Pío Moa

« ¿Amigos de los pobres? | Principal | Principios y realidades en las dos revoluciones »

Dos revoluciones

26 de Septiembre de 2009 - 10:18:35 - Pío Moa

Compartir:
Menéame Tuenti

El asentamiento inglés en el norte de América data de 1607, un siglo posterior al español, y durante ese siglo y el XVIII tomaron forma trece colonias inglesas en la costa oriental de Norteamérica, desde Canadá a Florida, expandiéndose en guerras con los indígenas, a quienes empujaban hacia el oeste, mediando a veces acuerdos pacíficos. Bastantes pobladores eran delincuentes, enviados allí como se haría a Australia, una política opuesta a la de España. Otros muchos, hasta la mitad y más, llegarían de Europa en régimen especial: para pagar el pasaje, la alimentación y el albergue a la compañía, podían ser vendidos y comprados, golpeados, trabajaban sin sueldo y no podían casarse sin permiso del amo. Estas condiciones siguieron en vigor décadas después de la independencia, y solo diferían de la esclavitud en que duraban entre tres y siete años. Tales circunstancias más la dureza de la vida en aquella tierra no auguraban un gran futuro, pero durante las décadas de los 30 y 40 del siglo XVIII ocurrió el Gran Despertar, una oleada de emotiva devoción religiosa de diversas confesiones, que quizá indujo cierto fanatismo, pero elevó el nivel de moralidad y cohesión social, y creó nuevas iglesias. Las prédicas solían insistir en la igualdad evangélica entre los hombres, proyectable a política, y la preocupación por una vida virtuosa y satisfactoria que sería una constante en la cultura que estaba fraguando.

La sociedad difirió pronto de la inglesa: el anglicanismo retrocedió ante el conjunto de las demás confesiones protestantes y una minoría católicos irlandesa; y el sistema aristocrático fue poco imitado. Londres miraba sin mucho aprecio a los colonos, excepto por el rendimiento económico de las plantaciones de tabaco, algodón, azúcar etc. Durante la Guerra de los Siete Años, los colonos habían contribuido a derrotar a los franceses de Canadá, y se sintieron vejados cuando el Parlamento inglés les impuso nuevos tributos para sostener tropas en América. Exigieron, pues, ser tratados como los ingleses de la metrópoli, tener representación parlamentaria y decidir sobre los impuestos. También les enojaba la tolerancia de Londres hacia los franceses de Québec, acordada en el tratado de París. Para entonces vivían en las trece colonias dos millones de blancos y medio millón de esclavos negros.

El conflicto empezó en 1773, con el asalto a tres barcos ingleses en Boston, cuya carga de té fue tirada al agua. Al año siguiente un congreso de colonos planteó la secesión y en abril de 1775 los británicos comenzaron a sofocar la revuelta. Dominaban el mar y las zonas costeras, y creían que los colonos se habían buscado la ruina; un general aseguró que le bastaría recorrer el territorio con mil granaderos para "castrar a todos los hombres, ya por la fuerza, ya con un poco de persuasión". Pero el interior resistía tenazmente, con guerra de guerrillas. Los rebeldes nombraron a George Washington jefe de sus tropas, atacaron por Canadá, tratando infructuosamente de extender la rebelión, y en 1776 proclamaron la independencia. Hasta otoño del 77 llevaron la peor parte, pero su situación mejoró al vencer a un ejército inglés en Saratoga. Enseguida les habían disfrutado de cuantiosa ayuda francesa en dinero y pertrechos, y pronto de la española, y Saratoga animó a París, ansiosa de revancha por la Guerra de los Siete Años, a declarar la guerra a Gran Bretaña a principios de 1778; al año siguiente lo haría España. Luego, también Holanda, que con enconadas divisiones internas, cosecharía serios fracasos.

Londres entendió que no ganaría directamente, y planeó una guerra indefinida a base de destruir y saquear las ciudades costeras, cerrar su comercio e incitar ataques de los indios, hasta que los colonos, sumidos en la miseria, volvieran al redil con "penitencia y remordimiento". Antes debía ajustar cuentas a Francia y España. Los británicos contaban con apoyo de bastantes colonos y de casi todos los indios y negros: 13.000 indios y 20.000 negros lucharon a su lado; y reclutaron hasta 30.000 mercenarios alemanes. Sin embargo, la prolongación del conflicto se volvió contra ellos. El corso rebelde rompió el bloqueo y capturó muchos barcos ingleses, los franceses lograron desembarcar una fuerza profesional de 14.000 soldados al mando de La Fayette, y los españoles ganaron una serie de batallas. En 1781 la flota francesa derrotó a la británica en Chesapeake y bloqueó a sus tropas, que, atacadas por las franco-americanas en Yorktown, hubieron de rendirse. Fue un combate mínimo, pero selló la contienda: la secesión fue oficializada en el tratado de Versalles de 1783.

Pese a su larga duración, la guerra fue poco sangrienta: unos 25.000 muertos cada bando. Los americanos tuvieron 8.000 en combate, en torno a 10-12.000 víctimas del maltrato en los infernales barcos-prisión británicos, y el resto por enfermedad. De los contrarios, la mayoría fueron alemanes, y 42.000 marineros ingleses desertaron, de unos 170.000 enrolados a lo largo del conflicto.

La ayuda española fue económica y material y, sobre todo, la intervención directa de Bernardo de Gálvez, gobernador de Luisiana. Este facilitó el tráfico y movimiento de los rebeldes y cerró a los británicos la navegación por el Misisipi, a través del cual habrían podido tomar por la espalda a los colonos. Declarada la guerra, expulsó a los ingleses sucesivamente de Manchac, Bâton Rouge y Natchez, desbaratando una proyectada ofensiva inglesa sobre Nueva Orleáns, que les habría dejado expedito el Misisipi. Luego los dejó sin bases en la zona, venciéndolos en Mauvila (Mobile) y Pensacola, impidiéndoles maniobrar desde el sur. En 1782 capturó la base naval inglesa de las Bahamas y se preparaba para atacar Jamaica cuando llegó la paz. Sus campañas mantuvieron abierta una esencial línea de abastecimiento a los colonos, al paso que impedían a los ingleses rodearlos desde el sur y el oeste. En reconocimiento de sus méritos, Gálvez desfiló a la derecha de George Washington en el festejo de la independencia. Fue después un notable virrey de Nueva España.

El tratado de Versalles resarcía a España de sus anteriores reveses frente a Inglaterra: con escaso coste humano y material recuperaba Florida y zonas de Centroamérica, así como Menorca, de donde una operación franco española en 1782 había desalojado a los ingleses. Pero no recuperó Gibraltar, que había resistido un tenaz asedio. Francia no tenía interés en eliminar una causa permanente de fricción entre España e Inglaterra y el conde de Aranda decidió por su cuenta firmar la paz renunciando al peñón. Francia recobró varias islas antillanas y enclaves en Senegal, pero el coste de su intervención causó un alto endeudamiento público que contribuiría a desencadenar la revolución. A las trece ex colonias se les reconoció la independencia y expansión hasta el Misisipi, duplicando su extensión previa y causa de nuevas guerras con los indios, que se veían arrinconados hacia el oeste. La independencia iba a suponer mucho más que el simple nacimiento de una nación: una revolución política, cuya influencia no dejarían de crecer en el mundo, hasta desbancar, un siglo y medio después, la hegemonía mundial europea.

La lucha de las trece colonias planteaba a Madrid un crudo dilema. Aranda prefirió apoyarlas, porque con Londres resultaba imposible el entendimiento, y la amenaza inglesa a Hispanoamérica era más inminente. Floridablanca deseaba no intervenir y dejar que Inglaterra se desgastase, habida cuenta, además, del mal ejemplo servido a la América española y del peligro de que un retroceso inglés diera a Francia un poder excesivo. El nuevo país no era muy rico ni muy poblado, ciertamente menos de ambas cosas que, por ejemplo, Nueva España, pero ya el nombre adoptado, Estados Unidos de América, auguraba expansionismo, y Aranda reconoció enseguida su potencial: "Recelo de que la nueva potencia formada en un país donde no hay otra que pueda contener sus proyectos, nos ha de incomodar cuando se halle en disposición de hacerlo. Esta república federativa ha nacido, digámoslo así, pigmea, porque la han formado y dado el ser dos potencias poderosas como son España y Francia, auxiliándola con sus fuerzas para hacerla independiente. Mañana será gigante, conforme vaya consolidando su constitución y después un coloso irresistible en aquellas regiones. En este estado se olvidará de los beneficios que ha recibido de ambas potencias y no pensarán más que en su engrandecimiento. La libertad de religión, la facilidad de establecer las gentes en términos inmensos y las ventajas que ofrece aquel nuevo gobierno, llamarán a labradores y artesanos de todas las naciones, porque el hombre va donde piensa mejorar su fortuna, y dentro de pocos años veremos con el mayor sentimiento levantado el coloso que he indicado".

****

La revolución useña repercutió en Francia por dos vías: dejó a este país fuertemente endeudado, y su ejemplo alentó los ímpetus más radicales de la Ilustración francesa, a su vez la más radical de Europa: solo seis años después de la revolución de Usa estallaba en Francia otra revolución de estilo muy distinto.

La Revolución francesa no se debió a una situación de miseria ni de excesiva tiranía. El absolutismo ilustrado tenía poco que ver con el totalitarismo posterior: era la soberanía del monarca sobre los nobles y los parlamentos, pero no abarcaba a la mayoría de los aspectos de la vida personal, y Francia, como la mayor parte de Europa, estaba dividida internamente por aduanas, peajes, leyes, costumbres y dialectos diversos. Ello no le impedía ser un país bien cultivado y muy patriota, con una potente industria manufacturera, excelentes comunicaciones y administración ordenada, que admiraban a sus visitantes y era visto en España y otras naciones como un modelo. Había más miseria en los labriegos de Alemania, Italia o España, y solo un 17% de los campesinos carecían de tierra, en contraste con Inglaterra, donde la gran mayoría eran jornaleros y servidores de los latifundios señoriales.

En julio de 1788, Luis XVI, rey de Francia desde cuatro años antes y persona amable, reformista y poco represora, convocó los Estados Generales para el 1 de mayo de 1789, lo que se hacía por primera vez desde 1614, a fin de aprobar impuestos que sufragasen la deuda, y atender a quejas generales. No era buen momento, pues en los dos años anteriores un clima inhabitual habían arruinado gran parte de las cosechas y causado hambres (no solo en Francia); y desde 1786 la apertura del mercado a productos ingleses más baratos había causado numerosas quiebras, aunque se esperaba beneficioso a la larga; y los agitadores explotaban la inquietud social resultante. El gobierno había pedido ayuda económica a la Iglesia, que le fue negada (la Iglesia, como la nobleza, no pagaba impuestos, pero tenía a su cargo la mayor parte de la beneficencia e instrucción pública, y cada dos años entregaba al estado una considerable suma). Además, se difundían doctrinas que cuestionaban el orden tradicional. Así, los Estados Generales podían tener tanto efectos calmantes sobre la sociedad como lo contrario.

La convocatoria originó una marea de agitación reveladora de una profunda corrosión política. Los nobles querían debilitar la monarquía y recobrar su viejo poder, y no faltaban entre ellos y el clero personas de ideas revolucionarias, como también ocurría con el tercer estamento, el "popular" o burgués. Los monárquicos y el mismo rey mostraron una autodeslegitimadora actitud claudicante, pronto percibida por sus enemigos. Los Estados Generales, lejos de votar impuestos, afirmaron representar "la voluntad del pueblo", se proclamaron Asamblea Nacional soberana y constituyente, votaron la Declaración de los Derechos del Hombre y del Ciudadano y abolieron la distinción de estamentos en su seno. Era ya la revolución. En julio de 1789 empezó la agitación callejera y el día 14 las masas tomaron la Bastilla, degollaron al gobernador de la prisión, pasearon su cabeza en una pica, diversión que se generalizaría, y mataron o mutilaron a otros guardias; después, en el Ayuntamiento, asesinaron y destrozaron el cuerpo de un preboste. La toma de la Bastilla y liberación de sus presos se convirtió en un mito de la Revolución, quedando ese día como fiesta nacional francesa, tomando aquella prisión como símbolo de la odiosa opresión del antiguo régimen. Y en cierto modo lo era: los presos liberados fueron siete, cuatro falsificadores, dos perturbados y un pervertido. Poco antes había estado allí encerrado el marqués de Sade, cuyo nombre ha dado lugar al término "sadismo", y que excitaba a la gente desde una ventana, mintiendo que los presos estaban siendo decapitados dentro.

Danton, uno de los jefes revolucionarios, definiría la táctica: "Audacia, más audacia y siempre audacia", y en ello puede resumirse el proceso ulterior: medidas cada vez más radicales y terroristas que terminaron por costar la cabeza a sus mismos promotores. La Iglesia fue privada de todo poder (la mayoría del clero apoyó a la Asamblea, y un abate, Sièyes, fue uno de sus principales impulsores), y después expropiada para financiar el movimiento, creándose una enorme inflación por medio de la emisión masiva de "asignados", con respaldo teórico de los bienes confiscados; el rey fue llevado de Versalles a París por un cortejo de mujeres y gentes de los bajos fondos, encabezado por las cabezas de varios guardias enarboladas en picas. Desde muy pronto cundieron los clubes, centros de agitación, siendo los más extremistas los llamados jacobinos. Se prohibió huir del país, exponiéndose quienes lo intentaban a la pena de muerte (algunos de ellos agitaban en el exterior contra la revolución). La Constitución aún mantenía la forma monárquica, pero el rey, prácticamente confinado, intentó huir a Bélgica en junio de 1791, siendo capturado y devuelto a la capital. En septiembre, la Asamblea Constituyente dio paso a la Legislativa, convertida en un caos de disputas de facción.

No obstante, el fervor revolucionario en la calle mermaba, y para elevarlo el sector llamado girondino agitó en pro de la guerra contra las monarquías vecinas, a fin de "liberar a sus súbditos". Los jacobinos se oponían, pues temían perder la guerra y deseaban concentrar todas las fuerzas en radicalizar la revolución. El belicismo fue favorecido por la amenaza de Austria y Prusia de reimponer el viejo orden en Francia, por más que al mismo tiempo miraban con cierta satisfacción cómo el poderoso rival galo se destrozaba él solo. La Legislativa duró un año, y el 20 de septiembre de 1792 le sustituía la Convención, con el Comité de Salvación Pública como ejecutivo, la cual elaboró una nueva Constitución, ya republicana. Para llevar el proceso a un punto sin retorno, el rey fue guillotinado a principios de 1793. Inglaterra y España entraron en la guerra y la Convención replicó con la "levée en masse", reclutamiento general, que la dotó de un ejército más numeroso y fervoroso que los de los enemigos, y le permitió rechazarlos y ganar territorios. Para aumentar la provocación a las demás monarquías, también fue ejecutada en octubre la reina María Antonieta, tras un juicio especialmente farsante, en el que fue comparada con Fredegunda y Brunegilda (ver capítulo 12). Simultáneamente cundían las protestas por el hambre y luchas civiles en Francia, con mayor gravedad en La Vendée, atacada a sangre y fuego.

La Convención creía inaugurar una era radicalmente nueva en la historia, opuesta a la cristiana. Declaró divinidad a la razón (la Diosa Razón), entronizándola en la catedral de Notre Dame en la persona de una actriz. Sobresalió como líder Robespierre, deísta contrario al ateísmo de muchos de sus compañeros, por lo que implantó el culto al Ser Supremo, que debía sustituir al cristianismo. Los grupos dominantes trataron de cumplir la consigna volteriana "écrasez l´infâme", y desataron una persecución religiosa comparable a las peores de la antigua Roma. Se inventó un calendario con nombres de meses alusivos al clima y 1792 fue declarado Año Uno de la nueva era. Toda la historia anterior quedaba anulada y condenada, excepto los destellos o aspectos que pudieran asimilarse a precedentes de la revolución.

A Robespierre se le recuerda sobre todo por el período del Terror, durante diez meses entre 1793 y 1794, aunque el terror y las matanzas habían subrayado todo el proceso. Él opinaba que "castigar a los opresores de la humanidad es clemencia; perdonarlos es barbarie"; y tal como entendía la humanidad, los "opresores" podían ser cuantos no comulgaran con sus iniciativas, por lo que el terror se volvió contra revolucionarios radicales como Danton, Hébert, el genocida de La Vendée general Westermann, Desmoulins ("He aquí cómo acaba el primer apóstol de la Libertad", dijo ante el cadalso), y otros más. A Marat, conocido por sus libelos realmente sedientos de sangre, lo había matado la girondina Charlotte Corday, que a su vez fue guillotinada.El padre de la química, Lavoisier, sufrió la misma suerte cuando el juez especificó que "la República no precisa químicos ni científicos"...

Las víctimas de este período se han estimado entre 16.000 y 40.000. La revolución según la frase consabida, se devoraba a sí misma, pero la gran mayoría de las víctimas fueron gente común y trabajadores. Por fin, el 27 de julio (9 de termidor según el nuevo calendario) de 1794, una conspiración derrocó a Robespierre, que fue a su vez guillotinado después de un vano intento de suicidio, corriendo la misma suerte amigos suyos como Saint-Just. Quienes le derrocaron también habían ejercido ampliamente el terror.

Un año después Napoleón Bonaparte barrió con artillería a los partidarios de la Convención, que fue sucedida por un Directorio de cinco políticos, varios conocidos por su corrupción. Para mantenerse, el Directorio prolongó la guerra, pues, con el país arruinado, la paz traería de vuelta unos ejércitos a los que no podía pagar, mientras que en el extranjero vivían de expropiaciones y tributos a los naturales. En estas guerras ganó popularidad Napoleón. España, fracasados sus ataques a Francia, terminó en 1796 como aliada de esta y contra Inglaterra. La flota inglesa, en inferioridad numérica, derrotó a la española cerca del cabo San Vicente en 1797 aunque después se vio afectada por graves motines. Los revolucionarios conquistaron el norte de Italia, Holanda, Nápoles y zonas de Alemania, pero hacia 1799 retrocedían ante las rusas y austríacas mandadas por Suvórof. El 18 brumario (9 de noviembre) de ese año, Napoleón puso fin al Directorio y, propiamente, la Revolución francesa, iniciando un nuevo proceso en Francia y en Europa.

Comentarios (44)
1 kufisto, día 26 de Septiembre de 2009 a las 10:29
BB

pole
2 jjvr, día 26 de Septiembre de 2009 a las 11:26
Excelente exposición del Sr. Moa. El libro parece cada vez más completo ya que "se cuelan" en los textos referencias a otros capitulo -..en el que fue comparada con Fredegunda y Brunegilda (ver capítulo 12). En fin, a tener paciencia y esperar.

Ayer habló el Sr. Moa sobre las mentiras y tergiversaciones de la izquierda. Un buen ejercicio práctico para entender las bases en que ésta se apoya actualmente es visitar sus foros, desde los cutri-progres de Público, a los cripto-terroristas de kaosenlared y similares. Mediante la explotación de las frustraciones y rencores de ésta gente, a la que manejan con todo tipo de mentiras, es como consiguen su poder. Hay que tratar de parecerse lo menos posible a ellos.

Un saludo
3 manuelp, día 26 de Septiembre de 2009 a las 12:02
# 103 lead, del hilo anterior

La argumentación de que el tribunal de garantias constitucionales tenia competencia para dirimir si era legal ó no la destitución de Alzala-Zamora en base a una "ampliación por analogía" del apartado a) del articulo 121 de la Constitución, que quedaria de hecho:

"a) El recurso de inconstitucionalidad de las leyes y de otros acuerdos de las Cortes."

Me parece juridicamente inadmisible, porque entonces el dicho tribunal tendria que ser competente en todos los otros acuerdos de las Cortes, por ejemplo, cuando acordaban una suspensión de las sesiones parlamentarias.
En suma, que al final, el organo legislativo y ejecutivo, iba a ser el dicho tribunal, con lo que la situación sería imposible de manejar.


4 manuelp, día 26 de Septiembre de 2009 a las 12:06
# 2 jjvr

Pues si, parece que son los diferentes capitulos de un nuevo libro.
En mi opinión, si bien como articulos y resúmenes de opinión están bien, si los capitulos enteros se limitan a lo expuesto en el blog, el libro adolecerá de una insuficiencia expositiva enorme, es decir de una pequeñez muy grande en cuanto al tratamiento de las diversas épocas y temas.
5 mescaler, día 26 de Septiembre de 2009 a las 12:16
#2 A mí también me resulta muy útil visitar estos antros del facherío, por razones idénticas.
6 mescaler, día 26 de Septiembre de 2009 a las 12:19
#4 ¿Y se ha dado cuenta ahora? No es usted muy rápido de reflejos que digamos. Desde hace bastante tiempo ha quedado meridianamente claro que Moa está escribiendo un manualillo de historia española-europea-universal para uso de ultras confesos.
7 jjvr, día 26 de Septiembre de 2009 a las 12:29
#4 manuelp

Parece que el libro va a ser una historia de España. Las referencias a acontecimientos no específicamente españoles, podrían ser entonces solo para centrarla en el entorno que pudiera haberle afectado.
Algo parecido hacia en "Los años de hierro", libro que me gustó mucho por cierto. De todos modos, como no se si ha seguido esta táctica en otras ocasiones, no sabría decirle si es que el libro está aún en fase muy esquemática o si es que, establecido el esqueleto, deja el texto completo para cuando lo publique.

Un saludo

P.S. Aunque todo lo relacionado con nuestra guerra civil es apasionante, y no queda más remedio que seguir hablando de ella, es bueno ir ampliando el campo de modo que se pueda extender el escándalo a nuevas camarillas de beatos progresistas.

¡Ya saboreo los artículos de denuncia de la extensión del revisionismo histórico del no-historiador Moa.!
8 manuelp, día 26 de Septiembre de 2009 a las 12:32
# 7 jjvr

Si, en ese caso, vale. Yo también he leido "Años de hierro" y creo que está bastante bien. Yo lo decia, porque si no , fijese como le iban a poner sus "marcadores". No tiene más que ver el comentario # 6.
9 jjvr, día 26 de Septiembre de 2009 a las 12:33
#5

En el fondo, usted busca y encuentra aquí respuestas, si no fuera así no andaría siempre al acecho.

Un saludo

P.S. Sin ánimo de ofender, el nivel de los cutri-progres es deleznable. Ahí si que encontraría usted terreno para su apostolado ortográfico.
10 jjvr, día 26 de Septiembre de 2009 a las 12:42
#8

....que no trascienda el asunto, pero en realidad, la persona a la que usted se refiere es un cripto-Moista.

Un saludo
11 mescaler, día 26 de Septiembre de 2009 a las 12:47
#9 Bueno, me marcan los caminos que no debo seguir, si eso puede interpretarse como una respuesta...
12 jjvr, día 26 de Septiembre de 2009 a las 12:56
#11

Éso indica que aún no ha encontrado su camino....todavía puede "salvarse".

P.S. #9...

y no le digo nada del lumpemproletariado que pasta en kaosenlared....

Un saludo y hasta más ver
13 mescaler, día 26 de Septiembre de 2009 a las 13:08
#12 Ustedes tienen mucho de lo que "salvarse": prejuicios, intolerancia, rencor... Prueben a intentarlo, y luego "evangelicen" a los demás.
14 egarense, día 26 de Septiembre de 2009 a las 13:16
Buenos días a todos, para aportar al hilo que propone don Pío, les propongo un vídeo "THE MONEY MASTERS", nos da las claves de la independencia americana, y prácticamente de la historia de América, hasta la actualidad. Son más de tres horas, pero está disponible en YouTube, y vale la pena echarle un vistazo. Les dejo el primer enlace. Aunque empiece en parte, por el presente. Si tienen paciencia verán como es cierto lo que digo y repasa toda la historia americana. Bien, ahí lo dejo...

http://www.youtube.com/watch?v=GBe7u_i77MY#
15 mescaler, día 26 de Septiembre de 2009 a las 13:20
Moa resume la Revolución Francesa sin mencionar la Declaración de los Derechos del Hombre y del Ciudadano, pero no se olvida de contarnos lo de la cabeza del gobernador de la Bastilla, el cuerpo destrozado del preboste, las cabezas de los guardias, etc.

Un ejemplo de la historietografía moaísta.

Por supuesto, a Lavoisier no lo ejecutaron por ser químico, como parece dar a entender...
16 Sorel, día 26 de Septiembre de 2009 a las 13:57
Buenas tardes.

La Revolución francesa junto con la rusa y el cisma provocado por el miserable Lutero (nuestro César Carlos I siempre se arrepintió de no haberlo ejecutado cuando le fue posible); los tres acontecimientos más desgraciados en la historia de la humanidad.
17 jjvr, día 26 de Septiembre de 2009 a las 14:18
#15 Mescalero

Dice Moa en párrafo 4º R. F.:

....Los Estados Generales, lejos de votar impuestos, afirmaron representar "la voluntad del pueblo", se proclamaron Asamblea Nacional soberana y constituyente, votaron la Declaración de los Derechos del Hombre y del Ciudadano y abolieron la distinción de estamentos en su seno. ...


En otro orden de cosas, solo una precisión terminológica acerca de un tema tratado ayer. El "look" de las hijas de Zapatero en términos juveniles es "siniestro", no "gótico", compruébenlo en "full size":

http://www.elatleta.com/foro/topic.asp?TOPIC_ID=67...

Un saludo

18 mescaler, día 26 de Septiembre de 2009 a las 14:35
Me equivoqué: Moa "cita" la Declaración. Pero no explica en qué consistía ni qué repercusión tuvo.

Comparemos:

votaron la Declaración de los Derechos del Hombre y del Ciudadano

frente a

empezó la agitación callejera y el día 14 las masas tomaron la Bastilla, degollaron al gobernador de la prisión, pasearon su cabeza en una pica, diversión que se generalizaría, y mataron o mutilaron a otros guardias; después, en el Ayuntamiento, asesinaron y destrozaron el cuerpo de un preboste.

El tratamiento es desigual y caricaturesco.

Por supuesto, Moa no explica cómo lo que él presenta como una combinación de represión y hechos sanguinarios pudo cambiar la historia de la Humanidad.

Un corrección de estilo. Quedaría mejor "asesinaron a un preboste y destrozaron su cuerpo".
19 DeElea, día 26 de Septiembre de 2009 a las 14:45
Nuestro eminente BorjaMaryrojo en un ataque de proselitismo izquierdoso ha decidido ilustrarnos sobre la revolución burguesa que decían sus jefes. ¡¡¡Tiembla Moa!!!

Y claro cualquier reduccionismo queda descartado, a Lavoisier no lo mataron por químico ¡¡¡que esas cosas solo las hacia la inquisición española y ole!!! Pero claro tampoco creo que lo mataran por que le tenia ojeriza Marat como si fuesen una banda de frentepopulistas españoles cualquiera ¡Vamos! Por lo visto, le aplicaron la famosa ley progre contra el tabaquismo…. Origen de la preocupación Borjamaryroja por la salud de los ciudadanos, ciudadanas, ciudadanes, ciudadanis y ciudadanus varius. Y es que el mal hay que sacarlo del espacio publico que viene a ser sideral.

Ilumínanos Borja Mary Rojo ¡campeon!.


20 mescaler, día 26 de Septiembre de 2009 a las 14:48
Dos nuevos insultos gratuitos:

BorjaMaryrojo
Borja Mary Rojo

Número total de insultos: 12


Esos moderadores, a ver si se enteran.
21 DeElea, día 26 de Septiembre de 2009 a las 14:51
15, 15 hasta que no se pronuncie sobre el asunto amigo Mary Rojo.
22 lead, día 26 de Septiembre de 2009 a las 15:06
[Solución de lagunas legales por analogía. Texto de Teoría del Derecho]

manuelp #3

Mis post de ayer #103 y #107

En efecto, como digo en mi post #107 de ayer los supuestos deben ser semejantes:

La analogía se encuentra reconocida en nuestro Código Civil, en su artículo 4.1.º al disponer que:

“Procederá la aplicación analógica de las normas cuando éstas no contemplen un supuesto específico, pero regulen otro semejante entre los que se aprecie identidad de razón.”

http://www.iuriscivilis.com/2008/11/la-analoga-com....

Como he indicado más arriba, una ley de la República y un acuerdo para destituir al Presidente eran supuestos semejantes en cuanto los dos procedían de un mismo mecanismo de producción: un acuerdo del Parlamento en materia de competencia del mismo regulada por la Constitución.


Así, un acuerdo de las Cortes para suspender las sesiones o para ir a tomar café no es una materia regulada por la Constitución; la producción de leyes o la destitución del Presidente sí son acuerdos parlamentarios regulados por la Constitución y, consecuentemente, sujetos a la comprobación de su constitucionalidad por el Tribunal, mediando recurso de parte para instar la actuación del mismo. Es decir, un caso como el que nos ocupa NO PODÍA QUEDAR FUERA DEL ÁMBITO DE LA APLICACIÓN DEL DERECHO por las características de todo ordenamiento jurídico.

Como señalé ayer, el Derecho no puede tener lagunas en su aplicación; ello corresponde a una de las tres características de todo ordenamiento jurídico: la Plenitud (las otras dos son la Unidad y la Coherencia).

Sobre los requisitos para cubrir una laguna mediante analogía (lógico, valorativo y jurídico) de forma que el caso análogo, aunque diferente, sea semejante, puede consultarse el Capítulo IX, Sección III B), AUTOINTEGRACIÓN, de "Lecciones de Teoría del Derecho", por Joaquín Almoguera Carreres, Editorial Reus.

Para tener unas ideas de Derecho para los que no somos Licenciados en Derecho, recomiendo este libro de texto.
23 lead, día 26 de Septiembre de 2009 a las 15:10
Mi post #22

Vuelvo a poner el enlace indicado en el post:

http://www.iuriscivilis.com/2008/11/la-analoga-com...

24 lead, día 26 de Septiembre de 2009 a las 15:56
[¿Nuevo libro de Pío Moa? La Declaración de Virginia]

manuelp #4 y 8

jjvr #2 y 7

Encuentro muy acertada la idea de un nuevo libro de Moa con el contenido de los hilos de los últimos meses, es decir, un resumen de Historia española y coetánea de Europa y América para no especialistas en Historia (que somos la inmensísima mayoría de la población).

Como señala manuelp, quizá deba ampliarse un tanto lo expuesto en los hilos del blog...pero, en mi opinión, quizá no demasiado pues, con muchos detalles, se perdería el objetivo de aportar un esquema coherente de lo ocurrido en España y en el mundo en los últimos cinco siglos, desde que nace la Edad Moderna. El que retenga ese esquema sabrá ya mucho...y el que quiera ampliar, entiendo que tendrá a su disposición un importante conjunto de referencias en la Bibliografía del libro.

Sobre la "Declaración de los Derechos del Hombre y el Ciudadano", insistir una vez más que ésta es otra de las cosas que la Revolución Francesa tomó pretadas de la Revolución Americana de 13 años antes; en este caso, la Declaración Francesa se inspiró en la Declaración de Virginia (América) de Junio de 1776

Sobre estos asuntos hemos estado hablando en los tres últimos años, y hace unos pocos meses, más recientemente. Al efecto reproduzco un extracto de mi post #164 de 26/4/09:

164
lead dijo el día 26 de Abril de 2009 a las 02:19:

[Ilustración, Liberalismo, Racionalismo. El chauvinismo francés]

(...)

La razón de esta percepción de muchos intelectuales sobre que la Ilustración es un fenómeno preferentemente francés se debe, en mi opinión, a la propaganda de los propios philosophe franceses, enfantizando la originalidad de sus aportaciones y ninguneando las ajenas (excepto el caso de Montesquieu, como he señalado), lo cual es un comportamiento típicamente francés.

Hace un par de años, en unas Jornadas en la Universidad de Comillas, tuve que recordar al ponente (que puede que no lo supiera) que la famosa Declaración de los Derechos del Hombre y del Ciudaddano, que la Asamblea revolucionaria francesa aprobó en 1789, se basa en la Declaración de Virginia de 12 Junio 1776 (¡trece años antes!) que fue traducida al francés por el marqués de Lafayette, presente en los EEUU pocos meses después para participar en la Revolución Americana. De vuelta en Francia, fue Lafayette quien aportó el primer borrador de la Declaración francesa, sobre la base de la de Virginia:

La Declaración influyó decisivamente los documentos de derechos humanos posteriores. Thomas Jefferson se inspiró en ella cuando exigió la incorporación de una Carta de Derechos de los Estados Unidos a la Constitución de Estados Unidos.

Lafayette, quien había peleado por la Independencia de Estados Unidos, tomó la Declaración de Virginia y sobre ella compuso la Declaración de los Derechos del Hombre y del Ciudadano de 1789 durante la Revolución Francesa.


http://es.wikipedia.org/wiki/Declaraci%C3%B3n_de_D....

25 aviPep, día 26 de Septiembre de 2009 a las 16:07
No avanceis hacia la Revolucion Francesa, sin percataros que el fanatico protestante Calvino, hizo quemar en la hoguera a un medico, Miguel Servet, porque sus avances cientificos, sobre la funcion del corazon y los pulmones, segun Calvino iban contra sus interpretaciones de la Biblia.
O sea resumamos, la Santa Inquisicion fundada por los Reyes Catolicos, tuvo sus variantes en el seno del protestantismo, ya que el rey de Inglaterra Enrique VIII(?) era el jefe de la iglesia luterana o como le diera la gana llamarse y si un leal subdito, no entraba en razon, lo podia encerrar en la Torre de Londres, o cortarle el cuello, por lo civil o por lo eclesiastico, el rey siempre tenia la sarten por el mango y su razon., era el poder real o el divino. Las comparaciones entre inquisidores de uno y otro bando, siempre son odiosas y el que quiere ver la verdad, comprende que cuando un lider fanatico se adueña de un puesto preeminente, sus pobres vasallos, ciudadanos libres, las pasan peor que en otras epocas, Cualquier tiempo pasado, nunca fué mejor. Debemos atenernos al presente y procurar que el futuro sea mejorable en todos los aspectos.
26 kufisto, día 26 de Septiembre de 2009 a las 16:21
BB

para animar un poco el cotarro...

a ver si alguno, alguna, algún, alguni, alruga pasa el enlace de "whole lotta love" en el Royal Albert Hall en 1970.

y si colgáis el "Moby Dick" del mismo concierto y veis a Bonham en acción...¡qué manera de zurrarle a la batería!.

me largo a currar. que lo disfrutéis amigos!
27 lead, día 26 de Septiembre de 2009 a las 17:09
[Declaración de Virginia, de 12 Junio 1776]

Mi post #24

Vuelvo a poner el enlace en mi post #24:

http://es.wikipedia.org/wiki/Declaraci%C3%B3n_de_D...
28 manuelp, día 26 de Septiembre de 2009 a las 17:21
# 22 lead

No me refería a eso. Lo que digo es que existian acuerdos parlamentarios regulados por la Constitución que no eran competencia del Tribunal de Garantias Constitucionales comprobar su constitucionalidad. Ejemplo:

Artículo 37. El Estado podrá exigir de todo ciudadano su prestación personal para servicios civiles o militares, con arreglo a las leyes.

Las Cortes, a propuesta del Gobierno, fijarán todos los años el contingente militar.


Si las Cortes fijaban el contingente militar de un año en un número X, el TGC no tenía competencia ninguna para aumentar ó disminuir ese número X.

Porque, repito, si el TGC tuviese potestad para refrendar ó no, TODO, acuerdo parlamentario la división de poderes no hubiese existido.

Mire lo que dice este "animador del Grupo de Estudios Lógico-Jurídicos del CSIC (Consejo Superior de Investigaciones Científicas)."

http://er.users.netlink.co.uk/biblio/ibarruri/alca...

Hay que considerar que Alcala Zamora era doctor en Derecho y presidente de la Real Academia de Jurisprudencia y Legislación y según todos los testimonios que he leído un "tiquismiquis" de cuidado en el aspecto jurídico de cualquier medida politica, y , sea por cansancio ó por lo que fuere, nunca adujo que el tema de sus destitución tuviese que ser resuelto por el TGC que yo sepa.

29 mescaler, día 26 de Septiembre de 2009 a las 17:26
Otro insulto gratuito:

Mary Rojo

Número total de insultos: 13
30 aviPep, día 26 de Septiembre de 2009 a las 17:38
Bien vamos a tratar las ricas posesiones de ultramar inglesas (antes de la Guerrea de la Independencia USA) y las exploraciones y fortificaciones de los españoles en la costa occidental, desde California, hacia el Norte, llegando hasta la isla de Vancouver, propiedad de Canadá en el Oceano Pacifico.
Los españoles el 6 de agosto de 1774, habian llegado a las costas de Vancouver, sin apropiarse de la isla, porque eran pocos y enfermos.El 11 de julio de 1779 avistan la peninsula de Alaska, pero, estaban los rusos, comerciando con pieles y no querian dejar el negocio. El 5 de abril de 1790, llegan a Nutka, se la quedan en nombre de España, la fortigfican y ademas intervienen la 1ª. Cia. Voluntaria de Cataluña, creada en el año 1764.
Estos "voluntarios" (falta saber hasta que punto eran voluntarios), ya habian hecho la campaña de California con Don Gaspar de Portolá.
El capitan ingles James Cook, llegó posteriormemnte a Nutka, NO antes que los españoles, pero como buen ingles, armó el sarao y los ingleses al amparo de amenazar a España, porque ayudaba a los rebeldes useños, se hizo la despistada y dejó el campo libre. Mismisima situacion que en Ifni, Sahara y hace pocos años el Irak. Desde los Tercios de Flandes y la Legion en Marruecos, nunca se han batido el cobre, sino, que han cedido, por la incuria de los gobernantes de turno. Si hubieran tenido mas medios, mas buenos diplomaticos y mas hombria, los españoles tendriamos todavia, una parte de USA, California, Cuba y las Filipinas.
De un imperio donde jamas se ponia el Sol, a una nacion, sin categoria, que lo máximo que hacen los izquierdosos es tapar goteras, para no mojarse.
31 manuelp, día 26 de Septiembre de 2009 a las 17:44
# 24 lead

El ultimo libro historico de Moa "Años de hierro" se dedica a seis años (1939-1945) y tiene más de 700 páginas.
Si ahora sacase un libro dedicado a varios siglos con resúmenes sucintos y esquemáticos, que a tenor de lo que viene poniendo en el blog no ocuparía más de cien páginas ó así, además de no aportar demasiado a la historiografía, creo que sería ponerselo a huevo a sus críticos para que le tachasen de superficial.
32 silmo, día 26 de Septiembre de 2009 a las 17:53
SITEL (Sistema Integrado de Interceptación Telefónica), el Gran Oído Electrónico de Zapatero y Rubalcaba... y de los sucesivos gobiernos.

El sistema SITEL fue aprobado en 2001 y no entró en funcionamiento hasta marzo de 2004. El gobierno socialista la puso a prueba poco después del 11M siemndo ministro José Antonio Alonso. Permite al Cuerpo Nacional de Policía, a la Guardia Civil y -supuestamente- al CNI intervenir las conversaciones telefónicas desde sus sedes centrales, sin necesidad de acudir con el mandamiento judicial a las compañías de teléfonos, como venían haciendo hasta ahora. A los servidores centrales están conectados terminales policiales provinciales y locales. Los agentes dispondrán en tiempo real y a través del ordenador de toda la información digital que procesa una llamada por teléfono. De esta manera, tendrán acceso inmediato a la conversación, mientras en la pantalla aparecen el número y la identidad del comunicante con el que habla el pinchado, así como el lugar casi exacto desde donde ambos están hablando, la compañía de la que son usuarios y el tipo de contrato que poseen.


Este potente programa informático de escucha y control telefónico plantea muchos y graves problemas de índole legal. Aunque puede ser muy eficaz contra mafias organizadas, terrorismo y otras actividades policiales, otorga un excesivo poder a los gobiernos y a la policía que puede ser utilizado arbitrariamente. Para empezar, el PSOE aprobó su inauguración oficial en abril de 2005, camuflando sigilosamente su legalización como parte del reglamento de la Ley General de Telecomunicaciones. Dado que con SITEL queda obsoleta toda la legislación existente en España sobre control de comunicaciones, hay en España desde hace varios años un gran vacío legal sobre el tema. Muchos jueces ni siquiera saben que existe La Policía Nacional, la Guardia Civil (y el CNI ) pueden controlar instantáneamente cualquier teléfono sin dejar huella judicial. Necesitan legalmente un permiso judicial, pero, ¿qué o quién les impide pinchar por su cuenta y en cualquier momento cualquier teléfono, si ellos mismos controlan el sistema? ¿Acaso hay un juez a todas horas vigilando el uso de los ordenadores? Es posible que escuchen ilegalmente a quien quieran durante meses o años y que sólo requieran la autorización judicial cuando necesiten obtener pruebas acusatorias con validez judicial.

Además, cualquier gobierno o policía dispone siempre de jueces adictos o sumisos dispuestos a darles los papeles que quieran y a encubrir sus excesos. Por muy necesario que sea un sistema de escuchas para la lucha contra el crimen, no es aceptable que la z.orra tenga llave propia del gallinero. Los dirigentes del PP ya conocen, a través de las páginas de algunos periódicos, de lo que es capaz SITEL, omnipresente oído del gobierno Zapatero. Lo que no saben es a cuantas horas, días o meses de escucha han estado sometidos hasta conseguir datos inculpatorios. Pero el problema planteado por SITEL no afecta sólo a los políticos, sino a otros muchos profesionales y a cualquier ciudadano. Con SITEL ha desaparecido prácticamente la intimidad telefónica. Y como siempre, en nombre de la seguridad. Como la voracidad inquisitiva del estado es cada vez mayor, el proceso de orwelización social avanza un paso más. No hay ningún invento, por maravilloso que sea, que no pueda ser perversamente usado por los poderes de cualquier ámbito o signo. Día a día, construimos ciega y afanosamente la tela de araña que paraliza y aprisiona nuestras vidas. Y fingimos no enterarnos de qué va la cosa.



http://www.internautas.org/html/5711.html


http://www.gaceta.es/10-09-2009+internautas_denunc...









33 lead, día 26 de Septiembre de 2009 a las 19:09
[Nuevo libro de Moa]

manuelp #31

Si Moa está preparando un libro del porte de Años de Hierro (excelente libro, que también he leído, como casi todos o todos los suyos), estupendo.

Pero, en ese mismo año 2007, Moa sacó La quiebra de la Historia progresista, de 282 páginas, en Ediciones Encuentro (que también he leído), con un objetivo parecido al que yo señalo en mi post; como Moa señala en la Introducción, "La importmcia actual del pasado":

Este libro, publicado por capítulos en 'Libertad Digital' durante los años 2005-2006, se compone de una serie de ensayos críticos...
(...)
Este libro está dedicado al público en general pero especialmente a estudiantes de Historia, y su objetivo consiste en trazar esquemáticamente la evolución del período poniendo de relieve , al mismo tiempo, los serios errores de enfoque y método que han generado versiones de la Historia totalmente inaceptables tanto desde el punto de vista de la atención a los hechos como, muchas veces, desde la propia lógica


Este libro de Moa está centrado en la historiografía dedicada a la década de los años 1930, con una parte previa sobre la crisis de la Restauración, una parte final sobre los años 40 y un Apéndice sobre "Guerra Civil, franquismo, democracia".

Por lo que Moa lleva publicado en este blog de Libertad Digital, el objetivo (que he destacado en azul) parece ser el mismo: "trazar esquemáticamente la evolución del período". Pero si en vez de 300 páginas se descuelga con un tomo de 700, bienvenido sea (por lo que a mí respecta; por lo que respecta "al público en general pero especialmente los estudiantes de Historia" no estoy tan seguro de si es mejor un tocho de 700 páginas que un más asequible y barato libro de 300).

NOTA SOBRE ALCALÁ ZAMORA. Moa tiene la pelota en su tejado; él verá si le merece la pena buscar un informe de un par de constitucionalistas, que podrían tener a la vista lo que dos o tres de nosotros hemos argumentado -citas en ristre- durante estos últimos días. Si lo hiciera, creo que acertaría, ayudando a resolver esta controversia historiográfica.

Si tienes ocasión, échale un vistazo a lo de la "analogía" para resolver las lagunas en un ordenamiento jurídico. El libro de Almoguera que cito en mi post es de fácil y comprensible lectura para no especialistas, como es mi caso.
34 manuelp, día 26 de Septiembre de 2009 a las 19:31
# 33 lead

Si, "La quiebra de la historiografia progresista" es más pequeño, pero es que el tema también es más pequeño, básicamente el tratamiento histórico de el periodo de la república y la guerra civil(ocho años en España).
Pero una historia de la Edad Media y de la Edad Moderna(mil trescientos años y el mundo) si se plantea esquemáticamente corre el peligro de no resultar demasiado informativa. Por ejemplo la "Breve historia de España" de Garcia de Cortazar, tiene más de 700 páginas.
35 lead, día 26 de Septiembre de 2009 a las 20:10
manuelp #34

Cierto, más de 700 páginas el libro de Fernando Gª de Cortázar; otras tantas tiene la "Breve Historia de Europa", de Carpentier y Lebrun, ambas en Alianza Editorial...y en formato pequeño, de forma que en formato normal serían una 350 páginas.

En cuanto al período histórico, no sabemos si Moa comenzará con la Baja Edad Media o ya directamente con la Edad Moderna (desde la caída de Constatinopla en 1453 o desde el descubrimiento de América en 1492); en este segundo caso estaríamos hablando de unos 500 años.

En cuanto al riesgo de crítica, la tendrá en cualquier caso. Lo que a Moa le importará una higa, pues no vive del aplauso del "progretariado" (acertada palabra, en mi opinión, de Pablo Molina para describir a los progres que viven de defender a un "proletariado" inexistente; según Eduardo Serra, ex-Secretario de Estado de Defensa con Felipe González y ex-Ministro de Defensa con Aznar, la clase media española reprenta ahora el 80% de la población, según afirmó la semana pasada en el debate de Telemadrid; ninguno de los tres o cuatro representantes del progretariado, presentes en el debate, le rebatieron).
36 bacon, día 26 de Septiembre de 2009 a las 21:05
mescalero 15
a Lavoisier no lo ejecutaron por ser químico
¿pero es verdad o no que "El padre de la química, Lavoisier, sufrió la misma suerte cuando el juez especificó que "la República no precisa químicos ni científicos"..."?.

¿Especificó eso el juez?
¿Y no te parece interesante eso para saber en cuánto aprecio tenían los revolucionarios a la ciencia, según ello mismos?.

Pues a mi me parece interesante, y demuestra el extremo dogmatismo de la revolución francesa, y cómo la asociación que se ha intentado establecer entre revolución francesa y avances del conocimiento, en especial en los campos científicos, es completamente falsa.
37 mescaler, día 26 de Septiembre de 2009 a las 21:49
#36 Es cierto que se utilizó su condición de destacado científico para intentar librarle de la pena capital.

Pero no creo que esa anécdota demuestre un escaso aprecio de los revolucionarios por la ciencia, ni un extremo dogmatismo.
38 silmo, día 26 de Septiembre de 2009 a las 22:21


Editorial radiofónica de Luis del Pino, sobre la querella del SUP desempolvada por Garzón. Merece la pena oirla:

http://fonoteca.esradio.fm/c.php?op=player&id=...
39 silmo, día 26 de Septiembre de 2009 a las 22:31

Y ahora, dos de buena música con las portentosas y emotivas voces bajas de:

Boris Christoff- Los bateleros del Volga.

http://www.youtube.com/watch?v=4cgCDHz6G1s


Fedor Chaliapin- La Marsellesa.

http://www.youtube.com/watch?v=mPq0NE8mMQc&fea...
40 Perita, día 27 de Septiembre de 2009 a las 05:26
Se le da a usté mu bien el victimismo en sus intervenciones señor Mescaler. ¿No tendrá ascendencia o descendencia catalana?.

Pero al invocar a los moderadores con tesón no tengo más remedio que llamarle chivato aunque usté pueda apuntárselo como un insulto.

Descuéntelo pues de los que suele echarle usté al Pío Moa éste.

Pero en su #18 me ha parecido leerle un cierto tono marisabidillo a la hora de corregir al tío Pío y yo también voy a piarla y a hacerle a usté una corrección de estilo:

Quedaría mejor "asesinaron a un preboste, destrozaron su cuerpo y lo pasearon por ahí a cachos".

En cualquier caso los revolucionarios fueron incapaces de predicar con el ejemplo y aplicar los Derechos del Hombre igual que los comunistas de de otras épocas más recientes fueron incapaces de aplicar el comunismo ése que tanto predicaban y sólo los del partido disfrutaban de una dacha en el Mar Negro,

los demás nones Romanones.

---------
http://www.telefonica.net/web2/peritta
41 kufisto, día 27 de Septiembre de 2009 a las 05:36
BB

bueno amigos. vengo de currar y veo, beo, que no habéis pasao los enlaces. en fin.

saludos para el pater, el mescaler y demás.

como dice joe pesci en "JFK" : "estoy tan cansado que ya ni veo"
42 kufisto, día 27 de Septiembre de 2009 a las 05:59
BB

"since i´ve been loving you"

hasta mañana, amigos
43 tigrita, día 27 de Septiembre de 2009 a las 08:11
Y el Che Guevara también Perita, todo el día estaba en el man Negro refrescándose en la dacha. ¿Por qué no cambiasis el chip Peri, seriais más creibles?
44 tigrita, día 27 de Septiembre de 2009 a las 08:19
Mira Perita, a vosotros lo que os pasa es que escuchais mucho a los mediáticos, que os manipulan, os pastorean y acaban por llevaros a su redil, que no es otro que asegurarse la publicidad, o sea sus lentejas. No me defraudes Perita, la verdad es que me caes bien, será por el nick supongo..
En formato RSS© Copyright Libertad Digital SA. Juan Esplandiu 13, 28007 Madrid.
Tel: 91 409 4766 - Fax: 91 409 4899