Pío Moa

« Error mío hacia Malefakis / Vilches y la represión franquista / España al morir Franco. | Principal | Felipe II y sus enemigos / La alegría en la España franquista »

Franquismo hoy / Vilches y los intereses de Franco / Dos grandes retos históricos

20 de Junio de 2011 - 12:07:12 - Pío Moa

Compartir:
Menéame Tuenti

 

Un clásico bastante olvidado: http://www.youtube.com/watch?v=WyYoaeOn8Mc

                                               ******

****Blog, Ro: Ojalá fuera más amable y simpático el señor Moa. Pero él no está en eso. Todo ese trato social es evidente que es algo secundario en su biografía. Así ha venido cosechando desprecios y odios a lo largo de mucho tiempo.

Desprecios pretendidos, odios reales. Cierto que doy más importancia al fondo de las cuestiones que a la simpatía, una desventaja en un país donde la simpatía es un valor máximo, al punto de que muchos dejan que les roben la cartera si el carterista resulta simpático. Pero esos odios no se deben a mi falta de amabilidad, sino a que lo que digo resulta imposible de digerir a muchos estómagos acostumbrados a alimentarse de tópicos o palabrería biensonante, pero falsa. Yo solo respondo con sequedad o ironía a quienes intentan boicotearme o  endilgarme etiquetas falsas con intención descalificatoria. ¿Acaso el señor Vilches o el señor Malefakis se han mostrado amables y simpáticos conmigo? Ya empiezan con total falta de respeto (a mí y a la verdad)  acusándome (pues se trata de una acusación en su boca) de “franquista” o “neofranquista”.  Franquista o neofranquista solo puede ser hoy quien aspira a reimponer el régimen de Franco, de ningún modo quien clarifica cuestiones históricas, como vengo haciendo o al menos intentando, contra el Himalaya de mentiras con que se ha rodeado la cuestión en estos años. Y si me equivoco, que es perfectamente posible, que me rebatan con argumentos honrados en lugar de con insidias. Llevo años pidiendo debates sobre estas cuestiones, pero lo que entienden muchos por debate es un intento de silenciamiento mezclado con insultos más o menos fuertes. ¿Debo hacerme el simpático ante esas agresiones?

 --------------------------------------

   Los intereses de Franco

Como el señor Vilches prefiere leer al señor  Preston y compañía en vez de, por ejemplo Años de hierro (no le niego el derecho, claro está), puede escribir cosas como estas: “El Sr. Moa comete aquí otro error producto de la intoxicación franquista, que consiste en identificar los intereses de Franco con los intereses de España –lo mismo que Stalin y Castro–. Franco sólo quiso sobrevivir a la derrota del Eje, por encima de los intereses de los españoles, y fue adaptando su régimen para mantenerse en el poder. Y le importaba muy poco si la hambruna o las enfermedades diezmaban a la población.

   Admitamos que Franco, como todos los gobernantes, quisiera mantenerse en el poder. Incluso que fuera indiferente a los intereses de los españoles: eso no puedo saberlo, porque no he podido entrar en sus sentimientos íntimos, al revés que los señores Vilches, Preston o la esposa de este. En cambio puedo atender a los hechos. ¿No cree el señor Vilches que a los españoles les interesaba mantenerse fuera de la guerra mundial? Yo juraría que sí, y he aquí que se mantuvieron. Y solo pudo ser gracias a Franco ¿O fue gracias a Hitler, señor Vilches? ¿Tan bueno resultó Hitler para España? A los españoles les interesaba librarse de los bombardeos, persecuciones y deportaciones típicos de aquella guerra, y he aquí que lo consiguieron bajo el poder de Franco. Así que alguna coincidencia no desdeñable encontramos entre los intereses de Franco y los de España (al revés que los del Frente Popular, muy empeñado en meternos en la contienda para salvarse él). Y equiparar a Franco con Castro, que ha arruinado a Cuba, o con el totalitarismo de Stalin, es otra de esas tonterías que he calificado de excesivas en el artículo anterior, y que desdicen del indudable talento del señor Vilches.  

   En cuanto a que España fue “diezmada por el hambre y las enfermedades”, nuevamente demuestra Vilches cierta inclinación a comulgar con las ruedas de molino de la izquierda. Si hubiera leído Años de hierro (perdone la reiteración), o al menos estudiado por su cuenta el asunto, en lugar de tragarse bazofia  subvencionada, sabría que el año de más hambre en España fue 1938… en la zona del Frente Popular. Y que el hambre posterior se debió a dos factores: a la dificultad de reconstruir y absorber la zona izquierdista con una economía desbaratada por la revolución, y a la restricción a nuestras importaciones por parte de los británicos, que, por ejemplo, reducía el petróleo a la mitad de nuestras necesidades. Aun así, el hambre, que fue muy fuerte en 1940-41, ya descendió en 1943 a los niveles de  la república para repuntar en 1946, por el comienzo del aislamiento de España y el contagio del hambre que se extendía por casi toda Europa (al disminuir el comercio). Los años que más víctimas mortales causó el hambre (aparte de 1938) fueron 1941, con 1.093, y 1946  con 1.120. Decir que la población quedó “diezmada” resulta lo que podríamos llamar “una exageración sin límites”. Los españoles podían soportar aquellas circunstancias porque sabían que a cambio se libraban de las destrucciones y mortandad de la guerra, y también que se  trataba de imposiciones exteriores básicamente. Y que, pese a todo, la situación mejoró con bastante rapidez, aun dentro de la penuria.

   Exhibe el señor Vilches una ignorancia aún mayor al hablar de enfermedades. Después de la Guerra Civil, las condiciones higiénicas y médicas mejoraron notablemente, por lo que el hambre no fue acompañada de sobremortalidad general.  Las defunciones anuales normales en la república, unas 380.000, volvieron al mismo número en 1942 y bajaron a 350.000 en 1943, a menos de 330.000 en 1945 y apenas subieron a 348.000 en 1946, otro año de hambre, como hemos visto. Si la población no fue en absoluto diezmada por el hambre, la mortalidad general, en lugar de aumentar, descendió. ¿Sorprendido el señor Vilches?  Pues ahí está la diferencia entre escribir de historia en serio y soltar retórica “indignada” y seudomoralizante. Otros muchos índices mejoraron aquellos años: descendió la mortalidad infantil y se alargaron las expectativas de duración de vida media, por ejemplo. ¿Qué le parece al señor Vilches? Yo juraría que los intereses de Franco y los de España no eran por entonces tan antagónicos como él supone.

   Afirma también el señor Vilches, con su desenvoltura habitual:  Según el Sr. Moa, Franco no sólo libro a España de la II Guerra Mundial, sino que, ayudó a los "vencedores anglosajones", que luego lo trataron injustamente. Y lo califica de “disparate”. Bueno, señor Vilches, la neutralidad española fue una ventaja estratégica de primerísimo orden para Inglaterra y Usa, como apreció Churchill, que por mantenerla  hizo lo imposible --hasta insinuar la devolución de Gibraltar--. Cierto que Franco no la mantuvo por simpatía a Inglaterra, sino por su propio interés, que coincidió (increíblemente para el señor Vilches) con el de España. Pero con simpatía o sin ella, la ventaja fue cierta e impagable para los anglosajones. Y el aislamiento posterior de nuestro país, patrocinado de consuno por Stalin, Roosevelt y Churchill (más bien Attlee), solo puede considerarse una fechoría y una indecencia, al menos desde el punto de vista de los españoles.  Querían derrocar por ese medio a Franco, y el señor Vilches supone que Franco tendría que haberse ido simplemente porque a soviéticos, ingleses y useños se les antojaba y presionaban a los españoles con el hambre y el maquis para que se rebelaran. Yo creo que Franco hizo muy bien en plantarles cara  y que evitó, entre otras cosas, una nueva guerra civil. Ahora, si Vilches prefiere que unas potencias extranjeras decidan quién manda y quién no manda en España… pues está en su derecho. Pero no creo que pueda invocar para ello el interés de los españoles.

---------------------------------------- 

En Época:

 

DOS RETOS HISTÓRICOS DE ESPAÑA

 

Durante  los años 30, España sufrió el desafío crucial de la revolución en sus variantes anarquista y, sobre todo, marxista. Que los revolucionarios se proclamasen representantes de “la clase obrera” no significa que realmente lo fuesen o beneficiasen tales intereses: allí donde han triunfado revoluciones semejantes, los obreros se han visto privados de todo derecho y sometidos a condiciones de vida entre malas y pésimas, como el resto de la población excepto las respectivas nomenklaturas  u oligarquías dominantes. No obstante, la ilusión revolucionaria, muy extendida entonces, se alimentaba de la promesa de acabar con la “explotación capitalista” y de informaciones  falsas sobre los éxitos y maravillas del stalinismo en la URSS, en una época de depresión económica mundial.

   

Otro reto importante, aunque menor, nacía de las tensiones separatistas creadas por los nacionalismos regionales, en especial el catalán y el vasco. Los dos retos se combinaban, por cuanto la idea misma de nación española era denigrada en muchos ámbitos desde la crisis moral del 98: por los separatistas, como es natural, más indirectamente por los partidos de izquierda que se titulaban internacionalistas, y por corrientes intelectuales llamadas “regeneracionistas”.

 

  La clase política de entonces se mostró incapaz, en parte por ineptitud intelectual, para percibir toda la amplitud del peligro y para responder a él. De ahí vino el derrumbe del régimen liberal de la Restauración, luego una dictadura que salvó momentáneamente los muebles, y por fin una república convulsionada y destruida por el proceso revolucionario y guerracivilista. Fue necesaria una guerra civil muy difícil para vencer el desafío revolucionario y secesionista.

 

  Al terminar la era de Franco ambos peligros se habían disuelto prácticamente. Solo el Partido Comunista  había hecho una oposición permanente al régimen, pero tenía una influencia muy minoritaria y en baja conforme la propia URSS avanzaba a su crisis total; y los nacionalismos regionales habían sido una oposición insignificante: solo la ETA socialista-separatista había representado algo. Así, el franquismo no solo dejaba un país más próspero de lo que nunca había sido, sino también una población reconciliada y los viejos fantasmas reducidos a la impotencia: condiciones óptimas para construir una democracia sólida.

 

   Pero ocurrió lo contrario. Resucitó el marxismo en un PSOE que se declaraba a la izquierda del PCE y que, sin embargo, fue reconstruido y propulsado con ayudas ingentes de la clase política salida del franquismo, los medios de comunicación y el dinero de la Internacional socialista (y hasta de la propia UCD). El terrorismo de la ETA, que debió haber contribuido a desacreditar los nacionalismos regionales, se convirtió en cambio en una palanca de ellos, y la demagogia separatista más burda encontró vía libre. Luego, el PSOE renunció al marxismo, sin sustituirlo por nada, y el revolucionarismo obrerista se hundió del todo junto con el Muro de Berlín; en cambio el reto separatista cobró envergadura creciente, hasta convertirse en el principal que debe afrontar la sociedad española, socavando sin tregua la democracia y la unidad nacional. Con Aznar, el proceso empezó a invertirse, llegándose al Pacto por las Libertades y contra el Terrorismo, transformado por los canallescos jefes del PSOE en Pacto con los Terroristas contra la Democracia.

  

¿Cómo ha podido ocurrir? Lo he explicado en La Transición de cristal y, sintéticamente, en Nueva historia de España. Por resumirlo mucho, la causa profunda se encuentra en la debilidad intelectual y moral de una clase política convertida en casta, ignorante hasta de la propia historia de su país. La misma enfermedad causante de la caída de la Restauración y de las convulsiones siguientes. Sin duda el mal tiene aún remedio, pero solo tomando conciencia de la amplitud del reto.

    

Comentarios (70)

« 1 2 »

1 clavius, día 20 de Junio de 2011 a las 12:29
Buenos días, don Pío.

Tiene usted razón, reulta complicado mantener las formas cuando el contrario no argumenta, sino que descalifica el todo por el pasado de quien defiende posturas opuestas.

Aquí nadie es el "poverello" de Asís por lo que aprovecharse de supuestas, o reales, equivocaciones de juventud es cuando menos algo propio de miserables.

Yo creo que usted tuvo una juventud difícil, complicada y demasiado "comprometida", que como cualquier persona con dos dedos de frente fue evolucionando con el paso del tiempo y adoptó posiciones que años atrás ni siquiera hubiera imaginado...pero así es la vida, un continuo aprendizaje.

Negar a alguien por temas pasados es propio de fariseos; el pasado es importante pero no decisivo. Lo que cuenta es lo que haces, no lo que hicistes.

No creo que le afecte demasiado el continuo ataque personal que padece desde todos los frentes, usted ya es mayor y sabe que lo único que tenemos es algo de tiempo, así que permítame aconsejarle que no lo pierda con quien no es merecedor; es algo tan inútil como la M de Benidorm.

Saludos y siga a lo suyo, eso es lo que les jode.

http://elblogdekufisto.blogspot.com/2011/06/callos...
2 lead, día 20 de Junio de 2011 a las 12:44
["...y no es cierto que Franco trajera la democracia", César Vidal] [La nueva democracia procede directamente del franquismo (Juan Carlos, Fernández Miranda, Adolfo Suárez y autodisolución de las Cortes franquistas): ni un solo protagonista, ni una solo, procede de la "oposición" (PSOE, PCE, etc.)]

Parece que César Vidal se fuera a incorporar al debate con esa frase pronunciada esta mañana, en es.Radio, en el programa "La Mañana" de Federico Jiménez Losantos, en la sección semanal de Historia, esta temporada dedicada al franquismo y la Transición:

"...y no es cierto que Franco trajera la democracia; a lo sumo creó las condiciones para ello"

Pero es que con esa frase, Vidal no está contradiciendo a nadie, pues nadie, que yo sepa, ha dicho que "Franco trajo la democracia"; es decir, con esa frase, Vidal se estaría incorporando a un debate inexistente. El debate existente es sobre la afirmación de Moa de que "la democracia actual procede del franquismo", completada con la de "el franquismo se disolvió por voluntad propia" (afirmaciones con las que estoy plenamente de acuerdo) y que Moa sustenta en argumentos incontrovertibles, a partir de la apabullante realidad histórica.

Veamos los datos ciertos, por verificables y verificados, de la Historia:

= El Príncipe Juan Carlos, designado por Franco (el primer y mayor franquista) es proclamado Rey el 22 Noviembre 1975, dos días después de muerto Franco (en la cama, no asediado por el Ejército Rojo en un bunker, como Hitler, o ametrallado por los partisanos comunistas, como Mussolini). Juan Carlos inició su reinado sin salirse de los cauces de la legalidad franquista. Así, juró fidelidad a los Principios del Movimiento, tomó posesión de la corona ante las Cortes franquistas y respetó la Ley Orgánica del Estado de 1966 para el nombramiento de su primer Jefe de Gobierno, Arias Navarro; el Rey sitúa a Fernández Miranda en la Presidencia de las Cortes.

= Torcuato Fernández Miranda, hombre del Régimen de Franco,
propone, a diferencia de la Platajunta (PSOE, PCE, etc.), que defendía la ruptura legal con el régimen franquista para pasar directamente a un Estado supuestamente democrático, propone, digo, reformar las Leyes Fundamentales del Movimiento mediante sus propias disposiciones para llegar así a la democracia evitando vacíos legales. En palabras del propio Fernández Miranda, se trataba de ir "de la ley a la ley a través de la ley".

= Adolfo Suárez, Ministro Secretario General del Movimiento en el gobierno de Arias Navarro, del núcleo duro del franquismo, es designado por Juan Carlos I como nuevo Presidente del Gobierno el 1 Julio 1976.

= Las Cortes franquistas, deciden hacerse el "harakiri", disolviéndose por voluntad propia en la sesión del 15 Diciembre 1976 en que votan la Ley de la Reforma Política.

= El 15 de junio de 1977, por primera vez en España desde Noviembre de 1933 (para otros, no para mí, desde Febrero de 1936), se celebran elecciones generales libres. La nueva democracia procede directamente del franquismo (Juan Carlos, Fernández Miranda, Adolfo Suárez y autodisolución de las Cortes franquistas): ni un solo protagonista, ni una solo, procede de la "oposición"
(que en la parte socialista --PSOE--y comunista--PCE-- es esencial y radicalmente antidemocrática, con ambos Partidos anclados todavía en el marxismo-leninismo, como evidenciaron en la intentona revolucionaria conjunta de Octubre de 1934 y en su ejecutoria durante la guerra civil, ambos dependientes de Stalin [el socialista Negrín, como su mejor aliado en la cumbre del gobierno]: nada, absolutamente nada debe la democracia española actual a estos dos Partidos, PSOE y PCE, que tuvieron que realizar cambios cosméticos en los años 70 para hacerse pasar por limitadamente democráticos [eurocomunismo en el PCE y renuncia aparente en 1979 del marxismo por el PSOE]).

La conclusión es que Moa, según la evidencia histórica, no exagera en sus formulaciones, teniendo muy difícil, por no decir imposible, que nadie pueda rebatirle (a menos que se alteren los términos del debate, produciendo uno falso).



3 olegario, día 20 de Junio de 2011 a las 13:00
Estoy de acuerdo.

Más allá de aspectos secundarios como el estilo del Sr. Moa, las formas, su brusquedad, el fondo sustancial del tema que el Sr. Moa es un estudioso de la Historia de España.

Hoy en día es harto difícil encontrar a alguien que hable de estos temas con conocimiento de causa, y el Sr. Moa lo hace.
4 Fausto19, día 20 de Junio de 2011 a las 13:04
No es el mal recibido lo que no podemos perdonar.

Lo que no podemos perdonar es el bien que nos han hecho.

La generación nacida bajo el franquismo recibió un país saneado, económicamente y sobre todo moralmente. Era una generación aceptablemente culta. Desde luego, estaban mucho mejor educados que la actual, incluso aquellos que no fueron al colegio (quizá por eso mismo, viendo que hoy día en las aulas sólo se aprende a hacer el vago).

No sólo recibieron un país sano y pujante: se les dio el poder. Los "viejos" se retiraron a un discreto segundo plano y dejaron a la gente en los treinta-cuarenta años que dominasen la política y la calle.

Y esa generación hizo uso de su libertad. Hizo lo que anhelaba.
¿Grandes hazañas? ¿Nuevas glorias?
No, claro que no. Lo que quería esa generación era fornicar. Ir en peregrinación a los cines X y a los prostíbulos. Emborracharse. Emporrarse. "Vivir el momento" en una acepción hedonista muy particular.

Cambiar de pareja, "empezar de nuevo".

Y todo empezó a ir mal. Lentamente al principio.

¿A quién culpar? ¿A uno mismo? El arrepentimiento sincero es muy jodido. Implica la firme voluntad de regeneración. De dejar esos vicios que nos satisfacen y empezar a trabajar de firme. De pedir perdón a quienes hicimos daño.
Es mejor culpar a los demás. Y si nos culpamos a nosotros mismos que sea en forma de remordimientos, sin verdadera intención de arreglar nada ni de cambiar nuestros hábitos. "Sí, le hice daño, pero no pienso pedirle perdón porque... (aquí cualquier excusa)"

¿Y qué mejor que culpar al padre? Seguro que él fue el culpable de que seamos como somos. Si algo hemos hecho mal, seguro que fue porque él nos lo permitió. Es contradictorio con la libertad que gozosamente asumimos pero la autojustificación no se detiene en esos detalles sin importancia.

Así, conforme vemos que nos volvemos viciosos, que no amamos a nadie y nadie nos ama a nosotros, que todas las promesas de lo que ibamos a ser quedan frustradas y el principe se va convirtiendo en sapo... Así, recibimos con indecente alegría cualquier noticia que nos diga que quienes tuvimos por padres y maestros eran en realidad sapos como nosotros. Eso se lo podemos perdonar. El hombre que acompaña a su novia para que aborte su primer hijo puede perdonar a su padre que fuese igualmente débil y cobarde. Lo que no puede perdonarle es que fuera un hombre íntegro, que se mantuviera en su puesto y se sacrificara por su familia.

Este país se ha agusanado. Lujuria, gula y pereza nos han carcomido por dentro. Nos complacemos ens creer que la generación anterior estaba tan podrida como nosotros. Sin darnos cuenta que, si ellos hubieran sido como nosotros, nosotros no existiríamos.

Eso es lo que no se le puede perdonar al franquismo. No lo que hizo mal, sino lo que hizo bien.
5 alonso_4, día 20 de Junio de 2011 a las 13:25
Sr. Moa: Tiene Vd en mi opinión el 100% de la razón en el tema del franquismo, contradiciendo las opiniones de César Vidal, con el que comparto lo que dice sobre la República, pero no lo que ha dicho hoy mismo por ejemplo sobre el franquismo.

Sigue César Vidal mucho la "opinión mayoritaría" que tuvieron ingleses y americanos, y que más bien supongo que fuera la "opinión minoritaria" de los periodistas, sindicalistas y titiriteros de esos países, que nunca quisieron reconocer el enorme favor que Franco hizo a Inglaterra y a los EEUU durante y después de la guerra mundial, impidiendo en su momento el más que posible triunfo de Hitler en 1941/42 en el Mediteráneo y el de Stalin y el comunismo en todo el sur de Europa en 1945/48.

Fué un resutado muy positivo para España y los españoles el que Franco se mantuviera y no accediera a las ridículas peticiones de ingleses y americanos, pues la pretendida democracia formal que nos recomendaban no hubiera durado ni diez minutos.

Hambre había en toda Europa durante los años 40, pero por lo menos aquí nos libramos de nuevas guerras, crímenes, deportaciones y bombardeos. Los intereses de Franco coincidían con los de España.

Aparte de la oposición exterior, Franco no tuvo durante decenios otra oposición que la del terrorismo de la ETA, que me dirá Vd que valor aceptable tiene, y eso sí, el de buena parte de la Iglesia, contra la que Franco y por hipóteisis no estaba dispuesto a enfrentarse.

Porque la oposición de los pijo-progres del PP o de El País no tuvo más valor que el hacernos pasar unos buenos ratos. Entre tanto, Franco y su régimen, mal que le pese a Rajoy, a Cebrián o a César Vidal, nos dió a los españoles un inmenso espacio de tolerancia e incluso de libertad, y no digamos de prosperidad económica, con cifras de crecimiento que no se han vuelto a repetir. Y además fué facilitando el paso, poco a poco, a un sistema de democracia formal y partidos políticos.
6 josecho6, día 20 de Junio de 2011 a las 14:03
A tenor de las magníficas palabras de Fausto19, no solo con los padres sino con los iguales y semejantes se ha encarnado el hecho no perdonar el bien que se hace.
Hoy día en nuestro medio aquel que muestra la "debilidad" de hacer el bien a alguien, es detectado y catalogado automáticamente como elemento susceptible de ser aprovechado, abusado y posteriormente escarnecido, burlado y apartado. Y se observa esto ya desde los años escolares en adelante.
Triste y asqueroso.
7 xka, día 20 de Junio de 2011 a las 14:30
Sr Moa, yo creo que las formas a veces le pierden un poco, aunque no menos cierto es que a menudo se las tiene que ver con disparates, falacias "ad-hominem" y frases puestas en su boca.
8 Vendeano, día 20 de Junio de 2011 a las 15:10
Magníficas palabras en efecto las de #4 Fausto19. El ansia de matar al padre se ve especialmente en la toda clase dirigente, no sólo en la del PSOE; y no sólo en esa clase dirigente, sino en general en una gran parte de la sociedad, que no en vano la ha votado y la vota a pesar de no desconocer su corrupción. Es más, diríamos que precisamente la vota por saberla corrupta, en una actitud de soterrada y destructiva rabieta infantil, en ese "todos son (y somos) igual de malos" que está en boca hoy de todos, de beatificación de las intenciones y disculpa de los actos y los resultados, el no poder tolerar que pueda existir algo mejor porque eso nos acusa directamente y nos condena cuando no estamos dispuestos a pedir perdon, eso que ha relatado tan bien Fausto19.
9 QRM, día 20 de Junio de 2011 a las 15:29
curiosa polémica la la vilches y moa, que promete grandes cosas por la implicación de los terceros pesos pesados de la casa. No acabo de entender muy bien cual es el problema, creo que cierto nominalismo y prejuicio valorativo por las dos partes: si reconocemos a Franco mérito de haber creado el humus en que nació la democracia actual, habremos reconocido algo valorativamente bueno al dictador, lo que unos están dispuestos a hacer y otros no. Yo por mi parte entiendo que en lo que estamos todos de acuerdo es que en su día Franco fué un mal menor. Desde luego en 1936, pero no se hasta cuando. A mi modo de ver, un mal menor no tiene por qué ser un bien, por definición, aunque lo sea en términos relativos. Miren Perú con el horrible Humala y la espantosa Fujimori. Como mal menor, Franco fue vástago de una crisis nacional espeluznante, un verdadero fracaso colectivo, de todos, de los terroristas y golpistas bolcheviques y de los mojigatos y mediocres cedistas y radicales. El país entero fue un fracaso, y la anormalidad del origen se perpetuó y en cierto modo se mantuvo hasta la muerte de Franco. Por otro lado, ni la democracia fue fruto sólo de las condiciones sociales y económicas, ni estas fueron sólo debidas a Franco. Y para mayor complejidad, tampoco esta democracia, argumentada por Moa como fruto meritorio de toda la cosecha de 40 años, me parece para tanto. Es algo poco ambicioso, y lo estamos comprobando hoy,entender que estos años han sido tan buenos. Pueden haberlo sido comparados con nosotros mismos y nuestra historia, no con otros países que con parecidas condiciones no se han desenvuelto mal, e incluso antes (Finlandia) o después (Chile). El mérito y el demérito en cualquier caso será colectivo.
No obstante, creo que como gobernante Franco tuvo sus luces y sombras, y no ver unas u otras es algo maniqueo. Por otro lado no tenerlas en 40 años de gobierno me parece imposible. Y una sombra que echo de menos que comente Moa es precisametne la de la corrupción, y no me refiero a la social -quizá menor a la de ahora- sino a la personal de Franco, algo a mi modo de ver evidente pero que ni los progres utilizan. Yo es que soy de La Coruña, sabe usted, y sólo con los dos inmuebles que tenía Franco y tiene hoy su familia aquí, realmente principescos, la presunta honradez y frugalidad del general parece un chiste. Y me da realmetne igual si el pazo lo recibió en donación más o menos forzada o su adquisición se la gestionó Barrié de esta u otra forma. Aceptar tamaño regalo es corrupción se mire por donde se mire.
Finalmente, en cuanto a la crisis actual, no es tanto de la nación como del estado. Este ha dejado de ser un instrumento para proteger la libertad de los ciudadados y se ha convertido en un instrumento de tiranía, en una herramienta de la mafia en que se han convertido los políticos. Hay que cambiar la constitución para que esto no pueda volver a ocurrir, pues con esta no es que sea fácil que ocurra, sino casi inevitable.
10 CCURIOSO, día 20 de Junio de 2011 a las 15:50
OPERACION FELIX.LA TOMA DE GIBRALTAR.
La llave de la victoria de Hitler ,llave a la que se nego Franco.
http://www.youtube.com/watch?v=olE0eqU-yGk
11 CCURIOSO, día 20 de Junio de 2011 a las 15:58
http://www.youtube.com/watch?v=0CBUf4XWzjs&fea...
Este es el final,Franco era un dictador pero el mundo deberia estarle agradecido a Franco.
Lo dice el historiador ingles,no yo, no sea que a mi me llamen facha planfetario.
12 CCURIOSO, día 20 de Junio de 2011 a las 16:13
13 CCURIOSO, día 20 de Junio de 2011 a las 16:17
14 CCURIOSO, día 20 de Junio de 2011 a las 16:19
15 CCURIOSO, día 20 de Junio de 2011 a las 16:22
16 CCURIOSO, día 20 de Junio de 2011 a las 16:25
17 TheFlash, día 20 de Junio de 2011 a las 16:28
Lo cierto es que tanto los británicos –muy interesante el documental CCURIOSO sobre la Operación Félix- como el propio Hitler reconocen la importancia de que Franco no cediese aceptando la toma de control de Gibraltar por los nazis de cara a la resolución de la guerra.
Hitler incluso lo considera el error estratégico clave. Así se lo confesó a su Estado Mayor antes de la derrota.

Obviamente la posición de Franco en esta cuestión tuvo importantes consecuencias para los aliados.

No veo la dificultad en sumar 2 y 2. Es una conclusión lógica.

Por lo demás algún carácter y astucia debía tener Franco para desbaratar los planes del siempre impaciente Hitler porque sólo con acordarse del terror atávico que Mussolini tenía al austriaco, da que pensar la imperturbabilidad del gallego.

Y no se preocupe D Pio por el tema de la cortesía...creo que la gran mayoría hemos detectado cierto ánimo de provocación personal desde la primera intervención-
Lo está ud llevando muy bien.
18 CCURIOSO, día 20 de Junio de 2011 a las 16:39
6 de 7.
http://www.youtube.com/watch?v=tZu7HbUGNX4&fea...
Gracias,creo que esto es una muestra de como se defiende los intereses nacionales,como le dijeron los ingleses a Portugal,Inglaterra no tiene amigos sino intereses.
19 CCURIOSO, día 20 de Junio de 2011 a las 16:50
7 de 7.
Fue el que puse en segundo lugar.Es el Final.

Que aprenda el Iluminado como se defienden los intereses nacionales por encima de todo.El calculo y la estrategia del interes nacional antes que la ideologia.Todo lo contrario a lo que haria un fanatico o un sectario.Siempre dejo varias puertas abiertas,lo cual es una muestra de su inteligencia.
Canal de Historia tiene unos documentales extranjeros muy interesantes,todo lo contrario al panfleto subencionado por los sociatas que se estila por aqui.
20 manupere, día 20 de Junio de 2011 a las 17:13
Yo también le animo y felicito, D. Pío. Usted no ha sido maleducado, sino firme. Un ejercicio de pedantería academicista es un ejercicio de pedantería academicista, y así hay que llamarlo, guste o no al Sr. Vilches. Gracias por su trabajo y siga así.
21 1132CPCF, día 20 de Junio de 2011 a las 17:37
IN MEMORIAM:
No olvidar lo inolvidable

ETA asesina a Julio Expósito en Sestao por ser de ideología de derechas
20 de Junio de 2011 - 09:10:01 - M.J. Grech

http://blogs.libertaddigital.com/in-memoriam/eta-a...
22 1132CPCF, día 20 de Junio de 2011 a las 17:47
PARA QUE LA VERDAD "SEA DESVELADA"
El PP entregará cuando gobierne los papeles del 11-M que le soliciten

Tras las revelaciones de LD, González Pons ha hecho la promesa de cooperar en este asunto con los tribunales.

Vídeo: González Pons promete revelar la verdad sobre el 11-M

FJL: "Hay que averiguar quién dio la orden a Mazano"

http://www.libertaddigital.com/nacional/2011-06-20...
23 1132CPCF, día 20 de Junio de 2011 a las 17:54
...PP Pons debería explicar también el porqué...

De la Morena dice que la detención de Zougam "es la mejor decisión que hemos tomado en la vida"

24 1132CPCF, día 20 de Junio de 2011 a las 18:09
DECLARACIONES ANTE LA JUEZ CILLÁN
"Manzano llegó y nos quitó de en medio, ¡eso estaba orquestado!”

Estas palabras pertenecen a la declaración judicial de un Tedax que participó en el 11-M. LD accede a todos los testimonios.

2011-06-20

ÁNGELA MARTIALAY

"Lo que hicieron los Tedax de la Unidad Central de Manzano fue una chapuza; algo irregular". Este testimonio fue dado por uno de los Tedax de la Brigada Provincial de Madrid que participó en la recogida de los restos de los atentados del 11-M a la juez Coro Cillán, instructora desde el año 2009 de la causa abierta contra el exjefe de los artificieros por su actuación durante la masacre terrorista.

Libertad Digital ha tenido acceso a las declaraciones íntegras de todos los Tedax que han despachado durante estos dos años ante la titular del Juzgado de Instrucción Número 43 en Plaza de Castilla. En ellas, la mayoría de los artificieros coinciden en que en el 11-M la operatividad del cuerpo policial "cambió". Todos afirman que les consta que se recogieron innumerables muestras de los focos de las explosiones. Sin embargo, nadie sabe qué se hizo con ellas, por qué se destruyeron y, lo que es más importante aún, quién dio la orden de hacerlo.

[...]

http://www.libertaddigital.com/nacional/2011-06-20...
25 1132CPCF, día 20 de Junio de 2011 a las 18:27
“Palabra de ETA”
Melchor Miralles
31/03/2011

[...]

PS.- Sánchez Manzano, jefe de los Tedax que intervinieron el 11-M, contra el que se sigue un procedimiento judicial pese a la labor obstruccionista de Interior, ha dicho literalmente a una persona de su entorno más cercano: "He hecho y dicho lo que me han dicho que haga y diga. Si no me mantengo, ¡qué va a ser de mí y de mi familia!". Así está el patio.

http://www.elconfidencial.com/prohibido-prohibir/2...







Fernando Mugica y el huevo del 11-M

[...] yo puedo decir que un importante miembro del gobierno anterior me dijo por dos veces y muy seriamente: "habéis tenido suerte, tú has tenido suerte Fernando de quedarte en la cáscara del huevo porque si hubieras entrado dentro de la cáscara hubieras durado vivo menos de 24 horas"; ministro importante del gobierno anterior [...]
26 LeonAnto, día 20 de Junio de 2011 a las 21:03
#9 QRM: No le quite méritos a Franco y menos le acuse de corrupto.

Hechos, hechos, Sr. mío.

Aquí no estamos en conversaciones de tasca.
27 LeonAnto, día 20 de Junio de 2011 a las 21:04
CCURIOSO: Como siempre, recomiendo el libro de David Jato: "Gibraltar decidió la Guerra".
28 1132CPCF, día 20 de Junio de 2011 a las 22:37
CADA MES COSTARÁ 14,4 MILLONES
El Congreso aprueba la participación indefinida en la guerra de Libia

Chacón exige a la OTAN que evite las víctimas civiles en sus ataques contra Gadafi.

Los militares heridos en Afganistán viajan a España

http://www.libertaddigital.com/mundo/2011-06-20/ch...
29 gorgias_, día 20 de Junio de 2011 a las 23:29

Excelente documental, Curioso. Ya lo había visto anteriormente porque estoy abonado al canal historia. Y en su momento ya me llamó la atención porque superaba la calidad media de los documentales de ese canal, fabricados en su mayoria para publico anglosajon en su mayoria useño y semianalfabeto. De hecho los documentales de la SGM suelen ser muy flojitos y en su mayoria no aportan casi nada nuevo.
En su momento me sorprendió que coincidiese y dejase entrever las tesis de Moa acerca de Franco, Gibraltar y la Guerra Mundial. Así que ahora viene al pelo para demostrar al señor Viches y la compaña que Don Pio no es el único que tiene una visión parecida del tema. Espero que nuestros liberales acerrimos de LD no piensen que tambien hay una corriente "franquista" entre los británicos.... ;)

Por otro lado, el documental siempre me ha parecido un genero infrautilizado y con muchas posibilidades. Está claro que el cine español nunca podrá destacar singularmente en competición con el anglosajón por multiples factores. Pero en el genero documental, mucho menos costoso, si que se podrían hacer cosas interesantes. Por lo pronto para iluminar y DAR A CONOCER la historia de España al gran público. Solo con eso ya borrariamos muchos de los terribles efectos que la "leyenda negra" española tiene o ha tenido sobre el pensamiento político y social español.

Quien sabe, igual en un futuro tenemos el gusto de ver a Don Pio como colaborador en una serie de documentales sobre la historia española... :)
30 gorgias_, día 20 de Junio de 2011 a las 23:51

Se me olvidaba poner el enlace que "confirma" la versión que da el documental sobre el encuentro de Serrano Suñer con Hitler. Parece que el ministro se quiere atribuir parte del merito de no entrar en guerra, pero en general es muy clarificador el testimonio... o así al menos lo veo yo. Creo que Don Pío disfrutará con los enlaces... ;)

http://www.youtube.com/watch?v=nt_at1ua2GM&fea...
31 1132CPCF, día 21 de Junio de 2011 a las 00:26
32 zgzna, día 21 de Junio de 2011 a las 00:37
Estoy de acuerdo con Don Pío. A mí me exaspera que "la simpatía" sea un valor máximo en nuestra sociedad. Es una muestra más del infantilismo y de las enfermedades que sufre la pobre. Y me exaspera la violencia de guante blanco de tantos progres y cretinos tan simpaticones ellos.

Por otro lado, a mí, Don Pío me gusta en el fondo y en las formas. Todo en él me transmite honestidad, verdad, solidez, independencia, que son mis valores principales. Veo ese "fondo insobornable" que también veo en su homónimo Pío Baroja cuando leo sus obras. También a él se le culpaba de mal carácter, de discutir con todo el mundo... Y es que, en un mundo de cretinos, el que les planta cara sin entrar en su juego ni caer en sus trampas, es tildado de antipático, desagradable... Es que claro, los seres honestos, insobornables y salvajemente independientes son un gran peligro para los otros, para los que dirigen el cotarro, para los que meten en las cabezas de muchos que las formas de Don Pío son malas. A mí me parecen muy correctas y muy controladas. Y me identifico con todos los valores que representa. Vamos que a mí, Pío Moa me resulta simpático.

Buenísimo lo escrito en el blog. Y soberbio lo que nos transcribe de su colaboración con Época. Y sabia lección la que saca para el presente.Voy a leerlo de nuevo para retener bien todo.

Un saludo, Don Pío, y no cambie. Sé que no lo hará.
33 CCURIOSO, día 21 de Junio de 2011 a las 02:54
Pues yo no cuento con ello.El PSOE si sabe apreciar la historia,eso si como elemento de propaganda politica.Dedica millones de euros probablemente mas de 100 al año,sumando todas las administraciones,en subencionar libros,documentales,etc.Ultimamente se dedican mas al documental se dieron cuenta que los libros sociatas no los leia nadie ni aun regalandolos.
El PP ni esta ni se le espera,eso de la historia no va con ellos.Nosotros administramos mejor la economia,con eso dicen que ya basta como propaganda.
La izquierda si administrara tambien la economia como hace la propaganda,seria España riquisima.
Que el PP renuncie a contar la historia demuestra dos cosas,sus dirigentes son tan idiotas como analfabetos.
En fin la historia española esta secuestrada por la izquierda,y solo algunos chalados aficionados por internet y algunos historiadores a contracorriente muy a contracorriente dan otra version,yo creo que mas rigurosa que el panfleto historico para telespectadores de la Noria que suele despachar para consumo masivo el PSOE,el PSOE sabe que no va a engañar al aficionado entendido en temas de historia,pero que el español medio bastante inculto en todos estos temas lo va a tragar con delectacion.
34 CCURIOSO, día 21 de Junio de 2011 a las 03:08
Perdon,queria decir si la izquierda administrara tan bien la economia como hace la propaganda,España seria un pais riquisimo.
35 Ro, día 21 de Junio de 2011 a las 04:29
Don Pío,

es usted realmente muy amable, hasta el punto de que muestra la "debilidad" de hacer el bien a alguien, es detectado y catalogado automáticamente como elemento susceptible de ser aprovechado, abusado y posteriormente escarnecido, burlado y apartado (como dice josecho6 en 6#). He sentido yo a veces el miedo de caer en eso con usted. Debo tener mucha mier.da yo. No me importa reconocerlo, porque no querría ser así.

Yo decía que la amabilidad era algo secundario para usted y que por eso le odiaban. Es creo que lo mismo que decir que para usted lo principal es la verdad y la reforma real y que por eso le odian.

Que la amabilidad sea algo secundario implica que lo principal es otra cosa.

No decía que le odiaran por lo secundario sino por lo principal.

No decía que le odiaran porque no fuera amable y simpático, sino porque lo principal para usted es otra cosa.

Espero que me crea usted y demás blogeros este razonamiento algo enrevesado.

Lo único que eso que es lo principal puede ser bastante duro, y probablemente no soy capaz e entenderlo bien.

Otra posibilidad es que le odien por los enlaces musicales que pone: Básame mucho en ruso, marchas militares, copla española en polaco, el Julio Iglesias griego (por si no teníamos suficiente con el español), etc. Eso es una causa de odio bastante justificado y comprensible.

(Esto último es una broma para acabar bién, me gustan sus músicas y la de hoy la he estado intentando tocar hace un rato, en unos días me saldrá mejor).
36 Hegemon1, día 21 de Junio de 2011 a las 08:49
El liberalismo contra el franquismo

Miren ustedes si Vilches tenía, o no, temas para criticar al franquismo, desde el liberalismo, sin necesidad de caer en las demagogias de la izquierda. Pues si. Poco tuvo de liberal el regimen de Franco, en lo económico se refiere. De él hemos heredado los pilares actuales del mercado laboral, de mercado y económicos. Es curioso como los Sindicatos actuales, herderos directos de los del franqusimo, se empeñan en defender un sistema del mercado laboral, creado por Franco, totalmente fascista. ¿Qué diferencia hay en muchos temas entre los socialistas y los falangistas? Pocas, la verdad. En la idea de España y poco más. Ellos también gritaban "muera el capital" como gritan ahora los payasos de Sol y los indignados trabajando para el PSOE. El franquismo creó las grandes empresas estatales pilar fundamental de las actuales. Como dijo Llamas o Rallo o Campillo o muchos, incluso Recarte "las grandes empresas del pais son las que se crearon en el franquismo". Cierto. Son los sindicatos actuales los que pregonan la vuelta de la nacionalización del mercado, de la Banca, como en el franquismo. Defienden la forma de contrato y despido, que tanto nos mata económicamente, heredada del franqusimo. ¿De verdad sabrán lo que defienden?...me temo que si. El fascismo económico.

Pues si Vilches, desde el liberalismo se puede criticar al franquismo. Hay muchos más puntos sólidos que las chorradas seudointelectuales que dijiste.

Escuchar algo de la tertulia de ayer de Cesar Vidal, o los artículos de Rallo, Llamas, Emilio Gonzalez y el propio Recarte.

Por cierto. Cesar Vidal encuentra a Felipe II como uno de los peores Reyes de España, por meterse a luchar contra los protestantes y por producir 3 bancarrotas. Moa dijo el otro día, en cambio, que fué un gran Rey. Las dos opiniones son muy matizables, más las de Vidal.
37 gaditano, día 21 de Junio de 2011 a las 12:40
Concedámosle a Franco los méritos que correspondan a los deméritos de la mayoría de sus enemigos: socialistas, anarquistas y comunistas sobre todo.
Y los que le correspondan por la neutralidad española, aunque quizá deba compartirlos con Serrano Súñer y el Almirante Canaris, este último quien le proporcionó al parecer muchos de los datos e incluso de las tácticas negociadoras que debería utilizar en su entrevista con Hitler.
Pero, ¿es razonable argumentar que la democracia, con todos los defectos que quieran, tenía que esperar para su llegada a que la biología pusiese fin a la vida de Franco?
¿No es pensamiento mágico creer que la democracia no pudo venir mucho antes a España y que tuvo que coincidir-casualidad de casualidades- con la evolución de la biología del cuerpo del general?
Es más, soy de los que piensan que la democracia hubiese llegado con muchas menos tensiones, e incluso que quizá la ETA no hubiese nacido o al menos no hubiese adquirido la fuerza que tuvo, si hubiese llegado a finales de los cincuenta o principios de los sesenta.
Los primeros setenta fueron una época semirevolucionaria en todo Occidente: el mayo francés, el pacifismo antivietnam en América, el IRA en Irlanda, los terrorismos italiano y alemán etcétera...una época de rebelión, cambio de valores,alteraciones sociales que para nada hicieron más fácil la Transición.
La Transición hubiese sido mucho más tranquila en una España anterior, sin una juventud radicalizada, en parte marxistizada, como lo éramos los de finales de los sesenta y principios setenta. La sociedad española era enormemente apolitica en los cincuenta y sesenta y la Transición hubiese discurrido con mucha menos tensión ideológica y callejera que cuando lo hizo.
Y no veo ninguna razón de suficiente peso, salvo el indudable problema personal que le hubiese supuesto para Franco el encontrar un lugar tranquilo donde vivir,para que ese proceso no se hubiese podido realizar con éxito una o dos décadas antes.
Incluso, como digo, hay razones para creer que todo hubiese sido menos agónico y con menos tensiones.
38 Hegemon1, día 21 de Junio de 2011 a las 12:49
Gaditano:

Te equivocas. La radivcalización no vino por parte de la sociedad sino de los partidos antifranquistas. No se puede equiparar la sociedad española de la época con el radicalismo de otras en Europa. No inventes. Ni eramos radicales ni la Transición se hizo por culpa de tensiones en la sociedad sino políticas de lo que ya dejó ver Franco antes de morirse.
39 Hegemon1, día 21 de Junio de 2011 a las 12:56
Nuestra Transición, como bien dice Moa, en muchos aspectos hay que cuestionarla más por parte de los Partidos Políticos, que se aprovecharon de la tranquilidad y prosperidad de una sociedad con apenas inquietudes políticas para hacer y deshacer a su antojo heredando del Regimen anterior las poltronas para repartirselas entre ellos. Si comparamos otras transiciones de la Europa del Este con la de España, como ya ha dejado entrever Moa, el resultado favorable a la nuestra es abrumador, por la situación de paz social.

No se puede venir a estas horas con el repititivo cuento de que Franco podía haber traido mucho antes de su muerte la democracia. ¿Acaso el Regimen estaba en descomposición, o se tambaleaba o había un descontento generalizado, era atacado por todas partes?...Me temo que no. Sólo esperaba su transformación natural después de la muerte biológica del Dictador. Ese es el gran problema de los antifranquistas, que aún no asumen.
40 gaditano, día 21 de Junio de 2011 a las 12:57
heemon: La juventud universitaria que yo viví tenía una parte en el terrorismo, donde militaba Moa, por ejemplo, y otra en un radicalismo más o menos guevarista, maoísta o ácrata.
Había otra juventud, apolitica, conservadora o vagamente democrática, pero en la Universidad de los setenta, comparada con la Universidad de décadas anteriores, había una parte altamente ideologizada hacia el socialismo revolucionario que no existía años antes.
Esa juventud no la crearon los partidos antifranquistas, aunque la aprovecharan, vino de masivas evoluciones e influencias culturales occidentales que el franquismo no pudo frenar ni contrarrestar.
41 DeElea, día 21 de Junio de 2011 a las 12:57
¡Que barbaridades, que simplezas! parece que el Vilcherismo consciente o inconsciente está mas extendido de lo que parece.

Evidentemente la concepción del sindicalismo falangista es muy diferente de la concepción del sindicalismo marxista-comunista, tanto como lo son la concepción del sindicalismo vertical comparada con la horizontal que son sus desarrollos, o la traslación de la teoría a la practica. Lo único que les une es el concepto o . más bien la palabra, Sindicato, o Sindicalismo. Pero en la realidad son de naturaleza bien distinta. Confundirlos en una misma cosa es prueba de que no se conoce de lo que se habla ni minimamente.

Otra cosa es que se este en contra de el sindicalismo (o como se lo quiera llamar, pues tiene otros nombres) en general y sin apelativos y matices alguno. En este caso se denuncia el sindicalismo en general en un todo revuelto que no distingue nada. El sindicalismo es “malo” y antiliberal y no tiene razón de ser, y todo esto lo es simplemente por el mero hecho de Ser, pues no hay matices.

Salta a la vista en este caso, siendo así la cosa, sucede que no hay país en el mundo que no haya heredado los sindicatos Franquistas, los mismos EE.UU y la Gran Bretaña se han visto infectados por la marea del Franquismo. El Franquismo por lo visto ha acabado con el liberalismo Anglouseño , pues teniendo sindicatos Franquistas no pueden ser considerados liberales.

Pero lo cierto al final, es que, la diferencia entre el sindicalismo de corte joseantoniano y el marxista es brutal y en este sentido los sindicatos anglouseños siempre han sido muy joseantonianos, al menos en el sentido de que prefieren el marxista para sus enemigos y por eso lo fomentan en casa ajena mientras que en la propia se comportan de otra manera mas , como decia, joseantoniana.

Esto en cuanto a lo del sindicalismo, en cuanto a la majadería de lo del Fascismo Económico de la política franquista ¡que decir! ¿qué se puede decir ante semejante tontería? Con una vale, por que la cosa no merece ni respeto, basta con decir que no hay ni ha habido ni en EEUU ni RU en toda su historia momento en que no hayan practicado y defendido el fascismo económico como el que se denuncia, y esto siempre que ha beneficiado sus intereses sin excepcion. Y sin excepción, también, lo han denunciado cundo otros lo practican con el mismo fin que ellos mismos. En realidad la política económica de Franco es perfectamente liberal, al menos hasta donde la decencia y el sentido patriótico del bien común lo permiten.

Franco un verdadero liberal en el mayor sentido de la palabra. En el significado que hace que Franco fuese mas liberal, que un liberal de manual y doctrina. Franco era Liberal en el sentido fundamental e intimo del carácter y la personalidad humana, otros solamente lo son en el sentido doctrinario de una teoría política y económica. Otra palabra, como decía el otro día de la de Social y Socialismo, echada a perder. Si separásemos del termino liberal la concepción doctrinaria del liberalismo político teórico y lo definiésemos como liberalcista. Podría decirse que Franco era Liberal pero no Liberalcista. Por que los términos Liberal y Social están contaminados. Sus derivaciones han sido tomadas como sinónimos de doctrinas y teorías ideológicas y así hacen sinonimos de Social y socialismo al socialismo doctrinario e ideológico, que es otra cosa, y lo mismo hacen con Liberal y Liberalismo.

El Franquismo económicamente fue muy liberal, hasta el extremo de que defendía la Propiedad publica y la privada, defendía a los empresarios de los trabajadores y a los trabajadores de los empresarios en aras del beneficio para todos y el bien común. Defendía a la producción de la especulación beneficiando la creatividad emprendedora o al menos no perjudicandola. Todos los oficios liberales eran mimados y cualquier español que se lo propusiese y se lo currase podía montarse una empresa y aumentar su propiedad privada. Y al mismo tiempo potenciando aquellos sectores que por su naturaleza no generan los beneficios que atrae a la empresa privada por las causas que sean. Y muchos otros puntos que se harian interminables. Y que se pueden valorar si atendemos a los datos de industria, comercio y crecimiento que heredamos de aquella epoca.

En fin, esto de la prueba del algodon del liberalismo dogmatico y doctrinario no lo supera ni el que asó la manteca.
42 Hegemon1, día 21 de Junio de 2011 a las 13:03
40#

Para ser una Dictadura no se cómo pudo una parte, perqueña, todo hay que decirlo, de universitarios ideologizarse de esa forma. No nos vendas cuentos Gaditano. Como bien ha demsotrado Moa, ese numero de estudaintes apenas era significativo e influyente. La mayoria miró a las "revoluciones" de Europa con desinteres y alejados. Sino, no se pueden explicar muchas cosas.

Exageeras de forma deliverdad cuando dicesq ue nuestra Transición fué agónica y con muchas tensiones. Y si lo fué, como digo, sólo es culpa de la clase políticioa no de una población en situación extrema y opuesta radicalmente a Franco.
43 gaditano, día 21 de Junio de 2011 a las 13:08
En 1971 había, por esquematizar, dos clases de estudiantes universitarios: los "concienciados" y los otros. Los concienciados mamaban dosis masivas de marxismo más o menos revolucionario.
Los libros, los carteles, la música,la liberación sexual, todo lo progresista creaba una juventud muy diferente de la de unas décadas anteriores.
No había "saltos" en las calles de Madrid cada lunes y vada martes en los cincuenta o sesenta como los había en 1971, ni grises en la Universidad permanentemente.
!Vaya si el régimen de Franco agonizaba!
Carecía ya de apoyo juvenil, de entusiasmo militante.La sociedad española le daba la espalda a Franco cada vez más, al que veía como un dinosaurio y un resto del pasado. Ni los más franquistas como Piñar se hacían ilusiones sobre lo que podía durar la Dictadura y sus valores.
Creo que es una tesis razonable pensar que una Transición democrática en unas décadas más tranquilas, como las de los cincuenta o sesenta españolas,habrían traido una Democracia quizá menos amenazada por radicalismos y terrorismos.
¿Hubiese sido capaz el Partido Comunista por sí sólo, más cuatro vejestorios anarquistas de desestabilizar esa democracia en los cincuenta o sesenta más de lo que la desestabilizaron luego la ETA o el GRAPO, la droga y los radicalismos de todo tipo?
No lo creo.
44 Hegemon1, día 21 de Junio de 2011 a las 13:10
DeElea:

Pues yo no tendré ni idea de los sindicalismos pero tú de economia franquista, menos. Cuando dices que el Franquismo fué económicamente muy liberal, eso si que es no entender nada. El que se liberalizara cierta parte de la economía en el 59 no quiere decir que se fuera muy liberal sobretodo porque la industralización del pais se basó en grandes empresas públicas gobernadas por el INI. Se protegio en exceso al trabajador, como estamos sufirendo ahora, en detrimwento del empleo. Lo que pasa es lque la coyuntura de esos años permití esas licencias que ahora no se pueden, ¡¡Muy liberal esto!!..Es como decir que la economia China actual es muy liberal...¡¡si y yo soy marciano!!..¡¡Al igual que decis que Franco, el cual despreciaba el liberalismo, era "muy liberal!!...si hombre, y muy comunista también.
45 Hegemon1, día 21 de Junio de 2011 a las 13:12
43#

Por eso Gaditano Franco murió de muerte natural y no por ser derrocado.
46 DeElea, día 21 de Junio de 2011 a las 13:14
Su Ilustrisima, la misma razón que expone para criticar que la transición se hiciese después de la época de idiotización marxistoide progresoide, lo único que hace es justificarla. De hecho salta a la vista que si se hubiese hecho en esa época, la sociedad hubiese quedado indefensa ante la oleada marxistoide de los sesenta que señala usted.

¿es razonable argumentar que la democracia, con todos los defectos que quieran, tenía que esperar para su llegada a que la biología pusiese fin a la vida de Franco?

Sí, es razonable, de hecho tu abuelo (creo que era) lo hacia. a mi me parece razonable, por que ademas Franco lo estaba haciendo muy bien.
47 gaditano, día 21 de Junio de 2011 a las 13:17
De Elea: lo de que los sindicatos ingleses no sean marxistas es un buen chiste: Mire, yo he estado en asambleas, piquetes y manifestaciones en mis años londinenses, he escuchado los discursos incendiarios de los líderes sindicalistas británicos contra el capitalismo, contra Thatcher y leido entrevistas con el máximo líder de los sindicatos mineros en los años de la gran huelga de los mineros de los ochenta, Arthur Scargill,comunista, en los que despotricaba contra los obreros polacos de Walessa y sus luchas anticomunistas.
Una vez más no tiene usted ni idea de lo que habla, sólo cuatro recetas de catecismo ignorante.
Lo de que Franco era "liberal"...irrefutable, como siempre.Tan liberal como era chino o marciano.
48 gaditano, día 21 de Junio de 2011 a las 13:30
De Elea: Tan ignorante que ni sabes que a mi abuelo lo asesinaron antes del 18 de Julio de 1936, y que de Franco sólo opinaba que era un general más,aunque prometedor, ni siquiera el principal, que podría sumarse, si las cosas llegaban a cierto extremo, a un golpe de Estado.
Difícilmente pudo opinar sobre la política posterior de Franco, ni durante la guerra ni después, por la sencilla razón de que estaba muerto.
En cuanto a especular sobre su papel y actitudes de haber sobrevivido a la guerra caben pocas dudas de que apoyaba un gobierno autoritario que frenase los desmanes republicanos revolucionarios, incluido un posible golpe militar.
En cuanto a la postguerra creo que se hubiese sentido muy incómodo entre su deseo de frenar la Revolución o su retorno y su acendrado monarquismo.No creo que hubiese terminado en el exilio de Gil Robles, pero tampoco le veo instalado como ministro de Franco. Creo que era una personalidad demasiado formidable e inteligente para que Franco lo hubiese podido integrar en su política, sobre todo en lo referente a la Monarquía. Pero no me atrevo a hacer de profeta en ese tema.
Fue ministro de Primo de Rivera y no creo que hubiese tenido obejciones de principio para serlo de Franco, aunque dudo, como digo de que ni Franco, ni él, lo hubiesen deseado.
49 menorqui, día 21 de Junio de 2011 a las 13:32
Fausto y Josecho

Sí, ese es el ambiente que estoy sintiendo yo también, sintiéndolo en la misma piel. Cualquier cosa buena provoca el resentimiento, el resentimiento de una gente fracasada: los (anti)españoles.
Un resentimiento activo y pernicioso. Cada día tengo más ganas de irme, de comenzar de nuevo en otro lugar, en otra esfera giratoria de las que flotan en el vacío.
50 DeElea, día 21 de Junio de 2011 a las 13:48
Pues eso, lo que yo digo alma cándida, que a los sindicatos anglouseños se les iba la fuerza marxista por la boca en los mitines. Luego por los hechos los conoceréis. Y los sindicatos Anglouseños nunca fueron marxistas sino sindicatos nacionales que nunca comprometieron los intereses de su nación que son los de ellos mismos. Eso de comprometer los intereses nacionales solo lo fomentaban para otras naciones, de ahí tal vez que ellos fomentasen en sus mitines lo que luego hacían otros en sus naciones, pero cuidándose muy mucho de convertir la palabrería y la demagogia en hechos en su propia casa. Que una cosa son defender los derechos de los trabajadores y otra comprometer la economía y la sociedad de una nación en aras de la demagogia, que eso más que sindicalismo es traición a la patria y a los intereses de uno mismo.

« 1 2 »

En formato RSS© Copyright Libertad Digital SA. Juan Esplandiu 13, 28007 Madrid.
Tel: 91 409 4766 - Fax: 91 409 4899