Pío Moa

« Sobre la mujer en el franquismo | Principal | Mal, dolor, sufrimiento »

Feminismo y negocio

6 de Diciembre de 2008 - 09:21:01 - Pío Moa

Compartir:
Menéame Tuenti


El feminismo se proclama defensor "de la mujer", y muchos le siguen la corriente. En realidad, el feminismo viene a ser una versión desleída del marxismo, que sustituye al "proletariado", abstracción ya muy desgastada, por "la mujer". No las mujeres concretas, muy distintas unas de otras, como los hombres, sino "la mujer" tal como ellos se la figuran un tanto enfermizamente, al modo como los stalinistas hablaban del "obrero", sistemáticamente explotado por "el capitalismo". Hay muchos movimientos parecidos: el ecologismo, por caso, empeñado en salvar a doña Gaia de los estragos de la bruta humanidad, y, como el marxismo o el feminismo, emanciparnos a todos, de paso, de nuestros atrasos y prejuicios; y está en vías de creación el movimiento Gran Simio. 

Pero los feministas no defienden a "la mujer" más de lo que los comunistas al "proletario", los separatistas a las Vascongadas, a Galicia o a Cataluña, o los nazis a Alemania. Es decir, nada. Simplemente usurpan con toda desvergüenza una representación que nadie les ha dado e intentan imponer a la sociedad su particular visión de las cosas. 

La esencia del feminismo consiste en la negación de la feminidad y de las diferencias naturales, físicas y anímicas, entre varones y mujeres. De ahí su aversión a los hijos, a la educación de estos, al matrimonio, al hogar, su defensa del aborto, etc. No por azar feministas y homosexuales militantes van casi siempre juntos.

Un problema es que el feminismo se ha convertido en negocio, con amplios intereses creados y cruzados. Si a ustedes les propusieran estudiar la situación de "la mujer" en el Neolítico, incluso en el Paleolítico, probablemente quedarían algo asombrados. Pues no se asombren. Hay cientos de "investigaciones", estudios, ensayos, congresos internacionales y todo lo que ustedes quieran sobre tan especulativos temas (y cuanto más especulativos, mejor). La cosa da de comer a mucha gente. Un negocio boyante, como lo fue antes el marxismo –y en parte lo sigue siendo–: "informes", libros a mansalva, "historias de la violencia contra las mujeres", del "patriarcado", del "machismo", cuyo origen remiten unos espabilados a la Roma antigua, aunque podría retrotraerlo al Neolítico o al Paleolítico, en eso hay barra libre; y, por supuesto, publicaciones universitarias, presencia en los medios de masas, una bibliografía en ascenso imparable (una vez se domina el "método", como en el marxismo, la capacidad de componer librotes se vuelve infinita), todo ello especialmente alentado, en España, por la banda del Zapo, con invención de cátedras, cargos políticos, hasta ministerios con su correspondiente legión de paniaguados... ¡El ciudadano paga, le guste o no el invento!  

Parte del montaje son los estudios sobre la represión del franquismo temprano, "especialmente dura" sobre las mujeres, nos cuentan, aunque el número de mujeres asesinadas o fusiladas no superase un porcentaje mínimo, y fuera en la Barcelona del Frente Popular donde alcanzó una proporción más elevada, con diferencia. Esta clase de libros no suele vender mucho, pero tampoco importa: cuenta con subvenciones, con congresos y las correspondientes dietas, con el consumo endogámico impuesto por corruptos profesores universitarios, con la promoción en los medios-basura...

Y es que esta gente ha entendido bien que la trola solo tiene efecto si se realiza de modo estruendoso, insistente y bien financiado. Al paso que, por todos los medios que les sugieren su falta de decencia y de sentido democrático, intenta silenciar o desacreditar estudios más solventes. 

----------------------------  

**** Una derecha "ilustrada"

Presentar a stalinistas tipo Espinosa o Moreno Gómez como "rigurosos" demuestra una completa falta de sentido crítico, que no se salva con la obviedad de que "algo aprovechable hay en ellos". Ni las concepciones ni los métodos de estos personajes tienen que ver con otra cosa que con la propaganda de la "lucha de clases"; véase a Martín Rubio sobre sus "metodologías". 

En cuanto al franquismo, ya lo dijeron Besteiro y Marañón: fueron los nacionales, dirigidos por Franco, quienes libraron al país de la revolución, algo que jamás habría estado al alcance, ni siquiera en la intención, de cierto derechismo que se pretende ilustrado y "moderno", y recoge los tópicos progres, aprovecha unos esfuerzos ajenos que él nunca habría realizado, y osadamente nos explica que el franquismo, sobre todo el primero, supuso una "interrupción" en el proceso "modernizador". Se puede apostar sobre seguro a que esa derecha nos habría metido en la guerra mundial y habría sido incapaz de resistir al maquis y al injusto aislamiento de los años 40. 

El franquismo ha desaparecido, afortunadamente, pero tuvo su razón de ser y sus méritos. Uno de ellos, y no el menor, la reconciliación de los españoles –salvo unos pocos, aunque muy gritones, los del caso Solzhenitsin, para entendernos–, algo que nunca se debió, en absoluto, a los "ilustrados" y que permitió la transición sin demasiados traumas. Aunque con graves defectos, reflejados por ejemplo en la constitución. Una constitución a la medida de esa derecha con pretensiones ilustradas y modernas, que tampoco es capaz ni de defenderla ni de plantearse su reforma.

**** El desarrollo económico español no empezó en 1959, sino, por lo menos, en 1954. Las tasas de crecimiento en los años 50 fueron superiores a las de la época democrática, aunque llegaron a una crisis en 1959. La liberalización posterior superó la crisis y aumentó la tasa a un nivel solo superado por Japón. También en los años 40 las tasas de crecimiento fueron notables, aunque irregulares debido a los enormes problemas exteriores impuestos (en la posguerra mundial, los vencedores sometieron a España a un aislamiento y no concedieron el Plan Marshall, con lo que todo nos los debemos a nosotros, no a Usa como casi todo el resto de Europa). Contra lo que suele divulgarse, es probable que en 1944 se hubiera recuperado ya el PIB de 1935. En estas cosas los economistas discrepan mucho, demasiado, en parte debido a que los criterios económicos no se normalizaron hasta 1954.

**** Mercedes Fórmica, camisa vieja de Falange, publicó un artículo en ABC, en los años 50, que provocó una reforma importante en la legislación sobre el matrimonio. Dicha legislación, muy opresiva para la mujer que quería separarse, venía a ser una reacción excesiva de los años 40 contra la aguda descomposición familiar propiciada por la izquierda en los años 30, incluido el "hijos sí, maridos no". La legislación estaba inspirada, también en reacción excesiva, por una Iglesia que había sido reducida a ciudadanía de segunda durante la república y perseguida con propósitos exterminadores y extremado sadismo durante la guerra. La Falange, en general, no simpatizaba con aquellas medidas de origen eclesiástico que también prohibían el divorcio (es decir, lo prohibían para los católicos, que si querían divorciarse debían apostatar antes, cosa que pocos hicieron). Las cosas no se entienden si no se examinan las circunstancias.

Que un simple artículo sirviera para provocar un considerable cambio legislativo prueba, entre otras cosas, que la dictadura franquista era mucho más permeable y flexible de lo que se dice.

-----------------------------------------

(De La Vía de la plata)

"En el vestíbulo, el viajero pregunta por la Vía de la Plata. «De momento no tenemos nada». Lástima. Fuera, compra pan, fiambre y una bolsa de leche, y come apaciblemente, sentado en un bordillo de acera de la plazuela inmediata al teatro y al museo. Charlan por allí tres viejos a la sombra de los árboles, y un perrillo negro y lanudo que les daba compañía ladra agresivamente, pero sin acercarse mucho, al gourmet de la acera.

Satisfecho, el andariego va hasta las ruinas del teatro y el anfiteatro. Reposa sucesivamente en los bloques y en las gradas de uno y otro, o pasea por los senderos. No hay casi nadie. Una pareja, como acurrucada en lo alto del anfiteatro, mira caer la tarde sobre las piedras trabajadas, los cipreses, los pinos y el césped. Una mujer joven y gruesa, la barbilla apoyada en la mano, descansa en una grada del teatro, absorta en sus pensamientos. Un empleado joven, albañil o jardinero, sube al escenario, se sienta a su vez y golpea monótonamente con un palo el suelo pétreo; sus golpes resuenan secos. Luego, la pareja del anfiteatro baja al teatro y pasea despacio. Cada uno de los presentes parece ensimismado, y flota en el aire un bienestar calmo. Detrás de la escena, ruinas, jardincillos, el rumor del riego por aspersión.

Lentamente, el visitante da la espalda al lugar y se llega, paso a paso, a la Plaza de España, rebosante de gentío. Chicas bonitas, algunas realmente bellas. Cientos de gorriones arman algarabía en uno o dos árboles. Sobre el campanario de Santa María la Mayor dos cigüeñas están quietas en el nido, indiferentes al bullicio reinante a sus pies. Las incansables golondrinas pueblan el aire, y por el cielo avanza lenta, brillando al sol del ocaso, la estela de un avión invisible.

A esa hora, por toda la península se repetirá el cuadro en multitud de calles y plazas. Un conocido del viajero, navarro residente en San Sebastián, le había comentado: «En cuanto cruzas la frontera te das cuenta de que estás en otro país. Cuando aquí todo el mundo anda por la calle charlando y tomando vinos, en Francia se meten en sus casas a ver la televisión, y las calles se vacían». Quién sabe.

El viajero encuentra una mesa libre en una terraza y pide una cerveza. A su lado, un trío infantil reproduce, inconsciente, un juego vital. Son dos niños y una niña. Ésta y uno de los chicos juegan a gusto, bastante compenetrados. El tercero, menor y de movimientos menos ágiles, sigue a la chica, a la que trata visiblemente de impresionar para que le haga caso, pero ella continúa con el mayor, de quien no recibe atención especial. En algún momento la niña rechaza al pequeño, e incluso le pega. El crío acude llorando a su madre, que tampoco le hace mucho caso, y él vuelve, tozudo, detrás de la chica. Ha cogido un vaso de plástico de alguna calidad, de los que no se desechan, y lo arroja al suelo para atraer la curiosidad de ella. La madre, sentada con amigos a unos metros de distancia, le riñe sin ganas. El niño persiste en tirar el vaso, y la chiquilla le mira atenta. Se le acerca y juegan unos instantes, pero pronto ella retorna al otro, el cual había seguido corriendo y jugando, indiferente a la preferencia de que es objeto.

En torno a las mesas charlan las gentes, formando corros amistosos. Frecuentes risas femeninas saltan sobre los rumores de la plaza. El viajero contempla con una mezcla de placer y frustración la gesticulación de las mujeres, tan peculiar y agradable; sus pechos, comparados habitualmente con frutas, colocados por la naturaleza en un plano destacado, como incitante muestrario de los dones y placeres de la vida terrestre. 
 

http://www.youtube.com/watch?v=hRwj7WUYTnY

Comentarios (57)

« 1 2 »

51 jflp, día 7 de Diciembre de 2008 a las 01:01
Manuelp

El ejemplo de Wellintong, me llamó la atención precisamente por eso, porque conocía el enorme cuidado que ponía en evitar bajas innecesarias.

La obra que hago referencia, la Guerra de Independencia en 13 tomos, que se empezaron a editar en 1973 y acabó el año pasado, es imprescindible para cualquiera que le guste la historia militar, y ahí es donde se narra con toda crudeza lo incompetente que se volvía este fantástico general cuando se encontraba en el camino con una ciudad amurallada.

Alguno dirá que ¿por qué cuenta esto?

La causa, es que el análisis de Franco como militar se toma con una ligereza y una simplicidad que no es normal.

La obra de Blanco Escolá, supuso un gran aldabonazo. Esta obra, yo aquí la he denunciado como tramposa ya que usa un termino técnico la incompetencia, sin aclarar que es diferente al que usamos en lenguaje ordinario. Luego se niega a reconocer cuando lo hizo bien, de forma que por ejemplo en la retirada de Xauen (el mejor Franco militar, sin duda) pasa de largo como si nunca hubiera existido.

Pero ese aldabonazo, fue contestado de una forma harto simple, con argumentos pueriles como "no podía ser incompetente porque ganó la guerra", "el del general más joven de Europa", su papel en Marruecos. Y es que a la hora de salvar la fama militar del "Caudillo", se ha terminado usando argumentaciones delirantes que ya traeremos aquí... como un análisis de la batalla del Ebro publicado en Revista de Historia Militar, que es para caerse de patas.

Mucha de la culpa de semejantes desvaríos la tiene Blanco por hacer una obra tramposa en vez de haberse ceñido exclusivamente al tema tecnico y a la trampa, absolutamente impresentable, del título, pero también desde el otro lado se ha caido en la misma parcialidad.

Respecto al tema de la dictadura de Primo, en materia económica, Lead creo que le ha contestado acertadamente.

En cuanto al aspecto social, Primo de Rivera podía ser personalmente lo que fuera, pero lo cierto que no podía oponerse al avance de una sociedad cada vez más abierta. Era la sociedad, gracias al impulso económico la que evolucionó rápidamente en aquellos años.

Evolución que por ejemplo ha sido sistemáticamente ignorada, cuando no ocultada y falsificada por los desmemoriados de la Memoria. Respecto a la posición de los franquistas me reafirmo en lo de ayer: corteses palabras y le ignoraron.

Por cierto, los periódicos del primer tercio de siglo ya están el red. Cuando yo hice mi estudio, para unas humildes jornadas de historia local, tuve que recurrir a la hemeroteca. Hoy manuelp, todos a golpe de clic podemos ver la prensa de entonces y juzgar directamente.


Tigrita.

No, si lo que hay que hacer es volver a aquellos maravillosos años en los que a concejales y a alcaldes los nombraba el gobernador civil y tener en las Cortes a los presidentes de las Camaras de Comercio, de los consejos de abogados, los obispos y aquellos pintorescos saharahuis con ropajes curiosos que a las primeras de cambio se fugaron con los marroquíes.

Ah, ese es el futuro...

El problema es que no se quiere ver que los que mandan en el PSOE son los hijos y nietos de los que mandaron en el franquismo. Aquellos cargos intermedios que tan maravillosos eran según usted, y que como conocían por donde iban a ir las cosas aleccionaron bien a sus criaturas para que echaran a patadas a los poquísimos socialistas reales que había en España.

Y así son las cosas, la cúpula del gobierno plagada de hijos de sus maravillosos franquistas y los hijos de los que estaban en la resistencia... en el andamio.
52 jflp, día 7 de Diciembre de 2008 a las 01:06
Pio Moa.

Gracias por indicar que Mercedes Formica era "camisa vieja". Vamos, un exito de la condición femenina y encima realizado por una camisa vieja y con el apoyo editorial de un periódico de la carcundia como aquel ABC, ¡anatema!.

Respecto al hilo, creo que ya estamos cayendo en el comentario ligero. Repecto al feminismo ¿no podría precisar apuntando directamente a autoras y organizaciones y asociaciones que representan esa línea de pensamiento que usted denuncia?

El feminismo es algo que se puede entender de tantas maneras que al denunciarlo sin precisar da argumentos a sus enemigos.
53 egarense, día 7 de Diciembre de 2008 a las 01:56
En el pasado eran más considerados y nos ahorraban la molestia de votar, y sobretodo nos salían mucho más baratos... Hoy en las Cortes tenemos un montón de diputados, de dudosa representavilidad, que están sujetos a la disciplina de partido, por lo que muy bien nos podríamos ahorrar el dinero que cuesta mantener la cámara, y que la política se hiciera directamente desde los partidos...
54 lead, día 7 de Diciembre de 2008 a las 02:08
[Enlaces económicos]

Veo que no salen algunos enlaces de mis posts sobre Economía española ( a la que me confina gaditano, como antes se confinaba a la cocina a la mujer, esa cuya natural condición femenina y salud gaditano quiere mejorar recomendándole que tenga sus hijos en casa, en vez de en los deshumanizados hospitales y maternidades).

Post #23, s/ creación del Instituto Nacional de Previsión:

http://es.wikipedia.org/wiki/Instituto_Nacional_de...

Post #22, s/ un siglo de Economía española:

http://altea.daea.ua.es/aehe2008/index.php/2006/11...

Post #19, s/ dificultades de España en el G-7:

http://www.cotizalia.com/cache/2008/02/20/77_espan...


55 lead, día 7 de Diciembre de 2008 a las 02:52
[Cuadros macroeconómicos, feminismo y Sección Femenina]

Tiene razón gaditano: qué sabemos los demás (yo, entre ellos) de la mejora de la condición de la mujer en España, y, sobre todo, Moa. Porque supongo que el feminismo trata de eso: de la mejora de la condición de la mujer.

Yo, por la parte médica, sé un poco, al ser nieto y hermano de médicos que, sin ser pediatras, trataron muchas pacientes; y por la parte humana, lo me llegó de mis cuatro hermanas, mayores que yo, y lo que me trasmite mi mujer (licenciada universitaria en los años 70 por, entre otras cosas, mi insistencia en que estaba preparada para tener una carrera superior (que después ha ejercido durante 32 años).

Por cierto: mis hermanas y mi mujer tuvieron sus respectivos hijos (12 entre las cinco)en clínicas bien dotadas para hacer frente a cualquier contingencia médica si ésta se presentaba durante el parto. Mis hermanas y mi mujer también amamantaron a sus hijos (con lógico recato en público, que tampoco es cuestión de presumir).

Pero estábamos hablando de cuadros macroeconómicos. En el post #26 hay uno sobre la disminución drástica de la mortalidad infantil y la mejora de la esperanza de vida en España a partir del año 40: ¿es posible que la actuación de la Sección Femenina tuviera algo que ver en ello? Es lógico pensar que sí, pues si de una actuación se sigue un efecto, es probable que haya una relación causa-efecto. Siempre oí en casa que las de la Sección Femenina habían mejorado increíblemente la condición de la mujer y de las madres en el campo (entonces España tenía, todavía, una considerable población rural). El cuadro es el siguiente: (vean y juzguen)


Sin embargo, hay numerosos indicios de que dichas valoraciones sobre el desarrollo de la economía española durante la década de los cuarenta pudieran ser pesimistas. El dato más claro procede de las cifras de bienestar físico: entre 1940 y 1950 la mortalidad infantil (7) se redujo en un 41% y la esperanza de vida pasó de 50 años a 62, mejoras que transforman España, como se ve en la Tabla I-1 . Pero existen otros indicadores, como la producción de electricidad (+91%), el número de estudiantes universitarios (+37%) o de bachillerato (+41%), o los teléfonos instalados (+99%), que sin ser tan espectaculares como los anteriores son incompatibles con una economía estancada.

A la vista de la discrepancia entre estos indicadores y las opiniones citadas, presento una nueva estimación del desarrollo del Producto Interior Bruto de España entre los años 1929 y l962.

Tabla I-1. Esperanza de vida al nacer y mortalidad infantil en España (8)

Esperanza de vida al nacer Mortalidad infantil
Años Valor al inicio de la década (años) Variación en la década (años)
1900 34,8 6,9
1910 41,7 -0,5
1920 41,2 8,8
1930 50,0 0,1
1940 50,1 12
1950 62,1 7,8
1960 69,9 2,5
1970 72,4
Valor al inicio de la década (tanto por mil) Variación en la década (%)
185,9 -20%
149,3 +11%
165,0 -29%
117,1 -7%
108,7 -41%
64,2 -45%
35,3 -41%
20,8

Es decir, la esperanza de vida pasó de 50,1 años en 1940 a 62,1 en el 50, 69,9 en el 60, y 72,4 en el 70.

La mortalidad infantil pasó de 108,7 niños muertos por mil nacidos en 1940 a 64,2 en el 50 (una reducción de casi a la mitad en los difíciles 40), 35,3 en el 60 y 20,8 en el 70, con una España ya muy urbanizada y bastante desarrollada económicamente (gracias a la terrible "oprobiosa").

La mejora de la condición femenina, con las mujeres ya incorporadas a la universidad y a las actividades económicas productivas (fuera de casa), creo que debe bastante a la Sección Femenina. Bastante más que a Simone de Bovoir y su "segundo sexo" (y no digamos que a las aportaciones de su compañero, Jean Paul Sartre, con el que compuso una "extraña pareja", como después se supo de estos dos seres autoliberados de muchas de las miserias de la condición humana, excepto del "infierno (que) son los otros".



56 gaditano, día 7 de Diciembre de 2008 a las 05:03
manuel p dice que el sentimiento patriótico es algo tan maravilloso que basta para hacer buenos ejércitos. Si tan fuerte y maravilloso es no habría que hacer levas ni obligar por la fuerza a hacer el servicio militar. Si se crea un ejército mediante la coacción es obvio que no está sólo basado en los sentimientos patriótoicos. Es la coacción y el miedo al castigo lo que aglutina, mejor o peor a esos soldados.
Más que dudoso que esos soldados vayan a sentir maás a su patria y a defenderla mejor que otros voluntarios.
La coacción es el mal de la sociedad y la uitopía el minimizarla. En todos los órdenes.
57 gaditano, día 7 de Diciembre de 2008 a las 05:11
lead: Ya estamos con ese manido argumento de reducurlo todo a macroeconomía. La mortalidad infantila y materna se redujo en España por muchos factores, de los que la mejor higiene, alimentación y el desarrollo de la medicina no son los menores. Pero más o menos lo mismo pasaba en todas las sociedades europeas. Esos avances eran del nivel de vida, de la ciencia,de la técnica que aliviaba el trabajo doméstico, de factores que sobrevolaban lo estrictamente político.
Comparar esos fenómenos con las ideas, sean las de la Beauvoir o de quien sea es confundirlo todo.

Me pregunto en quien piensa Moa cuando habla de feminismo.¿En Germaine Greer, Betty Friedan, Beauvoir,Kate Millett, Sheila Rowbotham, en las mujeres que se movilizan para dar a luz, criar y educar de maneras alternativas, en las abortistas, en las feministas socialistas, en las feministas "separatistas",en cualquier mujer que reivindique igualdad de derechos con el hombre en todos los terrenos?

« 1 2 »

En formato RSS© Copyright Libertad Digital SA. Juan Esplandiu 13, 28007 Madrid.
Tel: 91 409 4766 - Fax: 91 409 4899