Pío Moa

« ¿Viven los hijos mejor que los padres? | Principal | Dificultad de la discusión racional y tortura en el franquismo »

El himno más traducido

4 de Noviembre de 2008 - 07:05:40 - Pío Moa

Compartir:
Menéame Tuenti

De Años de hierro:

"Se provocaría la muerte de millones de rusos y ucranianos, vaciando gran parte del país para facilitar la colonización germana. Otros muchos serían reducidos a una práctica esclavitud. 

Tales fines derivaban con bastante lógica de la articulación nietzscheana y darwinista (o spenceriana) del pensamiento nazi. La vida, y la humanidad como parte de ella, evolucionaba a través de una implacable lucha, gracias a la cual triunfaban los más aptos. Por ello la ética cristiana y su compasión no pasaban de superchería decadente, anticientífica, que perpetuaría lo inferior y enfermizo, lo destinado por la naturaleza a perecer en pro de formas de vida más altas*. Los arios germanos podían proclamarse la mejor raza de la humanidad, como probarían sus logros culturales y hasta sus dones físicos. La cultura alemana había alcanzando tal esplendor en la ciencia, el arte, la empresa económica, etc., que reclamaba su derecho a imponerse sobre culturas y pueblos inferiores, afirmando un progreso hacia cotas superiores todavía. Los alemanes (y sus semejantes holandeses, escandinavos o ingleses), en tanto que "raza superior", "pueblo de señores", debían rechazar las éticas retrógradas. La propia guerra, expresión histórica de la lucha por la vida, debía dar la prueba definitiva de su superioridad (...)

En cuanto a las creencias cristianas, mayoritarias en Alemania, el nazismo mantenía una tolerancia oportunista. Salvo algunas persecuciones al clero católico, evitó el choque, pero socavó sin tregua las bases de las iglesias y les arrebató la educación de la juventud, pues el fondo del ideal nazi consistía en un ateísmo de pretensiones científicas, no tan alejado del soviético. Al mismo tiempo difundió, sobre todo a través del SS, una especie de neopaganismo inspirado en la extraña mitología nórtica, única en que los dioses y los héroes terminan sucumbiendo en su lucha contra las fuerzas del mal. El heroísmo en ese combate, de tinte nihilista por abocado a la derrota, quedaría como el valor supremo y justificador paradójico de la vida. 

http://www.youtube.com/watch?v=2lhxf6ygz0c&feature=related

(Es probablemente la canción militar alemana más conocida, traducida a muchos idiomas, incluso al latín. Procede de principios del siglo XIX)



* Darwin creía que la selección dentro de la sociedad operaba de modo contrario a como lo hacía en la naturaleza, generando una ética de defensa del débil, etc. Pero su intento de fundar en la ciencia esa ética no religiosa es poco concluyente, y el darwinismo ha inspirado teorías sociales contradictorias.

------------------------------------------------

Gloriosa oposición antifranquista:

http://www.heterodoxias.net/ ABC y sus lectores

http://blogs.periodistadigital.com/bokabulario.php/2008/11/03/tener-pasado-de-izquierdas-es-como-tener

-----------------------------------------------

Hoy, en El economista:

Galicia y Galiza

Los talibanillos del BNG han expulsado del Parlamento gallego, convertido por ellos y los socialistas en charlamento, a un diputado del PP, diputado que, cosa rara en un partido tan cantamañanas, se negaba a emplear el feo vocablo Galiza, tan parecido a Paliza  que quieren imponer los separatistas sobre el eufónico Galicia, como siempre hemos llamado los gallegos a nuestra región.

Quizá la cosa no sea tan grave como la de Euzkadi, otro palabro inventado por un orate y además en un vascuence errado, que convierte a los vascos en vegetales. Pero no existía en ese idioma una palabra para designar a las tres Provincias Vascongadas más lo que quisieran añadir los secesionistas (Euscalerría tenía ciertos problemas), así que se inventó el término, luego transformado en Euskadi, sin que el cambio mejorase el desaguisado.

Al parecer, Galiza se empleó ocasionalmente en la edad media, posiblemente por una mala transcripción fonética, pues el término proviene de Gallaecia, como llamaron los romanos a un territorio más extenso que la Galicia actual. El hecho es que nunca los gallegos emplearon, que se sepa, el cacofónico palabro. Este lo reinventaron, por puro afán de particularismo, los nacionalistas –por entonces no abiertamente separatistas, dentro de la confusión habitual, pues el nacionalismo implica separatismo– de principios del siglo XX. O quizá lo sacó Castelao, da igual, a decir verdad, pues bobadas semejantes no merecen mayor atención, fuera de constatar el pésimo gusto, la negación de la historia real y el afán despótico de estos individuos por imponer sus fantasmadas.

Hay, en efecto, varios rasgos que caracterizan a los nacionalistas-separatistas, sean de Galicia, de Vascongadas, Andalucía, Canarias, Cataluña o Baleares: su carácter antidemocrático, su falseamiento de la historia, su rencor ignorante y su estética chabacana y hortera. Galiza,  manda carallo.

-----------------------------------------------------------

"Durante largo tiempo, las posibilidades de España frente a Al Ándalus fueron casi nulas, dada la desproporción material. El territorio del norte era el más atrasado y menos civilizado de la península, mucho menos extenso y poblado que el del centro y sur, y el más pobre, debido a la aspereza del suelo y el alejamiento de las vías de comercio. Esa aspereza y pobreza habían ayudado a sus naturales a resistir a los godos, pero nunca les habían permitido realizar otra cosa que incursiones depredatorias de corto radio. Si de pronto lograron crear una verdadera estructura política con un objetivo de vasto alcance como continuadores del reino hispano-godo, al que tanto habían combatido, y de desarrollar un arte y literatura propias, solo pudo deberse a la afluencia de godos, mozárabes y clérigos huidos del sur. La común oposición al islam impulsó la elevación cultural de los pueblos del Cantábrico, su completa cristianización e identificación con los ideales propuestos. La Crónica mozárabe, escrita en territorio andalusí, habla ya de "pérdida de España" y "reconquista" en fecha tan temprana como 754, y con seguridad recogía ideas previas y extendidas. Ese ideal permitiría al núcleo de Asturias sostenerse y crecer pese a su penuria inicial. La pronta incorporación de Galicia más el traslado al norte de las gentes del valle del Duero, aumentarían sustancialmente la población y con ella el vigor defensivo. Si bien plantearan serios retos económicos, resueltos progresivamente con la posterior repoblación del semiabandonado valle del Duero y otras comarcas poco a poco recobradas. 

Al comenzar el siglo IX había que agregar al ya veterano reino de Asturias los comienzos de la Marca Hispánica, conquistada por los francos a lo largo de los Pirineos, que durante ese siglo permanecería poso activa. Había, por así decir, la España del Cantábrico, bastante homogénea, y la del Pirineo, más diversa. En conjunto ocupaban un quinto de la península, y Al Ándalus el resto.

Eran dos naciones y dos mundos. España se identificaba en lo religioso con el cristianismo y en lo político con la continuidad del reino hispano-godo. Sus diferencias abarcaban todos los terrenos sociales, aunque habría, lógicamente, préstamos mutuos. Las diferencias religiosas ya fueron mencionadas; sus consecuencias políticas tenían la mayor relevancia: una mayor diferenciación entre política y religión, un concepto de la libertad personal que originaría en los reinos cristianos gobiernos más representativos, menor extensión de la esclavitud, concepciones muy diferentes del derecho, mayor autonomía de la mujer, monogamia estricta, ausencia de la circuncisión... hasta la gastronomía del cerdo y del vino, ambos prohibidos por el islam, aunque en Al Ándalus permaneciera en alguna medida la afición etílica, heredada del pasado.

La cultura andalusí, entonces naciente, era islámica y su idioma dominante y cada vez más extendido, el árabe; se beneficiaba de los aportes técnicos y, en general, culturales que circulaban por el mundo islámico desde las lejana India o China, países remotos y desconocidos en Europa, y del sustrato cultural hispano; sobre esas bases desplegaría, sobre todo a partir de Abderramán II, unas formas de vida refinadas en las capas altas de la sociedad. Al Ándalus incluía territorios y recursos materiales y demográficos muy superiores a los de la renaciente España.    

Las diferencias se extendían a la composición étnica. En Al Ándalus abundaban, aun muy lejos de ser mayoría, magrebíes y oriundos de Oriente próximo, en posiciones dominantes, así como judíos y una considerable masa esclava traída del África negra y de Europa del este (eslavos). La mayoritaria población autóctona se dividía entre cristianos o mozárabes, e islamizados o muladíes. Al principio los cristianos eran la inmensa mayoría, pero los muladíes crecerían hasta formar el grueso de la población dos o tres siglos después de Guadalete. El carácter levantisco de los muladíes lo compartían los magrebíes o beréberes y los árabes. En España, el conjunto de ellos, salvo los mozárabes, recibió el el término "moros". La palabra designaba desde tiempos de Roma a los habitantes de las Mauritanias, es decir, del Magreb, pero en la edad media se utilizaría para llamar, sin distinción, a los musulmanes, ya fueran muladíes (esto es, antiguos cristianos hispanos que perdían su condición al convertirse al islam), los propiamente moros, es decir, beréberes o magrebíes, y los árabes y sirios, muy alejados de los magrebíes por origen étnico, geográfico y cultural.

Tan variada composición social, cultural y religiosa, hizo de la guerra civil, más o menos extensa, un fenómeno permanente, que impidió a Córdoba sacar pleno fruto de su enorme superioridad material sobre los españoles. Esa inestabilidad interna causó otro fenómeno importante: los emires y luego los califas cordobeses, recelosos de sus súbditos, crearían ejércitos compuestos por mercenarios extranjeros y por esclavos, separados de la población poco amiga de ellos y leales solo al gobernante.

En contraste, el reino de Oviedo y los demás núcleos cristianos del norte mostraban mayor homogeneidad étnica y religiosa, y por tanto mayor cohesión (no sin frecuentes querellas internas, desde luego). Esa cohesión les permitía sacar mejor partido de su poder político y militar, pese a su debilidad material. La lucha contra el islam y la afluencia de mozárabes del sur decidió, como quedó indicado, la total cristianización de los pueblos de la cornisa cantábrica y la completa pérdida de sus lenguas ancestrales, si acaso estas persistían después de Roma. Permaneció solo el vascuence, si bien conforme los vascos se civilizaban harían del latín y el romance sus lenguas de cultura.

Se ha discutido a veces sobre la diversa actitud política implicada en los conceptos de España y Al Ándalus. La derivación lógica de la idea de España sería reconquista del reino anterior a la invasión, mientras que Al-Ándalus tendría un contenido más pasivo, referido a la parte controlada por los musulmanes en cada momento. No parece ello muy probable. En su primera ofensiva, los islámicos habían ocupado toda la península y parte de Francia, y si poco a poco renunciaron a mantener y ampliar sus posesiones solo se debió a su impotencia ante la tenaz oposición de los reinos hispanos y a su propia inestabilidad interna. Aun así, los estados cristianos españoles permanecerían durante siglos en muy grave peligro. 

Comentarios (145)

« 1 2 3 »

1 bacon, día 4 de Noviembre de 2008 a las 08:32
Curiosamente, la persecución anticatólica en Alemania nace con la nación bajo Bismarck, quien entre otras cosas, llevó a cabo la clásica expusión de los jesuítas. Durante un tiempo, las medidas anticatólicas fueron similares a las que habría de implantar la república en España, si bien posteriormente el canciller las suavizaría.
Estas medidas se implantaron, como siempre, con la supuesta intención de modernizar el país y en nombre del ¡liberalismo!. En realidad, la resistencia de la iglesia a algunas pretensiones del canciller pudo tener más importancia.
2 bacon, día 4 de Noviembre de 2008 a las 08:41
3 manuelp, día 4 de Noviembre de 2008 a las 09:04
Creo que como conocida, esta otra cancion militar alemana, es más conocida que "Yo tenia un camarada".

http://es.youtube.com/watch?v=bUsePoATbrU

4 jflp, día 4 de Noviembre de 2008 a las 09:09
Pio:

Hace varios días escribías:
"Ejemplo de perversión del lenguaje típicamente proetarra: " Melitón Manzanas fue responsable de la tortura de centenares de vascos durante el régimen franquista" ¿Vascos? ¿O terroristas y comunistas? ¿Y cómo sabe lo de las torturas? Los comunistas y terroristas acusaban a los policías franquistas, sin distinción, de "torturadores", y no había por entonces tales cientos de "vascos" de ese tipo."

Te recuerdo lo que tu señalas tantas veces, hay que hacer la Historia SIN apasionamiento, de manera fría, contrastando fuentes y tomando con pinzas la propaganda.

Efectivamente los comunistas y terroristas acusaban a los policías franquistas de torturadores. Y hoy los etarras siguen haciendolo.

Hay maneras de saber si esto es cierto o no y es buscando fuentes "contaminadas lo menos posible" y que den detalles,

Un drama que tenemos los antinaZionalistas (¿porqué no escribes nazionalistas con Z, por aquello de cabrearles, que les sienta muy mal?) es que muchos de los mejores han muerto jóvenes. Gregorio Ordoñez (¡que bien supieron contra quien ir!), Antonio Herrero, el hijo de Lara (capaz de cumplir las amenazas de su padre de llevarse Planeta a Madrid), Encarna Sanchez y otros más.

Entre estos muertos prematuros está uno de los mejores intelectuales vascos en los dos idiomas, Mario Onaindía. Su trayectoria es conocida, de ETA a liderar intelectualmente las posiciones no nazionalistas en el PSE-PSOE.

Próximo a morir, quizá ya enfermo de cáncer, empezó sus memorias. En el primer tomo, explica CON TODO DETALLE las torturas que sufrió. Estamos hablando de una persona que estaba ya en el top 10 de los ejecutables por ETA y que obviamente a esas alturas no tenía porqué inventarse nada.

Por tanto si en 1969 la politico-social torturaba a base de bien en Vizcaya podemos estar seguros que en Guipuzcoa no era la situación diferente.

Para que no quede dudas en 1988 con ocasión de la muerte de Pardines en Ya se entrevistó a policías que trabajaban en la lucha contra ETA en aquellos años. Los medios eran más que ridículos. Eran cutres hasta el esperpento. En estas condiciones, con ministros como aquellos que daban puñetazos en la mesa y pedían el como sea, la postura de la policía no podía, si querían resultados inmediatos (lo que siempre exigía Madrid), que las detenciones indiscriminadas y el uso de las torturas para arrancar confesiones.

Felix Novales, expulsado de GRAPO, en Tazón de Hierro, también cuenta su detención en 1980 y narra las salvajes torturas sufridas. Curiosamente cuando un Comisario de San Sebastián en sus memorias "Yo maté a un etarra", narra el periodo de esos años titula el capítulo "la época del Tantun", porque esta era la marca de una crema que se aplicaba para disimular los golpes.

La realidad es la que es y hay que asumirla, porque se empieza tapando y justificando la basura y al final te vuelan 4 trenes. Además negar lo evidente, te impide ver otros ángulos del problema

¿que más da que Manzanas fuera torturador, cuando ETA se ha inflado a decir que ellos luchan EXCLUSIVAMENTE por la independencia y que no afecta ningún otro factor? Si Manzanas hubiera sido muy cuidadoso también se lo hubieran cargado porque era blanco fácil.

El tema del uso de la tortura SOLO tiene que preocuparnos a NOSOTROS, porque la tortura se usó y quizá se ha usado en el 11M, para tapar incompetencias, mentiras, faltas de profesionalidad, carencia de medios. Al fin y al cabo era muy comodo en tiempos del franquismo y primera democracia arrancar confesiones y sin más curro lograr condenas de jueces prácticos.

Desde mediados de los 80, con Barrionuevo y la actuacion de jueces en la AN y TS, la mejora ha sido espectacular. La profesionalidad en la lucha contra ETA ha aumentado y se buscan pruebas para condenar independientemente de las declaraciones de los inculpados.

Por no querer ver estas cosas y practicar la cerrazón no se ha denunciado como toda la instrucción y enjuiciamiento del 11M en la España de ZP, no ha sido más que un regreso a los vicios del tardofranquismo, con sus secuelas de abusos, falsificaciones de pruebas, detenciones indiscriminadas incluyendo familiares, etc.

Pero que se le va a hacer. Los mejores de los nuestros no terminan de entender que cuando se tiene la verdad en las manos, no valen atajos y posturas fáciles. Hay que ser rigurosos, caiga quien caiga, porque los presupuestos de los que se parte son los verdaderos y al final siempre saldrán fortalicidos.
cc3
5 bacon, día 4 de Noviembre de 2008 a las 09:19
manuelp
aquí está la versión española
"Cuando vuelva a España
con mi división..."

http://mx.youtube.com/watch?v=wMQPSGmdjAw
6 zimmie, día 4 de Noviembre de 2008 a las 09:20
Buenasssss...

"Salvo algunas persecuciones al clero católico"

¿ Después de firmar el concordato de 1933 se persiguió al clero católico ?

"pero socavó sin tregua las bases de las iglesias y les arrebató la educación de la juventud":



"El hecho de que el Vaticano esté concluyendo un tratado con la nueva Alemania significa un reconocimiento del estado Nacionalsocialista por parte de la Iglesia Católica. Este tratado muestra a todo el mundo, clara e inequívocamente, que la afirmación de que el Nacionalsocialismo es hostil a la religión es una mentira."

—Adolfo Hitler escribiendo al Partido Nazi, 22/07/1933; de "Hitler's Pope", por John Cornwell


"Las escuelas seculares no pueden ser toleradas nunca, porque tales escuelas no tienen instrucción religiosa, y una instrucción moral general sin base religiosa está construida sobre el aire; consecuentemente, todo el entrenamiento del carácter y la religión deben derivarse de la fe... Necesitamos gente creyente."

—Adolfo Hitler, 26 de abril de 1933, en un discurso durante las negociaciones que llevaron al Concordato entre los nazis y el Vaticano


"He seguido a la Iglesia al darle al programa de nuestro partido el carácter de finalidad inalterable, como el Credo. La Iglesia nunca ha permitido que se interfiriera con el Credo. Hace mil quinientos años que fue formulado, pero cada sugerencia de que fuera corregido, cada crítica lógica o ataque sobre él, han sido rechazados. La Iglesia se ha dado cuenta de que cualquier cosa y todo puede ser cimentado sobre un documento de esta clase, sin importar cuán contradictorio o irreconciliable con él sea. Los fieles se lo tragarán entero, siempre que al razonamiento lógico no se le permita nunca tocarlo."

—Adolfo Hitler (1889-1945), dictador alemán, en "Rauschning", "La voz de la destrucción

"Estamos convencidos de que la gente necesita y requiere esta fe. Por lo tanto hemos llevado a cabo la lucha contra el movimiento ateo, y esto no sólo con unas pocas declaraciones teóricas: lo hemos aplastado."

—Adolfo Hitler, en un discurso en Berlín, 24/10/1933


"Estoy convencido de que actúo como agente de nuestro Creador. Al combatir a los judíos estoy haciendo la voluntad del Señor."

—Adolfo Hitler

"La grandeza del cristianismo no estuvo en intentar negociaciones de compromiso con otras opiniones filosóficas similares del mundo antiguo, sino en su inexorable fanatismo al predicar y pelear por su propia doctrina."

—Adolfo Hitler, "Mein Kampf", vol. 1, Cáp. 12





"Soy ahora, como antes, católico, y siempre lo seré."

—Adolfo Hitler, al general Gerhard Engel, 1941



Saludos a todos.
7 bacon, día 4 de Noviembre de 2008 a las 09:21
jflp 4
totalmente de acuerdo
esos son argumentos
8 bacon, día 4 de Noviembre de 2008 a las 09:24
zimmie 6
¡qué cachondo eres!
¡te basas en las declaraciones de Hitler!
¿una fuente fiable?
mira, acabo de descubrir que Fidel no es comunista
¿cómo?
oye lo que dice:
http://mx.youtube.com/watch?v=VNlKFt11Yxc
9 manuelp, día 4 de Noviembre de 2008 a las 09:39
# 122 zimmie del hilo anterior

Bueno,pues mañana seguimos,pero sigo diciendo que sobrevaloras su importancia militar,que no tiene nada que ver con que la república las utilizara de "carne de cañon",cosa que no te niego.

Buenas, pues si quiere seguimos, pero como ya nos vamos conociendo y no quiero trabajar en balde para que luego me despache con una frase hecha, lo condiciono a que exponga detalladamente sus argumentos usted primero.
Es decir, si su tesis es que las brigadas internacionales no fueron importantisimas fuerzas militares del ejercito popular, deberia de poder usted citarme operaciones militares de envergadura del citado ejército, dónde estas unidades no participaran.
Espero su exposición, aunque tengo que salir, ya la veré a la vuelta, si se produce.
10 zimmie, día 4 de Noviembre de 2008 a las 10:22
#9 amiguete manuelp.

No te discuto que las brigadas fueran importantes fuerzas militares del ejército republicano,ni que participaran en primera línea de fuego en muchas batallas,ni que su intervención en algunas de ellas fué decisiva,como en la batalla de Madrid o en El Jarama.

Pero tu no dices "importantes",dices "importantísimas"..y no sé,creo que las sobrevaloras bastante.

Yo creo que es obvio,que para la resistencia de la república fué infinitamente más importante el material soviético,que no las brigadas.

Si me equivoco,corrígeme,pero aunque dentro de las brigadas hubiera veteranos de la I GM,y otra gente con experiencia militar,me da la impresión que una buena parte de ellos,o la mayoría eran aventureros e idealistas sin preparación militar alguna previa.

No se pueden comparar con las tropas italianas,por ejemplo,todas ellas profesionales.

Saludos majo.
11 Aguador, día 4 de Noviembre de 2008 a las 10:23
#6

Veo que la mayor parte de las declaraciones de Hitler que se incluyen datan de 1933, cuando Hitler todavía no se había arrancado del todo la máscara y quería "causar buena impresión" (atacar a los católicos alemanes en 1933 hubiera sido un suicidio político).

Por otro lado, ahi está el libro "Die Schuld" (La Culpa), de Konrad Löw, en que se explica bien a las claras el ODIO de los nazis a los católicos. No en 1933, claro, porque como digo, en ese año todavía Hitler deseaba "causar buena impresión". Creo que el libro no está traducido al español aún, y valdría la pena que se tradujese.

Decir que la Iglesia Católica fue "condescendiente" con el nazismo sólo puede obedecer al ánimo de ensuciarla y atacarla faltando a la verdad, como vemos en estos últimos tiempos. Y para los desinformados, siempre queda la Encíclica de Pío XII Mit brennender Sorge, una condena muy dura del nazismo...

Saludos.
12 zimmie, día 4 de Noviembre de 2008 a las 10:26
#8 amiguete bacon:

No són solo "declaraciones de Hitler",son hechos:

-El régimen nazi y el vaticano formaron un concordato.

-Los únicos cristianos que fueron perseguidos colectivamente por serlo,fueron los testigos de Jehová,que al parecer le salieron a Hitler bastante respondones.

-La gran mayoría de la jerarquía católica Alemana,fué servilmente aduladora con Hitler y su régimen,hasta prácticamente el final de éste.

Seguir con el cuento de que el régimen nazi era "anti-cristiano" no se sostiene por ninguna parte.

¿ El vaticano firma concordatos con regímenes anti-cristianos ?


Saludos majo.
13 luigiber, día 4 de Noviembre de 2008 a las 10:27
zimmie,
No se puede negar que existía una elevada correlación entre catolicismo y voto nazi:
http://embajadorenelinfierno.blogspot.com/2007/07/...
Donde triunfaban los nazis los católicos eran minoría y viceversa.

Por cierto el concordato firmado entre la Santa Sede y la Alemania nazi era tan escandaloso que apenas duró hasta los setenta del siglo pasado (apenas treinta años después de la caida del nazismo).
14 Pablo1, día 4 de Noviembre de 2008 a las 10:54
zimmie:

Pregúntale a San Maximiliano Kolbe si Hitler era respetuoso con los Cristianos.
15 luigiber, día 4 de Noviembre de 2008 a las 11:03
pablo1,
no olvidemos tampoco el genocidio del clero polaco, casi el 90% de sacerdotes y obispos asesinados.

zimmie,
una muestra clarísima de lo sumiso que fue el clero católico fue por ejemplo la encíclica "Mit brennender Sorge". La URSS sí firmo pactos con los nazis (rotos por estos) (¿dónde crees que se entrenaban la Luftwafe y los tanquistas alemanes?), Francia y el Reino Unido sí contemporizaron con los nazis (en 1938, Munich ¿recuerdas?), incluso Polonia trató de sacar tajada cuando los nazis invadieron Checoslovaquia... buscas la paja en el ojo ajeno.
16 opq5, día 4 de Noviembre de 2008 a las 11:06
Parece que el majete, amiguite y demás ordinarieces al uso, esté empeñado en demostrar a pesar de su falsedad evidente, de que Hitler era católico, sin otro objetivo aparente que demonizar al catolicismo por tener entre sus fieles a tan conspicuo personaje.

En su presunta ofensiva anticatólica el zimmie y sus amigos se pasan tres pueblos, con el peligro para ellos grave de que el tiro les salga por la culata.

Están tan obsesionados con el catolicismo que en su obsesión emfermiza ya han sobrepasado la razón y la lógica y ya están en la mas pura y perversa especulación. En el fondo dan pena.
17 DeElea, día 4 de Noviembre de 2008 a las 11:10
Núremberg


Vigésimo Primer Día: Lunes, 17 de diciembre de 1945
(16 de 16)
________________________________________
[Página 45]
Creo que también se ha citado el fragmento que viene a continuación. Paso ahora a la participación del Liderazgo del Partido en la supresión de la Iglesia cristiana y la persecución del clero, y citaré algunos crímenes que servirán de ejemplo.
Las pruebas sobre la acción sistemática de los acusados y sus colaboradores en la conspiración para eliminar las iglesias cristianas de Alemania han sido presentadas anteriormente en el libro de pruebas USA "H" por el mayor Wallis, con respecto a los esfuerzos nazis dirigidos a eliminar la Iglesia cristiana. Las pruebas que se presentarán ahora se limitan a probar y señalar la responsabilidad del Liderazgo del Partido Nazi y de sus miembros por actividades ilegales contra la Iglesia cristiana y su clero.
El acusado Bormann publicó un decreto secreto dirigido a todos los Gauleiter titulado "Relación entre el Nacionalsocialismo y el Cristianismo". Es el documento D-75, creo que está al principio, Señoría. Es la prueba USA 348. En este decreto el Reichsleiter Bormann dice abiertamente que el nacionalsocialismo y el cristianismo son incompatibles y que se debe eliminar la influencia de las iglesias en Alemania. Cito los fragmentos relevantes de este decreto, comenzando por el primer párrafo, al principio de la página 3, que dice lo siguiente:
"Los conceptos nacionalsocialistas y los cristianos son irreconciliables...
Nuestra ideología nacionalsocialista es muy superior a los conceptos del cristianismo, cuyos puntos esenciales fueron tomados del judaísmo. Por esta razón, además, no necesitamos el cristianismo... Si, por lo tanto, en el futuro nuestra juventud deja de aprender este cristianismo cuyas doctrinas son muy inferiores a las nuestras, el cristianismo desaparecerá por sí solo... Se deduce del hecho de que los conceptos nacionalsocialistas y
[Página 46]
cristianos sean irreconciliables que debemos rechazar cualquier refuerzo de las confesiones existentes y cualquier ayuda a nuevas confesiones cristianas. No se ha de hacer distinción entre las diversas confesiones cristianas. Asimismo, por esta razón, se ha abandonado la idea de la creación de una Iglesia Evangélica Nacional por medio de la fusión de las distintas iglesias evangélicas, ya que la iglesia evangélica es para nosotros tan hostil como la iglesia católica. Cualquier refuerzo de la iglesia evangélica sería contraproducente para nosotros...
Por primera vez en la Historia de Alemania, el Führer tiene consciente y completamente el liderazgo del pueblo en sus manos. Con el Partido, sus componentes y unidades asociadas, el Führer ha creado para sí mismo el Liderazgo del Reich Alemán, un instrumento que le hace independiente de la iglesia. Todas las influencias que puedan perjudicar o dañar el liderazgo del pueblo ejercido por el Führer con la ayuda del NSDAP deben ser eliminadas. Se debe separar a la gente cada vez más de las iglesias y sus portavoces, los pastores. Por supuesto,las iglesias, desde su punto de vista, deben defenderse, y se defenderán, de esta pérdida de poder. Pero nunca más se debe ceder influencia en el liderazgo del pueblo a las iglesias. Se debe romper total y definitivamente esta influencia.
Sólo el Gobierno del Reich y, a través de su dirección, el Partido, sus componentes y unidades asociadas, tienen derecho a liderar al pueblo. Así como las influencias perjudiciales de astrólogos, adivinadores y otros faquires son eliminadas y suprimidas por el Estado, se debe eliminar totalmente la posibilidad de que la iglesia ejerza alguna influencia. Hasta que esto no ocurra, el liderazgo del Estado no podrá influir en los ciudadanos individuales. Hasta entonces, el pueblo y el Reich no podrán asegurar su existencia totalmente en el futuro..."
18 DeElea, día 4 de Noviembre de 2008 a las 11:11
sigue:

Presento a continuación el documento 070-PS, hacia el principio, como prueba USA 349. Es una copia de una carta de la oficina de Bormann, del 25 de abril de 1941, dirigida al acusado Rosenberg como representante del Führer para la supervisión de todo el adoctrinamiento y educación mentales e ideológicos del NSDAP. En esta carta, la oficina de Bormann dice que se han tomado medidas para la progresiva cancelación de oraciones matutinas y otros servicios religiosos, y su sustitución por máximas y lemas nazis. Cito el primer párrafo del documento 070-PS:
"Estamos induciendo a las escuelas cada vez más a que reduzcan y anulen los servicios religiosos matutinos. Asimismo, las oraciones confesionales y generales han sido ya sustituidas en varias partes del Reich por lemas nacionalsocialistas. Me agradaría conocer su opinión sobre un futuro servicio matutino nacionalsocialista que sustituya a los servicios confesionales matutinos actuales que se suelen celebrar una vez a la semana..."
En una carta del Reichsleiter Bormann al Reichsleiter Rosenberg del 22 de febrero de 1940, documento 098-PS, que presento como prueba USA 350, Bormann le declara a Rosenberg que la religión cristiana y el nacionalsocialismo son incompatibles. Bormann cita, como ejemplos de...
[Página 47]
EL PRESIDENTE: ¿Podría darnos los números de los documentos?
CORONEL STOREY: Le ruego me disculpe, Señoría.
EL PRESIDENTE: Es el 098-PS.
CORONEL STOREY: Documento 098-PS.
EL PRESIDENTE: El que usted mencionó antes era el 070-PS.
CORONEL STOREY: Sí, 070-PS.
EL PRESIDENTE: Antes de ese, el D-75.
CORONEL STOREY: Correcto. Con la venia de Su Señoría, en lugar de citar todo el documento, lo resumiré: divergencias entre el nazismo y las iglesias; actitud de éstas últimas en la cuestión racial; celibato de los sacerdotes; monasterios, etc. Bormann dice además que no se podía subyugar a las iglesias por medio de compromisos, sino tan sólo a través de una nueva filosofía de vida como la profetizada en los escritos de Rosenberg. Bormann propone la creación de un catecismo nacionalsocialista para poder dar a esa parte de la juventud alemana que tiende a practicar una religión confesional una base moral, y para crear un sustrato para las doctrinas nacionalsocialistas, que deben suplantar gradualmente a las religiones cristianas. Bormann sugiere que algunos de los Diez Mandamientos se podrían incorporar al catecismo nacionalsocialista y dice que se deberían añadir unos pocos mandamientos nuevos, como: "Serás valeroso; No serás cobarde; Creerás en la presencia de Dios en la Naturaleza, los animales y las plantas; Mantendrás tu sangre pura", etc. Concluye que considera el problema tan importante que se debería analizar con los miembros del Directorio del Reich lo antes posible.
Y ahora una cita del quinto párrafo de la primera página de esa traducción:
"El cristianismo y el nacionalsocialismo son fenómenos que se originaron de causas básicas totalmente diferentes. Ambos difieren fundamentalmente de una forma tan fuerte que no será posible construir unas enseñanzas cristianas que sean totalmente compatibles con el punto de vista de la ideología nacionalsocialista; así como las comunidades de fe cristiana nunca podrían apoyar la ideología del nacionalsocialismo en su totalidad..."
Cito ahora del último párrafo en la página 5 de ese documento:
"El adjunto al Führer considera necesario que todas estas cuestiones sean discutidas a fondo en un futuro cercano en presencia de los Líderes del Reich (Reichsleiter) que se vean especialmente afectados por ellas..."
Presento ahora como prueba el documento 107-PS.
EL PRESIDENTE: ¿Está dando a entender que estos Blockleiter estuvieron en esa discusión?
CORONEL STOREY: Señoría, en relación a las directrices políticas, la seguridad de la secta va de arriba a abajo, y si se aprueba una política, puede haber una directriz que es enviada a los Blockleiter. Él va a discutirlo con los Reichsleiter, que son los Directores del Partido y asumo que, si los Directores del Partido lo adoptan como una política, publicarán una directriz adecuada para los otros miembros subordinados. El Sr. Lambert ha sugerido también que no sería posible discutir esta cuestión con todo el Liderazgo del Partido y por tanto, lo discutieron sólo los Directores del Partido.
[Página 48]
EL TRIBUNAL (SR. BIDDLE): ¿Demuestra eso que lo discutió con los Directores?
CORONEL STOREY: No, Señoría, no se puede deducir eso, pero demuestra que fue un tema de discusión del Comité de Dirección del Partido Nazi.
EL PRESIDENTE: Sí, pero la cuestión es, ¿quiénes son los Directores?
CORONEL STOREY: Cinco o seis de ellos se sientan aquí, de un total de 16.
EL PRESIDENTE: Sí, pero pensé que nos estaba pidiendo que declaráramos a toda la organización, hasta el nivel de los Blockleiter, como una organización criminal.
CORONEL STOREY: Es cierto, Señoría, pero esto es sólo una prueba, un ejemplo de la criminalidad de la organización, y no podemos probar en todo momento que todos sabían todo. Estamos tratando de seleccionar diferentes delitos y diferentes crímenes que fueron cometidos por el Partido.
Documento 107-PS, prueba USA 351, es una carta circular, del 17 de junio de 1938, dirigiada por el acusado Bormann como Reichsleiter y Adjunto al Führer, a todos los Reichsleiter y Gauleiter. La carta de Bormann incluye una copia de reglas, elaboradas por el Reichsleiter Hierl, que fijan ciertas regulaciones restrictivas con respecto a la particupación del Servicio de Trabajo del Reich en celebraciones religiosas. Cito secciones pertinentes de las instrucciones dadas por el Reichsleiter Hierl, comenzando por el primer párrafo, la lista de reglas del documento 107-PS, en la página 1 de la traducción al inglés:
"El Servicio de Trabajo del Reich es una escuela de entrenamiento en la que la juventud alemana debería ser educada en la unidad nacional, según el espíritu del nacionalsocialismo...
Las creencias religiosas de una persona no son un factor decisivo, pero es decisivo que primero de todo, esa persona se sienta alemana.
Se prohibe toda práctica religiosa en el Servicio de Trabajo del Reich, ya que altera la armonía y la camaradería de todos los trabajadores y trabajadoras.
Por tanto, no es posible la participación del Servicio de Trabajo del Reich en celebraciones religiosas".
19 DeElea, día 4 de Noviembre de 2008 a las 11:12

sigue:

Presento a continuación el documento 070-PS, hacia el principio, como prueba USA 349. Es una copia de una carta de la oficina de Bormann, del 25 de abril de 1941, dirigida al acusado Rosenberg como representante del Führer para la supervisión de todo el adoctrinamiento y educación mentales e ideológicos del NSDAP. En esta carta, la oficina de Bormann dice que se han tomado medidas para la progresiva cancelación de oraciones matutinas y otros servicios religiosos, y su sustitución por máximas y lemas nazis. Cito el primer párrafo del documento 070-PS:
"Estamos induciendo a las escuelas cada vez más a que reduzcan y anulen los servicios religiosos matutinos. Asimismo, las oraciones confesionales y generales han sido ya sustituidas en varias partes del Reich por lemas nacionalsocialistas. Me agradaría conocer su opinión sobre un futuro servicio matutino nacionalsocialista que sustituya a los servicios confesionales matutinos actuales que se suelen celebrar una vez a la semana..."
En una carta del Reichsleiter Bormann al Reichsleiter Rosenberg del 22 de febrero de 1940, documento 098-PS, que presento como prueba USA 350, Bormann le declara a Rosenberg que la religión cristiana y el nacionalsocialismo son incompatibles. Bormann cita, como ejemplos de...
[Página 47]
EL PRESIDENTE: ¿Podría darnos los números de los documentos?
CORONEL STOREY: Le ruego me disculpe, Señoría.
EL PRESIDENTE: Es el 098-PS.
CORONEL STOREY: Documento 098-PS.
EL PRESIDENTE: El que usted mencionó antes era el 070-PS.
CORONEL STOREY: Sí, 070-PS.
EL PRESIDENTE: Antes de ese, el D-75.
CORONEL STOREY: Correcto. Con la venia de Su Señoría, en lugar de citar todo el documento, lo resumiré: divergencias entre el nazismo y las iglesias; actitud de éstas últimas en la cuestión racial; celibato de los sacerdotes; monasterios, etc. Bormann dice además que no se podía subyugar a las iglesias por medio de compromisos, sino tan sólo a través de una nueva filosofía de vida como la profetizada en los escritos de Rosenberg. Bormann propone la creación de un catecismo nacionalsocialista para poder dar a esa parte de la juventud alemana que tiende a practicar una religión confesional una base moral, y para crear un sustrato para las doctrinas nacionalsocialistas, que deben suplantar gradualmente a las religiones cristianas. Bormann sugiere que algunos de los Diez Mandamientos se podrían incorporar al catecismo nacionalsocialista y dice que se deberían añadir unos pocos mandamientos nuevos, como: "Serás valeroso; No serás cobarde; Creerás en la presencia de Dios en la Naturaleza, los animales y las plantas; Mantendrás tu sangre pura", etc. Concluye que considera el problema tan importante que se debería analizar con los miembros del Directorio del Reich lo antes posible.
Y ahora una cita del quinto párrafo de la primera página de esa traducción:
"El cristianismo y el nacionalsocialismo son fenómenos que se originaron de causas básicas totalmente diferentes. Ambos difieren fundamentalmente de una forma tan fuerte que no será posible construir unas enseñanzas cristianas que sean totalmente compatibles con el punto de vista de la ideología nacionalsocialista; así como las comunidades de fe cristiana nunca podrían apoyar la ideología del nacionalsocialismo en su totalidad..."
Cito ahora del último párrafo en la página 5 de ese documento:
"El adjunto al Führer considera necesario que todas estas cuestiones sean discutidas a fondo en un futuro cercano en presencia de los Líderes del Reich (Reichsleiter) que se vean especialmente afectados por ellas..."
Presento ahora como prueba el documento 107-PS.
EL PRESIDENTE: ¿Está dando a entender que estos Blockleiter estuvieron en esa discusión?
CORONEL STOREY: Señoría, en relación a las directrices políticas, la seguridad de la secta va de arriba a abajo, y si se aprueba una política, puede haber una directriz que es enviada a los Blockleiter. Él va a discutirlo con los Reichsleiter, que son los Directores del Partido y asumo que, si los Directores del Partido lo adoptan como una política, publicarán una directriz adecuada para los otros miembros subordinados. El Sr. Lambert ha sugerido también que no sería posible discutir esta cuestión con todo el Liderazgo del Partido y por tanto, lo discutieron sólo los Directores del Partido.
[Página 48]
EL TRIBUNAL (SR. BIDDLE): ¿Demuestra eso que lo discutió con los Directores?
CORONEL STOREY: No, Señoría, no se puede deducir eso, pero demuestra que fue un tema de discusión del Comité de Dirección del Partido Nazi.
EL PRESIDENTE: Sí, pero la cuestión es, ¿quiénes son los Directores?
CORONEL STOREY: Cinco o seis de ellos se sientan aquí, de un total de 16.
EL PRESIDENTE: Sí, pero pensé que nos estaba pidiendo que declaráramos a toda la organización, hasta el nivel de los Blockleiter, como una organización criminal.
CORONEL STOREY: Es cierto, Señoría, pero esto es sólo una prueba, un ejemplo de la criminalidad de la organización, y no podemos probar en todo momento que todos sabían todo. Estamos tratando de seleccionar diferentes delitos y diferentes crímenes que fueron cometidos por el Partido.
Documento 107-PS, prueba USA 351, es una carta circular, del 17 de junio de 1938, dirigiada por el acusado Bormann como Reichsleiter y Adjunto al Führer, a todos los Reichsleiter y Gauleiter. La carta de Bormann incluye una copia de reglas, elaboradas por el Reichsleiter Hierl, que fijan ciertas regulaciones restrictivas con respecto a la particupación del Servicio de Trabajo del Reich en celebraciones religiosas. Cito secciones pertinentes de las instrucciones dadas por el Reichsleiter Hierl, comenzando por el primer párrafo, la lista de reglas del documento 107-PS, en la página 1 de la traducción al inglés:
"El Servicio de Trabajo del Reich es una escuela de entrenamiento en la que la juventud alemana debería ser educada en la unidad nacional, según el espíritu del nacionalsocialismo...
Las creencias religiosas de una persona no son un factor decisivo, pero es decisivo que primero de todo, esa persona se sienta alemana.
Se prohibe toda práctica religiosa en el Servicio de Trabajo del Reich, ya que altera la armonía y la camaradería de todos los trabajadores y trabajadoras.
Por tanto, no es posible la participación del Servicio de Trabajo del Reich en celebraciones religiosas".
20 DeElea, día 4 de Noviembre de 2008 a las 11:15
el Partido. Presento el documento 840-PS como prueba USA 355, una copia de la normativa de Bormann sobre la admisión del clero y estudiantes de Teología en el Partido. Cito el último párrafo de la traducción al inglés, que dice -cito de la segunda página, hacia el final del documento:
"Decreto que en el futuro, los miembros del Partido que pasen a pertenecer al clero o que se dediquen al estudio de Teología tendrán que abandonar el Partido".
En esta directiva Bormann también hace referencia a un decreto anterior del 9 de febrero de 1939 en el que había dictaminado que se evitaría la admisión en el Partido de miembros del clero. En este decreto Bormann también habla, aprobándola, de una regulación del Tesorero del Reich del Partido del 10 de mayo de 1939, que decía "no se puede admitir en el Partido ni a clérigos ni a alemanes que estén estrechamente vinculados a la iglesia".
Presento ahora el documento 3286-PS como prueba USA 356, que contiene fragmentos de la alocución de Su Santidad el Papa Pío XII al Colegio Sacro del 2 de junio de 1945. En este discurso Su Santidad, tras declarar que había podido conocer las grandes cualidades del pueblo alemán tras haber vivido 12 años en su seno, expresó la esperanza en que Alemania "se alce hacia una nueva dignidad y una nueva vida una vez que se ha deshecho del espectro satánico invocado por el nacionalsocialismo, y cuando los culpables hayan expiado los crímenes que han cometido". Tras referirse a repetidas violaciones del Gobierno alemán del concordato firmado en 1933, Su Santidad declaró lo siguiente, y cito del último párrafo de la página 1 de la traducción al inglés del documento 3268-PS:
"La lucha contra la iglesia, de hecho, se volvió aún más dura, con la disolución de las organizaciones católicas; la supresión gradual de las florecientes escuelas católicas, tanto públicas como privadas; la separación forzosa de la juventud de la familia y la iglesia; la presión ejercida sobre la conciencia de los ciudadanos, y en especial sobre los funcionarios; la difamación sistemática, por medio de una propaganda inteligente y bien organizada, de la iglesia, el clero, los fieles, las instituciones de la iglesia, sus enseñanzas e historia; el cierre, disolucion, confiscación de casas religiosas y otras instituciones eclesiásticas; la supresión completa de la prensa y editoriales católicas...
En este tiempo, la Santa Sede multiplicó sus protestas formales contra las autoridades de Alemania, recordándoles, con un lenguaje claro y enérgico, su deber de respetar y cumplir con las obligaciones de la propia ley natural que fueron confirmadas por el concordato. En estos años críticos, uniendo la despierta vigilancia de un pastor a la gran paciencia sufriente de un padre, nuestro gran predecesor, Pío XI, llevó a cabo su trabajo como Sumo Pontífice con un coraje intrépido.
Pero cuando, después de que hubiera probado todos los medios de persuasión en vano, se vio claramente enfrentado a violaciones deliberadas de un pacto solemne, con una persecución religiosa encubierta o abierta, pero siempre rigurosamente organizada, proclamó al mundo el Domingo de Resurrección de 1937, en su encíclica 'Mit brennender Sorge' que el nacionalsocialismo realmente era: una apostasía arrogante de Jesucristo, la negación de Su doctrina y de Su obra de redención, el culto a la violencia, la idolatría de la raza y la sangre, la destrucción de la libertad humana y la dignidad...
[Página 51]
De las prisiones, campos de concentración y fortalezas están saliendo ahora, junto con los prisioneros políticos, también las masas de aquellos, clérigos o seglares, cuyo único delito fue su fidelidad a Cristo y a la fe de sus padres o el valiente cumplimiento de su trabajo como sacerdotes...
En primera línea, por el número y dureza del trato recibido, están los sacerdotes polacos. De 1940 a 1945, se encerró a 2.800 eclesiásticos polacos en ese campo; entre ellos estaba el obispo auxiliar de Wloclawek, que murió allí de tifus. En abril sólo quedaban 816, habiendo muerto todos los demás excepto dos o tres transferidos a otro campo. En el verano de 1942, 480 ministros de religión germanoparlantes fueron reunidos allí; 45 eran protestantes, todos los demás sacerdotes católicos. A pesar del ingreso continuo de nuevos internos, especialmente de las diócesis de Baviera, Renania y Wesftalia, su número, como resultado de la alta tasa de mortalidad, a comienzos de ese año no superó los 350. Y no deberíamos pasar en silencio sin mencionar a los procedentes de territorios ocupados, Holanda, Bélgica, Francia (entre ellos el obispo de Clermont), Luxemburgo, Eslovenia, Italia. Muchos de estos sacerdotes y seglares padecieron sufrimientos indescriptibles por su fe y su vocación. En un caso, el odio de los impíos contra Cristo llegó al punto de parodiar en la persona de un sacerdote preso, con alambre espino, los azotes y la corona de espinas de nuestro Redentor".
EL PRESIDENTE: Creo que es hora de levantar la sesión.
(El Tribunal se retiró hasta las 10 horas del 18 de diciembre de 1945).
21 zimmie, día 4 de Noviembre de 2008 a las 11:19
#11 amiguete aguador:

Hitler era católico,y no me vas a decir que para ingresar en el partido nazi era requisito no ser católico ni cristiano !

"Decir que la Iglesia Católica fue "condescendiente" con el nazismo sólo puede obedecer al ánimo de ensuciarla y atacarla faltando a la verdad, "

Firmar un concordato con ese régimen,me parece,como mínimo, ser "condescendiente" con él...vamos,digo yo.

Saludos majo.
22 DeElea, día 4 de Noviembre de 2008 a las 11:21
“"Soy ahora, como antes, católico, y siempre lo seré."

—Adolfo Hitler, al general Gerhard Engel, 1941”

Tiene gracia que esta declaración supuestamente tomada en directo por Engel, en su diario, resultase ser falsa pues el “diario” fue escrito años después de las fechas de la supuesta declaración. ¿Y por otro lado por que calla esto Hitler al mundo y solo se lo contó o lo contó en el manipulado diario (por no decir falso) de Engel?


En fin, Mentiras……
23 zimmie, día 4 de Noviembre de 2008 a las 11:23
#13 amiguete luigiber:

Acepto de buena fé,los datos que me das,pero insito:

¿ Eso demuestra que no hubo católicos nazis ?

¿Y en serio me dices que el concordato vaticano-nazis estubo vigente hasta los años 70?

! eso si que me parece absolutamente escandoloso !

Saludos majo.
24 DeElea, día 4 de Noviembre de 2008 a las 11:28
"No queremos más a Dios que a Alemania"
(Hitler,"Bayrischer Kurier" de 25/5/23)
25 bacon, día 4 de Noviembre de 2008 a las 11:30
zimmie,
Ahora mismo, la Iglesia católica está presente en Cuba, y tendrá firmados con el régimen los acuerdos que sea.
A veces, los anticastristas más radicales le han echado en cara a la Iglesia que debería condenar más enérgicamente el régimen.
¿Por qué no lo hace la Iglesia?.
En mi opinión: a la Iglesia le importa más lo que pueda hacer, que en Cuba es sobre todo ayudar a los necesitados, que aparentarlo, y no quiere radicalizar tanto las cosas que les expulsen de Cuba, en cuyo caso no podría hacer nada.
Algo parecido ocurrió con los nazis, la iglesia no quiso radicalizar su condena al nazismo tanto que llegasen a ser expulsados, prohibidos, perseguidos, etc; prefirió seguir haciendo lo que pudo, que fue mucho
Ni eran pro-nazis, ni son ahora pro-comunistas, aunque en Cuba tengan que adaptarse a muchas cosas.
26 bacon, día 4 de Noviembre de 2008 a las 11:34
23
"¿ Eso demuestra que no hubo católicos nazis ?"

seguro que los hubo; también hubo católicos comunistas

hay todo tipo de católicos equivocados, y católicos que cometen crímenes
¿y?

Lo que es testán diciendo es que el régimen de Hitler fue anti-católico, y ya te dije antes yo que ya era anticatólico el estado alemán bajo el nominalmente liberal régimen del Kaiser siendo Bismarck canciller, en la época en que se consigue la unidad alemana (por cierto, el antisemitismo alemán es también mucho más antiguo que Hitler).
27 DeElea, día 4 de Noviembre de 2008 a las 11:37
El odio nazi contra judíos y católicos,
documentado en un nuevo libro «La Culpa», documentada obra de Konrad Löw

ROMA, 19 diciembre 2002 (ZENIT.org).- El odio nazi por la Iglesia católica ha quedado documentado en el libro «Die Schuld» («La Culpa») que con el subtítulo: «Judíos y cristianos en la opinión de los nazis y en los tiempos presentes» acaba de publicar en Alemania Konrad Löw.

En la portada del libro, editado por «Resch Verlag» se puede leer: «Una respuesta a "Amén" y a "El Vicario"», en referencia las obras cinematográfica y teatral en las que se acusa al Papa Pío XII de haber sido demasiado condescendiente con el nazismo.

La aportación del volumen consiste en la documentación que presenta a lo largo de sus 355 páginas, 1.063 notas y una bibliografía de 331 libros.

El libro se convierte, al mismo tiempo, en una respuesta histórica a la obra de Daniel J. Goldhagen que acusa a la Iglesia de implicación en el nazismo.

Löw afronta con documentos históricos en su detalle aspectos poco conocidos hasta ahora de la política nazi, y en particular de la persecución continua y sistemática de los católicos.

El autor bávaro demuestra con aparato crítico cómo el «Zentrum», el partido católico, era apoyado y votado precisamente por los judíos. Un fenómeno que se explica por el hecho de que la Iglesia católica condenó el naciente racismo y nacionalismo con toda claridad. Por el contrario, constata, los evangélicos quedaron en gran parte fascinados por las teorías raciales.

El nombramiento de Hitler como canciller fue aplaudido por los evangélicos, recuerda Löw, mientras que los obispos católicos condenaron las teorías nazis. Por este motivo, subraya el autor, los nazis persiguieron en primer lugar a los comunistas y los judíos, pero también a los católicos.

Según la teoría nazi, dado que el cristianismo tenía sus raíces en el Antiguo Testamento, quien estaba contra los judíos debía estar por consiguiente contra la Iglesia católica.

La amplia documentación recogida por Löw documenta la ayuda a los judíos realizada por los católicos, que provocó la ira de los nazis.

El autor narra cómo los nazis invocaban «la indispensable arma del espíritu de la sangre y de la tierra contra la peste hebrea y el cristianismo».

En la parte central del libro, Löw reproduce detalladamente lo que dijeron y escribieron sobre los judíos y los católicos Adolf Hitler, Alfred Rosenberg, Joseph Goebbels, Heinrich Himmler y Martin Bormann.

En particular, Hitler quería pisotear a la Iglesia católica «como se hace con un sapo».

En el libro, se reproducen artículos y viñetas sobre católicos publicados por los periódicos «Das Schwarze Korps», órgano oficial de las SS, y «Der Stürmer», órgano racista.

En una viñeta publicada por los nazis en 1938, un judío, un sacerdote católico y un empresario capitalista tratan de detener la esvástica nazi que gira como las agujas del reloj de la historia.

En otra viñeta, publica por «Der Stürmer» en 1934, un judío, ante la imagen de Cristo en la Cruz, dice: «...le hemos matado, le hemos ridiculizado, pero somos defendidos todavía por su Iglesia...». En otra viñeta del mismo periódico, publicada en 1939, un sacerdote católico es presentado mientras estrecha dos grandes manos: una con la cruz judía, y la otra con la hoz y el martillo.

Para dar una idea de lo que los nazis pensaban de los católicos, Löw presenta un informe de las SS en el que se escribe: «Es indiscutible que la Iglesia católica en Alemania se opone decididamente a la política gubernamental de oposición al poder hebreo. Por consiguiente, realiza un trabajo de apoyo a los judíos, les ayuda a huir, utiliza todos los medios para apoyarlos en la vida cotidiana, y facilita su estancia ilegítima en el imperio del Reich. Las personas encargadas de esta tarea disfrutan de pleno apoyo del episcopado y no dudan en quitar a los alemanes, e incluso a los niños alemanes, la escasa comida para dársela a los judíos».
ZS02121902
28 DeElea, día 4 de Noviembre de 2008 a las 11:41
ROMA, 19 diciembre 2002 (ZENIT.org).- A diferencia de lo que han escrito algunos historiadores, la Santa Sede condenó públicamente y con tremenda dureza el nazismo y en particular su ideología, según lo demuestran documentos históricos.

Una de las pruebas más evidentes es la inclusión en el famoso «Índice» de libros prohibidos del Vaticano de la obra más importante de Alfred Rosenberg, el ideólogo del Partido nazi, «El mito del siglo XX».

Pero lo más significativo es que el Papa Pío XI aprobó la resolución el 9 de febrero de 1934, es decir, exactamente dos semanas después de que Hitler nombrara a Rosenberg jefe ideológico del Partido nazi. El cardenal Eugenio Pacelli, futuro Pío XII, era entonces secretario de Estado del Vaticano, es decir, brazo derecho del pontífice.

Zenit ha encontrado el documento original en latín en el que el Santo Oficio aclaraba los motivos por los que incluía al libro de Rosenberg en el «Índice».

«Este libro desprecia y rechaza completamente todos los dogmas de la Iglesia católica, e incluso los mismos fundamentos de la religión cristiana --explica el documento--. Defiende la necesidad de fundar una nueva religión y una nueva Iglesia alemana. Enuncia el principio, según el cual, hoy es necesario que haya una nueva fe mítica de la sangre, una fe en la que se cree que la naturaleza divina del hombre puede ser defendida a través de la sangre, una fe apoyada por una ciencia que establece que la sangre nórdica representa ese misterio que supera y que se sustituye a los antiguos sacramentos».
ZS02121903
29 DeElea, día 4 de Noviembre de 2008 a las 11:49
LA IGLESIA ALEMANA ANTE EL NAZISMO

Peter Gumpel, prestigioso historiador, entrevista de Zenit

«Antes de la llegada de Hitler al poder -explica el padre Gumpel, que vivió en persona aquellos años- el Episcopado alemán condenó, categórica y repetidamente, el movimiento nacionalsocialista; prohibió a los católicos asociarse al mismo y votar a favor de él. La inmensa mayoría de los fieles siguió estas instrucciones. De las estadísticas relativas a las votaciones políticas que tuvieron lugar el 30 de enero de 1933 y también de las del 5 de marzo del mismo año, se desprende de modo evidente que la casi totalidad de los católicos había permanecido fiel al partido cristiano, el «Zentrum», notoriamente opuesto al partido hitleriano. Esta vehemente oposición del Episcopado alemán y de los fieles católicos estaba basada esencialmente en el hecho de que en su libro, «Mein kampf», y en sus discursos, Hitler llevó al extremo la supremacía del Estado, hasta el punto de suprimir la libertad de los individuos. Además su ideología era totalmente pagana y racista, en conflicto con la abierta y firme condena del antisemitismo proclamada por el Santo Oficio por orden de Pío XI ya en 1928. En fin, Hitler era un puro oportunista, que pública y conscientemente mentía, y era por lo tanto alguien que no despertaba la menor confianza».

-Zenit: ¿Qué tiene que ver en todo esto el cardenal Eugenio Pacelli, futuro Pío XII, a quien se le acusará de no haber denunciado suficientemente el nazismo, o incluso de ser «El Papa de Hitler»... (Ver mas sobre Pio XII vs los nazis)
-Gumpel: La toma de posición del Episcopado alemán coincidía perfectamente y era además sostenida por Eugenio Pacelli, nuncio apostólico en Alemania, quien a principios de 1930 fue nombrado Secretario de Estado por Pío XI.
Durante su estancia en Alemania, Pacelli pronunció 44 discursos públicos y en 40 de ellos atacó las tesis fundamentales del comunismo y del nacionalsocialismo.
Como explicaba su colaboradora cercana, sor Pascalina y confirmaron otros testigos, Pacelli, futuro Pío XII, decía de Hitler: «Este hombre está completamente exaltado; todo lo que dice y escribe lleva la marca de su egocentrismo; este hombre es capaz de pisotear cadáveres y eliminar todo lo que le sea un obstáculo. No llego a comprender cómo hay tantas personas en Alemania que no lo entienden y no saben sacar conclusiones de lo que dice o escribe. ¿Quién de éstos al menos se ha leído su espeluznante "Mein kampf"?».

-Zenit: Algunos autores sostienen que la relación entre Iglesia y nazismo cambió después del Concordato entre la Santa Sede y Alemania de 1933.
-Gumpel: Como la propia autoridad vaticana y los católicos más perspicaces habían previsto, Hitler no tuvo nunca intención de respetar el Concordato, antes bien, a excepción de las funciones estrictamente litúrgicas o paralitúrgicas, el resto de las actividades de la Iglesia fueron sistemáticamente obstaculizadas y después gradualmente suprimidas. Los periódicos, las revistas y los libros publicados por parte católica fueron enseguida severamente censurados y después eliminados. Los colegios confesionales fueron obstaculizados con métodos fraudulentos en su actividad y después cerrados. Las numerosas asociaciones católicas fueron obligadas a agregarse a las asociaciones nazis, o bien directamente prohibidas y disueltas. Los funcionarios estatales de cualquier nivel eran despedidos si existía la simple duda de que no aprobaban la ideología nazi. Con todo tipo de pretextos, los conventos y las casas religiosas fueron confiscadas. Sacerdotes y religiosos fueron sistemáticamente espiados incluso en las mismas iglesias, y denunciados a la Gestapo si habían expuesto la doctrina católica de un modo que no fuera del gusto de los nazis. Cerca de un tercio del clero diocesano y regular sufrió persecuciones por parte de la policía política y un buen número de ellos terminó en las prisiones o en los campos de concentración, donde varios murieron. La misma suerte corrió un número elevado de laicos aborrecibles para los nazis porque, contraviniendo a las prohibiciones, continuaron desempeñando aquellas actividades que el mismo Concordato garantizaba. Chicos y chicas que no formaban parte de la «Juventud hitleriana» no fueron admitidos a los exámenes de graduación y menos aún a la universidad, ni pudieron encontrar trabajo en las fábricas, en los comercios o en la artesanía. En los periódicos y en las revistas, así como en las transmisiones radiofónicas, se condujo una campaña sistemática contra la Iglesia católica, el Papa, los sacerdotes, los religiosos y los creyentes en general que fueron marcados como enemigos del Reich y acusados a menudo de manera obscena de toda suerte de crímenes contra la moral. La opinión pública se vio constantemente influenciada por las grabaciones en las que se mostraban representaciones y cantos anti-católicos. Los obispos y la Santa Sede protestaron pero el gobierno alemán no respondía.
Por este motivo en 1937, cuando el vaso ya había desbordado, la Santa sede
publicó la Encíclica «Mit Brennender Sorge» («Con ardiente preocupación») cuyos resultados fueron, sin embargo, dramáticos, porque desencadenó una violenta reacción por parte de los nazis, aumentando de manera tremenda la persecución de la Iglesia en Alemania.

-Zenit: ¿Podría hacer un balance del comportamiento de la Iglesia católica en el afrontamiento de Hitler y del nacionalsocialismo?
-Gumpel: Desde el principio Hitler y sus más íntimos partidarios estaban animados por un odio patológico hacia la Iglesia católica, a quien justamente consideraban como el más peligroso opositor de aquello que pretendían realizar en Alemania. De esto dan fe, entre otros, los discursos (ya publicados) que Hitler tuvo en el ámbito de sus más cercanos (los llamados «Tischgesprache»), el diario de Joseph Goebbels, las ordenanzas de Martin Bormann, las delirantes diatribas de Alfred Rosenberg, las órdenes dadas por Heinrich Himmler a las SS y a la Gestapo.
Entre los nazis y la Iglesia católica existía una radical divergencia, y no podía ser de otra manera. Hitler y sus más estrechos colaboradores no actuaron ateniéndose a las más elementales normas morales, sino a fuerza de criterios de absoluto relativismo, dialéctico y oportunista, que no tenía en cuenta ni la verdad ni los derechos más fundamentales del individuo y de las instituciones. Todos los que no adherían incondicionalmente a su modo de pensar y de proceder fueron considerados y tratados como enemigos que debían ser aniquilados. Esta actitud debía, por fuerza, determinarle a dirigir una lucha enfurecida contra el cristianismo, y de modo particular, contra la Iglesia católica, que por su misma índole y naturaleza no podía consentir ni mostrarse cómplice con un sistema radicalmente criminal.
Frente a un Estado totalitario los católicos fieles a Cristo y a la Iglesia disponían sustancialmente sólo de las armas del espíritu, la fe, la esperanza y la caridad. En última instancia, sólo podían sufrir la persecución, permanecer firmes para no ceder y, si fuera el caso, estar dispuestos a sufrir el martirio. Como de hecho sucedió en muchos casos.
30 zimmie, día 4 de Noviembre de 2008 a las 11:51
#15 amiguete luigiber:

"una muestra clarísima de lo sumiso que fue el clero católico .."

Ahora no tengo el libro a mano,pero en "La pu.a de Babilonia" de Fernando Vallejo,se relatan multitud de ejemplos de lo vergonzosamente serviles que fueron la mayoría de obispos alemanes hacia Hitler y su régimen.

No son "paja" en absoluto.

Saludos majo.
31 bacon, día 4 de Noviembre de 2008 a las 11:51
Como se ve en los textos que ha aportado DeElea, es alguna iglesia protestante la que apoyó a los nazis; no la Iglesia católica.
¿Comenzarán los rojetes a redirigir sus críticas a aquella iglesia protestante?
Lo dudo
32 zimmie, día 4 de Noviembre de 2008 a las 11:55
#16 amiguete opq5 :

¿ Falsedad evidente que Hitler era católico ?

El mismo se declaraba católico (por mucho que también le atrajera la mitología germánica),y no consta que nunca renunciara a esa fé.

" sin otro objetivo aparente que demonizar al catolicismo por tener entre sus fieles a tan conspicuo personaje."

Te equivocas completamente,jamás se me ocurriría hacer eso.

Espero que por tu parte,también rechaces el manido "argumento",de que como Stalin era ateo,eso demuestra que todos los ateos venimos a ser tan perversos como él.

Saludos majo.
33 zimmie, día 4 de Noviembre de 2008 a las 11:59
#22 amiguete dele:

Muy bien amiguete dele,aceptemos por un momento que esa frase atribuída a Hitler es apócrifa.

Ahora dime donde consta que Hitler renunciara a su fé católica.

En las citas que te pongo de "mein Kampf" y sus discursos,mucha animadversión al catolicismo y al cristianismo no veo...

Saludos majo.
34 manuelp, día 4 de Noviembre de 2008 a las 12:05
# 10 zimmie

Pero tu no dices "importantes",dices "importantísimas"..y no sé,creo que las sobrevaloras bastante.

Bueno, amiguete, ya sabia yo.... Como para demostrar que en vez de importantes eran importantisimas no pienso perder tiempo buscando fuentes y datos, que por otra parte usted ignora olimpicamente, aqui me paro, si alguna vez quiere seguir con el tema, con un minimo de rigor, me expone sus opiniones y los datos en las que las sustenta y veremos.

No se pueden comparar con las tropas italianas,por ejemplo,todas ellas profesionales.

Ya le dije que, de las cuatro divisiones del CTV, solo una era del ejercito regular- la "Littorio-, las otras tres estaban formadas mayoritariamente por "camisas negras"- milicias del partido fascista- con la mayoria de los mandos intermedios también de milicias.


35 zimmie, día 4 de Noviembre de 2008 a las 12:08
#25 amiguete bacon:

Yo no estoy diciendo que toda la iglesia fuera pro-nazi,pero la mayoría de la jerarquía católica alemana si lo fue.

Y en el vaticano habría pro-nazis y otros que no lo fueron..no voy a entrar en si la actitud de Pío XII fué condescendiente con los nazis,o bien prudente para evitar males mayores,me parece un tema complejo en el que no se puede hablar a la ligera..



Pero lo que me parece absurdo es insitir en que el régimen nazi fue "anti-cristiano",y afirmar poco menos que ser católico te invalidaba automáticamente para ser nazi.

Por supuesto que hubo muchísimos cristianos y católicos nazis,intentar negarlo me parece absurdo.

Insisto,los únicos cristianos que fueron perseguidos colectivamente por serlo fueron los testigos de Jehová.

Saludos majo.


36 zimmie, día 4 de Noviembre de 2008 a las 12:12
#26 amiguete bacon:

"por cierto, el antisemitismo alemán es también mucho más antiguo que Hitler)."


El antisemitismo "moderno",no sólo "alemán"(perseguir a los judíos por "deicidio"),lo inventó la iglesia católica,amiguete bacon.


37 zimmie, día 4 de Noviembre de 2008 a las 12:15
#27 amiguete dele:

"El odio nazi por la Iglesia católica.."

"Judíos y cristianos en la opinión de los nazis.."

Sí claro,los católicos sufrieron bajo Hitler la misma suerte que los judíos..¿verdad?

No comparemos cosas incomparables.



Un poquito de por favor....
38 zimmie, día 4 de Noviembre de 2008 a las 12:50
#34 amiguete manuelp.

Buenooooooooo....

Mira oye,el huevo pa´ti,no voy a ponerme a discutir contigo de temas militares que es seguro que sabes mucho más que yo.

Que las brigadas internacionales realmente fueran mucho más importantes militarmente de lo que yo suponía,no afecta para nada a mi visión de las cosas.

(Tan importantes fueron que gracias a ellas los republicanos ganaron la guerra,¿verdad?...je,je,je,)

Saludos majo.
39 DeElea, día 4 de Noviembre de 2008 a las 12:55
Zimmito 37#

A ti lo que te pasa es que eres un ignorante cargado de maldad y de prejuicios baratos, y sin ningún sentido del ridículo por cierto.

ahora para gente más seria que realmente quiera conocer las diferencias de los Socialistas nacionalistas alemanes con los socialistas marxistas internacionalistas les recomiendo que conozcan la ideología del probablemente principal ideólogo del NSDAP Alfred Rosemberg, por ejemplo su obra “El mito del sigo XX”

Saludos requetemerluzo
40 DeElea, día 4 de Noviembre de 2008 a las 12:59
Por cierto Zimmito pa que vean estos señores lo listo que eres, anda monín recitales la lista de los Zares de todas la Rusias comenzando desde Felipe II….
Con la boquita abierta los tienes ¡¡¡ele mi niño!!
Saluditos requetemerluzo.
41 Contable, día 4 de Noviembre de 2008 a las 13:17

Ich hatt' einen Kameraden


1809 Ludwig Uhland,
1809 (1787-1862)


Ich hatt' einen Kameraden,
Einen bessern findst du nit.
Die Trommel schlug zum Streite,
Er ging an meiner Seite
|: In gleichem Schritt und Tritt. :|

Eine Kugel kam geflogen:
Gilt's mir oder gilt es dir?
Ihn hat es weggerissen,
Er liegt vor meinen Füßen
|: Als wär's ein Stück von mir :|

Will mir die Hand noch reichen,
Derweil ich eben lad'.
"Kann dir die Hand nicht geben,
Bleib du im ew'gen Leben
|: Mein guter Kamerad!" :|

42 Contable, día 4 de Noviembre de 2008 a las 13:18

Ich hatt' einen Kameraden


1809 Ludwig Uhland,
1809 (1787-1862)


Esta canción fue compuesta derante las guerras contra Napoleón Bonaparte, el Hitler frncés de principios del siglo XIX.
43 DeElea, día 4 de Noviembre de 2008 a las 13:22
Pero mira Zimmito hoy estoy generoso y como al fin y al cabo eres un descerebrado sin sentido del ridículo y capaz de cualquier majadería por muy grosera que pueda ser a la inteligencia te propongo una a la que le puedes sacar mucho partido…. te cuento…..
Lo mismo has oído hablar de la persecución y masacre de los católicos durante la guerra civil (Es un hecho documentado ¿sabes?) pues atiende: España siempre ha sido una nación Católica, al menos social y tradicionalmente. Y en España a casi todo el mundo se le ha bautizado de niño y otras raras costumbres que no te cuento para resumir…. con lo cual tenemos que en España prácticamente, lo sintiese o no, todo el mundo era católico. Pues verás, si afinamos, nos daremos cuenta que los crímenes que te decía al principio no los cometieron los Frente Populistas sino los Católicos ¿Verdad? ¿Si acaso tal vez fue una guerra de religiones entre facciones católicas, qué te parece? ale nene, desarrolla un poquito tú mas el tema con esa grasia de paleto que Dios te ha dao….

Saludos Requetemerluzo.
44 IdeA, día 4 de Noviembre de 2008 a las 13:31
Vamos, que cuando ganaron la guerra las democracias liberales y la democracia comunista, siguieron cumpliéndose los planes de los nazis: se provocó la muerte de millones de rusos y ucranianos (gran hambre ucraniana de 1946 y 1947).

La cultura occidental había alcanzando tal esplendor en la ciencia, el arte, la empresa económica, etc., que reclamaba su derecho a imponerse sobre culturas y pueblos inferiores. Y se imponía con el colonialismo racista (África, Asia) de Inglaterra, Francia, USA, y éstos últimos con leyes racistas contra los negros hasta bastante después de la IIGM.

En cuanto a las creencias cristianas, mayoritarias en Occidente, las democracias mantienen una tolerancia oportunista. Salvo algunas persecuciones al clero católico (en Inglaterra, el Día de Guy Fawkes todavía sigue siendo una de las fiestas grandes del año, quemando grandes figuras del Papa después de arrastrarlas por las calles), evitó el choque, pero socavó sin tregua las bases de las iglesias y les arrebató la educación de la juventud, pues el fondo del ideal de las democracias consistía en un ateísmo de pretensiones científicas, no tan alejado del soviético.

45 egarense, día 4 de Noviembre de 2008 a las 13:34
Buenos días a todos...
Hoy en la barbería. Un tipo recibe un SMS, y se queja de que solo recibe invitaciones para ir a manifestaciones, pero ningún cheque... Yo le digo -¡Hágase usted socialista!... El tipo dice que es socialista de toda la vida, y que lo será hasta que se muera, que otra cosa será que esté de acuerdo con los dirigentes que hayan en el partido en las diferentes etapas... A continuación insiste en que el quiere ir al infierno porque estará lleno de putas, y q
46 egarense, día 4 de Noviembre de 2008 a las 13:41
ue el cielo debe ser muy aburrido, lleno de monjitas, etc... El barbero aplaudía con las orejas ante la manifestación de hedonismo de el "nota"... Poco después la conversación deriva hacia el asesinato de una niña de 14 años, que se ha producido muy cerca en Ripollet, y el barbero habla de matar a los culpables, yo le apoyo; y el socialista dice que no hay que matar a nadie, que es culpa de la sociedad y que si hacemos no se qué análisis... Yo le digo... -Es usted un hipócrita. ¿Qué miedo tiene, si esta encantado de ir al infierno que le importa llevarse a un criminal por delante? Le digo que la sociedad no ha tenido ninguna culpa, le pregunto ¿qué sociedad? Será la suya que tiene como meta el infierno... El barbero se me echa en los brazos, y me dice... Este tio cobra una paga de no se qué, y tiene no se cuantos chanchullos. (Todos sabemos lo que es capaz de saber un barbero de barrio) Le digo, no me diga más eso es un socialista. Hay que dar su merecido a los asesinos de la nena, y perseguir a estos parásitos que ayer eran franquistas, hoy socialista y mañana lo que haga falta...
47 ArrowEco, día 4 de Noviembre de 2008 a las 13:51
VV

Buenas.

Mit brennender Sorge

Carta encíclica de S.S. Pío XI sobre la situación de la Iglesia en el Reich Germánico

"Con viva preocupación y con asombro creciente venimos observando, hace ya largo tiempo, la vía dolorosa de la Iglesia y la opresión progresivamente agudizada contra los fieles, de uno u otro sexo, que le han permanecido devotos en el espíritu y en el actuar; y todo esto en medio de aquella nación y de aquel pueblo, al que San Bonifacio llevó un día el luminoso mensaje, la buena nueva de Cristo y del Reino de Dios.

Esta Nuestra inquietud no se ha visto disminuida por los informes que los reverendísimos representantes del Episcopado, según su deber, Nos dieron ajustados a la verdad, al visitarnos durante Nuestra enfermedad. Junto a muchas noticias muy consoladoras y edificantes sobre la lucha sostenida por sus fieles por causa de la religión, no pudieron pasar en silencio, a pesar de su amor al propio pueblo y a su patria y el cuidado de expresar un juicio bien ponderado, otros innumerables sucesos muy tristes y reprobables. Luego que Nos hubimos escuchado sus relatos, con profunda gratitud a Dios pudimos exclamar con el Apóstol del amor: En ninguna cosa tengo mayor contento que cuando oigo que mis hijos van por el camino de la verdad1. Pero la sinceridad que corresponde a la grave responsabilidad de Nuestro ministerio Apostólico, y la decisión de presentar ante vosotros y ante todo el mundo cristiano la realidad en toda su crudeza, exigen también que añadamos: No tenemos preocupación mayor, ni más cruel aflicción pastoral, que cuando oímos: muchos abandonan el camino de la verdad2.

Concordato
2. Cuando Nos, Venerables Hermanos, en el verano de 1933, a instancia del Gobierno del Reich, aceptamos el reanudar las gestiones para un Concordato, tomando por base un proyecto elaborado ya varios años antes, y llegamos así a un acuerdo solemne que satisfizo a todos vosotros, tuvimos por móvil la obligada solicitud de tutelar la libertad de la misión salvadora de la Iglesia en Alemania y de asegurar la salvación de las almas a ella confiadas, y al mismo tiempo el sincero deseo de prestar un servicio capital al pacífico desenvolvimiento y al bienestar del pueblo alemán.

A pesar de muchas y graves consideraciones, Nos determinamos entonces, no sin una propia violencia, a no negar Nuestro consentimiento. Queríamos ahorrar a Nuestros fieles, a Nuestros hijos y a Nuestras hijas de Alemania, en la medida humanamente posible, las situaciones violentas y las tribulaciones que, en caso contrario, se podían prever con toda seguridad según las circunstancias de los tiempos. Y con hechos queríamos demostrar a todos que Nos, buscando únicamente a Cristo y cuanto a Cristo pertenece, no rehusábamos tender a nadie, si él mismo no la rechazaba, la mano pacífica de la Madre Iglesia.
"


Sigue aquí...

http://multimedios.org/docs/d000285/

48 bacon, día 4 de Noviembre de 2008 a las 13:51
zimmie 36

"El antisemitismo "moderno",no sólo "alemán"(perseguir a los judíos por "deicidio"),lo inventó la iglesia católica,amiguete bacon."
---------------
Vamos por partes
1) el antisemitismo es más antiguo que el cristianismo.
Supongo que te suena lo del Éxodo, lo pongo en mayúsculas porque es uno de los libros de la Biblia, pero, por si quieres otras fuentes, Edward Flanery en su libro Anguish of the Jews: Twenty-Three Centuries of Antisemitism, explica que los orígenes documentados del antisemitismo de origen religioso se remontan a Alejandría en el siglo tercero antes de Cristo: la razón para que los judíos fuesen marginados y/o perseguidos fue su rechazo a la religión griega y a las costumbres y normas sociales.
Hecateo de Abdera, historiador griego del principio del siglo III antes de Cristo escribió que Moisés había instituído para su pueblo, en recuerdo del éxodo, una forma de vida misantrópica y poco hospitalaria.
El historiador egipcio Manetón (también del siglo III antes de Crito) escribió que los judíos eran leprosos egipcios a los que Moisés había ordenado “no adorar a los dioses”...
----------
2) vamos con el antisemitismo moderno

Alemania: el antisemitismo fue característico de los Junkers en Prusia; estos caballeron nunca fueron católicos, sino protestantes.

Francia: te sonará el caso Dreyfuss, ¿crees que la culpa se le puede echar a la Iglesia católica?

Estados Unidos: incluso en el S. XX fueron linchados judíos en Nueva York ¿crees que la culpa fue de la iglesia católica?

Karl Marx: era antisemita, supongo que lo sabes, pero hay mucha gente que no lo sabe o finge no ignorarlo.

Martín Lutero: lo mismo
Erasmo de Roterdam: lo mismo

Las iglesia: como cualquier otra institución importante, tiene que admitir algún grado de culpa, sobre todo por omisión. Es una de las pocas instituciones que ha pedido perdón por ello, y quizá la que más ha estudiado el antisemitismo y luchado por remediarlo.

Si alguna de estas afirmaciones te resulta chocante, busca un poco en internet; si no lo encuentras o no estás de acuerdo con algo de lo que digo, dímelo e intentaré encontrar algo yo.
49 egarense, día 4 de Noviembre de 2008 a las 14:08
III
El tesoro escondido
(Roso de Luna)

Escrito está en letras de fuego en los viejos libros iniciáticos que consultó Platón para escribir su “Banquete” de los dioses, que los hombres de la Edad de Oro alcanzaron tal felicidad, tan inmenso saber y un poder tan gigantesco, que los dioses sintieron envidia hacia ellos, temiendo muy fundadamente que les usurpasen los hombres algún día todo su inmenso y secular poderío.
Diéronse, pues, trazas un día los dioses de lograr arrebatar el tesoro de la felicidad a los mortales, quienes, al perder tamaña riqueza, cayeron bien pronto en la orfandad y en la abnegación más tristes. En ese mismo y desdichadísimo estado de miseria en que hoy le adivina la ciencia de la Prehistoria. Pero, como sucede siempre, no cayeron en la cuenta los dioses de que tamaño despojo tenía una segunda parte archí-peliaguda, a saber, que los hombres, como buenos rebeldes de nacimiento, no se resignaron jamás con aquella su desgracia, sino que trataron desde el primer día, que siguió al despojo, de reconquistar el tesoro perdido. Con ello se anticipaban simplemente a la famosísima empresa que muchos siglos más tarde intentaron los griegos de Jasón cuando fueron en busca del áureo “Vellocino” de la Cólquide.
No cabe en lengua humana en efecto la narración de los locos, de los inauditos esfuerzos que, desde entonces, siglo tras siglo e instante tras instante, lleva realizados la Humanidad para reconquistar lo que antaño le fue robado de tan protervo modo. Tanto, que los dioses se convencieron bien pronto de que estaban perdidos a la corta o a la larga si no escondían convenientemente el “Tesoro de la Felicidad” en un sitio tal y tan oculto que jamás volviesen, a dar con él los pícaros hombres.
—Pero, ¿dónde está ese adecuado sitio para que sirva de escondite? —se preguntaron los dioses llenos de preocupación. ¡En las entrañas más rec6nditas de los montes más enhiestos! —dijo uno de ellos. —Sí, ¡buen escondite —replicó otro—, cuando esos terribles “nibelungos” vendrían bien pronto con sus minas y trabajos de topos, hasta sacarle de nuevo a luz...
—Sumerjámosle, pues, en lo profundo del Océano —dijo un tercero. —...De d6nde le sacarán un día con sus buzos malditos, con sus redes o con sus submarinos —opuso el de antes.

50 egarense, día 4 de Noviembre de 2008 a las 14:09
Y así cada uno de los dioses fue formulando sucesivamente el expediente salvador que le dictaba su prudencia, ora de ocultar el Tesoro en las cumbres nevadas, ora en el antro de los volcanes, bien, en fin, en las nubes y capas atmosféricas. Pero el espectro de “skis”, del aeroplano, del dirigible, de la radiotelegrafía, etcétera, hacía bien pronto comprender a los dioses que ni en tales sitios estaba el tesoro seguro. Ningún lugar había absolutamente seguro para ocultarlo pues los hombres (que son dioses también sólo que lo han olvidado porque bebieron antaño las soporíferas aguas del Leteo que les tiene dormidos desde entonces), despertarán al fin algún día de tamaño letargo o “encantamiento” y ¡ay, luego, de los dioses!, porque sonará para ellos la hora de su ocaso, al tenor de lo que después ha dicho San Pablo, de que hasta los ángeles serían juzgados un día por los hombres, y al tenor también de lo que Wagner nos ha cantado gigante en la última parte de su drama musical “El Anillo de los Nibelungos”...
Deseando acabar de una vez con tantas perplejidades, el más experto de los dioses —no se sabe bien si Narada o Mercurio— les dio al fin a sus compañeros este consejo práctico, expedito, infalible:
— ¡Necios! Si queréis que el hombre jamás encuentre lo que busca, esconded su Tesoro en su propio e inconstante corazón...
Seguros de que, mientras de mil modos se afanen en buscar fuera el perdido “Vellocino”, no se le ocurrirá ni una sola vez mirar a su propio interior pensando lógicamente que si, en justicia, el Tesoro es suyo, en verdad este último no se podrá apartar jamás del hombre mismo, a tenor de las leyes inexorables del Karma, Justicia que sujeta a los hombres... de igual modo que a los dioses.
El consejo fue aceptado por unanimidad y seguido al pie de la letra. El Tesoro, por arte de magia, poco o nada explicable para nuestra obtusa mente, hubo así de pasar al corazón de todos y de cada uno de los mortales, quienes aunque notaron luego algo extraño en sí propios, ni remotamente pudieron pensar que aquel “algo” era precisamente lo que con tan insaciable ahínco habían perdido. ¡Así, mientras buscaban el Tesoro, resultó lo llevaban dentro a todas partes, y ellos no lo sabían!
Pasaron de este modo cruel edades tras edades, con gran mofa y escarnio por parte de los dioses, quienes, desde sus alturas olímpicas, veían cómo y de qué manera, por la busca de un vano fantasma de felicidad, los dormidos hombres se destrozaban como fieras unos a otros.
Pero los inmortales no contaban con lo que fatalmente tuvo que cumplirse, al fin: es a saber que llegó la plenitud de los tiempos anunciada por la profecía, es decir el día augusto en que el titán Prometeo, extendiendo su brazo gallardo, encendió la Antorcha del Pensamiento en ese mismo e inextinguible Fuego de Amor que alimenta al Sol y hace resplandecer a los cielos.

« 1 2 3 »

En formato RSS© Copyright Libertad Digital SA. Juan Esplandiu 13, 28007 Madrid.
Tel: 91 409 4766 - Fax: 91 409 4899