Pío Moa

« ¿Sindicatos o mafias? / Hechos positivos que no lo parecen | Principal | Filopederastia eclesiástica / La Tercera Reforma (I) »

Heroísmo y terror

5 de Julio de 2010 - 08:17:00 - Pío Moa

Compartir:
Menéame Tuenti

 

   Se suelen considerar  actos heroicos aquellos que, por una causa justa,  manifiestan  las virtudes de valor y desprendimiento en su grado más alto. Durante la Guerra Civil  hubo bastantes de estos actos, que siguen en la memoria de cualquier persona culta: todos ellos en el bando nacional. No porque en el contrario no se estimulase el heroísmo por todos los medios de la propaganda y por los intelectuales  y literatos orgánicos. Conforme los nacionales se acercaban a Madrid, proliferaban los mítines, recitales, cine soviético y llamamientos. “Hoy, lo único que se puede ser es héroe”, “Lo único que importa es el heroísmo”,  y cosas parecidas clamaban los escritores y la prensa, mientras, por otra parte,  los periódicos pintaban con tonos absolutamente negros a las tropas que avanzaban sobre Madrid, cuya ocupación favorita parecía ser violar a las mujeres y ensartar a sus hijos en los machetes. En Madrid la resistencia roja fue suficiente para frenar al ejército de Franco, pero no se trató, como quiso la propaganda, de una gesta heroica: en realidad los defensores disponían de todas las ventajas numéricas, de posición, de reservas humanas y de armamento. Lo extraño fue que el ejército atacante no hubiera sido aplastado por completo y que, en lugar de ello, retuviese la iniciativa. No hubo otro caso semejante de resistencia en el Frente Popular, aunque sí bastantes situaciones en que las tropas izquierdistas –mucho menos las separatistas— lucharon con dureza y efectividad, sin llegar, no obstante, al heroísmo. Con cierta tosquedad expresó la diferencia  García Oliver: “Se está dando un fenómeno en esta guerra, y es que los fascistas cuando les atacan en una ciudad aguantan mucho y los nuestros no aguantan nada; ellos cercan una ciudad y al cabo de unos días es tomada. La cercamos nosotros y nos pasamos allí toda la vida”.

  

  En general, las tropas del Frente Popular combatieron sin demasiado entusiasmo, y después de la caída del norte, observa  Ramón Salas Larrazábal, Prieto se vio ante una difícil situación: “Crecían las deserciones, eran numerosos los  prófugos (…)  De ahí la decisión de corregir con la máxima severidad  todos estos males y actuar contra indiferentes o simpatizantes con el enemigo. El Gobierno (instrumentó) medidas represivas de extremada dureza, que se ejercieron por el cauce de la jurisdicción castrense, que fue reformada agravando las penas y asegurando la ejemplaridad y rapidez en la ejecución de las sentencias; por la aparición de un órgano represivo con funciones de investigación y vigilancia –el SIM—y por la extensión a los familiares hasta de tercer grado de las presuntas responsabilidades en que pudieran incurrir los supuestos desafectos o traidores” (Los datos exactos de la Guerra Civil: p. 137) o, “Para rehacer la moral se usan dos procedimientos. Por un lado, extremar el rigor hasta el terror, y por el otro prodigar los premios hasta el abuso en ascensos y recompensas.  Diferentes medidas van agravando las penas aplicadas a los delitos militares, con lo que el Código de Justicia Militar, que Azaña calificara  un día de arcaico y duro, quedó ampliamente superado. Por otro lado, autorizan a los mandos militares a obrar sin contemplaciones para reprimir los casos de abandono, deserción o flojedad. Las órdenes en estos aspectos eran tremendas, como tremendas eran las medidas disciplinarias a que dieron lugar” (p. 151)

  

Es sabido, además, que muchos soldados o mandos, de izquierda pero desafectos a los comunistas, fueron asesinados por la espalda y presentados como muertos en intento de deserción (por juzgar hechos semejantes en un "tribunal popular" fue condenado a muerte el padre de Peces-Barba al terminar la guerra, aunque todo quedó en una “cadena perpetua” que, como en tantos otros casos, se limitó a unos pocos años trabajando en un puesto cómodo en el Valle de los Caídos).

   

  Son conocidas instrucciones realmente terroristas, como en la batalla del Ebro, de la que procede, creo, la fotografía de un tirador de ametralladora muerto junto a su arma y encadenado a ella. En  El derrumbe de la República cito algunos documentos procedentes del Archivo de Largo Caballero, como este: “La responsabilidad por las derrotas se exige cada día más  estrechamente al soldado, sobre el que se hace caer duramente (…) el código de Justicia Militar, interpretado con excesiva rigidez por los Tribunales Permanentes. La responsabilidad, que debe ser mayor cuanta más alta es la jerarquía militar, va difuminándose hasta desaparecer conforme ascendemos en la escala jerárquica".  El SIM fue comúnmente acusado de comportamiento brutal por los socialistas de Largo. Las denuncias anarquistas no son menos contundentes: “Las torturas, los asesinatos irresponsables, las cárceles clandestinas, la ferocidad con las víctimas culpables o inocentes, estaban a la orden del día”. Etc.   

  

Creo que estas breves notas completarán el artículo que hoy publico en este periódico sobre el “queso” de Josep Pla.  Aquel  espíritu combativo parece haber desaparecido, de manos del PP, en una atmósfera general de hedonismo pedestre, hoy comprometido por la crisis económica. Lo cual revela que un queso cortado por la mitad   no solo puede dar lugar a dos partes muy diferentes, sino que todo él puede, además, pudrirse y no ser el mismo en una época y en otra.

Comentarios (33)
1 Hegemon1, día 5 de Julio de 2010 a las 09:46
Una de ¿heroismo? en el bando del Frente Popular:

En manos del Gobierno quedaron varias fábricas de armas. Una de ellas las que estaban en Toledo que ante el avance de las tropas de Franco se decidió trasladarlas a Albacete para que siguieran su producción tan necesaria para suministrar munición al futuro frente de Madrid y a otros. Un cacique anarquista de la zona se hizo cargo de las maquinas y del traslado de la fábrica. No me acuerdo de si se logró finalmente, después de miles peripecias y de cientos de impedimentos administrativos y luchas caciquiles de los distintos grupos izquierdistas ponerla en marcha, pero el caso es que hay datos que demuestran que la producción de munición del Frente Popular cayó en más de un 80% teniendo en sus manos la mayoría de la industria y además en territorio que todavía estaba alejado del frente. Es decir, que se tuvo tiempo y facilidades para poner en marcha su "nueva economía obrera". Algunos libros anarquistas que he ojeado dicen que Cataluña fué un ejemplo de esa nueva organización proletaria industrial y que muchas fábricas comenzaron a producir para librar la guerra, pero el caso es que los datos y los hechos desmienten esa versión, como casi todas que viene de la izquierda. El Frente Popular siempre tuvo problemas de suministros, aunque estos no fueron determinantes ni decisivos. También tuvo muchos problemas Franco. Uno conseguía las armas comprándolas a precios desorbitados (Prieto se deseperaba) y encima armas detrioridas y obsoletas, el otro a buen precio, eficaces y mucjhas de ellas procedían de las nuevas industrias nacionales incorporadas. Territorio conquistado por los nacionales, zona que en pocos meses producía incluso beneficios.

Gabriel Jackson da unas cifras para la zona nacional de un volumen de negocio en plena guerra de 90 millones de dolares (¿o pesetas? no recuerdo bien) y no sólo en armas sino que los nacionales pusieron en marcha exportaciones de distintas clases.
2 manuelp, día 5 de Julio de 2010 a las 10:09
El ejemplo de Pla es muy cierto. Las tropas del Ejército Popular no protagonizaron actos de heroísmo, no porque fueran "queso" diferente del Ejército Nacional, sino porque su queso estaba lleno de gusanos.
Cuenta Iniesta Cano como, en plena batalla del Ebro, la IV Bandera de la Legión que él mandaba recibió un refuerzo de ex-prisioneros del EPR y como se portaron estupendamente y cuando el general Yagüe le preguntó :"Que tal esos rojillos", así se lo hizo saber.
También cabría mencionar a los españoles de la novena compañia del regimiento de marcha del Tchad, que al mando del capitán Dronne entraron los primeros en París por la Porte d`Italie en agosto de 1944.
La nación tuvo y, creo que tiene todavía, fibra pero ocurre lo mismo que en 1521 en la época de las Comunidades.

«Tú, tierra de Castilla, muy desgraciada y maldita eres al sufrir que un tan noble reino como eres, sea gobernado por quienes no te tienen amor»

3 sigoempe, día 5 de Julio de 2010 a las 12:38
Manuelp

Mientras que haya un Borbón en España solo nos espera la ruina. Por cierto, a España solo le faltan ya semanas para la mas abosulta ruina.

Un saludo.
4 Vendeano, día 5 de Julio de 2010 a las 12:50
El queso estaba, en su mitad, podrido (por el odio):

García Oliver: "los reyes de la pistola obrera", "los mejores terroristas de la clase trabajadora", "los Solidarios", "Nosotros, los que somos una masa":

http://www.youtube.com/watch?v=SxBWAbKQfSE

Durruti: "esos h. de p. de burgueses", etc.

http://www.youtube.com/watch?v=vaih7UNURfE&NR=...

Puro, purito odio. ¿Quién, qué lo instiló?
5 doiraje, día 5 de Julio de 2010 a las 13:59
Bueno, el hecho que explique muy probablemente este fenómeno se deba no tanto al grado de convicción en los propios ideales como los ideales mismos que se defienda. Dicho de un modo muy gráfico, una alta moral tiene muchas más posibilidades de mantener una moral alta. Y aquí queda claro el desequilibrio entre ambos bandos. Ni el error ni el mero odio son capaces para fundamentar actos de entrega heroica y de coherencia interna en situaciones extremas.
6 manuelp, día 5 de Julio de 2010 a las 14:42
# 5 doiraje

Si, es probable que tenga parte de razón, pero, en mi opinión lo que marcó la diferencia fue que el conductor del bando nacional fue el ejército y su moral militar, en lo que tiene de entrega y sacrificio por la patria.
En cuanto a los participantes "civiles", si creo que la moral de los del bando nacional- fundamentalmente de los falangistas y requetés- era más "alta" que la de sus oponentes - fundamentalmente anarquistas, socialistas y comunistas- pero también creo, que esa ventaja se hubiese visto anulada por la gran superioridad numérica del bando rojo.
7 Hegemon1, día 5 de Julio de 2010 a las 14:43
Hace un par de años o más, el diario El Mundo realizó un reportaje especial en el que se recopilaban testimonios de personas que participaron en la Batalla de Teruel. Aquellos que estuvieron en el bando republicano, por testimonio directo de ellos, los que aún vivían o sino por la de sus hijos, contaban que en esa batalla se fusilaron a unos 52 soldados acusados de cobardía ante el enemigo, o deserción, etc. El caso es que según recuerdo, esos 52 soldados pertencían a una Brigada que estuvo luchando varios días con frío y nieve, estaban exhaustos y les obligaron a seguir luchando. Algunos no podían y los comisarios políticos dictaron sentencias de ejecución. La cosa se paró gracias a Rojo que se opuso y ordenó parar la masacre.

Estos hechos no son exclusivos de nuestra Guerra Civil sino costumbres que ya tenía el Ejercito Rojo en la guerra Civil de Rusia , contra el ejército Blanco, y que perdurarían incluso con más dureza, durante el conflicto Mundial posterior. Los que se suponían luchaban contra los opresores burgueses y fascistas asesinaban a soldados del ejército rojo enviandolos a misiones imposibles y suicidas. Es significativo que las bajas humanas en el ejército Nazi tuvieran una mayor consideración y se mirara más por los soldados que en el ejercito Rojo. Aún así, tanto en un bando como en el otro había auténticos carniceros metidos a generales.
8 doiraje, día 5 de Julio de 2010 a las 14:55
#6 manuelp

Sin duda, la realidad objetiva manda si el desequilibrio material es abrumador. Y también cuenta, cómo no, el saber hacer: no es lo mismo un militar de carrera que un tipo con un arma.
9 manuelp, día 5 de Julio de 2010 a las 15:26
Relación nominal del personal de la 84 Brigada Mixta ejecutados el día 20 de Enero de 1938.

http://victimasguerracivilespaniola.blogspot.com/2...
10 Madriles, día 5 de Julio de 2010 a las 16:28
Los hombres sin personalidad son innumerables y vegetan moldeados en el cuño social; son los que cruzan el mundo a hurtadillas, temerosos de que alguien pueda reprocharles algo, son pobres cobardes, auténticos idiotas.

La psicología de los hombres mediocres es la incapacidad de formarse un ideal; piensan con la cabeza de los demás, comparten hipocresía moral y ajustan su carácter a las domesticidades convencionales de la política, del dinero, del sexo, son extremadamente vulgares; ZP, Rajoy, Cándido Méndez, o cualquier ministrillo o presidente de comunidad autónoma son claros ejemplos.
11 Madriles, día 5 de Julio de 2010 a las 16:37
Héroes y grandes hombres son los que que ven que lo espiritual es más fuerte que las fuerzas materiales, que el pensamiento que tiraniza al mundo, y actúan en consecuencia haciendo el bien, oponiéndose siempre a las fuerzas del mal.

Ralph Waldo Emerson
12 Madriles, día 5 de Julio de 2010 a las 16:43
El general español Echegaray mandó un cuerpo de tropas carlistas: los piquetes confederados de la Segunda División de Tennessee. La gesta de Echegaray venciendo a los federales en West Woods para a continuación morir en otra acción de campaña donde se enfrentaron heroicamente a fuerzas diez veces superiores en número, es recordada en los anales de la historia militar sureña.
13 Momia, día 5 de Julio de 2010 a las 16:59
EL CREDO DEL LEGIONARIO.

El morir en el combate es el mayor honor. No se muere más que una vez. La muerte llega sin dolor y el morir no es tan horrible como parece. Lo más horrible es vivir siendo un cobarde.

14 Momia, día 5 de Julio de 2010 a las 17:12
ZAPATERO ES PEOR QUE UN CRIMINAL DE GUERRA: ES UN ASESINO DE NIÑOS NASCITURUS.

http://www.antesdelfin.com/abortospictures.html
15 Momia, día 5 de Julio de 2010 a las 17:21
Estamos en el totalitarismo democrático, en el que los hombres creen ser libres, pero son prisioneros de los mayores genocidas de la histotria, de los regímenes más totalitarios y salvajes que haya conocido nunca la humanidad. En las actuales circunstancias históricas está plenamente justificado un cambio de régimen que restablezca las libertades y los derechos de los españoles.
16 LeonAnto, día 5 de Julio de 2010 a las 17:31
Transcribo artículo del Coronel D. Francisco Alamán Castro, publicado en "Asturias liberal, el 18 de agosto de 2004:

"¿QUÉ EJÉRCITO FUE MÁS POPULAR?
Estamos acostumbrados a que frecuentemente se llame, con gran frescura por la progresía patria, al ejército de la República el “Ejército Popular”.
Se supone que un ejército popular es el compuesto, en su mayoría, por individuos voluntarios, no obligados a ir a la lucha ni tampoco a combatir a la fuerza
Si esto es verdad, el Ejército Popular de verdad era el nacional, pues tuvo infinitamente más voluntarios que el rojo, y sus voluntarios fueron a la lucha y combatieron por qué quisieron.
Durante toda la guerra la República movilizó 27 reemplazos, del 1941 al 1915 y los nacionales 14, del 1939 al 1926. Como se ve los movilizados forzosos fueron casi el doble., El número de hombres que lucharon en cada bando fueron: 1.260.000 los nacionales y 1.750.000 los rojos, sin contar los extranjeros. Salas Larrazábal, Los datos exactos de la Guerra Civil, Madrid, Drácena, 1980, p. 288.
Evidentemente los nacionales tuvieron más voluntarios que los rojos, pues no tuvieron necesidad de movilizar tanta gente forzosa como los republicanos. Los voluntarios siempre son pueblo, es imposible que todos fueran gente rica. Por tanto había más pueblo con Franco que con la República.
Demos alguna pincelada
El 18 de julio:
En Navarra se levantaron 6.000 requetés, todos voluntarios, tantos que no tenían fusiles para todos. H. Thomas, La guerra civil española, Grijalbo, Barcelona, 1976, p. 264.
El 25-7-36, Mola, sobre las Vascongadas, manda una columna de 3.430 hombres casi todos voluntarios, lo mismo que los 1.200 que fueron a Zaragoza. . H. Thomas, La guerra civil española, p. 343.
Le preguntan a un requeté a quien tienen que avisar si lo matan y contesta: “A mi padre, José María de Hernandorena, del tercio de Montejurra, de 65 años de edad. ¿Y si también él hubiese muerto? A mi hijo, José María de Hernandorena, del tercio de Montejurra, de 15 años de edad”. H. Thomas, La guerra civil española, p. 554.
Oviedo es defendida por 2.300 hombres, 860 voluntarios. H. Thomas, La guerra civil española, p. 417.
El 16-8-36, la República intenta tomar Mallorca, es defendida por 3.500 hombres la mitad voluntarios civiles. H. Thomas, La guerra civil española, p. 414
En el invierno de 37 tenían los nacionales un centenar de batallones de voluntarios (unos 70.000 hombres) y unos 4.000 oficiales de las mismas características. H. Thomas, La guerra civil española, p. 554
“La rebelión de las derechas fue, en muchos aspectos una rebelión juvenil”. H. Thomas, La guerra civil española, p. 357,8.
En el bando rojo al principio los voluntarios también fueron muchos, posiblemente tantos como los nacionales, pues estaban más organizados por sus sindicatos y partidos, que ya se preparaban para la guerra. Sino véase:
Como consecuencia de la unión de las Juventudes socialistas y comunistas en la primavera del 36, se crean las MAOC (Milicias Antifascistas Obreras y Campesinas). Su primer alarde lo hacen en Badajoz (18-5-36).
Antonio Mije, dirigente comunista lo preside: “Vanguardia del Ejército Rojo... Yo supongo que el corazón de la burguesía de Badajoz no palpitará normalmente desde esta mañana al ver cómo desfilan por las calles con el puño en alto las milicias uniformadas; al ver cómo desfilaban esta mañana millares y millares de jóvenes obreros y campesinos, que son los hombres del futuro ejército rojo… Este acto es una demostración de fuerza, es una demostración de energía, es una demostración de disciplina de las masas obreras y campesinas encuadradas en los partidos marxistas, que se preparan para terminar con esa gente que todavía sigue en España dominando de forma cruel y explotadora”, (el PCE había creado sus milicias en el 33)... “En España muy pronto las dos clases antagónicas de la sociedad han de encontrarse el vértice definitivo en un choque violento, porque la Historia lo ha determinado así”. Claridad, 19-5-36. Alardes similares se hicieron en el resto de España durante la trágica primavera del 36, todas ellas debidamente autorizadas y animadas por el Gobierno del Frente Popular.
Nos cuenta Azaña: “Millares y millares de combatientes voluntarios prefirieron alistarse en las milicias populares, organizadas... por los sindicatos y partidos... nadie estaba sujeto a la disciplina militar”. Azaña, Obras Completas, Giner, Madrid, 1990, V. III, p. 488.
Los milicianos cobraban 10 ptas. diarias, eran los soldados más ricos de Europa, los legionarios y moros 5 ptas. la economía se resentía. H. Thomas, La guerra civil española, p. 320.
Azaña escribía: ‘para estimular la recluta, se asignó a cada soldado diez pesetas diarias, paga cinco veces mayor que la concedida habitualmente a la tropa ... representó para el Tesoro Público una carga exorbitante”. Azaña, Obras Completas, V. III, p. 488.
La República intentó ganarse a las tropas marroquíes sin resultado. H. Thomas, La guerra civil española, p. 400. Se les ofrecía 12 Pts., como a los de las Brigadas internacionales.
Pero muy pronto en el bando rojo las cosas cambiaron sensiblemente, así Zugazagoitia, importante líder del PSOE, nos contaba en noviembre del 36. “Los sujetos, por edad, a obligación militar, una vez rescatados de los cuarteles por los milicianos, se iban a sus casas, entendiendo que la guerra no iba con ellos... Hubieron de ser reclutados nuevamente a la fuerza. El Código de Justicia Militar se endureció hasta extremos nunca antes vistos”. J. Zugazagoitia, Guerra y vicisitudes de los españoles, París, Librería española, 1968, p. 101.
También pronto escribía Azaña (26-7-37): Se recrudeció la disciplina militar. Giral (Jefe del Gobierno) le contaba, que la mitad las bajas sufridas en Brunete ‘eran desertores más o menos disimulados’. En Cataluña se multiplicaban los ‘emboscados’, perseguidos implacablemente, que huían al monte. M. Azaña, Memorias de guerra, p. 243. S. Juliá y otros, Víctimas de la guerra, Madrid, Temas de hoy, 1.999, p. 253 y ss.
Decía Azaña en su diario el 21-11-37: ‘He recibido ‘la memoria del teniente coronel Buzón sobre lo ocurrido en el norte... mejor que extractarlo, prefiero dejarlo unido a estos apuntes’.
Informe de la pérdida del Norte que rinde el Jefe del Estado Mayor de Asturias, Francisco Buzón Llanes, al Presidente de la República.
(A.G.L.- D.R.- Ejército del Norte L. 853 C. 8.). Valencia, 21-11-37
‘Otro elemento que defraudó fueron los famosos mineros, al principio cogieron las arnas y se batieron, pero cuando la guerra se alargó se consideraron indispensables en sus minas, de las que no salieron hasta agosto para hacer trabajos de fortificación. Con ellos y los emboscados en las Consejerías (entre ellos 2 hijos de Belarmino Tomas a quienes también nombra, qué cuando las cosas empezaron a ponerse mal se fueron) se hubieran podido movilizar 20.000 hombres... ha habido casos de poner las ametralladoras detrás de nuestras líneas, amenazando a quienes las defendían, o a quienes las abandonaban”.
Los voluntarios regresaban decepcionados, las deserciones fueron en aumento. J. Gurney Comunista), Crusade in Spain, Londres, 1974, p. 53. Citados por H. Thomas, La guerra civil española, Grijalbo, Barcelona, 1976, p. 838, 840.
Se puede notar que Franco además de tener más voluntarios durante toda la guerra, estos cobraban muchísimo menos, es claro que no iban por la paga. Lo que no está tan claro era lo de los voluntarios de la Brigadas Internacionales que cobraban 12 ptas., un obrero en esa época cobraba 6."
17 LeonAnto, día 5 de Julio de 2010 a las 17:32
Sigue. "Comenta R. Pérez las Clotas, La Nueva España, 13-7-03, p. 65, el libro ‘A ras del suelo’, Historia social de la República durante la guerra civil, de M. Seidman, profesor de la Universidad de Carolina del Norte (USA), en el que se dice:
La defensa de Madrid atribuida a las masas populares, formando parte de la mitología de Frente Popular, poco se acerca a la realidad. Pocos madrileños se movilizaron voluntarios en los primeros días. Las tropas empleadas en los combates fueron, en gran medida, las ya encuadradas en unidades procedentes del frente de Extremadura, los catalanes anarquistas al mando de Durruti y la BBII, ‘en noviembre del 36 los nacionales llegaban a las puertas de Madrid. La capital no sería salvada por los madrileños, sino por las fuerzas que llegaban de las sierras de Levante, de La Mancha, de Cataluña, de Andalucía’.
Evidentemente en los primeros tiempos los militantes políticos y sindicales participarían de manera intensa, pero su entusiasmo se fue apagando: ‘Muchos, sino la mayoría de los trabajadores y campesinos convertidos en soldados, no eran militantes, sino más bien oportunistas que se afiliaron a los partidos y sindicatos no desde la convicción sino más bien porque necesitaban un carné, sea el que fuese’. Del libro de Orwell ‘Homenaje a Cataluña’ transcribe un dato escalofriante: niños de 15 años afiliados por sus padres por las diez pesetas de paga, lo que hacía al Ejército Popular de la República como el mejor pagado del mundo.
Capítulo ocultado (por la progresía patria) que el autor subraya, es el de las deserciones y las automutilaciones, muy abundantes en el Ejército Popular. Las automutilaciones eran tan generalizadas que los médicos republicanos las calificaban de ‘herida contagiosa’, y como consecuencia las autoridades dieron orden de no evacuar del frente a ningún herido en estas circunstancias. Como resultado las amputaciones por gangrena fueron numerosas.
De los 600 juicios celebrados en Gijón por los tribunales populares, entre noviembre del 36 y la caída del frente (octubre del 37), el 58% fue por deserciones y el 9,5% por automutilaciones, el dato lo recoge el autor del trabajo ‘Auditoria de guerra en Gijón’, de Cristina Almendral.
La reflexión final del libro no puede ser más desoladora. Pasados los primeros tiempos de euforia la mayoría de los milicianos no luchaban por sus ideales, si es que alguna vez los hicieron, sino por su mera supervivencia.
Aconsejaba sabiamente El Socialista (1-11-36), no iban cuatro meses de lucha, a los milicianos voluntarios: ‘Consejos útiles para los milicianos en los frentes: Miliciano desertor del frente: huyes ante el enemigo por temor a que una bala te mate de cada cinco mil balas solo una hace blanco si desertas el Gobierno puede fusilarte. ¿Qué prefieres: que una de las cinco mil te hiera, o que te mate la única que dispara el pelotón de ejecución? La elección no es dudosa. ¡No huyas, pues, miliciano!’. D. Ibárruri y otros, Guerra y revolución en España, 1936-39, V. I, p. 293.
A los voluntarios extranjeros las cosas no les iban mejor. A los brigadistas no se les dejaban volver a su patria. Se les había dicho que podrían regresar a los tres meses. El castigo por desertar era o la muerte o el confinamiento en un duro campo de reeducación. No obstante había deserciones. H. Thomas, La guerra civil española, p. 656.
Las Brigadas Internacionales cada vez tenían menos reclutas extranjeros. P. Spriano (comunista), Historia del PC italiano (El Frente Popular, Stalin, la guerra), Turín, 1970, V. III, p. 226.
Marty (Carnicero de Albacete) jefe de las Brigadas Internacionales, en informe al Comité Central del PC. francés, el 15-11-37, decía: ‘no vacilé y ordené las ejecuciones necesarias... Las ejecuciones ordenadas por mi no pasaron de quinientas’ ¡Alma de Dios! Como se nota fue muy discreto. No cuenta nada de las ordenadas por mandos inferiores. A los brigadistas, nada más llegar, se les quitaba el pasaporte para que no pudiesen desertar y refugiarse en sus embajadas.
Decía el brigadista norteamericano Sandros Voros en la retirada de Teruel: ‘El terror cunde en la Brigadas Internacionales. Los líderes confían sobre todo en el terror. Oficiales y soldados son implacablemente ejecutados siguiendo sus órdenes. El número de víctimas es particularmente elevado entre polacos, eslavos, alemanes y húngaros, son ejecuciones sumarias’. En B. Bolloten, La guerra civil española. Revolución y contrarrevolución, Madrid, Alianza, 1989, p. 865.
El 7-3-38 Franco inicia la ofensiva en Aragón, se hunde el frente guarnecido por Lister, éste, para cubrir sus propias responsabilidades, fusila a algunos jefes comunistas de su tropa. J. Martínez Amutio (socialista, gobernador de Albacete), Chantaje a un pueblo, Madrid, 1974, p. 266.
La BI XIII huyó, Marty intenta parar la desbandada fusilando arbitrariamente a tropa y oficiales”. J. Peirats (líder anarquista), La CNT en la Revolución Española, Toulouse, 1952-53, V. III, p. 251.
Corre el año 38. La represión sobre los reclutas fue terrible, ejemplo típico fue el de la 77 brigada mixta, Se reorganizó con reclutas catalanes, fueron fusilados en dos meses más de 600, con lo cual tuvo que ser reorganizada de nuevo sin haber entrado en combate. Causa General, Madrid 1944, cap. X, p. 307.
En la batalla del Ebro los rojos fusilaban a los oficiales y soldados si retrocedían, los sargentos recibieron órdenes de fusilar a sus oficiales si daban orden de retirada. Lister ordenó ‘quien pierda un palmo de terreno… será ejecutado’, amenaza que se cumplió a menudo. Estas órdenes fueron muy frecuentes en los diversos mandos. J. Peirats, La CNT en la Revolución Española, Toulouse, 1952-53, vol. III. P. 278.
A la simple inspección de los hechos, pienso que nuestra progresía, si es honrada, que seguro que lo es, debería de hablar de dos Ejércitos Populares hasta la Navidad del 36 y a partir de esa fecha, de uno solo, el Nacional, qué nunca asentó ametralladoras detrás de sus soldados para tirar sobre ellos. Cosa que si se dio, desde muy pronto y con harta frecuencia, en el otro bando."

cf5
18 Momia, día 5 de Julio de 2010 a las 17:54
19 Momia, día 5 de Julio de 2010 a las 18:22
20 manuelp, día 5 de Julio de 2010 a las 18:28
# 16 LeonAnto

Le preguntan a un requeté a quien tienen que avisar si lo matan y contesta: “A mi padre, José María de Hernandorena, del tercio de Montejurra, de 65 años de edad. ¿Y si también él hubiese muerto? A mi hijo, José María de Hernandorena, del tercio de Montejurra, de 15 años de edad”. H. Thomas, La guerra civil española, p. 554.

Thomas no se entera, esas palabras pertenecen al relato de Jacinto Miquelarena galardonado con el premio Mariano de Cavia de 1937.

http://hemeroteca.abc.es/nav/Navigate.exe/hemerote...
21 LeonAnto, día 5 de Julio de 2010 a las 18:53
#20 manuelp: Muchas gracias por la indicación, sí a mí me sonaba a composición literaria, pero sin poder identificar al autor, ahora veo que debe de ser aquél a quien Mourlane Michelena le decía: ¡Qué país, Miquelarena!
22 manuelp, día 5 de Julio de 2010 a las 19:05
# 21 LeonAnto

Yo lo leí por primera vez, a los nueve ó diez años, en un libro precioso de relatos breves- que aún conservo- que se llama "Mi libro de español" con el que practicábamos lectura y gramática.
Me emocionó en aquel entonces, aún sin llegar, obviamente, a penetrar en toda su hondura, y jamás lo he olvidado.
23 aviPep, día 5 de Julio de 2010 a las 19:06
Copio aqui unas lineas de un nacido en la Puebla de Castro (Huesca), donde en las paginas, del libro CARTAS CRUZADAS - La España Invertebrada por Antonio Pano.Paginas 13,14,15,16,17, explica loa fusilamientos en base a la justicia revolucionria o progresista, el caso de la 84ª. Brigada Mixta del Ejercito Popular.El 21 de diciembre de 1937, copan Teruel. Lucha encarnizada, calle por calle, casa por casa, inmortalizado po el escritor Max Aub en su novela "Canpo de Sangre"
8 enero 1938, en Ce Soir, Robert Capa,publica la unica cronica, dedicada a la 84ª Brigada republicana.
Capa no podia adivinar que de aquellos 16 soldados con los que compartió tiempo y chuscos, bajo la luz de unos faros, caerian ametrallados en una cuneta. La justicia militar absoluta, por el abandono posterior de Teruel, en base a unas órdenes mal dadas y peor ejecutadas.Les habian prometido un permiso; ante la negativa y la orden de volver a atacar Teruel, hay una revuelta, entregando las armas y negandose a combatir.
De inmediata llegan los Guardias de Asalto, fieles servidores del Gobierno Republicano stalinista, son rodeados y en unos camiones, los llevan hacia la cuneta, donde los ejecutan, sin más miramientos
Tres sargentos, doce cabos, treinta soldados y un tambor, fueron ejecutados por el procedimiento militar sumarisimo, despues de que esta Unidad precisamente, fuera una de las que habian rendido Teruel. El Oficial que los citaba para subir al camion de la muerte, los engañó diciendoles que los llebvaban a Rubielos de Mora, para "tomarles declaracion". NO hubo ni juicio, ni tribunal, ni instruccion, ni derechos ni garantias.El valiente comunista republicano,que dió la orden, Andres Nieto Carmona, fallecido tan ricamente en España, a su vuelta del exilio, a los 92 años. Otro pariente del abuelo Carrillo.
24 Sherme, día 5 de Julio de 2010 a las 19:34
De poner el ejemplo del queso... podríamos decir que, al cortarla en dos, una parte se conservara en un buen recipiente con el frío adecuado y el otro se seca a la intemperie en un lugar caluroso y húmedo. Una parte se podría comer un mes más tarde y la otra estaría o podrida o seca. Ambas partes del mismo queso... pero una echada perder por quienes así la han mantenido.

Pues eso, mientras uno supo CONSERVAR su parte, el otro bando la CONDENÓ al hambre, la miseria y la derrota porque robaron y mataron a cuantos se les opusieron. De tal guisa que, cuando acabó por fin la guerra, fue "una LIBERACIÓN" para la inmesa mayoría de España. De ahí por ejemplo cómo justificaron el llamado "Golpe de BESTEIRO-Casado" para rendirse ante Franco aun "sin garantías".
25 Hegemon1, día 5 de Julio de 2010 a las 21:47
Me parece muy apropiado el termino de "Cultura de la muerte que hoy he escuchado"

¿Y que es la Cultura de la muerte?...pues la terapia Montes, la Ley Aido, el apoyo a la ETA en contra de nuestros muertos, la tendencia a asimilar el islamismo en contra del critianismo, el apoyo al Gobierno de Cuba en contra de Fariñas, la descomposición de España.....todo esto por culpa de un presidente que no es un demócrata, es un Despota que se pasa la Constitución por el Arco del Triunfo de su sectarismo. Zapo sólo busca la extinción de España, la victoria de la ETA y del nacionalismo separatista antiespañol.

Otra cosa que he escuchado hoy a raiz de los polacos es que ellos, los polacos, pueden elegir entre conservadores y liberales, que envidia. Sin embargo en España tenemos que elegir entre la izquierda radical o la moderada. Esta ultima personificada en el PPOE. ¡¡Que gran verdad!!!
26 lead, día 5 de Julio de 2010 a las 22:28
[Un municipio de Gerona, se declara independiente de España]

Off topic que se dice en los blogs en estos casos:

Esta corporación municipal considera, además, "que ha llegado el momento de cuestionar la soberanía española sobre Cataluña y, como representantes legítimos de nuestros vecinos acordamos declarar a nuestro municipio moralmente excluido del ámbito de la Constitución Española, en un gesto consciente de afirmación nacional y democrática, de respuesta a esta sentencia humillante".

http://libertaddigital.com/nacional/un-municipio-g...

Claro que hay que recordar a esos señores que los "representantes legítimos" lo son para aquellos asuntos que por ley les compete...y la resolución que han dictado no les compete.

¿Pueden declarar a ese municipio, "como representantes legítimos de nuestros vecinos", parte de la República Islámica de Irán o de la República (socialista) de Cuba...o, como en la película "Bananas" de Woody Allen, que "a partir de ahora, el sueco será el idioma oficial" de nuestra comunidad?.

Ellos lo hacen porque "las aspiraciones de autogobierno de la nación catalana no tienen cabida en el ordenamiento jurídico". A mi comunidad de vecinos nos pasa lo mismo con la Macrocomunidad de varios bloques: nuestras aspiraciones de autogobierno no tienen cabida en el reglamento de los puñeteros de la Macro, que siempre que salen con la suya en la liquidación del consumo de gas para calefacción: "Bloque 3 por su propia caldera; Bloque 3, por la independencia. No pasarán".
27 lead, día 5 de Julio de 2010 a las 22:59
["Alzamiento Nacional"...del Pacto de San Sebastián: Golpe Militar y "empresa de demoliciones"]

Éste es menos Off topic, pues se sitúa unos meses antes de la "proclamación" de la II República: la expresión "Alzamiento nacional" la acuñó el Pacto de San Sebastián (17 Agosto 1930), esa reunión de supuestos demócratas que, en vez de acordar una coordinación electoral ante los diversos procesos electorales que se avecinaban para retornar a la senda de la Constitución de 1876 --que era lo que, en puridad democrática, les correspondía--, deciden acordar un Golpe Militar para derrocar a la Monarquía; a eso le llamaron "Alzamiento nacional" (según acabo de leer en el libro de Fernando Díaz-Plaja "La Segunda República. Primeros pasos")[*]

[*] Por cierto, Díaz Plaja no comenta ese contrasentido del tal Pacto que, para derrocar un régimen que, supuestamente, ha dejado ser democrático por haber permitido la Dictadura de Primo de Rivera, propone una medida tan "democrática" como un golpe militar.

Tampoco comenta Díaz-Plaja el lamentable discurso en el Ateneo, el 20 Noviembre 1930, de su Presidente entonces, Manuel Azaña, con el título "Tres generaciones del Ateneo", donde manifiesta que su proyecto de acabar con la Monarquía es "una vasta empresa de demoliciones, [que] consiste en buscar brazos donde los hay: brazos del hombre natural, en la bárbara robustez de su instinto" y que eso es la tarea de "la inteligencia [es decir, de él mismo] en el orden político y social, como empresa demoledora":

http://blogs.libertaddigital.com/presente-y-pasado...
28 lead, día 6 de Julio de 2010 a las 01:40
[Andrés Segovia: otro español que nos ennoblece un poco más]

El heroísmo de muchos españoles ha ennoblecido a su sociedad, a su país, al género humano; la brutalidad y el salvajismo de otros, de los que nos avergonzamos, lo contrario.

El cultivo de la cultura superior es otra forma de comportamiento heroico ("aplícase a las personas famosas por sus hazañas o virtudes"// "héroe: varón ilustre y famoso") que también contribuye a ennoblecer a las sociedades de donde esas personas proceden, como el guitarrista clásico Andrés Segovia, aquí interpretando la "Chacona" de Bach en un instrumento, la guitarra, que el compositor no pensó pudiese reproducir tan fielmente su obra:

Parte 1:

http://www.youtube.com/watch?v=PNXlslzL8EY&NR=...

Parte 2:

http://www.youtube.com/watch?v=qRhorozjEEg&NR=...
29 lead, día 6 de Julio de 2010 a las 02:22
Los que sepan tocar la guitarra apreciarán especialmente este Preludio de la Suite nº 1, para Cello, de Bach, ...pero interpretada aquí, a la guitarra, con su gran riqueza de matices, por el gran Andrés Segovia, que nos ennoblece, como he dicho, hasta con su porte físico:

http://www.youtube.com/watch?v=CyPvr8AKVJQ&NR=...

Aquí, al cello por el letón Mischa Maisky:

http://www.youtube.com/watch?v=S6yuR8efotI
30 lead, día 6 de Julio de 2010 a las 02:37
Los que sepan tocar la guitarra apreciarán especialmente este Preludio de la Suite nº 1, para Cello, de Bach, ...pero interpretada aquí, a la guitarra, con su gran riqueza de matices, por el gran Andrés Segovia, que nos ennoblece, como he dicho, hasta con su porte físico:

http://www.youtube.com/watch?v=CyPvr8AKVJQ&NR=...

Aquí, al cello por el letón Mischa Maisky:

http://www.youtube.com/watch?v=S6yuR8efotI
31 Arsbin, día 6 de Julio de 2010 a las 02:40
Colorines:

Sin ánimo de ser quisquillos. En varias entradas del blog, no en esta, suele escribir algunos párrafos en azul claro. No tengo nada en contra de ese color. Lo único es que si pudiera oscurecerlo un poco, se leería mejor.

****
Cuestiones sobre la Nueva Historia de España:

A mí la división que propone me parece acertada en lo que se refiere al fondo del asunto, que al fin y al cabo es lo que debe prevalecer.
32 lead, día 6 de Julio de 2010 a las 02:53
[Proclamación ilegal de la II República]

Y ya que hemos hablado (mi post #27) de la Constitución de 1878 y del Pacto de San Sebastián, este comentario aclara muchas cosas:

Desde un punto de vista jurídico, en la proclamación de la Segunda República Española se pueden apreciar innumerables vicios de nulidad: el Comité de las fuerzas políticas coaligadas para la instalación del nuevo régimen no era órgano constitucional competente para designar primer magistrado y éste no podía nombrar ministros a aquellos mismos de quienes recibía la autoridad. Será nula, por consecuencia, la constitución del Consejo de ministros correspondiente al Primer Gobierno Provisional de la Segunda República Española, y nulas las Elecciones a Cortes Constituyentes de 28 de junio de 1931.

http://es.wikipedia.org/wiki/Constituci%C3%B3n_esp...

33 lead, día 6 de Julio de 2010 a las 03:13
[¿Por qué cedió Romanones?: la profecía autocumplida de las instrucciones militares]

Mis posts #27 y #32.

Romanones, representando al Rey, y Alcalá Zamora, representando al Comité del Pacto de San Sebastián, autonombrado "Gobierno Provisional", negocian en la mañana del 14 de Abril de 1931, en casa del Dr. Marañón. Romanones ofrece un Gobierno de concentración (¡¡a los perdedores de las elecciones!!) para ir a unas elecciones a Cortes Constituyentes; Alcalá Zamora (aleccionado por el cerebro de la audaz maniobra de toma del poder, el ex-monárquico Miguel Maura) indica que no puede ser, que las "masas" están ya en la calle y que "no es posible la vuelta atrás" (anuncia una violencia creíble, como la del atracador): "después de la puesta del Sol --fórmula que suena a sentencia sioux o algo así-- ya no podemos garantizar la seguridad del Rey; éste debe marcharse".

Romanones cede, en última instancia, sabiendo que las dos principales autoridades militares que debían defender el orden constitucional y legal, el general Sanjurjo, jefe de la Guardia Civil, y el nuevo jefe del Ejército, el general Berenguer --que había cedido la presidencia del gobierno al Almirante Aznar--, han dado instrucciones para acomodarse a la prevista nueva situación(???)...que ellos hacen posible con sus instrucciones (profecía autocumplida).
En formato RSS© Copyright Libertad Digital SA. Juan Esplandiu 13, 28007 Madrid.
Tel: 91 409 4766 - Fax: 91 409 4899