Pío Moa

« ¿Se lo merecen los profesores? | Principal | La farsa interminable y noticias navideñas »

El mito del paraíso

20 de Diciembre de 2008 - 09:51:16 - Pío Moa

Compartir:
Menéame Tuenti


Pocos mitos más expresivos de la condición humana que el del del paraíso y el pecado original, que narra, cabe suponer, el paso de la animalidad al ser moral que es el hombre. El animal está expuesto a muchos males, pero se comporta según su instinto, es decir, siempre obra "bien", de modo inocente y automático (el paraíso). Esa inocencia se pierde al ingresar en el mundo del bien y el mal, el mundo de la culpa, sin por ello perder una parte del instinto.

Ese mundo, el mundo moral, es muy inquietante, no ofrece descanso y nos desconcierta: el bien y el mal no aparecen como cosas claramente discernibles, se transforman a menudo uno en otro, lo que parece un bien a corto plazo puede resultar un mal en plazo lejano, y viceversa, y a menudo nos es imposible distinguirlo, porque nuestra capacidad de previsión es siempre muy limitada. El hombre hace un gran esfuerzo por sujetarse a normas morales que le orienten en la vida, pero incluso las normas mejor elaboradas y más convincentes resultan no pocas veces inaplicables en la práctica, porque la vida resulta inasible y cambiante. Además, esas normas chocan a veces con instintos poderosos, se vuelven inoperantes u obsesivas, atormentan al individuo multiplicando su culpa, o bien son abandonadas para caer en una falsa animalidad instintiva, no menos insatisfactoria.

Por ello el ser humano está expuesto a la tentación de identificar el bien y el mal de una vez por todas (comer de la fruta del árbol de la ciencia del bien y del mal), de tal modo que pueda escapar al tormento de la responsabilidad y comportarse bien automáticamente, al modo de los animales. Es decir, la tentación de una vuelta al paraíso que nos ofrecen todas las ideologías y utopismos: ellos creen haber identificado la raíz del mal, la ignorancia, y por ello ofrecen la capacidad de destruir esa raíz y construir un mundo sin mal, por tanto sin culpa, donde el hombre descanse de su prolongadísima responsabilidad: el fin de la historia, la ignorancia superada,"seréis como dioses", Pero todas las experiencias terminan en lo mismo: un mundo sin libertad, una parodia de animalización y enormes desastres, con final e inmenso aumento de la culpa.

-------------------------------------------------------------

****Los villancicos alemanes son seguramente los más espirituales:

http://www.youtube.com/watch?v=lV191lFjkzs



**** Núñez Feijóo confía en "enganchar a la mayoría" de gallegos al "proyecto" del PP

¿Y cuál es el proyecto del PP? Simplemente el de ser ellos quienes disfruten del poder, en lugar de los sociatas o separatistas... para hacer aproximadamente lo mismo. El lenguaje traiciona a estos jetas: "enganchar", el "gancho", es decir, el timo.


**** "
No es decente dudar del gobierno", dice la Pajín. Otra cosa no tendrá, pero la chica sabe hacer chistes. 


**** Rubalkaba usa la masacre de Bombay para reírse de Aguirre: "Estaba en el hotel más caro"

El Ruba, cuando va de viaje oficial, duerme en las pensiones más cutres, para dar ejemplo, hombre sobrio cual buen gudari. Ya saben el lema del buen gudari: "Rindámonos antes de que sea tarde". Los demás gudaris del Charlamento de "Euskadi" le reían las gracias, muy contentos.


**** Condenan a una profesora por llamar a sus alumnos "analfabetos", "deficientes" y "gilipollas"

Muy bien condenada. Si hubiera dicho: "El gobierno y los profesores progres os convierten en analfabetos, deficientes y gilipollas", nadie podría quitarle la razón.


**** El candidato oficialista impugna el congreso del PP de Alicante, que ganó Ripoll

Lo de siempre: si hubiera perdido Ripoll se habría eclipsado; pero los "demócratas" persisten. Como las bandas de burócratas de la UE: ¿les sale mal el referéndum de Irlanda? No importa: lo repetirán hasta que salga a su gusto. Le llaman democracia. Los golfos.

--------------------------

(De La Vía de la Plata)

Saliendo del museo, el de la mochila encamina sus pasos a la Vía Paisajista, que trepa por unos cerrillos empinados y terrosos, llamados "cabezos", situados por la expansión urbana en el centro de la ciudad. Harían bonitos parques y miradores, pues destacan airosamente sobre las llanadas y ríos en torno... o destacarían si no los ahogaran bloques de casas demasiado altos. Al visitante le parece una lástima no sacar partido al relieve natural del suelo. Pero el urbanismo ha embestido también a los cabezos, recortándolos o allanándolos. Colinas endebles, se han derrumbado a veces sobre los cortes y las personas.

El lector irá notando que el caminante tiene alma de reformador o cosa por el estilo. ¡No puede evitarlo! Una manía inofensiva y en el fondo disculpable; él, al menos, prefiere creerlo así. Además, como nadie va a hacerle caso...

Al llegar en el tren, Huelva se le presentaba como una sucesión de depósitos o almacenes de gente, glorias de nuestro tiempo. Por contraste, los barrios viejos retienen la ancestral gracia mediterránea, aunque no son muy antiguos. El terremoto deLisboa, el año 1755, asoló Huelva y la reconstruyeron sin alardes.

Deambulando de aquí para allá, contemplando algún edificio recomendado, retardándose en la plaza de la Merced con su modesta catedral barroca, el viajero va a dar a la plaza de las Monjas, alargada, con palmeras y un rectángulo central para paseantes o descansantes. Un joven pinta en el suelo con tizas de colores, copiando una foto de un folleto turístico. A su lado, un compañero pide dinero. Orondas señoras de paso a la compra recompensan al artista con unas monedas. Es mediodía. Varios ancianos toman el sol y grupos de muchachos se aburren en los bancos. Un caballero flaco, de mediana edad y atezada calva, va y viene con rapidez y soltura, sin cansarse, canturrea a media voz. De vez en cuando para y enciende un pitillo. Escupe a menudo, y la expresión de su rostro delata que se va contando sucesos felices.

Hay otras cosas a visitar en Huelva: el paseo del Conquero,de hermosas vistas, el santuario de la Cinta, con una antigua pintura de la Virgen, o la colonial plaza de San Pedro. El viajero las conoce de leídas, pero, sentado en la plaza de las Monjas, percibe cómo el aire va llenándose del tufo dulzón y desagradable de alguna fábrica de celulosa, y resuelve dejarlas de lado. Toma la mochila y emprende el camino a La Rábida.

Al abandonar la plaza se sorprende de que los muchachos de la pintura en el suelo no le hubieran rememorado en absoluto que él había vivido de lo mismo, veinte años atrás. No muy dotado para el arte, se había especializado en la sirenita de Copenhague. Había llegado a pintarla pasablemente, y ella le había sacado de apuros en la ciudad danesa, y en Hamburgo, Ostende, Toledo, Torremolinos, Lisboa y otros lugares. Tenía entonces dieciocho años y le había dado por vagabundear un poco. Sus colegas de ahora, en Huelva, sólo le habían despertado una vaga curiosidad y no les había soltado cinco miserables duros. Vacila un instante en volverse... "¡Bah, qué más da!".

El sol ya pega un poco. Bajando hacia el río, el viajero compra fiambre y fruta en una tiendecilla. Luego pasa junto al resto del viejo y alto muelle sobre pilotes, único en España, construido por los ingleses para embarcar los minerales de Ríotinto.

Desde allí, el agua a la derecha y la tierra compiten en nivel y planicie. El río permite a duras penas la también plana isla de Saltés. El de la mochila ha leído por ahí que el lugar tentó también a los vikingos, como la jugosa región del Guadalquivir y la Jacobslando Galicia. Pero aquellos osados aventureros no tuvieron mucha suerte aquí.

En Galicia y el Guadalquivir sufrieron descalabros, si las crónicas no mienten. En Sevilla quedaron algunos de ellos cautivos de los musulmanes, y revelaron talento en el arte de hacer quesos.

A la izquierda, sucesión de grandes fábricas durante unos cuatro kilómetros. Entre ellas y la ría va la carretera, soporte de retumbantes camiones. Bajo el pavimento cruzan tuberías que vierten al agua líquidos oscuros y otros con el blancor opaco de la muerte. Lodos negruzcos, de brillo oleoso, sobre la orilla El caminante admira las elevadas estructuras metálicas, chimeneas y naves industriales, aspira los olores acres de sus productos y el vibrante y sordo rugido con que las máquinas expresan su potencia infatigable. Le recuerdan viejos tiempos de Bilbao, cuando trabajaba de peón en los astilleros, y los encuentra agradables.

Comentarios (250)

« 1 2 3 4 5 »

1 IdeA, día 20 de Diciembre de 2008 a las 09:57
gadi

Así que Summerhill estuvo produciendo, hasta que lo chaparon, bachilleres de mucho provecho hiperexcitados, vagos, caprichosos y analfabetos antes que la logse. ¿Te habrán maleducado a ti en una de esas granjas de cabras Dolly?

2 mescaler, día 20 de Diciembre de 2008 a las 10:03
Marruecos, el Sáhara y Zapatero
Javier Ortiz

Los dirigentes de la Unión Europea siempre han deseado mantener buenas relaciones con el régimen marroquí. Tienen para ello razones muy materiales y arrastradas, por más que intenten encubrirlas con encendidas proclamas de apoyo a la democratización y el desarrollo del país magrebí.

Desean, para empezar, que las nada escrupulosas huestes de Mohamed VI les sirvan de guardia pretoriana en dos frentes fundamentales. Primero, yugulando en su propio territorio la expansión del islamismo radical, objetivo que concuerda con las prioridades de Washington para la zona. En segundo lugar, frenando el flujo de la inmigración ilegal hacia Europa, asunto que, en estos momentos de crisis, se les ha convertido en doblemente prioritario.

Las clases dirigentes europeas tampoco le hacen ascos, faltaría más, a las posibilidades que Marruecos ofrece como espacio económico: el vecino del sur tiene una considerable riqueza energética accesible a nuestras multinacionales, necesita de obras públicas que sus empresas locales no pueden atender, cuenta con un litoral excelente para la explotación pesquera y posee una abundante mano de obra capaz de realizar jornadas extenuantes por salarios de miseria en las más diversas funciones, desde las agrícolas hasta las textiles.

Vistas las cosas desde esa perspectiva, con la mano bien aferrada a la billetera, ¿qué importancia pueden tener los derechos del pueblo saharaui y el supuesto respaldo histórico de España a su autodeterminación? Zapatero ha expresado su apoyo al plan de “regionalización” de Mohamed VI, que ni siquiera tiene fijados ni vías ni plazos de realización.

Así son las cosas: hay gente que tiene principios; otra, sólo fines.

__________

(Aparecido en Público el 20 de diciembre de 2008)
3 mescaler, día 20 de Diciembre de 2008 a las 10:10
Supongo que a Moa y a IdeA lo que les mola es el modelo educativo egipcio: nada de antiautoritarismo ni de chorradas progres, a hostia limpia.

EUROPA PRESS

EL CAIRO.- El profesor de Matemáticas egipcio, Haitham Nabeel Abdelhamid, comparece hoy ante un tribunal, acusado de golpear hasta la muerte a uno de sus alumnos, de 11 años de edad, por no hacer los deberes.

Según la Fiscalía, Abdehamid golpeó violentamente al niño con una regla de medir, antes de sacarle fuera de la clase y darle un puñetazo en el estómago. El pequeño Islam Amr Badr fallecía posteriormente en el hospital, víctima de un fallo cardíaco.


Espero que Moa empiece a recoger firmas por la liberación de Abdelhamid, un profesor con principios tradicionales.
4 Momia, día 20 de Diciembre de 2008 a las 10:27
La fascinación por lo maravilloso puebla los libros de caballerías, con sus castillos y florestas, los mismos que don Quijote traslada con su locura a las llanuras manchegas, donde solo hay ventas y apriscos. Pero no es sólo Don Quijote el que ve las cosas a través de sus lecturas.

Cuando los soldados de Hernán Cortés descubren por primera vez la ciudad de Méjico, relumbrando en la laguna, dan noticia de una ciudad de plata como en las novelas de Amadís. En el Nuevo Mundo se produce la oportunidad de colocar algunos de los espacios acogedores de mitos y maravillas de la Antigüedad: allí estarán la tierra de las Amazonas, la fabulosa ciudad de Eldorado, las siete ciudades de Cíbola, o la fuente de la eterna juventud: siempre el mito del paraíso, innato al hombre.
5 Momia, día 20 de Diciembre de 2008 a las 10:32
Para Cristóbal Cristóbal Colón, el paraíso se encuentra cerca del golfo que bautiza del Dragón, según escribe a los Reyes Católicos en el relato de su tercer viaje: «Por la temperancia suavísima y las tierras y árboles muy verdes, grandes indicios son estos del Paraíso Terrenal, porque el sitio está conforme a la opinión de santos y sanos teólogos y asimismo las señas son muy conformes, que yo jamás leí ni oí que tanta cantidad de agua dulce fuese así dentro y vecina de la salada. Creo que allí es el Paraíso adonde no puede llegar nadie salvo por voluntad divina».

En uno de los muchos manuscritos medievales sobre las maravillas del mundo, se lee que en efecto, es imposible entrar en el Paraíso, cercado de altos muros de fuego, guardado por querubines armados, en el centro de recónditas montañas y al otro lado de grandes océanos. Solo algunos privilegiados han franqueado sus puertas: uno de ellos San Amaro, que piensa haber pasado dos horas en el umbral del Edén, cuando han transcurrido doscientos años de éxtasis.
6 IdeA, día 20 de Diciembre de 2008 a las 10:44
mesca

Vmos, que como no me gusta la educación que crea ignorantes e inútiles lugarcomunistas, carne de cañón de demagogos, me va a gustar otra que da palizas y mata a los niños (que es crear lo mismo, servidumbre, con otros métodos)…

Pero si esos son los principios tradicionales de la educación islámica, de la civilización aliada, a Moratinos y zp les entará.

7 IdeA, día 20 de Diciembre de 2008 a las 10:47
6

a Moratinos y zp les encantará.
8 mescaler, día 20 de Diciembre de 2008 a las 11:08
#6 IdeA, la vara del maestro también ha sido uno de los puntales de la enseñanza tradicional cristiana.
9 mescaler, día 20 de Diciembre de 2008 a las 11:15
En uno de los muchos manuscritos medievales sobre las maravillas del mundo, se lee que en efecto, es imposible entrar en el Paraíso, cercado de altos muros de fuego, guardado por querubines armados, en el centro de recónditas montañas y al otro lado de grandes océanos. Solo algunos privilegiados han franqueado sus puertas: uno de ellos San Amaro, que piensa haber pasado dos horas en el umbral del Edén, cuando han transcurrido doscientos años de éxtasis.

Es cierto, Momia-Madriles-etc., de hecho, la etimología nos dice que "paradiso" significa "jardín cercado".
10 IdeA, día 20 de Diciembre de 2008 a las 11:22
mesca

Sí, “la letra con sangre entra” se pracricaba en Roma; pero en la tradición cristiana está corregir los errores, conocer las cosas, interpretarlas, cambiar las costumbres y progresar. La tradición de las otras civilizaciones es el inmovilismo. En el Islam, el Corán lo da ya todo hecho y sólo se puede interpretar literalmente.

11 mescaler, día 20 de Diciembre de 2008 a las 11:22
Bueno, quería escribir "paraíso", aunque me gusta más en italiano...
12 cincelus, día 20 de Diciembre de 2008 a las 11:45
Mescaler, resultas tan vomitivo y arrastrao que das más que pena.
13 Gorucho, día 20 de Diciembre de 2008 a las 13:21
Esa táctica, de presentar, frente algo malo, lo peor, pretendiendo que quien no quiere lo malo lo que quiere es lo peor, es falaz y, además está demasiado vista.

Saludos.
14 Madriles, día 20 de Diciembre de 2008 a las 13:27
Yo también quiero un aguinaldo de Zapo; no hace falta que sean millones de euros como a Botín, yo con cien mil euros voy servido.
15 mescaler, día 20 de Diciembre de 2008 a las 13:33
#13 Y la táctica de ver en lo antiguo, en lo tradicional, en lo "antiprogre", sólo lo bueno, mientras se tapa lo malo, también está muy vista.

Saludos,
Mescalero
16 mescaler, día 20 de Diciembre de 2008 a las 13:37
El Gobierno de Zapatero autorizó en 2005 un vuelo a Guantánamo que daba apoyo a otro avión con presos

http://www.cadenaser.com/espana/articulo/gobierno-...

Ahora entiendo por qué Moratinos salió a dar la cara por Aznar. Son todos iguales...
17 kabardin, día 20 de Diciembre de 2008 a las 13:59
#15
Mostrar lo malo de lo tradicional es tu trabajo, no te escaquees, ánimo mescalero, esperamos tus argumentos.
18 ongietor, día 20 de Diciembre de 2008 a las 14:11
¡Pobre Islam, qué bien te aplicaron el nombre!
'La letra, con sangre entra' es una vieja afirmación, por lo menos ambigua. Muchísimas -casi todas, creo- las personas cristianas educadas a la antigua, no hemos conocido palos, varas, ni palmetas, casi ni cachetes amistosos, por eso entendemos la frase en el sentido de : 'aprender no es fácil, cuesta esfuerzo'.
Tampoco los romanos aplicaban el palo con los hijos: líberi: educación liberal. La demografía no era muy fértil con la situación médica y otros aspectos de la sociedad, y no era rentable maltratarlos (Donde se habla mucho de palos y cruces es en el ambiente de los esclavos; pero tampoco todos los amos eran tan crueles ni tan derrochones como para que les fuese sensato maltratar a los esclavos). Los maestros y pedagogos eran de hecho de condición inferior a sus discípulos y -como S. Casiano, mártir, que fue asesinado con los punzones de escribir de los 'chicos de su clase' (en "Fabiola", creo, se rehace el relato)- más bien sumisos a ellos. El que parece hablar de que un maestro suyo, Orbilio(plagosus), pegaba es Horacio, que siendo de origen libert(in)o fue a las mejores escuelas de Roma, con los hijs de los senadores; pero hay quien piensa que 'plagosus' puede significar también 'quejoso': que se quejaba siempre, o que no se conformaba con los avances de 'sus chicos'.
Nuestra civilización no ha nacido del palo y el maltrato.
19 Hegemon1, día 20 de Diciembre de 2008 a las 14:48
Supongo que a muchos milicianos sudorosos como mescalero no les importa ser "analfabetos", "deficientes" y "gilipollas" y antes de aprender y estudiar prefieren tomar el sol en pelotas en horas de clase.

Desde luego el progreso no ha salido de sistemas educativos como Summerhill y de gente como el miliciano sudoroso.
20 Hegemon1, día 20 de Diciembre de 2008 a las 14:53
Recordemos unas cuantas cosas:

Los que introdujeron los examenes fueron los jesuitas. En una plaza exponían a sus alumnos a preguntas delante de todo el mundo para que respondieran.

Fué la Iglesia Católica la que asumió la responsabilidad de mantener la educación y cultura durante el periodo de decdencia Imperial en el reinado de Carlos II El Hechizado. En esos años oscuros y en bajada fué la Iglesia la que asumió, como digo, ese vacio dejado.

Fué la Iglesia Católica en España la que daba educación y escolarizaba a los hijos de los más necesitados, de los obreros y trabajadores que no se podían pagar los estudios. Un claro ejemplo lo encontramos en la trilogía de un socialista Arturo Barea y "La Forja de un Rebelde".
21 Hegemon1, día 20 de Diciembre de 2008 a las 15:00
El final de todo, o tal vez el cambio:

22 de diciembre de 2012......
22 gaditano, día 20 de Diciembre de 2008 a las 15:03
El gran mérito de Summerhill y otras escuelas similares es no haber producido en casi cien años de generaciones salidas de su recinto libre ni un sólo Moa, ni idea, ni hegemon,ni denebola, ni pablo 1,ni De elea,ni momia, ni yo 2,ni epecinad,...
¿No les parece un mérito más que suficiente señores Moabitas?

De lo que no tengo la menor duda es de que si a ustedes, caterva de reaccionarios represores, les hubiesen llevado a los diez años a vivir a Summerhill hoy serían más felices, más sabios y bastante mejores personas de lo que son.
Palabrita de gaditano.
23 Hegemon1, día 20 de Diciembre de 2008 a las 15:08
3# miliciano mescalero:

De Egipto y del mundo musulman eres una autoridad tú. No nos reproches a los demás lo que quieres tú y los tuyos implantar aquí en España.
24 mescaler, día 20 de Diciembre de 2008 a las 15:25
#18 No sólo la vara: los profesores tradicionales disponían de un amplio arsenal de recursos "educativos", que iban desde el lanzamiento de borrador a la humillación pública.
25 Hegemon1, día 20 de Diciembre de 2008 a las 15:30
De lo que estoy seguro es que no soy un ignorante y un infeliz como tú gaditano.

Te estamos demostrando que el sistema Summerhill es un fracaso y sigues erre que erre....tú mismo.
26 sinrocom, día 20 de Diciembre de 2008 a las 15:30
El gran fracaso de Summehill, es de haber producido miles de gaditanos, para darnos la gaita, cada vez que se les presenta la oportunidad.
27 Hegemon1, día 20 de Diciembre de 2008 a las 15:33
24# miliciano mescalero:

El único profesor el que aplicó esos métodos violentos que tanto te gustan fué uno de Historia que tuve en EGB miembro de CCOO y que tiró a uno de mis comapñeros al suelo para darle patadas.
28 sinrocom, día 20 de Diciembre de 2008 a las 15:35
Ningun sistema educativo tendra exito si no se lleva a cavo con una metodologia aplicada a la ensenhanza y el desarrollo de las criaturas. El unico metodo que le hemos observado a gaditano es el de dar la conha con sus ideas de Alicia en el pais de las maravillas.
29 mescaler, día 20 de Diciembre de 2008 a las 15:36
Del blog de José Ángel Barrueco:

Pero también comentamos las vejaciones y ese trato de palos por parte de los profesores que hoy conllevaría denuncias, pero que nosotros callábamos o contábamos a nuestros padres sin que fuesen capaces de creernos del todo, y, aunque no es la primera vez que escribo sobre ello, tampoco será la última: los capones en la cabeza, los tirones de patillas hasta que el maestro en cuestión nos hacía levantarnos del asiento, el lanzamiento de borrador desde la mano del docente hasta el pecho del alumno al que pillaba hablando, las collejas y el azote en el culo. Hay quien, todavía hoy, es partidario de educar a palos, soltando alguna galleta de vez en cuando. Pues bien, esto es lo que se consigue: que uno, al crecer, jamás lo olvide, y que tampoco perdone, que esa huella nunca se borre por muchos años que transcurran, por mucho tiempo que quememos.
Y, en nuestro recuerdo común, en esta reunión de antiguos compañeros de clase, otra evidencia: eran aún peores la humillación, el sabor de la derrota, el escarnio público, que el capón o el golpe del borrador. De esas humillaciones algunos sabemos mucho. Demasiado. Esperar junto a la pizarra, mientras la maestra en cuestión (una solterona revenida y maliciosa), iba asignando ceros, profetizando un futuro de analfabetismo, poniendo calificativos que el resto de los alumnos reía, para no llorar de miedo. Nos imponían títulos poco amables para un niño: burro, desastre, zángano, calamidad, holgazán. O entonaban bochornosas rimas ("Usted: vago se acuesta y vago se levanta"). Un tiempo que no hemos olvidado, que no se desdibuja en nuestra memoria, que permanece dentro de nosotros con más fuerza que los años de la adolescencia o la infancia fuera del colegio. Salvamos de la quema a un par de profesores. De cada uno de los demás, cuando los vemos por la calle, arrastrando su vejez y su ruina, sólo podemos pensar: "Sólo era un pobre hombre".


http://thekankel.blogspot.com/2006_08_01_archive.h...
30 egarense, día 20 de Diciembre de 2008 a las 15:40
Buenas tardes a todos...
El articulito sobre el mito del paraíso me ha resultado preocupante don Pío, es mejor que no entre usted en honduras y haga lo que mejor sabe hacer, traernos la verdad de nuestra historia. Creo que al menos en esta vida, debe usted alejarse de la religión, si acaso abrazar una especie de agnosticismo, porque no está preparado para entender mucho más. Acérquese a la Iglesia, siquiera con respeto, deje una puerta abierta a Dios, y ya llegará su hora.
Esta claro que en la evolución, hay primero un descenso en la materia, una etapa de máxima materialidad (tocar fondo), de lucha entre materia y espíritu, que coincide con nuestro momento actual, (por eso es tan dura la pelea, y dice usted eso de que cuesta tanto no caer en el error) y luego un definitivo ascenso ya con toda la experiencia que ha adquirido el alma.
¿Por qué ese descenso? No lo sé con exactitud. ¿Qué pasará cuando acabe el viaje? Tampoco lo sé. Pero, francamente, eso ahora no me importa. Prefiero concentrarme en el presente. Y que conste que nuestra capacidad de entendimiento es muy limitada. ¿Por qué somos tan soberbios de creernos capaces de resolver todos los misterios de la naturaleza en unos pocos años?...

31 sinrocom, día 20 de Diciembre de 2008 a las 15:40
Yo me apunto al palmetazo en la mano, si con eso se consigue crear una barrera entre alumno y profesor, y si eso evitaria mas tarde una generacion de nihatos drogadictos y portadores de cuchillo.

Aunque mi metodo infalible no fallaria nunca.... ensenhar a toda la clase a tocar la guitarra clasica.
32 sinrocom, día 20 de Diciembre de 2008 a las 15:46
Mescalero.
Aqui los mejores colegios del estado, cuyo nivel es casi comparable al de los privados, son los catolicos. Y aqui no pegan, Mesca.
33 bacon, día 20 de Diciembre de 2008 a las 15:58
a propósito de paraíso, una recomendación para quienes no lo hayan leído, con mis mejores deseos a todos para estas navidades:
http://www.sevilla.abc.es/hemeroteca/historico-14-...
34 Retablo, día 20 de Diciembre de 2008 a las 19:19
Interesante tema el que toca hoy D. Pio (como de costumbre).

El problema es que como seres espirituales somos de la naturaleza del paraíso. Y el mundo de las ideas es también ese mundo. Por eso seducen, se entra en comunión con una idea, y se experimenta anímicamente en toda su divinidad. Pero el mundo de las ideas es una cosa y el mundo de la materia otra.

Por ejemplo, ¿creemos en la justicia? Preguntita con su veneno... pero obviamente hemos de decir que sí. Sin embargom justicia es una idea, y como tal nos encanta, pero ¿qué es lo justo en este mundo? Está claro que no todos van a estar de acuerdo sobre lo que es justo y lo que no. Para algunos es justo que todos tengamos lo mismo; para otros, que cada uno tenga lo que se haya ganado. Etc.

Los ideologías apelan al corazón de sus seguidores, porque la comunión con las ideas conlleva experimentar la beatitud de su mundo. Pero se concretan por el puño de hierro de sus promotores, y en formas de manifestación que pueden ser discutibles. Son las ideas verdadera droga, a la que nos entregamos sin medir las consecuencias. Porque nos entregamos en el alma, pero, y en el cuerpo, ¿eso cómo se come?
35 denebola, día 20 de Diciembre de 2008 a las 19:29

Buenas tardes:

curioso el punto de vista de D. Pío sobre el paraíso. Según él, el acceso desde la animalidad a la condición humana. Pero el mito del paraíso, tal y como lo entendemos, es judeo-cristiano, y lo que relata es justamente lo contrario: la historia de la caída del hombre, su alejamiento de Dios, su ingreso en la corruptibilidad y el pecado. ¿Por qué? Según el libro del Génesis, porque el hombre comió del arbol de la ciencia del bien y del mal, para ser "como Dios".

Hay un orden divino. Y ese orden divino, entre otras cosas, dice que al hombre no le es dado decidir por sí mismo qué es lo bueno y lo malo. El conocimiento del bien y del mal no es su prerrogativa. El hombre ha de obedecer al mandato de Dios. ¿Qué es lo que vive el mundo de forma particularmente clara y trágica en los últimos tiempos? La decisión del hombre de "ser como Dios", de decidir sobre el bien y el mal. Vivimos en una confusión espantosa por este hecho y el desglose de sus consecuencias sobre las personas y las sociedades me llevaría muy lejos. Además, sólo expondría defectuosamente las ideas de otros.

Coincido con egarense en que D. Pío sólo necesita dejar abierta la puerta, no negar la posibilidad, y esperar el momento. No hay motivo racional alguno para negar a Dios. Pero su aceptación no es un producto de la racionalidad, la ratio de los antiguos, que no es más que un instrumento al servicio del intellectus. Cuando llegue el momento, D. Pío, verá usted que la Iglesia Católica atesora verdades preciosas, una "teoría del todo" donde todo encaja. Todo gana y se realza y nada se pierde. El que hoy es escéptico ha de saber que la ratio, como instrumento, queda incólume, a salvo y en mejor disposición que antes para cumplir su función.

36 Gorucho, día 20 de Diciembre de 2008 a las 19:33
Mescaler #15

Y la táctica de ver en lo antiguo, en lo tradicional, en lo "antiprogre", sólo lo bueno, mientras se tapa lo malo, también está muy vista. Dice usted.

Pues, sinceramente, esto no responde a lo que dije en el 13, sino que vuelve a probar que, cuando no tiene argumentos, acusa a los demás de buscar algo peor, o igual, que lo que se critica y con esto pretende salir del paso, pero, lamentablemente, ni sale del paso ni aporta nada para mejorar una situación no buena.

Saludos.
37 denebola, día 20 de Diciembre de 2008 a las 19:38
#31,sinrocom

Tengo sobre la mesa la factura de "seguridad" del último mes del instituto de mi hijo. Es un instituto público situado en una zona que no es ni mala ni buena.

Si hace treinta años nos hubiesen dicho que los niños iban a tener que ir a colegios-cárceles (las puertas están cerradas, una vez dentro está prohibido salir, y los padres pagamos un extra para seguridad) no nos lo hubiésemos creído. Es que hace treinta años éramos aún muy inocentes y no conocíamos lo que es el socialismo. Y tengo que añadir que ni aún pagando está garantizada la seguridad física de los niños (Nuestros hijos van obligatoriamente a un lugar donde no se garantiza su seguridad), mucho menos su derecho a aprender, estando como están muchas clases al capricho de los gamberros. Los intocables del sistema, quizás porque el sistema es en sí la creación de unos gamberros criminales.

Hace treinta años, las puertas de mi instituto estaban abiertas todo el día, y los alumnos entrábamos y salíamos a voluntad. Y hace un poco más, muchos niños íbamos a casa en el recreo, a ver a nuestras madres o a tomar algo, libremente, y después volvíamos. Solos. Eso era antes del socialismo.
38 Retablo, día 20 de Diciembre de 2008 a las 19:57
Aquí el tema, denebola, es si lo que es bueno o malo lo es en sí mismo, o porque Dios lo diga.

Es decir, si el "no robarás", "no matarás", etc. es el bien... ¿habría sido el bien el "matarás", "robarás", etc. si a Dios le hubiese dado por ahí en vez de por lo contrario?

Podría dejar ahí la pregunta, pero me adelantaré un poco a la respuesta: ¿acaso podría haber dicho Dios lo contrario? No, porque realmente no se trataba de un capricho, no se trataba de tirar una moneda al aire, y si salía cara era "matarás", y si salía cruz era "no matarás", sino que siendo la naturaleza de Dios el bien en sí, no podría haber dicho lo contrario.

Ahora bien, ¿podemos entender el bien de esos mandamientos, y el mal de lo contrario? Pues me parece evidente que sí, la apreciación del bien es innata al ser humano, aunque seamos seres complejos, en los que la luz a veces sólo se manifiesta distorsionada. Si el hombre está hecho a imagen y semejanza de Dios, si su espíritu es chispa de Aquello que es lo único que es, debe poder conocer el bien y el mal por sí mismo.

Y para dejar mi postura clara: tuve la fortuna de ser educado en el catolicismo. No me considero ahora un católico. No puedo decir que crea en Dios, pero puedo decir que para mí es evidente algo a lo que no tendría reparo en llamar Dios, salvo si ofendiera a quienes piensan que de Dios sólo se puede hablar a partir de la revelación, y nunca por descubrimienro propio.

El Dios que yo conozco se me revela al interior, se me revela a la razón, y puede verse por todas partes, porque, ciertamente, todo orden no es sino manifestación suya. Y aunque me atengo estrictamente a lo que puedo conocer por mí mismo, creo que es de eso mismo que conozco de lo que hablaron quienes dieron la revelación.

Donde seguramente vamos a discrepar más es en el valor que se le pueda dar a esa revelación, habida cuenta de que el mundo mismo de las ideas tiene muchos niveles, y hay una comprensión más allá de dogmas formales, y más allá de las ideas, comprensión que es accesible al ser humano, y que en la medida en que se alcanza consatituye la revelación en sí.

El tema del árbol de la ciencia del bien y del mal yo creo que tiene que ver con algo de lo que dije en mi mensaje anterior, con la encarnación en el mundo material, sofocando nuestra naturaleza espiritual, que aùn puede verse tan bien en los niños, y lógicamente eso conlleva dolor, porque la dicotomía espíritu-materia es algo que el ser humano no tiene resuelto. Sus ansias, y su realidad y la del mundo que le rodea, están en pugna.
39 sinrocom, día 20 de Diciembre de 2008 a las 20:18
Aqui el tema esta, denebola, que tanto en el anterior regimen como en este (el democratico entre comillas), siempre la poblacion se encuentra en un estado de vigilada o controlada. Ahora hay que preguntarse, si era mejor que te controlara la guardia civil, garantizando por todas tu seguridad, o por el contrario, que estemos ahora controlados por los gamberros, los ladrones pandilleros, los inmigrantes delincuentes o follonistas, los terroristas y aun peor, la guardia invisible del sistema, y los ultras subvencionados?.
40 denebola, día 20 de Diciembre de 2008 a las 20:24
#38,Retablo

Para no considerarse católico, su punto de vista es conforme con el catolicismo. Usted me perdonará si le hago una pregunta algo personal: ¿por qué abandonó el catolicismo? Me adelanto contándole mi caso, que es el caso de muchos. Somos educados en la religión católica y al llegar a la adolescencia sentimos la rebeldía y se hacen urgentes las preguntas. Desgraciadamente, en general no tenemos a nuestro lado a quien pueda darnos respuestas teológicamente conformes a nuestra fe, que se debilita hasta casi desaparecer. Después, el ambiente proporciona propaganda de sobra y muchos (no digo usted) terminan odiando a la Iglesia aunque no saben por qué ni han recibido mal alguno de ella.

Yo doy las gracias de haber vuelto a su seno. De haber leído las Escrituras en la madurez, y de haber encontrado las respuestas que cuando era adolescente pasaron de largo. Mucha, mucha gente que se dice anticatólica no sabe por qué, sino que simplemente guarda dentro de sí su rechazo de adolescente, actualizado luego a lo largo de los años en el ambiente antireligioso.

Hay una cosa más. Cuando dice que "Y aunque me atengo estrictamente a lo que puedo conocer por mí mismo, ..." creo que ahí se equivoca. Ni siquiera en aquellas materias cuyo conocimiento sale del ejercicio casi mecánico de la razón, una persona puede limitarse a aquello que pueda conocer por sí misma. Cuánto menos, en materias espirituales cuyo conocimiento no está al alcance de todos. Por lo que sea, da igual. Para aprender, es preciso dejarse enseñar. Y para eso, hay que reconocer en otros algo que nosotros, de momento, no tenemos. Después, con el paso del tiempo, podremos ver que hay cosas que aceptamos a la ligera y cosas incluso perniciosas. Pero es imprescinble, para llegar a ese punto, dejarse enseñar por otros antes. Yo, particularmente, me dejo enseñar por los Padres y los Santos. Hay cosas que comprendo y hay cosas que no. Cuando los místicos me hablan de la noche oscura, yo no comprendo qué es eso. Pero sé que existe, sé que me están hablando de una realidad en el camino del hombre hacia Dios.

En fin, cada cual ha de buscar su camino. Espero no haberle parecido paternalista. Ya ve que le he hablado más de mí mismo.

Saludos.
41 denebola, día 20 de Diciembre de 2008 a las 20:25
#39,sinrocom

Para mí, no hay duda.
42 Cthulhu, día 20 de Diciembre de 2008 a las 20:26
Tomen, un par de canciones para que se entretengan...

Son de un grupo español, no se quejarán.

http://www.youtube.com/watch?v=9TGDePNzPEA

http://www.youtube.com/watch?v=m4b6fhDAyTc

http://www.youtube.com/watch?v=8-Z5sOzYa7Y

Por si les interesa, las canciones son del grupo Warcry, de su disco ¿Donde está la luz? de 2005
43 Cthulhu, día 20 de Diciembre de 2008 a las 20:47
Ayer Madriles nos regaló la siguiente perla: "el gran masón socialista y reconocido homosexual Gregorio Peces Barba". Supongo que eso hace que cualquier opinion de semejante personaje se vea irremediablemente desacreditada.

Opinando, si se me permite, del tema de hoy, no veo yo por que el bien o el mal tienen que ser determinados por una iglesia o confesión. El pecado original me parece una chorrada, con todo el respeto a los que lo defienden. El bien y el mal sólo vienen de la necesidad de las personas de relacionarse entre ellas, hay que imponer unas leyes para que nos relacionemos entre nosotros, y los conceptos como bien y mal sólo responden a esa necesidad. No veo a ningún Dios imponiendo nociones a las personas por un supuesto amor... Si tanto nos quiere sería de agradecer un mundo un poco mejor que este. Por otro lado, el mito del paraiso terrenal y la expulsión de él, sólo nos muestra un Dios vengativo y cruel, decidido a condenar a toda la humanidad por los pecados de los padres. Amor en estado puro, está clarísimo.
44 Gorucho, día 20 de Diciembre de 2008 a las 20:56
Una pregunta.

¿Son infelices las piedras?
45 denebola, día 20 de Diciembre de 2008 a las 21:01
#43, "objeciones" de adolescente enfadado. Y su noción de que los conceptos de bien y mal son en última instancia convencionales es la mayor aberración quizás que puede concebirse. Cuando el hombre trata de apropiarse la potestad de decidir qué es bueno y qué es malo (comer del árbol de la ciencia del bien y del mal) los resultados son siempre catastróficos. No es sólo una quiebra del orden divino objetivo: es un desastre para el propio hombre.
46 topograf, día 20 de Diciembre de 2008 a las 21:03
El árbol de la Ciencia del Bien y el Mal y la tentación de la Serpiente, creo que no lo desentrañé nunca, ni aún después de leer otro “Árbol de la Ciencia”, el de Pío Baroja. El del pensamiento y la acción, ya sabes..., deprimente y caótico entorno social y político, vocación y boca-ción, con final triste. El escenario ha cambiado. Radicalmente.

Entresaco éstas parrafadas:

...//

--“No estoy conforme. La ciencia es la única construcción fuerte de la humanidad. Contra ese bloque científicos del determinismo, afirmado ya por los griegos, ¿cuántas olas no han roto? Religiones, morales, utopías; hay todas esas pequeñas supercherías de pragmatismo y de las ideas-fuerzas..., y, sin embargo, el bloque continua inconmovible, y la ciencia no solo no arroya estos obstáculos, sino que aprovecha para perfeccionarse.

--Sí
—contestó Iturrioz--; la ciencia arrolla esos obstáculos, y arroya también al hombre.

--Eso, en parte, es verdad
—murmuró Andrés paseando por la azotea.

--Ya la ciencia para nosotros –dijo Iturrioz—no es una institución con un fin humano, ya es algo más; la habéis convertido en un ídolo.

--Hay esperanza de que la verdad, aun la que hoy es inútil, pueda ser útil mañana
–replicó Andrés.”

//...

--Si en el Génisis. Tú habrás leído que en el centro del paraíso había dos árboles: el árbol de la vida y el árbol de la ciencia del bien y del mal. El árbol de la vida era inmenso, frondoso y según algunos santos padres, daba la inmortalidad. El árbol de la ciencia no se dice como era; probablemente sería mezquino y triste. ¿Y tú sabes lo que le dijo Dios a Adán?

--No recuerdo, la verdad.

--Pues al tenerle a Adán delante, le dijo: “Puedes comer todos los frutos de jardín; pero cuidado con el fruto del árbol de la ciencia del bien y del mal porque el día que tú comas su fruto morirás de muerte”. Y Dios, seguramente, añadió: “Comed del árbol de la vida, sed bestias, sed cerdos, sed egoístas, revolcaos por el suelo alegremente; pero no comáis del árbol de la ciencia, porque ese fruto agrio os dará una tendencia a mejorar que os destruirá”. ¿No es un consejo admirable?””


Sldos.
47 sinrocom, día 20 de Diciembre de 2008 a las 21:11
Sin duda, aqui Zapatero representa a la serpiente, que nos da a comer de la fruta prohibida, para hacernos vivir en un calvario.

Claro que muchos se la estrellamos en su cara y le decimos que se la coma el. Pero siempre terminamos pagando justos por pecadores.
48 mescaler, día 20 de Diciembre de 2008 a las 21:13
No, denebola: el hombre no "trata de apropiarse de la potestad de decidir..." Según el Génesis, el hombre YA es como Dios, YA conoce qué es bueno y es malo (lo refleja el hecho de que Adán y Eva se avergüencen de andar desnudos).

3:22 Y dijo Jehová Dios: He aquí el hombre es como uno de nosotros, sabiendo el bien y el mal; ahora, pues, que no alargue su mano, y tome también del árbol de la vida, y coma, y viva para siempre.

Y, a p
49 Cthulhu, día 20 de Diciembre de 2008 a las 21:16
denebola gracias por quitarme años.

No creo en la existencia de un Dios (al menos no un Dios al estilo Cristiano o Islámico), por lo que resulta muy difícil que me crea eso de "quiebra del orden divino objetivo". Por lo que, quitado Dios, está claro que el concepto de bien y mal tiene que ser una conveniencia, porque, nos guste o nos disguste, de alguna forma hemos de relacionarnos los humanos entre nosotros... Fijate, resulta curioso que las conveniencias sociales varíen enormemente entre distintas partes del mundo, así como la cosideración de los delitos, que para unos son mas graves aquestos y para los otros los de mas cerca.

Adelantándome a su sagaz ingerencia, el asesinato es lógico, con lógica de la aristotélica, que sea incluido dentro de los delitos más graves, ya que, si se nos ocurriese no castigarlo, y hacerlo de forma contundente, proliferarían como setas los muertos por causas a cada cual más insignificante. Obviamente, los únicos que se salvarían de las consecuencias de sus crímenes serían los que ostenten el poder (se supone que en democracia no se podría llevar a término estos supuestos salvo en algunas situaciones, pero del dicho al hecho hay trecho)
50 mescaler, día 20 de Diciembre de 2008 a las 21:17
Incluso podríamos entender que el orden moral es previo a Dios, que, simplemente, lo conoce, pero no decide sobre él.

« 1 2 3 4 5 »

En formato RSS© Copyright Libertad Digital SA. Juan Esplandiu 13, 28007 Madrid.
Tel: 91 409 4766 - Fax: 91 409 4899