Pío Moa

« El comienzo de la guerra mundial | Principal | Derecha antifranquista »

Ilustrados en España

2 de Septiembre de 2009 - 08:43:06 - Pío Moa

Compartir:
Menéame Tuenti

(Sería de desear que los comentarios no se perdiesen por las cuestiones más variopintas)

Con Carlos III, que entró a reinar en 1759, se abre una etapa de mayor densidad ilustrada, orientada sobre todo al campo de las reformas administrativas y en menor medida educativas. En este campo se produjo un tremendo retroceso cuando Carlos III, en 1767, expulsó a los jesuitas, que regentaban la única enseñanza media realmente valiosa, y los bienes de la orden fueron confiscados y en gran medida dilapidados. La expulsión, , creó un bache educativo, fatal también para la enseñanza superior, que solo se superaría –a medias– casi un siglo más tarde. El daño repercutió en toda la monarquía hispánica o Imperio español, hasta las Filipinas, siendo un factor de descrédito para el poder de Madrid. Carlos III lo decidió, en estilo típicamente absolutista, "por razones que guardaba en su real pecho", fórmula semejante a la del absolutismo francés "porque así bien me place". El ministro conde de Campomanes había acusado a los jesuitas, sin base real, de conspirar contra el rey, y se les achacaban, también arbitrariamente, los desórdenes conocidos como "motín de Esquilache". Sin oír a los acusados, en un estilo que recuerda la gran operación contra los templarios en Francia siglos atrás, se llevó a cabo dicha expulsión, que mereció los plácemes de Voltaire; y siguieron presiones diplomáticas sobre Roma hasta conseguir la disolución de la orden. Los jesuitas representaron para gran parte de la opinión ilustrada y de los protestantes, un papel psicológico similar al de la masonería para muchos católicos, como grupo secreto autor o promotor de todas las conjuras políticas.

El encargado de cumplir la orden regia fue el conde de Aranda, ministro reformista y eficaz en otros terrenos, como lo fue su enemigo Floridablanca. Aranda sería acusado de masón, pero no parece haberlo sido, aunque tenía relación con masones franceses, como otros muchos ilustrados. Campomanes, a su vez, era un típico servidor del despotismo ilustrado, capaz y culto, promotor de la "industria popular" y de una enseñanza exclusivamente profesional y artesana para las clases bajas, que, dentro de su limitación, ampliaría el personal cualificado del país. En el espíritu de reforma, de construcción de obras públicas y manufacturas, recuperación naval y militar, contención de la influencia eclesiástica y depuración de usos sociales degradados y supersticiones acentuadas en la época de decadencia, se le parecieron Patiño, Carvajal, Floridablanca, Aranda, el marqués de la Ensenada y otros ministros en general patriotas, honrados y eficaces, aunque no siempre amistados entre sí.

También son de este siglo, con propósito de impulsar la ciencia, la construcción de un observatorio astronómico, un gabinete de máquinas y un jardín botánico en Madrid, un laboratorio de química en Segovia, junto a instituciones culturales de otro orden, como el Museo del Prado, la Real Academia de Buenas Letras de Barcelona, la Biblioteca Nacional o la Real Academia de Bellas Artes de San Fernando. La Real Academia de la Lengua compuso el primer diccionario, llamado después de Autoridades, y todavía útil. Hubo éxitos científicos reseñables, como el descubrimiento del platino y el tungsteno o volframio. En lo que descolló la ciencia española, al nivel de las primeras de Europa, fue en la botánica. Sin embargo, un escollo permanente al desarrollo científico fue el mínimo interés por él en la enseñanza superior, el golpe asestado a la enseñanza media y el escaso número de matemáticos y científicos, aun ellos restringidos a la aplicación práctica de sus saberes y sin afición teórica. De matemáticas y física apenas entendían más que los militares, por exigencias de su oficio; de química, los farmacéuticos, etc. Destacaron los marinos militares Antonio de Ulloa y Jorge Juan. Ulloa fue miembro de la Royal Society inglesa y de las academias científicas sueca, francesa y prusiana; fundó un laboratorio metalúrgico y un observatorio astronómico en Cádiz y el Museo de ciencias naturales de Madrid. Descubrió, con Jorge Juan, el platino, y dirigió con él una expedición científica por América, y la medición de un grado de meridiano por encargo de la Academia de Ciencias francesa. Jorge Juan estudió los avances técnicos de la armada británica, con tal éxito que los británicos, a su vez, estudiarían sus mejoras.

La permanencia de la Inquisición dificultó el despliegue de nuevas ideas –no en el terreno científico–, pero en pequeña medida. Salvo un violento repunte con Felipe V, su actividad fue escasa, como revela el caso de Pablo de Olavide, intelectual de origen peruano, anticlerical, colaborador de Aranda y ferviente seguidor de los ilustrados franceses, que presentó un plan de renovación universitaria y dirigió la colonización de Sierra Morena con alemanes y flamencos. Acusado de herejía en 1778, fue desterrado de Madrid por ocho años y confinado en un convento de La Mancha. Pidió permiso, que obtuvo, para tomar unas aguas medicinales próximas; pero se quejó de que no eran lo bastante buenas y demandó el traslado a un balneario catalán próximo a la frontera, de donde se evadió tranquilamente a Francia. Su poco férreo confinamiento había durado dos años. Voltaire y los enciclopedistas lo acogieron como un mártir, víctima del terror inquisitorial, y Diderot le dedicó una elogiosa semblanza. En París vivió a todo lujo, pese a haberle confiscado la Inquisición sus bienes, teóricamente. Al triunfar la Revolución francesa presenció el Terror, él mismo fue encarcelado, y la experiencia le volvió más religioso. Luego parece haberse implicado en las maniobras inglesas para independizar la América española y sujetarla a su influencia. En 1798 volvió a España, donde hizo, sin más problemas, una buena carrera como novelista.

En aquel siglo España se vio desbordada por la efervescencia de ideas, ciencia y técnica procedentes de Italia, Inglaterra y, muy ante todo, de Francia, donde, como ya quedó indicado, una activa propaganda denigraba cuanto España había hecho en el pasado, tema visible incluso en Montesquieu, que retoma a Las Casas. Tan fuerte resurgir de la leyenda negra tiene algo de chocante cuando España había perdido su hegemonía, que en cierto modo explicaba aquella propaganda. Frente a ello se observa en los intelectuales hispanos una doble reacción: la de quienes, como Juan Pablo Forner, reivindicaban las antiguas glorias y relativizaban los logros foráneos; y la de quienes aceptaban sin mayor crítica ni estudio las invectivas francesas, actitud más extendida entre los ilustrados. Lo último se explica porque el pensamiento hispano de antaño estaba olvidado y porque la inferioridad intelectual, económica y técnica española con respecto a Francia saltaba demasiado a la vista, e incitaba a explicarla, a los más superficiales, como legado de un pasado poco apreciable.

Por un tiempo se distinguió entre la brillantez del siglo XVI y la decadencia (exagerada y generalizada) del XVII, pero pronto un desdén acrítico se extendió a ambos, y no por adulación a los Borbones, que tenían una gran parte de sangre de los Habsburgos. Hasta Feijoo escribió cosas como que los conquistadores "llenaron a España de riquezas después de inundar América de sangre", mostrando una información tan deficiente como su lógica: poca riqueza puede producir un país "inundado de sangre", salvo el botín del primer momento. Otro autor notable, José Cadalso, que empezó a escribir en Defensa de la nación española contra las injurias de Montesquieu, concluyó en la seudo idea de que los Austrias habían dilapidado "los tesoros, talento y sangre de los españoles" en empresas carentes de interés para España. Como si las actuaciones de los países (o de las personas), fueran producto exclusivo de unos intereses bien definidos e incambiables al margen de las circunstancias. La queja, gratuita y algo pueril, había de tener enorme éxito en el futuro, reflejando un inconsciente deseo de justificar la propia mediocridad en el legado recibido (recuérdese, por contraste, el desastroso legado encontrado por los Reyes Católicos, los cuales no perdieron el tiempo en justificarse con los males del pasado).

Forner, por su parte, tenía verdadero talento, pero desperdició mucho de él por su carácter pugnaz, que le llevó a perderse en polémicas menores. Y pese a su incisiva argumentación, su encomio de las mejores tradiciones españolas no llegaba a enriquecerlas con nuevas ideas y perspectivas: seguía siendo una posición defensiva. Resumiendo el panorama intelectual español del siglo XVIII, encontramos ausencia de un pensamiento original, aunque existan divulgadores, alguno de gran talla, como Feijoo; apenas hay verdaderos científicos, ni afición por la ciencia pura, aunque sí algunos prácticos y buenos especialistas en ciencia aplicada. En literatura encontramos asimismo figuras de talento apreciable como el citado Cadalso, los hermanos Nicolás y Leandro Fernández de Moratín, Tomás de Iriarte, Ramón de la Cruz, Félix María Samaniego o Juan Meléndez Valdés. La impresión general, no obstante, es de una cultura que ha perdido por así decir su propia savia, falta de empuje, en la órbita psicológica e intelectual francesa, como pálido reflejo de esta: en torno a ella giran tanto los imitadores como los contradictores. El tradicionalismo no produjo un solo teólogo de mediana importancia.

Hubo, con todo, una excepción, Francisco de Goya, uno de los máximos genios de la pintura, al nivel de Rembrandt y Velázquez, a quienes consideró sus verdaderos maestros. Su talento le permitió vivir con desahogo, ya que era solicitado tanto por la Iglesia como por particulares y por la corte, en torno a la cual vivió gran parte de su vida. Católico, como casi toda la población, fue al mismo tiempo un ilustrado, y en su evolución artística cabe percibir la de la sociedad de aquellos años cruciales. En conjunto, la segunda mitad del siglo XVIII, en la cual vive Goya, hasta dentro del siguiente, fue de recuperación de la vitalidad española después de sus retrocesos culturales, políticos y militares desde finales del siglo XVII; recuperación que iba a despeñarse a principios del XIX. Probablemente nada mejor que la pintura de Goya refleja esa evolución y la premonición del desastre.

Las pinturas de su primera época, de las décadas 70 y 80, reflejan una sociedad tranquila y con alegría de vivir, quizá a un nivel no muy elevado, pero optimista: juegos de sociedad, toros, romerías, galantería..., con un trato y contacto entre las diversas clases sociales poco imaginable en Francia o en Inglaterra. Muestra Goya cierto interés por los trabajadores. No son escenas convencionales, sino que respiran un robusto realismo, aunque sigan las normas del arte neoclásico, luego rococó, propio de la Ilustración. Sus pinturas religiosas, de técnica depurada, pueden dar impresión de mayor convencionalidad, acaso porque la religión misma se había hecho más convencional. Pero ya en los años 80 pinta escenas menos risueñas, como el asalto a una diligencia.

Por los años 90, el artista se desliza hacia pinturas en las que se advierte inquietud espiritual y un fondo más sombrío. Para este disponía del doble paisaje madrileño, que muchos años más tarde describiría Pío Baroja: "Las afueras de Madrid constituyen una serie de paisajes de los más sugestivos de España. La zona del norte y el oeste, con su muralla del Guadarrama, es noble y majestuosa. La parte este y sur es el páramo castellano, con sus cerros monótonos en el horizonte y el cielo ardoroso y desolado". Aparecen cada vez más temas de violencias, la presencia de la muerte, la desgracia, lo grotesco, la locura, la brujería, la fealdad de la vida. Puede atribuirse esta evolución a un efecto de la sordera que le afectó desde 1793, pero eso es lo de menos. Su reacción psíquica encierra una lógica, no consciente, de la Ilustración, sus limitaciones y quizá su agotamiento. Una de sus obras, hoy perdida, se inspira agoreramente en el título de una versión del Don Juan Tenorio: "No hay plazo que no se cumpla ni deuda que no se pague". Su retrato de Jovellanos (1798), intelectual-político ilustrado por excelencia del último cuarto de siglo y amigo suyo, lo muestra en actitud melancólica o algo desalentada, pese a la protección de Minerva. Goya siguió compartiendo la ideología ilustrada, pero su pintura adquiere ya otro carácter, ajeno al optimismo anterior. Desde 1792 –casualmente tercer centenario del descubrimiento de América–, rompió con la estricta preceptiva neoclásica, y seguramente compartía la preferencia, expuesta por Jovellanos años antes, del realismo de Velázquez sobre la belleza neoclásica ilustrada, convencionalmente inspirada en Grecia: la vida real no podía captarse con aquellas normas, o al menos no solo con ellas.

Por más que las escenas inquietantes de muchos de sus cuadros no eran ni podían ser una deliberada descripción del curso de la historia, las obras que llamamos maestras escapan a la intención del autor. No se trata de banales denuncias de tipo social o similares, que tanto abundarían desde entonces; son pinturas objetivas no destinadas a provocar una fácil indignación, y que causan angustia, tienen algo de profético. Consideremos el aguafuerte El sueño de la razón produce monstruos. La postura del personaje, con la cabeza boca abajo entre los brazos sobre una mesa, parece indicar a alguien dormido, pero su posición, forzada, sin el abandono corporal del sueño, sugiere más bien a quien se tapa la cara para no ver la monstruosidad que le rodea. Una de sus explicaciones sobre el cuadro es que la fantasía desprovista de razón tiene esos efectos (con lo cual viene a describir corrientes artísticas futuras); pero la escena va más allá de un posible designio moralizante tipo "la alternativa a la razón es la monstruosidad", pues también cabe entenderla de otro modo: "La razón es un sueño que produce monstruos". Idea premonitoria: muchos optimismos ilustrados tendrían inesperadas consecuencias, como le había ocurrido a Prometeo. El tono profético, sin el cual el cuadro queda en moralina roma, nace de una visión de la lógica profunda de las cosas, como ocurre con los mitos, difícil de expresar racionalmente.

Algo parecido podría verse en el Retrato de la familia de Carlos IV. Se lo ha interpretado a menudo como una caricatura sarcástica de la familia real y hasta de la institución monárquica, pero se trata de una versión muy forzada; desde luego, la broma no le habría salido gratis a Goya. Por el contrario, los reyes acogieron bastante bien la pintura, viéndola como lo que probablemente quería ser: una escena familiar y doméstica, casi popular si exceptuamos los trajes, sin apenas símbolos del poder. La idea queda realzada por la presencia central de la reina, María Luisa de Parma, que abraza a una hija y tiene de la mano de un hijo menor, con el rey a su izquierda, aunque más en primer plano. La disposición puede sugerir tanto el tono familiar como el protagonismo político de la reina, que arrebata el centro a su marido. En todo caso, ofrece una visión de conjunto poco esperanzadora. El rey, de aspecto vulgar, tiene la mirada perdida y carece de majestad, la reina, ciertamente fea, dirige la vista en dirección contraria a la del rey, con una vaga expresión altanera que desdice del gesto afectuoso hacia sus hijos. En algún otro personaje resalta la fealdad, aunque no en la mayoría. La composición se inspira en Las Meninas, cuadro muy apreciado por Goya y de los más admirados de la pintura mundial; pero, al revés que este, carece de profundidad, cerrada por una pared con otros cuadros, lo que aumenta la trivialidad de la escena. Casi exigiría las palabras del festín de Baltasar. Fue pintado en 1800, un año después de El sueño de la razón y cuando faltaba ya poco para que se hiciera añicos, por la invasión francesa, la labor recuperadora de la Ilustración española, no espléndida, pero sí prometedora.

Comentarios (201)

« 1 2 3 4 5 »

151 Derebaul, día 2 de Septiembre de 2009 a las 22:27
#148 Bombas de uranio seguramente, pero de plutonio las podían producir ya como churros. ¿Pero qué relación tiene eso con la decisión de dar solo tres días de plazo para lanzar una segunda bomba?
152 IbnBattu, día 2 de Septiembre de 2009 a las 22:30
#145 Un gobernante Católico será el que se confiese como tal y aplique en su vida privada y pública y en la medida de su capacidad los principios morales que predica la Iglesia.

Por ejemplo, el Rey Balduino de Bélgica era un gobernante Católico porque así lo confesaba y lo demostró abdicando para no tener que dar su aprobación a una ley de despenalización del aborto que encontraba moralmente inaceptable.

Me sigue pareciendo gratuito y pueril su comentario sobre las masacres de los gobernantes Católicos. Parece que se toma Vd. en serio las cosas que dice Mescaler.
153 asturovi, día 2 de Septiembre de 2009 a las 22:31
Derebaul, creo recordar que Estados Unidos no tenía más bombas nucleares después de la de Nagasaki. Y no creo que fueran tan fáciles de producir en aquel momento, incluso disponiendo del plutonio necesario.
De todas formas yo no lo he relacionado con el plazo de 3 días entre una bomba y otra. Unicamente creo que el riesgo de ser continuamente bombardeados por nuevas bombas atómicas jugó un papel importante en la difícil decisión japonesa de rendirse.
Por supuesto, a ello hay que sumar la decisión estadounidense de olvidarse en gran parte de la "rendición incondicional" y aceptar la pervivencia del emperador. ¿Se hubiera rendido Japón si USa hubiese insistido en juzgar a Hirohito como criminal de guerra?
154 manuelp, día 2 de Septiembre de 2009 a las 22:33
# 148 asturovi

Se trata de si era necesaria semejante destrucción para conseguir la rendición de Japón

¿Esta usted mediananmente informado sobre la voluntad de resistencia hasta el final de los japoneses?.¿Sabe cuantas bajas huv¡biesen tenido los americanos en caso de haber desembarcado en Japon, a tenor de las batallas de Iwo Jima Y Okinawa?.
155 Derebaul, día 2 de Septiembre de 2009 a las 22:37
#253 No creo que tres días sean un plazo razonable para que un país en guerra negocie los términos de una rendición. Por lo demás, en aquel entonces los Estados Unidos ya no tenían una dificultad de tiempo o medios excesiva para abastecerse de combustible nuclear. Al respecto, por cierto, he leído historias delirantes sobre una tercera bomba sin estallar, y cosas así.
156 jjvr, día 2 de Septiembre de 2009 a las 22:40
....un claro ejemplo de diálogo de besugos.
157 asturovi, día 2 de Septiembre de 2009 a las 22:41
Manuel p
¿Está usted realmente informado también, de la voluntad de rendición de los japoneses?
Porque la voluntad de rendición de importantes sectores del Japón, incluyendo al propio Emperador (cuyo papel belicista o en contra de la guerra ha sido muy discutido) también existía y era y es conocida.
Mi opinión personal es que probablemente influyó más en la final rendición de Japón la decisión de permitir la permanencia del Emperador que incluso las propias bombas atómicas.
Yo no pongo en duda la necesidad de demostrar el poder de las bombas atómicas a Japón para "ayudarle" a rendirse.
Lo que cuestiono es la necesidad de que esa demostración se hiciese sobre ciudades pobladas. Y cuestiono mucho más Nagasaki que Hiroshima.
Creo recordar que las estimaciones americanas rondaban el millón y medio de bajas (recordemos que en lenguaje militar eso significa muertos y heridos, con una ratio más o menos de 1-5). Evidentemente, las bajas japonesas serían mucho mayores, pero no se molestaron en calcularlas.
158 Derebaul, día 2 de Septiembre de 2009 a las 22:41
#156 Bienvenido al club.
159 lead, día 2 de Septiembre de 2009 a las 22:46
[Cruzada albigense y sus consecuencias]

Una de las consecuencias de la derrota de los albigenses o cátaros occitanos es, precisamente, la desaparición de Occitania o el Languedoc, con base en Toulouse (Tolosa) como núcleo alternativo al núcleo norteño, centrado en París, a la hora de articular la nación francesa. Ganaron los de la Lengua de oïl y dieron a Francia las características que todos podemos reconocer en ese país.

Toulouse ya había sido en tiempos visigóticos un reino independiente; con la derrota de los visigodos del Reino de Tolosa a manos de Clodoveo (uno de los grandes héroes retrospectivos de la nación francesa) en Vouillé (507), los visigodos se centraron en su Reino de Toledo, dejando de ser una amenaza para la "Francia" que creó Clodoveo (Clovis, en francés):

http://es.wikipedia.org/wiki/Clodoveo_I

Otro héroe "francés", Carlos Martel, derrotando a los invasores bereberes en Tours (732), alejó de "Francia" otra seria amenaza.

Todos los franceses se saben de carrerilla todo esto como nosotros nos sabíamos lo de la conquista romana, la provincia Hispania, los visigodos y la Reconquista. Con la bazofia progre controlando la educación y la cultura (por llamarla de alguna manera), los españoles empiezan por no reconocer ni conocer sus raíces, tan o más profundas que las de Francia.
160 manuelp, día 2 de Septiembre de 2009 a las 22:47
# 157 asturovi

La voluntad de rendicion de los japoneses era nula. Incluso despues de que el emperador hubiese grabado el mensaje a la nacion ordenando la rendicion, los generales al mando se negaron a rendirse y hubo una sublevacion con muertos incluidos para destruir la grabacion. Un buen numero de mandos militares se hicieron el harakiri para no soportar esa vergüenza.
161 Oswald, día 2 de Septiembre de 2009 a las 22:52
Manuelp, el asunto de la necesidad y la legitimidad de las dos bombas atómicas americanas sobre Japón es, desde su lanzamiento, muy controvertido.
Un tal Eisenhower (poco sospechoso de anti-americanismo y que algo debía de saber de la guerra en general y de aquella en particular) escribió esto en sus memorias:

In 1945 Secretary of War Stimson, visiting my headquarters in Germany, informed me that our government was preparing to drop an atomic bomb on Japan. I was one of those who felt that there were a number of cogent reasons to question the wisdom of such an act. During his recitation of the relevant facts, I had been conscious of a feeling of depression and so I voiced to him my grave misgivings, first on the basis of my belief that Japan was already defeated and that dropping the bomb was completely unnecessary, and secondly because I thought that our country should avoid shocking world opinion by the use of a weapon whose employment was, I thought, no longer mandatory as a measure to save American lives.
162 Oswald, día 2 de Septiembre de 2009 a las 22:55
Un tal Nimitz: "The Japanese had, in fact, already sued for peace. The atomic bomb played no decisive part, from a purely military point of view, in the defeat of Japan."
163 manuelp, día 2 de Septiembre de 2009 a las 22:56
# 161 Oswald

Bien, pero yo opino que estos argumentos eran de más peso:

La bomba era necesaria o estaba justificada porque:
Los japoneses habían demostrado una resistencia semi-fanática, como los ataques kamikazes de Okinawa, los suicidios masivos de Saipán o la lucha hasta prácticamente el último hombre en las islas del Pacífico. El bombardeo de Tokio había matado a más de 100.000 personas sin efectos políticos, por lo que la bomba era necesaria para la rendición del país.
Con sólo dos bombas construidas y listas para usarse, era demasiado arriesgado «gastar» una al lanzarla sobre un área despoblada.
Una invasión a Japón hubiera costado una gran cantidad de vidas en ambos bandos de tal forma que se rebasaría el número de muertes de ambos bombardeos.
Ambas ciudades hubieran sufrido bombardeos incendiarios de cualquier forma.
El uso inmediato de la bomba convenció al mundo de su horror y se disuadió su utilización cuando se construyeron más bombas.
El uso de la bomba sorprendió tanto a la Unión Soviética y la guerra terminó tan rápido que éstos no pudieron solicitar la invasión conjunta de Japón.


http://es.wikipedia.org/wiki/Bombardeos_at%C3%B3mi...
164 asturovi, día 2 de Septiembre de 2009 a las 22:56
Si la voluntad de rendición hubiera sido generalizadamente nula, como usted defiende, no se habrían rendido. Pero lo hicieron.
Si la voluntad de rendición hubiera sido generalizadamente nula y todos los generales con mando se hubieran sublevado (que no fue así, sino una unidad concreta la que lo hizo), hubieran vencido y no se hubieran rendido. Pero no fue así.
Sobre el tema del suicidio (quizás me equivoque, pero creo que harakiri no es el término correcto, aunque haya sido el vulgarizado) de muchos militares japoneses, siendo cierto, fue una decisión individualizada de esos militares, y correspondía en gran medida una mentalidad tradicional japonesa.
El hecho es que se rindieron. Sabían que tenían la guerra perdida. Sabían que la resistencia llevaba a la destrucción del Japón. Pero necesitaban una salida mínima para esa rendición: garantizar la permanencia del Emperador. Y qué curioso: eso se les acabó concediendo.
165 Oswald, día 2 de Septiembre de 2009 a las 22:59
Asturovi: el término correcto es "sepuku".
166 manuelp, día 2 de Septiembre de 2009 a las 23:01
# 164 asturovi

Si, se llama seppuku, harakiri es la version vulgar.

http://es.wikipedia.org/wiki/Seppuku

En la noche del 14 al 15 de agosto, un grupo de oficiales que deseaban la continuación de la guerra invadieron el Palacio Imperial, asesinaron al general Mori Takechi, comandante de la Guardia Imperial que intentaba contenerlos, y revisaron febrilmente las oficinas en busca del mensaje del emperador, para evitar que fuera difundido.

Durante varias horas, los belicistas fueron dueños de la situación, hasta que la superioridad de las fuerzas leales al emperador les hizo rendirse. Los cabecillas de la rebelión, Hatanaka y Shizaki, rogaron que se les permitiese hacerse el hara kiri frente al Palacio Imperial; al día siguiente, se suicidó Koga, otro de los cabecillas, luego de haber asistido al entierro del general Takeshi, y finalmente se hizo también el hara kiri el general Tanaka, quien pidió perdón a Hirohito por las preocupaciones que le había causado. Ya no hubo resistencia posible, después de Hiroshima y Nagasaki.


http://usuarios.lycos.es/christianlr/01d51a93a50f9...
167 DeElea, día 2 de Septiembre de 2009 a las 23:10
Y así el utilitarismo racional lo termina justificando todo…..
168 IbnBattu, día 2 de Septiembre de 2009 a las 23:11
Sobre el tema de los bombardeos atómicos, como le gusta a Moa, hay que considerar los hechos documentados y no las opiniones subjetivas.

Lo que no admite discusión alguna es que la batalla de Iwo Jima, el primer ataque a territorio japonés, duró más de un mes y saldó con cerca de 21.000 bajas japonesas - practicamente todos muertos - y 27.000 bajas americanas de las cuales aproximadamente 7.000 fueron mortales. Para conquistar una isla del tamaño de Ibiza, más o menos. Dá una idea de lo que podría haber sido la invasión de las islas principales.

Otro dato que me parece revelador es el hecho de que tras el primer bombardeo, en Hiroshima, no se recibió por parte de Japón ningún mensaje claro de que se aceptaba la rendición incondicional. Sin embargo, el mismo día del segundo bombardeo, el 9 de Agosto, el emperador Hiro Hito autorizó al primer ministro Togo a enviar un mensaje aceptando la rendición del ejercito imperial con la única condición de que no se destronase al emperador. Es decir, que tres días serían un plazo más que razonable si verdaderamente el gobierno y el ejército japonés estuvieran dispuestos a rendirse tras el primer bombardeo.

Por muy polémica que pueda ser la decisión de lanzar las dos bombas atómicas no parece que los hechos apunten hacia una decisión caprichosa ni de Truman ni de los americanos y sí a la intención de acabar la guerra cuanto antes obteniendo la rendición incondicional del Japón.

Ibn Battuta
169 aviPep, día 2 de Septiembre de 2009 a las 23:12
Veo y leo que empezais la historia de la II Guerra Mundial, por el final.Antes de tirar las dos bombas atomicas, el S. de "sucio", como el Harry, un Comité de evaluación de daños, estudió si la tiraban o no la tiraban. O sea que no fué un viaje
al W.C. "excusadi", del Truman, y despues de miccionar, ordenase el bombardeo.
Antes de llegar a Hiroshima y Nagasaki, los japoneses ya habian causado miles de destrozos en vidas y haciendas de China, habian liquidado cuerpos de ejercito rusos en Manchuria y casi se hicieron los dueños de Birmania, Conchinchina, Sumatra, Borneo, Nueva Zelanda (?) y casi llegan a invadir Australia. No he citado lo de Pearl Harbour, porque es mas conocido que el Rastro, por las miles de peliculas que se han hecho a favor y en contra. Hubo una matanza de marines en Iwo-Jima. Aparte de que Mc Arthur, ganaba ,los combates a base de miles de tropas de choque muertos y heridos o desaparecidos (mas o menos como el desembarco de Normandia, todo un exito logistico, si Rommel, hubiera estado de jefe, allí no quedaba ni el gorro de los USA)
Pero antes, unos años antes, Franco, autorizó bombardeos experimentales de la Legion Condor, en Barcelona, Granollers, Lleida y el napalm o fosforo en Guernica.
Posteriormente Hitler, usó la palabra hay que coventrizar Inglaterra, no era una farolada, el barrio o lo que fuera de Coventry, fué el mas castigado y quemado, por los bombardeos nazis.
Los ingleses que tienen mucho fair play, quisieron quedar a la altura de la Luftawe (?), y metieron toneladas de bombas en Dresde, de este ultimo caso, es del que se quejan mas de cuatro pacifistas de usar y tirar, para equiparar a los ingleses, Democracia autentica, con un regimen dictatorial, regido por Hitler y la Gestapo.
En Rusia, mientras tanto campaba por sus respetos y sin nadie que le tosiera, el camarada Stalin,y sus comisarios, adictos cde la NKVD, creador de las Quintas Columnas Kominterns, de los Gulags y de una industrializacion aprisa y corriendo, pues aqui en España, al Frente Popular les vendió el material de derribo, u obsoleto, que a el, con la vista puesta en el enemigo nazi, no le servia para nada.Eso si, se quedó con los depositos de oro de la Republica y todos contentos y felices, comieron perdices.
170 asturovi, día 2 de Septiembre de 2009 a las 23:17
Sobre los contactos previos de Japón para su rendición, que parece que algunos quieren negar:

http://www.exordio.com/1939-1945/militaris/batalla...
171 DeElea, día 2 de Septiembre de 2009 a las 23:22
Bueno eso es como decir que puesto que el padre daba hostias como panes se opto por atacar a la hijita, que era más tierna, para hacer entrar al padre “en razón”. No digo yo que esto no sea de gran utilidad para torcer voluntades pero me temo que ni es cristiano ni caballeroso por muy útil que pueda ser (cosa que no dudo pues esa gente entiende de eso desde hace siglos).
172 IbnBattu, día 2 de Septiembre de 2009 a las 23:23
#170 Asturovi

No es lo mismo contactos para un cese de las hostilidades aceptando condiciones de un gobierno agresor y aliado de Alemania que la rendición incondicional.

Probablemente la decisión de Stalin de, finalmente, declarar la gurra al Japón acentuó todavía más la urgencia de terminar la contienda de modo definitivo.

Ibn Battuta
173 Perieimi, día 2 de Septiembre de 2009 a las 23:27
"Los métodos utilizados por los EE.UU. de Norteamérica contra el Japón fueron, en lo que a crueldad se refieren, peores que los del Gengis Khan”.

El publicista británico F. J. P. Veale relata en su obra “Hacia la Barbarie” (Wiesbaden, 1962, página 318) respecto del tema de la bomba atómica:

“La última duda que podía haber quedado sobre la pregunta de que si efectivamente el presidente Truman había ordenado el lanzamiento de la bomba atómica en conocimiento de los repetidos ofrecimientos japoneses de rendición, puede quedar ahora definitivamente aclarada”.

“El historiador norteamericano Henry Elmer Barnes publicó ya en 1958 en el National Review un artículo titulado “Ataque a un enemigo vencido”, donde relata que el presidente Truman contestó que efectivamente tenía conocimiento de los deseos de paz de los japoneses, también de la falta de necesidad de continuar con cualquier acción militar adicional, y de las buenas posibilidades existentes para la conclusión inmediata de un tratado de paz".

"El lanzamiento de la primera bomba atómica al fin de cuentas fue sencillamente una vivisección donde los habitantes de Hiroshima jugaron el papel que en los experimentos científicos tienen los conejillos de indias”.
174 asturovi, día 2 de Septiembre de 2009 a las 23:29
Es que finalmente no hubo rendición incondicional: se aceptó la principal ( y casi única) condición japonesa: mantener al Emperador. Otra cosa es que no se hiciera explícito y se hiciera pasar por una rendición incondicional lo que finalmente no fue.
175 DeElea, día 2 de Septiembre de 2009 a las 23:33
“Pero antes, unos años antes, Franco, autorizó bombardeos experimentales de la Legion Condor, en Barcelona, Granollers, Lleida y el napalm o fosforo en Guernica.”

Esto o es mentira o no es verdad, como usted prefiera.

En cuanto a lo de los alemanes e ingleses el otro día alguien puso un estupendo enlace a un foro de donde se deducía por la multitud de datos que lo que usted dice sobre el origen de los bombardeos indiscriminados a población como método sistemático de terror fue más bien cosa de los “puritanos” ingleses que la de sus hermanos alemanes.

Así que según parece esto también o es mentira o no es verdad, usted mismo.
176 Perieimi, día 2 de Septiembre de 2009 a las 23:37
Dos días después de Hiroshima la U.R.S.S. invadió Manchuria. El 15 de agosto el Emperador Hirohito anunció la aceptación de las condiciones de los norteamericanos. No en vano, el presidente norteamericano Harry Salomón Truman se jactó diciendo:

“HACE 16 HORAS QUE UN AVIÓN ESTADOUNIDENSE HA LANZADO UNA BOMBA SOBRE HIROSHIMA… SI AHORA NO ACEPTAN NUESTRAS CONDICIONES, LES ESPERA UN DILUVIO DE DESTRUCCIÓN COMO JAMÁS SE HA VISTO”.


PARA EE.UU. NO HUBO NÜREMBERG

La bomba atómica fue utilizada en Hiroshima y Nagasaki debido a que sus efectos sólo serían considerables donde hubiese un gran conglomerado de personas.

El 27 de abril, tres días antes de la muerte de Hitler, quedó lista en Oslo, Noruega, una escuadrilla de grandes bombardeos Heinkel, que eventualmente pudo utilizarse para lanzar la atómica, pero en ese momento Berlín se hallaba envuelta en llamas, a punto de caer totalmente y no podía evitarse ya la ocupación completa del Reich.

El "genio" Alberto Einstein, un ser despreciable, verdadero autor intelectual del genocidio

Siempre ha tratado de presentarse la imagen del científico Alberto Einstein como modelo de "genialidad" y como símbolo del progreso de la civilización. La realidad sobre este siniestro personaje estuvo muy lejos de esta visión idílica creada por la propaganda. En términos de su vida particular, fue sencillamente un ser despreciable: dio a su hija en adopción, se deshizo de su hijo Eduard, que era enfermo mental, en un psiquiátrico de Suiza, maltrató a sus otros hijos y abandonó a su familia. Sus famosas "teorías" surgieron de robos sobre proyectos ajenos, y éste es un tema sobre el que nos extenderemos próximamente.

Pero vayamos al centro de la nota que nos ocupa: en vehementes cartas dirigidas al presidente Roosevelt, una fechada el 2 de agosto de 1939 y otra del 7 de marzo de 1940, Einstein solicitaba lisa y llanamente el uso de la bomba atómica por parte de Estados Unidos. Su odio hacia Alemania y los países del Eje era inmenso, era un autodeclarado sionista fanático, y cuando en el año 1921 asistió a la convención sionista de Nueva York, proclamó ante cien mil correligionarios lo siguiente: "Mein Führer ist Cain Weizmann. Folge Ihn Habe Gesprochen" ("Mi guía es Cain Weizmann. Síganlo. He dicho"). El mismo Einstein se encargó de aclarar siempre que su nacimiento en Alemania (que él aborrecía con todas sus fuerzas) era anecdótico, veamos sino esta descarnada declaración suya: "no he pertenecido nunca a mi país (Alemania), ni a mi propia casa, ni a mis amigos, ni a mi familia, sino tan solo a la causa sionista". Todo ello lo demostraría, además, no sólo por su mencionada actitud familiar, sino también por sus cuatro cambios de nacionalidades, según las conveniencias del momento.

"El proyecto Manhattan sería el encargado a principios de los años 40 de llevar a cabo la construcción de las primeras bombas atómicas durante la Segunda Guerra Mundial, bajo el mandato del presidente Roosevelt en Estados Unidos."

"Hoppenheimer y Ferni serían dos de las figuras de primerísima fila en el proyecto. Todos sabemos lo que ocurrió después. Hiroschima y Nagasaki eran virtualmente destruídas y con esa destrucción quedaba inaugurada la era atómica del siglo XX."

"Pero no todo fue fácil hasta llegar a aquel instante . Momentos hubo de indecisión, parálisis o pérdidas de tiempo. Y fue en ellos precisamente donde la figura de Albert Einstein jugaría un papel definitivo. Viendo que los progresos sobre la construcción de la bomba iban lentos, los científicos Wigner, Szlidard y Teller, los tres al servicio del poder americano, pidieron a Einstein, que ya gozaba por aquellos años de un manifiesto prestigio internacional, que éste escribiera al presidente Roosevelt instándole a apoyar sin paliativos las investigaciones para el desarrollo de la bomba dotando de los medios necesarios."

"El texto de la carta que Einstein escribiera y que le fuera entregada en mano a Roosevelt el 11 de octubre de 1939 decía: "...en el curso de los últimos cuatro meses se ha hecho patente mediante el trabajo de Joliot en Francia, así como de Ferni y Szilard en América, que pueden establecerse reacciones en cadena en una gran masa de uranio, de forma que podrían generarse vastas cantidades de energía... Este nuevo fenómeno podría conducir también a la construcción de bombas extremadamente poderosas de una nueva clase. Un solo artefacto de este tipo, que hiciese explosión en un puerto, podría destruírlo completamente...""

"Como todos sabemos, la guerra en Europa terminó antes de que las bombas estuvieran listas, pero quedaron preparadas para ser lanzadas contra el Japón. Sus efectos devastadores fueron de todos conocidos. Y de tales efectos, se sabe que Einstein se llegó a sentir responsable directo". (Revista Milenio)
177 lead, día 2 de Septiembre de 2009 a las 23:40
[Canción alemana en Vencedores O Vencidos (Judgment at Nuremberg)]

manuelp

Aquí está, un flash a partir del minuto 4:40 (también, en otras secuencias de la película que se puede ver en 12 trozos):

http://www.youtube.com/watch?v=gnvtCGj8Sow&fea...
178 DeElea, día 2 de Septiembre de 2009 a las 23:40
“En Rusia, mientras tanto campaba por sus respetos y sin nadie que le tosiera, el camarada Stalin,y sus comisarios, adictos cde la NKVD, creador de las Quintas Columnas Kominterns, de los Gulags y de una industrializacion aprisa y corriendo, pues aqui en España, al Frente Popular les vendió el material de derribo, u obsoleto, que a el, con la vista puesta en el enemigo nazi, no le servia para nada.Eso si, se quedó con los depositos de oro de la Republica y todos contentos y felices, comieron perdices.”

Y to todito con el misterioso beneplácito de esas democracias tan fetén, vamos que cualquier mal pensado diría que lo habían puesto ellas de una manera u otra.

Sería interesante indagar quien apoyo y financio a los bolcheviques en sus orígenes….
179 IbnBattu, día 2 de Septiembre de 2009 a las 23:43
#174 Asturovi

No hombre, claro que fué una rendición incondicional, con ocupación militar, disolución de todas las fuerzas armadas japonesas y juicio público y sumario a los responsables y a los criminales de guerra.

A mi lo que me cuesta creer es que los japoneses estaban a punto de rendirse desde hacía meses pero seguiando luchando como leones.

Y sin embargo a las veinticuatro horas del segundo bombardeo aceptaban todas las condiciones y empezaban en serio las conversaciones para la rendición formal y efectiva. No sé, llámame escéptico, pero es que es lo que hay.

#173 Perieimi

¿Y aparte de un artículo de un señor que dice que le han dicho, hay algún otro documento o prueba? Porque el comentario parece de los del profesor Viñas.

Ibn Battuta
180 aviPep, día 2 de Septiembre de 2009 a las 23:46
Antes que los "puritanos" ingleses, se pasaran el fair play, por donde tocaba, los alemanes ya les habian diluviado bombas desde aviones mandados por el Goering y ante la perdida de aviones, por los cazas ingleses que no eran mancos, usaron la V-1 y V-2, cohetes sin pilotos, que hacian mucho daño moral y material en Londres y alrededores.
¿ Los "puritanos" ingleses, tenian que ofrecer las dos mejillas, los carrillos y la espalda para que jugara con ellos al teto, el benefactor nazi Hitler ?
A quien se le ocurre, que a uno lo frian de bombazos y encima pague la señora y la cama.
181 asturovi, día 2 de Septiembre de 2009 a las 23:47
¿Y cuando se juzgó y ejecutó a Hiro Hito?
182 asturovi, día 2 de Septiembre de 2009 a las 23:50
Técnicamente, el primer bombardeo de una población civil no expresamente militar (Varsovia o Rotterdam "podrían" considerarse objetivos militares), no fue realizado por los nazis, sino por los británicos.
En plena Batalla de Inglaterra con la Lutwaffe empeñada en la dificil tarea de acabar con la RAF, atacando sus bases y las estaciones de radar, antes de pasar a otros objetivos, Churchill ordenó que la RAF bombardease Berlín, a efectos más bien simbólicos que prácticos.
Hitler, irritado, ordenó la toma de represalias inmediatas (algo en lo que él creía férreamente) y el bombardeo de Londres. La Lutwaffe empezó a bombardear Londres y otras ciudades británicas, antes de terminar de destruir a la RAF y para muchos, este error fue clave en la derrota final nazi en la batalla de Inglaterra, ya que en ese momento la RAF se encontraba prácticamente agotada, y el bombardeo de las ciudades inglesas le permitió su "resurrección".
183 IbnBattu, día 2 de Septiembre de 2009 a las 23:56
#181 Asturovi

Vd. sabe perfectamente que por razones prácticas ,y que a la larga se han demostrado enteramente acertadas, al emperador Hiro Hito se le mantuvo como fugura simbólica de la nación japonesa.

Ibn Battuta
184 lead, día 3 de Septiembre de 2009 a las 00:03
[Canciones alemanas]

manuelp

Aquí va un conjuno de ellas, como esta Lore, Lore, Lore, que se tradujo al español por los falangistas ("En España, en España, un nuevo amanecer,..."):

http://www.youtube.com/watch?v=B7DGPnSdgw4
185 aviPep, día 3 de Septiembre de 2009 a las 00:08
No me he enterado ni he leido en ningun tratado historico, sesudo y coherente, que los "puritanos" ingleses ordenaran bombardear Berlin. Mas bien creo que esto fue una maniobra del retuerce noticias del regimen nazi,Goebels. Los primeros en hacer experimentos contra la poblacion civil, fueron los nazis y si no aporta datos neutrales con fundamento, no me va a convencer de lo contrario.
186 asturovi, día 3 de Septiembre de 2009 a las 00:14
187 aviPep, día 3 de Septiembre de 2009 a las 00:28
asturovi. Gracias, Tu informacion contribuye y asienta mis comentarios anteriores, Churchil hizo un "amago" y Hitler, encontró la ocasion que esperaba, para arrassar Inglaterra (eso es lo que hubiera querudo). Cuando atacaban aerodromos o instalciones militares, estas no estabn a miles de kms. de Londres, sino cerquita u lo logico y normal, era que cayeran las victimas civiles en cantidad suficiente, para que el del "puro" perdiera la habitual flema britanica y contestó como era lo normal "ojo por ojo y diente por diente"
188 DeElea, día 3 de Septiembre de 2009 a las 00:32
Del foro que decía antes (creo):

““Churchill es nombrado Primer Ministro el 10 de Mayo de 1940, y el día 11 de Mayo, la R.A.F. recibe la orden de volar a gran altura a través del frente de combate - en plena ofensiva alemana en Bélgica, Holanda y Francia y de descargar sus bombas sobre ciudades alemanas desprovistas del menor interés estratégico y militar, y, por consiguiente, sin protección antiaérea.

Ese día, la ciudad de Freiburg, totalmente alejada de la zonas de operaciones militares, y sin una sola industria remotamente relacionada con la guerra, fue bombardeada por la R.A.F. Cincuenta y tres civiles, incluyendo veinticinco niños que jugaban en un jardín público resultaron muertos. Otros 151 civiles fueron heridos. Mr. Edward Taylor, de la Cruz Roja Norteamericana dio estos datos en el New York Times.

El echo de que fue Inglaterra quien inicio la guerra aerea total es afirmado por numerosos escritores:

El Secretario del Ministerio del Aire británico, J. M. Spaight certifica que fue Inglaterra la iniciadora del bombardeo de civiles, y se vanagloria de ello:

“Empezamos a bombardear las ciudades alemanas antes de que el enemigo procediera de igual forma contra las nuestras. Es, este, un hecho histórico que debe ser públicamente admitido. Pero como teníamos dudas respecto al efecto psicológico de la desviación propagandística de que habíamos sido nosotros quienes habíamos empezado la ofensiva de bombardeos estratégicos, nos abstuvimos de dar la publicidad que merecía a nuestra gran decisión del 11 de Mayo de 1940. Seguramente esto fue un error. Era una espléndida decisión” (J. M. Spaight: “ Bombing Vindicated “).

Para Mister Spaight -que inventa la palabra”estratégicos” bombardear poblaciones civiles fue una “espléndida decisión”. Hacia justicia a sus compatriotas al guardar el secreto de que fué la R.A.F. la iniciadora de esa sucia forma de combatir, por constarle que lo reprobarían, pero remacha afirmando que, en todo caso, fue una espléndida decisión.

F.J.P. Véale, escritor inglés especializado en temas bélicos dice que “... esa histórica noche, los grandes bombarderos ingleses “Whitley”, en vez de atacar las concentraciones alemanas en el frente, fueron lanzados hacia la retaguardia civil del enemigo. Era un acontecimiento que hacía época, puesto que era la primera ruptura deliberada de la regla fundamental de la guerra civilizada, de que sólo se deben llevar a cabo hostilidades contra las fuerzas combatientes enemigas... Sin saberlo, los tripulantes de esos 18 bombarderos estaban dando la vuelta a una gran página de la Historia. Su vuelo marcó el fin de una época que había durado dos siglos y medio “(F.J.P. Veale: “ The Crime of Nuremberg “).

J.F.C. Fuller, uno de los mejores críticos militares ingleses de ésta época, por su parte, escribió al respecto: “Churchill, a pesar de ser comandante supremo de las fuerzas armadas británicas, no podía actuar como un caudillo militar, pero superó estas dificultades dirigiendo una guerra particular con las formaciones de bombardeo de la R.A.F., una especie de ejército privado suyo. El 11 de Mayo de 1940 ordenó bombardear la ciudad de Freiburg. Pero Hitler no devolvió el golpe, aunque no cabe la menor duda de que estos ataques contra Freiburg y otras ciudades alemanas lo impulsaron, a su vez, a pasar al ataque” (J.F.C. Fuller: “ The Conduct of War “).”


http://historia.mforos.com/681756/4719871-bombarde...


189 asturovi, día 3 de Septiembre de 2009 a las 00:35
En ese caso, me rindo contigo, porque no tienes opiniones, sino prejuicios, que ni siquiera los datos pueden rebatir.
¿Conoces el historial de Churchill defendiendo y realizando el bombardeo de los kurdos y los afganos, por ejemplo, en los años 20, ya?
Churchill era un decidido partidario de los bombardeos a objetivos civiles, no necesitaba que lo animasen. Y deberías sustituir la palabra "amago" por provocación.
Si Churchill no inició antes los bombardeos masivos sobre Alemania fue porque carecía del material necesario para ello. Fue el principal apoyo de Bombardeo Harris, cuando muchos dudaban de la eficacia de la campaña de bombardeos sobre objetivos civiles.
Los alemanes incluso llegaron a pedir perdón por algún error en sus primeros bombardeos.
Tampoco olvides que Hitler, a pesar de todo, era anglófilo. Y por último, fue un error militar.
190 asturovi, día 3 de Septiembre de 2009 a las 00:36
Supongo que el texto De Elea también le reafirmará en sus opiniones. Es verdad que las opiniones suelen ser más fuertes que los datos, e incluso, que la verdad.
191 HERNAN, día 3 de Septiembre de 2009 a las 00:38
Buenas.

Veo que estáis discutiendo sobre quien comenzó primero los bombardeos contrfa objetivos civiles.
Os pego un foro, que parece que están bien informados.

http://historia.mforos.com/681756/3888496-wuwa-el-...

Saludos
192 IbnBattu, día 3 de Septiembre de 2009 a las 00:46
#176 Perieimi

¿Estos textos de dónde los saca Vd.? Porque aparte de soflamas y medias verdades presentadas como hechos irrefutables contienen errores de bulto.

Los físicos del Proyecto Manhattan se llamaban Oppenheimer y Fermi, no "Hoppenheimer" ni "Ferni".

Un poco de seriedad, por favor.

Ibn Battuta
193 aviPep, día 3 de Septiembre de 2009 a las 00:52
Que Hitler, grandisimo criminal, pidiera perdon es una anecdota o un chiste de mal gusto. El Estado Mayor Ingles, con un Jefe de Gobierno que era Churchil, sometia a debate los objetivos a bombardear, evaluando los pros y contras, las ventajas propaganda a favor de III Reich y la impopularidad de una Democracia. Un gran pueblo, adoctrinado por un regimen hitleriano, espiado por la Gestapo, oyendo los mensajes tergiversados de Goebels, nunca se haria cargo de los crimenes que se cometian en los campos de exterminio. Se tenia que movilizar las conciencias de los fanaticos o pusilanimes y la mejor medicina, es o era, la de destruir viviendas, ciudades, civiles, que supieran lo mal que lo pasan los soldados terrestres en cualquier guerra.
En los documentos secretos del regimen nazi, ya se contemplaba el poder arrasar ciudades indefensas (la mejor prueba la tenemos en Guernica).¿ Alguien se acuerda ya de las matanzas de Katyn ? Todos los asesinados polacos, los asesinos, no se sabe, unos que eran los nazis y los otros que eran los comunistas, el uno por el otro, la casa sin barrer.
Los gentleman ingleses o "puritamos" o democratas, lo unico que hicieron fue aplicarles una racion de su propia medicina y bien hecho que hicieron, de lo contrario Inglaterra, ya no existiria.
194 lead, día 3 de Septiembre de 2009 a las 02:37
[Katyn, otra masacre soviética]

aviPep #193

Que la matanza de oficiales y líderes polacos en los bosques de Katyn fuera de ejecución soviética no lo niega hoy nadie. Incluso Gorbachov no tuvo reparos en reconocer la responsabilidad soviética, en 1990:

No fue hasta 1990, bajo el régimen de Mijaíl Gorbachov, cuando se aclaró la responsabilidad de la Unión Soviética. Este hecho influencia hasta ahora las relaciones entre Polonia y Rusia.

http://es.wikipedia.org/wiki/Masacre_de_Katyn

Katyn es otro ejemplo de la frialdad deshumanizadora del socialismo; para los seguidores de esta ideología atea y materialista (y especialmente incompetente en Economía) el ser humano no es sino una unidad de cuenta, como una piedra, una hoja de papel o una hormiga, a la que hay que incluir en una organización colectiva en un Estado que funciona bajo la disciplina del Partido (único, para más recochineo: se llama "Partido", es decir, "una parte"...pero asume las funciones de la totalidad).

Lo increíble es que, con ese historial, todavía haya partidos políticos que puedan seguir utilizando el nombre de "Socialista". Como decía el economista Alfred Marshall, especialista en Estructuras, las estructuras más difíciles de cambiar son las mentales. Y el idiota de "tonto útil" de Michael Moore va a presentar en Venecia otro trabajo sobre la maldad del...Capitalismo. Trabajo dirigido a millones de idiotas que todavía no se han enterado de lo que ha sido el Socialismo: además de brutal y genocida, incompetente, sobre todo incompetente en Economía (como también lo demostró en España Felipe González y lo supera ahora el tal Zapatero).
195 lead, día 3 de Septiembre de 2009 a las 03:00
[En el siglo XVIII, España se recupera en buena medida]

Vendeano #45

De acuerdo con el comentario. Hace unos 20 días puse un par de posts en el blog de Luis del Pino sobre la Monarquía Hispánica, y la corrección que supuso la dinastía Borbón en el siglo XVIII sobre el error estructural de la Monarquía de los Austrias; además, señalo la relativa (o total, eso va en grados) oposición entre Rey, como titular de la soberanía en el Antiguo Régimen (fenecido,...pero quedan resabios) y Nación, como titular de la soberanía a partir de las Revolucioones burguesas.

El 2º de los posts es éste:

[La Monarquía Hispánica y el Estado de las Autonomías](II)

El valido de Felipe IV, el Conde-Duque de Olivares, mantiene esa política exterior [de apoyo a los intereses de la Casa de Austria, en sus dos ramas] pero ve necesario que el esfuerzo financiero y en hombres se reparta entre todos los reinos de la Monarquía, incluyendo los territorios de la Corona de Aragón, Cataluña entre ellos, y Portugal.

Olivares proyecta una mayor integración de la Monarquía, en la línea de la Francia de Richelieu. Comienza con la llamada Unión de Armas: Cataluña y Portugal se rebelan. Portugal se separa y no vuelve; Cataluña, tras 12 años bajo la "protección" francesa, centralismo incluído, vuelve a la Monarquía. Con Carlos II se agota el siglo XVII (y España) sin cambio en la estructura de la Monarquía.

Con los Borbones se integra la Monarquía.

La Guerra de Sucesión entroniza a Felipe V, el primer Borbón español. Con los Decretos de Nueva Planta, los territorios de la Corona de Aragón se integran en lo que empieza a parecer una Nación y un mercado único (todavía incipiente). Es decir, los Borbones hacen lo que Olivares no pudo.

La Constitución de 1812, proclamada en plena guerra contra el invasor francés, instituye formalmente la Nación política española como soberana (compartida, a lo largo del XIX, con el Rey, en una Monarquía constitucional). Con la Restauración canovista, la situación institucional no cambia.

Con la II República y con la Dictadura de Franco, seguimos teniendo Estado único y Nación.

Con esta II Restauración tenemos Rey y seguimos teniendo Nación (tal como lo dice la Constitución), pero las Autonomías empiezan a absorber competencias del Gobierno central y las instituciones se parcelan. La situación se parece a la Monarquía Hispánica de los Austrias, con un Rey como único elemento común pero sin Nación política. ¿Es éste el diseño pretendido por las actuales fuerzas políticas mayoritarias: una vuelta a la Monarquía del XVI y XVII con un Rey de varias naciones, pero sin una única Nación?
Enviado por lead el día 19 de Agosto de 2009 a las 02:18 (#36)
196 Contable, día 3 de Septiembre de 2009 a las 07:07

"Mein Führer ist Cain Weizmann. Folge Ihn Habe Gesprochen" ("Mi guía es Cain Weizmann. Síganlo. He dicho").
(Perieni pone en boca de Einstein)

---

Fantástico el alemán de Perieni.

Fantástico.

Genial el pronombre personal de primera persona. (Ihn) ¿de qué dialecto del alemásn será? ¿Tal vez sea EuskoDeutsch?

Ja, ja, ja...

---

Y ¿qué me dicen del "Cain" Weitzmann?
¿Se estará refiriendo al que unos 10 años más tarde podría llegar a ser Persona Relevante en un Estado de Israel en el que entonces nadie pensaba?

¡¡¡ BOLO !!!
197 Contable, día 3 de Septiembre de 2009 a las 07:08

Cain Weizmann.

(lo que hay que leer de estos ignorantes de la Zurdería).
198 Contable, día 3 de Septiembre de 2009 a las 07:13

Wigner, Szlidard y Teller

Hiroschima

Hoppenheimer, Ferni

¿de donde habrá salido este ignorante?

ignorante-pedante, claro.
199 Contable, día 3 de Septiembre de 2009 a las 07:21

Pero el sujetillo este no se queda ahí: Pone en duda hasta la existencia histórica de Jesucristo, a quien llama "un oscuro predicador de Palestina". Según él, todo lo referente a Jesucristo son invenciones recientes de los católicos.

Vamos a ver, lelo: Juliano el Apóstata escribió un libro entero, de refutaciones a los jucíos y a los judíos-cristianos.

Un libro íntegro, y bastante bien estructurado.

Juliano el Apóstata no puede ser calificado bajo ningún concepto como "católico". Ni siquiera como "pagano". Le cuadraba mejor "ateo".

Y Juliano el Apóstata cree en la existencia del personaje histórico llamado Jesús de Nazaret. Y escribe un libro entero sobre él. Y no para ponerle un altar, sino para denigrarle.

Pero Perieni es más lista que Juliano.

--- ---

Y además, el término "Palestina". Más propiamente "Siria-Palestina", fue creado por los romanos, más de 40 años después de crucificado Cristo. Antes de la destrucción de Jerusalen por Tito, nunca se había empleado la palabra "Palestina".

Difícilmente, pues, puede haber predicado Jesús en "Palestina".

Más bien sería en Judea (tierra de los judíos).


200 Contable, día 3 de Septiembre de 2009 a las 07:22

Repita Ud conmigo, Perieni:

Judea, tierra de los judíos.

« 1 2 3 4 5 »

En formato RSS© Copyright Libertad Digital SA. Juan Esplandiu 13, 28007 Madrid.
Tel: 91 409 4766 - Fax: 91 409 4899