Pío Moa

« La calidad de España | Principal | Cervantes, Lope, Quevedo... »

Europa a finales del siglo XVI

25 de Julio de 2009 - 07:12:03 - Pío Moa

Compartir:
Menéame Tuenti

   
 
Las convulsiones político-religioso concluyeron en una Europa triple: la católica, fundamentalmente latina pero extendida a Polonia e Irlanda más Austria, la mitad de Alemania y de Flandes; la protestante, compuesta de la mitad de Alemania, Holanda, Escandinavia,  Inglaterra y Escocia; y la eslava, mayoritariamente ortodoxa-griega.

    
 Con todas sus guerras, el siglo XVI, o parte de él, fue una “edad de oro” cultural y /o política,
de esplendor artístico e intelectual por gran parte de Europa, no solo para España, también para Inglaterra, Francia,  Italia, Flandes y Polonia.

  
El mundo latino mantuvo su primacía cultural, y dentro de él Italia, cuna del llamado Renacimiento que caracterizó a la Europa occidental. El caso italiano es peculiar porque sus constantes conflictos internos y externos no le impidieron marcar nuevos rumbos al arte, el pensamiento y la ciencia. No en vano fue, con el siglo anterior, el de Leonardo da Vinci, Rafael, Miguel Ángel, la pintura veneciana, Maquiavelo o, hacia el final, Galileo. Al igual que en España, el protestantismo apenas penetró allí. No obstante, su división interna y dependencia del exterior (salvo la república imperial de Venecia), sumió al país en la impotencia política, al contrario que España, Francia o Inglaterra.

  
Al revés que en Italia y España, el protestantismo logró asentarse en Francia,  y de ahí la particular evolución de este país desde un empeñado intervencionismo exterior y ambiciones sobre Italia y Flandes, a un largo  período de guerras civiles que mermaron su impronta exterior
y la hicieron objeto de intervenciones foráneas. Pero, una vez superadas aquellas contiendas, Francia volvió a convertirse en la gran potencia que era naturalmente por su población, su fertilidad, su cultura y el afán de sus monarcas. Culturalmente, fue la gran época de los poetas de la Pléiade, Ronsard en primer término, de Rabelais y los ensayos de Montaigne, de tanto eco en la cultura europea.

  
 
El mundo protestante comprendió una ancha faja desde Inglaterra a  Prusia. En Inglaterra, la época de Isabel I --prácticamente la segunda mitad del siglo, como la de Felipe II en España--, ha pasado tradicionalmente como la edad dorada de este país, por su auge cultural, su expansión y victorias marítimas,  el asentamiento del anglicanismo,  una relativa paz interna y progresos en la centralización, estabilidad y buena relación de la monarquía y el Parlamento; en que la tortura judicial fue restringida y la quema de brujas no llegó al nivel de otros países protestantes.

 
 
Por lo que respecta a la cultura, no hay duda del esplendor de la época, sobre todo en el teatro, con numerosos autores entre quienes destaca Shakespeare como el más grande de cualquier tiempo en cualquier país. Las artes plásticas y la música tuvieron un auge menor, así como la ciencia y la  tecnología, que no permitían augurar el crucial papel destinado al país en siglos posteriores. La “edad de oro” resulta menos lucida en otros terrenos. Las exploraciones de Drake o Frobisher  tuvieron relevancia, aunque no pueden compararse a las de los españoles y portugueses, y fracasó su intento de asentar una colonia en América del norte. Hubo éxitos sustanciales en su pugna con España, pero también grandes fracasos, que vaciaron la hacienda inglesa (Isabel, tras heredarla en práctica bancarrota, la había saneado mediante una política frugal, en la que entraban los beneficios de las actividades negreras y filibusteras). Y las represiones inglesas contra los católicos rebeldes del norte del país y, sobre todo, contra los irlandeses, causaron miles de víctimas y hambrunas en Irlanda.

    
También se agravó en tiempos de Isabel la expropiación, propiamente robo, de tierras a los campesinos por los grandes señores. La tendencia ya venía de antes de Enrique VIII, pero con este se incrementó mediante la incautación de las tierras eclesiásticas, donde vivía gran número de campesinos que, por lo general, fueron expulsados para dedicarlas a la rentable ganadería lanar. Con Isabel I, los señores se apropiaron de tierras comunales, de las que echaron violentamente a los labriegos, convirtiéndolos en vagabundos y  mendigos. Acusados de vagos y maleantes, los desdichados sufrieron una represión atroz: miles de ellos fueron encerrados en prisiones-talleres económicamente absurdas. A unos pocos se les otorgaron permisos para mendigar, y quienes carecían de él eran azotados y marcados con hierro al rojo vivo en una oreja; a la tercera reincidencia podían ser ahorcados, y parece que bastantes miles de ellos lo fueron: en algunas zonas colgaban por racimos de los árboles. Las clases bajas sufrieron un trato brutal, ilustrado por el caso de los marineros que lucharon contra la  Gran Armada. Su jefe, Howard, escribía: “Las enfermedades y la muerte hacen estragos”. “Es penoso ver cómo padecen después de haber prestado tal servicio (…). Valdría más que Su Majestad la reina hiciera algo por ellos, aún a costa de gastar un dinero, y no los dejara llegar a tales extremos (…) Si estos hombres no son mejor tratados y se les deja morir de hambre y  miseria, difícilmente volverán a ayudarnos”.

   
 Con todo, la población inglesa pasó de 3-4 millones al despuntar el siglo a unos cinco al final, y la relación entre el poder real y el del Parlamento fue la más avanzada de Europa, si bien degeneraría más tarde en luchas sangrientas entre ambas instituciones.


   
 De la pequeña zona céltica, Irlanda permaneció como una isla católica sometida a Inglaterra; en Gales, también sometida, se impuso el anglicanismo; y en Escocia, todavía independiente, triunfó el calvinismo. Lo que aquí hemos llamado Flandes estaba en trance de dividirse entre un norte calvinista y un sur católico: Holanda y Bélgica.

   
 Suecia quedó fundada como estado moderno en la primera mitad del siglo, por el rey Gustavo Vasa, “padre de la nación sueca” o “Moisés sueco”,  al romper violentamente la Unión de Kalmar con Dinamarca y Noruega.  Gustavo implantó el luteranismo y aplastó la resistencia católica con ayuda de mercenarios alemanes. Un jefe rebelde, Nils Dacke, fue descuartizado y trozos de su cuerpo repartidos por distintas ciudades como advertencia, método en uso en otros lugares de Europa y América. Sobre las bases asentadas por Gustavo, en particular un excelente ejército, Suecia  se convertiría en una gran potencia en las décadas siguientes. Ese ejército chocaría con el español en el siglo XVII. Los demás países escandinavos también adoptaron el protestantismo, lo que no impidió guerras entre ellos.

  
 
A su vez, Sacro Imperio tuvo tres emperadores sucesivos después de Carlos V hasta el fin de siglo: Fernando I, español de nacimiento, Maximiliano II y Rodolfo II, y se mantuvo un difícil equilibrio entre católicos y protestantes. Fernando quiso atraerse a estos últimos con concesiones, sin mucho éxito;  tuvo alguno más introduciendo a los jesuitas para contrarrestar sus avances y reforzó algo la maltrecha autoridad imperial. Maximiliano, vienés educado en Madrid, mostró tendencias protestantes, fracasó en alguna campaña contra los otomanos e intentó en vano hacerse rey de Polonia. Rodolfo, mecenas y aficionado a las ciencias pero políticamente débil, preparó en cierto modo la devastadora guerra que iba a afligir a Alemania en el siglo siguiente.

  
 
Respecto a la Europa eslava, destacaron los estados enfrentados de Polonia y Rusia. Polonia, que sufrió incursiones tártaras, mantuvo bastante libertad religiosa, pese a lo cual el protestantismo no arraigó, acaso por proceder de Alemania,  tradicional enemiga. Su confederación con Lituania  la convirtió  por un tiempo en uno de los países más extensos de Europa en un siglo de auge literario e intelectual, que produjo a Nicolás Copérnico, uno de los mayores científicos europeos. Políticamente siguió una tendencia contraria a la de los países occidentales: debilitamiento de la monarquía, que terminó haciéndose electiva y más dependiente de la nobleza; la elección de reyes extranjeros (como Enrique III de Francia) debilitó aún más la institución. En 1582, Polonia derrotó a Iván el Terrible y se benefició del comercio del Báltico. La alianza con Suecia contra Rusia condujo a una efímera unión de ambos reinos bajo Segismundo II. Este nombró a católicos para altos cargos de Suecia e introdujo escuelas católicas, propiciando un conflicto civil en Suecia, la ruptura de la unión y guerras entre los dos países.

  
Rusia fracasó en sus campañas por abrirse al Báltico, pero se extendió desde 1581 por Siberia, cuando el atamán cosaco Yermak cruzó los Urales. Con el tiempo los rusos llegarían a América y descenderían por Alaska hasta encontrarse  con los avances españoles hacia el norte. Después de Iván el Terrible, muertos en 1584,  gobernó Borís Godunof de hecho y desde 1598 como zar oficial. Godunof fue el primero que intentó modernizar Rusia trayendo maestros extranjeros y enviando a jóvenes a instruirse en países occidentales. Fundó ciudades fronterizas para sujetar a tártaros y fineses, impulsó la colonización de Siberia y procuró buenas relaciones con Suecia y acceder al Báltico por medios diplomáticos. En sentido contrario afianzó y endureció la servidumbre de la gleba, erradicada de tiempo atrás en la mayor parte de la Europa occidental. Los finales de siglo y sus últimos años de reinado no fueron felices. Unos veranos desusadamente fríos causaron terribles hambrunas y comenzó un período de desórdenes civiles e imposiciones extranjeras que amenazaron la continuidad de Rusia.

-------------------------------------------------------------

 
****Modifican la biografía de Arenas en Wikipedia desde ordenadores de la Junta. Muy propio de estos mafiosos. Pero para calibrar a Arenas basta decir: “Es uno de los inventores del hecho nacional andalú”,  el que criticó a Chaves por no  asistir a un homenaje al orate Blas Infante, “padre de la patria andaluza” según los  politicastros regionales. Señalando esto no se falta a la verdad y se pone en su lugar al personajillo, su entorno y su partidillo.

Comentarios (48)
1 manuelp, día 25 de Julio de 2009 a las 09:24
# 107 asturovi, del hilo anterior

Me parece que nos estamos liando, tanto usted como yo. He mirado en el catalogo de la biblioteca publica de donde lo saqué y tenemos:

Autor: Bolloten, Burnett
Título: El gran engaño / Burnett Bolloten
Editorial: Barcelona : Luis de Caralt, D.L. 1967
Descripción física: 355 p., [1] h. ; 18 cm
Colección: La vida vivida

Autor: Bolloten, Burnett
Título: La Guerra Civil española : revolución y contrarevolución / Burnett Bolloten ; versión española de Belén Urrutia
Editorial: Madrid : Alianza Editorial, D.L.1995
Descripción física: 1243 p. : fot. ; 25 cm
Notas: Bibliografía: p.1089-1163. -- Índice analítico: p.1169-1243. -- Notas a pie de página
ISBN: 84-206-8703-0


Asi es que está claro que se trata de dos obras diferentes. Gracias por su comentario.
2 manuelp, día 25 de Julio de 2009 a las 09:35
Respecto al hilo de hoy, en mi opinión, la Europa triple de que habla Moa no era real. La Europa eslava y ortodoxa no existia en sentido cultural, pues como bien señala él mismo, Polonia pertenecia al ámbito católico y los eslavos del sur estaban dominados por el Imperio Otomano.
Ruisa, en ese periodo, no tenia absolutamente nada de europea, acababa de salir casi del dominio mongol y no habia incorporado nada de la cultura occidental, excepto una religión que sólo era europea en sus orígenes, pero que habia evolucionado a un cesaropapismo de corte totalmente oriental.
3 asturovi, día 25 de Julio de 2009 a las 09:51
La edición de 1995 es una obra corregida y aumentada de la obra original de Bulloten. Pero la de 1967 es una edición mutilada y publicada contra la voluntad del propio Bulloten. Es un auténtico acto de piratería intelectual, y no puede considerarse en ningún caso la obra de Bulloten. No son dos obras distintas, porque la de 1967 no es la obra de Bulloten sino una manipulación artera del Ministerio de Información y Turismo de don Manuel (Fraga).
Por otra parte, incluso en las ediciones aumentadas y corregidas (Bulloten fue continuamente puliendo, ampliando, corrigiendo, su obra original, por eso hay un poco de lío, y probablemente no haya dos ediciones iguales, hasta la definitiva ¿finales 80, principios 90?
Pero la obra de Bulloten es una sola y más del 70 % (probablemente) se mantiene en todas las ediciones.
Es como si sacan una edición de la Biblia de 200 páginas.
4 jjvr, día 25 de Julio de 2009 a las 10:01
Para más información sobre Bolloten y su obra:

http://en.wikipedia.org/wiki/Burnett_Bolloten

Un saludo
5 asturovi, día 25 de Julio de 2009 a las 10:10
Por cierto, Bacon, eres un poco tramposillo. Si copias literalmente el texto de otra persona en la página web de Juan Miguel Campanario, deberías reseñarlo, y que no parecieses tú el autor.
6 jjvr, día 25 de Julio de 2009 a las 10:40
#5

Me parece que está todo en los enlaces que pone:

http://www.dooyoo.es/profesionales/la-guerra-civil...

http://www2.uah.es/jmc/gce2.htm

Un saludo
7 jjvr, día 25 de Julio de 2009 a las 11:02
Aviso a los pedantes inconscientes


http://www.corchado.org/pedanteria.htm


La Pedantería (fragmento):

Por Samuel Ramos


********
Seguramente que la pedantería es una actitud que tiene su finalidad, es decir, sirve a un propósito más o menos oculto del individuo. Y no sería remoto que esa finalidad fuera ignorada por el sujeto mismo que practica aquel vicio. Todo pedante da la impresión de un actor que desempeña una comedia, y la pedantería es una máscara que oculta, que disimula algo; ¿qué es lo que la pedantería trata de disimular?

Pero primero es necesario definir al pedante y a la pedantería. La pedantería es una forma de expresión adscrita casi exclusivamente al tipo humano intelectual o que pretende serlo. Se encuentra, sobre todo, entre profesores, literatos, artistas, escritores de toda índole, y se manifiesta en el lenguaje hablado o escrito. En la conducta real de un hombre puede haber presunción o vanidad, pero no pedantería. Ésta última es un estilo de hablar o de escribir, una entonación inconfundible de la voz. El pedante usa de una expresión afectada, aun cuando no toda afectación del lenguaje es pedantesca.
...
El gesto de la pedantería tiene, sin duda, la intención manifiesta de afirmar una superioridad ante los demás, pero con un acento agresivo o con un aire de desprecio. El pedante parece decir "aquí yo soy el único que vale, ustedes son unos imbéciles". Pero la pedantería no engaña a nadie y los demás se percatan de la falsedad de sus pretensiones.
...
Si quisiéramos clasificar a la pedantería en alguno de los vicios de carácter más generales, como uno de los múltiples disfraces de este vicio contra el que ningún ser humano puede atreverse a lanzar la primera piedra con la conciencia tranquila.
...
Pero, ¿cuál puede ser el mecanismo psicológico de la pedantería? He dicho antes que el pedante es un inadaptado, y su inadaptación consiste en un deseo de superioridad intelectual que no corresponde con la realidad de su talento o de su saber. La desproporción entre lo que pretende ser y lo que es realmente determina en la conciencia un conflicto penoso del que resulta un sentimiento de inferioridad.
...
Si el pedante trata de conquistar en torno suyo una opinión favorable respecto a su valor, es sólo como un medio para sugestionarse y recobrar la confianza en sí mismo. Lo que en definitiva le importa es cubrir un vacío espiritual que lo hace sentirse deprimido y lo desvaloriza ante sus propios ojos. Desgraciadamente, la comedia es demasiado burda, y los espectadores demasiado maliciosos. Al fin y al cabo el pedante tiene que contentarse con brillar en círculos poco exigentes y modestos, en donde el éxito no constituye ni un mérito ni una satisfacción.
********

Un saludo
8 manuelp, día 25 de Julio de 2009 a las 11:20
# 3 asturovi

¡Ah!, pues entonces aunque parezcan dos obras distintas serian la misma, sólo que una mutilada, según dice usted. Pues no sabia nada. gracias por la aclaración.
Pero ¿cual seria el propósito de esa mutilación?. Si la obra completa es anticomunista ¿porqué mutilarla?. A mi no me hizo gran efecto "anticomunista" cuando leí la obra mutilada.
9 asturovi, día 25 de Julio de 2009 a las 11:42
¿Quizás porque en el bando republicano no todos eran comunistas?
10 manuelp, día 25 de Julio de 2009 a las 11:53
Dice Moa:

Sobre las bases asentadas por Gustavo, en particular un excelente ejército, Suecia se convertiría en una gran potencia en las décadas siguientes. Ese ejército chocaría con el español en el siglo XVII.

El ejercito sueco chocó contra el español en la batalla de Nördlingen y para entonces el rey sueco Gustavo Adolfo - uno de los grandes capitanes de la historia, al nivel de Alejandro, Anibal ó César- estaba muerto.
Sus aportaciones al arte militar las dejaremos para próximos hilos en los que Moa entre en el siglo XVII y la guerra de los treinta años, pero ahora es de señalar que en la batalla citada:

Aunque la iniciativa la tomaron los protestantes Suecos, fue la feroz defensa que los tercios españoles realizaron en la colina de Allbuch, rechazando 15 cargas de los regimientos suecos, la que decidió la batalla, con el apoyo de las tropas de caballería italiana de Gambacorta.

http://es.wikipedia.org/wiki/Batalla_de_N%C3%B6rdl...(1634)
11 manuelp, día 25 de Julio de 2009 a las 11:55
# 9 asturovi

No le entiendo. Queria decir que si el franquismo queria manipular la obra de Bolloten, lo lógico es que lo hiciera para potenciar el sentimiento anticomunista y que no creo que se consiguiese ese propósito.
12 Petronio, día 25 de Julio de 2009 a las 12:13
Nordlingen. Una de las más importantes batallas del s. XVII y uno de los momentos más gloriosos para nuestra nación. Motivos todos ellos suficientes para que sea minuciosamente ignorada por el actual rebaño hispano, otrora con aspiraciones de ciudadanía.
Por otro lado, el Cardenal Infante Fernando de Borbón también fue uno de los ultimos grandes españoles. Terrible pecado por el que paga con la correspondiente invisibilidad académica y popular.
13 Perieimi, día 25 de Julio de 2009 a las 12:16
# 7

Preludio de “lo políticamente correcto” pero en cientista, esta manifestación que es la Psicología en su versión clínica (la distingo de la Psiquiatría, por supuesto), que se alimenta del psicoanálisis freudiano, aparte de jod,er “a troche y moche” en práctica cotidiana desde los departamentos de personal de empresa al servicio del amo-patrón, poniendo a prueba la validez del concepto mismo de deontología; de cuando en cuando, acostumbra abandonar su “noche oscura del alma” y aparecer en el campo de acción social (psicología social).

Ayer me metía yo con que muchas veces si los mensajes no llegan se debe a mérito exclusivo del receptor, y hoy como complemento, de espaldas a mi creencia, aparece lo de “la pedantería”, vicio de pedante según el diccionario. Que sea eso que instintivamente detectamos (erudición fatua y gratuita, engolamiento de expresión y asertividad verbal o relamida), no dañan el principio de Verdad del discurso necesariamente y se sitúan en una esfera superflua proyectada hacia el otro; internamente en la vanidad.

Sabíamos que el dogma religioso había ido decayendo a favor del ideológico, que la secularización había provisto sucedáneos de expiación y absolución del pecado fuera de los confesionarios y nuevos confesores, más cerca del protestantismo en su comunicación colectiva; pero lo que no deja de sorprendernos es esta servidumbre con prestigio de ciencia, instrumento de la corrección social en el mundo del conocimiento. Es esencia democrática aniquilar todo lo que al individuo le hace sobresalir, la expresión de la diferencia del carácter, encargándose “la pseudociencia” de encontrar algún principio de morbidez de la psique para el que practica la diferencia. No en vano decía Meister Eckhart que Dios residía en el fondo del alma, y ellos, los psicólogos, son los especialmente adiestrados para detectarlo, sobre el entendimiento de que siempre se trata de lo “inconsciente”, diagnosticando inadaptaciones dado su incapacidad metodológica para explicar lo consciente y voluntario: el comportamiento del pedante en legítimo uso de su estilo y desarrollo de humanidad.
14 jjvr, día 25 de Julio de 2009 a las 12:38
#13

Lamento no entenderle demasiado. Me refiero en #7, de una forma un poco indirecta, a un blogero que no parece albergar más que dudas, y que las expresa de una forma un poco pedante a mi modo de entender.

En una sesión pasada fue objeto del atroz ataque de una "manada de lobos grises" que no eran conscientes de que se las veían con una humilde chalupa en lugar de con un "convoy" como Dios manda. El hombre parece que ha quedado algo "escocido".

Un saludo

P.S. Aquí:

http://www.tercerainformacion.es/?Zelaya-esta-en-H...

se puede charlar con Largo Caballero.
15 mescaler, día 25 de Julio de 2009 a las 12:55
Dedicado al mocos, por si se pasa por aquí:

[Holding the Holy Hand Grenade of Antioch]

King Arthur: How does it... um... how does it work?

Sir Lancelot: I know not, my liege.

King Arthur: Consult the Book of Armaments.

Brother Maynard: Armaments, chapter two, verses nine through twenty-one.

Cleric: [reading] And Saint Attila raised the hand grenade up on high, saying, "O Lord, bless this thy hand grenade, that with it thou mayst blow thine enemies to tiny bits, in thy mercy." And the Lord did grin. And the people did feast upon the lambs and sloths, and carp and anchovies, and orangutans and breakfast cereals, and fruit-bats and large chu...

Brother Maynard: Skip a bit, Brother...

Cleric: And the Lord spake, saying, "First shalt thou take out the Holy Pin. Then shalt thou count to three, no more, no less. Three shall be the number thou shalt count, and the number of the counting shall be three. Four shalt thou not count, neither count thou two, excepting that thou then proceed to three. Five is right out. Once the number three, being the third number, be reached, then lobbest thou thy Holy Hand Grenade of Antioch towards thy foe, who, being naughty in my sight, shall snuff it.

Brother Maynard: Amen.

All: Amen.

King Arthur: Right. One... two... five.

Galahad: Three, sir.

King Arthur: Three.
16 Perieimi, día 25 de Julio de 2009 a las 13:02
# 14

Mi comentario es general y no responde a indirecta alguna; no obstante, por "morbo de portera" (con perdón para el noble oficio) debería vd. concretar, si lo ha puesto pensando en alguien en concreto, para limar cripticismo, mayormente.

Aquí va una foto de Zelaya de joven, con armas y bagaje:

http://lasclasesmedias.blogspot.com/search?updated...
17 manuelp, día 25 de Julio de 2009 a las 13:20
# 12

Si, gloriosos y resonantes para toda la eternidad, aquellos españoles de Nördlingen:

Hasta catorce ataques llevan ya rechazados los de Idiáquez y el de Torralto cuando entran en juego las mejores tropas protestantes, mezclados con los negros y los azules van los pistoleros, tropas especializadas en el combate con armas de fuego que tan buen resultado han dado al rey Gustavo.


En este momento es cuando la improvisación latina, fruto de muchas batallas y mucha sangre derramada, entra en juego. El maestre de campo Martín de Idiáquez sabe lo que tiene en frente, sabe que las tropas suecas no son unos cualquiera y que habrá de hacer acopio de todo el valor del mundo para aventajarlos en coraje y bravura y da una orden sorprendente a sus hombres.


“Ea señores, parece que estos demonios sin Dios nos quieren dar la puntilla y contra nosotros viene lo mejor que pueden poner en el campo, será cuestión de echarle redaños y aguantar firme. Cuando esos demonios amarillos se dejen ver, no quiero que ninguno desfallezca, aguantad firmes ante ellos y esperar a oír la detonación de sus mosquetes, en ese momento todo el mundo a tierra”.
Con esta estrategia, tan ingeniosa como suicida, los españoles consiguieron que los disparos protestantes se pierdan por encima de sus cabezas. Inmediatamente se pusieron en pie y mientras los piqueros adoptaban posiciones de defensa los arcabuceros hicieron fuego, ahora si, a bocajarro contra los asaltantes. La descarga fue devastadora y las primeras filas cayeron abatidas por el certero fuego de los tercios. Esto ya fue demasiado para los suecos que después de catorce infructuosas cargas se ven sometidos a un castigo mayúsculo en la que había de ser la definitiva y dudan en su avance. Ante la duda los españoles ya no pueden contenerse y rompiendo la formación cargan contra los suecos. Un grito rompe el quejumbroso silencio del campo de batalla ¡¡¡Santiago y cierra España!!! Y con picas, espadas y arcabuces se lanzan contra el enemigo.


http://www.elgrancapitan.org/portal/index.php/arti...
18 Petronio, día 25 de Julio de 2009 a las 13:24
Lo cierto es que Chapman da la talla de Rey Arturo mucho que mejor que ZP la de presidente...
19 jjvr, día 25 de Julio de 2009 a las 13:24
#16

¡Quién fue a hablar de cripticismo!

Se dice el pecado pero no el pecador

Un saludo

P.S.

A los del Alba les vendría muy bien un nuevo Che. No se si Zelaya se va a prestar a ello. Parece un capitán araña.

20 Sorel, día 25 de Julio de 2009 a las 13:36
[25 de julio, ¿recuerdan?]

Patrón de España y de la Caballería
Griten conmigo: ¡Santiago y cierra, España!

Este fin de semana, concretamente el 25 de Julio, se celebra (o celebraba) la festividad de Santiago Apostol, Patrón de la otrora católica España.

No sabemos, y preferimos no saber, si las autoridades patrias tendrán a bien, como antaño se hacía, dedicar homenaje alguno a tan sagrado día. Poco importa a estas alturas de ruptura de España y olvido de su tradición católica si Zapatero, su esposa cantante, el Presidente de la Xunta, algún inquilino despistado de la Zarzuela, o el acomodador del Teatro Real, acuden a Compostela.

Nadie respeta ya a España en el panorama internacional. Mendigamos asientos en cumbres que hemos de observar desde las cloacas. Por supuesto, con el cachondeo generalizado de franceses, alemanes, británicos, estadounidenses... Todos ellos dándonos por saco en las instituciones comunes y despelotándose de risa cuando nos ponemos chulos pidiendo que el tercer imaginaria en la noche afgana sea español, o exigimos alguna contrapartida por dejar que los bombarderos norteamericanos salgan de España con las tripulaciones bien descansadas tras pasar la noche en algún club de alterne de la A2.

La Historia se manipula y quieren hacernos creer que Velarde, Agustina de Aragón y el tambor del Bruch no combatieron en la misma guerra, sino en tres guerras distintas que no deben confundirse. La del centralismo madrileño contra el centralismo napoleónico, la que los aragoneses hicieron contra Francia por su cuenta, y la de Cataluña, de tú a tú contra otra potencia europea.

Hay necesidad de Reconquista, cuando menos cultural, y vamos a contribuir a ella recordando la figura del Apostol Santiago.

Apóstol de Jesús "Santiago, el Hijo de Zebedeo o el Mayor", era el hermano mayor de Juan, ambos originarios de Betsaida habitaban en la cercana Cafarnaún, trabajando en el negocio familiar de pesca en las riberas del Lago de Genesaret; pertenecían, pues, a una familia de modestos propietarios con su padre Zebedeo. Estaban asociados con otra pareja de hermanos, Pedro y Andrés en la industria de la pesca del lago para cuyo trabajo contaban con empleados ocasionales. De este círculo de pescadores Jesús se llevó sus cuatro primeros discípulos: Pedro y su hermano Andrés, Santiago y su hermano Juan.

Santiago, gozaba de especial confianza y relación con Jesús, como uno de los discípulos básicos, destacándose con Pedro y Juan del resto de los discípulos, obteniendo el puesto de testigo privilegiado en los momentos más importantes. El mismo Jesús apodó a Santiago y a Juan con el sobrenombre de "hijos del trueno" ( Mc, III, 17 ).

Santiago aparece como una persona apasionada, llena de arrojo y decisión, capaz de ponerlo todo en juego; como una persona que arrasa por su empuje y que no se para en echar cálculos y medir consecuencias. Santiago forma parte del grupo inicial de la Iglesia Primitiva de Jerusalén.

Santiago estuvo presente en momentos muy importantes de la vida de Jesús y se ha considerado uno de sus discípulos predilectos. Asistió, junto con Juan y Pedro, a la resurrección de la hija de Jairo. Fue testigo en la Transfiguración y estuvo también el El Huerto de Getsemaní.

San Lucas ( Lc, IX, 33) nos relata uno de sus momentos: junto a su hermano Juan solicitó de Jesús que hiciese bajar fuego del Cielo para arrasar a inhospitalarios samaritanos que se negaban a dar albergue al maestro.

La tradición le atribuye una gran labor de evangelización en la provincia hispánica que le correspondió en el reparto que los Apóstoles realizaron con el fin de difundir el Evangelio de Cristo. Probablemente llegó a España en el año 41 y permaneció en ella hasta fines del año 42. Recorrió los caminos de Itálica, Mérida, Coimbra, Braga, Iria, Lugo, Astorga, Palencia, Horma, Numancia y Zaragoza, donde se le apareció la Virgen en el Pilar. Después, por el Ebro, pudo tomar la Via Augusta de Tortosa a Valencia, Chinchilla y Cazlona para regresar desde un puerto murciano o andaluz a Palestina.

Herodes Agripa, rey de Judea ( Act, XII, 2), nieto de Herodes El Grande, lo hace decapitar con la espada hacia el año 44, convirtiéndose en el primer apóstol en verter su sangre por Jesucristo.

Su cuerpo fue trasladado por los Apóstoles a la Península Hispánica, llevado en un bajel hasta Iria Flavia. Desembarcaron y caminaron unas 4 leguas hacia septentrión por la antigua via romana de Iria a Brigatium llegando a Liberodonum sepultando el cadáver. Elevaron un mausoleo, "Arca marmorica", según diplomas de Alfondo III, Ordoño II, Ordoño III y Sancho el Craso. Según la tradición, junto al sepulcro de Santiago reposaban los cuerpos de sus discípulos Atanasio y Teodoro.

Todo ello vio la luz en tiempos de Alfonso el Casto y Teodomiro, Obispo de Iria Flavia. En memoria de tan fausto acontecimiento, al lugar se le llamó " Campus stellae " o " Compostela ".

El rey Alfonso II manda edificar sobre el sepulcro una sencilla iglesia y comienzan a llegar visitantes a la tumba del Apóstol.

Durante la época de la Reconquista, Santiago se convierte en un personaje al que se invoca para obtener la protección divina en la lucha frente al infiel. Surge un Santiago Matamoros. Y en las ensangrentadas luchas contra los moros , en muchas ocasiones la victoria se atribuía a la ayuda e intervención divina merced a la invocación a Santiago.

En el año 844, otro fenómeno sobrenatural daría el definitivo espaldarazo a la figura de Santiago como encarnación de la Reconquista. El 23 de mayo en Clavijo, cerca de Logroño, el rey Ramiro I de Asturias se enfrenta a las tropas musulmanas de Abderramán II en clara desventaja numérica. En pleno fragor de la batalla el apóstol Santiago aparece espada en mano a lomos de su famoso caballo blanco repartiendo tajos entre los infieles. Los cristianos vencen contra pronóstico y el mito jacobeo traspasa definitivamente los Pirineos. Nace el apelativo de Santiago Matamoros.

Allá por el siglo XVI, el Arzobispo de Santiago, Juan San Clemente, ocultó el cuerpo por temor a losingleses que se aproximaban a la ciudad. Cuando mas tarde el Cardenal Payá ocupó la sede de Compostela descubrió nuevamente las reliquias del santo. Inició un minucioso proceso que envió a Roma y finalmente una Bula de León XIII " Deus omnipotens, del 1 de Noviembre de 1884 ratificó y confirmó la Sentencia de la Comisión Especial de la Sagrada Congregarción de Ritos, en la que se declaraban auténticas las reliquias de Santiago y de sus discípulos Atanasio y Teodoro.

La figura de Santiago, como Patrón de España, ha sido acogida a o largo de toda nuestra historia de reconquista y conquista. Cuando comienza el Descubrimiento de América de nuevo la figura de Santiago se hace notar: la intervención de Santiago es decisiva, en la mente de los descubridores y conquistadores:

"Y como cayó en tierra se espantaron los yndios y dijeron que abia caído yllapa, trueno y rayo del cielo,... Y asi bajó el señor Santiago a defender a los cristianos. Dizen que vino encima de un cavallo blanco,... y el santo todo armado y su bandera y su manta colorado y su espada desnuda y que venía con gran destrucción y muerto muy muchos yndios y desbarató todo el cerco de los indios a los cristianos que había ordenado Manco Inca y que llevaba el santo mucho ruido y de ellos se espantaron los indios. (..) Y desde entonces los indios al rayo lo llaman y le dicen Santiago...(F. Guaman Poma, 1615)

Los Tercios recorrieron Europa al grito de "Santiago y cierra, España". Con los últimos Austrias y los Borbones fuimos perdiendo fuelle y decaímos hasta ser lo que ahora se arrastra. De nuestro Santo sólo parecen quedar locales fiestas patronales bañadas en alcohol y un Camino que tiene mucho de turismo, de laicismo, y de cultura sin Dios. Ese Dios al que pedimos que bendiga a nuestra maltrecha España con la intercesión del que algunos seguimos venerando como el Santo Patrón.

Nuevamente, griten conmigo: ¡Santiago y cierra, España!

http://www.diarioya.es/content/griten-conmigo-¡san...

-------------------------------------------------

En estos tiempos de papanatas positivistas y materialistas, no viene nada mal un poco de exaltación nacional.

21 jjvr, día 25 de Julio de 2009 a las 13:36
Aprovechando que hay gente en linea ilustrada sobre el tema, ¿que tal es Geoffrey Parker como historiador?. He visto por ahí un libro suyo sobre el camino español, y no se si valdrá la pena comprarlo.

Un saludo
22 Petronio, día 25 de Julio de 2009 a las 13:38
La añagaza de Martín de Idiaquez fue quizá el momento culminante de una jornada en la que los suecos perdieron más de 20.000 hombres, casi el 90 por ciento de su ejército. Quedó de nuevo demostrada la aplastante superioridad de la infantería española, imbatible en manos de jefes capaces aun cuando casi siempre combatía en inferioridad numérica (no fue éste el caso de Nordlingen).
Lo malo es que también se veía ya que las tácticas de caballería hispanas estaban peligrosamente desfasadas...
Días de gloria, pues, para una nación orgullosa y respetada, que no atisbaba su cercana decadencia.
23 Perieimi, día 25 de Julio de 2009 a las 13:42
# 21

Como hispanistas, Parker y Elliott son de lo mejor, sobre todo para el periodo de Felipe II. Acabaré pidiendo comisión a las editoriales. ¿Qué parte de este mensaje es la que no ha comprendido?
24 manuelp, día 25 de Julio de 2009 a las 13:57
# 21 jjvr

Solo conozco de Parker un articulo suyo llamado "Como hacen la guerra los occidentales", y me parece muy bueno como historiador militar.
25 manuelp, día 25 de Julio de 2009 a las 13:59
# 22

Sobre los cambios introducidos en el uso de la caballeria por Gustavo Adolfo de Suecia podremos hablar, creo en sucesivos hilos, cuando lleguemos a la guerra de los treinta años. El fue el que convirtió en obsoleta a la caballeria española.
26 jjvr, día 25 de Julio de 2009 a las 14:06
#23 y #24

Gracias, 100% de comprensión en ambos mensajes.

Un saludo

P.S. El que se puede forrar con comisiones es bacon, el libro de Bolloten sobre la guerra civil que ayer "publicitó" cuesta nuevo 90,70 €.
27 Petronio, día 25 de Julio de 2009 a las 14:07
Por cierto, aunque no participo mucho (soy un vago redomado), me encante leer a la mayor parte de los participantes habituales de este foro. A veces incluso me gustan los trolls...
28 Sorel, día 25 de Julio de 2009 a las 14:12
Estoy leyendo actualmente Juicio a la Inquisición española del autor francés Jean Dumont. ¡Imprescindible!

Dejando a un lado el contenido del libro, ¿cómo es posible que una nación como España no hiciese frente a tal cantidad de infundios, al más puro estilo agitprop, lanzados por diversos pseudointelectuales?

Lo más llamativo es que un gran número de estas obras que atacan la Inquisición en España, extienden su feroz crítica al total de los españoles, a España en su conjunto. ¡Maldita leyenda negra auspiciada, sobre todo, por gabachos e ingleses! ¡En pleno s.XXI aún están vigentes tales difamaciones en ambientes culturales europeos.

29 Perieimi, día 25 de Julio de 2009 a las 14:29
# 26

Predispone al pirateo, al fin y al cabo qué hay más cristiano y democrático (fraternidad) que compartir...
30 manuelp, día 25 de Julio de 2009 a las 14:35
Rusia fracasó en sus campañas por abrirse al Báltico, pero se extendió desde 1581 por Siberia, cuando el atamán cosaco Yermak cruzó los Urales.

Curioso personaje este, siempre me interesó desde que leí en "El Don apacible" la transcripción de una antigua canción cosaca:

Yermak era su atamán,
Yermako hijo de Timoteo.
Aschastka su capitán,
Aschastka hijo de Lorenzo.

http://es.wikipedia.org/wiki/Yermak_Timof%C3%A9yev...
31 jjvr, día 25 de Julio de 2009 a las 14:53
#29

Aquí:

http://books.google.es/books?q=burnett+bolloten&am...

se puede acceder a vistas restringidas de algunos libros de Bolloten.

Un saludo
32 egarense, día 25 de Julio de 2009 a las 14:53
Buenas tardes a todos...

Lo de Arenas solo hace que confirmar la sintonía del PSOE con el Nuevo Orden Mundial, no en vano, la posición de Cebrian en el Grupo Bilderberg es más que notable. Manipular la historia no es propio de mafiosos, es propio de protagonistas de 1984 la obra de Orwell, que es lo que son efectivamente los que amparan al NWO. Tode encaja, el 11-S, nuestro 11-M, los atentados de Moscú... Parece que hay hoy, una movimiento internacionalista de personajes, una élite, que tiene un objetivo, unas ideas comunes, con sus marionetas que no son otros que nuestros gobernantes: los zapatero, los obama, los puttin... Todos tienen en común sus carácteres de actores en el panorama siniestro de este NWO. Unos les llaman globalistas, otros masonería mundial, otros corporativistas, las grandes multinacionales, pero al fin estos no son más que instrumentos en manos de quien realmente maneja los hilos. Ni la mayoría de liberales, ni masones, etc, creo que tengan ni idea de lo que pasa por encima de sus cabezas...
33 jjvr, día 25 de Julio de 2009 a las 15:11

#32 Cuando el rio suena.....


Noticias Censuradas: Un “pirata informático” descubrió que desde la CIA a El Vaticano manipulan la Wikipedia



http://www.argenpress.info/2009/05/noticias-censur...

Un saludo
34 Perieimi, día 25 de Julio de 2009 a las 15:14
# 31

Gracias, pero no me refería a esa medianía, prefiero "la casualidad tecnológica". Casualmente tienes un scaner y lo usas sobre un documento encuadernado; casualmente lo subes a la red, y casualmente aparece el enlace que te lleva al texto completo...
35 jjvr, día 25 de Julio de 2009 a las 15:40
#34

Seguro que en algún rincón está, tanto en español como en inglés. El caso es saber donde.

En cualquier caso yo prefiero pagar 90€ antes que escanear 1300 páginas. También hay que pensar en los deudos de Burnett y en Tedy Bautista.

Un saludo
36 aviPep, día 25 de Julio de 2009 a las 16:13
Dedicado al mescaler. Toda aquella parrafada en ingles, la has copiado ? o la sabes de memoria ?
Si son las dos cosas, eres de un intelecto que a los escribientes de nuestros comentarios, nos deja planchados. Me supongo que a Don Pio, que le metas ingles a cada momento, le debe resbalar, pues cree mas en un buen escrito en castellano, que 28 escritos en ruso, aleman, italiano, chino, indu, useño, etc., escoge el que mas te guste. Algun dia nos puedes deleitar los ojos, con algun escrito original en japones, pero sin trampas, autentico, a ver si tienes kjs de inscribirlo, para que lo comentemos todos juntos, en union, defendiendo la bandera de la santa Tradicion....
37 mescaler, día 25 de Julio de 2009 a las 17:52
#36 Pues prácticamente me la sé de memoria. Corresponde a la película Monty Python and the Holy Grail (en España se estrenó con el poco afortunado título Los caballero de la mesa cuadrada y sus locos seguidores).

Aquí está la página de la wiki sobre la Santa Granada de Antioquía.

http://en.wikipedia.org/wiki/Holy_Hand_Grenade_of_...

Podéis comprar una réplica en amazon y otros sitios, os servirá para fulminar a vuestros enemigos (rojos, masones, progres, moros, etc.).

Saludos,
Mescalero

P.S. Alguna cosa en español:

http://www.frikipedia.es/friki/Santa_granada_de_An...

instrucciones

Santa Granada de Antioquía:

"Primero se tirará de la Santa Anilla. Después se contará hasta tres, ni más ni menos. Tres ha de ser el número que se cuente y el número de la cuenta será tres. No se contará hasta cuatro ni tampoco hasta dos, a menos que preceda al tres. El cinco estará fuera de lugar. Un vez que el tres, siendo el tercer número, sea alcanzado, se arrojará la Santa Granada de Antioquía hacia el enemigo, al que hábilmente he visto, y el cual estirará la pata."
38 mescaler, día 25 de Julio de 2009 a las 18:08
El episodio de la Santa Granada de Mano de Antioquía (audio latino):

http://www.youtube.com/watch?v=JXGq7rxM--w
39 mescaler, día 25 de Julio de 2009 a las 18:09
Y en versión original (las comparaciones son odiosas):

http://www.youtube.com/watch?v=xOrgLj9lOwk
40 lead, día 25 de Julio de 2009 a las 18:33
[Preparándonos para el siglo XVII, con sus revoluciones y crisis. Historia comparada]

manuelp #10

Los hilos de Pío Moa siguen todavía con el siglo XVI. Merece la pena leerlos, así como muchas de las interesantes y eruditas aportaciones de varios blogueros, para tener una visión sintética de aquel gran siglo europeo.

La batalla de Nördlingen ya nos ha metido en el siglo XVII. Esperamos, como apunta hoy manuelp, y yo también indiqué hace unos días, que próximos hilos nos permitan tratar extensa e intensamente ese siglo de rebeliones, revoluciones, crisis y decadencia europea, como lo tilda John H. Elliot, que fue el XVII.

Entonces dije que para apreciar la falsedad, instalada en la historiografía e intelectualidad españolas, e incluso en la opinión común, de la "anormalidad" o "excepcionalidad" de la Historia española, nada mejor que visiones profesionales de Historia comparada como la que se puede apreciar en el Capítulo 5, "Revolución y continuidad en la Europa moderna", de John Elliot, en la obra mencionada repetidamente "España y su mundo (1500-1700)".

Aconsejo su lectura a los que tengan disponible la obra. Son sólo 25 páginas de fácil, instructiva y esclarecedora lectura, con mención a historiadores como Trevor-Roper, Mousnier, Hobsbawn, Merriman y otros.

Avanzo la idea de esos historiadores de "la crisis general del siglo XVII", o de las "Seis revoluciones contemporáneas" de Merriman. Como dice Elliot:

"...he decidido concentrarme en la cuestión más modesta...de las revoluciones 'políticas' de mediados de siglo, unas revoluciones que -en palabras del profesor Trevor-Roper- 'si las contemplamos juntas...tienen tantas características comunes que casi parecen una revolución general'.

Las sublevaciones y levantamientos que constituían esta 'revolución general' han sido enumeradas en repetidas ocasiones: la revolución puritana en Inglaterra, acompañada por las sublevaciones de Escocia e Irlanda; las insurrecciones en la Monarquía española -Cataluña y Portugal e 1640, Nápoles y Palermo en 1647-, la Fronde en Francia, entre 1648 y 1653; la revolución incruenta de 1650...en los Países Bajos; la sublevación de Ucrania de 1648-1654, ...sin dejar a Suecia fuera de la lista(..reina Cristina en el año 1650)..."


Para situar en su contexto europeo la decadencia española a partir del primer tercio del XVII (decadencia innegable debido al esfuerzo anterior y a los retos de entonces), Elliot nos recuerda que:

"El economista francés Simiand había enseñado a los historiadores modernos a ver el siglo XVI como una época de expansión económica, y el XVII como un siglo en que la expansión primero se frenaba y, a continuación, alrededor de 1650, fue seguida de una depresión....se trataba de las manifestaciones sociales y políticas de una crisis que afectaba a toda la economía europea.
(...)

Pero el elemento decisivo de esta concentración de interés por las revoluciones de la década de 1640 es, sin lugar a dudas, la suprema importacia atribuída a la revolución puritana de Inglaterra, en su calidad de suceso que precipitó el colapso de la estructura feudal de Eurpa y la emergencia de una sociedad capitalista...la revolución puritana es vista como el preludio esencial de la revolución industrial"


Que nadie quiera ver en este lenguaje de Elliot a un historiador marxista; ciertamente que no lo es; basta con leer su obra.

41 manuelp, día 25 de Julio de 2009 a las 19:28
# 40 lead

El otro dia le preguntaba- seguramente no habrá visto el post- si conocia esta obra de Elliot:

Autor: Elliot, J. H.
Título: La Europa dividida: 1559-1598 / J. H. Elliot
Editorial: Méjico : Siglo XXI, 1973
Descripción física: 437 p. ; 18 cm
Colección: Historia de Europa Siglo XXI
ISBN: 84-323-0116-7

Es que esta en la biblioteca publica que frecuento y era por ver si merecia la pena sacarla.
42 lead, día 25 de Julio de 2009 a las 19:33
manuelp #41:

Lo vi, pero se me pasó contestar. La respuesta es que no la conozco pero entiendo que es un obra anterior a los ensayos de "España y su Mundo" por lo que esta última contendrá, supongo, puntos de vista de Elliot más aquilatados por una mejor documentación.
43 manuelp, día 25 de Julio de 2009 a las 19:41
# 42 lead

Vale gracias, voy a solicitar a la biblioteca que adquiera el libro que señala usted.
44 kufisto, día 25 de Julio de 2009 a las 20:24
tengo una sobrina que se llama arancha

tiene 11 meses y es la chica más guapa de la ciudad

es un sol

si a veces me paso, pido perdón

sobre todo a arrow eco, que es un buen chaval.

en serio. no estoy de coña amigos
45 kufisto, día 25 de Julio de 2009 a las 20:30
por cierto

soy su padrino amigos

46 kufisto, día 25 de Julio de 2009 a las 20:36
tengo una foto de ella delante de mí

sonríe como quien no conoce el mal

es el mejor antídoto para no cortarte las venas

es un regalo de mi hermano por mi cumpleaños del 22 de julio

stairway to heaven amigos
47 lead, día 26 de Julio de 2009 a las 02:47
[Breve perfil de Geoffrey Parker]

Breve apunte de la wiki del hispanista inglés, discípulo de John H. Elliot, Geoffrey Parker:

http://es.wikipedia.org/wiki/Geoffrey_Parker
48 kufisto, día 26 de Julio de 2009 a las 04:36
stairway to heaven
En formato RSS© Copyright Libertad Digital SA. Juan Esplandiu 13, 28007 Madrid.
Tel: 91 409 4766 - Fax: 91 409 4899