Pío Moa

« “Luz de Trento, martillo de herejes, espada de Roma…” | Principal | Valle de los Caídos y sentido crítico »

El negocio de la memoria chekista

9 de Diciembre de 2009 - 09:59:31 - Pío Moa

Compartir:
Menéame Tuenti

Un amigo me manda fotocopia del BOE del 2 de diciembre pasado sobre ayudas del gobierno a un buen montón de asociaciones formadas ex profeso para falsificar la historia negociar con las fosas etc. Son cuatro millones de euros, unos 650 millones de pesetas, destinados al negociete. Negociete en el doble sentido político y crematístico, porque por una parte se hace pasar por demócratas a los que lucharon bajo el Frente Popular y por otra se estimula la formación de asociaciones para cobrar del dinero público que, afirman estos sinvergüenzas, "no pertenece a nadie". Mi comunicante señala: "Las acciones o 'proyectos', en la mayoría de los casos, son ficticios. Esto se llama vivir a costa del franquismo. Ahora se entiende el interés de las 'asociaciones cívicas' en no perder la 'memoria_historica'=subvenciones_permanentes después de setenta años". Seguramente hay una dosis de fraude económico en todo ello, como hay un fraude histórico y político total en el montaje, pero lo importante no es eso, sino cómo desde el gobierno se monta un aparato de propaganda permanente con decenas de asociaciones "espontáneas" financiadas para hacer esa repugnante labor, con dinero de todos.

Es un aspecto más de la cultura de la trola y el choriceo propia de un gobierno pro chekista y pro terrorista (en la ley de "memoria" histórica se consignan 135.000 euros, es decir, más de veinte millones de pesetas, para las familias de cada persona muerta desde 1968 "en defensa de la democracia", es decir, básicamente a familias de etarras, tan demócratas como Zapo y su pandilla: la ETA y el PSOE, insistamos en ello, comparten el 90% de su ideología).

Es un debe cívico señalar estas cosas, que están acabando con la democracia, pero también reconocer los hechos: la inmensa mayoría simplemente no entiende la trascendencia de esta ley totalitaria, que, al deslegitimar el franquismo deslegitima la transición y la democracia actual, mientras legitima la democracia de los chekistas y los etarras, y la involución política a la que asistimos desde el 11-m. Es decir, la ley no se refiere en absoluto al pasado, sino al presente y al futuro, que los apóstoles de la trola, el choriceo y el puterío pretenden modelar a su gusto.

Y es normal que la mayoría no lo entienda, como no entiende la trascendencia del estatuto catalufo (que no catalán). Porque casi nadie se ha molestado en explicarlo. Cuando salió esa nefasta ley, elaboramos un manifiesto a fin de hacer llegar a la opinión pública algo de lo que ella significaba, publicándolo en los principales medios. Durante un mes recogimos 8.000 firmas y otros tantos euros, cantidades irrisorias, pero que reflejan perfectamente lo irrisorio de la resistencia a los desmanes del gobierno. Así es la realidad, al menos hoy por hoy, y no hay señales de que vaya a cambiar.

---------------------------------

Hace un año, aproximadamente:

Chistes macabros

Columna publicada el 27-11-2008

El Gran Wyoming –bizarro nombre, pardiez–, un chistoso trivial y ocasionalmente gracioso, ha hecho ahora broma de la pobre futurista Ana Mato quien, con indecencia –en esto tiene razón el cómico–, defiende que la historia "no interesa a nadie y divide a los españoles".

Ha dicho el cómico que entre los españoles "solo puede haber dos grupos: los que se indignan ante los crímenes, violaciones y secuestros de niños y los que no. No basta con condenar a ETA, hay más criminales aborrecibles que denunciar, aunque sean de los nuestros. Un poco de dignidad y decencia, ya toca". Los crímenes serían los perpetrados por el franquismo, que indignan muchísimo al chistoso; no, por supuesto, los perpetrados por aquellos con quienes él se identifica, los del Frente Popular.

A estas alturas cuesta trabajo creer que estos humoristas rasgavestiduras, tan dignos y decentes, no sepan lo que realmente ocurrió, pero intentaré aclarárselo una vez más. Ante todo, sus amigos del Frente Popular –pese a que con toda desvergüenza se llamaban republicanos– fueron los que en 1934 asaltaron la legalidad republicana emprendiendo, en sus propias palabras, la guerra civil. Fueron los mismos que después de las elecciones anómalas, que no democráticas, de 1936, se dedicaron tanto al desguace sistemático de dicha legalidad –defendida en 1934 por la derecha y por Franco– como a organizar un nuevo proceso revolucionario en medio de una orgía de incendios y asesinatos, culminados en el del jefe de la oposición, Calvo Sotelo (lo que constituía toda una declaración de guerra por sí mismo). Por consiguiente, ni los franquistas se rebelaron contra un Gobierno legal y democrático ni los caídos del Frente Popular lo fueron por la libertad, como ustedes suelen mentir.

En segundo lugar, tan pronto como se rebelaron las derechas, los amigos de ustedes desplegaron el terror ya sin ningún tipo de traba en las famosas chekas con unos modos, grado de crueldad y ensañamiento no alcanzado en el bando contrario, lo que desató a su vez, desde luego, el correspondiente terror. Estas cosas suelen suceder cuando la ley cae por tierra y, de hecho, quienes derribaron la ley, como yo creo que el chistoso sabe perfectamente, fueron los componentes del Frente Popular. ¿Creen ustedes seriamente que con aspavientos de indignación y amenazas de quemar libros lograrán ocultar la verdad, bien reflejada, entre otros, en las obras de César Vidal sobre las chekas? Para que salgan ustedes, de nuevo en plan chistoso, con que "los próceres de la patria dictaron una ley de punto final sobre la dictadura amnistiando a responsables de crímenes inexistentes". Buena confesión implícita: para ustedes, la matanza de Paracuellos –por poner un caso– no fue un crimen, sino seguramente un acto legítimo, de esos que Gibson "comprende". Tan legítimo como el propio Gobierno del Frente Popular, señores.

En tercer lugar, la afición de sus amigos por la guerra civil fue tanta que, no contentos con desatarla, organizaron otras dos guerras civiles entre ellos mismos, amén de secuestros, torturas y asesinatos. Se habla siempre del de Nin, pero fue uno entre tantos, aunque su sadismo sí es revelador. Creo que ustedes conocen perfectamente estos hechos que se empeñan en ocultar –me temo que en vano– a la opinión pública.

Baste con estos pequeños recuerdos para ustedes y para los desvergonzados futuristas que tan bien se complementan en su engaño a los ciudadanos. Decía Gregorio Marañón, uno de los intelectuales más relevantes del siglo XX español: "Esa constante mentira comunista es lo más irritante de los rojos. Por no someterme a esa servidumbre estúpida de la credulidad, es por lo que estoy contento de mi actitud". Debieran imitar ustedes a Marañón, y no al rojo Rodríguez, siniestro presidente del Gobierno.

Ah, y no debería haber mentado el chistoso a la ETA, con la que tanto han colaborado y colaboran los amigos del Frente Popular. Y tampoco es cuestión de "condenar" ese ejercicio hipócrita y simplón tan del gusto de nuestros politicastros. Con respecto a la ETA se trata de aplicar la ley y no de ponerla a su servicio, como sí ha hecho el Gobierno del "rojo mi-patria-es-la-libertad". Y por lo que respecta a la guerra civil, menos aún vienen al caso las condenas. Lo importante es que los españoles conozcan y entiendan lo ocurrido: lo que suele suceder cuando la ley se pisotea en beneficio de los asesinos.

En fin, resulta muy pertinente que el cómico se haya convertido en el portavoz de toda esta gente. Aunque macabra, toda esa campaña de embustes no deja de ser un chiste. 

(Un chiste chekista, como acabamos de ver en el caso de Hermann Tertsch). 

Comentarios (405)

« 1 2 3 4 5 6 7 8 9 »

401 egarense, día 10 de Diciembre de 2009 a las 00:56
Os ruego que me perdonéis porque me he vuelto loco buscando la grabación buena de Anita Tsoi y su Na Vostok, afortunadamente por fin la encontré y os la pongo. El que haya visto el anterior enlace le recomiendo que lo vuelva a ver, vale la pena.
Анита Цой: На Восток
http://www.youtube.com/watch?v=A9RBbqYYzWY
402 jlh, día 10 de Diciembre de 2009 a las 00:56
¿Podríamos considerar que la persecución contra Tertsch la inició el psoe en la asamblea de Madrid, el octubre pasado? La noticia a la que me refiero es esta:

“El PSOE lanza insinuaciones sobre el "estado" en que H. Tertsch hace su programa”

2009-10-22

efe

Estas palabras han originado que el portavoz del PP en la Comisión, Federico Jiménez de Parga, haya acusado a Ruiz-Castillo de "difamar" a Terstch, de "poner en entredicho su honorabilidad" y de intentar "desautorizarle sin tener las pruebas suficientes".

En la Comisión de Control, el socialista Ruiz-Castillo ha criticado el "sectarismo político al que huele" el informativo de medianoche de Telemadrid y ha pedido a la directora general del ente público, Isabel Linares, que "cuide el propio estado de don Hermann a la hora de hacer el programa porque, si para la misma frase se equivoca siete veces y la repite doce, lo más seguro es que un telespectador cambie de canal".

Tras pronunciar estas palabras, la presidenta de la Comisión, Gádor Ongil (PP), le ha pedido que las retirara, pero el parlamentario socialista se ha negado y ha hecho entrega a la Mesa de un CD con la grabación del programa que se emitió el pasado 15 de septiembre.

En los pasillos de la Asamblea, la directora general de RTVM, Isabel Linares, ha replicado que "Hermann tiene mejor audiencia que sus predecesores". "La audiencia de Diario de la Noche es superior durante el periodo que ha estado Hermann Terstch a la audiencia que tuvieron, tanto Fernando Sánchez Dragó cuando dirigía el Diario de la Noche como Germán Yanque en la época en que también dirigía Diario de la Noche", ha defendido la directora general.

Telemadrid destaca la "lucidez" de Tertsch

Fuentes de Telemadrid consultadas por la agencia Efe, han subrayado la "lucidez" que demuestra Hermann Tertsch. Las fuentes han asegurado que "lo que molesta quizá (al parlamentario socialista) es el estado de lucidez de Terstch al analizar la realidad económica, social y política" de España.

Asimismo, han hecho hincapié en que los telespectadores apoyan el informativo Diario de la Noche que dirige Terstch, "como demuestran los datos de audiencia" . Tras asegurar que el informativo nocturno de Telemadrid es un "formato de referencia", las fuentes de la cadena pública han agregado que aunque sus diferentes conductores siempre ha sido respaldados por la audiencia, Tersctch "los ha superado en varias ocasiones".

Por otro lado, Ruiz-Castillo también ha reprochado a Linares el "mal gusto" del programa Dragolandia, dirigido y presentado por Fernando Sánchez Dragó. Ha criticado que "el señor (José Antonio) Ovies, en el programa Madrid Siete Días, hablara de la píldora poscoital en horario infantil y juvenil", lo que -según el diputado- ha sido objeto de una "recriminación mediante un dictamen del Defensor del Menor".

Durante su comparecencia, Isabel Linares ha apuntado que Dragolandia ha sido un "fracaso" y ha explicado que por ese motivo se ha retirado de la parrilla tras cuatro programas.

http://www.libertaddigital.com/sociedad/el-psoe-pr...
403 gaditano, día 10 de Diciembre de 2009 a las 01:08
Joanpi: Pero sí le cuento una anécdota reveladora que ya conté hace años aquí y que no aparece en ninguno de los libros sobre el asesinato de Calvo Sotelo, aunque sus hijas se la ha contado a alguno de los autores.
El Director General de Seguridad de la República Alonso Mallol contestó a las desesperadas llamadas telefónicas de su esposa, Enriqueta Grondona,cuando la camioneta de los asesinos Condés, Cuenca y compañía se alejó por la calle de Velázquez con Calvo Sotelo. Su cínica y cruel respuesta a sus preguntas de si alguien había ordenado desde aquella Dirección la detención fue un sarcástico:
-¿Y cómo es que ese señor del que dicen que es tan inteligente se ha dejado engañar de esta manera?-
Al oir aquella frase infame Enriqueta cayó de golpe al suelo desmayada, al comprender que la vida de su marido estaba sentenciada.
ESte relato de la wiki es bastante preciso y fiel:
"El 29 de junio de 1936, el Director general de Seguridad, José Alonso Mallol, llamó a Lorenzo Aguirre, su jefe de personal, y le indicó que debía cambiarse la escolta del diputado monárquico para poner dos agentes que vigilaran las idas y venidas del Sr. Calvo Sotelo, visitas que recibía y cuanto pudiera ser de interés. En virtud de tales instrucciones Aguirre encomendó la tarea al agente José Garriga Pato, partidario del Frente Popular y miembro de la masonería, a quien dejó en libertad de elegir a su compañero.[28] Garriga, que durante la guerra llegó a comandante del ejército republicano, designó al policía Rodolfo Serrano de la Parte, que le merecía garantías por ser amigo de dos secretarios de Casares Quiroga, masón y plenamente afecto al Frente Popular.

Aguirre comunicó a ambos agentes que debían sustituir a la anterior escolta, cuyos miembros, Antonio Álvarez Ramos y Basilio Gamo, eran “demasiado afectos” al diputado monárquico. De hecho, Gamo sería asesinado posteriormente por el solo motivo de haber sido escolta de Calvo. La sustitución se efectuó de inmediato sin que de ello tuviera conocimiento el jefe de la brigada de vigilancias políticas, que era quien debería haberla tramitado.

Según la declaración de Serrano ante la Causa General, instruida por los órganos judiciales excepcionales creados por Franco, dos o tres días más tarde Aguirre convocó a los nuevos escoltas y tras tratar inútilmente de hacer que se viesen con Alonso Mallol “les hizo saber en su nombre que, caso de ocurrir un atentado contra el Sr. Calvo Sotelo, si sucedía en sitio céntrico, [debían] simular una protección, pero, en realidad, abstenerse de ayudar en nada, y si era en un descampado no sólo no defenderle sino rematarle, o asesinarle caso de que la agresión fracasara.”[29] Aunque no consta que tuviera la menor afinidad ideológica con Calvo Sotelo, las nuevas instrucciones escandalizaron a Serrano de la Parte, que el 7 de julio se entrevistó con Joaquín Bau Nolla, íntimo amigo de Calvo Sotelo.[30]

Bau informó de inmediato a Calvo Sotelo, que en la tarde de ese mismo día habló con Gil-Robles en las Cortes y le contó lo sucedido, lo que no sorprendió en exceso al jefe de la CEDA, pues tenía noticias similares sobre su propia escolta: “Usted y yo –agregó- estamos en peligro. Moles me ha prometido quitarme los guardias de Asalto. Apresúrese usted a hacer una gestión parecida, fundándose en mi precedente”. En aquel momento se acercó Ventosa, y Gil-Robles le puso como testigo por lo que pudiera ocurrir: “Se prepara un atentado contra Calvo Sotelo. Por parte de organismos dependientes del Ministerio de la Gobernación, aunque nunca del propio ministro, ha habido órdenes para que se deje impune el atentado que se prepara. Usted lo sabe; usted y yo somos testigos de que esa advertencia se ha hecho al Gobierno, de que esa amenaza se está cerniendo sobre la cabeza del señor Calvo Sotelo.”[31] El día 8 Calvo Sotelo se entrevistó con Juan Moles y aunque consiguió que se le cambiara nuevamente la escolta no pudo obtener, como parece si ocurrió con Gil-Robles, que estuviese formada por agentes de su confianza.

El 10 de julio Calvo Sotelo recibió la visita de Julián Cortés-Cavanillas, vicesecretario general de Renovación Española, que le dio noticia de “la confidencia recibida de un agente infiltrado en las filas del PSOE sobre un proyecto para asesinarle del que se hablaba con insistencia en la Casa del Pueblo”, pidiéndole que para prevenirlo aceptase una guardia personal de jóvenes de Renovación Española, ofrecimiento rechazado por Calvo Sotelo “porque creía que el golpe criminal contra él podía partir más del propio Gobierno que de una organización política, por muy de izquierda que fuera. Y en orden a la creación de un retén de custodia en el portal de su casa o vigilancia proteccionista por parte de elementos jóvenes de Renovación para seguirle cada vez que saliera a la calle, lo consideraba inútil al no poder ir armados y de armarles clandestinamente serían detenidos por los propios agentes de la Policía oficial, que le daban escolta.”[32] El domingo 12 por la mañana Calvo Sotelo asistió a misa en la iglesia de la Concepción, y a la salida mantuvo una conversación de veinte minutos con el coronel Ortiz de Zarate, que es muy posible versase sobre la inminente sublevación del ejército.

Así las cosas, el 12 de julio de 1936, José Castillo, teniente de la Guardia de Asalto, perteneciente a la UMRA y miembro activo del Partido Socialista fue asesinado por unos pistoleros de extrema derecha. Las tesis apuntan a carlistas pertenecientes al Tercio de requetés de Madrid, según el historiador Ian Gibson,[33] o a falangistas según otros autores como Paul Preston[34] o Gabriel Jackson.[35]

El episodio, como ha resaltado Clara Campoamor, no tenía nada de especial: “Todos los días tenían lugar en Madrid atentados personales cuyas víctimas eran a veces miembros del partido fascista o del partido marxista. El asesinato del teniente Castillo [...] no fue más que uno de los episodios de esta lucha de odio entre dos grupos que resolvían sus diferencias fuera de la ley”.[36] Lo especial fue que para vengar su muerte los compañeros de Castillo no asesinaron a ningún pistolero, sino a quien por aquel entonces se había convertido en el líder más carismático de la derecha española: José Calvo Sotelo. El cuerpo de Castillo fue trasladado a la Dirección General de Seguridad, situada junto al cuartel de Asalto de Pontejos, donde prestaba sus servicios. Allí se fue concentrando gran cantidad de amigos del finado que presionaron al Ministro de la Gobernación para que se encarcelase a todos los derechistas que pudieran ser sospechosos. Con tal cometido salieron de Pontejos numerosas camionetas de Guardias de Asalto, la última de las cuáles, la número 17, partió al mando del capitán de la Guardia Civil Fernando Condés. Condés, expulsado en su día del cuerpo por haber participado en la revolución socialista de 1934 y reincorporado tras el triunfo del Frente Popular, era amigo de Castillo, instructor de la Motorizada, y miembro de la UMRA. En la misma camioneta, y junto a algunos guardias de Asalto, subieron media docena de militantes del PSOE, en su mayoría pertenecientes a la Motorizada, milicia paramilitar de los socialistas madrileños, que no se había integrado en las Juventudes Socialistas Unificadas, y que estaba alineada con el sector de Prieto, a quien daba servicio de escolta.[37] Se unieron también varios miembros del servicio de vigilancias políticas, de quienes tan sólo sabemos con seguridad el nombre del José del Rey, escolta de la diputada socialista Margarita Nelken.

Según todos los supervivientes de la camioneta número 17 interrogados después de la guerra, ésta marchó directamente a casa de Calvo Sotelo, sin efectuar ninguna parada en el camino. Aunque esa misma noche efectivos de Asalto se presentaron en casa de Gil-Robles, al que no pudieron detener por encontrarse en Francia, parece razonable suponer, como hizo el jefe de la CEDA, que se trataba de misiones distintas. Al llegar al domicilio del líder del Bloque Condés encargó a varios guardias y paisanos que vigilasen los alrededores, y seguido por algunos otros penetró en el edificio tras identificarse ante los dos guardias de seguridad encargados de la protección nocturna de Calvo Sotelo. Con el pretexto de efectuar un registro, y amparados en la condición de agentes del Gobierno de varios de los que integraban el grupo, Condés y algunos otros penetraron en casa del diputado monárquico, a quien pidieron les acompañase a la Dirección General de Seguridad. Al ver que de nada servían sus negativas iniciales (“¿Detenido? ¿Pero por qué?; ¿y mi inmunidad parlamentaria? ¿Y la inviolabilidad de domicilio? ¡Soy Diputado y me protege la Constitución!”) Calvo Sotelo optó por acompañar a sus asesinos sin oponer resistencia, sin que las reiteradas peticiones de su esposa sirvieran para conmover a sus captores.[38

404 joanpi, día 10 de Diciembre de 2009 a las 01:17
Gracias Gaditano. Mucho más de lo que esperaba. Principalmente el conocimiento de la anécdota humana de la esposa que es lo que vale para la literatura.
405 gaditano, día 10 de Diciembre de 2009 a las 01:33
Joanpi; por cierto las hijas de Calvo Sotelo no tienen la menor duda de que si su padre no se resistió fue porque se dió cuenta de que si lo hacía lo matarían allí mismo delante de su familia y quiso evitarles ese trauma añadido.
Así narró el asesinato El Sol y así lo vió la película Dragon Rapide (con alguna inexactitud de menor rango,me parece, en la escena)
http://www.1936-1939.com/?p=43

« 1 2 3 4 5 6 7 8 9 »

En formato RSS© Copyright Libertad Digital SA. Juan Esplandiu 13, 28007 Madrid.
Tel: 91 409 4766 - Fax: 91 409 4899