privado de derechos y sometido a una tiranía aplastante. Al obrero real solo se le permitía decir amén a una sarta de consignas cuya falsedad experimentaban en una vida miserable. Miserable no solo porque la productividad del sistema socialista era muy baja, sino porque moral y psíquicamente el hombre quedaba rebajado al nivel de miembro de un rebaño.
A principios de los años 30 se realizó la colectivización en la URSS: grandiosa manifestación del “interés de clase”. Millones de campesinos, ricos, pobres y medianos, fueron exterminados por hambre, o en campos de trabajos forzados o directamente asesinados. En cuanto al hambre, ahora se sabe tras la apertura de los archivos secretos, había reservas de grano, pero el poder soviético dio orden de no repartirlo. Al mismo tiempo, millones de obreros, muchos de ellos emparentados con los campesinos exterminados, eran obligados a cerrar los ojos y fingir entusiasmo por el gran éxito histórico de la colectivización. Miles de intelectuales y escritores fueron forzados ( y aceptaron) a glorificar el gigantesco y brutal experimento en estudios, novelas, poesías y obras artísticas.
Esta lección enseña que al sustituir los valores, la vida humana se degrada (aunque para los cientifistas el término “degradación” carezca de sentido como “juicio de valor”). Pues, en efecto, para criticar las nefastas consecuencias de la colectivización los propios marxistas se habían privado del elemento básico de crítica, que serían los valores. Solo podrían analizar la utilidad de la medida en función del “interés de clase”: la colectivización, ¿reforzaba o no al poder soviético? ¿Eliminaba o no a una clase explotadora y a muchos individuos peligrosos por sus ideas “retrógradas”? ¿Adelantaba o no el éxito del socialismo? La respuesta era obviamente positiva.
El único inconveniente material sería el efecto de tal política de exterminio sobre las masas del mundo capitalista, sometidas aún al sentimentalismo de las ideas burguesas y alejadas de la reeducación que ofrecía el poder soviético a sus súbditos. Esto era un peligro, porque el mundo capitalista era fuerte y una amenaza para la URSS, y por tanto debía ser tomado en cuenta en el cálculo de utilidades del interés de clase. Pero la mente luminosa del camarada Stalin supo preverlo. Una férrea censura impediría llegar al exterior gran parte de la información. Claro que la tragedia fue de tal magnitud que su noticia, al menos a grandes rasgos, cruzó la frontera. Pero también esto estaba previsto: no solo los disciplinados partidos comunistas de todo el mundo, sino también los socialdemócratas y los intelectuales progresistas, un verdadero ejército de propaganda, sumaron sus esfuerzos para negar los hechos, presentándolos como “embustes imperialistas”. O para justificarlos, en lo que no podían ocultar, como el precio necesario a pagar por la nueva y feliz sociedad socialista; precio aumentado, en todo caso, por la resistencia, supuestamente feroz, de las “clases reaccionarias”, que obligaban al poder soviético a emplearse “enérgicamente”. Las víctimas eran las culpables, en fin.
Este episodio, entre otros muchos, nos muestra el laberinto de argucias y justificaciones en que ha caído la “ciencia marxista” enfrentada a su criterio de la práctica. Y es curioso que muchos intelectuales defendieran estas cosas sinceramente (si bien podríamos preguntarnos qué sentido tiene el término “sinceridad•, tan personal y cargado de valor, cuando se ha renunciado a toda idea de valor moral, para sustituirla por la “científica” del interés de clase).
Con esto vemos los peligros y entrevemos nebulosamente las causas de que la ciencia o la razón no hayan logrado dar cuenta de los valores (en el doble sentido de la expresión “dar cuenta”) ¿Qué conclusiones extraer? Cuando Monod dice que la ciencia destruye el sentido de los valores, no dice nada nuevo: se viene repitiendo, en tono de triunfo o de pánico, desde hace mucho tiempo. Los valores parecen escaparse al método científico, y por eso la ciencia siente cierta desazón y rechazo ante ellos, y tiende a apartarlos de su camino, lo que puede ser legítimo, o a descartarlos y negarles validez, lo que quizá no lo sea tanto. Posiblemente pase con los valores algo semejante a lo que ocurre con el arte. Muchos conocimientos sobre el arte no hacen al artista. Goya quizá tenía ideas muy poco científicas sobre la pintura, pero es muy dudoso que sus cuadros puedan ser igualados por el mejor, más racional y científico estudioso del arte. Porque el arte parece nacer de otras fuentes espirituales que el pensamiento científico, el cual nunca logrará, probablemente, producir grandes obras artísticas como se producen excelentes automóviles o se planifica un viaje espacial. Diríamos que los valores, como el arte, nacen también de otras fuentes, y que el error del cientifismo ha consistido en cegarlas y sustituirlas, más que en reconocerlas y estudiarlas.
Vamos, pues, con la angustia, con la que habíamos terminado el artículo anterior.
3 Marx, día 18 de Octubre de 2006 a las 14:16
¿El Marxismo teoría científica?

Qué tontería.
4 salamina, día 18 de Octubre de 2006 a las 14:17
Cierto, si volvemos la vista atrás, vemos que la historia de España en los últimos dos siglos ha sido el empeño en partir de cero cada poco tiempo, con un ciclo mayor cada setenta años. Algunos no aprenden de la experiencia ni se dan cuenta de que lo mejor es ir mejorando sobre lo ya conseguido.
5 vicente, día 18 de Octubre de 2006 a las 14:18
Claro que el marxismo es una teoría científica. Otra cosa es que sea acertada. La mentalidad dogmática ignora que la ciencia progresa sometiendo a crítica, revisión cientos de hipótesis y teorías, que en la mayoría de los casos resultan falsas.
6 lisandro, día 18 de Octubre de 2006 a las 14:22
La historia como colección de trolas
Pío Moa
Hace unos años, cuando unos pocos periodistas defendían la verdad y la democracia frente a la marea de corrupción y el terrorismo de estado socialistas, El País intentó por todos los medios ocultar o justificar los hechos y bautizó como "sindicato del crimen" a aquellos periodistas, a quienes tanto deben nuestras libertades, hoy nuevamente amenazadas. Señalo el hecho porque revela un criterio muy ampliamente aplicado por dicho periódico: los delincuentes, si son de izquierdas, son los buenos, y criminales quienes los denuncian. Inversión completa de valores. El criterio se aplica igualmente a la "memoria histórica", y no por casualidad las páginas de El País acogen a una abundante nómina de "historiadores"bien pagados con fondos públicos y empeñados en contarnos la historia invertida. Y deniegan, con su peculiar idea de democracia, el derecho de réplica a quienes defendemos tesis opuestas.

Un caso reciente es el artículo "Reescribir la historia", de Alberto Reig Tapia, hijo del director franquista del NODO, pero dedicado a derrotar a Franco a deshora. Y catedrático de la universidad Rovira y Virgili, para descrédito de la universidad y de la cátedra. El duro luchador Reig arremete contra las tesis "revisionistas", resumiéndolas así: "En 1934, la izquierda y los nacionalistas reventaron la convivencia democrática desencadenando la revolución social en Asturias y proclamando la independencia de Cataluña. El 18 de julio de 1936 no fue un golpe de Estado ilegal e ilegítimo que provocó una terrible Guerra Civil, sino un necesario golpe 'preventivo' de pura autodefensa que el general Franco y el resto de patriotas que le secundaron tuvieron inevitablemente que dar para salvar a España del caos e impedir su desmembración ('balcanización') y la entronización de un gulag soviético cuyos horrores hubieran dejado pálida la inevitable dureza de Franco y su 'Régimen del 18 de julio'."

Resumen algo tendencioso e inexacto, impropio no ya de un catedrático, sino de un buen aficionado a la historia: la izquierda no desató la "revolución social en Asturias", sino que el PSOE intentó imponer su dictadura en toda España; y los nacionalistas catalanes no proclamaron directamente la independencia de Cataluña, sino la abolición del régimen republicano. Y el golpe de Franco no fue "preventivo", pues el Frente Popular había destruido ya la ley y amparaba un movimiento revolucionario en extremo violento. Pero, aparte esas desvirtuaciones, lo esencial vale. Un servidor, por ejemplo, sostiene, con abundante documentación de la izquierda, que ésta intentó dinamitar en 1934 lo que la república tenía de democracia, y que en 1936, vuelta en el poder tras unas elecciones anómalas, hizo uso ilegítimo del estado para destruir la ley, desde la calle y desde el gobierno, provocando la reanudación de la guerra, en julio. Fue esa destrucción de la democracia la causante de la guerra, y no la guerra la causante de la destrucción de la democracia.

Bien, esta tesis es discutible, como todas, y uno esperaría que Reig, después de caricaturizarla, tratase de mostrar su falsedad. Pero no. Todo su "argumento" rezuma el espíritu del comisario político: "Se trata de una burda muestra del negacionismo histórico (revisionismo) que inevitablemente nos toca pasar ahora a los españoles y que otros países, como Italia, Francia o Alemania, ya pasaron en los años ochenta". Eso es todo. Él alude en especial a los llamados revisionistas alemanes que niegan el Holocausto, y no le importa insultar la memoria de las víctimas judías, equiparándolas a los partidos que en España asaltaron la legalidad republicana una y otra vez, causando gran número de muertos y destrucciones. Según esa versión, absolutamente indigna de un historiador de alguna solvencia, pues equipara situaciones totalmente disímiles, los judíos habrían actuado en Alemania como un grupo antidemocrático empeñado en liquidar violentamente las instituciones alemanas, y los nazis habrían tenido sus razones para aplastarlos. Es decir, la historia totalmente al revés, estilo "sindicato del crimen".

Después de esto apenas hace falta seguir con la concatenación de simples trolas que nuestro catedrático quiere pasar por historia. Sólo una, como muestra: "No puede argumentarse historiográficamente que el Gobierno republicano en julio de 1936 hubiera sucumbido a una ilegalidad e ilegitimidad que hiciera inevitable la ilegalidad e ilegitimidad de la oposición para defenderse. La legalidad y legitimidad del Estado republicano en 1936 es incuestionable a la luz del derecho español y del derecho comparado a pesar de los renovados intentos justificativos del revisionismo". De nuevo el comisario político que prohíbe discrepar sin ofrecer argumento alguno. Pues no, señor. Las elecciones de febrero de 1936 no habrían sido aceptables en ninguna democracia normal, empezando porque ni siquiera se publicaron sus resultados fidedignos. Y a continuación de ellas comenzó un proceso, perfectamente documentado, de arrasamiento de la Constitución, desde la calle y desde el gobierno. Sus datos son sobradamente conocidos, y puede el señor Reig probar a rebatirlos.

Aunque sospecho que el problema, en el fondo, está en otra parte. El señor Reig, y tantos como él, no están muy en desacuerdo con la oleada de incendios de iglesias, periódicos y centros políticos de la derecha, con los cientos de asesinatos en solo cinco meses, con la reorganización y el terrorismo de las milicias izquierdistas, con la invasión de la propiedad, todo ello con la permisividad del gobierno; o con la liquidación de la independencia judicial, la destitución evidentemente ilegítima del presidente de la república, la sustracción ilegal de escaños a la derecha, etc. Y ahí, creo yo, reside la causa de que resulte tan difícil entenderse. Para él todas esas acciones de las izquierdas son legítimas y democráticas. Muy bien, pero que lo diga claramente.

Ya en otro artículo sobre la recuperación de Negrín por la izquierda señalé este equívoco: para los defensores de Negrín, su inmensa corrupción, su identificación con la política de Stalin, padre de las democracias, su expolio de una inmensa cantidad de bienes del estado y de particulares, su intento de multiplicar el número de víctimas prosiguiendo una guerra perdida hasta enlazarla con la guerra mundial; todas esas cosas no son crímenes ni deméritos, sino, por el contrario, proezas demostrativas del temple "antifascista" del personaje. Ellos tienen ese criterio, en el fondo la misma inversión de valores que llevaba a El País a insultar como sindicato del crimen a los defensores de la libertad. Muy bien, insisto, cada cual tiene su criterio; pero que lo digan abiertamente, sin disimulos ni equívocos.
7 lisandro, día 18 de Octubre de 2006 a las 14:24
La importancia de un debate
17 de Octubre de 2006 - 11:54:45 - Luis del Pino
Se ha debatido mucho en el blog la conveniencia o no de criticar al PP por la forma de ejercer oposición. Quienes piensan que esas críticas no deberían realizarse aquí parten de una idea correcta: "el PP es el único partido que está haciendo algo, aunque sea tímidamente, para aclarar el 11-M y también es el único partido que se opone a la rendición del estado ante ETA". La idea es, repito, correcta: el PP es el único partido que mantiene la dignidad del Estado y que está en estos momentos aliado con la defensa de los derechos de la ciudadanía y de las víctimas. Pero, aunque correcta, es una idea incompleta.

Y es incompleta porque ignora dos hechos fundamentales. El primero de los hechos es que el PP (como cualquier otra organización) no es un conjunto monolítico de clones, sino que está compuesto por personas con distintas sensibilidades, opiniones e intereses. Dentro del PP, hay personas como Eduardo Zaplana, como Jaime Ignacio del Burgo, como Alicia Castro... que están planteando con valentía la batalla parlamentaria del 11-M. Hay personas como Daniel Sirera o muchos otros cargos públicos del PP que no tienen reparo en participar en las concentraciones de la iniciativa "11 de cada mes". Y hay personas como los militantes del PP vasco que están dando una lección inolvidable de valentía, de dignidad, de arrojo y de resistencia.

Pero también hay personas como Gallardón, que tratan de presionar para que el PP no hable del 11-M, o personas como Piqué, cuya tarea parece consistir en desactivar cualquier resto de españolismo que pudiera quedar en Cataluña. Y criticar a esas personas no es criticar al PP. De hecho, si la crítica a esas personas condujera a su desactivación dentro del partido, esa crítica sería el mejor servicio que al PP se le pudiera prestar, puesto que se neutralizaría a aquellos elementos que más desánimo introducen en el propio electorado del PP y que más fomentan, por tanto, la desmovilización de los electores del PP.

Criticar a Piqué y a Gallardón no es criticar al PP, sino tan sólo criticar a lo que de peor hay en el PP. Igual que criticar la labor de oposición del PP, por floja, no es criticar al PP, sino tratar de señalarle lo que está haciendo mal, precisamente para que lo empiece a hacer bien. El argumento que se suele dar para justificar el maricomplejismo es que "hay que atraerse al electorado de centro". Ese argumento es una falacia. El PP no necesita que ningún electorado de centro le de la victoria: al PP le basta con conservar su electorado movilizado y conseguir, con una oposición feroz, que ese electorado que dio la victoria a Zapatero gracias a las 10 bombas del 11-M vuelva a refugiarse en la abstención. Y la manera de conseguir eso es presentar claramente el desastre en que Zapatero está sumiendo a un país que hace menos de tres años estaba en el pelotón de cabeza de las naciones. Cualquier intento de vestir la crítica con colores amables a lo único que conduce es a que la situación parezca menos grave de lo que es. ¿Cómo se va a desmovilizar al electorado del PSOE si lo que se hace continuamente es quitar hierro a la crisis?

Pero hay un segundo hecho, mucho más importante, que están pasando por alto quienes piensan que no es positivo criticar la falta de contundencia del PP en la oposición. Y ese hecho es que, en estos momentos, las presiones al PP están siendo brutales desde el otro lado de la mesa. Presiones de todo tipo, que llegan incluso a la amenaza más descarnada, con exhibición de dossieres, aunque sean falsos. Los "avisos" que se le mandan en público al PP desde las páginas de El País o el ABC para que no entren en el tema del 11-M no son nada comparados con lo que se dice por debajo de la mesa, en los pasillos o en los despachos. Y tanto Rajoy como su equipo son seres humanos y no son, por tanto, inmunes a las presiones. Y Rajoy tiene, además, el enemigo en casa, dentro de su propio equipo, ya que hay personas en él que actúan como valedores intelectuales de quienes ejercen sobre el PP esa presión. Si no se contrarresta esa presión con otra de igual o superior intensidad, inevitablemente Rajoy escorará hacia el pacto con quienes quieren tapar el 11-M. Así pues, no sólo es que aguijonear al PP sea positivo: es que resulta absolutamente imprescindible.

Durante mucho tiempo, el Gobierno y sus adláteres se refugiaron en la estrategia del silencio ante las informaciones periodísticas sobre el 11-M que se iban desgranando, en un intento vano de hacer que la sociedad olvidara los atentados y que las víctimas quedaran acalladas. Pero esa estrategia ha fracasado. Y, como no se pueden contrarrestar las informaciones por el procedimiento de desacreditarlas, porque lo que hemos ido publicando son datos puros y duros que demuestran documentalmente cómo se mintió desde el principio a los españoles, el PSOE ha puesto en marcha la única estrategia que le queda: la presión bajo la mesa a todos aquellos que pudieran contribuir a que la verdad del 11-M se esclarezca. Incluido el PP.

Resulta imprescindible, por tanto, alinearse de manera activa con aquellos sectores del PP (que son la inmensa mayoría) que sí están dispuestos a luchar con todas sus fuerzas. Y resulta imprescindible colaborar activamente a desactivar a quienes quieren, desde dentro, neutralizar al PP. Y resulta imprescindible mandar un mensaje inequívoco a quienes están presionando a Rajoy desde el otro lado de la mesa: vuestros esfuerzos están condenados al fracaso.

Así pues, debatir sin apasionamientos acerca de cuál debe ser la labor del PP en el terreno de la lucha por la verdad o sobre el papel que juegan determinadas personas del PP tiene mucho más que ver con el 11-M de lo que cabe imaginar. Entre otras cosas, porque sin una movilización total del PP en este terreno, la búsqueda de la verdad será mucho más dura.

Por cierto, les recomiendo que estén atentos a sus pantallas. Tal como desea una inmensísima mayoría de españoles, la investigación sobre el 11-M continúa.

8 visitante, día 18 de Octubre de 2006 a las 14:25
"Tal como desea una inmensísima mayoría de españoles, la investigación sobre el 11-M continúa".

Y aunque no lo desearan más que cuatro gatos, si la cosa tiene sustancia, claro. Que la tiene. Cuatro gatos buscando la verdad pueden arruinar la mentira de miles.
9 LUIS MARIA GARCIA LABRADOR, día 18 de Octubre de 2006 a las 14:28
PRESAGIO GRAVES PELIGROS / QUE COMO OLAS SE ACERCAN

Hay síntomas preocupantes
que a poquísimos inquietan
pero indican que Rodríguez
no quiere soltar la mesa
que en la Moncloa entre todos
le tenemos siempre puesta;
ni dejar su anual visita
en verano a la Mareta;
continuará yendo a Londres
con su mujer y su suegra
y a los grandes almacenes
más famosos de Inglaterra;
irá a escuchar a su esposa
cuando cante con orquesta;
por una fotografía
dará peñones y tierras,
y todo cuanto le pidan
por un titular de prensa,
o cualquier otro capricho
por muy pueril que el tal sea,
porque del puesto que ocupa
solo eso le interesa
y antes de abandonarlo
hará cualquier jugarreta.

Si gana las elecciones
continuará, sin problemas,
mangoneando a su antojo
entre perfidias y tretas.
Si las pierdes, es posible
que arme la marimorena,
pues preparando está el campo
para la gran zapatiesta:
de quien no le hace mimos
dice que es “derecha extrema”;
se une a los nacionalistas,
está con la extrema izquierda,
se ha autoteñido de rojo,
utópico por más señas;
quiere un poder de los jueces
dispuesto a darle tutela;
del cuarto poder que dicen,
refiriéndose a la prensa,
tiene siempre de su parte
a una mayoría ciega,
que disimula sus fallos
y engalana sus simplezas.

De la Guerra Civil quiere
que el resultado se vuelva,
que otra oportunidad haya,
que haya una segunda vuelta,
que ganen los que perdieron,
que los que ganaron pierdan.
¿Aceptará de las urnas
el resultado que venga?
no se escandalice nadie
no sería vez primera
que la izquierda no aceptara
tal triunfo de la derecha;
ya pasó en el treinta y cuatro
fue una revolución cruenta
que la primera batalla,
de la rediviva guerra,
según los historiadores
en sus trabajos nos cuentan.
Ignoro con qué intenciones
tiene una cohorte dispuesta
de selectos pretorianos
con las armas más modernas.

Si sumamos veinte y veinte
siempre nos salen cuarenta;
basta con saber sumar,
no hace falta ser profeta.

Mientras tanto, como siempre,
el P.P. duerme la siesta
¿Cuándo aprenderá el P.P.
con quien se juega las perras?


10 visitante, día 18 de Octubre de 2006 a las 14:28
Científico quiere decir que las hipótesis son falsables, o criticables mediante experimentos o la experiencia. Elmarxismo tiene eso, que dificulta la crítica porque declara toda crítica "burguesa". Pero aunque la dificulta, no la impide, salvo en los regímenes comunistas, claro. Y ha resultado que el marxismo es una deoría falsa, a pesar de sus apariencias.
11 visitante, cuatro gatos tu lo has dicho. pero cuatro gatos/antonio, día 18 de Octubre de 2006 a las 14:32
que se estan poniendo como cuatro cerdos, bien cebados. hay dios mio, como se os ve el plumero, como despues de tanta tinta y tanta saliva, al final la cosa resulte tal como ya se sabia, malo muy malo se os va a poner el negocio.
12 hidalgo, día 18 de Octubre de 2006 a las 14:34
Ciertamente navegamos entre la Scilla de los hampones que están destruyendo el país y la Caribdis de los que piensan en el borrón y cuenta nueva.
13 laverdad..., día 18 de Octubre de 2006 a las 14:35
"No hay pruebas ni las habrá"
"El sindicato del crimen"
"La alianza de los héroes de la cal viva con los del tiro en la nuca"
14 Pro-pio, día 18 de Octubre de 2006 a las 14:36
De oureligionisfreedom.com:


Entre quienes creemos que el Psoe de ZP se ha aliado con la ETA y demás nazis para abrir un proceso constituyente- segunda transición, le llaman- se plantea cierta polémica en torno a a si la solución es defender la constitución -formalmente- vigente, la del 78, o considerarla irremediablemente fenecida.
El PP y analistas como Pío Moa se inclinan por lo primero. Su punto de partida político es la defensa de la Const.78, a la que atribuyen virtudes esotéricas de consenso y concordia. Yo creo que es un error estratégico monumental:

-Ha sido la defectuosa distribución del poder político en la constitución la que nos ha llevado a este punto de no retorno. La distribución territorial del poder en múltiples entes intermedios - Ayuntamientos, Diputaciones, Comunidades Autónomas, Estado,...Unión Europea- crea enorme confusión, castas de burócratas poderosísimos e incontrolados y clientelismo y corrupción por doquier.

-El control de legalidad de los actos ejecutivos por los tribunales de justicia, y en especial por el Tribunal Costitucional ha sido absolutamente contraproducente. No se protege la constitución, sino a los que la atacan. Estamos en la República de Weimar. La intoxicación política sobre el poder judicial es escandalosa, fruto de la defectuosa configuración del mismo en la constitución.

-La propia constitución, que pudo tener coyunturales virtudes tácticas para salir del atolladero de la transición, lleva en su seno la semilla de la destrucción de la Nación: si las CCAA fueron resultado de una transacción con los nacionalistas para integrarlos al sistema, el incumplimiento por su parte anula todo el contrato. Hay que volver a empezar, recuperar lo que se perdió, y dar por finiquitadas las CCAA. Mantenerlas a pesar de la deslealtad de estos nazis es tanto como garantizarles un mínimo consolidado de subsistencia. Creen que no tienen por qué cumplir con la contraprestación que prometieron, pues lo que recibieron en cambio está garantizado. Ellos estiran la cuerda, y en el peor de los casos se quedan como están. Hay que sacarles del error: si ellos no cumplen, nosotros tampoco. Sinalagma genético.

-La constitución, como ley fundamental, no es neutral; es fascistoide y filoprogre; Eso del "Estado Social" - ¿que es eso?-, del reconocimiento de derechos pero no de deberes, de memeces demagógicas como el derecho a la vivienda (art.47), protección de los consumidores (51), o la degradación de la propiedad como derecho (33 de la constitución frente al 349 del Código civil, que sólo admite expropiación previa indemnización, a diferncia de la carta magna) son ejemplos de ello. La libertad sólo se menciona incidentalmente, y siempre rebajada con el intervencionismo estatal, por ejemplo, en el art.38, o en el 122.

-La constitución ha perdido el halo mágico de la "autoritas", y conserva escaso poder, se impone poco, apenas goza de su "potestas". Se ha comprobado que esta constitución lo aguanta todo, lo que se traduce en que en realidad no significa nada. No es ley, pues cada cual puede prescindir de ella o interpretarla a su manera. Ya no es un "mandato revestido de sanción". Si los Estatutos como el catalán son constitucionales, es evidente que la const. está mal hecha, y el PP, aún antes de oir al corrompido tribunal constitucional, debería advertirlo. Ya que se ha abierto el proceso constituyente, hay que ir a calzón quitado. Pretender resucitar lo que ha muerto es patético e imposible.

Hay que tomar la iniciativa. Ir a remolque de los enemigos de la nación es una cobardía inútil, una muestra de pensamiento débil. "¿ No os gusta este texto? Proponemos el que a nosotros nos gusta, y que los españoles voten. Vais a echar de menos lo que ya teníais, y quizás a fuerza de perder lo ganado aprendereis algo de la prudencia y de la lealtad a la palabra dada."
Pero claro, el valor y la dignidad intelectual son fachas. Lo triste es que esta demagógica mentira de los fachirrojos se la creen ya hasta los del PP.

Agradecería vuestras aportaciones a este asunto: ¿Defendemos la Constitución o vamos a por otra? ¿Transacción- enésima- o ruptura? Yo creo que ésto ya no aguanta más. Mejor abrir las ventanas y que el aire entre.
15 Einstein, día 18 de Octubre de 2006 a las 14:36

5 vicente dijo el día 18 de Octubre de 2006 a las 14:18:

Claro que el marxismo es una teoría científica.

_________________________________________

Sí, claro. Y el Islam también es Ciencia,...

Vamos a ver: La Ciencia es conocimiento, y solo conocimiento. En Ciencia está todo sometido a duda y revisión. Cuando llega alguien con algo inamovible (Islam, Marxismo,...) ya no es Ciencia; es Arbitrio. ARBITRIO.

La Ciencia busca el conocimiento per sé. Cuando a la Ciencia le intentamos sacar aplicaciones, para hacer más fácil la vida del Hombre, por ejemplo, ya no es Ciencia. Puede ser Técnica (Ingenieros, Arquitectos, Médicos,...).

Pero insisto, la Ciencia persigue el conocimiento. Algo cuyo fin es manipular a los demás, y lograr el Poder, no es Ciencia, sino otra cosa.

¿Donde está la Ciencia en los atentados del 11-m? Y es claro que a quien benefician (y quienes lo hicieron) son los marxistas.
16 dolores , día 18 de Octubre de 2006 a las 14:37
http://www.diariodesevilla.es/diariodesevilla/arti...

http://www.egmaiquez.blogspot.com

LO MISMO DE JUANA QUE SU HERMANA

QUE la Fiscalía, a las órdenes del Gobierno, haya pasado de pedir 96 a 6 años de cárcel para el etarra De Juana Chaos, parece un caos. En realidad, entra dentro del orden de las cosas que Zapatero ceda ante una huelga de hambre meliflua (meliflua, porque el terrorista tomaba miel entre sándwich y sándwich). Un hipotético desenlace fatal para el asesino podría haber provocado que el llamado proceso quedara sin desenlace. Y el fin justifica los miedos: así que se cambia el criterio, como si diesen igual casi cien años que casi ninguno. Da lo mismo De Juana que su hermana.

De Juana ha asesinado a 25 personas, se ha felicitado por las caras desencajadas de los familiares de los Jiménez Becerril en el funeral y no ha manifestado ni arrepentimiento ni voluntad de dejar de atentar. Sin embargo, basta que haya amagado con matarse a sí mismo (por variar) para que Zapatero deje al Derecho con un palmo de narices y a los ciudadanos en una huelga forzosa de hambre y sed de justicia. Al presidente, con tal de tener una "Oh paz" que llevarse a la boca en los próximos mítines del Partido, parece que le son indiferentes 96 años o 6; la autodeterminación, la indeterminación o la terminación; que Batasuna condene el terrorismo o no; que el modelo irlandés, que el Quebec, que el Cantón de Cartagena o que el sol por Antequera.

Esta celeridad presidencial para dar su elástico brazo a torcer es un problema que va aún más allá de la política antiterrorista. Con tanto bandazo, se transmite a la sociedad que manda la banda, que la violencia compensa y que los poderes públicos están acobardados. Con esa percepción, no acabaremos con el terrorismo, ni tampoco con la violencia en las aulas, el vandalismo en las calles, las amenazas de los antisistema (que han conseguido que se cancele en Barcelona una cumbre de la UE), los asaltos a los políticos de la oposición, como en Martorell o en Granada, o la violencia de género. El único remedio contra esas actitudes es homeopático: la fuerza, pero de la ley, que es la verdadera garantía de la libertad de todos.

En las bromas con los apellidos conviene ser muy cuidadoso, y más yo, que lo tengo casi nobelero (con "b" de Nobel); pero tampoco hay que dar pie. Por ejemplo, yo no debo escribir un libro titulado "Cien años de saciedad" por muy harto que empiece a estar de todo. Y aunque sólo fuese por lo mismo, Zapatero no debería ser tan remendón. No valen lo mismo para un roto que para un descosido ni su talante ni la cesión continua. A la paz no se llega como sea, porque el roto puede ser el Estado de Derecho y el descosido la convivencia entre españoles.
17 Salóvief, día 18 de Octubre de 2006 a las 14:44
El Islam no es ciencia ni pretende serlo. Es una fe. El marxismo se presenta como ciencia, es una hipótesis científica. El resultado de su contraste con la realidad ha demostrado que es falso. Como la hipótesis científica del éter se ha demostrado falsa o innecesaria, y tantas otras. Pero son hipótesis planteadas en el terreno de la ciencia.
La fe religiosa no se plantea siquiera en el terreno de la ciencia. Son dos cosas distintas, no necesariamente incompatibles, pero distintas.
18 dobra, día 18 de Octubre de 2006 a las 14:46
Opinión de La Vanguardia Pedro Schwartz 11 x 06

El presidente Mona Lisa

E
l Gobierno español se encuentra sumido en el desconcierto y la contradicción sin que por ello se borre ni por un momento la misteriosa sonrisa que adorna la cara del presidente Zapatero. En realidad, España tiene dos Gobiernos: el que se ocupa de la economía y el que se enfrenta con el resto de los asuntos políticos y sociales. La gestión de la economía es la típica de un partido social-demócrata moderno: correcta gestión de la coyuntura mientras se ponen las semillas de un deterioro a largo plazo. La política exterior, la inmigración ilegal, la educación pública, la organización del Estado, la lucha contra el terrorismo, las lleva el señor Zapatero con mano incierta hacia aguas tormentosas; y en la medida en que el presidente se atreve a intervenir en cuestiones económicas, como la organización del sector eléctrico, acaba quedando en ridículo.
La producción nacional, medida por el valor que añaden los distintos sectores de la economía, también llamado PIB, está creciendo al 3,1 por ciento, una velocidad que no se había dado desde el año 2001. El déficit de la balanza comercial, tan preocupadamente abultado, se ha reducido un poco. El turismo sigue fuerte. La actividad inmobiliaria y las compras de los consumidores parecen estar moderando su expansión, que en los últimos años parecía excesiva. La inversión en bienes de equipo aumenta nada menos que a una tasa del 9 por ciento anual y la producción industrial ha vuelto a despertar. ¡Incluso el empleo continua su crecimiento, aunque sea sobre todo en construcción! Si comparamos sonrisas, mientras la del presidente es vacua e incompresible, la del vicepresidente de economía, Pedro Solbes, me recuerda la del gato de angora que acaba de comerse la nata del postre.
Animado por la coyuntura y por lo saneado de las cuentas públicas, el ministro Solbes, sin embargo, ha presentado un Presupuesto para el año 2007 en busca de votos populares. Cierto es que el año próximo será el tercer año de superávit en las cuentas generales de las Administraciones Públicas, incluida la Seguridad Social. ¡Hasta se prevé que el Estado ingrese más de lo que gasta! El resto se lo imaginan: aumento de emolumentos de los funcionarios; más efectivos y mejoras salariales en Justicia y Policía; expansión de obras públicas, sobre todo en la Autonomías, sobre todo en Cataluña; y crecimiento del gasto social en más de un 8%, cuando el PIB crece al 3 y pico. Visto en su totalidad, lo más notable es que esos gastos sociales suponen un 50,5 por ciento del Presupuesto consolidado. La creación de un cuarto pilar de la Seguridad Social para mejorar la atención a personas discapacitadas en realidad creo que llega tarde, porque debería haber pasado mucho antes que otras atenciones, como las dedicadas a parados “full”, a dar sanidad gratuita cuando un parte deberíamos pagarla los pacientes, y a pensiones hueras de ahorro personal. Si fuera un ministro liberal-conservador, Solbes reduciría los impuestos mucho más de lo que hace e impondría una reforma laboral profunda, aprovechando la bonanza económica. Pero... son socialistas después de todo.
Sobre la política energética de Zapatero y de su inefable ex ministro de Industria, señor Montilla. Solbes ha tenido unas palabras reveladoras: dice que en su intervención para detener la compra de la eléctrica ENDESA por lo alemanes el Gobierno merece una nota de aprobado justito: suspenso y más que suspenso – y Zapatero venga a sonreír.
A partir de aquí entramos en el área “tsunami”. El Ministro de Asuntos Exteriores no tiene a su haber más que el acuerdo para abrir el aeropuerto de Gibraltar al tráfico aéreo español. Sus amistades son dignas de la sala de horrores del Museo de Cera: Evo Morales, Hugo Chaves, Néstor Kirchner, incluso el comandante Castro le gustan más que el sulfuroso demonio de George Bush. En Europa poco nos han agradecido la aprobación del malhadado proyecto de Constitución europea.
La cuantía de la inmigración ilegal preocupa a los españoles. Especialmente irritante es el trato preferencial que reciben los servicios de salud y en los colegios públicos. Hay algunos centros de enseñanza en los que la proporción de extranjeros desconocedores de nuestras lenguas hace casi imposible un funcionamiento normal. Si a eso se añade el comportamiento incivil de ciertos adolescentes retenidos a la fuerza en los Institutos, y el hundimiento de los niveles culturales de la educación, se comprende el desánimo de profesores que se sienten impotentes o despreciados.
En materia constitucional destaca la incapacidad del Gobierno de encauzar el deseo de los catalanes de gobernarse mejor y de conseguir mayores y mejores inversiones públicas: el nuevo Estatuto de Cataluña ha recibido escaso apoyo local y es visto en el resto de España con inquietud, como una reforma de la Constitución por la puerta de atrás. Donde más inepto se está mostrando el presidente del Gobierno es en el intento de conseguir que los terroristas vascos depongan las armas y encaucen su acción por vías políticas legales. No cabe en cabeza humana sentarse a la mesa de póquer con unos bandidos y enseñarles las cartas. Pero, ¿de qué se ríe el presidente?
19 Resumen de Prensa, día 18 de Octubre de 2006 a las 14:47
(leído ahora mismo en Libertad Digital)

LA MUJER DE CAROD ROVIRA A LA VANGUARDIA

"Los hijos de pu-ta del PP no harán que coja una depresión porque no me da la gana"
Dentro del especial que cada día dedica La Vanguardia a las elecciones catalanas, este miércoles incluye una entrevista a Teresa Comas, la mujer de Carod Rovira. En el perfil que presenta la periodista ya avanza que es "de mal disimular". Entre las expresiones que deja, una insultante contra los populares. Explica que cuando trascendió la reunión de su marido con ETA en Perpiñan, "la reacción general fue un daño moral muy grave" pero entonces se dijo: "Los hijos de pu-ta del PP no harán que coja una depresión porque no me da la gana".

______________________________________

¿”Hijos de pu-ta”, dice la señora?

Se equivoca, NO SOMOS HIJOS SUYOS.


20 Einstein, día 18 de Octubre de 2006 a las 14:54

Te equivocas.

El Islam, no es solo una fe. También es una Constitución que regula todas las facetas de la vida (la charia). Y además es lo único que hay que conocer y leer, todo lo demás oabra.

La Ciencia es la búsqueda del conocimiento. La búsqueda de la adecuación entre nuestros conceptos y la realidad objetiva.

El Marxismo no es Ciencia, es ARBITRIO. Su hijo el Nacionalsocialismo, tampoco es Ciencia, es ARBITRIO.

Llamar Ciencia a algo que persigue (y lo ha hecho) asesinar a muchos millones de personas, sacrificadas al dios Lenin, al dios Stalin, al dios Fidel Castro,...

Ciencia es la Matemática, la Física, la Historia (al menos como la entiende Pio Moa)...

Le han dado a Carrillo el Doctorado por sus aplicaciones de la "ciencia" del marxismo? ¿Quizás por sus experimentos de Paracuellos?
21 visitante, día 18 de Octubre de 2006 a las 14:55
¿De dónde saldrá tanto político hampón como hay en este país?
22 esperteyu, día 18 de Octubre de 2006 a las 14:57
Muy bueno dolores
Digo yo que por qué no respetan el que un cobarde asesino deje de comer. Ojalá hicieran todos lo mismo
Sus víctimas no han vuelto a probar bocado

11M entira

QUEREMOS SABER ruGALcaba
23 Tetrapléjico Gallego eutanasiado, día 18 de Octubre de 2006 a las 15:01

El Tetrapléjico Gallego eutanasiado pide igualdad para todos. Si a él le dejaron morir, ¿por qué se impide la muerte voluntaria de uno que quiere hacerlo mediante huelga de hambre?. Al fí y al cabo, a mí me tuvieron que ayudar mediante el cianuro. Al etarra no le hacía falta ayuda. Se ha vulnerado la libertad del etarra a elegir el modo y el momento de su muerte. Se han vulnerado sus más elementales derechos a la Libertad.

Zapatero, eres un Dictador, un Tirano.

Muerte con dignidad para los etarras que la deseen.
24 esperteyu, día 18 de Octubre de 2006 a las 15:06
zETAp,
Te valía más preocuparte de que la tísica de De la Vogue coma algo más, se está quedando seca, parece cecina
Tan poca carne para un abrigo de 1 millón de las antiguas pesetas ¡QUE VERGÜENZA!!
25 Camarero, día 18 de Octubre de 2006 a las 15:06

van veen, me temo has vuelto a beber. No se dice "Van veen", se dice Heinecken
26 hispana, día 18 de Octubre de 2006 a las 15:09
no sabia si contestar o no pero no puedo callarme:
la primera pregunta que formulas ,me imagino que te refieres a los asesinos de eta ,los asesinos no son un movimiento de liberacion,son simplemente asesinos y que yo sepa nadie tiene a vascongadas atada como para necesitar que la liberen.
ahora te contesto:se intento la negociacion,no la rendicion de un pais entero a unos asesinos, son cosas muy distintas.
hablar catalan en la intimidad me parece bien ,lo que no parece bien es que por ejemplo en unas olimpiadas,el primer dialecto hablado para todo el mundo sea el catalan,eso es vergonzoso.y no te digo ya lo que estamos sufriendo los españoles con esa maldita lengua.
sigo mas tarde contestando ,ahora tengo que hacer cosas.
27 A.T.S., día 18 de Octubre de 2006 a las 15:09
erperteyu:

A tu reciente observación sobre la Momia (Escuerzo ella), te he de manisfestar que padecer la infección por el VIH tiene sus costes. Mírale la cara a la interfecta.
28 JBR, día 18 de Octubre de 2006 a las 15:10
"""Sombra dijo el día 18 de Octubre de 2006 a las 13:16:
Fundamentalmente, el odio que se tenían las dos Españas..."""



El que tenga tiempo y le interese; si se dedica a leer la historia de cualquier país del mundo verá que inexorablemente hay algo en las sociedades parecido a lo que los biológos llaman división celular. Habría que ver si el sistema de partidos (dos) no contribuye a ello.
De cualquier manera reconociendo el carácter bélico como parte inevitable del ser humano, por lo menos habría que establecer algún código de guerra, que hiciera a la guerra más humana (chocante guerra-humana).
Para eso debe haber sido una equivocación el que se haya suprimido el servicio militar obligatorio, donde dentro de todo se enseñaba una cierta caballerosidad. La prueba es que las matanzas diabólicas de las que se habló ayer no se daban en los frentes, donde cada uno tenía un arma entre las manos mientras la podía sostener y tener conciencia de lo que pasaba. Ojalá no sea verdad lo que todos sabemos (Machado) que no pensó el el 11M.
29 valdeval, día 18 de Octubre de 2006 a las 15:14
¿Así que los del PP son hijos de la mujer de Carod Rovira? Primera noticia.
30 esperteyu, día 18 de Octubre de 2006 a las 15:15
No sufras hispana
Estas navidades brinda con sidra el gaitero, o cava murciano
No es por boicotear, es para que el IVA que pagamos vaya solidariamente a todos los españoles
Esto hace mucha pupa
Yo en los supermercados me preocupo de mirar siempre a dónde no quiero que vaya a parar mi IVA
Algunas multinacionales ya están perdiendo mucho dinero. Mira, pues que se planteen cambiar su sede

CADA UNO RECOJE LO QUE SIEMBRA
31 proHispana, día 18 de Octubre de 2006 a las 15:15
Hispana:

Te pido disculpas por anticipado.

1.- No intentes dialogar con las paredes. No te molestes en contestar las estupideces de quienes padecen parálisis cerebral (y creo estás cayendo en ese error). Como son de Cafarnaum (Israel), pues que les arreglen allí.

2.- Los signos de puntuación (punto, coma, punto y coma,...) deben ir pegados a las palabras a las que siguen, sin espacios en blanco intermedios. Luego, tras las coma, el punto, el punto y coma,... sí debes dejar un espacio en blanco.

3.- Procura esponjar algo los textos, dejando líneas en blanco entre párrafos. Se mejora, y mucho, la lectura. Es lástima que con las ideas tab claras y magníficas que tienes, no te queden estéticas y eficaces.

Un saludo.

32 proHispana, día 18 de Octubre de 2006 a las 15:20
Hispana:

Cuando vas por una calle, y desde una fica, algún perro te ladra insistentemente, ¿le contestas? ¿No? pues con los truhanes de la Canallería, debes actuar exactamente igual.

Ladran, luego cabalgamos.

33 Artigas , día 18 de Octubre de 2006 a las 15:23
Puesto en el blog de Arcadi, por "Salgueiro". Divertido:

Damnificados del franquismo
Pío Moa

Aunque nunca he visto la serie de televisión Cuéntame como pasó, quedo informado de ella por unas concisas palabras del actor Emilio Gutiérrez Caba: “Cuéntame comete un acto delictivo, pues esconde los horrores de la dictadura”. Ya está todo claro.

Por suerte, en aquella dictadura horrorosa hubo personas que no se sometieron, y que alentaron la esperanza de los demás y les dieron ejemplo, sin reparar en peligros y sacrificios por escalofriantes que fueran. Gutiérrez Caba mismo fue castigado ferozmente por su lucidez y rebeldía, obligado al tormento de protagonizar obras de teatro en televisión, condenado a hacer cine, a una popularidad obscena y vejatoria, y, última humillación y escarnio, forzado a aceptar premios artísticos y a cobrar sumas cuantiosas por su trabajo, aparte de otras mil afrentas, miserias y brutalidades cotidianas inventadas por la mente retorcida de sus verdugos para hacerle la vida imposible. Nadie entenderá cómo logró sobrevivir a tamañas atrocidades si olvida la altísima dosis de idealismo y fe en un porvenir menos espantoso que caracterizaron al célebre actor, si olvida que sólo gracias a su indomable espíritu puede hoy deleitarnos con su arte e ilustrarnos con su clarificación del pasado.

Me trae esto a la memoria unas palabras de Fernando Fernán Gómez explicando la violencia anarquista como pura defensa propia, porque los policías, informó, “a quienes buscan, descubren, persiguen y atacan con tenacidad y furia, más que a los delincuentes, es a aquellos ciudadanos que no piensan ni dicen lo que les han ordenado sus amos, los jefes de la policía, los inventores de las leyes, los dueños de la tierra y el dinero”. Fernán Gómez, por ser fiel a sus ideas y no doblegarse jamás a pensar ni decir lo que ordenan los amos, los dueños y los inventores de esas cosas, hubo de sufrir la salvaje vesania del dictador, y luego incontables ultrajes bajo la falsa democracia actual, salida de aquella dictadura. Baste señalar que sus torturas superaron incluso las padecidas por Gutiérrez Caba. Ante tan heroico sacrificio, sólo nos queda inclinarnos respetuosamente, con el sombrero o la gorra en la mano.

No debe ocultarse, ni siquiera por modestia, que el ejemplo de entereza dado por los Fernán Gómez, Gutiérrez Caba y tantos más, fue el factor moral decisivo que permitió a la gente común aguantar, así fuera en silencio, y superar aquellos ominosos y desdichados tiempos, cuando la dictadura sentenciaba al pueblo a aumentos insoportablemente rápidos de su nivel de consumo, mediante los cuales trataba de hundirlo en el vicio, la degradación y la explotación capitalista; cuando extendía frenéticamente la enseñanza superior y no superior, y, para hacer más intolerable tanta miseria y oscuridad, machacaba a los españoles con un aumento de sus expectativas de vida que, en toda Europa, sólo quedaban por debajo de las de Suecia: ¡imponía a las masas una vida interminable de penuria y aflicción!

No contenta con ello, la dictadura cultivaba el llamado aperturismo y permitía unas mínimas libertades políticas, en lugar de suprimirlas por completo, como ocurría en Cuba, la URSS, China y otros regímenes que la oposición veía, muy atinadamente, como la meta y objetivo deseables para España, eliminando las podridas, inútiles y burguesas libertades formales. Las limitadas libertades del franquismo, naturalmente, hacían aun más insufrible la situación del pueblo.

Tiene razón Gutiérrez Caba: quienes esconden estas cosas cometen actos delictivos, y por tanto debieran dar con sus huesos en la cárcel o, al menos, ser seriamente perseguidos por alguno de los “jueces para la democracia”.

Me han contado, y lo creo, que próximamente las Cortes ofrecerán un espectáculo público y televisado: numerosos políticos e intelectuales, cuyos padres eran mandamases o colaboradores más o menos prominentes en los horrores de la dictadura (desde Arzallus a Cebrián, pasando por Alfonso Guerra, y casi todos los que ustedes quieran ) llevarán al hemiciclo figuras de paja representando a sus progenitores, a las que azotarán sin piedad como acto de purificación, para luego flagelarse moderadamente ellos mismos y borrar así los últimos estigmas de franquismo que pudieran quedarles por vía genética o similar. A continuación entonarán cánticos y recitarán poesías de Alberti y otros vates, en honor de la Pasionaria, de Sabino Arana, de Negrín, Fidel Castro, etc., ante grandes fotografías de estos próceres, inspiradores de la auténtica democracia y el progreso.

En fin, a la Unión Soviética se la llamó el país de la Gran Mentira. Aquí no llega la cosa a la enormidad de la URSS, pero va camino de alcanzarla. Por ahora, esta gente está convirtiendo a España en el país de la Considerable Mentira. O de la Trola Rampante, si lo prefieren.
34 Camarero, día 18 de Octubre de 2006 a las 15:23


van veen, prueba Budweisser, es bastante mejor que heinecken. Lacera menos el hígado (y las neuronas, quien conserve).


35 proHispana, día 18 de Octubre de 2006 a las 15:29

Curioso, curioso:

Según un estudio minucioso de la UNESCO, de hace unos cinco años, antes de 50 años habrán desaparecido más del 85% de las lenguas que se hablan en la actualidad.

¿Qué lenguas serán esas? ¿A cuales les tocará?

Ja, ja, ja,...

Curioso, curioso:
36 drull, día 18 de Octubre de 2006 a las 15:29
22 ¿Movimiento de liberación vasco?.
¿fascio?.

¿es que hay que contestar más?
Salud !
37 drull, día 18 de Octubre de 2006 a las 15:35
"no siento mas por mi patria de lo que siento por los individuos que me gustan, ninguna patria vale una gota de sangre del mas estupido de los mortales."

Querido amigo yo si daría una gota de mi sangre por la gente que me gusta, esa es la diferencia.
38 proHispana, día 18 de Octubre de 2006 a las 15:36

Curioso, curioso:

Según un estudio minucioso de la UNESCO, de hace unos cinco años, antes de 50 años habrán desaparecido más del 85% de las lenguas que se hablan en la actualidad.

¿Desaparecerá el inglés? ¿será el francés? ¿quizás sea el chino? ¿o el español? ¿o serán más bien esas lenguas atávicas, minoritarias, y poco flexibles, que no se adaptan a los nuevos tiempos?

A ver, a ver,... por aquí veo una Lengua que sirve para manejar caballerías, bueyes, y similares:

¡So, Uáaaa! ¡Arreeeee! ¡Hos-tias, co-ño, jo-der, hos-tias, jo-der! ¡Tras mula, tras!

¿Quiénes son los más famosos arrieros de por aquí? Aquellos que de 7 palabras, 5 son palabrotas. A ver, a ver,... Pueblo atávico semita, de tipo ibero, con lenguaje de origen común con tribus saharianas... ¿quien habla así, como con acémilas?.

¿Qué lenguas serán esas? ¿A cuales les tocará?

Ja, ja, ja,...

Curioso, curioso...

39 QRM, día 18 de Octubre de 2006 a las 15:37
pro-pio,#14

Muchas gracias por la cita de nuestro blog.

A lo dicho añado que los argumentos de Moa a favor de la constitución me parecen flojos. Con ella no se consiguió consenso, pues una parte considerable de los que decían defenderla en realidad querían burlarla, y la consideraron un medio para otras metas. Eso en derecho se llama reserva mental, y ahí estaban desde luego los nacionalistas, pero también la izquierda. Unos quieren la independencia, los otros una república masónica resucitada. Así que de consenso nada de nada. Recordemos el carácter dialéctico y sinalagmático de todo pacto. Si formalmente se alcanzó un consenso fue porque una parte, la leal, creía que la otra aceptaba unas reglas de juego. Si era mentira, entonces nunco hubo consenso.
El argumento de que es la más democrática de la historia es tambien flojocho. Sólo desacredita nuestra poco liberal historia, pero no que esta constitución cumpla los estándares mínimos de democracia que se necesitan hoy. Como todo argumento comparativo, sencillamente hay que ponderar los términos de la comparación.

Claro que la crisis deriva de que muchos españoles no quieren cumplirla. Pero el que la ley suprema que es la constitución pueda ser incumplidad demuestra su imperfección: ni se impone por las buenas ni articula un aparato del estado que la imponga por la fuerza.

En fin, la crisis de España no es de la Nación, sino del Estado, de la construcción política que emanó de la nefasta constitución del 78.
40 van veen, día 18 de Octubre de 2006 a las 15:40
Prohispana, soy malagueño. Va tambien por ti esperteyu, te recomiendo nuestros espetitos y vino de los montes antes que cava murciano, salvo que lo quieras tomar por nacionalismo murciano, que en ese caso, como si te operas de fimosis, alla tu.

Y para ti Prohispana, pasate por Torremolinos o Fuengirola cuando te salga del moño, ahi veras donde se pone en peligro el idioma. Y no solo el idioma, tambien la integridad de este pais que quereis tanto y que convertireis en un erial.

Sabias que hay urbanizaciones de la Costa del Sol donde un español no puede comprar un chalet bajo riesgo de presiones inaceptables?

Y bares donde no saben ni servirte una cerveza en mi español -que no es el vuestro, el mio no lo utilizo para agredir.

Y los culpables son ingleses en gran parte -tambien hay de otros paises- si los mismos que tienen Gibraltar.

Ala, que vuestro Dios os conserve la capacidad para el dialogo abierto con los que no piensan como vosotros.
41 Guillermo de Ujúe, día 18 de Octubre de 2006 a las 15:40
1. La constitución del 78, en realidad, es una carta otorgada. La forma trascendental de toda constitución es la carta otorgada.
2. La constitución del 78 no es, bien entendida, democrática. Es partidocrática.
3. Sólo hay una razón para defenderla: que las circunstancias políticas y morales de la nación son ahora MUCHO peores que en 1978. Hoy ni siquera sería posible una constitución como la del 78.
Saludos
42 filoHispana, día 18 de Octubre de 2006 a las 15:42
a proHispana:

posiblemente, el vascuence sea una de ellas, el catalán otra, el gallego otra, los dialectos andaluces otras, el bereber otra, el yiddish otra, el bantú otra,...

Quizás por eso están tan rabiosos los de ERC y sus siniestros colegas...

43 Mikimoss, día 18 de Octubre de 2006 a las 15:45
" quienes no son capaces de defender la libertad no merecen tenerla, y generalmente no la tienen, o la pierden."

La fuerza como fuente del derecho: Positivismo jurídico nazi en estado puro.
44 panHispana, día 18 de Octubre de 2006 a las 15:46

Hispana:

Sigue así, que lo estás haciendo muy bien. Y haz caso a los consejos desinteresados de proHispana.

Hispana, sigue escribiendo, que nos alegras el día.

Un saludo.

45 Barfly, día 18 de Octubre de 2006 a las 15:46
Vaya, por primera vez estoy de acuerdo con Moa en un texto, excepto claro, por la frase "nos políticos delincuentes la estén echando abajo", lo cual me parece que un montón de tios en este pais no acertamos a ver. En fin. Por lo demás bien, aunque en este Blog se ataque constantemente el espíritu de la constitución y se alaben muchas veces valores anticonstiucionales y a personajes preconstitucionales que, de haber podido, hubieran evitado cualquier proceso constituyente.
46 drull, día 18 de Octubre de 2006 a las 15:50
"Acaso hablar catalan es una manera de describir alguna practica tipo 69, salto del tigre o la 2postura PedroJ, en cuyo caso no quiero ni saberlo ?"
"Existe vida inteligente entre el fascio ?"
"Y bares donde no saben ni servirte una cerveza en mi español -que no es el vuestro, el mio no lo utilizo para agredir.".
Pardiez que en verdad es bella forma de no agredir muchacho.
47 Liberal, día 18 de Octubre de 2006 a las 15:54
Aquí, entre nosotros, todos seguimos y apreciamos a Pío Moa.

Él siempre defiende a esta Constitución que tenemos, y esto es algo importante para mí, porque pienso que si Pío actua así será por un motivo importante y quizá tenga razón.

Pero no puedo dejar de pensar que si estamos en la situación de grave degeneración cultural y social, privada y públicamente, es en gran parte por el Régimen que nos dirige y que lo hace desde hace tres largas décadas. Y este Régimen se fundamenta muy principalmente en esta Constitución que tenemos.

Siendo así, me parece que nuestra acción pública, como grupo de españoles regeneracionistas, quizá no deba incluir una aceptación acrítica de esta Constitución. Debemos rechazar los puntos indignos y peligrosos que ésta incluye y proponernos su modificación e incluso su sustitución por otra mejor.

Estos puntos inaceptables de la Constitución son los que expresamente o de manera ambigua (dejando asuntos sin resolver para luego definirlos mendiante otras normas jurídicas: ley electoral, estatutos de autonomía, etc.) permiten que exista una clase política casí intocable por la ciudadanía, destrucción de la unión nacional de los españoles, una gravísima indefensión del ciudadano frente al ejercicio arbritario e ilícito del poder estatal, la situación de supeditación social en la que vivimos, desde el principio del Régimen, los derechistas españolistas, etc.

Por lo tanto, no debemos confundir defensa de la democracia y de la unión nacional con defensa a ultranza de la Constitución. Es más, quizá hasta que no cuestionemos severa y firmemente a esta Constitución no podremos empezar a defender de verdad, con orgullo y con eficacia a nuetra nación y a nuestra democracia liberal.

POR UNA ESPAÑA CRISTIANA, LIBERAL Y UNIDA.

P.D.:
En el lunes 16, en el hilo Rajoy, alquien publicó el comentario que sigue, con mi apodo (Liberal), fingiendo que era yo quien lo escribía. Es falso. No lo escrbí yo. Es un mensaje burdo con el que no me identifico.

El mensaje falso es el siguiente:

184 liberal dijo el día 16 de Octubre de 2006 a las 23:26:

Propongo acabar con los fascistas a base de su medicina: Incendios intencionados en sus casas. El que no se queme, se irá.
Queremos un pais donde de verdad halla solo liberales y ningun fascista.
48 teja, día 18 de Octubre de 2006 a las 15:54
Buenas tardes y me voy todo en uno.

Filohispana, en Andalucía se habla castellano. No entiendo su frase equiparando dialectos con lenguas. Infórmese.

Un saludo.
49 barfly, día 18 de Octubre de 2006 a las 15:56
35proHispana . mmhh, mal nick se ha puesto, debe ser usted pro-otro país. Quizá pro-china, o por qé no pro-corea, quedaría mejor. Por que no creo que la mayoría de españoles se identifiquen con las asnadas que usted dice, a lo mejor propias de un paleto de ciudad, que por lo visto se cree con derecho para reirse de los que crían bueyes vacas, y burros, y de las lenguas de españa. Quizá sea usted de esos que beben leche, pero no han visto una vaca en su vida. En cualquier caso, si no es así, lo siento por su incultura y paletismo.

Un gallego orgulloso de sus lenguas nativas.
50 Lingüista, día 18 de Octubre de 2006 a las 15:59
a Teja.

Aprende a leer. Luego a comprender lo leído.

Luego podrás criticar.

Me temo el texto de filoHispana es claro:

Los dialectos, al igual que las lenguas, pueden morir y desaparecer. Y de hecho lo están haciendo.

« 1 2 3 4 5 6 7 8 9 10 »

En formato RSS© Copyright Libertad Digital SA. Juan Esplandiu 13, 28007 Madrid.
Tel: 91 409 4766 - Fax: 91 409 4899