Pío Moa

« En breve | Principal | ¿Qué hará Rajoy en el poder? »

En "Chesterton"

7 de Enero de 2008 - 19:17:04 - Pío Moa

Compartir:
Menéame Tuenti

Escribe Ricardo de la Cierva en  la revista Chesterton:

“Si en sus demás títulos Pío Moa se nos muestra como un gran historiador, en este (“Años de hierro”) se revela ante todo como un gran escritor. Habla de las cosas más atroces y a veces las dice con una serenidad imperturbable, casi flema británica. No pierde la compostura ni la ecuanimidad ni por un momento. Y consigue con ello un estilo narrativo que me recuerda al de mi maestro Tucídides; aunque no es monocorde ni lineal sino pletórico de sentido y de armonía. Es un libro que se lee solo, y que no debe empezarse por la noche porque te quedas sin dormir (…) Se trata de un tomaco de 726 páginas apretadas que naturalmente he leído como historiador. Y les doy a ustedes mi palabra de historiador que en tantas páginas sobre una de las épocas más conflictivas de la historia de España, una época que yo viví de niño, de adolescente y de estudiante perenne, no he encontrado en el libro ni un error, ni una discrepancia seria, ni una tesis equivocada. Desafío a todos y a cada uno de los monstruos “rojoides” a que me indiquen un fallo, para contestarles cumplidamente”.

Bien, un elogio muy de agradecer por venir de quien viene. Ricardo de la Cierva ha sido seguramente el historiador más ninguneado y atacado no solo por la izquierda, sino también por buena parte de la derecha, empezando por aquel admirador del marxista Tuñón de Lara que fue Javier Tusell. Por supuesto, todos ellos están en su derecho de criticar a De la Cierva  (o a un servidor) en los términos intelectuales más duros que puedan ocurrírseles. Pero ocurre que no es eso lo que han hecho, sino que han pretendido “erradicarlo de la universidad”, como decía una profesora más o menos progre. Lo mismo que Tusell, Espinosa y otros han pedido para mí la censura y últimamente algunos discípulos suyos piden ahora la cárcel. Esto refleja un talante no precisamente democrático, ni siquiera intelectual o académico, sino inquisitorial o, más apropiadamente, chequista. Ocurre también que los libros de De la Cierva se acercan mucho más a la verdad histórica que los de sus enemigos, que no críticos, afectados de lisenkismo agudo, como explicaba en La quiebra de la historia progresista.

No soy yo tan optimista como don Ricardo sobre la ausencia de errores en mi libro, pero apruebo totalmente sus últimas palabras: que estos erradicadores y censores renuncien a sus malas mañas y se dediquen a exponerlos, quiero decir, acepten un debate como es debido en una sociedad democrática y civilizada.

-------

"Hasta los contados españoles que viven aquí resultan más interesantes y más ricos que los de otros lugares del Extremo Oriente. El cónsul español, Julio Palencia y Tubau, hijo de un eminente comediógrafo y de una de las mejores actrices que tuvo nuestro teatro, está casado con una hermosa dama, nacida en Grecia, hija de un célebre político de dicho país. Este matrimonio de gustos artísticos, refinadamente intelectual, me invita a comer en su casa (una "villa" de frondoso jardín, cerca de la Concesión Francesa) con los principales individuos de la pequeña y prestigiosa colonia española, y escucho lo que me cuentan con verdadero interés, pues todos ellos, por su estado social, conocen a fondo el país.

"Uno de ellos, llamado Lafuente, es un arquitecto nacido en Madrid, que ha construido el Gran Hotel de Shanghai; otro, apellidado Ramos, es dueño de las mejores salas de cinematógrafo que existen en esta capital del placer; y Cohen (el millonario de la colonia) posee casi todas las ricshas circulantes en la ciudad, que ascienden a varios miles, lo que le proporciona un ingreso diario enorme, uniendo a tal industria otras de no menos consideración. Este es el elemento civil que tiene España en Shanghai. El religioso resulta aún más interesante.

Estoy sentado a la mesa frente a dos frailes que son al mismo tiempo dos hombres de acción, el padre Castrillo y el padre Cuevas, superiores de las misiones Agustiniana y Recoletana, existentes en China.

El padre Castrillo, con su barbilla gris en punta y su frente voluminosa de hombre de tenaces voluntades, me hace recordar a los héroes de la conquista americana en el siglo XVI. En Shanghai lo respetan como si fuese uno de los fundadores de la moderna ciudad, admirándole además por sus dotes de organizador y financiero. Adivinó el porvenir de este puerto antes que los ingleses, norteamericanos y todos los que explotan hoy sus negocios. Empleó los dineros de su comunidad (la de los agustinos del Escorial) en comprar terrenos alrededor del viejo Shanghai, en la peor de las épocas, cuando eran frecuentes las revoluciones y la sangre de enormes matanzas humanas corría por las riberas del río Azul.

Hoy la ciudad se ha ensanchado considerablemente y muchos de sus edificios principales son propiedad de la orden representada por el padre Castrillo. Éste goza de tal prestigio financiero y conoce tan a fondo a la población europea que vio formarse desde su primer núcleo, que los banqueros más importantes, ingleses, y norteamericanos, le piden informes y consejos en momentos de duda; y el fraile castellano, con su barbilla cervantesca, su sotana de simple clérigo y el sombrero de teja echado atrás sobre su  cabeza voluminosa, va bonachonamente de un lado a otro, mirándolo todo con sus ojos que parecen distraídos y no pierden detalle. Basta cruzar con él unas palabras para convencerse enseguida de que es "alguien".

La conversación con estos dos representantes de la propaganda católica resulta de gran interés geográfico. El padre Cuevas, misionero de evangélica bondad y español entusiasta, me cuenta cómo envían todos los años el dinero y los objetos necesarios a las misiones establecidas en el interior de China. La palabra "interior" hay que apreciarla después de haber hecho memoria de la enormidad de esta nación, casi tan grande como Europa. Me hablan los dos religiosos de un amigo suyo que es obispo en no recuerdo qué ciudad situada junto a unas cataratas que sólo muy contados viajeros conocen. Para llegar a ellas hay que hacer un viaje por el río Azul y sus afluentes, que dura sesenta días. Ahora, con los decretos de la República, que favorecen el traje a la europea y permiten a los chinos la ablación de la trenza tradicional, pueden los misioneros católicos recobrar un poco de su aspecto religioso. En tiempo de los emperadores, iban vestidos de chinos y usaban coleta como los del país (...) Julio Palencia recuerda una visita que recibió hace algunos años en este mismo consulado, cuando era simple vicecónsul. Vio entrar una mañana en su oficina a un mandarín que le hizo varias reverencias al estilo del país y empezó a balbucear en español, con gran dificultad.

– Soy el padre Ibáñez, obispo de...

Y avergonzado por no encontrar palabras en su propio idioma para seguir expresándose, se le llenaron los ojos de lágrimas y dijo humildemente:

– Perdóneme, señor cónsul. Hace más de treinta años que no he tenido ocasión de hablar mi lengua.

(...) Esta ciudad bulliciosa y rica, que gobierna una junta de cónsules y todos llaman por su puerto y su negocios el "Londres del Extremo Oriente", guarda a un mismo tiempo los directores de la propaganda moral cristiana y los lugares de corrupción más ruidosos de Asia. He estado poco tiempo en Shanghai y siento el deseo de volver a ella, con preferencia a otras ciudades conocidas en mi viaje. Tengo el presentimiento de que estudiándola puede escribirse una de las novelas más interesantes y originales de la época moderna".

(Vicente Blasco Ibáñez, La vuelta al mundo de un novelista, en el año 1923).

Comentarios (118)

« 1 2 3 »

101 Momia, día 8 de Enero de 2008 a las 23:05
Estos masonazos del PRISOE, como en el 36 ya están insultando a los curas y a los obispos, no son capaces de concebir que la Iglesia y los cristianos tienen todo el derecho del mundo no sólo a manifestarse, sino a tener partidos políticos, empresas, medios de comunicación, a casarse por la iglesia, a tener hijos y educarlos cristianamente, a cuidar de los mayores, a no abortar las mujeres, a ir a misa, a dar culto a Dios -y todo sin pedir permiso a la Masonería-.
´
Pero ya se sabe que los grandes Masones son grandes adoradores de Satanás: en el infierno se van a dar auténticas orgías sexuales con el diablo, jajajajajaja.
102 riesgo, día 8 de Enero de 2008 a las 23:33
Pues sí Gorucho, en dos tardes a lo sumo lo arreglan, Dios tardó demasiado en hacer el mundo, eso lo superan éstos fácilmente, máxime si los lidera un iluminado, como Z, otra cosa es que zETA sea tan iluminado, pero como decia un periodista que alguna vez tuve por certero, si Z consigue trasmitir en medio de la debacle esa flema inglesa de , aquí no pasa nada, puede ser que hasta arrase en las próximas
El presidente del talante y de la trasparencia, decia
Si es que peor no podía haber sido, todos los augurios se han quedado cortos
Al menos parece, si aciertan lo que algunos apuntan, que no tendremos atentado para encauzar el voto, o algo peor, de los prisoetas del 11m, tendrémos el dia de la mujer de la pata quebrá y la revancha contra los que apoyan y no permiten que se quemen todas las iglesias, como el buen razocinio apunta natural, liberarse dela opresora iglesia católica y de aquellos que la protegen
Alguien puede imaginar siquiera un mal pesamiento de Z? yo siempre he dicho que por que no tiene la maquina de hacer dinero, que si no, no nos faltaba de nada a nadie en el mundo, le pasa igual que al Mesca, buena gente, claro que a los opresores que mataron a su abuelito del alma, a esos sí que abria que abortarlos, eutanasiarlos, o en el peor de los casos, directamente tiro en la nuca o bombazo, que bien se lo merecen, no?
103 riesgo, día 8 de Enero de 2008 a las 23:36
Por otro lado, viendo el caso concreto, no deja de ser paradójico que zETA atacando tanto a la familia tenga una familia que podría ser modelo de católica, y que Sarkozi que es de derechas, en otros paises no tiene por que ser asociado al catolicismo, en España sí, sea más bien ejemplo de lo contrario, o no?
104 denebola, día 8 de Enero de 2008 a las 23:49

Reflexiones sobre democracia y ley. Claridad de ideas, llamo yo a esto:

"...Otras veces se cree que la ley civil no puede exigir que todos los ciudadanos vivan de acuerdo con un nivel de moralidad más elevado que el que ellos mismos aceptan y comparten. Por esto, la ley debería siempre manifestar la opinión y la voluntad de la mayoría de los ciudadanos y reconcerles también, al menos en ciertos casos extremos, el derecho al aborto y a la eutanasia. Por otra parte, la prohibición y el castigo del aborto y de la eutanasia en estos casos llevaría inevitablemente —así se dice— a un aumento de prácticas ilegales, que, sin embargo, no estarían sujetas al necesario control social y se efectuarían sin la debida seguridad médica. Se plantea, además, si sostener una ley no aplicable concretamente no significaría, al final, minar también la autoridad de las demás leyes.

Finalmente, las opiniones más radicales llegan a sostener que, en una sociedad moderna y pluralista, se debería reconocer a cada persona una plena autonomía para disponer de su propia vida y de la vida de quien aún no ha nacido. En efecto, no correspondería a la ley elegir entre las diversas opciones morales y, menos aún, pretender imponer una opción particular en detrimento de las demás.

De todos modos, en la cultura democrática de nuestro tiempo se ha difundido ampliamente la opinión de que el ordenamiento jurídico de una sociedad debería limitarse a percibir y asumir las convicciones de la mayoría y, por tanto, basarse sólo sobre lo que la mayoría misma reconoce y vive como moral. Si además se considera incluso que una verdad común y objetiva es inaccesible de hecho, el respeto de la libertad de los ciudadanos —que en un régimen democrático son considerados como los verdaderos soberanos— exigiría que, a nivel legislativo, se reconozca la autonomía de cada conciencia individual y que, por tanto, al establecer las normas que en cada caso son necesarias para la convivencia social, éstas se adecuen exclusivamente a la voluntad de la mayoría, cualquiera que sea. De este modo, todo político, en su actividad, debería distinguir netamente entre el ámbito de la conciencia privada y el del comportamiento público.

Por consiguiente, se perciben dos tendencias diametralmente opuestas en apariencia. Por un lado, los individuos reivindican para sí la autonomía moral más completa de elección y piden que el Estado no asuma ni imponga ninguna concepción ética, sino que trate de garantizar el espacio más amplio posible para la libertad de cada uno, con el único límite externo de no restringir el espacio de autonomía al que los demás ciudadanos también tienen derecho. Por otro lado, se considera que, en el ejercicio de las funciones públicas y profesionales, el respeto de la libertad de elección de los demás obliga a cada uno a prescindir de sus propias convicciones para ponerse al servicio de cualquier petición de los ciudadanos, que las leyes reconocen y tutelan, aceptando como único criterio moral para el ejercicio de las propias funciones lo establecido por las mismas leyes. De este modo, la responsabilidad de la persona se delega a la ley civil, abdicando de la propia conciencia moral al menos en el ámbito de la acción pública.

La raíz común de todas estas tendencias es el relativismo ético que caracteriza muchos aspectos de la cultura contemporánea. No falta quien considera este relativismo como una condición de la democracia, ya que sólo él garantizaría la tolerancia, el respeto recíproco entre las personas y la adhesión a las decisiones de la mayoría, mientras que las normas morales, consideradas objetivas y vinculantes, llevarían al autoritarismo y a la intolerancia.

Sin embargo, es precisamente la problemática del respeto de la vida la que muestra los equívocos y contradicciones, con sus terribles resultados prácticos, que se encubren en esta postura.

Es cierto que en la historia ha habido casos en los que se han cometido crímenes en nombre de la « verdad ». Pero crímenes no menos graves y radicales negaciones de la libertad se han cometido y se siguen cometiendo también en nombre del « relativismo ético ». Cuando una mayoría parlamentaria o social decreta la legitimidad de la eliminación de la vida humana aún no nacida, inclusive con ciertas condiciones, ¿acaso no adopta una decisión « tiránica » respecto al ser humano más débil e indefenso? La conciencia universal reacciona justamente ante los crímenes contra la humanidad, de los que nuestro siglo ha tenido tristes experiencias. ¿Acaso estos crímenes dejarían de serlo si, en vez de haber sido cometidos por tiranos sin escrúpulo, hubieran estado legitimados por el consenso popular?

En realidad, la democracia no puede mitificarse convirtiéndola en un sustitutivo de la moralidad o en una panacea de la inmoralidad. Fundamentalmente, es un « ordenamiento » y, como tal, un instrumento y no un fin. Su carácter « moral » no es automático, sino que depende de su conformidad con la ley moral a la que, como cualquier otro comportamiento humano, debe someterse; esto es, depende de la moralidad de los fines que persigue y de los medios de que se sirve. Si hoy se percibe un consenso casi universal sobre el valor de la democracia, esto se considera un positivo « signo de los tiempos », como también el Magisterio de la Iglesia ha puesto de relieve varias veces. Pero el valor de la democracia se mantiene o cae con los valores que encarna y promueve: fundamentales e imprescindibles son ciertamente la dignidad de cada persona humana, el respeto de sus derechos inviolables e inalienables, así como considerar el « bien común » como fin y criterio regulador de la vida política.

En la base de estos valores no pueden estar provisionales y volubles « mayorías » de opinión, sino sólo el reconocimiento de una ley moral objetiva que, en cuanto « ley natural » inscrita en el corazón del hombre, es punto de referencia normativa de la misma ley civil. Si, por una trágica ofuscación de la conciencia colectiva, el escepticismo llegara a poner en duda hasta los principios fundamentales de la ley moral, el mismo ordenamiento democrático se tambalearía en sus fundamentos, reduciéndose a un puro mecanismo de regulación empírica de intereses diversos y contrapuestos.

Alguien podría pensar que semejante función, a falta de algo mejor, es también válida para los fines de la paz social. Aun reconociendo un cierto aspecto de verdad en esta valoración, es difícil no ver cómo, sin una base moral objetiva, ni siquiera la democracia puede asegurar una paz estable, tanto más que la paz no fundamentada sobre los valores de la dignidad humana y de la solidaridad entre todos los hombres, es a menudo ilusoria. En efecto, en los mismos regímenes participativos la regulación de los intereses se produce con frecuencia en beneficio de los más fuertes, que tienen mayor capacidad para maniobrar no sólo las palancas del poder, sino incluso la formación del consenso. En un situación así, la democracia se convierte fácilmente en una palabra vacía.

Para el futuro de la sociedad y el desarrollo de una sana democracia, urge pues descubrir de nuevo la existencia de valores humanos y morales esenciales y originarios, que derivan de la verdad misma del ser humano y expresan y tutelan la dignidad de la persona. Son valores, por tanto, que ningún individuo, ninguna mayoría y ningún Estado nunca pueden crear, modificar o destruir, sino que deben sólo reconocer, respetar y promover."

Juan Pablo II en "Evangelium Vitae"
105 lead, día 8 de Enero de 2008 a las 23:51
[Pata quebrada y Socialismo]



En el blog se está discutiendo la definición de qué es familia tradicional, al hilo de la pregunta que le ha hecho Pepiño Blanco al Papa al respecto, todo para poder colar en la propaganda sociata lo de la mujer en casa y con la pata quebrada.

Por cierto, no sé cuántos dirigentes sociatas tienen a la parienta en tal condición, pero Jesús Eguiguren, Presidente del Partido Socialista de Euskadi y principal negociador, en nombre del Gobierno, con ETA, tiene sentencia firme de maltratador por haber pegado repetidas veces a su mujer; no sé si la dejó con la pata quebrada, pero sí con numerosos moratones. Si es que el que más tiene que callar....
106 josecho6, día 8 de Enero de 2008 a las 23:54
Realmente los sociatas, especialmente los españoles, son el paradigma del moralista, auténticos puretas, moral social molona a más no poder, son buenos buenísimos, todo lo hacen por nuestro bien aunque no puedan conducir por tí, que bien que les gustaría eh? Me asombran cada día más Dado el nivel cultural de nuestra España y el analfabetismo orgánico y funcional rampante, es muy posible que arrase en las próximas elecciones. Es más, no tengo dudas al respecto.
¡Y como se alinean todos como un solo ente (antes hombre) contra el enemigo! Unas veces la AVT, otras Zaplana, otras Aznar, ahora la Iglesia. Es que hay que ver. Son GAIA, la mente común, la colmena, la sociedad perfecta. Puag, pero qué asco me dan.
107 riesgo, día 9 de Enero de 2008 a las 00:07

de LDTV:

Del Burgo confía en que un Gobierno del PP aclare los "agujeros" sobre el 11-M
El diputado de UPN y miembro de la dirección del Grupo Popular en el Congreso ha expresado su confianza en que un "futuro Gobierno del PP" abra una "investigación interna" que permita esclarecer los "agujeros" que aún no se han despejado sobre el 11-M. Jaime Ignacio del Burgo ha recordado que la sentencia no ha dado respuesta a la "gran e inquietante pregunta": explicar cómo pudieron organizarse los atentados si "todos los que se supone que participaron en ellos eran confidentes o estaban siendo vigilados por la autoridad judicial". Defendió también "obligación" de los medios de comunicación publicar las "informaciones nuevas y relevantes
108 Momia, día 9 de Enero de 2008 a las 00:33
En 1988, una editorial le ofreció publicar sus memorias, y Obama regresó a su país natal, Kenia, para buscar sus raíces. Como resultado surgió su autobiografía, titulada "Sueños de mi padre", en 1995.

En 2006 publicó su segundo libro, "La audacia de la esperanza", en el que propone superar las divisiones raciales, religiosas o políticas para enfrentar los problemas concretamente. Ambos libros se han convertido en éxitos de librería.

A pesar de que no le faltaron las ofertas de los mejores bufetes de abogados de estados Unidos, prefirió impartir clases de derecho civil y derecho constitucional.

Su carrera en la política no abarca más de diez años. Primero fue electo diputado federal por un distrito de Illinois, Chicago, en donde se le distinguió por ser un defensor de las políticas sociales, que serían la bandera de su campaña hacia el Senado de Illinois, al que llegó en 2004.

Tras vencer a otros seis candidatos Demócratas, Obama se convirtió en el quinto senador negro de la historia norteamericana. Recientemente ha sido calificado de ingenuo e irresponsable por decir que, en su primer año de mandato, estaría dispuesto a reunirse con los líderes de Irán, Cuba y Venezuela.
109 Momia, día 9 de Enero de 2008 a las 00:43
Según las encuestas, la gran mayoría de los estadounidenses apoyarían a un candidato presidencial negro.

Un sondeo de Gallup efectuado a principios del 2007 halló que sólo el 6 por ciento de los hombres y el 5 por ciento de las mujeres dijeron que no votarían por un candidato negro a la presidencia, un cambio político gigantesco en comparación con la manera de pensar de hace 50 años, cuando más de la mitad de los encuestados pensaban de esa manera.

Aunque el triunfo de Obama se apoderó de los encabezados en los periódicos y le dio nueva credibilidad a su campaña, no es el primer candidato negro en triunfar en una contienda demócrata por la nominación a la presidencia.

En 1988, el activista por la defensa de los derechos civiles Jesse Jackson, en su segundo intento por llegar a la Casa Blanca, acumuló triunfos en las primarias demócratas en Alabama, Georgia, Luisiana, Misisipí, Virginia y el Distrito de Columbia, así como victorias en las asambleas de Carolina del Sur y Michigan.
110 Momia, día 9 de Enero de 2008 a las 01:03
Del padre de Obama se sabe que era un hombre brillante, pero que no logró compaginar su educación tribal adquirida en Kenia, donde ayudaba a su padre a cuidar ganado y donde las mujeres son parte de una comunidad liderada por un solo hombre, con la responsabilidad de una familia.

Cuando Obama tenía dos años, su padre obtuvo una beca para estudiar en la Universidad de Harvard y no volvió a Hawai. Años más tarde regresó a Kenia y allí formó sucesivas familias. Aunque ocupó puestos como funcionario, no fue capaz de mantener una estabilidad laboral y económica. Murió en un accidente automovilístico cuando el hijo que había abandonado era un estudiante universitario.

Barack Obama creció en Hawai en un ambiente cómodo, protegido por su madre y sus abuelos maternos. Cuando tenía seis años, su madre se enamoró de un estudiante de Indonesia. Se casó con él y después de unos años en Hawai, el nuevo esposo de Ann se vio obligado a regresar a Jakarta por razones políticas, donde eventualmente se trasladó toda la familia.

Aunque todavía era un niño, Obama considera sus años en Indonesia como una de sus experiencias más ricas. Ann, sin embargo, consideró que su hijo debía volver a terreno americano a completar su educación, y Barack regresó a Hawai donde asistió a una academia en la que estudiaban principalmente blancos. Llegó a ser el único estudiante negro de su clase, y adoptó el apodo de "Barry", un nombre más a tono con la idiosincrasia que le rodeaba.

La diversidad cultural a la que Obama se vio expuesto mientras vivía bajo la burbuja familiar de los Dunham, generaron un carácter compasivo y conciliador. Ya de adulto sintió la necesidad de conocer esa porción de sí mismo que su padre no le había enseñado. Emprendió un viaje a África para conocer a su otra familia; sus medios hermanos y la tierra de sus abuelos paternos. De allí nació su libro "Dreams of My Father".
111 Contable, día 9 de Enero de 2008 a las 08:55

Una vez visto el vídeo de Gabilondo, éste ¿ha vuelto a beber?

112 Sherme, día 9 de Enero de 2008 a las 08:59
jjeje... 108-109-110# Eres un "profeta" de la leche, Momiete...:

DEL LADO REPUBLICANO LA VICTORIA FUE PARA MCCAIN

Hillary Clinton se recupera y gana contra todo pronóstico las primarias de New Hampshire

Pese a su derrota en el "caucus" de Iowa y a las previsiones más pesimistas, Hillary Clinton ha dado la gran sorpresa al ganar las primarias del partido demócrata en New Hampshire. La ex primera dama obtuvo el 39 por ciento de los votos, en tanto que el senador de Illinois Barack Obama, que partía como favorito en las encuestas, se situó en el segundo lugar con el 36 por ciento de los votos. Del lado republicano el veterano senador John McCain ha sido el ganador al imponerse con el 36 por ciento al ex gobernador de Massachussetts, Mitt Romney, que quedó en segundo lugar con el 31 por ciento.
====

jejejeje ayer "partía con 10 puntos por encima de la Hilaria, toooma castañazo.... "la masonería lo tié tooodo controlado", ¿no, Madrilete?... jejejej
113 Sherme, día 9 de Enero de 2008 a las 09:35
http://www.porandalucialibre.es/colaboradores/anto...

Extrema derecha y antidemócrata.

Escrito por Por Andalucía LIbre
martes, 08 de enero de 2008

"Estos días asistí a un almuerzo en casa de un amigo, de un viejo amigo. Transcurrió la cosa sin más, hasta los postres y el café. En eso empezamos el anfitrión y yo una larga charla amena sobre los males endémicos de nuestra comunidad, desde el antiguo P.E.R. hasta la inmensa política subvencionadora de nuestra tierra, de los problemas económicos que teníamos y que nadie parecía que querer ver.

Esta charla fue interrumpida cuando uno de los comensales se tiró al cuello y empezó a manifestar si no había subvenciones en Castilla-León, y qué pasaba con las subvenciones a los trabajadores de la SEAT. Los casos eran dispares y sin relación, en Castilla-León no existe el problema de la tierra, ni del cobro tantas prestaciones, ni subvenciones. ¿Qué pasará más allá del horizonte de la próxima década cuando se acaben las subvenciones europeas?

Siguió con el caso de las subvenciones a la tierra. Se explicó que el problema de la tierra es un problema de tenencia, de propiedad. Desde la baja edad media se fue formando un conjunto de latifundios desde las órdenes religiosas hasta los grandes señores. Problema que se agrandó aun más con las desamortizaciones de Mendizábal y de Madoz, que colocaron en unas pocas manos inmensas propiedades. De todas formas, en los años 80 el Partido Socialista en el poder creó el IARA con la intención de mejorar la situación de la tenencia de la tierra en Andalucía, y hoy ¿qué queda de todos aquellos recursos empleados?

El IARA es el propietario del 80 % de la empresa Desarrollo Agrario y Pesquero, tal y como podemos comprobar en el informe realizado a esta empresa por la Cámara de Cuentas de Andalucía. Además, ésta tiene encomendada la gestión material y explotación del patrimonio del Instituto Andaluz de Reforma Agraria. ¿O sea, que ahora una empresa pública gestiona el IARA y su patrimonio? Ver para creer.

Mi anfitrión y yo coincidimos también en que para el gobierno pase lo que pase la culpa la tiene la oposición. En Madrid asistimos a discursos de López Garrido demasiado subidos de tono, con tintes provocadores más de hooligans que de portavoz de un grupo político, donde mete a la oposición en todos los frentes, desde el económico hasta el mediático. Parece que algunos tienen amnesia, pero un día le recordaremos a López Garrido o a Fernando Santiago la historia de Nueva Izquierda y su pase al PSOE. ¿Qué pasó con el proyecto y con los afiliados?

Finalmente hicimos un repaso por la Ley de Memoria Histórica y su intento, a nuestro juicio, de usar la memoria histórica como arma electoral. Pues bien, a pesar de todos los argumentos que estuvimos exponiendo, fuimos tachados de fachas, de extrema derecha y antidemócratas. Cuando se agotan los argumentos lo fácil es acudir a la agresión verbal.

O sea, que ahora en este país por expresar tus ideas en libertad, por exponer tus razonamientos careces de razón y eres un ser despreciable. Yo, que he corrido delante de la policía de los gobiernos de Felipe González, de Barrionuevo y de Corcuera por defender los derechos de los trabajadores; que he estado unido a los movimientos sindicales desde mi adolescencia; que he formado parte de la estructura de los sindicatos; que he estado encerrado en los Astilleros defendiendo mi puesto de trabajo; que he estado en Comités de Empresa e incluso he sido presidente de uno de ellos; que he sido portavoz de la Comisión del Convenio, máximo órgano colegiado para el personal laboral de la Junta de Andalucía, y también portavoz de la Comisión Negociadora del Convenio del personal laboral de la Junta de Andalucía, ahora resulta que todo eso hoy no significa nada, porque soy un ser antidemócrata simplemente porque expreso mi opinión y mi crítica en libertad.
====================
Comentario[s]
Eso le pasa a mi primo...
Escrito por davidcarrasco el 2008-01-08 20:56:28

Mi primo es como esa persona que comenta. Dice ser comunista, pero vive como un marqués. Trabaja enchufado por el hermano en una empresa conocida, con un sueldo buenisimo, y se gasta lo que gana en sí mismo, pues vive con sus padres, a pesar de tener los 40 y pico, y ni siquiera apadrina a un niño o ha dado un donativo en su vida. Hablando de política, sobre su actitud de "izquierdas", siempre se queda sin fundamentos, y acaba insultando con: fascista, egoista, derechista, etc. Es increible la falta de respeto a las ideas de los demás, cuando a uno se le acaban las excusas. Eso si que es ser fascista.

b29

b29
114 Sherme, día 9 de Enero de 2008 a las 09:46
González, Gabilondo, Blanco

El trío de la risa

Con Rodríguez, la podredumbre ha llegado a la cabeza, y no hay modo de que el socialismo español (o lo que sea) produzca una sola idea que no apeste a rancio, a secta cerrada, a tugurio enrarecido.

Por Juan Carlos Girauta

De cara a las elecciones, la izquierda más zafia de Europa ha recuperado a un par de humoristas retirados, los señores González y Gabilondo, que han dicho cosas muy ocurrentes sobre la Iglesia. El joven cómico Blanco cierra el trío de la risa. Es de suponer que el progrerío, jubilado o en activo, no sigue su propia moda de la memoria histórica y desconoce la hoja de servicios del partido, por usar una expresión del gusto de Rodríguez. Debe ignorar la tradicional relación que ha mantenido con la Iglesia, un contacto, digamos, combustible. Y si en los treinta quemaban templos, colegios, conventos y bibliotecas, ahora sólo se mofan. Algo hemos ganado.

A González se le ve un tanto despistado. Un hombre tan bondadoso como él sólo puede por error equiparar la actual dificultad de ser español con la de ser vasco (o catalán, que para el caso es lo mismo). Por eso denuncia con su peculiar sintaxis “el debate falsamente identitario de que el que no es como yo no es español o no es vasco”, y nos deja pasmados. Demasiado tiempo en México, o donde sea que lo pase, que él sabrá. Que alguien le cuente que la cosa no va así. Son los nacionalistas periféricos los que niegan la españolidad, la suya y la de sus súbditos (técnicamente no hay ciudadanía donde ellos mandan). La idea de España es integradora; no niega, afirma.

Naturalmente, la aportación cantinflesca de González abunda en el único argumento en el que el socialismo español se puede instalar sin que se le caiga la cara de vergüenza por haberse acostado con los separatistas que no llevan pistola y haber pedido la mano de los que sí la llevan. Y ese argumento es el no argumento, es el lío estatutario, es el galimatías blancuzco, rubalcábico y zapaterino, es la contribución a la confusión de González, que siempre echa una mano cuando se trata de marear al personal con gansadas.

El PSOE empezó pudriéndose por las manos de tanto meterlas en la caja cuando el émulo de Cantinflas era presidente. Con Rodríguez, la podredumbre ha llegado a la cabeza, y no hay modo de que el socialismo español (o lo que sea) produzca una sola idea que no apeste a rancio, a secta cerrada, a tugurio enrarecido.

Ya tenemos las líneas maestras de la demagogia con la que van a contaminar al personal hasta marzo: la Iglesia es una institución muy atrasada que le tiene que dar explicaciones a Blanco sobre el concepto de familia y cuyos obispos se han de releer la Biblia; el problema nacionalista es un asunto desagradable en el que ellos no participan, aunque sí el PP, que es tan “identitario” y tan excluyente como Batasuna. A este guiso inmundo sólo le falta la sal, la algarada callejera, la campaña de mensajes de móvil, el casus belli, la conducción del odio. Sigan atentos.
115 Soren73, día 9 de Enero de 2008 a las 09:53
88 - DeElea,

1º No intentaba ser gracioso.

2º No he alabado el centrismo. Me he limitado a exponer una situación, que es el llamado "centrismo" de Aznar. Esto no es alabar. Es reconocer lo que pasó hace años.

3º Juguemos a las adivinanzas. ¿De quién hablaban cuando decían los siguientes textos?

"... A uno le parece que el señor don ... es un político serio, estudioso, constante, enérgico, frío, soso, eficaz, administrativo, valedero, programado. Pero no es el Cid. Había que dejarle seguir su carrera oscura o gris marengo, su labor empecinada y valiosa."

"... Ahora le encuentran tímido, blando, corto, poco lanzado, sin mordiente..."

"... El señor ... me merece cada día más respeto por su cautela, su constancia y su ingenuidad..."

La respuesta, en el siguiente link:

http://www.elmundo.es/papel/hemeroteca/1996/03/07/...
116 Sherme, día 9 de Enero de 2008 a las 10:02
El adoquín y el tarugo:

http://www.libertaddigital.com/fotodeldia/foto_del...

¿de qué un tío que es INCAPAZ de decir ¡VIVA ESPAÑA! se rodea de SEIS banderas ¡SEIS! de España en un acto "sacado de la manga" a dos meses de las elecciones y en un recinto como la Moncloa.. para evitar abucheos... ni le aplaudieron, y eso que ir no tenían más remedio que ir...
117 XLuis, día 9 de Enero de 2008 a las 10:17
"riesgo dijo el día 9 de Enero de 2008 a las 00:07:

de LDTV:

Del Burgo confía en que un Gobierno del PP aclare los "agujeros" sobre el 11-M"

Más cvale que se compre una buena banqueta. Está bien tener fé, (no confundir con la FE), pero tiene sus cosas.

Cuentan de un obispo del área mediterránea al que se acercaron las fuerzas vivas del lugar para pedir permiso para sacar la imagen de la Virgen para realizar unas rogativas con la cosa de conseguir que lloviera. El obispo dijo que le parecía bien pero, asomándose a la ventana, dijo: No tiene pinta de que vaya a llover.

Es decir. Una cosa es la fé y otra los milagros. Está bien pedir milagros, y esperarlos, pero la cruda realidad dice que los milagros son, por definición, escasos.

Un verdadero milagro sería que el PP se pusiera las pilas con las cosas del 11M.

¿Podrán reparar que se fueran del gobierno sin un puñetero informe pericial en condiciones sobre el explosivo e iniciadores utilizados en el 11M?

Me da que no. Especialmente si tienen puesta su mirada en el futuro. ¿En el futuro de quién?.

Y mira que me gustaría equivocarme pero quien hace un cesto hace ciento.
118 XLuis, día 9 de Enero de 2008 a las 10:18
Y la cosa no tiene pinta de que vaya a llover.

« 1 2 3 »

En formato RSS© Copyright Libertad Digital SA. Juan Esplandiu 13, 28007 Madrid.
Tel: 91 409 4766 - Fax: 91 409 4899