Pío Moa

« Juanito Valderrama | Principal | Qué sería de España sin la COPE »

El inmenso poder de la estupidez

18 de Diciembre de 2006 - 15:20:16 - Pío Moa

Compartir:
Menéame Tuenti

En el congreso de la universidad San Pablo CEU sobre la guerra y la república, José Andrés-Gallego comentaba un hecho archisabido, pero apenas resaltado: después de la guerra, la división entre vencedores y vencidos desapareció con rapidez. Unos y otros, o sus hijos, se casaron entre ellos, y la mayoría de la gente tiene abuelos o familiares que lucharon o estuvieron en uno y otro bando. Y buena prueba de ello son la mayoría de quienes, con el dinero de todos, alientan el resurgir de la propaganda y el odio, que no de la memoria. Empezando por el mismo Zapo. Cualquiera con memoria de la última época del franquismo sabe que las heridas de la guerra estaban cicatrizadas, salvo para una pequeña minoría de rencorosos enfermizos o de políticos interesados, ajenos al sentimiento común. Ha sido años después cuando esos politicastros y rencorosos, amos de las subvenciones, gente que en su mayoría no luchó contra la dictadura y muy a menudo trepó en ella, se declaran furiosamente antifranquistas e intentan dar la vuelta a la historia.

La realidad es que muy pocos se sintieron vencidos al terminar la guerra, como observó Julián Marías. La conducta del Frente Popular, las peleas, asesinatos y guerras civiles entre sus componentes, la fuga de sus jefes con ingentes tesoros saqueados al país, llevó a la mayoría de sus seguidores a desentenderse de aquellas ideas, grupos y líderes. Su descrédito fue radical.

Hace falta dosis de estupidez muy fuera de lo común para identificarse con aquel funesto Frente Popular, prohijado por Stalin, y presentarlo como el bastión de la democracia; y para, en función de tales sandeces, volver a crispar la sociedad con los polvorientos embustes de antaño. Estupidez malévola, también ignorancia en los más jóvenes: "Si ignoras lo que ocurrió antes de que nacieras, nunca dejarás de ser un niño".

Comentarios (657)

« 1 2 3 4 5 6 7 8 9 10 11 12 13 14 »

301 Rikki-tikki-tav, día 19 de Diciembre de 2006 a las 13:36


Pues mi abuelo luchó en el Bando de la república, de principio a fin. Al acabar la cuerra, no huyó, como otros. Y no le pasó nada: naíta, ná.

¿Precisa mi abuelo de rehabilitación y otras tonterías? G i l i p o y e c e s de un insensato: el Gran Imbécil.

Más aún,

¿Precisa La España actual de rehabilitación y otras tonterías? G i l i p o y e c e s de un canalla: el Gran Imbécil.





302 bebo, día 19 de Diciembre de 2006 a las 13:40

"El inmenso poder de la estupidez
18 de Diciembre de 2006 - 15:20:16 - Pío Moa"

NUNCA UN TÍTULO HA SIDO TAN ADECUADO PARA UN TEXTO DE PÍO MOA
303 borrego, día 19 de Diciembre de 2006 a las 13:42
"El inmenso poder de la estupidez
18 de Diciembre de 2006 - 15:20:16 - Pío Moa"

NUNCA UN TÍTULO HA SIDO TAN ADECUADO PARA UN TEXTO DE PÍO MOA, ni para la muchas de las intervenciones habituales en este blog
304 inmoral, día 19 de Diciembre de 2006 a las 13:48
El proyecto de Ley de Reparación Moral de las Víctimas del Franquismo y de la Guerra Civil, mal llamado «de la memoria histórica», constituye uno de los principales fiascos del Gobierno de Rodríguez Zapatero y la más acabada demostración de su atolondramiento ideológico y de su imprudencia política. Está ahora claro que Zapatero dio luz verde a esta iniciativa sin darse cuenta de que estaba contribuyendo a poner al desnudo el apaño oportunista en el que se basó la Transición, que llevó a sustentar una democracia sobre los cimientos de una dictadura.

Zapatero quería lucirse de cara a la galería sacando una ley que dijera que la persecución que sufrieron los amantes de la libertad bajo el dominio franquista estuvo muy mal. Y punto. Pero pronto comprobó que su punto era sólo punto y seguido, al verse ante la evidencia de que no hay modo de concretar la condena a la represión de la dictadura que no pase por la declaración de nulidad de los actos seudo jurídicos que la materializaron.

Se vio así ante una contradicción antagónica: sin esa declaración de nulidad, no hay justicia posible, pero esa declaración conduciría a lo que la Transición trató de eludir a toda costa, es decir, al ajuste de cuentas con el franquismo. ¿Solución? Una muy propia de Zapatero: los cerros de Úbeda. «Haya, pues, reparación, pero que sea sólo moral», sentenció. A lo que muchos que no somos tontos del todo respondimos: «No quieres decir moral. Quieres decir ficticia. No cuentes con nosotros para esa engañifa.»

Consumada la farsa, han resultado incluso graciosos los intentos de justificarla. He leído a un individuo con pretensiones de jurista de alto copete defenderla alegando que «no se pueden imponer retroactivamente las garantías jurídicas de la Constitución de 1978 o del año 2006 a los años 1936 o 1940». En aplicación de su estrafalaria lógica, asumida por bastantes más a la desesperada, nos bastaría con invocar las garantías de la Constitución de 1931, cuya vigencia no anuló la rebelión militar de Franco y sus cómplices. Pero no hace falta, porque todo el mundo sabe –ellos también– que el principio de justicia es inmanente, y que las violaciones de los derechos humanos anteriores a la proclamación de la Constitución Española de 1978 también son perseguibles, como se está demostrando, sin ir más lejos, con las brutalidades del pinochetismo.

Casi más patéticas todavía son las explicaciones de la atribulada vicepresidenta Fernández de la Vega, que ha llegado a decir que el «reconocimiento moral» a las víctimas que propugna ella «va más allá» que el jurídico que le reclaman las víctimas, porque abarca a quienes fueron perseguidos y represaliados sin juicio. ¡Como si para reconocer lo sufrido por quienes fueron perseguidos sin juicio fuera necesario pasar por alto los juicios inicuos!

Hay un punto en el que hasta ahora no he visto que nadie haya reparado y que me parece importante. Lo es al menos para mí. Me refiero a que todos hablan de «restituir el buen nombre» de las víctimas, pero nadie reclama que se establezca el mal nombre de los victimarios. Pongamos que alguien hace algo para restituir mi buen nombre en tanto que víctima del franquismo (cosa que, como ya he dicho en anteriores ocasiones, ni reclamo ni creo que haga falta). ¿Qué conseguiría con ello? ¿Figurar en la misma categoría que, por ejemplo, Mola, Sanjurjo, Franco y Queipo de Llano, cuyos nombres siguen inscritos en los letreros de muchas calles, avenidas, plazas y monumentos españoles?

Es otra razón suplementaria que me dan para rechazar esa ley. Sólo me faltaba que me dejaran al final en semejante compañía.
305 Rikki-tikki-tav, día 19 de Diciembre de 2006 a las 13:51


Señor desde Holanda:

En cualquier caso, se perdió lo que había que haber visto en directo. Como el carpanta aplastaba a la Canallería, justo en el día y a la hora en que la Canallería está a pleno rendimiento, y están todos.

Debía haber como 3 o 4, quizás más, suplantadores intentando desbaratar el discurso de la tal Walkiria (Carpanta). Y carpanta a lo suyo. El espectáculo duró un par de horas, más o menos. Había 4 comentarios de los suplantadores (todos llenos de insultos hacia los participantes noC del Blog, o a sus valores) por cada uno del que se entreveía como el auténtico Carpanta. Pero detrás de ellos venía el de las Tijeras, que con un instinto muy acertado, iba eliminando TODOS los comentarios de la Canallería.

Los de firmas noC, quedaron sin intervenir apenas, disfrutando, creo que como yo, del grandioso espectáculo. Con la acción de guadañeo del de las Tijeras, al final parece que Carpanta estuvo hablando solo, y nada menos que un Viernes tarde.

Se desea naturalmente que este texto lo puedas leer, y escribir correctamente. A fin de cuentas es castellano con palabras de uso cotidiano.

Si vienes por aquí estas Navidades, ¿qué tal unas anchoítas? Conozco un sitio cerca de donde hiciste la mili, que está bastante bien, aunque hay que cruzar un río. Tranquilo, que hay puentes.

Por cierto: ¿qué carrera tienes?






306 jurista, día 19 de Diciembre de 2006 a las 13:53
Ayer se presentó en rueda de prensa el manifiesto "Iniciativa jurídica por la defensa de un proceso de paz", impulsado por la Asociación Catalana por la Defensa de los Derechos Humanos (ACDDH) y la Asociación Catalana de Juristas Demócratas (ACJD), con el objetivo de contribuir al avance del proceso en Euskal Herria.

El ex fiscal anticorrupción Carlos Jiménez Villarejo apostó por "la recuperación de la legislación ordinaria penal y administrativa" ya que "no puede aplicarse la Ley de Partidos en un contexto radicalmente distinto al 2002".

El ex fiscal explicó que el texto pide a todos los jueces que "se enmarquen en la jurisprudencia consolidada y en el sentido común y no constituyan interpretaciones dirigidas a obstaculizar el proceso de paz en general y la reinserción en particular".

Según Villarejo, existen incoherencias y acciones partidistas en la jurisprudencia, como por ejemplo en la aplicación de la liquidación patrimonial de las herriko tabernas.

De esta manera, Villarejo se preguntó "cómo es que, tras más de tres años sin ningún asesinato por parte de ETA, no ha habido un gesto del Gobierno para acercar a los presos al País Vasco". El ex fiscal subrayó que "esta medida no se trata de una concesión, sino de una aplicación de la legalidad".

A su parecer, "el proceso atraviesta un momento delicado y poco se ha avanzado, si no se ha retrocedido en las negociaciones". De esta manera, hizo referencia al "resurgimiento de la kale borroka, el robo de armas en Francia atribuido a ETA o la falta de acciones por parte del Gobierno para favorecer el diálogo".

Por su parte, la catedrática de Derecho Penal de la Universidad Autónoma de Barcelona (UAB) Merche García explicó que "es el momento de plantearnos que el derecho penal debe volver a ser normal", ya que en algunos juicios como en el de Iñaki de Juana Chaos, "se castiga por lo que se es y no por lo que se hace".

Por su parte, el presidente de Res Pública (agrupación vasca de juristas), Patxuko Abrisketa, apeló al PP a aparcar el "cinismo, el cretinismo y la descalificación" de su actitud frente al proceso y ha instado a los jueces a "no querer ser protagonistas y a no entrometerse en un ámbito que les compete".

Este manifiesto cuenta ya con el apoyo de cinco entidades y 150 personas del ámbito jurídico como magistrados, abogados, catedráticos y profesores de derecho.

307 Tamino, día 19 de Diciembre de 2006 a las 13:55
Rikki:

Yo también me estuve partiendo a reír el otro día.




308 air, día 19 de Diciembre de 2006 a las 13:56
El Gobierno Zapatero escrupuloso cumplidor de los Reglamentos. Directivas, Resoluciones y de cualquiera otras Ordenanzas que dimanen del incontestable Poder de Bruselas, ya trata al transporte de las personas como uno de esos curiosos servicios de interés general y a los viajeros, como clientes, ya no existen derechos ciudadanos a la movilidad ni a la accesibilidad, derechos protegidos por el Poder Público y prestados bajo su responsabilidad y su dirección técnica y administrativa, el transporte, en este caso aéreo dejó de ser un SERVICIO PÚBLICO para convertirse en una relación mercantil como el alojamiento en un hotel de lujo o el almuerzo o cena servidos en un restaurante de muchos tenedores, la presencia de la ciudadanía se ha olvidado en el altar de la competencia y la competitividad recuerdos de Lisboa.
.
Dicen los que saben de estas cosas o creen saber de ellas, que la Empresa es riesgo y que ese factor es la esencia del ser empresarial que de lo contrario se convierte en aburrida y obsoleta burocracia propia de tiempos olvidados.


Naturalmente el riesgo es tal si se producen fallos, averías, incidencias o accidentes evitables y no de fuerza mayor. Una de estas incidencias, gravísima, es la que ha acontecido con la empresa privada AIR MADRID que ha dejado a cientos de miles de personas desprotegidas en el frío de las pistas de aterrizaje ante la escalerilla del avión.


El omnipresente Liberalismo lanzó sus campanas al vuelo cuando se vinieron abajo las denostadas compañías de bandera que son ya casi un recuerdo, cuando las Administraciones de los países que las abanderaban se responsabilizaban del funcionamiento de esas entidades, de los servicios que prestaban y de la situación laboral del personal de tierra y de vuelo.


Pero llegó la liberalización y el negocio extiende sus inherentes avatares a los usuarios tanto en el mantenimiento y fiabilidad de las aeronaves como en el funcionamiento y puntualidad de las líneas.


Si tantos viajeros han quedado en tierra, ello significa que AIR MADRID no era poca cosa sino una empresa mercantil de bastante envergadura. Si no viviésemos bajo el prurito liberal la Administración responsable se hubiera encargado de resolver el traslado de las miles de personas afectadas a sus respectivos destinos, pero, ya se sabe que si llueve y no hay toros a lo más que se llega es, y no siempre, a la devolución del importe de las entradas, cosa que al parecer el empresario de esta plaza aeronáutica no va a hacer pues como siempre en estos casos dirá que no hay caja y que el negocio ha ido mal y que lo siente mucho.


Ahí andan el AGCS y el maravilloso espíritu BOLKESTEIN impartiendo doctrina práctica a las gentes a las que se dirá que estos y otros peores son los riesgos de la Modernidad que deben ser gustosamente asumidos y comprendidos pues la economía empresarial es muy compleja y sus inefables parámetros a veces efectúan movimientos coyunturales incomprensibles.


Veremos si este enorme fiasco empresarial despierta el sentido crítico de los ciudadanos y más y más gentes reivindican la hermosa institución del SERVICIO PÚBLICO que durante casi doscientos años ha sido la expresión de unos derechos y la asunción por el estado de los deberes y responsabilidades que, en buena parte justifican su propia existencia.
309 RAJ, día 19 de Diciembre de 2006 a las 13:57
#291# Soren73.- En cuanto a la pena de muerte. Una sociedad democrática, tiende a la perfección, pero no es perfecta, y mientras tanto no lo sea, debe protegerse, y reconocerse impotente de alcanzar la sociabilidad de todos sus componentes individuales, así que, en principio, ya admitimos la viabilidad de la cadena perpetua. Pero existen otros supuestos, frente a los que la sociedad se muestra especialmente frágil, en los cuales, la aplicación de la Ley, en el mejor de los casos, no sirve de nada, y en el peor, podemos estar procurando protección absoluta a un seudo dios que dirigirá su imperio desde esa protección. Sí, estoy hablando del crimen organizado. En llegando un momento, con ley y sin ella, es tal su capacidad, que corromperá todos las instituciones sociales.
Ese crimen organizado, cuando alcanza el poder estatal, tiene peores connotaciones, y por el mismo motivo anterior (en realidad es tan mafia como la otra), se entiende que, con toda seguridad, habrá corrompido todas las instituciones, por lo que se deberá tener, esto, en cuenta, a los efectos de renovación.
Pero esto no es óbice, para, y precisamente por lo tajante e irreparable de la pena a imponer, deben extremarse todos los aspectos de certeza judicial. Pero observe, que el crimen organizado, precisamente, ya se cubre ante la eventualidad de un error judicial, resultando verdaderamente difícil la posibilidad de acusación.
310 Königin der Nacht, día 19 de Diciembre de 2006 a las 13:58
Rikki:

Y a mí me sucedió lo mismo el viernes tarde. ¡Qué gozada!





311 Königin der Nacht, día 19 de Diciembre de 2006 a las 14:00
Rikki y desde Holanda:

Quizás eso nos deba servir de lección de cómo actuar con los de la Canallería. Así, con maestría, con poderío. Realmente una buena faena. 2 orejas y rabo.




312 hispana, día 19 de Diciembre de 2006 a las 14:05
Desde Holanda:

Como siempre te doy las gracias por tu defensa.
313 Königin der Nacht, día 19 de Diciembre de 2006 a las 14:07
¿Masones?

Ah, sí: tontos jugando a esóteras, con mandil y paleta.

Paletada.




314 Königin der Nacht, día 19 de Diciembre de 2006 a las 14:15
Hispana:

A ti no hace falta defenderte de nadie, lo haces tú sola muy bien. Otra cosa es defenderte de ti misma, que al juntarte con cualquiera, ye pones en riesgo que te ofendan. Y es que a los de la Canallería no los hace cambiar nadie, y tú tampoco. Y a lo de la noC, a esos les parece mejor que trates de otras cosas.


315 hispana, día 19 de Diciembre de 2006 a las 14:16
Zapatero es el presidente más malo de la historia de la humanidad, es más, es la criatura viviente más mala de la historia del universo. Y lo dijo objetivamente, sin resentimiento porque nos haya ganado las elecciones.
316 AlopecinaXT500, día 19 de Diciembre de 2006 a las 14:17
¡Aquí hasta Ignecio Villa escribe un libro!
¡Esto es el fin!
¡El necio alopécico escribiendo libros!
¡Qué bajo hemos caído!
317 desde holanda, día 19 de Diciembre de 2006 a las 14:18
Atención a esto, a ver qué opinan los rojos:

Muchos años después, frente al pelotón de fusilamiento, el coronel Aureliano Buendía había de recordar aquella tarde remota en que su padre lo llevó a conocer el hielo. Macondo era entonces una aldea de veinte casas de barro y cañabrava construidas a la orilla de un río de aguas diáfanas que se precipitaban por un lecho de piedras pulidas, blancas y enormes como huevos prehistóricos. El mundo era tan reciente, que muchas cosas carecían de nombre, y para mencionarlas había que señalarlas con el dedo. Todos los años, por el mes de marzo, una familia de gitanos desarrapados plantaba su carpa cerca de la aldea y con un grande alboroto de pitos y timbales daban a conocer los nuevos inventos. Primero llevaron el imán. Un gitano corpulento, de barba montaraz y manos de gorrión, que se presentó con el nombre de Melquíades, hizo una truculenta demostración pública de lo que él mismo llamaba la octava maravilla de los sabios alquimistas de Macedonia. Fue de casa en casa arrastrando dos lingotes metálicos, y todo el mundo se espantó al ver que los calderos, las pailas, las tenazas y los anafes se caían de su sitio, y las maderas crujían por la desesperación de los clavos y tornillos tratando de desenclavarse, y aun los objetos perdidos desde hacía mucho tiempo aparecían por donde más se les había buscado y se arrastraban en desbandada turbulenta detrás de los fierros mágicos de Melquíades. “Las cosas tienen vida propia -pregonaba el gitano con áspero acento-, todo es cuestión de despertarles el ánima.” José Arcadio Buendía, cuya desaforada imaginación iba siempre más lejos que la magia, pensó que era posible servirse de aquella invención inútil para desentrañar el oro de la tierra. Melquíades, que era un hombre honrado, le previno: “Para eso no sirve.” Pero José Arcadio Buendía no creía en aquél tiempo en la honradez de los gitanos, así que cambió su mulo y una partida de chivos por los dos lingotes imantados... Exploró palmo a palmo la región, inclusive el fondo del río, arrastrando en voz alta el conjuro de Melquíades.
318 dese holanda, día 19 de Diciembre de 2006 a las 14:20
Un testimonio más:

El silencio de las sirenas

Existen métodos insuficientes, casi pueriles, que también pueden servir para la salvación. He aquí la prueba:
Para guardarse del canto de las sirenas, Ulises tapó sus oídos con cera y se hizo encadenar al mástil de la nave. Aunque todo el mundo sabía que este recurso era ineficaz, muchos navegantes podían haber hecho lo mismo, excepto aquellos que eran atraídos por las sirenas ya desde lejos. El canto de las sirenas lo traspasaba todo, la pasión de los seducidos habría hecho saltar prisiones mas fuertes que mástiles y cadenas. Ulises no pensó en eso, si bién quizá alguna vez, algo había llegado a sus oídos. Se confió por completo en aquel puñado de cera y en el manojo de cadenas. Contento con sus pequeñas estratagemas, navegó en pos de las sirenas con inocente alegría.
Sin embargo, las sirenas poseen un arma mucho más terrible que el canto: su silencio. No sucedió en realidad, pero es probable que alguien se hubiera salvado alguna vez de sus cantos, aunque nunca de su silencio. Ningún sentimiento terreno puede equipararse a la vanidad de haberlas vencido mediante las propias fuerzas.
En efecto, las terribles seductoras no cantaron cuando pasó Ulises; tal vez porque creyeron que a aquel enemigo sólo podía herirlo el silencio, tal vez porque el espectáculo de felicidad en el rostro de Ulises, quien sólo pensaba en ceras y cadenas les hizo olvidar toda canción.
Ulises, (para expresarlo de alguna manera) no oyó el silencio. Estaba convencido de que ellas cantaban y que sólo él se hallaba a salvo. Fugazmente, vió primero las curvas de sus cuellos, la respiración profunda, los ojos llenos de lágrimas, los labios entreabiertos. Creía que todo era parte de la melodía que fluía sorda en torno de él. El espectáculo comenzó a desvanecerse pronto; las sirenas se esfumaron de su horizonte personal, y precisamente cuando se hallaba más próximo, ya no supo mas acerca de ellas.
Y ellas, más hermosas que nunca, se estiraban, se contoneaban. Desplegaban sus húmedas cabelleras al viento, abrían sus garras acariciando la roca. Ya no pretendían seducir, tan sólo querían atrapar por un momento más el fulgor de los grandes ojos de Ulises.
Si las sirenas hubieran tenido conciencia, habrían desaparecido aquel día. Pero ellas permanecieron y Ulises escapó.
La tradición añade un comentario a la historia. Se dice que Ulises era tan astuto, tan ladino, que incluso los dioses del destino eran incapaces de penetrar en su fuero interno. Por más que esto sea inconcebible para la mente humana, tal vez Ulises supo del silencio de las sirenas y tan sólo representó tamaña farsa para ellas y para los dioses, en cierta manera a modo de escudo.






319 RAJ, día 19 de Diciembre de 2006 a las 14:21
#295# Soren73.- “... ¿?¿?¿?¿? ¿Ha probado a meterse en alguno? Por ejempo en los de El País, o elplural.com, etc. ...”
¿El necesitar suscripción, le parece a Ud., que es ser “totalmente libre”?. ¿Me toma el pelo?, ¿no le parece una falta de respeto?, ¿qué entiende Ud. por libertad?. Estoy hablando de un blog como este, donde no se necesita suscripción, y se admiten direcciones de correo electrónico de carácter gratuito. O sea, como este ¿conoce alguno de izquierdas?.
320 RAJ, día 19 de Diciembre de 2006 a las 14:24
#291# Soren73.- Permítame que le conteste por partes.
Creo que es un error definirse, tan ligera y a la vez tan categóricamente, como contrario a la pena de muerte, sin analizar la razón última de la justicia. La primer cuestión a plantearse es la de ¿qué queremos conseguir con la justicia?, ¿castigar?, ¿corregir? o ¿rehabilitar?. Efectivamente, la que piensa, es la que yo también considero adecuada, mezcla de las tres. Debemos castigar, para resarcir y/o reparar a la víctima y allegados, como elemento ejemplarizante en el contexto aquel de premio-castigo y por el bien del propio infractor, proporcionándole alivio del sentimiento de culpa. También corregir, el delito puede ser un hecho ocasional, pero lo mas corriente, es que se trate de una anomalía de formación o conformación social, debemos, por tanto, corregir esa anomalía, socializando al individuo, además de aliviar y anular, en este caso, la agresividad que el individuo siente, ahora, hacia la sociedad, a la que considera culpable de su situación, como evolución lógica del mecanismo de alivio de culpa, que al prolongarse, el castigo, en el tiempo, produce esos efectos. Y por último, rehabilitar, una vez, cumplido el castigo y convertido en sociable, tenemos que reintegrar al individuo a la sociedad, procurando que las situaciones anteriores, no se conviertan en un obstáculo insalvable en el choque de aquellas con la realidad, llevando, al individuo, de vuelta a la situación inicial, y creando el bucle delictivo. Esto sería lo ideal. Los problemas que surgen y sus soluciones se lo dejaré a su deducción, puesto que a partir de aquí nos movemos en el terreno de la especulación, de la opinión y de intentar congeniar lo lógico y lo justo y conseguir que sea legal.
Este post., debía haber sido publicado antes que mi #309#
321 desde holanda, día 19 de Diciembre de 2006 a las 14:24
Hispana, es que son los principios!!, y no te molestes en agradecermelo, me quedo tan ancho que el disfrute ya vale la pena.
Poer cierto, he entrado hoy en LDTV, me he dado de alta y tiene un interesante servicio al cliente, y blogs, y comentarios, entre otros he visto que escribe casiopea.

Rikki,
No voy éstas Navidades a España, desde hace 7 años, que mi madre ya no vive. Con mi familia me comunico por telefono, y el precio de los billetes, aún en lineas baratas, es alto para pasar sólo unos dias. Los veranos si vamos, aunque el próximo no, lo pasaremos en Inglaterra, caminaremos el Muro de Adriano, de una costa a otra. Eso si se puede con un bebe y una niña de 6 años. Debe de ser precioso!!
Aquí doy clases de pintura, imagínate, en la tierra de Rembrandt un profesor español, y me estoy haciendo poco a poco con el mercado de la región..., cuestión de estudiar todavía cada dia y de trabajar bien, digo ésto solo para los que insultan a los emigrantes como yo. Me preguntas que qué estudié, hice derecho. Y alguna cosa más.
Lo siento por las anchoas!!! y por no conocerte.
322 Soren73, día 19 de Diciembre de 2006 a las 14:24
Pero hombre, desde holanda,

Ése es el comienzo de Cien años de soledad. Independientemente de la ideología de cada uno, es una obra de arte con mayúsculas.
323 Barfly sobre alberti, día 19 de Diciembre de 2006 a las 14:26
desde holanda; sobre los textos posteados por usted de Alberti, no puedo evitar hacer varias consideraciones;

1-La verdad es que no puedo evitar que me surjan ciertas dudas acerca de la autoría o autenticidad de poemas inéditos encontrados de repente en archivos soviéticos.Aunque tampoco quiero hacer polémica de esto, porque las filias comunistas de Alberti están bien reconocidas.Y si, están reconocidas, precisamente por eso, porque iban a permanecer inéditos esos poemas?. Eso es lo que me despierta dudas acerca de que alguien pudiera llegar a "encontrar" esos poemas, con intenciones, la verdad, poco claras, por lo que expongo a continuación.

2-¿Resta eso algo de valor al poeta? Porque así parece sugerirlo, y francamente, no lo veo en parte alguna.Es más, y voy mas allá; ¿le resta algo de valor como persona?. No vale juzgarlo según parámetros de hoy.Sitúese en el contexto.Polarización fascismo-comunismo.Todavía el mundo no ha sido capaz de asumir la revolución inudustrial, y los abusos que conllevo en sus inicios y en el desarrollo de su implantación. No había información fiable sobre los crímenes del comunismo soviético, y menos aún de los desastres que podría acarrear. ¿se suele culpar o señalar con el dedo a algunos (si bien cierto, los menos) autores pro-falangistas o pro-fascistas en españa?.Muy lejos de ello. Se recuerdan si echar en cara ideologías que son fruto de la época.Entonces, porque insiste usted en pretender criminalizar fraudulentamente a Alberti?.Por favor, leálo sin prejuicios sectarios. Porque si, son sectarios.Sería usted capaz de mirar con malos ojos, o con mala sangre, a alguien que luchó por una determinada idea o ideal...hace 70 años?.Pues yo no. El mundo era diferente, y quizá usted, desde holanda, en un determinado contexto y ambiente, hubiera defendido el comunismo.O el fascismo, o el anarquismo, o quien sabe cual de aquellas radicales y obtusas ideologías, que hoy se nos antojan ridículas, vergonzosas, o criminales, como se nos pudieran antojar ridículo ver a alguien por la calle vestido a la moda de 1930, pero es que según los ojos y mentalidad de entonces, eso no era así.No era como lo ve usted.Por eso, cuando se intenta ver (y peor,juzgar), las ideas (repito, ideas, otra cosa serían ya los actos que comprtan una crueldad innecesaria y expresa para con un ser humano) de entonces, con los ojos y mentalidad de hoy, está obviamente, manipulando.

No es así.debe poners usted en contexto.Y por cierto, ¿recuerda usted la visita de Aznar al domicilio de Alberti?.Sucedi-o unos años antes de su muerte. Alberti, al igual que otros, es patrimonio español.Y de poco sirve empañar su memoria.¿que fue comunista? ¿bueno y que, quien se escandaliza?.Solo los necios se escandalizan.A mi los textos que ha posteado despues del de Stalin, me parecen muy loables y defendibles.Y el de stalin, que le voy a decir, todos sabemos que representa stalin; pero es que en aquella época, no representaba eso que usted y yo pensamos.

Y el poema, estilisticamente, no está mal, aunque ya le digo: dudo de esos poemas aparecidos de repente, sin que hubiera razon alguna para esconderlos.
324 desde holanda, día 19 de Diciembre de 2006 a las 14:29
LOS 318 Y 320 NO SON MIOS, el 321 si, y mientras lo escribía, en lo que tardo varios minutos, alguien metió eso que ni he leido.
Gracias, suplantador, suplantarme supone un reconocimiento y un honor que no merezco. Y un considerable esfuerzo por tu parte, imagino que no debe de ser facil.

Ahora me voy, por lo que en un buen rato nada será mio...
325 hispana, día 19 de Diciembre de 2006 a las 14:31
Según tu de que temas puedo tratar?
326 desde holanda, día 19 de Diciembre de 2006 a las 14:36
Mientras tanto quiero aclarar aquí una de esas dudas que no puede formularse sino en el caso de no haber comprendido bien lo anteriormente expuesto. Esta aclaración nos servirá para facilitar su comprensión. Es la siguiente: toda voluntad es voluntad de algo, tiene un objeto, un fin de su querer; si esto es así, ¿qué querrá, pues, en último término, o a qué aspirará esa voluntad que constituye la esencia en sí del mundo? Esta pregunta, como otras muchas, tiene su causa en que se confunde la cosa en sí con el fenómeno. A éste y no a aquélla se refiere únicamente el principio de razón cuya forma es también la ley de motivación. Sólo se puede dar la razón de los fenómenos, la causa de las cosas particulares, pero no de la voluntad ni de la Idea, en la cual tiene su objetivación adecuada.

Así, se puede preguntar por la causa de un movimiento aislado o, en general, de un cambio en la naturaleza; es decir, se puede inquirir el estado que constituye el antecedente necesario del que se considera como efecto, pero no podemos atribuir una causa a la misma fuerza natural que se manifiesta en aquel fenómeno y otros muchos fenómenos semejantes; preguntar la causa de la gravedad, de la electricidad, etc., es un contrasentido que nace de la falta de reflexión. Sólo en el supuesto de que la gravedad y la electricidad no fuesen realmente fuerzas originales o elementales, sino modos de manifestarse alguna otra fuerza natural ya conocida, podría preguntarse por la causa que hace que dicha fuerza natural produzca en un caso dado el fenómeno de la pesantez o de la electricidad.

Pues todo esto ha sido ya objeto de consideraciones anteriores. Igualmente, todo acto aislado de voluntad de un individuo consciente (el cual sólo es manifestación de la voluntad como cosa en sí) acusa necesariamente un motivo sin el cual el acto no se produciría; pero, así como la causa material no contiene más que la determinación de que en tal momento, en tal lugar y en tal materia debe aparecer una manifestación de esta o aquella fuerza natural, el motivo no determina tampoco más que el acto voluntario de un sujeto que conoce en un momento, lugar o circunstancia determinados y para cada acto en particular, pero no la volición de este individuo en general ni siquiera de un modo determinado, esto es, la manifestación de su carácter inteligible, el cual, como la voluntad misma, la cosa en sí, carece de causa por estar situada fuera del dominio del principio de razón. De aquí que también obedezca constantemente en su conducta a fines y motivos, y sepa dar en cualquier momento cuenta de sus acciones; pero si se le preguntase por qué quiere en general o por qué quiere existir, no sabría qué contestar y hasta juzgaría absurda la pregunta; y así expresaría propiamente la conciencia de que no es más que voluntad y que el querer se comprende por sí solo, no necesitándose el motivo sino para un acto concreto y para cada caso particular. En efecto, la esencia de la voluntad en sí implica la ausencia de todo fin, de todo límite, porque es una aspiración sin término. Ya tocamos este punto al estudiar la fuerza centrífuga; y también se manifiesta de la manera más sencilla y elemental en el grado más bajo de la objetividad de la voluntad, a saber: en la pesantez, cuya constante tendencia, a pesar de la ausencia total de un fin último, es evidente. Pues aunque toda la materia existente, por su voluntad, se refundiera en un solo bloque, en el interior de esta masa la pesantez tendería siempre hacia el centro, luchando con la impenetrabilidad que se defiende como la rigidez o la elasticidad. Por consiguiente, el esfuerzo de la materia puede ser siempre contrarrestado, pero nunca se ve cumplido o satisfecho. Igual sucede con todas las aspiraciones que constituyen la expresión de la voluntad. Cada fin realizado es el punto de partida de un nuevo deseo, y así indefinidamente. La planta desarrolla ascensionalmente su fenómeno a partir de la semilla, por el tallo y las hojas, hasta la flor y el fruto, que a su vez es el germen de un nuevo individuo que vuelve a recorrer el mismo proceso, y al cual seguirá otro, y así indefinidamente. Lo mismo sucede en el curso de la vida de los animales; la procreación es el punto culminante de la misma, y, una vez conseguido este fin, la vida del individuo decae más o menos rápidamente, mientras que un nuevo individuo garantiza a la naturaleza la conservación de la especie y repite el mismo fenómeno. La misma renovación que cada individuo experimenta en la materia de su organismo, debe ser considerada corno manifestación de esos esfuerzos y cambios constantes. Los fisiólogos ya no ven en ella la sustitución necesaria de la substancia producida por los movimientos, puesto que el desgaste posible de la máquina no es equivalente al aumento constante de la nutrición. La manifestación de la esencia de la voluntad es un perpetuo fluir, un eterno devenir. Lo mismo encontramos en los esfuerzos y los deseos del hombre que le presentan la realización de los fines que persigue como el último fin de la voluntad; pero, una vez alcanzados, no parecen ya lo que antes; pronto los olvidamos, dejándolos a un lado como ilusiones desvanecidas, aunque nos cueste rubor confesarlo así. Todavía nos debemos considerar felices cuando nos queda algo que desear y que pretender, porque con ello este juego que consiste en el perpetuo paso del deseo a su realización y de ésta a un nuevo deseo, paso que cuando es rápido se llama felicidad y cuando es lento desdicha, podrá continuarse, y no caigamos en aquel estancamiento, fuente de inacabable hastío paralizante, de melancolías vagas sin objeto determinado, de mortal languor.

De todo lo expuesto se deduce que la voluntad sabe siempre, cuando el entendimiento la asiste, lo que quiere en un momento y en un lugar determinado, pero nunca lo que quiere en general. Cada acto concreto tiene su fin, pero la voluntad en general no tiene ninguno, del mismo modo que cada fenómeno natural es determinado a aparecer en un cierto momento o en un cierto lugar por una causa suficiente; pero la fuerza que en el fenómeno se manifiesta no la tiene porque es un grado de objetivación de la voluntad, o sea de la cosa en sí que carece de causa. El único conocimiento de la voluntad en general es la representación en su conjunto, la totalidad del mundo real. Ésta es su objetivación, su manifestación, su espejo. Lo que esta propiedad suya significa será el objeto de nuestras ulteriores consideraciones.

Ya la mera contemplación empírica de la naturaleza nos hace pensar que desde los fenómenos más elementales de cualquier fuerza natural hasta la vida y la conciencia del hombre existe una transición constante por grados sensibles, cuyos límites no son precisos ni absolutos, sino muchas veces indecisos. Y si reflexionamos más detenidamente sobre este hecho, llegaremos a convencernos de que lo que se manifiesta en todos esos fenómenos es un elemento siempre idéntico, que cada vez se destaca con más claridad. Reconoceremos que lo que se representa en tantos millones de figuras variadas hasta lo infinito, ofreciéndonos el vario y extravagante espectáculo de una comedia sin principio ni fin, es ese elemento idéntico, tan oculto bajo sus antifaces, que él mismo no se conoce, y aún a veces se trata muy duramente. Así la gran doctrina del «en kai pan» nació en los tiempos más remotos en Oriente y Occidente y se ha conservado, o, por lo menos, ha resucitado siempre, a pesar de todos los esfuerzos dirigidos hacia ella. Pero nosotros hemos dado un gran paso en el misterio, llegando a comprender, por medio de las consideraciones que preceden, que tan pronto como aquel ser que mora en el fondo de todos los fenómenos se halla acompañado en cualquier criatura de la facultad de conocimiento que, dirigida al fuero interno, se convierte en conciencia de sí, dicho ser se revela a esta conciencia como esa cosa tan natural y tan misteriosa a la vez como la que designamos con la palabra voluntad. Esto es, hemos dado a aquella esencia, común a todos los fenómenos, el nombre de la manifestación en que se nos muestra más clara: voluntad, y obsérvese que con esta palabra no designamos una X, una incógnita, sino, por el contrario, aquello que, por una de sus caras, al menos, nos es infinitamente más conocido y más familiar que todo lo demás.
327 true, día 19 de Diciembre de 2006 a las 14:36
leido hoy en libertad digital:...

...CRÓNICAS COSMOPOLITAS
¡Viva Pinochet!
Por Carlos Semprún Maura
Contaba mi padre, allá por los años 30, que en un dramón que tenía mucho éxito en un teatro madrileño el protagonista era un canalla, un facineroso, un castigador y un violador, lo peor de lo peor, vaya, y que en una función, mientras, como de costumbre, el público femenino se estremecía y el masculino gruñía, alguien, en voz alta y clara, soltó: "¡Y a mí que ese tipo me resulta simpático!".

No diré que a mí Augusto Pinochet me resultara simpático, pero con motivo de su muerte he oído y leído tantas sandeces, mentiras, exageraciones y cobardías que me han entado ganas de gritar: "¡Basta ya!".

Pinochet hizo en vida, al menos, dos cosas que ningún otro dictador latinoamericano, o asiático, ha hecho, que yo sepa. Teniendo el poder absoluto, aceptó que se organizara una consulta para cambiar de régimen y volver a celebrar elecciones. Él y los suyos hicieron campaña para que nada cambiara. Perdieron. Y Pinochet acató los resultados. Se celebraron elecciones, las ganó Patricio Aylwin y el dictador aceptó abandonar su poder absoluto. Se limitó a permanecer como jefe del ejército por un breve periodo, y luego pasó a ser senador vitalicio, o sea, un cargo meramente honorífico. No conozco un solo dictador que haya hecho nada semejante; tan democrático, a fin de cuentas.

Pero hay más, y mejor para el nivel de vida de los chilenos. Porque solucionó, o permitió que se solucionara, la gravísima crisis económica que sufría el país. Los actuales alaridos sectarios pretenden hacernos olvidar que el Gobierno de Salvador Allende había conducido Chile a la ruina, y la argucia según la cual "los burgueses estaban descontentos, pero el pueblo no" es pura mentira. Los mineros del norte, los camioneros y otros trabajadores se declararon en huelga casi permanente, los barrios populares se manifestaban a diario, con las famosas caceroladas, etc. Fue, creo, la primera vez que un régimen supuestamente democrático, el de Allende, arruinaba totalmente un país, y que un dictador solucionaba notablemente la crisis. Desde luego, basándose en las teorías liberales de Milton Friedman y con la ayuda técnica de los en su día famosos Chicago Boys.

Eso no quita para decir que hubo una represión monstruosa, dirán nuestros progres. También hay que relativizar, no según el concepto de una sociedad liberal, que condena todo tipo de represión, sino en comparación con otras dictaduras. Sin hablar de los totalitarismos comunista y nazi y sus millones y más millones de muertos, recordaré que los barbudos cubanos de Fidel y Raúl Castro, Guevara y demás lo primero que hicieron al llegar triunfalmente a La Habana fue fusilar a 500 personas, y públicamente, en la calle, para demostrar que su "libertad" había triunfado. Tres mil víctimas en el debe del pinochetismo: es la cifra que se sigue barajando estos días; cifra muy probablemente exagerada, teniendo en cuenta las habituales exageraciones que la progresía viene lanzando contra Pinochet. Para justificar su acusación de "régimen de terror", están obligados a exagerar.

Aunque me dé náuseas esta siniestra contabilidad de víctimas, trátese de Chile o de cualquier otro país, debo decir una vez más que, si se compara con otras dictaduras, no es nada; si la comparación es con el ideario liberal, es intolerable. Pero resulta que Pinochet es un dictador de derechas y anticomunista, y no se le perdona nada, ni lo realmente ocurrido ni lo inventado. Si fuera de izquierdas, progresista o comunista, como otro muerto, Fidel Castro, otro gallo nos cantara.

Apuesto –inútilmente, porque nadie apostará contra mí– a que el día de los funerales del tirano Castro, que no sólo ha matado, encarcelado, censurado y robado mucho más que Pinochet, sino que puso el mundo al borde de la guerra con el asunto de los cohetes nucleares, los comentarios necrológicos serán ditirámbicos; puede que con algún matiz cursi, o de hipócrita reserva, pero nada comparable a lo que hemos leído con motivo de la defunción del general Pinochet.

No creo que sea muy estrafalario considerar que los primeros interesados por Pinochet y su dictadura son los chilenos. Pues bien, los chilenos –o, más bien, sus gobiernos y sus autoridades políticas y judiciales– jamás le han juzgado y encarcelado. Y ha sido enterrado con honores militares, no nacionales, ¡faltaría más!, pero no como un perro o un criminal. Es cierto que sufrió un acoso judicial grotesco, teniendo en cuenta su edad y su alejamiento del poder, pero siempre terminó en agua de borrajas, lo cual demuestra que no existía una verdadera voluntad política para juzgarle por lo alto y condenarle. La única vez que estuvo brevemente en la cárcel fue en Londres, y no por petición del pueblo-unido-jamás-vencido chileno, sino de un juez español, Baltasar Garzón, que en innumerables ocasiones ha demostrado que su carrera personal le importa más que la Justicia.

Sería demasiado largo hacer aquí el recuento de todos los dictadores y caudillos que ha sufrido América Latina, pero de inmediato puede constatarse que el peor, el más tirano, el que ha durado más años, es Castro, no Pinochet, que aceptó abandonar el poder pacíficamente, repito.

Perón, en su primera etapa de poder –la "etapa Evita", digamos–, fue a todas luces un dictador, pero no fue sanguinario; en la segunda, la "etapa Isabelita", Argentina sucumbió al caos, no sólo por culpa de Perón: peronistas montoneros se enfrentaban a tiros con peronistas antimontoneros, y terciaban las milicias sindicales, asimismo peronistas, que asesinaban a diestro y siniestro, hasta que el ejército puso orden, ¡y vaya orden!, peor que en Chile. Aunque no me quepa la menor duda, teniendo en cuenta lo que es Venezuela y lo que es Hugo Chávez, de que las elecciones en este país no son limpias, el caso es que Chávez aún no las ha suprimido; Castro, hace tiempo.

Que quede bien claro que, como liberal, no tengo el menor complejo, al revés, para condenar todas las dictaduras, de izquierdas como de derechas, militares como religiosas, pero eso no me impide ver cuáles son las peores, las más asfixiantes, las más sangrientas, que no son siempre, ni mucho menos, las de derechas.

Concluiré con un par de cositas sobre la actualidad y dos dictadores aún en vida. El tirano Sadam Husein está en la cárcel, se lo merece, condenado a muerte por la matanza de unos 140 chiitas, cuando sus víctimas se cifran en decenas de miles, y su proceso se convierte en un interminable aquelarre, y las cosas trascurren de tal forma en Irak que no sería totalmente imposible que volviera un día al poder... ¿Por qué no se le ha fusilado ya?

El segundo dictador al que me refiero es el presidente iraní, Ahmadineyad, el más peligroso de todos en la actualidad, que, siguiendo las enseñanzas de sus dos maestros, Hitler y Jomeini, se mofa descaradamente del mundo entero, de la ONU, de la UE, y se dota sin remilgos de armas nucleares, mientras se discute si nuclear civil o no. Además, se permite el lujo de organizar concursos de caricaturas antisemitas y conferencias internacionales para "demostrar" que el Holocausto sólo es una gigantesca estafa judía, puesto que jamás existió. Y no sólo promete borrar Israel del mapa, sino que a través de Hamás y Hezbolá le ataca, con la colaboración de Siria. Y las chancillerías occidentales, los políticos, los medios, y hasta el cretino de James Baker, si bien le consideran "mal educado", afirman en su mayoría que es un factor de estabilidad o, en todo caso, una potencia con la que es necesario "negociar".

Ante esos dos monstruos, Pinochet, en comparación, me resulta casi humano, y el futuro me parece más negro que en 1939. No he hablado de la dictadura de Franco. Para otra vez será. No corre prisa. Ha muerto. ...

Sinceramente vergonzoso el articulo
Cuanto es el numero de muertos para una dictadura buena? diez? mil? cienmil?

Por que los dictadores de derecha son mejores de las izquierda o vicerversa?

Pq con la escusa de liberar de "comunismo" vale cualquier cosa, el tiro en la nuca,la tortura de genitales ...o cualquier burrada que se nos ocurra.
pq la izquierda no juzga con la misma dureza a Fidel.

Por que co.jones somos todos tan hipocritas?
Señor Semprum diga en lato conmigo "Fuera los asesinos sean de color que sean"Fideles y Augustos.
Fuera las ideologias por las que bajo su nombre somos de pensar como personas y si capaces de mentir y matar!
328 murcia seca, día 19 de Diciembre de 2006 a las 14:39
Ostia true, 100% de acuerdo con lo que dices.
329 Científico; , día 19 de Diciembre de 2006 a las 14:40
"""...la división entre vencedores y vencidos desapareció con rapidez. Unos y otros, o sus hijos, se casaron entre ellos,"""

El esquema conceptual franquismo-antifranquismo, diseñado por el Nue Orden Peninsular, hasta ahora era uns instrumento eficaz para que la chusma interpretar todos los acontecimientos que ocurrían en la política (y ¿en el mundo?). Trate usted de sacarle a un empleado público que ha desempeñado durante décadas la tarea administrativa de una forma que se ha vuelto mecánica, rutinaria, cómoda, que no requiere pensamiento, sino reacciones irreflexivas. Se enfermaría, sería como decirle que todo su trabajo anterior estuvo mal hecho, siendo que el trabajo bien hecho es el mayor orgullo del homo sapiens.
En Palestina hay una situación de guerra civil, con empleados públicos que no cobran desde hace ocho meses. No está Franco, por lo tanto no me sirve el anterior método explicativo.
A ver los progress, del lado de quién están ahora sin esperar que la respuesta la dé el que salga victorioso.
330 esperteyu, día 19 de Diciembre de 2006 a las 14:44


EL FORO DE ERMUA les desea una Feliz Navidad y un año 2007 en el que la paz sea el resultado de la justicia y la libertad

331 Königin der Nacht, día 19 de Diciembre de 2006 a las 14:46
A un Nick cualquiera de la noC:

Aquí se intenta hacer ver que los que escriben se dividen en dos grupos, los maoísta y los antiMoaístas. Me parece un error y una simplificación no válida.

También se intenta clasificar en católicos y no católicos. Otro error.

Otra clasificación es fascistas y socialistas. Esto no es un error, es una mentira.

Otra más aún es descendientes de rojos y descendientes de blancos (más tarde azules) durante la guerra que acabó en el ´36. Siguen las mentiras.

Existe un espectro continuo desde la extrema izquierda a la extrema derecha, pasando por un centro.

-----

Y es que aquí hay gentes que no les interesa Pío Moa, y no le reconocerían aunque le vieran por la calle, y aplauden sus intervenciones. ¿Cómo puede ser Maoísta quien no sabe como tiene la cara?

Aquí (en este Blog), se ha visto a judíos y ateos, defender a la Iglesia Católica. Y se ha visto a gentes de izquierdas atacar a los judíos, y defender ideas racistas (bres, galias, y otros de modo cotidiano), xenófobas, etc...

De entra las mentiras, ésta mejor dejarla ir.

Igual que en el punto 2º. Muchos descendientes de los que lucharon a favor de la república, en especial de los Guardias de Asalto, hoy reniegan de la república y al Socialismo.

De espectro continuo nada. Aquí solo existen escritores de 2 Bandos bien diferenciados. Es posible que algún lector ocasional, sea “no alineado”. Pero los que escriben, no lo hacen con motivo baladí.

-----

Aquí, insisto existen 2 Bandos bien diferenciados, y Centro, nadie.

Existen escritores a quienes les importa el Orden y la Ley, y a quienes palabras como Honor, Patria, Bandera, les hacen inflar los pulmones. Son los escritores noC, o si se prefiere, los que tiene méritos para formar parte del Cuadro de Honor de Zamarro.

De otro lado, están aquellos que pensar el la Golfería, en el Desorden, en el Caos, les embriaga. La Bandera, les produce mareos. El nombre de España, el deseo de que se desintegre. Y así sucesivamente. Son los Becarios de la Canallería.

Unos tienen modales más o menos refinados. Mejor o peor Ortografía, pero cada uno en su grupo, y en el Centro: NADIE.

-----

¿Hay dudas? Pídanle a raimondo, asturiano, soren73, que escriban:

¡Arriba España!

Y pongo esos tres por ser de lo más presentable de la Canallería. Los demás son mucho peores, y no disimulan su increíble falta de Urbanidad.
332 true, día 19 de Diciembre de 2006 a las 14:47
Gracias asturiana
333 Königin der Nacht, día 19 de Diciembre de 2006 a las 14:51
Bueno, ahora que he hablado yo, ya podemos considerar que la verdad ha sido dicha en este blog.

Amén.
334 true, día 19 de Diciembre de 2006 a las 14:52
leido hoy en libertad digital:...

...CRÓNICAS COSMOPOLITAS
¡Viva Pinochet!
Por Carlos Semprún Maura
Contaba mi padre, allá por los años 30, que en un dramón que tenía mucho éxito en un teatro madrileño el protagonista era un canalla, un facineroso, un castigador y un violador, lo peor de lo peor, vaya, y que en una función, mientras, como de costumbre, el público femenino se estremecía y el masculino gruñía, alguien, en voz alta y clara, soltó: "¡Y a mí que ese tipo me resulta simpático!".

No diré que a mí Augusto Pinochet me resultara simpático, pero con motivo de su muerte he oído y leído tantas sandeces, mentiras, exageraciones y cobardías que me han entado ganas de gritar: "¡Basta ya!".

Pinochet hizo en vida, al menos, dos cosas que ningún otro dictador latinoamericano, o asiático, ha hecho, que yo sepa. Teniendo el poder absoluto, aceptó que se organizara una consulta para cambiar de régimen y volver a celebrar elecciones. Él y los suyos hicieron campaña para que nada cambiara. Perdieron. Y Pinochet acató los resultados. Se celebraron elecciones, las ganó Patricio Aylwin y el dictador aceptó abandonar su poder absoluto. Se limitó a permanecer como jefe del ejército por un breve periodo, y luego pasó a ser senador vitalicio, o sea, un cargo meramente honorífico. No conozco un solo dictador que haya hecho nada semejante; tan democrático, a fin de cuentas.

Pero hay más, y mejor para el nivel de vida de los chilenos. Porque solucionó, o permitió que se solucionara, la gravísima crisis económica que sufría el país. Los actuales alaridos sectarios pretenden hacernos olvidar que el Gobierno de Salvador Allende había conducido Chile a la ruina, y la argucia según la cual "los burgueses estaban descontentos, pero el pueblo no" es pura mentira. Los mineros del norte, los camioneros y otros trabajadores se declararon en huelga casi permanente, los barrios populares se manifestaban a diario, con las famosas caceroladas, etc. Fue, creo, la primera vez que un régimen supuestamente democrático, el de Allende, arruinaba totalmente un país, y que un dictador solucionaba notablemente la crisis. Desde luego, basándose en las teorías liberales de Milton Friedman y con la ayuda técnica de los en su día famosos Chicago Boys.

Eso no quita para decir que hubo una represión monstruosa, dirán nuestros progres. También hay que relativizar, no según el concepto de una sociedad liberal, que condena todo tipo de represión, sino en comparación con otras dictaduras. Sin hablar de los totalitarismos comunista y nazi y sus millones y más millones de muertos, recordaré que los barbudos cubanos de Fidel y Raúl Castro, Guevara y demás lo primero que hicieron al llegar triunfalmente a La Habana fue fusilar a 500 personas, y públicamente, en la calle, para demostrar que su "libertad" había triunfado. Tres mil víctimas en el debe del pinochetismo: es la cifra que se sigue barajando estos días; cifra muy probablemente exagerada, teniendo en cuenta las habituales exageraciones que la progresía viene lanzando contra Pinochet. Para justificar su acusación de "régimen de terror", están obligados a exagerar.

Aunque me dé náuseas esta siniestra contabilidad de víctimas, trátese de Chile o de cualquier otro país, debo decir una vez más que, si se compara con otras dictaduras, no es nada; si la comparación es con el ideario liberal, es intolerable. Pero resulta que Pinochet es un dictador de derechas y anticomunista, y no se le perdona nada, ni lo realmente ocurrido ni lo inventado. Si fuera de izquierdas, progresista o comunista, como otro muerto, Fidel Castro, otro gallo nos cantara.

Apuesto –inútilmente, porque nadie apostará contra mí– a que el día de los funerales del tirano Castro, que no sólo ha matado, encarcelado, censurado y robado mucho más que Pinochet, sino que puso el mundo al borde de la guerra con el asunto de los cohetes nucleares, los comentarios necrológicos serán ditirámbicos; puede que con algún matiz cursi, o de hipócrita reserva, pero nada comparable a lo que hemos leído con motivo de la defunción del general Pinochet.

No creo que sea muy estrafalario considerar que los primeros interesados por Pinochet y su dictadura son los chilenos. Pues bien, los chilenos –o, más bien, sus gobiernos y sus autoridades políticas y judiciales– jamás le han juzgado y encarcelado. Y ha sido enterrado con honores militares, no nacionales, ¡faltaría más!, pero no como un perro o un criminal. Es cierto que sufrió un acoso judicial grotesco, teniendo en cuenta su edad y su alejamiento del poder, pero siempre terminó en agua de borrajas, lo cual demuestra que no existía una verdadera voluntad política para juzgarle por lo alto y condenarle. La única vez que estuvo brevemente en la cárcel fue en Londres, y no por petición del pueblo-unido-jamás-vencido chileno, sino de un juez español, Baltasar Garzón, que en innumerables ocasiones ha demostrado que su carrera personal le importa más que la Justicia.

Sería demasiado largo hacer aquí el recuento de todos los dictadores y caudillos que ha sufrido América Latina, pero de inmediato puede constatarse que el peor, el más tirano, el que ha durado más años, es Castro, no Pinochet, que aceptó abandonar el poder pacíficamente, repito.

Perón, en su primera etapa de poder –la "etapa Evita", digamos–, fue a todas luces un dictador, pero no fue sanguinario; en la segunda, la "etapa Isabelita", Argentina sucumbió al caos, no sólo por culpa de Perón: peronistas montoneros se enfrentaban a tiros con peronistas antimontoneros, y terciaban las milicias sindicales, asimismo peronistas, que asesinaban a diestro y siniestro, hasta que el ejército puso orden, ¡y vaya orden!, peor que en Chile. Aunque no me quepa la menor duda, teniendo en cuenta lo que es Venezuela y lo que es Hugo Chávez, de que las elecciones en este país no son limpias, el caso es que Chávez aún no las ha suprimido; Castro, hace tiempo.

Que quede bien claro que, como liberal, no tengo el menor complejo, al revés, para condenar todas las dictaduras, de izquierdas como de derechas, militares como religiosas, pero eso no me impide ver cuáles son las peores, las más asfixiantes, las más sangrientas, que no son siempre, ni mucho menos, las de derechas.

Concluiré con un par de cositas sobre la actualidad y dos dictadores aún en vida. El tirano Sadam Husein está en la cárcel, se lo merece, condenado a muerte por la matanza de unos 140 chiitas, cuando sus víctimas se cifran en decenas de miles, y su proceso se convierte en un interminable aquelarre, y las cosas trascurren de tal forma en Irak que no sería totalmente imposible que volviera un día al poder... ¿Por qué no se le ha fusilado ya?

El segundo dictador al que me refiero es el presidente iraní, Ahmadineyad, el más peligroso de todos en la actualidad, que, siguiendo las enseñanzas de sus dos maestros, Hitler y Jomeini, se mofa descaradamente del mundo entero, de la ONU, de la UE, y se dota sin remilgos de armas nucleares, mientras se discute si nuclear civil o no. Además, se permite el lujo de organizar concursos de caricaturas antisemitas y conferencias internacionales para "demostrar" que el Holocausto sólo es una gigantesca estafa judía, puesto que jamás existió. Y no sólo promete borrar Israel del mapa, sino que a través de Hamás y Hezbolá le ataca, con la colaboración de Siria. Y las chancillerías occidentales, los políticos, los medios, y hasta el cretino de James Baker, si bien le consideran "mal educado", afirman en su mayoría que es un factor de estabilidad o, en todo caso, una potencia con la que es necesario "negociar".

Ante esos dos monstruos, Pinochet, en comparación, me resulta casi humano, y el futuro me parece más negro que en 1939. No he hablado de la dictadura de Franco. Para otra vez será. No corre prisa. Ha muerto. ...

Sinceramente vergonzoso el articulo
Cuanto es el numero de muertos para una dictadura buena? diez? mil? cienmil?

Por que los dictadores de derecha son mejores de las izquierda o vicerversa?

Pq con la escusa de liberar de "comunismo" vale cualquier cosa, el tiro en la nuca,la tortura de genitales ...o cualquier burrada que se nos ocurra.
pq la izquierda no juzga con la misma dureza a Fidel.

Por que co.jones somos todos tan hipocritas?
Señor Semprum diga en lato conmigo "Fuera los asesinos sean de color que sean"Fideles y Augustos.
Fuera las ideologias por las que bajo su nombre no somos de pensar y si capaces de mentir y matar!

335 true, día 19 de Diciembre de 2006 a las 14:54
331
acierrtas bastante en lo que dices.
No obstante yo no me atrveria a decir "canalla" alguien que no piensa igual que yo,tu si?
336 Königin der Nacht, día 19 de Diciembre de 2006 a las 14:55
Naturalmente, el #333 de las 14:51, no soy yo. Es una Mosca de la izMierda, que muestra una vez más su falta de Urbanidad.


337 ecologistas en accion, día 19 de Diciembre de 2006 a las 14:58
Ecologistas en Acción, organización que viene desarrollando campañas por el reconocimiento de los derechos de los animales y contra las corridas de toros, felicita a la amplia mayoría de la sociedad española por mostrarse, cada día que pasa, menos interesada en las corridas de toros. Solo el 7,4% de los españoles siguen estando muy interesados en la injustamente llamada “Fiesta Nacional”.

Según el sondeo realizado por Gallup, el 72,1% de la población en España afirma no tener ningún interés por los espectáculos taurinos. Este desinterés lo demuestran sobre todo las mujeres, con un 78,5%, y las personas con edades comprendidas entre 15 y 24 años, 81,7%.

Por el contrario, el 26,7% de las personas encuestadas afirman estar interesadas por las corridas de toros, de las cuales, el 19,3% afirma estar “algo” interesada frente al 7,4% que manifiesta interesarlo “mucho”. El perfil de los aficionados es en su mayoría masculino.

Desde el punto de vista de la evolución histórica, la encuesta continuada de Gallup permite reflejar que el interés por las corridas de toros mantiene la tendencia a la baja, ya que en 1993 el estudio reflejó un 38% de interés, en 1999 se situaba en el 32%, en el 2002 la afición era del 31% y actualmente se encuentra en el 26,7%.

Por regiones de residencia, existe mayor interés por las corridas de toros en el Norte, con un 32,1% de interesados, el Este que abarca el litoral valenciano con un 31,7%, el Centro y el Sur con un 28,8% y un 27,4% respectivamente. La región con menor interés entre la población es el Noreste con un 19,3%.

Ecologistas en Acción considera que este sondeo sobre la popularidad del toreo demuestra el constante y generalizado incremento de los españoles que se oponen a las corridas de toros. Mientras que en 1971 al 22% de los entrevistados estaban muy interesados en los toros, y el 42% no estaba nada interesado, en 2006 los aficionados, es decir los muy interesados a estas corridas, han descendido al 7’4%, mientras que los nada interesados han ascendido al 72’1%. Especialmente interesante son los resultados de los encuestados con edades comprendidas entre los 15 y los 24 años de edad, ya que el 81’7% se manifiesta nada interesado en estas actividades.

Ecologistas en Acción espera que las administraciones públicas y las formaciones políticas tomen nota de esta situación y dejen de financiar con dinero público las corridas de toros, que en su mayoría son deficitarias, e incluyan en sus programas electorales para las próximas elecciones autonómicas la prohibición de las corridas de toros, basadas en el maltrato de los animales y el desprecio de sus derechos.

Además, Ecologistas en Acción considera que ante el masivo rechazo a las corridas de toros por la sociedad española se debería retirar inmediatamente el titulo de “Fiesta Nacional” a las corridas de toros, ya que solo el 7,4% de los españoles son aficionados y el 72,1% están en contra de esta salvaje “fiesta”.

Campaña de Ecologistas en Acción contra las corridas de toros

Mas
338 juan, día 19 de Diciembre de 2006 a las 14:59
Es bastante triste que esta gente se atreva a decir vivas a Pinochet. Y es curioso cómo se autodenominan "liberales" al mismo tiempo.
339 Soren73, día 19 de Diciembre de 2006 a las 15:00
319 - RAJ,

Bueno, ¿tan grave le parece necesitar suscripción? Yo estoy suscrito a Libertad Digital (y me refiero a suscripción en el sentidod e dar de alta el e-mail; no de pagar una cuota; y con elplural.com ocurre lo mismo). Dese cuenta que puede utilizar una cuenta gratuita.

309 y 320 - RAJ,

Desde luego que lo ideal sería eso. Pero item más, una sociedad perfecta no existiría. Es decir, si todo fuese perfecto, no habría necesidad de sociedad. Una sociedad se constituye para protegerse de amenazas. El tema es hasta qué punto damos poder al que tiene el monopolio de la violencia (el Estado) para ejercerla contra los miembros de la sociedad. la pena de muerte es el summum de las concesiones. Le estamos dando el derecho para decidir sobre la vida y la muerte. Y francamente, soy contrario. De todas todas. Lo de los problemas y soluciones; pues paar eso está el Parlamento. Son ellos los que legislan y los que tienen que dar las soluciones.

Por ende, efectivamente, se puede dar el caso de individuos que por problemas sociopatológicos (o lo que sea) decidan que es mejor estar contra la sociedad que en ella. ¿Es ello razón para privarles de la vida? No. ¿Y razón paar privarles de la libertad? Pues ahí por ejemplo ya podemos entrar en un punto de discusión. En principio no estoy a favor de las penas a perpetuidad. Pero es algo en lo que sí que puedo discutir sin problemas. Porque, por ejemplo, ¿qué delitos admitirían la pena de muerte como castigo?
340 true, día 19 de Diciembre de 2006 a las 15:02
336 Reina de la Noche.

Cree mas en las personas y no en las idelogias.
341 Pregunta, día 19 de Diciembre de 2006 a las 15:04
La persona que escribe bajo el nick "Reina de la noche", ¿es hombre o mujer?
342 Aristóteles, maestro de Alejandro, día 19 de Diciembre de 2006 a las 15:06
Pena de Muerte.

Si al secuestrador principal, asesino y posible violador de Anabel Segura le hubiesen cortado las alas tras su primera condena por asesinato. Una persona perfectamente válida (Anabel) seguiría viva hoy.

Al no cortarle la cabeza, se cortó en su lugar la cabeza de Anabel Segura. Quien es contrario a la pena de muerte para los asesinos, está a favor de la pena de muerte para los inocentes.

¿Modos de cortar cabezas? La Revolución francesa sugirió la guillotina, como muy humano modo de cortar cabezas. Ya sabemos: Liberté, Egalité et Fraternité: Guillotinée.


343 Lástima, día 19 de Diciembre de 2006 a las 15:09
Es una lástima observar que hay tantos asesinos defensores de la pena de muerte. Es una verdadera lástima.

Parece que hay mucha gente dispuesta a erigirse cual divinidad presta a decidir quién merece la vida y quién la muerte. Y seguramente serán contrarios al aborto y a la eutanasia. Gran hipocresía veo yo.
344 Soren73, día 19 de Diciembre de 2006 a las 15:10
Königin der Nacht, (¿o quizás Reina de la Noche, como bien ha dicho true?)

En un principio, te leía los posts y el nick y pensaba que estabas de guasa; pero después de ver el post en el que pones:
"¿Hay dudas? Pídanle a raimondo, asturiano, soren73, que escriban:
¡Arriba España!"

Me tienes despistado. ¿A qué juegas?
345 Soren73, día 19 de Diciembre de 2006 a las 15:16
De http://findesemana.libertaddigital.com/articulo.ph...

"Emilio Muñoz Wadix, transportista de 28 años, casado, con cuatro hijos, es el hombre que ha secuestrado a Anabel. Son las tres menos diez de la tarde. Al volante de la furgoneta que rueda hacia la carretera de Burgos va Cándido Ortiz Aón, el Candi, fontanero de 35 años, casado y con dos hijos. Si no hubieran participado en este delito innoble, se diría que son dos personas completamente normales. Emilio es el "cerebro" del "golpe"; el Candi, un hombre con escasa voluntad y ademanes educados que se deja arrastrar en calidad de compinche.

En la parte de atrás de la furgoneta, Emilio sujeta y violenta a Anabel para obtener información sobre los bienes de la familia de ésta. Ha prometido a el Candi que aquello será coser y cantar: de inmediato cobrarán un suculento rescate, con el que podrán olvidarse para siempre de sus problemas económicos. Piensa que incluso pueden cobrar la extorsión ese mismo lunes."

Aristóteles, ¿son ésas tus conclusiones?
"Quien es contrario a la pena de muerte para los asesinos, está a favor de la pena de muerte para los inocentes."
¿Todo es blanco o negro? ¿O conmigo o contra mí?
346 juan, día 19 de Diciembre de 2006 a las 15:18
Está claro, esta gente son así, si no eres como ellos no mereces vivir, y Aristóteles no es más que un ejemplo.
347 coral, día 19 de Diciembre de 2006 a las 15:21
recomiendo la lectura del 334
muy bueno y clarificador el cometario final.
348 RAJ, día 19 de Diciembre de 2006 a las 15:23
La negación de todos los instintos animales del hombre, como pretendiendo elevarse por encima de esa sustancia, personalmente, me parece una necedad y solo Dios sabe, si no, una insensatez. Sin corridas de toros, ¿para qué esos animales?, ya se que esta cuestión no les vale, pero viene a ser una incongruencia como la implantación, por intención de lástima, de osos, extinguidos ya (¿por sobre caza?), en los Pirineos. Absurdo. Querer que se conserve todo, es negar el movimiento en el que se encuentra la totalidad, por que la quietud es la muerte.
También a mí, me han suplantado, no se cuantos post., y tienes razón g.d.h., “... suplantarme supone un reconocimiento y un honor que no merezco. Y un considerable esfuerzo por tu parte, imagino que no debe de ser facil. ...”, ni aunque lo sea, será bastante para molestarme la siesta. Me voy a dormir.
349 Pio Mea, perro fascista, día 19 de Diciembre de 2006 a las 15:23
La escoria fascista se queja de esta patraña de Ley de Memoria Historica que no es mas que una ley de punto y final con pequeñas reparaciones a las victimas de Franco, cuando lo que se deberia hacer es encarcelar a todos los criminales franquistas que siguen vivos y depurar la administracion de todos los filo-fascistas que padece este pais
350 Aristóteles, maestro de Alejandro, día 19 de Diciembre de 2006 a las 15:24
Pena de Muerte.

¿Modos de cortar cabezas? La Revolución francesa sugirió la guillotina, como muy humano modo de cortar cabezas. Ya sabemos: Liberté, Egalité et Fraternité: Guillotinée. Un método infalible, aunque sucio, y con dispersión de piezas.

El Socialismo propone en cambio matar sin medida y sin tasa, y de cualquier manera. El Socialismo, tanto el Socialismo Internacionalista (Stalin, Largo Caballero, Prieto, Pablo Iglesias, Mao, Pol-Pot), como el Socialismo Nacionalista (Hitler), han rivalizado en métodos “innovadores” e “ingeniosos” de matar. Recordemos el Zyklon-B y el Polonio 210; los Gulag y los KZL.

El Socialismo Vasco, por medio de los “buenos chicos” de Arzallus, se dedica a matar por medio de bombas, y otros. Método ineficaz, sucio, y con dispersión de piezas.

El Socialismo “Andaluz”, por medio de los mercenarios de GAL, se dedica a matar por cualquier medio, a personas... de las que el 80% no eran de la ETA. Método ineficaz, sucio, y plagado de mentiras y traiciones. “Amedo, González no paga sicarios”



« 1 2 3 4 5 6 7 8 9 10 11 12 13 14 »

En formato RSS© Copyright Libertad Digital SA. Juan Esplandiu 13, 28007 Madrid.
Tel: 91 409 4766 - Fax: 91 409 4899