Pío Moa

« ¿Secesión de Cataluña? | Principal | Los idiomas regionales »

El PSOE ante la Transición: la debilidad hace la fuerza

21 de Enero de 2010 - 08:03:05 - Pío Moa

Compartir:
Menéame Tuenti

**** Como hemos visto en el caso de Galicia Bilingüe, de Hazte oír y otros casos, veremos en el de Peones Negros etc., y podría ser en casi todos, un grupo muy pequeño de gente sin apenas medios puede iniciar una asociación con gran influencia sobre la opinión pública. Basta que exista un objetivo concreto y no una intención dispersa, decisión, imaginación y ánimo. Incluso una sola persona puede hacer mucho en su ámbito inmediato, con poco esfuerzo y más en la época de Internet. Y habiendo muchas personas que se pusieran a ello, el efecto sería muy grande. Aunque siempre habrá quienes prefieran gimotear cómodamente sin mover un dedo y usar la imaginación para buscar excusas y no hacer nada. El problema es que estos últimos son muchos más que los otros, y por eso las cosas van como van. El mayor problema no es lo que hacen los progres, sociatas, separatistas, el PPOE y el gobierno, sino lo que NO HACEN los que quieren una España unida y democrática. De hecho, nada facilita más la labor de aquellos que la pasividad gimoteante de estos.

No estaría mal una asociación para divulgar masiva y sostenidamente las fechorías cometidas por el Frente Popular con el patrimonio histórico-artístico español, empezando por las del Museo del Prado. Por ejemplo.

---------------------------------------------------

En La democracia ahogada:

EL PSOE ANTE LA TRANSICIÓN

Desde el accidentado congreso de 1970 en Toulouse, los socialistas venían reorganizándose en el interior de España con permiso evidente del régimen, pese a permanecer oficialmente en la ilegalidad. Aun así, progresaban muy despacio, y en 1975, año de la muerte de Franco, seguían formando grupos insignificantes, siendo los principales el de Tierno Galván, el de Llopis, y el de González y Guerra, que se había hecho con el reconocimiento internacional y los fondos correspondientes.

¿Qué llevó entonces a este partido sin historial de lucha antifranquista, con escasas centenas de afiliados muy poco militantes, plagado de rivalidades y confidentes, a protagonizar en buena medida la transición y la democracia --no siempre, ni mucho menos a favor de la democracia--? Precisamente eso. Se lo planteaban José Luis Gutiérrez y Amando de Miguel en su clásico ensayo La ambición del César: "¿Qué situaciones históricas y personales han tenido que concatenarse para que un puñado de sevillanos avispados, desconectados de los profundos movimientos de la oposición democrática al franquismo, se llevaran el santo y la limosna de la transición democrática española tras ver reducido a cenizas al que fuera poderosísimo partido, el Comunista?". Los autores aluden a "maquiavélicas astucias, ausencia de escrúpulos ideológicos o de cualquier otro tipo, maniobras audaces, mezclas armónicas de prudencia y osadía a veces suicida, mucha suerte e incesante búsqueda de un bien obsesivo y supremo: el poder". Esas fueron condiciones necesarias, pero no suficientes. Personas de ese carácter no escasean en ningún partido, y en la mayoría de los casos se quedan en la cuneta.

A mi juicio, y como indicaba en el artículo anterior, el PSOE se convirtió en el eje de la izquierda gracias, precisamente, a su debilidad. Esa debilidad preocupaba a fuerzas decisivas, dentro y fuera de España, temerosas del PCE e interesadas en un partido de izquierda manejable. Su temor se había acrecentado con la experiencia del golpe militar portugués de abril de 1974, conocido por "revolución de los claveles. El golpe había creado una situación caótica y radicalizada, en la que el Partido Comunista de Alvaro Cunhal hacía su agosto y dominaba parte de las fuerzas armadas; situación que costaría grandes esfuerzos reencauzar. Deriva semejante en España sería harto más peligrosa para Europa, y casi nadie quería correr el albur. Carrillo exhibía actitudes más moderadas que Cunhal, pero pocos confiaban en su eurocomunismo, dada la tradición comunista y su vieja táctica de balar para ocultar los colmillos. Pero este era el partido que sí había luchado contra la dictadura de Franco, había dirigido manifestaciones, huelgas y protestas, disponía de miles de militantes disciplinados y de una probada organización clandestina capaz de multiplicar su efectividad si se la legalizaba. Por lo tanto, se imponía instrumentar contra él un gran partido de izquierda de tipo socialista, y en ese objetivo coincidían los sectores evolucionistas del régimen -- que facilitaban la reorganización del PSOE--, los partidos, sindicatos y gobiernos socialdemócratas europeos, e importantes sectores políticos en Usa e Hispanoamérica.   

La preocupación se extendió hasta la extrema derecha alemana, según expone Carrillo en sus Memorias. Cuando el caso Flick --proceso por ayudas ilegales a partidos, entre ellos el PSOE, que quedaría investigado sólo a medias-- se formó una comisión parlamentaria y Carrillo hizo la siguiente pregunta a Von Brauchitsch, representante de Flick: "Tengo entendido que el señor Flick fue condenado por el Tribunal de Nuremberg como criminal de guerra nazi. Y creo que usted es hijo del general que fue jefe del Estado Mayor de Hitler. Me supongo que ideológicamente no existe afinidad alguna entre ustedes y el PSOE. Entonces, ¿cómo se explica que ustedes financiasen al PSOE?". El señor Von Brauchitsch no vaciló en la respuesta: "Tratábamos de cerrar el paso al comunismo. Y el partido mejor situado para hacerlo era el PSOE".

La respuesta retrata perfectamente la realidad, tal como las recientes declaraciones del ex presidente Leopoldo Calvo Sotelo: "Creíamos que el PCE podía arrasar en votos (...) Tal era nuestra impresión que ayudamos con dinero para sus campañas al PSOE de Felipe. Nos dijimos: "vamos a dar dinero a éstos que están muy débiles, para que no se los coma el PCE". Lo mismo pensaban muchos jefes de gobierno u oposición europeos o los servicios secretos de varios países. Frenar al PCE exigía poner en pie una competencia también izquierdista, también "obrera" e incluso más radical de palabra. El PSOE recibió entonces consejos, expertos, campañas de promoción pública y abundante dinero. Esos medios permitieron al grupo de González ganar voluntades, extender el partido, inventarse una imagen ("cien años de honradez") y expulsar sin inhibición alguna a los elementos molestos.

Aunque nadie tenía interés en sacar a la luz aquellos flujos económicos, ilegales o ilegítimos, todo el mundo los sospechaba, y por lo demás casi todos los partidos en gestación buscaban dinero sin reparar demasiado en su origen. La financiación del PSOE durante aquel período (y no solo durante él) sigue siendo un capítulo oscuro. De vez en cuando se aclara algo, por lo común gracias a disputas internas, como la del final de la guerra civil entre Negrín y Prieto por el tesoro del Vita; o a través de socialistas decepcionados, como Antón Saavedra, ex secretario general de la federación Estatal de Mineros de la UGT, en su libro Secuestro del socialismo. Saavedra, fantasioso en sus análisis generales, mejora cuando refiere detalles de la vida del partido, que él conoció íntimamente en aquella época.

Vale la pena repetir, por lo significativa, unas frases suyas ya citadas aquí: "La justificación de los dineros que fluían a raudales desde Alemania se basaba, según el portavoz del SPD alemán, Bruno Fruedelrich, en declaraciones a los medios de comunicación, en febrero de 1976, en que "Son muchos los socialistas españoles que han sido apresados o encarcelados, y hay que pagar a los abogados o mantener a familias que se han visto privadas de su cabeza. Cuando el PSOE sea legal en España, se podrá convertir en un partido económicamente independiente". Comenzaba una masiva falsificación histórica: "Ni que decir tiene que en los últimos años del franquismo no fue procesado un solo dirigente socialista en España. No existía represión generalizada contra los socialistas españoles, y si la hubo fue muy puntual y episódica, nunca de la manera sistemática y continuada como la que recibieron algunos comunistas. Por consiguiente no había familias a las que ayudar. Pero el dinero existía y no sólo de dinero alemán vive el PSOE. Dinero mexicano, venezolano, judío, sueco, austríaco y (no podía faltar) de la CIA norteamericana a través de sus brazos sindicales de la AFL-CIO... Pero la consigna era sólo para las familias de los detenidos". 

Así, el PSOE contó con apoyos económicos y mediáticos desusados, que ningún partido de su tamaño habría podido allegar por si solo. Nunca fue un partido tan mimado desde la derecha y la izquierda: ¡hasta sus propios rivales le daban dinero!

El temor al PCE hacía pensar a muchos en otra solución: legalizar al PSOE manteniendo a los comunistas fuera de la ley, al menos por un buen período. Había el precedente de Alemania occidental, y esa era la idea de Fraga, entre otros. El propio González dio a entender que la idea no le parecía del todo mal, que no ligaba su destino al del PCE, los cual encajaba en una tradición socialista, pues durante la dictadura de Primo de Rivera la UGT había colaborado con el dictador, beneficiándose de las ventajas legales, a fin de de desbancar a sus perseguidos rivales de la CNT.  

Otra ventaja de partida del PSOE era la densa ignorancia de la mayoría del público, periodistas y políticos, sobre la historia del PSOE, así como de la república, los separatismos y la guerra. Una argucia con que se justifica la llamada "memoria histórica" es el supuesto adoctrinamiento franquista, pero al menos en los últimos quince años de aquel régimen, se hablaba muy poco de la guerra y la república, y no se estudiaban prácticamente en los institutos ni en la universidad (ese vacío fue ocupándolo, ya durante el franquismo, la versión marxista del pasado, a partir de Tuñón de Lara). Y el régimen había orientado su artillería ideológica contra el comunismo, dejando aparte a un PSOE que, también es cierto, no le daba problema alguno. 

Sin embargo no había sido el PCE, sino precisamente el PSOE el que, durante la república, había perseguido con mayor violencia su dictadura "proletaria" y la guerra civil, a las que solo Besteiro se había opuesto. Entre 1933 y 1937 los socialistas llevaron la voz cantante en el proceso revolucionario, organizando la insurrección de 1934, creando el Frente Popular y destruyendo la legalidad republicana después de febrero de 1936, incluido el mismo asesinato de Calvo Sotelo. Solo desde mayo de 1937, ya con la guerra avanzada, había ganado el PCE la hegemonía en las izquierdas. El PSOE solo había tenido dos épocas de moderación o pasividad a lo largo de su historia: las dictaduras de Primo y de Franco. En cambio había contribuido a demoler el régimen liberal de la Restauración y luego la república. Asombrosamente, la propia derecha había olvidado casi todos estos hechos y ayudaba a la creación de mitos favorables a los nuevos jefes socialistas. Fueron posibles, así, consignas tan asombrosas como la de los "Cien años de honradez", que dio al PSOE autoridad moral indiscutida durante largos años. La ignorancia del pasado tuvo en la transición un peso mucho mayor del comúnmente reconocido, y de ahí una serie de equívocos y errores políticos. Con tales ventajas emprendió o reemprendió el PSOE su carrera a la muerte de Franco.

**** Dicen algunos muy sagaces que el PSOE fue un montaje de los servicios secretos. Pues ya saben la receta: para montar un gran partido de influencia nacional, hay que conseguir el patrocinio de los servicios secretos. Idem la ETA: ¿quieren ustedes montar una organización terrorista que  esté golpeando durante 50 años e influya fuertemente en la política de la nación? Diríjanse a los servicios secretos. Otra cosa, claro, es que los servicios aquellos conociesen el asunto y tuvieran muchos confidentes en el PSOE, como creemos las personas de sagacidad limitada.

**** Rajoy propone cambiar EpC, la asignatura que prometió suprimir

Rajoy piensa que esa asignatura totalitaria le vendría muy bien si él está en el poder. Como la muerte de Montesquieu. La corrupción les viene muy bien a todos.

**** Uno de los aspectos clave de la corrupción de la chusma política consiste en hacerse con el control de las Cajas de ahorro y ponerlas a su servicio.
Comentarios (131)

« 1 2 3 »

1 manuelp, día 21 de Enero de 2010 a las 08:41
Bien, queda explicada la significación de la afirmación anterior de que la fuerza del PSOE nacía de su debilidad.
Fue la "oportunidad" de "estar en el sitio oportuno, en el momento oportuno", lo que hizo que el PSOE fuese elegido por todos aquellos que veían la necesidad de cerrar el camino al PCE.
Básicamente estoy de acuerdo, pero creo que habría que matizar algunos aspectos importantes. El primero es que "candidatos" a cumplir ese papel había muchos, ¿por qué fue el PSOE precisamente el elegido? y además, existiendo ya el PSOE histórico de Llopis.
Creo recordar haber leído una crónica antigua en la que se relataba como, después de una entrevista que sostuvieron los presidentes de los bancos más importantes de aquella época (1976) con Felipe González- en el marco de una ronda con todos los dirigentes políticos relevantes-, el líder de ellos, José María Aguirre Gonzalo (Banesto) les dijo: "este es nuestro hombre" ó algo parecido.
¿Que es lo que ofrecía el PSOE al "mercado" que sus competidores no ofrecían?.
La "legitimidad socialista" no podía ser, porque tan desconocidos eran los socialistas de Llopis como los de Gónzalez. Y en cuanto a anticomunismo, Llopis era bastante más anticomunista- por lo menos de cara a la galería-que González.
En cuanto a las dotes de "encantador de serpientes" de González, es discutible, porque, si bien seducían a muchos, a otros muchos les repateaban, exactamente como pasa con Zapatero.
Queda la pregunta abierta.
2 Oswald, día 21 de Enero de 2010 a las 08:55
"La respuesta retrata perfectamente la realidad, tal como las recientes declaraciones del ex presidente Leopoldo Calvo Sotelo: “Creíamos que el PCE podía arrasar en votos (…) Tal era nuestra impresión que ayudamos con dinero para sus campañas al PSOE de Felipe. Nos dijimos: “vamos a dar dinero a éstos que están muy débiles, para que no se los coma el PCE”. Lo mismo pensaban muchos jefes de gobierno u oposición europeos o los servicios secretos de varios países. Frenar al PCE exigía poner en pie una competencia también izquierdista, también “obrera” e incluso más radical de palabra. El PSOE recibió entonces consejos, expertos, campañas de promoción pública y abundante dinero. Esos medios permitieron al grupo de González ganar voluntades, extender el partido, inventarse una imagen (“cien años de honradez”) y expulsar sin inhibición alguna a los elementos molestos."

Pero ¿no habíamos quedado en que el dinero no tiene tanta importancia?
3 manuelp, día 21 de Enero de 2010 a las 09:48
# 2

Sin pretender entrar en polémicas "nominalistas", entre tener TODA la importancia y no tener NADA de importancia, hay muchos grados.
Es como el refrán "el dinero no da la felicidad, pero ayuda mucho", jeje.
4 Vendeano, día 21 de Enero de 2010 a las 09:54
#2 Oswald: el dinero fué la herramienta, lo importante fué la motivación, el miedo a los comunistas en este caso.

Supongo que preguntas lo del dinero para atacar la opinión de don Pio de que lo material no es lo importante, que lo importante son las ideas, y que suele caricaturizar en Rajo y su "la economía lo es todo".

Claro que es importante el dinero, pero no lo es todo. Es un medio para otros fines, que no tienen porqué ser materiales. Incluso lo "material" es más extenso que el mero dinero: por ejemplo, el "poder", es algo "material", si quieres, más general que el dinero. Hasta el nacimiento de una clase burguesa en la Edad Media, el dinero no fué demasiado importante, contó mas es estatus social o religioso, o la mera fuerza bruta. El dinero es un factor más, quizá el más debil ante fuerzas más descarnadas, y es importante solo si actua coordinado con otros poderes.

Pero es que, además, el mismo "poder" es algo muy poco "material". Su manifestación lo es, pero un poder que quiera durar debe ser algo más que brutal, debe aspirar a la legitimidad, a una "auctoritas", y eso no es algo material, es espiritual. Sólo lo que llega a la mente llega a los corazones: lo que entra por los bolsillos cae pronto al suelo.
5 jjvr, día 21 de Enero de 2010 a las 10:06
Parece que al Sr. Oswald le ha quedado una escocedura que trata de aliviar con cripticas criticas. ¡¡ Cuídese de que no se vaya a reencarnar en usted el atormentado espíritu del difunto mescaler!!

Un saludo
6 alonso_4, día 21 de Enero de 2010 a las 10:08
A diferencia de lo que la gente piensa, durante los últimos años de Franco se favoreció e impulsó la creación de los

siguientes partidos políticos:

- La UCD de Suárez, como continuador del Movimiento
- La Democracia Cristiana, de Ruiz Jimenez, que pasa de ministro a embajador en Roma para enterarse de como iva eso en Italia
- El PP, de Fraga Iribarne, otro ministro que va de embajador a Londres a aprender del Partido Conservador inglés
- El PSOE, de Felipe González, pata izquierdista imprescindible, lo que fuera menos el PC

Aunque la apariencia fuera que los partidos políticos seguían prohibidos, la realidad de los años 1965/75 es que se estaba favoreciendo la creación de los mismos desde dentro del sistema franquista.

El PSOE de Llopis si pdodría, verdaderamente, considerarse seguidor del PSOE de la República y del Frente Popular, pero el PSOE de Felipe González, Guerra y compañía, enfrentado al anterior, son una creación directa, pura y dura del franquismo. Que no todo lo hizo bien.
7 Oswald, día 21 de Enero de 2010 a las 10:15
Sólo digo que negarse a ver la gran importancia del dinero (sin negar, por supuesto la de otros factores) en lo individual y en lo colectivo es un gran error en quien quiera analizar la cosa pública. Esto no es marxismo, es realismo. Y por ser piadoso llamaré ingenuo a quien crea que tiene más importancia lo que se escribe en los blogs o en libros de Historia y política o en los programas electorales.
8 Oswald, día 21 de Enero de 2010 a las 10:17
5: Lo que usted diga, Jorge Javier...va a ser verdad lo de la reencarnación.
9 jjvr, día 21 de Enero de 2010 a las 10:22
Muy clarificadora la explicación del Sr. Moa sobre el surgimiento del PSOE. La receta: miedo al comunismo, ignorancia enciclopédica y dinero sin límites.

Se engañó a mucha gente pero no a los más viejos, recuerdo como cuando le decía a mi padre que sería bueno que ganara el PSOE para que entráramos en una situación de normalidad con alternancia de partidos, el hombre no me quería desilusionar pero no se lo creía en absoluto.

Un saludo
10 Criti, día 21 de Enero de 2010 a las 10:23
Comentario eliminado por los moderadores.
11 sinrocom, día 21 de Enero de 2010 a las 10:25

Ale, un poco de humor de negros, tipo Zp.
(Es muy temprano para entrar en rollos depresivos).


http://www.youtube.com/watch?v=f54nHtKPjH8&fea...









12 jjvr, día 21 de Enero de 2010 a las 10:25
13 Criti, día 21 de Enero de 2010 a las 10:26
Comentario eliminado por los moderadores.
14 manuelp, día 21 de Enero de 2010 a las 10:29
# 7 oswald

se lo ha expuesto de forma magistral vendeano en # 4.
15 Criti, día 21 de Enero de 2010 a las 10:32
Comentario eliminado por los moderadores.
16 Arsbin, día 21 de Enero de 2010 a las 10:32
Pues sí, sería conveniente hacer asociaciones y que estas colaboren entre sí para hacernos notar en los medios de comunicación y ante la sociedad española en general.

Los que tengan algún blog:
a) podrían hacer algo como ésto (fíjense únicamente en la parte izquierda del blog; no miren la parte derecha ni el título del blog y pinchen en el enlace pero no lo lean):

http://wwwespanoleslibreseiguales.blogspot.com/

b) O algo como esto si tienen una web (no lean ni el título de la web y pinchen en el enlace sin leerlo):

http://eliges.org/asociaciones.html
http://eliges.org/medios-de-comunicacion.html





17 manuelp, día 21 de Enero de 2010 a las 10:35
# 9 jjvr

Para mi no existe la menor duda de que la principal razón de los buenos resultados electorales del PSOE en las elecciones de 1977, fue el "voto generacional" como lo explicaban en el estudio que puse hace unos días, es decir los allegados a la gente de izquierdas del 36, ellos, sus familiares, etc, le votaron de forma importante, además puede que en su favor, influyese el factor juventud frente a los históricos de Llopis que se verían como el pasado a superar.
18 Oswald, día 21 de Enero de 2010 a las 10:44
12-Estaba bastante claro, Jjvr: más importancia que el dinero.
19 Oswald, día 21 de Enero de 2010 a las 10:46
Manuelp, por supuesto que Vendeano tiene razón: el dinero no es un fin, es un medio de poder. Nunca he dicho otra cosa. Lo que digo es que es un medio importantísmo, pese a lo que diga Moa.
20 Criti, día 21 de Enero de 2010 a las 10:48
Veo Pío que va a sacar en Marzo un libro sobre la Historia de España, podría darnos más detalles o hacernos algún adelanto sobre su nuevo libro, que por supuesto acudiré raudo y veloz a la librería o al corte inglés en su defecto a hacerme con un ejemplar.

César Vidal y Federico ya sacaron un libro sobre la historia de España, no quiero menospreciarles como historiadores, pero creo que usted tiene mayores cimientos intelectuales y de conocimiento de nuestra historia como para hacer todavía si cabe una obra mejor...

Espero que no nos defraude y a buen seguro serán un top ventas.

21 jjvr, día 21 de Enero de 2010 a las 10:51
#17 manuelp

Pues no le puedo decir, pero mi percepción personal es que, el PSOE tenía entonces, incluso para gente de derechas pero no muy informada, (mi caso por ejemplo), un halo de frescura, honradez y europeismo alejado al mismo tiempo de concomitancias revolucionarias.

Un saludo
22 manuelp, día 21 de Enero de 2010 a las 10:53
# 21 jjvr

Estoy de acuerdo, de ahí también sacó votos el PSOE de González.
23 Arsbin, día 21 de Enero de 2010 a las 10:56
Educación, enseñanza, religión, moral, ética, lengua, patria potestad, potestad legislativa y nación:

Para empezar convendrán todos en que la familia es una institución natural y social anterior a cualquier gentilitas, tribu o nación.

Estaréis todos de acuerdo en que si un menor de edad hace alguna fechoría aparecen sus padres como responsables civiles subsidiarios.

También estaréis de acuerdo en que la ley impone a los padres una serie de cargas y obligaciones respecto de los hijos y prevé otra serie de sanciones para casos de incumplimiento.

Considerando:
a) que el Estado es fruto de la voluntad soberana de la nación;
b) que la nación no es sino el conjunto de individuos perteneciente a esa nación;
c) que la institución que más protección y a través de la cual más se desarrolla la vida de los individuos es la familia, anterior a la Nación y al Estado; y
d) que los responsables civiles de los actos propios o de los menores de edad de cada familia son los titulares de la patria potestad

Pienso que lo justo sería:
a) Que los padres elijan libremente la educación ética, moral y religiosa de sus hijos;
b) Que los padres elijan la lengua de enseñanza de sus hijos;
c) Que cualquier español alcance la mayoría de edad conociendo al menos el tenor literal de la Constitución y los derechos políticos que le asisten en tanto miembro de la comunidad política. Ojo, la Constitución y las leyes tal como aparecen en el BOE.
24 jjvr, día 21 de Enero de 2010 a las 10:57
#18 oswald

De claro nada. Por otro lado, decir que el dinero es más importante que cualquier opinión o estudio histórico por acertada que sea aquella o serio que éste sea, es además de cínico y materialista ostensiblemente falso.

Un saludo
25 Criti, día 21 de Enero de 2010 a las 10:58
El dinero no es un medio importantísimo, al menos para una ideología política, para una empresa si puede serlo...

Si la izquierda ganó las elecciones en el 2004 además de por los atentados fue por una campaña muy dura de tipo político, con una campaña "social" sin aparentemente gran respaldo económico (luego es cierto que el poder económico y fáctico del país se ha unido a Zapo y su cuadrilla)..

Pero para que haya una regeneración democrática en España, no se necesita dinero, ni se debe de hacer política económica, lo que se necesita es un mínimo de medios e infraestructura que SI dispone la derecha a día de hoy para ponerla al servicio de la divulgación de tales ideas o ideologías liberal-conservadoras.

El problema de la derecha no es (al menos el más importante desde luego) que los poderes fácticos y empresarios hayan decidido apoyar al gobierno y crear un conglomerado de intereses y mass media al servicio del gobierno.

El problema de la derecha es un problema de debate ideológico y de sentar unas mínimas bases comunes en todo el espectro del centro derecha y postularse a defender esos principios y bases con la mayor voracidad del mundo.

Seguramente, si en el PP no hubiera Gallardones ni lios internos, si toda la derecha se hubiera puesto de acuerdo y hubiera defendido hasta sus ultimas consecuencias unas bases mínimas, ahora tendríamos otro gobierno..

Pero en el PP unos hablan de una cosa y otros de otra, otros de la unidad de españa y otros de su estatuto, otros de ir contra los titiriteros y otros de apoyarlos, en la iglesia unos contra el gobierno y otros a intentar llevarse bien...

Hay que sentar unas bases, que sean aceptadas y aclaradas y expuestas y a partir de ahí defender esos principios y convicciones con todos los medios al alcance de que dispone la derecha.

Unas bases sobre la constitución u organización de España, unas bases sobre la derrota de ETA, unas bases sobre la inmigración, unas bases sobre la religión, unas bases sobre el papel de los "artistas" en España. Y una vez que esté todo aclarado, exponerlo a la sociedad, sin titubeos, ni volantazos, con determinación y liderazgo, todo lo contrario de Mariano Rajoy.

El PP ya no sirve...
26 manuelp, día 21 de Enero de 2010 a las 11:01
# 21 jjvr

Pero matizaría en el sentido de que más que "gente de derecha", era gente despolitizada, aunque si se quiere "de orden", que estaba muy extendida entre la población española en aquel entonces, la famosa "clase media".
27 manuelp, día 21 de Enero de 2010 a las 11:12
De este buen articulo que publica hoy Moa:

A las invenciones castristas se opuso en su momento Sánchez Albornoz, el mayor medievalista que ha producido España. Por mi parte, no estoy muy de acuerdo con algunos conceptos expuestos por Albornoz, como la "herencia temperamental", pero en cuanto a explicar lo que realmente fueron las edades Media y Moderna de España, su ventaja sobre Castro es abismal.

http://historia.libertaddigital.com/quienes-somos-...

Discrepo, yo sí creo que los españoles tenemos- y más aún teníamos en los tiempos en que Sánchez Albornoz escribía- un temperamento peculiar. La prueba es lo maravillados que se quedaban los guiris, especialmente los anglosajones, cuando nos visitaban.
Y, creo, que ese temperamento peculiar, se debía principalmente a nuestra historia, en la que el enemigo mortal exterior, el/los estado/s islámico/s de la península y de Africa, hacía que en la vida social y política se diesen unos equilibrios únicos entre libertad y autoridad, para potenciar el esfuerzo solidario de todas las clases de la población en aras al bien común.

El mismo Moa reconoce que el encarnizamiento en los enfrentamientos civiles en España ha sido inferior al de otras partes de Europa, eso indica una particularidad nacional.

28 Sherme, día 21 de Enero de 2010 a las 11:17
He encontrado dos artículos que explican, creo que bien, aquella "Refundación" del PSOE:
http://www.cantabriarepublicana.org/Documentos/73....
y
http://www.cantabriarepublicana.org/Documentos/76....

La C.I.A. y la refundación del PSOE. (I)
Alfredo Grimaldos, en «La CIA en España», Editorial Debate.

Sólo seis meses después de la Revolución de los Claveles, el 14 de octubre de 1974, se celebra en la ciudad de Suresnes, cercana a París, el XIII Congreso del PSOE, que va a llevar a un tal «Isidoro» hasta la cúpula de la organización. Desde el 14 de julio pasado, Franco sufre una complicada flebitis y se ha llegado a temer por su vida. La situación que se está creando en la península Ibérica resulta muy preocupante para los norteamericanos, se les ha ido de las manos el asunto portugués y van a impedir, a toda costa, que la historia se repita en España.

Felipe González es el joven abogado sevillano, casi desconocido incluso para algunos de sus compañeros, que se enmascara tras el nombre de guerra de «Isidoro». Consigue suceder como secretario general del partido al veterano militante socialista Rodolfo Llopis, que no reconoce las resoluciones adoptadas en Suresnes. El congreso ha sido convocado por un grupo de jóvenes militantes desgajados de lo que, en adelante, se conocerá como PSOE (Histórico). En realidad, Nicolás Redondo era la figura menos discutida para acceder a la Secretaría General, pero el sindicalista vasco se niega a presentarse a la elección, a pesar de ser propuesto mayoritariamente para ocupar el cargo que está en liza.

González y otros miembros de la nueva dirección del partido han conseguido llegar a Francia gracias al apoyo prestado por el propio Servicio Central de Presidencia de Gobierno. Los oficiales del organismo de inteligencia creado por el almirante Carrero Blanco son los encargados de proporcionarles los pasaportes. «En un restaurante de la calle madrileña de Santa Engracia, hablamos con González, en presencia de Enrique Múgica, para garantizarle su viaje a Suresnes», señala el entonces capitán del SECED Manuel Fernández Monzón.«Otros compañeros se entrevistaron con Nicolás Redondo, y él entendió enseguida que debía ceder el puesto a un secretario general más joven y con otras características. Cuando Felipe González volvió de Francia, después de haber sido elegido, un comisario de Sevilla le detuvo, creyendo que había dado un pelotazo. Se llevó una bronca tremenda y tuvo que soltarle enseguida, claro.»

Otros dos miembros relevantes del SECED, Andrés Cassinello y José Faura, mantienen una larga entrevista con Felipe González y con Alfonso Guerra, inmediatamente después de que el clan sevillano se haga con los mandos del PSOE. «Entre 1964 y 1975 estuve precisamente en la información del mundo universitario, muy estrechamente relacionado con la política entonces clandestina. Y lo que viví fue que, a partir de cierto momento, la dictadura propició el resurgir del PSOE, para ahogar al PCE», declara el comisario Manuel Ballesteros a la periodista Pilar Urbano.«A los socialistas no se les detenía, a los comunistas, sí. Estando yo en la Brigada Social, esa era una indicación de los mandos. Más aún: la policía no sólo miraba para otro lado, haciendo la vista gorda, sino que a veces ayudaba a pasar la valija con la propaganda y los documentos internos del partido que los de Rodolfo Llopis (el PSOE del exterior) enviaban de allá para acá.»

A finales de los setenta, con Adolfo Suárez como primer ministro, Ballesteros aparece detrás de algunas acciones criminales de guerra sucia contra ETA protagonizadas por el Batallón Vasco Español. Posteriormente, el Gobierno de Felipe González le recupera para nombrarle nada menos que jefe del MULC (Mando Unificado de Lucha Contraterrorista ), durante la época de actuación de los GAL.

Meses antes de la celebración del Congreso de Suresnes -que se financia con fondos provenientes del Partido Socialdemócrata de Willy Brandt-, el comandante Miguel Paredes, del SECED, y el inspector Emi Mateos, destinado en la Jefatura Superior de Policía de Bilbao, ya han empezado a trabajar en lo que llaman Operación Primavera: una serie de contactos con algunos miembros del PSOE del interior, para ver cuáles son sus planteamientos políticos. Especialmente con Nicolás Redondo y Enrique Múgica. «En el SECED nos propusimos empezar a reunirnos con ellos -recuerda el entonces comandante Paredes-, para ver hasta dónde llegaba su izquierdismo, su ímpetu revolucionario, su afán izquierdista... y tratar de acercarlos hacia posiciones más templadas, menos radicales, más en la línea de la moderación pragmática que les recomendaba Willy Brandt.»

Los encuentros entre los agentes del SECED y los socialistas continúan, y a ellos se incorporan algunos militantes más. «Después de cada encuentro redactábamos un informe para el Servicio», continúa Paredes su relato. «Nuestra impresión entonces era que el líder ideológico, el que pensaba más largo, más rápido y con más calado era Pablo Castellano. El mayor peso moral lo tenía Nicolás Redondo. Felipe González nos pareció un conversador ágil, brillante, con «charme»... Pero, de pronto, sacó un largo Cohiba, lo encendió con parsimonia y se lo fumó como un sibarita. A mí ese pequeño detalle me chocó, me extrañó. Era un trazo burgués que no encajaba con sus calzones vaqueros, ni con su camisa barata de cuadros, ní con su izquierdismo... En mi informe oficial no mencioné esa bobada del habano ni lo que me sugirió. Pero en mi agenda privada de notas sí que escribí: «Felipe González, el sevillano, parece apasionado pero es frío. Hay en él algo falso, engañador. No me ha parecido un hombre de ideales, sino de ambiciones».

Y prosigue el antiguo agente del SECED: «El Ministerio de la Gobernación tenía entonces la facultad de conceder o denegar el pasaporte a un ciudadano. Ellos lo habían pedido muchas veces y siempre les habían dicho que no. Me dieron una lista en la que figuraban los nombres de Enrique Múgica, Eduardo López Albizu, Nicolás Redondo, Ramón Rubial, Alfonso Guerra, Pablo Castellano, Felipe González y otros dos militantes asturianos. El Gobierno lo dudó mucho, le dieron mil vueltas, que sí, que no... Al final se aceptó bajo la condición de que, al volver a España, devolvieran enseguida esos pasaportes. Y lo hicieron. Tardaron mucho pero los devolvieron. Aunque no todos: Felipe González se lo quedó. A Múgica, por el retraso, le hicimos pagar una «multa» especial: invitarnos a comer a base de bien. Y lo hizo. En la Paniére Fleurie de Rentería».

Los delegados que asisten al Congreso de Suresnes representan, oficialmente, a tres mil militantes del interior, pero, en realidad, esa cifra hay que rebajarla a menos de la mitad. Durante los últimos años del franquismo, el PSOE es poco más que una sigla. El mayor peso de la resistencia contra el régimen lo han llevado los comunistas. En definitiva, lo que se produce en 1974 es una refundación del partido creado por Pablo Iglesias, con el modelo portugués como telón de fondo. En el país vecino no existía ni siquiera un partido socialista histórico y hubo que inventar uno. Su primer secretario general, Mário Soares, tenía contacto con la CIA desde los años sesenta. «Exiliado, en 1973 recibiría ayuda para fundar bajo el patrocinio del Gobierno de Bonn un «partido socialista portugués», escribe Joan Garcés en su excelente libro «Soberanos e intervenidos». «Derrocada la dictadura en 1974 por el MFA (Movimento das Forras Armadas), Soares regresaba a Portugal, donde pronto pediría y recibiría ayuda clandestina directa del Gobierno de Estados Unidos y sus aliados europeos (RFA, Reino Unido y Francia), e indirecta a través de empresas y fundaciones alemanas y de otros países.»

(sigue)
29 jjvr, día 21 de Enero de 2010 a las 11:17
#26

Esta despolitización, fue el gran fallo del franquismo. Se permitió que calara la idea en la juventud de que él era algo ñoño y caducado, que había que olvidarlo como un episodio vergonzoso, no por criminal entonces, si no por estar pasado de moda hacía lustros. Lo nuevo, lo europeo, era partir de cero con individuos no asociados al régimen. Se daba por supuesto que izquierdas y derechas harían borrón y cuenta nueva. Pero no fue así, especialmente en el caso de la izquierda.

Un saludo
30 Sherme, día 21 de Enero de 2010 a las 11:27
(y 2)

La C.I.A. y la refundación del PSOE. (II)
Alfredo Grimaldos, en «La CIA en España», Editorial Debate.

La escasa incidencia del PSOE en la realidad política española de los primeros años setenta la reconoce el propio Francisco Bustelo, uno de los militantes elegidos como miembros de la Comisión Ejecutiva del partido en Suresnes. Sin embargo, todo cambia a partir de ese congreso:

« Las embajadas en Madrid empezaron a recibir entonces instrucciones de que se pusieran en contacto con nosotros. Acompañé a González a visitar a algunos embajadores, entre ellos el estadounidense, y tuve que entrevistarme con otros funcionarios norteamericanos de menor categoría. A los norteamericanos les causé buena impresión. Durante los años siguientes me solía llamar el consejero político de esa embajada, persona muy enterada de lo que sucedía en España, para que comiésemos juntos ».

En la dirección surgida de Suresnes hay tres grupos fundamentales: los vascos, con Redondo, López Albizu, Múgica y Benegas; los andaluces, con González, Guerra y Galeote, y los madrileños, con Castellano y Bustelo. « Los vascos, o mejor dicho, Redondo, que era su peso pesado, decidían, por tanto », señala Francisco Bustelo. «Si apoyaban a los andaluces, como hicieron en Suresnes, González tenía el poder asegurado. Redondo sabrá por qué lo hizo .»

Felipe González controla el partido a partir de ese momento e, inmediatamente, pasa a convertirse en un personaje público de primer orden, con un papel estelar en la gran maniobra de actualización controlada del régimen franquista. Joan Garcés escribe: « Una campaña subsiguiente introduciría ante la opinión pública nombres hasta entonces desconocidos que, a poco andar (1975-1976), aislaron y marginaron a los militares de la Unión Militar Democrática y, en general, a quienes eran reacios a que en España entraran la CEE y la OTAN sin condiciones.»

Los servicios secretos norteamericanos y la socialdemocracia alemana se turnan celosamente en la dirección de la Transición española, con dos objetivos: impedir una revolución tras la muerte de Franco y aniquilar a la izquierda comunista. Este fino trabajo de construir un partido «de izquierdas», para impedir precisamente que la izquierda se haga con el poder en España, es obra de la CIA , en colaboración con la Internacional Socialista. El primer diseño de esta larga operación se remonta hasta la década de los sesenta, cuando el régimen empezaba ya a ceder, inevitablemente, bajo la presión de las luchas obreras y las reivindicaciones populares. El crecimiento espectacular del PCE y la desaparición de los sindicatos y partidos anteriores a la Guerra Civil , especialmente la UGT y el PSOE, hacen temer una supremacía comunista en la salida del franquismo. Los cerebros de la Transición comienzan a marcarse objetivos muy concretos.

En 1962, el PSOE y la UGT sólo cuentan con unos centenares de militantes en toda España, mientras que en el extranjero, un grupo de viejos socialistas, con Rodolfo Llopis al frente, intentan aparentar una presencia en escena que no va mucho más allá de la asistencia a «contubernios» como el de Munich. Convencidos de que este PSOE no logrará tener la suficiente implantación para competir con ventaja, frente a los comunistas españoles, al final del franquismo, los servicios de información norteamericanos y alemanes se ponen manos a la obra para construir un nuevo partido, más vistoso en lo externo y manejable en lo interno.

CONFIDENTES ESPONTÁNEOS.

Algunos socialistas no esperan a que la CIA llame a su puerta y son ellos mismos los que ofrecen espontáneamente sus servicios a los norteamericanos. Es el caso de Carlos Zayas Mariátegui, desde la ASU (Agrupación Socialista Universitaria), quien, según documenta Joan Garcés, « aparece informando asiduamente a la Embajada sobre personas de sensibilidad socialista susceptibles de sumarse a combatir al Partido Comunista si recibieran los apoyos materiales que buscaban. Zayas señalaba, entre otros, a Joan Raventós Carner en Barcelona, a José Federico de Carvajal y a Mariano Rubio, al tiempo que desvelaba como principal agente del Partido Comunista en Madrid a Federico Sánchez ».

Zayas será diputado del PSOE por Huesca en 1977; Raventós, embajador en Francia, después de haber participado en la famosa comida de Lérida en la que el general Armada les cuenta a Enrique Múgica y a él sus planes golpistas; José Federico de Carvajal llegará a presidente del Senado y Mariano Rubio, a gobernador del Banco de España, cargo del que dimite tras ser condenado por sus prácticas delictivas. Federico Sánchez (alias de Jorge Semprún), convertido al anticomunismo, será ministro de Cultura con Felipe González entre 1988 y 1991.

Una de las claves de las operaciones secretas de la CIA para controlar los medios socialistas españoles en el exilio es la introducción en estos círculos de un antiguo dirigente del POUM, Julián Gorkin. A principios de los sesenta, Gorkin es uno de los personajes que impulsa el llamado « Congreso por la Libertad Cultural » y aparece al frente de distintas publicaciones financiadas por la CIA, como las revistas Cuadernos , editada en París; Examen , en México, y Encounter, en Gran Bretaña, dentro de un amplio esquema propagandístico de matiz netamente anticomunista diseñado desde Langley. Más tarde, dirige también la revista Visión, en la que defiende los puntos de vista de las sucesivas Administraciones norteamericanas en relación con Latinoamérica. El 13 de mayo de 1967, la propia Asamblea General del « Congreso por la Libertad Cultural » reconoce los estrechos vínculos financieros y políticos de este organismo con la CIA. Según Frances Stonor Saunders, el principal impulsor del congreso es el agente de la CIA Michael Josselson.»

Julián Gorkin aparece, además, al frente del llamado « Centro de Documentación y Estudios », que tiene su sede en París. Ocupa el cargo de vicepresidente, mientras Salvador de Madariaga ostenta, a título honorario, la presidencia. Las líneas generales del Boletín Informativo del centro están caracterizadas por las directrices de acción política clandestina de la CIA en ese momento: se intenta potenciar a la inexistente ASO (Alianza Sindical Obrera) y a la oposición monárquica y socialdemócrata. Gorkin entra pomposamente en el PSOE en el año 1973, en plena campaña interna de renovación del partido, que terminará con la sustitución de Llopis por Felipe González. Incluso ofrece una conferencia, el 22 de diciembre de ese año, en los locales de la UGT en París, bajo el título « Motivos de mi afiliación al Partido Socialista Obrero Español ». En varios artículos del Boletín Informativo de Gorkin ya pueden verse los argumentos esenciales que serán utilizados por Felipe González y Alfonso Guerra en Suresnes. El primer número de ese boletín explica « la necesidad de una izquierda radical que compita, en el campo de la clase obrera, con el Partido Comunista de España, para restarle base y movilidad social »

Los intentos de los norteamericanos de conseguir que los socialistas acepten la Monarquía y la continuidad del franquismo renovado son múltiples y se realizan a través de las más diversas y curiosas fórmulas, algunas de las cuales resultan un completo fracaso, como el intento de creación de la ASO , que no pasa de ser una entelequia. Todos estos trajines no le pasan desapercibidos al propio Franco. Escribe Salgado Araujo:

« Hablamos después de las actividades de la CIA en el mundo occidental y, en especial, en relación con España. La prensa internacional, digo al Caudillo, comenta las actividades de ese organismo. Su obsesión es conseguir que nuestro Estado tolere primero y legalice después la acción de dos partidos, uno de carácter socialista y otro democrático, que deberán tener su expresión en dualidad similar en el campo universitario y sindical. Para conseguirlo no vacilarán en financiar sistemáticamente a grupos de activistas (que han creado la ASO y la FUDE). Por ahora no se proponen como objetivo derribar el Estado, sino importunarlo, preocuparlo, no dejarlo en paz para que se arranque al Partido el compromiso de una coexistencia entre lo legal y lo ilegal, con aspiraciones de suceder al Régimen una vez desaparezcan. Estas objeciones, según la información que doy al Caudillo, las expone la CIA con toda tranquilidad, a la luz del día, financiando las huelgas de Asturias o los tumultos de Madrid y Barcelona. La CIA cree que con esas actividades cumple el deber de prever el futuro, pues, de lo contrario, al régimen débil sucedería el caos y a éste, el comunismo ».
31 Oswald, día 21 de Enero de 2010 a las 11:31
Repito, Jjvr: "Sólo digo que negarse a ver la gran importancia del dinero (sin negar, por supuesto la de otros factores) en lo individual y en lo colectivo es un gran error en quien quiera analizar la cosa pública. Esto no es marxismo, es realismo. Y por ser piadoso llamaré ingenuo a quien crea que tiene más importancia (QUE EL DINERO, ESTÁ BASTANTE CLARO, NO HACÍA FALTA REPETIRLO) lo que se escribe en los blogs o en libros de Historia y política o en los programas electorales."
Y por otra parte: claro hombre, los estudios tiene mucha más influencia en la política que los grandes banqueros y los grandes empresarios de comunicación...¡madre mía!
32 bacon, día 21 de Enero de 2010 a las 11:32
Buenos el texto de D. Pío y los comentarios.
Recuerdo de aquellos años que se usaba mucho al referirse al psoe el adjetivo socialdemócrata, para enfatizar que se trataba de un partido moderado, moderno y comparable a los que existían en los países más avanzados de Europa: socialdemócrata era algo que los españoles que veían el telediario asociaban sobre todo a Alemania. Por tanto, no sólo era preferido por los que tenían interés en cerrar el paso al comunismo, sino que una gran parte del electorado porían sentirse a la vez de izquierdas y moderados votándole.

Respecto a Antón Saavedra, le recuerdo en una entrevista en tv contando que, cuando hace unos pocos años, España recibía una lluvia de millones de los fondos europeos, ese dinero, que estaba destinado a crear empleo, se dedicaba en concreto a cursos de formación, y en la práctica eso suponía que el 80% se lo embolsaban a medias sidicatos (Saavedra era sindicalista entonces) y patronal, con lo que nadie se quejaba.
33 Sherme, día 21 de Enero de 2010 a las 11:45
También este largo artículo en el Catoblepas sobre el mismo tema:

http://www.nodulo.org/ec/2009/n089p04.htm

El mito de la Transición democrática española:
la CIA en España

Por Ismael Carvallo Robledo

Sobre el libro de Alfredo Grimaldos, La CIA en España. Espionaje, intrigas y política al servicio de Washington, Debate, Barcelona, España 2006

34 manuelp, día 21 de Enero de 2010 a las 11:47
# 28 sherme

Buenos textos (ahora saldrá el monomaniaco diciendo que los ha sacado de la logia). Quisiera hacer dos apostillas. Primera, la colaboración del SECED fue posterior al asesinato de Carrero y a la destitución del teniente coronel San Martín como jefe de dicho servicio, de dónde se infiere que tuvo que ser el propio Arias Navarro el que autorizó dicha colaboración. Segunda, si del testimonio expuesto se deduce que fueron los americanos y los alemanes los que primero llevaron la batuta en la "resurección" del PSOE, ¿dónde empieza la bifurcación del camino, en la que Francia se hace con el mando y la dirigencia del PSOE, como es en realidad?, ¿ es que los americanos y los alemanes le cedieron el control a los franceses como parte de un acuerdo más amplio?.
35 manuelp, día 21 de Enero de 2010 a las 11:49
resurrección, leñe.
36 manuelp, día 21 de Enero de 2010 a las 12:04
# 33 Sherme

Estoy leyendo el articulo y , ante un "mosqueo" producido al leer que un simple capitán fuera iniciado en los secretos de la más alta politica por un coronel americano y que dijese esto:

Todo estuvo diseñado por la secretaría de Estado y la CIA, y ejecutado, en gran parte, por el SECED, con el conocimiento de Franco, de Carrero Blanco y de pocos más

Me pongo a buscar algo del tal Alfredo Grimaldos y me encuentro esto:

8. Señor Grimaldos, ehnorabuena por su valentía: La transición no fué ninguna bicoca. Una pregunta ¿Que opina usted de individuos como Pío Moa, y de la visión sesgada y reencorosa que da este periodista en sus libros?

Pío Moa, alias "Verdú", fue miembro de los GRAPO y salió de la organización después de la caída que supuso la liberación de Oriol y Villaescusa. Hasta ese momento era uno de sus miembros más radicales y agresivos. Sorprendentemente, y a pesar de haber estado detrás de algunas acciones armadas, Moa nunca fue detenido por la policía, juzgado ni encarcelado. Además, comenzóa producirse en él una insólita metamorfosis que le fue acercando a posiciones ideológicas fascistas. Tomó contacto con la Fundación Francisco Franco y empezóa a publicar libros sobre la historia reciente de España en los que hace una revisión ultraderechista de la República y la Guerra Civil. Siempre extremista y visceral, ha viajado desde el maoísmo más intransigente y sectario, del que fue fanático abanderado, hasta la oscuridad del franquismo reclacitrante y revanchista. Como dicen en mi barrio, ha ido a favor de obra.


http://www.elmundo.es/encuentros/invitados/2004/12...

Me parece que su credibilidad como analista es bastante baja.
37 Oswald, día 21 de Enero de 2010 a las 12:06
De la reseña sobre el libro de la CIA en España en nodulo.org:

"Pero, bien por ignorancia, bien por comodidad gremial, no dejan de imprimirse páginas de libros y de artículos de opinión desde el que la legión de transitólogos y politólogos políticamente correctos siguen en su afán de mirar la dinámica política mexicana desde las categorías de la transición democrática; bien sea que se hable de López Obrador, bien sea que se hable de la inseguridad, bien sea que se hable de la corrupción endémica del Estado, sigue manteniéndose una línea de interpretación equivocada consistente en hacer hipóstasis de un supuesto estrato sublime y superior de existencia política al que llaman Democracia y hacia el que estamos acercándonos o alejándonos según el grado de racionalidad o de irracionalidad con el que «actores» políticos y sociales diseñen «entramados institucionales».
PERO, SEGÚN LO QUE HEMOS QUERIDO DESTACAR EN EL LIBRO DE GRIMALDOS, TODA DIALÉCTICA POLÍTICA EFECTIVA, EN CUALQUIER ESTADO, SE DESPLIEGA SIEMPRE SEGÚN MECANISMOS DE OPERACIÓN Y SEGÚN DIRECTRICES HISTÓRICAS Y ESTRATÉGICAS DE CONFIGURACIÓN INTERNACIONAL QUE MUY POCO, SI NO ES QUE NADA, TIENEN QUE VER CON ESO QUE SIGUEN LLAMANDO AUREOLARMENTE DEMOCRACIA."
38 jjvr, día 21 de Enero de 2010 a las 12:09
#31 oswald

A ver oswald, que no se trata ni de que repita ni de que rectifique, lo importante es que usted mismo se aclare con lo que dice y que trate de evitar tomar partido por tesis con la única finalidad de llevar la contraria al Sr. Moa. Sería ésta una actitud muy infantil que sin duda escandalizaría al padre espiritual que usted ha adoptado.

Un saludo y hasta más tarde
39 Sherme, día 21 de Enero de 2010 a las 12:18
Manuelp... ¿? Creo que los "testimonios" hay que cogerlos siempre con pinzas...

Me ha llamado la atención en el (I) lo de Andrés Cassinello, creo que luego "se le premió" con una embajada en USA y/o algo de "alto cargo" en la Expo92, habiendo sido "miembro relevante del SECED". El caso que que nombres "importantes" del PSOE "REFUNDADO" aparecen luego como gobernadores del Banco de España y otros puestos BIEN PAGADOS y relevantes (en la CORRUPCIÓN).

El caso es que da en la nariz que la Transición (tan "adorada") fue una INMENSA FARSA de la que estamos recogiendo los LODOS de aquellos polvos. Es la 2ª generación de aquellos FRANQUISTAS RECONVERTIDOS (los zETApeses, pajines, chacones, aidos...) y como correponde a una buena FARSA estamos bailando CON FARSANTES DE NACIMIENTO.


Me gusta lo que Moa llama "PePoe"... creo que es muy acertado. El PP ha muerto. Esto ya NO SIRVE para nada.
40 Oswald, día 21 de Enero de 2010 a las 12:20
38: ni he rectificado (he aclarado aún más lo que ya estaba bastante claro, para que usted fuera capaz de comprenderlo) ni digo lo que digo por llevarle la contraria a Moa.
41 Timoteo, día 21 de Enero de 2010 a las 12:29
A propósito del ladrón más torpe del mundo con el que nos alegra sinrocom en 11 y pensando en los partidos políticos.

Si estuviésemos obligados a tener ladrones y tener que padecerlos, pero pudiésemos elegirlos, ¿qué ladrones nos interesaría elegir, los ladrones principiantes más torpes, indisciplinados y desorganizados o los ladrones más profesionales, disciplinados y organizados?
42 manuelp, día 21 de Enero de 2010 a las 12:32
# 39 sherme

Tras ser nombrado presidente del gobierno, Suárez nombró jefe interino del SECED al comandante Andrés Cassinello, hasta después de las elecciones de 1977 que se fundó el CESID, cuyo primer jefe fue el general José María Bourgón López-Dóriga.

Saco en conclusión que Grimaldos es un propagandista más de lo malos que son los americanos y que la Democracia no es nada más que un "bluff" para engañarnos a los tontos. A pesar de ello, algunos de los datos que da son interesantes.
43 Sherme, día 21 de Enero de 2010 a las 12:43
42# imagino que sí, Manuep. La página de donde he copiado los dos artículos es de lo más "granado" del comunismo... y para mí el comunismo es una máquina de mentir. Por eso te decía lo de las pinzas. No obstante... "datos" son datos.

Po otro lado, me decías que cuándo cambiaron de los USA a Francia... tal vez en la época de Miterrand estos se pegaran a Francia ate la carencia absoluta de "legitimidad izquierdista" real. Miterrand les dio "las bases" de cómo FINANCIRSE robando a las empresas del país, tal y como él estaba haciendo en Francia. También los cambios de administraciones useñas porían explicar eso. Ya sabes "los liberals" y los "conservatives"... y España no parecía (tras el golpe o autogolpe del 23-F) muy desestabilizada (salvo a recalcitrante ETA, precisamete "en manos francesas", con "santuario" incluido).
44 Oswald, día 21 de Enero de 2010 a las 13:06
Una noticia de esas que no tienen demasiada importancia, a no ser que uno sea marxista, claro:

http://www.libertaddigital.com/economia/la-oscura-...
45 jflp, día 21 de Enero de 2010 a las 13:07
"El mayor problema no es lo que hacen los progres, sociatas, separatistas, el PPOE y el gobierno, sino lo que NO HACEN los que quieren una España unida y democrática. De hecho, nada facilita más la labor de aquellos que la pasividad gimoteante de estos."

AL 100 %. Suscribo al 100 %, lo dicho.

Uno está hasta el gorro de gimoteadores que ni se molestan en estudiar el problema nazionalista, de gimoteadores que se convierten en discos rallados de argumentos que no hacen más que reforzar a nuestros enemigos y de gimoteadores traidores y quitacolumnistas que dan la razón a los secesionistas pidiendo las memeces del muro y la entrega del poder a estos pensando ilusoriamente que eso tendría vuelta atrás.

Lo hemos visto en la URSS y Yugoslavia. El nivel de vida se hundió a niveles inimaginables para nosotros y en ningún sitio la Secesión tuvo vuelta atrás.
46 Sherme, día 21 de Enero de 2010 a las 13:10
Y hablando de dineros "oscuros":

http://www.libertaddigital.com/economia/la-oscura-...

EL TRIBUNAL DE CUENTAS DUDA

La oscura renegociación de la deuda histórica del PSOE

La deuda histórica que los socialistas arrastraban desde 1986 ha sido liquidada, pero el Tribunal de Cuentas manifiesta sus dudas sobre el contenido de la negociación que el PSOE hizo con los bancos para liquidar su deuda. Misteriosamente, la deuda pasó del negativo al positivo.

La deuda que arrastraban los socialistas es la consecuencia de los gastos originados por el referéndum de la OTAN en 1986, que en 2006 aún ascendía a 11,3 millones de euros, de los que algo menos de cuatro millones correspondían a los intereses.

El PSOE negoció durante dos años con las entidades bancarias, y finalmente ha concluido con la liquidación de la deuda. Pero el Tribunal de Cuentas observa varios puntos oscuros en la liquidación, y así lo expresa en el informe "la fiscalización de la contabilidad de los partidos políticos" según recoge El País.

El órgano no duda de que el PSOE pagara la totalidad del principal de la deuda, pero los extremos dudosos se sitúan en la negociación de los intereses, pues se desconocen los términos de la renegociación, y los socialistas se resisten a aportar más datos. "No es posible pronunciarse sobre al existencia o no de condonación de deuda por intereses" dice el informe.

El PSOE replicó que "las conversaciones con las entidades bancarias se han aplicado los mismos criterios que negociaciones anteriores, que forman parte del habitual proceder en los usos del mercado". Pero ni un solo dato sobre todas esas vaguedades, sigue sin dar cuenta del contenido de la negociación con los bancos.

Y es que, el punto oscuro se sitúa claramente en la renegociación. El estado de la deuda histórica de los socialistas, pasa, misteriosametne de un saldo negativo a positivo, al pactar una cantidad inferior a la reclamada incialmente con los bancos. "No nos han perdonado nada" dice el director de Finanzas del PSOE, Juan Cornide "Hemos terminado con la deuda histórica con mecanismos aceptables para el banco y para nosotros" zanja el socialista.
47 egarense, día 21 de Enero de 2010 a las 13:15
Buenos días a todos. Como dice don Pío que una asociación para divulgar las fechorías cometidas por el Frente Popular estaría muy bien, yo me animo a transcribir este capítulo del libro de Stanley G. Payne: "LAS ELECCIONES DE NOVIEMBRE DE 1933"...

I

Tanto la derecha como la mayor parte del centro esperaban ilusionadas las nuevas elecciones. El presidente Alcalá Zamora las convocó como parte de su continuo esfuerzo por «centrar la República». En muchos aspectos, el presidente estaba dolorosamente decepcionado con el nuevo régimen y su Constitución; su concepto de República era el de una democracia liberal y constitucional, con igualdad de derechos para todos, no sólo para los anticlericales. Aprobaba con entusiasmo metas tales como la laicización del Estado y la creación de un sistema democrático que se ocupara de los apremiantes problemas sociales; sin embargo, imaginaba la República, sobre todo, como un Estado de Derecho objetivo y no sujeto a arbitrarios caprichos políticos. Respaldaba la separación entre Iglesia y Estado, pero, como sincero liberal y católico practicante, creía que un Estado democrático y laico sólo resistiría en el seno de una democracia igual para todos, incluidos los católicos y la Iglesia. Primer jefe del Gobierno de la República, había dimitido tras la aprobación de la primera legislación limitativa de los derechos de la Iglesia y, no obstante, aceptó la Presidencia con el propósito de reformar el nuevo sistema y estimular una orientación política más liberal entre los católicos en defensa de una República genuinamente democrática.

Alcalá Zamora también criticaba otros aspectos de la nueva Constitución: la ausencia de una segunda cámara en las Cortes republicanas similar a la existente en la mayoría de los sistemas democráticos y una ley electoral sumamente desproporcionada que otorgaba una considerable prima al partido que obtuviera la mayoría en cada distrito dejando a las minorías grave y antidemocráticamente infrarrepresentadas y que tenía el potencial de crear mayorías artificiales e inmensas oscilaciones en la representación. De manera más general, creía que gran parte de la Constitución se había redactado con mucha rapidez y poca reflexión, prestando una inadecuada atención a las cuestiones económicas. Además, era un distinguido jurisconsulto y sus críticas eran cornpartidas por algunos de los más destacados intelectuales del país como Ortega y Gasset, Unamuno, Marañón, Madariaga y Menéndez Pidal.

Alcalá Zamora también se preocupaba por el fuerte crecimiento de los conflictos sociales, la violencia política y los delitos comunes. En 1930, el retorno a políticas policiales más liberales había supuesto un gran incremento en el número de delitos, sobre todo atracos a mano armada, y, con la República, la situación se había deteriorado todavía más. Se esperaba que un gobierno más moderado y responsable fuera capaz de reducir la conflictividad.
48 Retablo, día 21 de Enero de 2010 a las 13:15
Comentario eliminado por los moderadores.
49 egarense, día 21 de Enero de 2010 a las 13:18
II

El proceso constituyente había sido iniciado por unas Cortes muy sesgadas en las que la corriente más conservadora no había estado representada, debido tanto al entusiasmo y la presión política que los partidos gobernantes generaron durante la campaña de 1931 como a la desorganización y la abstención parcial de los sectores derechistas que, en muchos casos, no habían realizado un esfuerzo serio por participar. Las Cortes de 1931-1933 constituyeron una especie de convención de izquierdas, dando la impresión de que era inevitable que el cambio de régimen surgiera del aplastante poder de la izquierda. De hecho, la República se había instaurado con rapidez y de forma pacífica gracias a la aquiescencia y la cooperación de la derecha, que renunció a luchar por la monarquía, colaboró con el nuevo gobierno y, en ciertos casos, incluso votó por los candidatos republicanos en abril de 1931.

También la oposición se encontraba debilitada por el hecho de que el centro estaba dividido en facciones y personalidades, siendo los radicales el único gran partido centrista. Los pequeños grupos liderados por Miguel Maura, Melquíades Álvarez, el propio Alcalá Zamora y otros tenían pocos escaños y, en ocasiones, se negaron a colaborar entre sí. De manera similar, el más moderado y responsable de los dirigentes socialistas, Julián Besteiro había abandonado el liderazgo activo de su partido para ocupar la Presidencia de las Cortes.
50 manuelp, día 21 de Enero de 2010 a las 13:19
# 44 y # 46

Lo que no se cree nadie es que la "deuda" del PSOE sea debida a los gastos del referendum de la OTAN.
Los treinta años de comilonas, hotelazos, lujazos de todo tipo,etc, son los que engrosan esa deuda, no el citado referendum.

« 1 2 3 »

En formato RSS© Copyright Libertad Digital SA. Juan Esplandiu 13, 28007 Madrid.
Tel: 91 409 4766 - Fax: 91 409 4899