Pío Moa

« El ataque a Montesquieu | Principal | Inquisición y crímenes de la Iglesia »

Entusiasmo por el Islam y 11-M

17 de Septiembre de 2008 - 10:54:14 - Pío Moa

Compartir:
Menéame Tuenti

El entusiasmo por el Islam exhibido por Zapo, Cebrián y tantos otros –casualmente fervorosos también de la memoria chekista y de la colaboración con la ETA–, tiene que ver, sin duda, con el 11-m, pues no en vano fueron ellos sus principales beneficiarios. Y no beneficiarios pasivos de la matanza, como quien recibe una herencia o le toca la lotería, sino activos, extraordinariamente activos, no hay más que recordar cómo se movieron en aquellos días para atribuir el atentado a los islamistas, presentándolo como una justificable venganza y acusando de asesino a Aznar (las contradicciones son lo de menos en esta increíble farsa). Seguimos a oscuras sobre el asunto, y no nos ha aclarado nada fundamental la sentencia de un politizado juez pro socialista, cuya esposa, con la colaboración del marido, sacó inmediatamente un libro sobre el juicio para, dicho en términos vulgares, "forrarse" aprovechando la repercusión del caso; y no ha habido investigación sobre los indicios de origen policial. Todo ello concebible solo en una democracia tan estragada como la española.

Fueran quienes fueren los autores del 11-m, el resultado práctico ha sido el mismo: todo el beneficio para el PSOE ha provenido de la idea y la impresión de una autoría musulmana, inmediatamente justificada. Y los actos de agradecimiento comenzaron enseguida: ustedes recordarán que la primera medida importante de Zapo fue retirar de Irak a las tropas españolas que defendían a los iraquíes de asesinos parecidos a los "vengadores" del 11-m, e incitar a otros países a hacer lo mismo, lo que valió al gobierno la felicitación de los terroristas (también el PSOE tiene su propio historial terrorista). "Estamos orgullosos del Islam", acaba de decir Zapo. Faltaría más.

-----------------

El fascismo, decía Mussolini, es más cuestión de estilo que de doctrina. Para bien y para mal ha quedado como un estilo de imposición, de negación de las libertades para los demás. Del estilo de El País impidiendo la expresión ajena y defendiendo la censura puedo dar cuenta personalmente. Y basta mirar la constante campaña de Prisa por silenciar a Jiménez Losantos, y la sucia labor que en el mismo sentido desarrollan Gallardón y algunos otros del PP, para percibir el estilo fascista de unos y otros. Fascistoide o marxistoide si se prefiere, que en estas prácticas se parecen muchísimo.

**** Parece que el historiador stalinista Francisco Espinosa está indignado por una pequeña manipulación del diario El País a un artículo suyo. Nunca manifestó la menor preocupación cuando se me negó a mí el derecho de réplica, probablemente estuvo de acuerdo en ello, como tantos más.

Comentarios (384)

« 1 2 3 4 5 6 7 8 »

1 mescaler, día 17 de Septiembre de 2008 a las 11:16
Los musulmanes pasan a desempeñar el papel que antes les correspondía a los judíos. Los antiguos antisemitas se convierten en islamófobos. El caso es tener un enemigo cruel y perverso, y como ya no podemos recurrir a los comunistas...

Así que Gallardón es "fascistoide" porque lleva a los tribunales a una persona que le está injuriando. Proteger tus derechos, recurriendo a la ley, revela un "estilo fascista". Supongo que ese estilo fascista lo comparten también los de la AVT, que intentaron silenciar a Soziedad Alkoholika, denunciándoles ante los tribunales. ¿Puedo hablar de la "fascistoide" AVT?
2 denebola, día 17 de Septiembre de 2008 a las 11:17

Cuatro años después, la situación es que el psoe tendrá que demostrar, y hacerlo convincentemente, que no tuvo nada que ver con la masacre. Porque en casos como éste tenemos dos sujetos que se convierten automáticamente en sospechosos: los beneficiarios del crimen y los que ocultan el arma del mismo. A veces ambos sujetos pueden coincidir, y ese es el caso del psoe.

Que los jueces digan lo que quieran, que el sentido común no podrán oscurecerlo. Que se jacten de haber (de momento) escapado al justo castigo. Para la historia quedará, y cada vez más claramente, a medida que disminuya el ruido y la confusión, que en ese partido infecto coinciden los beneficiarios y los encubridores. A partir de ahí, que cada cual saque sus conclusiones.
3 mescaler, día 17 de Septiembre de 2008 a las 11:21
El marxistoide Gallardón. Qué hallazgo.
4 mescaler, día 17 de Septiembre de 2008 a las 11:24
No, denebola: en este país, afortunadamente, nadie tiene que demostrar que es inocente. Sois vosotros los que tenéis que demostrar que el PSOE es culpable.
5 jlh, día 17 de Septiembre de 2008 a las 11:27
2 FECHAS PARA ENTENDER A LA BANDA TERRORISTA SOCIALISTA ETA

Hay 2 fechas fundamentales para comprender la historia de la banda terrorista socialista eta: la muerte de Franco y la aprobación de la Ley de Amnistía de 1977.

1.- La muerte de Franco

Mucha gente piensa, incluso hoy, que la banda terrorista socialista eta luchaba contra Franco. Nada más lejos de la realidad.

eta luchaba, y lucha, por la independencia de las Provincias Vascongadas y la implantación de una dictadura socialista en ellas
, en ningún caso su objetivo era luchar contra Franco, sino contra España. La mayor evidencia de que los terroristas socialistas de eta no luchaban contra Franco es ver el número de asesinados y secuestrados por eta antes y después de la muerte de Franco.

Asesinados por eta antes del 11 de noviembre de 1975: 45 (5 %)
Asesinados por eta después del 11 de noviembre de 1975: 896 (95 %)
Secuestrados por eta antes del 11 de noviembre de 1975: 3 (4 %)
Secuestrados por eta después del 11 de noviembre de 1975: 81 (96 %)

Evidentemente, la banda terrorista socialista eta ha asesinado y secuestrado mucho más durante la democracia que durante el franquismo, lo que demuestra que los terroristas socialistas de eta no luchaban contra Franco, sino contra España, guiados por sus ideales nacionalistas, independentistas y socialistas.

2.- Ley de Amnistía de 1977

La aprobación de la Ley de Amnistía de 1977
(46/1977, de 15 de octubre) significó la aceptación del asesinato como forma de hacer política en la democracia. La aprobó el primer gobierno de nuestra actual democracia presidido por el nefasto ex – falangista adolfo suárez, con el apoyo de toda la izquierda, encabezada por el periódico socialista el país, y la firmaron el entonces Presidente de las Cortes, Antonio Hernández Gil, y Juan Carlos I. Votaron a favor todos los grupos parlamentarios, excepto Alianza Popular, presidida por el ex – ministro franquista manuel fraga, que se limito a abstenerse a pesar de que en su discurso el representante de AP dijo que «una democracia responsable no puede estar amnistiando continuamente a sus propios destructores», en un claro ejercicio de cobardía o simple hipocresía, 2 votos en contra, y uno nulo.

Recordemos algunas de las cosas más significativas que decía esa aberrante ley:

Artículo Primero.
I. Quedan amnistiados:
a. Todos los actos de intencionalidad política, cualquiera que fuese su resultado, tipificados como delitos y falta
s realizados con anterioridad al día 15 de diciembre de 1976.
b. Todos los actos de la misma naturaleza realizados entre el 15 de diciembre de 1976 y el 15 de junio de 1977, cuando en la intencionalidad política se aprecie además un móvil de restablecimiento de las libertades públicas o de reivindicación de autonomías de los pueblos de España.
c. Todos los actos de idéntica naturaleza e intencionalidad a los contemplados en el párrafo anterior realizados hasta el 6 de octubre de 1977, siempre que no hayan supuesto violencia grave contra la vida o la integridad de las personas.
…La amnistía también comprenderá los delitos y faltas conexos con los del apartado anterior.
Artículo Séptimo.
Los efectos y beneficios de la amnistía
a que se refieren los cuatro primeros artículos serán en cada caso los siguientes:
d. La eliminación de los antecedentes penales y notas desfavorables en expedientes personales, aun cuando el sancionado hubiese fallecido.
Artículo Diez.
La autoridad judicial competente ordenará la inmediata libertad de los beneficiados por la amnistía que se hallaren en prisión y dejará sin efecto las órdenes de busca y captura de los que estuviesen declarados en rebeldía.

Es decir, la ley amnistiaba a todo aquel que hubiese asesinado por política antes de la aprobación de la ley, y a todos los que hubiesen colaborado con los asesinos (y llama a los asesinatos “resultados”: “cualquiera que fuese su resultado”), es decir, a todos los asesinos socialistas etarras. Además, se eliminaban los antecedentes penales de todos esos asesinos y sus cómplices. Debe recordarse que al morir Franco casi todos los asesinos etarras y casi todos sus dirigentes (asesinos muchos de ellos) estaban en la cárcel, gracias a la magnífica labor de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado, y a la labor del infiltrado apodado “el lobo”.

El aumento de la actividad delictiva de eta no deja lugar a dudas sobre el enorme apoyo que significó esta Ley para los socialistas etarras, y la, por tanto, enorme responsabilidad de adolfo suárez, el rey, y los socialistas, encabezados en ese momento por el periódico socialista el país, en los crímenes de la banda socialista terrorista eta. Veámoslo en frías cifras:

Asesinados por eta antes del 15 de octubre de 1977: 73 (8 %)
Asesinados por eta después del 15 de octubre de 1977: 868 (92 %)
Secuestrados por eta antes del 15 de octubre de 1977: 8 (10 %)
Secuestrados por eta después del 15 de octubre de 1977: 76 (90 %)

Otro dato, desde la aprobación de la ley de Amnistía hasta el final de 1978 los socialistas etarras asesinaron a 72 personas. Es decir, en el año posterior a la aprobación de la Ley de Amnistía los socialistas etarras asesinaron a tanta gente como en los 17 años anteriores (recordemos que la primera persona asesinada por los socialistas etarras fue la niña vasca Begoña Urroz Ibarrola, el 28 de junio de 1960).

Como se ve claramente a la luz de los fríos datos sobre asesinados y secuestrados por los terroristas socialistas de eta, la mayor parte de la actividad delictiva de eta se ha producido en la democracia, especialmente después de la aprobación de esa aberración que se llamó Ley de Amnistía. Recordemos que esta Ley la aprobó un gobierno presidido por el ex - falangista adolfo suárez, la firmó el rey, y la apoyó toda la izquierda, liderada por el periódico socialista el país.

Conviene también recordar como recibió la Ley de Amnistía el periódico socialista el país, que no sólo celebró su aprobación, sino que aprovechó para pedir que se ampliara aún más. Su editorial se titulaba “Amnistía al fin” (“EL CONGRESO y el Senado, las dos Cámaras que forman el Parlamento de la nueva España democrática, han aprobado la tan esperada y deseada ley de Amnistía”), y otros titulares del mismo día eran:

- “Las Cortes consagraron la reconciliación nacional” , Bonifacio De La Cuadra (este artículo aprovecha para criticar la amnistía por insuficiente: “Un aplauso largo, vibrante e intenso saludó ayer en el hemiciclo del Congreso de Diputados la aprobación de la ley de Amnistía, que, aunque con algunas limitaciones, coloca una piedra definitiva para la reconciliación entre vencedores y vencidos de la guerra y la posguerra española”);
- “Todos apoyaron la amnistía” (“…fiesta mayor en el Pleno del Congreso de Diputados…fueron diputados vascos de diversos partidos quienes pusieron mayor énfasis en su importancia y en su carácter pacificador”);
- “El Senado apoyó la ley aprobada en el Congreso” (“…Azcárate a favor de la paz. También Justino Azcárate intervino para pedir la unánime aprobación de la amnistía. «Así -dijo- serviremos mejor a la paz de España.»… Luis María Xirinachs ... pidió que el Rey ampliara la gracia a delitos de carácter social”);
- “¡Hermanos, daos la paz! ” de Manuel Vicent (“Felizmente las escrituras se han cumplido, aquello que anunciaron los profetas ha llegado ya … ha habido un diputado, Arzallus, de la minoría vasco-catalana que ha elevado el tono a una categoría radiante y sus bellas palabras han convertido el sentido común en filosofía socrática”);
- “Contenido de la ley: amnistía política y laboral” (“delitos cometidos entre el 15 de diciembre de aquel año y el 15 de junio de 1977, que lo serán (amnistiados) cuando se aprecie además de su intencionalidad política un móvil de restablecimiento de las libertades públicas o de reivindicación de autonomías de los pueblos de España”; esta parte de la ley está claramente destinada a amnistiar a los asesino terroristas);
- “El olvido de los condenados por bandidaje y terrorismo” Kristina Bonilla (este artículo pide que se amplíe la Amnistía aún más, para liberar a ciertos presos comunes: “Se trata de los presos comunes cumpliendo condena por conmutación de la pena de muerte según la ley de Bandidaje y Terrorismo” … “consideramos una necesidad la aplicación inmediata de una próxima medida de gracia a los condenados bajo la ley de Bandidaje y Terrorismo”);
- “Cinco reclusos se producen autolesiones en Martutene”, J. Ramon Beloqui (en este artículo aprovechan una noticia para reivindicar que se amplíe la Amnistía a ciertos presos comunes: “…presos sociales en Martutene…COPEL anuncia que «irán muriendo uno a uno, si es necesario, en pro de la amnistía y de la libertad»”).

Hoy en día nadie duda de que las Gestoras Pro Amnistía son proetarras. ¿Sería equivocado pensar que el país de 1977 era proetarra, al ver que era totalmente “pro amnistía”?

Observando que la Ley de Amnistía fue apoyada por todos los partidos socialistas (marxistas todos ellos en esa época, incluido el psoe, liderado por el ex – falangista felipe gonzález), por la “centrista” ucd (presidida por un ex – falangista), y por el periódico socialista el país (fundado y dirigido por los ex – falangistas polanco y cebrián) y sus medios afines, no cabe duda alguna de que el carácter socialista de la banda etarra es determinante para entender su historia, pues ha recibido el apoyo de todos los partidos y medios de comunicación socialistas en algún momento de su historia.

...
6 Petronio, día 17 de Septiembre de 2008 a las 11:27
Hay que ser un gusano despreciable para comparar a los inermes judios, perseguidos y masacrados por los nazis, con esos simpáticos seguidores de Alá que, o bien se dedican a despanzurrar infieles con bombas, o bien amparan, justifican, simpatizan o protegen a los que lo hacen.
Muchas veces me he proguntado si el problema de la progresía es de incapacidad moral o intelectual. Ahora tengo más claro que esa distinción no tiene sentido.
7 jlh, día 17 de Septiembre de 2008 a las 11:28
...

También es llamativo observar que los grandes líderes del socialismo español procedían de la Falange (felipe gonzález, jesús polanco, juan luis cebrián, etc.), igual que el líder del llamado “centro” (adolfo suárez), y en menos de 2 años habían pasado de ser dirigentes del franquismo a ser los más radicales antifranquistas, y apoyar a los socialistas terroristas etarras con la Ley de Amnistía.

Nota: los datos del número de asesinados y secuestrados han sido tomados de la mejor web que conozco sobre eta: http://clientes.vianetworks.es/persona
8 denebola, día 17 de Septiembre de 2008 a las 11:28
"Supongo que ese estilo fascista lo comparten también los de la AVT, que intentaron silenciar a Soziedad Alkoholika, denunciándoles ante los tribunales. ¿Puedo hablar de la "fascistoide" AVT?"

Durante años, los científicos creyeron que podían simular al menos la inteligencia humana, aunque de momento no tenían una definición científica de "inteligencia". Pero ahí están los intentos. Durante un tiempo quise saber qué se escondía detrás del término "inteligencia artificial" y quedé muy decepcionado al comprobar que los programas "inteligentes" actúan esencialmente por fuerza bruta, con algunas pocas optimizaciones.

¿Y qué tiene esto que ver con mescaler? Tiene que ver que su estilo me ha recordado a algunos de esos programas primitivos de "inteligencia artificial" de los años 60. Él combina conceptos, plantea similitudes y hace inferencias. El porqué sus resultados son tan lamentables es fácil de ver: al carecer de guía moral (y en eso no se diferencia de un programa de ordenador) no puede distinguir entre la bala del terrorista y la bala del policía (ambas son balas) ni entre las manifestaciones de la gente decente y las de los indeseables (ambas son manifestaciones), y así sucesivamente.

Quod gratia non dat, studium non praestat.
9 bacon, día 17 de Septiembre de 2008 a las 11:29
La frase de mescaler "El caso es tener un enemigo cruel y perverso, y como ya no podemos recurrir a los comunistas..." y la comparación entre el islam actual y "los judíos" parece suponer que el islam es hoy el "chivo expiatorio", ese enemigo más o menos real al que echar las culpas de actos probablemente irreales.
Así, antiguamente, se acusaba a los judíos de matar niños cristianos o ser los causantes de la peste.
Pero la "islamofobia" que dice mescaler procede de la actitud real de los seguidores del islam, propugnando la destrucción del estado de Israel, permitiendo que la cruel ley islámica condene a muerte a las mujeres por adulterio, o las condene de por vida a una existencia de tercera, causando que Rushdie y otros tengan que pasar toda su vida escondidos, prohibiendo otras religiones en los países que dominan. Y que hagan esto no en la edad media, sino en nuestra época, al tiempo que en algunos ámbitos, compadrean con las democracias occidentales.
Pero sobre todo, la actual actitud contra el islam obedece al muy real terrorismo internacional.
Los atentados contra las torres gemelas no son cuentos de niños cristianos asesinados.
En cuanto a los atentados de Madrid ¿cree mesca que no son de raíz islámica?
Puede que mesca tenga algo que decirnos
10 Petronio, día 17 de Septiembre de 2008 a las 11:31
Y lo de Gallardón, azuzando jueces contra periodistas críticos (¿"Traidor político" es una "injuria"? ¿Entonces "Asesino" qué es?), es algo bastante más grave que un "estilo fascista"; supone el entierro de la libertad de expresión, y por tanto de la libertad, a secas.
Ah, la neolengua y su discreto encanto...
11 mescaler, día 17 de Septiembre de 2008 a las 11:31
Petronio, los judíos NUNCA hicieron nada, y los hemos perseguido, desterrado y masacrado durante siglos. ¿Por qué esa necesidad de tener un enemigo en el que concentrar nuestro odio?
12 mescaler, día 17 de Septiembre de 2008 a las 11:35
beicon, se pueden denunciar los crímenes islamistas y no ser islamófobo. Los islamófobos son los que meten a todos los musulmanes en el mismo saco.
13 silmo, día 17 de Septiembre de 2008 a las 11:39

¿Han demostrado Gabilondo y Zapatero que en los trenes hubo terroristas suicidas? ¿Han demostrado que fue Al Qaeda la autora del atentado? ¿Han demostrado que el 11M tuvo algo que ver con la guerra de Iraq? Fue gracias a estas trolas que el PSOE ganó las elecciones de 2004.
14 jlh, día 17 de Septiembre de 2008 a las 11:43
Una mentira de mescaler: “Los antiguos antisemitas se convierten en islamófobos”.

Los antiguos antisemitas eran aliados del Islam, y lo siguieron siendo después de la caída del régimen socialista llamado III Reich.

En el siglo XX los judíos eran odiados por los islamistas radicales, y por los socialistas nacionalistas alemanes y los socialistas marxistas soviéticos, y apoyados por las democracias tímidamente y por Franco de forma mucho más decidida. En la actualidad el panorama es el mismo: los socialistas siguen siendo amigos del Islam, y las democracias siguen apoyando tímidamente a los judíos.

Muy interesante al respecto el libro: “La espada del Islam. Voluntarios árabes en la Werhmacht” , de Carlos Caballero Jurado. Es un libro muy bien documentado, aunque bastante denso de leer.

Una verdad de mescaler: los judíos … los hemos perseguido, desterrado y masacrado durante siglos. Es muy honesto por su parte reconocer que los socialistas han perseguido, desterrado y masacradodurante siglos a los judíos sin que estos lo merecieran. Lo que no entiendo es por qué no aprovecha para pedir perdón por ello.
15 mescaler, día 17 de Septiembre de 2008 a las 11:43
silmo, ¿demostró Aznar que los atentados fueron obra de ETA? Por esa trola, el PP perdió las elecciones.
16 manuelp, día 17 de Septiembre de 2008 a las 11:44
El "orgullo" del Islam, es una constante de la izquierda española, basado en una falsedad - como casi todas las bases de la izquierda- de que era/es una religión que propicia la tolerancia y que dió a España un idilico panorama social y cultural cuando la dominaba y negando, como señalaba ayer el sr. Moa, que España se tuvo que construir en lucha contra el Islam.
17 cincelus, día 17 de Septiembre de 2008 a las 11:45
MESCALER, no eres más tonto porque no te entrenas, aunque si miserable para mezclar cómo lo heces en defender lo indefendible.Y a la avt, intenta comprender el dolor de esa gente, si es que te queda algo de dignidad.
18 Petronio, día 17 de Septiembre de 2008 a las 11:46
¿Pero que diablos tiene en común el antisemitismo nazi con el (poco) miedo al Islam en las sociedades occidentales?

Cualquiera que se haya asomado a las raices de la religión de Mahoma sabe que no existe contradicción alguna entre poner bombas en autobuses infantiles y ser un buen seguidor del profeta pederasta. El Corán es tan peligroso como Mi lucha o El Capital, aunque menos aburrido (no mucho)
19 mescaler, día 17 de Septiembre de 2008 a las 11:47
los socialistas han perseguido, desterrado y masacrado durante siglos a los judíos

jlh, ¿había socialistas en el siglo XVI? ¿No era la Iglesia católica la que perseguía a los judíos? ¿Estamos hablando de nuestro universo o de un universo alternativo?
20 Petronio, día 17 de Septiembre de 2008 a las 11:53
Propongo un ejercicio de honradez intelectual. Señálense dos ejemplos de países de religión islámica en los que se respeten las libertades individuales.
Díganse también dos ejemplos de manifestaciones multitudinarias de musulmanes en rechazo claro y completo a cualesquiera atentados de sus correligionarios en los últimos cuarenta años.
O menciónese algún caso de Ulema anatemizando a los que se "inmolan" volando colegios o aviones.
21 mescaler, día 17 de Septiembre de 2008 a las 11:53
Petronio, cualquiera que se haya asomado a las raíces del judeocristianismo (léete el antiguo Testamento) sabe que su base es la idea del pueblo elegido que tiene derecho a aniquilar a los demás pueblos y quitarles sus tierras. Lo que hace Israel con los palestinos, vamos.
22 alruga, día 17 de Septiembre de 2008 a las 11:55
El Corán es tan peligroso como Mi lucha o El Capital o la Biblia o La Torá o los Vedas o El Zhuan Falun o......
23 Pasionar, día 17 de Septiembre de 2008 a las 11:59
Y no hoy que olvidar, mi admirado don Pio, que
fue ZP in person quien difundió LA GRAN MENTIRA de los terroristas suicidas. Los esclavos de la SER, con Goebelondo de tetrarca con voz severa y monjil (de monja exclaustrada), fueron los que propalaron LA GRAN MENTIRA NECESARIA que fue urdida por los asesores de ZP y éste hizo llegar a los directores de los periódicos, como denunció PJ en su día.
Y tampoco debemos olvidar que los terroristas del 11-M (sean los que fueren) ACTUARON dentro de un contexto muy determinado, en el que el PSOE (con un pasado terrorista que da miedo) jugó un papel decisivo. Si ZP y el PSOE no hubieran incurrido en la salvaje estrategia de la tensión (todo valía contra el PP entonces: desde usar el terrorismo contra Aznar hasta quemar las sedes del PP sin que ZP haya condenado todavía esta forma de terrorismo de infame intensidad), los terroristas NO HUBIERAN COMETIDO ESE ANTENTADO, entre otras razones porque hubieran pensado que EL VUELCO ELECTORAL que llevó al extremista ZP a la Moncloa NO SE HUBIERA PRODUCIDO.
24 manuelp, día 17 de Septiembre de 2008 a las 11:59
Otra falsedad de la izquierda es atribuir un origen latrocinesco al estado de Israel, olvidando que fue una resolución de las Naciones Unidas, con el apoyo por cierto de la Union Sovietica y sus satélites la que sancionó la partición de Palestina.
25 alruga, día 17 de Septiembre de 2008 a las 12:03
Año 844:. Batalla de Clavijo. Ramiro I de Asturias se niega a seguir pagando tributos a los emires árabes, sobre todo el Tributo de las cien doncellas. Las tropas cristianas se ven rodeadas por un poderoso ejército árabe y han de refugiarse en el castillo de Clavijo, La Rioja.



Durante la noche, el Apóstol Santiago se le aparece en sueños al rey, asegurando su presencia y la victoria en la batalla. Parece que la argucia de Ramiro I sirvió para galvanizar a sus huestes, que terminaron ganando la batalla. Unos años antes, una tumba paleocristiana había sido descubierta no lejos del Finisterre. Manifiesto signo de los cielos, Dios en persona ponía su mano sobre los cristianos y bendecía la masacre de los diablos musulmanes que habría de extenderse aún durante siete siglos. Tal y como Rómulo y Remo descendían de Eneas, la creación, establecimiento y conservación de un mito fundador guarda una conexión directa con la constitución del poder político, necesitado del sacrificio de los individuos que lo sostienen.

El endeble estado visigodo, constantemente desangrado por querellas intestinas consustanciales a su naturaleza clánica y militar, no pudo resistir el embate de las cábilas en trance quienes, con inesperada rapidez se apoderaron de la práctica totalidad de la Península. Los nuevos reinos montañeses, pobres e iletrados, disponían de pocos recursos para articular sus exiguas sociedades entorno a un edificio cosmológico y conceptual otro que el de la religión cristiana. Pero frente al apogeo musulmán era aún necesario el apoyo militar, económico e ideológico del imperio bicéfalo del Emperador alemán y el Papa romano. Para contrarrestar el espíritu de guerra santa y la sed de martirio con la que los musulmanes se batían, era preciso utilizar las mismas armas que el enemigo. Curioso fenómeno. El afrontamiento produce la homogeneización de los rivales. La resistencia cristiana, que comienza como una rebelión, se transforma con el tiempo en tirania.

Tras los desastres palestinos, los reinos cristianos ibéricos serían pues la punta de lanza del espíritu de cruzada, inflamado por Roma como justificación necesaria de su propia existencia terrenal, de su perenne aspiración al dominus orbis terrarum. Encarnados y encarnizados por el espíritu santo, los cristianos derriban uno a uno los bastiones musulmanes, estableciendo una policía política y mental, la inquisición, encargada del control de los derrotados. La intransigencia de la doctrina católica, su aspiración a la pureza, su misticismo alucinado, hicieron imposible la asimilación de masas de población que aseguraban en gran parte la salud económica y cultural del territorio. Musulmanes y judíos fueron masacrados, expropiados y desterrados de sus casas y sus tumbas, expulsados manu militari de un territorio infinitamente mayor que la actual Palestina. ¿Quién en España puede dar lecciones a Israel sobre el tratamiento a poblaciones cautivas o prisioneros de guerra?

La victoria sobre los herejes funde los destinos de las dinastías ibéricas con la monarquía romana y por consiguiente con el Imperio germánico. Esta unión sagrada sería arduamente perseguida hasta su encarnación en la persona de Carlos de Gante. Desde ese momento, la política del país deja de ser autónoma, supeditada a las guerras europeas consustanciales al Imperio terrestre perseguido por el Emperador y el Papa. Durante años, España será el soldado de Roma allí donde su autoridad parasitaria es contestada. Las rebeliones luterana y calvinista son a su vez utilizadas como instrumentos doctrinales al servicio de los poderes que contestan la supremacía imperial. Como si un fatal mecanismo quisiera la ruina de aquel que aspira al poder absoluto, la organización romana y su soldado español pasan de ser demoledores a apuntaladores de un edificio que se cae a pedazos. El Concilio de Trento esboza una nueva cruzada, un esqueleto de hierro


Calcado de los tiempos de Arriano. La religión del Cristo crucificado se alimenta de sangre y dolor. Pero un nuevo paradigma se impone de manera inexorable. La fuerza motriz de la mistificación alucinada, del extasiado orgasmo teresiano, es desplazada por la vitalidad de las fuerzas mercantiles, que no necesitan convertir o despellejar al derrotado, sino que lo compran, lo hacen cliente, y en último término, esclavo. La derrota del partido papista (PP) provoca sus más devastadores efectos en España. Invadida por ejércitos extranjeros, amputada de Cataluña, Menorca y Gibraltar, el fin dramático del reino de Santiago da como resultado la entrada del país en la órbita francesa, potencia católica triunfante a la que el Fénix Vaticano no tarda en ofrecer su siniestra experiencia en el terreno del control físico y mental de las masas (Edicto de Nantes). La organización romana no ha sido por lo tanto erradicada de la Península.

En las parroquias, en los conventos y sus tierras dependientes, en los orfelinatos, en los hospicios, en las universidades, en los ejércitos, en los palacios, la organización romana sigue ejerciendo de regulador social, de adoctrinador en la obediencia, en la propaganda, en el espectáculo. Las variadas congregaciones religiosas, infiltradas por capilaridad en el cuerpo social, reprimen sin piedad la revuelta popular, transformándola en la miseria social y la embrutecida ignorancia de la que tradicionalmente son gestores. El país, articulado por una tecnología social arcaica, se hunde cada vez más. La orgullosa Castilla, tierra de ganaderos, de villas con fuero y de agricultores relativamente libres, se viste ahora con harapos y mendiga su pan en pedregosos caminos de arrieros. De ahí el grito popular y la violencia de la reacción de los papistas, aterrados por la perspectiva de perder los privilegios disfrutados gracias al terrorismo social de la organización romana.

Con el tiempo, un nuevo paradigma se impone ahora sobre el expansionismo mercantil. El pueblo trabajador adquiere conciencia de clase, de que toda la riqueza emana del trabajo, de que es el robo y la acumulación capitalista de los frutos del mismo lo que alimenta las pirámides del poder y la opresión del colosal peso que recae sobre la base que la sostiene. Los imperialismos burgueses, en perpetua guerra colonial por la apropiación de mercados de abastecimiento de materia y consumo de mercancías, se ven dramáticamente amenazados por la rebelión obrera. La gestión de masas es ejercida en los países más avanzados por una nueva organización: la seguridad social. La organización romana se desespera y no acepta la muerte de su Dios. Su ferocidad es ahora la del anciano que se debate ante los primeros signos de la muerte, la del macho dominante atacado por el joven aspirante al harem. Italia (Mussolini), España (Franco), y Austria (Hítler) serán los jinetes de su postrer estertor. Los mercaderes anglosajones obtienen la capitulación de Roma que, como el Ave Fénix, surge de nuevo de entre sus cenizas y ofrece un nuevo pacto frente al diablo rojo.

El Caudillo, defensor de la fe, vuelve a introducir en el país a la dinastía borbónica, más liberal que romana, pero sobre todo, ofrece las llaves de El Escorial al imperio anglosajón, hereje de otrora. ¿Cómo conciliar a la policía mental romana con el liberalismo esclavista que la niega? ¿Cómo seguir alimentando a los vampiros episcopales con la sangre del pueblo cuando el pueblo ha sido ya desangrado por la explotación accionarial? He aquí un verdadero dilema que parece ser la principal controversia dentro del bando tradicionalista privilegiado, que se escinde ahora en liberales capitalistas y nacionalistas católicos. El gobierno Zapatero es consecuencia del apoyo directo de la banca nacional y del capital internacional al partido liberal capitalista. El bando nacional católico, escoria histórica sin bases materiales de existencia, utiliza en un gesto desesperado el recurso que siempre le ha sido propio: el terror, sin por ello lograr impedir la escisión de sus elementos capitalistas.

Y en esta coyuntura, ¿el pueblo? Olvidado y utilizado como de costumbre. Debilitado en su conciencia durante siglos por la policía del pensamiento y la tortura, incapaz de movimiento autónomo, infiltrado por lacayos de la peor estofa, masacrados y encarcelados de por vida sus más capaces capitanes, inexistente políticamente, a la merced de intereses que no son suyos pero que lo necesitan. La soberanía está en el pueblo, es un hecho, no una fórmula propagandística. ¿Cuánto tiempo habrá de pasar aún para erradicar de España a la siniestra organización romana?
26 jlh, día 17 de Septiembre de 2008 a las 12:05
Veamos cuales de los principios de la propaganda del socialista goebbels está utilizando el socialista mescaler en el # 19:

mescaler dijo:
los socialistas han perseguido, desterrado y masacrado durante siglos a los judíos

jlh, ¿había socialistas en el siglo XVI? ¿No era la Iglesia católica la que perseguía a los judíos? ¿Estamos hablando de nuestro universo o de un universo alternativo?

Principio 8- “Principio de la verosimilitud. Construir argumentos a partir de fuentes diversas, a través de los llamados globos sondas o de informaciones fragmentarias. “.Como la Iglesia ha perseguido en ocasiones a los judíos, hace ver que las persecuciones a los judíos son exclusivas de la Iglesia. La Iglesia nunca ha realizado un genocidio contra los judíos como el realizado por los socialistas alemanes o soviéticos, ni remotamente parecido.

9- “Principio de la silenciación. Acallar las cuestiones sobre las que no se tienen argumentos y disimular las noticias que favorecen el adversario, también contraprogramando con la ayuda de medios de comunicación afines. “Mescaler no dice un dato clave: sus amigos socialistas han asesinado a millones de judíos, un repugnante honor que corresponde en exclusiva a los socialistas.

1- “Principio de simplificación y del enemigo único. Adoptar una única idea, un único símbolo. Individualizar al adversario en un único enemigo. “Convierte a la Santa Iglesia Católica en el enemigo único. La realidad es que el pueblo judío ha sido perseguido por distintos pueblos desde 1.000 años antes de Cristo (que se tenga constancia), pero el socialista mescaler habla de un solo enemigo al que, por supuesto, hay que odiar: la Santa Iglesia Católica.


3- “Principio de la transposición. Cargar sobre el adversario los propios errores o defectos, respondiendo el ataque con el ataque”. Los socialistas han asesinado a millones de judíos, y la Iglesia Católica no. Pero carga la responsabilidad de los crímenes contra los judíos contra la Iglesia exclusivamente.

5- “Principio de la vulgarización. Toda propaganda debe ser popular, adaptando su nivel al menos inteligente de los individuos a los que va dirigida. Cuanto más grande sea la masa a convencer, más pequeño ha de ser el esfuerzo mental a realizar.” La frase del socialista mescaler es corta, muy fácil de asimilar por cualquiera.

6- “Principio de orquestación. La propaganda debe limitarse a un número pequeño de ideas y repetirlas incansablemente, presentarlas una y otra vez desde diferentes perspectivas, pero siempre convergiendo sobre el mismo concepto. Sin fisuras ni dudas.” mescaler está lanzando una sóla idea, muy clara: la Iglesia Católica es mala. Y no tiene ninguna fisura, no reconoce ni la más mínima responsabilidad de ningún otro gobernante o pueblo en la persecución del pueblo judío.

Así, a bote pronto, estos son los principios de goebbels que yo creo que usa mescaler, si alguien ve alguno más, me gustaría que lo dijese.
27 alruga, día 17 de Septiembre de 2008 a las 12:07
25#
La cuestión católica; por Reynon Muñoz
28 Hegemon1, día 17 de Septiembre de 2008 a las 12:07
Dice Moa dwel fascismo..."Para bien y para mal ha quedado como un estilo de imposición, de negación de las libertades para los demás"

La AVT ha ido a los tribunales, presentado una denuncia no ha impuesto nada a una banad que canta loas a asesinos, a fascistas que estos si imponen. No, no puedes llamar fascistoide a la AVT porque no lo es. La AVT no ha matadao a nadie, Sociedad Alcohólica tampoco pero alaba, canta a los que si lo hacen. Eso está penado por la ley y la AVT así lo quiere hacer constar y defender sus derechos.
29 jlh, día 17 de Septiembre de 2008 a las 12:08
# 24 manuelp

Además, el Estado de Israel se dio a los judíos por haber ayudado a ganar la II Guerra Mundial con su dinero. Mientras los palestinos perdieron esos territorios por haber apoyado al genocida Hitler.

Y los territorios que actualmente ocupa Israel nunca fueron palestinos. Hasta la I GM fueron parte del Imperio Turco, después fue un protectorado inglés, y luego el Estado de Israel. El estado independiente palestino no ha existido nunca, es una gran mentira propagandística.
30 Hegemon1, día 17 de Septiembre de 2008 a las 12:10
Nunca ha habido antisemitismo en España, salvo en buena parte de la izquierda.
31 Hegemon1, día 17 de Septiembre de 2008 a las 12:11
15# mescalero ¿y se ha desmostrado que fué por culpa de la Guerra de Irak o fué el Islam?...otras mentiras y manipulaciones del PSOE, de Zapo y de sus secuaces...
32 manuelp, día 17 de Septiembre de 2008 a las 12:13
Del "DELIRIUM TREMENS" de # 25, veo el corolario final:

¿Cuánto tiempo habrá de pasar aún para erradicar de España a la siniestra organización romana?

Y me digo que la izquierda no es que tenga una ideologia equivocada, es que equivoca el mundo en que vive.
33 mescaler, día 17 de Septiembre de 2008 a las 12:13
#28 Que yo sepa, Gallardón tampoco ha matado a nadie. Tanto Gallardón como la AVT recurrieron a los tribunales cuando se sintieron injuriados.

#30 ¡Despierta, Hegemon, despierta! ¡No me hagas más judiadas, perro judío!
34 Hegemon1, día 17 de Septiembre de 2008 a las 12:15
En España hubo una población judía que se sentí, y se siente española y auq aun se la conoce por su denominación "Sefarad", es decir, los judíos españoles son los sefardíes. Salvo el destierro (algunos muchos se quedaron en España) España no debe avergonzarse de su comportamiento para con ellos. Nostros no les hemos gaseado, ni masacrado (el que dice esto es un loco o un estúpido), no les hemos metido en campos de concentración, ni en gulags, ni matarlos con tiros en la nuca..en fín que no, no se puede buscar masacres de judíos en España.
35 mescaler, día 17 de Septiembre de 2008 a las 12:16
No, jlh: son tus amigos nazis los que asesinaron a millones de judíos.
36 Hegemon1, día 17 de Septiembre de 2008 a las 12:16
prefiero ser un "perro judio" que un proetarra como tú. Yo soy proisraelí.
37 Pasionar, día 17 de Septiembre de 2008 a las 12:17
Creo que el liberalismo es la menos malas de las ideologías, la más tolerante y respetuosa de la democracia. El socialismo, como todos sabemos, es un colectivismo, un fascismo en estado puro, que pone al Estado (el Partido) por encima del individuo, que puede ser sacrificado en cualquier momento si asi lo decide ese conjunto de intereses creados que llaman Partido. Entre Zapatero y Chavez o Fidel (o incluso los dirigentes de las FARCS o la misma ETA), socialistas todos ellos, sólo hay diferencias estretatégicas, puramente formales: en el fondo todos piensan lo mismo. De ahí que ZP, como buen facharrojo, nada más llegar al poder, se encargó de darles a sus amigos más fanatizados, Polanco y Roures, una cadena de televisión nacional. Y de ahi que el PSOE tenga tanto interés en sacar adelante esa asignatura fascista llamada Educación para la Ciudadanía, con la que el PSOE se arroga el derecho a educar y fanatizar en su macabra ideología a las jovenes generaciones de alumnos. Por eso los demócratas debemos luchar contra esa infame asignatura y reclamar el derecho (esencial en cualquier democracia) de los padres a la educación de sus hijos.

38 Hegemon1, día 17 de Septiembre de 2008 a las 12:17
22# alruga...si, o como el marxismo, o las declaraciones de Blanco, de Zapo, de la ETA....si, si...
39 silmo, día 17 de Septiembre de 2008 a las 12:18

¿Qué otra cosa podía hacer el gobierno de Aznar tras el atentado del 11M que sospechar de ETA, después de cuarenta años de terrorismo etarra? Al Qaeda nunca había golpeado en España. ¿Acaso había que exigirle al gobierno dotes adivinatoras? Lo que pasa es que se acusó al obierno de mentir sin darle tiempo a profundizar en la investigación. Se le exigió más información de la que tenía. Hizo lo correcto el Gobierno sospechando inicialmente de ETA. Después hubieran tenido que buscar pruebas confirmatorias o exculpatorias y continuar la investigación. Pero claro, aparecieron de pronto la cinta coránica en la Kangoo- desechada posteriormente como prueba por ideológicamente anodina- y después la extraña bomba en la comisaría de Puente de Vallecas dirigida por un comisario muy ProPSOE.

¿Qué pruebas tenía Rubalcaba el 13M de que el Gobierno del PP había mentido? ¿Qué pruebas tenía el 13Mde que Al Qaeda había sido la autora del atentado? Ninguna. Acusó sin pruebas al Gobierno. Hasta el Tribunal del 11M se ha negado a admitir la autoría de AlQaeda.Todavía hoy Zapatero y Rubalcaba no han respondido a la pregunta que muchos les hacemos : ¿Quén ha sido?
40 Petronio, día 17 de Septiembre de 2008 a las 12:18
Te equivocas mucho, Mescaler.
1 - La enseñanza moral fundamental del Pentateuco está en los 10 mandamientos, que incluyen el asesinato de cualquiera como un pecado. El mito de la conquista de la tierra prometida se acepta como un regalo de Yahvé por el que Éste recompensa a Israel y castiga a pueblos abominables a Sus ojos. La imensa mayoría de los judios así lo interpretan.
2 - Para el Cristianismo, la base moral de la Biblia está en el Nuevo Testamento, donde se actualiza e interpreta, a través de las enseñanzas de Jesús, el verdadero sentido de lo recogido en las Escrituras anteriores.
3 - Hay que tener muchas tragaderas para poner en el mismo plano moral la palabra de Jesús, que muere pobre, pacífico, torturado y perdonando a sus verdugos, y las reiteradas incitaciones al robo y el asesinato de un saqueador profesional que se pasó la vida intentando esclavizar al prójimo.
4 - El Corán reprueba el crimen o el latrocinio sólo sobre musulmanes, pero quienes no lo son pueden ser "golpeados" o "exterminados" sin problemas. Es más; deben serlo.
5 - ¿Aniquilar a los palestinos? Sirios o Jordanos han matado muchos más palestinos que Israel, único país democrático de la zona, único lugar en el que los palestinos pueden votar, cuando no les da por despanzurrar niños. Si Israel tuviera gobernando a un Stalin, un Pol Pot o un Castro, ten por seguro que ya no quedaba una cabeza con mantelito en todo oriente próximo.

¡Qué antipáticos estos judios, que se empeñan en no dejarse matar...!

41 jlh, día 17 de Septiembre de 2008 a las 12:20
# 35

Creí que ya estaba claro, pero como veo que no, lo repito una vez más:

partido nazi = partido nacional SOCIALISTA obrero alemán

Es decir, los nazis eran, evidentemente, socialistas.

Igual que: psoe = partido SOCIALISTA obrero español
42 manuelp, día 17 de Septiembre de 2008 a las 12:21
# 29 jlh

Buena parte del territorio de Israel, fue adquirido por las organizaciones judias, pagándoselo a sus propietarios árabes, si bien estos, a veces, los vendian sin repartir el precio cobrado- los muktar ó jefes de pueblo- pero esa constante estafa de los árabes a su propio pueblo, que continúa ahora, no es tenida en cuenta por la izquierda.
43 Hegemon1, día 17 de Septiembre de 2008 a las 12:21
mesacelro, para la izquierda los judíos (perros) son ahora la extremaderecha. ¿Qué hablas tú de persecución de judios si vosotros, la izquierda, sois ahora los "nazis" que los asesinan? ¿O es que acaso es la derecha liberal la que pone pingando al Estado de Israel y aplaude a los asesinos de Hamas y palestinos?

Para un judío no hubo diferencia entre un nazi y un comunista querido camarada.
44 mescaler, día 17 de Septiembre de 2008 a las 12:21
La matanza de la judería sevillana (1391)





No puede dejar de relatarse en una enumeración de sucesos históricos de Sevilla, el dramático episodio de la matanza de la Judería sevillana en el año 1391, Los datos de este trágico suceso figuran en la Historia de España de don Modesto Lafuente, en la Historia de la Ciudad de Sevilla de Joaquín Guichot, y en otros textos de indiscutible veracidad, y de nada sospechosa integridad moral. Quiero aclarar esto, puntualizando bien que no se trata de una página de la leyenda negra antiespañola, sino de un hecho cierto, comprobado, y relatado por serios y veraces historiadores, incluso sacerdotes.

Los hechos ocurrieron así: En la primavera de 1391, el Arcediano de Écija, don Fernando Martínez (Ferrant Martínez), comenzó a recorrer la ciudad de Sevilla, arengando y exhortando a los sevillanos en contra de la raza judía. En aquella época vivían en Sevilla, sin mayores dificultades en su convivencia, judíos, moriscos y cristianos, de modo semejante a como hoy viven las tres razas y las tres religiones en Ceuta o en Melilla, o como vivieron hasta hace poco tiempo bajo el Protectorado español en Marruecos.

Desde la conquista de Sevilla por San Fernando, la autoridad de los reyes había velado por respetar y hacer respetar los derechos de las minorías hebrea y musulmana, dejándoles el libre culto de sus religiones respectivas, en una mezquita sita en la Plaza de San Pedro actual y las tres sinagogas, la una en lo que ahora es solar de la Plaza de Santa Cruz, otra en lo que ahora es iglesia de Santa María la Blanca, y otra en el actual templo de San Bartolomé. Tanto San Fernando, como don Alfonso el Sabio y sus sucesores habían impedido que a los moriscos y judíos se les hiciera ninguna fuerza ni perjuicio. Ocurrió, pues, que don Fernando Martínez, llevó sus predicaciones mucho más allá de lo que la prudencia aconsejaba, soliviantando los ánimos populares contra los judíos, so color de un acendrado fervor religioso.

En el mes de marzo estalló al fin el odio sembrado por el Arcediano de Écija, promoviéndose un motín popular, en el que la plebe, siempre dispuesta a toda clase de excesos, entró por el barrio de la Judería, saqueando las tiendas, y maltratando a los moradores. Al saber la noticia de lo que estaba ocurriendo, acudieron inmediatamente con alguaciles don Álvar Pérez de Guzmán, que ocupaba el cargo de Alguacil Mayor de la Ciudad, y los alcaldes mayores Rui Pérez de Esquivel y Fernando Arias de Cuadros, prendieron a algunos alborotadores y desmandados, dos de los cuales fueron condenados a azotes.

Sin embargo el Arcediano de Écija no cejó en sus predicaciones contra los judíos, antes las exacerbó más, y el pueblo excitado nuevamente se entró por el barrio judío saqueando las tiendas y apaleando e hiriendo a los hebreos. La asonada fue de tales proporciones que el Alguacil Mayor don Álvar Pérez de Guzmán, no encontrándose con fuerzas bastantes de alguaciles para reprimir el alboroto solicitó el concurso de toda la nobleza, que acudió al barrio con numerosos lacayos armados, escuderos, y algunos hombres de armas, y a duras penas se pudo reprimir el alboroto popular, teniendo incluso el Alguacil Mayor que ofrecer el perdón de los que habían sido condenados a azotes en el motín anterior. Pero esta impunidad alentó al populacho, que enardecido con nuevas palabras del Arcediano de Écija, el día 6 de junio a los gritos de a muerte los judíos, entraron nuevamente en el ya saqueado barrio. Esta vez el populacho no se detuvo en saquear sino que con cuchillos, dagas, y herramientas se dieron a buscar a los judíos persiguiéndoles como a fieras por las estrechas calles de la Judería1.

Este barrio judío solamente tenía dos puertas, una en Mateos Gago, y otra, la Puerta de la Carne, al campo. Por ambas puertas, a la vez, se precipitó el populacho, para impedir la huida de los míseros hebreos. Hombres, mujeres y niños fueron degollados sin piedad, en las calles, en sus propias casas, y en las sinagogas. La matanza duró un día entero y pereció la enorme cifra de cuatro mil criaturas.

Los pocos supervivientes, que lo fueron aquellos que de los alborotos de días anteriores huyeron fuera de Sevilla, al conocer la terrible noticia, acudieron a la Regencia en demanda de protección y de garantías, dada la terrible situación.

No pudo la Regencia dar muchas seguridades, ya que en aquellos tiempos en que el rey tenía once años de edad, la autoridad andaba fragmentada en varias manos, y difícilmente era respetada. Precisamente por esta falta de gobierno había sucedido todo aquello.

Pasado algún tiempo, y no sin recelo volvieron algunas familias judías a Sevilla, reconstruyendo sus tiendas y sus casas. Sin embargo, jamás volvió a haber ya un barrio judío. De las tres sinagogas, dos fueron expropiadas, y convertidas, la una en parroquia de Santa María de las Nieves -vulgarmente llamada la Blanca-, y otra en parroquia de Santa Cruz, pero no la actual, sino que estuvo en el terreno que hoy ocupa la Plaza de Santa Cruz.

Pasados algunos años, cuando Enrique III alcanzó la mayoría de edad para reinar, uno de sus primeros actos de gobierno fue procesar y encarcelar al Arcediano de Écija don Fernando Martínez, quien con sus imprudentes predicaciones había desencadenado la inhumana persecución y matanza de los judíos de la judería sevillana en 1391. El cronista Gil González Dávila escribe estas severas palabras: El rey castigó así al Arcediano, porque ninguno con apariencia de piedad no entienda levantar al Pueblo.

Asimismo impuso el rey una crecidísima multa al vecindario de Sevilla y a su Ayuntamiento, tan elevada que no fue posible pagarla de contado, y durante más de diez años estuvo el municipio de Sevilla abonando cantidades de oro, para pagar la pena impuesta por la destrucción de la Judería, según vemos en las cuentas del Libro del Mayorazgo en el archivo municipal. Los judíos de Sevilla no volvieron a reponerse de aquel exterminio. La Judería, que había llegado a contar más de cinco mil vecinos, quedó reducida a unas docenas, que con dificultad pudieron componer el número suficiente para organizar una sinagoga, siendo ésta la que hoy está convertida en iglesia parroquial de San Bartolomé, construida después de aquella matanza. La decadencia de la Judería fue tal que a fines del siglo XV no había prácticamente judíos en Sevilla, por lo cual el decreto de expulsión de los judíos dictado por los Reyes Católicos en 1492 fue notado en todas las ciudades del reino, menos en Sevilla, de donde no se expulsó prácticamente a nadie, puesto que no había ya judíos en nuestra ciudad.





NOTAS

1.- En aquel entonces la Judería comprendía los actuales barrios de Santa Cruz, Santa María la Blanca y San Bartolomé, y estaba separado del resto de la ciudad por un muro, casi muralla, que bajaba desde el comienzo de la calle Conde Ibarra, pasando por la Plaza de las Mercedarias, hasta la muralla de la ciudad. Así el barrio judío quedaba encerrado, por un lado, por el muro del Alcázar, callejón del Agua arriba. Por otro lado, por ese muro de la calle Conde Ibarra; por abajo por la muralla de la ciudad que iba bordeando la Puerta de Carmona, Puerta de la Carne, a enlazar con el Alcázar. Y por arriba otro muro desde Santa Marta al Alcázar y por Mateos Gago a Conde de Ibarra.

45 jlh, día 17 de Septiembre de 2008 a las 12:21
# 41, y se me ha olvidado añadir que yo soy de derechas, en ningún caso socialista. Y no considero a ningún partido socialista amigo mío.
46 mescaler, día 17 de Septiembre de 2008 a las 12:24
Hegemon, que no te enteras. Lo de "perros judíos" y las "judiadas" no lo digo yo, lo han dicho los cristianos viejos durante siglos. Y eso que aquí no había antisemitismo...
47 jlh, día 17 de Septiembre de 2008 a las 12:24
# 42 manuelp

Muy bien apuntado cuando dices “esa constante estafa de los árabes a su propio pueblo”, pues los más perjudicados por los gobernantes árabes son los ciudadanos árabes, su propio pueblo, que muere de hambre mientras los gobernantes árabes nadan en la riqueza.
48 mescaler, día 17 de Septiembre de 2008 a las 12:25
1328: La matanza de judios en Navarra

Se calcula la cifra de asesinados entre 6 mil y 10 mil judios, pasados a cuchillo en las calles y casas de ciudades navarras como Tudela, Funes, Puente La Reina, Villafranca, llegando a ser especialmente dramático, dantesco mas bien, la matanza que se produjo en Estella, sus calles cuebiertas de cuerpos de niños, ancianos, mujeres y hombres, judios.

El precio por cabeza que cobraron los mercenarios por cada asesinato fue irrisorio, se les acuso a 'los pastorelles' (o pastorales o pastores) instigados por el franciscano navarro, Pedro de Ollogoyen.

Tras la matanza la Reina de todos los navarros heredo las haciendas de todos los muertos.

En recuerdo de uno de los asesinados en Estella, Abraham ben Seraq, junto a su familia y todos sus vecinos.

En Navarra, el régimen francés acentúa el antijudaísmo, los reyes Felipe III de Francia y Juana I de Navarra limitan la acción de los hebreos al establecer que en sus préstamos sólo recibirían lo prestado, sin ningún tipo de interés. La hostilidad antisemita creció durante el primer cuarto del siglo XIV.

En Castilla, el Sínodo de Zamora, celebrado en el año 1312, introducía las disposiciones del Concilio de Vienne (1311). Se abría así una etapa desfavorable para los judíos al prohibir la usura y no aceptar testigos no cristianos en un pleito por deudas.

La intolerancia hacia las comunidades judías se extiende por Europa, son perseguidos en Alemania y expulsados de Francia e Inglaterra. En Navarra la persecución se desató en 1328, durante el interregno, tras la muerte del rey Carlos I.

Campión explica las causas de la revuelta: «Cristianos, moros y judíos convivían en el mismo territorio sin que la diferencia de raza, costumbre y religión crearan al parecer entre ellos, diferencias invencibles y odios irrestrañables, preludio de la extirpación violenta de los menos por los más.

El hecho de que la matanza se centrara en los judíos, dejando a salvo a los moros, indica por sí sola que la disparidad étnica y religiosa fue la menor de las causas de aquel suceso. Los judíos iban atrayéndose la enemistad de los cristianos principalmente por sus abusos usurarios y mala fe, existía prevención de ánimo de índole religiosa pero no se puede achacar a la exaltación religiosa solamente la sublevación porque de ser así también hubiera afectado a los moros.

Más bien a que eran muchos los deudores a los judíos y no menos los envidiosos de sus riquezas y los resentidos por sus ganancias». Moret tiene una opinión similar: «La causa de la revuelta es la codicia intolerable de los judíos en las usuras... , ahora habían crecido tanto los excesos de esta raza que eran aborrecidos por los cristianos.

Aprovechando la licencia del interregno y el tiempo revuelto se sirvieron de ella y conspiraron para acabar con esta mala raza». Ambos autores, junto con Kaysserling y Arigita culpan al franciscano Pedro de Ollogoyen como el principal instigador de la revuelta.

Las matanzas comenzaron en 1321 y continuaron en 1327 y 1328. Goñi Gaztambide centra la persecución en el año 1328, rechazando que hubiera habido una gran matanza con anterioridad a esta fecha. En 1321 se planteó en Navarra el problema de los pastorelos, bandas que habían sembrado el pánico entre los judíos del sur de Francia. En Navarra hubo algunas infiltraciones que no parece que tuvieron gran importancia. El merino de Estella, Dru de Sant Pol, presenta unas cuentas de una partida contra los pastorelos «por expensas del dicho merino e de XII omes a caballo e de cinco omes a pie quel acompaynnaron quoando del dicho logar teniente ovo mandamiento e fue a Pamplona en razon que los pastorreles eran venidos por matar judios en IV dias de ida e venida contando por dia IV libras, IV sueldos... El rumor, sin embargo, debió de ser infundado puesto que el viaje del merino duró sólo cuatro días. No hay noticias de que se cometieran atrocidades contra los judíos.


La persecución comenzó tras la muerte de Carlos I. Ante los rumores, las aljamas se prepararon para defenderse. Estella, Tudela, Pamplona y Sangüesa reforzaron la guarnición. A pesar de todas estas precauciones el estallido no fue evitado, a partir del uno de marzo de 1328 los judíos de Artajona, Ribaforada, Buñuel, Cortes... no hacían escrituras para sellar «a causa de la muerte del rey Carlos y de la persecución que alguno había hecho de los judíos». En Villafranca, Puente la Reina, Funes y San Adrián numerosos judíos fueron asesinados.

En Estella, la persecución adquirió caracteres dantescos. No fue, sin embargo, una reacción espontánea ante las predicaciones de fray Pedro de Ollogoyen, sino un golpe organizado cuidadosamente por una liga integrada por numerosos concejos. También en Viana se registró una gran matanza. El gobernador trató de contener la revuelta, los propios regentes acudieron con mesnaderos y otros hombres de armas en defensa de los judíos tudelanos. Los reyes nombraron un tribunal especial para descubrir y sancionar a los autores de los asaltos, tribunal integrado por el mariscal Juan de Rame, el caballero Guiralt Doignon y el canónigo Vast. La investigación comenzó el dos de abril de 1329 y terminó en junio del mismo año. El tribunal demostró que no habían sido los pastorelos los autores de las matanzas, sino «algunos del reino». Se ordenó a 56 villas y aldeas la devolución de las ropas y utensilios de cocina robados a los judíos, 9 personas particulares y 59 de Estella devolvieron también bienes robados a los judíos. Otras 59 de diversas clases sociales y profesiones fueron encarceladas, aunque pronto salieron en libertad sin fianza. Fray Pedro de Ollogoyen, acusado de haber promovido la persecución, fue detenido en Estella y entregado al obispo de Pamplona, quien lo encerró en la cárcel episcopal, pero el provincial de Aragón alegó que el franciscano estaba exento de la jurisdicción del ordinario de la diócesis y consiguieron que fuera entregado a las autoridades de la Orden.


El Concejo de Estella fue multado con 10.000 libras, Falces con 2.000 y Viana con 1.500; en total se impuso una sanción de 22.920 libras repartidas entre 90 aldeas y villas que debían ser abonadas al fisco a partir de la Navidad de 1331. Entre los particulares multados se puede citar al notario de Estella a quien se obligó a pagar 800 libras. Los judíos supervivientes no fueron indemnizados, el importe de las multas fue para el Estado, la reina heredó a los judíos que habían muerto sin herederos.
49 Hegemon1, día 17 de Septiembre de 2008 a las 12:26
No debemos de ser ciegos. Zapo, el rojo (así se llamó él mismo) apalude, al igual que Hitler que admiraba a esta religión, al Islam. Lo primero porque es un enemigo del cristianismo, al que tanto unos como otros aborrecen. Igual que Hitler que no le caían simpáticos los curas, sobretodo españoles. Es una doctrina, una religión de sumisión ("Islam" significa sumisión), es el enemigo de Israel, los judíos que tienen gran poder en USA el otro garn enemigo de la izquierda fascistoide. Es decir, la única democracia de la zona, Israel, la odian, y la primera democracia del mundo USA también. Ahí están las causas de la izquierda fascistoide. Y luego habal mescalero de no se qué masacres de judíos cuando son ellos ahora mismo, en este momento, los que los quieren exterminar. gracioso.
50 mescaler, día 17 de Septiembre de 2008 a las 12:27
Datos aportados por don MARIANO AGIRITA Y LASA en el año 1904, y conservando el tono y redacción del autor, que deja entrever su antisemitismo, aunque es muy objetivo con lo histórico:

Los testimonios aducidos por los historiadores para justificar la existencia de la raza hebrea en el pueblo hispano en el siglo III de la Era cristiana, no se armonizan con los que se ocupan de la implantación de dicha raza en el país vasco, á la que asignan una época muy posterior, en lo que atañe á documentos fehacientes.

Es cierto que un escritor del pasado siglo, el más perito acaso en estudiar la manera de ser de los vascos, describió la vida de la grey israelita en nuestro suelo constituyendo un estado completo, con su aljama y sus ritos, con vida independiente y con no pequeña influencia entre los cristianos en los comienzos en los comienzos del siglo VIII y principio del reino pirenaico ; pero es de creer que, en este punto, se dejó guiar el escritor de referencia más por las alas de su imaginación fecundísima que por los senderos de una crítica imparcial.
Los hijos de Judáh no empiezan á dar señales de vida en el país vasco hasta el año 905, cuando derrocado por completo el imperio del Islam, y definidos con mayor fijeza los atributos de la autoridad real por mano de Sancho Abarca, se abría camino la raza hebrea para demostrar su incesante actividad en la precisión de repoblar las ciudades llanas, nuevamente redimidas; y á esta época parece deber su origen la primera sinagoga, fundada en la Navarrería de Pamplona con número no insignificante de judíos, que más tarde tanto había de influir en las discordias civiles en la capital.

Verificóse algunos años después, en 958, un acontecimiento de gran importancia para los hijos de Judáh, cual fué la venida que Rabbi Abu Joseph Aben Nasdai, renombrado físico del califa de Córdoba Abd er Rahman III, hizo á Iruña, á petición de la Reina de Navarra D.ª TOTA, con el motivo que diremos luego.
Todos aquellos agasajos que, según relatan los historiadores se hicieron al famoso médico, de quien esperaban no sólo la curación del rey D. Sancho el Gordo de León, sino el auxilio eficacísimo de que tanto necesitaba para recuperar su trono, es de creer redundarían en pro de la grey israelita; porque es cosa por demás averiguada, que el judío, cualquiera que sea la situación en que se encuentre, no olvida jamás lo que debe á su raza; y Rabbi Abu Joseph Aben-Nasdai, que tanto había hecho por los suyos, merced á su valimiento con el califa cordobés, en las llanuras de Andalucía, no dejaría de aprovecharse de su influencia con la Reina de Navarra para favorecer á sus hermanos de Vasconia.

Ello es que, á principios de la siguiente centuria, no en Pamplona solamente sino en Tudela y otros puntos, donde los hijos de Judáh aparecen por documentos fehacientes entregado de lleno al negocio que más cautivaba sus corazones, cual era manejar dinero y hacer fortuna, en lo que fueron siempre maestros.

Figuran en 1033 los hermanos Juseph y Albofazan, de Tudela, comprando de Galín Ciprián una algolecha; recibiendo en 1042 la donación que D. Juan Díaz les hizo de varias piezas en Mosquera y el agua de la fuente del Mallolo, donación que debemos suponer no se haría por puro cariño, sino por temor de algo grave que no dice el documento; adquiriendo en el mismo año de D.ª Alvira Martínez de Almansa una algolecha en el propio término de Tudela; ó prestando dinero so fianza de un terreno á Guillermo Tort, con todas las seguridads que podían proporcionase.

Y en los años sucesivos vemos á los dichos Juseph y Albofazan, secundados por D. Muza, hijo del primero, otorgando escrituras de empeños de fincas para responder de módicas cantidades de dinero, con que aparentaban favorecer á los cristianos de EESTELLA y TUDELA, CASCANTE, MONTEAGUDO, VALTIERRA, ABLITAS, FONTELLAS y hasta de lugares tan míseros como ARAZURI.

De esta manera se iban haciendo lugar entre los cristianos, aprovechándose de sus necesidades, no menos que de la benignidad de los Reyes que les abrían la puerta para que entrasen á poblar distintas localidades, si ya no fomentaban su engrandecimiento concediéndoles fueros especiales, como veremos al estudiar su influencia política, igualando sus condiciones personales con las de los cristianos y permitiéndoles alternar con éstos, no obstante las prohibiciones de los concilios toledanos, y especialmente la del cuarto de Letrán, celebrado en 1215, cuyo capítulo LXVII prohibía severamente á los cristianos andar en comercio con los judíos, que les agobiaban con usuras inmoderadas, y excitaban el celo de los príncipes cristianos par aque protegiesen á sus súbditos contra la avaricia de los israelitas.

Y como tal disposición no tuviese efecto en el país vasco, el Papa Gregorio IX, por su bula dada en Letrán á 7 de Junio de 1233 y séptimo de su pontificado, llamó la atención del Rey D. Sancho VIII de Navarra, significándole el gran escándalo que resultaba de que anduviesen confundidos cristianos y judíos, y el peligro que con ello tenían de mezclarse aquéllos con mujeres judías y éstos con cristianas.
Y concluía amonestando á dicho Monarca para que obligase á los israelitas á llevar vestido distinto del de los cristianos, á fin de que pudieran ser siempre conocidos

Esta disposición envolvía gran trascendencia, puesto que tendía á establecer un valladar entre las dos razas, y á mantener vivo y perenne el antagonismo que originaba la diferencia de religión y de categoría social, muy en armonía con la idea que los cristianos tenían de los hijos de Judáh.

Consistía la distinción de vestidos, según disposición expresa del Pontífice, en un RUEDO DE FIELTRO ó de paño de color de azafrán, de cuatro dedos de ancho en su circunferencia, COSIDO sobre el vestido en el pecho y en la espalda.
Igual solicitud mostró Gregorio IX respecto á los reinos de Castilla y Portugal; pero si en dichas regiones fué obedecida la disposición pontificia, no sucedió otro tanto en Navarra; como que al siguiente año volvió el mismo Papa á dirigir otra bula al primero de los Teobaldos, apretándole sobre las mencionadas divisas de los judíos.

No consta que este Monarca cumpliera el mandato de Roma, y hay motivo para creer que siguiera la misma conducta su sucesor Teobaldo II, á quien vemos en 1256, no sólo no mortificando á los hijos de Judáh en modo alguno, sino andando en tratos con ellos, como lo prueba una escritura otorgada por Lope Ortiz, baile de Tudela, cambiando una viña del Rey, y en nombre de éste, sita en el término de Albates, por otra que Bueno Eveminir, judío tudelano, tenía en la fuente de Juan Díaz, con todas las seguridades y fianzas que eran de rigor, como si se tratase de un particular cualquiera, porque los judíos no guardaban mayores consideraciones á los reyes que á los demás mortales, en tratando de dineros ó de bienes.

El Rey D. Teobaldo II, que antes apenas había hecho caso de las amonestaciones pontificias, fué ahora precisamente quien acudió á la Sede Apostólica en demanda de auxilio, y el Papa Alejandro IV, pro su bula dada en Viterbo á 5 de Octubre de 1527 y tercero de su pontificado, le autorizó para QUITAR á los judíos TODOS LOS BIENES que constase legítimamente habían hecho por medio de la usura, y devolverlos á sus legítimos dueños si pudieran ser hallados éstos, y, en caso contrario, para invertirlos en usos piadosos.

« 1 2 3 4 5 6 7 8 »

En formato RSS© Copyright Libertad Digital SA. Juan Esplandiu 13, 28007 Madrid.
Tel: 91 409 4766 - Fax: 91 409 4899