Pío Moa

« Cómo los anarquistas hundieron a Azaña | Principal | Generación del 14 / Garzón / Crucifijos e iglesias »

Generación del 98

4 de Noviembre de 2009 - 10:28:19 - Pío Moa

Compartir:
Menéame Tuenti

A ver, los que más sepan:

El paso del siglo se manifestó en España en el noventayochismo y el modernismo, dos actitudes contrapuestas, aunque a veces se las reúna como Generación del 98, por haberse dado a conocer sus integrantes en torno a esa fecha. Si a la primera mitad de la Restauración había correspondido un florecimiento literario e intelectual, la segunda lo consolidó y reforzó con dos generaciones seguidas, la citada del 98 y la de 1914. En la primera suele incluirse a escritores como Pío Baroja, acaso el mejor novelista español del siglo XX y uno de los primeros en introducir el género social y el de aventuras, el inclasificable Azorín, los filósofos Ramiro de Maeztu y Unamuno, Ramón del Valle-Inclán, el dramaturgo premio Nobel Jacinto Benavente, Carlos Arniches, Gabriel y Galán, Manuel y Antonio Machado, Menéndez Pidal, uno de los máximos filólogos e historiadores españoles, músicos como Isaac Albéniz o Enrique Granados, o pintores como Zuloaga. No hubo un científico descollante, a no ser Santiago Ramón y Cajal, uno de los mayores histólogos de todos los tiempos, descubridor de la neurona como elemento clave del sistema nervioso y premio Nobel de medicina en 1906. Quizá valga la pena señalar su convicción, nada popular en España, de que en la investigación científica el esfuerzo personal es lo decisivo, y los medios materiales lo secundario.

El modernismo fue un movimiento europeo que reaccionaba contra el realismo y el naturalismo de la época anterior. Ajeno a las ideologías ansiosas de instrumentalizar el arte, cultivaba un preciosismo artístico, erótico y vital, el adorno, la sensualidad, el cosmopolitismo, un ademán de hastío de la vida, el desdén por lo burgués y lo cotidiano, vistos como vulgares y antiestéticos. El poeta catalán Joan Maragall lo expresó a su modo en su conocida queja: él había querido "ser como Byron o Heine y tirarme a mujeres casadas (...) y correr mundo y no vivir más que para la Belleza y el Arte"; pero su ciudad no se prestaba: "¡Ah, Barcelona, símbolo de toda medianía, ¡¡¡Bien me has jodido!!!". Recordaba a un romanticismo sin impulso aventurero ni atracción por lo heroico y sombrío. En arquitectura, Gaudí y otros convirtieron a Barcelona en capital europea del modernismo, que desde allí se expandió a otras ciudades españolas. En literatura, el estilo llegó de Hispanoamérica a través del poeta nicaragüense Rubén Darío, y su mayor representante español puede ser Valle-Inclán.

Espíritu bien distinto exhibe el noventayochismo, más específicamente español, con un realismo diferente del de Galdós, Valera o la Pardo Bazán. Es menos cosmopolita o "europeo" que el modernismo, y más castizo, sensible al paisaje, hostil a los adornos, a veces con cierta tosquedad deliberada y matices anarquizantes y nietzscheanos. Varios de sus representantes buscaban, anacrónicamente, la esencia de España en la entonces polvorienta Castilla, con un tono regeneracionista e inamistoso hacia la Restauración. La diferencia entre noventayochismo y modernismo queda patente en los hermanos y colaboradores literarios Manuel y Antonio Machado. En Manuel es bien visible la actitud modernista, indiferente a la política o al regeneracionismo y preocupado por la estética formal, incluso en su costumbrismo andalucista (el flamenco estaba en pleno auge y sería visto en el exterior como la representación más propia de la música popular española, a la que, erróneamente, se le atribuían raíces árabes); en Antonio, el interés derivará hacia Castilla, con tono regeneracionista --llegaría a simpatizar con el comunismo soviético—y sin mucho esteticismo, aunque no menor expresividad. Opone demasiado drásticamente la España tradicional a la que caricaturiza como "de charanga y pandereta / cerrado y sacristía", frente a  "la España que alborea / con un hacha en la mano vengadora / la España de la rabia y de la idea". Si bien había en todo ello mucha rabia, al menos retórica, y poca idea.

Miguel de Unamuno y Ramiro de Maeztu, los dos vascos, fueron los filósofos de la generación, ambos antítesis de Sabino Arana, también pensador a su algo pedestre modo. Maeztu fue ante todo pensador político, anarcoide en su juventud y conservador en la madurez, en la onda tradicionalista de Donoso Cortés, Balmes y Menéndez Pelayo. En todos ellos cabe distinguir tres aspectos: la crítica, con frecuencia aguda, a las ideas liberales y socialistas; la reivindicación de los siglos gloriosos de España frente a su sistemática denigración por las corrientes más diversas; y sus alternativas reales. Todos ellos atribuyen al catolicismo la más íntima esencia de España, al punto de que la merma de ese factor imposibilitaría la continuidad de la nación. Con lo cual incurren en la doble contradicción de identificar al catolicismo con una doctrina o al menos concepción general política, idea no cristiana, y al propio tiempo diluyen la nación, puesto que el concepto del catolicismo no es nacional, sino universal. Y no distinguen bien entre la vivaz e inspiradora religiosidad del Siglo de oro y su débil brillantez posterior, y oscureciendo el hecho de que el pensamiento católico español en su mejor momento tiene aspectos fundamentales no alejados del liberalismo.

Estas contradicciones convertían su alternativa social y política en una poco atractiva tutela eclesiástica sobre la sociedad, bajo una monarquía absolutista ajena a las libertades políticas. De hecho, el primer tercio del siglo presenció la crisis del liberalismo en toda Europa, y surgieron alternativas como la "democracia orgánica", opuesta a la liberal, acusada de allanar el camino a revoluciones totalitarias. Sobre la democracia orgánica teorizarían representantes de la Institución Libre de Enseñanza como el socialista Fernando de los Ríos, el intelectual de la generación siguiente Salvador de Madariaga y el propio Maeztu. Según este, el liberalismo fomentaría una inestabilidad permanente al dejar a la arbitrariedad del individuo la verdad y la moral, y señalaba la pérdida de integración social del individuo, así indefenso y manipulable, y proponía su integración política a través de las asociaciones en cierto sentido naturales de la familia, el municipio o el sindicato. Sin embargo el liberalismo, aunque mina en parte las instituciones tradicionales, no las liquida, y multiplica en cambio todo género de asociaciones, contrapesando la desintegración social y anomia que teóricamente produciría. Maeztu proponía la acción política a través de sindicatos o gremios, a través de los cuales los individuos, conocedores de sus intereses y representantes, controlarían mejor el poder, superando la corrupción propia del sistema de partidos.

Aportación crucial de Maeztu fue la idea de la Hispanidad, que tomó del obispo vizcaíno Zacarías de Vizcarra, para sustituir el absurdo de la "raza" hispana. La Hispanidad, cultura o subcivilización euroamericana, podría reorientar las peligrosas derivas de Europa o bien establecer una fórmula civilizatoria propia. España la había creado en siglos pasados, y elementos de ella, ante todo la lengua y el catolicismo, podrían alumbrar una alternativa cultural. Pero la Hispanidad permanecía estancada desde hacía mucho tiempo, y por más que la eclosión cultural de principios de siglo en España e Hispanoamérica demostraba que no había muerto, estaba muy por debajo del impulso de Francia, Inglaterra, Alemania o Usa en ciencia, bastante por debajo en pensamiento e incluso en literatura. Solo en pintura, con Picasso, Dalí y otros, se mantendría al nivel más alto en los decenios siguientes.

Unamuno, filósofo original y asistemático, errático en política, buscaba al hombre concreto, "de carne y hueso", suma de sentimientos, razones e intereses contradictorios, como opuesto al "ser pensante" de las abstracciones racionalistas y cientifistas, que rompen la esperanza propia de la vida y empujan al suicidio: no basta pensar, es preciso sentir el destino humano, pues la comprensión del mundo procede del "sentimiento de la vida", en el que no solo interviene la razón, sino también las pasiones, los intereses, las necesidades. La vida humana es paradójica, no se deja reducir a un rasgo preciso, y la base de su contradicción radica en su conciencia de la muerte frente a su anhelo irreprimible de inmortalidad. El hombre vive permanentemente en una agonía o lucha entre el sentimiento y la razón, entre la duda y la fe, opuestos y complementarios.

Su concepto de la fe difiere del protestante, no parte de la gracia ni la predestinación, pues es a un tiempo imaginación y voluntad acosadas por la duda: la fe desprovista de razón embrutece, pero la razón introduce al mismo tiempo la duda. Y esa lucha es la misma vida, en cuyo principio no se halla la acción, como hizo decir Goethe a Fausto, sino el Verbo de la Biblia, es decir, el orden, el sentido. La aparente locura de Don Quijote certificaría una voluntad vital que se hunde al volver a la cordura, a la paz consigo mismo en el último momento, pues la paz y la armonía caracterizan el reinado de la muerte. La vida, lucha por la inmortalidad, es trágica porque no conduce a una victoria definitiva, sino al agotamiento de su propio impulso. El sentido de la vida es precisamente esa agonía o contienda, idea diferente de la mencionada del andalusí Ibn Hazm, que entendió la vida como esfuerzo por distraerse de la muerte. Unamuno ve la clave del pensamiento español de los buenos siglos, no en la Escolástica, demasiado racionalista, sino en la mística, que a su juicio encierra intuiciones más profundas y completas. Era creyente, pero de un modo que no encajaba bien en la Iglesia.

En Unamuno es visible la influencia del filósofo danés Kierkegaard, precursor del existencialismo. Este movimiento filosófico no busca ni parte de una esencia abstracta de lo humano, sino que intenta abordar su existencia concreta, individual, subjetiva, rubricada por su libertad y su carácter pasajero, el modo como existe en el mundo.

Las posiciones unamunianas alejaban a un segundo plano muchas preocupaciones típicas de la época, en particular el desarrollo científico y técnico, y de ahí su célebre boutade "que inventen ellos (los otros europeos)", muy criticada sin que los críticos inventaran tampoco gran cosa. Coincidía parcialmente con Maeztu en la reivindicación del espíritu y la cultura españolas, al proponer, contra la moda de la "europeización" de España, la "españolización" de Europa; y con el mismo problema no resuelto: la debilidad de la cultura española de entonces para una meta tan ambiciosa.

-----------------------------------------------     

Do you speak English? Los políticos suspenden en formación

¿No son políticos españoles? ¿Por qué tendrían que hablar inglés? ¿No hay ya traductores? ¿O se sugiere que la política española no depende ya de España sino de países de habla inglesa? En efecto, eso es lo que se sugiere. Y se les compara con los directivos de grandes compañías que sí hablan inglés. Pero el problema no es que lo hablen, hablar idiomas es siempre útil. El problema es que la cultura superior se hace en España, cada vez más, en inglés, desplazando al español, a cada paso más relegado y echado a perder, también en la cultura popular. Diríamos, parodiando a Antonio Machado, que el español medio, y más si es directivo, intelectual o político, desprecia cuanto ignora. Y lo que ignora y desprecia es su propia cultura, de la que solo conoce, aprecia y cultiva la telebasura, el "arte" de los titiriteros, el botellón y similares. Puede ser que hablen muy mal el inglés, pero lo reverencian asnalmente y en su esterilidad intelectual repiten como un mantra: "Es que el inglés, en el mundo de hoy, es fundamental". A su lado, los afrancesados eran patriotas fanáticos.

**** Las sectas gnósticas, como la masonería, suponen tener verdades y virtudes exclusivas, que exigen iniciación y separación del común de los mortales para entrar en el mundo de los elegidos. El cristianismo rechazó desde el principio las doctrinas gnósticas, pues su mensaje, se supone, no es oculto, sino abierto a todos; y supone que el bien y el mal no se hallan concentrados en colectividades distintas, sino que están presentes en cada individuo. De modo que no puede estar concentrado en la masonería: eso sería, a su vez, una especie de gnosticismo, conducente al fanatismo: todo el mal es de origen masónico, y todo lo que hacen los masones es necesariamente malo, luego basta denunciar a la masobería para entrar en el reino de los justos. Es cierto que, en general, la masonería ha atacado a la Iglesia y divulgado ideologías "progres". Pero De Maistre, pensador totalmente reaccionario, era masón y se consideraba al mismo tiempo católico.

Comentarios (98)

« 1 2 »

51 ArrowEco, día 4 de Noviembre de 2009 a las 13:37
VV

Es lícito a los cristianos hacer el servicio militar v la guerra.

"A gloria y loor de Dios todopoderoso y ensalçamiento de nuestra santa fe catholica, nuestro muy santo padre Sixto IV por sus bulas otorgó a atodos los fieles cristianos, varones y mugeres que para la santa guerra que se haze contra los moros de Granada enemigos de nuestra santa fe catholica, diere y pagare cierta quantía que cualquier confesor que eligiere, clérigo o religioso, les pueda otorgar plenaria remissión e indulgencia que comunmente es llamada culpa y pena, de todos sus pecados entonces y en otro qualquier tiempo confessados, una vez en la vida y otra vez en el verdadero artículo de la muerte. Y porque mejor puedan conseguir la dicha indulgencia e remissión plenaria, les otorga que el tal confesor que así eligiere los pueda absolver y absuelva una vez en la vida de todas y qualquier sentencias de excomunión mayor o menor por juez o derecho puestas, en que por cualquier razones ayan incurrido.[...]

Legitimidad...

"Y yo te digo que tú eres Pedro, y que sobre esta piedra edificaré mi Iglesia; y las puertas o poder del infierno no prevalecerán contra ella. Y a ti te daré las llaves del reino de los cielos; y todo lo que atares sobre la tierra, será también atado en los cielos; y todo lo que desatares sobre la tierra, será también desatado en los cielos."

(Mt 16, 18-19)
52 Oswald, día 4 de Noviembre de 2009 a las 13:56
Por lo visto, según la doctrina cristiana la palabra de Sixto IV es más importante que la de Jesucristo.
53 manuelp, día 4 de Noviembre de 2009 a las 13:59
jjvr y lead

[Operaciones de la guerra de 1898]

Capitulo I. La rebelión cubana y la intervención de los Estados Unidos.


Nada que objetar a este capitulo introductorio, salvo que el lector poco avisado pudiese sacar la conclusión de que el autor compara las pérdidas humanas de la politica de reconcentración con la matanza de Wounded Knee (135 sioux minnenconjous muertos)- página 23-, cuando debe referirse a la politica de las reservas para los indios, creo yo.
54 Perieimi, día 4 de Noviembre de 2009 a las 14:09
Lévi-Strauss, el misántropo humanista (“Lévi-Strauss, le misanthrope humaniste”, por Fumaroli Marc, de la Academia francesa, publicado el 24/04/2008 – actualizado el 03/11/2009, en “L’Express.fr”).

A unos meses de su 100 aniversario, un año antes de su muerte el sábado pasado [1 de nov.], el cantor de los pueblos sin escritura entraba en la Pléyade. Su colega académico Fumaroli Marc reexploraba en esa ocasión los caminos de este sabio rusoniano, que ascendió a las fuentes del "pensamiento salvaje".

Nacido en noviembre de 1908, Claude Lévi-Strauss no desmiente en absoluto, por su longevidad centenaria, la valentía del espíritu de las Luces que encarna entre nosotros. De Fontenelle, que recorrió la misma distancia, parece haberle heredado sus secretos de larga vida: una lengua de cristal y una inteligencia suma y casi desencarnada. De Rousseau, su maestro reconocido, conjuró la elocuencia patética, rivalizando con la violencia y el pesimismo teórico de sus ideas. Pensar a la altura de Rousseau, escribiendo con la frialdad de Fontenelle: en esta paradoja limpia de Lévi-Strauss, es como si una de las figuras irrealizadas del siglo XVIII se hubiera producido en nuestro tiempo, con la que hay que maravillarse, felicitarse y agradecerle por concedernos este privilegio. Necesitamos mucho su presencia para guardar intactos el sentido francés del estilo y la altitud de pensamiento.

”Conócete a tí mismo
En 1941, Claude Lévi-Strauss consigue escaparse a los Estados Unidos. Con el historiador del arte Henri Focillon y el ensayista católico Jacques Maritain, funda la Escuela libre de Altos estudios de New York. El terror que actuaba con rigor entonces en Europa le dejó un horror incurable. Él relativizó, sin embargo, los arrepentimientos de Occidente después de la guerra, recordándole la suerte terrible que su modernidad infligió durante mucho tiempo a las naciones "atrasadas" a las que destruyó, convirtió o condenó a la conversión. Había estudiado ya algunas entre 1934-1939, sobre el terreno, en el Mato Grosso braileño, aprovechando una misión oficial francesa de la que formaban parte Fernand Braudel, Roger Bastide y Charles Morazé, y que está en el origen de la universidad de São Paulo.

Además de esta experiencia directa de etnólogo de los pueblos sin escritura, adquirió por su cuenta un conocimiento enciclopédico de los estudios que la antropología europea, salida de las cartas de los misioneros del siglo XVIII, había extendido sobre casi toda la superficie de la Tierra. Extraño palíndromo: a medida que la modernidad occidental destruía esos "objetos", todo lo que a simple vista no se le parecía, la observación etnológica descubría, en estos "objetos " a punto de desaparecer, sujetos que eran variedades de su propia humanidad, indispensables para el significado de la frase "Conócete a tí mismo".

En 1955, Trópicos Tristes, con el talento literario de los viajeros del siglo XVIII, pero con la ciencia del antropólogo del siglo XX, hacía estallar esta contradicción trágica entre civilización y humanismo. La misantropía de Lévi-Strauss hacia los vencedores, limitados por su propia victoria, alimentaba una ironía tan negra como intensa, a pesar de su aceptación, compasión y amor por los vencidos, desposeídos o a punto de serlo. Su genio teórico ya esbozaba una síntesis, que su obra científica, en cada libro, no dejará de imponer, no sin encontrar resistencias, a la comunidad mundial de antropólogos; y, que El Pensamiento salvaje, de 1962, que renovará el éxito de Trópicos Tristes, hará penetrar en el gran público francés e internacional. Llegará incluso a influir, decimos, sobre la visión geopolítica secreta de Jacques Chirac, y a alimentar su pasión presidencial por las "artes primarias".

En América, Claude Lévi-Strauss había sido conquistado por la teoría lingüística de Roman Jakobson, que coincidía con la cibernética creada por Norbert Wiener, y la teoría informática elaborada por Claude Shannon. La unificación de las "ciencias humanas" y de las ciencias de la naturaleza sobre los mismos fundamentos matemáticos parecía, en los años 1950, al alcance de la mano. Con un genio poderoso para la síntesis y la abstracción, retomando y unificando la materia dispersa de los mitos de tradición oral, recogidos por él mismo en Brasil y por la numerosa comunidad de etnólogos en las cuatro esquinas del mundo, Lévi-Strauss desveló en las mitologías de los pueblos sin escritura la estructura, casi cibernética, un lenguaje simbólico y una lógica binaria que no tenían nada que envidiar al pensamiento conceptual moderno, y fue él su intérprete supremo. Este universal "pensamiento salvaje", en el que no vacilaba en ver la cepa madre fecunda y abierta de todos los demás, tenía, en su opinión, el paradójico mérito, borrado posteriormente por las teologías monoteístas y por el "pensamiento civilizado " que deriva de él, de estar pegado a la experiencia sensible: los olores, los tejidos, los colores, interfaz continúa entre cultura y naturaleza, sin interrupción entre ambas. Lo que habíamos ganado en cognición autorreflexiva, lo habíamos perdido, pues, en cognición estética, en el sentimiento inmediato de belleza y realidad. El pensador contemporáneo más enamorado de la lógica formal, quiso ser también el más materialista y el más sensible a la "corporeidad".

Rebelde al subjetivismo existencial sartriano, en su inteligencia no deja de anidar una nostalgia ardiente rusoniana por un estado original de la humanidad, todavía no privada de la naturaleza, no separada en individuos, no sujeta a la Historia; no alienada por la escritura, movida por una serie musical tan objetiva como el canto de los pájaros. Es la música olvidada que permitirán oír los cuatro volúmenes de Mitológicos (1964-1971), ampliación de sus conferencias en el Colegio de Francia. Para Lévi-Strauss, no hay humanismo que valga sin respeto a esta infancia universal de la humanidad redescubierta por nuestra antropología, pero después de que hayamos llegado al extremo, para nuestra propia desgracia, de haberla calumniado, desconocido y destrozado.

Es difícil para un moderno mostrarse más radicalmente antimoderno. También Lévi-Strauss, autoridad superior de un "estructuralismo" del que se distanció tan pronto como se puso de moda, cada vez más a menudo a partir de los años 1970, se volvió hacia nuestro mundo contemporáneo para sugerirle ser moderno un poco menos ingenuamente, y un poco más humano. En el discurso célebre de la Unesco, en 1971, en el que denunció el concepto de raza, declaraba también que el antirracismo abusivo podía conducir a descuidar los particularismos y las costumbres de las sociedades premodernas. Amigo de los surrealistas y dirigente de una vanguardia filosófica, no temió ser recibido vestido de verde en la Academia francesa, depositaria a sus ojos de muchos de "esos resortes íntimos de la vida en sociedad", cuyos "primitivos" le abrieron las puertas de par en par: el lenguaje, los ritos, la tradición. Hijo de un pintor de retratos arruinado por la fotografía, no vaciló en lanzar dardos contra el arte conceptual contemporáneo y su negación del dibujo artesanal. Consagró páginas penetrantes a la lectura de los cuadros de Nicolás Poussin; a la audición de la música de Rama; a Diderot y Baudelaire; mostrando cómo la "técnica de extrañamiento" del antropólogo, las miradas alternativas de cerca y de lejos sobre la singularidad aparente de sus sujetos, podían agrupar el ejercicio de las humanidades clásicas y prevenirnos, con ellas, contra el "encerramiento" en el "reino separado" de una modernidad utilitarista y miope. Ecologista antes de hora, anunció que la predación por el hombre contemporáneo de la naturaleza y del mundo animal tendría como corolario la predación por el hombre de la humanidad misma.

Este admirador del Japón está hoy entre nosotros como el augusto viejo experimentado y taciturno, a quien toda gran compañía nipona aloja en la cumbre de su torre almirante, en Tokio, y a quien se someten, en última instancia, las decisiones vitales para la supervivencia de la empresa.
55 kufisto, día 4 de Noviembre de 2009 a las 14:13
Comentario eliminado por los moderadores.
56 Sorel, día 4 de Noviembre de 2009 a las 15:34
Con el permiso del señor Moa, me gustaría comentar un artículo de nuestro divulgador favorito: César Vidal.

MENOS PUYITAS Y MÁS HISTORIA

http://www.cesarvidal.com/index.php/CesarVidal/ver...

Es por todos conocida la profunda animadversión del historiador por la figura de Tomás Moro ya que no pierde ocasión de atacar al personaje siempre que puede.

En su artículo afirma lo siguiente: [...] Sin duda, la figura de Moro queda redimida en no escasa medida por su ejecución a manos del rey al que había servido en la persecución de protestantes – la Historia tiene esas ironías – pero la misma iglesia católica distó mucho de fiarse de él durante bastante tiempo. De entrada, incluyó en el Índice de libros prohibidos su Utopía y quizá no tanto porque fuera un panfleto socialista sino porque presentaba como sociedad ideal una comuna deísta en la que, entre otras peculiaridades, se practicaba la eutanasia y los jóvenes se contemplaban desnudos antes de contraer matrimonio para evitar desilusiones ulteriores. Desde luego, hay que reconocer que esos puntos de vista resultan chocantes para un católico incluso de aquella época. Siempre he sospechado que esas razones llevaron a la iglesia católica a tardar notablemente en canonizarlo – ¡nada menos que cuatrocientos años! – a pesar de considerarlo mártir, pero es sólo una impresión. [...]

Serafín Fanjul, prestigioso arabista, en su imprescindible obra La quimera de Al-Andalus señala al hilo de su critica a la novela histórica:

[...][…] El comentario de la obra de Thomas -Yo, Moctezuma- solamente constituye un camino para ilustrar y ejemplificar de manera concreta algo que vemos con profusión representado en infinidad de novelas históricas, un pastiche donde se mezclan sistemas de valores, ideologías y hasta formas de expresión lingüística de nuestra contemporaneidad con una superestructura de nombres exóticos y un cauce argumental que sigue, más o menos, el hilo de los sucesos históricos. Entre las motivaciones de los autores para acudir a tales vías de producción cabe señalar el designio deliberado de no presentar un texto con dificultades que exijan un esfuerzo al lector, sino un entendimiento grato pero intrascendente, y la mera incapacidad, o desconocimiento de la época o los acontecimientos novelados, junto a notables dosis de osadía o desprecio por los lectores. El lector vendría así a admitir una ficción lejana, pero en la justa medida que no se le hiciera en exceso distante, pudiendo verse reflejado en la trama, no porque en ella se aborden inquietudes, emociones o anhelos universales comunes a todos los seres humanos, sino por habérsele acercado la escena con medios espurios o de simple ignorancia del escritor. De tal guisa, la China de la dinastía Ming, la Etruria prerromana, o los taínos prehispánicos de Cuba serían -son en muchos casos- intercambiables en reacciones, perspectivas vitales e incluso modismos lingüísticos, entre sí y con los habitantes actuales de Berlín, Madrid o Caracas. [...]

-------

En mi humilde opinión, definir la obra de Tomás Moro como un "panfleto socialista" me parece un auténtico dislate. Buscando algo similar es como afirmar que Jesús fue el primer comunista de la historia.

Aplicar ideas o sistemas de valores actuales a hechos pasados es del todo inane e, incluso, ridículo.

57 manuelp, día 4 de Noviembre de 2009 a las 15:35
jjvr y lead

[Operaciones de la guerra de 1898]

Capitulo II. Balances de fuerzas

En este capitulo, que se refiere al escenario atlántico de la guerra se analizan las fuerzas navales y terrestres de los dos contendientes. En cuanto a las fuerzas navales concluye el autor que :

Es cierto que los buques estadounidenses tenian ventaja en tamaño, blindaje y en artilleria pesada, pero los españoles eran superiores en velocidad, autonomia y artilleria de mediano calibre.

Expone luego el autor un razonamiento que no me parece demasiado claro y es que en la época la artilleria pesada sólo se empleaba para “rematar” al final de los combates y que la parte principal de estos lo llevaba la artilleria media.
No creo que los capitanes de los buques en el fragor de la lucha prescindieran de hacer fuego con sus cañones más poderosos y de más largo alcance.

En cuanto a las fuerzas terrestres dice:

En suma, y aunque el Ejército español aventajase en aspectos decisivos al estadounidense, sus carencias logísticas, la dificultad de obtener nuevos refuerzos, la carencia de artillería moderna, o el que tuviera que afrontar al mismo tiempo a enemigos regulares e irregulares, lastraban decisivamente su efectividad, mientras que el bloque naval le podía condenar a una derrota sin haber podido demostrar su superioridad táctica. A ello debe sumarse el cansancio de una guerra que entraba ya en su cuarto año, sin que las perspectivas mejorasen, sino muy al contrario.

Por todo ello , no estoy de acuerdo con el resultado de empate en el balance de fuerzas que el autor da. Los USA ganaban claramente, en el mar ya y en tierra en posibilidad a medio plazo.
58 Perieimi, día 4 de Noviembre de 2009 a las 16:16
La cuestión masónica en el siglo XXI. Algunas reflexiones desde fuera de la masonería

Infokrisis

Existe un equívoco en torno a la masonería. Habitualmente se suele criticar a la masonería sin conocerla. Realmente, sólo Marqués-Riviére fue capaz en los años 30 de estructurar una crítica a la institución masónica después de haberla conocido hasta la saciedad. En nuestro caso no hemos sido iniciados en logia pero sí tenemos el número suficiente de amigos de infancia y juventud que si lo han sido y que hoy son altos grados de la masonería. Eso nos permite cierto grado de objetividad personal. A esto se une el que nos definamos como "tradicionalistas" en la línea de Julius Evola y René Guénon. Como se sabe, mientras que Evola realizó una crítica en profundidad a la masonería -crítica que compartimos sin fisuras y que hoy no pretendemos otra cosa que ampliar-, Guénon adoptó una postura favorable a la masonería que hoy comparten muchos de sus seguidores. Hoy nos queremos distanciar de las críticas extremas y sin conocimiento excesivo de la materia (la que ha ejercido De la Cierva o César Vidal, tan brillantes en otros temas, pero con un conocimiento limitado en éste) y de las posiciones incondicionalmente masónicas. Como siempre, la verdad está en otro lugar. (...)"

Es de Ernesto Milà. Si te apetece seguir:

http://www.ultimoreducto.com/revista/inv08/masoner...
59 Sorel, día 4 de Noviembre de 2009 a las 16:21
Dice el señor Moa en referencia al pensamiento filosófico de Miguel de Unamuno:

La vida humana es paradójica, no se deja reducir a un rasgo preciso, y la base de su contradicción radica en su conciencia de la muerte frente a su anhelo irreprimible de inmortalidad. El hombre vive permanentemente en una agonía o lucha entre el sentimiento y la razón, entre la duda y la fe, opuestos y complementarios.

Su concepto de la fe difiere del protestante, no parte de la gracia ni la predestinación, pues es a un tiempo imaginación y voluntad acosadas por la duda: la fe desprovista de razón embrutece, pero la razón introduce al mismo tiempo la duda.


¡Extraordinario!

Manuel García Morente en sus LECCIONES PRELIMINARES DE FILOSOFÍA etitadas por Encuentro, al final de las mismas, en el apatado de Ontología de la Vida introduce un concepto muy relacionado con el pensamiento de Unamuno: ANGUSTIA.

Angustia frente a la vida y, sobre todo, a la muerte, a "lo desconocido".

Destaca que este filósofo español acabó sus días como sacerdote católico.
60 jjvr, día 4 de Noviembre de 2009 a las 16:21
[Más información sobre la Escuadra de Cervera]

# 57 manuelp lead y cualquier otro interesado

Sobre la velocidad de la escuadra española, decir que el Vizcaya que, procedente de Puerto Rico junto con el Oquendo se reunió en Cabo Verde con el resto de la Escuadra de Cervera, tenía los fondos sucios lo que limitaba su velocidad y al mismo tiempo la de la escuadra al completo. El hecho de que no hubiera ido a un dique a limpiar sus fondos se debía a que el gobierno lo había enviado a Nueva York en reciprocidad por la visita de buena voluntad del Maine a La Habana.

El libro de Victor M. Concas y Palau "La escuadra del Almirante Cervera", además muy de bien escrito, es de un testigo directo de los acontecimientos ya que fue el capitan del buque insignia del Almirante Cervera.

Se puede descargar aquí:

http://www.archive.org/details/laescuadradelalm00c...

Un saludo

61 Oswald, día 4 de Noviembre de 2009 a las 16:33
Sorel: César Vidal no da para más.
62 Momia, día 4 de Noviembre de 2009 a las 16:36
Hay que distinguir entre estos tres fenómenos: regeneracionismo, literatura del Desastre y Generación del 98. Estas tres denominaciones no se excluyen, sino que son tres maneras de ver una misma realidad.

Lo que hoy nos importa más de aquel momento es la Generación literaria del 98, que era casi desconocida, sin embargo, en 1898 mismo. Es bien sabido que la Generación del 98 constituye por sí sola un problema para quienes la han estudiado; porque, para empezar, no está claro que existiera; algunos lo discuten desde hace medio siglo, y los primeros en negarlo fueron algunos de los que se afirmaba que eran sus miembros.

Se trataba de un grupo incluso irrelevante en aquellos días -significativo después, eso sí-; primero, porque su literatura era vanguardista y, por tanto, minoritaria; segundo, porque carecían de medios y de cauces para hacerse escuchar.

63 Sorel, día 4 de Noviembre de 2009 a las 17:09
¿Tienen ustedes dificultad a la hora de enviar un comentario?
64 Momia, día 4 de Noviembre de 2009 a las 17:22
Algunos autores modernistas como Rubén Darío, tenían filiación masónica, tal y como explica Dionisio Martínez Sanz, que narra la iniciación masónica del poeta. El masón español, nacionalizado en Nicaragua, participó de tal celebración.

Desde muy temprano el poeta tuvo interés por el ocultismo y, en otro orden de cosas, por la parapsicología y el hipnotismo. En su autobiografía, nos dice el propio Darío: “Con Lugones y Piñeiro Sorondo hablaba mucho sobre ciencias ocultas. Me había dado desde hacía largo tiempo a esta clase de estudios, y los abandoné a causa de mi extrema nerviosidad y por consejo de médicos amigos. Yo había desde muy joven tenido ocasión, si bien raras veces, de observar la presencia y la acción de las fuerzas misteriosas y extrañas que aún no han llegado al conocimiento y dominio de la ciencia oficial” (Acereda, 426-427).

65 Momia, día 4 de Noviembre de 2009 a las 17:32
El anticlericalismo -de Rubén Darío- que aparece en muchos textos darianos encuentra su raíz en sus inclinaciones y beleidades liberales masónicas del siglo XIX.

En el poema “Melancolía” deslumbran sus referencias al código moral masónico. En el mismo, se hace referencia a la vida como camino ciego hacia una muerte "iluminadora", con las evidentes alusiones a la ceguera y a la búsqueda de "la luz" -masónica-, concedidas por la iniciación masónica: “Hermano, tú que tienes la luz, dime la mía. / Soy como un ciego. Voy sin rumbo y ando a tientas” (432-433).
66 Sorel, día 4 de Noviembre de 2009 a las 17:45
La vida es teatro: el mito de la libertad.

Aquí surge el problema del libre albedrío, que está estrechamente conectado con el de la entidad. Si el hombre queda reducido a un ser de ficción, al mero objeto de un sueño, resultaría muy difícil salvar su libertad. Por eso afirma el personaje de Unamuno, Víctor Goti en el prólogo de Niebla:

"... estoy firmemente persuadido de que carezco de eso que los psicólogos llaman libre albedrío, aunque para mi consuelo creo también que tampoco goza Don Miguel de él"

Pero como mejor expresa este problema es comparando la vida con una representación teatral.

Según Unamuno, hay un doble determinismo en este gran teatro del mundo:

a) Determinismo social: Cada uno sólo piensa en la galería, en las reacciones de los demás. Lo cual condiciona nuestro comportamiento.
b) Determinismo teológico o fático: Cada uno viene a este mundo con un destino previamente trazado, a representar su papel, sin poderse salir del guión.

Pero, en realidad, esa cuestión del determinismo humano, en la que coincide con Schopenhauer, no pasa de ser una mera hipótesis o posibilidad.

Cuando el hombre afronta su existencia -y aquí sigue Unamuno a Kierkegaard-, se da cuenta de su absoluta responsabilidad y de la absoluta soledad de quien ha de decidir a cada instante de su vida y su actitud en el mundo. Si somos plenamente libres porque nada puede condicionarnos, somos también responsables. Esa responsabilidad reside en las propias decisiones que libremente a cada instante tomamos, y en la necesidad de decidir nos sentimos abandonados frente al mundo, solos, ya que no hay un Dios, ni esencias, ni valores eternos que nos sugieran cuál puede ser la decisión adecuada. Tal es la fuente de lo que, desde Kierkegaard, llamamos la angustia existencial: la angustia que experimenta el hombre sólo frente a ese mundo en que continuamente ha de decidirse.

67 AntiMarx, día 4 de Noviembre de 2009 a las 17:49
Sr. Moa,

La masonería no es la causa de todos los males. Hasta ahí de acuerdo (con su razonamiento y conclusión).

Pero si al mencionar a De Maistre quiere Vd. dar a entender que la masonería puede ser compatible con el catolicismo, se equivoca de cabo a rabo, diga lo que diga el amigo De Maistre.

El actual Papa, cuando todavía era cardenal (y con el Vº Bº del anterior pontífice)lo dejó bien claro:

"CONGREGACIÓN PARA LA DOCTRINA DE LA FE

DECLARACIÓN SOBRE LA MASONERÍA

Se ha presentado la pregunta de si ha cambiado el juicio de la Iglesia respecto de la masonería, ya que en el nuevo Código de Derecho Canónico no está mencionada expresamente como lo estaba en el Código anterior.

Esta Sagrada Congregación puede responder que dicha circunstancia es debida a un criterio de redacción, seguido también en el caso de otras asociaciones que tampoco han sido mencionadas por estar comprendidas en categorías más amplias.

Por tanto, no ha cambiado el juicio negativo de la Iglesia respecto de las asociaciones masónicas, porque sus principios siempre han sido considerados inconciliables con la doctrina de la Iglesia; en consecuencia, la afiliación a las mismas sigue prohibida por la Iglesia. Los fieles que pertenezcan a asociaciones masónicas se hallan en estado de pecado grave y no pueden acercarse a la santa comunión.

No entra en la competencia de las autoridades eclesiásticas locales pronunciarse sobre la naturaleza de las asociaciones masónicas con un juicio que implique derogación de cuanto se ha establecido más arriba, según el sentido de la Declaración de esta Sagrada Congregación del 17 de febrero de 1981 (cf. AAS 73, 1981, págs. 230-241; L’Osservatore Romano, Edición en Lengua Española, 8 de marzo de 1981, pág. 4).

El Sumo Pontífice Juan Pablo II, en la audiencia concedida al cardenal Prefecto abajo firmante, ha aprobado esta Declaración, decidida en la reunión ordinaria de esta Sagrada Congregación, y ha mandado que se publique.

Roma, en la sede de la Sagrada Congregación para la Dotrina de la Fe, 26 de noviembre de 1983.

Cardenal Joseph RATZINGER
Prefecto

+ Fr. Jean Jerôme HAMER, O.P.
Arzobispo titular de Lorium
Secretario."


http://www.vatican.va/roman_curia/congregations/cf...

En cuanto a los motivos para esta incompatibilidad, son bastante razonables y De la Cierva los deja bien claros en su obra, por ej. en "La masonería invisible". Es tan sencillo como que la masonería (y aquí sí que podemos generalizar, me temo) profesa un culto(de uno u otro tipo en las formas y/o en el fondo) que implica creencia/sometimiento/aceptación de alguna forma de gnosis superior y asimilable a deidad, divinidad, etc., reservada a ellos y accesible mediante sus rituales (que incluyen explícitamente dioses egipcios, por poner un ej.).

Por tanto, es completamente imposible ser a la vez masón y cristiano (católico o no), pues implica, en el mejor de los casos, politeísmo.

Es más, Vd. mismo da un buen argumento para esa incompatibilidad entre masonería y cristianismo: "Las sectas gnósticas, como la masonería, suponen tener verdades y virtudes exclusivas, que exigen iniciación y separación del común de los mortales para entrar en el mundo de los elegidos. El cristianismo rechazó desde el principio las doctrinas gnósticas, pues su mensaje, se supone, no es oculto, sino abierto a todos; y supone que el bien y el mal no se hallan concentrados en colectividades distintas, sino que están presentes en cada individuo."

Lo siento por los De Maistre y Bono de la vida, pero me temo que ni siquiera ellos se creen esa parida del masón cristiano ('pjeudo-majón' en el caso bónico, ¿eh, Pepe?).
68 Momia, día 4 de Noviembre de 2009 a las 17:57
Inpregnada de modernismo e impulsada por la masonería, la infamante "Instrucción Permanente de Alta Vendita", un documento masónico que describía minuciosamente un plan para la infiltración y corrupción de la Iglesia Católica en el siglo XX.

A pesar de estar en moda, desde el Concilio Vaticano II, ridiculizar la existencia de tal conspiración, hay que observar que los documentos confidenciales de "Alta Vendita" -una logia secreta italiana-, fueron publicados a instancias del Santo Padre Pío IX.

La Instrucción Permanente fue publicada por el Cardenal Crétineau-Joly en su libro "The Roman Church and Revolution" -Iglesia Romana y Revolución-. Por medio de su Breve Laudatorio, de 25 de febrero de 1861, dirigido al autor, el Papa Pío IX certificó la autenticidad de la Instrucción Permanente y de los demás documentos masónicos.

El Papa León XIII pidió igualmente su publicación. Indudablemente, esos dos Papas actuaron con el propósito de evitar que ocurriese una tragedia. Estos Pontífices sabían perfectamente que tal calamidad distaba mucho de ser imposible.

El texto íntegro de la Instrucción Permanente también se encuentra en el libro de Mons. George E. Dillon, "Grand Orient Freemasonry Unmasked" -Desenmascarada la Masonería del Gran Oriente-. Cuando le entregaron al Papa León XIII un ejemplar del libro de Mons. Dillon, se quedó tan impresionado que mandó preparar una edición en italiano.

69 Sorel, día 4 de Noviembre de 2009 a las 17:59
Don Miguel de Unamuno y Dios

Las posturas de Unamuno con respecto al tema de Dios se pueden caracterizar como contradictorias y fluctuantes: "Mi idea de Dios es distinta cada vez que la concibo" (Ibídem, p. 162) "Del sentimiento trágico de la vida".

En Unamuno se puede decir que la creencia en Dios responde a una necesidad vital. Hay un imperativo vital que empuja a creer en Dios: la inmortalidad. La creencia en un Dios sólo se justifica desde el punto de vista de la inmortalidad del alma:
"Un día, hablando con un campesino, le propuse la hipótesis de que hubiese, en efecto, un Dios que rige cielo y tierra, Conciencia del Universo, pero que no por eso sea el alma de cada hombre inmortal en el sentido tradicional y concreto, y me respondió: Entonces ¿para qué Dios?" (Ibídem, p. 111)

Dios no es más que una proyección nuestra. Hay un cierto antropomorfismo en nuestra concepción de la divinidad. Unamuno en cuestiones de filosofía de la religión es un humanista trascendental pues considera que la religión no es más que una proyección de la esencia humana. Las distintas creencias religiosas no son sino distintos modos de reflejarse el hombre a sí mismo.

En la etapa animista se atribuye conciencia a todos los seres de la naturaleza que le rodean al hombre:
"Lo mismo que un niño habla a su perro o a su muñeco, cual si le entendiesen, cree el salvaje que le oye su fetiche o que la nube tormentosa se acuerda de él y le persigue. Y es que el espíritu del hombre natural, primitivo, no se ha desplacentado todavía de la naturaleza ni ha marcado el lindero entre el sueño y la vigilia, entre la realidad y la imaginación." (Ibídem, p. 202).

En el politeísmo helénico se manifiesta evidente el proceso de humanización.
"Los dioses no sólo se mezclaban entre los hombres, sino que se mezclaban con ellos; engendraban los dioses en las mujeres mortales, y los hombres mortales engendraban en las diosas a semidioses. Y si hay semidioses, esto es, semihombres, es tan sólo porque lo divino y lo humano eran caras de una misma realidad. La divinización de todo no era sino su humanización." (Ibídem, p. 202)
y añade:
"En lo que propiamente se distinguían los dioses de los hombres era en que aquéllos eran inmortales. Un dios venía a ser un hombre inmortal, y divinizar a un hombre, considerarle como a un dios, era estimar que, en rigor, al morirse no había muerto. De ciertos héroes se creía que fueron vivos al reino de los muertos. Y éste es un punto importantísimo para estimar el valor de lo divino." (Ibídem, p. 203)

El paso del politeísmo al monoteísmo se debió, según Unamuno, a que se establece una cierta monarquía entre los dioses. Había un Dios supremo que paulatinamente va acaparando la adoración del pueblo.
"La monarquía divina fue la que, por el monocultismo, llevó a los pueblos al monoteísmo." (Ibídem, p. 203)

De este Dios único se apodera la razón, es decir, la filosofía, y se llega así a un Dios lógico, racional, el ente supremo, el motor inmóvil. Pero este Dios no es más que la proyección al infinito del hombre abstracto, del hombre no hombre. Es un Dios-idea, un Dios falso. Por eso todos los argumentos para demostrar su existencia fracasan.
"Y es que al Dios vivo, al Dios humano no se llega por el camino de la razón, sino por camino de amor y sufrimiento. La razón nos aparta más bien de El. No es posible conocerle para luego amarle; hay que empezar por amarle, por anhelarle, por tener hambre de El, antes de conocerle" (Ibídem, p. 208)

Este Dios deseado, anhelado, amado, fruto del sufrimiento, es la proyección al infinito del hombre concreto, de carne y hueso. Es el yo total, conciencia infinita que abarca y sostiene las conciencias todas. Este Dios al que se llega por medios no racionales es el sumo irracional.
Si reflexionamos un poco sobre este concepto de divinidad que plantea Unamuno, veremos cómo en el fondo está latente la sustitución del Logos o Idea de Hegel por la Voluntad de Schopenhauer, una fuerza de tipo tendencial que subyace a toda la realidad.

Sin embargo, nuestro autor juega con dos posibilidades: o es Dios algo muy semejante a la Voluntad citada o es un simple sueño del hombre que no se resigna a su destino.

http://www.filosofia.net/materiales/tem/unamuno.ht...



70 manuelp, día 4 de Noviembre de 2009 a las 18:00
# 67 AntiMarx

Completamente de acuerdo con lo que dice y creo que Moa lo estará igualmente.
Pero matizar que también es completamente imposible ser a la vez cristiano y socialista y hay cantidad de gente que se declara así, y en tiempos hubo cantidad de cristianos, incluso jerarcas de la Iglesia que fueron masones.
Yo lo que veo es que mucha gente ignora una realidad evidente y es el caracter temporal e histórico de la Iglesia, ¿como se puede juzgar hoy a los papas de la Edad de Hierro del papado si se prescinde de su contexto histórico?.

http://www.canalsocial.net/GER/ficha_GER.asp?id=11...
71 Momia, día 4 de Noviembre de 2009 a las 18:12
En su libro "Athanasius and the Church of Our Time" -Atanasio y la Iglesia de Nuestro Tiempo- (1974), el Obispo Rudolph Graber, otro experto objetiva y totalmente irreprochable, que escribió después del Vaticano II, proclama que «el objetivo de la Masonería ya no es la destrucción de la Iglesia, sino utilizarla por medio de infiltración.»

Con otras palabras: como la Masonería no puede eliminar totalmente a la Iglesia de Cristo, pretende no sólo erradicar la influencia del Catolicismo en la sociedad sino también manipular la estructura de la Iglesia como un instrumento de “renovación”, “progreso” e “ilustración”; es decir, como un medio de promover muchos de los principios y objetivos masónicos.

Al discutir la visión masónica de la sociedad y del mundo, el Obispo Graber introduce el concepto de “sinarquía”: «Lo que afrontamos ahora es la síntesis de las fuerzas secretas de todas las ‘órdenes’ y escuelas, aglutinadas para formar un Gobierno Mundial invisible.

En el sentido político, la sinarquía tiene por objetivo la integración de todas las fuerzas del mundo de las finanzas y de la sociedad, que el Gobierno Mundial tiene que apoyar y promover, naturalmente bajo el liderazgo de los socialistas.

En consecuencia de éllo, el Catolicismo, como también las demás religiones, sería absorbido en un sincretismo universal. No sería suprimido, sino, por el contrario, sería integrado — una trayectoria que ya está siendo orientada por el principio de la fraternidad entre los clérigos de diversas religiones.»

72 AntiMarx, día 4 de Noviembre de 2009 a las 18:15
Manuel#70,

De nuevo estamos de acuerdo.

Lo que me hace gracia es que los de siempre (y esta vez no me refiero a nuestros queridos TTs) insistan en sus críticas sin argumento (todo descalificación) hacia la investigación sobre la masonería de Ricardo de la Cierva y César Vidal, a pesar de que éstos suelen emplear fuentes masónicas para sus análisis. De la Cierva, por ej., en "La masonería invisible" cita textualmente el "Morals and Dogma" de A. Pike.

http://www.gatecreepers.com/workspace/library/Mora...

Algún malpensado que desconociese las buenas intenciones de nuestros amigos pensaría que son un pelín envidiosillos y/o que les molesta con "j-" leer la verdad sobre la secta en cuestión.

Un abrazo
73 Momia, día 4 de Noviembre de 2009 a las 18:18
La estrategia propuesta en la "Instrucción Permanente" de la Masonería para alcanzar ese objetivo causa asombro por su maldad, audacia y astucia. Desde el comienzo, el documento se refiere a un proceso que llevará décadas para cumplirse.

Los autores del documento sabían que no vivirían lo suficiente para comprobar su cumplimiento. Lo que hicieron fue dar inicio a una tarea que sería llevada adelante por generaciones posteriores de iniciados. Como dice la Instrucción Permanente, «en nuestras filas, el soldado muere, pero la lucha continúa.»

La Instrucción propone la difusión de las ideas y axiomas liberales por toda la sociedad y dentro de las instituciones de la Iglesia Católica, de tal modo que los laicos, los seminaristas, los clérigos y los prelados, de forma gradual y año tras año, se quedarán impregnados de principios progresistas masónicos.

Esta nueva mentalidad a su debido tiempo tendría que llegar a extenderse tanto, que se ordenarían Sacerdotes, se consagrarían Obispos y se nombrarían Cardenales cuyas ideas coincidiesen con el pensamiento laicista moderno, derivado de los “Principios de 1789”, es decir, de los principios de la Masonería, que inspiró la Revolución Francesa: el pluralismo, la igualdad de todas las religiones, la separación entre la Iglesia y el Estado, la libertad de expresión sin freno alguno, y así sucesivamente.

74 sinrocom, día 4 de Noviembre de 2009 a las 18:22
Lamentable, queridos cofrades que esten tirandose los tiestos a la cabeza. Seamos respetuosos los unos con los otros, respetemos a los hombres de fe, porque estan en su pleno derecho de tenerla. No nos rasguemos las vestiduras por cosas tan insignificantes.
Si Moa quiere decir que la masoneria no es tan mala como la pintan, tambien esta en su derecho de decirlo, sus razones tendra. Alomejor gracias a la masoneria, se han roto muchos hielos historica y socialmente hablando, y nuestra sociedad ha avanzado desde los siglos en los que hambre y la pobreza se apoderaba de las poblaciones, alomejor la masoneria ha contribuido a que la social democracia se encargara de que el pobre tuviera unas garantias que antes no las tenia, a traves de la seguridad social y el derecho de ciertos beneficios a costa del dinero que la gente activa aporta a traves de los impuestos. AHORA BIEN...todo eso va quedandose atras, ahora nos enfrentamos a otros tiempos en los que sin irse muy lejos, podemos tomar por ejemplo a nuestra querida España, ¿No les parece señores que desde que comenzo la democracia estan ocurriendo en nuestro pais cosas verdaderamente extrañas?. Lo dejo a la imaginacion de ustedes para no tener que señalar a ninguna organizacion secreta ni andar especulando con ocultismos, pero de lo que no hay duda es de que en el fondo de nuestros padeceres, se esconden ciertas incognitas. No es posible que el gafe que nos ha caido en España de la noche a la mañana sea un producto del azar, o de eso que dicen... tenemos el gobierno que nos merecemos o mas se perdio en la guerra de Cuba. Creo que es para tener la mosca detras de la oreja. Yo cuando veo a ese endemoniado de Zapatero dar sus erreversados discursos con esa mirada perdida, de verdad que me dan ganas de rezar el padre nuestro, ese hombre es evidente que no esta gobernando por el bien de España ni por el bien de los españoles, se ve a la legua que esta defendiendo unos intereses ajenos a los nuestros.....`por cierto, dicen que es Mason.
Tambien me dan ganas de rezar el padre nuestro cuando veo y escucho a la vicevoga, a la pajin, al zampabollos, (me refiero al de exteriones), y a tantos otros.... puros demonios.
A mi si me dan a elegir entre el laicismo, que tanto daño esta haciendo en España, y el estado confesional que habia en epoca de Franco, prefiero ver una España catolica, apostolica y romana, en lugar de esta en la que no solo dejaremos de ser españoles, sino que en un siglo mas o menos, dejaremos de existir como raza, porque para tener hijos en este pais habra que ser musulman, (dentro de cien años digo).
75 manuelp, día 4 de Noviembre de 2009 a las 18:24
# 72 AntiMarx

Bueno, yo es que en el tema de la masonería estoy muy poco puesto, aunque estoy convencido de que el componente "oportunista" ha sido siempre muy importante en su trayectoria.
Si se refiere al enlace de # 58, lo he leido por encima y me parece una muestra tipica de snobismo intelectual, no sé si el autor será el mismo Ernesto Milá que este.

http://es.wikipedia.org/wiki/Ernesto_Mil%C3%A0
76 Momia, día 4 de Noviembre de 2009 a las 18:26
Estos dirigentes católicos liberales al servicio de las logias masónicas ya no se opondrían a las ideas modernas liberales de la Revolución -como se opusieron, de forma sistemática, desde 1789 hasta 1958, los Papas, que unánimemente condenaron aquellos principios modernistas y liberales, sino que los integrarían o “bautizarían” dentro de la Iglesia.

El resultado final tendría que ser un clero y un laicado católicos, marchando bajo la bandera de la “ilustración”, convencidos de que marchaban bajo la bandera de Cristo, en realidad de un "Cristo" moderno, ilustrado, máscara de sus enemigos.

Teniendo en mente, sin duda, la Instrucción Permanente, el Papa León XIII, en Humanum Genus, exhortó a todos los cristianos a "arrancar a los Masones su máscara, para que sean conocidos tales cuales son".
77 Sorel, día 4 de Noviembre de 2009 a las 19:03
No sé ustedes, pero tengo la sensación de que el pensamiento filosófico de Unamuno es sensacional. Y me parece injusta la menor proyección internacional de éste que v. g., Ortega.

De haber nacido en Alemania o Francia...

No tiene nada que invidiar al pensador que, según el propio Unamuno, más le influyó: Søren Kierkegaard.

78 payne, día 4 de Noviembre de 2009 a las 19:12
Mientras en España siga habiendo tipos como Federico Jiménez Losantos, Pío Moa, César Vidal, etc. este país me seguirá pareciendo maravilloso, a pesar de los pesares. Y que en la clase política haya al menos una Esperanza Aguirre a quien poder votar. Porque yo quiero vivir de mi trabajo, y que me pague el mercado lo que éste considere que valgo.
79 Sorel, día 4 de Noviembre de 2009 a las 19:45
Unamuno y la función de la filosofía.

El tema de la filosofía es el hombre. El objeto de la filosofía es el hombre. La obra filosófica de Unamuno puede considerarse una antropología filosófica.

El vitalismo pretende construir una filosofía propiamente vital, apegada a la cotidianidad de la experiencia humana y que someta a una crítica radical cualquier producto teórico o ideológico que se aleje de ella o que la contradiga.

El punto de partida de Unamuno es la conciencia:

"El mundo se hace para la conciencia, para cada conciencia." (Del sentimiento trágico de la vida.", p. 116, Obras completas, 1966, Madrid, Escelier).

El mundo es mundo para alguien, para una conciencia individual y subjetiva y carece de sentido considerado en sí mismo.

El hombre genérico no existe. Sólo existe el hombre concreto de carne y hueso. "Ni lo humano ni la humanidad, ni el adjetivo simple, ni el adjetivo sustantivado, sino el sustantivo concreto: el hombre. El hombre de carne y hueso, el que nace, sufre y muere -sobre todo muere-"

Este hombre concreto es el que constituye el verdadero objeto de la filosofía. La filosofía es el acto de reflexión de la conciencia subjetiva de cada hombre. Esta reflexión está originada por un sentimiento que obliga al filósofo a reflexionar, pero el fruto de estas reflexiones sirve de punto de partida al lector, le sugiere, le impele a planteamientos semejantes. La filosofía debe ser un pensamiento concreto, una reflexión sobre el existir.

Este sentimiento no es otro que el sentimiento trágico de la vida. El sentimiento trágico de la vida es la base de todo filosofar. Es un afán, un deseo de plenitud, de romper los estrechos límites de la existencia. Es un ansia de inmortalidad. Por otro lado es una búsqueda de fama y prestigio. Es un instinto de perpetuación.

"si la conciencia no es nada más que un relámpago entre dos eternidades de tinieblas, entonces nada hay más execrable que la existencia." (Ibídem, p. 117)

----------

¿Se podría encuadrar a Don Miguel dentro de la ámplia corriente del Idealismo existencial, en cuanto a que el hombre es el "absoluto" del cual parte su sistema filosófico?

80 Sherme, día 4 de Noviembre de 2009 a las 19:57
Como verá por algún comentario, D. Pío, siquiera intentar acercarse a discutir sobre la Masonería, y no condenarla, de entrada, le crea múltiples y variados enemigos o enemistades y la "calificación" de "miembro" de la "secta"... (así, como pasa con muchos otros personajes históricos lo fueran o no).

Califica Ud como "secta gnóstica" a "LA" masonería, o como "una" de ellas. No es cierto. En primer lugar NO es una secta. La dificultad está "en entrar" y no "en salir". En cuanto al "gnosticismo" o al "egipcianismo"... pues tampoco. Hoy (que yo sepa) no hay en España ninguna logia que practique el RITO (que no "adoración" ni nada parecido) de Menfis o Menfis-Misraim (el "egipciaco"). Todos los RITOS implican una "decoración" y un "método" ritualístico. NO son otra cosa. Ni diableces, ni bafomeces ni faraoneses ni tonteras semejantes.

En cuanto al "dios" (lo pondré con minúsculas para que no me tachen de "adorador" o algo parecido) del "gran arquitecto" (lo pongo también en minúsculas, por lo mismo) es un nombre simbólico para englobar CON TOLERANCIA sobre cualquier creencia religiosa (inclusive, en las logias "irregulares" como si no las tiene).

La Masonería NO ES UN CULTO, es un MÉTODO. Los RITUALES son "una teatralidad" una manera de comportarse DENTRO de una CEREMONIA en la que "la espiritualidad" es creada por la SERIEDAD, la APACIBLE y NORMATIVA charla o meditación, No con "invocaciones" ni prácticas "brujeriles". Se escucha y se habla, exponiendo la opinión propia, habiendo ESCUCHADO a los demás. APORTANDO y no denostando las demás opiniones.

Sabemos perfectamente que NO es entendible para quien no "es" masón. La iniciación no da más que "el derecho" a sentarse en una logia (en la suya), pudiendo ABANDONARLA en cuanto desee. NO son ceremonias públicas, porque no aspiramos a "convertir" a nadie. Ni adoramos ni prestamos culto a NADA ni a NADIE (fuera de la logia, personalmente, a lo que quiera).

En los tiempos en que los hombres y los pueblos se SEPARABAN por motivos políticos o religiosos, la Masonería UNÍA a los hombres, evitando las controversias políticas y religiosas entre sus miembros. TOLERANCIA plena, prohibiendo discutir de esos dos temas. Tampoco "se inculca" o se "adoctrina" a NADIE en ningún "ideario" (ni político, ni religioso ni ningún otro) más allá del de "conocerse", ser un buen ciudadano y una BUENA PERSONA y, a ser posible, una persona CULTA y TOLERANTE.
81 Oswald, día 4 de Noviembre de 2009 a las 20:36
Sherme, una pregunta: si en las logias no pueden hablar ni de política ni de religión ¿de qué narices hablan?...¿de fútbol?
82 Timoteo, día 4 de Noviembre de 2009 a las 20:39
A mi juicio, la causa inmediata o directa del mal social es, en general, alguna perversión o deficiencia de las leyes.

No hay duda que entre las causas remotas, indirectas, merece también considerarse la influencia maléfica que ejercen sobre la humanidad los astutos lagartos que han conseguido dominar los instrumentos internacionales que controlan la posesión mundial del dinero y también tener en cuenta las deficiencias propias de la aún escasa socialización alcanzada hasta ahora por la humanidad en su proceso evolutivo y también otros fenómenos que desorientan y embrutecen la conciencia de los ciudadanos.

Pero si enfocamos la atención en los fenómenos inmediatos y más fácilmente remediables causantes del mal social ( la corrupción política, económica, informativa… ) nos encontramos siempre con alguna perversión o deficiencia en las leyes, como causa más inmediata y más fácilmente corregible.

En el caso particular de la corrupción que impera actualmente en nuestra nación en la política, la economía y la información, a nadie se le escapa que las leyes que han posibilitado las autonomías y la babel de las cooficialidades lingüisticas, no han servido para fomentar el bien común de los españoles y si lo contrario, aunque hayan sido y sigan siendo muy provechosas para algunos especuladores de la política.

Y quien se interese en el conocimiento de las leyes y de las contradicciones en las leyes que regulan las funciones de los partidos y de los órganos de gobierno, comprenderá porqué los partidos políticos son actualmente, por causa de esas leyes y de sus contradicciones, los instrumentos principales de la corrupción que está deteriorando a nuestra nación y dificultando la vida de muchos ciudadanos.

Art.67-2 de la Constitución. “Los miembros de las Cortes Generales no estarán ligados por mandato imperativo.”

Realidad: Todos los miembros de las Cortes Generales actúan en sus funciones de gobierno sometidos de hecho a la disciplina de sus respectivos partidos. Están ligados al mandato imperativo de los caciques de sus partidos.

Sería provechoso reflexionar en lo que esta aberración, a la que estamos acostumbrados, significa para el gobierno de la nación.

83 Momia, día 4 de Noviembre de 2009 a las 20:47
La actividad masónica de De Maistre se extiende a través de diecisiete
años. Durante todo este tiempo fue un masón disciplinado, militando activamente como tal, hasta La Revolución de 1789.

Después viajó durante largo tiempo. Se desligó cada vez más de la Masonería, aunque conservó una correspondencia seguida con un determinado número de iniciados hasta su muerte.

De Maistre estaba entonces influído por el galicanismo de Willermoz, y se hallaba lejos de constituirse en el defensor de la autoridad romana en que había de convertirse después. De Maistre tuvo en un cierto momento de su vida una conversión que le apartó de la Masonería y le convirtió en un ferviente filósofo católico.

84 ArrowEco, día 4 de Noviembre de 2009 a las 20:59
VV

Maurice Caillet. Yo fui masón

Quince años en las logias…

”A principios del año 1974 Francia estaba muy agitada con la perspectiva de la elección del nuevo Presidente de la República. Valéry Giscard d'Estaing era el candidato de la derecha y. sin embargo, había incluido en su programa la mayoría de edad a los 18 años y la legalización del aborto. Algunos de mis colegas y yo habíamos militado a favor de la supresión de la ley de 1920 que prohibía la práctica médica del aborto y condenaba a seis meses de prisión tanto al médico como a la mujer que participaran en ese acto. El facultativo, además, sufría por parte del Consejo del Colegio de Médicos, guardián de la deontología profesional y del juramento hi-pocrático, la prohibición de continuar ejerciendo. Hasta el aborto por razones médicas graves requería la intervención de una comisión especial de dicho Consejo, que generalmente daba una opinión negativa, prefiriendo salvar al feto en detrimento de la madre. Al mismo tiempo, algunos organismos, como Planificación Familiar, entidad de la que yo formaba parte y que estaba presidida por el doctor Pierre Simón, Gran Maestre de la Gran Logia de Francia, señalaban que cada año se producían 300.000 abortos clandestinos en Francia, cuyo resultado eran numerosos accidentes e incluso muertes. Ciertamente, en el curso de mi ejercicio profesional tuve que deplorar algunos casos de peritonitis o de infecciones genitales graves, producto de las intervenciones practicadas por mujeres a quienes se denominaba “fabricantes de ángeles”.

Desde su elección en el mes de mayo, Valéry Giscartí d'Estaíng (o VGE, como se le denominaba de forma abreviada), tras el nombramiento de Jacques Chirac como primer ministro, tuvo como consejero personal a Jean-Pierre Prouteau, Gran Maestre del Gran Oriente de Francia, principal rama masónica francesa de tendencia laicista. En el Ministerio de Sanidad colocó a Simone Veil, jurista, antigua deportada de Auschwítz, que tenia como consejero al citado Pierre Simón, con el cual yo mantenía correspondencia. Los políticos estaban bien rodeados por los que llamábamos nuestros «Hermanos Tres Puntos», y el proyecto de ley sobre el aborto se elaboró con rapidez.

A principios de octubre fui elegido Venerable Maestro de mi nueva logia, por lo que ostentaba el cordón azul, símbolo de mi autoridad. Dirigía los trabajos, las cuestaciones y las iniciaciones. Como muchos de los candidatos en nuestra región estaban bautizados y tenían una formación católica de base, yo no dejaba de preguntarles sí estaban dispuestos a cuestionar los dogmas de la Iglesia y a aceptar los principios masónicos de tolerancia, de apertura de espíritu y de laicidad. Igualmente me nombraron delegado en el convento, es decir, diputado representante de mi logia en la asamblea legislativa nacional del Gran Oriente, que no otra cosa era el tal convento.

Aprobada por el Consejo de Ministros en el mes de noviembre, la ley Veil fue ratificada en diciembre. Los diputados y senadores masones de derechas y de izquierdas votaron como un solo hombre. El Tribunal Constitucional, ante el cual se interpuso recurso, confirmó el texto, que fue promulgado el 17 de enero de 1975.

Coherente con la posición que había tomado públicamente, hice saber mi
intención de aplicar esta nueva ley, que yo había deseado con todas mis fuerzas y que se había preparado en las logias. Fui el primer médico que prestó este servicio en Bretaña.”

85 Aaiun, día 4 de Noviembre de 2009 a las 21:12
REPORTAJES ENA: La masonería en el gobierno español a partir de 1.931
Relación de nombres que arrojaba la lista publicada por el historiador José A. Ferrer Benimeli en su obra “Masonería Española Contemporánea”. Los datos proceden del fichero del “Archivo de Servicios Documentales” depositado en el Archivo Histórico Nacional, sección masonería, de Salamanca. Del listado publicado por José A. Ferrer, únicamente extraemos los nombres de aquellos que son conocidos en cuanto a su filiación masónica, obviando aquellos que con rigor histórico no se puede demostrar la misma –como es el caso por ejemplo de Francisco Largo Caballero y/o de Juan Negrín López- y de los que se desconocen demasiados datos sobre ella
http://www.elnuevoalcazar.es/2009/11/01/reportajes...
Ferrer Benimeli jesuita y masón (aunque el no se moje) da un 40% de políticos masones en la 2ª República.

Y respecto a que Bono se considere católico y muchos masones también, es como si se consideran marcianos. La Iglesia, incluso la posconciliar, condena la masonería y deja meridianamente claro que un católico no puede ser masón.
Otra cosa es que todo el mal se concentre en la masonería, cosa que no lo piensa ni este menda.
86 manuelp, día 4 de Noviembre de 2009 a las 21:34
jjvr y lead

[Operaciones de la guerra de 1898]

Capitulo III. Las primeras operaciones
(I)

Según el autor la tactica naval española debió ser- siguiendo la doctrina naval francesa de la Jeune Ecole- tener una buena escuadrilla de buques torpederos en Cuba, defender los puertos con minas y baterias y utilizar una tactica agresiva con los cruceros.
Así la escuadrilla de tres destructores y tres torpederos, al mando del capitan de navio, Fernando Villamil partió para Cuba bajo la amenaza de ser atacada- sin declaracion de guerra- por una escuadra de cruceros americanos que estaba en el puerto de Lisboa. La opinión del autor es:

Es difícil comprender como no se decidio entonces que los dos cruceros de Cervera convoyasen a la escuadrilla, con lo que todos se hubieran reunido en La Habana, antes de la declaración de guerra, donde dispondrían de carbón, algunas municiones y repuestos, los servicios del arsenal y del flamante dique flotante para reparaciones, aparte del apoyo de poderosas baterías de costa, de la escuadrilla allí fondeada y de lo mejor del ejército expedicionario.
Si no la victoria, si podrian haber hecho muy costoso al enemigo su triunfo, pero seguramente, y aparte de otros factores, al abrumado gobierno temió que con tal concentración se provocaria inmediatamente una dura respuesta de los EE.UU., y la tan temida guerra sería inevitable. La conducción de la crisis fue defectuosa, pues ni se evitó la contienda ni se tomó una medida que hubiera mejorado decisivamente las posibilidades de lucha.


PRIMERA CAGADA, DEL GOBIERNO NO DE CERVERA.
87 ArrowEco, día 4 de Noviembre de 2009 a las 21:56
VV

Si eres masón, no veas este video...

http://www.youtube.com/watch?v=BwBzyxWPCFs
88 ArrowEco, día 4 de Noviembre de 2009 a las 22:03
VV

El pequeño milagro de las Clarisas de Lerma

"Los vecinos de Lerma sólo ven a las clarisas de La Ascensión cuando salen a votar. Se levantan a las seis y media de la mañana y dedican seis horas al día a la oración.

Llegan de toda España, con sus títulos bajo el brazo: farmacéuticas, físicas, actrices, publicistas, abogadas, estudiantes, empresarias o empleadas. De todas las clases sociales. De Neguri, pero también de Leganés. Algunas, amigas del presidente de Endesa o del director general de la Policía, Juan Cotino. Otras, de barrios humildes de Madrid, Sevilla, Badajoz o Bilbao. Chicas como Alejandra, brillante ejecutiva de Arthur Andersen. «Estás loca, allí no pegas», coreaban sus compañeros cuando les dijo que se metía a monja de clausura. «Comprendí que luchar por el dinero y por el prestigio social no era suficiente para dar sentido a una vida», dice ella.

Al cardenal Rouco Varela se le llena la boca cuando hablan de las monjas: «¿Pueden imaginarse que haya un monasterio de clarisas de 123 religiosas cuya edad media no supera los 30 años? Todas ellas proceden de las profesiones más exitosas en las que se mueve la mujer en España. No caben, están durmiendo en literas, ocho están en espera de poder entrar en el monasterio. No les digo qué monasterio para que no las perturben en su paz». El nombre que el cardenal no da, el lugar donde se obrado el milagro de la fecundidad vocacional, no es otro que el de La Ascensión de las clarisas de Lerma (Burgos).

La apuesta de Rouco
Mientras casi todos los conventos y monasterios (incluidos los otros dos de Lerma) languidecen o se rejuvenecen con novias de Dios importadas de África o la India, las clarisas de Lerma no dan abasto y tienen que apretujarse para acoger a todas las muchachas que llaman a sus puertas en la flor de la vida. Un 10% de las novicias de toda España se concentran allí.

El cardenal Rouco está entusiasmado con ellas. Las visita a menudo y sigue de cerca su evolución a través de su obispo auxiliar, Eugenio Romero Poso. Se rumorea que ya no caben y que están pensando en trasladarse a Madrid. Dicen que el arquitecto Santiago Calatrava va a construirles gratis un convento en Colmenar Viejo para que prendan el fuego de Cristo a este Madrid descreído. Lerma, cortesana y conventual, las echará de menos. La clave que avanza el cardenal Rouco para explicar este fenómeno vocacional es teológica: «Apostar por ir a lo esencial de le experiencia cristiana da resultado».Un religioso que conoce bien a las clarisas afina más: «El milagro de Lerma es y fue posible por una monja, una mujer con un don especial, con un carisma extraordinario para conectar con la juventud actual, y tocada por el dedo de Dios».

A sor Verónica, algunos la llaman «la nueva Clara», en referencia a la fundadora de la congregación, Clara de Asís, enamorada de Dios y de san Francisco, que creó la orden guiada por un lema: «Mi Dios y mi todo». Verónica Berzosa nació el 27 de agosto de 1965 en Aranda de Duero (Burgos). Su padre era comerciante y profesor de música. El día de su nacimiento tiró cohetes porque por fin llegaba una niña después de cuatro varones. Un bebé precioso, de ojos verdes, que creció feliz en una familia unida como una piña. Una niña que desde pequeña recibe indicaciones de Dios.

La primera, según cuenta ella misma en el libro Clara ayer y hoy (editorial BAC), se la da un confesor el día de su primera comunión: «Si quieres ser feliz un día, estrena un par de zapatos; una semana, mata un cerdo; toda la vida, monja de clausura».Verónica crece, se convierte en un chica guapa que se lleva a los chicos de calle, estudia, forma parte de una pandilla que va a discotecas y fuma porros y se echa un novio que estaba tan enamorado de ella que hasta le compró un caballo. Pero todo eso no la llenaba. «Algo en mi interior me urgía a buscar sin descanso.Viendo cómo la gente destruía su vida, yo deseaba buscar algo que no se acabara, que fuera eterno». Y lo encontró en un convento de clarisas moribundo. Cuando ella llegó, hacía 23 años que en el monasterio de Lerma no ingresaba una novicia. Algunos apostaron que no duraría nada.

No sólo duró sino que hizo revivir al convento. A sus 24 años, optó por Dios, «porque no merece la pena gastar las fuerzas en lo que tiene fin». Las vocaciones comenzaron a fluir atraídas por el imán de sor Verónica, la monja de ojos verdes y pecas convertida en maestra de novicias. Las futuras monjas de clausura se enteran de la existencia de este convento por el boca a boca, a través de sus amigas o en las pascuas juveniles. Se organizan en Semana Santa y durante ellas las chicas, procedentes de monasterios, parroquias y congregaciones de toda España, tienen la posibilidad de conocer a las clarisas de Lerma. Así llegaron sor María Olatz, una bilbaína que lo tenía todo y todo lo dejó: «Cristo me robó el corazón. Él lo llena todo. Siento que vale la pena dárselo todo y que todo es poco». Y sor Isabel, sor Patricia, sor Ana Belén... hasta la última postulanta, que entró el pasado sábado.

El monasterio de Lerma, como el resto de los conventos de la Orden, no puede tener rentas fijas. Tiene que vivir de la Providencia (son muchos los novios que antes de casarse llevan a las clarisas 13 huevos para que haga buen tiempo el día de su boda) y de su trabajo en la huerta o como reposteras: pastelitos, trufas y tartas, mostachones, pastas de té o bocaditos de cielo [se pueden encargar en el 947 17 01 22].

En el convento manda Dios y, después, sor Blanca, la madre abadesa, elegida cada cuatro años por las monjas profesas. La campana es, para ellas, la voz de Dios. Y se levantan de un brinco cuando suena a las dos y media de la madrugada para rezar maitines.Vuelven a la cama y se levantan de nuevo a las seis y media.El día está repleto de oración (seis horas), trabajo (cinco horas), estudio y algo de recreo. Una vida al ritmo de las horas del salterio y muy austera: sandalias y hábito negro con cíngulo blanco. Pequeñas celdas con cama, armario y un banquito. Las postulantes, por ser tantas, duermen en literas. Comen y trabajan en silencio, con la mente siempre puesta en su amado: «Todo por Cristo y para Cristo».

Salida para votar
No salen del convento para nada. Los recados se los hace Zoilo García, el «demandadero» y sólo abandonan la casa en caso de enfermedad o para ir a votar. Es el momento en que la gente del pueblo las examina de arriba abajo. «Sólo las vemos cuando vienen a votar y son realmente muy guapas. Es una pena», dice el alcalde, Dan Ortiz. El edil socialista se queja de que la Junta les conceda subvenciones sin parar («la última de 150.000 euros») a las monjas y no al pueblo.

Algunos en Lerma dicen que «son ricas», que vienen a verlas muchos Mercedes y BMW. Pero también Fiestas y Twingos. Pocos pueblos pueden presumir de tener tantos «pararrayos de Dios», como llaman los curas a las monjas de clausura. Tres conventos: las carmelitas de la madre Maravillas (de estricta observancia, 15 monjas muy mayores y ninguna novicia); las dominicas, (13 monjas y dos novicias) y las clarisas. «Aquí las queremos a todas, independientemente de su número. ¿El secreto de las clarisas? Si lo supiera... Lo que sí sé es que Dios está de por medio», asegura el párroco de Lerma, Jesús Castilla."

89 DeElea, día 4 de Noviembre de 2009 a las 22:09
Hombre claro los verdaderos traidores fueron los liberales del gobierno, Cervera fue solamente un eslabón necesario y muy útil para el objetivo…
90 DeElea, día 4 de Noviembre de 2009 a las 22:10
Dicen por ahí: es que el Vizcaya estaba sucio y por eso era lento.

Pues haberse limpiado hombre, que llevaba un año sin hacerse…..
91 Perieimi, día 4 de Noviembre de 2009 a las 22:19
Aunque las comparaciones dicen que son odiosas, y más en política, el Washington Post informa que los partidarios han perdido el referéndum de aprobación de la ley de matrimonios gays -gay-marriage law-, en ese Estado que cedió su nombre al infausto barco (Maine).

“Hasta ahora ha perdido el matrimonio gay en cada Estado - 31 en total - en que ha sido sometido a votación popular. Los activistas de los derechos gays confiaban que cambiaría esa tendencia en Maine -conocido por su electorado moderado, con vocación de independiente-, y montaron una campaña intensa, bien financiada.” (TWP, 4/11/09, desde Portland.)
92 DeElea, día 4 de Noviembre de 2009 a las 22:27
Otra escusa ridícula y barata, a la que todavía no han echado mano es la de los consumos. No pierdan la ocasión que tampoco tienen muchas más donde elegir.
93 manuelp, día 4 de Noviembre de 2009 a las 22:28
jjvr y lead

[Operaciones de la guerra de 1898]

Capitulo III. Las primeras operaciones (II)



Con la preocupación de ser cazados en mitad del atlántico por dos grandes cruceros americanos que habian zarpado de Lisboa (el San Francisco y el New Orleáns) la escuadrilla de Villaamil con dos torpederos remolcados se divide y dos destructores y un torpedero son mandados por Villamil en exploracion adelantada en la ruta directa a Puerto Rico y se meten en San Vicente de Cabo Verde, contra las ordenes de derrota, lo que provoca una amenaza de sumariar a los capitanes de los tres buques por parte de Villamil.

SEGUNDA CAGADA, DE LOS CAPITANES DE LOS BUQUES PLUTON, FUROR Y RAYO, NO DE CERVERA.

Ante esto, se ordena a Cervera salir urgentemente con el Infanta Maria Teresa y el Cristóbal Colon para Cabo Verde y esperar alli al Oquendo y al Vizcaya.
Asi la escuadrilla de Villamil ya no podria llegar a Cuba antes del rompimiento de las hostilidades y la escuadra de cruceros quedaba limitada en sus movimientos por la necesidad de amparar a los indefensos destructores y torpederos en su larga travesía.

Considera el autor que Cervera era fatalista y no adecuado para mandar la escuadra, porque aunque tuviese razón en sus criticas le faltaba espiritu de lucha e incluso experiencia en el mando de cruceros o torpederos, pero como el escalafón mandaba se le dio el mando a él.
Ante la protesta de Cervera y todos sus capitanes se convoca una Junta de generales de Marina el 23 de abril, son 1 almirante, 4 vicealmirantes, 8 contraalmirantes y 5 capitanes de navio de 1ª clase, presididos por el ministro Bermejo, votando 14 a 4 que la escuadra partiese de Cabo Verde inmediatamente.

Cuando Cervera se enteró de la resolución dijo no explicarse el voto de los almirantes y el hecho de que no se le relevara del mando. Tampoco nos lo explicamos nosotros, pero Cervera hubiera debido de estar agradecido a sus colegas: el escándalo hubiera sido mayúsculo y su posición personal, cualquiera que fuera el destino de sus escuadra, realmente penosa.

En mi opinión el autor dice una solemne tontería. Si los almirantes apreciaron pusilanimidad en Cervera, debieron relevarle del mando, sin tener en cuenta las consecuencias personales.

TERCERA CAGADA, DE LA JUNTA DE ALMIRANTES NO DE CERVERA.
94 DeElea, día 4 de Noviembre de 2009 a las 23:00

Dicen las malas lenguas que el responsable, fue el Cabo Furriel y por lo tanto la culpa debe ser de él única y exclusivamente……
95 manuelp, día 4 de Noviembre de 2009 a las 23:00
jjvr y lead

[Operaciones de la guerra de 1898]

Capitulo III. Las primeras operaciones (y III)



Se le da a Cervera una total libertad de acción, recomendándole, sin embargo, que su destino fuera Puerto Rico, y fijándole una recalada en Martinica para obtener información.
Los tres torpederos volverian a Canarias y la escuadra se reduciria a los cuatro cruceros que remolcarian a los tres destructores, para evitar nuevos problemas.
El 12 de mayo la escuadra del almirante Sampson con los acorazados New York, Iowa e Indiana y otros buques se presenta en San Juan de Puerto Rico, pues habia recibido informacion de que Cervera se dirigia allí.

Caso de encontrar a Cervera en alta mar, la escuadra de Sampson formaría en hilera, proa al enemigo. Con ello sólo podrían hacer fuego las piezas pesadas de caza (la mitad de cada buque) y ninguna, ó casi, de las de calibre medio en los costados…….
Por el contrario, Cervera había dispuesto que sus cruceros lucharan en linea de fila, con los destructores a sotafuego, esperando la oportunidad para un ataque torpedero,lo que era mucho más racional.

96 DeElea, día 4 de Noviembre de 2009 a las 23:14
“El ministro de Marina ha recibido la visita de los generales, jefes y oficiales d« la Armada residentes en Madrid, quienes se han ofrecido incondicionalmente á su superior quirúrgico para servir en los buques de guerra y prestar el servicio activo donde y cómo se considere conveniente Cod idéntico objeto ha visitado al contralmirante Bermejo el inspector de la Armada, quien se ha ofrecido también para un puesto en cualquier buque de guerra. El objeto d« todas las conversaciones ha sido el arribo de la escuadrilla á San Vicente de Cabo Verde, cuando se consideraba que habla llegado ya a la pequeña Antilla. Los últimos temporales del Atlántico* han tenido un radio de acción muy grande, señalándose sus efectos por la mucha marejada y gruesa mar. Los buques de la escuadrilla tuvieron el mal tiempo de proa, le cual motivé laarribada á Cabo Verde. La navegación fue tan penosa y difícil, que los buques han estado de Canarias á Cabo Verde doble tiempo que de Cádiz á Las Palmas. Al iniciase el temporal el comandante de la escuadrilla señor Villaainil señaló & Cabo Verde como sitio de reunión para el inesperado caso de verse« obligadas los buques á dispersarse. Llegó primero á San Vicente de Cabe Verde el destróyer Terror, arribando poco después el Furor y los torpederos Rayo y Ariete. En último término llegaron el Plutón y el torpedero Azoor seguidos por el trasatlántico que les escolta Ciudad de Cádiz La escuadrilla se detendrá algunos días en el puerto de arribada para recibir órdenes, limpiar fondos y calderas y reparar algunas averias ocurridas durante la navegación. El trayecto de San Vicente á las Antillas es sumamente fácil de recorrer, pasando por el golfo de las Damas, por ser este un lugar apacible y tranquilo en todas ocasiones. El arribo de la escuadrilla al repetido puerto de San Vicente fue comunicado inmediatamente á S. M. la Reina Regente, al señor Sagasta y al ministro de Marina.”

la Vanguardia 3 de Abril de 1898
97 DeElea, día 5 de Noviembre de 2009 a las 00:10
“Por la tarde se despidió el distinguido marino del ministro de Marina y también del señor Sagasta. El señor Villamil permanecerá en Cádiz pocos días, disponiendo los últimos detalles de la expedición. A principios de la próxima semana levará, anclas de Cádiz la escuadra compuesta, como es sabido, de los destroyers Plutón, Terror y Furor, de los torpederos Bayo, Al con y Azor y del vapor trasatlántico Ciudad de Cádiz
La escuadra se dirigirá á Canarias en donde se repondrá de carbón, así como en las islas Verdes desde donde partirá para Puerto Rico y la Habana. Como no apremia su llegada á Cuba, es seguro que la escuadra hará, maniobras en los puertos en donde recale.”

la Vanguardia 24 de Febrero de 1898
98 lead, día 5 de Noviembre de 2009 a las 22:32
[Operaciones de la guerra de 1898]

manuelp

jjvr

[Me ha pasado una dos horas leyendo los dos últimos hilos (anarquistas contra Azaña o, más bien, contra la II República y Generación del 98) y los tropecintos comentarios sobre varios temas, varios de ellos muy interesantes y sugerentes.]

Sobre la guerra de 1898, intentaré seguir las diversas aportaciones, sobre todo de manuelp, jjvr y DeElea (que también parece tener información de interés). Como no se trata ni de apuntalar una "leyenda blanca" ni una "leyenda negra", sino de revisar los hechos conocidos para una mejor comprensión de lo que verdaderamente ocurrió -que eso es la Historia-, entiendo que Moa podrá sacar provecho en este libro, que parece que está preparando, de aquellas interpretaciones aquí presentadas que mejor expliquen tales hechos (así, aclarar porqué no se hostigó desde tierra a los proyectores americanos). Por mi parte, dudo que pueda decir más de lo que escribí hace unos días.

« 1 2 »

En formato RSS© Copyright Libertad Digital SA. Juan Esplandiu 13, 28007 Madrid.
Tel: 91 409 4766 - Fax: 91 409 4899