Pío Moa

« El golpe monárquico de 1931 | Principal | Un héroe socialista »

Enseñanza de la religión

13 de Septiembre de 2008 - 14:24:28 - Pío Moa

Compartir:
Menéame Tuenti

Ya argumenté en otra ocasión por qué creo que debe enseñarse religión, y precisamente religión cristiana, en las escuelas: porque está en la raíz de nuestra cultura occidental y española, la cual no pueden entenderse sin ella; olvidarla significa progresar hacia la barbarie. También porque el mensaje moral de la Iglesia, con todos los peros que quieran ponérsele, sigue siendo más elevado que el de esa mezcla de marxistoides, feministas, homosexuales militantes, putos y putas que hoy manejan la mayoría de los medios de masas y de la escuela, y se empeñan en imponernos su peculiar moral y educación.

En mis tiempos nos enseñaban historia sagrada e historia de la Iglesia, y el catecismo, cuya profunda acumulación cultural señalaba Julián Marías. Pero según he podido apreciar sobre el terreno, la enseñanza religiosa actual resulta harto pobre, a remolque de las ideíllas "progresistas" aceptadas sin la menor crítica, e impartida a menudo por personas sin interés. Todo ello acompañado de ñoñería en unos casos y de insistencia obsesiva en la muerte o en visiones apocalípticas en otros. No son fáciles de explicar convincentemente, además, muchos dogmas e ideas tradicionales. Después del desmadre a partir de los años 60, la Iglesia no parece haber encontrado un lenguaje y estilo adecuados, y no puede extrañar la indiferencia de millones de personas, desde la adolescencia.

Me parece que hay dos planos en la enseñanza de la religión: uno, general, consistiría en la acumulación de conocimientos objetivos, en gran parte históricos, mostrando la relación entre la creencia religiosa y la cultura, en particular la nuestra (en el arte, la ciencia, la política...). Otra podría incluir, además, el adoctrinamiento, solo para centros confesionales y padres que lo deseasen. La frontera entre los dos aspectos es difusa, pero existe, como existe hoy una confusión entre los dos planos, y creo que ni un solo libro de texto adecuado al primer planteamiento.

Una sugerencia a los centros confesionales: dada la enorme influencia de la imagen, ampliamente dominada por la izquierda antirreligiosa,  la enseñanza podría incluir un fondo de películas (una a la semana o así), poco conocidas o clásicas, al mismo tiempo amenas e ilustrativas, estilo "Los diez Mandamientos", "Ben Hur" etc. (supongo que habrá muchas más), acomodadas a la edad de los niños. Una buena selección seguramente sería un antídoto contra la basura hoy predominante, y algo quedaría a la gente para defenderse de ella.

------------------

Nunca se había asesinado, torturado, humillado y encarcelado tan masivamente como en el siglo XX. Una parte sustancial de esos crímenes, la mayor con diferencia, se ha realizado en nombre de la libertad, la paz, el internacionalismo, la abolición de las fronteras, el amor y la emancipación humana. Y de la ciencia. Un hecho tan digno de reflexión como poco reflexionado.

------------------

**** "Dirigentes del PP entonan Els Segadors tras ser recibidos con gritos de "puta España"

Su presencia allí equivalía a otro "puta España". El Plan Pons, vileza en siete días.

****"Sin duda, la que más piropos recibió [del PP] fue la ex-diputada del PNV, Margarita Uría, quien fue durante 12 años miembro de de la Comisión de Justicia del Congreso. Federico Trillo, portavoz parlamentario de dicha comisión por parte del PP, se dirigió a ella como "la amiga Marga" y ni le hicieron preguntas porque "es de la casa". Por su parte, Uría adelantó que su criterio para el nuevo CGPJ es "elaborar un programa de actuación".

A ver si los votantes del PP se van enterando. 

**** “El CGPJ acepta la excusa del juez para dejar salir a Menéndez: "merecía confianza"

Menéndez merecía confianza a esos jueces, y sin duda esos jueces merecían confianza a Menéndez. 

**** La ministra de Desastres se muestra sumamente preocupada de que la llamen Maleni, y hace muy bien: un desastre más, y no menor: figúrense, un ataque a la dignidad de todas las mujeres

**** La ministra de la Guerra (¿o es de la Paz?) se ha percatado de que el uniforme militar sienta muy mal a las féminas. Ya era hora. ¿Qué podrá hacer un ejército con tales carencias? Ha ordenado uniformes más sexis. Lo primero es lo primero. 

**** “Lo terrible es gente que se presenta como historiador, tipo Pío Moa, César Vidal o Federico Jiménez Losantos, que dicen que la Guerra Civil empezó en Asturias en 1934. Eso es mentira.

(José Luis Corral, historiador progre).  

¿Solo en Asturias? ¿Sabrá leer este caballero? Pues va de historiador por la vida. Mentira, dice. Muy bien, ahora le queda demostrarlo. Ánimo, hombre.  

**** "Paul Preston. El gran manipulador". Muy cierto.

------------------

Quizá el truculento caso de Brunegilda permita apreciar tanto las circunstancias de la época en la Europa occidental como algunas diferencias entre países. Brunegilda era hija del rey tervingio Atanagildo, predecesor de Leovigildo y, como quedó indicado, se casó con el rey franco Sigeberto I de Austrasia. Su hermana Galsvinta, casada a su vez con el rey de Neustria, Chilperico, hermano de Sigeberto, había sido estrangulada el año 567 por orden de Fredegunda, una amante del rey. De ahí nació un conflicto entre ambos reinos francos durante cuarenta años. En 575, Sigeberto derrotó a su hermano Chilperico, pero la situación se invirtió cuando dos sicarios de Fredegunda lograron apuñalar y matar al vencedor. Chilperico pudo rehacerse y Brunegilda quedó prisionera. En un extraño giro de la fortuna, un hijo de Chilperico, Meroveo, se enamoró de la prisionera y, aunque sobrino de ella y de bastante menos edad, fueron casados por el obispo Pretextato. El padre y su madrastra Fredegunda hicieron la vida imposible al joven, el cual, por temor a la tortura, terminó suicidándose (haciéndose matar por un servidor), en 578, mientras enviados de Fredegunda asesinaban al obispo Pretextato. Seis años más tarde Chilperico, a su vez, sería apuñalado hasta morir durante una cacería, quizá por sicarios al servicio de Brunegilda o, nada improbablemente, de la propia Fredegunda, especialista en crímenes de este jaez.

Liberada y en su condición de viuda de Sigeberto, Brunegilda intentó ser nombrada regente de Austrasia mientras su hijo Childeberto no alcanzaba edad suficiente, pero la nobleza prefirió como regente a Gontrán de Borgoña. Al no tener este hijos que le heredasen, admitió al citado hijo de Brunegilda también como futuro rey de Neustria, con ella como regente de hecho; pero procuró beneficiar ora a la visigoda, ora a Fredegunda, para impedir un excesivo poder de uno u otro reino. En la corte de Neustria, Brunegilda estaba rodeada de enemigos, y Fredegunda envió reiteradamente asesinos contra ella, aunque sin éxito. En esta pugna feroz, la ex reina goda sufriría grandes pesares: en España perdió a su hija Ingunda, casada con Hermenegildo, y perdió también a su joven hijo Childeberto, envenenado en 596. Sus enemigos la acusarían de tal crimen, aunque casi seguramente la autora fue su furiosa rival, que moriría al año siguiente, de enfermedad. Brunegilda volvió a convertirse en regente, esta vez de nuevo en Austrasia, por su nieto Teodeberto; pero dos años más tarde este, con trece años y manejado por los nobles, la expulsó y la obligó a refugiarse en Borgoña, al cuidado de su otro nieto, Teodorico (o Thierry) II.

Los dos nietos entraron entonces en conflicto. Parece que Brunegilda incitó a Teodorico a atacar a Teodeberto, el cual fue vencido y asesinado junto con su pequeño hijo, bisnieto por tanto de la goda. Teodorico tomó el poder en Borgoña y Austrasia y se preparó para atacar a Neustria, gobernada por Clotario II, hijo de Chilperico y de su odiada Fredegunda; pero murió antes de poder hacerlo, de disentería y a los 26 años. La infatigable abuela, con 70 años, volvió a intentar la regencia en nombre de su bisnieto, pero, traicionada por los nobles, fue entregada a su enemigo Clotario. Ante un tribunal fue acusada de muchos asesinatos, probablemente debidos varios de ellos a Fredegunda (aunque no todos, por ejemplo el del obispo Desiderio, que había acusado a Brunegilda de incesto con su nieto Teodorico). Tras el juicio, la anciana fue torturada en el potro durante tres días y luego descuartizada por cuatro caballos; o, en otra versión, arrastrada a la cola de uno hasta morir, en 613. De los cuatro hijos de Teodorico II y bisnietos de la ejecutada, dos fueron asesinados, otro internado en un monasterio y del cuarto, fugitivo, se perdió su rastro para la historia. Clotario unificaría pasajeramente los reinos francos, al precio de diluir el poder entre las oligarquías.

Llama la atención la radical insolidaridad de los godos –salvo Recaredo-- con la hija de un rey de los suyos. Tal hostilidad pudo nacer de las incitaciones de Brunegilda a los francos para que se apoderasen de la Narbonense, o sus intrigas para quedarse con la dote de la hija de Witerico, tras rechazar su matrimonio con Teodorico, una humillación de las que dejan huella. Aun los sucesores españoles de Witerico y probables asesinos de este, parecen haber mantenido, no sabemos por qué, aquella aversión a Brunegilda, al extremo de que el rey Sisebuto escribirá de su muerte: "Tras ser arrastrada y destrozada por unos caballos indómitos, el cuerpo ya macerado por la vejez se deshizo en pedazos y sus miembros arrancados del tronco quedaron cruelmente esparcidos. De este modo el alma, desprendida del cuerpo material, justamente condenada a penas eternas, fue abrasada y sumergida en hirvientes olas de pez".

El relato, que supera a cualquier novela truculenta o gótica, muestra bastante bien la extrema degradación de las costumbres y del "ímpetu vital" de los francos, y la ausencia de normas capaces de contener los odios y caprichos de los dirigentes. Tales sucesos acontecieron durante la época en que, en España, Leovigildo acometía sus reformas, Recaredo establecía el catolicismo, y reinaban Liuva II y Witerico, con finales más dramáticos que los anteriores, pero sin afectar a la unidad del reino. Eso no quiere decir que la oligarquía visigótica fuera esencialmente pacífica o dotada de una visión política excepcional, sino solo que la degradación de los reinos francos no llegó a alcanzarse en España. La diferencia quizá no fue muy acentuada, pero sí lo bastante para que ambos reinos siguiesen una historia harto distinta. 

Comentarios (106)

« 1 2 3 »

1 Momia, día 13 de Septiembre de 2008 a las 15:10
¿Por qué enseñar religión cristiana en las escuelas, Don Pío? Yo enseñaría los principios masónicos a todos los niños y niñas desde su má tierna infancia, les enseñaría a adorar a Baphomet -es decir a Satanás-, y desde luego, profesores como gaditano y sherme me parecen los más idóneos.
2 mescaler, día 13 de Septiembre de 2008 a las 15:16
Moa es una persona en busca de certezas, de verdades absolutas. Creyó encontrarlas en el marxismo-leninismo, y ahora se las imagina en el cristianismo. Bueno, de momento parece que no quiere matar a nadie, algo hemos ganado...
3 Momia, día 13 de Septiembre de 2008 a las 15:24
BAPHOMET, el símbolo de la Iglesia de Satanás, se representa por una estrella pentagonal invertida, los símbolos colocados juntoa cada una de las puntas y el rostro de un macho cabrío.

Los signos en las puntas de la estrella pentagonal invertida son las letras hebreas "lamed", "vav", "yod", "tav", y "nun-final", que forman la palabra L-V-I-T-N, es decir, LEVIATÁN, en la escritura hebrea no se escriben siempre todas las vocales.
4 ArrowEco, día 13 de Septiembre de 2008 a las 15:24
VV

Si estás leyendo este blog por primera vez es bueno que sepas que este "mescaler", es de la misma ralea que aquellos que se consideraban limpios de pecado dispuestos a arrojarle a aquella indefensa mujer la primera piedra.
5 Momia, día 13 de Septiembre de 2008 a las 15:33
Como diría un buen masón, el Macho Cabrío así como los animales cornu.dos en general han sido desde la prehistoria un símbolo de fecundidad, sexualidad y del placer, y que fueron los cristianos los que se empeñaron en identificar el mal con el cornu.do animal, ya que el cristianismo no glorifica el placer.
6 Momia, día 13 de Septiembre de 2008 a las 15:39
7 1132CPCF, día 13 de Septiembre de 2008 a las 16:05

Fuera del Hilo

En atención a todas aquellas personas que no saben que Don Gabriel Moris se encuentra no muy bien de salud, enlazo a continuación una página donde sus amigos, conocidos y simpatizantes pueden escribir un mensaje y encender una vela por su pronta mejoría. Las velas duran encendidas 48 horas. Sólo hay que pinchar en una vela apagada y seguir las instrucciones.

Un fuerte abrazo a D. Gabriel y Familia.

http://www.gratefulness.org/candles/candles.cfm?l=...

8 TheFlash, día 13 de Septiembre de 2008 a las 16:45

Interesante la lectura comparativa entre la gestión de visigodos y francos…y sin embargo cómo explicar la rendición en cascada, ciudad a ciudad y en tan poco espacio de tiempo frente al Islam, fue el colapso total del reino, y sin apenas resistencia mas que residual…

…a menudo se ha recurrido a motivos de hastío de la población hispana a los desmanes y desgobiernos visigodos…¿estaba la población tan harta como para probar otras alternativas?

Por otro lado, los francos fueron un muro frente al Islam…
9 manuelp, día 13 de Septiembre de 2008 a las 18:01
# 8

los francos fueron un muro frente al Islam

Literalmente, la formación de batalla de los francos de Carlos Martel en Poitiers era lo que se denominaba el "muro de escudos", formación cerrada con los escudos a modo de parapeto desde la que les arrojaban a los jinetes de Abderrahman al Gafiki cuando cargaban las temibles "franciscas" ó hachas de doble filo en cuyo uso eran famosos los francos.

Sin embargo en el Guadalete, los visigodos, formaban con caballería pesada como fuerza principal y además las dos alas de su ejército-mandadas por los hijos de Witiza (el anterior rey)- traicionaron a Rodrigo pasándose a los musulmanes.

Es muy diferente pues la situación en ambos casos, en España el ejército visigodo derrotado, en Francia el ejército franco triunfador. De todas las maneras, los francos seguramente se hubiesen visto muy apurados de no haberse rebelado las poblaciones bereberes de España y Marruecos contra los minoritarios árabes, originandose una guerra civil entre los musulmanes que contribuyó no poco a la consolidación del reino naciente de Asturias también.
10 manuelp, día 13 de Septiembre de 2008 a las 18:19
En cuanto al tema del blog de hoy "Enseñanza de la religión", creo que el sr.Moa no es lo suficientemente claro, no sé si a propósito ó no.

La enseñanza obligatoria de cualquier religión en la escuela pública sería anticonstitucional y violaría la libertad religiosa de los ciudadanos españoles.

Por otra parte, que el Estado sea aconfesional ó laico, no justifica ni legitima la acción laicizadora del gobierno sobre la sociedad. Dadas las circunstancias creo que lo mejor es dejar tal como está en articulo 16.3 de la constitución:

Ninguna confesión tendrá carácter estatal. Los poderes públicos tendrán en cuenta las creencias religiosas de la sociedad española y mantendrán las consiguientes relaciones de cooperación con la Iglesia Católica y las demás confesiones.
11 lead, día 13 de Septiembre de 2008 a las 18:34
[Vice-Presidente USA]

Cthulhu dice en #52:

En Estados Unidos el candidato a la Vicepresidencia es algo más que un elemento decorativo sin utilidad

Una vez elegido el ticket ganador, el Vice-Presidente de los EEUU tiene dos funciones principales:

(1) Convertirse en Presidente por fallecimiento, dimisión o incapacitación (impeachment) del Presidente. Ejemplos del primer caso son los de Truman, que sucedió a Franklin D Roosevelt, y Lyndon B Johnson, que sucedió a John F Kennedy. Ejemplo del segundo, Gerald Ford, que sustituyó a Richard Nixon cuando éste dimitió para evitar el impeachment tras el caso Watergate.

(2) Presidir el Senado, lo que hace especialmente cuando se prevé un empate, que él, que no es Senador, tiene capacidad para hacer. En otras situaciones, que es lo normal, preside el Senado el Senador de más edad.

Ambas funciones han hecho del Vice-Presidente de los EEUU una figura importante, que hace que, especialmente por la primera función, los Partidos se lo piensen especialmente a la hora de elegir candidato, como se ha visto en el caso de Sarah Palin, que puede, ella sola, dar la Presidencia a McCain.

Algunos Vice-Presidentes han sido especialmente activos, como Spiro Agnew, Vice-Presidente con Nixon y verdadera bestia negra para los Demócratas y la Prensa progre USA (liberal se dice allá), que no pararon de ridiculizarle...porque les hacía daño. Fue el chivo expiatorio de Nixon, que le hizo dimitir para intentar salvar su cabeza (lo que finalmente no consiguió), eligiéndose a Gerald Ford para sustituirle.





12 lead, día 13 de Septiembre de 2008 a las 18:38
[Vice-Presidente USA](II)

En #11 digo:

(2) Presidir el Senado, lo que hace especialmente cuando se prevé un empate, que él, que no es Senador, tiene capacidad para hacer


Debe decir:

(2) Presidir el Senado, lo que hace especialmente cuando se prevé un empate, que él, que no es Senador, tiene capacidad para deshacer
13 Momia, día 13 de Septiembre de 2008 a las 18:41
Ya sólo nos queda ver a los dirigentes del PP cantar a voz en grito "Els Segadors" mientras los nacionalistas les dan por el cu.lo.
14 manuelp, día 13 de Septiembre de 2008 a las 18:53
# 11 y 12 lead

Pues ya sabe, lead, Truman no fue elegido por sufragio universal, ni cuando fue elegido vicepresidente con Roosevelt, ni cuando fue elegido presidente en 1949.
15 lead, día 13 de Septiembre de 2008 a las 18:54
[Evo Morales, Nazi étnico o Nazi, a secas]

Alguien, creo que Momia, ha tildado a Evo Morales de "nazi étnico".

Eso es una redundancia o pleonasmo; el nacional-socialismo alemán, denominado nazi, era la culminación y perversión del etnicismo, al basarse en la superioridad manifiesta (para ellos) de la raza aria, entendida por ellos como el pueblo de sangre alemana, estuviera bajo el Estado que estuviera (Alemania, Austria, cantones germánicos suizos, minoría germana de los Sudetes checoslovacos, minoría alemana del Volga ruso, etc.).

Por extensión, se denomina nazi a cualquier nacional-socialista (como pueden ser la ERC catalana y la ETA vasca, las cuales se definen como tales, nacionalistas y socialistas, para evitar que los despistados-que constituyen la mayor parte de los españoles y todos los extranjeros- se confundan).

Así que Evo morales es nazi, a secas. Lo de étnico va incluído en la denominación (en estos casos el nacionalismo etnicista es conocido como indigenismo, una forma de exclusión, como otra cualquiera).
16 lead, día 13 de Septiembre de 2008 a las 19:01
[Vice-Presidente USA](III)

manuelp #14

En efecto, el Vice-Presidente de los EEUU, al ser elegido junto con el Presidente en elección directa, goza de la misma legitimidad democrática que éste.

Gerald Ford fue designado por el Presidente Nixon para sustituir al dimitido (forzadamente) Vice-Presidente Agnew; de acuerdo con la Constitución de los EEUU, Ford hubo de ser confirmado por votación de las dos Cámaras legislativas. Así funciona la democracia americana.
17 manuelp, día 13 de Septiembre de 2008 a las 19:05
# 16 lead

No, si se lo decia irónicamente, por la absurda polémica en la que me ha embarcado el no menos absurdo IdeA, diciendo que Truman no había sido elegido por sufragio universal.
18 ArrowEco, día 13 de Septiembre de 2008 a las 19:08
VV

Su amado Truman con su mandil:

http://www.etnografo.com/truman_mason.jpg
19 manuelp, día 13 de Septiembre de 2008 a las 19:14
Poniendome "castizo" diría que a mi Truman "me la suda".
20 Cthulhu, día 13 de Septiembre de 2008 a las 19:14
Yo creo, que para enseñar moral ya están allí los padres, y si quieres la asignatura de ética, la cual creo que se dio un tiempo. Si alguien quiere que le den religión a su hijo, sea esta cristiana, islámica o zoroastrista, que lo hagan fuera de las horas lectivas.

Otra cosa sería dar una asignatura de religión, una en la que se estudiasen todas las religiones, o por lo menos las más importantes, indicando las diferencias entre ellas, y sin entrar a valorarlas. Se puede añadir una reseña histórica con respecto a cada una, indicando los principales dirigentes, la época en la que ejercieron y los logros que obtuvieron. También sería interesante el estudiar la evolución de cada una de ellas a lo largo del tiempo, y el impacto social y cultural que han tenido en cada país. Obviamente, estando en España, sería lógico centrarse algo más en la historia del cristianismo y el islam en España y su impacto en la sociedad y cultura españolas hasta nuestros días.
21 lead, día 13 de Septiembre de 2008 a las 19:17
#17 manuelp

Lo sé; he seguido la polémica e incluso participé con un post apoyando la demostrada calidad democrática de Truman, Churchill y DeGaulle.
22 ArrowEco, día 13 de Septiembre de 2008 a las 19:22
VV

"Truman era un masón de grado 33º y cuando llegó a ese nivel añadió la "S" intermedia que significaba Solomon. Truman era un vendedor de ropa de hombre, fracasado y considerado incontratable antes de que los francmasones lanzaran su carrera. Su madre perdió su granja debido a sus deudas y cuando se hizo presidente solía ir de juerga de borrachos nocturnas alrededor de los paseos traseros de Washington seguido a una distancia discreta por dos agentes del F.B.I. enviados por J. Edgar Hoover para cuidarlo. La carrera de Truman tomó vuelo después de que se hizo organizador en jefe de las logias Masónicas en Missouri y luego fue nombrado para hacerse juez antes de mudarse a la Casa Blanca. El hombre tras este aumento meteórico era otro Masón y la cabeza del crimen organizado en Kansas City, Boss Prendergast. El confidente más cerca de Truman era David Niles, o Neyhus, que tuvo una hermana en un puesto importante en el (posterior) gobierno de Israel y otra que hacía política en Moscú. Éste es el trasfondo de Harry S. Truman, el representante Francmasón, que se negó a aceptar los términos de la rendición de Japón, ordenó la devastación atómica, y luego aceptó la rendición en los mismos términos que había rechazado antes."

"El mayor secreto", de David Icke.
23 manuelp, día 13 de Septiembre de 2008 a las 19:27
# 20

Yo, a lo que me opongo radicalmente, es que se dé el mismo tratamiento académico y estatal al catolicismo, que es una piedra angular en la formación de la nación española que a cualquier otra religión. Por eso digo que el articulo 16.3 de la constitución es adecuado pues, de alguna manera, le da un tratamiento preferente a la iglesia católica.
Sólo faltaba que viniesen los musulmanes a exigirnos derechos para el Islam que no se reconocen en ningún país islámico para el cristianismo.
24 manuelp, día 13 de Septiembre de 2008 a las 19:32
# 22

que se negó a aceptar los términos de la rendición de Japón, ordenó la devastación atómica, y luego aceptó la rendición en los mismos términos que había rechazado antes."

Pues no me cuadra, por lo que yo sé, fue el emperador Hiro-Hito el que tuvo que imponer su autoridad "divina" para que los militares japoneses aceptasen la rendición y creo que hubo una sublevación, con generales muertos inclusive, para que no se produjese.
25 Sherme, día 13 de Septiembre de 2008 a las 19:33
10# Estoy de acuerdo contigo, Manuelp.

Madrecita, que nos quedemos como estamos...

Hoy he escuchado una frase, parece que de De Gaulle, a propósito de la actual visita del Papa a Francia. Decía el general: "Aunque el Estado republicano es laico, Francia es CRISTIANA."

Yo preferiría que sin consenso tal como están las cosas actualmente, y no teniendo mucha gente clara la diferencia entre "laicismo" y "laicidad", que nos quedemos en "aconfesional", que hasta ahora ha "aguantado" tan tranquilo. (Para " No jode_la, mejor no menea_la").

Creo que la asignatura de religión NO ES OBLIGATORIA. (Creo que nunca lo fue. Quizás me equivoque. Pero no creo que en el franquismo "se impusiese" la enseñanza de la religión católica por ejemplo en Ceuta, Melilla, Sahara, Ifni o Marruecos -hasta 1956 en que se les dio la independencia. Tampoco creo que fuese obligatoria en el resto. Otra cosa es que se diera tanto en colegios públicos como religiosos como asignatura "maría" y suongo que nos "agnostiquitos, ateitos o protestantitos y moritos" que hubiera podrían no darla. O que los colegios religiosos "prepararan" para la 1ª comunión, o los "diplomas de catecismo" que se hacían, por lo menos en mi colegio. Otra cosa es que el Régimen se considerara "Confesional", "pusiera" a España a los pies de Santiago (y cierra!) y dijera practicar aquello de la "teoría social de la Iglesia". En fin... los tiempos.

En fin, que como dice D. Pío, lo que yo viví por aquella época (de los 60´s) no era ni una beatería asfixiante ni tampoco un "anticlericalismo" casi (o sin casi) agresivo (como lo fue en la república o pretenden hacerlo ahora).

Por otro lado, en el resto del mundo-mundial se hacían las cosas más o menos como aquí. Por ejemplo: la otra noche estuve viendo la película "Chacal" y a De Gaulle se le veía "en plan Franco". Es decir sentado en la catedral en un sillón como Franco, presidiendo el desfile, revisando las tropas... vamos como aquí pero con guardias y "secretas" a lo franchute... y con "Pena de muerte" también... como en todos lados... ahora eso de protestar por los "afusilados" del franquismo... parece como que no se quería ver la paja en el ojo propio.

Hoy en España parece ser que el 80% de los padres piden expresamente que se les de a los niños religión en la escuela. Y los colegos están obligados a darla (u ofertarla). Los colegios. Lo que se pretendía es que "puntuara" para el expediente y ahora pretenden que puntue lo de la Educación para la tiranía, perdón, para la Ziudadanía...

---
Otra cosa, lo del Baphomet ese que dice el Momia... todo eso es UN INVENTO de Leo Taxil para engañar a los curas, muchacho. Hasta esa época nadie en sus sano juicio decía que los masones "adoramos" al diablo, ni tonterías semejantes. ¿vuelvo a colocarte por decimoenésima vez el texto de José Antonio Ullate Fabo de su libro "El secreto masónico desvelado"?
Lo pongo y acabo antes:

"Gabriel Jogand era un periodista anticlerical que solía escudarse tras el pseudónimo de Leo Taxil. Tras una educación en colegios religiosos durante la que perdió la fe y se convirtió en un fanático anticristiano, y después de numerosas estafas y cambios de residencia, se estableció en París, donde se dedicó a escribir pornografía para publicaciones periódicas de este despreciable género que ya entonces estaba en auge. Fundó una revista llamada El anticlerical. En 1879 —había nacido en Marsella en 1853—, un panfleto de Taxil titulado Abajo con el clero había alcanzado la difusión de 130.000 ejemplares, provocando un escándalo tal que el autor fue llevado a los tribunales por violar una ley de 1819 que prohibía el ultraje a una religión reconocida por el Estado. El jurado estaba formado en su mayoría por anticlericales y Jogand-Taxil fue absuelto.

En septiembre de 1881 tuvo lugar la asamblea general de la Asociación de librepensadores, de la que se desgajó un grupo, liderado por Taxil, para fundar la Liga Anticlerical, con un éxito inmediato. Esta asociación publicó un libelo infame escrito por Taxil titulado Los amores secretos del Papa Pío IX, que apareció atribuido a un inexistente «Volpi».

Taxil era un agitador profesional. Se embarcó en una serie de conferencias sobre «los crímenes de la Inquisición». Durante estas conferencias mostraba instrumentos de tortura que decía haber comprado en el norte de Francia a los herederos de un verdugo. Por supuesto, se trataba de artefactos inventados por el propio Taxil. «Un poco de óxido contribuía a dotar a aquellos instrumentos de una apariencia antigua», comenta Alec Mellor.

Los embrollos de Taxil no parecían tener límites. Haciéndose pasar por un secretario del arzobispado de París, y firmando simplemente como «Jean-Pierre», escribió al director de un periódico de orientación radical revolucionaria, La Batalla. En la carta decía que estaba obligado a mantenerse en el anonimato pero se ofrecía a facilitar información sobre los entresijos de la Iglesia. A partir de entonces su imaginación se excedió una y otra vez. La Batalla llegó a publicar que los canónigos de París se habían reunido en una capilla subterránea con la intención de poner a punto los instrumentos de tortura para que estuvieran preparados para comenzar la represión, en caso de que el Conde de Chambord lograse reinstaurar la monarquía legítima en Francia.

A comienzos de 1881, Jogand fue iniciado en el grado de aprendiz en la logia Le Temple de 1'honneur. En octubre de aquel mismo año, un tribunal de justicia masónica expulsó a Jogand definitivamente de la Orden, al parecer por un cúmulo de estafas y por conducta inmoral (según Mellor, por la publicación de un libelo contra Su Santidad Pío IX).

No por eso cejó Taxil en su empeño anticlerical ni en sus excesos, llegando incluso en sus conferencias sobre la Inquisición, uno de sus temas favoritos, a presentar muñecos de cera de tamaño natural que representaban a personas torturadas... recubiertas de sangre para provocar el estupor del auditorio.

El 20 de abril de 1884, León XIII publicó su encíclica Humanum genus, contra la francmasonería. Taxil se hizo con un ejemplar y la leyó. Para entonces, el agitador se había granjeado con sus desvaríos muchos enemigos en su propio campo anticlerical. Además, según apunta Mellor, el mercado de las publicaciones anticlericales y pornográficas, saturado hasta el hastío, entraba en un periodo menos boyante.
Finalmente decidió fingir una conversión tumbativa a la fe católica, para burlarse de los católicos y, de paso, ganarse la vida más fácilmente explotando la credulidad de aquéllos. Llegó incluso a escribir a su propia familia dándoles cuenta de cómo había recibido la gracia fulminante y atribuyendo ese don a la intercesión de Juana de Arco, cuyo proceso de canonización se reavivaba por entonces y que concluiría años más tarde con su beatificación por san Pío X y su canonización por Su Santidad Benedicto XIV. Jogand-Taxil tenía una tía, Josephine Jogand, que había abrazado la vida religiosa movida por el anhelo de obtener la conversión de su sobrino. Como religiosa adoptó el nombre de «María de los Siete Dolores». «Lloró de alegría y, con ella, toda la familia», comenta Mellor.

Taxil escribió una falsa abjuración de sus errores pasados e «hizo» unos ejercicios espirituales con un director jesuita, al final de los cuales fingió también una confesión general en la que se atrevió a acusarse falsamente de un asesinato.

Después hizo pública su «conversión». Soportó, sin descubrir su jugada, una lluvia de cartas durísimas en las que sus antiguos compañeros anticristianos le echaban en cara su traición. La Liga Anticlerical, que él había contribuido a fundar, convocó una reunión extraordinaria el 27 de julio de 1885. El único punto del orden del día era la expulsión de Leo Taxil de sus filas. Habiendo recibido él mismo la invitación con el orden del día, como todavía miembro del grupo, decidió asistir. Descendió al sótano donde la asamblea acababa de comenzar. En medio de un gran revuelo se decidió su expulsión por traidor a la Liga y por chaquetero. Entonces Taxil pidió la palabra y les dijo a sus compañeros: «Tenéis derecho a llamarme chaquetero pues hace cuatro días envié una carta de abjuración. De forma explícita rechazo todos mis escritos contrarios a la religión, pero os pido que tachéis la palabra traidor, que no es de aplicación en mi caso. En lo que hoy estoy haciendo no hay sombra de traición». Y concluyó: «Ahora no entendéis lo que acabo de decir, pero lo entenderéis más adelante».

A partir de entonces Taxil inició una nueva carrera. La prensa católica internacional se hizo eco de la conversión del antiguo gran enemigo de la Iglesia. El nuncio del Papa en París le concedió una audiencia y, en ella, Taxil aprovechó para confiarle que estaba considerando ingresar en la Cartuja. El nuncio, conmovido, le argumentaba que debía permanecer en el mundo y le aseguró que escribiría al Papa para que le concediera una audiencia.

Daba inicio entonces la «etapa apologética católica» de su producción literaria.

En 1885 Taxil publica un libro titulado La República se muestra tal cual es, en el que sostenía que la separación de la Iglesia y el Estado había sido decidida en las logias y que constituía sólo un paso en la carrera hacia la supresión total de la Iglesia. En este libro aún no se encuentra una mención explícita a la presencia del Diablo en las logias.

En 1886 publicó un panfleto titulado Roma será devuelta al Papa, seguido de otro en que satirizaba contra el Gobierno de la República: Alí Baba y los cuarenta ministros.

(sigue)
26 Quixote, día 13 de Septiembre de 2008 a las 19:34
Las clases de religión en la escuela pública no son un privilegio de la Iglesia, sino que responden a un derecho civil de los ciudadanos católicos. El Estado no es quien para imponer su ideología a nadie. El Estado no es el educador de los jóvenes, los primeros responsables de la educación de los jóvenes son sus padres, y el Estado tiene la obligación de ofrecerles la educación que necesiten con las connotaciones religiosas y morales que los padres quieran.


27 Sherme, día 13 de Septiembre de 2008 a las 19:39
(2) "Crímenes masónicos" apareció en 1889, y en 1890 Taxil publicó en colaboración con el sacerdote Paul Fesoh El martirio de Juana de Arco.

Las obras dirigidas a los católicos le estaban proporcionando unos elevados ingresos. Se retiró a vivir cerca de los Pirineos y allí escribió sus Famosas conversiones, libro que recibió el aplauso de muchos obispos.

Su antigua afición a la pornografía encontró un desahogo en La corrupción en el fin de siglo. No pudiendo cultivar este depravado género de un modo explícito, aprovechó un libro de apariencia moralizante en el que, en principio, denostaba los vicios de la sociedad de su tiempo, para detenerse, a lo largo de sus 425 páginas, en todo tipo de escabrosas descripciones repletas de repugnantes detalles de las prácticas que sucedían tras las paredes de los burdeles. Se elevaron voces de eclesiásticos indignados por semejantes crudezas, a las que Taxil «cínicamente respondió que estaba dispuesto a retirar el libro si la Sagrada Congregación del Índice lo condenaba. Pero Roma siempre se toma su tiempo», escribe Mellor, y mientras tanto, la primera edición se vendió rápidamente y se preparaba una segunda para 1894.

Para entonces Taxil ya había logrado que le recibieran en el Vaticano. Primeramente se encontró con el Cardenal Mariano Rampolla del Tindaro, Secretario de Estado del Papa León XIII, y después con el Cardenal Parocchi, quienes alabaron el trabajo de Taxil. Al parecer, el Cardenal Rampolla (véase el capítulo dedicado a la masonería y la Iglesia) le felicitó, pues sin haber pasado del grado de aprendiz poseía un gran conocimiento de los ritos masónicos que, en lo sustancial, coincidía con los rituales de la masonería que obraban en poder del Vaticano.

Poco tiempo después obtenía la ansiada audiencia con Su Santidad León XIII. Téngase en cuenta que la mayor parte de la información relativa a un truhán como Gabriel Jogand-Leo Taxil proviene de sus propias declaraciones, de modo que la credibilidad de todos los episodios privados en la vida de Taxil, tanto éste como los anteriormente referidos, descansa casi en su totalidad sobre la palabra del falsario. En cualquier caso, según el propio Taxil, la audiencia papal duró tres cuartos de hora (o media hora, según Mellor) y ambos hablaron «mucho» sobre el Diablo. Taxil se habría arrodillado ante el Vicario de Cristo para recibir su bendición y el Papa le habría dicho: «Hijo mío, ¿qué deseas?» A lo que Taxil habría respondido: «Santo Padre, mi mayor deseo sería morir a vuestros pies en este instante».

«Sonriendo, León XIII se dignó decirme que mi vida era todavía de mucha utilidad en el combate por la fe». Siempre según Taxil, León XIII le habría confesado que tenía en su biblioteca personal todos sus libros (de la etapa católica, claro) y que los había leído enteros. «Dijo que, siendo un aprendiz solamente, tenía yo un gran mérito al haber comprendido que el Demonio "estaba allí"», explica Taxil.

De regreso a París, Taxil dice que recibió la visita de un jesuita, arzobispo de Port-Louis, en Mauricio, monseñor León Meurin. Según Taxil, Meurin se convenció totalmente de la existencia del culto satánico en la masonería.

Meses más tarde se publicó el libro con el que se alcanzaría el clímax del engaño urdido por Gabriel Jogand-Leo Taxil, El Demonio en el siglo XIX, subtitulado O los misterios del espiritualismo, en otras palabras, la masonería luciferina». El libro llevaba la firma del doctor Bataille, pseudónimo de un colaborador de Taxil. En él se sostenía que había tres clases de masonerías: la de las logias, la de los más altos grados y, más allá y desconocida por los grados inferiores, el paladismo, la masonería luciferina. El libro denotaba la destreza para el engaño de su autor, que, mientras excitaba la imaginación de sus lectores, deslizaba en sus páginas advertencias para no confundir fenómenos físicos tales como alucinaciones y engaños de la percepción con las genuinas manifestaciones satánicas. En El Demonio en el siglo XIX Taxil-Bataille denunciaban a Renan como paladista, lo mismo que al conocido ateo inglés Charles Bradlaugh, y a muchos otros notorios anticlericales. Según el libro, el masón Giuseppe Mazzini había organizado, y presidía en Roma como antagonista de la Santa Sede, un Soberano y Ejecutivo Directorio paladista, y de forma semejante, el francmasón norteamericano grado 33, el general Albert Pike, habría formado un Directorio Supremo en Charleston, en Carolina del Sur. Una tercera organización paladista tendría su sede en Berlín. Taxil se detenía en todo lujo de detalles administrativos de estas organizaciones, dando rienda suelta a su creatividad. Explicaba a sus lectores que el 28 de febrero de 1884 (veinte días antes de la publicación de la Encíclica Humanum Genus, contra la masonería), en el curso de una reunión del Gran Triángulo de los Once-Siete, la techumbre del templo donde estaban congregados los asistentes se abrió y por el hueco descendió un demonio ardiente. Se trataba del demonio Asmodeo, que portaba un sable en su mano derecha y la cola del león de san Marcos en la izquierda, a modo de trofeo por alguna victoria sobre las legiones angélicas del Señor. Taxil dio cuenta también de cómo el general Pike solía mantener con regularidad tertulias con un demonio especialmente enviado por Lucifer en persona. Esos encuentros tenían lugar todos los viernes por la tarde. Del mismo modo afirmaba que el fuerte de Gibraltar tenía unas galerías subterráneas que estaban conectadas con el fuego del Infierno y mil locuras más.

Una invención en particular estaba destinada a alcanzar especial fortuna: la de Diana Vaughan. Tomando prestado el nombre de una joven de carne y hueso a la que él conocía, Taxil creó un personaje al que presentó como una adepta al luciferismo paladista que desde joven convivía con el demonio Asmodeo, con el que llegó a tener un tipo de desposorio espiritual.

La ficticia Diana Vaughan fue iniciada en el paladismo y llegó a ser maestra templaria. El 8 de abril de 1889, Lucifer exige que Diana le sea presentada solemnemente en un santuario paladista de la ciudad de Charleston. En esa ceremonia Lucifer asegura a Diana que puede estar tranquila porque ha encargado al demonio Asmodeo que la proteja siempre de todo peligro. En 1891, es nombrada Inspectora General del paladismo.

Entre los católicos se inician campañas de oración para solicitar la salvación de Diana. El 8 de mayo de 1895, el diario católico parisino La Croix lanza una cruzada de oración para lograr su conversión y, menos de un mes después, el 6 de junio, el mismo día en que debía oficiar la ceremonia más importante del calendario anual paladista, Diana se convierte a la fe católica. La joven se arrodilla ante una estatua de la doncella de Orleans —que todavía no había sido canonizada— y le implora protección frente a las terribles venganzas que podía esperar de sus antiguos compañeros luciferinos.

Diana encuentra refugio en un convento de monjas. El 13 de junio, fiesta del Corpus Christi, recibe el bautismo, en el que se le impone el nombre de Jeanne Marie, en honor de su protectora Juana de Arco y de la Virgen María.

Los lectores de la prensa católica iban siguiendo, emocionados y acongojados, el serial de las evoluciones de la vida de Diana, y de sus avatares entrando y saliendo furtivamente del convento en su existencia de fugitiva.

Estremece enumerar estos detalles, y pensar el grado de retorcimiento y de bajeza al que puede llegar una inteligencia mixtificadora puesta al servicio del mal.

Taxil había comprendido que este personaje le podría dar mucho juego y, escudándose en que debía mirar por la integridad y por la seguridad de su protegida, él se ofrecía para canalizar las comunicaciones de la prensa, de los prelados y de los católicos del mundo entero que querían felicitar a la heroica conversa, darle ánimo y ofrecerle su apoyo, incluso material. De esta forma, en un periodo en que el anticlericalismo arreciaba su ataque a la Iglesia, el personaje de Diana Vaughan se convirtió durante un tiempo en un icono popular de los católicos de Francia y de otras partes del mundo. Un icono que sintetizaba las esperanzas y los sufrimientos de muchas personas. Entre los católicos que de buena fe creyeron de todo corazón la historia de la señorita Vaughan, se encontraban personas de una talla excepcional. El caso más sangrante es el de la hermana Teresa del Niño Jesús y de la Santa Faz: santa Teresita de Lisieux. Cuando la religiosa supo a través de sus conocidos de la historia de la desdichada Diana Vaughan y de sus penurias, se entusiasmó y provocó el entusiasmo de su comunidad. Teresita quiso escribir a Diana Vaughan para felicitarle por su conversión y para asegurarle su oración. Junto con la carta, la santa le adjuntaba una fotografía de una representación teatral dentro del Carmelo en la que ella aparecía vestida de Juana de Arco.

Santa Teresita llegó a recibir una carta autógrafa de Taxil pero «firmada» por Diana Vaughan, en la que agradecía las oraciones de la monja... a la que, como veremos, aún estaba por infligir una última humillación.

Pero hubo muchos otros casos de renombrados eclesiásticos que fueron convencidos por las fabulosas revelaciones de Taxil.

28 DeElea, día 13 de Septiembre de 2008 a las 19:43
La palabra “Etnia” se puede aplicar a una cultura sin necesidad de un patrón de raza. No es exactamente lo mismo el racismo biológico que el cultural. El cultural no es propiamente un racismo biológico sino étnico más bien.
29 manuelp, día 13 de Septiembre de 2008 a las 19:44
# 25 Sherme

La asignatura de religión, SI era obligatoria en el franquismo. En el año 1975 tuve que matricularme obligatoriamente de ella en 2º curso de Ciencias Fisicas de la UNED.

Lo del Bafomet yo lo habia leido en relación con las acusaciones que les habian hecho a los templarios en su proceso y creo que les daban el sentido de Mahomet, es decir que adoraban a Mahoma.

En fin, mogigangas varias.
30 Sherme, día 13 de Septiembre de 2008 a las 19:48
(3)Finalmente, el propio éxito de la farsa y su difusión internacional empezaron a poner en aprietos al estafador que había urdido todo el embrollo. Aunque numerosos investigadores católicos de talla indudable creyeron las falacias paladistas y otros les prestaron un alto grado de credibilidad, como el benemérito arzobispo Meurin (de cuya buena fe, erudición y sabiduría, por otra parte, no se puede dudar, así como de sus numerosas y valiosas aportaciones al estudio de la masonería), otros, sin embargo, recelaron desde el comienzo de tan estrepitosas novedades. De entre los católicos expertos en masonería que abiertamente cuestionaron la veracidad de Jogand-Taxil, sobresalen el sacerdote francés Henri Delassus, director del periódico La Semana religiosa de Cambrai, y el jesuita austriaco Hermann Gruber. Del 26 al 30 de septiembre de 1896, tuvo lugar en la ciudad de Trento el primer Congreso Antimasónico. Entre los asistentes se contaba un nutrido grupo de investigadores del mundo germánico entre los que se había despertado un fundado recelo respecto de las afirmaciones taxilianas. «Corría la voz de que un periódico del centro de Alemania, el Kó1nische Volkszeitung, había recolectado ya un abultado dossier de documentos que demostraban la inexistencia de Diana Vaughan y, en consecuencia, el embrollo de Taxil», explica Rosario Espósito (SMSU, p.163). En Roma se había constituido una «Comisión de investigación del asunto Diana Vaughan-Leo Taxil». Este grupo, instigado por monseñor Baumgarten, quien contaba entre sus colaboradores a Keller, un redactor del periódico vienés Vaterland y ex masón, reclamaba a Taxil que diera pruebas de la existencia de su personaje. Taxil, que conocía ese creciente movimiento de desconfianza, haciendo gala de su temeraria osadía se presentó en el Congreso y pronunció una conferencia.

Monseñor Baumgarten le exigió pruebas documentales que demostraran que efectivamente algún obispo católico había recibido la abjuración de la señorita Vaughan, quién le había administrado el bautismo, dónde había recibido la Primera Comunión. También le demandaba que demostrara que las elevadas sumas obtenidas por las ventas de los libros de memorias de Diana Vaughan habían ido efectivamente destinadas a obras de beneficencia, como aseguraba. Taxil afirmaba tener todos los documentos que le solicitaban, pero se emboscaba tras el supuesto miedo a la venganza de los masones. «Los delegados se marcharon de Trento con las más razonables sospechas», concluye Expósito.

De pronto, la prensa católica mundial empezó a hacer más asiduas y apremiantes las dudas que suscitaba todo el asunto.

En abril de 1897, Leo Taxil convocó una conferencia extraordinaria en la Sociedad Geográfica de París. Él mismo se encargó de todos los detalles de la decoración y del escenario. Espósito cita, a modo de ejemplo del grado de detalle con que Taxil preparó ésta su traca final, que en el archivo de la casa de los jesuitas de Colonia encontró la invitación personal que Taxil envió al Padre Hermann Gruber, probablemente el más escéptico de los investigadores del affaire Diana Vaughan. El nombre del jesuita aparece escrito a mano por el propio Taxil y en la tarjeta figura también el número de fila y de asiento que debía ocupar el invitado.

Entre los invitados había tanto masones como prelados. El orador declaró que todo era fruto de su imaginación, que había logrado engañar a todo el mundo (lo cual no era cierto), desde el Papa hasta la última religiosa del Carmelo. En el estrado Taxil exhibió una imagen ampliada de la foto de Teresita de Lisieux vestida de Juana de Arco, la misma foto que la santa le había enviado a «Diana Vaughan», es decir... a Leo Taxil. El estafador concluía con esta villanía doce años de falsedad, de doble vida, de engaño continuo.

CON MORALEJA PARA TODOS

Antes de proseguir con los hechos más sobresalientes del fraude Taxil, es necesario hacer una primera reflexión sobre el valor de su testimonio final. No hay duda de que la patraña del paladismo y la ficticia odisea de Diana Vaughan engañaron a una gran muchedumbre. Eso se puede comprobar sin recurrir a las palabras de Taxil. Sin embargo, muchos investigadores de la masonería dan por buenas todas las explicaciones que ofreció Jogand-Taxil cuando se vio finalmente acorralado, y era materialmente imposible continuar con una mentira que se había complicado demasiado.

Taxil era indudablemente un tipo muy listo capaz de sacar partido de las situaciones más adversas, pero también era —no hace falta ser muy observador para descubrirlo— un mentiroso compulsivo. Causa cierta sorpresa que cuando los investigadores recogen este triste episodio (todos los que yo he podido consultar), después de relatar el asombroso historial de mendacidades y engaños sin fin de Jogand, aceptan como verdadero, casi sin asomo de duda, el contendido de su intervención en la Sociedad Geográfica. De una cosa podemos estar seguros: de que, según su costumbre, en gran parte mentía.

(...)

En aquellos más de ciento cincuenta años transcurridos desde la Constitución In Eminenti del Papa Clemente XII, las conversiones de francmasones a la fe católica habían sido numerosas (por ejemplo, el Conde de Maistre), y en muchos casos facilitaban a las autoridades eclesiásticas valiosa información de primera mano sobre la organización. Además, hasta 1870, los Papas habían ejercido el poder temporal directamente sobre los Estados Pontificios, en los cuales la francmasonería estaba no sólo prohibida como en todo el mundo por las leyes canónicas, sino también perseguida por las leyes penales civiles. En numerosas ocasiones, la policía de los Estados Pontificios había confiscado los materiales de logias masónicas y de otras organizaciones secretas prohibidas. A resultas de todo lo cual, la Santa Sede disponía realmente de información fiable sobre los rituales y sobre la doctrina masónicos.

Al hablar sobre la masonería nunca, en ningún documento papal, se hace referencia al paladismo o a un tipo de presencia satánica análoga a ésta. No estamos hablando de algo baladí. Si el Papa hubiera creído de verdad lo que el padre Hermann Gruber llamó «la novela del Paladismo», ¿acaso hubiera dejado de fulminar esa aberración mediante una enseñanza clara y contundente que pusiese sobre aviso a los católicos frente a esa horrenda realidad? Como dice Rosario Esposito, León XIII era un Papa de formas moderadas que, sin embargo, había recuperado un lenguaje durísimo para condenar la masonería en la entonces reciente encíclica Humanun genus.

Después de tener lugar la supuesta entrevista con Taxil (en la que pretendidamente León XIII se mostró tan convencido e identificado con las denuncias del farsante), el Papa todavía iba a realizar tres declaraciones muy importantes sobre la masonería: Ab Apostolici, en 1890; Praeclara, en 1894; y Annum Ingressi, en 1902.

Las dos primeras, antes de que tuviera lugar la traca final de la mascarada de Taxil y, por lo tanto, si hubiéramos de creer a Taxil, cuando León XIII aún estaría convencido de la realidad del paladismo... Sin embargo el Papa que adoptó los tonos más severos —a los que no estaba inclinado naturalmente— para advertir a los fieles de los peligros de la masonería ¡jamás menciona ni el nombre ni la realidad del paladismo!

31 IdeA, día 13 de Septiembre de 2008 a las 19:49
Manuelp , lead

Y dale. Fue elegido para viceamiguete pudiendo ser, excepcionelmente, presidente, como Ford, que no fue elegido como vice y el que sea en el caso de que el presi y el vice palmen a la vez, Dios no lo quiera. Pero vosotros, erre que erre; lo negro es blanco: eso no es absurdo (jopé, manolitopé, qué tío más faltón eres cuando no te pones cursi).

Alguien pudo tildadar a Evo Morales de "yanky étnico"- Eso es una redundancia o pleonasmo; la democracia norteamericana, denominada yanky, era la culminación y perversión del etnicismo, al basarse en la superioridad manifiesta (para ellos) de la raza blanca sobre la negra.

32 lead, día 13 de Septiembre de 2008 a las 19:52
[Enseñanza de la religión]

Lo que dice Pío Moa sobre la importancia de la religión cristiana/católica en la formación de la nacionalidad española es incontestable, guste o no guste. Por eso, los que han querido acabar con la nación española para fundar otra cosa (Federación de Pueblos Ibéricos, República Federal -o Cantonal- Española u otros exotismos) han atacado virulentamente a la Iglesia, desde su cúpula (los Obispos) hasta el más humilde practicante, como se vió durante la II República y la Guerra Civil a que ésta dio lugar.

Intento bestial y salvaje, tal como se practicó, pero, sobre todo, estúpido pues como el más simple de los campesinos sabe, una buena poda hace más fuerte al árbol. Lenin y Stalin también lo intentarn en el antiguo Imperio zarista, rebautizado la URSS. Tras la caída de la URSS, ese acontecimiento que los progres tratan de olvidar, la Iglesia Ortodoxa rusa emergió (pues nunca había desaparecido) con más fuerza y prestigio que antes (por ejemplo, Stalin, el ex-seminarista, en su amplio plan descristianizador llegó a demoler la catedral de El Salvador, en Moscú, y convertirla en el Gran Palacio de los Soviets, de 400 m de altura; aquello se hundía por lo que terminó siendo unas piscinas sindicales; en los 90 la catedral volvió a reconstruirse más bella que nunca)(*)

(*) http://es.wikipedia.org/wiki/Catedral_de_Cristo_Sa...

Creo que en la enseñanza pública debería programarse una asignatura de Historia de las Religiones, como señala algún bloguero, para que los alumnos conocieran la importancia del elemento religioso en la evolución humana (aunque todo dependerá de quién haga los textos y cómo se enseñe); la enseñanza de una religión concreta debería de ser opcional, a elección de los padres (sea la católica, la evangélica, la islámica o ninguna, aunque esto plantea varios problemas de oferta y demanda, que no todos los centros podrían acomodar dentro de las limitaciomes presupuestarias).

En cualquier caso, la actual EpC es un intento gramsciano (o soviético), literalmente inconstitucional, de moldear las conciencias de los alumnos según los "valores" de los actuales gobernantes fascistoides (o más claramente fascistas, según el pedigrí franquista de gran parte de ellos, empezando por la Ministra Cabrera y Calvo-Sotelo que la ha programado) (**)

(**) Mis mayores respetos por José Calvo-Sotelo, asesinado por pistoleros socialistas de la guardia personal de Indalecio Prieto. Menos respeto me merece la Sra. de Arenillas, de soltera Cabrera y Calvo-Sotelo, que debería tener la dignidad de no colaborar con los que se ufanan de ser descendientes de los asesinos de su tío abuelo.
33 manuelp, día 13 de Septiembre de 2008 a las 19:53
Pues miren ustedes, yo no pienso pedir perdón por pertenecer a la civilización europea occidental.
Me sumo a lo que dice Lawrence (sí, Lawrence de Arabia) en su libro "Los siete pilares de la sabiduria" cuando narra una batalla en la que los turcos se retiraban en desorden asaltados por todos lados por sus bandas de beduinos y en la que vio, en medio del caos, un batallón de austriacos (aliados de los turcos) que se retiraba en orden, formado el cuadro y disparando disciplinadamente a las órdenes de sus oficiales, dice:

"Aquel día me sentí orgulloso de pertenecer a la misma civilización que aquellos hombres".

A Evo Morales, sea nazi ó nazi-etnico que le vayan dando, lo malo es que pringará a los pobres desgraciados que se lo creen y después los dejará más tirados que una colilla.
34 Sherme, día 13 de Septiembre de 2008 a las 19:54
(4 y termino):
Pensemos en qué consecuencias hubieran podido extraer los enemigos de la Iglesia de la inclusión de una falsedad semejante en un texto del Magisterio Ordinario y universal de la Iglesia... Pero eso no sucedió.
Por lo tanto, se puede concluir que, si existió la audiencia papal para Leo Taxil, ignoramos el contenido de lo que dijo el Papa. Pero con toda certeza se puede excluir absolutamente que el Papa hiciera una valoración de la obra de Taxil como la que pretende el estafador, además de por lo ya dicho, por otra contradicción llamativa. Según Taxil, después de haber hablado el día anterior largamente con el Cardenal Rampolla, éste le habló de Taxil al Papa: «el informe verbal que el cardenal Rampolla le hizo al Santo Padre obtuvo para mí la acogida que yo esperaba (del Papa)». ¿Cómo es posible que alguien como León XIII, que había seguido la trayectoria de Taxil y se había molestado en obtener todos sus nuevos libros, y los había leído «de punta a cabo», necesitara del informe verbal del Cardenal para concederle «la acogida que yo esperaba»?

Ahora, la moraleja de esta historia.

Una gran parte del público católico no especializado (y también gran parte del especializado) creyó «la novela del paladismo» y la historia de Diana Vaughan. Pero, ¿es que acaso eso muestra la infantil credulidad de los católicos? Alec Mellor explica que el engaño desbordó el ámbito de lo católico: «Uno de los mayores logros —de Taxil— fue la inclusión en la enciclopedia Nueva Larousse Ilustrada de dos entradas que ocupaban dos columnas: Paladismo y Palladium». Un paradigma laico de la sabiduría, como lo eran ya entonces los editores de la enciclopedia Larousse, hizo lo que la Iglesia no osó en ningún momento: dar reconocimiento a la existencia del paladismo. Esto demuestra que hay que situarse en el clima del momento para comprender que el nivel de confrontación entre las fuerzas del anticlericalismo y la Iglesia había alcanzado ya una intensidad tal que influía en la percepción que todos tenían de la realidad. Pero hay que insistir en que la Iglesia no asumió jamás en su magisterio estas teorías que, «aparentemente» hubieran podido «convenirle».

De nuevo, Mellor explica cómo fue precisamente del campo católico de donde surgió una poderosa resistencia a la «demonología» fantástica de Taxil. «Sin embargo, el espíritu crítico no había muerto en Francia. Los primeros en manifestar sus dudas fueron los exorcistas, cualificados "compañeros" del Diablo, y que no otorgaron ningún reconocimiento a Taxil, tan lejos se movía éste de lo que ellos conocían.

Les siguieron varios autores católicos, entre los que hay que contar al canónigo Delassus, de la Semana Religiosa de Cambrai, o al padre Janniaud, en la Semana Religiosa de Autun (...) Gaston Mery puso en duda la misma existencia de Diana Vaughan desde su periódico». El más destacado de los oponentes de esta fabricación fue el ya citado padre jesuita Hermann Gruber quien, en una carta personal dirigida a un sacerdote «amigo» de Taxil, el padre Bessonies, le escribía el 20 de agosto de 1896:
«Desde el comienzo de estas revelaciones siempre he tenido la convicción de que las principales afirmaciones relativas a Pike y a su importante papel en la francmasonería, al culto y a las invocaciones del Demonio, a las profanaciones de la Sagrada Hostia en las logias, al soberano pontificado de Pike y de Lemmi y a una dirección centralizada de la francmasonería son completamente falsas. Cualquier persona que esté familiarizada con los hechos y con la historia de la masonería sólo puede reírse ante tales afirmaciones».

35 manuelp, día 13 de Septiembre de 2008 a las 19:59
Sherme

Perdóneme que le diga, que ha superado usted en tabarra masónica a las tabarras antimasónicas de ArrowEco y Momia.
36 Sherme, día 13 de Septiembre de 2008 a las 20:06
29# El que tú o yo, y tantos otros, cursáramos la signatura de religión, como era común en la época no significa que fuera "obligatoria" por ley. Protestantitos, moritos y hasta judiítos haberlos, habíalos... no creo yo que les cascaran la religión católica así como así. Ni siquiera Franco... tan querido por los moritos. Y sabes, amigo Manuelp, que aquí se mezcla una cosa con otra y no siempre las cosas son como "la memoria" nos dice... A ver la ley franquista por dónde anda... o algún "testimonio" de algún hijo de "resistente antifranquista" que nos lo cuente... que supongo que se habría negado a que su hijo diera religión y Franco lo habría metido en la trena ¿no?
37 manuelp, día 13 de Septiembre de 2008 a las 20:06
# 32 lead

Yo, a pesar de ser agnóstico, de acuerdo con mi mujer, apuntamos a nuestros hijos a la asignatura de religión católica, por considerarla un bagaje cultural y ético imprescindible en un ciudadano español.
Repito que, de acceder a las pretensiones de cualquier otra religión de "exigir" las mismas prestaciones que tiene la religión catolica por parte del estado, nada.
Una cosa es ser liberales y demócratas y otra ser gilipollas.
38 manuelp, día 13 de Septiembre de 2008 a las 20:09
# 36 Sherme

Que no se enrolle, que si no aprobabas la religion no pasabas de curso. Esto era así. no vayamos ahora a decir que el régimen de Franco era liberal.
39 Sherme, día 13 de Septiembre de 2008 a las 20:10
35# El libro "el secreto masónico desvelado" es un tochete importante, Manuelp. Y también es "antimasónico", pero con más "cabeza" que algunos de estos...

En fin, siento que no lo valore ud. y lo considere "un ladrillo". ;-)
40 lead, día 13 de Septiembre de 2008 a las 20:10
[Etnia alemana]

DeElea #28

El nacional-socialismo de Hitler era étnico en ambos sentidos: biológico y cultural, implicando, para ellos, una perfecta simbiosis.

Para los nazis, el fundamento de la nacionalidad era la sangre, no la ciudadanía; por ello, no reconocían la condición de "alemanes" de ciudadanos alemanes judíos a los que desposeyeron primero de la ciudadaníay, después, de la vida.

Raza y cultura alemanas eran parte del Volkgeist o esencia del Pueblo alemán. A esa raza aria correspondía, de forma unívoca, una cultura. Por eso, los nazis hablaban, por ejemplo, de "Física alemana", intentando eliminar de ella las bastardas filtraciones de la "Física judía" (de Einstein, por ejemplo); así, también, el intento de eliminar las raíces griegas de los inventos modernos y sustituirlas por raíces germánicas (los nazis vascónicos, es decir, los de ETA y sus satélites, siguiendo al vasco-nazi Federico Krutwig, están pretendiendo lo mismo; es el mismo modelo, al fin y al cabo).
41 Sherme, día 13 de Septiembre de 2008 a las 20:14
38# ¿conoce ud. a alguno que "no aprobara"?
En fin, que vale... pero YA no lo es ¿no? Entonces ¿para qué quieren quitarla con el cuento ese de "la religión fuera de las aulas"? Y ¿por qué sí quieren hacer OBLIGATORIA y EVALUABLE la "epZ"?
42 manuelp, día 13 de Septiembre de 2008 a las 20:15
# 39 Sherme

Perdoneme, no es mi intencion ofenderle, pero es que, como apenas me interesa el tema, las largisimas citas que ha puesto me han parecido pesadas.

De Martinez Barrio, ¿cual es su opinion de que un calabacín como él llegara a grado 33?.
43 denebola, día 13 de Septiembre de 2008 a las 20:17

El cristianismo es lo mejor, con diferencia, de que ha disfrutado la humanidad en toda su historia. Desde hace tres siglos el cristianismo sufre un ataque feroz por las fuerzas del mal. No es extraño que en esa coalición diabólica concurran los marxistas, los masones, un puñado de deshechos filosóficos, relativistas, amantes de lo ajeno, genocidas del Asia y adoradores de Mahoma, entre otros.

Lo he dicho algunas veces y lo repito: la Iglesia es hoy lo único que nos separa de la barbarie. Lo único. Por eso, de la misma forma que las fuerzas del mal redoblan sus esfuerzos por acercarse a los niños (la conocida obsesión socialista por hablar de sexo a los niños), debería la Iglesia purificar su mensaje, hacerlo más nítido y contundente de manera que, cuando el niño crezca, pueda al menos echar mano del recuerdo de las verdades cristianas.

No comprendo que en las clases de religión católica el libro de texto NO sea la Biblia. No comprendo que el mensaje del Nuevo Testamento, escrito para llegar a todos, sea sustituido por un conglomerado de ideillas que parecen cogidas directamente del magro recetario de bibiana.
44 manuelp, día 13 de Septiembre de 2008 a las 20:18
# 41 Sherme

Si es cierto lo que dice, es un aspecto más de la batalla ideológica que han planteado estos del PSOE, que como no tienen a nadie que se les enfrente con decision van arrasando.
45 Sherme, día 13 de Septiembre de 2008 a las 20:20
41# ¿Franquismo inverso? ¿LEVOfranquismo?

ZETAperismo = ¿franquismo inverso?

Me da en la nariz que algo de eso hay... ¿quitamos los pantanos por franquistas o los llamamos "acumulaciones temporales de agua"? ;-)

Si es que este zETArégimen si no fuera tan ridículo sería de chiste... así solo parece un burla a los ciudadanos de "estepaís".
46 manuelp, día 13 de Septiembre de 2008 a las 20:22
# 40 lead

La comparación entre el nazismo alemán y el vasco me recuerda aquella famosa frase de que la historia se repite, una vez como tragedia y la otra como caricatura.
47 Sherme, día 13 de Septiembre de 2008 a las 20:38
42# Lo del tochete de la citas... "me vi obligado", perdonen. Es que a mí es a quien más me cansa. No lo dude. Pero también es a quien más le inflan las narices estos fanáticos meapilas y algo tendré que protestar o "argumentar"...

En cuanto a mi paisano Martínez Barrios, yo no le tengo por un zoquete... fue conmilitón de Lerroux y antes con Melquiades Álvarez, creo. Que llegues a 33º tampoco hace falta nada especialmente importante tampoco... vamos que no es "un cargo" ni mucho menos.

Para los franquistas lo de ser "33" quería decir que era "el mandamás", pero eso no es así. Ni con mucho. También le llamaban a él "el Gran Oriente" como si ese fuera su cargo en masonería. Tengo por aquí un libro (no he terminado de leerlo, es bastante "tocho") sobre Martínez Barrios con muchísimos de sus discursos, cartas y escritos para la masonería... 1120 páginas... "Martínez Barrios. Palabra de republicano". Como muchos... creo que "se vió arrastrado" por la época. Tenga ud. también en cuenta una cosa a su favor: Intentó mediar para que el levantamiento no se produjera hablando con unos y con otros. No lo consiguió y dimitió. En fin, que "culpas"... todos. Ese fue el verdadero DRAMA de aquella España. Esperemos que NUNCA MÁS se repita (que aquí estamos ya en overbooking y no cabe un tonto más).
48 ArrowEco, día 13 de Septiembre de 2008 a las 20:38
VV

Ahora vendrá Gadititi para recordarnos que la necesidad de la religión está directamente relacionada con nuestra infancia y tal y tal...
49 lead, día 13 de Septiembre de 2008 a las 20:41
[A los pies de Santiago. El general Mizzian]

Sherme dice en #25:

Otra cosa es que el Régimen se considerara "Confesional" y "pusiera" a España a los pies de Santiago

La invocación a Santiago Matamoros, como patrón protector de España, ha correspondido tradicionalmente al Capitán General de Galicia, el cual leía la carta de invocación en la catedral de Santiago de Compostela, rodeado de gran boato y con el botafumeiro a todo trapo, digamos.

El caso más esperpéntico (que lo podría haber inventado Valle Inclán) fue cuando el general Mizzian era Capitán General de Galicia, el cual cumplió con la tradición como está mandado (por Franco).

Supongo que la mayor parte de los blogueros sabrán que Mizzian era marroquí y musulmán. Oficial de Regulares, participó destacadamente en la Guerra Civil, subiendo por méritos de guerra (y, después, por antigüedad) en el escalafón del Ejército de Tierra hasta llegar a general (una hermana mía era amiga de sus hijas y hablaba muy bien de esa familia).(*)

(*) http://es.wikipedia.org/wiki/Mohammed_ben_Mizzian
50 ArrowEco, día 13 de Septiembre de 2008 a las 20:43
VV

Sherme ¿y tú por qué cinturón vas? digo mandil o grado o lo que sea...

« 1 2 3 »

En formato RSS© Copyright Libertad Digital SA. Juan Esplandiu 13, 28007 Madrid.
Tel: 91 409 4766 - Fax: 91 409 4899