Pío Moa

« Un comentario de hace cuatro años | Principal | Un problema intelectual y un problema burocrático »

En vísperas del 18 de julio

17 de Julio de 2006 - 19:03:41 - Pío Moa

Compartir:
Menéame Tuenti
Carta abierta al Consejo de Europa
Quieren ustedes hacer del 18 de julio de 2006 día internacional de repulsa al franquismo, erigir monumentos en memoria de sus víctimas y recordar que el Valle de los Caídos fue construido por presos republicanos. Inmediatamente se vienen a la cabeza las frases del gran filósofo español Ortega y Gasset dirigidas a Einstein y otros intelectuales, favorables al Frente Popular español: "Einstein se ha creído con derecho a opinar sobre la guerra civil española y tomar posición ante ella. Ahora bien, Albert Einstein usufructúa una ignorancia radical sobre lo que ha pasado en España ahora, hace siglos y siempre. El espíritu que le lleva a esta insolente intervención es el mismo que desde hace mucho tiempo viene causando el desprestigio universal del hombre intelectual, el cual, a su vez, hace que hoy vaya el mundo a la deriva, falto de pouvoir spirituel".

Me temo que la información que ustedes manejan sobre el 18 de julio proviene del gobierno español, liderado por un autoproclamado "rojo", el señor Zapatero. Se trata básicamente de la propaganda elaborada por la Comintern comunista, reproducida desde los años 60 por historiadores de la misma ideología, como Tuñón de Lara o Gabriel Jackson. Acerca de ella expresaba su indignación otro de los más distinguidos intelectuales liberales españoles del siglo XX, el doctor Gregorio Marañón: "Esa constante mentira comunista es lo más irritante de los rojos. Por no someterme a esa servidumbre estúpida de la credulidad, es por lo que estoy contento de mi actitud". El reconocido historiador británico Paul Johnson ha señalado la guerra de España como uno de los episodios del siglo XX sobre los que más se ha mentido. Creo que ustedes debieran imitar a Ortega y a Marañón, y precaverse contra esa "constante mentira comunista", hoy nuevamente tan en boga.

Según esa propaganda, la guerra de España enfrentó a la democracia y al fascismo. Pero si ustedes prestan atención a los integrantes del Frente Popular y sus aliados, verán cuán imposible es tal pretensión. Ni los anarquistas ni los comunistas ni los socialistas de entonces, en muchos aspectos más radicalizados que los comunistas, tenían nada de demócratas. Tampoco el racista Partido Nacionalista Vasco, ni los republicanos de izquierdas y nacionalistas catalanes, que habían intentado golpes de estado nada más perder las elecciones democráticas del 1933. Y, en fin, como no pueden ignorar ustedes, aquel Frente Popular estuvo dirigido, más que protegido, por Stalin, a quien, supongo, nadie calificará en serio de demócrata.

En la guerra de España la democracia no jugó ningún papel, pues la relativa democracia republicana había sido destruida previamente en dos golpes sucesivos. El primero fue el movimiento revolucionario de octubre de 1934, contra un gobierno de derecha plenamente legítimo y respetuoso con la ley. La revolución fue organizada, textualmente como guerra civil, por el PSOE con el fin explícito de imponer un régimen de tipo soviético; y por los nacionalistas catalanes, con fines separatistas. La apoyaron los comunistas, los anarquistas (en parte) y los republicanos de izquierda. El ataque a la legalidad fracasó en dos semanas, pero dejó 1.400 muertos y cuantiosas destrucciones.

El segundo golpe a la democracia fue el proceso revolucionario desatado tras las elecciones de febrero de 1936. Elecciones irregulares por sus violencias y sus fraudes, reconocidos por Azaña, el republicano de izquierda que pasó a gobernar entonces. Las izquierdas, agrupadas en el Frente Popular, ganaron en escaños, aunque empataron en votos, y de inmediato comenzó a imponerse la ley desde la calle, mientras el gobierno destituía ilegítimamente al presidente de la República, Alcalá-Zamora, arrebataba despóticamente escaños parlamentarios a la derecha, depuraba el alto funcionariado, liquidaba la independencia del poder judicial y amparaba unas violencias callejeras que en sólo cinco meses causaron 300 muertos, centenares de incendios de iglesias, centros culturales y políticos de la derecha, periódicos, etc. Las izquierdas respondían con amenazas de muerte, en pleno Parlamento, a los líderes derechistas, el moderado Gil-Robles y el más extremista Calvo Sotelo, cuando éstos pedían al gobierno, simplemente, que cumpliese e hiciese cumplir la ley.

Al negarse a cumplir la ley y anularla activamente por medio de actos consumados, el gobierno del Frente Popular perdió una legitimidad ya dudosa de origen. El arrasamiento de la legalidad democrática por las izquierdas y la total descomposición del estado quedaron de relieve cuando una fuerza mixta de policías y milicianos socialistas secuestró en su casa y asesinó a Calvo Sotelo, después de haber fallado en el intento de hacer lo mismo con Gil-Robles. Aquel crimen colmó el vaso y empujó a la rebelión a una parte del ejército, que venía preparándose para ella ante el cariz de los sucesos, pero era muy renuente a emprenderla, entre otras cosas por la gran probabilidad de ser vencidos. Probabilidad que estuvo a punto de materializarse.

Y, cuando la ley cae por tierra, en todos los países vienen las atrocidades y las venganzas, cometidas en España por los dos bandos. Pero el gran responsable de haber llegado a ese extremo fue el Frente Popular, al cual una propaganda grotesca pretende identificar con la democracia. Contra la "irritante mentira roja", el alzamiento derechista y la guerra no destruyeron la democracia, sino al revés: la destrucción de la democracia por aquellas radicalizadas izquierdas ocasionó la guerra. La cual no fue una pugna entre demócratas y fascistas, sino entre totalitarios de izquierda y autoritarios de derechas: la dictadura de Franco jamás llegó al absolutismo de las comunistas ensayadas en España e impuestas a la mitad de Europa después de 1945.

Cabe recordar, además, las numerosas atrocidades, con torturas y asesinatos, entre unos y otros partidos de izquierda. Y la represión franquista de posguerra no debe oscurecer el hecho de que los jefes del Frente Popular huyeron todos, sin la menor preocupación por el salvamento de miles de seguidores suyos comprometidos en el terror contra las derechas. Estos últimos, culpables de crímenes espeluznantes, fueron juzgados y ejecutados por el franquismo al lado de bastantes inocentes. Pero es un insulto a los inocentes equipararlos a todos bajo el título de "víctimas del franquismo". En cuanto al Valle de los Caídos, también precisan ustedes información más fidedigna. Sólo un pequeño número de los trabajadores en esa obra, alrededor de una décima parte, fueron presos. Y trabajaron en régimen de "redención de penas por el trabajo", a razón de cinco días de pena conmutados por cada uno trabajado. Nada parecido a los campos soviéticos o nazis.

Probablemente el gobierno del "rojo" Zapatero quiera hacerles creer a ustedes que lo aquí expuesto es una interpretación franquista. Para que se hagan una idea al respecto, añadiré a las citas de Ortega y de Marañón, el comentario de uno de los mayores novelistas españoles de la época, el liberal Pérez de Ayala, sobre el Frente Popular: "Cuanto se diga de los desalmados mentecatos que engendraron y luego nutrieron a sus pechos nuestra gran tragedia, todo me parecerá poco. Nunca pude concebir que hubieran sido capaces de tanto crimen, cobardía y bajeza". Marañón observó que "todo es en ellos latrocinio, locura, estupidez". Y las citas podrían alargarse mucho.

Pues bien, estos tres intelectuales, Ortega, Marañón y Pérez de Ayala, habían sido declarados "padres espirituales de la República", por sus esfuerzos para traer a España una democracia liberal. La misma que fue echada abajo por las violencias revolucionarias. "Mi respeto y mi amor por la verdad me obligan a reconocer que la República española ha sido un fracaso trágico", constató Marañón amargamente. Termino con una cita del propio Azaña, líder de las izquierdas burguesas, sobre la calidad de aquellos republicanos: "política tabernaria, incompetente, de amigachos, de codicia y botín, sin ninguna idea alta".

Nada, pues de versiones franquistas. Ustedes han sido víctimas de la "irritante mentira roja" difundida masivamente por el actual gobierno español, que les ha manipulado para convertirles en portavoces de ella, desacreditando una institución consagrada a la defensa de la democracia y los derechos parlamentarios. Un gobierno que está hundiendo la Constitución española mediante hechos consumados y en connivencia con el terrorismo etarra. No sé qué dirían de él los "padres espirituales de la República", pero no me cuesta mucho imaginarlo.
Comentarios (810)

« 1 2 3 4 5 6 7 8 9 10 11 12 13 14 15 16 17 »

801 Pandorgo, día 22 de Julio de 2006 a las 17:27
En mi tierra, Ciudad Real, murieron entre ambos bandos la cuarta parte de la población, la izquierda, sobre todo la FAI masacró al clero y a la burguesía, algunas veces de una manera muy cruel como tirandólos a pozos y tapándolos con cal viva, o despellejándolos vivos; por su parte los franquistas en venganza los empalaron vivos o los castraron haciendóles tragar sus testiculos, o toreándolos en la plaza de toros con banderillas de fuego. Ahora digánme si los más de 2.000 que les he relatado por esos métodos, no merecen una interpretación de la Historia más adecuada a lo que de verdad pasó.
802 zeb, día 22 de Julio de 2006 a las 18:46
a malagueño 607

La culpa de los resultados del PP en Euskadi tiene dos nombres: Mayor Oreja e Iturgaiz. Así de simple. En las valoraciones sobre los políticos, ambos dos se situaban por detrás de la tabla, superado por Otegi.
803 evaristo, día 23 de Julio de 2006 a las 00:52
Señor Pío: afortunádamente usted vive ahora en un estado que le permite escribir cosas como ésta. Puede usted escribir lo que le dé la gana. Haga política-ficción, historia-ficción, escriba historias para que puedan dormir tranquilos los que apoyaron la dictadura y los que no tienen dignidad para condenarla. Pero no pretenderá que los demás nos las creamos, ¿verdad? Y mucho menos los parlamentarios europeos, que tienen cultura suficiente como para distinguir lo que es historia de lo que son los deseos de un payaso.
804 Resistente antisocialista, día 23 de Julio de 2006 a las 16:54
Siempre me ha parecido que no merece la pena perder un minuto en contestar determinadas interpretaciones de la historia nacidas del revisionismo más cavernario. Aquel que en países como Alemania o Austria está penalizado (la negación del Holocausto les ha supuesto a algunos "historiadores" la inmediata retirada de sus libros contundentes sanciones). Como eso aquí ni pasa ni va a pasar, me permito hoy, Sr. Moa, contestarle desde esta bitácora. Sólo en un pequeñísimo gesto de honor a la verdad y de respeto hacia las vícimas de aquella guerra atroz que comenzó hace hoy 70 años. Para mí, Sr. Moa, su interpretación del estallido de la Guerra Civil se asemeja muchísimo a las sentencias de esos jueces salidos de la caverna que exculpan al violador y arremeten contra la mujer violada por llevar minifalda e ir provocando. Con esto (imagínese: soy historiadora, mujer y demócrata, pero no por ello masona) y dada su sagacidad para adivinar los pensamientos ajenos, a lo mejor se puede hacer una leve idea de la opinión que tengo acerca de sus tesis. Un atento saludo.
------------------------------------------

Pero, señora mía adoctrinada por la mendacidad histórica con que la izquierda española mancilla la Universidad, acusar de revisionismo desde la formación de quienes pretenden ganar la Guerra Civil (muero Franco, eso sí, en vida todos a chupar del Régimen), de quienes justifican los infectos crímenes genocidas de los rojos en la criminal II República, de quienes se jactan del genocidio de católicos en la guerra que el PSOE engendró en el 34, de quienes pretender sacar los muertos de un bando, mancillando la memoria de los mucho más numerosos del otro, de quienes... es mejor que guarde un prudente silencio, no sea que los dedos se le hagan huéspedes por tanta mentira e hipocresía. EL señor Moa expone rigurosa y apodícticamente sus tesis. ? Y qué obtenemos de la izquierda analfabeta y rencorosa ? ¿ Argumentos, como los ausentes en su mensaje ? No. Sólo la agresión, algo muy propio de los rojos. Por cierto, para cavernaria usted y toda la fratría de indoctos socialistas corruptos
805 Resistente antisocialista, día 23 de Julio de 2006 a las 16:58
Para historia-ficción, señor evaristo, la que día a día estos inútiles corruptos filoetarras del PSOE y demás incompetentes de la izquierda española hacen manipulando la historia a su conveniencia, y pretendiendo sacar muertos (fusilados por crímenes contra a Humanidad) de sólo el bando criminal rojo.
806 Ernesto Plá, día 3 de Agosto de 2006 a las 14:47
La estupidez de la izquierda española...
El implacable Pío Moa nos muestra la cruda realidad. Una República conspirativa y traidora, aliada a los interesa estalinistas y separatistas. Los cuatro "tontos" que opinan contra Moa, no hace más que simplificaciones grotescas, sin contenido alguno. Cualquiera que léa a Moa con dignidad, se dará cuenta de la verdad de sus texis. Zapatero tamién ha traicionado a España:
-Otorgando a Cataluña una declaración preambular de independencia, prohibiendo el castellano y la bandera española.
-Pactando con los asesinos de ETA, y rompiendo la lucha antiterrorista con el PP (2 partido Nacional)
-Dejando a la gente marginada, con más desempleo,precariedad laboral
-Sin ninguna posibilidad de acceso a la vivienda
-Apoyando la banca española "rapiña" de nuestra economía y ladrones en Iberoamérica.
-Nada se ha cumplido: ZP es el personaje más nefasto y miserable de la historia de España, mucho peor que el déspota Aznar.
Un ex-socialista
807 Juan , día 6 de Agosto de 2006 a las 20:19
Gracias, Pío Moa, por defender la verdad. Podrás tener tus errores, como todos, pero hoy en que la moda -dirigida desde el actual Gobierno- va por el camino de "dictar" lo que ocurrió -aunque no fuera así- en favor de las izquierdas anti-democráticas y totalitarias y los nacionalismos idem-idem, conviene que no nos dejemos engañar.
Y esto, sin pretender que lo que los otros no deberían haber hecho o hacer ahora, vaya a estar bien.

Como una contribución más -por tanto, no la única- a una verdad histórica sobre algunas cosas que pasaron en la España de los años 30, y que hoy oficialmente se quiere ocultar o deformar, aquí va una muestra interesante: 1) "Matanzas en el Madrid Republicano- Paseos, Checas, Paracuellos . . ." Ed. Áltera, 2006; 2) "La Gran Persecución- España 1931-1939" Ed. Planeta Testimonio, 2000.

¿Cuándo vamos a empezar a trabajar juntos, por ejemplo superando los gobiernos monocolores, y hacer que sean verdaderamente representativos de toda España y no sólo de una parte? ¿Cuándo vamos a centrarnos en este país en los importantes problemas que hoy tiene planteada España y a dejar de mirar al ombligo y al pasado?

Paz y Bien para todos. Saludos.
808 un patriota y español, día 16 de Agosto de 2006 a las 12:34
la mentira sectaria de los falsos progres que defienden los asesinatos de la república:
http://www.flickr.com/photos/etecemedios/tags/memo...
menuda porquería, que asco
809 mirta beatriz moa , día 17 de Agosto de 2006 a las 20:07
pido disculpas por entrar en esta pajina y dejar mi comentario,que nada tiene que ver,solo es mi apellido,y estoy intentando conoser el origen del mismo,pero no encuentro,por eso si alguien tiene informacion del mismo,se los agradesco,
dejo mi correo por si alguien qjuiere mandarme informacion desde ya muchaS GRACIAS
810 Jun He Furniture, día 29 de Agosto de 2006 a las 10:31
Shanghai Jun He Antique Furniture Co.,Ltd.
Manufacturer and exporter of antique chinese furniture of Ming & Qing style,copy antique furniture,wood carving ,windows and screens,orient hardware,accessory ,painting, Lighting & Lamp. Our designer can also design your own furniture all upon your demands.
E-mail:nil@sh-antique.com.cn
Tel:0086-21-51343777 Fax:0086-21-51343775
Http://www.sh-antique.com.cn

« 1 2 3 4 5 6 7 8 9 10 11 12 13 14 15 16 17 »

En formato RSS© Copyright Libertad Digital SA. Juan Esplandiu 13, 28007 Madrid.
Tel: 91 409 4766 - Fax: 91 409 4899