Pío Moa

« ¡El pastor Fabricio rebate a Von Mises! | Principal | Fabricio insiste en refutar a Mises »

Falsedad e historia

28 de Abril de 2009 - 09:14:39 - Pío Moa

Compartir:
Menéame Tuenti

Hoy, en El economista

Cuando investigaba sobre los mitos de la guerra civil, pude sorprenderme de la enorme cantidad de falsedades divulgadas en estos años sobre aquel pasado. Muchas de ellas no precisaban investigación, pues contradecían el sentido común más elemental. Por ejemplo la pretensión de que el Frente Popular o Stalin defendían la libertad, aserto no menos absurdo que hacer de Hitler un protector de los judíos. Y sin embargo ese absurdo fundamenta el discurso histórico hoy prevaleciente en España al respecto.

He tenido la misma experiencia al preparar Franco para antifranquistas. Casi todas las acusaciones a Franco pueden refutarse con datos y sin mucha dificultad: o son falsedades o, en el mejor de los casos, exageraciones y distorsiones. Se insiste mucho sobre la brutal represión de postguerra, como si fuera el único aspecto significativo de su régimen. Pero no se puede juzgar al personaje solo por eso, como no se puede juzgar a Churchill o a Roosevelt solo por los espeluznantes bombardeos sobre la población civil alemana o japonesa. Como es fácil observar, Franco resulta, por comparación, muchísimo menos cruel que los dos políticos anglosajones. Y resulta grotesco que quienes más juzgan de ese modo sean personas influidas por la propaganda comunista, es decir, defensoras directas o indirectas de crímenes mucho mayores. Dejo aparte a esa mezcla de vanidosos e ingenuos que juzgan con dureza olvidando las circunstancias históricas, según principios abstractos que ellos mismos, desde luego, no cumplen.

El liberal Marañón dijo: "lo más irritante de los rojos es esa constante mentira". Y Besteiro se refirió al "Himalaya de embustes" de la propaganda del Frente Popular. Hoy vuelve ese irritante Himalaya, pagado con dinero de todos por un gobierno que se identifica, y no es casual, con aquel Frente al que imperdonablemente derrotó Franco. No les falta osadía. Ni corrupción.

----------------------------------

Diálogos pastoriles

FELICIO.- Pero en tan amena conversación, mis dilectos amigos, la tarde ha cumplido su amigable tarea y se despide. Tendremos que imitarla nosotros, recoger los ganados y dejarlos estabulados cual conviene. ¿Nos vemos luego en la taberna del Bauprés, como de costumbre?

MAURICIO.- Por supuesto, faltaría más. Pero tú, ¡oh Salicio!, haz el favor de no traerte la zambomba o te la romperé en la cabeza. No soy violento, bien lo sabéis, pero todo tiene un límite.

***

FELICIO.- En verdad que no sé si habrá fuera de nuestro Porriño, en el mundo entero, otra taberna con tales méritos como esta. Amplia, con una penumbra que no impide, sin embargo, leer, con estas vigas de noble maderamen, dice el dueño, don Picio, que están hechas con baupreses de barcos antiguos...

SULPICIO.- Y yo lo creo, Felicio, lo mismo si me dice que son de baupreses que de palos de mesana o de cedros del Líbano del templo de Salomón. Decía un personaje de nuestro añorado Cunqueiro: "Créeme, Paquiño, tienes que creerme, total ¿qué te cuesta?". A mí no me cuesta nada, y en cambio salgo ganando: el dueño, Picio, se esponja de satisfacción cuando le felicito por sus vigas de bauprés, y me da alegría verle a su vez contento, aparte de que, a cambio de ese elogio nos trata mejor, nos da buenos vinos y no nos cobra más de lo conveniente, aunque alguna rara vez hayamos terminado borrachos como cubas y él habría podido saquearnos a placer... Hago un bien con mi credulidad, y recibo otro bien, ¿Qué más hay que rascar? Pero he aquí que se acerca nuestro bravo tabernero. No le aduléis más de la cuenta.

PICIO.- Hola, camaradas, como veis, hoy solo por clientes tengo a aquel par de labriegos que cabe aquella retirada mesa sus posaderas asientan, y con la lluvia que ha empezado a caer, seguro que no vienen más. Discutir a voces, pues, podéis libremente, y cantar destempladamente cual soléis, aunque otras veces haya tenido que regañaros, no porque me disguste, voto a bríos, sino por las de la clientela protestas, pues, como sabéis, el negocio he de cuidar.

MAURICIO.- Descuida, Picio, poético tabernero, que somos pastores cultivados y de honor, y cuando alguna vez nos pasamos de rosca, sabemos rectificar. Pero estábamos diciendo que esta es la taberna más espléndida que existe en todo el ancho mundo. No es que yo conozca todo el mundo, claro está, pero es que no concibo ninguna mejor. Estuve hace poco en una realmente maravillosa en Lübeck, donde fui por un negocio lanero, una taberna marinera que dicen viene de tiempos de la Liga Hanseática, pero, sin quitarle méritos, la encontré algo recargada. Y esa de Bayona, ¿cómo lle chaman? Non macordo agora, está moi ben, pero é algo cativa, no tiene esta amplitud espacial...

FABRICIO.- Pero esas grandes telarañas que adornan los rincones, ese hollín que tapiza las paredes, esta oscuridad que el fuego de la chimenea a disipar no alcanza... Las mujeres no entrarán aquí, Picio.

SULPICIO.- ¡Coño, mira a Fabricio, el ligón! ¡Cómo si alguna mujer fuera a fijarse en ti, hombre excepcional!

PICIO.- As mulleres e as tabernas non fan boa mistura, Fabricio. Pra elas inventáronse as cafeterías.

FABRICIO.- A una mujer tonta le gustarán los tontos como tú, bellaco Sulpi. Estoy seguro de que ligas muchísimo, pues de esas hay muchas. Pero a una inteligente le gustará un hombre inteligente, a pesar de ... de excepcionalidades como las mías. Cierto que no he conocido a ninguna de mi agrado, pero estoy seguro de que algún día...

PICIO.- Esas querellas a un lado dejemos, rapaces, ¿Qué queredes?

MAURICIO.- Lo de siempre: queso, chorizo, jamón, aceitunas, buen vino...¡Ah, y filloas, que es la temporada!

PICIO.- ¿Filloas con mermelada?

SULPICIO.- ¡Qué mermelada ni qué...! Filloas de sangre y de las otras, sin más caralladas. Y luego ven a sentarte con nosotros, que disfrutemos de tu conversación amena. ¡Picio! En verdad los tópicos mienten a menudo, porque eres hermoso como un dios griego, y no menos ocurrente.

FABRICIO.- Me siento solidario de Picio. Es, en efecto, como un dios griego bizco, de nariz como un bauprés, dientes mellados, panzudo, calvo a la Anasagasti...

MAURICIO.- La belleza es según quién la contempla, Fabricio. Por cierto, de paso para aquí, entré un momento en la peña pastorácea, y me dieron otro mensaje de manuelp, que vuelve a atacarte con el ariete de Von Mises, y esta vez me parece que entre todos haremos pedazos el muro de sofismas y falacias tras el cual parapetas tus dislates.  

Comentarios (265)

« 1 2 3 4 5 6 »

251 Oswald, día 29 de Abril de 2009 a las 09:26
Claro, ignapas, las normas dictadas por el Estado para proteger la justicia y los derechos humanos no tienen nada que ver con el intervencionismo. Sólo es intervencionismo estatal el intervencionismo malo...y así salvamos el dogma.
252 Oswald, día 29 de Abril de 2009 a las 09:30
Dice Gaditano: "se podrán decir muchas cosas sobre la necesidad o no necesidad militar de los bombardeos sobre Alemania, incluso sobre Hiroshima", es que esa es la cuestión fundamental, porque si esos bombardeos eran innecesarios, Franco es la madre Teresa de Calcuta al lado de Roosevelt y Churchill.
253 Perieimi, día 29 de Abril de 2009 a las 10:04
manuelp, se traga toda "la ganga", con tal de que venga en "lacuchufletaliberalismo.org". Vaya vd. a los grandes, no se deje embaucar por materialistas vergonzantes: Strauss, Voegelin, M.F. Quintiliano, Maquiavelo, Hannah Arendt...Tenía un rollo preparado, pero a la hora de subirlo se cortó la conexión y no lo pude guardar. Popper, a pesar de su críotica al historicismo cae en él, y eso le pasa a Moa. Es lo qiue intenta decirnos el de Cádiz, a su manera.
Detrás de esto está la visión que tienen vds. del Estado, aun reputándose de liberales.
254 gaditano, día 29 de Abril de 2009 a las 10:07
Oswald: Yo distingo entre la zona gris en la que se debate la mayor o menor necesidad de una acción de guerra, caso de los bombardeos, sobre la que caben diferencias de valoración entre personas de buena fe y algo como el fusilamiento de personas por sus ideas en tiempo de paz por un dicatador.
Sobre ese segundo punto me parece mucho más difícil hablar de zona gris entre hombres de buena fe.
Pero si Moa y los moabitas estáis a favor de fusilar a las personas por sus ideas, tened el valor y la decencia intelectual de decirlo y dejaros de hipocresías.
255 gaditano, día 29 de Abril de 2009 a las 10:10
periemi: A lo mejor su oscura eminencia se digna explicar "al de Cádiz" lo que intento decirles a "mi" manera.
La verdad, no le entiendo, porque la ojeada que le he echado a lo de manuel p sobre Platón me hace simpatizar con lo que allí se expone, y no lo contrario, como parece sugerir su confusa sabiduría.
256 Oswald, día 29 de Abril de 2009 a las 10:13
Gaditano: ¿cuántos españoles fueron fusilados en la posguerra española sólo por sus ideas?
¿Comparamos la represión franquista con la anti-colaboracionista en Francia tras la liberación?

Lo de la zona gris explíqueselo a los cientos de miles de civiles alemanes muertos en bombardeos lanzados deliberada y exclusivamente sobre ellos (nada de daños colaterales entre dos fuegos)


Pero claro, Churchill y Roosevelt eran demoócratas luchando contra el fascismo y podían hacer lo que les diera la gana que estaría bien, y Franco era un "fascista" e hiciera lo que hiciera estaría mal.
257 Perieimi, día 29 de Abril de 2009 a las 10:20
Gaditano en mi eterna sabiduría.

Hablo de historicismo ¿sabe vd. lo que es eso?, y saco una interpretación por un efecto que vd. critica de Moa, nada más.
258 Perieimi, día 29 de Abril de 2009 a las 10:21
No me extraña que "simpaticen", la confusión es grande.
259 Perieimi, día 29 de Abril de 2009 a las 10:26
Como ya me tienen hasta los "webs" con el asunto, les diré que el mito de la claridad y transparencia es TOTALITARIO, y bastante más que Platón que no lo es en absoluto. Nada más por hoy.
260 Sorel, día 29 de Abril de 2009 a las 10:27
Buenos días.

EVITA LA QUIEBRA CON FONDOS PÚBLICOS
El Tesoro de EEUU también rescata a Chrysler, que debe 6.900 millones
El Departamento del Tesoro de EEUU y los acreedores de Chrysler han llegado a un acuerdo para canjear la deuda del fabricante por acciones, lo que podría evitar la quiebra de la empresa. Este rescate se suma al de General Motors.

http://www.libertaddigital.com/economia/el-tesoro-...

¡Caramba con el paradigma de la economía liberal, ejemplo del libre mercado y demás fantasmagorías!

261 manuelp, día 29 de Abril de 2009 a las 10:33
Don Periemi (Que no, Dom Perignon)

Se cabrea usted porque gaditano, al que contaba con atraer a sus posiciones no se deja, ¡bueno es gaditano!, y emite un "Senatus consultum ultimum" contundente y se las pira. Hasta otra
y tranqui.
262 Perieimi, día 29 de Abril de 2009 a las 10:34
¡Eso, pueden vds. seguir contando muertos!
263 gaditano, día 29 de Abril de 2009 a las 10:34
periemi: En su día leí a Popper: La miseria del historicismo, La Sociedad Abierta y sus enemigos y algún capítulo de La Lógica de la Investigación Científica. Hablo de los años setenta, comienzos, cuando todos mis compañeros de universidad con "inquietudes" eran más o menos marxistas. Yo iba por libre.
Así que creo haber entendido lo que Popper llama historicismo.
Mis críticas a Moa son por minimizar la represión franquista, entre otras muchas cosas.

Oswald: Que tantos alemanes muriesen no es una "zona gris". Es un hecho. Lo que se discute es la justificación moral de tal o cual acción de guerra,tema sobre el que, en mi opinión, caben discrepancias no motivadas por pasiones sectarias.

Desconozco qué porcentaje de los miles de fusilados por el franquismo lo fue sólo por su ideario. No creo que nadie lo sepa. Pero si tú o moa creéis saberlo nada os impide dar las cifras y vuestra satisfacción porque se hiciese. Yo estoy en contra, fuesen dos, doscientos, dos mil o diez mil los así fusilados.
264 Oswald, día 29 de Abril de 2009 a las 10:36
No, Gaditano, paracxe q
265 Oswald, día 29 de Abril de 2009 a las 10:37
No, Gaditano, parece que es usted el que sabe cuántos fueron fusilados sólo por sus ideas, y que fueron muchos.

« 1 2 3 4 5 6 »

En formato RSS© Copyright Libertad Digital SA. Juan Esplandiu 13, 28007 Madrid.
Tel: 91 409 4766 - Fax: 91 409 4899