Pío Moa

« Hayek se equivocaba, dice Fabricio | Principal | Cómo interpretar la prosperidad desde 1945 hasta la actualidad »

Hayek, la prueba de la historia y a vueltas con el ahorro

27 de Octubre de 2010 - 22:24:49 - Pío Moa

Compartir:
Menéame Tuenti

 

PATRICIO.- A ver si te entiendo, Fabricio: según tú, no se puede ahorrar,  porque ello implica dejar de consumir mercancías existentes, las cuales, por tanto, se desperdician, arruinando a sus productores. Esto parece una evidencia, pero choca con otra evidencia: la de que la gente suele meter parte de sus ingresos en los bancos en lugar de gastárselos en consumo directo, y los bancos, a su vez, prestan con ese dinero a los inversores o a otros consumidores. Por tanto, una de las dos evidencias debe ser ilusoria. ¿Quieres decir que ese dinero que la gente mete en los bancos no representa unas mercancías reales en las que podría gastar sus ingresos el consumidor? ¿A qué corresponden, entonces, esos ingresos? ¿Cobra la gente más de lo que puede consumir?

FABRICIO.- A eso iré, pero ante todo déjame que te aclare por vía de la experiencia histórica, y espero aceptes humildemente esta lección que te doy, os doy,  el error en que Hayek se ha dignado caer, pese a su extraordinaria  agudeza y no solo en la economía. Él supone que el origen de las crisis se halla en un desequilibrio o inadecuación entre el ahorro-inversión y el consumo. Un desequilibrio causado por las expectativas irreales de inversión. Esas expectativas parten, en general,  de la intervención estatal en el manejo de las finanzas, con tipos de interés inadecuados. Por tanto, cuando no hay crisis y sí auge económico, esos tipos tienen que ser  bastante adecuados. Como la intervención estatal distorsiona el mercado, de ahí se deduce que las épocas de auge deberían ser breves y las de crisis más largas y frecuentes. Pero ten la amabilidad de observar la historia real: los países occidentales, desde 1945 hasta ahora, han disfrutado de un período de auge económico sin precedentes y muy  prolongado. Ha habido etapas de crisis, pero relativamente cortas y poco graves, nada como la Gran Depresión del 29 al 39. Incluso la grave crisis actual dista, al menos por ahora, de parecerse a la del 29. Por tanto, mis queridos amigos, la experiencia histórica demuestra que los manejos financieros del estado no siempre son equivocados, es más, que las expectativas generadas en relación con la inversión y el consumo han sido acertadas la mayor parte del tiempo. De modo que la explicación de Hayek debe ser errónea, al menos en parte. Mas yo no me conformo con esta explicación superficial.

MAURICIO.- ¡Oh futuro premio Nobel… de la Paz! Explica entonces adónde quieres llegar con tus embrollos ¿Justificas  el enfoque socialdemócrata, en el que ya nadie cree? ¿Y en qué falla el análisis de Hayek? Además, esa prosperidad que señalas desde 1945, ¿no puede haber sido una huida hacia delante a base de endeudamiento y  desahorro, que terminará por hacer la crisis mucho más brutal? No faltan indicios de eso.

FABRICIO.- Siempre podemos suponer, oh lumbrera,  que vamos hacia la catástrofe final, de modo análogo a como  vamos hacia el sepulcro. Y ya veremos lo de la socialdemocracia.  Pero en todo este tiempo no ha ocurrido el gran desastre. Fíjate en las crisis del petróleo de 1973 y 1979: a muchos les pareció una catástrofe, pero fue reconducida. Aquellas crisis son como si la vaca de que hemos hablado hubiera enfermado un poco: el ganadero que representa a la sociedad, vamos a llamarle Pepiño,  pasó algunos apuros, pero salió del trance. Hasta ahora siempre ha sido así, y  cada crisis ha dado lugar a un desarrollo económico aún mayor.  El fallo de Hayek, como el de muchos otros, por no decir casi todos,  radica en el empleo de conceptos inapropiados como el de ahorro. Pepiño, con su vaca y su arte de producir mantequilla, consume y al mismo tiempo debe producir para consumir. Produce y consume; solo existe eso. Lo demás es embrollar. Naturalmente, la producción y el consumo se dan en tiempo y lugar, y con expectativas, porque Pepiño, a diferencia de un animal, trabaja con cierta previsión, más o menos acertada.

PATRICIO.- Pero no has explicado, chepa endemoniado, qué significa el que millones de personas, en lugar de consumir todos sus ingresos, metan parte de ellos en los bancos, eso que todos llamamos ahorro y cuya existencia osas negar con inaudita arrogancia.

FABRICIO.- Como tú mismo sugerías, se trata de una falsa evidencia, de una ilusión. Considera a Pepiño, es decir, a la sociedad: produce y consume. Pensemos a Pepiño en un estadio primitivo, de caza y demás: ¿acaso deja de comer un día a fin de fabricar un buen arco con el que cazar más piezas y comer más carne unos días después? No es eso lo que ocurre. Como entonces no había dinero, mediremos el asunto en esfuerzo y en tiempo.  Pepiño dedica una parte del día y de su sudor  a cazar, otra parte a reparar  el arco y la lanza o a construirse otros mejores,  y otra parte a comer.  O, por seguir con el primer ejemplo: dedica un tiempo y un esfuerzo a llevar a la vaca al prado,  otro rato a ordeñarla, otro a hacer la mantequilla y otro a comerla. Nunca, salvo casos muy extremos y muy raros, se privará de comer para buscar mejores prados para la vaca,  aunque estén más alejados,  y para conseguir más leche.  No ahorra nada, en ese sentido. La llamada inversión, además, aumenta el llamado consumo, porque se hace pagando a más gente para que trabaje, gente que consumirá más, a su vez. ¿Se entiende, honrados inflacabras? Cuando vais a Porriño a vender la lana o la leche y os la pagan, ¿acaso os priváis de comer o de pagar el alquiler de vuestras casas para comprar mejores piensos?

SIMPLICIO.- Pero Fabricio,  dices unas cosas muy enrevesadas que no acabo de entender y no estoy seguro de si serán muy progresistas.

FABRICIO.- Salgamos ahora de la simplificación y el primitivismo: en una sociedad más desarrollada y numerosa,  los procesos de producción y consumo se realizan por medio del dinero. Pepiño se encuentra con que  el cuidado de la vaca, el ordeño, la fabricación de mantequilla, el consumo de ella,  y el ocio,  tienen que distribuirse  de forma ordenada, porque si no, algo irá mal y ese algo repercutirá sobre lo demás.  Para esa distribución de tareas y funciones  ha terminado por inventar un instrumento en parte coercitivo, en parte compensatorio y en parte distributivo,  que valora  el tiempo y el esfuerzo que debe dedicarse a cada cosa. Ese instrumento es el dinero. La circulación del dinero pone a cada tarea en su sitio, por así decir. Cuando alguien entrega al banco un dinero, porque juzga que puede prescindir de él (no por hacer un sacrificio) y espera que le rente una pequeña cantidad mayor con el tiempo, está distribuyendo las tareas y consumos, una labor que realiza también el banco. Y lo mismo si ese alguien en vez de ir al banco  gasta todos sus ingresos, porque ese gasto estimula la producción a su vez.  Haga lo que haga con sus ingresos, el resultado siempre será el mismo: la producción y el consumo deben equivaler más o menos, y realizarse ordenadamente.

MAURICIO.- Me dejas mudo, no sé si de asombro o de espanto. Según tú, nunca podría haber crisis, porque de un modo u otro, la producción y el consumo siempre se corresponderían. Y no prestas atención al dinero y su manejo.

FABRICIO.- Vayamos por partes, camaradas. Reconozcamos, para empezar, que  ninguno tenemos mucha idea de todo esto, como tampoco parecen tenerla los economistas, tanto discrepan entre sí. Bien, consideremos que el dinero equivale al esfuerzo de la sociedad,  es decir, de Pepiño. Pepiño tiene que distribuir su esfuerzo, la sociedad tiene que distribuir el dinero  

SALICIO.- ¡Hombre, acabáramos! ¿Por qué en lugar de mantequilla no dices dinero? ¿Acaso no se mide en dinero la producción de un país? Pues di: Pepiño representa la sociedad, y el dinero representa la producción. Después de todo, la producción total de un país  se valora siempre en dinero. Pepiño come dinero, por así decir, y viste dinero y se alberga en dinero y mantiene a la vaca con dinero.

SIMPLICIO.- Yo le veo al dinero un inconveniente. No representa bien la producción. Consideremos el PIB de Porriño, creo que ronda los doscientos mil millones de lerus. Pero si reuniéramos todo el dinero que hay en Porriño, ¿reuniríamos acaso toda esa inmensa suma?  Yo diría que no. La cosa me resulta misteriosa, ¿y a vosotros?

 --------------------------------------------**** 

****Para firmar en apoyo a Uribe:   http://www.ipetitions.com/petition/ekz6491/

****Este viernes, 29,  a las 12,00, en el Salón de Grados de la Universidad San Pablo CEU,  c/ Julián Romea 23, Madrid, el historiador Ángel David Martín Rubio defenderá su tesis doctoral “Conflicto socio-político y violencia en la provincia de Badajoz (1931-1939). Bajo el signo de la revolución”, dirigida por el doctor D. Alfonso Bullón de Mendoza.  

 

****Alcaraz: "Defendemos a las víctimas de las prebendas de Rubalcaba a ETA" Es decir, defiende a toda la sociedad. Contra Zapo y todos sus ministros hasta ahora, incluso contra Rajoy, no solo contra Rubalcaba.

 

****Alonso ve "inimaginable" que un partido democrático se reúna con Batasuna... Ciertamente es inimaginable. Por eso lo hacen partidos como el PSOE e indirectamente el PP rajoyano.

 

****Garzón acusa al Supremo de "declararle culpable en toda regla" Ojalá tenga razón. Es culpable en toda regla: prevaricador, embustero y  ventajista. Un juez político. Ya prevaricó aceptando presentarse por un partido tan corrupto como el PSOE, para volverse contra él, utilizando el asunto del GAL, en venganza por no haber recibido la recompensa política que esperaba. ¿O no fue así? 

 

****Lo del alcalde vallisoletano es repugnante. Pero muy a tono con la chabacanería ambiente implantada, sobre todo por los antifranquistas, desde hace muchos años. Recuérdese que Rajoy es también antifranquista: ¡ni un franquista en su familia, pardiez, debe de ser un caso único en España! Y los sociatas, chabacanos entre los chabacanos, los “Torrente” por excelencia, se rasgan las vestiduras como doncellas ultrajadas por el vallisoletano. ¿No es realmente cómico, dentro de lo lamentable?

 

****Dicho en otras palabras: la hispanidad es una herencia excesiva para los frágiles hombros de los españoles o los hispanoamericanos actuales.

Comentarios (351)

« 1 2 3 4 5 6 7 8 »

1 sigoempe, día 27 de Octubre de 2010 a las 23:11
Perdón don Pio.

Compañeros , tenemos que organizarnos para ir a la manifestación del 6 de Noviembre en MADRID. Estoy en paro como muchisimos Españoles pero quiero ir como sea a la manifestación. Si hay otros comapñeros que quieran ir a Madrid el 6 de Noviembre que lo comuniquen aquí en el blog , en mi correo : juanmalaga@libertaddigital.net o en la web http://www.vocescontraelterrorismo.org/cgi-bin/not...
2 Katakrok, día 27 de Octubre de 2010 a las 23:55
"Pero ten la amabilidad de observar la historia real: los países occidentales, desde 1945 hasta ahora, han disfrutado de un período de auge económico sin precedentes y muy prolongado. Ha habido etapas de crisis, pero relativamente cortas y poco graves, nada como la Gran Depresión del 29 al 39. Incluso la grave crisis actual dista, al menos por ahora, de parecerse a la del 29. Por tanto, mis queridos amigos, la experiencia histórica demuestra que los manejos financieros del estado no siempre son equivocados, es más, que las expectativas generadas en relación con la inversión y el consumo han sido acertadas la mayor parte del tiempo. De modo que la explicación de Hayek debe ser errónea, al menos en parte."...y aquí es donde al pobre Manu Long Play le da un soponcio.
3 lead, día 28 de Octubre de 2010 a las 00:04
[Más insultos de los sociatas, para que el Alcalde Valladolid responda, en vez de pedir disculpas]

En mi post #190 del hilo anterior digo:

"[*] El alcalde de Valladolid, en vez de pedir perdón por lo de los "morritos" de la Pajín, debería haber contraatacado aludiendo al "morro" que le echa la acumulasueldos de Pajín y todos sus insultadores compañeros, como cuando el alcalde Getafe, Pedro Castro, (nos) llamó "tontos de los c.jones" a los votantes del PP, o como cuando todo el sociaterío hispano asedió el 13 Marzo 2004 las sedes del PP, llamando asesino a Aznar, o como cuando Pepiño Blanco aludió a no sé qué "plumero" de Rajoy, etc. etc."


Ahora nos acabamos de enterar que el alcalde socialista de Leganés ha insultado al concejal del PP, Jesús Gómez, llamándole "¡Chulo de m.ierda!":

En estas estaban cuando terció el alcalde, el socialista Rafael Gómez Montoya, que dirigiéndose de muy malas maneras a Jesús Gómez le dijo: "¡Eres un chulo de mierda!":

http://www.libertaddigital.com/sociedad/el-alcalde...

Bueno, pues es claro, clarísimo que el Alcalde de Valladolid tiene que añadir el insulto a Jesús Gómez en su lista de agravios a personas del PP. Y que se deje de pedir disculpas, que son los socialistas los que también deben hacerlo; y si no lo hacen, él tampoco debe hacerlo.

4 rawolf, día 28 de Octubre de 2010 a las 00:11
Don Pío le recomiendo este cómic que puede descargarse en http://freedom-school.com/money/how-an-economy-gro....

No lo desprecie porque esté en inglés y el formato sea de cómic; la verdad es la verdad, dígala Agamenon o su porquero.

Lo escribió Irwin Schiff en los 80. Es el padre de Peter Schiff, comentarista useño, famoso por predecir la burbuja de la vivienda. Ambos son seguidores de la escuela austriaca de economía. Irwin, además, cumple 13 años de cárcel por su lucha contra la hacienda useña, al considerar que la obligatoriedad de los impuestos carece de soporte legal en EEUU.

Volviendo al cómic, es una poderosa e ilustrativa representación de por qué el ahorro es uno de los pilares fundamentales del progreso humano, muestra lo pernicioso que resulta para el orden social la actuación del demagogo y cómo éste manipula el sistema bancario para robar a la gente hasta dejarles sin nada (esto último de forma algo incompleta, justificable por lo abstracto del asunto).

Lo único que no explica es la robo que supone un sistema bancario de reserva fraccionaria y cómo esta es la causa de los ciclos económicos.
5 pedromar, día 28 de Octubre de 2010 a las 00:27

Pedromar se queda tan ancho apalancándose en el significado literal de la frase "no se puede concebir una causa incausada". Apuesta astutamente a caballo ganador con un juego de palabras que literalmente nada significa y que, por tanto, son imposibles de refutar.

No significan nada para usted. Demuestran que es un sinsentido, como hablar de un círculo cuadrado.

¿Cómo va a ser posible refutar lo que carece de cualquier significado?

No carece de significado ¿o es que pretende que le construya un círculo cuadrado para demostrar que es imposible semejante círculo? ¿Se da cuenta de su contradicción?

¿Cómo se puede concebir verbalmente una causa sin causa,

Pues tal y como lo acaba de hacer usted ahora mismo: verbalmente

una patata sin patata?

Eso es: no hay patata sin patata previa. Aunque es verdad que puestos a bautizar con creacionismos podemos decir que Dios es la Gran Patata. Bien, otros dicen Gran Hacedor, Yahvé, Alá, DeElea.

El pensamiento humano no puede concebir la Verdad de la Creación porque es impotente para ello, porque no puede concebir ninguna idea que vaya más allá de sus limitaciones.

Muy cierto. Por tanto sobra la palabra 'Verdad' puesto que usted mismo dice que es impotente para explicarla.

Pero no por ello se puede negar que el UniversoNaturalezaVida tenga su Verdad, que es la nuestra.

Será la suya. A mí no me sirve. Y a usted le sirve para andar por casa contento, como olioagua con el triciclo por el pasillo. Allá usted.

Si el Universo no ha sido creado por el pensamiento, no puede tener éste ninguna idea sobre la verdad del mismo. Pedromar parece ignorar lo que para los grandes meditadores de todas las épocas [los suyos, los míos no]es algo elemental: con el pensamiento no se puede dar ni un sólo paso a la Verdad. Por ello, exploran la cuestión sin el pensamiento.

Qué quiere que le diga. Se nota, se nota que lo suyo no es pensar.

En eso consiste la verdadera meditación.

La suya, que mete el cerebro en el frigorífico para no pensar y después se acuesta. Y luego se levanta y se lo instala otra vez, y viene aquí a decirnos que la verdad está en su cerebro, pero como usted estaba meditando sin cerebro este se niega a registrar lo que a usted le pasó mientras estaba sin cabeza.

El problema es que para los racionalistas, ignaros y fanáticos adoradores del pensamiento, [oiga usted, el presumir de que usted no piensa no le da derecho a insultar a otros. Desencaje la cabeza otra vez y acuéstese, haga el favor] sólo existe lo que puede ser pensado, medido, conceptualizado, ideado... Son por ello impotentes prisioneros de un pensamiento limitado, conflictivo, contradictorio, confuso y convulso.

Para armónico el suyo, que no deja de intervenir aquí sin cabrearse.

Gustavo Bueno y otros dicen muy ufanos que la idea de Dios no cabe en ninguna cabeza. Es así, y no hace falta tener muchas luces para decirlo. Es evidente que nuestra cabeza es pequeñita. Aún así insisten en pontificar de la cuestión unicamente desde la cabeza, [la suya ya sabemos que la desenrosca y la guarda en una fiambrera, sin embargo los demás no estamos por la labor]como si el hombre fuera sólo pensamiento. [Hombre, no: comemos, excretamos, bebemos; en fin, esas cosas que se hacen sin necesidad de buscar causa incausada]Lo seguro es que que sólo con el pensamiento, Don Gustavo, jamás se acercará a LO QUE ES. Ni usted, ni nosotros, ni nadie.

Muy bien: está usted obligado a explicarnos la técnica mediante la cual puede quitarse la cabeza y ver a Dios. Por favor no se demore

6 rawolf, día 28 de Octubre de 2010 a las 00:31
Fabricio carece de una teoría que le permita dar sentido a la secuencia de hechos históricos, tiene la lucidez suficiente para interpretar que los sucesos históricos A y B son relevantes, pero sin teoría en que apoyarse no es capaz de desvelar si A sucedió PORQUE sucedió B, o si A sucedió A PESAR de que sucedió B.
7 pedromar, día 28 de Octubre de 2010 a las 00:54

Eso es lo que algunos os sobra: teoría. ¿Qué será que en cuanto se cita a Dios y se pone en cuestión el liberalismo siempre aparecen los mismos?
8 pedromar, día 28 de Octubre de 2010 a las 01:06

Además

1. Entre 1900 y 1950 el crecimiento demográfico es del 53% y la inflación del 236% en EEUU y del 156% en UK
2. Entre 1950 y 2000 la población aumenta un 100% y la inflación un 600% en EEUU y un 1.900% en Reino Unido.
3. El crecimiento demográfico previsto para 2000-2050 es del 50%, la pregunta entonces es: ¿cuál va a ser la inflación en los próximos 50 años?

Y es que el dinero se dedicaba a crear industrias. ¿A qué se dedicó el dinero prestado en los últimos años? A vivienda y a consumo.

Y por otra parte el IPC no refleja el incremento real de los precios. ¿Cómo es posible que hace treinta años un trabajador necesitara ocho años para pagar su vivienda y hoy necesite treinta? Pues porque en el IPC no computa la vivienda, como tantas otras cosas. No hablemos de la inflación subyacente, con las subidas del petróleo. Ese IPC oficial se ideó con el fin de atajar el aumento de salarios y evitar la espiral inflacionaria en aquellos productos de consumo diario o frecuente. Solo por eso. La ponderación del IPC recuerda aquello de Romanones: "Hagan ustedes las leyes y déjenme a mí los reglamentos"

Hemos vivido en inflación permanente. Y en Estados Unidos dándole a la máquina de hacer billetes desde antes de Nixon (no puedo devolver el pago en oro de los dólares en la reserva que le exigieron varios países europeos) hasta hoy. Y desde Ford sin ni un solo superávit en la balanza comercial ni fiscal.

Liberalismo, le dicen a lo de EEUU.

9 pedromar, día 28 de Octubre de 2010 a las 01:16

Fíjate en las crisis del petróleo de 1973 y 1979: a muchos les pareció una catástrofe, pero fue reconducida.

Es que aun había petróleo, es decir: energía abundante. El asunto ahora ha cambiado por completo. Antes lo subieron por cuestiones políticas y ahora subirá porque no habrá oferta suficiente.
10 manuelp, día 28 de Octubre de 2010 a las 08:36
Pero ten la amabilidad de observar la historia real: los países occidentales, desde 1945 hasta ahora, han disfrutado de un período de auge económico sin precedentes y muy prolongado. Ha habido etapas de crisis, pero relativamente cortas y poco graves, nada como la Gran Depresión del 29 al 39. Incluso la grave crisis actual dista, al menos por ahora, de parecerse a la del 29. Por tanto, mis queridos amigos, la experiencia histórica demuestra que los manejos financieros del estado no siempre son equivocados, es más, que las expectativas generadas en relación con la inversión y el consumo han sido acertadas la mayor parte del tiempo. De modo que la explicación de Hayek debe ser errónea, al menos en parte.

Esta "prueba" de la historia es un poco demasiado inconsistente. Desde 1945 hasta ahora han habido más crisis que la de 1973. En España sin ir más lejos vemos como el PIB refleja esas constantes crisis, evidentemente no son todas como la del 1929 pero eso del auge económico prolongado es erróneo.

http://www.gobiernodecanarias.org/educacion/9/Usr/...

Y antes de 1945 tambien existian vaivenes continuos.

http://www.gobiernodecanarias.org/educacion/9/Usr/...

Es cierto que las politicas intervencionistas Keynesianas producen una atenuación de la gravedad de las crisis pero a costa de prolongar la crisis en el tiempo. El ciclo económico, como explica Huerta de Soto en "Dinero, crédito bancario y ciclos económicos" no desaparece.

Expansión)
1) Expansión Crediticia (sin aumento del ahorro).
2) No disminuye el consumo
3) La banca concede masivamente nuevos préstamos y se reduce la tasa de interés.
Fase II
(Expansión)
4) Sube el precio de los bienes de capital.
5) Sube la bolsa.
6) Se alarga artificialmente la estructura productiva.
7) Aparecen importantes beneficios contables en el sector de bienes de capital.
Fase III (Boom)
8) El sector de bienes de capital demanda más trabajadores.
9) Suben los salarios de los trabajadores.
10) Se generaliza el boom expansivo y bursátil. Especulación desenfrenada.
Fase IV (Crisis)
11) Comienza a crecer la demanda monetaria de bienes de consumo (mayores rentas salariales y empresariales se dedican al consumo)
12) En algún momento se detiene el ritmo de crecimiento de la expansión crediticia: sube la tasa de interés. Cae la bolsa (crash)
13) Los precios de los bienes de consumo comienzan a crecer en términos relativos más que los salarios.
14) El sector del consumo experimenta beneficios contables (aumenta su demanda).
15) Bajan los salarios reales “Efecto Ricardo”: se sustituye equipo capital por trabajadores.
Fase V (depresión)
16) El sector de bienes de capital experimenta grandes pérdidas contables (disminuye su demanda –Efecto Ricardo- y aumentan sus costos. La tasa de interés y los salarios suben).
17) Se despiden trabajadores de las industrias de bienes de capital.
18) Se liquidan los proyectos de inversión erróneos: quiebras y suspensiones de pago. Pesimismo generalizado.
19) Aumenta la morosidad bancaria: los bancos marginalmente menos solventes tienen graves problemas. Contracción crediticia.
20) Los trabajadores vuelven a ocuparse en etapas próximas al consumo.
21) Hay consumo de capital, y la estructura productiva se acorta.
22) Se produce un ritmo menor de bienes y servicios de consumo.
23) Los precios de los bienes de consumo crecen aún más (menos oferta y más demanda monetaria).
24) La renta nacional y los salarios disminuyen en términos reales.
Fase VI (Recupera-ción)
25) Producido el reajuste, puede venir la recuperación si aumenta el ahorro voluntario. (Ver Teoría del crecimiento económico austriaco). O puede comenzar de nuevo otra expansión crediticia. Se repite el proceso.
11 manuelp, día 28 de Octubre de 2010 a las 08:55
Nunca, salvo casos muy extremos y muy raros, se privará de comer para buscar mejores prados para la vaca, aunque estén más alejados, y para conseguir más leche. No ahorra nada, en ese sentido.

Desde luego este Fabricio, a veces delira, si Robinson Crusoe- según el esquema de Eugen Böhm Bawerk- llega a una isla desierta y no tiene más medio de subsistir que recoger, digamos, 20 frutas al dia, empleando para ello 10 horas y piensa que fabricando un palo largo mejoraría su productividad y podría recoger 5 frutas por hora- en vez de las 2 que recoge a mano-, Para ello, decide emplear 5 de las 10 horas en las que trabajaba y 5 de las 14 horas que descansaba para construir el bien de capital. Esto implica restricción de consumo y/o descanso, lo que significa AHORRO.
¿Qué fue lo que indujo a Robinson a ahorrar? La perspectiva de 5 frutas por hora mañana vs. 2 frutas por hora hoy. La diferencia, o sea, 3 frutas por hora, es la tasa de interés originario, es decir, el valor adicional que recompensa la espera.
El palo de varios metros que fabrica Robinson, es el bien de capital, es decir, una combinación de naturaleza más trabajo, que le permitirá elevar la productividad (mayor producción en menos tiempo) de su labor. Lo que está haciendo Robinson es inversión, esto es utilizar el ahorro para la fabricación de nuevos bienes de capital.
Lo visto nos permite obtener tres importantes conclusiones: en primer lugar que para invertir es necesario un período de ahorro previo. Sólo si hay ahorro, hay inversión. El ahorro es la condición necesaria para la inversión. En segundo lugar, que el ahorro tiende a ser igual (en cuantía) a la inversión. Y en tercer lugar, que el interés originario es un fenómeno no monetario. El interés originario existe desde que el individuo actúa y economiza. El interés originario es una implicancia de la acción humana. En palabras de Ludwig von Mises (1949, pp.626-627):
“El interés originario es una categoría de la acción humana. Aparece en toda evaluación de bienes externos al hombre y jamás podrá esfumarse. Si reapareciera aquella situación que se dio al finalizar el primer milenio de la era cristiana, en la cual había un general convencimiento del inminente fin del mundo, la gente dejaría de preocuparse por la provisión de las necesidades terrenales del futuro. Los factores de producción perderían todo valor y carecerían de importancia para el hombre. Pero no desaparecería el descuento de bienes futuros por presentes, sino que aumentaría considerablemente. Por otra parte, la desaparición del interés originario significaría que la gente dejaría de interesarse por satisfacer sus más inmediatas necesidades; significaría que preferirían disfrutar de dos manzanas dentro de mil o diez mil años en lugar de disfrutar de una manzana hoy, mañana, dentro de un año o diez años”;
Pero volvamos al análisis robinsoniano: Terminado el proceso de ahorro, inversión y formación de capital y suponiendo que Robinson Crusoe realizó cálculos correctos se consiguió un aumento en su productividad. Su jornada laboral se redujo de 10 a 4 horas, pudiendo dedicar las restantes a descanso o la fabricación de nuevos bienes de capital, o a lo que sus preferencias subjetivas e individuales le indiquen.
Una nueva conclusión que podemos observar de este simple análisis es que el capital es el medio indispensable para elevar el nivel de vida. Como bien señala Jesús Huerta de Soto (1998, p.224):
“Es claro, por tanto, que, al igual que la diferencia entre el Robinson Crusoe ‘rico’ con la vara y el Robinson Crusoe ‘pobre’ sin ella radicaba en que el primero disponía de un bien de capital que había logrado gracias a un ahorro previo, la diferencia esencial entre las sociedades ricas y las sociedades pobres no radica en que las primeras dediquen más esfuerzo al trabajo, ni siquiera en que dispongan de mayores conocimientos desde el punto de vista tecnológico, sino básicamente en que las naciones ricas poseen un mayor entramado de bienes de capital empresarialmente bien invertidos, en forma de máquinas, herramientas, ordenadores, edificios, productos semielaborados, etc., que se ha hecho posible gracias al ahorro previo de sus ciudadanos. O, dicho de otra manera, que las sociedades comparativamente más ricas lo son porque tienen más tiempo acumulado en forma de bienes de capital, lo que les permite encontrarse temporalmente más cerca de la consecución de fines de un valor muy superior”;

El que esté interesado puede encontar un excelente análisis en:

FORMACIÓN DE CAPITAL Y CICLOS ECONÓMICOS
Una introducción al análisis macroeconómico

Tesis de Adrián Osvaldo Ravier

http://www.eseade.edu.ar/servicios/Libertas/3_10_R...
12 manuelp, día 28 de Octubre de 2010 a las 09:06
# 11

El esquema de Robinson está extractado de lo expuesto en el enlace, así como el esquema del ciclo económico de # 10.

Y, para acabar de arreglarlo, viene Simplicio y dice:

Yo le veo al dinero un inconveniente. No representa bien la producción. Consideremos el PIB de Porriño, creo que ronda los doscientos mil millones de lerus. Pero si reuniéramos todo el dinero que hay en Porriño, ¿reuniríamos acaso toda esa inmensa suma? Yo diría que no. La cosa me resulta misteriosa, ¿y a vosotros?

Ayer mismo lead, ponia unos videos donde se explicaba lo del PIB, pero- querido Simplicio- por simplificar, evidentemente que no ibais a reunir esa suma porque parte de ella está en tu estómago, donde han ido a para los jamones que has consumido, otra parte a los bienes de capital que se han producido mediante inversión y así todo, luego el dinero es una parte sólo de la producción, el consumo y la inversión se miden en dinero pero no son dinero.

13 rawolf, día 28 de Octubre de 2010 a las 09:22
manuelp, yo me quito el cráneo.

Échele un vistazo al cómic cuyo enlace he puesto en el comentario Nº4, no tiene desperdicio, es para enseñarlo en los colegios.

Que importante es tener una concepción teórica correcta de qué mueve al hombre a actuar y de las leyes que rigen la acción individual y su coordinación con otras acciones individuales. De lo contrario se desbarra de un hecho histórico a otro, enlazándolos con las interpretaciones más peregrinas, convirtiendo la historia (y la vida) en un cuento narrado, con gran despliegue de luces y sonido, pero que no significa nada (o peor, significa lo primero que a cada uno se le ocurra).
14 Katakrok, día 28 de Octubre de 2010 a las 09:24
Manuel Funes Robert:

"Para un grupo minoritario –la tercera y nueva clase- el dinero es un objeto de comercio al que aplican la teoría convencional del valor según la cual el valor de las cosas depende de su utilidad y su rareza. Para esta tercera clase conviene que el dinero sea escaso y caro con lo cual dan base doctrinal a la teoría según la cual conviene que el dinero sea escaso y caro para que valga mucho. Para la otra clase –empresarios y trabajadores– el dinero es un medio de comercio y conviene que sea abundante y barato para que sea abundante y barata la producción de cosas."

"El sector financiero explota y oprime al sector real: las empresas no obtienen financiación –causa de la crisis actual– mientras los políticos sacrifican todo a los mercados. Los que viven de producir cosas y bienes están bajo el dominio de los que manejan el dinero que nace de esa producción de cosas."
15 Hegemon1, día 28 de Octubre de 2010 a las 09:37
No sé si Hayek se equivoca o no. Keynes desde luego si. Las crisis surgen por causa de una excesiva financiación de un exceso de dinero, dinero ficticio aumentado de forma artificial y aumentando el valor real de las cosas. Por lo menos esta se formó así. Y me temo, por lo que he oido a Huerta de Soto a Recarte y a otros muchos, casi todas las crisis son iguales.

Keynes se equivoca porque aboga por aumentar la inversión pública, el gasto público, es decir, enchufar dinero público de los Estados para incentivar la producción, es decir, a una persona que está empachada darle más de comer y encima cosas que no le convienen en absoluto.

Hayek y otros muchos economistas en momentos de crisis se debe reducir el gasto, incrementar el ahorro, es decir, ponerse a dieta para desinflar.

Si se me permite esos símiles "digestivos" más o menos viene a ser así.

Además hay que tener en cuenta en la teoría de Keynes que ahonda, aún más, en las crisis. El Estado, el Gobierno de turno, no tiene empacho en endedudarse en momentos en que el dinero escasea y no se tiene de forma física o tangible sino de forma inflada. El Estado maneja valores de 100 cuando en realidad dispone de 20 con lo que su gasto, su economía es virtual, falsa y peligrosamente endeudada con lo que en momentos de crisis se puede dar la ocasión que en un determinado momento se requiera tener en efectivo o en cuenta 50 y como sólo dispones de 20 te faltan 30 con lo que los 80 que te han prestado, para afrontar los 30 más que necesitan se convierten en 80+30 en total 110 cuando sólo dispones de 20. Llega un momento en que es imposible asumir la deuda porque debes muchísimo más de lo que tienes. El Estado y cualquier mortal no puede asumir ese coste.

El aumento del ahorro en esos momentos de crisis más que perjudicar a la producción lo que hace es subir el índice en efectivo (el MO· creo que se defien así en términos económicos), es decir el asiento 20, con lo que incrementa los disponible de 20 a 30 o más. Si esto se junta a que en vez de gastar 80 más de lo que tienes, gastas menos, el equilibrio de lo que tienes a lo que debes es menor y mucho más asumible. A la postre lo que parecía una reducción de la producción lo que se hace es una regulación de una producción en exceso por la necesaria ajustandose a la realidad.

¿Lo entiendes Fabricio?
16 Katakrok, día 28 de Octubre de 2010 a las 09:45
17 Hegemon1, día 28 de Octubre de 2010 a las 09:52
¿Por qué en España se ha llegado a una crisis más aguda que en otras partes?

Por muchos factores:

1- Hemos vivido un auge económuco que fué a 150 cuando debió ir a un ritmo mucho menor. Ese exceso de crecimiento que en un principio benefició a todos, o casi todos, se produjo por una financiación de procedencia foránea. Es decir, España necesitaba dinero para financiar su auge económico. Una buena parte de ese dinero procedió del ahorro que durante años muchos españoles habíamos producido. Recordemos aquí que antes de la crisis y del auge, el índice de ahorro de los españoles (el MO3), dinero disponible en Bancos y Cajas, subía a un 11% y en el momento del auge bajó a un 3%. En la crisis está por ahí o menor. Ese dinero se puso en circulación aumentando el consumo y la producción. Pero aún se necesitaba más. La gente consumía, necesitaba adquirir bienes de consumo y como dicen los de Porriño, el hombre es insaciable hasta tal punto que consume o adquiere bienes por encima de lo que puede adqurir (y necesitar) por disponer de dinero. Como se necesitaba más dinero para alimentar esa caldera que estaba en marcha en España, se pidió carbón, dinero de fuera, a inversores y fianancieros americanos, anglosajones en dfinitiva a foráneos, pero con un coste, bien es cierto que menos proque los tipos de ineterés eran muy bajos, tanto que casi te pedían endeudarte que ahorrar. Eso al final infló nuestra economía, se perdió ahorro pero se aumentó la producción por el aumento del consumo. El dinero disponible en España se pasó de 100 a 200, por ejemplo, pero ese exceso de 100 fué a cuenta de dinero foráneo prestado, que había, hay que devolver.
18 manuelp, día 28 de Octubre de 2010 a las 09:58
# 13 rawolf

Lo siento, pero mi nivel de inglés es totalmente insuficiente para seguir ese comic de 112 páginas.

Para quien esté interesado, en este trabajo se analiza el debate entre Hayek y Keynes y sus implicaciones teóricas.

http://www.circulodeempresarios.org/wp-content/upl...
19 manuelp, día 28 de Octubre de 2010 a las 10:04
Recogí, perfeccioné y amplié el keynesismo y con la integración de las tres grandes escuelas –Liberal, marxista y keynesiana- he realizado la más importante, sino la única aportación española al pensamiento económico de todos los tiempos.

http://www.elmanifiesto.com/articulos.asp?idarticu...

Alquien que empieza así ya es sospechosamente sospechoso.

Este "lumbreras" proponía estas medidas para salir de la crisis:

1.- Supresión absoluta del IVA en los carburantes. Es una medida que debe acordarse con el apoyo de la Unión Europea por eso hay que sumarse a la presión ejercida por el presidente francés Sarkozy para que se pueda adoptar lo antes posible.

2.- Obligar al presidente del Banco Central Europeo, Jean Claude Trichet, a declarar la suspensión de su anuncio de que iba a subir los tipos de interés del Banco Central Europeo hasta el 5%. La suspensión del anuncio tendría que venir acompañada con la decisión de bajar los tipos de interés actual del 4 al 2%. También el Banco Central Europeo debería modificar el plazo actual al que está prestando el dinero que es de siete días para ampliarlo hasta un año.

3.- Promover la destitución de Jean Claude Trichet al confundir la independencia con irresponsabilidad. Una de sus obligaciones era velar por la estabilidad de los precios y ha elevado los costes de la financiación que es una de las variables que hace subir los precios.

4.- Revisar el Tratado de Maastricht, sustituyendo como misión del Banco Central Europeo la ahora atribuida de mantener la estabilidad de los precios, por la de proveer en cantidad y precio la financiación de los recursos reales que se necesiten.


http://www.burbuja.info/inmobiliaria/burbuja-inmob...

Estamos desde hace más de un año en barra libre de crédito a bajo interés a los bancos por parte del BCE y la crisis no se resuelve.

20 Hegemon1, día 28 de Octubre de 2010 a las 10:06
Otro factor es nuestro sistema productivo. Nuestro balance de pagos esta desequilibrado. Nuestro sistema productivo, de generación de riqueza, no es, precisamente, productivo. No somos capaces de producir lo que necesitamos lo que demandamos. Encima se proudce el exceso de dinero disponible (real o no) y demandamos, consumimos bienes con lo que España se convierte en una gigante tienda para los productos foráneos que no somos capaces de producir nosotros mismos porque carecemos de industria y de tecnología. Esta viene de fuera. Como es más lo que compramos que lo que vendemos, el desequilibrio es mortal.

¿Y los servicios?...si, han aumentado mucho. En Alemania también, pero es una industria que yo llamo "perecedera". Se presta un servicio, un bien que termina cuando este acaba. No hay valor añadido y sólo funciona si el resto del sistema productivo a su vez funciona.

Factores por los que no somos productivos:

- Nuestro mercado laboral, arcaico, obsoleto, absurdo y corrompido por los sindicatos. Heredado del franquismo imitación al fascista italiano, esto es lo que defienden los sindicatos que dicen ser de izquierdas. Unos sindicatos que sólo representan a 1/3 de la masa trabajadora, a decir, aquellos empleados fijos que cobran altas indemnizaciones en caso de despido. Pero aquellos que ya no tienen trabajo poco o nada ayudan, más bien lo contrario porque pretenden, sin trabajo, defender unas condiciones laborales que sólo benefician a la cada vez menos población trabajadora que disfruta de trabajo, con lo que impide crear más empleo, más flexible y dinámico. Es como un trabajador, los sindicatos, dijeran "yo, cuando trabaje quiero esto, estos derechos"...¡¡si pardillo, y si no trabajo ¿qué hago?!!..Así son "nuestros sindicatos".
21 Hegemon1, día 28 de Octubre de 2010 a las 10:12
"Estamos desde hace más de un año en barra libre de crédito a bajo interés a los bancos por parte del BCE y la crisis no se resuelve"

Efectivamente...¿y por qué?, porque se sigue mantiniedno las causas de la crisis de forma artificial. Lo más preocupante del BCE no es que preste el dinero, que también, sino que para prestar dinero esta mole es capaz, como no lo tiene, de encender la máquina de hacer billetes y crear un fondo de la nada de 700 millones de euros y así decir que si España o Irlanda o Portugal quiebran les tiene cubiertos.

Eso es lo más peligroso.
22 manuelp, día 28 de Octubre de 2010 a las 10:17
Es que el "lumbreras" de Funes Robert decia en 2008 que bajando el tipo de interés al 2% se solucionaba la crisis. No digamos en Japón que llevan casi veinte años con tipos de interés casi cero y siguen en la crisis.
23 Hegemon1, día 28 de Octubre de 2010 a las 10:27
Efectivamente...¡¡los tipos de interés!!...bajados, por interés, por aquellas Administraciones y Gobiernos keynesianos que en vez de regular el mercado lo que hacen es intervenirlo en beneficio propio de forma demagógica.

El problema que tenemos ahora es la morosidad y si nos suben los tipos de interés, el euribor, a España la crucifican. Es cierto que varias economías ya piden una subida para que no se desajuste lo que han ajustado, otra vez, como pasa en Alemania, pero es que España no es Alemania.
24 josemp, día 28 de Octubre de 2010 a las 10:29
Rubalcaba, como aquel pasajero de Aterriza como puedas, pone ahora el morro para que le den a él las bofetadas y salvar al señorito. Así que no distraerse: sigan,con permiso, por favor, este hilo en mi blog hoy: "El insólito parecido de caras entre zp y de Juana" a raíz de una muy curiosa coincidencia en torno a unas palabras presidenciales de zp en el Federal del otro día.
http://elblogdejoseantoniodelpozo.blogspot.com/
Saludos y gracias
25 manuelp, día 28 de Octubre de 2010 a las 10:30
Es que, como decía el clásico español del siglo de oro, "No hay plazo que no se cumpla, ni deuda que no se pague". Esto pasó en Japón y va a pasar en España.

http://www.rankia.com/foros/hipotecas/temas/448578...
26 rawolf, día 28 de Octubre de 2010 a las 10:32
Funes Robert otro caso de no tomarse la molestia de adquirir el arsenal teórico que te permita entender la realidad; la consecuencia: ocurrencias arbitristas de tertulia de casino.

27 Hegemon1, día 28 de Octubre de 2010 a las 10:48
Otro factor de nuestra falta de productividad:

2- La educación. Hemos dicho estos días que España no tiene a ninguna Universidad dentro de las 200 primeras según el ranking este hecho en Singapur. Nuestra educación está anquilosada y sólo se dedica a formar a buenos profesionales. A aplicar y enseñar lo que otros descubren con lo que carecemos de iniciativa y nos privamos de una cualidad que diferencia, de forma positiva a los españoles, la imaginación y de alguna forma ser intrépidos. Cualidades que para la innovación, investigación, desarrollo son esenciales. Nuestro sistema educativo, caciquil, inmovilista, lleno de cotos privados de caza, lleno de profesores limitados e incompetentes, un sistema afuncionariado en definitiva, impide producir y descubrir cerebros aunque salgamos bien preparados, pero limitados. Un universitario español, muy apreciado en el exterior, tiene más alternativas fuera que dentro y eso que España, según leí ayer, demanda ingenieros, médicos y otros profesionales de alta cualificación.

El otro día veía yo la reposición de la serie de TV Ramón y Cajal. Este genio español, milagro de nuestra ciencia, tenía muchas dificultades para divulgar sus descubrimientos. En España, con sus propios colegas universitarios porque estos no podían aceptar que un español, un simple médico que no tenía cátedra, pusiera en duda teorías y Leyes descubiertas por eruditos extranjeros. El servilismo. Y fuera, porque España no era nadie y nadie le hacía caso hasta que se tuvieron que rendir a la evidencia con lo que se pasó de una sequía a una abundante lluvia de premios, Doctores Honoris Causa por todo el Orbe y reconcimiento internacional.

Así es difícil hacer algo.
28 gaditano, día 28 de Octubre de 2010 a las 10:55
Lo del alcalde de Valladolid es lamentable.
Por una vez coincido con Moa.
Que haya muchos otros comportamientos lamentables entre sus rivales políticos es sólo una disculpa para memos o sectarios.
29 Hegemon1, día 28 de Octubre de 2010 a las 11:13
28# Gaditano:

Pero hay muchos otros comportamientos lamentables entre sus rivales políticos, no es de memos decirlo si es una realidad. Recordemos:

A una Ministra de Aznar la llamaron "Monja Alférez" por ser del Opus.

A Esperanza Aguirre, el Bono, dijo de ella que "besaba por la mañana y mordía por la noche". Mucho más despreciable que los "morros" de la Pajín.

A Rajoy le llamaron "mariposón"

Se burlaron de Acebes por su forma de vestir, en el Congreso instándole a que cambiara de forma de vestir haciendo ver que se vestía muy mal y muy pasado. Se lo dijo, esos si, la Vice Vogue, que es una profesional de la moda.

Y recordemos a Almudena Grandes instando a "milicianos sudorosos" violar a monjas para que sepan lo que es bueno.

Eso también es lamentable, como lo del Alcalde, que más que lamentable es estúpido.
30 gaditano, día 28 de Octubre de 2010 a las 11:14
Don Pedromartir de la Incomprensión: Según usted y cualquier ateo o cuasiateo el mundo es una causa incausada de sí mismo.
Sí o sí.
No veo otra salida. Lo he dicho muchas veces.
Si es así, no entiendo su espumeante indignación ante quienes proponen que Dios es causa incausada.
O lo es Dios o lo es el Mundo.
Tablas, que decimos en ajedrez.
31 gaditano, día 28 de Octubre de 2010 a las 11:20
hegemon: En el ranking de cosas lamentables o estúpidas lo de Almudena Grandes es lo peor.

Pero lo del alcalde es altamente ofensivo y machista. Ofende a muchas mujeres (y hombres) que no simpatizan para nada con la ministra de la pulsera. Me lo decían ayer una pediatra de derechas y una paciente que se definió a sí misma como "luchadora antifranquista". Y tienen toda la razón.
¿Te gustaría a tí si fueses ministro que te juzgasen por la apariencia de tus "morros" con alusiones al sexo oral?
Es una grosería de tomo y lomo.Una estupidez y una mezquindad.
32 Sorel, día 28 de Octubre de 2010 a las 11:22
Y, sobre todo, hablando el más revolucionario y poético de los lenguajes
En París, 500 jóvenes se manifiestan contra la chusma

El Bloque Identitario: un movimiento de jóvenes franceses que, situado fuera de cualquier partido, aporta un aire absolutamente nuevo, distinto —literalmente revolucionario—, en la lucha por la identidad. El 23 de octubre, unos 500 jóvenes se manifestaron en las calles de París en la primera manifestación “anti-racaille”. La “racaille”: la chusma, la gentuza: las bandas de no-europeos que, procedentes de los grandes suburbios, se dedican a incendiar, vandalizar, asaltar… Pero más importante que esta legítima defensa es el discurso en el que se enmarca tal lucha. Vean, si no.

Esto es lo que, en la manifestación del 23 de octubre de 2010, decía Louise Demory, una militante del Proyecto Apache. (Subrayamos las formulaciones más vibrantes y poéticas: todas son para enmarcar. Una sola precisión: cuando hablan de juventud se debe entender, ni que decir, juventud de espíritu.)

Somos otra juventud

Otra juventud. Reivindicamos hoy esta diferencia. Somos jóvenes, pero no somos “su” juventud. Somos otra juventud. ¿Qué tenemos, pues, que nos permite decir que no pertenecemos a su mundo?

Ante todo, no somos como ellos porque nos negamos a parecernos a ellos. Rechazamos todo lo que nos pudiera hacer reconocer como jóvenes de hoy. No somos el objetivo de ningún marketing, no somos las víctimas de ninguna moda. No pertenecemos a ninguna “tribu”. No reclamamos ni asistencia, ni comprensión, ni pensiones, ni prebendas. Todo lo que viene de ellos nos deja indiferentes o nos repugna.

El futuro empieza ayer y se construye hoy

Además, somos jóvenes porque somos nuestro propio futuro. El futuro que queremos no es ese futuro hipotético y constantemente aplazado que nuestra época de viejos enarbola como derivativo frente al presente. Nuestro futuro es lo que hacemos aquí y ahora. Para nosotros, no hay ningún “hombre nuevo” venidero, ese espejismo de los progres. No hay ningún paraíso de cara al mañana. Hay Hombres con los pies anclados en su historia, con el corazón vibrante por el presente, con los ojos puestos en el mañana que construyen. ¡El futuro empieza ayer y se construye hoy!

Cualquier futuro, querido amigo, implica la elección de un trabajo para construir, la elección de una tierra en la que edificar, la elección de una familia que transmitir. He ahí las mayores responsabilidades, he ahí el camino de tu honor. [¡Cielo santo! Un discurso político que habla de honor… N. de la R.]

El trabajo no te da miedo. Lo que tú aborreces es el vació de un empleo sin alma, de una tarea mecánica y sin sabor. Lo que detestas es la vana esclavitud de una sumisión a los amos de nuestro tiempo. Tu trabajo, querido amigo, es la primera elección que te es dada para hacerte un Hombre. Escoge tu profesión no como un medio de acumular algo de pasta en tu cuenta bancaria. Escógela como la forma en la que quieres vivir. Tu profesión es lo que te define ante los ojos de todos. Es la expresión misma de tus cualidades, es tu estandarte en la vida. Entonces puedes decir: “Mirad mi obra, mirad lo que aporto”. Tu trabajo escógelo para la vida.

Tu tierra y tu pueblo. Ahí donde te enterrarán tus hijos

Con igual cuidado escoge la tierra en la que quieres vivir. Es aquí donde empieza tu vida de Hombre. Tienes que hacer tuya tu calle, tu pueblo, tu ciudad, tu provincia. Tu comunidad está aquí. Es aquí donde colonizas lo real. Es aquí donde das sentido a la solidaridad. No vale la pena darle a ningún medio de comunicación, a ninguna tribu, a ningún sustituto de combate más de lo que puedes dar aquí. Es aquí donde tienes que hacer que la vida renazca. Es aquí donde tienes que recuperar las ganas de entregarte por completo a un trozo de tierra, a un paisaje, a unos hombres y a unas mujeres que son tu pueblo porque aquí y ahora tú les das lo mejor de ti mismo y ellos te lo devuelven.

Escoge tu hogar diciéndote: “Ahí me enterrarán. Cerca de todo lo que he amado”. ¡ELLOS! Tus hijos. Tu camino a la inmortalidad. A través de ellos nunca morirás. Digámoslo a las claras: quien no comprenda que éste es el corazón del combate identitario se ha equivocado de puerta. ¿Qué clase de hombre serías si no hubieras clavado en tu alma la necesidad de educar, de transmitir y de amar? ¿Qué criminal sería si aceptaras que tu sangre dejara de correr en vena alguna, si dejaras que la voz de mil antepasados se apagaran con la tuya? (Subrayado en el original.)

No hay civilización sin nación. No hay naciones sin regiones. No hay regiones sin comunidades naturales. No hay comunidades naturales sin familia. No hay familias sin hijos. No hay civilizaciones por defender sin un hijo por nacer.

¡Somos la otra juventud porque estamos decididos a VIVIR!

http://www.elmanifiesto.com/articulos.asp?idarticu...
33 Hegemon1, día 28 de Octubre de 2010 a las 11:23
Y volviendo a los "morros"

Es lamentable y muy criticable lo del Alcalde por decirlo y sobrtetodo por emplear argumentos tan vanales y zafios contra una ministra cuando existen muchos más argumentos de peso, más serios y más reales que afear o vete tú a saber cuál fué el propósito, su aspecto físico.

Pero aquellos que utilizan estas desafortunadas declaraciones para hacer guerra a falta de munición de otra clase, contra la Oposición, son los mismos que, como digo en 29#, tienen de mucho más que avergonzarse y callarse que el Alcalde de Valladolid. Lo más grave para mi es utilizar, como digo, una ofensa a una de las suyas para hacerse defensores y símbolos de la mujer, de la igualdad cuando es un Gobierno que ha despreciado a sus Ministras poniéndolas por el simple hecho de ser mujeres, cubriendo una cuota pero eliminándolas como personas independientes y con capacidad de decisión propia rebajándolas a simples sirvientas del Señorito trastornado de Zapo.

La demagígica izquierda explota una ofensa que si yo fuera la Pajín diría a mis propios compañeros "ya está bien de hablar de mis morros" "el otro ya me pidó diculpas vosotros no callais, ya está bien". Son estos progres, falsamente ofendidos e indignados los que más denigran a la Pajin explotando algo por propio interés y utilizándolo de forma asquerosa y denigrante para una mujer.
34 pedromar, día 28 de Octubre de 2010 a las 11:29

El engaño de las fábulas

(I)

En primer lugar Robinson no comercia, puesto que nadie comercia consigo mismo; por tanto Robinson no es ni empresario ni asalariado, con lo cual carece de sentido hablar de capitalismo en una economía de subsistencia y autoconsumo. Robinson es lo que es: un cuento.

Desde 1945 hasta ahora han habido más crisis que la de 1973. En España sin ir más lejos vemos como el PIB refleja esas constantes crisis, evidentemente no son todas como la del 1929 pero eso del auge económico prolongado es erróneo.

Cítelas y explíquelas. La de 1973 se debió a un incremento de costes con el cual no se contaba, y las demás crisis, si fueron mundiales, no tuvieron el mismo impacto que la del 73. En España, la crisis de los ochenta arranca cuando se cierran industrias que decían que no eran competitivas, sin haberse esforzado en buscar que lo fueran. Claro que cerrar una empresa, o miles, que produce pérdidas, desde un punto de vista económico es correcto, incuestionable; ahora bien: en otros países continuaron echando mano del dinero público y salieron adelante y mantuvieron su tejido industrial. ¿Entienden ahora que las decisiones económicas no pueden abstraerse de las decisiones políticas y del dinero público? Ahí está Alemania y Francia y los países nórdicos. El problema del economicismo liberal es ese, que hace un reduccionismo de la realidad productiva ciñéndose al mecanismo del mercado no intervenido, cuando la intervención directa o indirecta del Estado siempre está presente. ¿Acaso los EEUU tendrían esa poderosa industria de armamentos (y lo que ello conlleva de investigación técnica y científica) si no tuviese a sus fuerzas armadas (el Estado) como cliente asegurado?

El Estado puede ser, como cualquier institución y cualquier empresa, eficiente o ineficiente. El conjurar al Estado como enemigo del desarrollo es tan ridículo como conjurar al empresario como un sacamantecas (y haberlos haylos, y muchos). Además ¿qué ocurre cuando un país no posee un tejido empresarial y busca desarrollarse? Pues que hay que crearlo. ¿Y cómo se hizo en España? Mediante las inversiones públicas y de los bancos, aumentando el crédito constantemente. Lo mismo que ahora en China. ¿O es que China se desarrolla al margen del Estado? También Japón lo hizo así. El Estado puede ser, como digo, eficiente o ineficiente, en este último caso generalmente por culpa de la corrupción.

Es cierto que las politicas intervencionistas Keynesianas producen una atenuación de la gravedad de las crisis pero a costa de prolongar la crisis en el tiempo. El ciclo económico, como explica Huerta de Soto en "Dinero, crédito bancario y ciclos económicos" no desaparece.

A eso ya te contesté ayer, en el # 163, pero no sé si es la soberbia o la ignorancia, el caso es que repites el argumento sin entrar a debatir la crítica que se te ha hecho.

Ayer mismo lead, ponia unos videos donde se explicaba lo del PIB, pero- querido Simplicio- por simplificar, evidentemente que no ibais a reunir esa suma porque parte de ella está en tu estómago, donde han ido a para los jamones que has consumido, otra parte a los bienes de capital que se han producido mediante inversión y así todo, luego el dinero es una parte sólo de la producción, el consumo y la inversión se miden en dinero pero no son dinero.

El dinero y la facilidad para el crédito es la que ha conseguido esos bienes de capital. Robinson no necesita pedir créditos, pero es que como decía antes, Robinson ni cobra salario ni tiene asalariados, ni compra ni vende. Una cosa es expandir el crédito para facilitar el consumo y especular en bolsa (que es la causa de la crisis) y otra expandir el crédito para crear industrias y mejorar el sistema de bienes de producción.

Dice rawolf

Que importante es tener una concepción teórica correcta de qué mueve al hombre a actuar y de las leyes que rigen la acción individual y su coordinación con otras acciones individuales. [ El hombre no se mueve en ninguno de sus órdenes de la vida sin contar con otros hombres, salvo en las fábulas a las que son tan propensos lo creyentes en mitos] De lo contrario se desbarra de un hecho histórico a otro, [para desbarre el suyo, que piensa que todo se centra en el ahorro de mi hucha y lo que puedo hacer con él]enlazándolos con las interpretaciones más peregrinas, [usted lo sabe muy bien]convirtiendo la historia (y la vida) en un cuento narrado, con gran despliegue de luces y sonido, [pues no digamos el autoconsumo y autosuficiencia de Robinson; si no es un mito que venga Dios y lo vea. Un náufrago no desarrolla ninguna actividad económica, simplemente hace un consumo energético y una apropiación de energía del exógeno, exterior a él. Sobrevive si la tasa de retorno energético le es favorable, de no ser así, moriría. Eso es todo.Robinson, repito, no comercia]pero que no significa nada (o peor, significa lo primero que a cada uno se le ocurra).[Efectivamente, tiene toda la razón. Aplíquese a usted mismo su misma sentencia]

35 gaditano, día 28 de Octubre de 2010 a las 11:31
hegemon. Sí, y Wyoming susurrándole obscenidades a la Pajín al oido que ella ríe" porque vienen de un amigo".
O sea, que si el alclade llega a decir lo que dice y fuese "progre", la Pajín le hubiese tirado un besito con un mohín agradecido en lugar de ofenderse.
36 gaditano, día 28 de Octubre de 2010 a las 11:35
Don PedrO. ¿tiene algo que decir a lo de que según usted el mundo es causa incausada de sí mismo?
37 Sorel, día 28 de Octubre de 2010 a las 11:38
Resulta la mar de interesante este nuevo movimiento "identitario" que se extiende poco a poco por Europa. Síntesis de la Tradición y la Vanguardia.

Será verdad aquello que afirmaban olvidados filósofos... La piedra sobre la cual se edificó Europa y su civilización no es la Iglesia ni el ciristianismo sino el gran Homero.
38 manuelp, día 28 de Octubre de 2010 a las 11:39
Considera a Pepiño, es decir, a la sociedad: produce y consume.

Fabricio, Pepiño no vale para explicar nada porque es un cuento, según el lince del blog, así que a la basura con tu argumentación.

Las variaciones del PIB español están reflejadas gráficamente en los enlaces de # 10 y en ellos se ven los auges y depresiones continuos, de diferentes intensidades y duraciones.

Pero, a mi, me basta mi propia experiencia laboral y vivencial, para saber que ha habido más crisis que la de 1973, desde 1945, ¿no hubo crisis en los 80 y en los 90?.
39 Hegemon1, día 28 de Octubre de 2010 a las 11:40
Me pregunta Gaditano:

¿Te gustaría a tí si fueses ministro que te juzgasen por la apariencia de tus "morros" con alusiones al sexo oral?"

Evidentemente no, creo que lo he dejado claro. Censuro y reprocho declaraciones de ese tipo, vengan de donde vengan; pero igual o peor me parece explotar de forma torticera e interesada aparentando una indignación que es totalmente falsa, una ofensa siendo ellos los que más deben callar por comportamientos ofensivos parecidos y frecuentes.

Esto da a entender que precisamente la Pajín, por ser mujer, no se puede defender sola, las mujeres son inferiores y por eso se hacen leyes para protegerlas, no son capaces de hacerlo por si mismas. Eso es lo que me da a entender esta política, pantomima más bien, de igualdad; además de querer meter a todas las mujeres del mundo dentro de aquellas que llamándose feministas no son más que representantes del machismo de la mujer anhelando ser hombres, no mujeres y personas despreciando los sentimientos de aquellas mujeres que quieren serlo y a las que dicen defender siendo sus ideas y postura una falacia como una catedral.
40 pedromar, día 28 de Octubre de 2010 a las 11:40

El engaño de las fábulas

(y II)

No sé si Hayek se equivoca o no. Keynes desde luego si. Las crisis surgen por causa de una excesiva financiación de un exceso de dinero, dinero ficticio aumentado de forma artificial y aumentando el valor real de las cosas. Por lo menos esta se formó así. [Esta sí; otras no. La del 73 fue por un aumento de costes en la energía, no por la inflación. Todo depende de en qué cuantía se ponga la deuda asumida y en qué se invierte. La última crisis se debió al sobreendeudamiento en el consumo y la especulación bursátil, especialmente en el consumo]Y me temo, por lo que les he oido a Huerta de Soto a Recarte y a otros muchos, casi todas las crisis son iguales.

Keynes se equivoca porque aboga por aumentar la inversión pública, el gasto público, es decir, enchufar dinero público de los Estados para incentivar la producción, es decir, a una persona que está empachada darle más de comer y encima cosas que no le convienen en absoluto.[El ejemplo no es muy apropiado: al que come se le quita de comer para que la economía ajuste la relación deuda / producción. Greenspan era considerado algo así como lo que en su día fue Erhardt en Alemania, solo que la economía de Erhardt levantaba fábricas y la de Greenspan tan solo facilitaba el crédito barato para especular en bolsa y consumir productos importados ]

Hayek y otros muchos economistas en momentos de crisis se debe reducir el gasto, incrementar el ahorro, es decir, ponerse a dieta para desinflar. [Algunos se pueden quedar en nada, menos que anoréxicos; ahora bien, eso es cierto: la teoría se cumplirá a rajatabla. La teoría de Hayek tuvo el acierto de poner coto a las políticas keynesianas, de ahí que a partir de esas crisis, sobre todo la del 73, hubo que moderar los aumentos salariales para que la inflación no se desbocara. Lo que ocurrió, al menos en España, es que quien mantuvo el puesto de trabajo continuó mejorando su nivel de vida, no tanto por el aumento salarial como por la tecnificación de la industria y la reducción de costes en las manufacturas; ahora bien: desde 1976 a 1996 la población asalariada no subió de los doce millones. Veinte años con el mismo número de trabajadores; el resto al paro. Eso es culpa de una falta de cultura empresarial, no de las políticas monetarias más o menos inflacionistas ni de las teorías economicistas. Y es que en la producción las teorías económicas no sirven de nada si no aparecen empresarios, o grupos empresariales y no se incentiva la inversión productiva. Además el mito del indivudualismo hoy es más ridículo que nunca, puesto que apenas hay grandes empresas propiedad de un solo individuo, sino de miles, cientos de miles de accionistas; lo mismo ocurre con la investigación, donde ya no existe el científico aislado en su casa reflexionando, como Newton o Kepler, sino que son grandes equipos de científicos los que desarrollan esa labor, generalmente con financiación pública o de multinacionales]

Si se me permite esos símiles "digestivos" más o menos viene a ser así.

Además hay que tener en cuenta en la teoría de Keynes que ahonda, aún más, en las crisis. El Estado, el Gobierno de turno, no tiene empacho en endedudarse en momentos en que el dinero escasea y no se tiene de forma física o tangible sino de forma inflada. [Supongamos que una moneda representa el cien por cien de su valor, pongamos una moneda de oro, o un billete que vale en oro exactamente lo que dice que vale. Si yo tengo cien monedas de esas, y necesito otras cien para acometer una inversión, y como yo lo van a necesitar otro millón de personas, ¿de dónde sale el ahorro suficiente para prestarme ese dinero para construir, por ejemplo, un fábrica que de trabajo a cien obreros? ¿De dónde? Pues no hay más remedio que estudiar la perspectiva de crecimiento de toda la economía, del proyecto que se va a emprender, y que el sistema financiero me preste lo que no tiene pero que sí calcula que va a tener, tal y como yo hago cuando pido el crédito. Asunto diferente es si yo pido el dinero para jugar en bolsa o comprar un cuatro por cuatro; excuso decir si el mismo banco se dedica a especular en bolsa] El Estado maneja valores de 100 cuando en realidad dispone de 20 con lo que su gasto, su economía es virtual, falsa y peligrosamente endeudada con lo que en momentos de crisis se puede dar la ocasión que en un determinado momento se requiera tener en efectivo o en cuenta 50 y como sólo dispones de 20 te faltan 30 con lo que los 80 que te han prestado, para afrontar los 30 más que necesitan se convierten en 80+30 en total 110 cuando sólo dispones de 20. Llega un momento en que es imposible asumir la deuda porque debes muchísimo más de lo que tienes. El Estado y cualquier mortal no puede asumir ese coste.[Por haber dejado el dinero alocadamente, tal y como en su día ocurrió en Japón al multiplicarse el precio de las acciones a escalas estratosféricas. Eso no ocurrió en los años 50 y 60, donde el dinero se creaba para construir o ampliar la Sony, Toyota, Honda y todo el tejido industrial japonés]

El aumento del ahorro en esos momentos de crisis más que perjudicar a la producción lo que hace es subir el índice en efectivo (el MO· creo que se defien así en términos económicos), es decir el asiento 20, con lo que incrementa los disponible de 20 a 30 o más. Si esto se junta a que en vez de gastar 80 más de lo que tienes, gastas menos, el equilibrio de lo que tienes a lo que debes es menor y mucho más asumible. [Claro, en la teoría va perfecto; ahora bien: eso significa deflación, y la deflación una recesión de caballo, y tal y como están las cosas eso significará una quiebra de los Estados al ver disminuir sus ingresos hasta hacer impagables sus deudas, que son deudas del sector privado, especialmente el bancario, que ha asumido el Estado. Aplicando la plantilla de los austriacos, habría que dejar caer a los bancos, eso se hizo con Lehman Brothers, pero en cuanto vieron que de seguir por ese camino eso llevaba al derrumbe de todo el sistema financiero, y luego económico, intervinieron. Y además, en EEUU, intervino la administración Bush, de ahí la hipocresía de los del Tea Party, que se ensañan con Obama y callan con lo que hicieron los suyos]A la postre lo que parecía una reducción de la producción lo que se hace es una regulación de una producción en exceso por la necesaria ajustandose a la realidad. [Es fácil, muy fácil, claro: me duele una pierna, corto la pierna y se acabó el dolor. Matemático, sin duda]

¿Lo entiendes Fabricio? [No solo Fabricio; lo entiende cualquiera]


El problema de todo Occidente es la pérdida del tejido productivo; menor en los países nórdicos y en Alemania y Francia. En España añádase la falta de empresarios audaces y de científicos, con lo cual el problema no es solo de raíz económica. Incluso en EEUU ocurre: hace un tiempo leía de un escritor --ahora no recuerdo su nombre-- que estando de visita en una universidad de EEUU volvió de madrugada a la habitación de su residencia y se sorprendió al ver que las luces de la biblioteca estaban todas encendidas. Entró a mirar y comprobó que todos los estudiantes eran de ojos rasgados o morenos (hindúes). Concluyó el visitante que nuestro declive, tarde o temprano, se haría inocultable. En eso estamos.
41 gaditano, día 28 de Octubre de 2010 a las 11:43
A pedromar: Un texto sobre un eminente filósofo que no tenía miedo a pensar.También se lo brindo a De Elea. Ni quito ni pongo rey, ni digo que comparta las ideas de Spinoza, sólo subrayo que para éste pensador verdaderamente independiente la idea de "causa sui" no era absurda:

"Ahora bien, el proceder puro de la mente evidencia que no hay una pluralidad de causas de los acontecimientos, sino una única causa eficiente de la totalidad, denominada por Spinoza, Dios o la naturaleza, Deus sive natura, afirmación que puede interpretarse como una naturalización de Dios o como una teologización de la naturaleza. Frente al dualismo cartesiano y el pluralismo metafísico de las mónadas de Leibniz, Spinoza postula un monismo metafísico: únicamente existe una substancia y sólo una, entendiendo por tal:

“aquello que es en sí y se concibe por sí; esto es, aquello cuyo concepto no necesita del concepto de otra cosa, a partir de lo cual deba formarse” (Op. Cit.).

La substancia ha de ser autónoma y autárquica tanto ontológicamente (no puede depender de otros para ser) como gnoseológicamente (no puede necesitar del concepto de otra cosa para formarse). El concepto de substancia es una idea innata clara y distinta, cuyo núcleo se vertebra en torno a la existencia: “a la naturaleza de la substancia le pertenece existir”; “su esencia envuelve necesariamente la existencia” (Op. cit.) ya que no puede ser producida por otra cosa y tiene que ser causa de sí misma (causa sui)."
42 Sorel, día 28 de Octubre de 2010 a las 11:46
Europa y su destino. De ayer a mañana ...
Dominique Venner

Los grandes desafíos (ideológicos, políticos, sociales, culturales.) a los que se enfrenta Europa y todo nuestro mundo.

Unos desafíos que encuentran su origen en nuestra historia más reciente: la Primera Guerra Mundial, la Guerra Civil española, la Alemania secreta del coronel von Stauffenberg frente a Hitler, la excepción italiana del posfascismo después de 1945 ...

Hechos históricos que son analizados con la mirada puesta en el futuro: el fin del sueño americano, el renacimiento de Rusia, el desenfreno de la técnica y el callejón sin salida de un crecimiento ilimitado.


http://www.altera.net/

-----

Biografía del autor:

http://es.wikipedia.org/wiki/Dominique_Venner



43 gaditano, día 28 de Octubre de 2010 a las 11:51
Sorel: La "Tierra", el "pueblo", la "identidad"...y ese autor ex-miembro de la OAS.
No me gustan nada tus 500 jóvenes.
Supongo que a pedromar y puede que a Moa, sí.
44 manuelp, día 28 de Octubre de 2010 a las 11:52
Para quien le interese, Roger Garrison que :

Roger Garrison (Joplin, Missouri, 1944) es profesor de economía de la Universidad de Auburn, en Alabama, Estados Unidos. Garrison es afiliado a la Escuela Austríaca de Economía y escribió su libro "Tiempo y Dinero. La Macroeconomía de la Estructura del Capital", el que presenta una versión gráfica de la macroeconomía basada en el capital y ofrece una crítica al análisis gráfico keynesiano.

http://es.wikipedia.org/wiki/Roger_Garrison

En esta entrevista en la revista de la Fundacion Hayek- dirigida por Adrian O. Ravier, el autor de la tesis reseñada en # 11- dice bien claro:

Los austríacos, a propósito, no son ni pro-ahorros como los economistas del lado de la oferta (supply-siders), ni tampoco anti-ahorros como los keynesianos. Sólo se preocupan en que las actividades de inversión sean consistentes con la disponibilidad de ahorros, que a su vez, es consistente con la preferencia temporal de las personas.

página 13.

http://catallacticconsulting.com/wp-content/themes...
45 Hegemon1, día 28 de Octubre de 2010 a las 11:52
Dicen por ahí arriba:

" en otros países continuaron echando mano del dinero público y salieron adelante y mantuvieron su tejido industrial"

¿Cualés, cíte esos paises y explíquelos?
46 Sorel, día 28 de Octubre de 2010 a las 11:53
[...] No voy a decir nada de la política de Defensa, más de lo mismo, con mejoras en las condiciones económicas de la carrera militar. Seguiremos sin tener un ejército de verdad y persistiremos en la actual ONG, integrada por extranjeros a cambio de una nacionalidad en los papeles que jamás se traducirá en un compromiso real con la soberanía española ni con la unidad de España, por mucho que lo deseen sus mandos. [...]

http://revista.libertaddigital.com/programa-progra...

47 Sorel, día 28 de Octubre de 2010 a las 12:01
43#gaditano

Como dijo un corajudo zamorano: "Nada puede hacer un pueblo sin una previa y radical exaltación de sí mismo como excelencia histórica".
48 sinrocom, día 28 de Octubre de 2010 a las 12:04
Pues tal vez sea yo el unico que no se eche las manos a la cabeza tras las famosas declaraciones del alcalde de Valladolid. Para mi entran dentro de la libertad de expresion propia de una democracia.
Este señor insinuo, con respecto a la Pajin, dos cosas de bastante peso democratico que atañe a la ciudadania...como que la nueva ministra de salud iba a repartir condones a diestro y siniestro, lo cual es obvio, que es para lo unico que esta capacitada esta señorita, aparte de ofender la inteligencia de millones con todas la paridas que suelta..(espero que no me empuren por lo de señorita). Lo segundo, lo de que esos cachetes le recuerdan algo que no quiere mencionar. Me parece enormemente sorprendente como en un pais, en el que si su nivel democratico se midiera por la cuantia de los sueldos de sus politicos, no hay duda de que estaria en la superliga mundial de la democracia, a este comentario, no se le hubiera abierto el precinto que encierra un posible secreto, que a todos nos concierne. Parece mentira que los medios de difusion, en lugar de indagar sobre el tema y esparcirlo a los cuatro vientos, lo que se han dedicado es a rasgarse las vestiduras y a arrodillarse ante lo politicamente correcto.
El parentesco de esa chica con FG, salta a la vista, y lo menos que el electorado se merece es una aclaracion al respecto.

No cabe duda de que las recientes actuacines totalitarias por parte de ciertas autoridades del gobierno, abusando del sistema para denunciar de la manera mas macabra y desproporcionada a ciertos periodistas cuya intervencion mediatica incomoda a ciertos personajes, estan haciendo el efecto pretendido, para que a la hora de escribir un articulo o realizar un programa, cunda el miedo, y muchas cosas se queden en el tintero.




49 manuelp, día 28 de Octubre de 2010 a las 12:04
De la entrevista a Roger Garrison enlazada en # 44

Los austríacos a veces son acusados de no ser empíricos en el sentido de no reunir datos para testear hipótesis, como se ha vuelto habitual, pero los austríacos son empíricos en un sentido diferente: ellos prestan atención a lo esencial de episodios históricos reales. Están buscando explicaciones teóricas que encajen con la interpretación histórica.

A Murray Rothbard solía gustarle debatir la pregunta: “¿Cuál es más peligroso: un historiador que no sabe economía o un economista que no sabe historia?”

No fue sino hasta los años 1960 que Hayek explicó en sus Fundamentos de la Libertad que el crédito creado es motivado políticamente. Hayek usó un argumento explícito de Elección Pública (Public Choice) -dos años antes de la publicación de Calculus of Consent de Buchanan y Tullock, para explicar los beneficios políticos de expandir el crédito antes de una elección.

Pero no creo ni por un minuto, como la profesión frecuentemente parece creer, que el ciclo económico está muerto. De hecho, es probablemente justo decir que la popularidad de la teoría del ciclo económico está en su punto más bajo cuando el auge está en su punto máximo.
50 Sorel, día 28 de Octubre de 2010 a las 12:07
Hace unos días se discutió vehementemente acerca de las causas que posibilataron la caída del Imperio Romano.

Si tienen ustedes tiempo y ganas pueden leer la parte final del libro HISTORIA DE ROMA de Indro Montanelli.

LI. CONCLUSIÓN

Como todos los grandes Imperios, el romano no fue abatido por el enemigo exterior, sino roído por sus males internos. Y su acta de defunción fue firmada no por la deposición de Rómulo Augústulo, sino por la adopción del cristianismo como religión oficial del Estado y por el traslado de la capital a Constantinopla. Con este doble acontecimiento comienza para Roma otro capítulo.

La mayoría de estudiosos sostienen que aquella catástrofe fue provocada sobre todo por dos hechos: el Cristianismo y la presión de los bárbaros que caían del norte y de oriente. Nosotros no lo creemos. El cristianismo no destruyó nada. Se limitó a enterrar un cadáver: el de una religión en la que ya no creía nadie, y en llenar el vacío que ésta dejaba. Una religión cuenta no porque construya templos y desarrolle ciertos ritos, sino porque proporcione una regla moral de conducta. Esa regla, el paganismo la había proporcionado. Pero cuando Cristo nació, estaba ya en desuso, y los hombres, consciente o inconscientemente, esperaban otra. No fue la aparición de la nueva fe lo que provocó en declinar de la vieja, antes al contrario. Tertulioano, que veía claro, lo escribió abiertamente. Para él, todo el mundo pagano estaba en liquidación. Y cuanto antes se le enterrase, tanto mejor sería para todos.

En cuanto a los enemigos exteriores, Roma estaba habituada hacia años a tenerlos, combatirlos y vencerlos. Los visigodos, los vándalos y los hunos que se asomaban a los Alpes no eran más feroces y expertos guerreros que los cimbros, los teutones y los galos que César y Mario habían afrontado y destruido. Y nada nos permite creer que Atila fuese un general más grande que Aníbal, que ganó diez batallas contra los romanos y después perdió la guerra. Sólo encontró un ejército para cortarle el paso, compuesto exclusivamente de germanos, incluyendo a los oficiales, porque Galeno había prohibido el servicio militar hasta a los senadores. Roma estaba ya ocupada y vigilada por una milicia extranjera. La llamada “invasión” no fue más que un cambio de guardia entre bárbaros.

Pero también la crisis militar no era más que el resultado de una decadencia más compleja, antes que nada biológica. Había comenzado por las clases altas de Roma (porque como dicen en Nápoles, “el pescado empieza a apestar por la cabeza”), con el relajamiento de los vínculos familiares y la difusión de las prácticas maltusianas y abortivas. La vieja y orgullosa aristocracia, que fue acaso la más grande clase dirigente que el Mundo hha visto, y que durante siglos dio ejemplo de integridad, valor, patriotismo, en suma de “carácter”, después de las guerras púnicas, y más aún después de César, comenzó a darlo de egoismo y de vicio. Las familias que la componían fueron, sí, diezmadas por las guerras, donde sus vástagos caían generosamente, pero sobre todo se extinguieron por falta de descendencia. Grandes reformadores como césar y Vespasiano trataron de reemplazarla con estirpes más sólidas de burgueses provincianos o campesinos. Pero éstos se corrompían a su vez, y a la segunda generación eran ya “chochos” blandengues que no acababan en Cinecittà sólo porque Cinecittà no existía aún.

Aquel mal ejemplo cundió pronto, y ya en tiempos de Tiberio se previeron subvenciones a los campesinos para animarles a tener hijos. Evidentemente, aparte las siegas de pestes y de guerras, también el campo practicaba el maltusianismo y se despoblaba. Pertinax ofrecía gratuitamente las granjas abandonadas a quien se comprometía a cultivarlas. Y en aquel vacío material, consecuencia del moral, se infiltraban los extranjeros, especialmente de Oriente, en dosis tan masivas que Roma no llegó a tiempo de absorberles y refundirles en una nueva y vital sociedad. Este proceso de asimilación funcionó hasta César, que llamó a los galos a participar en la vida de la Urbe, haciéndoles ciudadanos, funcionarios, oficiales y aun senadores. Mas esto se volvió imposible con los germanos, más refractarios a la civilización clásica, y se resolvió en una catástrofe con los orientales que se insinuaron en ella, sí, mas para corromperla.

Consecuencia de todo esto fue, en el plano político, el despotismo al que Tiberio dio la salida, y que sólo en algunos casos fue “ilustrado”. Pero es absurdo tomarlo por blanco de las críticas y hacerle cargar con las culpas de la catástrofe. El despotismo es siempre una dolencia. Pero hay situaciones que lo hacen necesario. Roma se hallaba en una de esas situaciones cuando césar lo instauró. Bruto, que le asesinó, si no un vulgar ambicioso, era sin duda un proble diablo que creía sanar al gran enfermo eliminando no el bacilo, sino la fiebre. Incluso el experimento socialista y planificador de Diocleciano fue una dolencia y no resolvió ningún problema. Pero las circunstancias lo imponían como postrer y desesperado remedio.

Mirando las cosas desde arriba y tratando de darles una explicación, puede decirse que Roma nació con una misión, la cumplió, y con ella acabó. Esa misión fue la de reunir las civilizaciones que la habían precedido, la griega, la oriental, la egipcia, la cartaginesa, fusionándolas y difundiéndolas en toda Europa y la cuenca del Mediterráneo. No inventó gran cosa en filosofía, ni en artes, ni en ciencias. Pero señaló los caminos a su circulación, creó ejércitos para defenderlas, un formidable complejo de leyes para garantizar su desarrollo dentro de un orden, y una lengua para hacerlas universales. No inventó siquiera formas políticas; monarquía o república, aristocracia y democracia, liberalismo y despotismo habían sido ya experimentados. Pero Roma hizo modelos de ellos, y en cada una brilló su genio práctico y organizador.

Abdicando en Constantino, entregó su estructura administrativa a Constantinopla que vivió de ella otros mil años. Y el mismo cristianismo, para triunfar en el Mundo, tuvo que hacerse romano. Pedro había comprendido muy bien que sólo encaminándose por la Apia, la Casia, La Aurelia y todas las demás vías romanas, no por las angostas pistas que conducían al desierto, los misioneros de Jesús conquistarían la Tierra. Sus sucesores se llamaron Súmos Pontífices, como los que habían presidido los asuntos religiosos de la Urbe pagana. Y contra la austera regla hebraica introdujeron en la nueva liturgia muchos elementos de la pagana: la pompa y la espectacularidad de ciertas ceremonias, la lengua latina y hasta una vena de politeísmo en la veneración de los santos.

Así, no ya como centro político de un Imperio, sino como cerebro director de la cristiandad, se preparó a volver a ser Caput mundi y siguió siéndolo hasta la reforma protestante.

Jamás ciudad del Mundo tuvo una aventura más maravillosa. Su historia es tan grande que hace parecer pequeñísimos hasta los gigantescos delitos que la siembran.

« 1 2 3 4 5 6 7 8 »

En formato RSS© Copyright Libertad Digital SA. Juan Esplandiu 13, 28007 Madrid.
Tel: 91 409 4766 - Fax: 91 409 4899