Pío Moa

« Un ejército contra la democracia | Principal | ¡Ah, la mala memoria...! »

Éxito y fracaso

26 de Julio de 2006 - 09:08:05 - Pío Moa

Compartir:
Menéame Tuenti

¿Hasta qué punto es científico el darwinismo? Digamos que hasta ahora ha superado bastante bien las críticas, aun si subsisten serias dudas.

Donde no hay muchas dudas es en cuanto a su aplicación a la esfera de la conducta o, más ampliamente, de la psique humana: casi todas las barbaries con pretensiones científicas, del siglo XX y ahora, se apoyan en el darwinismo. Ello no es casual. En definitiva se trata de la sustitución de los conceptos no científicos de Bien y Mal por los aparentemente más racionales y manejables de Éxito y Fracaso. Se trata de la destrucción de la moral, de la atormentadora esfera de la moral.

Lo cantó Walt Whitman: "Podría irme a vivir con los animales, tan plácidos y satisfechos de sí mismos... No sudan ni gimen por su condición, no yacen despiertos en la oscuridad ni lloran sus pecados". Pero, ¡ay!, la vuelta a la plácida y satisfecha condición animal tiene el precio del crimen. Y, al final, se salda con el Fracaso.

Comentarios (445)

« 1 2 3 4 5 6 7 8 9 »

1 lector, día 26 de Julio de 2006 a las 09:12
"ACUSA A ZAPATERO DE "CREAR UN LÍO QUE NADIE LE HA PEDIDO"
Rajoy asegura que desde la Transición todos los gobiernos miraron "hacia delante" hasta que llegó "este irresponsable"

Zapo, asustadísimo de las terribles acusaciones del de los discursitos. Venga ese cretino a "mirar hacia delante". También hay que mirar hacia atrás y a los lados, tontín, si se quiere avanzar con seguridad.
2 diurax, día 26 de Julio de 2006 a las 09:15
Condones “Diúrax” (¡seguros en toda oportunidad!) informa:

Nuestras ministras son mujeres emancipadas y sin prejuicios. He aquí lo que nos dice una de ellas (da lo mismo cuál):
--Como ministra, ayudada por el prestigio de mi cargo y por mis encantos naturales, encuentro abundantes ocasiones de echar algún polvo con desconocidos. Para tales eventos llevo siempre en mi bolso una abundante provisión de condones. Yo, como mujer moderna, follo seguro y evito así embarazos no deseados y otras enfermedades.

Las mujeres españolas deben tomar ejemplo, pero sabiendo siempre que no todos los condones son iguales. Una mujer de hoy no debe salir de casa sin su provisión de condones “Diúrax”. ¡Seguros en toda oportunidad!

3 filiberto, día 26 de Julio de 2006 a las 09:19
(2) Excelente publicidad: mucho más directa, clara e incisiva que las campañas del ministerio de Sanidad. Por ejemplo: "La Cantante Calva nos informa de cómo se libró en una ocasión del sida, gracias a los condones" Eso tendría impacto y la virtud de la ejemplaridad.
4 sisenando, día 26 de Julio de 2006 a las 09:20
¡Es tan complicado eso del Bien y el Mal...! En cambio lo del éxito y el fracaso lo entienden hasta los más tontos.
5 sisenando, día 26 de Julio de 2006 a las 09:23
El pobre Rajoy, incapaz de decir la realidad: que Zapo el rojo se identifica con las tiranías y con el terrorismo, no con la democracia. Que tiene por aliados a los asesinos y a los separatistas, y entre todos están intentando transformar la nación española en un grupo de cacicatos...
Un pobre hombre haciendo como que lucha contra un iluminado repleto de maldad.
6 volterra, día 26 de Julio de 2006 a las 09:24
Rajoy tiembla, Sisenando: ¿Y si los del PSOE se enfadan? Hay que decir las cosas con mucha diplomacia.
7 gabriel, día 26 de Julio de 2006 a las 09:27
Lo del éxito y el fracaso parece simple sólo a los simples. ¡Cuántos triunfadores han terminado hundidos, y a la inversa! Además, al final viene la muerte a igualarlo todo. Y los esfuerzos que exige el éxito, que al final ni valen la pena...
8 lógico, día 26 de Julio de 2006 a las 09:29
El mal siempre termina fracasando. Véase el comunismo y el nazismo, esos dos movimientos darwinistas.
9 volterra, día 26 de Julio de 2006 a las 09:33
(8)El darwinismo social está hoy más extendido que cuando el comunismo y el nazismo, por lo menos en Occidente. Inficiona todo el pensamiento y toda la actividad económica. Nos asombra el éxito que va teniendo el ilegal gobierno de Zapo el rojo, y a muchos les desanima. Al pobre Rajoy lo hunde en la miseria.
10 bernardo, día 26 de Julio de 2006 a las 09:35
Yo no estoy tan seguro de que el nazismo y el comunismo hayan fracasado. Después de todo, todos los sistemas han de tener un fin, igual que todos los hombres y la humanidad entera. Lo que cuenta es lo que logran en el tiempo en que viven. Y, por poner un ejemplo, los nazis y los comunistas liquidaron a millones de sus enemigos, es decir, demostraron la inferioridad de ellos, los llevaron al fracaso definitivo.
11 gabriel, día 26 de Julio de 2006 a las 09:40
El problema está muy bien expuesto en el mito del Génesis: el paso de la inocencia animal al mundo atormentado de la moral, de la responsabilidad. La lección es: estamos sometidos al yugo del bien y del mal, pero no lo entendemos.La tentación de "ser como dioses" nos lleva al desastre.
12 darío, día 26 de Julio de 2006 a las 09:41
Hace semanas hubo una discusión muy interesante sobre temas parecidos, pero intervenía el canónigo ese, compostelano, Guillermo, que le daba mucha sustancia.
13 sisenando, día 26 de Julio de 2006 a las 09:46
¿Sería esto? Me refiero a esta intervención de Guillermo:

Un tema que yo también me atrevo a proponer: la reflexión sobre la experiencia histórica del siglo XX.
El siglo XX ha sido el siglo de las ideologías, de la negación del cristianismo e incluso de Dios, en nombre de la libertad y el conocimiento. Todo eso ha tenido unas consecuencias, pero estamos lejos de haber analizado el asunto y reflexionado sobre él.
¿Cuáles son las relaciones entre ateísmo e ideología? Como es sabido, Marx consideraba la religión como la ideología por excelencia, que presentaba la realidad del mundo al revés. La religión, la creencia en Dios era al mismo tiempo la manifestación de la ignorancia y del miedo, explotados por unos “intereses de clase” de fondo económico.
Pero, a la vista de la experiencia, podemos llamar ideología a lo contrario: a la pretensión de explicar el mundo y la vida por la mera razón o la ciencia. Entonces ideología sería lo contrario de la religión, o si lo preferís, una religión sustitutiva.
El hombre tiene siempre que creer en algo para sostenerse en la vida… ¿o no? Ahí está otro problema. Se puede pasar por la vida sin creer en nada definido, eso es cierto, al menos en apariencia.
Pero ese es otro asunto. Lo que proponía: Las ideologías antirreligiosas han tenido unos resultados históricos. Sin embargo la experiencia de ellos no es suficiente para condenarlos, siempre podría ser necesaria una experiencia más vasta. Lo que nuestra mente exige no es solo constatar que el marxismo, pongamos por caso, tuvo tales o cuales efectos prácticos, lo importante es saber por qué, qué dialéctica interna impulsa a esas ideologías a tener esos efectos. Y una forma sería compararlo con la religión.
14 RAJ, día 26 de Julio de 2006 a las 09:47
Muy relativo. Habríamos que definir éxito y fracaso. Y en todo caso, no me negarán, que todo se remite a una cuestión de valoraciones. Personalmente, siempre me ha hecho mucho mas feliz (¿éxito?) hacer el bien. Por otro lado, no todo el mundo tiene “carácter” para hacer el mal, así que, si aceptamos que somos quienes somos, y que no podemos evitarlo, la única posibilidad que tenemos, es la de actuar como actuamos.
15 perasalo, día 26 de Julio de 2006 a las 09:47
El darwinismo se alió con el progresismo a mediados del siglo XIX, dándole un nuevo y definitivo impulso y convirtiéndolo en una explicación global de toda la realidad. El progresismo bienpensante adquirió así un mayor carácter religioso, más bien sectario, que proporciona seguridad a sus seguidores, imbuidos desde entonces de una tranquila o excitada y fatua arrogancia, que impresiona a muchos dejándoles en suspenso su capacidad de raciocinio.
¿Dónde están las pruebas del “darwinismo científico”? ¿dónde están esas cadenas de fósiles que demuestran la teoría evolutiva?. No en los museos, ni en los laboratorios, sólo en el dogmatismo del progresismo universitario. Un dogmatismo organizado y con una gran capacidad de amedentramiento, como ya denunció Karl Popper.
El propio Stephen Gould, gran defensor de la teoría evolutiva, ha admitido las trampas y los trucos manipuladores más descarnados de los defensores de la teoría evolutiva.
¿Cómo se datan los fósiles encontrados? ¿con escalas establecidas arbitrariamente en el siglo XIX?.
El darwinismo sectario, que alimenta al progresismo, más sectario aún, debe discutirse abiertamente, resistiendo al terror con que pretenden imponerlo.

La igualación del hombre al simio, que quiere imponer el terror de Zapatero, es el extremo de este sectarismo progresista. Buscan devaluar los derechos de los ciudadanos al nivel del de los simios, para tener así a los españoles libres convertidos en esclavos políticos, metidos en el rebaño de su "ciudadanía".

Artículo 102.2 de la constitución para ZetaP.
¿Por qué Zetap dijo el 11-M que había terroristas suicidas? ¿qué sabía?.
16 lector, día 26 de Julio de 2006 a las 09:58
Conspiranoia
20 de Julio de 2006 - 12:02:01 - Luis del Pino
Ayer tuve una charla con un viejo conocido. Hablamos sobre el 11-M y este amigo nos tachó, a todos aquéllos que cuestionamos la versión oficial., de conspiranoicos. Le pedí que me explicara en qué basaba esa afirmación:

- Estáis cuestionado los resultados de la investigación judicial y policial sin tener la más mínima prueba para avalar vuestras descalificaciones.

- ¿A qué te refieres?

- Toma, por ejemplo, lo que ha sucedido con el episodio de la mochila de Vallecas. Os ponéis a armar ruido diciendo que la mochila nunca estuvo en los trenes, y al final habéis sido incapaces de demostrar que no estuviera. O toma, por ejemplo, el coche Skoda Fabia: también habéis sido incapaces de demostrar que fuera plantado a posteriori, después de dar la lata con las multas que le habían puesto en no se dónde. O toma el episodio de la furgoneta Kangoo: decís que las pruebas fueron colocadas en dependencias policiales, pero de nuevo habéis sido incapaces de demostrar esa imputación. O fíjate en lo de la nitroglicerina: tampoco habéis sido capaces de enseñar ningún informe donde diga que había nitroglicerina en los trenes. Es decir, os lanzáis a hacer afirmaciones sin fundamento y luego sois incapaces de demostrar ninguna de esas afirmaciones. Construís una teoría de la conspiración sin tener la más mínima prueba que la soporte.

- Pues, la verdad, muy mal tienen que estar las cosas para que uses ese argumento.

- ¿Cómo que muy mal? Te reto a que me refutes algo de lo que he dicho.

- Pero es que no quiero refutártelo. Al contrario, me parece un excelente argumento. Lo único que digo es que resulta contraproducente para ti.

- ¿Por qué va a resultar contraproducente para mí? Será para vosotros, que hacéis afirmaciones que sois incapaces de probar.

- Es que lo contraproducente no es lo que tu argumento "dice", sino precisamente lo que "no dice". Son las cosas que tu argumento lleva implícitas las que resultan demoledoras para la versión oficial. Fíjate, por ejemplo, en lo que dices sobre la mochila de Vallecas: dices que nosotros hemos cuestionado que la mochila estuviera en los trenes, pero que luego hemos sido incapaces de probar que NO estuviera.

- Y es verdad. Habéis sido incapaces de probar que no estuviera en los trenes.

- Vale, eso es precisamente lo que dices. Pero ahora date cuenta de lo que "no dices": llega alguien, cuestiona que esa mochila estuviera en los trenes y, en lugar de sacar una prueba que demuestre que SI estuvo en los trenes (por ejemplo, un testimonio de alguien que la viera), a lo más que llegáis es a decir que no se puede demostrar que NO estuviera. Lo mismo pasa con el Skoda Fabia: cuando se ha cuestionado que estuviera en Alcalá en la mañana del 11-M, habéis sido incapaces de sacar una imagen donde aparezca el Skoda en esa calle la mañana de los atentados. Es decir, habéis sido incapaces de demostrar que SI estuviera. Igual que con la furgoneta Kangoo: todos hemos visto en las imágenes de televisión a los policías asomándose por la parte trasera de la furgoneta mientras los perros hacían su labor. Hubiera sido sencillísimo sacar en TV las declaraciones de alguno de esos policías diciendo que habían visto la furgoneta llena por la mañana, pero habéis sido incapaces de hacerlo. Es decir, habéis sido incapaces de demostrar que las pruebas estaban en esa furgoneta desde por la mañana. O lo mismo con la nitroglicerina: hubiera sido sencillísimo decir qué componentes exactos se encontraron en los análisis de los focos de explosión. Y, sin embargo, ni siquiera habéis sido capaces de nombrarlos. ¿Te das cuenta de que, a lo largo de los últimos meses, habéis sido incapaces de exhibir una sola prueba que avale que la versión oficial es cierta? A lo único que os agarráis desesperadamente es a que nosotros todavía no hemos exhibido una prueba que demuestre de manera indudable que esa versión oficial es falsa.

- ¡Es que sois vosotros los que estáis haciendo las acusaciones!

- Perdona, pero no. Sois vosotros los que habéis acusado de cometer los atentados a un determinado grupo de personas, con nombres y apellidos. Y habéis exhibido unas pruebas para avalar vuestras imputaciones. Y cuando hemos señalado que esas pruebas son inconsistentes, contradictorias o sospechosas, en lugar de poder demostrar que esas pruebas son ciertas y veraces, habéis acabado refugiándoos en que no podemos demostrar que sean pruebas falsas. ¿Te das cuenta de la gran victoria que nos habéis concedido de esa manera? Con lo que hemos ido publicando en los últimos meses, hemos dejado patente, ante la opinión pública, que sois incapaces de demostrar la veracidad de las pruebas que habíais exhibido. Sois incapaces de demostrar que la mochila estuviera en los trenes, sois incapaces de demostrar que el Skoda estuviera en Alcalá el 11-M, sois incapaces de demostrar que hubiera explosivo en la Kangoo antes de llegar a dependencias policiales y sois incapaces de demostrar que en los trenes estallara Goma2-ECO. Es decir, que habéis acusado a una serie de presuntos culpables con unas pruebas de las que lo más que sois capaces de decir es: "¡Vale! No podemos demostrar que las pruebas sean ciertas, pero vosotros tampoco podéis demostrar que sean falsas". Y ahora volvamos a tu afirmación inicial: habéis acusado de conspiración a un grupo de traficantes, de chorizos de medio pelo, de esquizofrénicos y de confidentes policiales. Y, cuando se os pide que exhibáis las pruebas en que os basáis, resulta que no tenéis ninguna. ¿Quién es el conspiranoico?

17 RAJ, día 26 de Julio de 2006 a las 10:00
#14# cazadorderojos.- En absoluto de acuerdo. ¿Qué tendrá que ver, la velocidad con el tocino?. ¿Qué mas dará, que la espiritualidad en el ser humano, haya ocurrido por infusión, o por desarrollo?. La espiritualidad en el hombre es evidente ¿no?. Según lo veo yo, y así lo expuse no ha mucho, en algún momento de la evolución del hombre, apareció la capacidad de discernir, y seguidamente la apreciación del bien y del mal, y a partir de ahí, la espiritualidad. El bien y el mal no son conceptos muy lejanos a nuestros propios intereses, a los intereses del ser humano, en general.
18 Zuleyko, día 26 de Julio de 2006 a las 10:00
Zuleyko dijo el día 26 de Julio de 2006 a las 09:51:
"La policía mata a palos a un periodista en China".

Aún tienes mucho por conseguir zp, unas cuantas leyes totalitarias más y podrás cargarte a Pedro J. a hostias sin muchos problemas.

"Un policía denuncia a una inmigrante por amenazarle con meterle en un lío"

Lo tenía fácil, inmigrante ilegal y mujer. Puede rajar al poli de arriba a abajo y hacer caquita sobre sus despojos, que siempre podrá alegar "abusos". ¿Quién desaprovecharía tal "privilegio"?. Ese es el mojigato estado en que está la antigua nacion española, el que deseaba zetap.

19 ayuda, día 26 de Julio de 2006 a las 10:03
¿Quiés controversia?
Pío Moa

En el más bien enclenque panorama intelectual español, tan necesitado de autocrítica y debate, saltó a la palestra hace poco la revista El Manifiesto a partir de un “manifiesto contra la muerte del espíritu” elaborado por Javier Ruiz Portella y Álvaro Mutis. Como cualquier otra manifestación cultural, ésta debiera haber sido saludada como un enriquecimiento y criticada con toda la dureza que cada cual creyera conveniente, pero con seriedad, como merece cualquier empresa con aspiraciones de aportar nuevos puntos de vista.

Pero la aridez cría alacranes, y estamos en un círculo vicioso: nuestros mundillos “de la cultura” oscilan entre el compadreo y el navajeo, que a su vez suelen destrozar cualquier nuevo brote. Así puede verse en la respuesta a dicha revista por parte de José María Ruiz Simón, publicado en La Vanguardia hace unos días. Para este señor, sin duda educado en la escuela del sectarismo izquierdista dominante en estas últimas décadas, las ideas o los argumentos carecen de cualquier interés, y, como la revista no le ha gustado, inmediatamente le aplica la receta: “extrema derecha”. Es un efecto más de la peste del “análisis marxista”, nada superado en nuestra izquierda, para el cual sólo cuenta el etiquetaje ideológico que pueda imponerse por las buenas o por las malas.

La costumbre ha vuelto esa actitud tan automática como un reflejo condicionado, a pesar de sus resultados realmente cómicos. Pues “extrema derecha”, “fascista”, etc., son términos perfectamente aplicables y muy a menudo aplicados, entre los propios marxistas e izquierdas asimiladas: sus diversas sectas se han atacado ferozmente entre sí tildándose de “fascistas”, “socialfascistas”, “agentes del imperialismo”, “lacayos de la extrema derecha” y por ahí. Debido a la falsificación de la historia y a una especie de enfermedad moral causada por tales métodos, esos elementos escriben en la prensa o hablan en la radio o la televisión con enorme autoridad, presentándose como valedores de la democracia, y manteniendo con todo descaro su actitud polizontesca ante cualquier disidencia. Los pocos que intentan (o intentamos) aclarar las cosas y ponerlos en su sitio, reciben a su vez, por reacción refleja, el título de “fascistas”, fachas”, etc. En comparación con años pasados, cuando estos adjetivos aplastaban realmente al discrepante, las cosas han cambiado mucho, pero todavía no lo suficiente.

Se trata de una tradición ya muy larga en nuestra desdichada izquierda, carente casi en absoluto de un pensamiento propio –no hay un solo pensador izquierdista de algún fuste en España–, y casi siempre ofensiva, gritona, extremista. En su muy importante libro Historia política de las dos Españas (el recientemente publicado de Santos Juliá con un título semejante apenas es una broma comparado con aquél) empieza José María García Escudero con una anécdota de principios del siglo XX. En un mitin electoral, un asistente interrumpía de vez en cuando al orador gritándole: “¿Quiés controversia?”. Por fin terminó su discurso el mitinero y se dirigió al polemista: “Bueno, ¿qué tiene usted que objetar?” “¡Hijo de p.uta!” fue la respuesta. Así es como suelen entender el debate las izquierdas, y a eso reducen su argumentación. En su boca “fascista” o “extrema derecha” son sinónimos, sólo en apariencia menos groseros, de “h.ijoputa”.

Ruiz Portella ha replicado a su original crítico con otro artículo, y es de esperar que La Vanguardia no siga el ejemplo fascistoide de El País (no uso aquí “fascistoide” como etiqueta, sino como descripción de una conducta, de un estilo constatable) y se lo publique. En todo caso los de la “controversia”, como decía, están retrocediendo. Y más que retrocederán si se les planta cara.
20 ayuda, día 26 de Julio de 2006 a las 10:06
Dos explicaciones de la motivación humana
Pío Moa

Homero expone por boca de Odiseo dos (al menos) interpretaciones de la fuente de las acciones humanas. En una ocasión se refiere el héroe al “ávido y funesto vientre, que tantos males trae a los hombres y por el que se arman las naves de muchos bancos que surcan el estéril mar y van a causar daños a los enemigos”. En otro momento explica: “No me gustaban las labores campestres, ni el cuidado de la casa que cría hijos ilustres, sino las naves con sus remos, los combates y los pulidos dardos y saetas; cosas tristes y horrendas para los demás, y gratas para mí, por haberme dado algún dios esa inclinación, que no todos hallamos gusto en las mismas acciones”.

En cierto sentido, la primera motivación podríamos considerarla materialista, y hasta marxista avant la lettre. Después de todo, la concepción marxista de las motivaciones humanas descansa en el “ávido y funesto vientre”, por el cual las gentes luchan, se imponen unas a otras, se dividen en clases. Las clases vienen definidas por su posición en el proceso productivo, y la acción humana quedaría definida a su vez por la lucha entre ellas. La historia de los seres humanos, conscientes de ello –como parece serlo Odiseo– o no, sería la de una pugna incesante por los bienes materiales. Si tal fuera la motivación esencial de las acciones humanas, y a menos que considerásemos a la humanidad condenada a la escasez eterna, los males causados por el vientre tendrían un fin, aun si muy lejano: la abundancia generalizada del comunismo, cuando los vientres de todos quedaran por fin satisfechos y no hubiera razón para “armar las naves y perjudicar a otros”.

En cambio la segunda motivación suena “idealista”, por seguir la jerga clásica: es un dios el que impone a los hombres tendencias diferentes e incluso opuestas. En tal caso, la perpetua pugna del vivir humano queda más allá de todo posible arreglo, e incluso de toda comprensión o explicación para el hombre. Por lo tanto no tiene solución. No obstante, si miramos más de cerca la explicación de Odiseo, resulta compatible con el materialismo: basta sustituir el concepto de dioses por el de genes. Las combinaciones genéticas, en principio puramente aleatorias y ajenas a nuestra voluntad, nos imponen unas inclinaciones u otras, unas acciones u otras. Seríamos, como viene a decir Dawkin, juguetes de ellas. Ahora bien, si es así, el conocimiento y dominio progresivo sobre los genes permitiría al ser humano decidir finalmente sobre sus motivaciones y acciones, con efectos similares a los de la abundancia comunista. De hecho, ése es uno de los grandes temas de nuestros días.

Llegados aquí surgen algunos problemas. Por poner algunos, ¿quiénes decidirían sobre el tipo de motivación (de genes) a suprimir o a promover?, o ¿qué criterios seguir en la selección artificial genética? A muchos lo último les parecerá evidente y fácil: deberían suprimirse, por ejemplo, las inclinaciones violentas, aventureras o agresivas. Sin embargo, el mundo resultante podría convertirse en una pesadilla. Por un tiempo se practicó la lobotomía frontal para eliminar la angustia y males parecidos, pero, por desgracia, también quedaba eliminada la capacidad imaginativa. Tal vez lo que acabo de decir sea inexacto, pues lo he leído hace mucho tiempo, pero permite ejemplificar la idea: en el ser humano el bien y el mal están entrelazados de modo misterioso, y a menudo la supresión de un mal arrastra consigo la de un bien.

En otras palabras, quizá los dioses resulten menos manipulables de lo previsto, no puedan reducirse a genes, y exista un fondo irreductiblemente misterioso en la motivación humana. Unos dirán que sí existe ese fondo, y otros que no, pero estos últimos deben admitir que, en todo caso, hoy por hoy estamos lejos de descifrar el misterio, lo más probable es que nunca lleguemos a verlo, y entonces, a efectos prácticos, ¿qué más le da si un día se consigue o no?
21 senex, día 26 de Julio de 2006 a las 10:10
¡Será posible el triunfo de la estupidez y la canallería progres? Pues de momento llevan las de ganar. Claro que también llevaron las de ganar en otros tiempos, y ya vemos cómo terminaron. Hoy estamos ante un nuevo asalto de la Estupidez y la Canallería, como tan bien los identificó Gregorio Marañón.
22 gonzalo, día 26 de Julio de 2006 a las 10:12
Hola a todos un cordial saludo.

Está interesante el tema de hoy, bueno,la diferenciación del bien y del mal hoy es algo complicado, pero eso viene dado a la cantidad de engaños y de mentiras constantemente repetidas y puestas en práctica para que parezcan actos de bien.

Eso es lo que realmente quiere el PSOE y los partidos de izquierda en general, aunque en los de derecha algunos cuantos individuos siguen sus mismos pasos, para el PSOE es realmente un fastidio que exista el bien, porque ellos buscan el mal, porque saben que una sociedad sumida en el mal es una sociedad convulsa, desorientada, confundida, débil. Cuando una sociedad cae en todas esas desgracias necesita de gobiernos como el PSOE, mentirosos que siempre prometerán soluciones milagrosas (por ejemplo proceso de paz) y seguirán encandilando a los ciudadanos. En realidad es lo mismo de siempre en cuanto a los partidos políticos, buscan el poder absoluto para siempre, en vez de buscar gobernar sirviendo los intereses justos de los seres humanos conforme a la moral objetiva y al amor al prójimo y la justicia.

Es por esto que el PSOE siempre pone tantísimo empeño en repetir constantemente las mismas mentiras, porque los que aquí escribís, bien sabéis que los discursos del PSOE los puede realizar un bachiller de 1º BUP. El PSOE sabe que está luchando contra el Bien y por eso no puede hacer otra cosa que mentir, porque si dijera la verdad se contradecirían constatemente sus palabras con sus actos.

Ha salido un comentario sobre el libro del Génesis. Mirad a mí me parece un tema muy interesante, quiero haceros ver en qué consiste el bien y el mal. Dios en su amor infinito ha creado al hombre a imagen y semajanza, ¿puede haber un regalo más grande que ese? y además le ha hecho libre. Fijáos como Adán y Eva son tentados por la serpiente. En realidad la tentación consiste en que se olviden de Dios y hagan las cosas a su manera, por su cuenta, como si Dios no existiera. En eso consiste el Bien y el mal. Cuando el hombre se olvida de lo que es, una criatura hecha a imagen y semejanza de Dios, es cuando sobreviene el mal. Porque en el momento en que el hombre olvida lo que es, utiliza las cosas a su manera y no para lo que han sido hechas, ¿se puede apagar un fuego echando gasolina? o ¿se puede calmar la sed comiendo sal? Porque cada cosa está hecha en una medida y para una utilidad y un fin, en el momento en que el hombre no los utiliza para esa finalidad sino que los ulitiza para su propio interés es cuando sobreviene el mal.

El mal no consiste en otra cosa que en el puro egoísmo del hombre. En el Evangelio encontraréis la diferencia entre el Bien y el mal.
23 RAJ, día 26 de Julio de 2006 a las 10:15
#15 # perasalo.- Con perdón “...El darwinismo se alió con el progresismo a mediados del siglo XIX, dándole un nuevo y definitivo impulso y convirtiéndolo en una explicación global de toda la realidad. ...”. Permítame que le corrija, No fue el darwinismo el que se alió con el progresismo, sino al revés, fue la progresía, la que adoptó, lo que mas le interesaba del darwinismo, para justificar sus propias teorías. Esta puntualización es muy conveniente, puesto que, en lo fundamental, hoy en día, nadie, rechaza, en su totalidad, las teorías darvinianas o evolucionistas, con los matices que se quieran, pero se aceptan en lo fundamental. Otro punto a tener en cuenta, es que las religiones (todas), como reflejo de sus feligreses, no pueden avanzar mas que sus propios elementos, así que son, per se, conservadoras, van y deben ir a remolque de las ideas que compartan sus elementos, y en este caso lo que falla es la adaptación de sus dogmas (no al concepto en sí mismo, sino a su explicación) a dicha teoría.
24 Chicuelo, día 26 de Julio de 2006 a las 10:16
a Carrillo:


¡ ay Carrillo, Carrillo ! ¡ Cuántas tienes hechas, y ninguna pagá !


¡ ¡ ¡ P R E G O A O ! ! !




25 Kilgore, día 26 de Julio de 2006 a las 10:17
Esas dudas no lo son en realidad, señor Moa. Esas aplicaciones del darwinismo de las que habla han desembocado en barbarie no por un defecto en la teoría, sino en la aplicación. En esos casos el hombre la malinterpretó y simplificó demasiado, tratando de sustituir por eugenesia una acción que ya se encarga de ejercer la naturaleza (el mundo, todo) por sí misma, de manera excesivamente compleja como para pretender sustituirla por una ley.
Creo que no pretendía decirlo, pero por si acaso yo lo aclaro: el darwinismo no destruye la moral. De hecho nuestra moral es un elemento con el que cuenta nuestra especie para mejorar su capacidad de pervivencia, perféctamente englobable en el darwinismo. La eugenesia, o al menos ciertos tipos de ella, tampoco la destruyen, pero la modifican de forma nociva (la destruyen tal y como la entiende el cristianismo, si se quiere usar esa palabra).

perasalo, estás muy equivocado. El darwinismo es una teoría científica áltamente comprobada, y sigue siendo a día de hoy la columna vertebral de toda la teoría evolutiva de que disponemos.
Y no es nada progre. Haces mal en adjudicársela, porque muchos progres se sienten incómodos con el darwinismo.
26 gonzalo, día 26 de Julio de 2006 a las 10:17
Sí, creo en el libre alvedrío, creo en la libertad.
27 Chicuelo, día 26 de Julio de 2006 a las 10:18
a Carrillo:


¡ ay Carrillo, Carrillo ! ¡ Cuántas tienes hechas, y ninguna pagá !


¡ ¡ ¡ P R E G O N A O ! ! !




28 senex, día 26 de Julio de 2006 a las 10:18
Ciertamente las nociones de bien y mal son extremadamente complejas y están más allá de nuestra capacidad comprensiva. Y sin embargo dominan toda la actividad superior humana. Tal vez en los animales sea suficiente explicación la selección de los mejores y más exitosos en la lucha por la vida --se reproducen más-- pero eso fracasa totalmente en la vida humana, que no se basa en la seguridad del instinto sino en nociones tan evanescentes como la libertad, la responsabilidad, en fin, el bien y el mal. Y en una noción de origen religioso: la igualdad humana, no igualdad material, sino la igualdad moral, es decir "ante Dios".
En los ciervos, por ejemplo, el macho más fuerte se queda con todas las hembras. Un comportamiento así sería impensable en el ser humano, aunque teóricamente asegurase una descendencia más fuerte, esto es, más adaptada.
Sin embargo Freud vino a tomar el ejemplo de los ciervos, el de un mítico padre dominante que se quedaba con todas las mujeres, para explicar la gestación de la moral, de la culpa, etc.
Esto da idea de la complejidad del asunto, que no para de dar qué pensar y decir desde hace miles de años.
29 Kalkriese, día 26 de Julio de 2006 a las 10:20
24)

No se escribe alvedrio.

Pero sí se puede escribir "al subir al berdío"; hay gente que lo hace.

30 sisenando, día 26 de Julio de 2006 a las 10:22
Ciertamente la estupidez y la canallería progres quedan constantemente de manifiesto aquí, en este blog: apenas abren la boca manifiestan estas dos profundas virtudes los raimondos, hilketas, bres, goon, y tantos más. Menuda caterva.
31 zufs, día 26 de Julio de 2006 a las 10:22
"Dios les dice a Adán y Eva que no coman el fruto del árbol del conocimiento del bien y del mal. Si ésta era la única forma en que podían llegar a distinguir la diferencia entre el bien y el mal, ¿cómo iban a saber que era incorrecto desobedecer a Dios y comer la fruta?" [Laurie Lynn]
32 senex, día 26 de Julio de 2006 a las 10:24
Uno de los problemas que tiene el ilegal gobierno del PSOE es el de someter a los medios de difusión discrepantes, sobre todo a la COPE pero también, cada vez más, a Internet.
Para someterlos necesitan culminar su actual tarea de liquidación de la independencia judicial.
El problema es que si no se les paran los pies a tiempo, luego los problemas serán mucho mayores.
33 senex, día 26 de Julio de 2006 a las 10:27
(31) Un falso y romo problema lógico. La entrada en el mundo del bien y del mal, de la responsabilidad y la libertad, incluye la tentación de "ser como dioses", de situarse por encima del bien y del mal. O "más allá del bien y del mal", que diría Nietzsche. La tentación que trae el crimen generalizado y la desgracia.
34 sisenando, día 26 de Julio de 2006 a las 10:31
Cuando se deja de creer en Dios, no es que ya no se crea en nada, es que se cree en cualquier cosa. (Chesterton)
35 RAJ, día 26 de Julio de 2006 a las 10:31
#22# gonzalo.- Con el debido respeto. Creo que no deberíamos ser tan simplistas como para apoderarnos del bien y conceder todo el mal al PSOE. La cuestión es mas sencilla, y se encuentra en el eterno dilema de creer o no creer en el espíritu. Si el bien y el mal no se encuentran en el mundo del espíritu, y lo colocan en el mundo de la razón, lo que hoy es el bien, mañana no lo será, sino que puede convertirse en el mal mas espantoso y viceversa. Esto se ve con muchísima claridad en el “buenismo” y en el pacifismo a ultranza. El bien y el mal son conceptos espirituales, y solo considerándolos así, y actuando en consecuencia, no nos equivocaremos.
36 ramón, día 26 de Julio de 2006 a las 10:32
El problema de los ateos es que llegan a creerse dioses ellos mismos. Por eso pretenden disponer de los demás, empezando por negar su libertad.
37 LEON NOEL, día 26 de Julio de 2006 a las 10:32
26 de julio de 2006
San Joaquín y Santa Ana,padres de la Santísima Vírgen María.

Querido Moa:
Lo de hoy ,y disculpa,me parece una bobada.
Bobada para distraer el personal.
***El Presidente del Gobierno es un órgano más de la Administración del Estado.Punto uno
*** Punto dos.-Puede servirse del dinero de los administrados acudiendo a las partidas que tenga asignada Presidencia en los Presupuestos Generales del Estado,siempre que aquellas cumplan una función en beneficio del administrado.
*** Punto tres.--La doctrina del Abuso de Poder fue manejada en una sola dirección,desde autores alemanes que no recitaré aquí hasta Garrido Falla,Entrena Cuesta,García Oviedo,Tomás Ramón Fernández,García de Enterría y otros,en pleno franquismo y después.
*** Es abuso de poder utilizar en franquía los recursos de todos los españoles para usar un avión de la FFAA.e irse a Londres de compras,gastar en remodelar a su gusto La Mareta unas cantidades inapropiadas para su esparcimiento y/o veraneo,llevándose un aluvión de cocineros,guardaespaldas,funcionarios,etc.etc.

Por todo lo cual y muchas más cosas que no son atendidas no me avengo a esa forma,una más,de abuso de poder.
Sé que no puedo rebelarme sin ser ridículo pero me desahogo.
Un abrazo a todos.
Amigo Moa,Dios te guarde.
38 senex, día 26 de Julio de 2006 a las 10:33
Socialismo es corrupción. Y para defenderse, aumenta todavía más la corrupción. Y el despotismo.
39 Zamarro, día 26 de Julio de 2006 a las 10:37
Un individuo que, como Raimondo, llama impresentable al moderador por mantener el blog limpio, es indigno de colaborar.

Estoy totalmente de acuerdo con la forma en que el moderador lleva la tarea. Los tres últimos días, la basura que han dejado por aquí Hilketa, Bres, Olga, Papa, Raimondo y adláteres había dejado el blog invisitable.
40 forrest gump, día 26 de Julio de 2006 a las 10:39
Hola:

Ayer, uno hablaba de "Panfleto Adulador Idiotizante Socialista". ¿Qué quería decir?. Yo estoy aquí con el teniente Dan, con Buba y sus gambas.

Gracias.
41 RAJ, día 26 de Julio de 2006 a las 10:39
#31# zufs.- Muy bien planteado, nosotros los cristianos, e incluso los católicos, ese punto ya lo hemos superado. Pero, claro Ud. lleva mucho tiempo sin acercarse a una Iglesia, así que deberá, siquiendo con el pensamiento, hallar su propia solución.
42 zufs, día 26 de Julio de 2006 a las 10:39
"La religión es un insulto para la dignidad humana. Con o sin ella, habría buena gente haciendo cosas buenas, y gente malvada haciendo cosas malas, pero para que la buena gente haga cosas malas hace falta religión." [Steven Weinberg, físico, premio Nobel]
43 Kalkriese, día 26 de Julio de 2006 a las 10:43
40)

Prueba con P.A.I.S. Forrest, creo que entra.

De nada

44 zufs, día 26 de Julio de 2006 a las 10:43
la unica solucion que busco es la del problema del pago de la hipoteca. el mas alla y demas zarandajas no me preocupan.

procuro vivir bien, no molestar y no j.oder a los demas. no me hace falta ningun dios para no ser un hijo de...

sorry por los acentos, tengo el teclado sin configurar.
45 RAJ, día 26 de Julio de 2006 a las 10:44
Creo conveniente, trasladar aquí, unos razonamientos que expuse el otro día sobre el bien y el mal, y que expuse en la página del día anterior, cuando ya se había actualizado la página. De todos modos, y por costar poco, pido perdón a quien no le interese.
#301# Kilgore.- Efectivamente, Nietzsche ha sido uno de los filósofos, modernos, más importantes. Por el momento, dejémoslo ahí. En mi opinión, comete un grave error en sus planteamientos, llevado, evidentemente, por el total nihilismo, en el que cree fervientemente, niega el mundo del espíritu en el ser humano, de ahí, que sin el hecho voluntario, en el ser humano, éste queda dentro de las teorías calvinistas, es decir, dentro de la predeterminación. En este punto, su nihilismo, viene a echarle una mano, desfigurando el panorama humano para que no se parezca, y así no nos recuerde la teoría antedicha. Pero el resultado final, es imposible, no es aceptable. ¿Un ser humano, sin espíritu, y encima, con una vida totalmente predestinada por los hechos, sin capacidad para actos voluntarios, y por lo tanto sin responsabilidad?. Es como, si en la aplicación de una fórmula matemática, nos saliera un resultado imposible, habrá que revisar toda la fórmula y su aplicación. En el fondo, según pienso, él mismo, es consciente de eso, y reacciona, con agresividad, contra lo “religioso” y la Teología, evidente responsable de lo espiritual, que persiste, cabezudamente, en negar. Creo que, es precisamente, esa tozudez, la que inclina al pensador que lo lee, a prever, contrariamente a sus intenciones, la existencia del mundo anímico. Es mas, me atrevería a decir (con cierta “timidez”), que sus teorías se convierten en una evidencia, por demostración al absurdo, de la existencia del mundo espiritual.
46 Chicuelo, día 26 de Julio de 2006 a las 10:45
a Carrillo:


¡ ay Carrillo, Carrillo ! ¡ Cuántas tienes hechas, y ninguna pagá !


¡ ¡ ¡ P R E G O N A O ! ! !







47 Zamarro, día 26 de Julio de 2006 a las 10:46
36

Dice Ramón:

"El problema de los ateos es que llegan a creerse dioses ellos mismos. Por eso pretenden disponer de los demás, empezando por negar su libertad."

No estoy de acuerdo con ese punto de vista de ninguna manera.
48 RAJ, día 26 de Julio de 2006 a las 10:46
Si aceptamos, la existencia del espíritu y aplicamos sus teorías, del voluntarismo libre, para que tuviera sentido, deberemos aceptar, o bien, la reencarnación, o bien, la existencia humana real, solo, en el plano espiritual, viendo el aspecto material del ser humano (su propia carne, huesos, etc.), como una prenda de “quita y pon” (de hecho, está comprobado, que cada cuatro años, el ser humano, cambia totalmente todas sus células), por eso, esta parte, es mortal, actuando, así, como un verdadero “reloj” biológico, mientras que el ser humano, sustancialmente, no es mortal. El hombre, en su búsqueda de la perfección, se “abrigaría” con células vivas (adoptando un cuerpo físico) y vendría a este plano físico a experimentar un “concepto”, un “sentimiento”, es decir, con un objetivo concreto, y por lo tanto, cabria esperar, que no corriera el riesgo, de no conseguirlo, así que se eliminaría, a sí mismo, la libre
Voluntariedad, autopredeterminándo su propia existencia terrenal. Todo ello, con el aditamento, de que no se puede amar, lo que no se comprende. Otro aspecto, que se desprende, de esta nueva forma de ver al ser humano, en un plano totalmente espiritual, es en si mismo, un objetivo, cual es la de desprenderse del aspecto físico, que tanto nos condiciona, aceptando que la perfección solo es posible en el plano espiritual. Así, de paso, explicaría, la “injusticia” que supone, el tener que tomar decisiones trascendentales, sin el conocimiento total, no ya de todas las variables, sino también, de sus consecuencias. Si nos encontramos, dentro de una habitación con innumerables puertas, a la hora de salir de esa habitación, nos encontraremos mas predispuestos, por azar, a salir por una puerta concreta, al margen de que sea la mas acertada ¿no constituye, esto, en sí mismo, una injusticia?, y mas, si tenemos en cuenta, que no sabemos que hay detrás de cada puerta. La única “solución aceptable”, que se me ocurre, es la de que no tenga importancia la puerta por la que salimos, sino que lo verdaderamente importante es la vivencia a alcanzar, y la confianza en que, previamente, no hemos colocado, en el lugar preciso para conseguir el objetivo deseado. Así, tendríamos que aceptar, como cierto, que, en nuestro camino, lo que no seamos capaces de comprender y, consecuentemente, amar, nos condena, a tener que vivirlo en primera persona. El final, la perfección, consistiría en una comunión de todos esos seres espirituales, en el conocimiento de todos y cada uno de los sentimientos. ¿Habéis observado, que una vivencia coincidente, es lo que mas une a dos personas?. Otra cuestión ¿sois conscientes de que en una situación de verdadero amor, se diluye, incluso y especialmente, el mas alto concepto de justicia, del que el ser humano está dotado?, ¿podemos dar por verdadero, que es el amor, el sentimiento supremo?.
49 zufs, día 26 de Julio de 2006 a las 10:51
"El problema de los ateos es que llegan a creerse dioses ellos mismos. Por eso pretenden disponer de los demás, empezando por negar su libertad."
........

"Todos somos ateos respecto a la mayoría de dioses en los que la humanidad ha creído alguna vez. Algunos de nosotros simplemente vamos un dios más allá".
Richard Dawkins

........
evidentemente yo me quedo con el segundo comentario
50 RAJ, día 26 de Julio de 2006 a las 10:53
Estos esbozos, carentes de análisis de muchísimos aspectos, no deberían llevarnos a la extracción de conclusiones de carácter práctico, puesto que el error está, en ese caso, asegurado.

El, expuesto, concepto de reencarnación, o de negación de la mortalidad del ser humano espiritual, está recogido en todas la religiones habidas, como principio fundamental de todas ellas, también, reconocen todas ellas, de una forma mas o menos implícita o explicita, figurada o trascrita, la búsqueda de la perfección, y sobre todo la fe, necesaria para dejarnos llevar sin conocer, el por qué, ni el mundo de los sentimientos ¿acaso, el desconocimiento de los sentimientos, nos impide sentir?.
Debo reconocer, como simplista, mi planteamiento (el que hace lo que puede, no está obligado a mas), muy posiblemente, su desarrollo, sea mucho mas complejo.
Enfoquemos el análisis, a partir de aquí, en el objetivo primario, es decir, a mi modo de ver, en el mundo de los sentimientos. ¿Por qué los sentimientos?, según lo veo yo, en el mundo espiritual, se conocen, pero no se “sienten” los sentimientos. Esto explicaría el proceso, y la “molestia”, de la adopción del aspecto y sus connotaciones físicos.
Aquí nos encontraremos con una dicotomía contradictoria, aparentemente insalvable, cual es la aparición de los llamados “sentimientos negativos”, sin lugar a dudas, fruto de la imperfección, ¿acaso son necesarios?, y en todo caso ¿por qué su existencia?. (Me perdonarán el salto “razonativo”, pero dada su extensión y por ser un asunto de vivencias subjetivas y en muchos casos personales, me obligan a hacerlo así). He llegado a la conclusión, de que el conocimiento de los sentimientos “llamados positivos”, solo se alcanza a través del conocimiento y desarrollo de los “sentimientos negativos”, es por eso, que son imprescindibles. Y he aquí la mencionada dicotomía, al crecer el conocimiento del sentimiento positivo, también y previamente, ha crecido el conocimiento del sentimiento negativo, y esto, hemos acordado, que es fruto de la imperfección, ¿es posible alcanzar la perfección, llevando en nuestro bagaje, la imperfección?. Claro que sí, ítem mas, podría resultar imprescindible, la perfección, debe llevar implícito, el conocimiento absoluto de sí misma, y ello no es posible sin el conocimiento de su antónimo. En llegando a este punto ¿debemos reconocer, en este mundo, la necesidad de la maldad?, esa necesidad ¿no dulcificaría o perdonaría la maldad?, es decir, si es necesaria ¿como perseguirla, castigarla o corregirla?, sencillamente por convicción y por que, al aumentar nuestro conocimiento del sentimiento positivo correspondiente, corregiremos esa imperfección, es decir, si sabemos que está mal, haremos el bien. Además, en una concepción global, puede, que no tenga importancia, el mal, ni sus efectos. Y entonces no necesitaríamos ni perseguir, ni castigar, ni corregir la maldad.
Pero claro, en la imperfección en la que, por ahora, nos encontramos, no es aceptable, el no perseguir, castigar, condenar, y corregir la maldad, es por eso, que solo el desconocimiento de lo expuesto, nos pone a salvo de la maldad, y por tanto, es nuestra propia ignorancia, responsable de la maldad, la que también actúa, como “herramienta” para combatirla.
Lo mejor de lo expuesto hasta ahora, de esta teoría, es que no importa si tengo razón o no, ya que tampoco lo podríamos evitar. Ni podemos evitar sentir, ni podemos evitar vivir, ni muy posiblemente podremos evitar llevar a cabo nuestros propios actos. Incluso la mas mínima duda podría estar predeterminada, el mas obsceno acto, la mas sublime acción, el mas leve pensamiento, nada escaparía de que, al menos, podamos pensar, en la autopredestinación. Y no, no puede establecerse ningún tipo de paralelismo con el calvinismo, o solamente en su principio, ya que, en este caso el hombre, es el responsable de su auto predestinación, por lo tanto, libre en su decisión. Lo importante es el enriquecimiento del alma a través de la práctica del bien.
Personalmente, creo que esto explica absolutamente todo. Pero debo reconocer, la posibilidad de que esas explicaciones, las haya llevado yo, de forma intencionada, a que “casen” de forma congruente. En realidad, todos nosotros, estamos encerrados en nuestro subjetivismo.


« 1 2 3 4 5 6 7 8 9 »

En formato RSS© Copyright Libertad Digital SA. Juan Esplandiu 13, 28007 Madrid.
Tel: 91 409 4766 - Fax: 91 409 4899