Pío Moa

« Siempre lo olvidamos | Principal | Bibliotecas para nada »

Elecciones en el Ateneo de Madrid

27 de Mayo de 2006 - 09:05:17 - Pío Moa

Compartir:
Menéame Tuenti

  Da lástima y algo de desprecio contemplar la decadencia de la institución cultural española más original y en muchos aspectos más creativa de los últimos dos siglos, un modelo nacido en Madrid, que se extendió desde Barcelona a Manila. Hoy, ni sombra de lo que fue. Un símbolo de los tiempos

   “Y he aquí un cuarto rasgo del Ateneo, sugerido por su propio nombre, alusivo a Atenea y a la ciudad que más disfrutó de su patrocinio. A la diosa de la sabiduría y de la guerra, del intelecto combativo, en síntesis, pues nunca la búsqueda de la verdad ha sido buena compañera de la complacencia ni de la componenda. Las polémicas ateneístas han sido famosas en sus mejores horas, y aunque poco de ello ha quedado escrito, su influjo invisible, formador de actitudes y afinador de ideas, ha sido con seguridad poderoso en la obra de muchos pensadores. También la discusión abierta y el contacto intelectual directo fueron características de la cultura griega.

   Esa actitud vivaz, emprendedora e inquisitiva, presta a poner en tela de juicio las ideas, ha existido también en el Ateneo. En él se ha llegado a combinar la investigación con la discusión y la tertulia, una tradición mediterránea, particularmente helénica”

Comentarios (323)

« 1 2 3 4 5 6 7 »

1 Salvatore, día 27 de Mayo de 2006 a las 09:08
No creo en absoluto que los valores de este foro sean los de generalisimo Franco. Franco no estaba por la democracia. Una cosa es reconocer la evidencia de que su dictadura tuvo más cosas positivas que negativas, y que creó las condiciones para una democracia sana, y otra muy distinta pensar en volver a una dictadura, creo yo.
2 foroelroble, día 27 de Mayo de 2006 a las 09:10
El comentario de hoy me vuelve al que hice hace unos días:

"El libro de Torrecilla merece un comentario aparte, pero aquí sólo diremos que señala la transmutación de la sociedad hispana (por las crisis económicas, la pérdida de la hegemonía militar, el descrédito final de la Monarquía de los Austrias, etc.) desde la seriedad, el trabajo bien hecho, la sobriedad, la frialdad objetiva y lúcida y el muy excesivo orgullo de ricos y pobres a la bullanga jaranera y pícara, la golfería como norma y la ignorancia como bandera."
He aquí lo que hizo grande a España: "la seriedad, el trabajo bien hecho, la sobriedad, la frialdad objetiva y lúcida". Y eso no se recobra con grandilocuencias retóricas.
3 verbatim, día 27 de Mayo de 2006 a las 09:12
Ciertamente, Salvatore, ciertamente. Nunca hubo tantos antifranquistas, ni tan estúpidos y sectarios. Nosotros no podemos ser antifranquistas, pero tampoco franquistas. Somos demócratas. Reconocemos a Franco más aciertos que errores, y el origen de la mejor democracia que ha tenido España. Pero nada de vuelta atrás.
4 Ochoa, día 27 de Mayo de 2006 a las 09:15
Bueno, pues ya que va de citas, ¿De dónde viene ésta, y a quiénes se refiere?

“Son innovadores, prestos a hacer planes y a ponerlos en práctica. Para ellos no hay otra fiesta que el cumplimiento del deber, y ven la ociosidad inactiva como una desgracia. En resumen, han nacido para no estar en reposo ni permitir que los demás hombres lo estén”.

5 generalisimofranco, día 27 de Mayo de 2006 a las 09:17
Fe en Dios

Quiero abrir mi corazón en este rinconcito de Internet para contaros mi historia de cómo tres “simples” palabras me han ayudado.

La vida es muy complicada para todos, independientemente de las ideas, creencias, dinero… por eso, muchas veces juzgamos antes de conocer y más lo “sufrimos” los que estamos en este lado.

Sé que intentar razonar con ciertas personas es muy difícil, por eso espero que por lo menos mi historia abra los ojos sobre todo hoy donde la palabra solidaridad se utiliza mucho, pero se aplica poco.

Tener unos padres que quieran y luchen a muerte por sus hijos, es un regalo con el que Dios nos ha bendecido a mi hermano y a mi.

Mi hermano, a causa de un error médico, es diferente a los demás. Cuando tenía apenas un año, andaba, corría, hablaba… como todos los bebés sanos. El problema fue encontrar mis padres, a unos incompetentes y desalmados.

Se le diagnosticó un simple constipado. No se curaba, por lo que mis padres volvieron al médico. “Uds. son unos histéricos porque son primerizos”. Eso dijo el insigne doctor.

Como a mi hermano le dolían los oídos, otro doctor decidió punzárselos sin anestesia, y le dijeron a mi padre, que si el niño movía la cabeza, podrían causarle una lesión. Increíble.

Le aconsejaron ir a ver a un psicólogo infantil el cual cada vez que le veo, me da rabia, no porqué sea el director de un importante hospital madrileño, si no por la de niños que habrá destrozado. Este señor, por llamarle de alguna manera, les dijo muchísimas burradas entre ellas, que debían abandonar a mi hermano y hacer su vida, que debían abortar de mí… en fin, a pesar de ser el año 79, este ilustre y glorioso doctor, le dijo a mi madre que abortase. Hace falta ser animal. Lo que me preocupa es ¿cuántas madres le habrán hecho caso?.

Un buen día, mi madre, salió de su angustia, miró al Cielo y rezó. Simplemente, rezó. Cuando se supo, gracias aun grandísimo doctor, que realmente el problema de mi hermano era que se le estaba formando un tumor cerebral (y no un constipado), mis padres no tenían dinero y aún así, accedieron a operarle. Hubo una mano dadivosa que les regaló el dinero mientras mi hermano estaba en quirófano. El poder de la oración es inmenso.

La historia es más extensa, pero la evolución de mi hermano ha sido gracias a Dios. Sí, gracias a Dios. A esa Fe que tuvieron mis padres. El trabajo realizado por todos en la mejoría de mi hermano se ha basado en el “simple” amor. Un amor tan grande que verdaderamente demuestra que con cariño y comprensión se avanza más que con desesperación. Mis padres nunca perdieron la esperanza.

Con el paso de los años, he podido comprobar el grado de solidaridad de los que campean por España. Ínfimo. Entiendo que uno se asuste ante lo que no conoce, pero de ahí a poner caras de asco, hacer comentarios…

Por eso, cada vez que me recuerdan la manifestación de la guerra de Irak, me repatea, no por el tema, si no por que nadie ha parado a manifestarse por los derechos de los minusválidos. Eso si, los monos ya tienen derechos humanos.

La gente solo va a lo suyo y juzga antes de conocer algo y si se equivocan… no pasa nada, su orgullo siempre queda por encima de todo el daño que hagan.

Cuando me han criticado por diversos foros, a causa de mis ideas, y me decían que yo debía entender a la gente y ser más abierta, recuerdo todas las veces que he luchado y sigo haciéndolo, por el respeto de las personas que no pueden valerse por si mismas.

Lo malo es que vivir en una sociedad tan liberal, tan solidaria, tan bucólica, es la realidad: cada vez estamos más pendientes de nosotros que de los demás. Solo apoyamos las tonterías del gobierno, porque no nos afecta directamente. Eso es muy triste.

Cuando les oigo decir que Dios solo protege a los ricos y recuerdo a mi hermano en quirófano, a mi padre volviendo a la vida después de estar clínicamente muerto, a mí misma abriendo los ojos… no puedo decir que Dios ayude a los que son ricos. Materialmente no lo soy, pero sí espiritualmente. Amo a Dios, tengo mucha confianza en El. El cariño que un minusválido te da, el enseñarnos que las cosas importantes son las que menos importancia les damos, como un beso, una sonrisa, un abrazo, una broma…

Si, mi vida no será fácil, pero me da igual, pues se que Dios está a mi lado. Siempre estará. El no deja sola a la gente, es la gente que se aleja, yendo por el camino más rápido y placentero que muchas veces, no es el adecuado.

Por eso, cada vez que me llaman pija, facha asesina y todas esas lindeces, sonrío pero no con superioridad, si no con pena, por ver que mi proveedor de piropos en ese momento, es un ignorante que no se pone en el lugar de los demás. Solo se queda en lo superficial y eso, que son ellos los que hablan de solidaridad, comprensión etc…

Es cierto que la Fe mueve montañas. Si la perdemos, no tenemos nada. Tener Fe no es solo ir a misa el domingo, si no ofrecerle a Dios todos los días, lo bueno y lo malo.

Aunque la situación sea la peor que hayamos vivido, deberíamos dirigirnos a El. Es gratis, nunca está sin cobertura, ni comunica. Ojalá todos estuviésemos dispuestos a escuchar como lo hace El a todas horas, en todo momento.

Laura Vázquez
www.generalisimofranco.com
6 arturo, día 27 de Mayo de 2006 a las 09:18
¿De verdad viene la democracia del franquismo?
7 arturo, día 27 de Mayo de 2006 a las 09:20
La fe en Dios, don generalisimo, para el que la tenga. Nada que oponer, muy respetable, mientras no intenten imponérnosla a los demás. Esos discursos son pesados, sólo valen para los convencidos, y en cuanto se pasan un poco vienen a hacerles el juego perfectamente a los progres.
8 gregorio, día 27 de Mayo de 2006 a las 09:22
(6) Arturo: Como comprenderás, no podía venir de una oposición dirigida por comunistas y terroristas. Y del cielo tampoco cayó, ni nos la trajeron los useños, como a casi todo el resto de Europa. Es una democracia que ha salido de nosotros mismos, de una evolución interna y propia de España.
9 Ochoa, día 27 de Mayo de 2006 a las 09:24
Otro pequeño reto para los cultos del blog (éste es más fácil, por más conocido):

“Amamos la belleza con sencillez y las cosas del espíritu sin caer en la molicie. Empleamos la riqueza como medio de acción y no de vanagloria. También nos distinguimos en que demostramos la mayor audacia y calculamos a fondo las empresas que vamos a realizar, mientras que a otros el cálculo les vuelve irresolutos y sólo son audaces por ignorancias. Pues son los espíritus fuertes los que, teniendo una idea clara sobre las penas y los placeres de la vida, no rehúyen los esfuerzos y peligros”

¡¡Por el buen espíritu!!
10 generalisimofranco, día 27 de Mayo de 2006 a las 09:25
Levantó la mirada del documento que leía, al advertir que el ayudante se acercaba con una carpeta. Dejó la pluma. Se escuchó el taconazo al cuadrarse y una voz seca dejóse oír en el amplio salón del Cuartel General.

- "Señor, los documentos que ha pedido". ¿Ordena alguna cosa más, Excelencia?.

Se escuchó la voz del Caudillo: "Puede retirarse". El taconazo del ayudante volvió a escucharse por todo el salón: "A las órdenes de su Excelencia". El ayudante giró sobre sí mismo, y se alejó con paso rítmico por la amplia estancia del despacho.

El Caudillo, abrió la carpeta. Una amplia serie de documentos, para su estudio se amontonó bajo sus manos. Fué separando cada una de las subcarpetas y empezó a leer con mirada concentrada. Eran documentos de alto interés. La descripción de cada una de las regiones de España, por donde había trascurrido la espantosa Guerra. Cifras, estadísticas, números, datos y más datos. Se dispuso a leer y concentrarse en el amplio expediente que tenía en sus manos. Por su mente empezaron a desfilar momentos y situaciones vividas desde la noche del 17 de Julio. El paso adelante. Los preparativos. La toma del mando. El paso del Estrecho, Sevilla, Badajoz. Subiendo hacia Madrid, Cáceres, Mérida, Salamanca, Burgos. El Alcázar Toledano, etc etc. Todo pasaba por su mente, e iba recordando las zonas desbastadas por la temible epopeya vivida tan reciente. Las Batallas del Ebro, Guadalajara, Brunete, Belchite, todos los momentos de incertidumbre, con la Fé puesta en la Providencia Divina, pidiendo a Dios, y agradeciendo todos los momentos de éxito y victoria. Pues fué dura la lucha, y Dios, no le dejó de lado. Sus oraciones habían sido escuchadas por el Altísimo. El inmenso sacrificio de tantos hombres, mujeres, niños, ancianos, que había costado la gran locura que un mal día iniciaron los politicastros, ávidos de poder, de ambición, y que se les había escapado de las manos, hasta tener que parar aquella sangría de muertos, de desorden, de atropellos, de vejaciones,,escudados tras una República decadente, y que fué el origen de aquella revolución, le hizo recordar tantos momentos de sufrimiento y dolor.....

La España destrozada, a resultas de la gran catarsis, se ofrecía descarnada, en aquella serie de documentos, elaborados recientemente. A su lado, otras muchas carpetas. Documentos de todos los frentes de guerra. Prolífica e inmensa serie de informes que tendría que estudiar y valorar, ocupándole hasta muy altas horas de la madrugada.

El ayudante de turno, muchas noches le había visto salir cerca de las dos de la madrugada. Se admiraba de la capacidad de trabajo del Caudillo. De las ansias de encauzar, dirigir, ordenar el "totus revolutio" que había desorganizado la vida de tantos españoles de bien. De curar a España, de todas sus heridas, y restañar el sufrimiento. Las manos fuertes del Generalísimo, pasaban los documentos, y escribía de vez en cuando, oportunas anotaciones que le servirían más adelante. El trabajo se amontonaba. Miles de expedientes iban entrando a su mesa. Y él, con su gran capacidad de trabajo y sacrificio, estudiaba con detenimiento y atención. Una vez más se escuchó la llamada a la puerta, y apareció el ayudante. La cara de él, era una mezcla de emoción, y adusta seriedad. Se cuadró ante la mesa, con un sonoro taconazo:"Señor, el documento".Y extendió un pliego de papel timbrado con el membrete del Cuartel General del Generalísimo. Estado mayor. Leyó el texto. Corrigió unas frases, con trazo rojo de su lápiz. Volvió a leerlo, lo firmó y lo depositó en la bandeja de plata, que portaba el ayudante.

- "Tramítese y que se dé a conocer"-replicó el Caudillo-, volviendo a su expediente, sin dar más importancia al momento trascendente, que en ese instante estaba sucediendo en el despacho del Cuartel General.

El ayudante miró el pliego emocionado. Con manos temblorosas, portando la bandeja, se cuadró con un sonoro taconazo.

- "A las órdenes de su Excelencia". ¿Ordena alguna cosa más?."

La voz del Caudillo se dejó oír nuevamente:"Puede retirarse".

Y allí se quedó Francisco Franco, sin mover un músculo de la cara, enfrentado a los problemas que se avecinaban. Estudiando con la serenidad, el temple, y la trascendencia de sus actos. Su mano, no temblaría, conduciendo a la Patria.

Trabajando, pera rescatar a España de todos los males que la habían asolado, de la miseria, del dolor, de los odios, velando por los Españoles, y trabajando en su despacho.

El ayudante, al salir, fijó su vista en el documento. Y fijó la vista en la firma. Escueta: Franco.

Y el encabezamiento."En el día de hoy, cautivo y desarmado......".

Y un estremecimiento sacudió la columna de aquél Teniente Coronel ayudante del Generalísimo.

La Guerra, había terminado... ¿Hasta cuando...?

www.generalisimofranco.com


11 nafpactos, día 27 de Mayo de 2006 a las 09:25
“Decía el matemático Libri que la única gloria negada a hasta entonces por Dios a España había sido la de producir un gran geómetra, esto es, un gran científico. Y sin duda la ciencia, junto con el pensamiento, han venido siendo relativamente débiles en la cultura hispana. Esa deficiencia nace, muy probablemente, de la debilidad del injerto griego en España, injerto en todo caso menos vigoroso que en los países de más al norte.
12 Ochoa, día 27 de Mayo de 2006 a las 09:28
Y éste. Y basta por hoy:
“Nuestro régimen no trata de imitar las instituciones de otros, pues somos más bien sus modelos que sus émulos. En cuanto a su nombre, es democracia, porque en él la administración está en manos de la mayoría, y no en la de unos pocos. La ley es igual para todos en sus disensiones privadas, y se prefiere para las funciones públicas a ciudadanos de mérito, sin reparar en la clase social de que proceden. Y por ello la pobreza no obstaculizará la elección de un hombre capaz de prestar un servicio al estado.
13 generalisimofranco, día 27 de Mayo de 2006 a las 09:29
LA PERSECUCIÓN RELIGIOSA EN ESPAÑA

Cuando se habla de la persecución religiosa que sufrió la Iglesia católica en toda España, cabe señalar dos etapas: la acaecida desde el mes de mayo de 1931 -justo al mes de ser proclamada la II República-, con la quema de iglesias y conventos, hasta el 18 de julio de 1936, y desde ésta fecha hasta el 31 de marzo de 1939, durante el tiempo que duró la guerra civil, en la zona roja, omitiendo y prescindiendo de las acciones represivas de tipo político y social habidas tanto en zona roja como en la nacional, ya que estas no tuvieron carácter antirreligioso, aunque estas acciones pusieron en evidencia la violencia de la lucha fratricida.

Tampoco se puede aludir a las víctimas registradas en operaciones militares ni a los asesinados por motivos políticos, y sí a los obispos, sacerdotes, religiosos, religiosas, seminaristas, hombres y mujeres de Acción Católica y otros seglares que entregaron sus vidas por amor a Dios.

Resulta verdaderamente clarificador y relevante el conocer una serie de opiniones y frases que tuvieron lugar durante el trágico período comprendido entre 1936 y 1939.

El cardenal Vicente Enrique y Tarancón, que vivió aquellos tristes hechos de la guerra civil, dejó una frase lapidaria:

“Los rojos pretendían descristianizar a España: era obligatorio empuñar las armas en defensa de la fe [...]. Los rojos, pretendían, además, hacer de España un satélite de Rusia”.

Andrés Nin, jefe del POUM (Partido Obrero de Unificación Marxista), en un discurso pronunciado en Barcelona el 8 de agosto de 1936, no tuvo inconveniente alguno en declarar:

“Había muchos problemas en España... El problema de la Iglesia... Nosotros lo hemos resuelto totalmente, yendo a la raíz: hemos suprimido los sacerdotes, las iglesias y el culto”.

El secretario general de la sección española de la III Internacional, José Díaz, afirmaba en Valencia el 5 de marzo de 1937:

“En las provincias en que dominamos, la Iglesia ya no existe. España ha sobrepasado en mucho la obra de los soviets, porque la Iglesia, en España, está hoy día aniquilada”.

Al ser preguntado el Presidente de la Generalidad de Cataluña, Lluís Companys, a finales de agosto de 1936, por una periodista de L’Oeuvre sobre la posibilidad de reanudar el culto católico, respondió:

“¡Oh!, este problema no se plantea siquiera, porque todas las iglesias han sido destruidas”.

El tristemente conocido diario socialista-anarquista, Solidaridad Obrera, el 15 de agosto de 1936, incitaba en estos términos:

“Hay que extirpar a esa gente. La Iglesia a de ser arrancada de cuajo de nuestro suelo”,

y en el número correspondiente al 25 de mayo de 1937, publicaba lo siguiente:

“¿Qué quiere decir restablecer la libertad de cultos? ¿Qué se puede volver a decir misa? Por lo que respecta a Barcelona y Madrid, no sabemos dónde se podrá hacer esta clase de pantomimas. No hay un templo en pie ni un altar donde colocar un cáliz... Tampoco creemos que haya muchos curas por este lado... capaces de esta misión”.

En la Comisaría de Policía de Bilbao fue hallado un documento con los sellos de la CNT y de la FAI, fechado en Gijón en octubre de 1936, en el que se decía textualmente:

“Al portador de este salvoconducto no puede ocupársele en ningún otro servicio, porque está empleado en la destrucción de iglesias”.

Un testimonio muy elocuente es el que dio Manuel de Irujo Ollo, dirigente del Partido Nacionalista Vasco, ministro sin cartera (septiembre 1936-mayo 1937) en los dos Gobiernos de Largo Caballero, y ministro de Justicia en el gabinete de Negrín (18 de mayo de 1937), que en una reunión del gobierno celebrada en Valencia el 9 de enero de 1937, presentó el siguiente Memorándum sobre la persecución religiosa:

“La situación de hecho de la Iglesia, a partir de julio pasado, en todo el territorio leal, excepto el vasco, es la siguiente:

a) Todos los altares, imágenes y objetos de culto, salvo muy contadas excepciones, han sido destruidos, los más con vilipendio.

b) Todas las iglesias se han cerrado al culto, el cual ha quedado total y absolutamente suspendido.

c) Una gran parte de los templos, en Cataluña con carácter de normalidad, se incendiaron.

d) Los parques y organismos oficiales recibieron campanas, cálices, custodias, candelabros y otros objetos de culto, los han fundido y aun han aprovechado para la guerra o para fines industriales sus materiales.

e) En las iglesias han sido instalados depósitos de todas clases, mercados, garajes, cuadras, cuarteles, refugios y otros modos de ocupación diversos, llevando a cabo –los organismos oficiales los han ocupado- en su edificación obras de carácter permanente.

f) Todos los conventos han sido desalojados y suspendida la vida religiosa en los mismos. Sus edificios, objetos de culto y bienes de todas clases fueron incendiados, saqueados, ocupados y derruidos.

g) Sacerdotes y religiosos han sido detenidos, sometidos a prisión y fusilados sin formación de causa por miles, hechos que, si bien amenguados, continúan aún, no tan sólo en la población rural, donde se les ha dado caza y muerte de modo salvaje, sino en las poblaciones. Madrid y Barcelona y las restantes grandes ciudades suman por cientos los presos en sus cárceles sin otra causa conocida que su carácter de sacerdote o religioso.

h) Se ha llegado a la prohibición absoluta de retención privada de imágenes y objetos de culto. La policía que practica registros domiciliarios, buceando en el interior de las habitaciones, de vida íntima personal o familiar, destruye con escarnio y violencia imágenes, estampas, libros religiosos y cuanto con el culto se relaciona o lo recuerda”.

Este Memorándum demuestra claramente que es históricamente falso afirmar, como muchos autores siguen sosteniendo, que los asesinos eran grupos de incontrolados, ya que las masas más violentas que desencadenaron la ofensiva contra la Iglesia en el año 1936, nacieron, crecieron y se formaron amparados por la República, instigados por el anticlericalismo fomentado desde el Gobierno y envalentonados desde la victoria, el 16 de febrero de 1936, del Frente Popular.

www.generalisimofranco.com
14 nafpactos, día 27 de Mayo de 2006 a las 09:30
“Nuestra cultura es de modo muy fundamental latina, quizá la más latina de Esuropa, con sus virtudes y sus faltas. En la Edad Media se halló España en situación de aparente privilegio para recuperar la herencia griega, precisamente en ciencia y pensamiento, a través de los maestros árabes y judíos. Pero muy poco hubo de ello, aunque nuestro país sirviera de puente para el tránsito del pensamiento y la ciencia hacia el resto de Europa. Probablemente fue el forzoso carácter fronterizo de la sociedad hispana de la época el que impidió apreciar aquellos dones, al privar el ánimo mutuamente hostil entre españoles y andalusíes, impuesto por la historia tras la invasión musulmana. Los préstamos entre ambas sociedades resultan sorprendentemente pequeños para un contacto tan prolongado, por mucho que los exalte la potente fantasís de Américo Castro”

15 nafpactos, día 27 de Mayo de 2006 a las 09:31
"En los siglos posteriores también el interés por la Grecia clásica tuvo aquí menos peso que en países cercanos. Pero siempre la vuelta a Grecia ha sido una fuente de “renacimiento” para Europa, ya desde la recuperación carolingia, como queda patente en las intenciones de Alcuino de York de imitar a Atenas. Y con mayor razón puede decirse del Renacimiento por excelencia, o de la Ilustración. Y si en la llamada “Edad de Plata” de la cultura española la ciencia y el pensamiento han tenido un desarrollo, si no espectacular sí notable, a veces de primer orden, con seguridad ha contribuido poderosamente a ello la existencia de instituciones como el Ateneo”
16 arturo, día 27 de Mayo de 2006 a las 09:33
Dongeneralisimo: ¿Tiene usted la intención de aburrir a las ovejas? Pues váyase a algún prado por ahí, hombre de Dios...
17 diantre, día 27 de Mayo de 2006 a las 09:35
(16) Los fachas son tan obsesivos como los progres...
18 ochichornie, día 27 de Mayo de 2006 a las 09:36
(16) Les conviene un poco de gimnasia española. Que todavía no sé muy bien de qué va...
19 Sunion, día 27 de Mayo de 2006 a las 09:40
Creo que la idea de la gimnasia española es muy buena: combinación de unos minutos de ejercicio físico y de ejercicios mentales, para mantener la buena forma. Ya que hoy todo va de que si los griegos y el Ateneo, eso tiene mejor perspectiva que la bruticie de los gimnasios que tanto proliferan últimamente. Pero habría que desarrollar la idea de forma más práctica. La idea parece buena, pero ¿qué ejercicios y demás?
20 vamosallá, día 27 de Mayo de 2006 a las 09:46
Hombre, Arturo, en el franquismo hubo dos tendencias: la que creía que el régimen perdudaría para siempre, porque era mucho mejor que el comunismo y que la democracia liberal, y la que creía que era una dictadura qué había salido de unas conciciones excepcionales, de una amenaza revolucionaria y a la propia existencia de España.
Y que tenía por eso que terminarse antes o después, como toda dictadura que sólo puede ser un régimen de excepción.
Y esto fue lo que pasó. La segunda idea fue la que tuvo mayor peso, y fue el mismo franquismo el que hizo la transición democrática, pasando por encima del grupo que quería seguir indefinidamente con la dictadura, y pasando también por encima de la oposición que quería la "ruptura", como si no hubiera pasado nada en los cuarenta años anteriores.
21 activista, día 27 de Mayo de 2006 a las 09:51
No olvidéis que estamos en plena campaña de difusión del manifiesto:


MANIFIESTO POR LA CONSTITUCIÓN
El respeto a la Constitución, y su defensa cuando es vulnerada, son la clave del sistema que nos permite convivir civilizada y pacíficamente. Marcan también la diferencia entre los pueblos libres y los que no lo son.
En 1978, España se dotó de la Constitución más democrática y consensuada de su historia, basada en tres valores clave: la unidad de la nación, las libertades y la reconciliación final y oficial entre los vencedores y los vencidos de la guerra civil, ya lograda en la sociedad muchos años antes. Ninguna otra ley obtendría hoy tal consenso, y por ello tal valor para nuestra convivencia. Como toda obra humana, tiene defectos, y puede y debe ser reformada. Pero sus virtudes han traído al pueblo español una larga época de paz, libertad y prosperidad, que sería una locura poner en riesgo.
Algunos partidos y políticos rechazaron la Constitución, abierta o solapadamente. Sus métodos los definen: el asesinato, en sus formas más cobardes, de cientos de personas, o la connivencia política con los asesinos; el ataque a los derechos ciudadanos, sobre todo en Vascongadas y Cataluña; el recurso a los antiguos odios mediante una propaganda de revancha, casi siempre falsaria, sobre la guerra civil; la terca corrosión de la unidad de España cultivando el agravio y el narcisismo regional, vieja técnica totalitaria.
Esos partidos estuvieron siempre muy lejos de sus objetivos. Pero hoy el gobierno, en alianza de hecho o de derecho con ellos, procura con actos consumados y fraudulentos la quiebra de la Constitución, sacrificándola a una "paz" con los asesinos tan imaginaria como la "guerra" que vendría a detener. Mientras nuevos fenómenos, como el terrorismo islámico, aumentan la incertidumbre.
Tal alianza ha transformado en su contrario el Pacto Antiterrorista y por las Libertades, e intenta reducir España a un inviable conglomerado de naciones inventadas, sin apenas lazos políticos o sentimentales entre ellas, mutuamente resentidas, irrisorias en el plano internacional y peones de los intereses de otras potencias. El plan se combina con una alianza internacional de dictaduras, llamadas pomposamente "civilizaciones", entre ellas algunas muy agresivas hacia España. Esta involución antidemocrática divide a la sociedad española, abocándola a una crisis de imprevisibles consecuencias.
Frente a la involución, nosotros, españoles dispuestos a defender nuestra libertad, alzamos la bandera de una España unida y democrática, garantía de la única paz y estabilidad admisibles. Y llamamos a los ciudadanos y a sus asociaciones a impulsar un movimiento por la Constitución, que alerte a la totalidad de la población y restablezca el imperio de la ley. En las manos de todos está impedir un nuevo fracaso histórico de nuestra convivencia.
Ciudadanos por la Constitución PÁSALO A TODOS TUS CONOCIDOS
Bitácora “Presente y Pasado”, Pío Moa, www. libertaddigital.com
22 arturo, día 27 de Mayo de 2006 a las 09:54
Conozco el Ateneo de Madrid. Es una verdadera lástima lo decaído que está. Hoy día casi nadie tiene ni idea de lo que representó para la cultura española
23 ateneísta, día 27 de Mayo de 2006 a las 09:56
El Ateneo ya se vino abajo con Azaña. Azaña lo manipuló para hacerlo un centro de conspiración republicana, y después los republicanos del Ateneo se volvieron contra él y le j.odieron todo lo que pudieron. Azaña, en sus diarios, se queja mucho de aquellos bárbaros. Pero la verdad es que él mismo montó el tinglado.
24 votoatal, día 27 de Mayo de 2006 a las 09:57
(22) No se tiene idea ni del Ateneo ni de casi nada de nuestro pasado y nuestra cultura. La "educación" progre se ha ocupado de eso. Y ahora, con la "educación cívico-sexual" quieren dar un paso más.
25 ateneísta, día 27 de Mayo de 2006 a las 10:00
Por poner un ejemplo de lo degenerado que quedó en tiempos de Azaña, los criminales que empezaron los incendios de las iglesias en mayo del 31, salieron del Ateneo, llevando latas de gasolina.
¡El Ateneo dedicándose a quemar obras de arte, bibliotecas, escuelas, figúrense! Es la página más negra de su historia. Así eran aquellos republicanos.
26 activista, día 27 de Mayo de 2006 a las 10:01
Cada lector, un difusor del manifiesto. No debe decaer ni un instante.
27 coplero, día 27 de Mayo de 2006 a las 10:02
Yo ya he difundido el manifiesto a todos mis correos, y a algunos amigos. ¿Qué tengo que hacer ahora?
28 activista, día 27 de Mayo de 2006 a las 10:05
(27) Busca nuevas direcciones de correos, pregunta a tus amigos si ellos han difundido a su vez el manifiesto, saca copias o fotocopias y colócalas en los buzones de tu casa o en parabrisas de coches, trata de formar un círculo de acción con tus conocidos más dispuestos para difundirlo todavía con mayor amplitud... Eso es lo que puede hacer cada uno. Yo diría que es lo que debe hacer.
"Inglaterra, perdón, España, espera que cada uno cumpla su deber!
29 gregorio, día 27 de Mayo de 2006 a las 10:06
¡¡Por el buen espíritu!!, como dice Ochoa.
30 adrián, día 27 de Mayo de 2006 a las 10:17
Para reír un rato (o llorar):

LUCHAS POR EL PODER
Pio Moa

Hacia 1990 ó 91 el senador socialista José Prat presidía la junta de gobierno del Ateneo, en la que yo era socio bibliotecario. Como los demás nombres no importan aquí para nada, los altero. Doña Sturmabteilung había entrado en la junta en las últimas elecciones, y tal pánico suscitaba que el señor Delajota o Delajeta me propuso, muy serio: “¿Y si dimitiésemos los demás, en protesta?”. “¿En protesta de qué?”. “Pero, ¿tú sabes cómo es esta tía?”
Se trataba de una dama menuda, algo regordeta, de edad ya avanzada pero con una vitalidad y capacidad de enredar que volvía loco a cualquiera. Protestaba a cada momento con voz chillona y podía tener a la junta votando y revotando una decisión hasta que salía a su gusto. Venían ella y una amiga suya de una candidatura minoritaria, dirigida por unos sujetos incalificables, mezcla de socialistas y de extremo-derechistas (el Ateneo hacía compañeros de cama aún más extraños que la política). Querían el poder a cualquier precio. Las inquinas entre camarillas eran “africanas”, y dábamos por sentado que doña Sturmabteilung y su amiga espiaban para los minoritarios, a fin de exponer a la junta de gobierno a sus insidias en las demenciales asambleas mensuales del centro. Al parecer, doña Sturm provenía de la Sección Femenina. Un día en que, para variar, me llamó terrorista, le repliqué: “¿Seguro que tú no vienes de las secciones femeninas de asalto nazis, las más sanguinarias?”. Le pareció ofensivo.
La buena señora y su compañera de fatigas nos pusieron querella a varios de la junta, por presuntas injurias, varias de ellas escritas por mí en unos carteles informativos a los socios. En el juicio, doña Sturm se levantaba e interrumpía constantemente, como tenía por costumbre en el Ateneo. La juez no podía con ella: “¡Pero siéntese, señora!”. “¡Le digo que se siente! ¿no me ha oído?” “¡Que se calle, señora, ya hablará cuando proceda!” “¡Haga el favor de no contarnos su vida!”… Las acusadoras presentaron de testigo a una amiga suya, abogada muy de derechas y feminista, y preguntole la juez: “¿Ha visto usted esos carteles donde injurian a doña Sturmabteilung?”. “¡Yo no leo esos papeluchos!”. “Entonces, ¿qué viene usted a testificar aquí?”. “Yo lo que afirmo es que a doña Sturm la tratan muy mal y hablan de ella muy mal, porque estoy en el Ateneo y conozco el ambiente”. La otra acusadora informó, con voz tristona: “A mí me llaman Oveja”; lo que casi nos dio un ataque de risa allí mismo. Dejamos la sala tronchándonos, aun si inquietos en cuanto a por dónde saldría la juez, la cual, afortunadamente, emitió una sensata absolución.
Nadie imagine que los demás príncipes del Ateneo y adversos a Sturmabteilung fueran, en general, de otra madera. Estaba, por ejemplo, el trío formado por Milhombres, Crisoide, y Licandro, uno de ellos abogado, el otro no sé qué, y otro profesor de la Autónoma. Tal vez la trampa a doña Sturm la planearon o se les ocurrió sobre la marcha, lo último parece harto más probable, pero les salió bordada; y vean cómo de la broma a la tragedia media un paso. En una reunión de la directiva la dama pidió un bolígrafo, y Crisópata se lo negó con la cariñosa advertencia: “A ti no, que te lo quedas”. La buena mujer, herida en su honor replicó que ella no era una choriza, y que a saber de dónde vendrían los géneros vendidos por él en su negocio particular. Pues Crisoide se dedicaba, según contaban, a la compraventa de oro. El negociante puso el grito en el cielo: “¡Me ha llamado perista! ¡Me ha llamado perista!” [vendedor de objetos robados] ¡Eso es imputarme un delito, y debe constar en acta! ¡Exijo una rectificación!”. Le apoyó con vigor Licandro, y Milhombres también opinó, virtuosamente, que tales palabras debían constar en acta. “¡Retíralo, Sturm!”, repitió Crisoide, buscando humillarla. Pero Sturm expresaba su vehemente opinión de que él debía ser quien retirase sus ofensas previas.
Milhombres, encargado de las actas, anotó algo parecido a esto: “Hacia la hora tal se produce una riña entre miembros de la junta a la que no presta atención quien esto escribe. En un momento dado, doña Sturmabteilung acusa a don Crisoide de tener un negocio de perista. Don Crisoide exige la rectificación y doña Sturmabteilung se niega, por lo que don Crisoide pide que conste en acta para los efectos legales pertinentes”. Obsérvese la fineza con que Milhombres omitía el insulto previo del ofendido: sumido en profundas cavilaciones, cual solía, no se había enterado de la primera parte de la riña, así que, honradamente, no podía consignarla. Licandro enarboló el acta en triunfo: “¡Ahora, Sturm, ahora vas a ir a juicio por injurias y calumnias! ¡Te vas a enterar, ahora sí que te vas a enterar! ¡Tus palabras están aquí, en el acta, ante testigos!”. La buena señora, a pesar de su edad, daba saltitos tratando de alcanzar la hoja que Licandro sostenía en alto, fuera de su alcance: “¡Quiero leerla, tengo derecho a leerla!”, gritaba sin aliento, al borde de las lágrimas. “Ya la leerás en el juzgado, Sturm, de esta te vas a quedar sin un duro”, le comentaban alentadoramente los otros. Milhombres, un redomado hipócrita, ensayaba la expresión del probo funcionario cumplidor de su deber, aun si doloroso. El rostro de la acusada denotaba los nervios de quien se ve próximo al banquillo de los acusados, pero seguía sin dar su brazo a torcer.
Y no fue broma, juicio hubo. Pidió Crisoide al juez la sustanciosa indemnización correspondiente a los daños infligidos a su dignidad profesional, y me tocó sacar las castañas del fuego a doña Sturm. Resalté, como testigo, que Milhombres se había enterado necesariamente de la trifulca desde el primer momento, pues se había producido con acritud y voces destempladas; y, por lo demás, me parecía injusto hacer constar un único caso a favor de una determinada persona, cuando riñas de aquel estilo surgían cada dos por tres en las reuniones de directiva. Crisoide se quedó sin su ansiada indemnización, a su entender tan merecida, lo cual no me ganó su afecto.
Las alianzas podían cambiar de la noche a la mañana. Así, Licandro llegaría a enemistarse con sus compañeros, los cuales, como primera medida, hicieron sacar de su despacho un espléndido e historiado escritorio, dejándole a cambio una vulgar mesa de cocina con dos sillejas a tono. Siguió durante semanas un forcejeo de poderes, pues Licandro volvía a meter el escritorio, sudando la gota gorda porque el mueble pesaba muchos kilos, y sus ex amigos, más descansadamente, ordenaban a tres empleados que volvieran a sacarlo. Al final, Licandro hubo de batirse en retirada y dejó de acudir al despacho. Perdió en las elecciones siguientes, y los otros reunieron sus papeles, los metieron de cualquier forma en una bolsa de basura y así se los dejaron en portería. Con razón estaba cabreado.
La mayoría de las actas tenía muy poco que ver con las reuniones, y se aprobaban comúnmente por evitar tediosas disputas. Yo apenas las escuchaba, por mi aversión a la burocracia. Pero cien veces me he arrepentido de mi falta de reflejos o de visión histórica, por así decir, al no haber grabado subrepticiamente aquellos encuentros en un magnetofón. Habrían constituido un documento único, de una comicidad surrealista difícilmente parangonable. Las asambleas (una cada mes) solían ser demenciales, ya lo dije, pero las reuniones de junta las superaban de lejos. Allí brillaban las pasiones humanas sin recato ni respeto a reglas o convenciones, en una lucha despiadada por el poder y el dinero: intrigas conspiratorias, mala leche infinita, incumplimiento de acuerdos, ruindades esperpénticas. Mi amigo Isabelo Herreros, político azañista que ojalá hubiera más como él, decía no haber conocido nada igual en la política corriente, de por sí poco recomendable para almas sensibles.
Sólo refrenaba aquellas pasiones un persistente temor a la ley. Una tarde entraba en la sala llamada Cacharrería uno de aquellos individuos ansiosos de asaltar la directiva, y venía charlando, sonriente, con una chica. De pronto me vio, y su expresión cambió dramáticamente, crispándose en una irreprimible mueca de odio. Pensé: si de pronto aquí se viniera la ley abajo, habría muertes. Para entonces yo empezaba a tirar la toalla después de perder años en envenenadas peleas. Queriendo hacer algo más productivo, empecé a escribir sobre la guerra civil.
Lo que elevaba al absurdo absoluto la gracia de aquel concurso interminable de bilis y vilezas es que… ¡no había poder ni dinero que rascar, como no fueran pequeñas sisas o raterías! Pero muchos creían lo contrario, se desesperaban de no estar en el pesebre o, llegados a él y comprobada su indigencia, sospechaban de los demás. Antaño, el Ateneo había gozado de influencia política, hasta el punto de llamársele la antesala del Parlamento, donde hacían vida intelectual los diputados y prohombres de partido. En sus locales se había incubado la II República, y poco después los orates de la casa, siempre abundantes, habían vuelto tarumba a Azaña invocando “la soberanía del Ateneo”… Aquello había acabado, sin vuelta atrás.
31 líbero, día 27 de Mayo de 2006 a las 10:20
Caminito que el tiempo ha borrado,
que juntos un día nos viste pasar,
he venido por última vez,
he venido a contarte mi mal.

Caminito que entonces estabas
bordado de trébol y juncos en flor,
una sombra ya pronto serás,
una sombra lo mismo que yo.

Desde que se fue
triste vivo yo,
caminito amigo,
yo también me voy.

Desde que se fue
nunca más volvió.
Seguiré sus pasos...
Caminito, adiós.

Caminito que todas las tardes
feliz recorría cantando mi amor,
no le digas, si vuelve a pasar,
que mi llanto tu suelo regó.

Caminito cubierto de cardos,
la mano del tiempo tu huella borró...
Yo a tu lado quisiera caer
y que el tiempo nos mate a los dos.
32 Zamarro, día 27 de Mayo de 2006 a las 10:28
Estoy totalmente de acuerdo con Salvatore (1) y Verbatim (3).

Sin reservas
33 RAJ, día 27 de Mayo de 2006 a las 10:40
#6# Arturo: ¿Acaso no?. Si Vd. lo pone en duda creo legitimo pedirle que nos dé sus razones para la trayectoria del franquismo en su última etapa.
34 felipe, día 27 de Mayo de 2006 a las 10:50
Siempre me llamó la atención que una ciudad como Atenas, pequeña (no más de 150.000 habitantes) y pobre en tantos aspectos, hay producido una cultura tan extraordinaria y nunca superada.
35 líbero, día 27 de Mayo de 2006 a las 10:52
(34) Si estás en Madrid, pasea por el barrio de las musas. En pocos metros encuentras la casa de Cervantes, la de Lope y la de Quevedo (el lugar de ellas, salvo la de Lope), etc. Madrid, entonces, debía de ser un "poblachón manchego", y sin embargo la cultura que produjo en aquella época no ha vuelto a producirse en España. Misterios.
36 Ximmerman, día 27 de Mayo de 2006 a las 10:52
La anomia hace que la función moderadora se haga censora.
Debería elaborarse un código de conducta con aportaciones de las personas que escribimos en la bitácora que evite el triste papelón de censor.
No borre los comentarios que le critican.
37 bambi, día 27 de Mayo de 2006 a las 10:54
Moderador, acaba de borrar Ud. dos mensajes de jose sin ninguna razón justificada.
Si quieren estar aquí solos Uds. sin que nadie los moleste díago claro, por favor.
38 andrea, día 27 de Mayo de 2006 a las 10:54
Vueno, Líbero, pues puestos a eso...

Tomo y obligo, ¡mándese un trago!
que hoy necesito el recuerdo matar;
sin un amigo, lejos del pago,
quiero en su pecho mi pena volcar.
Beba conmigo, y si se empaña
de vez en cuando mi voz al cantar,
no es que la llore porque me engaña,
¡yo sé que un hombre no debe llorar!

Si los pastos conversaran,
a esa pampa le diría
de qué modo la quería,
con qué fiebre la adoré;
cuántas veces de rodillas,
tembloroso yo me hincaba
bajo el árbol deshojado
donde un día la besé.
Y hoy al verla envilecida,
a otros brazos entregada,
fue pa' mí una puñalada,
y de celos me cegué;
y le juro, todavía
no consigo convencerme
cómo pude contenerme,
¡si ahí no más no la maté!

Tomo y obligo, ¡mándese un trago!
¡De las mujeres mejor no hay que hablar!
Todas, amigo, dan muy mal pago,
y hoy mi experiencia lo puede afirmar.
Siga un consejo: ¡no se enamore!
y si una vuelta le toca hocicar,
¡fuerza, canejo, sufra y no llore,
que un hombre macho no debe llorar!

39 líbero, día 27 de Mayo de 2006 a las 10:56
Lástima que no critique usted a Hilketa, Bres y compañía, Xim. Lástima que usted mismo esté siempre introduciendo basurillas...
40 sinrodeos, día 27 de Mayo de 2006 a las 11:11
36
Jose
Que insistencia tio.
Ya te he dicho que el termino de sudaca es aceptable en cuanto se usa para definir gente de latino america que vienen a Espagna a alterar el oden publico el que hace honor esa famosa frase ..La ETA mata y el sudaca ataca.Capito?
Con respecto a tu idolo Borris Izaguirre(?porque sera que le tienes tanta admiracion?)..
El entra dentro del grupo sudaca.. El ataque al PP es tal vez la calumnia que se haya hecho en toda la historia de Espagna en territorio espagnol...
Ya veo que no haces caso de la gente inteligente del Blog.. no estas interesado en almacenar y ordenar tus ideas, para no dejar de intentar descontrolar la buena marcha de la Blogia.

Y para terminar Joselito tu critica acerca de mi
post 22 de ayer... deja que tu lider con amplio sentido de la justicia y humanidad permita que pueblen musulmanes a lo largo de nuestra geografia, que ya veras en un futuro adonde van a ir los pijisprogres como tu.

Un saludo no tan liberal.
41 líbero, día 27 de Mayo de 2006 a las 11:35
Esta gentecilla intenta jugar con ventaja. No sólo tienen la gran mayoría de los medios de masas, donde manipulan y censuran a su antojo, sino que vienen aquí con exigencias. Me parece bien que los manden a paseo. Me recuerdan a esos moros que en cuanto les llamas la atención por alguna fechoría te llaman racista y hablan de derechos y no sé cuántas cosas más. Exigen lo que ellos no dan.
Me parece bien que estos señores progres vengan al blog. Pero que no abusen.
42 HUBERT, día 27 de Mayo de 2006 a las 11:35
"sinrodeos" dijo:

"No Jose
No se lo tome Ud asi.
Por Dios, vuelva vuelva.
yo nunca emplee la palabra sudaca y me juego un de 50, que esta por ahi escrito, ya le dije que emplee la palabra sucaca, pero solo para los malechores, al resto yo no les llamo latino americanos, les llamo hispano americanos.
A las mujeres yo las respeto y las amo(por supuesto que una por una)"
-----
"sinrodeos" también dijo (dedicado a las mujeres):

: “a todas las pijiprogre que me oiis lo que teneis que hacer es dejaros de tantas chorradas y cumplir con vuestra obligacion natural de poblar nuestro pais con hijos que ya van faltando, al igual que respetar al hombre que teneis a vuestro lado, que con tanto progreso se esta perdiendo el respeto.”
43 RAJ, día 27 de Mayo de 2006 a las 11:38
Jose, es posible que mi definición no sea correcta ¿cuál plantea Vd.?.
Su cabeza se me antoja, como un gran almacén sin orden, es evidente que cualquier nueva aportación no hace mas que aumentar el caos. Necesita urgentemente buscar una estructura cerebral que le permisa asumir alguna idea mas. Ordénese un poco hombre de Dios.
44 caius, día 27 de Mayo de 2006 a las 11:38
Lo peor de estos progres es que con sus provocaciones inducen a los más tontos a seguirles el carrete y a caer en sus mismos estilos. A veces no se sabe qué es peor, si los hilketas, los xim y compañía o los que les dan coba y dicen no menos insensateces.
El nivel decae en una pelea de tres al cuarto, cuando hay tantas cosas de qué hablar.
45 jose, día 27 de Mayo de 2006 a las 11:38
Los post ahora permancen (por cuánto?).
Perdió los estribos el moderador?
Se retiró para regresar resoplando ira y censura?
O se trató de introducir un poco de desgaste entre quienes piensan distinto al objeto de que abandonen el blog sin necesidad de hacer asomar el perfil autoritario y perder la máscara liberal?
En fin...quizás pronto lo sepamos.
Mi pronostico de la durabiliad de pijiprogres en el blog era, hace dos semanas de "un par de telediarios". Superado este lapso, el tiempo que nos resta es solo un regalo.
Un ultra...liberal saludo.
A hubert, ximmerman y bambi...un cordial saludo.
46 activista, día 27 de Mayo de 2006 a las 11:41
"El nivel decae en una pelea de tres al cuarto, cuando hay tantas cosas de qué hablar."

De qué hablar y qué hacer, Caius.
47 Pedro, día 27 de Mayo de 2006 a las 11:43
Donde no me quieren me voy. Qué leches de infantilismo es éste de si me censuras, si no me dejas hablar, que si fulano dice y no le dices nada. Yo he sido censurado en este blog por utilizar términos malsonantes. Lo único que hay que hacer es no usarlos. Si tus comentarios no interesan, pues vete adonde interesen.¿O es que os creéis los advertidos y los expulsados que estáis diciendo algo digno de interés y por tanto de censura? No se os censura, se os expulsa por necios, c.ñ. Vivimos tiempos extrañísimos, donde todo el mundo cree tener derechos que los demás le roban.
Moderador: se están cargando el blog. Hay gentes que en nombre de la libertad de expresión cree que los demás estamos obligados a escucharles, y por si fuera poco, a darles la razón; gentes que como diría Lenin -y tenía razón- exigen libertad de expresión y por no saber no saben ni expresarse.Tiene que hacer una selección aún a riesgo de quedarme fuera. Pero hay gente aquí muy interesante y formada y de la que se puede aprender, que sin embargo estoy seguro que se echa para atrás al ver el horror de algunos opinantes.
48 jose, día 27 de Mayo de 2006 a las 11:44
Buenos días.. Creo que el día de ayer ha proporcionado algunas intervenciones que como siempre merecen la pena pasar a la antología de este post.:
"Cuando, hace mas o menos un año ( despues del asesinato de Theo van Gohg) se quemaron algunas escuelas musulmanas y las puertas de un par de mezquitas, comentabamos estos actos vandalicos, y entre nosotros los comprendiamos, y en cierta forma simpatizabamos con ellos, porque nos daban un sentimiento de que no estabamos del todo dominados..."(post. 161, de g. desde Holanda).
Es de agradecer que se diga al menos: "Lo que todavia no ha habido - y Dios quiera que no lo haya- ha sido un asesinato racista contra un musulman, como si los hubo en Belgica hace unos dias y en Alemania frecuentemente." (mismo post)
Aunque calro se empieza por "simpatizar" con la quema de templos y...
Muy ilustrativo, sin duda.
Y qué me dicen de éste:
"Espagna no se merece que tras 500 agnos despues de la reconquista y la expulsion, se vea otra vez invadida del modo mas sutil...""Nuestro pais frente a la futura invasion es cane de caynon, cuyo derrumbamiento solo puede ser evitado con politicas firmes que frenen dicha invasion y la posterior sumision y retorno al siglo VII." (post 193. sinrodeos)
Claro, si es que se empieza hablando de Lepanto para aportar argumentos a la no incorporación de Turquía a la UE, y se acaba hablando de Guadalete. Y lo peor, de esas "simpatías" hacia la quema de mezquitas.
Por otro lado, este tipo de intervenciones se dan entre llamamientos a celebrar un día del "Orgullo español" que se viene destruyendo "paso a paso desde hace casi treinta años" (post. 179. Ana). Significativo lo del los treinta años de destrucción del orgullo español.
y todo ello sin olvidar la sempriterna denuncia hacia los discrepantes. Por ejemplo:
"Rosas zápicas. Canallas. Las de la Infame Alianza. Algún día esta gentuza tendrá que recibir lo que los colaboracionistas nazis, o cosa así. No podemos olvidarlo." (post.190. valenciano). Bueno, veo que a los "colaboracionistas nazis" se les augura un futuro nada prometedor.
"En general, a las feministas y a los m.aricas profesionales les encantan los moros. Se ve que éstos saben cómo tratarles..." (post. 16 robertoalcazar). Sin duda este post no fue borrado por contener comentarios "ingeniosos" para el moderador, según los criterios de censura del blog. NO ocurrió así con algunos post de respuesta, que me consta fueron borrados. Curioso criterio de selección, muy ultra...liberal.
Por último, en lo que podríamos denominar "perlas del pensamiento ultra...liberal" del foro, esta definición que nos aporta RAJ sobre el término "racismo" creo que no tiene desperdicio. Nos dice RAJ, en su post 191:
"el racismo (que podríamos definir como aversión que se siente contra un grupo étnico como consecuencia de sentirse atacado por él), no es innato, tampoco es adquirida consciente y voluntariamente, nadie es racista cuando quiere y por que quiere. Es, mas bien una reacción de defensa perfectamente lógica, por lo que es a ellos, los que crean las situaciones propicias, los que merecerían los calificativos negativos."
Veamos..."reacción de defensa perfectamente lógica", "aversión que se siente contra un grupo étnico como consecuencia de sentirse atacado por él", y "es a ellos, los que crean las situaciones propicias, los que merecerían los calificativos negativos"...Perfecta la definición de "racismo" no creen? Y bueno, si además se dice tras lo de las "simpatías" por la quema de mezquitas y escuelas islámicas...En fin.
Por lo demás, también resultó ilustrativo este post de zapaterovete:
“En estos momentos históricos, tan graves y decisivos para España y, con una oposición política tan mediocre ante la barbarie antiespañola y anticonstitucional, que parece retrotraernos a otros como la invasión francesa de 1808, la pérdida da las últimas colonias de 1898, o la destrucción republicana de España de 1931, hay que recordar que la regeneración que nos salvó del desastre último, fracasada ya la acción política, vino siempre teñida con la sangre de los españoles. Aznar, Mayor, Rajoy, meditad.
Y bueno, después de recordar estas intervenciones, cabe preguntarse, el porqué de la censura del moderador a este post. Se considera menos ingenioso que el ya apuntado “En general, a las feministas y a los m.aricas profesionales les encantan los moros. Se ve que éstos saben cómo tratarles..." (post. 16 robertoalcazar).”
Un saludo ultra...liberal.
49 HUBERT, día 27 de Mayo de 2006 a las 11:46
"sinrodeos" apuntó una solución para los que discrepamos en este blog:

"Un dia se hara justicia y espana tendra que proveer una carcel para millones de delincuentes”
50 HUBERT, día 27 de Mayo de 2006 a las 11:49
RAJ también hizo su aportación a lo que debe hacerse con los que discrepan del ultraliberalismo:

“veo una clara declaración de guerra, por el momento dialectica, creo llegado el momento, por mi parte, de plantear convicciones…”. "advertir que a nadie a desalirle gratis el atacar (con hechos) mis convicciones, y a algunos muy caro, pues paragán con cien vidas que tuvieran el referido ataque”. “…Después hablaran de los muertos necesarios o no, de cuantos mató cada bando…” “…de represión ...¿represión o supervivencia?”

« 1 2 3 4 5 6 7 »

En formato RSS© Copyright Libertad Digital SA. Juan Esplandiu 13, 28007 Madrid.
Tel: 91 409 4766 - Fax: 91 409 4899