Pío Moa

« Los motivos de los conquistadores | Principal | Qué hacer, de nuevo »

El caso de Onda Ocho. Mestizaje y enfermedades

11 de Junio de 2009 - 08:57:15 - Pío Moa

Compartir:
Menéame Tuenti

Ayer traía al blog una carta de una persona de una empresa donde di hace tiempo una conferencia la cual, por venir de mí, causó el normal revuelo entre la chusmilla política sociata y de la derecha genuflexa ante los sociatas. El autor me rogaba que no especificase su origen, para ahorrarse disgustos. Me ocurrió también, más grave, con un señor de una población andaluza que me explicaba los manejos de la "memoria histórica" por aquellos lugares, el odio que estaban sembrando con sus falsedades, pero se negó en redondo a que citase su nombre y localidad, por puro miedo de represalias: "En los pueblos, ya sabe usted..." En los pueblos y en las ciudades, porque el caso citado al principio procedía de una, y grande. En estas condiciones vivimos hoy.

Imagino que también el hecho de haberme llamado varias veces para hablar en Onda Ocho de Málaga habrá influido, entre otras muchas muestras de independencia de dicha radio, para que los caciques socialistas hayan arreciado en su empeño de cerrar la emisora por los mil espurios trucos administrativos que esa gente sabe emplear, hasta que finalmente han encontrado un juez cómodo y dispuesto a atacar la libertad de expresión y la democracia, tal como viene sucediendo en los últimos años. En ese empeño de acosar las libertades y asegurar el ya existente semimonopolio de la prensa basura, van juntos el PSOE y el PP, como se ha visto con claridad en relación con Jiménez Losantos, y es un signo muy definitorio de la involución anti democrática que vivimos. 

Contra lo que pudiera creerse, el caso de Onda Ocho tiene alcance nacional, no meramente local, por dos razones. En primer lugar, porque el ataque de los grandes partidos a la libertad nos afecta a todos los demócratas; en segundo lugar porque la emisora había demostrado que con medios ínfimos se puede influir y hacer una gran labor, por lo que suponía un ejemplo frente al deporte de la mucha queja y nula acción, tan típico en España. Y por eso, precisamente, por su ejemplo, había que silenciarla.

Es cierto que este país está muy estragado por tantos años de demagogia e inmoralidad política y mediática, y los mayores desmanes pasan sin apenas respuesta. Pero esa situación debe cambiar. A todos nos va mucho en ello.

http://www.libertaddigital.com/sociedad/el-alcalde-de-cartama-malaga-cierra-onda-8-aqui-vendra-quien-yo-diga-1276361360/

***

El martes pasado en El economista

PEDERASTIA Y PROGRESISMO

Llama mucho la atención el empeño del progresismo y la izquierda en general por identificar, muy poco sutilmente, a la Iglesia con la pederastia. De modo inevitable hubo, hay y habrá curas pederastas, como ladrones u otras muchas cosas, y lo lamentable es que la autoridad eclesiástica haya tratado a menudo de ocultarlo, por evitar el escándalo o por temor a campañas como las actualmente en curso.

Una idea apenas subliminal que lanzan estas campañas es la de que el celibato eclesiástico es la causa de tales conductas. Ahora bien, ¿cuántos pederastas progresistas existen? Incomparablemente más, sin duda, y sin embargo nadie trata de equiparar pederastia a progresismo, aunque estaría mucho más justificado. Pues la política del gobierno al respecto, por ejemplo, podría calificarse, entre otras cosas, de corrupción de menores, basada en la completa trivialización del sexo desde antes del bachillerato. Si el sexo es simplemente algo "divertido", "lúdico", "sin tabúes" ni mayor compromiso, ¿qué problema podría haber en la pederastia? Cada vez más a menudo la prensa informa de extensas redes de pedófilos descubiertas por la policía, y el turismo de ese estilo a diversos países lleva muchos años en alza desde la progresista Europa.

El escándalo de la izquierda por los casos de pederastia en la Iglesia es fingido. Si en Occidente permanece, no sabemos por cuánto tiempo, la aversión hacia estos hechos, se debe a la moral y la herencia cristiana, mientras que la actitud de la izquierda extiende comportamientos como los de aquellas culturas y países adonde acuden los turistas sexuales y donde, en efecto, no existe inhibición alguna al respecto. Imagino que pronto veremos campañas para "desdramatizar" el asunto, presentando la pedofilia como una "opción sexual" más, en nada inferior a la sexualidad normal, que ya no se llama así cino, significativamente, heterosexual.

------------------------ 

**** Una productora tendrá que pagar 24.000 euros a Alcaraz y su mujer por un vídeo ofensivo

La colaboración con el terrorismo implica el ataque a sus víctimas. Y la calumnia y el juego sucio son connaturales al socialismo y a los separatismos. En rigor, es lo que mejor saben hacer, aunque no siempre les salen las cuentas.

**** Tarta y cava para celebrar el cumpleaños de Soraya

Las Cortes en plan colegio de primaria, con los compis y coleguis pasándoselo en grande.... Y la del cumpleaños, ¿no hizo un nuevo posado? ¡Qué difícil les es ser consecuentes! Y el machista Rajoy, ¿no se decide? ¿No se dan cuenta de la cantidad de votos que ganarían si, aprovechando el cumpleaños, hubieran salido los dos bailando la danza del vientre, un suponer? ¡El vídeo daría la vuelta al mundo! Quedarían como lo que son, y no se entiende que se empeñen en hacerse los decentes, cuando eso está tan pasado de moda y electoralmente rinde tan poco, que diría Arriola.

-----------------------

Conquista de América

Esta cuestión lleva a la del mestizaje, visto por unos como un gran mérito y por otros como un crimen producto de violaciones sin tasa. Pero el mestizaje surgió naturalmente porque la inmensa mayoría de los recién llegados eran solteros o habían dejado a sus esposas en España. Los indios acostumbraban ofrecer mujeres en señal de paz más o menos voluntaria, y en esas circunstancias el número de hijos mestizos se multiplicó desde el primer momento. Hubo también violaciones, por supuesto, como en las guerras de Europa y entre los mismos indios.

El hecho de que la América hispana sea en gran medida mestiza, y las zonas más densamente pobladas en el siglo XV sigan siendo hoy las de mayor población india, desmiente por sí solo el mito del genocidio, tan divulgado en el siglo XX, a menudo por personas próximas a movimientos totalitarios que sí han practicado genocidios bien documentados. Únicamente en las Antillas desaparecieron casi por completo los nativos, lo que pudo deberse en parte a la dureza con que eran explotados al principio; pero seguramente pesaron más las enfermedades, quizá al extraño fenómeno de choque de culturas, observado también en otros lugares, por el que las mujeres dejaban de tener hijos. Los españoles no dispusieron de medios para realizar un genocidio, y menos aún pensaron en tal cosa, como con alegre mala fe suele pretenderse. Las caídas de población que algunos historiadores detectan a partir de cifras fantásticas, obedecían en muchos casos a que los indios cristianizados dejaban de contabilizarse como tales.

Cabe alguna observación acerca de las enfermedades llevadas por la conquista, en particular la contagiosa viruela, a la que algunos atribuyen la muerte de más del 90% de la población en algunas zonas. El dato es harto improbable, y no seguro que la viruela la portaran los españoles, a quienes la enfermedad mataba igualmente. La muerte del emperador inca Huayna Capac se produjo por viruela en 1527, cuando los hispanos se hallaban a cientos o miles de kilómetros del lugar, y no hay constancia de que el ínfimo grupo europeo que merodeaban por los aledaños del Imperio hubiera sufrido la plaga. No es imposible, claro, que la viruela viniese con los europeos, muy a su pesar, y otras enfermedades sí vinieron; pero seguramente los indios padecían también epidemias como las que periódicamente hacían estragos por Europa, Asia o África.

Finalmente, subsiste el retrato absurdo de unos conquistadores primarios, brutales y analfabetos, ineptos para otra cosa que la violencia. De ser así, poco habrían logrado. Mas, perdidos en aquel mundo asombroso, debían apoyarse no solo en el valor físico y moral, sino en la intuición, inteligencia y diplomacia para compensar su desesperada inferioridad numérica y superar obstáculos naturales casi insalvables para los medios de entonces. Sabían leer y escribir en promedio superior, probablemente, al de España y Europa, y dominaban las técnicas: aislados en la selva o en el corazón de México, construían bergantines y otras embarcaciones, cultivaban el suelo, alzaban casas al modo de España, planificaban ciudades muy racionalmente, imponían y se imponían leyes, creaban escuelas, etc. Muchos de ellos eran hidalgos, nobles del rango más bajo, y en su mayoría, contra la caricatura dibujada por diversos escritores y asumida luego como verdad inconcusa, distaban de ser alérgicos al trabajo: sus obras y las del pueblo llano en América revelan una capacidad más que notable de organización, trabajo e improvisación imaginativa: las repoblaciones de la reconquista habían formado gentes hábiles en todo ello, no solo en el oficio de las armas.

Lo más probable habría sido que se limitaran a conseguir oro, plata y otros bienes y volvieran a España: algunos lo hicieron, como también los alemanes en Venezuela; pero optaron por lo improbable: colonizar, roturar, urbanizar y aportar savia vital y una nueva cultura superior a las indias. Entre sus maldades y sus bondades, sus fracasos y sus glorias, los segundos términos parecen pesar mucho más en la balanza.   

Comentarios (327)

« 1 2 3 4 5 6 7 »

1 mescaler, día 11 de Junio de 2009 a las 09:46
El homófobo y machista Muela llamando machista a Rajoy... lo que hay que ver.
2 mescaler, día 11 de Junio de 2009 a las 09:51
La brutalidad no es incompatible con la diplomacia, como sugiere el Muela. Es más, lo normal es que se complementen perfectamente.
3 jjvr, día 11 de Junio de 2009 a las 10:10
Si nadie le hace caso, se acabará cansando.

Un saludo
4 mescaler, día 11 de Junio de 2009 a las 10:16
#3 ¿Ese comentario va por mí o por el Muela?

Saludos,
Mescalero
5 DeElea, día 11 de Junio de 2009 a las 10:24
3#

No creo, la criatura es un pequeño esbirro cumpliendo una misión para sus amos, las elites izquierdosas, los aristócratas del partido, él es simplemente un pobre lacayo ejerciendo de Capo de blog y de levantador de falsos testimonios. Bastante patético por cierto.
6 mescaler, día 11 de Junio de 2009 a las 10:34
#5 Para patético tú, diarrea. Tú y tus amigos chupacirios.

Saludos,
Mescalero
7 DeElea, día 11 de Junio de 2009 a las 10:36
De todas formas según D. Pío, a veces dice cosas interesantes, lo cierto es que a pesar de prestarle atención no le he leído nada interesante, básicamente se dedica a lanzar mentiras en sintonía con la línea de mentiras oficial del stabliment, vamos como un esbirro cualquiera.
8 mescaler, día 11 de Junio de 2009 a las 10:42
#7 Qué coincidencia. A mí me pasa lo mismo contigo, diarrea.

Saludos,
Mescalero
9 lanceat, día 11 de Junio de 2009 a las 10:49
#3 Lo dudo. Es un Pajinllero y eso creo que es crónico.
10 jjvr, día 11 de Junio de 2009 a las 10:54
#5

Parece que, con cierta malevolencia por su parte, pretende exacerbar la megalomanía del sujeto.

#7

Para mí el sujeto es interesante desde el punto de vista psicopatológico, pero creo que debería recibir asistencia en privado.

Un saludo



11 jjvr, día 11 de Junio de 2009 a las 10:58
#9

Amigo mio, lo único crónico es la muerte, lo demás tiene arreglo.

Un saludo
12 mescaler, día 11 de Junio de 2009 a las 11:05
#10 Bien, veo que te refieres al Muela. Yo no le prestaría demasiada atención. Ni siquiera creo que tenga problemas mentales, aparte de los que le haya podido provocar una indigestión de marxismo en sus años mozos.

Saludos,
Mescalero
13 manuelp, día 11 de Junio de 2009 a las 11:07
Pues la gesta casi inconcebible de los españoles en America, es producto natural de los ánimos de una nación sana y viril, que acababa de salir de una lucha a muerte de ocho siglos contra el Islam y donde, como decia Hernán Cortés en sus cartas, "las mujeres en Castilla, paren soldados".
Nuestros gloriosos antepasados pasaban a America, "por más valer", cierto y natural. Hace poco se ha mencionado el episodio de Lope de Aguirre en el blog, como si fuese algo deshonroso para los españoles. No veo yo la deshonra por ningún lado, sino la protesta lógica ante la injusticia de hombres que llevaban la noción de justicia y libertad en el alma, como se puede colegir leyendo la famosa carta que le enviaron a Felipe II:

Lope de Aguirre, tu mínimo vasallo, cristiano viejo, de medianos padres, hijo-dalgo, natural vascongado, en el reino de España, en la villa de Oñate vecino,.......................

y esto, crée, Rey y Señor, nos ha hecho hacer el no poder sufrir los grandes pechos, premios y castigos injustos que nos dan estos tus ministros que, por remediar a sus hijos y criados, nos han usurpado y robado nuestra fama, vida y honra, que es lástima, ¡oh Rey! y el mal tratamiento que se nos ha hecho.................

Ay, ay! qué lástima tan grande que, César y Emperador, tu padre conquistase con la fuerza de España la superbia Germania, y gastase tanta moneda, llevada destas Indias, descubiertas por nosotros, que no te duelas de nuestra vejez y cansancio, siquiera para matarnos la hambre un día! Sabes que vemos en estas partes, excelente Rey y Señor, que conquistaste a Alemania con armas, y Alemania ha conquistado a España con vicios,.......................................
Y otros muchos hijos-dalgo desta liga, ruegan a Dios, Nuestro Señor, te aumente siempre en bien y ensalce en prosperidad contra el turco y franceses, y todos los demás que en estas partes te quisieran hacer guerra; y en estas nos dé Dios gracia que podamos alcanzar con nuestras armas el precio que se nos debe, pues nos han negado lo que de derecho se nos debía..........


http://www.gabrielbernat.es/conquista/html/carta.h...

Pero que su religiosidad era enormísima, está fuera de toda duda. ¿Como se explica el episodio de la llegada de los "doce apostoles franciscanos" encabezados por fray Toribio de Benavente al recien conquistado México y el recibimiento de Cortés?.

http://es.wikipedia.org/wiki/Motolin%C3%ADa#La_lle...

Para los indios, el que el casidivino descendiente de Quetzalcoatl y vencedor del terrible imperio mexica y sus compañeros, como Alvarado- que era llamado Tonatiuh (el dios del sol) por los aztecas-, se posternasen ante aquellos frailes desharrapados, fue motivo de maravilla y la causa primera de la influencia del catolicismo en las tierras mexicanas.

Fueron los españoles hijos de su tiempo, como todos, pero los mejores, de los que se podría decir lo que dijo Churchill:

“Por lo tanto, debemos lanzarnos a nuestros deberes, y hasta tal punto, que si el Imperio Británico y su Commonwealth duran mil años, los hombres seguirán diciendo, ‘Esa fue su mejor hora’”.
14 ArrowEco, día 11 de Junio de 2009 a las 11:15
VV

Buenos días nos dé Dios.

Epístola del hijo sacerdote del Tcol. Retirado de la Guardia Civil D. Antonio Tejero Molina, a su padre

"Antonio Tejero Molina: mi padre

Sábado, 14-02-09

Aquel 23 de febrero de 1981, muy temprano, salimos de casa... Yo sabía lo que ocurriría... Sin embargo, el silencio era la expresión más simbólica del cariño que se puede dar a un padre que en esos momentos atravesaba unos de los momentos mas difíciles de su vida. Había vivido momentos de angustia, de terror. Noches en vela, acompañadas de desconciertos en una España que los españoles desconocían. Noches de zozobra que acompañaban a un hombre al cargo de las tierras vascas y con el encargo de acabar con el terrorismo... Muertes sin compasión de manos de ETA, traiciones de ideales, injusticias, quejas de viudas, órdenes para quemar una bandera que, después, fue legalizada y que causó tantos y tantos muertos...
Todo era incomprensible para un joven que creció con el dolor, la inquietud, el temor y el deseo irrefrenable de una España coherente... Ese joven era yo, ahora sacerdote de Jesucristo, pero sin dejar de ser hijo de mi padre, del cual me enorgullezco plenamente. Aquella mañana del 23 de febrero acompañé a mi padre a la celebración de la Eucaristía en la capilla que hay frente a la Dirección General de la Guardia Civil. Momentos de silencio, de oración profunda, de contemplación sincera de un hombre creyente que sabía cuál era su deber, que conocía las órdenes recibidas y que no quería por nada del mundo manchar sus manos de sangre (como así fue). Un hombre de uniforme, de rodillas ante el Sagrario y el altar del sacrificio: mi padre. Suponía para mí un ejemplo de gallardía que nadie me hará olvidar, el testimonio fiel de un creyente coherente con el juramento que había hecho años atrás... No había palabras, sólo silencio, recogimiento y oración sincera. Al salir de la capilla, con una mirada penetrante -y me atrevería a decir que trascendente-, contempló la Bandera Nacional y, con voz serena, tranquila y gallarda, me dijo: «Hijo, por Dios y por Ella hago lo que tengo que hacer...». Y, con un beso en la mejilla, se despidió de mí. Un beso tierno de padre, pero que también sonaba a despedida: la despedida de un hombre que teme que no volverá a la vida... y eso pensé yo también.
Y, con el gozo de amar a mi padre con locura, volví a mi casa para acompañar a aquella que simbolizaba -en aquel momento y siempre- los valores de la mujer fuerte de la Biblia: mi madre. Esa gran mujer que ha sabido hacer, de su existencia, una entrega victimal y heroica a Dios, a España y a su familia -valores en los que fue educada a lo largo de todo su vida y que sigue mostrando, en el otoño se su existir, con una entrega amorosa a todos nosotros-. Pasamos la mañana con serenidad... El silencio era la elocuencia de nuestro pesar, mientras que el tiempo se convertía, segundo tras segundo, en el traicionero «reloj» que nos hacía pensar en aquel momento. No sabíamos más ni menos. Realmente, nos dolía España, mi padre y el momento en sí; aunque nos tranquilizaba la certeza, según nos habían dicho, de que el Rey apoyaba y ordenaba tales hechos. Era un acto de servicio más, en un momento crítico, por el cual atravesaba nuestra Patria. Y pasó lo que toda España conoce y lo que los medios transmiten (aunque no con toda la veracidad que debieran). No voy a entrar en polémica... ni quiero, ni debo. Pero sí deseo aclarar algunos puntos que conozco, que siento míos y que viví con intensidad aquella noche. Y deseo hacerlo desde el sosiego, desde la paz que, cada día, me regala Cristo y desde la serena sabiduría de los años que te hacen asentar pasiones y discernir la verdad como realidad de la vida.
No voy a revelar nada del 23F, el silencio de mi padre me obliga a callar. Sin embargo, no puedo dejar en el olvido las grandezas de un gran hombre.
Es por ello que, ante las distintas informaciones y publicaciones de estos días en distintos medios de comunicación, quiero y deseo expresar lo siguiente: mi padre es un hombre de honor, fiel a sus principios religiosos y patrióticos; es coherente y sincero. Es un militar de los pies a la cabeza, consciente de sus responsabilidades, entregado a sus hombres. Es un hombre cumplidor, trabajador hasta el extremo, leal ante el significado de la palabra juramento y fiel al mismo. Es un hombre sereno, sencillo, disciplinado y amante de la verdad. No es violento, ni agresivo. Es templado, sensato, sereno, inteligente y capaz de discernir con coherencia una realidad aparentemente absurda e incoherente como parece que fue el 23F. Es un marido ejemplar. Un padre extraordinario. Un hombre excepcional. Un amigo fiel. Un español honorable y un cristiano sincero y veraz. Mi padre es mi padre. Me duele la falta de información y coherencia. Me duele ver cómo todos aprovechan el «silencio» de un hombre para intentar destruirle... quizá por miedo a su palabra... Me duelen tantos programas y tan poca veracidad...
Quiero a mi padre con locura. Es por ello que ruego y aliento a todos aquellos que creen en la libertad de expresión, para que sean tan audaces y coherentes como para publicar estas pobres palabras que tan sólo manifiestan los sentimientos de un hijo por su padre.
Un hijo que se siente orgulloso de su padre y de que éste se llame: Antonio Tejero Molina.

Ramón Tejero Díez "


http://www.abc.es/20090214/opinion-cartas/cartas-d...
15 jjvr, día 11 de Junio de 2009 a las 11:19
#13

En efecto, la expedición recorrió todo el Amazonas, lo que no es poco. Lope de Aguirre parece que acabó algo extraviado, pero yo no pude dejar de experimentar cierta simpatía hacia él.

El relato de primera mano de la expedición está en la "Relación verdadera de todo lo que sucedió en la jornada de Omagua y Dorado" de Francisco Vazquez. La novela de Sender está también muy bien.

Un saludo
16 HGE, día 11 de Junio de 2009 a las 11:25
...en realidad, sólo españoles y portugueses han tenido éxito en su colonización desde tiempos de la Antigüedad (Fenicia, Grecia, Cartago, Roma): las ciudades fundadas hace cinco siglos son hoy capitales de repúblicas civilizadas (aunque cada vez menos democráticas), las universidades, el ferrocarril, los templos y bibliotecas, el Cristianismo, los animales domésticos y las técnicas modernas de cultivo (que en algunos casos los españoles tomaron de los árabes)... la tradición Occidental, en suma, pervive en toda América a diferencia de lo que sucedió en África o en Asia (al margen de la influencia británica en India o China, o la posterior de EEUU en Japón). Australia, Nueva Zelanda, EEUU... son ejemplos de colonización y dominación británica, pero en lugares donde los invasores pronto fueron mayoría aplastante, cosa que nunca llegó a ocurrir con los españoles, siempre en minoría.
17 manuelp, día 11 de Junio de 2009 a las 11:31
# 15

No conozco la obra de Francisco Vazquez, si "La aventura equinoccial de Lope de Aguirre" de Ramon J. Sender. Por lo que parece, Lope de Aguirre, fue el más consecuente de todos los rebeldes, asumiendo las consecuencias de sus actos hasta el fin, al punto que prefirió matar a su propia hija Elvira, antes que dejarla para "colchón de rufianes", según dice Sender que contestó a uno de los capitanes que le derrotaron, no recuerdo ahora, si Bravo de Molina ó Garcia de Paredes.
18 bacon, día 11 de Junio de 2009 a las 11:33
Me refería yo a lo de Aguirre como de entre lo menos glorioso de nuestra conquista de América porque fue Aguirre un rebelde contra su rey, porque mató a muchos de sus compañeros y fue él mismo muerto al final (sé que esto último podría decirse de Francisco Pizarro, pero las hazañas de éste superan en cien veces las de Aguirre). No cabe duda de que hay conquistadores y exploradores, generalmente ambas cosas iban juntas, cuyos hechos ocupan un papel mucho más destacado en la historia y que merecerían más la atención del cine. Cortés y Pizarro, conquistadores de imperios, Vasco Núñez de Balboa, descubridor del Mar del Sur. Y si se eligió a Aguirre por ser su vida más rica en blancos y negros, y llena de aventuras y riesgos, en altos y bajos, entonces mejor se habría elegio a Alonso de Ojeda, grandísimo caudillo que pugnara con el propio almirante Colón, que hiciera como éste varios viajes a América, que como Colón capitulase con los reyes, que mandó a Francisco de Pizarro, que cien veces venciese y fuese vencido, que luchase contra indios y contra sus propios hermanos españoles, que al final de sus días se retirara a un monasterio, donde pidió ser enterrado en sitio de paso, para que quienes acudiesen al lugar pisasen su tumba y así purgar sus muchos pecados. Hombre admirable, valiente y sabio, español de su tiempo, bueno y malo, que novelara Blaco Ibáñez y del que no saben ni una palabra los españoles de hoy.
--------------------------------------------
"una nación sana y viril"
manuelp, es Vd., como yo, me temo, de otra época
19 mescaler, día 11 de Junio de 2009 a las 11:39
#15 ¿Simpatía por un personaje que asesinó a su hija? Pues vaya simpatías que tienes.
A mí también me gustó el libro de Sender, "La aventura equinoccial de Lope de Aguirre".
20 bacon, día 11 de Junio de 2009 a las 11:40
HGE 16
las diferencias entre conquistadores y conquistados jugaron a favor de los anglosajones: éstos nunca tuvieron que enfrentarse a imperios como los que se encontraron los españoles; aquellos, por hacer sus conquistas en épocas más recientes, tuvieron más ayuda de la tecnología: que no es lo mismo un fusil que un arcabuz, ni tener a todos los soldados provistos de armas de fuego que unos pocos arcabuceros.
Y, sobre todo, los anglosajones no llevaban consigo a religiosos que frenasen su belicosidad.
21 jjvr, día 11 de Junio de 2009 a las 11:41
#17

El libro de Francisco Vazquez está editado por Ediciones Grech, S.A. en 1987. Yo lo encontré en la biblioteca de mi padre y aún no lo he leído, pero lo haré. La novela de Sender la leí creo que hace así como 25 años. El detalle de la hija me impactó, y aún reconociendo que es una salvajada es comprensible pues el futuro que entreveía para su hija, era con toda probabilidad lo que hubiera sucedido.

Un saludo
22 alterego, día 11 de Junio de 2009 a las 11:43
No hay que hacer demasiado caso de los comentarios de mescaler, el chaval hace lo que puede (que no es mucho por cierto).

Sobre El Loco Aguirre, al que los suyos llamaban El Peregrino, yo le considero el primer batasuno.
23 bacon, día 11 de Junio de 2009 a las 11:43
Arrow 14 necesitas mucha EpC tú:
el falangista padre de Cristina Almeida= bueeeeno
Tejero= maaaaaalo
24 HGE, día 11 de Junio de 2009 a las 11:46
...pero, al final, lo que tenemos es que fue un realizador alemán, Werner Herzog, el que decidió hacer una película con el gran Klaus Kinsky en el papel de Lope de Aguirre ("La cólera de Dios")... y ha sido Ridley Scott el que decidió hacer "1492. La conquista del paraíso" sobre los viajes de Colón. Me gusta bastante la primera, la pintura de ambiente y la interpretación de Kinsky, y bastante menos la segunda, aunque al menos podemos ver por ahí a la Sigourney Weaver haciendo digno papel de Isabel la Católica.

Pero es que Isabel (que aparece algo en la peli de Bigas Luna, que tiene un c.oño entre ceja y ceja, "Juana la Loca", en la que da gusto ver a Pilar López de Ayala, y poco más...), o Fernando, o el Gran Capitán (difícil de identificar con Eloy Azorín en la citada "Juana la Loca"), o Vasco Núñez de Balboa (a quien Stefan Zweig le dedica un capítulo de sus "Momentos estelares de la Historia"), o Cortés (de la talla para muchos, no sólo españoles, de un Alejandro Magno o un Aníbal), o Pizarro, o los exploradores de la Amazonía (Orellana y otros)... se merecerían cada uno una peli o incluso una trilogía.

Pero luego resulta que sólo tenemos "El Cid", rodada en España con los gigantes Heston y Loren, un producto USA como "Ben-Hur", aunque contó con prestigiosos historiadores y filólogos españoles para llevar a cabo la película...

En definitivas cuentas, ¡¡será por Historia!! ¡¡Será por figuras!! Carlos V, Felipe II, Juan de Austria (no sólo en Lepanto), Fernán González en el siglo X o el propio Almanzor (qué escena aquella en que apareciera devastando Santiago y llevando a Córdoba las campanas de la Catedral, ¡qué escena la de la postrer derrota musulmana y el retorno de las campanas a Compostela!).

Pero esto del cine es como lo del fútbol: o fichamos fuera, o apaga y vámonos. Ridley Scott aprovechó la subvención (el Estado paga el 25% del coste total hasta no me acuerdo cuántos euros, pero tampoco es demasiado... para una gran producción, aunque llene los bolsillos de los que realizan comedietas absurdas con tres duros y medio y las actrices despelotadas de por medio, único aliciente del presunto cine patrio).
25 jjvr, día 11 de Junio de 2009 a las 11:46
....Y, al hilo de la conquista, otro tema digno de análisis sería la razón del diferente éxito de los países colonizados por ingleses y españoles.

Un saludo
26 manuelp, día 11 de Junio de 2009 a las 11:46
# 18 bacon

¡Ah! si se refiere a la pelicula de Werner Herzog, es una patata, el tal Kinski parece un friki.
¿Como establecer una comparación entre los héroes de la conquista?. Habla de Alonso de Ojeda, y ¿que me dice de Alvar Nuñez Cabeza de Vaca y su increible viaje, ó de Gonzalo Pizarro- la mejor lanza que pasó a America, ó de Juan de Garay, el fundador de Buenos Aires ó de tantos y tantos?.
No soy de otro tiempo, y si bien es verdad que el presente de España es más bien negro, prefiero repetir las palabras de Machado:

Mas otra España nace,
la España del cincel y de la maza,
con esa eterna juventud que se hace
del pasado macizo de la raza.
27 denebola, día 11 de Junio de 2009 a las 11:48

Buenos días:

ya que diferimos en algunas cosas manuelp y yo, está bien, también, decir que con él reconozco y reivindico "una nación sana y viril", que es una forma muy bonita de describir esa cosa que queremos.

Saludos.
28 HGE, día 11 de Junio de 2009 a las 11:51
ANACOLUTO: ...Scott aprovechó la subvención... para rodar la peli "El Reino de los Cielos" sobre las cruzadas, pero no era desde luego una peli que tuviera nada que ver con España ni con su historia, a diferencia de "El Cid".

Otros títulos rodados en España son "Conan el Bárbaro" y las pelis de Sergio Leone... así que tampoco es por tradición de rodaje, o por falta de exteriores... aquí se han rodado westerns, porque tenemos un desierto en plena Europa, pero anda que no tenemos bosques, picos, valles, mar, islas...
29 bacon, día 11 de Junio de 2009 a las 11:52
manuelp 26
lo de otro tiempo lo decía porque lo de usar "viril" como adjetivo con una connotación positiva creo que cualquier día lo harán delito.
Sí, de Klaus Kinski, lo mejor, la hija.
30 mescaler, día 11 de Junio de 2009 a las 11:52
#27 ¿Las mujeres también tienen que ser viriles, en esa España de vuestros amores, beatito? ¿O las vais a convertir en transexuales?

Saludos,
Mescalero
31 mescaler, día 11 de Junio de 2009 a las 11:54
#26

del pasado macizo de la raza.

Ya veo que Machado era un racista, igual que Sabino Arana.

Saludos,
Mescalero
32 bacon, día 11 de Junio de 2009 a las 11:54
jjvr 25
Escrito por un estadounidense:
"Para nosotros, los de los Estados Unidos, al enfrentarnos con la posibilidad de estar menos tiempo en la cumbre de lo que lo hicieran los españoles, las lecciones deducidas de su experiencia deberían ser aprovechadas –para estudiar, considerar e inculcar sus enseñanzas dentro de nuestra sociedad y liderato intelectual–. Si no para otra cosa, tales lecciones deberían servir para elevar nuestra capacidad de discernimiento y evaluación de las propagandas enemigas –junto con sus promotores, sus aspiraciones y sus consecuencias–. Los pueblos que están en la cima del poder necesitan de tal sabiduría.

Durante mucho tiempo ha sido práctica común traer a cuento la decadencia y caída de Roma para nuestros sermones sobre los peligros latentes del gran poder. Nuestros intelectuales y dirigentes políticos harían quizá mejor en estudiar la ascensión, los logros, las deficiencias y el declive de España y de su imperio.

La experiencia ibérica está mucho más cercana a nuestros tiempos y España fue el primer imperio global. Los problemas de una hinchada y ofuscada burocracia, los de inflación y bancarrota, los de intentar mantener la unidad cristiana mientras se la protegía de los duros ataques de infieles euroasiáticos, las tribulaciones, los yerros y los éxitos al llevar la civilización a pueblos inferiores y a culturas más primitivas, los intentos de compaginar el alto idealismo con las practicabilidades de la vida, los de integración racial y cultural, los de luchas internas, los períodos de magnífico valor, fortaleza y unidad de objetivos, todas estas cosas y muchas más podrían ser estudiadas y aprovechadas por los dirigentes de un poder hoy en la cumbre y con problemas parecidos. Y los triunfos y fallos del imperio portugués, al sobreextender su posición mundial, podrían también servir para ilustrarnos y tal vez para producir un poco de comprensión y simpatía hacia nuestro aliado en la NATO.

Como contribución a la creciente sofisticación de nuestro pueblo, pueden ponderarse provechosamente unas cuantas comparaciones históricas con lo hispánico. Por ejemplo, nuestra propia era de poderío cumbre apenas alcanza el número de años del apogeo portugués. Y nuestro declive, que puede haber empezado ya, es muy probable que esté bien avanzado antes de que igualemos el largo record de España en la cumbre. Y nos convendría un poco de humildad (...) en nuestras escuelas, aunque seamos un gran poder.

Bien podríamos vivir sin esos textos en que se encuentran odiosas y, en general, equivocadas comparaciones entre nuestro período colonial y el de la América española. Justo es reconocer que no más allá de principios del siglo pasado éramos apenas una pequeña parte del hemisferio en comparación con el coloso ibérico, que compartía por el sur y el oeste nuestro mundo americano. No es necesario para el ego nacional engrandecer nuestro pasado colonial mientras empequeñecemos a Iberoamérica, démonos por satisfechos con cualquier alabanza que pudiéramos desear en el elogio de nuestra fenomenal ascensión hacia el poder durante el siglo pasado.

Miguel de Cervantes.Es provechoso también el meditar sobre la profundidad en el tiempo y la experiencia de una civilización hispánica que floreció ya en los días de Roma, en tanto que la mayoría de nuestros antepasados nórdicos estaba todavía en relativo estado de salvajismo o barbarie, o sobre la riqueza cultural de una Iberia de la Edad Media cristiana, musulmana y judía. Esto se oculta con demasiada frecuencia en nuestros textos de historia general, que solamente con desgana hacen alusiones a cualquier hecho acaecido al sur de los Pirineos.

Tampoco nos haría daño meditar sobre una Edad de Oro española, imperial e intelectual, que se mantuvo durante casi dos siglos y alcanzó un gran nivel a lo largo de casi todas las líneas del saber humano. Una edad de oro, además, cuya categoría la alcanzan pocos pueblos y a la que nuestro propio país quizá no llegará jamás. Y, entre paréntesis, una literatura dorada y una época artística que floreció durante el apogeo de la Inquisición, hecho histórico que exige mucho más cuidadoso examen y comprensión de los que hasta ahora ha recibido, especialmente en nuestro país."

http://findesemana.libertaddigital.com/la-leyenda-...
33 HGE, día 11 de Junio de 2009 a las 11:55
...mejor mujeres viriles como María San Gil que hombres demediados como Zerolo (ya puestos a ser homosexuales, podrían ser como Freddy Mercury, esto es: algo más "viriles").
34 Sorel, día 11 de Junio de 2009 a las 11:58
Buenos días a los españoles de bien.

Al hilo de Lope de Aguirre, en mi adolescencia leí la novela Lope de Aguirre. Príncipe de la libertad del venezolano Miguel Otero Silva.

Una posterior relectura me decepcionó de forma notable. Por curiosidad, adjunto la crítica a la obra del diario El País allá por el año 1979.

http://www.elpais.com/articulo/cultura/OTERO_SILVA...

En cuanto a la peli Aguirre, la ira de Dios de Werner Herzog y el gran Klaus Kinski en el papel de Aguirre, decepción absoluta.
35 manuelp, día 11 de Junio de 2009 a las 11:58
# 27 denebola

No tiene nada de malo diferir en algunas cosas o en muchas, eso es libertad.
Cualesquiera que sean las discrepancias ideológicas, yo estaré siempre dispuesto a defender la unidad y la existencia de la nación española con todo el que quiera sumarse a la tarea de luchar por esta tierra regada y fertilizada por el sudor y la sangre de innumerables generaciones de nuestros antepasados.
36 ArrowEco, día 11 de Junio de 2009 a las 11:59
VV

"LLAMAMIENTO A LOS CORAZONES ESPAÑOLES.

Estamos presenciando la caída de un sistema. Toda la España liberal se desmorona. El edificio levantado sobre logias y barricadas está agrietado, y su techumbre cruje. Un vaho de muerte se levanta de la laguna parlamentaria, y envuelve con sus siniestros vapores los viejos muros, testigos en otro tiempo de la orgía en que se devoró la herencia de nuestros padres y el patrimonio de nuestros hijos. El árbol de la libertad liberal, plantado en sus orillas y regado con un río de sangre y de lágrimas, no ha producido más que bellotas y espinas.

Cuando se mira al pasado y se contempla después el presente, sufre vértigos la cabeza y ansias indecibles la voluntad, preguntándose al fin el espíritu, lleno de estupor al observar la rapidez inverosímil del descenso, si la Guerra de la Independencia estará a tres siglos de nosotros, y por un fenómeno inexplicable habrá desaparecido de la memoria del pueblo español un periodo entero de su historia, para que una serie larga y no interrumpida de torpezas y debilidades seculares explique la sima que el parlamentarismo nos ofrece como término de sus hazañas.

Levantarse gallardamente en los comienzos del siglo contra Napoleón, y hollar con arrogancia soberana las águilas imperiales acostumbradas a posarse sobre los tronos más altos...y gemir, al terminar esta centuria bajo las botas de Cánovas... es cosa que, por lo extraordinario, obliga a preguntar sobrecogidos de asombro; ¿Ha cambiado totalmente la población de España y no existe entre los gigantes de antes y los enanos de ahora más vínculo que el territorio en que aquellos alzaron su heroísmo y éstos exponen su vergüenza?

¿Qué ha pasado entre la gloria de ayer y la ignominia de hoy? Un ciclón de tiranías sin grandeza, y de pasiones sin valor; once Constituciones entre natas y nonnatas; más de cien oligarquías ministeriales; una docena de pronunciamientos de primera clase, que montan y desmontan la máquina infernal de exóticas instituciones sobre el pueblo infeliz juguete de sofismas y pretorianos, y tres guerras civiles provocadas por un régimen que obligó a los creyentes a ser cruzados para no ser apóstatas... Todo ha pasado por España en menos de un siglo y aún está en pie la Patria...

Era tan grande la España tradicional y el liberalismo español tan raquítico, que ni siquiera ha podido servirle de sepulcro ni darle la muerte.

¡Aún no ha muerto la tradición, todavía no se ha extinguido la raza; aún queda en el hogar de la patria el rescoldo de una brisa celeste, o el viento de una catástrofe, que puede convertir en magnífica hoguera que calcine las osamentas de extrañas tiranías y alumbre los horizontes, como la aurora de una nueva edad y de una vida nueva!"


Vazquez de Mella
(El Correo Español, 14 de febrero de 1893)
37 jjvr, día 11 de Junio de 2009 a las 11:59
# 32

Yo me refiero a los sucesores de los españoles en las colonias.

Un saludo
38 mescaler, día 11 de Junio de 2009 a las 12:01
#33 ¿Un homosexual es un hombre "demediado"? ¿Dirías que Miguel Ángel (por poner un ejemplo) fue un "hombre demediado"? ¿Lo mandarías a un campo de exterminio con un triángulo rosa?

La homofobia hace estragos.

Saludos,
Mescalero
39 HGE, día 11 de Junio de 2009 a las 12:02
BACON: interesante texto. Hace años que pienso que "lo que queda de España" estará en no demasiado tiempo en las facultades de EEUU, donde se estudiará con aprecio y reconocimiento no sólo la labor evangelizadora de los españoles en América, sino lo que España ha supuesto para el mundo a lo largo de la Historia (Roma, España, Gran Bretaña, EEUU). Los griegos o los judíos, o Francia como nación más que como imperio, son desde luego pueblos relevantes, pero si atendemos al legado y a la acción de unos y otros, descubrimos más una influencia cultural asimilable por otros pueblos y naciones que una auténtica organización mundial de las tierras y los mares, como Roma (con todo el ámbito Mediterráneo), España (Atlántico y Pacífico), Gran Bretaña (todos los mares) y EEUU (todo el planeta y parte del espacio exterior, recuérdese).
40 bacon, día 11 de Junio de 2009 a las 12:05
"La escala de los héroes de la anti-España se extiende desde Francis Drake hasta Teodoro Roosevelt; desde Guillermo El Taciturno hasta Harry Truman; desde Bartolomé de Las Casas hasta el mejicano Lázaro Cárdenas o de los puritanos de Oliverio Cromwell a los comunistas de la Brigada Abraham Lincoln –de lo romántico a los prosaico, y desde lo casi sublime, hasta lo absolutamente ridículo. Hay mucha menos distancia de concepto que la que hay de tiempo entre el odio anglo-holandés a Felipe II y sus ecos en las aulas de las universidades de hoy; entre la anti-España de la Ilustración y la anti-España de tantos círculos intelectuales de nuestros días.

La deformación propagandística de España y de la América Hispana, de sus gentes y de la mayoría de sus obras, hace ya mucho tiempo que se fundió con lo dogmático del anticatolicismo. Esta torcida mezcla perdura en la literatura popular y en los prejuicios tradicionales, y continúa apoyando nuestro complejo nórdico de superioridad para sembrar confusión en las perspectivas históricas de Hispanoamérica y de los Estados Unidos. Sería suficiente esta razón para inducir al profesorado y otros intelectuales a promover y favorecer cuanto contribuya a eliminar los conceptos erróneos vigentes sobre España.

Por lo general, la propaganda efectiva está dirigida por intelectuales que se entregan apasionadamente a una causa, o bien lo hacen por determinada recompensa –hombres familiarizados con los medios adecuados para moldear el pensamiento de los demás. Esto es lo que a menudo ha sucedido con las propagandas antiespañolas, tanto en los tiempos pasados como en la actualidad. Por desgracia, esta entrega de líderes espirituales a misiones propagandísticas, tanto en el curso de los siglos XVI y XVIII como en el XX, ha determinado con frecuencia un excesivo éxito en la santificación del error. Cierto es que la Leyenda Negra ha tenido detractores de gran talla intelectual desde sus comienzos, pero no es menos cierto que tales refutaciones nunca han gozado del grado de difusión alcanzado por las mentiras destinadas a mover o manufacturar prejuicios populares. La erudita oposición a las falsas interpretaciones populares de los hechos históricos españoles, ha estado circunscrita a círculos limitados, y el número de los bien informados sigue siendo reducido por falta de un vigoroso esfuerzo contrario.

El estereotipo del español, según nuestros textos escolares, literatura popular, cine y televisión, es de un individuo moreno, con barba puntiaguda, morrión y siniestra espada toledana. Se dice que es, por naturaleza, traicionero, lascivo, cruel, codicioso y absolutamente intolerante. A veces toma la forma de un encapuchado inquisidor, malencarado. Más recientemente, y con menos acritud, se le ha presentado como una especie de astuto, escurridizo, semidiabólico y donjuanesco "gigolo". Pero sea cualquiera la descripción que de él se haga, lo más frecuente es que se le presente contrastándolo con el "ego" nórdico.

El conflicto histórico y literario entre el héroe nórdico y el villano español, tan popular en el mundo de habla inglesa, que se remonta a la época de Francis Drake y de la Armada Española, ha moldeado en nosotros, al igual que en nuestros mayores, una firme fe en la superioridad nórdica. Aquel villano español de la obra, continúa personificando las perversidades de la Iglesia Católica-Estatal; la barbarie de la conquista del Nuevo Mundo, y un genérico concepto de inferioridad moral-físico-intelectual, en contraste con las virtudes de los nórdicos.

Desde los libros de texto a las novelas de capa y espada y viceversa, a los villanos españoles raramente se les concede una oportunidad frente a los héroes nórdicos. Tal vez sea mejor, pues al contrario de las creencias populares, el auténtico español, especialmente en su apogeo imperial, fue un soldado y diplomático de primera clase, con muchas victorias en su haber; podría significar una gran desilusión para nuestros escolares y público el conocer cuán a menudo desbarató los planes de nuestros antepasados anglosajones. Vayan como prueba unos pocos ejemplos: la derrota de Juan Aquines (John Hawkins) y Francis Drake en Veracruz (Méjico) en 1568; la airosa defensa de Cartagena de Indias contra la flota de Lord Vernon en 1740; la derrota por los hispanoargentinos de dos intentos sucesivos de invasión inglesa en 1806 y 1807; el fracaso del proyecto de Cromwell contra las Indias Españolas, en contraposición con sus grandes objetivos; y un éxito general al mantener, e incluso aumentar, sus dominios americanos no sólo contra los ingleses, sino contra cuantos les amenazaron y atacaron."
Philip W. Powell, historador estadounidense (puede verse su curriculum abreviado en http://content.cdlib.org/xtf/view?docId=hb6z09p0jh...)
41 bacon, día 11 de Junio de 2009 a las 12:10
La leyenda negra. Un invento contra España

El historiador norteamericano Philip Powell describe en La Leyenda Negra. Un invento contra España cómo surge esa campaña en el mismo siglo XVI y cómo se extiende por el mundo y perdura hasta hoy. “Dudo que haya materia extranjera enseñada en nuestras universidades y escuelas tan cargada de prejuicios inhibidores como la cultura hispánica”, escribe el autor. A día de hoy, muchos intelectuales, periodistas y políticos siguen repitiendo los mismos tópicos centenarios sobre la Inquisición, los conquistadores, los misioneros y las causas del atraso de Hispanoamérica.
http://www.mislibrospreferidos.com/leer.php?id=99
42 alterego, día 11 de Junio de 2009 a las 12:12
#37, jjvr, se debe al proceso de independencia, llevado a cabo en muchos casos por estrategias de puro terrorismo, en muchos casos engañando incluso a sus propios partidarios, y siempre con un proyecto autoritario.

Por ejemplo en México, en que el "libertador" era el jefe del ejército realista. O en sudamérica en donde el proyecto inicial de una nación gobernada por el Gran Inca acabó como acabó.

Mira Puerto Rico, el único lugar donde no hubo movimiento independentista y el más próspero de la América española.
43 Sorel, día 11 de Junio de 2009 a las 12:13
Propongo humildemente a nuestro alcalde Gallardón que, en vez de derrochar "nuestra pasta" en obras como la de la calle Serrano (destinada a que los ricos puedan acceder a las tiendas de superlujo de forma cómoda), la construcción de un Pabellón de Hombres Ilustres, en el cual tuvieran cabida todos y cada uno de los protagonistas de la Gesta Española en América.

A dicho espacio podrían acudir cientos de escolares para "empaparse" de historia de la buena y de ciertos valores hispanos, actualmente olvidados en el mejor de los casos, sino causa de mofa y befa por la izmierda.
44 ArrowEco, día 11 de Junio de 2009 a las 12:15
VV

La sodomía, indio, constituye un pecado impuro contra natura, el pecado de lujuria más grave y más funesto porque es directamente contrario al bien de la humanidad y "son odiosísimos, tanto, que provocan, más que los demás, los castigos de Dios" (S. Th. Il-IIae, q. 154, a. 11; Graciano, D. II, XXXII, 7, caps. 12 y 14) (San Pío X, Catecismo de la doctrina cristiana, 154).

Como a tí no te afecta, puedes seguir recibiendo.
45 manuelp, día 11 de Junio de 2009 a las 12:16
# 31

Lo de "raza", es una licencia poética, para simbolizar el acerbo de la nación española y todo lo que representa.
No existe una raza española, pero si existe una nación española. Así hablaba de ella Hernando de Acuña en el siglo XVI.

AL REY, NUESTRO SEÑOR

Ya se acerca, señor, ó ya es llegada
la edad gloriosa en que promete el cielo
una grey y un pastor sólo en el mundo,
por suerte a vuestros tiempos reservada.

Ya tan alto principio en tal jornada
os muestra el fin de vuestro santo celo
y anuncia al mundo, para más consuelo,
un Monarca, un Imperio y una Espada.

Ya el orbe de tal tierra siente en parte
y espera en toda vuestra monarquia,
conquistada por vos en justa guerra.

Que a quien ha dado Cristo su estandarte,
dará el segundo más dichoso día
en que, vencido el mar, venza la tierra.

Claro que en el siglo XVII, Quevedo laveia de otra manera.

MIRE LOS MUROS DE LA PATRIA MIA

Mire los muros de la patria mia,
si untiempo fuertes, ya desmoronados
de la carrera de la edad cansados,
por quien caduca ya su valentía.

Salime al campo, ví que el sol bebía
los arroyos del cielo desatados,
y del monte quejosos los ganados,
que con sombras hurtó su luz al día.

Entré en mi casa, ví que amancillada
de anciana habitación era despojos;
mi báculo más corto y menos fuerte.

Vencida e la edad sentí mi espada,
y no hallé cosa en que poner los ojos
que no fuese recuerdo de la muerte.
46 denebola, día 11 de Junio de 2009 a las 12:18
#41,bacon

lo lamentable no es que los anglos tengan esa concepción ridícula, falsa y maligna de España, los españoles y su Historia. Lo lamentable son los muchos mescaleros que la tienen, y aún los muchos gobernantes o aspirantes a gobernantes de esta nación que han asimilado y se han asimilado a toda esa basura. ¿cómo puede esta gentuza gobernar una nación a la que íntimamente odian? Porque no la gobiernan: la esquilman, la saquean, la ultrajan. Cuando terminen se irán a méjico o a marruecos y vivir de las rentas.

La culpa, de tanto borrego.

47 bacon, día 11 de Junio de 2009 a las 12:19
mesca 38
los mari.cones (http://buscon.rae.es/draeI/SrvltConsulta?TIPO_BUS=...) son más buenos, más listos , más guapos y mejores. Son la raza superior. Hay que promoverlos a puestos de responsabilidad. Hay que enseñar en las escuelas que los homosexuales han sido peseguidos y que la culpa la tienen la Iglesia Católica, España, los EEUU e Israel. A favor de los mari.cones lucharon héroes libertadores de la humanidad como Lenin, Castro, el Che, Obama y Rodríguez. La heterosexualidad es una condición médica que ha afectado a la mayor parte de la humanidad durante la mayor parte de la historia, y que afortunadamente parece que tiene cura, aunque requiere de una continua reeducación en aquellos que fueron sometidos a intoxicaciones como la pretensión de que lo natural es la heterosexualidad.
48 jjvr, día 11 de Junio de 2009 a las 12:20
# 42

¿Se imagina la bomba que sería un libro escrito manteniendo esa tesis?

Sería algo parecido al re-estudio de la guerra civil española hecho por el Sr. Moa, pero con un ámbito más extenso. A ver si se consigue que alguien se anime.

Un saludo
49 bacon, día 11 de Junio de 2009 a las 12:21
interesante, sobre la leyenda negra
http://www.nodulo.org/ec/2009/n085p24.htm
50 alterego, día 11 de Junio de 2009 a las 12:23
#39, HGE, totalmente de acuerdo contigo, como prueba, en USA hay casi tantos hispanohablantes como en España, siendo el español co-oficial en Nuevo México; las banderas de muchos estados, el mejor ejemplo es Colorado, hacen referencia a España, incluso Florida y Alabama han optado directamente por la Cruz de Borgoña.

Por último Puerto Rico que mantiene en su escudo a Castilla y León y el Yugo y las Flechas (¡serán fachas!, diría mescaler).

« 1 2 3 4 5 6 7 »

En formato RSS© Copyright Libertad Digital SA. Juan Esplandiu 13, 28007 Madrid.
Tel: 91 409 4766 - Fax: 91 409 4899