Pío Moa

« La Restauración y la literatura | Principal | Efectos del 98 »

La guerra de Cuba

24 de Octubre de 2009 - 11:34:09 - Pío Moa

Compartir:
Menéame Tuenti
**** http://www.corunaliberal.es:80/index.php/component/content/article/1373-lengua-y-politica

El verdadero talón de Aquiles de la Restauración iba a ser esa guerra. En 1868, al abrigo de la "Revolución Gloriosa" en España, algunos rebeldes proclamaron la independencia de Cuba y la abolición de la esclavitud. Contaban con dos robustos aliados, Usa, que los ayudaba con el designio de dominar la isla antes o después, y las enfermedades tropicales, que diezmaban a las tropas españolas. Fueron precisos diez años para someter la rebelión. En 1879-80 fracasó una nueva insurrección y Madrid abolió la esclavitud... a medias, porque continuó unos años más en formas disimuladas. Y en 1895 comenzó una nueva contienda, que iba a ser la definitiva.

Cuba, como Filipinas, era parte de España en teoría, pero en la práctica los naturales tenían menos derechos que los de la metrópoli. La mayoría de los cubanos no deseaba la secesión, pero sí autonomía e igualdad de trato. Aunque Cuba no era pobre, apenas tenía industria, cuyos productos le suministraba sobre todo Barcelona en régimen casi de monopolio, si bien socavado por el intenso contrabando de géneros useños más baratos. De hecho, por medio de inversiones, Usa englobaba cada vez más a la economía cubana, y había propuesto a España, en balde, comprar la isla. Generales como Martínez Campos y Polavieja preconizaban la autonomía como un modo tranquilo y satisfactorio de llegar a una independencia inevitable a la larga, y de mantener la isla al margen del "destino manifiesto" useño. Cánovas, en cambio, adoptó una postura intransigente, en la que entraban, además de sus prejuicios contra los negros y su aversión a las apetencias anexionistas de Usa, la presión de hacendados e industriales que tenían en Cuba un mercado privilegiado y mantenían el esclavismo. Estos creían posible someter cualquier revuelta, sin importar el coste, y se beneficiaban de una extendida corrupción.

El resultado fue un verdadero cáncer para el nuevo régimen hispano. Entre 1895 y 1898 perdieron la vida 55.000 soldados, todos menos 2.000 víctimas de la fiebre amarilla y otras enfermedades tropicales. El país tuvo que pechar nuevamente con el mantenimiento allí de otro ejército de 200.000 hombres, dispendio gigantesco para una economía que convalecía de la ruina anterior. El cuerpo de generales, jefes y oficiales superó en mucho la proporción normal de oficiales-soldados en los más eficientes ejércitos francés, alemán o inglés. Abusos como el de los "soldados de cuota", aquellos que podían permitirse redimir con dinero el servicio militar o pagar un sustituto causaban un sordo malestar social, además de corroer el espíritu militar. La guerra, así, sangraba al país, literal y económicamente, y sembraba el descontento social. Guerra inútil, además, porque Usa constituía un santuario seguro para los independentistas, donde podían reorganizarse y desde el que podían volver una y otra vez a la carga.

Aún así, a partir de 1896 la rebelión retrocedió con rapidez gracias al general Weiler, que la acosaba sistemáticamente y concentraba a parte de la población rural en zonas fuera del control insurgente. De inmediato se alzó en Usa una ola de denuncias de la inhumanidad de Weiler, sobre todo en la masiva prensa amarilla de William R. Hearst. Contra esta propaganda luchaba en Usa la Junta Patriótica Española, impulsada por el multimillonario guipuzcoano José Navarro Arzac, que había hecho en aquel país una fantástica carrera como naviero, dueño de una cadena de hoteles, de seguros, etc. Es difícil saber cuánta verdad había en aquellas acusaciones, pero, en todo caso, fueron jaleadas como fidedignas por el Partido Liberal, para atacar a Cánovas. Sagasta clamó: "Después de haber enviado 200.000 hombres, de haber derramado tanta sangre, no somos dueños en la isla de más terreno del que pisan nuestros soldados". En realidad ello ocurría más bien con los rebeldes, y no se había derramado "tanta sangre", pero la prensa useña recogió ávidamente sus palabras. Moret, también del Partido Liberal, calificó la estrategia de Weiler como "destrucción y exterminio". Para Silvela, disidente de Cánovas, la guerra era dirigida "sin orden ni concierto", "asolando y destruyendo". Weiler comentará en sus memorias, citadas por el historiador Carlos Seco Serrano, que aquellos políticos debían haber ido a Cuba a comprobar que "los que habían quemado ingenios y pueblos enteros y volado trenes de pasajeros eran solo los insurrectos".

Para 1897, la rebelión estaba anulada en la mayor parte de la isla. Hearst mandó un periodista a Cuba para dar testimonio de las acciones rebeldes, pero este telegrafió que no encontraba nada que fotografiar. El magnate le replicó: "Usted aporte las fotos y yo aportaré la guerra". Y la situación entró en una nueva fase. Era también una muestra clásica de manipulación de la opinión pública.

Harto menos peligro, aun si creciente, tenía el problema filipino, donde la Katipunan, ("Asociación") emprendió la rebelión armada en 1896, con apoyo useño a través de Hong Kong. Un precursor de la rebeldía fue el tagalo José Rizal, que solo pedía autonomía e igualdad de derechos y había escrito dos novelas muy críticas de la opresión colonial y frailuna, probablemente exageradas: Filipinas había vivido casi cuatro siglos pacíficamente, excepto por las revueltas musulmanas de Mindanao. En desacuerdo con la violencia y sintiéndose español, se presentó como médico militar en Cuba. Al comenzar la acción armada fue arrestado como instigador de ella, lo que no debía ser cierto y, en una reacción desorbitada, condenado a muerte. Escribió entonces un emotivo poema Mi último adiós, que inspiraría a movimientos anticolonialistas por todo el Extremo Oriente. Tenía al morir 35 años, y recuerda en parte a José Martí, líder de los independentistas cubanos, que murió en combate en 1895, con 42 años, al reanudarse la guerra que él mismo decidió. Los dos eran intelectuales, buenos poetas y narradores, y los dos fueron masones, aunque Rizal murió dentro de la Iglesia.

El 8 de agosto de 1897, Cánovas del Castillo fue asesinado por el anarquista italiano Angiolillo. Este afirmó haberlo hecho en venganza por la ejecución de presuntos autores de un atentado contra una procesión, en Barcelona, causante de numerosos muertos y heridos, pero muchos indicios apuntan al Caribe. Angiolillo había tratado con el puertorriqueño Emeterio Betances, promotor de la rebelión en su isla y en Cuba, y había sido protegido en Madrid por el republicano José Nakens, que en 1906 volvería a estar complicado en un atentado, el tremendo de la calle Mayor de Madrid. Siendo de tendencias políticas diferentes, el lazo entre todos ellos bien pudo ser la masonería, pues Nakens y Betances, probablemente también Angiolillo, pertenecían a esa orden. 

Asesinado Cánovas, sería Sagasta quien afrontara la guerra de Cuba. Sus primeras medidas consistieron en sustituir a Weyler por el general Blanco, que había fracasado en Filipinas, y ofrecer la autonomía a Cuba. Pero esta oferta llegaba tarde, y Blanco solo consiguió retroceder de lo avanzado por Weyler, favoreciendo la rebeldía. En febrero de 1898 explotó en la bahía de La Habana el crucero useño Maine, lo que tomó Washington como pretexto para declarar la guerra a España, aunque la explosión fue interna, por causas desconocidas, sin haber sufrido el buque ningún ataque exterior. No faltaron las sospechas de un autoatentado para justificar la guerra.

Como fuere, la guerra siguió su curso. Usa no solo era la primera potencia económica del mundo, también estaba situada estratégicamente al lado de Cuba, y a mitad de distancia entre Filipinas y España, esta muy alejada de Cuba y alejadísima de Filipinas. Desde luego, tenía todas las de ganar en una contienda larga, pero no era seguro que venciera en una corta, y un revés claro al principio podría haberle contenido. La armada española poseía buques modernos y era más veloz que la contraria, aun si algo inferior en potencia artillera y acorazados; los mandos useños eran mediocres, y en vísperas de la lucha desertaron numerosos marineros, indicio de una moral no muy alta; además, la infantería española en Cuba, aun con moral decaída y con la mitad de la tropa permanentemente enferma, seguía siendo numerosa, mejor adiestrada que la que pudiera desembarcar Usa, y disponía de mejores fusiles y cañones. La diferencia, por tanto, distaba mucho de ser decisiva, y todo dependería de cómo se condujese la acción.

España podía jugar su mejor baza aprovechando la velocidad y atacando las costas y el comercio contrarios, perspectiva que provocó el pánico en algunas regiones litorales useñas, cuya población se retiró al interior. Había mandos dispuestos a llevar adelante esta estrategia, pero, por motivos poco claros, los políticos prefirieron encomendar la expedición al almirante Cervera, que era abiertamente derrotista y no quería mandarla. Cervera desoyó el consejo de subordinados más acometivos, como Bustamante, marino experto e inventor de un nuevo tipo de mina, o Villaamil, inventor del destructor, modelo de buque de gran futuro en todas las flotas del mundo. De hecho, Cervera aseguró con sus movimientos la ventaja enemiga, hasta encerrarse en la bahía de Santiago de Cuba, donde fue bloqueado por la armada del almirante Sampson. Este pudo aplicar allí en las mejores condiciones su superior artillería pesada, pues la salida para las naves españolas era un estrecho canal por donde debían pasar una a una. En el combate final, el 3 de julio, los españoles perdieron toda la escuadra y tuvieron 350 bajas entre muertos y heridos, contra un muerto y contados heridos los useños.

Dos meses antes el almirante Montojo, que defendía Cavite, a la entrada de la bahía de Manila, había mostrado dotes similares a las de Cervera. Su escuadra era peor que la useña del almirante Dewey, pero no se trataba de un conjunto de "barcos de madera", como diría la leyenda, y tenía a su favor la artillería costera. Su enemigo, por falta de bases próximas, fracasaría si no lograba ganar decisivamente al primer choque. En el primer envite, Dewey gastó gran parte de su munición sin haber hundido un solo buque, aunque incendiara varios, por lo que ordenó la retirada. Pero Montojo se dio al mismo tiempo por vencido y marchó a Manila. La moral de sus subordinados se vino abajo, algunos barcos ardieron sin ser apenas contenidos, hasta estallarles la santabárbara. El panorama reanimó a Dewey, que lo intentó de nuevo en un ejercicio casi de tiro al blanco, sin encontrar ya la enérgica respuesta de la primera ocasión. Montojo, además, rindió intacto el arsenal, que los useños aprovecharon para nuevas operaciones. 

En los encuentros navales secundarios, señala el historiador Agustín R. Rodríguez, los useños, con superioridad abrumadora, "solo registraron dudosos triunfos y hasta fracasos, al enfrentarse a mandos más decididos y tenaces". El espionaje español actuó con eficiencia y audacia, proporcionó información correcta y logró distraer fuerzas considerables del enemigo. Y en Filipinas un pequeño destacamento resistió durante casi un año, gesta indicativa de un valor desaprovechado por mandos de baja calidad. Probablemente Montojo y Cervera habrían sido sumariados y lo habrían pasado muy mal de ser ingleses, pero la investigación en España no llegó a nada. El segundo, en todo caso, habría podido aducir que la misión le fue impuesta contra su voluntad.

La lucha en tierra cubana, que pudo haber sido favorable a los españoles, como demostraron algunos episodios, terminó enseguida gracias a la iniciativa del general Blanco, que emuló a Cervera en acierto e ímpetu. Se propuso a los insurrectos luchar conjuntamente contra Usa, pero la propuesta fue desoída. A su vez, los useños no tomaron en cuenta a los cubanos al hacer la paz, y la isla se convirtió en una semicolonia. En Filipinas siguió una guerra de Usa contra los independentistas, que fueron aplastados con métodos mucho más duros que los usados por los españoles.

La paz, humillante para España, se firmó en París, el 10 de diciembre. La "espléndida guerrita", como se la llamó en Usa, había aportado a esta los restos del imperio que España había labrado desde finales del siglo XV: Cuba, Puerto Rico, Filipinas y Guam; las islas Marianas, Carolinas y Palaos pasaron a Alemania. La contienda había durado tres meses y el número de caídos en combate por ambas partes no pasaba de unos centenares, más algunos miles por enfermedades, también en los dos bandos.   

El modo como ocurrió la derrota provocó en España una marejada de amargas acusaciones y contraacusaciones. Se acusó al gobierno de haber enviado adrede la flota al desastre para llegar a la paz cuanto antes, pero eso es improbable. El desastre no estaba garantizado, y habría sido intolerable entregar sin lucha una isla tan ligada sentimental y económicamente a España y por la que se habían hecho tan enormes esfuerzos.También se ha criticado a posterior, el tono patriotero de la prensa y los políticos; pero otro tanto pasaba en Usa, y nada más normal que animar, y no deprimir, el espíritu de lucha.Los militares salieron con escasa honra, y la población, que había apoyado entusiásticamente a sus tropas, acogió la derrota con desánimo y hastío. Sin embargo, y contra las esperanzas de los republicanos y otros, apenas hubo rebeldía contra el régimen. Silvela diagnosticó una "España sin pulso", los hechos demostrarían su error. Pero el "Desastre" del 98 marcó el final de la etapa ascendente de la Restauración. Comenzaba otra fase, con enemigos internos mucho más enconados.

Comentarios (101)

« 1 2 3 »

1 kufisto, día 24 de Octubre de 2009 a las 14:24
Comentario eliminado por los moderadores.
2 kufisto, día 24 de Octubre de 2009 a las 14:37
Comentario eliminado por los moderadores.
3 kufisto, día 24 de Octubre de 2009 a las 14:45
Comentario eliminado por los moderadores.
4 kufisto, día 24 de Octubre de 2009 a las 14:46
Comentario eliminado por los moderadores.
5 mescaler, día 24 de Octubre de 2009 a las 14:52
Comentario eliminado por los moderadores.
6 kufisto, día 24 de Octubre de 2009 a las 14:53
Comentario eliminado por los moderadores.
7 kufisto, día 24 de Octubre de 2009 a las 14:54
Comentario eliminado por los moderadores.
8 kufisto, día 24 de Octubre de 2009 a las 14:59
Comentario eliminado por los moderadores.
9 kufisto, día 24 de Octubre de 2009 a las 15:03
Comentario eliminado por los moderadores.
10 mescaler, día 24 de Octubre de 2009 a las 15:05
Comentario eliminado por los moderadores.
11 LeonAnto, día 24 de Octubre de 2009 a las 15:06
Si no recuerdo mal Weyler era del partido liberal, aunque eso no le sirvió para evitar la enemiga de los politicastros de dicho partido. Respecto al Almirante Cervera, creo que ha sido el militar más nefasto que ha sido glorificado hasta la nausea, incluso hubo en la Armada española un crucero con su nombre, durante la primera mitad del siglo XX.
12 kufisto, día 24 de Octubre de 2009 a las 15:12
Comentario eliminado por los moderadores.
13 LaPiedra, día 24 de Octubre de 2009 a las 15:14
No es que la historia sea desconocida, pero causa horror la crónica ordenada de las acciones de unas élites de frenopático…que chusma caray. Miopes. Mezquinos. Sórdidos.
14 mescaler, día 24 de Octubre de 2009 a las 15:14
Comentario eliminado por los moderadores.
15 kufisto, día 24 de Octubre de 2009 a las 15:15
Comentario eliminado por los moderadores.
16 mescaler, día 24 de Octubre de 2009 a las 15:20
Comentario eliminado por los moderadores.
17 DeElea, día 24 de Octubre de 2009 a las 15:24
Define “Campo de Concentración” ¡¡¡imbecil!!!

Por cierto Moa si señala la propaganda Useña y los “campos de concentración” ( Borja peazo anormal):

“Aún así, a partir de 1896 la rebelión retrocedió con rapidez gracias al general Weiler, que la acosaba sistemáticamente y concentraba a parte de la población rural en zonas fuera del control insurgente. De inmediato se alzó en Usa una ola de denuncias de la inhumanidad de Weiler, sobre todo en la masiva prensa amarilla de William R. Hearst.”

¡¡¡joer con el mamarracho cobarde y traidor hasta el vomito!!!
18 kufisto, día 24 de Octubre de 2009 a las 15:26
Comentario eliminado por los moderadores.
19 kufisto, día 24 de Octubre de 2009 a las 15:27
Comentario eliminado por los moderadores.
20 LaPiedra, día 24 de Octubre de 2009 a las 15:27
Resulta curiosa la resistencia de estos arquetipos de espíritus quebrantados y perdedores a abandonar los puestos de responsabilidad que ocupan. Conspiran y enredan hasta la nausea. Ocupan el mando. Y luego los muy agonías y llorones lo rinden todo. Pero cualquier manifestación por apartarlos provoca un altercado.

Tiene algo de familiar con los tiempos que corren. Rajoy luchará con las peores artes para conservar la poltrona, sin embargo nadie, ni él mismo, pueden dudar que su incapacidad para regenerar el sistema. Nulo. Sin ideas, sin principios. Puro oportunismo ¿a qué juegan?¿que nutre esa combinación irracional de ambición e incompetencia? …que pirados tan extraños.
21 DeElea, día 24 de Octubre de 2009 a las 15:28
¡¡¡Pero coño dale un gusto al anormal y banéale, si te lo esta pidiendo casi por favor, como obra de caridad, la criatura!!!
22 kufisto, día 24 de Octubre de 2009 a las 15:29
Comentario eliminado por los moderadores.
23 jjvr, día 24 de Octubre de 2009 a las 15:33
Lo que resulta más curioso es el club de fans que tiene el pastillero enmascarado. Si gente inteligente es así de fácil de engañar, no me extraña que el país entero esté en manos de Zapatero.
24 kufisto, día 24 de Octubre de 2009 a las 15:33
Comentario eliminado por los moderadores.
25 jjvr, día 24 de Octubre de 2009 a las 15:34
....no estás en condiciones de ir a trabajar chiquillo.
26 sinrocom, día 24 de Octubre de 2009 a las 15:36
Kufisto.
No fumes porros tan temprano. O no te metas la coca por el c.ulo que ya sabes que te hace daño.
Se te dispara el coco y empiezas a abusar de que no esta el moderador.
A ti a al mesca os veo al lado de Moa, como a dos gusanos, suplicando con llanto terminal que por favor no os aplasten.
Anda vete a currar, antes de que el Presi quitaempleos, acabe con el tuyo tambien...
Ya sabes, 5.000.000 millones tu uno mas no importa. Lo malo es que se te acabe el presupuesto para la medicina...Ya sabes.
27 DeElea, día 24 de Octubre de 2009 a las 15:37
Comentario eliminado por los moderadores.
28 jjvr, día 24 de Octubre de 2009 a las 15:41
...parece que ha sido otro acceso psicótico. A ver si se le pasa antes de irse a currar.
29 kufisto, día 24 de Octubre de 2009 a las 15:42
Comentario eliminado por los moderadores.
30 LeonAnto, día 24 de Octubre de 2009 a las 15:44
#14 mescaler: Militarmente hemos sido los inventores de casi todo, claro que llegaron otros (ingleses, useños, rusos, alemanes,japoneses, etc.) con sus campos, que hicieron que la Reconcentración de Weyler fuera una cuestión menor al lado de las atrocidades de esos pueblos supuestamente avanzados.
31 kufisto, día 24 de Octubre de 2009 a las 15:46
Comentario eliminado por los moderadores.
32 mescaler, día 24 de Octubre de 2009 a las 15:46
Comentario eliminado por los moderadores.
33 mescaler, día 24 de Octubre de 2009 a las 15:47
Comentario eliminado por los moderadores.
34 jjvr, día 24 de Octubre de 2009 a las 15:50
curioso el afán auto-destructivo del sujeto.
35 kufisto, día 24 de Octubre de 2009 a las 15:54
Comentario eliminado por los moderadores.
36 kufisto, día 24 de Octubre de 2009 a las 16:00
Comentario eliminado por los moderadores.
37 jjvr, día 24 de Octubre de 2009 a las 16:00
Debe de tragar sapos y culebras en su trabajo. De ahí la terrorífica frustración que padece.

¡¡Pobre hombrecillo!!
38 kufisto, día 24 de Octubre de 2009 a las 16:02
Comentario eliminado por los moderadores.
39 kufisto, día 24 de Octubre de 2009 a las 16:04
Comentario eliminado por los moderadores.
40 Perieimi, día 24 de Octubre de 2009 a las 16:05
http://www.historycooperative.org/journals/sia/33....

“The Turnkey Factory: Technology Transfer from America to Spain in the Portland Cement Industry” (”La fábrica llave en mano: la Transferencia de Tecnología de América a España en la Industria del Cemento Portland”), por James Douet
________________________________________

Nota Wikipedia sobre el “Clot del Moro”:

http://es.wikipedia.org/wiki/Antigua_f%C3%A1brica_...

Introducción

La perfección del horno rotatorio horizontal de cemento, en 1899, transformó la economía de la fabricación de cemento Portland, e invirtió los polos entre fabricantes de cemento en ambos lados del Atlántico. El empleo por las empresas de combustibles en polvo de carbón de los Estados Unidos podría ahora competir más por su mercado nacional, donde el cemento de Portland de Europa hasta entonces había sido objeto de subvención [dumping], transportado como lastre en barcos de cereales vacíos.

La nueva tecnología fue rápidamente exportada a Europa. Muchos fabricantes de cemento comenzaron a construir fábricas de cemento, con nuevos hornos horizontales hechos por fabricantes de maquinaria alemanes y daneses. Otra opción era la importación de una fábrica completa, lo que hoy se llama “fábrica llave en mano”, que fue el camino elegido por España. El resultado fue uno de los edificios industriales más extraordinarios de los que se hayan diseñado; una combinación de fábrica de EE.UU. y tecnología hidroeléctrica adaptada a la tradición arquitectónica de Antoni Gaudí, que surgía por entonces en Barcelona.

Dos industriales españoles proporcionaron el vínculo transatlántico. José Francisco de Navarro (1823-1909) llegó a los EE.UU. desde el noroeste de España a través de Cuba, en 1838, a los 15 años.Tenía numerosos negocios en Nueva York, incluidos la “Equitable Life Insurance Company”, la empresa “Rock Drill Ingersoll,” y la “6th Avenue Elevated Railway.” En 1882 fundó la “Edison Electric Illuminating”, con Thomas Edison. En 1899, perfeccionó el horno rotatorio de cemento Portland, y a los pocos años su “Atlas Portland Cement Company” ganó el enorme contrato para el suministro de cemento al Canal de Panamá. En 1904, “Atlas” era el mayor fabricante de cemento del mundo, produciendo 8 millones de barriles al año. A su muerte, Navarro se contaba como uno de los 20 hombres más ricos de los EE.UU., pero su vida y sus empresas industriales son en gran medida olvidadas hoy en día.

Uno de los inversores de su empresa de cemento fue Eusebi Güell (1846-1918), un rico magnate del textil de Barcelona, cuyo nombre se asocia hoy día de forma indeleble al de Gaudí y algunos de sus edificios más inspirados. Siguiendo el ejemplo de Navarro, Güell decidió iniciar la fabricación de cemento Portland con la nueva tecnología. La fábrica de cemento que Güell compró a los EE.UU. es hoy una extraña y sugerente ruina en un valle remoto. La abundancia de restos arqueológicos, junto con un archivo único de dibujos originales de diferentes fabricantes de máquinas de EE.UU. (recuperado fortuitamente de entre las ruinas abandonadas) proporcionan una oportunidad singular para combinar fuentes arqueológicas y documentales. Estos hallazgos trazan un giro importante en la construcción de las fábricas de cemento en el siglo, el camino por el cual la tecnología se transfirió a Europa, el éxito de la operación, y las soluciones de interés aplicadas a algunos de los retos tecnológicos de la época -la producción de cemento en sí y la elección entre hidráulica, vapor, o energía eléctrica. Tanto las pruebas documentales como las arquitectónicas sugieren que se sólo se evitó por poco una catástrofe financiera.
[…]

41 jjvr, día 24 de Octubre de 2009 a las 16:22
...no se si ha sido lo del horno rotatorio o que entra a las 4 1/2 a ¿trabajar?, pero parece que ha funcionado.
42 jjvr, día 24 de Octubre de 2009 a las 16:49
Para que sonrian un poco

Leire Pajín se compromete a luchar con quienes buscan fosas en "las cunetas"

http://www.publico.es/espana/263598/pajin/da/apoyo...

********
La secretaria de Organización del PSOE, Leire Pajín, se ha comprometido a seguir luchando por la recuperación de la memoria histórica al lado de quienes buscan fosas "en las cunetas" y desoyendo a los que "siempre quieren olvidar la historia porque no se reconocen en ella, o porque quieren cambiarla".

En un acto en el que el PSOE readmitía a la militancia al que fuera presidente del Gobierno en la II República Juan Negrín, y a 35 seguidores suyos, Pajín explicitó su "compromiso de continuar luchando con la mismas voluntad y coraje", frente a quienes pretenden olvidar la historia, y aseguró que los socialistas "seguiremos apoyando a quienes sólo quieren rescatar la verdad y recuperar de las cunetas a quienes fueron asesinados injustamente".

En ese sentido, anunció la convocatoria de un certamen literario desde la Fundación Jaime Vera que, bajo el nombre Tu historia, nuestra historia, pretende recuperar la vidas anónimas de miles de socialistas y ser un homenaje a todos ellos.

"Rectificar y reparar"
Reconoció el "error" que fue la expulsión de las 36 personas homenajeadas hoy y defendió la rectificación en política como un valor positivo, en especial en el PSOE, que es "un partido que no necesita refundarse cada año, en un viaje a no se sabe dónde, como hacen algunos".

Insistió en que los socialistas nunca han echado la vista atrás "para abrir heridas", pero abogó por "hacer justicia" e "impedir que otros cuenten nuestra historia", porque sólo sabiendo "de dónde partimos y a quién se lo debermos" se podrá ser justo.

También estuvo presente el presidente de la Fundación Jaime Vera, Alfonso Guerra, quien se declaró "feliz" de asistir a un acto de "reparación de una injusticia y de un grave error del PSOE, que ahora tiene la grandeza de rectificar y reparar".

Describió a Negrín como "un gran estadista" que junto con sus seguidores dejó "un legado de valores políticos de libertad y democracia; un legado moral, porque supieron no ceder y anduvieron por el mundo defendiendo las ideas de la República, y un legado cultural que les convirtió en la conciencia moral de España".
********

Un saludo

P.S. Me imagino que se ofrece a estar con los de las fosas para "redondear" sus ingresos con las subvenciones.
43 jjvr, día 24 de Octubre de 2009 a las 17:03
... y esto es ya para reirse a carcajadas



http://www.kaosenlared.net/noticia/capital-marx-sa...

********
El Capital, de Karl Marx, que no llegó a filmar Sergei Eisenstein ha resucitado en formato DVD y de la mano del cineasta Alexander Kluge, que retomó la idea del cineasta ruso en una producción que con casi diez horas de duración que ha logrado un inusitado éxito de público, contagiado por la revisión de la obra del pensador del Manifiesto Comunista. Nachrichten aus der ideologischen Antike. Marx, Einsenstein, Das Kapital-Noticias de antigüedades ideológicas. Marx, Einsenstein, El Capital- es el título del DVD, lanzado por la prestigiosa editorial Suhrkamp a finales de noviembre.


Su aparición ha merecido elogios de periódicos ideológicamente dispares como el eco-izquierdista Die Tagezeitung, el conservador Frankfurter Allgemeine Zeitung, además del Süddeutsche Zeitung, prototipos estos últimos de la prensa seria alemana. En cuestión de semanas la primera edición se agotó y Suhrkamp prepara ya una segunda tirada, de volumen "lógicamente modesto, aunque meritorio", según fuentes de la editorial, puesto que se parte de la base que se trata de un público minoritario.

Se trata de 3 DVD con un total de 570 minutos, en que Kluge trata de retomar algo que Eisenstein se propuso filmar en vida, El Capital, pero no logró hacer por razones económicas. Al director de El acorazado Potemkin se le agotaron los recursos y ahora a Kluge, autor de culto en Alemania, se le ocurrió recuperarlo en un formato que permite a su público saborear el conjunto a su gusto, buscando la pieza de su interés.
...
********

A ver si Público se anima y lo regala.

Un saludo y hasta más tarde
44 mescaler, día 24 de Octubre de 2009 a las 17:27
Me pregunto por qué el moderador ha borrado el comentario en el que digo que las Carolinas, las Marianas y las Palaos fueron vendidas por España a Alemania en 1899, no se perdieron por el Tratado de París.

Me pregunto por qué el moderador NO ha borrado los insultos que me dirige DeElea.
45 mescaler, día 24 de Octubre de 2009 a las 17:29
Comentario eliminado por los moderadores.
46 mescaler, día 24 de Octubre de 2009 a las 17:31
Me pregunto por qué el moderador ha borrado el comentario en el que digo que V. Weyler inventó los campos de concentración, tema sobre el que Moa pasa de puntillas.

47 sinrocom, día 24 de Octubre de 2009 a las 17:59
Mesca. Vamos a hacer un concurso de insultos bitagoricos... a ver cual es el mas chingon.
Y a ti te ponemos de juez.
48 mescaler, día 24 de Octubre de 2009 a las 18:03
Comentario eliminado por los moderadores.
49 LeonAnto, día 24 de Octubre de 2009 a las 18:05
#40: Los de la Wikipedia siempre tan políticamente correctos, bautizan, a título póstumo a un tal "Eusebi Güell", supongo que se referirán a D. Eusebio Güell Bacigalupi, Conde de Güell, si éste levantara la cabeza ante tal "bautizo", les pegaba una patada, a los de la "Wiki", donde más duele.
50 sinrocom, día 24 de Octubre de 2009 a las 18:06
?Nueno?
Anda ya mesqui, que tienes mas cuento que Callejas.

« 1 2 3 »

En formato RSS© Copyright Libertad Digital SA. Juan Esplandiu 13, 28007 Madrid.
Tel: 91 409 4766 - Fax: 91 409 4899