Pío Moa

« Tendencias del poder | Principal | Enseñanza de la religión »

El golpe monárquico de 1931

12 de Septiembre de 2008 - 19:29:47 - Pío Moa

Compartir:
Menéame Tuenti

  
 
“Las elecciones  municipales  resultaron una victoria aplastante para los monárquicos (…) pero ocurrió que los republicanos triunfaron en casi todas las capitales de provincia, lo que tuvo un fuerte impacto psicológico.  Ello no podía ser decisivo, a menos que se otorgara una superioridad cualitativa a los votos urbanos. Mas el primero en admitir que sí había electores de primera, segunda y tercera, fue el gobierno, dirigido de hecho por el mismo Romanones. Los argumentos con que posteriormente se ha justificado la superioridad del voto urbano recuerdan a los empleados por Lenin contra Rosa Luxemburgo en torno a la asunción del poder por los bolcheviques contra el voto mayoritario [por lo demás, la limpieza de las elecciones, en la ciudad y en el campo, no fue puesta en cuestión hasta mucho tiempo después, como justificación a posteriori] (…) El gobierno fue aún más allá. Se apresuró a dar a unas elecciones municipales un carácter plebiscitario que todavía no le concedían sus contrarios. Aquellos ministros (…) mostraron entonces una auténtica voluntad de reconocer la “victoria” republicana.

   Romanones hizo una declaración entreguista: “Hay hasta ahora 35 capitales perdidas por nosotros, y no se debe la derrota a la impericia de los gobernadores” Derrota, pues. Y al día siguiente el almirante Aznar, “el primer obligado a quitar importancia al triunfo republicano (…) dijo simplemente esta frase: ¿Les parece a ustedes poco lo que ha ocurrido ayer, que España se había  acostado monárquica y se levantó republicana? La frase se extendió por Madrid y por España como un reguero de pólvora. Los socialistas y republicanos empezaron a enderezar las orejas”, escribe Cambó (…)

   Por supuesto, la votación no dejaba de ser un éxito relativo muy reconfortante para el gobierno provisional republicano, y en la madrugada del día 12 al 13 sus miembros salían contentos de la Casa del Pueblo. Maura caminaba con Largo y De los Ríos, el cual dijo que el triunfo les daba esperanzas para las elecciones generales de octubre (…) Maura miró a Largo y “con asombro vi que asentía (…) Recuerdo la vehemencia con que les hice ver el error en que estaban, anunciándoles que antes de cuarenta y ocho horas estaríamos gobernando, y advirtiéndoles del riesgo que podían correr muchas cosas vitales para todos si no era así, por timidez o vacilación nuestra. Me llamaron iluso y nos despedimos (…) Puedo afirmar que durante todo el día 13, el único del Comité que creyó y obró seguro de la derrota definitiva [de los monárquicos] fui yo”.
  Pero el gobierno estaba resuelto a no tolerar las indecisiones de sus adversarios. A medianoche del 12 al 13 los ministros se reunieron informalmente en Gobernación con el general Sanjurjo, jefe de la Guardia Civil y simpatizante de la república, según Lerroux. Romanones le preguntó si podía responder de sus fuerzas para controlar posibles desórdenes. Sanjurjo respondió: “Hasta ayer por la noche podía contarse con ella”. Y asegura el conde: “Todo estaba perdido”. Berenguer, ministro de la Guerra, faltó a la reunión, pero no mostró menos resolución pro republicana que los otros. Sin consultar a sus colegas envió un telegrama a las autoridades militares de provincias, haciéndoles notar la “derrota de las candidaturas monárquicas en las principales circunscripciones” y pidiéndoles “la mayor serenidad” en pro de la patria, evitando “trastornos que la dañen” y seguir “el curso lógico que impone la suprema voluntad nacional”. Voluntad expresada, al parecer, en “las principales circunscripciones”. El telegrama, pronto difundido en la prensa, llenó de euforia a los republicanos. En suma, antes de que amaneciera, Romanones, Sanjurjo y Berenguer, llevados de un vehemente deseo de acatar la “voluntad nacional”, habían desahuciado por su cuenta y riesgo al régimen que teóricamente defendían.

   Al amanecer el día 13, el conde acudía a palacio. “Yo no acertaba con la fórmula de afirmar que todo estaba perdido, que no quedaba ya ni la más remota esperanza y, sin embargo, hablé con claridad suficiente, interrumpiéndome el rey con la frase: “Yo no seré obstáculo en el camino que haya que  tomar, pero creo que aún hay varios caminos”. Y observa Maura con justeza: “Ya en la mañana del 13, antes de que el Gobierno hubiese deliberado reunido y antes de que la calle hubiese mostrado síntomas de efervescencia, el conde estaba decidido a forzar las etapas para que el monarca abandonase la lucha”. Y por la tarde Aznar hacía su famosa declaración sobre el acostarse y levantarse, que en la práctica era un llamamiento a los republicanos a tomar la calle”

(De Los personajes de la república vistos por ellos mismos)

****  "El 8 de marzo de 1944 Don Juan escribía a Franco urgiéndole a restaurar el trono "sin recurrir a fórmulas intermedias  cuya introducción se susurra y cuyo único resultado sería el desvirtuar la eficacia de la monarquía". Señalaba, injuriosamente para Franco, cómo Alfonso XIII "pasó a la historia limpio de sangre y opuesto a una guerra fratricida" (...)
   El dato más significativo políticamente fue la carta del 27 de mayo, en la que el dictador  contestaba a la escrita el 8 de marzo por Don Juan (...) No olvidaba replicar a las expresiones de Don Juan insultantes para él, como el recordatorio de que Alfonso XIII había salido de España por no mancharse de sangre. Tal ejemplo, escribía Franco "no puede constiruir escuela a seguir por nuestros príncipes", porque "sus nobles palabras y su desinterés, apreciables como hombre, no le elevan en cambio como rey. Mucha fue la sangre que se vertió luego como consecuencia de aquel acto" (de Años de hierro)

   Como consecuencia de aquel golpe de estado monárquico con desprecio absoluto de sus propios votantes. Golpe que legitimó plenamente a la república, pese a revelarse esta incapaz de subsistir largo tiempo, socavada y finalmente destruida por sus izquierdas y separatismos.

 
---------------

http://www.ciudadanos-cs.org/jsp/publico/salaprensa/detalle_comunicado.do?comunicado_id=761
 
--------------

FORO "HISTORIA EN LIBERTAD"
CIRCULAR 041/2008
 
Estimado amigo, autor o editor:
 
Si nos mandas las novedades de tus publicaciones que vayan más en la línea de nuestros temas, podemos ir publicando reseñas en la página del "Foro Historia en Libertad" (www.forohistoriaenlibertad.es), enlazando directamente con la editorial para facilitar la adquisición. Es un método que está dando buen resultado a otros autores.
 
Puedes enviar la portada digitalizada y una reseña a esta misma dirección e-mail, o bien, un ejemplar a la siguiente dirección y nos encargaremos nosotros de la reseña
 
Angel David Martín Rubio
PARROQUIA DE SANTA MARINA
C/ Real 29
10820 - CAÑAVERAL
Comentarios (104)

« 1 2 3 »

1 david388, día 12 de Septiembre de 2008 a las 19:42
Descripción de la Izmierda

No aceptan la libertad porque la tienen miedo
Se sienten mal si ven a un familiar o vecino prosperar
Anteponen la igualdad a la libertad, quieren que seamos todos iguales, todos iguales en la miseria y en la pobreza
No soportan que gobierne la derecha y haya libertad, para ello recurren a la violencia y el terrorismo, Golpes de estado en el 34, el 82 y el 11 de Marzo del 2004
2 olasarep, día 12 de Septiembre de 2008 a las 20:16

España.

- 1923. Se conquista el poder poniendo un telegrama. Ninguna resistencia.

- 1931. Se conquista el poder, cambiando el régimen, sin violencia y con la aquiescencia de los que lo pierden.

- 1936. Por conquistar el poder hay una cruelísima guerra civil de tres años.

¿Qué pasa en trece años para que por conseguir lo mismo se pase de un telegrama a una guerra civil?

¿Quién mueve los hilos?

Pío Moa demuestra y resalta como la monarquía cae porque quieren los altos dirigentes monárquicos. ¿Por qué? ¿Eran completamente imbéciles? ¿O servían a alguien?

3 IdeA, día 12 de Septiembre de 2008 a las 20:19
manuelp

si los prejuicios te impiden leer, sigue en tu mundo de fantasía y lugares comunes de demócratas, elecciones y parlamentos... (ni Truman ni Churchill fueron elegidos por sufragio para el cargo y lo de De Gaulle y la Francia libre es de risa).

Por cierto, los prejuicios no tiene que ser malos, hay grandes defensores de ellos como Burke, con el que supongo estarás en general de acuerdo. Pero los prejuicios sobre USA, IIGM, buenísimos y malísimos que parece que repites sin más de la COPE y LD yo creo que no tienen ni pies ni cabeza; pero que cada cual piense lo que quiera.
4 manuelp, día 12 de Septiembre de 2008 a las 20:54
IdeA

A ver digame como fue elegido Truman y Churchill y cuando salga de ducharme lo discutimos.

Y tambien digame algo concreto de los prejuicios sobre USA.
5 manuelp, día 12 de Septiembre de 2008 a las 21:16
IdeA

Mi mundo de fantasia y lugares comunes, parece que no es sólo mio.

Harry S. Truman (8 de mayo de 1884 - 26 de diciembre de 1972) fue el trigésimo tercer Presidente de los Estados Unidos. vicepresidente electo en 1945 junto a Franklin Delano Roosevelt, pasa a ser presidente a la muerte de éste ese mismo año. Es reelegido para un segundo mandato hasta 1953.

de:
http://es.wikipedia.org/wiki/Harry_S._Truman

Al empezar la Segunda Guerra Mundial volvió al gobierno. Fue nombrado de nuevo primer lord del Almirantazgo y, en mayo de 1940, fue elegido primer ministro, en sustitución de Neville Chamberlain, que dimitió tras el desastre de Noruega.

de:
http://es.wikipedia.org/wiki/Churchill

Se opuso a la Francia de Vichy de Pétain, su antiguo jefe, que colaboró con los nazis. Organizó la Francia Libre o Francia Combatiente y la resistencia desde el exilio, y capitalizó la victoria aliada en la II Guerra Mundial dejando a salvo el honor de Francia. Presidió, hasta 1946, el Gobierno Provisional de Francia.

de:
http://es.wikipedia.org/wiki/Charles_de_Gaulle


Si quiere que debatamos en serio vale, pero si se va a limitar a descalificaciones gratuitas le recuerdo que ya una vez le pedí que no se volviese a dirigir a mí. Me ha llamado antes cascarrabias y a lo mejor tiene razón.

6 manuelp, día 12 de Septiembre de 2008 a las 21:27
Me parece que los hechos expuestos por el sr.Moa avalan suficientemente su tesis del "golpe" monárquico del 31.
Los partidos monárquicos( más bien dinásticos diría yo) no le perdonaron a Alfonso XIII que permitiese la dictadura de Primo de Rivera y algunos militares- entre ellos Sanjurjo- no le perdonaron que dejase caer a Primo.
7 ArrowEco, día 12 de Septiembre de 2008 a las 21:48
VV

"La proclamación de la segunda república el 14 de abril de 1931 vino seguida por una extraordinaria actividad política que partía del seno de las logias masónicas. Así, de manera bien significativa, en la Asamblea nacional de la Gran Logia Española de 20 de abril de 1931 —apenas había transcurrido una semana desde el nacimiento del nuevo régimen— resultó aprobada la “Declaración de Principios adoptados en la Gran Asamblea de la Gran Logia Española”. Entre ellos se establecía de forma bien reveladora la “Escuela única, neutra y obligatoria”, la “expulsión de las Órdenes religiosas extranjeras” (una referencia bastante obvia a los jesuitas) y el sometimiento de las nacionales a la ley de asociaciones. En otras palabras, la masonería estaba decidida a iniciar un combate que eliminara la presencia de la iglesia católica en el terreno de la enseñanza, que sometiera la educación a la cosmovisión de la masonería y que implicara un control sobre las órdenes religiosas sin excluir la expulsión de la Compañía de Jesús.

Con semejante planteamiento, no resulta sorprendente que los masones —que hasta ese momento habían participado de manera muy activa en las distintas conjuras encaminadas a derribar la monarquía parlamentaria— ahora se entregaran febrilmente a la tarea de copar puestos en el nuevo régimen. Como expondría el masón José Marchesi, “Justicia”, a los miembros de la logia Concordia en el mes de abril de 1931, “es preciso que la Orden masónica se aliste para actuar en forma que esa influencia que en la vida pública nos atribuyen... sea realmente un hecho, un hecho real y tangible”. Según Marchesi, la masonería debía “escalar las cumbres del poder público y llevar desde allí a las leyes del país la libertad de conciencia y de pensamiento, la enseñanza laica y el espíritu de tolerancia como reglas de vida”. En otras palabras, la masonería debía controlar el nuevo régimen para modelarlo de acuerdo no con principios de pluralidad sino con los suyos propios.

Desde luego, no se puede decir que el éxito no acompañara a esos planes. Por el contrario, los datos al respecto son irrefutables. La segunda gran jerarquía de la masonería, Diego Martinez Barrios, y otros masones ocuparon diversas carteras en el gobierno provisional. Con la excepción de Alejandro Lerroux, que pertenecía entonces a la Gran Logia española, el resto estaban afiliados al Grande Oriente. Así, Casares Quiroga, Marcelino Domingo, Álvaro de Albornoz y Fernando de los Ríos, ministro de Justicia, pertenecían a la masonería. En el segundo gobierno provisional, del 14 de octubre al 16 de diciembre de 1931, entró además José Giral. Se trataba de seis ministros en total aunque algunas fuentes masónicas elevan la cifra hasta siete. A esto se sumaron no menos de quince directores generales, cinco subsecretarios, cinco embajadores y veintiún generales. Para un movimiento que apenas contaba con unos miles de miembros en toda España, se trataba de un éxito extraordinario. Sin embargo, donde se puede contemplar con más claridad el éxito de la masonería es en el terreno electoral.

De hecho, asombra la manera en que las distintas logias lograron colocar a sus miembros en las listas electorales. Los ejemplos, al respecto, resultan, una vez más, harto reveladores. En la zona de jurisdicción del Mediodía de 108 candidatos elegidos, 53 eran masones; en la zona regional madrileña, la Centro, los candidatos masones elegidos fueron 23 de 35; en la zona de la Gran regional de Levante, de los 37 candidatos elegidos, 25 fueron masones; en la zona regional nordeste, de los 49 candidatos, 14 fueron masones; en Canarias, finalmente, de 11 candidatos elegidos, 4 fueron masones. Las cifras completas de masones diputados varían según los autores pero en cualquier caso son muy elevadas dada la escasa extensión demográfica del movimiento. De los 470 diputados, según Ferrer Benimeli, 183 tenían conexión con la masonería. Sin embargo, las logias Villacampa, Floridablanca y Resurrección de La Línea afirmaban en octubre de 1931 que en las cortes había 160 diputados masones, razón por la cual contaban con la fuerza suficiente para lograr la disolución de las órdenes religiosas. Finalmente, María Dolores Gómez Molleda ha proporcionado una lista de 151 diputados masones que debería considerarse un mínimo. En cualquiera de los casos hay que convenir que se trata de una proporción extraordinaria de las cortes y que demuestra una capacidad organizativa extraordinaria. De hecho, el poder de la masonería llegó hasta el extremo de poder imponer como candidatos en provincias a un número de madrileños —una de las provincias donde había más afiliados— realmente muy elevada. Los criterios de funcionalidad de las logias lograron —al parecer sin mucha dificultad— vencer totalmente los localismos.

Detengámonos ahora a ver la manera en que el peso extraordinario de la masonería en las cortes constituyentes quedó distribuido entre los distintos partidos. De los dos diputados liberal-demócratas, uno era masón; de los doce federales, siete; de los treinta de la Ezquerra, once; de los treinta de Acción republicana, dieciséis; de los cincuenta y dos radical-socialistas, treinta; de los noventa radicales, cuarenta y tres e incluso de los ciento catorce del PSOE, treinta y cinco. A estos habría que añadir otros ocho diputados masones pertenecientes a otros grupos. En otras palabras, la masonería extendía su influencia sobre partidos de izquierdas y de derechas, jacobinos y nacionalistas, incluso sobre los marxistas revolucionarios como el PSOE cuyos diputados, por lo visto, no tenían ningún problema en conciliar el materialismo dialéctico con la creencia en el Gran Arquitecto."


César Vidal, Enigmas de la historia (LD) 7 de mayo de 2004

8 Momia, día 12 de Septiembre de 2008 a las 21:54
D. Juan, que se había educado en Inglaterra, en la marina real inglesa, había caído en las redes de la Masonería y se pasó la vida maniobrando contra Franco -aunque algunos de sus consejeros no fueron mala gente, incluido Luis María Ansón-.

Alfonso XIII, sin embargo siempre se había enfrentado con energía a la Masonería, pero después de la muerte de su madre Doña María Cristina Habsburgo, cayó en una fase depresiva, y como muy bien relata Don Pío, entre Romanones, Maura, Sanjurjo y la pasividad de Primo de Rivera -que por entonces se encontraba exiliado en París-, y la estupidez de muchos y la cobardía de los más, dejaron solo al rey: la proclamación de la II República fue un golpe masónico perfectamente orquestado y ejecutado, algo parecido al golpe de Estado del 11-M, aunque en este caso el rey actual está con la Masonería.
9 manuelp, día 12 de Septiembre de 2008 a las 22:14
A pesar de considerar la masoneria una mojiganga y de no haber tenido jamás contacto ni noticia de nada ni nadie de ella, relativamente intrigado por las supertabarras que dan con ella algunos tertulianos, me meto en esta página:

http://es.wikipedia.org/wiki/Masoner%C3%ADa#cite_n...

Y casi me caigo de culo cuando leo:

No obstante, ha habido sacerdotes católicos masones, incluyendo a papas como Juan XXIII y Pablo VI.

¿Será verdad, esto? y ¿que se saca con ser masón?. ¿Acaso es una sociedad de socorros mutuos para trepar en la escala social y profesional?.
10 Momia, día 12 de Septiembre de 2008 a las 22:15
Está claro que las conspiraciones contra el régimen de Primo de Rivera iban mucho más allá de su propia persona; una vez destruido, se alinearon los diversos enemigos de la monarquía de Alfonso XIII: toda la plana mayor de la siniestra Masonería, ávida de poder y odio; el socialismo integral, PSOE, UGT, que tanto había apoyado a Primo de Rivera; la FUE, manejada y estimulada por principios masónicos, y por estudiantes que no estudiaban y catedráticos que querían mandar en la política; los intelectuales de izquierda, que adoraban a Krause, Marx y Lenin; los militares resentidos; los anarco sindicalistas y la mafiosa CNT; los separatistas de toda especie; los comunistas, por entonces con poco séquito pero con el apoyo de la URSS; y una prensa que se dejaba vender al mejor postory que recibió por entonces muchos cheques en blanco: el golpe del 31 estaba servido.
11 ArrowEco, día 12 de Septiembre de 2008 a las 22:18
VV

Continúa el Sr Vidal en relación con el mismo asunto...

"En el curso de la Gran Asamblea celebrada en Madrid durante los días 23, 24 y 25 de mayo de 1931 —es decir, justo un mes después— la Gran Logia española acordó enviar una carta a Marcelino Domingo en la que se comentaba con satisfacción como “algunos de los puntos acordados en dicha Gran Asamblea han sido ya recogidos en el Proyecto de Constitución pendiente de aprobación” añadiendo: “celebraríamos que usted se interesase para que fuesen incorporados a las nuevas leyes que ha de dictar el Primer Parlamento de la República los demás extremos de nuestra Declaración que aún no han sido aceptados”. Difícilmente, se hubiera podido ser más transparente con un hermano ciertamente bien ubicado en el nuevo reparto de poder.

Durante los meses siguientes —y de nuevo resulta un tanto chocante desde nuestra perspectiva actual— el tema religioso se convirtió en la cuestión estrella del nuevo régimen por encima de problemáticas como la propia reforma agraria. La razón no era otra que lo que se contemplaba, desde la perspectiva de la masonería, como una lucha por las almas y los corazones de los españoles. No se trataba únicamente de separar la iglesia y el estado como en otras naciones sino, siguiendo el modelo jacobino francés, de triturar la influencia católica sustituyéndola por otra laicista. Justo es reconocer, sin embargo, que la masonería no se hallaba sola en ese empeño aunque sí fuera su principal impulsora. Para buena parte de los republicanos de clases medias —un sector social enormemente frustrado y resentido por su mínimo papel en la monarquía parlamentaria fenecida— la iglesia católica era un adversario al que había que castigar por su papel en el sostenimiento del régimen derrocado. Por su parte, para los movimientos obreristas —comunistas, socialistas y anarquistas— se trataba por añadidura de una rival social que debía ser no sólo orillado sino vencido sin concesión alguna. Es verdad que frente a esas corrientes claramente mayoritarias en el campo republicano hubo posiciones más templadas como las de los miembros de la Institución libre de enseñanza o la de la Agrupación al servicio de la República pero, en términos generales, no pasaron de ser la excepción que confirmaba una regla generalizada.

A pesar de todo lo anterior, inicialmente la comisión destinada a redactar un proyecto de constitución para que fuera debatido por las Cortes constituyentes se inclinó por un enfoque del tema religioso que recuerda considerablemente al consagrado en la actual constitución española de 1978. En él, se recogía la separación de iglesia y estado, y la libertad de cultos pero, a la vez, se reconocía a la iglesia católica un status especial como entidad de derecho público reconociendo una realidad histórica y social innegable. La Agrupación al servicio de la República —y especialmente Ortega y Gasset— defendería esa postura por considerarla la más apropiada y por unos días algún observador ingenuo hubiera podido pensar que sería la definitiva. Si no sucedió así se debió de manera innegable a la influencia masónica.

De hecho, durante los primeros meses de existencia del nuevo régimen la propaganda de las logias tuvo un tinte marcadamente anticlerical y planteó como supuestos políticos irrenunciables la eliminación de la enseñanza confesional en la escuela pública, la desaparición de la escuela confesional católica y la negación a la iglesia católica incluso de los derechos y libertades propios de una institución privada. Desde luego, con ese contexto especialmente agresivo, no deja de ser significativo que se nombrara director general de Primera Enseñanza al conocido masón Rodolfo Llopis —que con el tiempo llegaría a secretario general del PSOE— cuyos decretos y circulares de mayo de 1931 ya buscaron implantar un sistema laicista y colocar a la iglesia católica contra las cuerdas. Se trataba de unos éxitos iniciales nada desdeñables y en el curso de los meses siguientes, la masonería lograría dos nuevos triunfos con ocasión del artículo 26 de la Constitución y de la Ley de confesiones y congregaciones religiosas complementaria de aquel. En su consecución resultó esencial el apoyo de los diputados y ministros masones, un apoyo que no fue fruto de la espontaneidad sino de un plan claramente pergeñado.

Ha sido el propio Vidarte —masón y socialista— el que ha recordado cómo “antes de empezar la discusión los diputados masones recibimos, a manera de recordatorio, una carta del Gran Oriente (sic) en la que marcaba las aspiraciones de la Masonería española y nos pedía el más cuidadoso estudio de la Constitución”. Desde luego, las directrices masónicas no se limitaron a cartas o comunicados de carácter oficial. De hecho, se celebraron una serie de reuniones entre diputados masones, sin hacer distinciones de carácter partidista, durante el mes de agosto de 1931 para fijar criterios unitarios de acción política. Una de ellas, la del 29 de agosto, tuvo lugar dos días después de presentarse a las cortes el proyecto de constitución y fue convocada por el político de izquierdas Pedro Rico, a la sazón Gran Maestre Regional. A esas reuniones oficiales se sumaron otras en forma de banquetes a las que ha hecho referencia Vidarte en sus memorias.

Desde la perspectiva de la masonería, aquellas reuniones resultaban obligadas porque el proyecto de Constitución planteaba la inexistencia de una religión estatal pero a la vez reconocía a la iglesia católica como corporación de derecho público y garantizaba el derecho a la enseñanza religiosa. En otras palabras, se trataba de un planteamiento razonable en un sistema laico pero, a todas luces, insuficiente para la cosmovisión masónica. Así, no resulta sorprendente que durante los debates del 27 de agosto al 1 de octubre, los diputados masones fueran logrando de manera realmente espectacular que se radicalizaran las posiciones de la cámara de tal manera que el proyecto de la comisión se viera alterado sustancialmente en relación con el tema religioso. Esa radicalidad fue asumida por el PSOE y los radical-socialistas e incluso la Esquerra catalana suscribió un voto particular a favor de la disolución de las órdenes religiosas y de la nacionalización de sus bienes, eso sí, insistiendo en que no debían salir de Cataluña los que allí estuvieran localizados. En ese contexto claramente delimitado ya en contra del moderado proyecto inicial y a favor de una visión masónicamente laicista se llevó a cabo el debate último del que saldría el texto constitucional.


(sigue)


12 ArrowEco, día 12 de Septiembre de 2008 a las 22:19
VV

(viene del #11)

"Así, por ejemplo, cuando se discutió la oportunidad de otorgar el voto a la mujer —una propuesta ante la que desconfiaba la izquierda por pensar que podía estar escorado hacia la derecha— fueron varios los diputados que aprovecharon para atacar a las órdenes religiosas que eran “asesoras ideológicas de la mujer”, asesoras, obviamente, nada favorables a otro tipo de asesoramiento que procediera de la masonería o de la izquierda.

El 29 de septiembre y el 7 de octubre se presentaron dos textos que abogaban por la nacionalización de los bienes eclesiásticos y la disolución de las órdenes religiosas. Los firmaban los masones Ramón Franco y Humberto Torres y recogían un conjunto de firmas mayoritariamente masónicas. Otras dos enmiendas más surgidas de los radical-socialistas y del PSOE fueron en la misma dirección y —no sorprende— contaron con un respaldo que era mayoritariamente masónico. En apariencia, los distintos grupos del parlamento apoyaban las posiciones más radicales; en realidad, buen número de diputados masones —secundados por algunos que no lo eran— estaban empujando a sus partidos en esa dirección. Cuando el 8 de octubre se abrió el debate definitivo —que duraría hasta el día 10— los masones estaban más que preparados para lograr imponer sus posiciones en materia religiosa y de enseñanza, posiciones que, por añadidura, podían quedar consagradas de manera definitiva en el texto constitucional.

El resultado del enfrentamiento no pudo resultar más revelador. Ciertamente siguió existiendo un intento moderado por mantener el texto inicial y no enconar las posturas pero fracasó totalmente ante la alianza radical del PSOE, los radical-socialistas y la Esquerra. El día 9, de hecho, esta visión se había impuesto aceptando sólo como concesión el que la Compañía de Jesús fuera la única orden religiosa que resultara disuelta. Dos días después, el Gran Maestre Esteva envió a los talleres de la jurisdicción una circular en la que urgía la reunión inmediata de todos y cada uno de ellos para enviar motu proprio un telegrama al jefe del gobierno para que apoyara en la discusión que se libraba en el seno de las cortes la separación de la iglesia y el Estado, la supresión de las órdenes religiosas, la incautación de sus bienes y la eliminación del presupuesto del clero. Para lograrlo se ordenaba organizar manifestaciones y mítines que inclinaran la voluntad de las autoridades hacia las posiciones masónicas. Estos actos sumados a una campaña de prensa pudieron crear la sensación de que la práctica totalidad del país asumía unos planteamientos laicistas que, en realidad, distaban mucho de ser mayoritarios.

El resultado final de las maniobras parlamentarias y la acción mediática y callejera difícilmente pudo saldarse con mayor éxito. En el texto constitucional, quedó plasmado no el contenido de la comisión inicial que pretendía mantener la separación de la iglesia y el Estado a la vez que se permitía un cierto status para la Iglesia Católica y se respetaba la existencia de las comunidades religiosas y su papel en la enseñanza. Por el contrario, la ley máxima de la república recogió la disolución de la Compañía de Jesús, la prohibición de que las órdenes religiosas se dedicaran a la enseñanza y el encastillamiento de la iglesia católica en una situación legal no por difusa menos negativa.

El triunfo de la masonería había resultado, por lo tanto, innegable pero sus consecuencias fueron, al fin y a la postre, profundamente negativas. De entrada, la constitución no quedó perfilada como un texto que diera cabida a todos los españoles fuera cual fuera su ideología sino que se consagró como la victoria de una visión ideológica estrechamente sectaria sobre otra que, sea cual sea el juicio que nos merezca, gozaba de un enorme arraigo popular. En este caso, la masonería había triunfado pero a costa de humillar a los católicos y de causar daños a la convivencia y al desarrollo pacífico del país, por ejemplo, al eliminar de la educación centros indispensables tan sólo porque estaban vinculados con órdenes religiosas. Ese enfrentamiento civil fue, sin duda, un precio excesivo para la victoria de las logias.

Incluso desde el punto de vista de la masonería, el triunfo resultó de corta proyección. Tras la aprobación de la constitución no fueron pocos los masones dedicados a la política que manifestaron su malestar ante las directrices emanadas de distintos órganos indicando los pasos que debían tomar a cada momento. Por una trágica ironía del destino, el texto constitucional impulsado por la masonería acabaría provocando una polarización nacional de la que ni siquiera escaparon los masones. Tras el alzamiento armado del PSOE y de la Esquerra, desencadenado en octubre de 1934 contra el gobierno legítimo de la república, algunos masones, especialmente del partido radical, comenzaron a despegarse de las posiciones de izquierda e incluso en julio de 1936 decidieron apoyar el alzamiento contra el frente popular. Sería éste un episodio poco conocido que, significativamente, alabaría Franco en alguno de los artículos que escribió sobre la masonería bajo el pseudónimo de Jakim Boor. Así, ni siquiera las logias se verían libres de las semillas de la división y el sectarismo que tanto habían contribuido a sembrar en el articulado de la constitución de 1931 ni de contemplar como unos hermanos iban a enfrentarse a otros en los campos de batalla de España."


Artículos publicados en La Revista (LD), los días 14 y 21 de mayo de 2004 con el título "¿Fue de inspiración masónica la Constitución de la II República?
13 Momia, día 12 de Septiembre de 2008 a las 22:21
No te creas esas barbaridades contra los Papas, manuelp, son bulos que la propia Masonería lanza para tratar de desorientar y confundir a los católicos; ni Juan XXII, ni Pablo VI fueron masones, aunque sí es cierto que la Masonería se había infiltrado en el Vaticano a través de algún cardenal, como más o menos dejó entrever Pablo VI cuando dijo aquello de : "el humo de satanás sale por las ventanas del Vaticano".
14 Criti, día 12 de Septiembre de 2008 a las 22:22
Don Pío, ¿va a volver a dar conferencias por el norte de España? Es un lujo poder leerle y más escucharle.

En estos tiempos de mediocridad, de cobardía, de indefinición, gente como usted son muy necesarios para regenerar esta sociedad podrida de la telbasura y del botellón que vivimos.
15 egarense, día 12 de Septiembre de 2008 a las 22:38
#9 manuelp...
¿De verdad no sabe usted nada de Masonería?...
16 manuelp, día 12 de Septiembre de 2008 a las 22:44
# 15 egarense

De verdad, las cuatro generalidades típicas , nada más. Como no he tropezado en mi vida con ningún masón ni he visto actividad suya ninguna nunca se me ha despertado la curiosidad.Además que ya digo que me parece poco serio eso de los mandiles y los juramentos truculentos que dicen que hacen.
17 Momia, día 12 de Septiembre de 2008 a las 22:54
En la noche del 28 de enero 1930 salió del Palacio Real el general Primo de Rivera y leyó a los periodistas la nota de su dimisión; Primo de Rivera ante el requerimiento de Alfonso XIII, señaló al monarca tres nombres para sustituirle en la jefatura del nuevo gobierno: Guadalhorce, De La Cierva y Berenguer, fue elegido este último y fue un tremendo error.

Berenguer se dedicó a realizar oficialmente una campaña difamatoria contra Primo de Rivera y su régimen, sin que el objetivo de restablecer la normalidad democrática se vislumbrara por ninguna parte, y los elementos revolucionarios encotraron el mejor caldo de cultivo para sus conspiraciones; a todo esto falleció Primo de Rivera en París exiliado.

El gobierno de Berenguer no cambió en ningún momento desgraciadamente, y se puede decir que trabajó -aún sin proponérselo- a favor de los revolucionarios, no tuvo la energía suficiente para crear un marco legal democrático, ni supo crear un orden político equilibrado para la monarquía de Alfonso XIII: catorce meses después se de declaró la II República en España.
18 manuelp, día 12 de Septiembre de 2008 a las 22:57
Berenguer como politico no sé mucho, pero como general era un inútil. Era el Alto Comisario en Marruecos cuando el desastre de Annual y fue bastante responsable de lo que pasó.
19 lead, día 12 de Septiembre de 2008 a las 23:02
[Violencia en las jornadas de Abril 1931...y antes]

manuelp dice en #281:

La izquierda en 1931 no contaba con ninguna fuerza real para amenazar con emplearla

En mi post #278 cito mis fuentes para fundamentar mi posición, entre las que incluyo al propio Pío Moa (del que he leído todos sus libtros, y leo sus columnas en Libertad Digital); en este hilo, Moa trascribe un extracto de uno de sus libros sobre aquellas jornadas.

Se me pasó incluir entre mis fuentes a Manuel Tuñón de Lara en su La España del siglo XX. Releo los capítulos VI, "Hacia la República", y VII, "La Segunda República". Como buen autor marxista-leninista, el estalinista Tuñón quiere destacar el protagonismo de las masas, como si tuvieran voluntad y designio propio que se manifiestan espontáneamente a la vista de "las condiciones objetivas".

Es impagable, en ese sentido, esa descripción que hace de las "treinta seis horas decisivas: 13 y 14 de abril", con un empuje incontenible de las masas por todo el país, es decir, con una amenaza de utilización de la violencia si no se hace lo que pretenden. Muy revelador eso que dice del día 14:

A las cuatro de la tarde puede decirse que Madrid entero estaba en las calles...Por todas partes surgían banderas republicanas, retratos de Galán y Gª Hernández. Sin saber de dónde, habían salido centenares de camiones llenos de trabajadores que iban hasta cerca de Palacio...

Es decir, aparecen banderas por generación espontánea, retratos, nada menos que retratos, de los dos capitanes fusilados por haber intentado un Golpe de Estado en Jaca, el 12 Diciembre 1930, camiones llenos de trabajadores por generación espontánea, etc., etc.

Todo en el relato de Tuñón describe una convulsión, una violencia extrema durante todo 1930 y los primeros meses de 1931, hecha de huelgas obreras, universitarios en la calle, pronunciamientos, conspiraciones, reuniones de militares golpistas, de sindicatos revolucionarios como la CNT, con la UGT radicalizándose por momentos, etc.

Tuñón destaca el impacto de esa violencia y amenaza del uso de una violencia mayor (como la del atracador que dice "la bolsa o la vida") en el ánimo del Gobierno y de las fuerzas políticas conservadoras y de derecha. El Gobierno, como la víctima del atraco, da finalmente "la bolsa", es decir, abandona (aparte lo de las posibles instrucciones de la Masonería inglesa a Romanones).

Concedamos a Moa (y a manuelp) que hubo golpe monárquico, más bien diría yo traición a sus votantes. Pero el verdadero y gran Golpe de Estado fue el de las fuerzas republicanas, con utilización de toda esa violencia acumulada en año y medio, violencia nada espontánea sino TELEDIRIGIDA DESDE LOS DESPACHOS DE ESAS FUERZAS (como el envío de los camiones de obreros que "nadie sabe de dónde salieron") para hacerse con un poder que no habían ganado en las urnas. Por eso es un Golpe. Porque, tiene delito el asunto, con tanta huelga, manifestación, Manifiestos de intelectuales, cartas de Ortega y Gasset con eso de "Delenda est Monarchia", masas espontáneas en la calle, todo el país suspirando por la República, etc. etc., van y pierden abrumadoramente las elecciones.

Ya se sabe: la mayoría silenciosa, la masa no "espontánea", la que no grita, la que no hace huelgas ni firma manifiestos con eso de "Acabemos con la Monarquía", esa masa, al final, es mucho más numerosa que la otra. Y ocurre en todos los países. Por eso la necesidad imperiosa de utilizar la violencia por parte de los "espontáneos": para suplir el déficit democrático que tienen. A más violencia, menos democracia y menos legitimidad.

20 egarense, día 12 de Septiembre de 2008 a las 23:06
#16 manuelp...
Le incluyo un enlace de la "Wiki" que se que usted aprecia, igual ya lo conoce, pero vaya sería un comienzo:
http://es.wikipedia.org/wiki/Constituciones_de_And...
21 manuelp, día 12 de Septiembre de 2008 a las 23:10
# 19 lead

Esos disturbios que señala se produjeron por la inhibición de las fuerzas de orden público que señala el sr.Moa en el blog.
Y, como en las reacciones nucleares, una vez se alcanza la masa critica, la reacción se dispara.
Cuando las izquierdas vieron que no tenian delante ninguna fuerza opositora, por mera consecuencia lógica, se hicieron los dueños de la situación.
Si hasta el capitán de la guardia civil, al mando del retén de Gobernación, les presentó armas a Azaña y a Miguel Maura cuando se presentaron como "gobierno provisional de la republica" por todo el morro.
22 Momia, día 12 de Septiembre de 2008 a las 23:10
Yo creo que los dos tienen razón, Don Pío y lead; creo que hubo un golpe de monárquicos contra la monarquía -encabezado por Romanones, el amigo masón de Alfonso XIII-, pero enmarcado en una conspiración mucho más amplia y revolucionaria con la Masonería y el Socialismo a la cabeza.
23 manuelp, día 12 de Septiembre de 2008 a las 23:14
# 20 egarense

Gracias. Si ,habia visto el enlace, pero ya le digo que es que no me interesa el tema demasiado.
Bueno, les dejo que me voy a bailar unos pasodobles con mi mujer. Buenas noches.

saludos
24 ArrowEco, día 12 de Septiembre de 2008 a las 23:31
VV

IdeA

Declaración Balfour

"Foreign Office,

2 de noviembre de 1917.

Estimado Lord Rothschild,:
Tengo el placer de dirigirle, en nombre del Gobierno de Su Majestad, la siguiente declaración de simpatía hacia las aspiraciones de los judíos sionistas, que ha sido sometida al Gabinete y aprobada por él.
«El Gobierno de Su Majestad contempla favorablemente el establecimiento en Palestina de un hogar nacional para el pueblo judío y hará uso de sus mejores esfuerzos para facilitar la realización de este objetivo, quedando bien entendido que no se hará nada que pueda perjudicar los derechos civiles y religiosos de las comunidades no judías existentes en Palestina ni los derechos y el estatuto político de que gocen los judíos en cualquier otro país.»
Le quedaré agradecido si pudiera poner esta declaración en conocimiento de la Federación Sionista.



Sinceramente suyo,
Arthur James Balfour."



http://es.wikipedia.org/wiki/Declaraci%C3%B3n_Balf...
25 ArrowEco, día 12 de Septiembre de 2008 a las 23:38
VV

No debe ser casual que el emblema del Servicio encargado de las actividades del espionaje en la órbita interna del Reino Unido, supervisado por el Foreign Office, tenga la forma de un triángulo (representación de la pirámide másonica), con el ojo que todo lo ve en su cúspide o vértice superior. Aquí se puede ver:

http://www.light1998.com/Phallus/mi5logo.jpg
26 ArrowEco, día 12 de Septiembre de 2008 a las 23:53
VV

”Moviendo las piezas del tablero

Cuando la revolución de 1905 fracasó, los banqueros reaccionaron.
En su libro, Rape of the Constitution; Death of Freedom, Gyeorgos C. Hatonn explica cómo «Lenin fue "almacenado" en Suiza hasta 1907 [fuera de peligro]. Trotsky fue llevado a Estados Unidos, donde vivió sin pagar alquiler en una propiedad de la Standard Oil (propiedad de la familia Rockefeller) en Bayonne, Nueva Jersey» Como anécdota, el doctor Anthony Sutton explica en Wall Street and the Bolshevik Revolution que León Trotsky visitó España después de ser expulsado de Francia, en septiembre de 1916, por escribir artículos «incendiarios» en un periódico parisino escrito en ruso. Fue, según Sutton, «escoltado educadamente hasta la frontera española». Algunos días después, la policía de Madrid lo detuvo para internarlo en una «celda de primera clase» a un precio de una peseta y media al día. Después, Trotsky fue trasladado a Cádiz y después a Barcelona, «donde finalmente subió a bordo del Montserrat, un vapor de la Compañía Trasatlántica Española. Trotsky y su familia cruzaron el Atlántico y desembarcaron en Nueva York el 13 de enero de 1917.
Cuando el zar abdicó en 1916, Trotsky -con diez mil dólares de Rockefeller para gastos de viaje- fue conducido al Kristianiafiord (dejó Nueva York el 26 de marzo de 1917) con trescientos revolucionarios comunistas de Nueva York. ¿De dónde sacó Trotsky su pasaporte? ¿Quién se lo pagó? ¿Quién le arregló el trámite y por qué? Fue el mismo Rockefeller quien consiguió un pasaporte especial para Trotsky a través de Woodrow Wilson, el presidente de los Estados Unidos, y envió a Lincoln Steffens, un comunista estadounidense al servicio de Rockefeller, «con él para asegurarse de que volvía sano y salvo a Rusia». Según archivos desclasificados del Gobierno canadiense, el 13 de abril de 1917, cuando el barco se detuvo en Halifax, funcionarios del Servicio Secreto canadiense y personal de la marina británica se llevaron inmediatamente a Trotsky (bajo instrucciones oficiales recibidas por cablegrama de Londres el 29 de marzo de 1917) para confinarlo en Amherst, Nueva Escocia, como prisionero de guerra alemán. El cablegrama advertía de la presencia de Trotsky en «Kristianiafjord [diciendo que debería ser] retenido a la espera de más instrucciones, [ya que] esos socialistas rusos viajan con el propósito de empezar una revolución en contra del actual gobierno ruso, en razón de lo cual, Trotsky lleva consigo 10.000 dólares donados por los socialistas».
Pero ¿por qué fue detenido? «Porque el servicio secreto había sido informado de que Trotsky iba a sacar a Rusia de la guerra, liberando así a los ejércitos alemanes para atacar a las tropas ( ... ) del frente occidental», matiza Eustace Mullins. Lo que sucedió después, se asemeja al clima político actual en el erróneamente llamado «Canadá Libre». Como en el Canadá de hoy, la influencia de los Rockefeller está tras los movimientos separatistas de Quebec los políticos de entonces estaban bajo la influencia de la familia Rockefeller.
Gyeorgos C. Hatonn en el ya citado libro Rape of the Constitution; Death of Freedom explica: «El primer ministro Lloyd George envió órdenes urgentes por cable desde Londres al Servicio Secreto canadiense para que liberasen inmediatamente a Trotsky, pero aquél hizo caso omiso. Trotsky fue finalmente liberado gracias a la intervención de uno de los títeres más fieles a Rockefeller, el ministro canadiense Mackenzie King, un antiguo "especialista en laborismo" de los Rockefeller. King obtuvo personalmente la liberación de Trotsky y lo destacó como emisario de los Rockefeller con la misión de ganar la Revolución Bolchevique. Por lo tanto, el
doctor Annand Hammer, que proclamaba en voz alta su influencia en Rusia como amigo de Lenin, jugó un papel insignificante en comparación con el respaldo que le dio Rockefeller al comunismo mundial.»
¿Por qué apoyó el implacable John D. Rockefeller a Trotsky? Porque Trotsky, el revolucionario bolchevique, como John D. y el resto de su familia abogaba por la «revolución y la dictadura mundial, por su uniformidad ideológica y su compromiso con el internacionalismo liberal. Los bólcheviques y los banqueros, entonces, tienen algo en común: el internacionalismo», explica una y otra vez Anthony Sutton. Tanto Alien como el doctor Sutton llegan a la misma conclusión: la revolución y las finanzas internacionales tienen los mismos objetivos comunes: la erradicación de los poderes descentralizados, mucho más difíciles de controlar, y el establecimiento de un Gobierno Mundial Único, un monopolio del poder que se perpetúe en el tiempo.”


“La verdadera historia del Club Bilderberg”, de Daniel Estulin.

PS: Cabe recordar que el edificio de Naciones Unidas en Nueva York está construido en un terreno donado por los Rockefeller.
27 Momia, día 13 de Septiembre de 2008 a las 00:23
Dice Zapo que gracias a la República del 31, España tiene hoy "unos valores democráticos que nos hacen evocar que aquel proyecto que entonces no pudo ser, hoy es".

Así mismo también dice que "tenemos un rey bastante republicano. Para mí un republicano es quien es defensor de las instituciones, de los valores democráticos, quien es defensor de la vida pública, quien respeta los principios de una ciudadanía libre, y en ese sentido estamos muy tranquilos y muy a gusto"
28 lead, día 13 de Septiembre de 2008 a las 00:43
[Doble golpe de Abril del 31]

Momia #22:

Gracias por la parte que me toca.

Un saludo

(leadlag)
29 Momia, día 13 de Septiembre de 2008 a las 01:11
A lo largo de la historia de España, siete masones han ocupado el cargo de jefe de gobierno: Juan Prim, Sagasta, Manuel Ruiz Zorrilla, Manuel Azaña, Diego Martínez Barrio, Felipe González y José Luis Rodríguez Zapatero. Todos ellos han jugado papeles siniestros en momentos de gravedad para España: Prim, Sagasta y Zorrilla en la Revolución de 1868; y Martínez Barrio y Azaña durante la II República; y Felipe y Zapo durante la Transición.

Además, Zorrilla y Sagasta fueron Grandes Maestres del Grande Oriente de España, y Martínez Barrio del Gran Oriente de España, tal y como explica Benimelli en uno de sus trabajos.
30 tigrita, día 13 de Septiembre de 2008 a las 01:15
Una economía de guerra nos conduce inevitablemente a unas turbulencias económicas, que es en lo que estamos inmersos en estos momentos, puesto que las bombas no las regalan Manuel, hay que pagarlas y de aquí viene la crisis. Son las nuevas tecnologías que encarecen el producto. Así que no hay contradicción ninguna.
Títulos nobiliarios: como tigrita no consulta nunca la Wiki, puede decirse que sus conocimientos de historia proceden de lecturas inducidas por la curiosidad y la necesidad de saber, por lo cual suelo prescindir de lo circunstancial en favor del argumento que es donde se encuentran las claves del hecho histórico, que es en definitiva lo que nos interesa. Y aquí nos encontramos con un Paulus, Von para los amigos, metido en una bolsa, y un Manstein, Von por derecho propio, que va en su auxilio pero los soviéticos no le dejan. Y esta es una breve síntesis de esta historia.
31 Momia, día 13 de Septiembre de 2008 a las 01:21
La prohibición de la Masonería durante el franquismo tuvo una llamativa excepción: con el establecimiento de las bases norteamericanas en territorio español, Franco se vio obligado a aceptar, muy a su pesar, la presencia de logias de militares en dichas instalaciones. En Torrejón de Ardoz, levantó columnas la logia Arthur T. Weed nº 59; la Liberty en Morón; Pyrenees nº 77 en Zaragoza, y alguna otra.

Ya en plena transición, la Masonería tuvo que esperar hasta el 3 de julio de 1979 para ser legalizada, cuando el Tribunal Supremo -hay que recordar que Antonio Hernández Gil ha sido uno de los grandes masones de la Transición- ordenó al Ministerio del Interior la inscripción del Grande Oriente Español en el registro de asociaciones. Hoy, en el siglo XXI, la Masonería española está repartida en dos corrientes principales: por un lado, una tendencia de corte anglosajón, más conservadora, dogmática y regular, representada por la Gran Logia de España; por otro, la tendencia liberal y adogmática, encabezada por la Gran Logia Simbólica Española.
32 topograf, día 13 de Septiembre de 2008 a las 01:39
Osetia, Giorgia, Rusia, Europa, USA..., desisto. Saakashvili, Putin, Bush..., que me importa. La historia, las razas, las etnias, las religiones..., bueno ¿y que?. Malditos todos, malditos cínicos, malvados todos. Ya ves, fue hace un ratito, aún están enterrando a sus muertos y, ya lo tenemos olvidados. Un hecho más, un episodio más, ¡hemos visto tantos!, ¡nos quedan tantos por ver!. Dos, cuatro, seis mil muertos, ni ellos lo saben. Sangre, muerte, dolor, llanto. Seres como tu y yo sacrificados en el altar del dios maldad, que el Dios Amor permite. No ha sido un terremoto, ni un tsunami, ni un ciclón, ni ha sido ningún desastre incontrolable de la naturaleza, no: ha sido Satanás; como tantos Satanás hechos carne y hueso que la humanidad soporta a lo largo de su existencia.

Y todavía más, aún más, ahora es la hora de las tribunas, de vociferar voz en grito, de la chulería, de la bravuconada; de cargarse de razones unos y otros. Porque esto es así, no lo dudes, una vez más ellos podrán los cojones y nosotros, como siempre pondremos los muertos.

...”Tanto si se trata de autocracia, de monarquía, de republica liberal o democrática como del socialismo estatal o del comunismo proletario, encontramos siempre una casta dominante servidas por burócratas y defendidas por soldados que afirman gobernar a los pueblos en nombre de Dios o de la Ley, o de la Constitución, o de la legitimidad, o de la justicia social, o de mito nacional, y así sucesivamente”...(Giovanni Papini. EL ESPIA DEL MUNDO)

Y no me vengáis con eslóganes mohosos, ni con caca, culo, pedo; ni me levantéis el brazo con el puño cerrado o la mano abierta, que todo es una asquerosa mentira. Llegado el momento, quien de verdad se irá al carajo, seré yo, entre las aborígenes de un río de cretinos. Porque ellos, éstos que ahora, como siempre enardecen a la gente sencilla, ocultaran su culo a la espera de mejores tiempos.
33 tigrita, día 13 de Septiembre de 2008 a las 07:57
32..Muy bueno el comentario Topograf, si señor.
34 egarense, día 13 de Septiembre de 2008 a las 08:31
#33 tigrita...
Pues explicamelo tú, porque no lo entiendo...
35 manuelp, día 13 de Septiembre de 2008 a las 09:49
# 34 egarense

Buenos dias. Es una actitud llamada nihilismo.

El nihilismo es una posición filosófica que argumenta que el mundo, y en especial la existencia humana, no posee de manera objetiva ningún significado, propósito, verdad comprensible o valor esencial superior, por lo que no nos debemos a éstos.

de:
http://es.wikipedia.org/wiki/Nihilismo

36 IdeA, día 13 de Septiembre de 2008 a las 09:59
manuelp

Tu mismo demuestras que ninguno de los tres al finalizar la IIGM habían sido elegidos por sufragio universal para el cargo que ocupaban, aunque sea con citas políticamente correctas y prejuiciosas de la wipi. Por otra parte, de la entrada de USA en las dos guerras y por qué se alió con el comunismo no dices nada.

Bueno, dices que dejas de leer una conferencia porque al principio se hace referencia a que la IGM estaba prácticamente ganada por Alemania antes de la intervención norteamericana y se estaban estableciendo conversaciones de paz; dices que la masonería en USA y en el mundo es una filfa (como dice Baroja en ¿”Comunistas, judíos y demás ralea”?); vienes a decir que lo que haga USA es perfecto, como aliarse con el comunismo y permitir que domine la mayor parte del mundo e ideológicamente todo, aunque no sepas por qué; da igual, en la wipi encontrarás justificación.


Como todos tus juicios sean así, no me interesa demasiado tu opinión, aunque me seguiré dirigiendo a ti cuando quiera, casques o rabies.

(Por cierto, me has dicho de todo, te han dicho de todo; pero sólo a mi me retiras la palabra. Si yo tuviera la vanidad del gadi pensaría que no te atreves a debatir conmigo o te vas por los cerros de Úbeda cuando te dignas a hacerlo. Pero no soy tan vanidoso ni pienso eso.)

37 egarense, día 13 de Septiembre de 2008 a las 10:12
#35 manuelp...
O sea, una coartada para ser un golfo... (aunque no necesariamente).
38 Momia, día 13 de Septiembre de 2008 a las 10:13
Que los partidos y los políticos monárquicos traicionaran a Alfonso XIII, dando por perdidas unas elecciones que habían ganado ampliamente a los revolucionarios no legitima a la II República, Don Pío.

Que Franco y el resto de las fuerzas nacionales se levantaran en el 36 para defender la legalidad republicana que de hecho exitía en España, no la legitima en su origen; por otro lado, Franco nunca restauró la "legalidad republicana", lo que pone en duda la veracidad de que el Alzamiento realmente se hiciera para defender a la República, aunque evidentemente tampoco se hizo para restaurar la monarquía. Franco quedó legitimado porque ganó la Guerra Civil, como los Aliados -Estados Unidos, Rusia, Inglaterra y Francia- frente a Hitler en la II Guerra Mundial, para establecer un orden mundial nuevo.
39 manuelp, día 13 de Septiembre de 2008 a las 10:14
IdeA

Ahora me voy a hacer la compra, luego si quiere seguimos, pero me da la impresión de que está usted un poco "majara", ni yo le he dicho a usted de todo, ni a mi me han dicho de todo.
¿No será usted otro alias de tigrita?.Lo digo porque se enrolla de forma un tanto incoherente y difusa y, la verdad, no alcanzó a distinguir su finalidad real.
Si quiere luego le cuento lo de entrada de USA en las guerras mundiales.
Si para usted ser elegido en una votación presidencial como vicepresidente no es ser elegido por sufragio universal, entonces es que no sabe usted lo que son elecciones.
40 IdeA, día 13 de Septiembre de 2008 a las 10:16
manulp

no sé quien está más majara: tú lo dices, como vicepresidente, no como presidente.
41 IdeA, día 13 de Septiembre de 2008 a las 10:18
no sé quién está más majara: a la vez que sigues diciéndome d todo, dices que no me dices de todo.
42 IdeA, día 13 de Septiembre de 2008 a las 10:27
manuelp

no sé quién está más majara: he sido bastante concreto, estés o no de acuerdo, lo de incoherente y difuso es la terminología que acabas usando a veces en plan mesca.

Haz lo que quieras, tu opinión sobre la IIGM puedo verla directamenete en la wipi; en cualquier caso es seguro lugarcomunismo con el que han machacado sin cesar, no se puede culpar a nadie de que se lo haya tragado.
43 gaditano, día 13 de Septiembre de 2008 a las 10:40
manuel p: no te arriendo la ganancia. Te veo enzarzado con los conspiracionistas de la Masonería Momia y Arroweco. Pronto te sacarán a relucir los Protocolos de Sión.
Yo no sé mucha historia, pero sobre los Protocolos me he tragado dos tomazos de Taguieff, quien ha hecho la investigación definitiva que los demuestra fraudulentos. Cuando salga el tema avísame, para darles caña a este par de alucinados.
44 tigrita, día 13 de Septiembre de 2008 a las 10:42
¿Quién puede votar a esta señora Palín si no más entrar en la candidatura para vicepresidenta ya está dispuesta a repartir estopa donde ella crea que haga falta? ¿No te parece demasiado agresiva egarense? Por otra parte, sí no entiendes lo posteado por Topograf, busca en la WiKi a Diógenes, y en este personaje encontrarás la respuesta. No querrás que te lo demos todo masticado ¿Eh?
45 gaditano, día 13 de Septiembre de 2008 a las 10:44
manuel p: Sobre la masonería lleva años replicando a Momia en este blog Sherme, un masón "convicto y confeso". Médico de profesión.
Pero Momia es inasequible al desaliento, a la razón, a la evidencia y a la retórica.
Un autista ideológico con varios apodos, como madriles y otros.En mi opinión vas de ala debatiendo con él, como con Lupa sobre el Holocausto. Les da igual cualquier argumento.
46 gaditano, día 13 de Septiembre de 2008 a las 10:45
Idea y arroweco, quizá todos sean momia.
47 egarense, día 13 de Septiembre de 2008 a las 10:48
#44 tigrita...
No me parece demasiado agresiva, me resulta refrescante (Palín), aunque eso no demuestra nada. En fín, ya me ha explicado manuelp por donde iban los tiros (de lo otro). Y en cuanto a facilidades, yo a tí te las daría, si llegara el caso, todas y con todo el cariño...
48 gaditano, día 13 de Septiembre de 2008 a las 10:49
tigrita: Para estopa irracional y mugrienta moralmente la que cité aquí anteayer de una abortista americana contra Palin.
Por cierto, ¿Qué te parece el aborto a tí, Stalin con faldas?
49 gaditano, día 13 de Septiembre de 2008 a las 10:56
palin tiene el gran mérito de haber desncadenado el pánico en el campo demócrata, que se veían hasta hora ganadores con su Obama del culto a la personalidad.
Tiene otros méritos personales, uno que no le perdona el poderoso abortismo americano(me niego a equiparar feminismo con abortismo.Las pioneras feministas americanas como Elizabeth Cady Stanton eran decidiamente provida) es el de haberse negado a abortar a su bebé con el síndrome de Down.
Sólo por eso brindo por Palin para la primera mujer presidenta de los Estados Unidos de América, que lo será si sigue en la política cuatro años más.
50 Momia, día 13 de Septiembre de 2008 a las 10:59
En la mañana del 14 de abril de 1936, Alfonso XIII presidió su último Consejo de ministros, en el que redactó la carta de su despedida, pero no su abdicación, y convocando Cortes Constiuyentes en toda España, lo que nunca llegaría a producirse, hecho que podrá haber legitimado a la II República, pero que no se produjo.

En su carta de despedida decía Alfonso XIII: "Soy el rey de todos los españoles, y también un español. Hallaría medios sobrados para mantener mis regias prerrogativas, en eficaz forcejeo con quiénes las combaten. Pero resueltamente quiero apartarme de cuanto sea lanzar a un compatriota contra otro en fratricida guerra civil. No renuncio a ninguno de mis derechos, porque, más que míos, son depósito acumulado por la Historia, de cuya custodia ha de pedirme algún día cuenta rigurosa. Para conocer la auténtica y adecuada expresión de la conciencia colectiva, encargo a mi Gobierno que la consulte, convocando Cortes Constituyentes, y mientras habla la nación suspendo deliberadamente el ejercico del poder real y me aparto de España, reconociéndola como única señora de sus destinos".

« 1 2 3 »

En formato RSS© Copyright Libertad Digital SA. Juan Esplandiu 13, 28007 Madrid.
Tel: 91 409 4766 - Fax: 91 409 4899