Pío Moa

« Sobre la Guerra de independencia | Principal | Una muestra de la situación »

Evolución de la Guerra de independencia

4 de Octubre de 2009 - 09:06:29 - Pío Moa

Compartir:
Menéame Tuenti

La Revolución francesa provocó en España verdadero espanto, desconcierto y retracción reformista, así como la caída sucesiva de Floridablanca y Aranda, y su sucesión por Godoy en el favor de Carlos IV y de su esposa la reina María Luisa. Viniendo Godoy de la nobleza inferior, suscitó el encono de los grandes, que desprestigiaron a la monarquía atribuyéndole una relación sentimental con la reina. A raíz de la ejecución de Luis XVI, la Convención francesa había declarado la guerra a España, y esta, después de algunos éxitos iniciales, fue invadida por Cataluña, Vascongadas y Navarra. Godoy, sintiéndose impotente, concertó la paz de Basilea en 1795, por la que España recobraba los territorios peninsulares, entregaba la totalidad de la isla Española (la parte de Haití ya estaba en poder de Francia desde 1697) y se aliaba de hecho con los revolucionarios contra Inglaterra. Por ello obtuvo títulos y honores, entre ellos el algo extraño de Príncipe de la Paz. Entonces la armada inglesa casi paralizó el tráfico con América y, en inferioridad numérica, desbarató en 1797 a la flota española cerca del cabo San Vicente, en la que se distinguió el almirante Nelson --después la flota inglesa se vio afectada por motines que esterilizaron la victoria--. España perdió la isla de Trinidad, en Venezuela, aunque rechazó a los ingleses de Cádiz, Puerto Rico y Tenerife; esta, en 1797, fue la única derrota de Nelson, que sufrió serias pérdidas, entre ellas la de su brazo derecho.

Luego, el Directorio francés negoció con Inglaterra sin molestarse en informar a Madrid, y Godoy fue despedido en 1798. En 1801 volvió al poder y a la alianza con Francia, dominada ya por Napoleón, quien le movió a invadir Portugal (Guerra de las naranjas) para desligarla de Gran Bretaña. España se quedó con la ciudad de Olivenza y los portugueses ampliaron Brasil a costa de territorios hispanos. Al año siguiente Francia e Inglaterra firmaron una paz que duraría un año. Godoy intentó mantenerse neutral, pero Napoleón le presionó sin consideración hasta hacerle declarar de nuevo la guerra a Inglaterra, a finales de 1804: los ingleses bloquearon de nuevo el tráfico hispano-americano y en 1805 desbarataron la flota española y la francesa en Trafalgar, victoria de Nelson que, de paso, perdió la vida.

Aquellos fueron años muy duros para España: en 1800 la mortífera fiebre amarilla se propagó desde Cádiz, y dos años de malas cosechas causaron hambrunas. Godoy había intentado proseguir las reformas ilustradas, pero el tiempo de ellas había pasado. Después de Trafalgar, España perdió su condición de gran potencia a todos los efectos. Pudo tratarse de un retroceso pasajero, pero no sería así.

***

Durante esos años Napoleón se convirtió en el eje de Europa. Como general de la revolución había dirigido victoriosas campañas en Italia, y a lo largo de su carrera habría de enfrentarse a sucesivas coaliciones en las que participarían todas las grandes potencias y otras menores. Pese a su genio militar, en 1799 sufrió su primer gran revés en una ambiciosa expedición a Egipto, entonces dominio otomano: Nelson destruyó su flota y lo dejó aislado. Siguió hacia Siria y en Jaffa perpetró una matanza de prisioneros turcos y población civil. Por fin abandonó a sus tropas y volvió ocultamente a Francia, donde, tras derrocar al Directorio mediante un golpe militar, se proclamó primer cónsul y acabó con el régimen revolucionario. Los años siguientes, aparte de su contienda con Inglaterra, reformó la administración, mejoró la relación con la Santa Sede mediante un concordato y dio consistencia al nuevo poder mediante su famoso Código civil y otros códigos legales, que estabilizaban parte de las medidas revolucionarias. En el exterior, volvió a derrotar a los austríacos en Italia, y en 1801 exigió a Godoy la entrega de Luisiana, territorio cuatro veces más grande que España; pero, al no poder defenderlo frente a Inglaterra, la vendió en 1803 a Usa por una cifra irrisoria.

En 1804 se coronó a sí mismo emperador en la catedral de Notre Dame, con presencia de un intimidado papa Pío VII. Más tarde declaró hereditario el cargo y colocó a hermanos suyos a la cabeza de los países conquistados. Para acabar con la oposición británica planeó invadir la isla, pero la derrota de Trafalgar se lo impidió. No obstante, a los pocos meses ganaba por tierra la gran victoria de Austerlitz contra los ejércitos ruso y austríaco, e impuso una paz conveniente a Austria. Al año siguiente se impuso en Nápoles, fundó el reino de Holanda, adjudicándolo a su hermano Luis, y se erigió en protector de la Confederación del Rin. Ese año, 1806, volvió a derrotar una coalición entre Prusia y Rusia. En 1807 pactó con el zar Alejandro I la reducción del territorio prusiano y se apoderó del Gran Ducado de Varsovia. A fin de arruinar a Inglaterra, que bloqueaba el comercio marítimo, le declaró a su vez el bloqueo continental, tratando de que ningún país le abriera sus puertos. Impuso a España una nueva alianza para forzar a Lisboa a sumarse al bloqueo, y ofreció dividir Portugal en tres, entregando el Algarbe a Godoy, de modo que un ejército francoespañol ocupó el vecino país en 1807.

Napoleón usó la campaña de Portugal como pretexto para ocupar ciudades estratégicas y la capital de España, con propósito de extender hasta el Ebro la frontera francesa, recuperando en cierto modo la Marca Hispánica de Carlomagno. El pueblo español estaba cada vez más receloso e indignado, tanto por la presencia de tropas francesas como contra Godoy, a quien culpaba de los sucesos. El mismo Godoy pensó trasladar a los reyes a Cádiz para alejarlos del emperador y poder refugiarse en América, como había hecho la familia real portuguesa en Brasil. Los reyes marcharon a Aranjuez, pero allí, el 19 de marzo de 1808, parte de la población y los guardias reales se amotinaron, las casas de Godoy fueron saqueadas y él mismo se libró por poco de ser linchado. Detrás del motín estaban varios oligarcas resentidos porque Godoy aplicaba medidas para limitar su poder; y estaba Fernando, hijo y heredero de Carlos IV, que ya el año anterior había intentado derrocar a su padre y, al ser descubierto, había delatado a sus cómplices. En esta ocasión, Fernando consiguió que su padre abdicase, amenazándole en otro caso con la muerte de Godoy.

Se ha dicho que el motín de Aranjuez señala la entrada del pueblo español en la política, pero ello suena un poco exagerado. Se trató de una pequeña minoría de baja extracción social, manejada por personajes muy poco afines al pueblo llano, acelerando la descomposición de la monarquía.

Napoleón tomó buena nota de los hechos. Pretextando querer arreglar el conflicto entre Carlos IV y su hijo, llamó a ambos a Bayona de Francia, y los dos fueron obedientemente. Para entonces, los ánimos entre la población estaban harto caldeados, y en Vitoria la gente intentó impedir la marcha de Carlos, aunque la guardia francesa aseguró el paso. Para dar más bazas al emperador, también fue llevado Godoy a Bayona. Allí, Carlos IV fue intimidado para que cediera a Napoleón sus derechos al trono, y luego Fernando lo fue para que abdicase a favor de su padre. El derecho a reinar en España pasó a Napoleón, que lo cedió a su hermano José, el cual llegaría a Madrid el 20 de junio, e intentó ponerse en vigor una nueva Constitución, que afirmaba derechos ciudadanos, supresión de aduanas interiores y de derechos feudales. Pero entre tanto, el 2 de mayo había estallado en Madrid la insurrección popular contra el poder francés. La población, que hacía compartir a Godoy y a Carlos IV la responsabilidad por lo que pasaba, creyó ingenuamente que Fernando había sido secuestrado y que representaba la independencia de España.

Al igual que otros muchos dirigentes e intelectuales europeos, Napoleón pensaba que España, decaída profundamente y sin fibra moral para oponerse a sus proyectos, estaba madura incluso para ser sometida y desmembrada en parte; y la conducta de la casa real corroboraba esa impresión. Había preparado con máximo cuidado la infiltración de sus tropas y el debilitamiento del ejército español. Este contaba con unos cien mil hombres, estaba disperso en diversas guarniciones y sin liderazgo, pues muchos jefes no sabían qué hacer o pensaban obedecer a Napoleón. Parte de las mejores tropas, unos 14.000 del marqués de la Romana, había sido enviada a Dinamarca. Del país, descabezado política y militarmente, no cabía esperar grandes problemas, máxime disponiendo el emperador de un ejército magnífico, siempre victorioso sobre países de toda Europa.

Sin embargo, años después confesaría:

Esta maldita Guerra de España fue la causa primera de todas las desgracias de Francia. Todas las circunstancias de mis desastres se relacionan con este nudo fatal: destruyó mi autoridad moral en Europa, complicó mis dificultades, abrió una escuela a los soldados ingleses... esta maldita guerra me ha perdido.

***

El conflicto puede dividirse en tres etapas: los años 1808-9, los éxitos hispanos obligan a Napoleón a intervenir directamente, sin lograr resolver la situación. Luego, hasta 1812, la situación permanece indecisa, aunque las resistencias parciales y las guerrillas, convertirán a España en "un infierno" para el ejército francés. La tercera etapa, hasta 1814, es de derrota progresiva de los napoleónicos, ligada a su desastre en Rusia.

Tras el alzamiento madrileño, los franceses trataron de escarmentar a la población mediante una represión despiadada (Goya la plasmó en uno de los cuadros más conocidos de la historia), pero la revuelta cundió por el país y surgieron juntas provinciales y locales. La primera victoria española debió de ser la del Bruc o Bruch, cerca de Montserrat, el 6 y el 14 de junio, que cortó el paso de una columna francesa, y de donde surgió el relato del "tambor del Bruch". El 15 de junio comenzó el sitio de Zaragoza, mal guarnecida y fortificada, pero llave para el dominio del cuarto noreste de la península. Todo el pueblo afrontó el asalto de los franceses, los cuales pasaron a bombardear y destruir sistemáticamente la ciudad, antaño llamada la Florencia de España. Sitiadores y sitiados sufrieron bajas muy altas, pero Zaragoza resistió.

Entre tanto, el 19 de julio, el ejército francés de Dupont, con 21.000 hombres que marchaba a someter Andalucía, fue vencida en Bailén por el general Castaños. Fue la primera derrota importante de la Grande Armée, y tuvo máximo efecto estratégico: estimuló la oposición antinapoleónica europea y la formación de una coalición entre Viena y Londres. En España provocó el pánico en Madrid, donde entró Castaños mientras José I huía hacia Vitoria y los zaragozanos perseguían a sus ex sitiadores.

En agosto, Londres envió a Portugal tropas con Arthur Wellesley, futuro duque de Wellington, que batió a los franceses, aunque su éxito quedó neutralizado al permitir a los vencidos embarcar para Francia con todo su equipo. Por ello, los jefes ingleses fueron llamados a su país, dejando en la península a 30.000 soldados al mando de John Moore.

La entrada de Castaños en Madrid auguraba el triunfo hispano, pero las juntas, celosas entre sí, obstruían una acción concertada, perdiéndose semanas cruciales, mientras los ingleses permanecían pasivos en sus bases portuguesas. El 25 de septiembre se formó una Junta Suprema presidida por el anciano Floridablanca, y sus tropas alcanzaron el valle del Ebro y atacaron por Vizcaya. Napoleón estaba indignado: "Todo el mundo ha perdido la cabeza desde la infame capitulación de Bailén". Sus cálculos y maniobras para una fácil ocupación del país se habían derrumbado.

Cubiertas sus espaldas por una alianza con Rusia, Napoleón marchó en noviembre sobre España con 280.000 veteranos "los hombres de Austerlitz, Jena y Eylau" contra un ejército español de unos 80.000 hombres dispersos, mal coordinados y mandados. Salvo algún revés menor, los napoleónicos barrieron a los hispanos. El 4 de diciembre Madrid volvía a sus manos y José a reinar, mientras los británicos de Moore retrocedían para reembarcar en La Coruña. Sin embargo Austria, animada por la resistencia hispana y la perseverancia inglesa, amenazaba declarar de nuevo la guerra, por lo que Napoleón partió en enero para encarar el nuevo peligro, tras dominar casi toda la mitad norte de la península y creyendo que lo esencial estaba hecho. En mayo fracasó en Essling, pero a principios de julio se desquitó con una victoria aplastante en Wagram, liquidando así la coalición austro-inglesa, quinta de las alzadas contra Francia desde su revolución.

En España, los franceses iban a encontrarse con la novedad de que el ejército enemigo no se rendía y volvía a la carga una y otra vez, mientras en el terreno conquistado no les daban tregua las guerrillas. Y Zaragoza volvía a deslucir su brillante ofensiva. La ciudad, dirigida por el general Palafox, resistió del 20 de diciembre al 20 de febrero a 45.000 soldados con poderosa artillería. En un episodio destacó la barcelonesa Agustina Zaragoza. El mariscal Lannes, jefe del asalto, dijo no haber visto nada igual. "Las mujeres de dejan matar en la brecha. Es preciso el asalto casa por casa (...) La ciudad arde en estos momentos por cuatro puntos y llueven sobre ella bombas a centenares, pero nada basta para intimidar a los defensores. (...) Un asedio en cada calle, una mina bajo cada casa (...) Es terrible, la victoria apena". Quedó una ciudad arrasada, con más de 60.000 cadáveres de defensores y asaltantes. Los dos sitios de Zaragoza causarían conmoción en Europa. Algo semejante ocurrió en una ciudad menor, Gerona, donde también la población suplió la escasez de tropas en un primer asedio en junio-agosto de 1808 y después otro mucho peor, de siete meses, entre mayo y diciembre de 1809. El general Álvarez de Castro dirigió la defensa, y sus enemigos bombardearon la ciudad hasta que el hambre, las enfermedades y las penalidades extremas forzaron la capitulación. La ciudad perdió en torno a la mitad de sus habitantes.

Mientras tanto, en abril Wellesley había vuelto a Portugal mandando a 26.000 británicos, que subirían a 53.000, y a 50.000 portugueses. Emprendió algunas ofensivas menores, la principal de ellas sobre Talavera, con la cooperación poco afortunada del general español Cuesta, buen organizador pero mediocre estratega. La victoria, el 23 de julio, le resultó tan costosa que optó por retirarse y esperar tiempos mejores tras las dos sólidas líneas defensivas de Torres Vedras, que cerraban el paso a Lisboa, con las que esperaba parar, como así sería, los ataque franceses. Wellington criticó mucho la conducta de los españoles en Talavera, y estos se sintieron defraudados por la actuación tímida del inglés, pues creían haber podido avanzar sobre Madrid (una división española estuvo muy cerca de tomarla por su cuenta). Más tarde llegarían a Wellington tropas sacadas de una infortunada operación británica por Holanda. 

A finales de 1809 los franceses se imponían. Dudando entre destruir a los ingleses o asegurarse Andalucía, optaron por lo segundo. Tal vez erraron desde el punto de vista estratégico, pero lograron así un éxito fácil: José fue recibido con inesperado calor por los andaluces. Su carrera triunfal quedó frenada en febrero de 1810 ante Cádiz, donde se habían refugiado tropas españolas. El asedio a la ciudad iba a durar dos años y medio, el más largo en Europa hasta hoy. Cádiz guardaba una significación peculiar: era la ciudad más antigua del Atlántico y, después de Sevilla, el mayor nudo comercial con América. Allí se afincarían pronto unas Cortes que aspiraban a definir el futuro de la nación.

***

Durante la nueva fase de la guerra, los ingleses siguieron en Portugal y los franceses controlaron la mayor parte de España de Guipúzcoa al estrecho de Gibraltar. Control precario, pues las tropas españolas no dejaron de darles problemas, y las guerrillas, extendidas por casi todo el territorio, los enloquecían con sus constantes ataques. Francia debió mantener un costoso y enorme ejército de más de 300.000 soldados.

En 1810, España era el único país continental que resistía a Napoleón. Este había repudiado a su esposa Josefina para casarse con María Luisa, hija del emperador de Austria. Tal decisión, más su anexión de los estados papales, le enfrentó al papa Pío VII, a quien hizo secuestrar y trasladar a Francia, donde permanecería los siguientes cinco años. Pero el nuevo matrimonio atenuaba la tenaz oposición de las monarquías, que le trataban de usurpador sin legitimidad alguna. Parecía marchar viento en popa su designio de anexionarse Cataluña, Navarra y las Vascongadas. E Inglaterra, aunque dueña del mar, estaba arrinconada en Portugal y sufría los efectos del bloqueo terrestre.

Establecida la paz con Austria y Rusia, la solución del conflicto español parecía cosa de tiempo, quizá no mucho. Pero en 1811 todo se torció al emperador. Gracias al acuerdo con Francia, Rusia había ocupado Finlandia, pero la oligarquía rusa rechazaba el bloqueo continental, dada su necesidad de productos ingleses, deseaba hacerse con parte de Polonia, creía que Prusia estaba a punto de levantarse contra Francia, y se alió con los turcos. Tanto Rusia como Francia prepararon ataques mutuos, y el zar Alejandro recordó al embajador francés que España resistía a pesar de las derrotas.

Y a principios de 1812, Wellesley se sintió con fuerzas para la ofensiva. Capturó Ciudad Rodrigo y Badajoz, y el 22 de junio, coincidiendo con la declaración de guerra de Francia a Rusia, las tropas anglo-luso-hispanas ganaron cerca de Salamanca la batalla de los Arapiles, que obligó a los franceses a replegarse de Andalucía y Asturias (de Galicia se habían retirado antes). El 6 de agosto el jefe inglés entraba en Madrid, aunque la reacción enemiga le obligó a retirarse de nuevo hasta Salamanca y Ciudad Rodrigo. A principios de octubre fue aceptado desde Cádiz como generalísimo de todos los ejércitos peninsulares, con protesta y desagrado de muchos españoles.

Mientras, Napoleón avanzaba por las llanuras rusas con más de medio millón de soldados (dejaba unos 300.000 en España y 200.000 en el resto de Europa). A principios de septiembre ganó en Borodinó una de las más sangrientas batallas de la historia, y a mediados de mes entró en Moscú. El general Kutúsof, su enemigo, practicó una estrategia de tierra quemada y Moscú fue incendiada, dejando a los conquistadores sin suministros ni cobijo ante los fríos. A mediados de octubre Napoleón, alertado de conspiraciones en París, ordenó la retirada, quizá la más desastrosa de la historia, hostigada por guerrillas rusas, entre el frío, el fango y la nieve, hasta el revés final junto al río Beresina, a finales de noviembre. De los invasores solo volvió la décima parte.

Fue prácticamente el fin de Napoleón: Rusia, Prusia, Austria, Suecia y varios estados alemanes se concertaron contra él. Forzado a retirar contingentes de España para crear un nuevo ejército, dio a Wellington la ocasión de retomar la ofensiva. En junio de 1813 los peninsulares tomaron Vitoria a los franceses que escoltaban a José I en retirada, y en diciembre pasaban a Francia. Los franceses lograron reaccionar y parar a Wellington en Toulouse, pero para entonces ya habían perdido la guerra en Europa.

Entre tanto, Napoleón todavía había infligido reveses a sus numerosos enemigos, pero en octubre de 1813 era vencido decisivamente en Leipzig. Cinco meses después, el 30 de marzo, los aliados entraban en París y Napoleón abdicó. Volvería al poder por unos meses en 1815, para caer definitivamente el 18 de junio en Waterloo, ante Wellington y el general prusiano Blücher.

Las campañas napoleónicas movilizaron ejércitos gigantescos nunca antes vistos en Europa, próximos o superiores al millón de hombres, con bajas a tono y enormes destrucciones, las mayores, proporcionalmente, en España. La catástrofe resultó del proyecto de Napoleón de unificar Europa bajo normas, hegemonía y estilo franceses, al estilo de la pretensión de Carlomagno. Como se recordará, el rechazo a la idea imperial fundaría las naciones eurooccidentales, que determinarían el perfil y la posterior expansión de Europa. La idea de unificar Europa sería retomada en el siglo XX por Hitler y renacería después de la II Guerra mundial. De modo contradictorio, Napoleón basaba su aspiración imperial en la normalización de las ideas revolucionarias.

El mapa político europeo volvió a cambiar: Rusia mantuvo la ocupación de Finlandia y otros territorios, en particular gran parte de Polonia; el Sacro Imperio, tan fundamental en la historia europea anterior, finó definitivamente, quedando el Imperio austríaco, que daría lugar al austrohúngaro más adelante; Prusia se extendió hacia el este y hacia el oeste, y el resto de Alemania quedó como una confederación; Francia volvió a sus límites anteriores y dejó de ser la mayor potencia continental; Noruega, antes danesa, pasó a integrarse en Suecia; Holanda volvió a ser independiente, pero perdió a favor de Inglaterra gran parte de sus posesiones coloniales: Suráfrica, Malaca, Ceilán y Guayana; Inglaterra volvió a resultar la gran ganadora, y su posición como primera potencia del mundo, sustentada por su ventaja industrial, permanecería durante todo el siglo. En el continente se buscaría el equilibrio entre las potencias, con alianzas múltiples para evitar contiendas tan destructivas como las pasadas. Napoleón dejó su impronta en las legislaciones de muchos países y en la propagación de ideas revolucionarias, haciendo imposible la vuelta a la época de la Ilustración y del absolutismo monárquico.

------------------------

**** Blog. Una cosa es la relación de fuerza en una batalla y otra cómo se emplean las fuerzas. Lo esencial es siempre el modo como se emplean, en lo que intervienen la moral, la voluntad, el plan acertado o no del mando y el azar, a menudo también la capacidad de improvisación. En El Alamein, la relación fue la indicada en el blog anterior, si L. Hart no está equivocado (aparte de la escasez alemana de combustible y suministros). Contar las divisiones no es muy instructivo, porque el tamaño de ellas difiere según los países, y las alemanas, en general, estaban siempre por debajo, incluso muy por debajo, de la plantilla nominal. La ventaja anglosajona en hombres y material siempre o casi siempre fue muy superior a la rusa, y los éxitos rusos bastante superiores a los anglosajones. En general, los anglosajones procuraban sacrificar al menor número posible de soldados propios (también los alemanes), pero no tenían igual cuidado con los civiles, a los que masacraron sin contemplaciones. Es de esperar que manuelp,  cuyos comentarios son siempre muy interesantes, no lo considere una característica de las democracias.

El desembarco de Normandía, a pesar de su inmenso despliegue, fue en realidad una batalla menor, incluso comparada con las de la Guerra civil española (unos 3.000 muertos militares), debido a que los alemanes fueron despistados sobre el lugar del desembarco. Los civiles víctimas de bombardeos fueron muchísimos más. Tal como se planteó la relación de fuerza fue de dos millones de aliados contra menos de medio millón de alemanes en condiciones precarias, aunque está claro que ni desembarcaron dos millones el día D, ni actuaron todas las fuerzas alemanas disponibles. El desembarco debe considerarse un proceso de varios meses, y el número total de tropas desembarcadas terminaría pasando de los tres millones. El 25 de agosto superaban ya los dos millones, y el número de alemanes en Francia pudo llegar a los 700.000, es decir, menos de uno a tres, y en condiciones de abastecimiento muy precarias. Pese a la muy desfavorable relación de fuerzas para los alemanes, al absoluto dominio del aire por los anglosajones y a su superioridad también aplastante en material de tierra (tanques, cañones, etc.), más algún grave error de Hitler, las operaciones en el norte de Francia no fueron en absoluto un paseo militar para los aliados.

No siempre fue así, pero en general la desproporción de poder material en la URSS fue menor en relación con los alemanes, y los éxitos soviéticos mayores a partir de Stalingrado (sin excluir reveses importantes, claro está).

La derrota de los más fuertes ha sido también frecuente en el plano estratégico. Los pueblos que se impusieron varias veces a China tenían mucha menos fuerza en hombres y técnica. Los mongoles no eran tantos como se dice, y destruyeron grandes imperios. Los árabes acabaron con los persas, acorralaron a los bizantinos... Los árabes que conquistaron la España visigoda eran muy pocos Las Trece colonias en Norteamérica eran mucho más débiles que la metrópoli. Francia perdió en Argelia y Usa en Vietnam. Los nacionales vencieron al Frente Popular partiendo de una absoluta inferioridad...

De todas formas, creo que el comentario sobre la guerra de independencia habría merecido más atención. 
Comentarios (471)

« 1 2 3 4 5 6 7 8 9 10 »

1 frollo, día 4 de Octubre de 2009 a las 09:31
Buenos días: Echo de menos en los capítulos dedicados al siglo XVIII alguna referencia al capitán Barceló (Capitán Toni) y a sus campañas contra la piratería mora en el Mediterráneo. Lo digo sobre todo por la lección que, contra el terrorismo, se sigue de sus hazañas. La estrategia consistía en atacar sin piedad sus bases de financiación hasta dejar de hacer rentable cualquier acción pirática. Se acabó así con un problema multisecular en las costas españolas del mediterráneo. Otro gallo nos cantara con la ETA de haber actuado así desde los años '80, vinculando la autonomía a la consecución de la paz y habiendo atado en corto al PNV no permitiendo que recogiera las nueces de la violencia. Por otro lado, también innovó en las tácticas de desembarco.
2 Hegemon1, día 4 de Octubre de 2009 a las 09:54
Reitero que Wellington nos tenía en poca estima. Sobre Bailén, el inglés comentó que "no me creo como un general mediocre como Granados pudo vencer en Bailén"....y sobre las tropas españolas un tanto de lo mismo. Incluso muchos ingleses creían luchar contra un pueblo, el francés, que consideraban más avanzado y en algunos aspectos hermano, para proteger y ayudar a uno, el español, bárabro, atarsado, inculto y supersticioso. Después de Bailén, los comentarios en Europa, pero sobretodo en Londrés eran de perplejidad por lo exotico de la caballería empelada por Granados. Parece ser que les llamaba mucho la atención esos andaluces que en vez de llevar espada o lanza iban a caballo armados con esa grandísima navaja como las que se pueden ver en "Curro Jimenez". Según parece estos "caballeros" se acercaban por un costado a los franceses y se las clavaban sin que pudieran defenderse. Algo "indecoroso" para las costumbres de honor y valentía de los campos de batalla de Europa. Pero es que España no era convencional y si práctica.

Una característica de nuestros ejercitos, que luchaban descalzos, era que no les importaba una derrota, a pocos kilómetrosd volvían a reagruparse y formaban una nueva fuerza que amenzaba a los franceses.

Hay una frase al respecto "¿Una derrota?, no importa, formaremos otros eje´rcito y mañana volvemos a atacar" Algo impensable en el resto de Europa.

Algunos dicen que la Guerra de España fue importante para la derrota de Napoleón pero no esencial ni la causa principal.
3 Hegemon1, día 4 de Octubre de 2009 a las 10:00
La derrota de Rusia fué crucial para la derrota del francés. Después del desastre, Napoleón casi se quedó sin su caballería de húsares que era la que le hacía los reconocimientos del terreno para situar al enemigo y tener un conocimiento más preciso. No pudo conseguir de Francia ni de ninguna otra parte de Europa los caballos suficientes para reemplazar a los perdidos en la campaña rusa. Eso diezmó bastante a sus ejércitos y aún así...

Otro detalle, mucho de lo llevado por el ejército francés en abrigos, material de guerra y alimentos a Rusia procedía de la industria inglesa lo que demostraba lo poco eficaz del bloqueo.
4 manuelp, día 4 de Octubre de 2009 a las 10:46
Si, el comentario sobre la guerra de Independencia habria merecido más atención, pero yo ya dije que ayer tenia poco tiempo, aunque el que tuve lo emplee mal dejandome enredar en discusiones bizantinas, de todas formas pido disculpas a Moa por la parte que me toca.

Para dejar ya la discusión sobre medios materiales sólo decir dos cosas, primera, que sigo opinando que los anglosajones si tuvieron más superioridad sobre los alemanes que los rusos en cuanto a armas, suministros, aviones, etc, pero no en cuanto a hombres. Y segunda que no estoy de acuerdo en que los anglosajones fueran indiferentes a las masacres de civiles ó, en todo caso, opino, que eran menos indiferentes que los alemanes ó los rusos, lo que pasaba era que ellos eran los que tenian los medios de bombardeo masivo y no podian renunciar a ellos si querian ganar la guerra. Mirese lo que hacian los alemanes cuando pudieron, por ejemplo en Rotterdam al principio de la guerra, ó mientras pudieron bombardear Inglaterra, ó los rusos cuando irrumpieron en Alemania ó los japoneses en la guerra con China.

Las democracias, TAMBIEN, procuran sacrificar menos civiles , igual que menos militares, en las guerras que los sistemas totalitarios.
5 manuelp, día 4 de Octubre de 2009 a las 10:48
Ronin, del hilo anterior

En Waterloo intervinieron dos cuerpos de ejercito prusianos, el IV de Bülow y el I de Ziethen, cada uno de ellos tenia alrededor de 30.000 hombres.

A las 13,30 Napoleón ordenó a las divisiones de caballeria ligera de Domon y Subervie que se movieran hacia el flanco derecho francés para reconocer y escaramuzar al IV cuerpo prusiano que empezaba a desembocar y que el VI cuerpo de ejercito del general Lobau las siguiese para enfrentar a los prusianos.

A las 16,00 horas, despues de que Lobau se tuviese que retirar de Plancenoit, la Joven Guardia al mando de Duhesme recupera el pueblo y resiste los ataques prusianos hasta que es obligada a retirarse también.

Sobre las 19,00 el I batallon del 2º de granaderos y el III batallon del 2º de cazadores de la Guardia atacan a tambor batiente y a la bayoneta a los prusianos y les obligan a retirarse de Plancenoit.

Entonces se produjo en el centro el ataque final de la Guardia Imperial y su derrota ante el fuego a quemarropa de la brigada de guardias ingleses de Maitland.

En ese critico momento el I cuerpo prusiano de Ziethen llega y establece la unión entre la izquierda de Wellington y el IV cuerpo de Bülow, iniciandose el avance general y el derrumbe de la linea francesa.

Por tanto, se puede asegurar, que sin los dos cuerpos prusianos la batalla hubiese quedado como mucho en empate- con mucha suerte para Wellington.
6 manuelp, día 4 de Octubre de 2009 a las 11:03
En España, las tropas napoleónicas no podian acabar con las guerrillas porque siendo la guerrilla- en frase de Pérez Galdós- "la geografia en armas", es nuestra patria nunca una derrota ha ocasionado el fin de una guerra, pues siempre queda un sitio a dónde retirarse y recomponer las fuerzas dada la abundancia de montañas y accidentes geográficos abruptos de nuestra nación.
Pero es cierto que la guerra destrozó a España enormemente, en todos los aspectos y quizá más, por la dificultad de arreglarlo, en el aspecto espiritual que en el material, pues ocasionó una división irreconciliable entre los españoles.
Mal le fue a España en su enfrentamiento con la Francia revolucionaria, pero mucho peor le fue en su alianza con ella, sobre todo en la época napoleónica.
Creo que España, por imperativos geoestratégicos, está condenada a disputar con Francia, pero, dado que es inevitable, la experiencia histórica demuestra que hemos salido mejor parados cuando les hemos tenido como enemigos que como amigos, a los franceses.
7 manuelp, día 4 de Octubre de 2009 a las 11:29
Tan primera como la batalla del Bruch, fue la accion de Valdepeñas, el 6 de junio de 1808 y en ella empezaron a ver los franceses lo que les esperaba.

http://www.1808-1814.org/frames/frambata.html

Igual que los soldados suizos y valones y los somatenes de Manresa e Igualada, les dieron su merecido a los franceses en el Bruch.

http://www.youtube.com/watch?v=9S-B3weNl78
8 arbil, día 4 de Octubre de 2009 a las 12:19
En los gloriosos anales del imperio se encuentran muchos partes como este:
«Hemos entrado en Spandau; mañana estaremos en Berlín».
Lo que aún no se había escrito era lo siguiente:
«Después de dos días y dos noches de combate hemos tomado la casa número 1 de la calle de Pabostre. Ignoramos cuándo se podrá tomar el número 2».
(Capítulo XVIII de Zaragoza, Episodios Nacionales, de Benito Pérez Galdós)
9 manuelp, día 4 de Octubre de 2009 a las 12:43
Es interesante señalar que las tácticas de las partidas guerrilleras españolas se adelantaron en más de un siglo a las de un supuesto genio de ellas como Mao-Tse-Tung, creador de la teoria de cerco a las ciudades desde el campo y de el flujo y reflujo de los ataques en función de lo que hiciese el enemigo.
Si se lee, por ejemplo, "El escuadrón del Brigante" de Pio Baroja, se ve como se desenvolvia la partida del cura Merino- para mi, el más capaz de los guerrilleros de la Independencia-, como coordinaba los diferentes grupos para caer sobre los franceses en el momento oportuno, las medidas de seguridad que adoptaba y como, cuando la persecución arreciaba, dislocaba la partida en pequeños grupos que se escondian en las fragosidades de la sierra y dejaban a los franceses agotarse en su busca, hasta que se retiraban y podian volver a reunirse y operar.
10 Ronin, día 4 de Octubre de 2009 a las 13:24
5

Gracias manuelp por la información. Sin los prusianos los británicos hubieran sido derrotados. Napoleón no hubiera tenido que distraer tropas a su flanco derecho. Hubiera podido atacar con mas calma a los ingleses. Wellington estaba en las últimas al final de la batalla.
En cuanto a la guerra de la Independencia siempre he dicho que fue un error catastrófico de Napoleón al minusvalorar la capacidad de resistencia de los españoles.
Y es que somos los mejores.
11 ArrowEco, día 4 de Octubre de 2009 a las 13:37
VV

Buenos días nos dé Dios.

"...fue el Papa Pío VII quien desde 1808 estableció que los colores del Vaticano fueran el blanco y el amarillo. A continuación la historia contada por el experto Claudio Ceresa.

En el artículo titulado "El amarillo y el blanco de dos siglos como colores pontificios", Ceresa explica que para hablar del uso de los actuales colores de la bandera vaticana, es necesario referirse a la "ocupación de la urbe por parte de las tropas napoleónicas, ocurrida en febrero de 1808".

"El comandante de las milicias francesas, general Miollis, colocó sobre los muros de la ciudad unos manifiestos, con los que se imponía la incorporación de las fuerzas armadas del Papa a las imperiales. Para los oficiales que seguían siendo fieles al reinante Pío VII se venían arrestos y deportaciones", luego de cual "las reacciones no fueron muy notables, incluso también porque se hizo circular la noticia de que el Pontífice estaba al corriente y no genero dificultad. Se rebeló solo un pequeño grupo de oficiales que fue deportado a la cárcel de Mantova".

"Para subrayar la unificación, y probablemente también para aumentar la situación de incertidumbre –continúa el experto– se permitió a los militares seguir usando el distintivo amarillo-rojo sobre sus sombreros".

Ceresa señala después como el Papa "no quería que Napoleón sujetara al Estado Pontificio, por lo que el 13 de marzo de 1808 protestó enérgicamente. Ordenó, entre otras cosas, a los cuerpos que aún eran fieles a él que sustituyeran la insignia con los colores romanos con una blanca y amarilla".

En el diario de un contemporáneo, el abad Luca Antonio Benedettalla escribe en la misma fecha que "el Papa para no confundir a los soldados romanos que están bajo el comandante francés, con los pocos que han quedado a su servicio, ha ordenado la nueva insignia amarilla y blanca. La han adoptado los guardias nobles y los suizos. La cosa es querida".

Ceresa escribe a continuación que tres días después, el 16 de marzo de 1808, Pío VII comunicó "por escrito tal disposición al Cuerpo Diplomático, y el respectivo documento se considera con el acta de nacimiento de los colores de la actual bandera del Estado de la Ciudad del Vaticano".

Este experto también explica que la elección del blanco y amarillo recoge una antigua tradición según la cual, el oro y la plata simbolizan las llaves del Reino que custodia San Pedro, y que en la antigüedad eran entregadas al Pontífice cuando este asumía la sede de Roma en "la Archibasílica lateranense".

Tras algunos desencuentros más, que terminan cuando Napoleón exige que quienes están a su mando usen una insignia con los colores de Francia o Italia; el emperador decretó el 17 de mayo de 1809 la unión de Roma y el Estado Pontificio a Francia. Con esta situación, señala Ceresa, "Pío VII excomulgó a quienes perseguían a la Iglesia, y en la noche entre el 5 y 6 de julio de 1809 el Obispo de Roma fue arrestado" y enviado al exilio en Grenoble, Savona y Fontainebleau hasta 1814, cuando pudo volver a la ciudad eterna.

"El Papa Chiaramonti no había olvidado el episodio de seis años atrás, y sobre los sombreros de las tropas romanas apareció nuevamente la insignia blanca y amarilla, signo de lealtad al legítimo soberano".

Ceresa explica luego como durante el siglo XIX distintas representaciones vaticanas comenzaron a usar la bandera con estos colores y precisa que actualmente, ésta se expone en distintas solemnidades religiosas y civiles como Navidad, Pascua, Corpus Christi, aniversarios del Papa, aniversario de la conciliación entre la Santa Sede e Italia; entre otras. "La bandera se iza al alba y se arría a la puesta del sol", indica finalmente el experto italiano."


Si a un fuerte sentimiento de amor patrio le añadimos el componente de guerra santa religiosa, obtenemos las dos claves que llevaron a nuetra victoria. La lucha fue contra el invasor, pero también contra los anticristos.

Sacerdotes como el párroco de Villoviado (Burgos), Don Jerónimo Merino Cob; tuvierno claro desde el primer momento lo que estaba en juego, no dudando en ponerse a la cabeza del pueblo para defender la fe y la patria.

12 manuelp, día 4 de Octubre de 2009 a las 13:51
# 10 Ronin

De todas maneras hay que tener en cuenta que Wellington, en cuyas fuerzas habia una abrumadora cantidad de holandeses, belgas y alemanes, decidió presentar batalla en Waterloo, despues de haber sido desalojado de Quatre Bras, aunque el tontaina de Ney le dejó escapar sin perseguirlo, porque recibio seguridad de Blücher de que sería apoyado por los cuatro cuerpos de ejército prusianos de que disponia este, aunque Wellington se hubiese conformado con un solo cuerpo, que al final fueron dos por la impericia de Grouchy que no les supo cortar el paso.
13 ArrowEco, día 4 de Octubre de 2009 a las 14:16
VV

Guerra Santa...y de Independencia

"Fueron principalmente sacerdotes franciscanos y jesuitas los encardados de llamar a la toma de las armas contra los invasores, tanto en 1793 como en 1808. Ellos fueron quienes proyectaron una imagen de España en la que la Iglesia, que se presenta como origen y garante del poder de la monarquía, aparece a su vez como protectora del país europeo en que mejor se conservaba su influencia. Dicha valoración también era compartida por el mando militar inglés de más alto rango que luchó en España contra Napoleón, el duque de Wellington. En una carta al Ministerio de Exteriores llegaría a afirmar: "El clero es el verdadero poder en España. Él se encarga de mantener el odio general de los españoles contra Francia" (Wellington a Wosley, 1814: cit. en Crawley, 1939:205)."

Si quieres saber más, aquí...

http://books.google.es/books?id=JN-EnG-zyzQC&p...
14 manuelp, día 4 de Octubre de 2009 a las 14:20
Según cuenta Baroja en la obra citada, un dia una compañia de cazadores franceses paró en Villoviado de camino a Lerma y como el ayuntamiento no pudiese proporcionar caballerias para transportar los bagajes no se le ocurrió mejor cosa que decomisar a los vecinos como acémilas, incluido el párroco, don Jerónimo Merino, al que, para mayor escarnio, le cargaron con el bombo, los platillos, un cornetín y dos ó tres tambores.
Cuando llegaron a Lerma, el cura Merino, tiró todos los instrumentos y juró que se la pagarían los franceses, levantando entonces una partida que le ayudó a armar El Empecinado, que también se habia incorporado a la lucha a raiz de que los franceses violaran a una muchacha de su pueblo Castrillo de Duero.
La ofensa a los sentimientos nacionales, religiosos y humanos de los españoles fue la razón de que la nación se levantara en masa contra los invasores franceses, a los que, por lo visto hay que recordarles periódicamente lo que se les cantó en Roncesvalles.

De entonces, suena en los valles
y dicen los montañeses.
Mala la hubisteis, franceses,
en esa de Roncesvalles.
15 Criti, día 4 de Octubre de 2009 a las 14:24
Como siempre muy recomendable el espacio semanal de Pío Moa en EsRadio, gracias Federico y gracias EsRadio por acercarnos a los oyentes a una voz tan autorizada y respetable como la de Pío Moa:
http://fonoteca.esradio.fm/c.php?op=player&id=...
16 Sherme, día 4 de Octubre de 2009 a las 14:50
D. Pío, siga por favor con sus valiosísimos textos sobre la Guerra de la Independencia y demás con que nos viene DELEITANDO. No crea que los "ninguneamos". Ni mucho menos. Esperamos que muy pronto los publique en un nuevo libro, que a buen seguro será tan completo, interesante e importante como TODOS los suyos. Gracias.
17 Hegemon1, día 4 de Octubre de 2009 a las 16:29
Yo también pido disculpas al blog por enredarme en discusiones inútiles y en dialogoso de besugos. Pero la razón es la razón y hay que defenderla.

De todas maneras, repito, fué una democracia la que lanzó la 1ª y 2ª bomba atómica de la historia, con el resultado que todos sabemos.

Tengo mis recelos sobre la utilidad y humanidad de los bombaerdeos aliados a ciudades alemanas.

Con respecto a nuestra guerra, recordemos que los que lucharon y echaron a los franceses fué el ejercito regular español con el apoyo de Wellington, calro está.

Muchas unidades guerrilleras formaban parte luego de unidades regulares del ejercito en determinadas batallas.

Y los puntos negros de nuestra guerrilla está en el abuso que muchas de ellos realizaron sobre la población. Casos como que un gerrillero se acercara a una mujer que le gustara y delante del marido se la llevara secuestrada eran casos que ocurrían.
18 bacon, día 4 de Octubre de 2009 a las 16:37
Hegemon1
Al hablar de los abusos que pudieron haber cometido los irregulares en la Guerra de la Independencia no debe olvidarse que muchos más cometieron las tropas del ejército regular francés, y no sólo contra combatientes españoles, sino contra la población civil.
Tras Bailén los españoles no debieron haber aceptado nada más que la rendición incondicional, pasar a cuchillo a todo francés, e informar al mundo de que tal era la respuesta de España a los recientes desmanes franceses en Córdoba.
19 manuelp, día 4 de Octubre de 2009 a las 17:26
Una de las piezas literarias que mejor representa lo que significó la guerra de Independencia, es una leyenda de Gustavo Adolfo Becquer, titulada "El beso".

En ella un blasfemo y arrogante oficial francés se hechiza por la estatua mortuoria de una dama en Toledo y, despues de vejar y burlarse de su esposo, tambien representado en estatua, y de su pasado glorioso de vencedor de franceses en tiempos antiguos, intenta besar los labios de la estatua de la dama. Entonces el esposo levanta la mano de piedra y le asesta un golpe mortal.

http://es.wikipedia.org/wiki/El_beso_(B%C3%A9cquer)

¡Hasta las piedras nos odian!, dijo un francés invasor y, en verdad, España dio un ejemplo a Europa que causó asombro, por lo inusual, lástima que los frutos que se hubiesen podido recoger de aquel titánico esfuerzo fuesen malogrados por el indigno Fernando VII y sus camarillas.
20 Ronin, día 4 de Octubre de 2009 a las 17:40
Con los españoles topasteis, gabachos.
21 Hegemon1, día 4 de Octubre de 2009 a las 20:59
18# Bacon:

Al decir yo lo de los guerrilleros en absoluto niego lo que usted apunta ni mucho menos. Lo suscribo.
22 Hegemon1, día 4 de Octubre de 2009 a las 21:02
El menosprecio del enemigo pasando incluso a considerarlo de raza inferior, que es lo que los gabachos consideraron a los españoles, lo más seguro que es que te pase factura, y muy cara, por la soberbia.
23 kufisto, día 5 de Octubre de 2009 a las 03:31
BB

interesantísimo el tema de hoy.

para mi amigo Hegemon. el tema de Maiden es "Hallowed Be Thy Name". number one, colega. estoy escuchando ahora "babe i´m gonna leave you". mamma mia! colega si vieras de donde vengo flipabas. un abrazo amigo.

y estoy contigo en tu rollo napoleónico
24 kufisto, día 5 de Octubre de 2009 a las 03:47
BB

oye hegemón, tanto te importa España, tío?

no es que me siente mal, al contrario amigo, pero yo que sé, digo lo que Sonny a Michael en la segunda parte del _____Padrino:" la patria no es la sangre, hermano"
25 kufisto, día 5 de Octubre de 2009 a las 03:58
BB

oye hegemón: "stairway to heaven"

no hay líneas rectas, amigo. el tema es un jodidísimo círculo, es el eterno retorno, no temas a nadie ni a nada.

viviremos otra vez, hasta el fin del tiempo.
26 Hegemon1, día 5 de Octubre de 2009 a las 08:27
kufisco:

Desde luego los temas que dices son impresionantes. Son piezas de música eternas.

Y si, me importa mucho España, es donde vivo, donde nací y donde estoy pastando como dicen por ahí arriba. Si a los espñaoles no les importa España ¿A quién la va a importar entonces?

Un saludo.

Voy a escuchar los temas que me indicas.
27 alruga, día 5 de Octubre de 2009 a las 08:44
Claridad y distinción cartesianas en el valle del nacional-catolicismo español


Salvador López Arnal
Rebelión




El Valle de Los Caídos, el Valle de Cuelgamuros, no es en absoluto, ha afirmado recientemente en ABC el Abad benedictino Anselmo Álvarez Osb, el monumento a una victoria militar fascista, aunque, nos recuerda también el señor Abad, la derrota republicana está en su origen. Lo esencial, señala, es “la memoria de la convulsión sufrida en la convivencia nacional”.

Será eso aunque, en la consideración benedictina, la contradicción (o el lenguaje que oculta para satisfacer apetitos insaciables) asome la patita e incluso, admitámoslo, toda su alargada pierna.

Pero no es eso, diga lo que diga el señor Abad. Según el decreto fundacional del Valle de 1 de abril de 1940, el monumento y la basílica se construyeron para “perpetuar la memoria de los caídos de nuestra gloriosa Cruzada [...] La dimensión de nuestra Cruzada, los heroicos sacrificios que la Victoria encierra y la trascendencia que ha tenido para el futuro de España esta epopeya, no pueden quedar perpetuados por los sencillos monumentos con los que suelen conmemorarse en villas y ciudades los hechos salientes de nuestra historia y los episodios gloriosos de sus hijos”.

Setenta años más tarde, se afirma lo que se quiera afirmar, las cosas no han cambiado sustantivamente. Los monjes benedictinos celebran anualmente un gran funeral por “todos los caídos”. Es la culminación de sus sufragios diarios. El gran funeral, dicen, es un acto religioso, sin significado político, y abierto a todos y a todas. Por supuesto, claro está. ¿Quien puede dudar de ello en su sano juicio?

¿Demostración de todo ello? La siguiente: el señor Abad propone que, a partir de 2009, a partir del año en curso, la fecha de dicho “gran funeral” que hasta ahora se celebraba todos los años el 20 de noviembre (ese era el día del gran funeral pacificador, el día del general africanista y del fundador de la Falange) se trasladará al 3 de noviembre, a las 11 horas. Eso sí, por si fuera necesario, matizaba el señor Abad, “la memoria litúrgica correspondiente a los aniversarios coincidentes de Francisco Franco y de José Antonio tendrá lugar durante la misa conventual” del 20 noviembre, también a las 11 de la mañana.

Claridad y distinción, como el compromiso que el Gobierno ha adquirido de financiar la exhumación de los restos de represaliados republicanos enterrados junto a Franco sin el consentimiento de sus familiares. Repaso la historia brevemente.

El abad benedictino del Valle conserva un registro1 con 20.000 nombres y la procedencia de cuerpos trasladados al monumento. Hay, además, según parece, entre 15.000 y 40.000 esqueletos sin identificar –repárese en la horquilla- cuya identificación jamás ha sido impulsada por Patrimonio Nacional. ¿Para qué iba a hacerlo?

Pero, ¿cuerpos de quiénes? En algunos casos, sin poder precisar más, de ciudadanos republicanos fallecidos cuyas tumbas fueran profanadas, sin permiso de los familiares, para inaugurar el monumento a “los caídos” en 1959: el 65% de los trasladados lo fueron antes de 1965; el resto, el 35%, se siguieron trasladando hasta, repárese en la fecha, 1983, ocho después de la muerte del dictador golpista.

El gobierno se ha comprometido ahora a censar, en un plazo de medio año, las víctimas que fueron trasladadas al Valle de Cuelgamuros (el nombre, como la cosa, ya es en sí terrorífico). Esperemos que esta vez cumplan lo acordado.

Una vez se haya realizado es posible que, nuevamente, se apunte a la necesidad de que las familias soliciten su traslado a su anterior ubicación. No debería ser el caso. Las familias pueden no estar atentas, pueden estar desinformadas o incluso puede no importarles. Es igual. El Estado debe reparar tamaña injusticia trasladando a su lugares, digamos, naturales los esqueletos de personas que, en buena lógica y con la minima moralia, no pueden yacer al lado del Generalísimo que les reprimió, persiguió e incluso asesinó. ¡Víctimas yaciendo al lado de su verdugo sin consentimiento! Esa ha sido la reconciliación del fascio español.

Una vez efectuado el traslado, una vez el Valle de los Caídos por Dios y por la España una, grande y libre (el mismo nombre ya delata su finalidad político moral, diga lo que diga el abad benedictino), nadie en mi opinión debería exigir el cierre, clausura o destrucción de los monumentos del Valle. En absoluto. Deberían permanecer como símbolos de lo que son, sin ocultamiento ni cuentos abyectos en guías turísticas como ocurre actualmente. Como permanecen, simbólicamente, los campos de exterminio o de concentración del nazismo.

La España fascista, dirigida por el general golpista africanista, en alianza con el rancio nacional-catolicismo español, construyó un monumento, con el esfuerzo y explotación de muchos presos republicanos que jamás se reconocieron en su tarea, en honor no del espíritu humano (¡por favor!) ni de la conciliación entre españoles2 (¡por favor!) sino como apología de su victoria, como canto coral de eso que siguen llamando “alzamiento nacional” y que no fue otra cosa que un golpe militar.
28 alruga, día 5 de Octubre de 2009 a las 08:56
Libertad Digital falseó datos de un estudio científico


Globalízate




Consideramos que Libertad Digital (2), en una noticia publicada el pasado 27 de agosto en su página web, falta a la verdad científica de un estudio publicado por el Bio-Protection Research de Nueva Zelanda, realizado bajo la dirección de Melanie Harsch y publicado en la revista Ecology Letters.

En dicha noticia, titulaba: “Los árboles tampoco creen en el calentamiento global”.
Subtitulando: “Otro revés a las teorías alarmistas sobre el cambio climático: un nuevo estudio demuestra cómo las plantas tampoco están teniendo el comportamiento que se esperaba ya que la línea de bosque, el límite de altura en las montañas a partir del cual no hay árboles, no está elevándose como se preveía”.

En primer lugar, hemos comparado este titular con el presentado por otros medios y por ejemplo, la BBC titulaba en su página web (3): “Los árboles avanzan en un mundo más cálido”.
Subtitulando: “Los árboles de todo el mundo colonizan nuevos territorios en respuesta a mayores temperaturas”.

Otro medio que recogió la noticia, Europa Press (4) titulaba: “Los árboles no se rinden ante el cambio climático”
“Plantan raíces en nuevos territorios”.
Añadiendo: “Los árboles no se rinden ante el cambio climático y le 'plantan cara' colonizando nuevos territorios ante las altas temperaturas que principalmente motivan su desaparición”.

Por tanto, dos medios de comunicación, uno internacional y otro nacional, reconocen en sus titulares que los árboles si están avanzando en respuesta al calentamiento global.

¿Qué datos falsea Libertad Digital? En el cuerpo de la noticia, se producen dos manipulaciones de los datos: En primer lugar, Libertad Digital dice:


“Su análisis ha revelado dos hechos sorprendentes: en primer lugar que en estas zonas de montaña el aumento de las temperaturas desde inicios del siglo pasado es menor de lo que se suponía: sólo 0,013º por año, es decir que han sido necesarios 77 años para aumentar un único grado de temperatura, bien lejos de los dos o tres que algunas proyecciones prevén para el año 2030.”


Pero obvian un dato muy importante. El estudio tiene en cuenta el periodo 1900-1977. Por tanto, en 77 años, la temperatura ha ascendido en estas zonas 1ºC y extrapolando hasta el año 2009, la temperatura de la zona ha subido 1.4ºC. Si tenemos en cuenta que según los informes del IPCC (5) (Panel Intergubernamental sobre Cambio Climático de la ONU) la temperatura media global ha subido 0.7ºC durante el siglo XX (6), es falso decir que “el aumento de temperaturas ha sido menor de lo que se suponía”. La realidad es que la temperatura media ha subido en estas zonas más que en otros puntos del planeta.

Como se puede observar en la gráfica con las proyecciones de temperatura para 2030, el máximo aumento de temperatura superficial global previsto (dependiendo del nivel de emisiones de gases de efecto invernadero) es de 1.6 ºC. Como no se citan, la fuente de esas proyecciones (7) no podemos saber de donde salen, pero si atendemos al documento científico de referencia sobre el cambio climático del IPCC, es evidente que Libertad Digital está exagerando los datos científicos.

En segundo lugar, el redactor incluye este texto: “En segundo lugar, que en más de la mitad de los lugares estudiados la línea del bosque no se ha movido significativamente, aunque este efecto debía ser, en teoría, uno de los primeros indicadores del calentamiento global. Pero mientras se ha producido cierto calentamiento (si bien bastante moderado como hemos visto) en 111 de esos puntos, sólo en 87 de los 166 ha habido un avance de la línea de bosque, mientras que en la mayoría se ha mantenido estable y sólo en dos, sometidos a unas condiciones muy especiales, ha retrocedido.”

En este párrafo es evidente que se están falsificando los datos. Si en 87 puntos de 166 en los que ha habido un avance de bosque, es evidente que hay una mayoría de árboles que han avanzado. En concreto, un 52%, han avanzado, el 47% ha estado estable y el 1% ha retrocedido. En otras palabras, la mayoría de las líneas de arbolado han avanzado. Aunque las líneas de arbolado no han respondido universalmente como se esperaba la explicación es muy diferente a que “los árboles no creen en el calentamiento”. La respuesta es que el avance de las líneas de arbolado podría estar retrasándose por otros factores, como las temperaturas invernales y el viento.

Tampoco es cierto que “líneas de bosque sean uno de los primeros indicadores del calentamiento global”. En realidad, es uno más junto al aumento de temperaturas observado, el descenso del volumen de los glaciares, la perdida de hielo en el océano Ártico, el aumento de fenómenos meteorológicos extremos, olas de calor e inundaciones, el aumento del nivel del mar, la acidificación de los océanos y el aumento de incendios forestales. El objeto de presentar así la noticia podría ser que falsificando uno de los indicadores de calentamiento global, el lector podría pensar que éste no está ocurriendo, mientras se le ocultan otras evidencias científicas. Igualmente en el subtitular se habla de “teorías alarmistas”, no es este fenómeno de avance de las líneas de arbolado uno de los más preocupantes en relación al calentamiento global, sino todos y cada uno de los anteriores, por lo que en la citada frase se está cayendo de nuevo en la exageración.

La revista científica ScienceDaily (8) publicaba una noticia explicando de forma correcta los resultados del informe y donde además, la autora del mismo explica de forma clara los resultados (traducimos esta noticia para nuestra página web). Aunque la noticia titula que se ha encontrado “una relación inesperada entre el cambio climático y las líneas de arbolado”, en el sentido de que las líneas de arbolado no han avanzado universalmente como se esperaba, las explicaciones científicas de este resultado, son, como no podría ser de otra manera, muchos mas claras y rigorosas, informando al lector de las verdaderas causas de que un 47% de las líneas de arbolado hayan permanecido estables y no, como indica Libertad Digital, sugiriendo que no hay calentamiento global.

Por si todo esto fuera poco, la asociación Globalízate se puso en contacto con la autora del estudio, la doctora, Melanie Harsch quien amablemente nos envío su informe mediante correo electrónico (9), El resumen del estudio pone bien claro que “el 52% de las líneas de arbolado están avanzando” y la autora enfatiza que: “He visto a varios escépticos del calentamiento global falsificar los resultados de mi estudio”.

Más importante, nos parece, la afirmación de Melanie Harsch en la que dice: “Los árboles si están respondiendo al calentamiento global, sólo que la respuesta en algunos casos puede estar retrasada por otros factores, como las temperaturas invernales o el viento.”

Por lo tanto, también creemos que se ha perjudicado a la autora del informe tergiversando los resultados de su estudio, sin contrastar su opinión y el redactor de la noticia ha mezclado su opinión preconcebida sobre el calentamiento global, omitiendo y falsificando los datos del estudio de Melanie Harsch.

Conclusiones

Por tanto, consideramos vulnerados los punto 1, 2 y 3 de los principios generales del Código Deontológico de la FAPE:

1. El Periodista actuará siempre manteniendo los principios de profesionalidad y ética contenidos en el presente Código Deontológico, cuya aceptación expresa será condición necesaria para su incorporación al Registro Profesional de Periodistas y a las Asociaciones de la Prensa federadas.

Quienes con posterioridad a su incorporación al Registro y a la correspondiente Asociación actúen de manera no compatible con estos principios, incurrirán en los supuestos que se contemplen en la correspondiente reglamentación.

2. El primer compromiso ético del periodista es el respeto a la verdad.

3. De acuerdo con este deber, el periodista defenderá siempre el principio de la libertad de investigar y de difundir con honestidad la información y la libertad del comentario y la crítica.

Por otra parte, de los principios de actuación, consideramos que se ha vulnerado el punto 13 en su apartado a) y el punto 17:

13. El compromiso con la búsqueda de la verdad llevará siempre al periodista a informar sólo sobre hechos de los cuales conozca su origen, sin falsificar documentos ni omitir informaciones esenciales, así como a no publicar material informativo falso, engañoso o deformado.

a) Deberá fundamentar las informaciones que difunda, lo que incluye el deber que contrastar las fuentes y el de dar la oportunidad a la persona afectada de ofrecer su propia versión de los hechos.

17. El periodista establecerá siempre una clara e inequívoca distinción entre los hechos que narra y lo que puedan ser opiniones, interpretaciones o conjeturas, aunque en el ejercicio de su actividad profesional no está obligado a ser neutral.
29 jjvr, día 5 de Octubre de 2009 a las 08:59
....como siempre cortando y pegando con tres o cuatro días de retraso. Y como siempre también incapaz de hacer una aportación mínimamente original.

Un saludo
30 bacon, día 5 de Octubre de 2009 a las 09:20
jjvr 29
Considere Vd. hasta qué punto lo de "Deberá fundamentar las informaciones que difunda, lo que incluye el deber que contrastar las fuentes y el de dar la oportunidad a la persona afectada de ofrecer su propia versión de los hechos" que se dice en 28 lo cumplen los amiguitos de público.
Recuerdo, por ejemplo, cuando ignacio escolar dio la noticia de que Pío Moa había cerrado su blog.

En cuanto a 27, su autor es un comunista antisemita; es como si alguien copiase aquí textos de Hitler.
31 alruga, día 5 de Octubre de 2009 a las 09:20
Una reunión secreta para las niñas de Rajoy

Cuán difícil es entender este bendito país nuestro. Hace mucho tiempo que tanto desde dentro como desde fuera del partido se reclama una actuación firme por parte de Mariano sobre el caso Gürtel, y justo cuando se decide a tomarla, todos, propios y extraños, se abalanzan sobre él como una jauría.
Empiezan por criticar que se reuniera con Camps de forma secreta para, a renglón seguido, quejarse de que el secreto apenas durara una hora. Pero debo decir que en realidad sólo fue un secreto para María Dolores y Soraya, las verdaderas niñas de Rajoy. Espero que no vayan a entender en esto una actitud machista, nosotros estamos muy de acuerdo con la idea de Mariano de rodearse de mujeres jóvenes que atraen voto moderno, pero de ahí a que se las tenga en cuenta, pues hay mucho trecho. Vamos, que tendrían ustedes que haber visto la cara de Camps cuando leyó que María Dolores le pedía explicaciones, ¡hasta ahí podíamos llegar!

De hecho este fue el principal motivo de la reunión, el poner negro sobre blanco el peso de cada uno en el PP. Y debo decirles que fue muy útil en ese sentido. Mariano y Camps se entendieron a la perfección, apenas les bastaron unas frases: “Oye, dile a las chicas que tranquilitas, a ver si voy a tener que recordar yo de dónde viene todo esto”. “Pero hombre no se lo tengas en cuenta, si lo hacen sin mala intención, las pobres llegan hasta donde llegan” “No, si ya sabes que yo también voy de buena fe, sólo te quería hacer notar que en mi casa los pantalones y el resto del traje, los pague quien los pague, los llevo yo” “Bueno, me reconocerás que en tu “casa” Rita también sabe ponerse los pantalones” “No me fastidies Mariano, que estamos hablando de chicas” (Risotadas de ambos)

“¿Entonces qué, les hago caso y lo contamos todo, pero todo, todo?”
“¡Tienes unas cosas! Nada hombre, nada, tú tranquilo, tómate el tiempo que te tengas que tomar que ya pasará algo gordo que lo tape todo”.
“Pues venga, no se hable más, vamos a lo que hemos venido. ¿Tú como ves lo de Alonso en Ferrari?
“Hombre, yo estupendo, pero me gustaría poder disfrutarlo el año que viene en las gradas del circuito ya con los honores de presidente”
“Faltaría más, ya sabes que cuentas con toda mi ayuda, en cuanto salgamos de aquí pido la dimisión de Zapatero en Canal 9”
“Pues te lo agradecería, porque a mí en las teles de Madrid no me hacen ni caso”
“Eso está hecho Mariano, enseguida mando que escriban la noticia, les digo que nos hemos reunido para hablar de la crisis económica, ¿te parece?”
“Estupendo, estupendo, y resuelto todo, si ves al camarero tras el biombo pídele otro café y otro puro, por favor, que para que esto parezca serio vamos a tener que aguantar aquí un buen rato”

32 jjvr, día 5 de Octubre de 2009 a las 09:26
....falta lo último de Fidel.
33 bacon, día 5 de Octubre de 2009 a las 09:33
hombre, 31 es de el plural, la gacetilla de enrique sopena, como dicen los de batiburrillo

http://batiburrillo.redliberal.com/009891.html
34 bacon, día 5 de Octubre de 2009 a las 09:36
Interesante el comentario 11 en el enlace de 33

" 11 | MediadorKipling 6 de Junio 2007 a las 01:54 PM

"Habeis intentado introducir un comentario en el pais.com o en el plural? deben tener un método KGB. Ayer intenté hasta 5 veces incluir un comentario a una noticia en el pais.com, mi comentario era más que moderado, yo diría exquisito en las formas y suave en el fondo, lo edulcoré con un tono conciliador, le di un airecillo abierto y sosegado, no fui altisonante, ni descalifiqué a nadie, no atenté a la moderación ni hubo mal gusto, ni me extendí demasiado, tampoco abusé de mayúsculas, ni empleé exclamaciones. No metí vítores, ni utilicé símbolos, me preocupé por no ofender a nadie, ni despreciar opinión alguna, tampoco quise mencionar nombres propios y procuré ser riguroso y sensato...no lo entiendo, de veras. Quizá la ofensa estuvo en el comienzo mismo de mi comentario: "Soy víctima del terrorismo y ..."
35 jjvr, día 5 de Octubre de 2009 a las 09:37
No he encontrado en ningún medio "progresista" ni "conservador" un análisis serio de la pervivencia de las tendencias golpistas del PSOE a la luz de las memorias de Pujol. Debe ser por aquello de no crispar.
Sin embargo, todos los días nos desayunamos con dos o tres desenterramientos de la prolífica ARMH. Por cierto, ¿quien paga estas movidas?.
No se si intencionadamente o no, pero lo que consiguen la ARMH y sus acólitos es que, entre la masa ignorante cale la idea de que, hace setenta años en España unos angelitos defensores de la libertad fueron asesinados impunemente.
36 jjvr, día 5 de Octubre de 2009 a las 09:42
#34

Yo en Público lo que hago es apelar a la magnanimidad del censor, a veces funciona. De todos modos la gente de izquierdas es muy obtusa. Había que ver como hace unos días cerraban los ojos ante las evidencias de la pervivencia del golpismo en el PSOE.
37 bacon, día 5 de Octubre de 2009 a las 09:50
jjvr
no sé si estaré en lo cierto, pero creo que los pepinos y las pajines se han dedicado a la cría y engorde de piaras de comunistas y afines, pastoreados por mayorales de confianza (verbigracia, enriquito supernumerario sopena) para lanzarlos contra el pp cada vez que les haga falta. La idea es intentar compensar el predominio que en internet tienen medios como LD y, en general, la red anti-zapo.
38 ArrowEco, día 5 de Octubre de 2009 a las 09:54
39 ArrowEco, día 5 de Octubre de 2009 a las 10:22
VV

Buenos días nos dé Dios.

Todo aquel que este medianamente informado sabe que lo del calentamiento global es un cuento chino. Al igual que lo son otros asuntos tales como el supuesto derecho de autodeterminación que disfrutarían algunos pueblos o la profunda implicación de los socialistas en todo lo que signifique remover aquellos obstáculos que impiden mejoras sustanciales en la calidad de vida de las familias trabajadoras.

Lo que no es un cuento sino historia ignorada deliberadamente por los mamporreros del sistema antisistema (es decir, anti-Iglesia y anti-España); es que la nación-estado de la que formamos parte, es el fruto de un arduo y mayúsculo esfuerzo que se inició con la Reconquista (guerras santas); que continuó con la Conquista de América (guerras santas) y la formación del Imperio (guerras santas); con la Guerra de Independencia (guerra santa) y con la Guerra Civil (guerra santa).

El catolicismo y el patriotismo nos pusieron a la cabeza del mundo. Un abandono paulatino de ambos sentimientos ha resultado calamitoso. Es hora de que enarbolemos la bandera de la Santa Tradición y devolvamos a España el prestigio y el puesto que le corresponde.
40 jjvr, día 5 de Octubre de 2009 a las 10:50
¿No será esto de la memoria histórica un "negociete" como otro cualquiera?


CATALUNYA PAGARÁ POR LEY LA APERTURA DE SUS FOSAS

El Parlament aprueba el miércoles la norma que obliga a la Generalitat a exhumar las sepulturas por mandato de familiares de desaparecidos. En esta comunidad hay 179 tumbas localizadas.


http://www.memoriahistorica.org/modules.php?name=N...

********
...
Mientras España se resiste a entrar en esta lista, Catalunya tiene previsto aprobar este miércoles su Ley de Fosas, que obligará a la Generalitat a gestionar y financiar la apertura de fosas.

La ley, que se ha venido ultimando desde la primavera de 2008, está pendiente sólo de ser ratificada por los votos del Parlament. Cuando eso ocurra, los familiares de desaparecidos y las asociaciones de recuperación de la memoria histórica podrán solicitar a la Administración la exhumación de las sepulturas.

La Generalitat inició en 2003 la elaboración del mapa de fosas de Catalunya, que fue presentado el año pasado con 179 enclaves documentados o probables y a los que próximamente se añadirán medio centenar más.
...
Saura recuerda al PP que la ley incumbe a víctimas de ambos bandos

Joan Saura, conseller de Interior, ha manifestado que con esta ley, "largamente esperada", se reconoce "el derecho de la ciudadanía a conocer la verdad de los hechos y circunstancias en que tuvieron lugar las desapariciones y violaciones de los derechos humanos durante el franquismo". Saura ha reiterado, pese a la oposición del PP a la nueva disposición, que esta ley incumbe a "todas las víctimas", independientemente de su ideología o del bando en que combatieran.

La ley llega cuando en España colea la polémica entre autonomías y Administración central por el cumplimiento de la Ley para la Recuperación de la Memoria Histórica. El Gobierno se ha dirigido a las comunidades para que pongan en marcha el protocolo de exhumaciones, pero sólo Euskadi y Canarias se han mostrado dispuestas, mientras que el resto han manifestado que la apertura de fosas y su financiación son competencias del Estado. La Generalitat ya ha calculado que el precio medio de estas exhumaciones rondará los 40.000 euros.

Las comunidades donde gobierna el PP ni siquiera se han mostrado dispuestas a elaborar un mapa de fosas, por lo que el Gobierno ha pedido colaboración a las asociaciones.
...
********

Veamos, solo en Cataluña estaríamos hablando de:

(179 + 100) x 40.000 € = 11.160.000 €

esperemos que la "emotividad" del asunto no nuble la debida objetividad de la Generalitat en las adjudicaciones de estos "trabajos". Si hacemos una rápida y simplista extrapolación a toda España resultaría:

17 x 11.160.000 = 189.720.000 €

lo que sin duda es una, con perdón, jugosa cifra. Seguro que la ARMH ya tiene en mente algún cálculo más exacto.

Un saludo y hasta más tarde

41 Hegemon1, día 5 de Octubre de 2009 a las 11:04
28# Alruga:

No se ha demostrado que el calentamiento global se produzca por los gases invernadero. Además estos gases desde hace más de una década se han dejado de emitir a la atmósfera. Son los clorofluorcarbonos. Estas molculas pueden sintetizar con una de las tres del ozono produciendo un óxido y oxigeno. Haciendo caso al mismo informe que tú haces referencia el IPCC de la ONU, el "agujero" de ozono de la Antártida se está reduciendo sospechando que estas variaciones no se deben a las teorías catastrofistas de las que hablan Al Gore y otros Gurús. Es más, el IPCC deja en evidencia esas teorías. Lee, por favor, los artículos al respecto de ese informe del economista catalán Xavier Sala i Martín.

Otro error es creer que el planeta se calienta. El cambio climático no es sólo el calentamiento sino los cambios bruscos de temperaturas extremas. Es decir, inviernos más crudos y veranos más calurosos.

De todas formas, el planeta lleva sufriendo estos vaivenes desde hace siglos sin que en la atmósfera hubiera ningún gas invernadero ni nada parecido. El cambio climático existe pero no por las causas de los "visionarios" ricachones que van de verdes y progretas sino por los ciclos que el propio planeta sufre.

A ver si nos enteramos.
42 Hegemon1, día 5 de Octubre de 2009 a las 11:08
28# Alruga:

Las conclusiones, viniendo de donde vienen, son una burla. Los que menos las cumplen se atreven a dar lecciones a los demás.

Por cierto, el titular de LD no es para nada engañoso.
43 mescaler, día 5 de Octubre de 2009 a las 11:10
Un vistazo a la momia de Franco
JUAN CARLOS ESCUDIER

Además de conseguir que el Congreso apruebe la elaboración de un censo de los enterrados en el Valle de los Caídos para que sus familiares puedan reclamar sus restos, la Asociación para la Recuperación de la Memoria Histórica ha pedido que los cadáveres de Franco y José Antonio Primo de Rivera sean exhumados y entregados a sus familias. Es de suponer que del segundo se conservarán los huesos pero, ¿y del primero? ¿Qué se hallaría bajo la losa de tonelada y media de granito? ¿Qué quedará del trabajo de conservación del cuerpo que llevó a cabo el doctor Haro Espín, entre cuyos embalsamados ilustres se encuentra no sólo el general bajito sino Bing Crosby o Tyrone Power?

En Fiambres. La fascinante vida de los cadáveres, Mary Roach cuenta que el negocio del embalsamamiento empezó a florecer en Estados Unidos en 1865 cuando trasladaron desde Washington a Illinois, su ciudad natal, el cadáver de Abraham Lincoln y la gente comprobó el saludable aspecto del presidente. Las funerarias empezaron a prometer resultados permanentes para sus servicio. Todo iba de perlas hasta que un tipo decidió comprobarlo personalmente, y cada seis meses se plantaba en el panteón de su difunta madre y levantaba la tapa del ataúd. Durante una primavera lluviosa se filtró humedad y al abrir la caja comprobó que a la finada le había crecido la barba y tenía el cuerpo como una naranja mohosa. Demandó a la funeraria, que tuvo que indemnizarle con 25.000 dólares por publicidad engañosa. Fue el final del boom.

La expectativa de que el cuerpo del dictador se conserve tan radiante como la momia de Lenin abre insospechadas posibilidades de negocio. Junto a la inmensa fortuna que les dejó, los Franco podrían dar una nueva utilidad al abuelo y exhibirlo en el Pazo de Meirás tras una urna, ahora que la Xunta se ha puesto dura y quiere abrirlo al público como bien de interés cultural. ¿Acaso los de Bodies no se ganan una pasta paseando por el mundo los cadáveres disecados de once chinos?

Ahora bien, ¿qué pasaría si al levantar la piedra no se encontrara vestigio alguno y se confirmara que Franco no ha muerto, como siempre han sostenido sus afligidos partidarios, sino que vive y nos observa desde algún lugar junto a Elvis Presley y Michael Jackson? No sé a ustedes, pero a mi me parece que sería correr un riesgo innecesario.
44 ArrowEco, día 5 de Octubre de 2009 a las 11:13
VV

"... sino por los ciclos que el propio planeta sufre."...

El Sol es el único culpable. Marte experimenta un calentamiento similar al de la Tierra, y alli no hay CFC.
45 bacon, día 5 de Octubre de 2009 a las 11:16
43
"Ahora bien, ¿qué pasaría si al levantar la piedra no se encontrara vestigio alguno y se confirmara que Franco no ha muerto..."

Está claro lo que ocurriría: las tres cuartas partes de los que hoy se autodenominan antifranquistas sacarían del baúl la camisa azul (la propia o la de papi) y dirían:

¡Franco, Franco, Franco!
46 bacon, día 5 de Octubre de 2009 a las 11:20
45
enriquín sopena sacaría brillo al carnet del opus

la fashionaria sacaría del viejo album escondido la foto de papi con tito girón...

arzallus, la de papi con la boina roja de requeté

almeida, la de papi falangista
47 Hegemon1, día 5 de Octubre de 2009 a las 11:21
Si Franco sigue vivo muchos de los que ahora van de progres provocarían atascos, colas, avalanchas, tumultos para poder salir del país por tierra mar o aire. El espiritu antifranquista, ya se sabe.
48 mescaler, día 5 de Octubre de 2009 a las 11:26
#24 Yo pensaba que Franco estaba muerto hasta que descubrí este blog y comprobé que su alma había poseído a Moa.
49 bacon, día 5 de Octubre de 2009 a las 11:31
43
"embalsamamiento empezó a florecer en Estados Unidos en 1865 cuando trasladaron desde Washington a Illinois, su ciudad natal, el cadáver de Abraham Lincoln"

Sucede que Illinois no es ninguna ciudad, sino un estado.
Y que Abraham Lincoln no nació en el estado de Illinois, sino en el de Kentucky.
50 ArrowEco, día 5 de Octubre de 2009 a las 11:31
VV

#48 Y a tí te poseyó Cero-lolo, pero no te lo refregamos por el hocico.

« 1 2 3 4 5 6 7 8 9 10 »

En formato RSS© Copyright Libertad Digital SA. Juan Esplandiu 13, 28007 Madrid.
Tel: 91 409 4766 - Fax: 91 409 4899