Pío Moa

« ¿Existe la libertad? | Principal | Fernando Fernán Gómez, artista del franquismo »

Kamen, el masacrador

22 de Noviembre de 2007 - 08:40:17 - Pío Moa

Compartir:
Menéame Tuenti

Tiene bastante razón Kamen cuando señala en El Mundo el peligro de películas como Elisabeth, repletas de la más necia patriotería inglesa, en el surco de la leyenda negra estudiada por  W. Maltby. Sin embargo él mismo termina con la extraña aseveración de que Hernán Cortés masacró a medio millón de indios, como advertencia contra la tentación de glorificar al conquistador que creó Méjico (hoy, a quienes se glorifica en España es a los chequistas).

Ya he observado en otras ocasiones la peculiar forma que tiene Kamen de historiar, reminiscente, indirectamente, del nacionalismo catalán. Pero aquí el más elemental escepticismo crítico exigible a un historiador debiera haberle puesto sobre aviso. En pleno siglo XX, con las enormes facilidades de cuantificación y registro existentes, ha costado muchos años de estudio llegar a cifras aproximadas sobre el número de muertos de la guerra civil española, partiendo del mítico millón (y hasta varios millones) pregonados durante largos años por la propaganda. Todavía, en el siglo XXI, persisten numerosos historiadores subvencionados en ofrecer cifras inverosímiles sobre la represión. Y sin duda habrá que revisar en profundidad también las cifras de muertos referidas a la II Guerra mundial.

Si esto ocurre, insisto, en plenos siglos XX y XXI, es fácil imaginar el cuidado con que deben tomarse los datos del siglo XVI, una época muchísimo más primitiva en cuanto a medios de cálculo y registro, máxime en América por las fechas de la conquista. Hoy sabemos que el número real de muertos en España, entre el frente y la retaguardia y después de casi tres años de lucha entre ejércitos de más de un millón de hombres cada uno, no llegó a los 300.000. En los seis años de la II Guerra Mundial, con toda su sangre, sudor, lágrimas y esfuerzo, ejércitos de millones de personas y medios de destrucción abrumadores, Reino Unido tuvo menos de 400.000 muertos entre el frente y la isla. En fin, ¿cómo se las habrían arreglado unos centenares de españoles, en un tiempo menor, semiaislados en un país extraño y con armas increíblemente ineficaces por comparación, para masacrar a quinientos mil? Sería bueno que Kamen e historiadores de su estilo lo explicasen.

-------

Iniciativas

Difunde el Manifiesto por la verdad histórica, muéstralo a tus conocidos e invítalos a firmarlo. La mentira sobre el pasado no debe prevalecer, porque arruina la vida política y cultural del presente. Difúndelo especialmente en la universidad, si eres estudiante o profesor. No te preocupes de lo que otros NO hacen, sino de lo que SÍ puedes hacer tú. Que el silencio no nos condene.

 -------

La Asociación por la Tolerancia se adhiere a la convocatoria de manifestación de la AVT:
 
POR UN FUTURO EN LIBERTAD. JUNTOS, DERROTEMOS A ETA
  • sábado, 24 de noviembre, Madrid.
  • 17.00 horas.
  • origen: Glorieta del Pintor Sorolla , desde allí por Santa Engracia y Génova hasta plaza Colón.
  • autocares desde Barcelona :
    • organizado por Convivencia Cívica Catalana: tfno 626 377 683 ( Raquel ), raquelconvivenciacivica@yahoo.es, precio: 30 euros. Salida 6.00 horas, Plaza España, lado torrres venecianas. web oficial >>

Una nota sobre el lema de la manifestación: a quien hay que derrotar es a los colaboradores que hacen grande a la ETA, y sin los cuales este grupo asesino sería muy poca cosa. También el futuro en libertad demanda lo mismo, como exigencia crucial. Como fuere, ¡todos a la manifestación!

-------

Hoy, en "El economista"

CUESTIONES EN TORNO A FRANCO

 Pío Moa

a) ¿Causó la guerra civil la destrucción de la democracia, o fue la destrucción de la democracia la que causó la guerra? Dicho de otro modo: ¿derrotó Franco a la democracia o derrotó a la revolución?

b) ¿Duró tanto el franquismo porque sometía a la población por el terror o porque la mayoría de la población no se sentía incómoda con él? Si la segunda opción fuese la correcta –como parecerá obvio a cuantos conserven un poco de memoria–, ¿se debió a un carácter servil de la gente, o a otras causas? Si a otras causas –también parece lo más probable–, ¿podrían considerarse entre ellas la experiencia del Frente Popular, la guerra mundial y las deprimentes alternativas al franquismo durante los famosos cuarenta años (al llegar la amnistía, los presos políticos eran casi todos “demócratas”… comunistas y terroristas)?

c) En otras palabras, ¿representó la oposición una salida real a la dictadura, o una solución previsiblemente desastrosa?

d) ¿Fue el franquismo un régimen monolítico y rígido, inmune al cambio, o bien cabe distinguir en él una evolución y tendencias internas divergentes?

e) La democracia actual, ¿entronca con el franquismo o con la república? Lo cual también puede expresarse así: ¿debemos nuestra democracia fundamentalmente a una evolución reformista del franquismo, o a la oposición?

Quien conozca la historia no tendrá dificultad en contestar estas preguntas. Pero el número de antifranquistas se ha multiplicado asombrosamente cuando ya no hace falta,  abarca desde Josu Ternera a Zapatero, pasando por los separatistas y racistas vascos y catalanes, los comunistas mal reciclados, antiguos colaboradores de la dictadura y derechistas aspirantes a congraciarse con las izquierdas. Todos intentan derrotar a Franco, actitud realmente pueril, pues no puede borrar el pasado; pero peligrosa, porque envenena el presente y destruye la obra de la Transición.

Comentarios (116)

« 1 2 3 »

1 Madriles, día 22 de Noviembre de 2007 a las 08:49
¿Dónde está la regeneración democrática? Porque yo no la veo. El golpismo (23-F y 11-M); el terrorismo (ETA y Batasuna); el nazionalismo (CDC, ERC, PNV, EA, BNG, Nafarroa Bai, sectores del PSOE vasco y catalán); el control absoluto de la Masonería de los medios de comunicación (Prisa, Vocento, Antena 3, Unidad Editorial, Telecinco, etc.); el PSOE es un coto privado también de la Masonería; el PP únicamente preocupado por la "economía" -¿somos un economato o una Nación?, no sabe defender la libertad ni la unidad de España; el enterramiento de Montesquieu; y sobre todo la continua, salvaje y programada descristianización por mor del Laicismo Masónico o Nuevo Fascismo que persigue sin piedad a la familia, el derecho a la vida, a la Iglesia, a las buenas gentes de España.

2 TheFlash, día 22 de Noviembre de 2007 a las 09:10

“Elisabeth” es un ejercicio de propaganda tan ridículo y demencial, tan alejado de los hechos, tan carente de rigor histórico, que resulta risible.

No sé qué pensar de la película, una caricatura tan excesiva diría que resulta contraproducente para la intoxicación histórica; ser tan abiertamente grosero en la manipulación lo hace obvia, evidente. Y descalifica todo el conjunto.

3 TheFlash, día 22 de Noviembre de 2007 a las 09:24

En todo caso, siempre me ha llamado la atención que los británicos puedan superar los clichés y estereotipos más grotescos promovidos contra la mayoría de sus enemigos episódicos, japoneses o alemanes entre los más recientes, y sin embargo no puedan deshacerse de los prejuicios más cutres con los que abordan todo lo referente a España.

Tal vez en eso tengamos alguna culpa.
O tal vez no.

Desde luego, siempre resulta un tanto reparador de la brutal iniquidad ver cómo ellos son vistos en el cine extranjero, empezando por el useño, que utiliza las mismas armas y los dibuja habitualmente como sádicos criminales y canallas de la peor ralea. Cosa por cierto, también excesiva y molesta. Pero ya que estos son aficionados a esas artes no va mal que otros les aticen con las mismas consignas virulentas.
4 XLuis, día 22 de Noviembre de 2007 a las 09:40
"----Una nota sobre el lema de la manifestación: a quien hay que derrotar es a los colaboradores que hacen grande a la ETA, y sin los cuales este grupo asesino sería muy poca cosa."

Pues sí, a la eta y a su "entorno" en el mñas amplio sentido de la palabra.

Y yo no digo destruir pero si dar un toque fortísimo a ese partido de listas cerradas, al que nos dicen que hay que ir a votar tapándonos las narices, con un A_lcalde en Madrid que, junto con el presidente de su partido, dice que "hay que mirar hacia delante" en lo del 11M y que tienen la desfachatez de decir en privado, porque no hay huevos para decirlo en público, que "En todo caso, en la dirección popular se comparten algunas observaciones sobre el papel de Alcaraz, habituado a convocar las manifestaciones sin antes pactar la fecha con el partido que le pone la mayoría de los asistentes a las mismas, hasta el punto de que en muchas ocasiones el propio Rajoy y otros líderes del PP se han visto obligados a modificar sustancialmente sus planes"

"Cualquier cosa, "menos salir a la calle por salir", según apuntan fuentes de la sede de Génova a Elsemanaldigital.com. Ésta ha sido una gota que ha colmado el vaso de la Oposición. "La gente se cansa, no se la puede obligar a manifestarse cuando no existe un ambiente en este sentido", aseguran las fuentes."

¿Se cansa la gente? Joer, pero si el PP ha convocado UNA manifestación en 4 años y a remolque de la AVT ...

Este fin de semana se verá si la gente se cansa o no, si se sale por salir y si habría sido necesario que la AVT contara con el PP.

Estos zenutrios no terminan de entender que la AVT no es una asociación política. Estos no terminan de entender que la AVT es una organización independiente. Estos no terminan de entender muchas cosas.

La madre que parió a estos del PP. ¿Así que es el PP "el que pone los manifestantes"? ¿Pero que se han creído estos? Convendría recordar que ha sido la AVT la que ha movilizado a la gente y el PP no ha movido el culo hasta que la gente salió a la calle varias veces, movilizada por la AVT.

"Ser víctima del terrorismo es ser víctima de un atentado con fines políticos, por lo tanto, los políticos siempre van a utilizar, de una forma u otra, a los que sufren el atentado terrorista"

Jose Alcaraz. El Mundo 16-12-2004

¿Salir a la calle por salir? Estos del PP (los dirigentes) son la monda. Ahora entiendo porqué el Alcalde de Madrid aun a pesar de que le asesinan 193 ciudadanos en su ciudad dice que ha que mirar hacia adelante y pasar la página del 11M.

Con la AVT se va sin necesidad de taparse la nariz, con los dirigentes del PP hay que ponerse máscara NBQ.

Sigo diciendo lo de siempre ¿Para que tener más baratita la hipoteca o tener más líneas de metro, etc, etc, si luego te revientan en un tren y el partido al que te dicen que hay que votar con la nariz tapada "pasa página" ?
5 XLuis, día 22 de Noviembre de 2007 a las 09:54
Y es que hay partidos y oprganizaciones que quieren vivir a la sombra de la AVT; mucho decir que estamos con las víctimas y tal pero a la hora de la verdad, sólo se mueven por los intereses de cada uno. Y eso lo percibe el "personal".



6 taraza, día 22 de Noviembre de 2007 a las 10:21
Bien, Moa. Me quedo, sobre todo, con las dos últimas líneas: "Todos intentan derrotar a Franco, actitud realmente pueril, pues no se puede borrar el pasado; pero peligrosa porque envenena el presente y destruye la obra de la Transición".
Esa es, exactamente, la radiografía de la situación.
En el año 2003, 28 años después de la muerte de Franco, las cosas iban razonablemente bien.
En el año 2004, en circunstancias extrañas, el PSOE vuelve a tomar el control del Gobierno, y empieza a rebobinar la historia, para modificar lo que no se puede modificar. Pueril. Aunque no tanto como parece. Porque con la disculpa de levantar esqueletos - y luego, ¿qué? - se está moviendo una cantidad considerable de dinero, seguramente, más importante, incluso, que la cantidad de votos. Dinero son votos, el dinero lo consigue todo.
En esta legislatura, como ninguna otra conocida desde la Transición, el Gobierno se ha dedicado a gastar mucho dinero en asuntos de mucha rentabilidad electoral, aparentemente.
Presupuestos anuales electorales en un 80%. Lógicamente, con disculpas demagógicas, que gustan a la gente simple. Por lo tanto, "gastos justificados".
7 Sherme, día 22 de Noviembre de 2007 a las 10:27
XLuis, no hagas sangre a varios cientos de miles de "peperos" por cuatro chupópteros cantamañanas, porfa. La inmensa mayoría de los que militan en el PP sentimos como PROPIAS a todas las víctimas de TODOS los terrorismos que en España han, desgraciadamente, sido. Que alguno no cree en sus propias bases, es cierto, pero unos cuantos garbanzos negros no estropean una olla. Y a esos los destacamos INTERESADAMENTE tanto que cuatro arbustos no dejan ver el bosque. Hay algunos que quieren guardar "la munición" y no comprenden que la "polvora" se seca... "resistentes" de despacho, moqueta y coche oficial, pero hay muchos que se juegan los morros, como poco, a pie de calle. Desgraciado país en el que para ser "ciudadano libre" hay que convertirse en héroe, y aguantar puyas de propios y ajenos.
8 Sherme, día 22 de Noviembre de 2007 a las 10:35
El pacto y la guerra
Por Carlos Semprún Maura

Estafa histórica
Cuando se sabe que en 1937 Hitler y Stalin acordaron la victoria de Franco en nuestra guerra civil, y que la Internacional Comunista puso en práctica dichos acuerdos secretos en 1938, la farándula "histórica" del Gobierno del señor Rodríguez cobra un carácter obsceno. ¿Cómo van a condenar el franquismo sin condenar el comunismo, cuando Stalin, la Internacional Comunista y, por lo tanto, el PCE obraron a favor de la victoria de Franco?

Desde luego, aún no se han publicado documentos firmados, por ejemplo, por Von Ribbentrop y Molotov, ni se han descubierto, que yo sepa, las pruebas de la infamia en los famosos, primero abiertos a medias y luego cerrados, archivos de Moscú, pero sí se conocen los hechos, los resultados concretos de esos contubernios. Por ninguna parte aparece firmada, registrada, una declaración de Stalin en estos términos: "De acuerdo, camarada Hitler, nos retiramos de España". Lo único que tengo –que tenemos– es el hecho indiscutible de que, efectivamente, los soviéticos y los otros agentes de la Internacional Comunista se retiraron de España en 1938. Precisaré que no pienso que la ayuda soviética fuera tan importante como algunos dicen. Su retirada no fue la única y exclusiva causa de la derrota del campo, digamos, republicano. Que el ejército franquista estuviera mejor o peor pertrechado, fuera más o menos numeroso, tuviera más tanques, artillería y aviación que el republicano, como se dice en informaciones contradictorias... el caso es que aquél fue, a todas luces, más eficaz en términos militares. La retirada de las Brigadas Internacionales y de los asesinos a sueldo del NKVD no cambió fundamentalmente el curso militar de la guerra. Se trata, por lo tanto y sobre todo, de una cuestión de ética, de memoria nacional no censurada y de democracia.

Ya he aludido en varias ocasiones a la pruebas evidentes del cese de la "ayuda soviética" a la "causa" del "pueblo español" en 1938, pero, como nadie parece tenerlas en cuenta en este maremoto de la memoria histórica, las repetiré aquí, brevemente: se retiran las Brigadas Internacionales con la coartada de que eso forzaría la retirada de las tropas alemanas e italianas, que evidentemente no se retiran, porque sólo se trataba de un bulo, una mentira más. Se retiran los consejeros soviéticos, políticos, militares, asesinos del NKVD, etcétera, aunque se quedan algunos dirigentes no rusos de la IC, como Ercoli-Toglialli, André Marty y otros, y sobre todo se interrumpe fulminantemente el envío de armas y material bélico soviéticos a la zona republicana, así como el de aquellas armas que los agentes de la Internacional y del NKVD estaban encargados de comprar en diferentes países. Tengo la impresión de que, en una guerra, el suministro de armas es importante, y su interrupción aún más.

Notemos, de paso, una de las muchas incoherencias del terror comunista: todos los consejeros soviéticos que regresaron a la URSS fueron fusilados, como si Stalin no quisiera dejar vivos a los testigos de su acuerdo secreto con Hitler para facilitar la victoria de Franco. En cambio, los responsables no soviéticos de la IC, los ya citados y muchos otros, como el húngaro Gerö, el argentino Codovilla, el italiano Vidali, etcétera, no padecieron el mismo destino. Muchos residieron en Moscú durante la II Guerra Mundial y luego volvieron a sus respectivos países. ¿Les despreciaba tanto Stalin que no le importaba lo que podían pensar y decir sobre su pacto con Hitler?

"Todos los consejeros soviéticos"... menos uno, el más importante, aquél cuyo seudónimo era Alejandro Orlov. Era uno de los altos jefes del NKVD, y el responsable de todas las operaciones políticas y represivas en España. Como se las sabía todas, sabía lo que le esperaba si volvía a la URSS, de ahí que preparara su regreso... pero se largara clandestinamente a EEUU (algunas fuentes precisan que primero pasó por Canadá). Como se las sabía todas, escribió una carta personal a Stalin donde explicaba que iba a criticar su política en la prensa yanqui pero que no desvelaría todos los secretos (¿por qué no imaginar que entre esos secretos estuvieran los detalles de los acuerdos entre los nazis y los soviéticos, o más bien entre Hitler y Stalin, concretamente los que concernían a España, único país de Europa en el que Alemania y la URSS se habían enfrentado en una guerra?). A cambio de dicha discreción, Orlov exigía que no le pasara nada. En caso de que fuera asesinado, como tantos otros "disidentes" o "tránsfugas", Orlov, que era un especialista en asesinatos políticos, avisaba al "padrecito de los pueblos" que había redactado un informe en el que contaba todo, y precisaba que una copia del mismo estaba en el bufete de un abogado norteamericano y otra en el cofre de un banco suizo; si le mataban, decía, el informe vería la luz. No le pasó nada. Los historiadores serios deberían lamentar que dicho informe se desconozca por completo.

Más en:
http://www.libertaddigital.com/ilustracion_liberal...
9 taraza, día 22 de Noviembre de 2007 a las 10:36
Hablar de las matanzas de Hernán Cortés está bien como modo de pasar el rato discutiendo y ejercitando la memoria. Imposible saber cuántos indios murieron por sus acciones. Supongamos que, efectivamente, matase a 500.000. ¿Y...?
Conocí a un sujeto que había sido sargento de la Legión, a las órdenes de Franco.
Y decía él que de Franco se podrían decir muchas cosas malas, o buenas; pero lo que no se podía discutir es que, en la batalla, los tenía como los del caballo de Espartero. No se puede decir mejor de un militar.
De Hernán Cortés también se pueden decir muchas cosas. Pero no se puede discutir que era un tipo con dos agallas.

10 taraza, día 22 de Noviembre de 2007 a las 10:49
¿Negociar en ETA?. Negociar, ¿qué?. ¿Qué puede negociar el Gobierno con ETA, que no provoque un enorme movimiento "sísmico" político, escala 9,8?
¡Ah!, es decir, ¿usted cree que es posible que "se vaya" Cataluña, vía Estatuto, País Vasco y Navarra, vía consulta popular, y Galicia, por la "tercera vía", que suceda todo esto, y que no pase nada de nada?. ¿Usted cree que todo esto puede pasar con el asentimiento del Gobierno de Madrid, del signo que sea, un Gobierno que vaya reduciendo, voluntariamente, los territorios que administra?.
Entonces se trataría de un Gobierno, y Parlamento, compuesto por fulanos que necesitan tratamiento siquiátrico urgente.
11 Sherme, día 22 de Noviembre de 2007 a las 10:53
Del mismo enlace al artículo de Carlos Semprún:

Siniestra contabilidad
La campaña gubernamental sobre la "memoria histórica" cobra aspectos francamente nauseabundos, tan nauseabundos que cuesta hablar de ello. Ante esa propaganda sobre quién mató más, mi opinión personal es sencilla: todos mataron demasiado. Pero es imposible no constatar que la propaganda actual pretende denunciar exclusivamente los crímenes franquistas. Los hubo, ¿qué duda cabe? Pero Paracuellos no fue una matanza requeté, los paseos y las checas no los inventó Dionisio Ridruejo, los asesinatos de curas y monjas no se las sacó de la manga la COPE. Y si hablamos de las "jornadas sangrientas" de mayo de 1937 en Barcelona, esa "guerra civil en el seno de la guerra civil", cabe precisar que el ataque contra la Telefónica, bajo "control obrero" de la CNT, incluso si ese control podía ser un aquelarre, fue lo de menos, porque sólo sirvió de pretexto a los comunistas y a sus aliados de la Generalidad para poner freno a la influencia de la CNT-FAI y liquidar el POUM. Sólo canallas como Antonio Elorza –no es el único– pueden considerar que se respetó la "legalidad republicana" porque no se fusiló a 200 ó 300 poumistas, "sólo" se les encarceló, y su partido y todas sus actividades quedaron prohibidos... El único dirigente que cayó asesinado fue Andrés Nin (¡lo despellejaron vivo!).

Las cosas que se han dicho y ocultado sobre ese asesinato han convertido a Nin en una figura emblemática. En la mecánica de la represión estalinista de los procesos a bombo y platillo, la confesión es imprescindible. En todos los procesos comunistas, en la URSS y en las democracias populares, casi todos los acusados confesaron crímenes inventados y su traición: según las épocas, fueron acusados de ser pronazis, hitlero-trotskistas, agentes del Intelligence Service, luego de la CIA, etcétera. Y cuando se trataba de judíos, de "cosmopolitismo" primero de "sionismo" después. Pero Nin no confesó nada, y murió bajo la tortura. Aparte de su temple personal, su firme negativa a confesar traiciones inventadas por sus verdugos se debe, creo, a que no existía entre él y sus torturadores ese lazo morboso que existía entre los bolcheviques de la vieja guardia y sus verdugos. Los unos y los otros compartían la misma fe en el Terror y en la Revolución, y cualquier sacrificio personal se justificaba ante la majestad de la Causa. Para Nin, en cambio, la URSS y Stalin habían traicionado la Revolución.

En los combates fraternales o fraticidas entre antifranquistas de mayo de 1937 en Barcelona –hubo otros, en lugares menos comentados, como Aragón y Valencia– se dice que hubo 500 muertos. Pero incluso si fueron, como es probable, bastantes más, no fueron sólo víctimas de tiroteos callejeros entre camaradas, hubo un número impresionante de asesinatos políticos. Fueron asesinados los anarquistas italianos Camilo Berneri y su amigo Barbieri, Alfredo Martínez, dirigente de las Juventudes Libertarias, Juan Rúa, anarquista uruguayo, y docenas más, cuyos cadáveres se encontraron en las calles o en las proximidades de hospitales y cementerios con el clásico tiro en la nuca.
12 opq5, día 22 de Noviembre de 2007 a las 10:58
taraza

El grave problema que tenemos, no es solamente que el gobierno no haga nada para contener la centrifugación de España, sino que la sensación que al menos a mi me da, es que no solo lo consiente, sino que con su politica, consciente o inconscientemente, lo está propiciando.

También puede ser por ignorancia o porque no es capaz de hacer un análisis adecuado de la situación.
13 Sherme, día 22 de Noviembre de 2007 a las 10:59
Sigue:

¿Mejor Franco que Stalin?

A mi me parece totalmente absurdo rescribir la Historia. ¿Qué hubiera pasado si los japoneses no hubieran bombardeado Pearl Harbour, si Hitler no hubiera invadido la URSS, si Franco hubiera perdido la guerra y se hubiera instalado en España una dictadura comunista? Franco y sus tropas ganaron la guerra, y, para permanecer unos instantes en la historia virtual, que tanto complace a muchos, puede decirse que jamás ha existido peligro de dictadura comunista en España. Imaginemos, pero sólo un instante, a José Días, Mije, Uribe y demás vencer e imponer su dictadura contra Burgos, Berlín, Roma... ¡y Moscú! Lo siento, pero es de locos. Lo que, en cambio, me parece mucho más serio es considerar que la situación en España por los años 30 era tan conflictiva que la guerra civil fue, por así decir, inevitable. En este sentido, puede afirmarse que la insurrección de Asturias, en 1934, no fue un movimiento obrero espontáneo contra un Gobierno "fascista" (surgido de las urnas); es mera pamplina: fue un intento golpista para conquistar el poder por las armas. Pero también sería pura pamplina negar que sectores de la derecha de entonces, como sectores del Ejército y de la Iglesia (horrorizada por la quema de iglesias y conventos ya en 1931), no consideraran seriamente que la única solución para terminar con los desórdenes, tiroteos, huelgas y manifestaciones violentas fueran las armas y la instauración de una dictadura de signo diferente.

En la España de los años 30 las ideologías venidas del extranjero desempeñaron un papel importante; desgraciadamente, no las ideologías democráticas, no la defensa e ilustración de la democracia parlamentaria, despreciada por casi todos, sino las ideologías totalitarias, el nazismo y el comunismo. Claro que la "revolución nacionalsindicalista", ideario izquierdista de la Falange, no era realmente nazi: se inspiraba más bien en el fascismo mussoliniano, y que el anarcosindicalismo era, en teoría, enemigo de toda dictadura, fuera ésta del proletariado o del "gran capital", pero en la práctica todos empuñaron los fusiles para aplastar al adversario. Falangistas y monárquicos no estaban de acuerdo en casi nada, y sin embargo combatieron juntos. Anarquistas y comunistas se odiaban, y sin embargo combatieron juntos, incluso después de enfrentarse a tiro limpio, como en la Barcelona de mayo de 1937.

También es cierto que toda la propaganda sobre la heroica resistencia hasta la muerte fue una mentira más de los comunistas. A finales de 1938 los comunistas, como los demás, huyeron despavoridos hacia la frontera francesa, hacia los barcos fondeados en Valencia y Alicante, hacia donde pudieron. Los últimos meses de nuestra guerra civil se caracterizaron por la desbandada general, no por una resistencia heroica al franquismo.

14 pdk, día 22 de Noviembre de 2007 a las 11:23
Afirmar que sobre Cortés pesa la masacre de medio millón de indios me parece una subnormalidad en toda regla, que califica al historiador Kamen.
Sin tener en cuenta el argumento de don Pío sobre la impodsibilidad de que esa cifra sea ni aproximada, con la misma estúpida argumentación podríamos decir que no se ha de glorificar el código napoleónico porque Bonaparte masacró a miles en la campaña de Egipto (al fusilarlos los hacía poner en fila para descerrajar un solo tiro y así ahorrar munición) o negar el genio de Julio César por la sangría de algunas de sus batallas o el arte de Riffensthal por su apoyo a Hitler o el de mil ejemplos más. Es tan cansino luchar argumentando contra la imbecilidad...

Hernán Cortés no fue un santo sino una figura histórica interesantísima, un estratega brillante y, cómo no, un orgullo para sus compatriotas,por personificar uno de los momentos más asombrosos de la Humanidad, por su inteligencia, por su bravura, por su fidelidad a su rey. No por su santidad, aunque moralmente estuviera muy por encima de los hombre de su generación, especialmente sobre los de la patria del propio Kamen. ¡Qué decir de los admiradísimos Drake, Raleigh etc, todos ellos distinguidos con el Sir delante!

¿Qué hacer para que un español sea admirado dentro y fuera de España?
15 pdk, día 22 de Noviembre de 2007 a las 11:30
Pregunto sinceramente
¿qué hacer para que algún español sea admirado dentro y/o fuera de España?
O por lo menos para que la figura histórica de muchos de ellos no sea menospreciada sistemáticamente por el hecho de ser español ¿qué hay que hacer?.


16 Sherme, día 22 de Noviembre de 2007 a las 11:36
Buena pregunta, pdk. Siempre saldrá alguno que intente tirarla abajo... "país" de necios y envidiosos este.
17 Sherme, día 22 de Noviembre de 2007 a las 11:42
18 XLuis, día 22 de Noviembre de 2007 a las 12:05
Sherme:

"XLuis, no hagas sangre a varios cientos de miles de "peperos" por cuatro chupópteros cantamañanas, porfa."

Yo tengo clarísimo que es el "partido" y quién es la gente que le vota. Yo tengo clarísimo que a las manifestaciones va gente que vota al PP pero tengo también clarísimo que esa gente acude a la llamada de la AVT.

Yo no hago sangre con nadie, en cualquier caso será un problema de los votantes/afiliados del PP el que los dirigentes tiren por un lado y los de la base por otro. Y será un problema exclusivo de los votantes del PP si para votar a su partido tienen que taparse las narices. Que tiene narices la cosa que te pidan el voto de esa forma.

Creo que lo que he dicho está muy claro y en modo alguno hay falta de respeto a la inmensa mayoría de la gente que está cautiva por el sistema de listas cerradas. Aquí se habla de libertad pero a la hora de la verdad, las listas cerradas porque así controlo todo. Una cosa es predicar y otra dar trigo y mientras se vote con la nariz tapada y mientras los afiliados no exijan a los dirigentes una cierta coherencia...

Es que estamos conque si la bandera, el himno, "españa" y la madre que lo parió y con el 11M el PP quiere pasar página. ¿Que con lo de la eta si apoya a la AVT y se pronuncia? Conio, sólo faltaría. ¿Y que pasa con los familiares de los 193 asesinados? ¿Y que pasa con los 1843 heridos y sus familiares? ¿Pasamos página?

El PP a pasar página, la AVT no. (Y digo la AVT porque es quien convoca la manifestación, pero se puede hacer extensivo a otras organizaciones de víctimas)

Quizá sea un razonamiento excesivamente simple pero sigo sin ver para que quiero "españa", para que quiero "himno" y para que quiero otras cosas (hipoteca barata, etc etc) si a la vida le dan menos valor. Principios, es una cuestión de principios.
19 lupa, día 22 de Noviembre de 2007 a las 12:07
Y sin duda habrá que revisar en profundidad también las cifras de muertos referidas a la II Guerra mundial.

UyUyUyUy Uy .......

Don Pio , mucho cuidado con ese tema que a un revisionista se le convierte en apestado en un santiamen.

Sabia que conozco a una persona cuyo abuelo (judio)salió de Dachau en 1942 por su propio pié , carta de libertad en mano , se compró billetes de primera clase para el y toda su familia en el tren de Munich a Hamburgo?
Embarca en un crucero KDF y desembarca en Asunción . Existen bonitas fotos del evento , con toda una familia embarcando con su estrella de David en el pecho bajo una bandera con esvastica y sonriendo al fotografo.


20 Pablo1, día 22 de Noviembre de 2007 a las 12:14
Sherme:

Efectivamente, no se puede tirar contra todo el PP por la existencia de unos "garbanzos negros".
El problema es que esos "garbanzos negros", están dirigiendo el PP.
21 lluisv, día 22 de Noviembre de 2007 a las 12:16
Voy a intentar contestar a las preguntas que formula D.Pío para justificar por enésima vez el golpe del 36.

(a) EL golpe de Franco propició la revolución. Sin ser una situación idílica, el sistema de libertades estaba algo más garantizado en mayo del 36 que en 1940. Los revolucionarios no campaban a sus anchas, en el 34 fueron aplastados sin necesidad de tener que reventar todo el sistema.

(b) El franquismo se implantó mediante el terror y en ningún momento abandonó la política represiva. Los sistemas dictatoriales acostumbran a enraizarse durante años, la duración del franquismo no es excepcional, el sistema soviético aguantó durante bastante más tiempo y nadie duda que Hitler o Mussolini habrían aguantado muchos más años de no haber perdido la guerra. Las mismas respuestas que se encuentren para el caso español se pueden aplicar a Portugal, Italia, la URSS, Cuba,... En definitiva, el caso español no es único, ni siquiera el primero.

(c) Gracias a la existencia de una oposición la dictadura finalizó, de lo contrario los elementos del régimen que la permitieron no hubiesen tenido motivos para justificarla. Guste o no, la democracia en España debe más a Felipe González o Jordi Pujol que a Fraga y Arias Navarro.

(d) Evidentemente, el franquismo fue evolucionando, aunque fuese únicamente debido a la coyuntura internacional. Por ejemplo, a partir de 1943/44 ya tuvo que ir maniobrando para alejarse del Eje. Por cierto, que en la URSS también se fue evolucionando.

(e) Sin la oposición, el franquismo no hubiese tenido que evolucionar. La idea original era sustituir a Franco por Juan Carlos, y dejando las cosas más o menos igual. Casi nadie pone en duda que el asesinato de Carrero fue muy importante para evitar la perpetuación del régimen. Precisamente muchos problemas actuales vienen de haber dado un carpetazo a muchos asuntos, en Alemania no se habría entendido que un ministro de Hitler reapareciese pocos años más tarde al mando de la democracia cristiana.

Ignoro qué se puede destruir de la Trancisión. A fin de cuentas, algunos muy "liberales" denostan la figura de Adolfo Suárez, para mi gusto uno de los políticos más importantes que ha dado este país. Tiene varios méritos, entre ellos haber evitado que la cosa acabase a tiros (que ganas de revanchismo o de no ceder a las buenas las había) y haber sabido retirarse.
22 vstavai, día 22 de Noviembre de 2007 a las 12:23
(19) Qué imbécil.Y qué miserable.
23 lluisv, día 22 de Noviembre de 2007 a las 12:25
Hablando de números,

Veo que cuesta muy poco hablar de Kamen, historiador que tendrá sus defectos pero que es del estilo (en cuanto a método, no a ideología) que D. Pío. Los números de Kamen carecen de rigor, pero los que hablan alegremente de los cientos de millones de víctimas del comunismo todavía tienen menos.

He leído la obra de Kamen relativa al Imperio Español. Más que datos, aporta hipótesis, pero algunas de ellas (la necesaria colaboración de otros en la creación y sostenimiento del imperio español) son bastante verosímiles.

En el caso de México, Cortés destruyó una estructura estatal ya existente. Contó para ello con la colaboración activa de grupos nativos hostiles a los aztecas. Otra cosa es que Cortés y su tropa de saqueadores no pudiesen eliminar físicamente a 500.000 nativos, pero lo cierto es que, batallas aparte, los europeos introdujeron algunas enfermedades desconocidas en América, que contribuyeron (más que el trabajo forzado) a que disminuyera mucho la población nativa.

En algunas partes, ésta desapareció por completo. Es el caso, por ejemplo, de Cuba. Para eliminar a toda la población nativa no hizo falta esperar a que llegasen los comunistas.
24 vstavai, día 22 de Noviembre de 2007 a las 12:25
El antisemitismo hoy
los soviéticos, que aparecen ahora como “liberadores de Auschwitz” sin más matizaciones, persiguieron sangrientamente a los hebreos, aparte de instaurar en toda Europa del este regímenes carcelarios. Liberadores muy sui generis
Pío Moa



Ha estado muy en su punto Ariel Sharon al recordar, con motivo de la liberación de Auschwitz, la nula o casi nula ayuda prestada por los Aliados a los judíos durante el Holocausto (El Vaticano sí salvó a innumerables judíos; y también salvó a muchos miles, en aparente paradoja, el régimen franquista, directamente o permitiéndoles el paso de la frontera, cosa que no hicieron los suizos). Y ha venido muy al caso ante las frases pomposas e hipócritas de políticos tan indecentes como Chirac: “En estos momentos tan especiales, quiero repetir solemnemente que el antisemitismo no tiene lugar en Francia. El antisemitismo no es una opinión. Es una perversión. Una perversión que mata. Es un odio que hunde sus raíces en las profundidades del mal, y no puede tolerarse en absoluto su resurgimiento”.

¡Que no puede tolerarse! La realidad es que son Chirac, Rodríguez Zapatero y políticos como ellos los que están fomentando el antisemitismo más perverso mientras sueltan su verborrea demagógica. La realidad es que todos esos políticos llevan años saboteando los esfuerzos de Israel por sobrevivir, y alentando, justificando o disimulando el terrorismo contra los judíos. En los hechos, los medios de masas más ligados a esos personajes ofrecen una manipulación constante de lo que ocurre en Israel, según la cual este estado, el único democrático de la zona, es culpable de todas las agresiones que sufre, sus líderes son criminales de guerra, y las únicas víctimas dignas de consideración y aprecio son las causadas por el ejército israelí en sus operaciones de defensa o castigo por los ataques musulmanes. Resulta muy cómodo hablar de los nazis y de hechos ocurridos hace sesenta años cuando en la actualidad esos políticos y sus medios de comunicación actúan de forma muy parecida a la de los nazis entonces. ¿Qué vienen haciendo Rodríguez y su gobierno en pleno, especialmente el ministro Desatinos? Si por ellos fuera, y por gente como Chirac, Israel habría sufrido un segundo holocausto, sin lugar a dudas. Afortunadamente la suerte de este pequeño país depende mucho más de Usa. Como en rigor la suerte de Europa ha dependido y sigue dependiendo mucho más de Usa que de Europa misma, una Europa aficionada a poner zancadillas a quienes la libraron del nazismo, del comunismo y, hace apenas cuatro días, del tumor de las guerras yugoslavas.

Como la historia contradice a cada paso los tópicos ideológicos, podemos encontrar un paralelo en nuestro propio país. La Iglesia ha sido aquí atacada con un odio y un afán destructor muy parecido en calidad (la pérdida de la guerra por el Frente Popular impidió que también en cantidad) a como los hebreos fueron atacados por los nazis. Al igual que los judíos, miles de clérigos y fieles católicos fueron asesinados, a veces de forma horrorosa, por el mero hecho de serlo. Otra observación necesaria: también los soviéticos, que aparecen ahora como “liberadores de Auschwitz” sin más matizaciones, persiguieron sangrientamente a los hebreos, aparte de instaurar en toda Europa del este regímenes carcelarios. Liberadores muy sui generis.

Vaya por delante que, como español, mi entusiasmo por Usa o por el judaísmo es limitado, y que, contrariamente al hipócrita Chirac, creo que el antisemitismo, como el anticatolicismo, la lucha de clases, los separatismos, el anarquismo o cualquier otra opinión, es perfectamente tolerable. ¡Qué democracia tendríamos de otro modo! Lo que no es tolerable son los actos criminales derivados con gran frecuencia de tales opiniones. Lo que no es tolerable es que esas opiniones se expongan sin réplica adecuada, como viene pasando en los medios de masas desde hace mucho tiempo. Lo que no es tolerable es que se hable con tanta grandilocuencia mientras en la práctica se hace lo contrario.
25 lupa, día 22 de Noviembre de 2007 a las 12:26
vstavai dijo el día 22 de Noviembre de 2007 a las 12:23:
(19) Qué imbécil.Y qué miserable.


Se refiere a Don Pio , al abuelo judio que menciono, o a mi?
26 vstavai, día 22 de Noviembre de 2007 a las 12:30
Entérense algunos:


El porqué de una guerra y de su desenlace
Por Pío Moa

En octubre de 1934 el PSOE y la Esquerra Republicana de Catalunya lanzaron una insurrección que los propios textos socialistas definieron como guerra civil. Otra gran parte de la izquierda colaboró en el intento. Fracasaron, dejando 1.400 muertos y grandes destrozos en 26 provincias, pero no cambiaron básicamente de orientación.

En 1936, después de las anómalas elecciones de febrero, las mismas izquierdas que organizaron o participaron en la guerra civil del 34, alcanzaron el poder, unidas en el Frente Popular. E inmediatamente la ley pasó a imponerse desde la calle, con cientos de asesinatos e incendios de iglesias, de periódicos y centros políticos de derechas, de registros de la propiedad, de palizas, invasiones de fincas, talas indiscriminadas, etc. Se trataba de un nuevo proceso revolucionario en el que participaban sobre todo los socialistas, los anarquistas y los comunistas.

Ante tal situación, la derecha pidió al gobierno que cumpliera su obligación de cumplir y hacer cumplir la ley, y garantizase la vida, la libertad y la seguridad de los ciudadanos. Sus peticiones fueron acogidas con insultos y amenazas de muerte en las Cortes, y el gobierno hizo caso omiso de ellas, deslegitimándose con ello de forma decisiva. Pero el gobierno de Azaña, y luego el de Casares, no sólo colaboraron de hecho con el impulso revolucionario de sus aliados, sino que atacaron a su vez las bases de la legalidad republicana, politizando el poder judicial, arrebatando despóticamente escaños ganados en las elecciones por la derecha, o destituyendo ilegítimamente al presidente de la república, a fin de controlar plenamente todos los poderes.
El derrumbe de la ley polarizó a la población, y en un sector del ejército empezaron a cobrar fuerza, desde finales de abril, conspiraciones para acabar con tal situación, hasta llegar al levantamiento del 17 de julio de 1936, poco después del asesinato del jefe de la oposición, Calvo Sotelo, por policías y milicianos socialistas.

Pese a su espectacular violencia, el proceso revolucionario de aquellos meses no fue la causa de la guerra. La causa fue la colaboración del gobierno con dicho proceso, y las propias ilegalidades de dicho gobierno. Un gobierno no se deslegitima por sufrir un período de violencias, pero sí lo hace cuando, en lugar de guardar y hacer guardar la ley, la vulnera él mismo y ampara la subversión revolucionaria. Pues la ley es el instrumento que permite a las sociedades vivir en paz y en libertad.

La rebelión de un sector del ejército, con el inmediato apoyo de la mitad de la población, fracasó, dejando en manos del Frente Popular casi todos los recursos militares y económicos necesarios para la victoria. Pese a esta situación inicial desesperada, fueron los sublevados y no el Frente Popular quienes terminaron ganando la partida después de casi tres años de guerra.

Creo que las causas de su victoria las explican inmejorablemente sendas observaciones de Azaña y de Besteiro.

Azaña escribe en sus diarios: “Lo que me ha dado un hachazo terrible, en lo más profundo de mi intimidad, es, con motivo de la guerra, haber descubierto la falta de solidaridad nacional. A muy pocos nos importa la idea nacional, pero a qué pocos. Ni aun el peligro de la guerra ha servido de soldador. Al contrario: se ha aprovechado para que cada cual tire por su lado”.

Besteiro observa a su vez, al terminar la contienda. “La verdad real: estamos derrotados por nuestras propias culpas. Estamos derrotados nacionalmente por habernos dejado arrastrar a la línea bolchevique, que es la aberración política más grande que han conocido quizás los siglos. La política internacional rusa, en manos de Stalin y tal vez como reacción contra un estado de fracaso interior, se ha convertido en un crimen monstruoso que supera en mucho las más macabras concepciones de Dostoievski y de Tolstoi. La reacción contra ese error de la República de dejarse arrastrar a la línea bolchevique la representan genuinamente, sean los que quieran sus defectos, los nacionalistas que se han batido en la gran cruzada anticomintern”.

Dada la gran ignorancia inducida en estos años en torno a la guerra civil, vale la pena observar que Azaña fue el principal dirigente de los republicanos de izquierda, y Besteiro, un socialista, había sido de los pocos que condenaron la política revolucionaria, llamada también “de bolchevización”, que se impuso en el PSOE desde 1933.

27 vstavai, día 22 de Noviembre de 2007 a las 12:35
El único lugar del que desapareció la población india en América fue el Caribe, debido sobre todo a enfermedades para las que los indios no tenían anticuerpos. También desapareció prácticamente en EEUU, por una política deliberada de exterminio, que fue imitada en Argentina (después de la independencia) En la América hispana la población india y mestiza es mayoritaria en general, lo que desmiente de entrada el cuento del genocidio del que tanto han hablado, sobre todo, los genocidas del siglo XX. En Méjico, después de la independencia, y con el pretexto de quitar tierras a los monasterios, se prohibió la propiedad colectiva de la tierra... para despojar a los indios de los extensos territorios que les había concedido la corona española. Esos saqueadores de tierras son los principales críticos de la colonización española, que, por cierto, fue realizada por sus propios antecesores, de los que reniegan.
28 lluisv, día 22 de Noviembre de 2007 a las 12:37
Por cierto, me decidí a leer a Kamen gracias a las buenas referencias que dieron de él hombres como César Vidal O FJL. No, tranquilos, no es que enloquecieran o fuese el 28 de diciembre, realmente los ponían a parir, y cuando esos energúmenos ponen algo a parir es que realmente merece la pena.
29 Sherme, día 22 de Noviembre de 2007 a las 12:38
19# Miserable es poco... ¿sabes cuántos nazis se hicieron pasar por judíos en esos días? ¿Sabes cuántos Kapos (Kameraden Polizei) masacraron judíos y demás prisioneros robándoles con promesas de alivio?

============
Pablo1 y Xluis: Venga dí nombres: empieza si quieres por Rajoy, Costa, Arriola, Feijoo... venga Arenas... venga... cuenta el final... Vale ¿no está ya en AES Enrique de Diego? Por lo menos lo apoya febrilmente, vale, pues pregúntale a De Diego por el 11-M y los "conspiranoicos", por Federico o LdP ... por los GEOS y los suicidados de Leganés....

En el PP hay casi 750.000 afiliados, no son sólo sus votantes... Estaría incluisve de acuerdo en que hay muchas "tendencias" DENTRO del PP, aglutinadas por lo que tienen en frente... y también has de estar de acuerdo en que entre el "fuego amigo" y las descargas cerradas de los otros... parece que estemos en una encerrona con fuego cruzado permanentemente.
30 lupa, día 22 de Noviembre de 2007 a las 12:44
Sherme dijo el día 22 de Noviembre de 2007 a las 12:38:
19# Miserable es poco... ¿sabes cuántos nazis se hicieron pasar por judíos en esos días? ¿Sabes cuántos Kapos (Kameraden Polizei) masacraron judíos y demás prisioneros robándoles con promesas de alivio?


Asi que en 1942 habia nazis que se hacian pasar por judios..........

jajajajajajajajajajajajaja

Ojo, que el abuelete fué reconocida victima del holocausto con todos los sacramentos.
31 lupa, día 22 de Noviembre de 2007 a las 13:03
Sherme:
Nach den Mißhandlungen und Boykottmaßnahmen schlossen in
den Jahren 1933 bis 1935 außer der Viehhandlung und Schlachterei
der Brüder Lilienfeld das Haushaltsgerätegeschäft Lippmann und die
Patent-Tischfabrik Saalfeld. Hermann Saalfeld zog nach Magdeburg,
Familie Lippmann emigrierte nach Paraguay.


http://www.unics.uni-hannover.de/hdb-synagogen-nds...

el parrafo seleccionado lo tienes en pag 5 del pdf , que equivale a pag 41 del texto.

La nieta Lippmann vivió en mi casa en 2006.
Asi que la historia es exactamente asi como la cuento.

32 denebola, día 22 de Noviembre de 2007 a las 13:10

A ver, a ver, unos cálculos simples. Cortés monta su primera expedición en 1519:

"Finalmente, el 21 de abril de 1519, la flota abandonó las costas de Cuba. Consistía de 11 naves, con 518 infantes, 16 jinetes, 13 escopeteros, 32 ballesteros, 110 marineros y unos 200 indios y negros de auxiliares de la tropa. Llevaban 32 caballos, 10 cañones de bronce y 4 falconetes."

Después vendrían otras expediciones. Como murió en 1547 y como la logística y la navegación llevaban mucho tiempo, sin hacer un recuento de los periodos de campaña, sólo para hacernos idea del orden de magnitud de la empresa, digamos que estuvo en guerra durante cinco años. Eso son cien mil muertos al año de media. Teniendo en cuenta las fuerzas con que contaba, del orden de pocos cientos de soldados, pongamos 500 para el cálculo, significaría que cada español de los que acompañó a Cortés tuvo que matar a unos doscientos indios todos y cada uno de los días durante esos cinco años, inclusive domingos y fiestas de guardar.

Ya digo que es un cálculo de orden de magnitud. Pueden ser 50, pueden ser 300. Lo que está claro es que el tal Kamen tiene o bien unas tragaderas espectaculares o bien una mala baba de mucho cuidado. De historiador poco.
33 Pablo1, día 22 de Noviembre de 2007 a las 13:23
Sherme #29

Sinceramente, no sé si Enrique de Diego apoya a no a AES; y lo cierto es que me importa bastante poco.
Lo que sí te puedo garantizar, es que Enrique de Diego, ni está afiliado a AES, ni es dirigente de dicho partido.
En cambio, los peperos que has mencionado (y algunos ilustres que faltan, como Gallardón), sí que son dirigentes: Rajoy, el número Uno. Y son los que marcan las políticas, caminos, y programas, a seguir por el PP.

Como verás, tu ejemplo no resiste la más mínima comparación.
34 Zafiro, día 22 de Noviembre de 2007 a las 13:23
1890 se presenta para Estados Unidos como un año de frenético crecimiento. En 1889, justo un siglo después de que George Washington gobernara, el republicano Benjamin Harrison accedió a la Casa Blanca: uno de sus primeros mandatos fue el de abrir el territorio indio de Oklahoma a la colonización, suprimiendo así todos los tratados con las tribus que les garantizaban la propiedad de sus propias tierras.

Empieza así la «carrera hacia el oeste» un verdadero saqueo legal de los últimos reductos indios, el cual traerá rápidamente indigencia y pobreza a los pobres supervivientes de las guerras sufridas durante los últimos treinta años contra los colonos anglosajones.

Desanimados, enfermos, y despojados de todo, los indios norteamericanos no son más que una sombra de si mismos, un puñado de andrajosos hambrientos obligados a mendigar hasta la rancia comida distribuida por las agencias del Indian Bureau. Así es como los creadores de la Leyenda negra española trataron a los indios americanos.
35 denebola, día 22 de Noviembre de 2007 a las 13:24
Obviamente, son 200 al año, no 200 al día. Lo cual no altera sustancialmente el juicio si los portadores de armas de fuego no pasaban de unas pocas decenas.
36 XLuis, día 22 de Noviembre de 2007 a las 13:28
Sherme:

No sé si mezclar es bueno o malo pero por la parte que a mi me toca:

"Pablo1 y Xluis: Venga dí nombres: empieza si quieres por Rajoy, Costa, Arriola, Feijoo... venga Arenas... venga... cuenta el final... "

Y Gallardón, que no se te olvide ese.

"Vale ¿no está ya en AES Enrique de Diego? "

????????? Lo siento pero me he perdido.

"Por lo menos lo apoya febrilmente, vale, pues pregúntale a De Diego por el 11-M y los "conspiranoicos","

Ya lo he hecho y ya le he argumentado. Por supuesto que no estoy de acuerdo con las manifestaciones de este señor en lo que respecta al 11M.

" por Federico"

No mezclemos. Federico podrá caer bien o mal pero es un hombre de principios que no se rige por encuestas para caer gracioso.

" o LdP ... "

Para este asunto no necesito preguntar a nadie. Tengo información de primerísima mano. Fíjate si estaré enterado que despues de caer "en desgracia" por negarme a hacer de palmero y despues de una discusión con alguno de sus palmeros les hice el siguiente ofrecimiento. Si demostrais que alguna de las cosas que afirmo es falsa, desaparezco de escena. Y hasta hoy.

"En el PP hay casi 750.000 afiliados, no son sólo sus votantes... Estaría incluisve de acuerdo en que hay muchas "tendencias" DENTRO del PP, aglutinadas por lo que tienen en frente... y también has de estar de acuerdo en que entre el "fuego amigo" y las descargas cerradas de los otros... parece que estemos en una encerrona con fuego cruzado permanentemente."

¿Fuego cruzado permanente? El victimismo se utiliza para acallar críticas. Principios, es una cuestión de principios. Listas abiertas, libertad.

Supongo que comprenderás que al PSOE le dé por perdido. Con esos no hay nada que hacer pero al PP hay que leerle la cartilla y mientras lo que se reproche sea verdad, cuestión importantísima, está demás hacer llamamientos a la "unidad". ¿"Fuego cruzado"? La diferencia de esos fuegos es que el de un lado ya sabemos que son infundios, en general, pero los del "este" lado se basan en hechos. ¿Hay que reirle la gracia al próximo? Si los hechos criticados son ciertos lo que hay que hacer es poner remedio a la situación, corregir lo que haya que corregir y no degollar al mensajero.

37 lupa, día 22 de Noviembre de 2007 a las 13:33
denebola

Las cifras que tu pones de los soldados españoles que acompañaron a Cortez seguro que son ciertas.

Pero hay que ver tambien un detalle. Los Aztecas habian sometido a los pueblos conlindantes y esos pueblos se aliaron a Cortez en su conquista de Mejico para liberarse del yugo de los Aztecas.
38 alonso_4, día 22 de Noviembre de 2007 a las 13:33
Noticia de El Semanal Digital:

EL PP MARCA LAS DISTANCIAS

Rajoy no irá a la marcha de la AVT pero envía a toda su plana mayor

... Cualquier cosa, "menos salir a la calle por salir", según apuntan fuentes de la sede de Génova a Elsemanaldigital.com. Ésta ha sido una gota que ha colmado el vaso de la Oposición. "La gente se cansa, no se la puede obligar a manifestarse cuando no existe un ambiente en este sentido", aseguran las fuentes. La convocatoria les ha colocado en una incomoda posición, entre la obligación moral de seguir respaldando a las víctimas y la inoportunidad de una cita ...

xxxxxxxx

Esto parece ser lo que piensa Mariano Rajoy y los suyos, que no están a eso, pero si a otras cosas mas guay.

En este sentido estoy totalmente de acuerdo con #20Pablo1 dijo el día 22 de Noviembre de 2007 a las 12:14:

... Efectivamente, no se puede tirar contra todo el PP por la existencia de unos "garbanzos negros".
El problema es que esos "garbanzos negros", están dirigiendo el PP.

xxxxxxxx

Mariano Rajoy y sus "garbanzos negros" no desactivan la manifestación porque no pueden. Van algunos, pero que se les note lo menos posible. Se sienten incómodos.

Con esa moral de gallina clueca no se puede ganar ninguna elección, así es que da igual el programa electoral o lo que prometan si ganan.

Rajoy no puede seguir al frente del PP ni un minuto más. Los "garbanzos blancos" ya lo pueden ir tumbando.
39 XLuis, día 22 de Noviembre de 2007 a las 13:35
A veces leo cosas que son dignas de portada de El Jueves. :)

"En el caso de México, Cortés destruyó una estructura estatal ya existente."

Vamos, que ahora va a resultar que los aztecas eran como la Madre Teresa pero con adornos...

¿Y que estructura estatal preexistente destruyeron los aztecas?

"En algunas partes, ésta desapareció por completo. Es el caso, por ejemplo, de Cuba. Para eliminar a toda la población nativa no hizo falta esperar a que llegasen los comunistas"

Y se te olvida decir que Fidel Castro, asesino talludito, es de ascendencia gallega.

Deben dar gracias los nativos americanos de que el comunismo no fuera el que "descubriera" el continente .
40 Zafiro, día 22 de Noviembre de 2007 a las 13:35
El 25 de diciembre de 1890, los últimos doscientos sioux, empiezan el recorrido de los más de ochocientos kms., que separan su campamento de la reserva; hace frío y un viento helado tortura a los sioux que, el 28 de diciembre llegan agotados a los limites de Pine Ridge.

Son rápidamente descubiertos por una unidad de caballería. Les obligan a parase y acampar en un lugar previamente determinado para asegurar su control, los indios obedecen. La mañana del veintinueve, el campamento se despierta rodeado por unidades del 7º regimiento. Al mando esta el coronel Foryth, un arrogante y obcecado oficial, digno sucesor del coronel Custer (el anterior jefe). De pronto los soldados invaden los "tepees" para buscar las armas, obligando a los indios a que les entreguen todos sus fusiles. A pesar de que las órdenes son cumplidas, los militares, pareciendo no haberse quedado satisfechos, ofenden a los ancianos, insultan a las mujeres y realizan cacheos abusivos, procediendo sin contemplaciones. La rabia de los indios es palpable.

Por una señal convenida, los soldados apoyados también por la artillería colocada previamente en la colina, empiezan a disparar a discreción sobre los indios. Es una gran masacre: cogidos por sorpresa, los sioux no tienen tiempo ni armas para reaccionar. Los fusiles y las granadas no perdonan a nadie. Bajo el grito de «acordaos de Custer» y «venganza al 7º » los soldados masacran a todos los que están a tiro. Mujeres y niños son degollados mientras los pocos guerreros intentan reaccionar con la fuerza de la desesperación. Pero todo resulta inútil, los soldados están como locos y solamente dejarán de disparar cuando no quede ni uno solo en pie. Entre las nieves rojas de sangre, quedan los cuerpos destrozados de doscietos indios. Estos son los que acusan a los españoles de haber tratado mal a los indios.
41 XLuis, día 22 de Noviembre de 2007 a las 13:51
Sherme:

Para qué inventar nada. Lee el artículo de D. Gabriel Moris, ahí tienes la respuesta.

¿Hay mecanismos dentro de nuestro ordenamiento jurídico y constitucional para remediar lo que es apremiante? Cuando esto sucede, cuando el pueblo soberano no encuentra ni diálogo, ni eco, ni escucha a sus justas reivindicaciones, precisamente en estas circunstancias es cuando la rebelión cívica cobra su auténtico sentido
En España y creo que en la gran mayoría de los países de nuestro entorno y quizás del mundo, existen unas organizaciones sociopolíticas que se estructuran "grosso modo" de la siguiente manera: en primer lugar, unos dirigentes políticos y sociales que son los encargados de dirigirnos y "facilitarnos" la vida al resto de los ciudadanos. En segundo lugar unas clases medias y trabajadoras que constituyen el auténtico soporte social y vivencial del país. Finalmente, existe un grupo marginado, al que todo el mundo pretende cuidar y ayudar pero que, en la práctica, permanece aislado del resto de la sociedad; como además, numéricamente no es muy significativo, su peso específico en el electorado no tiene ninguna repercusión en los comicios ni en las decisiones comunitarias; sencillamente, constituyen un grupo marginal para el resto de la sociedad.

Posiblemente este análisis resulte un tanto simplista pero creo que, con matices, podría servirnos como base para el análisis que hago a continuación. El servicio que un sistema democrático debería prestar al país sería el buscar el bien común partiendo de un verdadero equilibrio de fuerzas y de concurrencia de necesidades y de pareceres. Es cierto que la responsabilidad última de las políticas que deben hacer posible el mejorar las vidas individuales de los ciudadanos, recae fundamentalmente en los poderes públicos, representados por el conocido trinomio que todos repetimos con bastante frecuencia (poderes judicial, legislativo y ejecutivo). La prensa, omitida adrede anteriormente, debería ser la voz de la ciudadanía en general pero me temo que tampoco es así, salvo en muy contados casos.

El buen funcionamiento de una democracia debe responder a una coherencia y un equilibrio, entre las necesidades sentidas y demandadas por el conjunto de la sociedad, incluidas las clases sociales más marginadas, y los resultados de las acciones que las clases dirigentes presenten a los ciudadanos que les dieron su confianza para conseguir dichos fines. ¿Ocurre esto en todos los casos? ¿Se exige a dichos representantes que realicen un balance sistemático de su gestión? ¿Los ciudadanos, hacemos este análisis como paso previo al ejercicio democrático de depositar nuestro voto en los comicios? Si la respuesta es negativa, estamos dando pié a que los incumplimientos de nuestros representantes sean algo que admitimos como parte del sistema y ello nos puede llevar a la frustración y por tanto a invalidar, como norma de convivencia, algo que, intrínsecamente es bueno, pero que, nosotros, todos, lo hacemos perverso y lo devaluamos.

Hay acciones y decisiones que por su naturaleza, por su grado de importancia o de urgencia, pueden ajustarse a los plazos electorales. Otras, en cambio, no resisten el paso del tiempo: Quiero aludir a dos asuntos concretos que estos días están en el candelero; me refiero a la "Investigación de los atentados del 11-M" y a la "negociación" con la banda terrorista ETA-Batasuna. Ambos asuntos creo que revisten un carácter urgente, tanto por la importancia de su contenido como por la importancia de los plazos. Unas actuaciones inadecuadas en ambos casos pueden tener repercusiones irreparables para la convivencia ciudadana y para los principios que conforman dicha convivencia. En estos casos, los colectivos cívicos han alzado su voz, haciendo valer sus derechos y deberes constitucionales, ante lo que consideran un disparate por parte de los tres poderes que conforman nuestro estado de derecho. A nadie se le oculta la acogida que dichos poderes públicos han dispensado a estas demandas legítimas y razonables.

¿Qué hacer ante este distanciamiento entre dirigentes y el pueblo que los eligió? ¿Hay mecanismos dentro de nuestro ordenamiento jurídico y constitucional para remediar lo que es apremiante? Cuando esto sucede, cuando el pueblo soberano no encuentra ni diálogo, ni eco, ni escucha a sus justas reivindicaciones, precisamente en estas circunstancias es cuando la rebelión cívica cobra su auténtico sentido. Esperar otros dos años para reflejarlo en las urnas puede ser un suicidio colectivo. Con el riesgo añadido de que los "pacifistas de nuevo cuño" produzcan otro "accidente" para actuar sobre la voluntad ciudadana.

D. Gabriel Moris en El confidencialDigital de 20/07/2006
42 Madriles, día 22 de Noviembre de 2007 a las 14:08
Una gran parte de los españoles sabemos que el 11-M fue un golpe de Estado dirigido contra el gobierno del PP, después hemos visto para qué -y lo que queda por venir, que es peor-.

Sin embargo, los poderes del Estado -ejecutivo, legislativo, judicial-, el jefe del Estado, los partidos políticos, la policía, y si me apurais hasta los bomberos, no se han enterado de nada, y quieren dar el "caso" por cerrado, después de una sentencia que condena únicamente a tres pobres desgraciados como implicados en la matanza del 11-M.

43 vstavai, día 22 de Noviembre de 2007 a las 14:18
Bien por Kamen, aunque...
18 de Abril de 2007 - 10:27:38 - Pío Moa
Kamen está aquí mucho mejor que cuando desbarraba en "Imperio". Observen que reproduce en buena medida mis tesis, sin citar mi modesto nombre. Supongo que debo considerarlo un honor:

Lo que (no) se quiere recuperar de la Segunda República,
de Henry Kamen en El Mundo
TRIBUNA LIBRE

La Segunda República española fue proclamada, en medio de una gran esperanza y expectación, el 14 de abril de 1931. El poeta Antonio Machado describió cómo él y un grupo de allegados ondearon la bandera republicana en el Ayuntamiento de Segovia: "Con las primeras hojas de los chopos y las últimas flores de los almendros, la primavera traía a nuestra República de la mano. La naturaleza y la Historia parecían fundirse en una clara leyenda anticipada o en un romance infantil". Pero muy pronto, sólo dos años después de proclamarse, la República comenzó a desmoronarse. ¿De quién era la culpa?

Hoy, tanto tiempo después, resulta trágico constatar que la manipulación y distorsión de la historia de la Segunda República que se empezó a hacer bajo el régimen de Franco todavía continúa. El pasado año, con mucha propaganda, el Ministerio de Cultura fue anfitrión de una serie de congresos en los que eruditos extranjeros y españoles presentaron sus puntos de vista sobre aquel periodo. Sin embargo –como a menudo ocurre cuando los intereses políticos dictan la Historia–, no hubo acuerdo sobre lo que verdaderamente sucedió entonces.

El principal intento de manipulación estuvo en las palabras de José Luis Rodríguez Zapatero al afirmar que su Gobierno es el heredero directo de la Segunda República. Ésta fue una afirmación maravillosamente romántica, pero simplemente descubría el hecho de que el presidente había leído poco sobre la República. ¿Trataba de decir que el actual régimen democrático de España es heredero de la República burguesa de 1931 o de la República centrista de tres años después o de la República revolucionaria de 1936? ¿Trataba de decir que el Partido socialista de hoy es el heredero directo del Partido socialista de 1934, que se las arregló más que cualquier otro grupo político en la Cortes para minar y destruir la República? Se analice como se analice esta afirmación, uno se asombra de que alguien pueda hacer tal paralelismo.

La afirmación de continuidad con la República descansa, por supuesto, en la presunción de que ésta era una buena cosa, una niña bonita que no erraba y preservaba todas las reglas de la democracia, pero que posteriormente fue violada y asesinada por una derecha brutal que todavía está activa en España y ha adoptado la forma de la oposición democrática oficial. Muchos otros han proclamado la afirmación de continuidad, como el dueño del grupo capitalista Prisa, quien ha afirmado que esta misma derecha está incitando al "guerracivilismo". Así las cosas, la proximidad de las elecciones municipales del próximo mayo hace inevitables las comparaciones con aquellas elecciones que hicieron posible el nacimiento de la República en la primavera de 1931.

Acabo de leer algunos estudios sobre los orígenes de la Guerra Civil española y me ha parecido extraño que en los últimos 30 años los historiadores españoles hayan evitado en general estudiar la República. En cambio, han concentrado su atención en el régimen de Franco y lo que hizo para destruir España. Ha habido, según un reconocido historiador español socialista, "un desplazamiento de interés en las nuevas generaciones de historiadores desde la búsqueda de las causas del fracaso de la República, que tanto intrigó a los mayores, hacia la naturaleza, el funcionamiento y la larga duración de la dictadura, que ha permitido abordar con un rigor hasta ahora desconocido la magnitud de la violencia y represión sobre las que se edificó el régimen de Franco".

Es fácil adivinar las consecuencias de este énfasis. En la última generación, a todos se les ha hablado de los crímenes de Franco, como si antes del caudillo no se hubiesen cometido crímenes. Franco es representado como la bestia que destruyó la felicidad y la democracia que había florecido en España antes del 18 de julio de 1936. La República, según esta interpretación, era un paraíso de democracia, una víctima inocente de fascistas que aún hoy –en 2007– están planeando destruir el régimen progresista de España.

¿Es posible que los investigadores progresistas de los últimos años hayan evitado estudiar la República para no descubrir que fue el Partido Socialista el que la destruyó, mucho antes de que Franco lo hiciera? Las conclusiones del último estudio de un eminente historiador norteamericano, hechas públicas en 2006, manifiestan inequívocamente que, como resultado de las elecciones de 1933, en la República, "la izquierda se burló sistemáticamente de la legalidad, reduciendo finalmente el orden legal al caos y preparando el escenario para una guerra civil". Efectivamente, desde aquella fecha, las dos mitades de la izquierda minaron la República con el objetivo de alcanzar una "conquista de poder", como ellos lo llamaban. La izquierda moderada buscaba subvertir el orden legal mediante la manipulación política, mientras que la izquierda revolucionaria atacaba al Estado con violencia e incendios.

En junio de 1933, el líder socialista Largo Caballero afirmaba que "en España, afortunadamente, no existe peligro de fascismo". Pero el empleo de la violencia de la izquierda revolucionaria contra los falangistas en realidad aceleró su crecimiento. Los líderes fascistas fueron a Italia en busca de apoyo, de la misma manera que los comunistas irían mas tarde a la Unión Soviética con el mismo propósito. La mayor contribución a la socavación de la República fue el Octubre Rojo, en 1934, que preparó el camino a la futura violencia y demostró al ejército que podría desempeñar un papel represivo. Como ha concluido el destacado historiador norteamericano Malefakis, "la revolución de octubre es el origen inmediato de la Guerra Civil". Hubo una polarización total, en la que desempeñaron un papel crucial los socialistas, quienes se dedicaron a apoderarse del control de la República, con medios antidemocráticos si era necesario.

¿Y qué hay de los errores de la República? Una nueva y excelente tesis sobre la represión de Franco en el área de Madrid de un estudioso británico, Julius Ruiz, ofrece copiosos hechos y análisis sobre la represión militar que ejerció el nuevo régimen de Franco después de 1939. Al mismo tiempo, el autor lamenta que no pueda dar detalles sobre lo que pasó antes de ese periodo, porque "la represión republicana todavía aguarda a su historiador". ¿Por qué los eruditos españoles (con la única excepción de un escritor que no es profesor universitario y que ha sido deliberadamente marginado por los historiadores del establishment) no han estudiado la represión? ¿Hay alguna barrera ideológica que les prohíbe hacerlo?

El hecho de que la represión franquista fuera sangrienta, y la opresión larga, nos ha alentado a olvidar que hubo otros españoles que sufrieron bajo la República, y que miles murieron a manos suyas porque no consiguió controlar la situación en España. Nos hemos acostumbrado a las terribles cifras de asesinatos por el terrorismo de ETA –casi un millar de muertos desde 1975–, que representan una espantosa tragedia extendida a lo largo de los 30 años de la democracia española. No obstante, la cifra es realmente pequeña si la comparamos con lo que sucedió bajo la Segunda República, en especial después de 1934. En total, hubo más de 2.400 muertos en los cinco años de aquel régimen, una cifra que excede el número de víctimas de cualquier otro país europeo en esa etapa en que la democracia estaba luchando para sobrevivir en todas partes del continente.

Mientras rememoramos los prometedores años del nacimiento de la Segunda República, también vale la pena que recordemos que tenemos el deber de estudiarla y analizarla sin los prejuicios ideológicos que todavía persisten en la historiografía oficial en España. Fue un gran experimento que se colapsó, y el colapso vino provocado no sólo por el Alzamiento del 18 de julio, sino también –bastante antes de esta fecha– por los intereses políticos que nunca aceptaron las reglas de la democracia.

Hace algunas semanas, un consejero de la Generalitat de Cataluña anunció la provisión de fondos para la identificación y nuevo enterramiento de todas las personas que fueron asesinadas por las fuerzas franquistas durante la Guerra. Sin embargo, no está previsto que se haga lo mismo para el igualmente gran número de personas asesinadas por la izquierda y los elementos anarquistas. Su explicación fue que las víctimas de Franco tenían una posición moral y ética, mientras que los asesinados bajo la República eran "rebeldes" y no tenían categoría ética.

El ejemplo demuestra que lo que aparece ahora en la superficie sobre el debate de la Guerra Civil es una franca polarización de ideología, que sigue siendo igual de corrosiva que en la generación anterior. Y la polarización surge a causa de una deliberada negativa a estudiar con imparcialidad los acontecimientos de las primeras décadas del siglo XX.
44 vstavai, día 22 de Noviembre de 2007 a las 14:22
La oreja de Jenkins y un mal método historiográfico
Por Pío Moa
El punto de vista español sobre la guerra “de la oreja de Jenkins” parece mejor fundado que el inglés, y, en todo caso un historiador serio debe tenerlo en cuenta necesariamente.

Recuerdo un reportaje en El País, hace ya bastantes años, sobre la historia del Museo del Prado, cuya autora, en el estilo, tan común en estos años, de desvalorizar lo español, se explayaba sobre el cúmulo de desidias, errores burocráticos y desastre organizativo en la formación de las colecciones y del propio museo. La conclusión sería que, si con tan calamitosa actuación teníamos uno de los mejores museos de pintura del mundo, el mejor según algunos, ¡qué habríamos logrado de haber trabajado un poco mejor!

Probablemente había bastante verdad en las observaciones de la hipercrítica escritora, pero su método historiográfico era pésimo: tendría que haber contrastado los fallos con los aciertos, sin duda muy superiores, teniendo en cuenta el resultado.

Me viene el caso a la memoria en relación con el libro de Kamen sobre el imperio español, y en concreto sobre cómo explica “la guerra de la oreja de Jenkins”, surgida del contrabando practicado por ingleses, holandeses y otros en América. Los guardacostas españoles perseguían ese contrabando, pero, según sus enemigos, muchos guardacostas practicaban la piratería, y un empleado de la Compañía del Mar del Sur los califica como “los más abominables ladrones de la humanidad”. Si hubo opiniones distintas, Kamen las omite. Los guardacostas habrían “confiscado ilegalmente, o robado”, entre 1813 y 1731, y según queja del gobierno británico, más de 180 mercantes ingleses, muy probablemente contrabandistas. “El caso más célebre fue el del capitán Jenkins, que en 1738 declaró en la Cámara de los Comunes que siete años antes su barco había sido víctima del pillaje de los españoles en América. A él le habían atado a un mástil y le habían cortado una oreja”.

El gobierno inglés exigió compensaciones a Madrid, sin llegar a un acuerdo, y, en plena indignación patriótica declaró la guerra a España, con la oposición del primer ministro, Walpole, el cual explicó, en palabras de Kamen, que “a Gran Bretaña le interesaba proteger a España”, por los beneficios que extraía del comercio con su imperio. Walpole dimitió, tras calificar la guerra de “injusta y deshonrosa”.

En consecuencia, y después de varias incidencias, en enero de 1741, “Vernon reunió en Port Royal lo que algunos llamaron la más formidable armada que jamás se vio en el Caribe”, con treinta buques de guerra y cien transportes con más de once mil soldados. “Pero perro ladrador, poco mordedor”, comenta absurdamente Kamen. “La flota puso sitio a Cartagena (de Indias) en la primavera de 1741, pero se retiró ante el temor de que llegaran refuerzos para socorrer la ciudad. A continuación se lanzó sobre la bahía de Guantánamo, en Cuba, capturándola, pero fue incapaz de sacar provecho de esta captura. Por último trató de apoderarse de Panamá, pero también en esto fracasó (…) Fue una campaña naval con objetivos confusos (…) Se trataba simplemente (…) de humillar al imperio”.

Otra flota menor, de ocho barcos y 1.500 soldados, fue enviada al mando del almirante Anson para atacar las posesiones españolas por el Pacífico, y coger en tenaza, con Vernon, el istmo de Panamá. La expedición fracasó, y, con tres barcos restantes, Anson intentó capturar el galeón de Manila, lo que logró finalmente, ya en mayo de 1743, perdiendo, señala Kamen, un marinero, por setenta los españoles.

Naturalmente, el hecho de esta guerra contradice un tanto su visión del imperio español como una especie de cobertura bajo la que actuaban en realidad los ingleses, holandeses, franceses, judíos, alemanes e italianos, y en la que los propios españoles representaban un papel menor. Este absurdo ya lo traté en otro artículo, y aquí se manifiesta en el hecho de que quienes impusieron la guerra fueron, precisamente, los comerciantes ingleses a quienes, en principio, más interesaba “proteger” a España, por emplear la expresión de Kamen. Por otra parte, las observaciones de Walpole valen casi en cualquier ocasión. Así, en los años 20 y 30 del siglo pasado, Alemania y la URSS sostuvieron fructíferas relaciones, hasta la invasión de la URSS por Hitler. Aunque en Alemania no podían exponerse opiniones contrarias, no faltarían quienes, al menos en su fuero interno se hiciesen reflexiones parecidas a las de Walpole.

El hecho de que los principales beneficiarios del imperio español, según Kamen, lanzasen la guerra contra él, encaja mal en sus teorías. Quizá los comerciantes ingleses esperaban sacar más provecho dominando directamente aquel imperio, que limitándose a comerciar con él, como debió de pensar Hitler con respecto a Rusia. Pues tampoco acaba de encajar la pretensión de que Londres sólo aspiraba a “humillar” a España. Para tan limitado objetivo no parece racional aprestar una flota gigantesca, la mayor conocida hasta entonces, cifrada por otras fuentes en 186 barcos y 23.600 combatientes entre soldados, marineros y macheteros negros esclavos, aparte de los llevados por Anson. Y la operación se dirigió a un centro neurálgico, Cartagena de Indias, donde confluía el comercio imperial hacia Europa. Los españoles solían interpretar que se trató de una gran ofensiva para quebrar su imperio, y no suena irrazonable el supuesto.

En la versión española de la guerra, un capitán de guardacostas, Juan Fandiño, que quizá tenía una opinión de su trabajo distinta de la de sus enemigos, capturó el barco de Jenkins y cortó a éste la oreja, advirtiéndole: “Ve y dile a tu rey que lo mismo le haré si a lo mismo se atreve”. De ahí derivó “la guerra de la oreja de Jenkins”, como se la conoce en Inglaterra.

La clave de la contienda fue el asalto a Cartagena de Indias. La ciudad, defendida por 3.600 hombres, 600 de ellos indios, debía caer forzosamente ante una escuadra tan extraordinaria. Sin embargo no cayó. Kamen empieza su libro con una cita de Brecht desvalorizando el mando de un ejército, pero lo que desbarató el intento británico fue precisamente la previsión y la acción de uno de esos mandos, Blas de Lezo, hombre del estilo del capitán Contreras y otros que hicieron o defendieron el imperio español, y que ya había batido a Vernon en alguna otra ocasión.

No parece que Vernon se retirara de Cartagena por temor a refuerzos hispanos. Desde mediados de marzo estuvo bombardeando la ciudad y sus fuertes, y desembarcó luego para tomar algunos de ellos, lográndolo a costa de grandes bajas. El 19 y el 20 de abril ocurrió la acción decisiva, y en ella sus tropas fueron diezmadas ante el fuerte principal, y rematadas en una impetuosa salida. Los británicos tuvieron que retirarse a los barcos, desde los cuales siguieron un mes más cañoneando en vano la ciudad, mientras las enfermedades hacían presa en ellos, obligándoles a incendiar varios buques por falta de tripulación. El fracaso ante Cartagena resultó tan humillante que el rey Jorge II prohibió escribir sobre él. La consecuencia fue que el imperio español se mantuvo en pie casi un siglo más, sin que los ingleses volvieran a amenazarlo seriamente.

El punto de vista español sobre la guerra “de la oreja de Jenkins” parece mejor fundado que el inglés, y, en todo caso un historiador serio debe tenerlo en cuenta necesariamente, cosa que Kamen no hace.

Kamen culmina su libro con una reflexión sobre “el fracaso de España a la hora de crear un discurso imperial, esto es, de crear un entendimiento entre los pueblos basado en una comunicación, una lengua y unos intereses compartidos”. El imperio español duró tres siglos, notablemente pacíficos en el interior, es decir, prácticamente tanto tiempo como el imperio británico y más que el francés u otros europeos. En cuanto a la comunicación y la lengua, veinte naciones y cerca de 400 millones de personas hablan hoy español. Sobre los intereses compartidos cabría observar que debían de ser bastante estrechos, por cuanto las guerras de independencia resultaron muy largas y empeñadas, debido a su componente de guerras civiles, más que a la intervención de una España exhausta por las contiendas napoleónicas. No parece tanto fracaso, en definitiva.

Al enfocar la historia con tanta unilateralidad, Kamen llega inevitablemente a conclusiones en verdad peculiares. Como dicen los críos, “¡así, cualquiera!”



45 MessageI, día 22 de Noviembre de 2007 a las 14:31
LAS ORGÁNICAS CAUSAS DE LA FALTA DE DEMOCRACIA

Los partidos españoles son hijos del franquismo y heredaron su “democracia orgánica”, férreamente jerárquica y disciplinada —del mismo modo, los sindicatos heredaron la verticalidad del Nacionalsindicalismo—. Los partidos practican esa seudo-democracia orgánica en su vida interna, y la proyectan en sus relaciones con los demás partidos para el reparto del poder. Por tanto, los partidos ni siquiera acatan la Constitución que les exige ser internamente democráticos.

A la ciudadanía nos está vedada la participación incluso en ese remedo de democracia, y nuestros derechos políticos se reducen a acudir en romería a las urnas cada cuatro años. Así es como se asignan los cupos de reparto en el Parlamento, donde los diputados tampoco acatan la Constitución cuando obedecen el mandato imperativo de los líderes de sus partidos.

Orgánicamente, el Parlamento elige al Presidente del Gobierno quien, desde ese momento, detenta un mando verticalista sobre los poderes Ejecutivo y Legislativo. Elegido el Poder Judicial desde el Parlamento, la seudo-democracia "orgánica" se remacha y el Presidente ordena y manda omnímoda e impunemente. Como otro dictador.

Y el pueblo español, en eterna prolongación del franquismo, sigue gracias a este artefacto sin protagonizar su propia Historia.

http://messageinout.blogspot.com
46 Osiris, día 22 de Noviembre de 2007 a las 14:45
Respecto a 43.

He llegado a la conclusión que un importante porcentaje de españoles jamás ha estudiado la historia española del siglo XX.

¿El motivo? Los planes de estudio situaban ese periodo para las últimas semanas del curso, pero el retraso arrastrado impedía dedicarle el tiempo suficiente o incluso, las más de las veces, ni siquiera se llegaba a esa parte del temario.

¿Casualidad?
47 lluisv, día 22 de Noviembre de 2007 a las 14:53
Osiris (#46):

Por lo pronto, evitar conflictos. No creo que nadie vaya a mostrarse susceptible en temas relacionados con Atapuerca o los Escipiones.

Por lo demás, son los docentes los que deben adaptar el temario al tiempo disponible.
48 Soren73, día 22 de Noviembre de 2007 a las 15:05
¿Para enseñar la historia debería haberse empezado por el siglo XX para acabar con Numancia o Sagunto? ¿No sería una Historia un poco rara?
49 Sherme, día 22 de Noviembre de 2007 a las 15:05
Vamos a ver, así por encima, (no me ha dado tiempo de ler todos los comentarios) ¿Alguien me puede decir UN NOMBRE, de UN político de AES, de FE de las JONS o de donde sea... UN NOMBRE, una trayectoria , UN ideario... UN ALGO... de soñar de ... de elucubrar o de "delirios" ... hombreeee...

Me voy a al almuercing-siesting (lo siento, soy adicto) luego "sus" leo....
50 Osiris, día 22 de Noviembre de 2007 a las 15:08
Soren

El estudio cronológico es obviamente necesario. Digo que, en mis tiempos de estudiante, ocurría que, dado que el final de curso se aproximaba, la Historia Contemporánea se daba con mayor celeridad y menor detalle.

« 1 2 3 »

En formato RSS© Copyright Libertad Digital SA. Juan Esplandiu 13, 28007 Madrid.
Tel: 91 409 4766 - Fax: 91 409 4899