Pío Moa

« El 11-S y sus efectos / Inconsciencia servil / Jornada de historia en Castuera | Principal | Los proetarras acosan / Dilema de la ETA / Los responsables de la ruina, recompensados. »

Inglés para todo / Medios, voluntad e inteligencia / Una persecución salvaje

13 de Septiembre de 2011 - 09:52:11 - Pío Moa

Compartir:
Menéame Tuenti

  

****Ahora necesita el inglés para todo, dice un anuncio. Por lo tanto, el español para nada.

 

**En español es Baviera, no Bavaria. Inglés para todo.

 

 

****Blog, Askari:  Ya lo dijo Clausewitz , las posibilidades de ganar una guerra salen del producto de dos factores , que son Medios y Voluntad.

  

Creo que es más importante la voluntad que los medios, porque con la primera se pueden conseguir los segundos, mientras que si falla la voluntad fallan igualmente los medios. Pero hay un tercer factor a mi juicio más importante: la inteligencia, en el triple sentido de capacidad de planeación a corto y a largo plazo, adiestramiento, y conocimiento de los planes enemigos. Esto último es fundamental, porque sin ello se actúa por simples conjeturas más o menos fundadas, cuando no a ciegas. Por eso decía que las victorias alemanas resultan más sorprendentes, casi siempre en inferioridad material y con sus comunicaciones descifradas. En mi opinión, dichas victorias se debían a su adiestramiento y destreza en  la acción a plazo corto o medio. La estrategia (visión general) de Hitler fracasó cuando atacó a la URSS disponiendo, además, de información deficiente sobre sus capacidades y planes.  Si en 1941 hubiera dado prioridad al norte de África habría llegado fácilmente, con mucho menos esfuerzo y antes de que Usa interviniese, al petróleo de Oriente Próximo y al Cáucaso (Irán, además, le era favorable), infligiendo un auténtico desastre a los británicos y amenazando de paso el vital petróleo soviético. Esta estrategia, querida por Raeder, fue desestimada (afortunadamente) debido al error político de Hitler de dejar a Italia el control del Mediterráneo y pensar en el Afrika Korps más bien como una unidad auxiliar. En fin, esto no deja de ser un poco de estrategia de café, pero suena bastante razonable.

 

  La inferioridad material de Alemania se mantuvo siempre. Los datos y cuentas sobre aviones, tanques, divisiones, etc., en un momento dado suelen variar de unos tratadistas a otros, y por otra parte la habilidad táctica consiste en gran parte en descubrir el punto decisivo y ganar allí superioridad, aunque se pierda en el resto, por lo que a menudo en la historia los menos han ganado a los más, contra lo que dicen los bobalicones versillos “Vinieron los sarracenos y nos molieron a palos…”.  Pero apreciaremos las cosas mejor de este modo: Francia e Inglaterra (que era mucho más que Inglaterra, pues se trataba del Imperio británico y gozaba de la neutralidad benévola de Usa) superaban con mucho a Alemania en población y recursos, el ejército francés de tierra estaba considerado el mejor del mundo, máxime reforzado por el británico (otra cosa es que los franceses se quejasen de que los británicos les habían abandonado en momentos importantes). Lo que dio la victoria a Alemania no fue el número de aviones o de tanques, sino la inteligencia  de emplearlos de un modo peculiar e irrumpir por donde eran menos esperados. Aunque Francia quedó perdida, el Imperio británico seguía  representando un poder demográfico y material superior al alemán, si bien tenía el problema de sus comunicaciones marítimas (pero nunca llegó a perder  la superioridad naval). La sola Inglaterra fue capaz de superar bien pronto la producción alemana de aviones.

  

Cuando Alemania atacó a la URSS, la ventaja demográfica y material de sus enemigos, sumada, se hizo simplemente abrumadora. Fue durante un tiempo la inteligencia de la Wehrmacht la que le permitió aún obtener grandes victorias, pero la batalla de Moscú señaló el límite de sus posibilidades. Y cuando, poco después, Usa entró en liza, la superioridad material de los Aliados se volvió ya aplastante,  ayudada además, de modo crucial,  por el desciframiento de las comunicaciones alemanas, que les permitía prever la mayor parte de los movimientos enemigos. Solo una extraordinaria inteligencia en adiestramiento, flexibilidad y planeación táctica permitió a Alemania mantener la lucha varios años más y obtener todavía victorias importantes, aunque ya ninguna decisiva.

 

 

 

** Escali: No es la primera vez que escucho de boca de personas enormemente informadas, como Gustavo deArístegui, la razón principal, que no fué otra que una razón militar, la de decidir el escenario de la guerra. Estados Unidos se enfrentó el 11 de Septiembre a una guerra abierta con el mundo islámico, y decidió que el campo de batalla no podían ser las calles de los Estados Unidos. Asi que llevó ciento cincuenta mil soldados a Irak porque decidió que Irak tenía que ser el campo de batalla. Fué, por tanto, una decisión militar y estratégica, y a mi juicio acertadísima. A partir de ese momento todos los activistas islámicos se fueron a Irak a poner bombas, y no se volvió a poner una sola en Estados Unidos.

   No se enfrentó al mundo islámico, sino al terrorismo islámico. Y un grupo terrorista, y más si es islámico, puede no depender de ningún país en concreto. El único modo de evitar que actúe en Usa es aumentar el control de aduanas, fronteras y de los propios musulmanes en el país, aparte de la infiltración, etc. Atacar un país entero no tiene la más mínima utilidad al respecto.  Y no todos los activistas islámicos fueron a Irak, desde luego. Las bombas siguieron estallando en diversos países, e Irak y Afganistán se han convertido en una verdadera trampa, costosísima,  para Usa. Dicen que en Irak les va mejor y que los propios irakíes están tomando las riendas. De momento han sido los cristianos del país los que parecen estar pagando el pato, y ya veremos qué pasa si los useños, cansados del coste económico y político de sostener  aquello,  se marchan. Por lo que se refiere a Afganistán, no solo van mal las cosas, sino que Pakistán también está siendo desestabilizado. Arístegui puede estar muy informado, pero he conocido a gente muy informada que no sabía qué hacer con su información, sacaba conclusiones absurdas de ella. En el gremio de los historiadores abunda el fenómeno.

 

 

 

****Señor Moa, ahora se mete usted con Stanley Payne, que tanto le ha elogiado a usted. ¿Es que tiene que pelearse con todo el mundo? ¡Qué furia absurda! No le va a quedar ni un amigo. Por cierto, ¿ya no publica usted en Epoca? Antonio Fernández, Madrid.

 

Creo que ya lo he explicado: un debate no es una pelea ni tiene por qué bajar al terreno personal, ni yo me he convertido en enemigo de Payne ni él de mí. Y una publicación liberal sin debates no es una verdadera publicación liberal. Lo de Época me parece que es lo de siempre: la independencia personal y política tiene un coste. Qué le vamos a hacer. Ya me pasó en La Razón y otros sitios.

 

 

 

****Señor Moa, leo en su libro Años de hierro, p. 473: “Durante la I Guerra Mundial el gobierno de Wilson impulsó, mediante la Comisión Creel, una campaña de propaganda de un estilo que sería luego imitado por los regímenes totalitarios, con mentiras increíbles pero emocionalmente motivadoras sobre la barbarie de los soldados  alemanes, una de cuyas diversiones sería cortar las manos a los bebés belgas y franceses o ensartarlo en bayonetas”. Si fueran increíbles no tendrían efecto. ¿No sería mejor decir “exageradas”? Por lo demás, su libro consigue algo que logran muy pocos historiadores: hilvanar la marcha de la guerra mundial con los acontecimientos de España, los movimientos estratégicos con los puntos de vista y penalidades de los soldados de a pie, la política, la alta cultura y la cultura popular en España. Me ha parecido un gran libro, que en un país menos anormal y envidioso suscitaría la mayor atención. C.L. V.

 

---------------------------------------------------

 

Ruego a mis amables lectores den la mayor difusión a este texto:

 

Ha salido el libro El Valle de los Caídos. Crónica de una persecución salvaje, de Pablo Linares y José María Manrique (Ap. de correos 156.166, Madrid 28080). Con prólogo mío:

 

Para entender la inicua y demencial persecución del actual gobierno socialista al Valle de los Caídos es preciso tener en cuenta varios hechos históricos concluyentes, pero sobre los que se ha querido establecer un tabú antidemocrático.

 

1.- El monumento tiene, en primer lugar, carácter religioso. Y rasgo esencial de la izquierda en España ha sido un odio exacerbado al cristianismo, es decir, al fundamento de la cultura española y occidental. Odio que ha causado terribles crímenes en tiempos aún recientes.

 

  Efecto de ese odio fue el intento de erradicar hasta la memoria de la tradición cristiana en España, manifestado en el asesinato, auténticamente sádico, de unos siete mil clérigos (sacerdotes, monjas, monjes y obispos) y de miles de personas más por el mero hecho de confesar la fe católica; en la destrucción total o parcial, y saqueo de unas 20.000 iglesias,  ermitas y capillas, muchas de ellas de extraordinario valor histórico o artístico; en el incendio de bibliotecas como la franciscana de Sarriá, con cien mil volúmenes,  la de Igualada, con cincuenta mil, la del seminario de Barcelona o la de los capuchinos, con cuarenta mil, y las de muchos particulares tenidos por personas religiosas, que sumaban decenas de miles de libros más, esto solo en Barcelona. Algo semejante ocurrió en Madrid y, a menor escala, en muchas otras provincias, donde ardieron monasterios con sus bibliotecas,  museos religiosos, archivos, retablos,  pinturas, tallas… Todo ello acompañado de profanaciones y ultrajes de todo género. La cruz fue erradicada del espacio público y destrozada incluso en los cementerios.

  

La tradición de este tipo de ataques se remonta al siglo XIX, pero en la II República alcanzó un furor genocida ya mucho antes de la guerra, empezando por la quema, en 1931, de más de cien templos, bibliotecas y centros de enseñanza.

  

No sobra recordar estos hechos porque el actual presidente del gobierno se ha proclamado “rojo”, como los autores de aquel genocidio, y el gobierno se identifica ideológicamente con el Frente Popular, autor de la mayoría de aquellos crímenes. Quizá lo haga en parte por frivolidad e ignorancia, pero debe reconocerse que,  a) jamás el gobierno ni nadie en la izquierda ha expresado el menor sentimiento o análisis autocrítico por la gigantesca masacre, y no es raro observar de su parte referencias burlonas o despectivas a ella; b) jamás ha expresado tampoco, desde un punto de vista laico, el menor pesar por los daños infligidos al patrimonio cultural, artístico e histórico del pueblo español; c) ese gobierno ha emprendido campañas para erradicar la cruz del espacio público y la enseñanza; d) alentada por tales campañas, ha resurgido en años recientes la vieja verborrea anticristiana, acompañada de agresiones, amenazas y violencias hoy por hoy menores, pero alarmantes, dados los precedentes.

 

  El acoso al Valle de los Caídos, por tanto, solo puede entenderse como una nueva expresión de ese odio incivil y a menudo vesánico de la izquierda “roja” al cristianismo, que parecía superado desde la transición democrática.

 

2.- El monumento expresa la victoria histórica sobre una revolución de orientación totalitaria concretada en un Frente Popular capaz de barbarie como la mencionada. Un Frente Popular al que se sienten próximos, política y sentimentalmente, un gobierno y una izquierda de nuevo radicalizados después de más de treinta años de democracia. Parte de esa radicalización consiste en el intento de imponer desde el poder una versión fantástica de la guerra civil como enfrentamiento entre fascismo y democracia, según tesis de la antigua propaganda comunista. Una democracia encarnada por marxistas, stalinistas, anarquistas, golpistas republicanos y racistas del PNV, bajo la protección de Stalin. Tan burda falsificación, el “Himalaya de mentiras” de que hablaba el socialista moderado Julián Besteiro, entraña la reivindicación de los genocidas de entonces y de los chekistas, presentados como “víctimas” del franquismo e igualados a los inocentes. Desde esa tesis, el Valle de los Caídos solo podría ser una injuria permanente que debe borrarse del mapa o cambiar de carácter por completo. La versión gubernamental de la historia también supone la deslegitimación de la actual democracia, procedente del régimen de Franco “de la ley a la ley”. En tal sentido, el ataque al Valle de los Caídos lo es también a la democracia.

 

3.- El monumento simboliza asimismo la reconciliación entre los españoles. Si hubiéramos de buscar la causa esencial del fracaso de la república, la encontraríamos en los odios exacerbados de la época. Odios  cultivados ante todo por unas izquierdas utópicas que creían llegado el momento de hacer tabla rasa de la historia anterior para establecer una “emancipación” humana simplista, contradictoria e intelectualmente huera. Pues bien, en el Valle de los Caídos están enterrados combatientes de los dos bandos de la guerra. Y no se trata de una mera intención, pues es un hecho que bajo el régimen anterior los odios republicanos se disolvieron, siendo esa reconciliación el cimiento que permitió la transición, sin muchos traumas, de un régimen autoritario a una democracia liberal. Democracia sometida en los últimos años a mil tensiones y a una  involución, reflejada también en el hostigamiento al Valle de los Caídos.

 

4.- El monumento ha sido a lo largo de los años uno de los más visitados de España por nacionales y extranjeros, y ello se debe, aparte otras razones, a su sobresaliente calidad estética. Probablemente ningún otro monumento construido en el siglo XX en cualquier país pueda parangonarse con este por su carácter grandioso, armónico e integrado en el paisaje. El mismo historiador Paul Preston, antifranquista visceral, lo ha calificado de “maravilla”, y sin duda lo es, habiendo entrado a formar parte, con pleno derecho, del patrimonio histórico y artístico español. Pues bien, el desprecio por el arte, la belleza y la cultura demostrado por el Frente Popular vuelve a revelarse hoy en las asechanzas contra el Valle de los Caídos por parte de quienes se sienten herederos de aquel régimen. Su desdichado talante recuerda al de los talibanes, en un país europeo de tradición cultural tan destacada como España. Debe señalarse, además, el daño económico infligido al patrimonio español por unos políticos sectarios e irresponsables.

 

5.- Las persecuciones del Frente Popular fueron acompañadas por una masiva propaganda de falsedades: el clero se compondría de individuos pervertidos, delincuentes, explotadores y enemigos de la cultura (la destrucción de bibliotecas y centros de enseñanza por las izquierdas, un caso único en Europa occidental, expresa el sentido de la palabra “cultura” en su boca); los curas se  dedicarían a convertir los templos en fortines de la “reacción” y a disparar desde ellos contra “el pueblo”, etc. etc.

 

 De modo similar, el acoso al Valle de los Caídos ha venido envuelto en una nube de calumnias. El monumento lo habrían construido 20.000 (la cifra puede variar) presos de izquierdas sin paga, en trabajos forzados. Cientos o miles de ellos habrían perecido en la obra debido a las condiciones laborales esclavistas.  Los restos de los combatientes izquierdistas habrían sido trasladados allí sin permiso o contra la voluntad de sus deudos… y otras  falsedades por el estilo, repetidas incesantemente desde los medios de comunicación, explotando la ignorancia de la mayoría y negando los hechos reales por el método, de nuevo falsario y totalitario, de tildar de “fascistas” a quienes  los exponen.

 

 Quizá nada demuestre mejor el carácter del designio gubernamental que su necesidad de recurrir sin tregua a tales mentiras, en las que intenta sostener sus agresiones. La falsificación del pasado envenena el presente y nos devuelve, casi inconscientemente, a unos odios que parecían felizmente superados. En defensa de la reconciliación y de la paz civil, es preciso que todo el pueblo español conozca los hechos y lo que hay detrás de ellos, porque consentirlos por un falso espíritu de conciliación --en realidad de claudicación ante la injusticia-- solo puede empujarnos a todos en la peor dirección posible.    

 

 

Comentarios (157)

« 1 2 3 4 »

1 Jaguar, día 13 de Septiembre de 2011 a las 10:11
IN MEMORIAM

No olvidar lo inolvidable

Hoy recordamos a:
La primera masacre de ETA: la cafetería Rolando;
Modesto Carriegas y José Mª Urquizu

13 de Septiembre de 2011 - 09:10:01 - M.J. Grech

http://blogs.libertaddigital.com/in-memoriam/la-pr...

2 justus, día 13 de Septiembre de 2011 a las 10:45
Rubalcaba copia el cartel del referendum de "Franco Sí" para hacer su campaña electoral: http://historiademonesterio.blogspot.com/2011/09/p...
3 mrsambo, día 13 de Septiembre de 2011 a las 11:20
Principando el horror de los nazis, todo su universo resulta fascinante, y todo lo concerniente a Alemania impresionante. Menos mal que aquello salió mal, pero uno se queda impresionado con los alemanes. Por mi parte daré publicidad al texto que nos pide el señor Moa.

CABALLERO Y LADRÓN de Sam Wood, con David Niven.

http://cinemelodic.blogspot.com/2011/09/caballero-...
4 manuelp, día 13 de Septiembre de 2011 a las 11:40
por lo que a menudo en la historia los menos han ganado a los más

Aunque no sea lo decisivo, la superioridad (en hombres y material) es algo muy buscado por todos los contendientes, pues- excepto que el adiestramiento y/o el equipamiento entre los contendientes sea muy desigual- es un factor muy importante del triunfo.

Según Clausewitz los tres elementos de la victoria son el aprovechamiento del terreno, la sorpresa y el ataque desde varios lados, pero evidentemente el enemigo tratará de aprovechar también el terreno, sorprender y atacar desde varios lados, por lo que tener superioridad es muy conveniente.

En la historia, los menos han ganado a los más, no a menudo sino de forma excepcional, generalmente cuando los menos tenían unas fuerzas excepcionalmente competentes, como las legiones romanas o los tercios españoles.

Por lo demás la coplilla de los sarracenos no es tan bobalicona, pues en la batalla de Guadalete la traición de las dos alas del ejército godo dejó a Rodrigo en inferioridad de fuerzas y eso es lo que propició su derrota, como las traiciones de witizianos y judios permitieron a los musulmanes conquistar rápidamente España.
5 Hegemon1, día 13 de Septiembre de 2011 a las 12:30
No es tan excepcional el que unos pocos ganen a muchos más. Desde los casos de las Legiones romanas o los tercios de Flandes hay que añadir a los macedonios de Alejandor Magno el cual siempre se enfrentó a un numero muy superior de enemigos que el suyo propio. La mayor parte de la Reconquista de España, batallas e incusiones fueron con tropas inferiores en numero que las sarracenas. Napoleón, con 30.000 hombres contra mínimo 60.000 tuvo en jaque al ejercito austriaco, mejor equipado y mayor en número, en las campañas de Italia. La Conquista española unos pocos españoles se enfrentaban a miles de indios, la Guerra de Secesión americana, un menor número de tropas confederadas se enfrenatban a un mayor número de unionistas con todo el poder industrial del norte, no vencieron pero estuvieron a punto de vencer en varias ocasiones. La propia Afrika Korps, un ejercito defensivo y pensado para el apoyo a los italianos, consiguió victoria tras victoria. Sólo la falta de suministros, el desgaste y algunos errores de Rommel provocaron la expulsión del cuerpo expedicionario. En Vietnam, la abrumadora superioridad material y tecnológica de los americanos no significó la victoria sobre unas tropas fuertemente ideologizadas y con una gran voluntad de vencer. La guerra de los 6 días, los israelíes se enfrentaban a 6 ejercitos en una situación límite. etc, etc...Y así muchos ejemplos.
6 Lucero, día 13 de Septiembre de 2011 a las 12:33
Estoy de acuerdo, Sr. Moa, con lo que nos dice respecto al Valle de los Caídos. Pero falta considerar un aspecto importante:
Para que el Valle de los Caídos sea de verdad y ante todo un "monumento de carácter religioso" y "un símbolo de reconciliación" (como creo que fue de verdad la intención de sus constructores) no deberían estar allí las tumbas de Franco y de José Antonio.
El retirar su tumbas del Valle, no debería resultar conflictivo ni polémico teniendo en cuenta que ninguno de ellos pidió ser enterrado allí. En particular, es bien sabido que Franco deseaba ser enterrado en El Pardo.
Facilitaría mucho las cosas el que los herederos de Franco y de José Antonio tomasen la iniciativa de solicitar formalmente que trasladen los restos de sus antepasados desde el Valle al lugar que ellos consideren procedente. Sería un verdadero gesto de reconciliación que España les agradecería.
7 angell, día 13 de Septiembre de 2011 a las 13:23
Lucero #6

Si es usted tan amable de decirme dónde están enterrados los ganadores y perdedores de la guerra civil estadounidense, qué pidieron respecto a su enterramiento, y quién se opuso a ello, quizá empezaríamos a entendernos.

Creo que ya hemos tenido suficiente "memoria histórica" por este siglo; es decir, ¿cuándo vamos a dejar a los muertos en paz?
8 doiraje, día 13 de Septiembre de 2011 a las 13:26
Gracias, D. Pío, por el texto sobre el Valle de los Caídos. Es loable su compromiso en este tema y su esfuerzo por esclarecer la verdad de lo que está ocurriendo con el mismo.

Y, por supuesto, es digno de apoyo la iniciativa de la publicación del libro que prologa y todas aquellas que vayan en la misma dirección. Es mucha la ignorancia y la manipulación, y escasos aún (si bien cada vez más numerosos) los que, como usted, difunden la verdad sobre el Valle.


#6 Lucero

Entiendo su postura, que es juiciosa y equilibrada. Tal vez, en efecto, sería bueno ese gesto de los descendientes de Franco y José Antonio por sacar sus restos de la Basílica. Pero al mismo tiempo siento que no se me ocurriría lugar más adecuado en el que reposaran.

Debido a que vivo cerca del Valle, suelo acudir los domingos a escuchar misa allí. Reconozco una cierta timidez cuando me hallo ante sus tumbas. No me paro a rezar por ellos ni menos aún invocar su intercesión, pues no son figuras a las que la Iglesia haya reconocido grado espiritual que justifique devoción o veneración (no han sido declarados ni siervos de Dios, ni venerables, ni beatos, ni santos). La presión social hostil hacia estos personajes históricos se hace patente también allí en cuanto que solemos ser recatados en nuestras manifestaciones de simpatía. Salvo los turistas que se detienen por curiosidad, sólo algunos se atreven a pararse ante sus tumbas en actitud orante, y otros (no necesariamente ancianos, pues he visto a no pocos jóvenes padres de familia, con sus esposas y sus niños pequeños) se inclinan en un bellísimo gesto a besar las losas con la punta de los dedos tras habérsela puesto en los labios. Apenas nadie (lo cual apruebo, pues estamos ante un altar) hace el saludo fascista, y quien se atreve lo hace de forma furtiva y breve, sin ostentaciones ni aspavientos.

Si cuento todo esto es para comentar que también se vive allí la presión en contra, incluso entre los que queremos entrañablemente a estas figuras. Quiero luchar contra ese sentimiento que se nos impone desde fuera por el cual los restos de estas dos personas son como cuerpos extraños, nunca mejor dicho, injertados en el entorno de la Basílica. Con independencia de cuál fuera su deseo, lo cierto es que difícilmente se podría hallar un lugar más pertinente para su eterno descanso.
9 LeonAnto, día 13 de Septiembre de 2011 a las 13:41
#2 justus: Reclamo la paternidad ¡Ja! ¡Ja! ¡Ja!

Dicho aquí:

49 LeonAnto, día 9 de Septiembre de 2011 a las 20:47

"Rubalcaba sí.

Pero qué originales los publicitarios, sólo que han llegado con 45 años de retraso, véase "FRANCO SÍ", en el siguiente video (en el minuto 36 segs.):

http://youtu.be/7Kxrfb_lG-o

Claro que como ya señalaron las elecciones para el 20-N."
10 ICHDIEN, día 13 de Septiembre de 2011 a las 14:14
No sabía que en la Revista "Epoca" ya no le consideran. Deberían de decir porqué y que los usuarios opinasen. Ya no compraré la Gaceta. Un saludo D Pío y ánimo!!!
11 bacon, día 13 de Septiembre de 2011 a las 15:15
Lucero
El retirar su tumbas del Valle, no debería resultar conflictivo ni polémico teniendo en cuenta que ninguno de ellos pidió ser enterrado allí. En particular, es bien sabido que Franco deseaba ser enterrado en El Pardo.
----------------------
Pues el que decidió y/o autorizó que le enterrasen en el Valle de los Caídos, que dé todas las explicaciones que sean, pero las familias no tiene por que andar cambiando de sitio los restos de sus muertos por politiqueos.
12 Escali, día 13 de Septiembre de 2011 a las 15:26

El hecho de que Franco y José Antonio estén enterrados en el Valle de los Caidos creo que no es el motivo de la inquina de los rojos hacia el lugar. Es un punto en el que hacen ahora énfasis pero no les bastaría con que se les sacase, sería un error creerlo así; un error parecido al de quienes pensaron (si alguien lo pensó, cosa que dudo mucho) que con la inclusión de las Comunidades Autónomas en la Constitución se iban a sofocar los afanes independentistas de algunos vascos y catalanes; el tiempo ha demostrado que no es así, y mi impresión es que los constituyentes ya lo sabían, lo sabían perfectamente pero el asunto les permitió seguir adelante y aplazar el asunto treinta o cuarenta o cincuenta años. Muy buena decisión, desde luego.
Asi que el problema del Valle es la cruz, la religión católica. El odio más que visceral (¿genético quizás -es broma, claro-?) de los rojos a la Iglesia Católica está aún sin explicar. Mucho se ha escrito al respecto, pero nada que baje a la base del problema y lo intente explicar; quizá Caro Baroja lo intentó, pero desde luego no lo consiguió, se limitó a una exposición enciclopédica del tema y la literatura existente al respecto.
A fin de cuentas, creo para mi que no deja de haber detrás sino un tufo masón que nace en Inglaterra, infiltra Francia, luego Rusia y viene campando a sus anchas desde mediados del S.XVIII, y que es tan simple como el fundamento de la masonería, pero que cuando se viste de ropajes, se pone mandilones y enciende candelabros debe ser muy vistoso y atrayente para mentes simples como Azaña y similares.
Lo que a todos sorprende, parece ser, es la enorme fuerza con la que se implanta en España, que cuando sale a la luz (cada vez que sale, y van muchas) es brutal y canallesco. No más brutal, creo yo sin embargo, que lo fué en Francia, o en cualquier guerra de Religión de las de por ahi arriba, lo que pasa es que sobre la Guerra Civil se ha escrito más que sobre cualquier otra guerra habida en el mundo y se ha hecho más ruido sobre la persecución religiosa.
El libro sobre las causas del anticatolicismo en España, su origen y sus apoyos, está por escribir. El tema es interesantísimo, se vendería como churros, y está todo por hacer, como digo.
13 manuelp, día 13 de Septiembre de 2011 a las 15:56
Y para quien le interese lo que dice Clausewitz sobre la superioridad numérica, que no la sacraliza pero le da toda la importancia que tiene (que es mucha).

Capítulo VIII
LA SUPERIORIDAD NUMÉRICA



Tanto en la táctica como en la estrategia es este el más general de los principios de la victoria, y será desde ese punto de vista general como empezaremos a examinarlo. A tal fin nos aventuramos a ofrecer la siguiente exposición.
.................................................
En este sentido convenimos en que la superioridad numérica es el factor más importante a la hora de determinar el resultado del encuentro; pero debe ser suficientemente grande como para contrapesar todas las demás circunstancias.
.................................................
Podemos deducir de esto que, en la Europa actual, resulta muy dificil, incluso para el general más dotado de talento, alcanzar una victoria sobre un enemigo dos veces más fuerte. Ahora bien, así como vemos que la superioridad numérica doble demuestra tener un peso de envergadura en la balanza, incluso contra los generales más sobresalientes, podemos estar seguros de que, en los casos comunes, tanto en los encuentros grandes como en los pequeños, por más desventajosas que puedan ser otras circunstancias, para asegurar la victoria será suficiente con disponer de una superioridad numérica importante, sin que necesite ser mayor del doble.
................................................
Si estamos convencidos de que por medio de una superioridad numérica manifiesta se puede obtener cualquier victoria, no cabe dejar de señalar esa convicción ante los preparativos de la guerra, a fin de que se pueda afrontar la batalla con tantas tropas como sea posible y obtener una supremacía o por lo menos contrarrestar la que demuestre poseer el enemigo.
................................................
Con esto creemos haberle asignado a la superioridad numérica su debida importancia.

Debe ser considerada como la idea fundamental, así como buscada siempre antes que cualquier otra cosa y llevar su investigación tan lejos como sea posible.


http://www.laeditorialvirtual.com.ar/Pages/Clausew...



14 Quixote, día 13 de Septiembre de 2011 a las 17:07
En el verano del 39 el arquitecto madrileño Diego Méndez se ocupó de la reconstrucción y adaptación del Castillo de Viñuelas, en las proximidades de Madrid, para residencia provisional de Franco y su familia, y, más adelante, de la reconstrucción del Palacio del Pardo, muy destrozado durante la guerra civil.

Al reorganizarse el Patrimonio Nacional fue nombrado Consejero de Arquitectura, dedicándose a la reconstrucción de diversos monumentos pertenecientes al Patrimonio: Palacios de La Granja, Aranjuez, Riofrío, Madrid, La Moncloa, La Zarzuela, los Reales Alcázares de Sevilla; los Monasterios de El Escorial, Santa Clara de Tordesillas, las Huelgas de Burgos, la Encarnación y las Descalzas Reales de Madrid, etc.

En el año de 1982 publica un interesantísimo y completo libro: «El Valle de los Caídos: Idea, Proyecto, Construcción». El definitivo proyecto del Valle de los Caídos, obra suya, empezó por los estudios de la Cripta-Basílica, de la explanada, del nuevo Monasterio, con la gran plaza que lo une con el primitivo, arquería posterior, accesos a la base de la Cruz, y Cruz Monumental.

El gran acierto de Diego Méndez fue conseguir una obra intemporal, que no se «pasara de moda» por no pertenecer totalmente a ningún estilo determinado, y que resulta asombrosa, no sólo por sus dimensiones, sino por el exquisito cuidado con que se han estudiado todos y cada uno de sus detalles.

Las fechas: A fines de 1950 se terminan las obras de la Residencia. En 1951 se empieza la construcción de la gran Cruz. Desde 1952 a 1954 se trabaja en la explanada anterior y en la ampliación de la nave de la Basílica. En 1955 y 1956 se procede al revestimiento de cantería, pavimentación, altares, etc. de la Basílica. La Cruz quedó terminada en 1955. En el 1957 se inician el pórtico posterior, el Monasterio y el Noviciado. Y el total de las obras queda terminado en el año 1958.


15 Quixote, día 13 de Septiembre de 2011 a las 17:19
Para tratar de comprender el origen del anticatolicismo español, primero hay que entender que es (que fue) la Hispanidad, entroncada en el ideal de la Cristiandad, la supremacía del espíritu, individual y socialmente considerado, encarnado en el atributo católico de universalidad (Maeztu: Defensa del Espíritu, 'La Hispanidad y el Espíritu'), frente a una Europa desvirtuada, secularizada y particularizada, por el remolino revolucionario que contiene elementos de revolución (contra) religiosa (Ockam, Wyclif, Hus, Lutero, Calvino), filosófica (Hobbes, Locke, Rousseau, Kant, Marx), política (Cromwell, Guillermo de Orange en Inglaterra; Robespierre, Napoleón en Francia; Lenin y Trotzki en Rusia; Isabel II, Cánovas y Juan Carlos I en España) y por supuesto económica anclada en el capitalismo de origen protestante de la era industrial.

16 PINOCHO8, día 13 de Septiembre de 2011 a las 17:23
Me temia desde el verano lo de la revista Epoca, he sido lector de la Gaceta desde que salio, y compraba todos los domingos La Gaceta por su artículo de Epoca, pero se acabo. Creo que estan haciendo algo parecido con el programa "España en la Memoria", que a pesar de ser un programa de exito alguien ha decidido, u ocultarlo o retirarlo, y en su lugar ponen cosas como programas de conversaciones con Mario Conde, o con Bertín Osborne. Otra cadena que parece que va camino de perder el norte, pero claro se dice que Mario Conde pone mucha pasta en la cadena y quien paga manda. Acaban de perder un lector de La Gaceta para siempre, y encima piden ayuda economica a los lectores. Que lastima Carlos Dávila, pero creo que Ud no es el responsable. Saludos.
17 vuelvoAl, día 13 de Septiembre de 2011 a las 17:36
Muy interesante el debate entre medios y voluntad. Al final cuando Hitler se quedo sin medios hubo de confiar solamente en la voluntad, pero sin los medios, esta no vale para nada. Igual pasa al revés. Los medios también arrasaron la voluntad en la guerra entre Finlandia y la URSS, y aun con la increíble disparidad de medios en contra parece imposible que el eje aguantara como lo hizo hasta 1945.

El problema de la guerra con rusia fue que nunca hubo un objetivo claro en el primer año, que fue el año clave, pues ya para el 42 el objetivo era asegurarse el petróleo del caucaso para una guerra larga, que Alemania perdería de todas formas (ademas muchos pozos no volvieron a estar operativos hasta después de la guerra y de todas formas sin duda habrían sido bombardeados con intensidad por soviéticos y anglo aliados).

Además en el 41, 42...la URSS logro poner en el terreno mas material que los alemanes, los cuales aunque se recuperaron en términos de producción para los siguientes años, ya habían perdido la guerra y solo podían ganar batallas (y a partir de finales del 43 ni eso).
El primer año no se acertó el mando alemán en ponerse de acuerdo si lo importante era Leningrado, Moscú o los campos de trigo de Ucrania, o la destrucción del ejercito rojo. Al final solo se logro lo tercero y no fue tan bonito como lo pintaba el socialista en jefe, pues después de un par de décadas de socialismo real la producción de ucrania era de subsistencia asi que apenas daba para alimentar a la población local.

En seguida se les ocurrirían soluciones creativas al problema, pero evidentemente disto mucho de ser decisivo para la guerra. De echo la mayor parte de territorios que cayeron en manos de los alemanes acabaron siendo mas una rémora que otra cosa, otro fallo de base del Mein Kampf, que podría haberse informado en Inglaterra acerca de lo rentable que eran las colonias.
Así que en fin la tremenda voluntad y la superioridad técnica abrumadora de las fuerzas armadas alemanas, se disiparon en el momento critico, el 41(ambas se irian disipando con el paso de los meses), en objetivos cambiantes que al final no se lograron en su mayoria. La destrucción del ejercito rojo era imposible, y la conquista de las ciudades por emblemáticas que fueran, parece difícil que pudiera haber logrado una salida negociada a la guerra, que era lo único que podría haber salvado tanto al nacional socialismo alemán como al socialismo militarista japonés.
18 Quixote, día 13 de Septiembre de 2011 a las 17:45
El error de bulto del "liberalismo católico" consiste en que en vez de reconvertir el mal en bien, se relaja y admite la teoría del mal menor, en no rechazar el mal, flirtear con él y encima en hacerle proposiciones deshonestas, incluso en ocasiones en yacer con él.

El mal es muy astuto, no pide siempre la expulsión del bien; pide permiso para cohabitar con él. Es el problema del liberalismo de los católicos de siempre, otorgar a la revolución ciertas licencias. Pero el fuego revolucionario moderno es un fuego devorador, que no admite nunca el reparto de la presa, es fiero como el mismo demonio.

19 Escali, día 13 de Septiembre de 2011 a las 17:48
#15 Quixote
Gracias por aportarme información, pero como decía el chiste : ¿Y pagando un poco más?.
Digerir tu mensaje me puede costar un par de años. ¿Algo más concreto por lo que empezar, por favor?.
20 manuelp, día 13 de Septiembre de 2011 a las 18:08
# 17

El debate de que es más importante en la guerra si los medios o la voluntad, es tan antiguo como el pensamiento militar. Los franceses, al estallar la I guerra mundial, seguían mayoritariamente la doctrina del coronel De Grandmaison que sostenía que la guerra más que un choque de fuerzas era un choque de voluntades y, por tanto, preconizaba la ofensiva a ultranza, siempre y en toda circunstancia.

Con ese pensamiento, las oleadas de soldados franceses de pantalon rojo, se fueron a estrellar y sucumbir contra las ametralladoras alemanes y el despues generalisimo Ferdinand Foch podía decir en la primera batalla del Marne "Mi centro se retira, mi derecha está rota. Imposible maniobrar, la situación es excelente", que les hubiese llevado a la ocupación de París y a la derrota- como en 1870- de no ser por el "milagro" del Marne.
21 Quixote, día 13 de Septiembre de 2011 a las 18:19
La causa más remota del origen del anticatolicismo español se encuentra en Martín Lutero y los protestantes que desde el comienzo atacaron al Papa como si fuera representante del poder del Anticristo y a la Iglesia Católica Romana como si fuera la Prostituta de Babilonia profetizada en el Apocalipsis; España en esa época histórica ya era el brazo armado de la Iglesia.

Posteriormente en el siglo XVIII y a comienzos del XIX, el despotismo ilustrado y la masonería inglesa fueron los más pujantes enemigos contra la fe católica española; en seguida el liberalismo emanante de la revolución francesa; en el mismo siglo XIX, el marxismo y el anarquismo y ya a finales del XIX y comienzos del XX una conjunción diabólica de diversas ideologías furibundamente anticatólicas, socialismo, existencialismo, ateísmo, cientificismo, nacionalismo, laicismo, y otras.
22 manuelp, día 13 de Septiembre de 2011 a las 18:30
Precisamente, Foch y Ludendorff encarnaban dos escuelas militares antagónicas y divergentes, la francesa apoyándose en la voluntad y la alemana apoyándose en los medios.

Los combates grandiosos que planteó Ludendorff estuvieron a punto de hacer caer París y fue la inteligencia- en el sentido que le da hoy Moa- de Foch lo que lo evitó.

Ludendorff era hombre de una sola idea y no trataba de adivinar lo que pensaba el enemigo, mientras que Foch se plegaba a las circunstancias y era capaz de discernir las intenciones de su rival.

En las grandes ocasiones se conoce a los grandes hombres y es preciso reconocer que Ludendorff no estuvo a la altura de Foch y Petain, pues ante el fracaso de sus teorías presentó su dimisión y se lavó las manos. Compárese su conducta con la de Foch cuando, batidos los franceses y abierto el camino de París, corría a inyectar moral y reunir reservas, levantando el espíritu de los soldados o con Petain que en circunstancias muy desfavorables supo cortar los motines del ejército francés con su tacto, prudencia y energía.
23 Timoteo, día 13 de Septiembre de 2011 a las 19:54


130 ,lead,del hilo anterior.


Por supuesto que el miedo, el resentimiento, la envidia, son motivaciones que muchos farsantes y embaucadores saben aprovechar para engañar a los ciudadanos y asaltar y utilizar las instituciones políticas con objeto de satisfacer sus ambiciones personales particulares; farsantes y embaucadores en la política a los que considero en mi comentario como parásitos..

Se podría incluso pensar que quizá estos políticos estafadores y embaucadores pudieran no ser conscientes de su comportamiento político parasitario y pervertido, y que este fuese achacable más a su ignorancia en la ciencia del ser humano que a la malicia. Nadie puede investigar con certeza la conciencia de otro.

Pero, por ignorancia o malicia, este comportamiento político perverso, que orienta el orden social a objetivos que no son el del logro del bien común, no solo imposibilita este logro sino que también detiene el avance social de la cultura que promociona los valores o fines que necesitamos individualmente todas las personas para conseguir la satisfacción corporal y espiritual a la que nos impulsa el poder supremo de la vida.

Este comportamiento político perverso no es solo el corriente en los “socialismos” que conocemos Está presente y arraigado en el “capitalismo”, aunque los resultados sociales nefastos sean más graves y ostensibles en los “ socialismos”, que se imponen como presuntos remedios de los defectos sociales del sistema capitalista aumentando las aberraciones de este y los daños sociales e individuales.

En mi opinión, un factor causante e importante del despropósito políticoeconómico que lastra a la sociedad contemporánea en general y a quienes la componemos y animamos es el desfase cultural que existe entre el avance de la ciencia y la tecnología básicas (de la naturaleza) y el avance de la ciencia del ser humano y de la tecnología política y económica que se deriva de ella. El progreso imparable y continuo de la ciencia y tecnología básicas contrasta ostensiblemente con el estancamiento del humanismo y de la consecuente tecnología social (política y económica). Y este desfase lógicamente proporciona más instrumentos de poder a disposición de los poderosos que medios a la sociedad correctores de las deficiencias del poder.

El aumento sin cesar de la terminología necesaria para tratar sobre los nuevos fenómenos que descubre la ciencia de la Naturaleza y los instrumentos que se constryen derivados de esa ciencia y la pobreza de términos e imprecisión confusión y ambigüedad de su significado, que disponemos para tratar sobre los complejos fenómenos sociales (políticos y económicos) nos muestra palpablemente el contraste entre el avance de aquella ciencia y tecnología y el estancamiento en el conocimiento común de la ciencia y tecnología relativa al fenómeno humano, en las que carecemos de términos necesarios para entendernos con facilidad al tratar la complejidad de sus fenómenosde sus fenómenos.

Libertad, democracia, miedo a la libertad, servidumbre voluntaria,...,son algunas expresiones corrientes , confusas y ambiguas que solo pueden hacerse comprensibles con explicaciones cuya extensión llene muchas páginas y tratados , lo que las hace prácticamente inservibles para una comunicación ordinaria que facilite el entendimiento político

¿Puede tener miedo a la libertad o voluntad de servidumbre la persona normal ,cuyo instinto natural la impulsa a lo contrario?.

No he pretendido con mi opinión en ese post 34 entrar en estas cuestiones de orden político global

He tratado simplemente de atraer la atención sobre una cuestión de orden político que nos afecta a los españoles en particular y que resumida de otra forma pretende interesarnos en el conocimiento del porqué los españoles, habiendo conocido en la experiencia de una guerra civil cruenta las consecuencias catastróficas de un sistema de gobierno de partidos políticos genocida y destructivo de la riueza de la nación, tras haber conseguido sustituir ese sistema nefasto de partidos por un nuevo sistema político que consiguió establecer un orden social de concordia y cooperación que impulsó la prosperidad de la nación, volvimos a reestablecer aquel sistema nefasto de partidos.
24 Escali, día 13 de Septiembre de 2011 a las 20:08
#21 Quixote
Muy agradecido por el resumen, al menos es digerible para luego ir profundizando. Es un tema que tengo pendiente y me atrae. He leido mucho sobre ello pero no tengo un esquema claro.

25 Urdin, día 13 de Septiembre de 2011 a las 20:34
Algunas puntuaclizaciones: El error de Hitler en lo referente a Rusia,no fue tal porque según los resultados de las últimas investigaciones (Suvorov y Bunich) Alemania no habría tenido opción de mantener indefinidamente neutral a la Unión Soviética. Concretamente Bunich explica como los planes del mariscal Zukov apuntan a una concentración que sólo se justififica como un despliegue de caracter ofensivo. Por otro lado a menudo se obvía el aspecto político diplomático que allanó las victorias militares de forma que los éxitos militares a menudo venían precedidos de errores políticos o, tal vez peor, como sostiene Taylor, de provocaciones refiriéndose al doble juego de Lord Halifax en la crisis checa al poner de manifiesto cómo los archivos alemanes de estenografía demuestran como Halifax decía a Hitler una cosa en privado y otra muy distinta en el parlamento o ante la prensa. Por último sería muy interesante recordar el papel del PC comunista francés en la primera parte de la guerra apoyando la deserción, el sabotaje y la colaqboración con la Wermarcht. Hasta la operación Barbarroja los comunistas franceses apoyan a los alemanes. La razón la explica Viktor Suvorov en su obra The Icebreaker, (El Rompehielos) desentrañando la lógica interna de la diplomacia de Stalin y de la política de la Komintern. Creo que es un libro que vale la pena porque está hecho por un analista militar proviniente del GRU que desmonta el mito del catastrófico ejército soviético. Por su material y dimensiones el ejército soviético era el mayor del mundo y contaba con material moderno transferido por los occidentales, especialmente por Estados Unidos camuflado como "material agrícola." El libro es descargable de internet y creo que disfrutarán.
26 manuelp, día 13 de Septiembre de 2011 a las 20:55
# 25 Urdin

¿Sabe usted en que enlace se puede descargar el libro de Suvorov en español, sin estar registrado?.

Existe una controversia razonable sobre el significado real de la doctrina estratégica soviética de operaciones combinadas que el jefe del estado mayor Zhukov defendía en la primavera de 1941 y no está claro si el objetivo era atacar primero o contraatacar despues del ataque alemán, en cualquier caso lo que no era es la defensa, pero esa doctrina se vino abajo ante los tremendos golpes que en los primeros dias de la guerra sufrieron los soviéticos, lo que obligó a que las reservas operacionales y las reservas estratégicas, destinadas a los contraataques, tuvieran que ser destinadas a operaciones defensivas.
27 Arditi, día 13 de Septiembre de 2011 a las 21:01
"Creo que es más importante la voluntad que los medios, porque con la primera se pueden conseguir los segundos, mientras que si falla la voluntad fallan igualmente los medios."

Totalmente de acuerdo en este punto con Pío Moa.
El tema de la estrategia que debía o no haber seguido Alemania en el Mediterráneo es interesante pero cuando hablamos de las posibles acciones que podían haber realizado los personajes en la historia, creo que hay que analizar si esas acciones eran posibles de realizar, no solo materialmente sino también si se querían realizar. Es cierto que la estrategia Mediterránea fue propuesta por Raeder, pero quien decidía era Hitler que subordinaba toda la guerra a sus motivaciones ideológicas, en este caso el espacio vital en el este. Nada, absolutamente nada le iba a hacer cambiar de opinión y menos opiniones racionales que fuesen contrarias a su ideología. Por lo tanto la pregunta tan querida a los aficionados de la historia "¿qué hubiese pasado si...?" no tendría mucho sentido planteársela.

Si es verdad que Alemania contaba con inferioridad material respecto de los aliados, también es cierto que la superioridad material hay que llevarla al campo de batalla. Las sorprendentes victorias alemanas terminan cuando la industria aliada comienza a trasladar los medios al campo de batalla. En El Alamein, la primera derrota alemana, aparte de Moscú, la superioridad británica en carros era de dos a uno, carros muchos de ellos de fabricación norteamericana. Otra cosa es preguntarse por qué Alemania disponiendo de una potente industria y de la industria y recursos de media Europa no supo o no pudo hacer la brecha más pequeña, porque se dieron las dos razones, ineficacia e ineficiencia en la industria de guerra alemana y ofensiva aérea aliada que le impidió disponer de libertad de elección en cuanto a la elección de qué producir, cómo y a dónde destinarlo.
28 Arditi, día 13 de Septiembre de 2011 a las 21:05
#22
manuelp
Como ya he mantenido en anteriores comentarios en el hilo anterior, Ludendorff fue un personaje lamentable para Alemania, y desde mi punto de vista un traidor a su patria, a su pueblo y su emperador. Ahora eso sí, ha conseguido el tío que todavía se siga creyendo en judios y marxistas moviendo los hilos de conspiraciones revolucionarias para aplastar por la espalda a los "victoriosos" ejércitos alemanes. Eso, hay que reconcer, que tiene su mérito
29 manuelp, día 13 de Septiembre de 2011 a las 21:14
Las fuentes soviéticas, por supuesto, no dicen que la URSS habría comenzado la guerra con un acto de agresión; no obstante, dejan
claro que las fuerzas en los salientes de Lvov y Bialystok tenían un propósito ofensivo.
Un informe de inteligencia del Estado Mayor General Alemán del 20 de mayo de 1941 pronosticaba una ofensiva soviética desde Czernowitz-Lvov hacia Rumania, Hungría y el este de Galitzia, con una operación de respaldo desde la Rusia Blanca hacia Varsovia y Prusia Oriental. La ofensiva se sucedería inmediatamente después del comienzo de hostilidades con las poderosas fuerzas desplegadas en los dos salientes occidentales. Al reunir una potente fuerza en Ucrania, Stalin esperaba ser capaz de despojar a Alemania del 90% de su petróleo de una vez, si la guerra llegaba de repente, o intimidar a Rumania lo bastante como fuera posible, si la guerra se retrasaba. Jugar un doble juego como este tan cerca de la línea de demarcación con Alemania era, sin embargo, jugar con fuego, pues aunque los salientes de Bialystok y Lvov eran buenos para ocupar en fuerza desde un punto de vista ofensivo, desde el punto de vista defensivo estas posiciones eran de distinto valor.


http://www.de1939a1945.com/descargas/operacionbarb... pagina 27
30 manuelp, día 13 de Septiembre de 2011 a las 21:26
# 28 Arditi

Un traidor no creo que se pueda llamar a Ludendorff. Era soberbio y fanático, pero resultó el mejor jefe alemán de la guerra según sus mismos enemigos.
31 Arditi, día 13 de Septiembre de 2011 a las 21:34
#30 manuelp
Suena un poco fuerte pero ya he explicado su, desde mi punto de vista y de muchos más, extraño, por llamarlo de alguna forma, comportamiento al final de la guerra. No se si es traición, pero si engañar a tu pueblo, a tu gobierno, a tu emperador, sobre la real situación de la guerra, y hacer maniobras en la oscuridad con el único fin de "salvar el honor del ejército", abandonando el barco en los momentos difíciles en ve de apechugar con la responsabilidad, dejando el marrón de la derrota a otros, no es traición no anda muy lejos
32 JSN, día 13 de Septiembre de 2011 a las 21:45
Comentario eliminado por los moderadores.
33 DeElea, día 13 de Septiembre de 2011 a las 21:47
Lo cierto es que las revoluciones se produjeron y estaban compuestas por los que las componían. Yo no tengo la culpa.

Por ejemplo y por ampliar el catalogo revolucionario valorar estas otras del mismo periodo y en el mismo pais:

http://www.laeditorialvirtual.com.ar/Pages2/Bieber...


Si a usted Arditi le parece que lo que dicen aquí no es cierto haganoslo saber pero no ignore su existencia que es bastante patético el hacerse el sueco de esa manera.
34 manuelp, día 13 de Septiembre de 2011 a las 21:58
# 31 Arditi

Pero su conducta no deja de tener lógica. En julio habia dicho que los aliados serían aplastados antes del otoño. Como la ofensiva del 15 de julio que debía romper el centro aliado y tomar París acabó mal y los alemanes tuvieron que retroceder a la linea Hindenburg, despues del nefasto 8 de agosto declaró que ya no era posible la victoria y en septiembre ante la ofensiva general de Foch pidió la negociación de un armisticio y provocó el cambio de canciller y la petición de mediación al presidente americano Wilson. Cuando Wilson contestó el 23 de octubre pidiendo una capitulación publicó una nota el dia 24 declarando inadmisible la capitulación y desautorizando al gabinete del principe Max de Baden, lo que provocó que este exigiera al kaiser la destitución de Ludendorff, haciendo de ello cuestión de gabinete.
El kaiser convocó a Ludendorff y le retiró la confianza, lo que provocó la dimisión de este que le fue aceptada.
Al irse- no como jefe de estado mayor (que lo era Hindenburg)- sino como quartermeistergeneral dijo:

"que él solo había estado animado por un solo pensamiento: su amor a la patria, al ejército y a la casa reinante. Su único trabajo había consistido en quebrantar la voluntad aplastante del enemigo respecto de Alemania, y preservar a su país, en el porvenir, de nuevos ataques".

No parecen las palabras de un traidor.
35 DeElea, día 13 de Septiembre de 2011 a las 22:00
lo importante es no mentir a la gente, por que si mal esta mentirse a uno mismo peor a los demás.

En Alemania desde noviembre de 1918 y antes con presiones sindicales y huelgas industriales se sucedieron una serie de revoluciones , estas a su vez fueron de carácter marxista unas “moderadas” Y otras directamente bolcheviques. Es un hecho.

Los socialistas marxistas forzaron así al gobierno y al régimen alemán a renunciar y ya desde el poder firmaron el traidor armisticio.

Que el Luderhorff fuese un genio o un inútil un valiente o un cobarde un leal o un traidor es algo que en todo esto poco tiene que ver.

A su vez un año antes similar situación se había producido en rusia con la participación también de marxistas “moderados” y radicales (aunque lo mismo no existieron, o las organizo el tal Ludenhorff ….)

Todas estas revoluciones y otras que se sucedieron en otras países por la misma época tenían la peculariedad de estar organizadas por movimientos y partidos marxistas-comunistas. Siendo que en general , pero especialmente en rusia y Alemania las cúpulas y las direcciones de esos movimientos estaban ocupados especialmente por dirigentes de origen judío. Esto es una realidad objetiva nos guste o no y decir lo contrario es mentir.

Como también es mentir lo que hicieron los nazis que fue hacer sinónimo marxista y judío, al igual que los sinvergüenzas que pretenden hacer sinónimo nazi y alemán. Con el único fin de criminalizar y demonizar como explicaba en mi primer mensaje.
36 Arditi, día 13 de Septiembre de 2011 a las 22:27
#33 DeElea
No se trata de hacerse el sueco. Yo creo que en el anterior hilo del blog quedaron claras las posturas y opiniones de ambos, y que no llegaremos a puntos de encuentro. Si quiere podemos seguir pero sería como un interminable partido de tenis, un peloteo continuo. Yo respeto su punto de vista sobre la cuestión, yo tengo el mío, ¿qué quiere que sigamos eternamente?
37 Arditi, día 13 de Septiembre de 2011 a las 22:35
#34 manuelp
Hombre las palabras están bien pero lo que importan es que se correspondan a los hechos y sus actuaciones al final de la guerra estuvieron guiadas exclusivamente para salvarse él y lo que el consideraba el honor del ejército alemán, el resto no le importo en absoluto porque sus actos llevaron a la descomposición del Estado alemán al final de la guerra. Ludendorff no era un general más, era de hecho el dictador de Alemania.
Entre las fechas que cita, no ha señalado una de vital importancia, la del 28 de septiembre cuando le dice al gobierno que el derrumbe del frente es inminente, cuestión de 24 horas. Los miembros del gobierno se quedaron pálidos. En fin él estuvo jugando, o mejor dicho actuando, preparando con suma lógica el resultado final: eliminamos el régimen del Kaiser, aceptamos un nuevo régimen parlamentario....y responsabilizamos a este nuevo régimen de la derrota, la puñalada por la espalda, el ejército alemán queda impoluto, ellos combatieron victoriosos en territorio enemigo hasta el final de la guerra, etc etc
38 DeElea, día 13 de Septiembre de 2011 a las 22:44
36#

el comentario 31# es suyo no mio.

Si usted se controla las pataletas y no niega la realidad nuevamente pues me parece muy bien.
39 manuelp, día 13 de Septiembre de 2011 a las 22:47
# 37 Arditi

Discrepo. En la nota del 29 de septiembre que el canciller había de leer ante los jefes de partido del Reichstag, Ludendorff decia que en el Oeste el ejército se sostenia, aunque muy debilitado, pues los batallones no tenían más de 240 hombres y había que disolver 22 divisiones para mantener los efectivos; que se podía continuar la guerra durante algún tiempo, causando grandes pérdidas al enemigo y aún dejando el país devastado, "pero no cabía pensar en ganarla" y, por consiguiente no debían exigirse al pueblo alemán nuevos sacrificios; que no había que perder tiempo, pues la situación podía empeorar, ya que con la caida de Turquia y Austria no se haría más que agravar la situación, y que como se mantendrían implacables los irreconciliables enemigos, Clemenceau y Lloyd George, a quien había que dirigirse era a Wilson, en demanda de suspensión de hostilidades, antes que capitular.

El que habló de capitulación en campo raso en 24 horas fue Hindenburg el dia 9 de noviembre cuando se conocieron las condiciones del armisticio de los aliados en un telegrama que remitió al gabinete de Max de Baden.
40 Arditi, día 13 de Septiembre de 2011 a las 22:48
Para finalizar por mi parte con el tema en cuestión dejo un par párrafos del libro de Haffner, Los Siete Pecados Capitales del Imperio Alemán en la Primera Guerra Mundial,
"El comportamiento de Ludendorff en este periodo fue contradictorio. Tras decidir el 8 de agosto “poner fin a la guerra”, en el consejo de ministros presidido por el emperador el 14 de agosto Ludendorff abogó por esperar una situación más favorable. El 29 de septiembre exigió de repente una solicitud de alto el fuego en un plazo de 48 horas, pero es que el 26 de octubre, en circunstancias ya realmente desesperadas, se empeñó de pronto en seguir luchando, y cuando le dieron a entender que eso ya era imposible presentó su dimisión. Después huyó a Suecia, desde donde regresó más adelante, cuando ya no hubo moros en la costa, para culpar de la derrota alemana a una conjura mundial judeo-masónica y participar en distintos golpes de Estado contra la Constitución y el gobierno."

"Más adelante se culparía de la derrota y de la capitulación a la “revolución de noviembre” (cabe dudar de si mereció esta denominación) (...). Lo cierto es que los disturbios de noviembre fueron totalmente irrelevantes para la derrota alemana en la Primera Guerra Mundial. Dichos disturbios fueron su consecuencia, no el motivo, y tampoco contribuyeron lo más mínimo a empeorar las demás consecuencias de la derrota. Más bien al contrario, se podría especular sobre si el éxito en Alemania de una revolución bolchevique según el modelo ruso habría impedido tales consecuencias o si tal vez las habría transformado; pero al menos sí que habría introducido un elemento radicalmente novedoso y habría dado a los acontecimientos un giro nuevo e imprevisible. Lo que ocurre es que en Alemania no se dieron las condiciones para eso. "

Me gustaría destacar la siguiente frase "Lo cierto es que los disturbios de noviembre fueron totalmente irrelevantes para la derrota alemana "
41 DeElea, día 13 de Septiembre de 2011 a las 22:52
37#

mire con todos mis respetos todo lo dicho no es mas que un cumulo de insensateces y fantasías, usted conoce la historia de los hechos de manera superficial y poco menos que wikipedica. Haga el favor de leerse algún libro serio sobre el asunto, no se, empiece por alguno del Ludenhorff ese que seguro que dejo alguno escrito.

Lo importante en todo caso es que usted, sus ideas, sean las que se adapten a la historia, y no la historia a sus ideas para que le cuadren.
42 Arditi, día 13 de Septiembre de 2011 a las 22:53
#38 DeElea
¿Y?
En todo caso DeElea le voy a decir una cosa para el futuro si quiere debatir conmigo. No me gustan que se empleen conmigo expresiones tipo que si quiero controlar mis pataletas o chorraditas infantiles por el estilo, soy bastante susceptible en los foros de internet. Yo le he respetado durante todo el diálogo y exijo que conmigo hagan lo mismo.
Un saludo
43 manuelp, día 13 de Septiembre de 2011 a las 22:55
# 40 Arditi

Mi fuente es "La guerra en la historia" del general Federico Garcia Rivera, tercera serie , tomo XII, " Gran guerra europea,El mando unico, 1918".

Efectivamente, los disturbios de noviembre se produjeron despues de que el gabinete del principe Max de Baden hubiese aceptado los términos aliados del armisticio, es decir despues de producirse la derrota.
44 DeElea, día 13 de Septiembre de 2011 a las 23:08
Claro es que Haffner tenia que decir algo , no se podía hacer el sueco como usted y negar la realidad. Lo cierto es que Haffner no es el único que ha opinado, otros muchos también lo han hecho, los de la cuerda de Haffner empequeñeciendolo y los de la contraria engrandeciendolo, lo novedoso es hacer como que no existe....

Al final, lo cierto es que esos pequeños disturbios acabaron con el régimen monárquico parlamentario existente y trajeron uno nuevo en el que todos sus dirigentes eran socialistas y que firmaron deprisa y corriendo el vergonzoso armisticio, entre otras cosa para afianzar lo logrado con el golpe revolucionario.

“• 7-8 de noviembre: levantamiento revolucionario de trabajadores, marinos y soldados en Alemania. Derrocada la monarquía Bávara. Conducida por la coalición del SPD-USPD se declara la república en Munich.
• 9 de noviembre: se declara la república en Berlín. Friedrich Ebert se convierte en Canciller bajo gobierno de coalición entre SPD-USPD. Rosa Luxemburg es liberada de la cárcel.
• 10 de noviembre: se forma el Consejo de los Representantes del Pueblo con tres miembros del SPD (Ebert, Scheidemann y Landsberg) y tres miembros del USPD (Haase, Dittmann y Barth).”

...en fin, na, poca cosa...
45 DeElea, día 13 de Septiembre de 2011 a las 23:30
• 7-8 de noviembre: levantamiento revolucionario de trabajadores, marinos y soldados en Alemania. Derrocada la monarquía Bávara. Conducida por la coalición del SPD-USPD se declara la república en Munich.
• 9 de noviembre: se declara la república en Berlín. Friedrich Ebert se convierte en Canciller bajo gobierno de coalición entre SPD-USPD. Rosa Luxemburg es liberada de la cárcel.
• 10 de noviembre: se forma el Consejo de los Representantes del Pueblo con tres miembros del SPD (Ebert, Scheidemann y Landsberg) y tres miembros del USPD (Haase, Dittmann y Barth).
• 11 de noviembre: se firma el armisticio con los aliados y se crea la Liga Espartaquista.
46 gaditano, día 14 de Septiembre de 2011 a las 00:06
Escribe un anglófobo de cierto peso en este blog:
"Ahora necesita el inglés para todo, dice un anuncio. Por lo tanto, el español para nada"

Tendría su gracia como chiste malillo, pero es una falacia lógica.
Veamos: De "ahora los seres humanos necesitan comer para todo, no se deduce que los seres humanos no necesitan beber para nada".
O, De "Ahora se necesita saber leer para todo, no se deduce que ahora no se necesita saber sumar para nada"...
Etcétera, etcétera, QED

Com. Menudo sentido de la lógica, muchacho. Vuelve a comprobarse que la anglomanía afecta seriamente al cerebro.
47 lead, día 14 de Septiembre de 2011 a las 00:31
[El Socialismo ha fracasado; pero millones, ciegos a la evidencia, siguen demandando la renovada aplicación de sus (fracasados) programas: es el miedo a la libertad, a la responsabilidad individual. De es miedo viven unos cuantos parásitos]

Timoteo en #23:

¿Puede tener miedo a la libertad o voluntad de servidumbre la persona normal ,cuyo instinto natural la impulsa a lo contrario?.

Mi respuesta es un rotundo SÍ. En efecto, cualquier animal tiene un impulso natural a la libertad, según se puede apreciar continuamente; pero el ser humano, tiene, además, memoria, inteligencia reflexiva y recoge la experiencia de otros. Y ello le puede llevar a racionalizar sus emociones de temor al futuro (y de envidia a los demás) en sentido contrario a ese impulso natural hacia la libertad.

Así, a diferencia del animal, el ser humano evalúa el futuro y las consecuencias de sus acciones; y es consciente de que puede fracasar si intenta hacer depender su futuro de sus iniciativas. Ante ese reto, el reto de la libertad, muchos le hacen frente y actúan con decisión; no tienen aversión al riesgo y piensa que si fracasan, volverán a intentarlo de nuevo buscando una nueva oportunidad.

Pero otros muchos, los más, se arrugan ante el miedo al fracaso y a quedarse empobrecidos y descolgados del resto, "descolgados del pelotón", por utilizar el símil ciclista. Ante tal situación, prefieren dejar de lado la libertad de decidir personalmente para buscarse sus oportunidades, su propio futuro, y se sumergen en el colectivo, apoyando a aquellos líderes que les prometen lo que quieren oir: que no deben preocupase por su futuro y el de los suyos, que desde el Estado (una vez que lo ocupen con su apoyo) se encargarán del bienestar y la seguridad de todos, proporcionando trabajo con sus planes económicos; y si vienen ciclos recesivos, el Estado del Bienestar les procurará unas mínimas pero dignas condiciones. Eso es el Socialismo...que, como se ha comprobado durante el siglo XX, es un puro engaño (aparte sus violencias)....Pero el miedo a la libertad, el miedo a un futuro indeterminado (y todo futuro lo está) es tal y tan grande que, a pesar de las incuestionables e irrefutables pruebas del fracaso del Socialismo y del Estado benefactor, millones de personas en todo el mundo siguen, irracionalmente, exigiendo la aplicación de sus (fracasadas) fórmulas económicas y sociales. De ese miedo se aprovechan unos pocos para, prometiendo lo que no está en su mano procurar, vivir espléndidamente sin tener que arrostrar las incomodidades y riesgos de producir, en un mercado competitivo y duro, bienes y servicios realmente útiles a los demás.

48 lead, día 14 de Septiembre de 2011 a las 01:22
[La transición a una democracia formal, exigencia del contexto europeo para sobrevivir económicamente]

Timoteo en #23:

tras haber conseguido sustituir ese sistema nefasto de partidos por un nuevo sistema político que consiguió establecer un orden social de concordia y cooperación que impulsó la prosperidad de la nación, volvimos a reestablecer aquel sistema nefasto de partidos.

Existió la presión interna de élites bien conectadas con el mundo exterior, que transmitieron a los decisores políticos el claro mensaje de ese mundo exterior: si España quiere incorporarse (porque su desarrollo económico sostenido lo exige) al orden democrático europeo occidental surgido de la II Guerra Mundial, tiene que adoptar las formas de una democracia parlamentaria (que permite el mangoneo oligárquico de un oligopolio de Partidos mejor que un sistema democrático presidencialista a la americana y con sistema electoral mayoritario, donde cada candidato a representante en el Legislativo de una circunscripción, a alcalde de un municipio, a Presidente de una entidad regional o a Presidente de la nación, se la juega en un combate personal: Pérez frente a González... en cada una de esas batallas: ni listas cerradas, ni abiertas ni mandangas similares. Todos se juegan su puesto en elecciones personales: políticos, fiscales y jueces, como en los EE.UU. (excepto los del Tribunal Supremo, en este caso particular).
49 lead, día 14 de Septiembre de 2011 a las 01:41
[La actual democracia española no constituye un Estado de Derecho]

Timoteo #23

Mi post #48

Quiero insistir en el concepto que expreso en #48: el sistema parlamentario es menos democrático que un sistema presidencialista a la americana: en éste, el Gobernador de un Estado y el Presidente de la Nación son el verdadero poder Ejecutivo que eligen los ciudadanos en una elección directa. El poder Legislativo (Cámara de Representantes y Senado, tanto en los Estados como a nivel federal) surge de elecciones separadas de las anteriores. Ello asegura la separación de poderes y los controles mutuos y contrapesos (checks and balances).

En un sistema parlamentario, como el nuestro, no existe ni puede existir, por más que se quisiera intentar, la separación de poderes; elegidos los representantes a la cámara legislativa (Congreso y concejos municipales), la aritmética parlamentaria determina quién gobierna (Ejecutivo) [con lo que el Presidente o el Alcalde pueden no ser del Partido más votado sino de una constelación de fuerzas que, agrupadas, suman más que la más votada]. Pero en ninguno de los casos --Ejecutivo procedente del Partido más votado o de una agrupación de fuerzas-- tal Ejecutivo es independiente del Legislativo que lo ha elegido, sino que es una emanación del mismo, por lo que malamente lo controlará.

En España, además, para más INRI, el poder judicial procede, por un sistema de cuotas, del poder Legislativo. Definitivamente: por más que se hagan declaraciones rimbombantes en contrario, España no es un Estado de Derecho (poder limitado por las leyes y dividido entre tres ramas independientes y que se controlan mutuamente).

¿Hay alguna probabilidad de que, por consenso mayoritario entre las dos grandes fuerzas políticas, se hagan las reformas necesarias para constituir un verdadero Estado de Derecho? En las circunstancias actuales y previsibles, lo dudo.
50 Hegemon1, día 14 de Septiembre de 2011 a las 09:07
Lo que hizo que Alemania perdiera la guerra no fué la falta de voluntad, ni la falta de medios, ni materiales, ni la falta de calidad y excepcionalidad de sus tropas sino el Nacionalsocialismo. Es más, la voluntad, los medios, la calidad, el entrenamiento y la calidad y excepcionalidad del ejercito alemán fueron las causas de que el nacionalsocialismo casi venza y se sostuviera tantos años de guerra.

« 1 2 3 4 »

En formato RSS© Copyright Libertad Digital SA. Juan Esplandiu 13, 28007 Madrid.
Tel: 91 409 4766 - Fax: 91 409 4899