Pío Moa

« Los motivos de los conquistadores | Principal | Qué hacer, de nuevo »

El caso de Onda Ocho. Mestizaje y enfermedades

11 de Junio de 2009 - 08:57:15 - Pío Moa

Compartir:
Menéame Tuenti

Ayer traía al blog una carta de una persona de una empresa donde di hace tiempo una conferencia la cual, por venir de mí, causó el normal revuelo entre la chusmilla política sociata y de la derecha genuflexa ante los sociatas. El autor me rogaba que no especificase su origen, para ahorrarse disgustos. Me ocurrió también, más grave, con un señor de una población andaluza que me explicaba los manejos de la "memoria histórica" por aquellos lugares, el odio que estaban sembrando con sus falsedades, pero se negó en redondo a que citase su nombre y localidad, por puro miedo de represalias: "En los pueblos, ya sabe usted..." En los pueblos y en las ciudades, porque el caso citado al principio procedía de una, y grande. En estas condiciones vivimos hoy.

Imagino que también el hecho de haberme llamado varias veces para hablar en Onda Ocho de Málaga habrá influido, entre otras muchas muestras de independencia de dicha radio, para que los caciques socialistas hayan arreciado en su empeño de cerrar la emisora por los mil espurios trucos administrativos que esa gente sabe emplear, hasta que finalmente han encontrado un juez cómodo y dispuesto a atacar la libertad de expresión y la democracia, tal como viene sucediendo en los últimos años. En ese empeño de acosar las libertades y asegurar el ya existente semimonopolio de la prensa basura, van juntos el PSOE y el PP, como se ha visto con claridad en relación con Jiménez Losantos, y es un signo muy definitorio de la involución anti democrática que vivimos. 

Contra lo que pudiera creerse, el caso de Onda Ocho tiene alcance nacional, no meramente local, por dos razones. En primer lugar, porque el ataque de los grandes partidos a la libertad nos afecta a todos los demócratas; en segundo lugar porque la emisora había demostrado que con medios ínfimos se puede influir y hacer una gran labor, por lo que suponía un ejemplo frente al deporte de la mucha queja y nula acción, tan típico en España. Y por eso, precisamente, por su ejemplo, había que silenciarla.

Es cierto que este país está muy estragado por tantos años de demagogia e inmoralidad política y mediática, y los mayores desmanes pasan sin apenas respuesta. Pero esa situación debe cambiar. A todos nos va mucho en ello.

http://www.libertaddigital.com/sociedad/el-alcalde-de-cartama-malaga-cierra-onda-8-aqui-vendra-quien-yo-diga-1276361360/

***

El martes pasado en El economista

PEDERASTIA Y PROGRESISMO

Llama mucho la atención el empeño del progresismo y la izquierda en general por identificar, muy poco sutilmente, a la Iglesia con la pederastia. De modo inevitable hubo, hay y habrá curas pederastas, como ladrones u otras muchas cosas, y lo lamentable es que la autoridad eclesiástica haya tratado a menudo de ocultarlo, por evitar el escándalo o por temor a campañas como las actualmente en curso.

Una idea apenas subliminal que lanzan estas campañas es la de que el celibato eclesiástico es la causa de tales conductas. Ahora bien, ¿cuántos pederastas progresistas existen? Incomparablemente más, sin duda, y sin embargo nadie trata de equiparar pederastia a progresismo, aunque estaría mucho más justificado. Pues la política del gobierno al respecto, por ejemplo, podría calificarse, entre otras cosas, de corrupción de menores, basada en la completa trivialización del sexo desde antes del bachillerato. Si el sexo es simplemente algo "divertido", "lúdico", "sin tabúes" ni mayor compromiso, ¿qué problema podría haber en la pederastia? Cada vez más a menudo la prensa informa de extensas redes de pedófilos descubiertas por la policía, y el turismo de ese estilo a diversos países lleva muchos años en alza desde la progresista Europa.

El escándalo de la izquierda por los casos de pederastia en la Iglesia es fingido. Si en Occidente permanece, no sabemos por cuánto tiempo, la aversión hacia estos hechos, se debe a la moral y la herencia cristiana, mientras que la actitud de la izquierda extiende comportamientos como los de aquellas culturas y países adonde acuden los turistas sexuales y donde, en efecto, no existe inhibición alguna al respecto. Imagino que pronto veremos campañas para "desdramatizar" el asunto, presentando la pedofilia como una "opción sexual" más, en nada inferior a la sexualidad normal, que ya no se llama así cino, significativamente, heterosexual.

------------------------ 

**** Una productora tendrá que pagar 24.000 euros a Alcaraz y su mujer por un vídeo ofensivo

La colaboración con el terrorismo implica el ataque a sus víctimas. Y la calumnia y el juego sucio son connaturales al socialismo y a los separatismos. En rigor, es lo que mejor saben hacer, aunque no siempre les salen las cuentas.

**** Tarta y cava para celebrar el cumpleaños de Soraya

Las Cortes en plan colegio de primaria, con los compis y coleguis pasándoselo en grande.... Y la del cumpleaños, ¿no hizo un nuevo posado? ¡Qué difícil les es ser consecuentes! Y el machista Rajoy, ¿no se decide? ¿No se dan cuenta de la cantidad de votos que ganarían si, aprovechando el cumpleaños, hubieran salido los dos bailando la danza del vientre, un suponer? ¡El vídeo daría la vuelta al mundo! Quedarían como lo que son, y no se entiende que se empeñen en hacerse los decentes, cuando eso está tan pasado de moda y electoralmente rinde tan poco, que diría Arriola.

-----------------------

Conquista de América

Esta cuestión lleva a la del mestizaje, visto por unos como un gran mérito y por otros como un crimen producto de violaciones sin tasa. Pero el mestizaje surgió naturalmente porque la inmensa mayoría de los recién llegados eran solteros o habían dejado a sus esposas en España. Los indios acostumbraban ofrecer mujeres en señal de paz más o menos voluntaria, y en esas circunstancias el número de hijos mestizos se multiplicó desde el primer momento. Hubo también violaciones, por supuesto, como en las guerras de Europa y entre los mismos indios.

El hecho de que la América hispana sea en gran medida mestiza, y las zonas más densamente pobladas en el siglo XV sigan siendo hoy las de mayor población india, desmiente por sí solo el mito del genocidio, tan divulgado en el siglo XX, a menudo por personas próximas a movimientos totalitarios que sí han practicado genocidios bien documentados. Únicamente en las Antillas desaparecieron casi por completo los nativos, lo que pudo deberse en parte a la dureza con que eran explotados al principio; pero seguramente pesaron más las enfermedades, quizá al extraño fenómeno de choque de culturas, observado también en otros lugares, por el que las mujeres dejaban de tener hijos. Los españoles no dispusieron de medios para realizar un genocidio, y menos aún pensaron en tal cosa, como con alegre mala fe suele pretenderse. Las caídas de población que algunos historiadores detectan a partir de cifras fantásticas, obedecían en muchos casos a que los indios cristianizados dejaban de contabilizarse como tales.

Cabe alguna observación acerca de las enfermedades llevadas por la conquista, en particular la contagiosa viruela, a la que algunos atribuyen la muerte de más del 90% de la población en algunas zonas. El dato es harto improbable, y no seguro que la viruela la portaran los españoles, a quienes la enfermedad mataba igualmente. La muerte del emperador inca Huayna Capac se produjo por viruela en 1527, cuando los hispanos se hallaban a cientos o miles de kilómetros del lugar, y no hay constancia de que el ínfimo grupo europeo que merodeaban por los aledaños del Imperio hubiera sufrido la plaga. No es imposible, claro, que la viruela viniese con los europeos, muy a su pesar, y otras enfermedades sí vinieron; pero seguramente los indios padecían también epidemias como las que periódicamente hacían estragos por Europa, Asia o África.

Finalmente, subsiste el retrato absurdo de unos conquistadores primarios, brutales y analfabetos, ineptos para otra cosa que la violencia. De ser así, poco habrían logrado. Mas, perdidos en aquel mundo asombroso, debían apoyarse no solo en el valor físico y moral, sino en la intuición, inteligencia y diplomacia para compensar su desesperada inferioridad numérica y superar obstáculos naturales casi insalvables para los medios de entonces. Sabían leer y escribir en promedio superior, probablemente, al de España y Europa, y dominaban las técnicas: aislados en la selva o en el corazón de México, construían bergantines y otras embarcaciones, cultivaban el suelo, alzaban casas al modo de España, planificaban ciudades muy racionalmente, imponían y se imponían leyes, creaban escuelas, etc. Muchos de ellos eran hidalgos, nobles del rango más bajo, y en su mayoría, contra la caricatura dibujada por diversos escritores y asumida luego como verdad inconcusa, distaban de ser alérgicos al trabajo: sus obras y las del pueblo llano en América revelan una capacidad más que notable de organización, trabajo e improvisación imaginativa: las repoblaciones de la reconquista habían formado gentes hábiles en todo ello, no solo en el oficio de las armas.

Lo más probable habría sido que se limitaran a conseguir oro, plata y otros bienes y volvieran a España: algunos lo hicieron, como también los alemanes en Venezuela; pero optaron por lo improbable: colonizar, roturar, urbanizar y aportar savia vital y una nueva cultura superior a las indias. Entre sus maldades y sus bondades, sus fracasos y sus glorias, los segundos términos parecen pesar mucho más en la balanza.   

Comentarios (327)

« 1 2 3 4 5 6 7 »

301 alterego, día 12 de Junio de 2009 a las 00:08
#294, mescaler, pues unas cuantas veces. Hace unos años trabajaba en Bruselas, y visité el Parlamento Europeo y la Comisión Europea, y allí estaban los asientos en los que se sentaban los representantes de la nación francesa, también estaban los de la nación española y, curiosamnete, los de la portuguesa, italiana, irlandesa...

Un año antes trabajé en HK y ¿a que no sabes que ví? un edificio con una bandera roja y amarilla que era la delegación de la nación española, en el mismo barrio estaba la francesa y otras. Y me han dicho que hay más representaciones de esas naciones en muchos paises (sorprendente).

En Afganistan o Líbano dicen que también hay representantes de esas "naciones", se les distingue por unas telas de colores que ponen en sus campamentos.

Y si vas a Ceuta y cruzas la frontera del Tarajal verás que a un lado hay una nación en la que se es libre y al otro una nación sometida a una monarquía fuedal.

Estoy seguro que un francés, un italiano, o un portugues tienen muy claro que es y que no es una nación.

Aunque puede tener razón mescaler, y tratarse todo de un producto de mi imaginación.
302 mescaler, día 12 de Junio de 2009 a las 00:09
#297 No, meapilas: Francia es un ESTADO, con un territorio, una población y un ordenamiento jurídico. Todas esas cosas son reales y fácilmente reconocibles.

En cambio, "nación" o "patria" es, como decía manuelp, un "legado multisecular" (!) encarnado (!!) en nosotros por simple fatalidad biológica (!!!). Vamos, que fuera de nosotros no existe.

Saludos,
Mescalero
303 denebola, día 12 de Junio de 2009 a las 00:11

Idiocía pura. El estado es la forma jurídica de la nación. Como demuestra el hecho de que las naciones son muy anteriores a los estados, invento moderno.

Tonto, más que tonto.
304 DeElea, día 12 de Junio de 2009 a las 00:11
A mi me da pena por su santa madre ¡pobre mujer! es duro tener un hijo mentiroso, traidor y cobarde y además para colmo de males…. un mamarracho.

305 denebola, día 12 de Junio de 2009 a las 00:13
¿Y qué me dices de su hija de DeElea? ¿Tú crees que esa niña crecerá sana con un padre así, que no sabe de dónde viene ni adonde vá?
306 mescaler, día 12 de Junio de 2009 a las 00:17
#303 Y una polla. Los griegos y los romanos ya estaban organizados en estados, así que no son tan modernos.

"Idiocia", no "idiocía". Cuando pretendes ponerte culto no das ni una, majete.

Saludos,
Mescalero
307 DeElea, día 12 de Junio de 2009 a las 00:18
O si que sabe a donde va, Denebola, pero piensa que le pagaran sus servicios como el se merece, que es aun peor. Un hombre así necesita no tener conciencia y acaso el no la tenga pero dudo que los suyos carezcan como él de ella.
308 alterego, día 12 de Junio de 2009 a las 00:19
#302, mescaler, veamos que dicen "los super DRAEñones":

Nación: 1-Conjunto de los habitantes de un país regido por el mismo gobierno. 2- Territorio de ese país.

Patría: Tierra natal o adoptiva ordenada como nación, a la que se siente ligado el ser humano por vínculos jurídicos, históricos y afectivos. 2- Lugar, ciudad o país en que se ha nacido.

Luego sí existen, se pueden ver y tocar, la próxima vez que vaya a Toulouse te traeré unas fotos de la nación francesa para que las veas.

Te invitó también a que les digas a algún francés que la nación francesa no existe, que es producto de su imaginación, a ver que te responde.
309 DeElea, día 12 de Junio de 2009 a las 00:22
Mescaler, pobre hombre, todos los pueblos civilizados están organizados en Estados, incluso los no civilizados no eran extraños a formas de Estado embrionarias. ¿Pero tú sabes que significa Estado criatura?
310 mescaler, día 12 de Junio de 2009 a las 00:24
#308 Ah, vaya, la nación es el suelo, la tierra, los estratos geológicos y esas cosas. Es cierto, podemos tocarlas. Y si extraes con una excavadora unas cuantas toneladas de tierra francesa y te las traes a España y las tiras por ahí, esas moléculas minerales siguen siendo francesas, ¿no?

Saludos,
Mescalero
311 denebola, día 12 de Junio de 2009 a las 00:25

Sí tonto, las ciudades-estado de los griegos y el estado soviético y los estados jesuíticos... todos son estados. Y las naciones claro, no existen. Tu echas a andar hacia oriente y apareces por occidente sin atravesar nación alguna. Tonto.
312 mescaler, día 12 de Junio de 2009 a las 00:26
#309 El que parece que no lo sabe es tu amigo el beatito, que dice que el estado es un invento moderno. Aunque, sabiendo que él vive en la alta edad media, igual tiene razón.

Saludos,
Mescalero
313 DeElea, día 12 de Junio de 2009 a las 00:27
Existen Estado desde la mas remota antiguedad, pero el Estado es a posteriori como bien te indicaba denebola.
314 alterego, día 12 de Junio de 2009 a las 00:28
#310, mescaler, la nación es el territorio (según DRAE), la gente, los edificios,... todo lo que forma un país, y está reconocido como tal por los demás.

A un francés, a un italiano, a un protugues no hay que explicarles lo que es o no una nación. Claro que algunos españoles (mescaler entre ellos) están por encima de esas cosas.
315 denebola, día 12 de Junio de 2009 a las 00:29
Hay que comprender que mescalero no es más que un organismo biológico al que se le ha insertado un programa ideológico capaz de oscurecer cosas que para la gente normal son patentes. La pobre criatura no cree que tenga alma y las funciones más nobles, como la voluntad, él las ha vendido al partido y trabajan para él.
316 mescaler, día 12 de Junio de 2009 a las 00:30
#313 Si existen estados desde la más remota antigüedad, no son un invento moderno, que es lo que dicho denebola.

Saludos,
Mescalero
317 DeElea, día 12 de Junio de 2009 a las 00:32

No cretino el que se confunde para no variar eres tú, que te creías que la nación nace con el Estado “Moderno” (Estado con características añadidas o peculiares) como bien claro dejaste cuando decíais tú y el requetemerluzo que hasta Felipe V de Anjou, o los decretos de nueva planta no recuerdo si coinciden, no existió la nación Española. Mamarracho mentiroso.
318 mescaler, día 12 de Junio de 2009 a las 00:33
#314 ¿Y si un edificio es propiedad de un extranjero, ya no forma parte de la nación?

Saludos,
Mescalero
319 denebola, día 12 de Junio de 2009 a las 00:34

Las naciones no existen pero el malo-tonto reivindica las naciones catalanas, vasca y gallega. Las fronteras son perversas pero ahí está él levantando fronteras. Los estados existen desde siempre, pero el estado español no. Yo estoy en la edad media pero él quiere retroceder a los reinos del medievo. La nación es una cosa que sólo tiene entidad en la cabeza de la gente, pero si es un español es despreciable y hay que destruirla y si es un racista vasco es respetable y hay que promoverla.

Y el hombre es bueno por naturaleza pero mescalero, malo desde la cuna. Paz y buen rollito, que de matar ya se ocupa el partido.

Hipócrita redomado.
320 mescaler, día 12 de Junio de 2009 a las 00:35
#317 Yo no dije eso, pero entiendo que, a esta hora, te resulte difícil hilar dos frases seguidas.

Saludos,
Mescalero
321 denebola, día 12 de Junio de 2009 a las 00:36

Y los estados claro, existen desde la más remota antigüedad pero ahí está mescalero y la recua de afrancesados reivindicando la revolución francesa como instante glorioso en que nació el estado moderno.
322 mescaler, día 12 de Junio de 2009 a las 00:36
#319 Otro que sólo es capaz de decir incoherencias. Venga, chicos, un pis y a la cama. Mañana será otro día.

Saludos,
Mescalero
323 DeElea, día 12 de Junio de 2009 a las 00:37
Repito, que además de mamarracho “sordo”, los estados son posteriores a los pueblos, las naciones ¿entiendes? y ahora me cuentas que el termino nación es un termino moderno mamarracho.

Para que surja de una sociedad de hombres un Estado es necesario que un pueblo precedente a él (el Estado) se lo proponga o sea que lo creé ¿Ya, mamarracho?
324 DeElea, día 12 de Junio de 2009 a las 00:40
320#

Si no lo dijiste te sumaste expresamente a la teoria, lo recuerdo.

Mentiroso.
325 alterego, día 12 de Junio de 2009 a las 00:41
#322, mescaler, algo me ha quedado claro de esto:

* mescaler, y los que piensan como él, son los mejores.

* mescaler, y los que piensan como él, siempre han sido los mejores, y los más listos.

* Si, a pesar de ser mescaler, y los que piensan como el, os mejores, alguien cree que España es una nación, se debe a los demás incultos que también se creen una nación.

* Y por supuesto, Cataluña, Galicia y "Euskadi", ellos y sólo ellos, son naciones.
326 denebola, día 12 de Junio de 2009 a las 00:42

¿Cuál es el objeto del Estado? Establecer, ordenar y conservar relaciones jurídicas entre... ¿entre quién? ¿Cuál es ese sujeto al que hay que dar leyes y cuidar que se cumplan? ¿Cuál es el territorio en que esto es efectivo?

Según el catedrático del blog, el objeto del Estado es un sujeto inexistente previamente. Y si no existía ¿qué necesidad había de inventarse esa cosa llamada Estado?

Tooooonnnto.

327 DeElea, día 12 de Junio de 2009 a las 01:44
"Pero creo que el principal defecto de la filosofía de Wells es algo más profundo, algo que él expresa de manera muy entretenida en el capítulo introductorio de su nueva utopía. En cierto sentido, su filosofía equivale a una negación de la posibilidad de la filosofía misma. Al menos, sostiene que no existen ideas seguras y fiables ante las que podamos sentir una satisfacción mental plena.

Resultará sin duda más claro y más divertido citar las palabras del propio Wells: «Nada dura, nada es preciso y cierto (excepto la mente de un pedante...) ¡El ser! No hay ser, sino un llegar a ser universal de individualidades, y Platón dio la espalda a la verdad cuando se volvió hacia su museo de ideas específicas». Otra de las afirmaciones de Wells es la siguiente: «No hay nada perdurable en lo que sabemos. Pasamos de unas luces más débiles a otras más potentes, y cuanto más potentes son, más rasgan nuestros cimientos hasta entonces opacos, y revelan las nuevas y distintas opacidades que hay debajo».

Pues bien, cuando Wells afirma este tipo de cosas, yo digo con todo respeto que no observa una distinción mental evidente. No puede ser cierto que no exista nada permanente en lo que sabemos. Pues si no lo hubiera, no lo sabríamos, y no podríamos llamarlo conocimiento.

Nuestro estado mental puede ser muy distinto al de otra persona que vivió hace miles de años. Pero no enteramente distinto, pues en caso contrario nosotros no seríamos conscientes de la diferencia. Wells ha de percatarse, sin duda, de la primera y más simple de las paradojas que habita junto a los manantiales de la verdad. No puede dejar de ver que el hecho de que dos cosas sean distintas implica que sean similares. La tortuga y la liebre difieren en su rapidez, pero deben coincidir en el atributo del movimiento. La más rápida de las liebres no será nunca más rápida que un triángulo isósceles o la idea del color rosado. Cuando decimos que la liebre se mueve más deprisa, estamos diciendo que la tortuga se mueve. Y cuando decimos que algo se mueve, estamos diciendo, sin necesidad de más palabras, que hay cosas que no se mueven. E incluso en el acto de afirmar que las cosas cambian, decimos que hay cosas que son inmutables.

Pero sin duda el mejor ejemplo de la falacia de Wells se encuentra, precisamente, en el ejemplo que él mismo escoge.

Es cierto que vemos una luz leve que, comparada con algo más oscuro, es luz, pero que, comparada con otra luz más potente, es oscuridad. Pero la cualidad de la luz permanece igual, pues de no ser así no podríamos decir que es más potente, ni reconocerla como tal. Si el carácter de la luz no estuviera fijado en la mente, podríamos, del mismo modo, llamar luz más potente a una sombra más densa, o viceversa. Si, aunque fuera por un instante, el carácter de la luz quedara sin fijar; si, aunque sólo fuera durante una fracción de segundo se volviera dudoso; si, por ejemplo, en nuestra idea de luz se introdujera a hurtadillas una vaga idea de lo azulado, entonces, en ese instante, dudaríamos de si la nueva luz tiene más o menos luz. Por decirlo en pocas palabras, el progreso puede ser tan variable como una nube, pero la dirección ha de ser tan recta como una carretera francesa. El norte y el sur son términos relativos en el sentido de que yo me encuentro al norte de Bournemouth y al sur de Spitzberg. Pero si existe alguna duda respecto de la posición del Polo Norte, existirá, en el mismo grado, duda respecto de si yo me encuentro al sur de Spitzberg o no. La idea absoluta de la luz puede ser inalcanzable en la práctica. Tal vez nosotros no podamos conseguir la luz pura. Tal vez no lleguemos nunca al Polo Norte.

Pero que el Polo Norte sea inalcanzable no implica necesariamente que sea indefinible. Y sólo porque el Polo Norte no es indefinible es que podemos trazar un mapa fiable de Brighton y de Worthing. En otras palabras, Platón se puso de cara a la verdad y dio la espalda a Wells cuando se volvió hacia su museo de ideas específicas. Es precisamente en ello en lo que Platón demuestra su buen juicio. No es verdad que todo cambie; las cosas que cambian son todas las cosas manifiestas y materiales. Hay algo que no cambia, y es precisamente la cualidad abstracta, la idea invisible."

GK Chesterton

« 1 2 3 4 5 6 7 »

En formato RSS© Copyright Libertad Digital SA. Juan Esplandiu 13, 28007 Madrid.
Tel: 91 409 4766 - Fax: 91 409 4899