Pío Moa

« Imagine la sandez… de las monjitas | Principal | La puta vieja Celestina... »

El Valle de los Caídos y los neochekistas

5 de Febrero de 2010 - 12:17:22 - Pío Moa

Compartir:
Menéame Tuenti

Mañana, en el comentario que tengo con Luis del Pino, entre 8,30 y 9,00 de la mañana, en Es-Radio, hablaré del Valle de los Caídos y la persistente ofensiva de los neochekistas del gobierno contra él. Son los equivalentes en España de los talibanes, y son chekistas porque han elaborado una exaltación de los asesinos en su ley totalitaria de memoria antihistórica, y porque han sido los mayores colaboradores de los asesinos etarras en toda la historia de esta organización. Si pudieran, volarían el Valle de los Caídos como hicieron los talibanes con las estatuas de Buda. De hecho, algunos afines ideológicos al gobierno ya han colocado allí varias bombas, y Gibson y otros han manifestado su deseo de destruirlo.

El Valle de los Caídos es uno de los monumentos más notables del siglo XX en todo el mundo, impresionante y severo pero al mismo tiempo armonioso, integrado en el paisaje, muy superior artísticamente a, por ejemplo, el monumento a la batalla de Stalingrado o a tantos otros conmemorativos de una guerra en Europa. Es, además, un monumento a la reconciliación nacional, cierto que bajo el signo de la cruz, algo que repugna en extremo a quienes atacan a la nación española, en la que no creen, y se sienten herederos de los que destruyeron todas las cruces durante la contienda civil y arrasaron y robaron cuanto pudieron del patrimonio histórico-artístico español, llegando en su desvergüenza a presentar como "salvamento" uno de sus más sucias fechorías contra el Museo del Prado, bien denunciada por Azaña o por Madariaga.

El Valle de los Caídos es parte muy importante de nuestro patrimonio histórico y artístico, y su conservación no es solo asunto de los monjes, a quienes el gobierno está hostigando para que se vayan, a fin de que el conjunto se vaya arruinando o puedan transformarlo en alguna mamarrachada neochekista de las suyas. Es asunto de todos los que se sientan españoles y demócratas. Por ello es preciso movilizarse y acosar a los acosadores, entre otras cosas llevándolos a los tribunales por ataques al patrimonio común de la nación, en lo que son tan especialistas.

Como es propio de su mentalidad, empezaron hace unos años su campaña a base de falsedades: que si el monumento había sido construido por 20.000 presos políticos en régimen de trabajos forzados, con numerosos muertos y enfermos debido a las pésimas condiciones, etc. etc. Hace poco Juan Blanco publicó un libro con los datos reales de la obra, que nada tienen que ver con esas leyendas. Trabajaron allí muy pocos centenares de presos, condenados por crímenes diversos, en condiciones de redención de penas por el trabajo y cobrando el sueldo correspondiente, muchos de los cuales siguieron como obreros libres cuando cumplieron la condena. Uno de los condenados fue el padre de Peces Barba, el colaborador de los negocios Gobierno-ETA contra las víctimas del terrorismo. Peces Barba padre estaba allí por formar parte de los "tribunales populares", que ni eran tribunales ni populares y que cometieron mil desmanes. La gran mayoría de las condenas a cadena perpetua de entonces no duraron más de seis años.

Pero el libro de Blanco apenas ha recibido publicidad y difusión, porque quienes debieran dársela o bien con cómplices de hecho de la memoria chekista, como el PP, o son tan timoratos que se sienten justificados con solo enterarse, sin hacer un poco de campaña. En cambio los neochekistas sí saben moverse, y no solo porque dispongan hoy de muchos más medios y de una caterva de periodistas corruptos o fanatizados. También se movían mucho más cuando no disponían de todo eso.

Pero, insisto, o quienes nos sentimos españoles y demócratas debermos oponernos a los talibanes neochekistas, o estos se saldrán una vez más con la suya.

**** Leo: "No veíamos nada parecido desde los viejos tiempos en los que la censura franquista dejaba en blanco retales de los periódicos por los artículos suprimidos" Rara vez habrá pasado eso en el franquismo. Pasaba mucho, en cambio, en la república, como puede comprobarse en cualquier hemeroteca.

Comentarios (212)

« 1 2 3 4 5 »

151 menorqui, día 6 de Febrero de 2010 a las 02:40
¿No ve cómo le ciega el fanatismo?



http://es.wikipedia.org/wiki/Muhammad_Yunus
152 carbo1, día 6 de Febrero de 2010 a las 03:54
Estimados sesudos,

Dejó escrito Unamuno que ser o no ser, a fin de cuentas es tener o no tener personalidad. Y yo continúo diciendo que tener personalidad, a fin de cuentas, es tener atributos. Ya que todo lo que existe tiene atributos y es clasificado según su especie y se le da un nombre. Ayer, don Z, reconoció que uno de los atributos de España es su cristiandad, aun sabiendo que uno de sus atributos personales es su rechazo hacia la misma. Totalmente de acuerdo en lo referente a que los atributos raciales, a estas alturas, no pueden ser motivo de rechazo. Ahora bien, es chocante, que no reconozca que existen ideologías que se excluyen unas a otras (que le vamos a hacer don Z).

Aun sabiendo que el limón corta la leche, un buen cocinero es capaz de elaborar un delicioso yogur de limón. De tal forma que para realizar una convivencia de ideologías, o incluso un mix, hace falta algo más que buenas intenciones. Sin duda, la cristinadad es un camino espiritual, uno de sus atributos es la piedad. Un atributo, que entre otras propiedades, tiene la de no despertar la rivalidad hostil, ni la agresión. Una oración muy poderosa, utilizada durante siglos y siglos es : -Señor Jesus Cristo, Hijo de Dios, ten piedad de mi. Y por extensión, ten piedad de él, de nosotros (que somos pecadores). Oración corta, ideal para evocar a Jesus en las adversidades que nos salen al paso en el día a día. La piedad es uno de los ingredientes necesarios para unir y no dividir, pero tiene que ser común a todas las partes, ya que dos no pueden si uno no quiere.

En referencia a las monjitas de las que hablaba don Pio ayer, uno puede entender su intención piadosa. El pero de don Pío, según lo entiendo yo, radica en que la unión de todos ha de ser teniendo en cuenta los atributos de las partes. El -imagine- de Lennon es simplista.

Es necesario que los políticos nos planteen claramente sus atributos. La unión pasa por un comunicación verdadera (no hipócrita) y caritativa, lo contrario es división.

Lo único que no tiene atributos es Dios, que aunque le hemos dado un nombre, es absolutamente libre. Todo lo que existe y es real es Dios. El árbol de la ciencia del bien y del mal, también fué creado por Él. Por ello a Dios no se le deja de conocer, es imposible conocerlo totalmente. Lo correcto para el hombre era el jardín del Edén (ahi donde eramos inmortales en cuerpo y alma). Pero Dios dió libertad para la libre resolución de la voluntad de hombres, ángeles y arcángeles. Voluntad que guía nuestras obras, siendo la más valorada la de la Fé. Jesús, nos mostró de nuevo, que es lo correcto para el hombre. Dios no tiene atributos, pero el hombre divino si tiene atributos.

España se debate entre ser o no ser. No caigamos en contradicciones semánticas. De acuerdo con que algunos atributos cambian, como los movimientos del espíritu. Pero, si estoy inspirando, queda demostrado que no estoy expirando y viceversa. Todo aquel que haya encontrado alguna debilidad, que halle el valor de la piedad. Todo aquel que conozca el valor de la piedad que sea bienvenido a España. Porque la unión hace la fuerza. Que no se despilfarre más recursos y energías en los separatismos periféricos, porque esos recursos valen para ayudar a otras naciones, porque España es una nación importante y debería de ser ejemplar.

Y yo me pregunto ¿en qué atributos se diferencian el PSOE y el PP?

No nos va a quedar más remedio que hacer como hizo don Sandalio, que se alejó del mundo por sobredosis de idiotez en el mismo.
153 kufisto, día 6 de Febrero de 2010 a las 05:08
BB

sabéis lo que decía Joe Pesci en JFK?

estoy tan cansado que ya ni veo...

espero me perdones, jorge javier
154 kufisto, día 6 de Febrero de 2010 a las 05:17
Comentario eliminado por los moderadores.
155 manuelp, día 6 de Febrero de 2010 a las 08:12
# 149 menorqui

No es exactamente así la cosa. En el medioevo se distinguía entre el interés “justificado” y el “injustificado” y dentro del “justificado” entre la tasa de interés “razonable” y la “usuraria”.

Justificación del interés

En relación con el interés, la aportación de los teólogos españoles es muy importante porque demuestra la evolución del pensamiento escolástico a la par del desarrollo económico. Tomás de Aquino, en el siglo XIII, fiel todavía a la concepción del dinero como bien en sí mismo estéril, había aceptado el interés cuando el dinero no se prestaba a un particular, sin finalidad específica, sino que se facilitaba a un negociante para realización de operaciones provechosas; y, además, había reconocido el derecho a resarcirse del daño emergente al que se priva de su dinero por prestarlo. Pero no aceptaba la justificación del interés por el lucro cesante. Los escolásticos españoles del XVI, que contemplaban el auge del comercio y la nueva estructura capitalista de la sociedad, pudieron entender el valor del dinero en función del tiempo y, aunque en cierto modo seguían condenando el interés en sí, acabaron por reconocer los tres títulos extrínsecos –damnum emergens, lucrum cessans y poena conventionalis- que, en caso de que se den, justifican, con ciertas limitaciones, la percepción de un interés.

Tal vez la defensa más abierta del interés se debe a un autor menos conocido y hasta ahora no nombrado: fray Felipe de la Cruz, traído a colación por Alejandro Chafuen en su libro Raíces cristianas de la economía de libre mercado. De la Cruz, en “Tratado único de intereses”, publicado en 1637, tras desarrollar con ingeniosos argumentos que el valor del dinero de presente es mayor que el de futuro, lo cual entraña la aparición del interés, y demostrar cómo al desprenderse uno de sus haberes se priva de todo lo que podría hacerse con él, dice con gran sentido de la realidad que si es sentencia común de los doctores que los que están en extrema necesidad pueden tomar de lo ajeno para sobrevivir, con más razón el que tiene dinero y no puede trabajar puede prestarlo a interés para ganar para comer honestamente.


http://www.liberalismo.org/articulo/330/13/tradici...

156 tigrita, día 6 de Febrero de 2010 a las 08:26
Muy bien Manuelp 131, parecia imposible pero ha sucedido: del tarro de Manuel ha salido la solución: deflacción de precios y salarios o salir del euro (donde nunca debimos entrar) y devaluación, esto si queremos volver a ser competitivos, aunque hay un pequeño problema del cual te has olvidado: ¡Los chinos¡ Y con ellos no podemos competir por mucho que devaluemos.
157 manuelp, día 6 de Febrero de 2010 a las 08:52
# 156 tigrita

¿Y quien le ha dicho a usted- alma de cántaro- que no podemos competir con los chinos?. ¿Es que en el cursillo de introducción de marxismo no le han hablado de la teoría de la ventaja competitiva de David Ricardo- del que su querido Marx tomó la teoría del valor-trabajo-, según la cual, cada país debe especializarse en producir lo que mejor hace.?

Por tanto, si los españoles nos hacemos todos toreros y las españolas bailaoras de flamenco, ¿Qué chino nos va a toser?.
158 jjvr, día 6 de Febrero de 2010 a las 10:00
Pues, como acaben viniendo por aquí interventores de Bruselas a arreglar el país ..... el bueno de Zapatero podrá dar por concluida su labor. Me imagino a todos los nacionalismos corriendo para salvar sus intereses, -los suyos, no los de sus administrados- a costa de "lo que sea".

Un saludo
159 tigrita, día 6 de Febrero de 2010 a las 11:45
Ni en eso podemos competír Manuelp, ¿Tú sabes lo que gana un torero o una bailaora? Son precios prohibitivos para la exportación, a lo máximo que podríamos llegar, es a colocar algún banderillero jubilado con la pensión rebajada.
160 tigrita, día 6 de Febrero de 2010 a las 11:51
Además otra cosa, al marxismo los currantes entramos con el corazón, no con las neuras. Aunque en mí caso concreto, a Marx lo encontré de la mano de Jesús y a través de ls fe.
161 manuelp, día 6 de Febrero de 2010 a las 12:03
# 160

Me parece que, en su caso, es precisamente al revés, es decir es con las "neuras" (de las que tiene innumerables) con las que ha entrado al marxismo (y a todo).
Por cierto, cuando quieras comparamos los respectivos días de cotización a la seguridad social, a ver quien gana a "currante".
162 kufisto, día 6 de Febrero de 2010 a las 12:15
BB

160

cariño.

que estragos causa la menopausia.
163 kufisto, día 6 de Febrero de 2010 a las 12:23
BB

tigiritigitití

comuniiiiiiista!!!!!

jarhgl!!!!

y es cristiana la tía!!!. yo no puedo más!!!. dios te perdone, amor
164 carbo1, día 6 de Febrero de 2010 a las 12:59
Tigrita, usted si es conservadora siendo aun marxista. Aunque parece caer en contradicción semántica.

(...)"Digamoslo de otro modo: tanto el creyente como el no creyente participan, cada uno a su modo, en la duda de la fe. Para uno la fe, siempre y cuando no se oculten a sí mismos y la verdad de su ser: Nadie puede sustraerse totalmente de la duda, para el otro mediante la duda o en forma de duda.
Es ley fundamentel del destino humano encontrar lo decisivo de su existencia en la perpetua rivalidad, entre duda y fe, entre impugnación y la incertidumbre. Quiza justamente por eso, la duda, que impide que ambos se cierren hermeticamente en lo suyo, pueda convertirse ella misma en un lugar de comunicación. Impide a ambos que se recluyan a sí mismos: al creyente lo acerca al que duda y al que duda lo lleva al creyente".
Pensamiento de Benedicto XVI, sobre la fe, la iglesia y el mundo. (Ed: Libroslibres)
165 carbo1, día 6 de Febrero de 2010 a las 13:10
Corrección del texto anterior

(...)"Digamoslo de otro modo: tanto el creyente como el no creyente participan, cada uno a su modo, en la duda de la fe, siempre y cuando no se oculten a sí mismos y la verdad de su ser. Nadie puede sustraerse totalmente de la duda o de la fe, para uno la fe estará presente a pesar de la duda, para el otro mediante la duda o en forma de duda.
Es ley fundamentel del destino humano encontrar lo decisivo de su existencia en la perpetua rivalidad, entre duda y fe, entre impugnación y la incertidumbre. Quiza justamente por eso, la duda, que impide que ambos se cierren hermeticamente en lo suyo, pueda convertirse ella misma en un lugar de comunicación. Impide a ambos que se recluyan a sí mismos: al creyente lo acerca al que duda y al que duda lo lleva al creyente".
Pensamiento de Benedicto XVI, sobre la fe, la iglesia y el mundo. (Ed: Libroslibres)

Lo que es llamativo es la docilidad que estan mostrando los sindicatos en la actualidad, debe quedar registrado y recordarse en el futuro. Raro es que aun nadie haya dicho, aquello tan sugestivo de: - desempleados del mundo, unios porque no teneis nada que perder.











166 carbo1, día 6 de Febrero de 2010 a las 13:13
Tengo que dejarles. Les deséo un buen día.
167 Timoteo, día 6 de Febrero de 2010 a las 13:33
=Privilegios de los políticos, Cuestión de interés general merecedora de la atención de todos los súbditos (marxistas, liberales, de derechas, de izquierdas, cristianos, masones, judíos, mahometanos, etc.)=
.

Decía tigrita en el post 138 del hilo del pasado día 4:

“¿Y con permiso de quien se han autoasignado estas pensiones de oro los políticos? ¿No dicen que la soberanía reside en el pueblo? ¿Es que el pueblo ha sido consultado en este caso concreto? ¡Toma democracia!”

A esto que decía tigrita me referí, en mi post 149 de ese día y saliéndome por las ramas del núcleo de la cuestión que planteaba, con una consideración irónica que concluía recomendando la actitud sumisa y conformista de no quejarnos. Consideración propia del súbdito que se siente frustrado e impotente ante el atropello de la arbitrariedad, la corrupción y la impunidad desvergonzada del gobernante canalla que le domina.

A esta cuestión me parece que también se han referido otros post y en el hilo actual los 135 y 142 de 1132 CPCF, que enlazan con el espacio radiofónico (Los privilegios de la casta politica.) en el que César Vidal la comenta.

Creo que este tema, si lo tratamos como debemos en la situación en la que políticamente nos encontramos los españoles, es la clave para tener acceso al camino por el que tenemos que pasar para superar la condición de súbditos a la que nos ha sometido el sistema político en el que estamos atrapados, y alcanzar la condición de ciudadanos dignos, conscientes de nuestros deberes, derechos y responsabilidades como miembros componentes de la comunidad española, poseedora del poder que autoriza la función pública de los gobernantes y al que estos deben someterse en su ejercicio.
168 lead, día 6 de Febrero de 2010 a las 16:18
[Si no se puede derogar ni alterar por decreto la Ley de la Gravedad, tampoco se puede hacer con las Leyes de la Economía]

tigrita en #160:

Aunque en mí caso concreto, a Marx lo encontré de la mano de Jesús y a través de ls fe.

La pregunta obvia es, ¿qué Marx, Karl o Groucho? Porque el Socialismo marxista es, constatablemente, el sistema que hace a los pobres, más pobres. Como dijo Groucho:

Empezar de la nada...y acabar en la absoluta miseria

En mi post #5 del hilo de "El Valle..." recuerdo la cifra de 3.100 millones de personas (de Asia), es decir, casi la mitad de la Humanidad que, EN UNA SOLA GENERACIÓN, han salido de la pobreza y se acercan a las posiciones del Primer Mundo gracias a las recetas de la Economía de Mercado.

Sin embargo, los países que aplicaron las recetas de Marx (Karl) -la URSS y sus satélites, la China de Mao, etc.- acabaron como predijo Groucho: en la más absoluta miseria. Por eso, la inmensa mayoría de ellos (sólo resisten, y mal, Cuba y Corea del Norte) han abandonado las recetas socialistas y han adoptado las eficientes recetas de Mercado.

¿Llegar al marxismo desde la fe cristiana?: eso indica que sigues presa del moralismo y el sentimentalismo, base de la primera crítica de Karl Marx al Capitalismo, por lo que consiguió tanto éxito. Pero cuando Karl intentó perfilar unas recetas, basadas en su profundo desconocimiento de los mecanismos de la Economía (que tampoco elaboró demasiado, como le acusó Lenin), abonó el campo para una cosecha del desastre...como ha ocurrido en todas, sin excepción, las economías pretendidamente socialistas.

La Economía no es cuestión de buenos sentimientos ni de buenas intenciones (lo que se denomina "voluntarismo"); la Economía sigue unas leyes, como la Física sigue otras. Y si no se puede derogar por decreto la Ley de la Gravedad, tampoco se pueden derogar o alterar las Leyes de la Economía. Se pueden aplicar con más o menos acierto, pero hay que comenzar por saber que existen y conocerlas. Y lleva más de dos tardes el asunto.
169 lead, día 6 de Febrero de 2010 a las 17:13
[Leyes económicas: Curso acelerado de Economía (en dos tardes)]

Mi post #168

Por ejemplo, la "Ley de Say":

http://es.wikipedia.org/wiki/Ley_de_Say

Por ejemplo, la "Ley de los rendimientos decrecientes", de David Ricardo:

http://es.wikipedia.org/wiki/Ley_de_los_rendimient...

Como nos recuerda la Wiki:

Esta ley es sobre todo válida para las sociedades basadas en la agricultura y la ganadería. La industrialización hizo aparecer rendimientos crecientes con la cantidad producida con la instalación de economías de escala.

Por ejemplo, "Producción y Logística":

http://www.wikiempresa.info/producci%C3%B3n-y-log%...

170 menorqui, día 6 de Febrero de 2010 a las 17:24
155, manuelp
Gracias por la información, el tal fray felipe de la cruz debía sin duda ser un buen pedazo de masón.
Pero la anatemización del préstamo sólo puede tener un objetivo: asegurar el predominio de las armas y el mantenimiento de la miseria. Naturalmente que por más anatemizado que ande el préstamo, éste se va a dar, sea por interés de ganancia, por caridad, o sobre todo y más que nada, por necesidad. Cuando los fuertes dueños de las armas, teniendo prohibida la libertad de mercado, han llevado a la más absoluta ruina a su república o marquesado, necesitan importar cuanto menos sus armas, y entonces, como lo que contribuyen sus enflaquecidos siervos no da ni para unas alpargatas, le tienen que pedir a alguien, como le pasa al cid cuando no puede entrar con su banda en burgos:

"He gastado el oro y toda la plata;
Bien lo veis que yo no traigo nada,
Mío Cid querrá lo que sea aguisado;
...
Ha menester seiscientos marcos.
...
que no lo sepan ni moros ni cristianos"
Entonces le van a empeñar a unos judíos unos arcones llenos de arena como si fuesen oro:

"Dijo Raquel y Vidas:

Se los daremos de grado."

Naturalmente, el Cid no tiene ninguna intención de devolverles el dinero a "Raquel y Vidas". Les ha engañado. Pero el "que no lo sepan ni moros ni cristianos" nos indica que el trato tramposo no era admitido por nadie, en cambio, a los judíos se les puede engañar. "La usura es gran pecado" significa "A los judíos les podemos utilizar y engañar todo lo que queramos y para eso les usamos, pero hay que mantenerles estigmatizados hasta el fin de los tiempos, no vaya a ser que se descubra el pastel".

Una vez que el Cid ha conseguido el dinero y gracias al dinero puede reconstruir y rearmar su banda, se dedica al saqueo de pueblos y ciudades y vive del botín obtenido.
Algo que parecería mucho menos pecado a los condenadores de la "usura".

En ese tiempo, las ciudades italianas y flamencas, protectoras de derechos y libertades, le enseñaban a europa a vivir.
171 DeElea, día 6 de Febrero de 2010 a las 18:07
“Pero la anatemización del préstamo…”

Ay mentirosillo ¿Quién anatemiza el préstamo?

¿ o es que pretende convertir préstamo y usura en la misma cosa?
172 menorqui, día 6 de Febrero de 2010 a las 18:14
171
Vamos allá, deelea
Explíqueme usted por favor a qué llama usura
173 menorqui, día 6 de Febrero de 2010 a las 18:16
Quiero decir, si es capaz de entrar en una discusión razonada, claro
174 manuelp, día 6 de Febrero de 2010 a las 18:22
# 170 menorqui

Bueno, en términos económicos, se podría decir que los judíos medievales aplicarían un tipo de interés alto porque le sumarían la "prima de riesgo" que suponía la alta posibilidad de verse engañados, robados y matados- como se pone de manifiesto en la cita del Mio Cid-, con lo que se ganarían la reputación de usureros, que haría a su vez aumentar dicha prima de riesgo, en fin un circulo vicioso.

Es lo que pasa actualmente con la deuda publica de España y los paises "STUPID" (Spain,Turkey,UK,Portugal,Italy,Dubai) que al percibir el mercado un gran riesgo de que no sea pagada, hace que se les pida un interés más alto.
175 egarense, día 6 de Febrero de 2010 a las 18:27
Del "COLAPSO DE LA REPÚBLICA" (Stanley G. Payne)...

El intento izquierdista de anular los resultados electorales

La derrotada izquierda reaccionó con ira, temerosa de que un gobierno más conservador deshiciese muchas de las reformas republicanas. Se encontraban mucho menos dispuestos que la derecha en 1931 a aceptar una derrota temporal, aunque ellos mismos habían redactado una ley electoral muy artera(1) y calculada, pensaban, para servir a sus propios intereses específicos. La respuesta inicial de la izquierda no fue prepararse para actuar como leal oposición, sino embarcarse en manipulaciones destinadas a cancelar los resultados electorales. Para sorpresa de Alcalá Zamora, quien primero se lo propuso no fue otro que el ministro titular de Justicia, Juan Botella Asensi(2), quien, cuando comprobó que el centro-derecha estaba a punto de ganar la «segunda vuelta», urgió al presidente a cancelar el proceso electoral incluso antes de que aquella concluyera. Poco después, el ministro de Industria, Gordón Ordás(3), presentó una propuesta similar.

(1) Se aplica a la persona que no tiene buena intención y usa el engaño y la astucia para conseguir un beneficio.
(2) Juan Botella Asensi (Alcoy (Alicante, España), 1884-México, 1942) fue un político español, ministro de Justicia de la II República en 1933.
(3) Félix Gordón Ordás (León, 1885-México, 1973) fue un veterinario y político republicano español. Fue Presidente del Gobierno de la República Española en el exilio. Estudió Veterinaria, carrera que acabó en 1905 en su ciudad natal. Con profundos conocimientos de las técnicas veterinarias más innovadoras de su época, sus conocimientos no fueron bien valorados por las autoridades en un país atrasado científicamente. Fue el primero en proponer el establecimiento de registros pecuarios en todo el territorio nacional para un mejor control del ganado y de las enfermedades y epidemias. Consiguió que durante la Segunda República se crease una Dirección General de Ganadería. Elegido diputado en 1931 y 1933 por el Partido Radical Socialista. En 1934 era el líder de la facción más conservadora del partido, que confluyó con otros en la creación de Unión Republicana, partido por el que fue elegido diputado en las elecciones de febrero de 1936 en las listas del Frente Popular. Fue ministro de Industria y Comercio en el último gobierno del bienio progresista, bajo la presidencia de Martínez Barrio (octubre-diciembre de 1933) y en 1936 embajador en México y más tarde en Panamá, Cuba y Guatemala. Exiliado en México tras la guerra civil, llegó a ser nombrado Presidente del Gobierno de la República en el exilio desde 1951 a 1960.

Memoria histórica
176 menorqui, día 6 de Febrero de 2010 a las 18:31
Yo es que mire, delea, necesito un dinerito para hacer mis compras y como no tengo propiedad para empeñar le pediría a usted, que veo que le sobra, que me prestase unos 5000, yo después del verano le devuelvo 6000, ¿qué le parece?
177 menorqui, día 6 de Febrero de 2010 a las 19:04
174, manuelp

¿No deberíamos más bien hablar de los países GILIPUERTAV?

Grecia, Italia, Letonia, Irlanda, Portugal, Ucrania, España, Reino unido, Turquía, Argentina, Venezuela
178 menorqui, día 6 de Febrero de 2010 a las 19:06
No Italia, sino Islandia, perdón.
179 Momia, día 6 de Febrero de 2010 a las 19:16
En la homilía pronunciada por Juan Pablo II en su viaje a Cuba, en Santa Clara, sobre el tema de la familia, de una manera sencilla distingue entre ideología y cristianismo: «El camino para vencer estos males no es otro que Jesucristo, su doctrina y su ejemplo de amor total que nos salva. Ninguna ideología puede sustituir su infinita sabiduría y poder. Por eso es necesario recuperar los valores espirituales, morales y religiosos en el ámbito familiar y social, fomentando la práctica de las virtudes».

Es decir, a Dios lo que es de Dios y al César lo que es del César, pero en ningún caso se pueden mezclar la fe religiosa y las ideologías, sean las que fueren, el marxismo, el liberalismo y menos aún el lacismo. Las ideologías en todo caso, si son hostiles a la religión quedan deslegitimadas para un cristiano.

180 menorqui, día 6 de Febrero de 2010 a las 19:37
179, Momia
Entonces a usted le conviene el liberalismo, que le permite fomentar la práctica de las virtudes, pero no la nada virtuosa imposición obligatoria de las mismas.
181 Momia, día 6 de Febrero de 2010 a las 20:01
El propio Juan Pablo II en la Encíclica "Sollicitudo rei socialis", anterior a la "Centesimus Annus", afirma que la Iglesia no propone sistemas o programas económicos y políticos, ni manifiesta preferencias por unos o por otros, con tal de que la dignidad del hombre sea debidamente respetada y promovida.

Lo que pasa es que la Iglesia es experta en humanidad, y esto le mueve a extender necesariamente su misión religiosa a los diversos campos en que los hombres y mujeres desarrollan sus actividades, y colabora con distintos sistemas en aras a la salvación de las almas, y en la defensa de la dignidad, la libertad y la justicia humanas.

La doctrina social de la Iglesia no es una tercera vía entre el capitalismo liberal y el colectivismo marxista, y ni siquiera una posible alternativa a otras soluciones menos contrapuestas radicalmente, sino que tiene una categoría propia.

No es tampoco una ideología, sino "la cuidadosa formulación del resultado de una atenta reflexión sobre las complejas realidades de la vida del hombre en la sociedad y en el contexto internacional, a la luz de la fe y de la tradición eclesial. Su objetivo principal es interpretar esas realidades, examinando su conformidad o diferencia con lo que el Evangelio enseña acerca del hombre y su vocación terrena y, a la vez, trascendente, para orientar en consecuencia la conducta cristiana. Por tanto, no pertenece la doctrina social al ámbito de la ideología, sino al de la teología, y especialmente de la teología moral".
182 joanpi, día 6 de Febrero de 2010 a las 20:07
# 175 Egarense.

El Sr. Gordón Ordás, además de los datos biográficos republicanos, tenía sus buenos servicios,prebendas y relaciones con el régimen de Primo de Rivera, aunque se encargó muy bien de mostrar todo lo contrario. De hecho alabó la dictadura en una revista de veterinaria, fue becado en Méjico por la Dictadura y su único tropiezo, que se encargó de hacerlo parecer como político es un expediente que sufrió por criticar agriamente a un superior. Ya en el exilio se destaco por su inmoderación y gusto por los banquetes. Pagaba el Vita.
183 Momia, día 6 de Febrero de 2010 a las 20:17
Entre el liberalismo de John Stuart Mill y el liberalismo de Alexis de Tocqueville, yo me quedo con el del francés, precisamente en razón de la distinta antropología que informa el pensamiento de uno y otro.

Basta ver el muy diferente concepto de libertad en la obra de ambos. Para Stuart Mill la libertad -libertad de pensamiento y de expresión como garantía de la libertad de acción- no es tanto un bien del hombre como un producto útil para la sociedad. De acuerdo con su utilitarismo, Mill considera la libertad como algo que conviene mantener sólo por los resultados que produce; de aquí que derive a posturas socialistas, postulando intervencionismos gubernamentales en contra de la libertad personal, en la medida que piensa que estos ataques al individuo benefician a la colectividad.

Muy diferente es la postura del liberal más o menos puro que es Tocqueville. Al revés de Mill, que se centra en la libertad de espontaneidad, que simplemente reclama la ausencia de coacción y es totalmente compatible con una concepción determinista del obrar humano, en Tocqueville la libertad que cuenta es la libertad de determinación de la voluntad que, aun sometida a presión y hasta a violencia física, se adhiere, no necesaria sino libremente, y, por lo tanto, meritoriamente, al bien aprehendido como tal por la recta razón.

Para Tocqueville la libertad es un principio, un axioma, una cualidad inherente a la condición de persona humana que, de acuerdo con la moral, constituye el atributo propio de su dignidad. El liberalismo encuadrado en esta concepción del hombre, aunque valora la libertad por sí misma y no por los resultados que produce, no pretende que la libertad sea un fin; la libertad es valiosa por el bien superior que nos permite alcanzar. Sin libertad no habría bien que nos fuera propio, pero esto no quita que el último punto de referencia debe ser el bien, como asume Tocqueville, cuando nos dice que la virtud no es otra cosa que la libre elección del bien.

184 silmo, día 6 de Febrero de 2010 a las 20:24
Existen el interés propio y el común o comunitario. Es inviable cualquier asociación estable animal o humana basada únicamente en el interés propio. La convivencia social es interrelación, cooperación y apoyo mutuo. De la cooperación inteligente y armoniosa nacen el conocimiento y la abundancia material. Del conocimiento y la abundancia el reparto. Actualmente hay una generalizada y obsesiva pasión por lo particular, lo privado y lo exclusivo y pocos tienen en cuenta la necesidad de potenciar el apoyo mutuo y proteger lo común.

Pero no hay que olvidar que de lo común se extrae lo propio. El interés propio es antisocial sin el interés común; y viceversa. Ambos intereses, bien entendidos, son complementarios. El socialismo tiene asegurados ingentes caladeros de votos mientras esto no se comprenda. Es un problemático, conflictivo y doloroso error considerar que cada hombre es una burbuja psicofísica centrada en sí misma.
185 Momia, día 6 de Febrero de 2010 a las 20:37
El siglo XVIII es el de la irrupciónen el terreno de las ideas del concepto social y político de la libertad. En el siglo XIX avanzan las ideas sociales; la idea de la libertad empieza a estar a la defensiva contra movimientos de raíz democrática y finalmente socialista.

El liberalismo, que empezó como una avanzada contra el corporativismo medieval, se encontró en este siglo con que lo cuestionaban otras formas de colectivismo. Estuvieron contra él, primero, los grupos conservadores ligados a los estamentos establecidos. La Iglesia se posicionaría contra el liberalismo, pero en nombre de los estamentos populares. Primero por reaccionaria, después por progresista, tanto en el siglo XVIII como en el siglo XX la Iglesia ha sido más o menos antiliberal, en el sentido que ha tenido el liberalismo político, por la influencia descristianizadora que ha ejercido sobre la sociedad y sobre los creyentes.

Ante la actitud hostil que acosa al liberalismo, Tocqueville representa un pensador típico del liberalismo a la defensiva. La esperanza de Tocqueville es salvar la idea de la libertad frente al predominio inminente de la igualdad, que es el nuevo ideal de su tiempo.

También Stuart Mill reacciona frente al movimiento igualitario que viene avanzando, pero de una manera diferente. Tocqueville reacciona preguntándose cómo se puede salvar la libertad ante la inevitable igualdad. Mill reacciona profundizando los principios de la libertad frente al creciente poder estatal. Lo suyo es más una contraofensiva que una defensa. Lo cual se explica en parte porque Mill vive en Inglaterra y Tocqueville en Francia. En Inglaterra la reacción contra el liberalismo fue más tenue, provino del utilitarismo social de Bentham, quien reflejó la posición rousseauniana en su país.
186 Timoteo, día 6 de Febrero de 2010 a las 21:46
184

Así lo entiendo también yo, Silmo. El individuo adquiere y desarrolla su conocimiento y medios de subsistencia y mejoramiento en sus relaciones sociales. El yo vive y se desarrolla en el nosotros. No tener conciencia clara de esta realidad es la fuente de la conflictividad social, y causa de la confusión tan generalizada sobre el concepto de libertad y del modo de ejercitarla. No considerar el bien de nosotros en la búsqueda del bien del yo, es la fuerza individualista que deteriora la sociedad y al propio individuo, manteniendo en continuo conflicto la convivencia.

187 manuelp, día 6 de Febrero de 2010 a las 22:23
# 177 menorqui

Disculpe, pero he salido y no le he podido contestar.

Lo de paises STUPID no es una invención mia, al igual que están los paises PIGS.

http://www.libertaddigital.com/economia/la-ue-los-...

Estan los paises STUPID

http://www.cotizalia.com/en-exclusiva/espana-stupi...
188 DeElea, día 6 de Febrero de 2010 a las 22:43
" Cuán necesario y general es entre los hombres el préstamo y como se ha de emprestar sin interés y ganancia


Es sentencia muy notoria y célebre de filósofos griegos y latinos que no hay hombre tan bastante para sí y abundante que no tenga en muchas cosas necesidad de otro. ¿Quién nació tan criado que no haya menester lo críen? ¿Quién, ya crecido, tan sabio que no le hayan de enseñar artes e instruir en negocios? ¿Quién jamás tan rico que no pidiese alguna cosa prestada? Antes estoy por decir que el hombre por sí solo es tan insuficiente que en todo casi ha menester otro le ayude.

Crió Dios a Adán en un estado soberano, libre y exento de muchos pechos y tributos que consigo trae ahora la vida, dotado de todas las virtudes y ciencias. Y, con todo, advirtió Dios no ser convenible que estuviese solo en el paraíso y dijo «Criémosle un semejante que le ayude»; y crió a Eva que le ayudase. Cuánto menos puede al presente ninguno presumir, sujetos ya todos a hambre, pobreza, enfermedad, sensualidad, muerte, de no haber menester a nadie. ¿Qué hace el hombre, si no es dormir, que no es hacer sino descansar, que no se ayude y favorezca de otro? Si viste, si calza, si come, si bebe, si aprende, si trabaja o si huelga, cosas a que parece bastar él solo, aun ha menester compañía, conviene a saber: quien corte de vestir, quien de calzar, quien siembre, quien cultive de que haya alimentos y quien le enseñe, quien le pague y aun quien le mire. Todos dependemos unos de otros, y con esta ley y obligación de ayudarnos y socorrernos nacimos.

Dice Platón que no nació el hombre para su solo provecho y utilidad, sino para sí y para bien de su república, para sus padres y parientes, y, hablando en breve, nacimos para bien de todos. No podemos de otra manera ni aun vivir, cuanto más permanecer. Do consta en cuánto derecho y razón se funda la caridad que debemos a los prójimos, porque, dejado a una parte el mandárnoslo Dios, el bien grande y utilidad que recibimos unos de otros nos obliga a querernos y amarnos.

Verdad es que, dado en todos los negocios nos ayudemos, es justo que en muchos paguemos su trabajo al que nos es útil y sirve. Si uno ha menester que otro le muestre, satisfágaselo. Si quiere vivir en casas ajenas, arriéndelas. Si le parece bien el caballo de su vecino, mérquelo. Porque si de balde y sin retribución se sirviesen unos a otros y aprovechasen, no sería cierto aprovecharnos, sino destruirnos y acabarnos, que, sin provecho, si nos ocupásemos en servir, muchos al cabo vendrían a ser desacomodados y pobres. Mas como ahora se usa, que quien siente la carga y sufre el trabajo, según dice el derecho, goza también de la honra y siente el provecho, resulta una desigualdad tan conforme e igual, que todos están en su peso y cada uno se sustenta y mantiene en su lugar.

Verdad es también que no todos los actos son de esta condición. Algunos hay que quiso Dios se hiciesen gratis por los prójimos, como es dar limosna al pobre y prestar al necesitado. Esto quedó entre los hombres, según ley natural, en que se ejercitase la liberalidad, una de las magníficas e ilustres virtudes que hay. El préstamo es negocio que de suyo manda se haga sin interés; aunque lo tiene anexo muy grande, porque, si no se interesa en lo temporal, da Dios galardón y premio eterno a quien por su amor socorre al prójimo. Entre los que la Escritura llama dichosos y felices, se nombran y ponen los misericordiosos que proveen a los pobres y prestan a los menesterosos, lo uno, por la gloria que esperan en pago de sus méritos, lo otro, porque imitan en esta vida a su padre celestial, que tanto bien nos hace sin pretender cosa de nosotros.

Así que el prestar es acto de misericordia y liberalidad, y ambas virtudes son muy enemigas de precio y paga, que es menester se ejerciten sin estos respectos y pretensiones. Y porque es muy mal hecho usar de una virtud contra su natural, es grave pecado prestar con ganancia, sino que misericordiosa y liberalmente preste cada uno lo que pudiere, no pretendiendo usura temporal, sino la del Cielo que Dios promete, y aun acordándose también de lo que al principio decíamos, que otro y otros días habrá do estará por ventura él en la misma necesidad o en otra mayor.

Mas, dado sea esta razón y discurso verdadero y casi muestre a la clara cuán gran mal es interesar prestando, hay otras más evidentes y eficaces que patentemente descubren su abominación y maldad, porque no sólo se peca contra misericordia, sino también contra justicia, delito más grave y enorme, que trae consigo anexa restitución, como veremos."

Tomás de Mercado
189 menorqui, día 6 de Febrero de 2010 a las 23:24
Silmo y Timoteo.

No se quieren enterar de que el estado liberal no marca ningún fin u objeto al individuo o al grupo. Yo que les pregunto si aceptan, como PRINCIPIO DE CONVIVENCIA, que cada cual pueda hacer lo que vea sin impedirle lo mismo al otro.
190 menorqui, día 6 de Febrero de 2010 a las 23:26
Delea, ya le digo, ¿me prestaría 5000 euros? Se lo digo en serio. Mire, después del verano le devuelvo 6000. Me arreglaría la vida en este momento. Ahora bien, si me los presta y le devuelvo 5000 me da lo mismo, perfecto, qué buen tipo. Pero es que yo tengo que hacer 20.000 euros, mil más o menos no me afecta.
191 menorqui, día 6 de Febrero de 2010 a las 23:29
Silmo y timoteo
¿No aceptan tal principio de convivencia? Entonces explíquenme de qué engendro me van a obligar a huir en esta ocasión.
192 DeElea, día 6 de Febrero de 2010 a las 23:47
"Últimamente, se me ofrece decir que el préstamo de sí es acto de misericordia y liberalidad, y pide se haga tan necesariamente sin interés, que, por el mismo caso que se lleva, no es prestarlo sino arrendarlo. En los capítulos pasados declaramos que cosas se podían arrendar y cuáles no. Do se sigue que las que se pueden alquilar, si cuando se prestan se gana algo en ello, como sea moderado, no es pecado mortal; mas realmente será arrendamiento, no préstamo, aunque se lo llamen. Si me piden un caballo prestado por ocho días y respondo me den una docena de reales, dado se pida prestado, va en efecto alquilado. Mas el préstamo verdadero y puro no se puede ejercitar sino ahidalgadamente, sin llevar ganancia por ello. Las que no se podían arrendar eran las que aprovechaban y servían consumiéndose -dineros, vino, aceite, con otras símiles-, las cuales se pueden vender por justo precio o prestar gratis de balde, mas no alquilar. Así, prestándose, no se puede llevar cosa, porque no son capaces de ser arrendadas.

Cuando esta regla se quebranta y traspasa, llevando interés por prestar dineros, oro y plata, con las demás que siempre nombramos, entonces se comete pecado de usura. De modo que ésta es la materia de este vicio y en esta tiene lugar y se halla, conviene a saber, en las que se consumen, perecen y fenecen sirviendo y usándose. "

Tomás de Mercado
193 menorqui, día 6 de Febrero de 2010 a las 23:58
A mí me parece muy bien todo lo que dicen sobre la relación entre el uno mismo y los otros, todo lo de la virtud, lo del cristianismo, lo que dice el papa, el continuar las tradiciones y demás.
Pero tienen que entender que otra gente tiene otro punto de vista sobre la situación. Pueden unos pensar que nada hay en la vida cual la soledad.
Como fray Luis de León:

"Vivir quiero conmigo,
gozar quiero del bien que debo al cielo
a solas, sin testigo,
libre de amor, de celo,
de odio, de esperanzas, de recelo".

Otros pueden pensar que no hay en la vida nada mejor que el viaje, el ser extranjero, el no tener relaciones sociales sino breves y sin importancia.

Otros en cambio pensamos que no hay relaciones verdaderas mientras en esas relaciones no entre en juego lo más verdadero del ser humano. Tanto la pasión como la indolencia, la necesidad, lo innecesario, el regalo. La comida y el postre. El amor, el poder, las simpatías, los prejuicios. Todo eso se mueve en el tipo de relaciones mercantiles. Muchas de mis relaciones más intensas son con aquellos con quienes comercio,con aquellos a quienes compro y con aquellos a quienes vendo.

Y muchas otras opiniones sobre cuál es la vida plena debe haber. Pero cualquiera de ellas sólo es posible en la aceptación del derecho al libre arbitrio del individuo. Si no se acepta, sólo hay dos modos de vida posible, la del poder o la de la huida.
194 DeElea, día 6 de Febrero de 2010 a las 23:59
Veo amigo Menorqui que sufre usted por la mala fama (y buena fortuna) de la Usura y los Usureros y hasta parece que se indigna por la crítica hacia su suculento negocio. Lo que me impide o coarta de hablar de la especulación y los especuladores, aunque solo sea por no indignarle más, simplemente.
195 menorqui, día 7 de Febrero de 2010 a las 00:02
194
deelea
¿a ver, valiente, vamos a aclarar las cosas, yo soy artesano de la plata, usted de qué vive?
196 menorqui, día 7 de Febrero de 2010 a las 00:07
En la vida he pedido un crédito. Pero cuando me han prestado, he procurado pagar con creces, pues es tan virtuoso saber agradecer como regalar. Y si alguien hace un acuerdo con otra persona, yo no me meto. Me puede parecer feo que usted haga lo que hace, pero no tengo derecho a decir "es pecado mortal o no tan mortal" porque yo, que hablo en nombre de Dios, lo digo, y mucho menos tengo derecho a prohibirlo.
197 menorqui, día 7 de Febrero de 2010 a las 00:10
Usted a qué se dedica, ¿a robar? ¿Cómo se gana las habichuelas?
Si es rico, ya le digo, que podría prestarme 5000, con o sin interés, como quiera.
198 menorqui, día 7 de Febrero de 2010 a las 00:25
Pero claro, delea, no va a responder, oculto como está tras unos prejuicios más o menos generales, fomentados por todos los opresores que en el mundo ha habido. Se pueden haber llamado cristianos, comunistas, progres, o emperadores de la china. Una miseria. ¿a que no va a tener el valor de discutir la realidad de las cosas?
199 egarense, día 7 de Febrero de 2010 a las 00:51
TAMBIÉN EN PAÍSES "DEMOCRÁTICOS"
RSF advierte del "impresionante" aumento de la censura en internet

Reporteros sin Fronteras ha presentado su Informe Anual de Libertad de Prensa, alertando del aumento de la censura en la red con 76 muertos y 151 periodistas arrestados en 2009, un 155% más que el anterior. Y advierten que también ocurre en países democráticos europeos o en EEUU.

http://www.libertaddigital.com/internet/rsf-advier...
200 menorqui, día 7 de Febrero de 2010 a las 01:03

« 1 2 3 4 5 »

En formato RSS© Copyright Libertad Digital SA. Juan Esplandiu 13, 28007 Madrid.
Tel: 91 409 4766 - Fax: 91 409 4899