Pío Moa

« ¡El pastor Fabricio rebate a Von Mises! | Principal | Fabricio insiste en refutar a Mises »

Falsedad e historia

28 de Abril de 2009 - 09:14:39 - Pío Moa

Compartir:
Menéame Tuenti

Hoy, en El economista

Cuando investigaba sobre los mitos de la guerra civil, pude sorprenderme de la enorme cantidad de falsedades divulgadas en estos años sobre aquel pasado. Muchas de ellas no precisaban investigación, pues contradecían el sentido común más elemental. Por ejemplo la pretensión de que el Frente Popular o Stalin defendían la libertad, aserto no menos absurdo que hacer de Hitler un protector de los judíos. Y sin embargo ese absurdo fundamenta el discurso histórico hoy prevaleciente en España al respecto.

He tenido la misma experiencia al preparar Franco para antifranquistas. Casi todas las acusaciones a Franco pueden refutarse con datos y sin mucha dificultad: o son falsedades o, en el mejor de los casos, exageraciones y distorsiones. Se insiste mucho sobre la brutal represión de postguerra, como si fuera el único aspecto significativo de su régimen. Pero no se puede juzgar al personaje solo por eso, como no se puede juzgar a Churchill o a Roosevelt solo por los espeluznantes bombardeos sobre la población civil alemana o japonesa. Como es fácil observar, Franco resulta, por comparación, muchísimo menos cruel que los dos políticos anglosajones. Y resulta grotesco que quienes más juzgan de ese modo sean personas influidas por la propaganda comunista, es decir, defensoras directas o indirectas de crímenes mucho mayores. Dejo aparte a esa mezcla de vanidosos e ingenuos que juzgan con dureza olvidando las circunstancias históricas, según principios abstractos que ellos mismos, desde luego, no cumplen.

El liberal Marañón dijo: "lo más irritante de los rojos es esa constante mentira". Y Besteiro se refirió al "Himalaya de embustes" de la propaganda del Frente Popular. Hoy vuelve ese irritante Himalaya, pagado con dinero de todos por un gobierno que se identifica, y no es casual, con aquel Frente al que imperdonablemente derrotó Franco. No les falta osadía. Ni corrupción.

----------------------------------

Diálogos pastoriles

FELICIO.- Pero en tan amena conversación, mis dilectos amigos, la tarde ha cumplido su amigable tarea y se despide. Tendremos que imitarla nosotros, recoger los ganados y dejarlos estabulados cual conviene. ¿Nos vemos luego en la taberna del Bauprés, como de costumbre?

MAURICIO.- Por supuesto, faltaría más. Pero tú, ¡oh Salicio!, haz el favor de no traerte la zambomba o te la romperé en la cabeza. No soy violento, bien lo sabéis, pero todo tiene un límite.

***

FELICIO.- En verdad que no sé si habrá fuera de nuestro Porriño, en el mundo entero, otra taberna con tales méritos como esta. Amplia, con una penumbra que no impide, sin embargo, leer, con estas vigas de noble maderamen, dice el dueño, don Picio, que están hechas con baupreses de barcos antiguos...

SULPICIO.- Y yo lo creo, Felicio, lo mismo si me dice que son de baupreses que de palos de mesana o de cedros del Líbano del templo de Salomón. Decía un personaje de nuestro añorado Cunqueiro: "Créeme, Paquiño, tienes que creerme, total ¿qué te cuesta?". A mí no me cuesta nada, y en cambio salgo ganando: el dueño, Picio, se esponja de satisfacción cuando le felicito por sus vigas de bauprés, y me da alegría verle a su vez contento, aparte de que, a cambio de ese elogio nos trata mejor, nos da buenos vinos y no nos cobra más de lo conveniente, aunque alguna rara vez hayamos terminado borrachos como cubas y él habría podido saquearnos a placer... Hago un bien con mi credulidad, y recibo otro bien, ¿Qué más hay que rascar? Pero he aquí que se acerca nuestro bravo tabernero. No le aduléis más de la cuenta.

PICIO.- Hola, camaradas, como veis, hoy solo por clientes tengo a aquel par de labriegos que cabe aquella retirada mesa sus posaderas asientan, y con la lluvia que ha empezado a caer, seguro que no vienen más. Discutir a voces, pues, podéis libremente, y cantar destempladamente cual soléis, aunque otras veces haya tenido que regañaros, no porque me disguste, voto a bríos, sino por las de la clientela protestas, pues, como sabéis, el negocio he de cuidar.

MAURICIO.- Descuida, Picio, poético tabernero, que somos pastores cultivados y de honor, y cuando alguna vez nos pasamos de rosca, sabemos rectificar. Pero estábamos diciendo que esta es la taberna más espléndida que existe en todo el ancho mundo. No es que yo conozca todo el mundo, claro está, pero es que no concibo ninguna mejor. Estuve hace poco en una realmente maravillosa en Lübeck, donde fui por un negocio lanero, una taberna marinera que dicen viene de tiempos de la Liga Hanseática, pero, sin quitarle méritos, la encontré algo recargada. Y esa de Bayona, ¿cómo lle chaman? Non macordo agora, está moi ben, pero é algo cativa, no tiene esta amplitud espacial...

FABRICIO.- Pero esas grandes telarañas que adornan los rincones, ese hollín que tapiza las paredes, esta oscuridad que el fuego de la chimenea a disipar no alcanza... Las mujeres no entrarán aquí, Picio.

SULPICIO.- ¡Coño, mira a Fabricio, el ligón! ¡Cómo si alguna mujer fuera a fijarse en ti, hombre excepcional!

PICIO.- As mulleres e as tabernas non fan boa mistura, Fabricio. Pra elas inventáronse as cafeterías.

FABRICIO.- A una mujer tonta le gustarán los tontos como tú, bellaco Sulpi. Estoy seguro de que ligas muchísimo, pues de esas hay muchas. Pero a una inteligente le gustará un hombre inteligente, a pesar de ... de excepcionalidades como las mías. Cierto que no he conocido a ninguna de mi agrado, pero estoy seguro de que algún día...

PICIO.- Esas querellas a un lado dejemos, rapaces, ¿Qué queredes?

MAURICIO.- Lo de siempre: queso, chorizo, jamón, aceitunas, buen vino...¡Ah, y filloas, que es la temporada!

PICIO.- ¿Filloas con mermelada?

SULPICIO.- ¡Qué mermelada ni qué...! Filloas de sangre y de las otras, sin más caralladas. Y luego ven a sentarte con nosotros, que disfrutemos de tu conversación amena. ¡Picio! En verdad los tópicos mienten a menudo, porque eres hermoso como un dios griego, y no menos ocurrente.

FABRICIO.- Me siento solidario de Picio. Es, en efecto, como un dios griego bizco, de nariz como un bauprés, dientes mellados, panzudo, calvo a la Anasagasti...

MAURICIO.- La belleza es según quién la contempla, Fabricio. Por cierto, de paso para aquí, entré un momento en la peña pastorácea, y me dieron otro mensaje de manuelp, que vuelve a atacarte con el ariete de Von Mises, y esta vez me parece que entre todos haremos pedazos el muro de sofismas y falacias tras el cual parapetas tus dislates.  

Comentarios (265)

« 1 2 3 4 5 6 »

201 manuelp, día 28 de Abril de 2009 a las 18:42
Sorel

No tiene que pedir ninguna disculpa, precisamente defendemos la libertad de que cada uno pueda expresarse como crea conveniente.
A mi, el tal Castellani, me ha parecido un integrista de tomo y lomo, al menos esa cita que ha puesto.
202 manuelp, día 28 de Abril de 2009 a las 18:46
# 197 HGE

Efectivamente, las verdades "relativas" son lo suficientemente abundantes para tenernos ocupados toda la vida en su descubrimiento.
Esa que usted cita, la verdad de la nación española, además es lo suficientemente importante para dedicarse a ella en cuerpo y alma.
203 HGE, día 28 de Abril de 2009 a las 18:47
IGNAPAS: se puede y de hecho se pudo, con la aprobación de la Constitución de 1978, tan degradada en la hora actual. De hecho no todos los católicos son conservadores (los hay liberales, los hay o hubo incluso socialistas y comunistas...)

Creo que la diferencia radical estriba más bien entre los católicos que consideran que la Providencia será la que ajuste las cuentas y los que son partidarios del "A Dios rogando y con el mazo dando". Un eremita sería del primer grupo, y es evidente que, dedicado en exclusiva a Dios, puede permitirse no ceder un ápice en su visión política de la sociedad -o, más bien, renunciar a tener cualquier visión política de la sociedad (mundana). Pero un católico que vive en sociedad y asume su participación civil en la misma, debe buscar entender que no todo el mundo tiene como fin vital la Redención.

Quiero decir que, ante la Alemania nazi, muchos católicos alemanes decidieron resistir, otros colaboraron con el régimen (aunque no fueron de los más significados) y otros tantos decidieron que su Reino no era de este mundo, que podían ceder graciosamente al Reich de Hitler.

Me parece bien que los católicos se impliquen activamente en la salvaguarda de la democracia, aunque les parezca a ellos que el Espíritu es lo más importante, más importante aún que la forma de Gobierno. Más que nada porque si los católicos se dedican a orar en su casa a oscuras, y la otra parte del país se dedica a ver la TV en casa a oscuras y a pasar de todo mientras haya cañas y canutos... me parece a mí que el camino queda expedito para el Fascismo (rojo, verde o azul).
204 HGE, día 28 de Abril de 2009 a las 18:53
MANUELP: estamos en un momento en el que una mayoría importante de españoles ha interiorizado que somos "vascos" o "aragoneses" o "canarios"... y esto, lejos de suponer una característica pintoresca del "ser nacional español" representa la mayor amenaza a la Nación española y a la Soberanía Nacional del momento, porque como en Yugoslavia, no se puede mantener España sin españoles... ¡¡¡es imposible!!!

Y lo grave del asunto es que el PP ya ha asumido esa deriva: PP de Catalunya, PP de Galiza, PP de Euskadi... Pero yo sigo pensando que estoy rodeado de españoles, hablen en el habla que hablen.
205 Sorel, día 28 de Abril de 2009 a las 18:58
#HGE

Reconozco la mesura y la más que sólida base cultural de sus argumentaciones. Intuyo que es usted liberal y como tal se expresa. Yo sinceramente hay situaciones ante las cuales reacciono como un verdadero fascista. Cómo reacciona un liberal ante la invasión de inmigrantes de toda procedencia, viendo como tu barrio se degrada día a día. Cómo reacciona un liberal ante la desmembración de España. Cómo reacciona un liberal ante las desigualdades sociales. Cómo reacciona un liberal ante el aumento de la delincuencia, ante la incapacidad de hacerla frente por parte de la justicia.
¿Qué secreto guardan ustedes para no reaccionar con vehemencia ante estos hechos?
206 manuelp, día 28 de Abril de 2009 a las 19:01
# 204 HGE

Creo que es condición necesaria que el PP, ó cambie ó estalle, y que se funde un núcleo, que sólo puede ser liberal-conservador y defensor de la tradición católica de España, que de la batalla politica, que sería muy dura, necesaria.
Entiendo que una aceptable base unificadora serían estos diez puntos, que ya he mencionado otras veces.

http://batiburrillo.redliberal.com/004892.html
207 Sherme, día 28 de Abril de 2009 a las 19:05
141# Yo tampoco creo que el estado franquista fuera "más fuerte" que el de hoy. Más bien lo contrario. El primer lugar tenía un tercio de funcionarios "per cápita" que hoy. Tampoco era cierto siempre que "las leyes se cumplieran" o que no hubiera "familias" en el Régimen que intervinieran a su propio provecho. Las había. Eran otros tiempos y aquello tampoco es que fuese jauja.

Digamos que "con aquellos cimientos" se construyó mal. A la vista está. Y aún quieren empeorarlo.

Digamos que todo esto fue poco a poco hasta el abismo de hoy. Por eso solo se pueden dar pequeños pasos hacia otra dirección, no necesariamente hacia atrás, que tampoco era buena. Hay que ir hacia una MEJOR Democracia. Y sin hacerlo "a la violenta" (que no traería nada bueno, pues los más bestias serian los que se quedaran con el santo y la peana) solo queda hacer que "se enteren". Que los sociatas echen a Zapo (y demás mariachis) y los peperos a Rajoy (y a los suyos).

"Outsiders" (siento el anglicismo) nos quedan, creo, AES, UPyD, Ciudadanos-Libertas y quizás algún otro (descarto evidentemente los naZionanismos y los comunistas). De entre ellos, quizás solo UPyD "está en disposición" de las encuestas en lograr "dar la campanada".

Ese "campanazo" es el que realmente podría hacer de "revulsivo" en los "dos grandes". La abstención se la pasarán por el forro. Da igual lo de los "euroburócratas". Cada país votará "en clave nacional". No hay ese "espíritu europeo" que nos haga votar CONOCIENDO la UE y sus problemas. No los conocemos. Pero por eso hay que usar esas elecciones para DAR EL TOQUE.

(Lo voy a sentir por Jaime Mayor, y parece que de 2ª llevará a Teresa Jiménez Becerril... lo siento, pero yo no les votaré. Me parecen "jugarretas" del aparato.)
208 javf17, día 28 de Abril de 2009 a las 19:05
EL JORDÁN ANTIFRANQUISTA

En las tertulias de los únicos medios como COPE, Libertad Digital, Intereconomía, el Mundo y pocos más, en los que con todos sus inevitables defectos, excepcionalmente se cantan “Verdades del barquero”, demasiadas veces aún se recurre a una previa y rápida inmersión en un socorrido “Jordán antifranquista”, para luego argumentar muchas veces una precisa, y contundente crítica a la penosa situación política actual.

Es lamentable que aún se tenga que recurrir como punto de partida a este referido “Jordán”, para soltar todo lastre que iposibilite una temida imputación de supuestos “fascismos” al tertuliano o columnista muchas veces acertado, veraz, y brillante. Es lo más cómodo, lo sencillo y hasta “lo gratificantemente progre…”, aunque la mayoría de las veces, no responda a la verdad de unos hechos y en unas circunstancias, de una ya algo lejana historia.

De esas armas arrojadizas con socorridos fascismos, jaleados por una progresía prisaica y orwelliana en el poder, es muy difícil librarse ya que sus armas dialécticas son siempre la descalificación y el agitprop, nunca una argumentación honesta, verdaderamente democrática y libre.

Insisto que es ya hoy, únicamente un “Jordán purificador” simplonamente recurrente y, en la mayor parte de las ocasiones, falso e improcedente.

Historiadores íntegros de la competencia, buen hacer, rompedor y valiente como Pío Moa, han demostrado por activa y pasiva que lo mejor de nuestra aún vigente democracia de partidos, proviene directamente del franquismo, en una prevista SUCESIÓN más que SERVIDA y, a través de una “Transición… no tan modélica”.

Antes del franquismo, sucedió lo que tristemente sucedió, por aquellas décadas decadentes de infectos borbones, por aquellos nefastos experimentos políticos jacobinos y marxistas de la II República, culminada en revolución de inspiración leninista y obediencia estalinista, cuyos resultados hoy están totalmente contrastados, en sus crueles miserias y atrocidades.

Con todos los defectos de aquellos años de franquismo, y ya en “onda” con las actuales “memorias históricas…”, si no hemos querido olvidarlos… para mejor escarnecerlos, a lo mejor…, algún día…, los volveremos a ponderar para rendirles un justo reconocimiento, acompañado de un claro repudio a tan larga etapa de una estéril y servil intelectualidad sectaria, tan ingratamente mendaz, jaleadora de la absoluta e injusta denigración a dichos años autoritarios.

¡Ya está bien de tanta mentira, eterno chaqueteo infame y rancios complejos… progres!

Olvídense ya del virtual y falso ”Jordán Antifranquista”, suelten de una vez tan barato amuleto y argumenten limpiamente en verdad y libertad.
209 javf17, día 28 de Abril de 2009 a las 19:11
Ya no me parece exagerar. Los obispos pueden optar valientemente por una Iglesia de SOLIDARIDAD como en Polonia, o por unas cómodas Iglesias Patrióticas como en China, Rusia y cómplices de nacionalismos sectarios y terroristas como Cataluña o Vascongadas.

Era como muy EVANGÉLICO... que en la COPE se contara tan brillantemente, con un agnóstico como Federico J.L.y con un Evangélico como Cesar Vidal.

Que mediten seriamente los inquisidores beaturrones y meapilas, así como los Obispos tipo Sistach, Uriarte y otros…, cómodamente instalados en el corrupto Régimen nacionalista - prisaico – zapateril, pero con seminarios y parroquias vacías….
210 HGE, día 28 de Abril de 2009 a las 19:11
SOREL: yo soy más bien vehemente, pero también me parece claro que en los debates hay que ser sosegado... pero en los debates, y a fin de hacer llegar mejor y de manera razonada nuestras ideas al resto.

¿Que cómo reacciono ante la inmigración descontrolada? Para empezar, negando la mayor que nos hizo tragar el PP: "Necesitamos inmigrantes para que no se derrumbe el sistema de la Seguridad Social, por lo de la pirámide poblacional..." FALSO: los españoles pueden revertir por sí mismos ese declive en la base de la pirámide, pero para ello es necesario reformular la política de Familia (que no existe en nuestro país), lo que tiene que ver con el aborto pero también con el Divorcio.

Respecto a los inmigrantes, creo incluso que debemos apoyarnos en aquellos que están integrados, tienen un trabajo y desean adherirse plenamente a lo que significa la Nación española, con todos sus derechos y OBLIGACIONES.

Yo, para otorgar la nacionalidad a un inmigrante, primero le obligaría a 2 años de servicio a la Patria, servicios sociales o servicio militar... pero el hecho de alguien nazca en España no creo que de por sí tenga que hacerle sujeto perceptor de derechos sin contrapartidas, así que podríamos exigir Servicio Militar a inmigrantes si se lo exigimos a los propios (hombres y mujeres, como en Israel).

Respecto a los inmigrantes criminales, sólo queda aplicarles la Ley, sólo que se les debería poder expulsar del país porque por lo visto nuestras cárceles no les intimidan lo más mínimo, y de ahí la multirreincidencia de que hacen gala la mayoría de los delincuentes extranjeros en nuestro país.

Otro grave problema, causado por el PSOE de Z, ha sido el "papeles para todos", que no sólo ha hecho incrementar la arribada de personas con posibilidad de trabajo y, a la vez, de regularización, sino que ha conducido a que llegue un contingente enorme de CLANDESTINOS. El problema del clandestino no es en sí que su situación sea ilegal, sino que dicha situación ilegal les hace caer directamente en manos de las mafias que les prometen a su vez trabajo, papeles... y es posible que un porcentaje mínimo de inmigrantes pase siempre por este estadio al entrar en un nuevo país, como sucede en EEUU, pero ¡¡otra cosa es que esa situación sea endémica y alcance a un alto porcentaje de los clandestinos!!

Como digo, yo soy vehemente y radical en las soluciones que propongo, pero no creo que sean soluciones propias del Fascismo... el Fascismo es el que alimenta estas contradicciones para erigirse luego en campeón de los "nacionales" frente a "los de fuera".

De hecho, el riesgo mayor de los inmigrantes delincuentes y clandestinos es para los inmigrantes ya nacionalizados y con trabajo... porque pagan justos por pecadores cuando luego se producen las reacciones racistas. Y en este país estamos, creo, al borde del colapso y en vísperas de que los demagogos nazis comiencen su propaganda racista.

En Francia, el Frente Nacional de Le Pen superó al PSF en votos en primera vuelta, razón por la cual el corrupto Chirac repitió como presidente de la República (porque la otra opción ya no era Jospin, sino Le Pen). Así que al quite.

[Me retiro por hoy. Saludos]
211 Sherme, día 28 de Abril de 2009 a las 19:12
177# ¿Falleció el tal Javier Ortiz? Se mordería y se envenenaría... q.d.e.p.

Como dijo "el innombrable": "No hay mal que por bien no venga"... mescalero dejará de castigarnos con sus artículos.
212 HGE, día 28 de Abril de 2009 a las 19:18
MANUELP: acabo de leerte, y estoy de acuerdo en la necesidad de boicotear a los dos grandes partidos hasta que alguien desde dentro los enderece o hasta que pierdan fuerza electoral por sí mismos... pero creo que hay mercado para una formación como la que describes, como lo hay para otra muy similar pero en la Socialdemocracia, como es UPyD (aparte de lo del aborto, que no es su rasgo de identidad principal, UPyD puede aportar su visión en muchos temas como la Educación, competencia que pide rescatar para el Estado; la separación de poderes; la supresión del Concierto Económico, etc.)

He leído los diez puntos y puedo estar de acuerdo. Pero considero también que lo prioritario es trabajar desde el texto fundacional de la Democracia, la CE de 1978, y limar todos aquellos aspectos que tergiversan lo estipulado en los Títulos Fundamentales -como, por ejemplo, el concepto de "nacionalidad" para País Vasco, Galicia, Cataluña... y otra serie de cuestiones que no sirven más que para los nazionanistas se hagan pajas mentales y acaben salpicándonos a todos.

[Ahora sí que me voy. Al menos hasta mañana.]
213 Sherme, día 28 de Abril de 2009 a las 19:29
Un rayito de esperanza... quizás no todo esté perdido y la gente ya se canse de tanto "mantra progreta":

POR LA BAJA AUDIENCIA

Milá abandona a Sardá y se despide de "La Tribu"

La periodista Mercedes Milá ha anunciado que se marcha del programa "La Tribu" (Telecinco), en el que compartía protagonismo con Javier Sardá, Carlos Latre y Boris Izaguirre, según ha anunciado en su blog "Lo que me sale del bolo".

http://www.libertaddigital.com/sociedad/mila-aband...
214 Sorel, día 28 de Abril de 2009 a las 19:38
Y la pregunta del millón es: ¿Se puede ser "liberal" y, al mismo tiempo, un humilde "mileurista", sin posibilidad de pagar una hipoteca, con el futuro más negro que los co.jones de un grillo?
215 Sherme, día 28 de Abril de 2009 a las 19:42
214# Pues se puede, y se debe... porque solo el propio ESFUERZO, el estudio, el trabajo le pueden sacar de tal situación. Las "brevas" que no las espere de "papá-Estado" o va dado.
216 Sorel, día 28 de Abril de 2009 a las 19:56
#Sherme

Tomo nota.
217 Sherme, día 28 de Abril de 2009 a las 19:58
El análisis de Pedro-Juan Viladrich

El gallo, la pava y el avestruz: Sarko, Carla y ZP

Nicolás y Napoleón se parecen. Gallos ambos y mucho. No gallos parisinos, sino adoptivos. Sarkozy es de origen húngaro. Bonaparte era corso. Al venirse ahora a España, próximo el 2 de mayo, Nicolás ha aprendido la lección de Napoleón. En vez de su hermano José -al que el pueblo mostró su rechazo apodándole Pepe Botella-, Sarkozy se ha traído a la Bruni. En estos momentos, el ingenio popular español está buscándole los oportunos apodos. Y esta España -la de la salsa rosa y los mitines a voz en grito y pandereta vacía- se le ha rendido. Carla bien vale una misa. En el morbo de la pava, desde el jefe de los Borbones hasta el último taxista, hay consenso unánime.

Vámos a lo importante. El discurso del Presidente francés ante nuestras Cortes -congresistas y senadores juntos- ha tenido ciertos pasajes dignos de la Maestranza. Despachemos, primero, una cuestión de comunicación y magnetismo. El texto de bienvenida de Bono, anecdotario histórico con gracejo desenvuelto, ha sido retórica biensonante pero enlatada. Un texto leído tiene algo de muerto. Sarkozy, por el contrario, ha improvisado la forma. Probablemente, por si acaso, disponiendo de un texto escrito. Seguro, una docena de puntos subrayados, a desarrollar con fresca espontaneidad. ¡Qué poderío torero! Un discurso vivo, como un partido en directo. Resultado: el gallo francés ha magnetizado la atención general. Esta seducción no es un fruto casual. Claro que tiene tablas y muchas. Pero lo que parece improvisar en vivo, lo dice con tres virtudes de alto valor comunicativo. Sarkozy, el gallo francés, parece saber de lo que habla; dice cosas que tienen sentido y contenido; y pone pasión en lo que propone. Nuestro Zapatero, el avestruz español, es lo contrario: parece ignorar lo que dice y hasta pontifica; enfatiza cosas extraordinariamente vacuas; y toda su pasión se le va en fingir que sabe y en simular que no miente. Eso sí, cada día con gritos más bananeros.

Del discurso "en vivo y a capella" del Presidente francés, deseo sugerirles dos aspectos y un epílogo.

La lucha contra el terrorismo. Coinciden los analistas -y es cierto- en la rotundidad con la que Sarkozy ha garantizado el compromiso sin reservas en la lucha contra el terrorismo de ETA -y cualesquiera otros- de la República francesa con la democracia española -estas han sido sus muy intencionadas expresiones-, compromiso que ha definido como una cuestión de Estado entre Francia y España, por encima del interlocutor partidista. Grandes y unánimes aplausos del hemiciclo. Pero Sarkozy ha añadido un matiz con finura de maestro e intención de tutor. Le ha dicho a Zapatero, dirigiéndose al pleno de las Cortes, que España fue admirada en toda Europa cuando afrontó la lucha contra Eta mediante la unidad de los dos grandes partidos mayoritarios, el PP y el PSOE, y por ese orden lo ha dicho. Claro que hay un mensaje ahí al alcance de cualquiera. La primera legislatura Zapatero se caracterizó por la ruptura del Pacto antiterrorista, por el aislamiento y ninguneo a los populares por parte de un Zapatero embarcado en un eufemístico "proceso de paz" que conllevó negociaciones directas con ETA, manipulando mentirosamente los hechos, ocultando como un tahúr los naipes de la partida, y haciendo el avestruz ante el cinismo de ETA y del entorno batasunero, con particular deslealtad a las ejemplares víctimas del terrorismo, hasta bastante después del escándalo del atentado de la T4. Hoy, todavía, nadie se fía de lo que "a escondidas" negociaría Zapatero con ETA si otra vez creyese en medrar un provecho político para sí. Y ahí la pregunta. ¿Qué ha querido decirle el gallo al avestruz en política antiterrorista franco-española? Pues que si es cuestión de Estados, entonces ha de haber por parte española una posición de unidad y consenso democráticos entre los grandes partidos políticos, y no una pirueta partidista, hiciera esa aventura el PP o, como ha ocurrido, la haya intentado este PSOE zapateril. Menudo par de banderillas de este "gallo" en la cresta del avestruz.

Francia y España en Europa y en el mundo. Sarkozy, como si la pasión le inspirase la improvisación más oportuna, ha ido seduciendo al auditorio con nuestro derecho a estar en las reuniones del G-20, remarcando con gran intención e inteligencia -a buen entendedor...- que si nos han de exigir responsabilidades internacionales, es justo que se nos reconozcan derechos a estar presentes en las sedes de la decisiones de poder político, económico y militar. Lo que significa, una vez se evaporan los efluvios de la adulación, que nuestra presencia en el G-20, en la OTAN y en otras sedes, depende de nuestro grado de implicación, de compromiso estable, en los marrones internacionales. Dicho en román paladino. Que si nos labramos fama de escapistas -Irak, Afghanistán, Kosovo, Somalia, Israel, etc.-, no podremos andar pidiendo silla en las reuniones, sólo con la lacrimógena cantinela -apta para necios de consumo interno- de ser la octava potencia económica. Nuevo aviso del gallo maestro y tutor al avestruz.

No me extiendo comentando el maravilloso y sugestivo cinismo con que el hombre de la Bruni se nos ha lamentado de la estrechez de comunicaciones, por causa de los Pirineos, entre las grandes ciudades españolas y francesas, o aquella lágrima de cocodrilo derramada porque todavía no existe una línea eléctrica de alta tensión entre Francia y España. ¡Cielo santo! ¡Por todos los diablos! Pero si han sido los galos quienes han torpedeado las comunicaciones ferroviarias y por carretera, y son los galos quienes nos quieren vender su energía eléctrica de fuente nuclear a precio de alta costura. Y, sin embargo, había que ver la cara de arrobamiento de Zapatero y su reciente gobierno al escuchar estos celestiales anhelos en versión gala del don Juan.

El epílogo versa sobre el diagnóstico del gallo francés acerca de la actual crisis económica. Sarko toma altura de líder mundial y nos revela que esta crisis es, paradójicamente, una ocasión histórica de podar de nuestro sistema aquellas causas que la han provocado, para que nunca más vuelvan a producirse los mismos efectos. Y en ese momento mágico, el gallo galo propone la refundación del capitalismo desde un nuevo, más fuerte y auténtico espíritu moral. Menos codicia y más honradez. Fuera la avaricia y las malas artes. Viva la honestidad y el juego limpio. En este pasaje, Nicolás, el hombre de la Bruni, estuvo teatralmente grande, seductor, casi mesiánico. Y ahí, justo ahí, le propone a nuestro Zapatero, que escuchaba enamorado -convulso el pulso y perdida la razón- aquello de "aquí estamos Obama y yo en el último momento en que todavía la humanidad está a tiempo. Aquí estamos para salvar el medioambiente del planeta, con Obama, y la ética de los negocios...conmigo. Querido Zapatero, somos tus nuevos ídolos". Voilà. Magistral.

Verán a nuestro progresista avestruz, en los próximos tiempos, reconvertirse en el monaguillo español de Obama y Sarkozy. Nuestro inmaduro ZP necesita ídolos y arrimarse como amiguete a su vera. Espera de este cobijo un transferirse, para consumo interno, la aureola de uno y otro. Y para, como luna lunera, reflejar la luz de esos soles, nuestro zapastre se nos afrancesará y americanizará lo que haga falta. Entre la impostura de unos y la frivolidad de otros, Sarkozy ha cortado orejas y rabo. Eso mientras más de 4.000.000 de españoles sin trabajo y 1.000.000 de familias sin pan, contemplaban a nuestra crème de la crème disputarse a la Bruni entre dorados y mesa palaciega.

Pese a esos claroscuros, por favor, no se me pongan quijotes. Seamos prácticos. ¿Mejor adoradores de Nicolás y Barack -con Carla incluída- que andar por este mundo, arruinados, coqueteando a Chávez, Morales, Ahmadineyad, Hamás o la fraternidad Castro? ¿A ustedes que les parece?


http://www.lanacion.es/espana/200904289570/el-gall...
218 egarense, día 28 de Abril de 2009 a las 20:15
Las grandes ciudades: el infierno II
.../...
Los apóstoles del conflicto inter-étnico y los profetas de la guerra santa encontrarán en esas masas que tanto han sufrido y que están convulsionadas un auditorio enfervorizado, al que necesitan para alcanzar sus ambiciones megalómanas. El odio y la paranoia dominarán los espíritus. El delirio místico se convertirá en moneda corriente. Las buenas personas que se mantengan centradas se verán obligadas a mantener silencio, bajo la amenaza de sufrir crueles represalias.
.../...
Du Plessis
219 tigrita, día 28 de Abril de 2009 a las 20:20
Sorel jaja, Claro que se puede ser liberal y pobre pero este tipo de liberal suele derivar hacia el anarquismo, no querrás con este currículum ser élite estaría bueno, no podrás jugar a la bolsa, no estarás en los pelotazos ni en las Stok Opcións, ni serás acionista de Endesa ni en los consejos de administración de algún banco, ni podrás hacer agujeros en ninguna caja, ni serás editor de ningún periódico sea serás un liberal descafeinado. Este Sorel es la repera, despues de estar posteando aquí todavía no ha aprendido nada.
220 lead, día 28 de Abril de 2009 a las 20:27
[Estímulo de la Demanda: Plan de Infraestructuras]

Como comenté anoche, alguno en el blog y muchos en los medios, cuando se refieren a estimular a Demanda hablan sólo del Consumo. Hay que recordar que Keynes, al plantear la reactivación de la Demanda agregada se refería a lo que ésta significa: la suma del Consumo de las familias y la Inversión; concretamente en New Deal de Roosevelt (y Hitler en Alemania) se embarcó en un ambicioso programa de inversiones en infraestructuras públicas (financiadas por el Estado) tales como la regulación del río Tennessee (la Tennessee Valley Authority) y la del río Columbia -que produjo las grandes centrales hidroeléctricas de entonces, entre ella la Grand Coulee, la mayor del mundo-, los trasvases de agua a Los Angeles, etc.:

http://es.wikipedia.org/wiki/Tennessee_Valley_Auth...

http://es.wikipedia.org/wiki/Presa_Grand_Coulee

Vuelvo a poner mi post de esta magrugada, con un enlace a un sitio con lecciones elementales de Macro-Economía:

lead dijo el día 28 de Abril de 2009 a las 00:33:

[D = C + I]

En algunos posts se habla de Demanda como si fuera igual al Consumo; la Demanda agregada es igual al Consumo de las familias más la Inversión de las empresas. Aquí un enlace a una simple lección de Economía:

http://www.eumed.net/cursecon/11/la_demanda_de_con....

En efecto, como se señala en el hilo del blog y en varios posts, el ahorro de las familias, es decir, la parte no destinada al Consumo (y que se supone se deposita en los Bancos o en diversos instrumentos financieros), es lo que servirá para financiar las Inversiones de las Empresas (como le tuvo que aclarar el antiguo Ministro Eduardo Serra al periodista de la SER Isaías .. en Telemadrid).

Si no hay ahorro nacional, las inversiones habrá que financiarlas con ahorro exterior lo que no es la mejor solución si esa dependencia es grande (aunque el capital está disponible en el mercado internacional conviene que una economía sana disponga de capital propio). Es decir, aunque el Consumo sea un importante motor de la economía de un país, si no hay Inversión (la construcción de las instalaciones de nueva y mejor producción y distribución de bienes y servicios, así como las infraestructuras), la economía se parará, por lo que debe haber ahorro.


Insistir una vez más en lo que decía Keynes: "No se trata de abrir zanjas y después cerrarlas", es decir, se trata de hacer infraestructuras para el sistema económico.





221 egarense, día 28 de Abril de 2009 a las 20:29
Las grandes ciudades: el infierno III
.../...
Las megalópolis sin alma del Tercer Mundo serán el crisol de todas las locuras. Estas ciudades superan cualquier punto de referencia habitual por su inmensidad (Bangkok se extiende sobre 150 hectáreas, Karachi lo hace sobre un territorio tan grande como Bélgica) y porque crecen alrededor de sitios como supermercados, cruces de carreteras, aeropuertos y ciudades-dormitorio. En este urbanismo sin regla, en el que las antiguas solidaridades familiares y comunitarias funcionan cada vez menos, y en el que las diferencias entre ricos y pobres es cada vez más abismal, los conflictos en todos los ámbitos (sociales, religiosos e inter-étnicos) mantenidos por el odio hacia el otro, serán llevados hasta el extremo por la crisis económica. Y servirán como combustible en los pantagruélicos calderos del fanatismo.
El fanatismo podrá contar con el poder demográfico de la juventud, terreno predilecto de los extremistas.
Du Plessis

222 Sherme, día 28 de Abril de 2009 a las 20:32
219# Para todo eso hay que ser "sociata". Y "repartir" con los coleguis del Partido, que serán los que más adelante te volverán a decir dónde, cuánto y cómo... eso sí es vivir como un rajá.

El liberalismo, hermosa, es lograr vivir HONRADAMENTE del propio trabajo y esfuerzo. Sin que venga un menda (político o no) y nos sople lo que con nuestro ESFUERZO hemos honradamente ganado. Tú eres de los "reparto" y de los de no dar ni golpe... solo por "aplaudir" con las orejas al que "mande". De ahí tu admiración quasiorgásmica por los dictadores. Desde Chavez a Stalin, pasando por Franco... qué te hubiera gustado a ti ser "jefa de la sección femenina" con mando en plaza... la cosa es que no llegaste a tiempo.

¡Qué digo!... Todavía estás a tiempo... hay una "robolución" en marcha en Venezuela... corre y no pierdas el tiempo aquí...
223 Perieimi, día 28 de Abril de 2009 a las 20:42
Para cumplimiento mesiánico escatológico Las visiones proféticas del único e irrepetible Apocalipsis de la Biblia. El de Du Plessis ni me acongoja (se puede quitar la “g” y bailar la “j”), vamos. Y a vds. les pasaría lo mismo si conocieran el uso y mecánica de la mística Onda de Elliot. En cualquier caso, incluso en el auténtico “Los servidores de Dios será preservados”; con el profeta Du Plessis no se salva ni dios.
224 mescaler, día 28 de Abril de 2009 a las 20:43
#211 Eres un MISERABLE, mandilón. Aunque eso ya lo sabía.

No te preocupes, todavía quedan articulistas decentes.
225 Sorel, día 28 de Abril de 2009 a las 20:49
#219 tigrita

No entiendo lo que quiere usted decir. ¿Podría ser más explícito?
226 Sherme, día 28 de Abril de 2009 a las 20:56
224# ¡Mira quién va a hablar!... El que se haya muerto, no quita que fuera o un necio o un "envenenador" (como dijo Besteiro) de mentes. He puesto "que en paz descanse"... y sí me alegro de que tú no puedas ponernos más veneno del mismo autor... (además de "pesadito") aunque aún quedan más VÍVORAS. Ya encontrarás otra... si las hay a cientos. Lo que hace la buena paga.
227 mescaler, día 28 de Abril de 2009 a las 21:00
#226 Tenemos suficiente veneno con el tuyo, mandilón.
228 Sherme, día 28 de Abril de 2009 a las 21:01
227# Pues vacúnate y no vuelvas...
229 Sherme, día 28 de Abril de 2009 a las 21:07
228# Y que conste que yo no me he alegrado de su fallecimiento. Como del de nadie. He dicho que me alegro de que TÚ, zampabollos progre, tengas que buscarte "otra fuente" de veneno.
230 Perieimi, día 28 de Abril de 2009 a las 21:08
Por esto a Leo Strauss se le acusó de antiliberal, elitista y antidemocrático. ¡Y, qué raro, no podía ver al zafio de Popper, entre otras cosas, por su tergiversación e incomprensión de la República de Platón! Aparte de la crítica a la epistemología de Weber.

Strauss apreció que el liberalismo en su forma moderna contenía una tendencia intrínseca hacia el relativismo extremo, que alternativamente llevó a dos tipos de nihilismo. El primero era un nihilismo “brutal”, expresado en los regímenes nazis y marxistas. En Sobre la tiranía, Strauss escribió que estas ideologías, ambas descendientes del pensamiento de la Ilustración, intentaron destruir todas las tradiciones, historia, ética, y estándares morales, para substituirlos por la fuerza bajo la cual se subyugan y conquistan la naturaleza y a la humanidad. El segundo tipo - el " gentle" nihilismo, expresado en las democracias liberales occidentales -, era un tipo de valor-libre sin objeto y de un " hedonista igualitarismo" permisivo; , que él vio como impregnación del tejido de la sociedad de Usamérica contemporánea. En la creencia de que el relativismo, el cientismo, el historicismo, y el nihilismo del siglo XX, estaban todos implicados en el deterioro de la sociedad moderna y la filosofía, Strauss intentó descubrir los caminos filosóficos que habían llevado a esta situación; lo que le llevó a abogar una vuelta a la filosofía política clásica, como punto de partida para juzgar la acción política.
231 bacon, día 28 de Abril de 2009 a las 21:19
ega, tendré que leer a Du Plessis

mescalero, me alegro de que sigas entre nostros, rojillo

perieimi 230
¿qué opina Vd. de Strauss? ¿Ha leído a Voegelin?

hasta mañana, buena noche a todos
232 tigrita, día 28 de Abril de 2009 a las 21:19
Sorel, Intentaré explicarme: la finalidad de todo liberal es ganar dinero y cuanto más mejor y y no sólo lo dice Velarde citando a Perpiñá, sino tambien Pedro J. al ser preguntado por Losantos sobre cuanto tenía que pagarle por dos tertulias, "De la noche a la mañana" pag. 338 párrafos 8-9. En consecuencia, un liberal mileurista en este contexto resulta una broma.
233 mescaler, día 28 de Abril de 2009 a las 21:26
#228 Ya tomé el antídoto. Por eso soporto vuestro veneno.
234 mescaler, día 28 de Abril de 2009 a las 21:28
#231 Yo también me alegro.
235 Sorel, día 28 de Abril de 2009 a las 21:29
O.K. Estoy totalmente de acuerdo con usted. Una broma, y, por cierto, con ninguna gracia.
236 Sorel, día 28 de Abril de 2009 a las 21:39
Bueno caballeros, me despido por hoy.

Un saludo y buenas noches.
237 Perieimi, día 28 de Abril de 2009 a las 21:49
# 231

Strauss está en la misma órbita que Voegelin, apasionantes y sugerentes los dos, como a mí me gusta. Sobre Strauss ha caído últimamente la sobra de la paternidad de los "neocon", pero creo que no hay que hacer demasiado caso. Ambos dos no podían ni ver a Popper y tuvieron algo más que broncas teóricas.

En definitiva es retomar a Aristóteles, de forma muy sensata. Strauss hace más incursiones en el lenguaje y su dominante es Al-Farabi. No sigo con los muslines porque me canean en este blog esencialista, me autocensuro, pues, perdón.
238 ignapas, día 28 de Abril de 2009 a las 21:52
#164 Oswald

Las normas laborales que impiden el trabajo infantil no tienen nada que ver con el intervencionismo, sino con los derechos humanos (en concreto con los del menor).

Las maratonianas jornadas laborales del siglo XIX se pueden evitar pactando un precio por hora o estableciendo un sistema por objetivos, o pactando una jornada laboral. Todo esto entre empresario y trabajador.

Las normas urbanísticas que impiden construir un rascacielos al lado de la Catedral de Burgos tampoco tienen nada que ver con el intervencionismo, sino con la protección del patrimonio histórico.

En cuanto a la Seguridad Social, habrá que ir pensando en un sistema mixto que permita compaginar el sistema público con el privado, y que sea más flexible en el sentido en que se pueda incluso cotizar por más. También se debería cambiar el sistema de reparto por el de capitalización, ya que la pirámide poblacional está invertida y la tendencia va a más, y por lo tanto el riesgo de quiebra es muy alto.


Como ve, no solo se trata de dogmas, sino de sentido común. Lo que si es intervencionismo es que el precio de la energía lo fije el Estado, o que el Estado decida quien tiene derecho a usar el espacio radioeléctrico y quien no, para poder hacer uso de sus libertad de expresión.
239 DeElea, día 28 de Abril de 2009 a las 22:32
De todas las escuelas, ésta es la más estéril, porque es la menos docta y la más egoísta. Como se ve, nada sabe de la naturaleza del mal ni del bien; apenas tiene noticia de Dios, y no tiene noticia ninguna del hombre. Impotente para el bien, porque carece de toda afirmación dogmática, y para el mal, porque le causa horror toda negación intrépida y absoluta, está condenada, sin saberlo, a ir a dar con el bajel que lleva su fortuna al puerto católico o a los escollos socialistas. Esta escuela no domina sino cuando la sociedad desfallece; el período de su dominación es aquel transitorio y fugitivo en que el mundo no sabe si irse con Barrabás o con Jesús y está suspenso entre una afirmación dogmática y una negación suprema. La sociedad entonces se deja gobernar de buen grado por una escuela que nunca dice afirmo ni niego y que a todo dice distingo. El supremo interés de esa escuela está en que no llegue el día de las negaciones radicales o de las afirmaciones soberanas; y para que no llegue, por medio de la discusión confunde todas las nociones y propaga el escepticismo, sabiendo como sabe, que un pueblo que oye perpetua mente en boca de sus sofistas el pro y el contra de todo, acaba por no saber a qué atenerse y por preguntarse a sí propio si la verdad y el error, lo justo y lo injusto, lo torpe y lo honesto, son cosas contrarias entre sí o si son una misma cosa mirada desde puntos de vista diferentes. Este período angustioso, por mucho que dure, es siempre breve; el hombre ha nacido para obrar, y la discusión perpetua contradice a la naturaleza humana, siendo, como es, enemiga de las obras. Apremiados los pueblos por todos sus instintos, llega un día en que se derraman por las plazas y las calles pidiendo a Barrabás o pidiendo a Jesús resueltamente y volcando en el polvo las cátedras de los sofistas.
240 DeElea, día 28 de Abril de 2009 a las 22:34
"De todas las escuelas, ésta es la más estéril, porque es la menos docta y la más egoísta. Como se ve, nada sabe de la naturaleza del mal ni del bien; apenas tiene noticia de Dios, y no tiene noticia ninguna del hombre. Impotente para el bien, porque carece de toda afirmación dogmática, y para el mal, porque le causa horror toda negación intrépida y absoluta, está condenada, sin saberlo, a ir a dar con el bajel que lleva su fortuna al puerto católico o a los escollos socialistas. Esta escuela no domina sino cuando la sociedad desfallece; el período de su dominación es aquel transitorio y fugitivo en que el mundo no sabe si irse con Barrabás o con Jesús y está suspenso entre una afirmación dogmática y una negación suprema. La sociedad entonces se deja gobernar de buen grado por una escuela que nunca dice afirmo ni niego y que a todo dice distingo. El supremo interés de esa escuela está en que no llegue el día de las negaciones radicales o de las afirmaciones soberanas; y para que no llegue, por medio de la discusión confunde todas las nociones y propaga el escepticismo, sabiendo como sabe, que un pueblo que oye perpetua mente en boca de sus sofistas el pro y el contra de todo, acaba por no saber a qué atenerse y por preguntarse a sí propio si la verdad y el error, lo justo y lo injusto, lo torpe y lo honesto, son cosas contrarias entre sí o si son una misma cosa mirada desde puntos de vista diferentes. Este período angustioso, por mucho que dure, es siempre breve; el hombre ha nacido para obrar, y la discusión perpetua contradice a la naturaleza humana, siendo, como es, enemiga de las obras. Apremiados los pueblos por todos sus instintos, llega un día en que se derraman por las plazas y las calles pidiendo a Barrabás o pidiendo a Jesús resueltamente y volcando en el polvo las cátedras de los sofistas."

Donoso Cortés.

Perdón
241 DeElea, día 28 de Abril de 2009 a las 22:50
Platón, La Republica
1/3

“¿Pues quiénes son entonces- preguntó- los que llamas filósofos verdaderos?
-Los que gustan de contemplar la verdad - respondí.
-Bien está eso --dijo-; pero ¿cómo lo entiendes?
-No sería fácil de explicar -respondí- si tratara con otro; pero tú creo que has de convenir conmigo en este punto.
-¿Cuál es?
-En que, puesto que lo hermoso es lo contrario de lo feo, se trata de dos cosas distintas.
-¿Cómo no?
-¿Y puesto que son dos, cada uno es una cosa?
-Igualmente cierto.
-Y lo mismo podría decirse de lo justo y lo injusto y de o bueno y lo malo y de todas las ideas que cada cual es algo distinto, pero, por su mezcla con las acciones, con los cuerpos y entre ellas mismas, se muestra cada una con multitud de apariencias.
-Perfectamente dicho --observó.
-Por este motivo ---continué- he de distinguir de un lado los que tú ahora mencionabas, aficionados a los espectáculos y a las artes y hombres de acción, y de otro, éstos de que ahora hablábamos, únicos que rectamente podríamos llamar filósofos.
-¿Qué quieres decir con ello? -preguntó.
-Que los aficionados a audiciones y espectáculos - dije yo - gustan de las buenas voces, colores y formas y de todas las cosas elaboradas con estos elementos; pero su mente es incapaz de ver y gustar la naturaleza de lo bello en sí mismo.
-Así es, de cierto --,dijo.
-Y aquellos que son capaces de dirigirse a lo bello en sí y de contemplarlo tal cual es, ¿no son en verdad escasos?
-Ciertamente.
-El que cree, pues, en las cosas bellas, pero no en la belleza misma, ni es capaz tampoco, si alguien le guia, de seguirle hasta el conocimiento de ella, ¿te parece que vive en ensueño o despierto? Fíjate bien: ¿qué otra cosa es ensoñar, sino el que uno, sea dormido o en vela, no tome lo que es semejante como tal semejanza de su semejante, sino como aquello mismo a que se asemeja?
-Yo, por lo menos -replicó--, diría que está ensoñando el que eso hace.
-¿Y qué? ¿El que, al contrario que éstos, entiende que hay algo bello en sí mismo y puede llegar a percibirlo, así como también las cosas que participan de esta belleza, sin tomar a estas cosas participantes por aquello de que participan ni a esto por aquéllas, te parece que este tal vive en vela o en sueño?
-Bien en vela -contestó.
-¿Así, pues, el pensamiento de éste diremos rectamente que es saber de quien conoce, y el del otro, parecer de quien opina?
-Exacto.
-¿Y qué haremos si se enoja con nosotros ese de quien decimos que opina, pero no conoce, y nos discute la verdad de nuestro aserto? ¿Tendremos medio de exhortarle y convencerle buenamente ocultándole que no e está en su juicio?
-Preciso será hacerlo así --contestó.
242 DeElea, día 28 de Abril de 2009 a las 22:51
2/3

-¡Ea, pues! Mira lo que le hemos de decir. ¿Te parece que nos informemos de él diciéndole que, si sabe algo, no le tomaríamos envidia, antes bien, veríamos con gusto a alguien que supiera alguna cosa? «Dinos: el que conoce, ¿conoce algo o no conoce nada?» Contéstame tú por él.
-Contestaré -dijo.- que conoce algo.
-¿Algo que existe o que no existe?
-Algo que existe. ¿Cómo se puede conocer lo que no existe?
-¿Mantendremos, pues, firmemente, desde cualquier punto de vista, que lo que existe absolutamente es absolutamente conocible y lo que no existe en manera alguna enteramente incognoscible?
-Perfectamente dicho.
-Bien, y si hay algo tal que exista y que no exista, ¿no estaría en la mitad entre lo puramente existente y lo absolutamente inexistente?
-Entre lo uno y lo otro.
-Así, pues, si sobre lo que existe hay conocimiento e ignorancia necesariamente sobre lo que no existe, ¿sobre eso otro intermedio que hemos visto hay que buscar algo intermedio también entre la ignorancia y el saber contando con que se dé semejante cosa?
-Bien de cierto.
-¿Sostendremos que hay algo que se llama opinión?
-¿Cómo no?
-¿Y tiene la misma potencia que el saber u otra distinta?
-Otra distinta.
-A una cosa, pues, se ordena la opinión y a otra el saber, cada uno según su propia potencia.
-Esto es.
-¿Y así, el saber se dirige por naturaleza a lo que existe para conocer lo que es el ser? Pero más bien me parece que aquí hay que hacer previamente una distinción.
-¿En qué forma?
-Hemos de sostener que las potencias son un género de seres por medio de los cuales nosotros podemos lo que podemos; y lo mismo que nosotros, otra cualquier cosa que pueda algo. Por ejemplo, digo que están entre las potencias la vista y el oído, si es que entiendes lo que quiero designar con este nombre específico.
-Lo entiendo --dijo.
-Oye lo que me parece acerca de ellas. En la potencia yo no distingo color alguno ni forma ni ninguno de esos accidentes semejantes, como en tantas otras cosas en las que, considerando algunos de ellos, puedo separar dentro de mí como distintas unas de otras. En la potencia sólo miro a aquello para que está y a lo que produce, y por ese medio doy nombre a cada una de ellas, y a la que está ordenada a lo mismo y produce lo mismo, la llamo con el mismo nombre, y a la que está ordenada a otra cosa y produce algo distinto, con nombre diferente. ¿Y tú qué? ¿Cómo lo haces?
-De ese mismo modo ---dijo.
-Volvamos, pues, atrás, mi noble amigo --dije-.
-Del saber dirás que es una potencia o en qué especie lo clasificas?
-En ésta -,dijo--, como la más poderosa de todas las potencias.
-¿Y qué? ¿La opinión, la pondremos entre las potencias o la llevaremos a algún otro género de cosas?
-A ninguno --dijo-; porque la opinión no es sino aquello con lo que podemos opinar.
-Sin embargo, hace un momento reconocías que el saber y la opinión no eran lo mismo.
-¿Y cómo alguien que esté en su juicio --dijo-- podría jamás suponer que es lo mismo lo que yerra y lo que no yerra?
-Bien está -dije-; resulta claro que reconocemos la opinión como algo distinto del saber.
-Distinto.
-¿Cada una de las dos cosas está, por tanto, ordenada para algo diferente, pues tiene diferente potencia?
-Por fuerza.
-¿Y el saber está ordenado a lo que existe para conocer cómo es el ser?
-Sí.
-¿Y la opinión, decimos, está para opinar?
-Sí.
-¿Lo mismo, acaso, que conoce el saber? ¿Y serán la misma cosa la conocible y lo opinable? ¿O es imposible que lo sean?
-Imposible --dijo-, según lo anteriormente convenido, puesto que cada potencia está por naturaleza para una cosa y ambos, saber y opinión, son potencias, pero distintas, como decíamos, una de otra; por lo cual no cabe que lo conocible y lo opinable sean lo mismo.
-¿Por tanto, sí lo conocible es el ser, lo opinable no será el ser, sino otra cosa?
-Otra.
-¿Se opinará, pues, sobre lo que no existe? ¿O es imposible opinar sobre lo no existente? Pon mientes en ello: ¿el que opina no tiene su opinión sobre algo? ¿O es posible opinar sin opinar sobre nada?
-Imposible.
-¿Por tanto, el que opina opina sobre alguna cosa?
-Sí.
-¿Y lo que no existe no es «alguna cosa», sino que realmente puede llamarse «nada»?
-Exacto.
-Ahora bien, ¿a lo que no existe le atribuimos forzosamente la ignorancia y a lo que existe el conocimiento?
-Y con razón ---dijo.
-¿Por tanto, no se opina sobre lo existente ni sobre lo no existente?
-No, de cierto.
-¿Ni la opinión será, por consiguiente, ignorancia, ni tampoco conocimiento?
-No parece.
-¿Acaso, pues, está al margen de estas dos cosas superando al conocimiento en perspicacia o a la ignorancia en oscuridad?
-Ni una cosa ni otra.
-¿Quizá entonces ---dije yo- te parece la opinión algo más oscuro que el conocimiento, pero más luminoso que la ignorancia?
-Y en mucho -replicó.
-¿Luego está en mitad de ambas?
-Sí.
-Será, pues, un término medio entre una y otra.
-Sin duda ninguna.
-¿Y no dijimos antes que, si apareciese algo tal que al mismo tiempo existiese y no existiese, ello debería es- tar en mitad entre lo puramente existente y lo absolutamente inexistente, y que no habría sobre tal cosa saber ni ignorancia, sino aquello que a su vez apareciese intermedio entre la ignorancia y el saber?
-Y dijimos bien.
-¿Y no aparece entre estas dos cosas lo que llamamos opinión?
-Sí, aparece.
-Ahora, pues, nos queda por investigar, según se ve, aquello que participa de una y otra cosa, del ser y del no ser, y que no es posible designar fundadamente como lo uno ni como lo otro; y ello a fin de que, cuando se nos muestre, le llamemos con toda razón lo opinable, refiriendo los extremos a los extremos y lo interrnedio a lo intermedio. ¿No es así?
-Así es.

cc3
243 DeElea, día 28 de Abril de 2009 a las 22:53
3/3

-Sentado todo esto, diré que venga a hablarme y a responderme aquel buen hombre que cree que no existe lo bello en sí ni idea alguna de la belleza que se a mantenga siempre idéntica a sí misma, sino tan sólo una multitud de cosas bellas; aquel aficionado a espectáculos que no aguanta que nadie venga a decirle que lo bello es uno y uno lo justo y así lo demás. «Buen amigo -le diremos-, ¿no hay en ese gran número de cosas bellas nada que se muestre feo? ¿Ni en el de las justas nada injusto? ¿Ni en el de las puras nada impuro?»
-No --dijo- sino que por fuerza esas cosas se muestran en algún modo bellas y feas, y lo mismo ocurre con las demás sobre que preguntas.
-¿Y qué diremos de las cantidades dobles? ¿Acaso se nos aparecen menos veces como mitades que como tales dobles?
-No.
-Y las cosas grandes y las pequeñas y las ligeras y las pesadas, ¿serán nombradas más bien con estas designaciones que les damos que con las contrarias?
-No sino que siempre participa cada una de ellas de ambas cualidades.
-¿Y cada una de estas cosas es más bien, o no es, aquello que se dice que es?
-Aseméjase ello ---dijo- a los retruécanos que hacen en los banquetes y a aquel acertijo infantil acerca del eunuco y del golpe que tira al murciélago, en el que dejan adivinar con qué le tira y sobre qué le tira; porque estas cosas son también equívocas y no es posible concebir en firme ni que cada una de ellas sea o deje de ser ni que sea ambas cosas o ninguna de ellas.
-¿Tendrás, pues, algo mejor que hacer con ellas --dije- o mejor sitio en dónde colocarlas que en mitad entre la existencia y el no ser? Porque, en verdad, no se muestran más oscuras que el no ser para tener menos existencia que éste ni más luminosas que el ser para existir más que él.
-Verdad pura es eso ---observó.
-Hemos descubierto, pues, según parece, que las múltiples creencias de la multitud acerca de lo bello y de las demás cosas dan vueltas en la región intermedia entre el no ser y el ser puro.
-Lo hemos descubierto.
-Y ya antes convinimos en que, si se nos mostraba algo así, debíamos llamarlo opinable, pero no conocible; y es lo que, andando errante en mitad, ha de ser captado por la potencia intermedia.
-Así convinimos.
-Por tanto, de los que perciben muchas cosas bellas, pero no ven lo bello en sí ni pueden seguir a otro que a ello los conduzca y asimismo ven muchas cosas justas, pero no lo justo en sí, y de igual manera todo lo demás diremos que opinan de todo, pero que no conocen nada de aquello sobre que opinan.
-Preciso es -aseveró.
-¿Y qué diremos de los que contemplan cada cosa en sí siempre idéntica a sí misma? ¿No sostendremos que éstos conocen y no opinan?
-Forzoso es también eso.
-¿Y no afirmaremos que estos tales abrazan y aman aquello de que tienen conocimiento, y los otros, aquello de que tienen opinión? ¿O no recordamos haber dicho , que estos últimos se complacen en las buenas voces y se recrean en los hermosos colores, pero no toleran ni la existencia de lo bello en sí?
-Lo recordamos.
-¿Nos saldríamos, pues, de tono llamándolos amantes de la opinión más que filósofos o amantes del saber? ¿Se enojarán gravemente con nosotros si decimos eso?
-No, de cierto, si siguen mi consejo --dijo-; por- que no es lícito enojarse con la verdad.
-Y a los que se adhieren a cada uno de los seres en sí, ¿no habrá que llamarlos filósofos o amantes del saber y no amantes de la opinión?
-En absoluto.
244 Perieimi, día 28 de Abril de 2009 a las 23:02
¡Qué grandes, nos advierten del rapto de la democracia por los sofistas: los demagogos ("los amantes de la opinión")!
245 Perieimi, día 28 de Abril de 2009 a las 23:16
Como dice el propio Strauss, «la búsqueda del conocimiento de todas las cosas significa la búsqueda del conocimiento sobre Dios, el mundo y el hombre»
246 egarense, día 28 de Abril de 2009 a las 23:32
He recibido la revista "MISIÓN" (católica y gratuita) y quiero aprovechar la ocasión para dar las gracias a quién me la haya enviado por si es alguno de por aquí. He visto que tiene algunas hojas tituladas "La Gallina Ilustrada", y me hace pensar que quizás la cosa viene de parte de la desaparecida revista "CHESTERTON" en la que por cierto escribía don Pío, y que incorporaba también la misma "Gallina Ilustrada", pero en otro formato, tipo periódico y con más hojas. El caso es que me pide (la propia revista) que difunda la misma, y eso voy a hacer ahora.

Dice:
Suscribir a tus amigos es muy fácil:
1 Llama al 902313434 en horario de oficina (6 céntimos por minuto)
2 Escribe a suscripciones@revistamision.com con tu nombre, dirección completa, email y teléfono.
3 Entra en www.revistamision.com y rellena el cupón de suscripción.
4 Envíanos una carta, sin sello de Correos, al apartado #672 FD indicándonos tus datos (ver cupón en pág. 4) Bueno esta forma no es posible, porque tendríais que tener la revista.

En fin, vosotros mismos, yo os la recomiendo...
247 riesgo, día 29 de Abril de 2009 a las 02:09
Nos reimos de los estados colectivos de conciencia, pero son los que manejan la realidad de las sociedades, la nuestra tiene interirizado que ser patriota español es ser sinonimo de hitler, siendo el che el nuevo mesias salvador de tanto represor colectivo, cambiar esto es tarea de titanes, qué esperamos hacer juntos los españoles? hay un proyecto común al que acojerse, y defender?, la constitución papel mojado ha sido marco deteriorado con el pasar de los tiempos, no hay proyecto común, o se tira de disolución en taifas, o de disolverse en la humanidad, quién defiende un proyecto común en España, y qué proyecto es este, me gustaria saber.
Qué esperamos legar a nuestros hijos?
Fabrizio seguro lo sabe
248 gaditano, día 29 de Abril de 2009 a las 08:34
El tipo de afirmaciones que hace Moa y lo descalifican como historiador medianamente objetivo:(En referencia a Roosevelt y Churchill)

"Como es fácil observar, Franco resulta, por comparación, muchísimo menos cruel que los dos políticos anglosajones".

Se necesitan unas anteojeras de dimensiones faraónicas para escribir esto.
Luego algunos se quejan del fanatismo de la izquierda española.
Mire Moa, se podrán decir muchas cosas sobre la necesidad o no necesidad militar de los bombardeos sobre Alemania, incluso sobre Hiroshima- Truman-, pero no se pueden comparar esas acciones bélicas contra un enemigo agresor con la represión de Franco en tiempo de paz sobre su propia población civil o desarmada.

Moa no pasa de mediocre sectario humanamente hablando, por mucho que, como todo buen sectario,diga muchas verdades sobre las carencias, mentiras o atrocidades de aquellos a quienes ataca: el Frente Popular, en su caso.
249 gaditano, día 29 de Abril de 2009 a las 08:42
Para Moa cualquiera que ose levantar un dedo acusador contra la feroz represión franquista, que incluyó, eso no puede negarlo, el fusilar a algunas personas meramente por sus ideas o por el carnet de la organización a la que pertenecían, es un "vanidoso" o un "ingenuo".
No explica nada bien en qué consistiría en este caso la vanidad o ingenuidad de tal persona, pero cabe decir que, puestos a descalificar la motivación de las denuncias contra la ferocidad represiva de Franco, la vanidad o la ingenuidad caben igualmente como motivos de quienes lo defienden.
Por ese camino no vamos a ninguna parte,señor sectohistoriador.
250 manuelp, día 29 de Abril de 2009 a las 09:17
Muchos pensadores han admirado Esparta, pero fue el de las anchas espaldas el que más alabó su disciplina y su organización. Así lo plasmó en sus obras teóricas salidas de su intelecto. Fue, con diferencia, el que dio mayor protagonismo al Estado (la polis ideal) frente a los individuos que conforman la sociedad civil en aras de alcanzar sus ideales diseños sociales.

En un primer momento (La República) Platón creyó ver en la elitista educación del filósofo-rey y sus auxiliares el instrumento necesario para conducir al Estado por los senderos justos. La férrea educación se extendería también a los guardianes, pues saldría de ente ellos el deseado y sabio filósofo-rey que guiaría al pueblo (que era preciso salvar, pero que no era menester educar).

Tal y como denunció Karl Popper, Platón fue uno de los más antiguos exponentes del historicismo por cuanto que concebía la historia como un proceso con sus propias leyes de desarrollo. Según éste, cualquier cambio o transformación social supondría indefectiblemente una decadencia o degeneración (esto tiene correlación con su teoría de las ideas: éstas eran lo verdaderamente real y habría que tender hacia ellas; las cosas de este mundo no eran más que defectuosos trasuntos, degenerados, de las mismas). Sólo se podría revertir esta fatal tendencia histórica en caso de que se mantuviera el Estado prístino y autosuficiente (sin cambios) de la mano de un sabio conductor del pueblo. Éste debería estar guiado por la idea de justicia (la mayor de las virtudes). Pero cuando Platón nos habla de justicia, no quiere decir, ni por casualidad, lo mismo que para el común de los mortales, esto es, equidad o igualdad en el tratamiento de un individuo. La justicia era para Platón aquello que mantenía al Estado en su pretendida situación de óptima e inamovible pureza.

Habría necesariamente, en este sentido, una identificación de la suerte del estado (la polis) con la suerte de su clase dirigente. Y para ello debería establecerse una rígida división de clases, una férrea educación y una vida comunitaria impuesta entre los llamados a gobernar (rey-filósofo y sus auxiliares junto a los guardianes), a modo de lo que acontecía en Esparta, para que no hubiera disensiones entre ellos y para tener bien controlada al resto de la comunidad. El Estado debía ser autosuficiente y no permitir su corrupción por la llegada de ideas y costumbres del exterior.

Es infantil pensar que se puede retornar a un armonioso estado de la naturaleza e impedir el progreso, por miedo a que nos cambie la situación en la que hemos aprendido a manejarnos. Es propio del hombre enfrentarse a lo desconocido y hacer frente a situaciones de incertidumbre, usando como guía inestimable la razón (esto lo viene haciendo desde el Paleolítico). No obstante, al mismo tiempo, se ha de reconocer que nuestra razón es limitada. Sólo es posible avanzar y tener éxito en este empeño, tras duras pruebas y no pocos errores, en sociedades abiertas caracterizadas por innumerables y voluntarias relaciones interpersonales, nunca en las sociedades cerradas como pretendía Platón.

En la etapa final de Platón, en sus últimos diálogos políticos (El Político y Las Leyes), después de sus desventuradas andanzas por Siracusa, nuestro filósofo cambió de parecer: serían las leyes (no ya la mera educación y formación de las élites) las que llevasen a cabo esta tarea educativa o función pedagógica de todos los ciudadanos. Nada humano quedaría fuera del alcance de las leyes para sus proyectos ordenadores de la sociedad.

Si se entiende la filosofía como la búsqueda de la felicidad personal, tal como diría Bergson, todavía Platón (y su maestro Sócrates) tienen aún algo que decirnos pues su defensa de la virtud es aleccionadora. Lo inaceptable es cuando se pretende implantar (coactivamente) al resto de la sociedad su idea particular de virtud mediante acciones de reyes iluminados que conocen la verdad (La República) o bien mediante la producción de leyes pretendidamente sabias para todo el quehacer de la comunidad (Las Leyes). Es entonces cuando se abre la puerta de par en par a cualquier tipo de totalitarismo.

Los que creen disfrutar de una supuesta superioridad moral que les legitima para doblegar por la fuerza al resto de los hombres haciendo uso de los instrumentos del Estado (hoy, la representación democrática y las leyes parlamentarias) en aras de lograr unos deseables objetivos comunes, son claros seguidores de esta tendencia platónica.

Platón, además, es el primero en programar consciente y sistemáticamente la imposición de la paideía como instrumento de moldeamiento político de toda la sociedad a modo de formación impuesta para la homogeneización de los ciudadanos de la polis. Su influencia se percibe en todos los diseñadores constructivistas de la sociedad que en el mundo han sido.

Alfred Hoernlé, al que hemos aludido al comienzo de este escrito, distinguía la figura del mero tirano con respecto al rey-filósofo de Platón. El tirano es un dictador común, que no tiene ninguna filosofía o idea de justicia absoluta y, por tanto, gobierna para perpetuarse y aprovecharse de su posición en beneficio propio. El filósofo-rey platónico, por el contrario, tiene una idea muy clara de su función en la historia y de la necesaria salvación espiritual de su pueblo para sacarlo de la degeneración en que se encuentra. Este tipo de gobernante ha de gobernar con una autoridad absoluta que es verdaderamente letal para su pueblo. Propondrá y dispondrá de su pueblo según sus preferencias subjetivas (de justicia total u otras ilusiones) y podrá cometer tranquilamente los más grandes crímenes en beneficio de la comunidad, pues él conoce lo que mejor le conviene a dicha sociedad (sin cubrir, por descontado las verdaderas necesidades de sus súbditos) y nada le detendrá en dicho empeño. El esquema del rey-filósofo y sus auxiliares podría encajar perfectamente en el esquema de un Führer, un Stalin o un Robespierre y los miembros fieles y disciplinados de su partido.

Francamente, me es difícil traer a colación un autor intelectual tan diametralmente opuesto a todo lo que significa el liberalismo y bien puede considerarse a Platón como el primer teórico político del totalitarismo.



http://www.liberalismo.org/articulo/411/257/pensam...

« 1 2 3 4 5 6 »

En formato RSS© Copyright Libertad Digital SA. Juan Esplandiu 13, 28007 Madrid.
Tel: 91 409 4766 - Fax: 91 409 4899