Pío Moa

« Razones laicas para una enseñanza cristiana | Principal | Pactos y chantajes gangsteriles »

Dos Congresos

7 de Noviembre de 2006 - 10:19:14 - Pío Moa

Compartir:
Menéame Tuenti
Entre los días 22 y 24 de noviembre tendrá lugar un congreso sobre la república y la guerra civil, patrocinado por el CEU. Está organizado con gran sobriedad presupuestaria y nace de la sociedad civil. También a finales de mes tendrá lugar otro congreso sobre los mismos temas, dirigido por Santos Juliá. Este, financiado con fondos públicos, es decir, con el dinero de todos, viene en la onda de la “ley de la memoria histórica”, empeñada en establecer de una vez por todas que los stalinistas, los marxistas revolucionarios del PSOE, los racistas del PNV, los anarquistas, y los golpistas republicanos y nacionalistas catalanes de izquierda lucharon por la libertad y la democracia, bajo la tutela del gran Stalin. Un congreso de concepción totalitaria.

-------------

Odiseus.- Un grupo llamado “Spanish Expatriates” critica el voto a Ciudadanos. Votar al PP o abstenerse, dicen. La verdad es que ya su nombrecito revela un espíritu cantamañanas. Ciudadanos es una alternativa desde la izquierda, que puede ayudar a regenerarla en un sentido democrático. El PP está de hecho dividido, y si bien defiende en teoría la democracia y la unidad de España, en la práctica va a la cola del PSOE. Con protestitas y grititos, pero va. Solo hay que ver su actitud ante los estatutos o sus ofertas de “ayuda” al gobierno traidor a la Constitución.  

Es la hora de los ciudadanos, y eso quiere decir que debemos apoyar a los políticos que defiendan realmente la Constitución, desde Rosa Díez o Gotzone Mora a Ciudadanos, Mayor Oreja o Vidal Quadras. Y obrar por nuestra cuenta, en conciencia, sin supeditarnos a unos partidos que han sufrido un evidente proceso degenerativo.

Para coordinarse en defensa de la Constitución: odiseus48@gmail.com

Comentarios (667)

« 1 2 3 4 5 6 7 8 9 10 11 12 13 14 »

1 guillermo, día 7 de Noviembre de 2006 a las 10:33
Recordaréis, camaradas, que todo esto empezó con unos comentarios sobre los valores y ciertas especulaciones de Luis Racionero. Sigo con mis especulaciones propias:

Así, la angustia de la muerte es algo más complicado que un simple terror animal amortiguado y sordo que nos acompaña mientras vivimos. Nuestra capacidad de imaginarla le da otros muchos matices. Por ejemplo, nada sabemos, salvo en circunstancia ya extremas, de la forma y el tiempo en que llegará a cada uno, lo que añade incertidumbre y aumenta o matiza esa angustia (el suicida tampoco lo sabe, excepto en el último momento, en que no tiene vuelta atrás).
Hay otros componentes o implicaciones en la imagen de la muerte, siempre espantosa, como decía Cela en algún artículo, considerando su ya larga vida. El espanto se debe al menos a tres motivos, aparte del horror animal. El primero es la impresión de la corrupción y destrucción de nuestro cuerpo, objeto de tanta devoción, esfuerzo, cuidado y amor, y más en una cultura como la actual, en la que llamado culto al cuerpo tiene tanta vigencia. La muerte va a reducir ese cuerpo que ahora sentimos palpitar de vida, de anhelos, a una repugnante miseria, y después a unos restos insignificantes. La imaginación infantil, más espontánea, hace sentir esa impresión con gran fuerza cuando se le presenta la idea de la muerte, y si a los mayores les angustia menos, se debe a un largo entrenamiento en desechar la imagen. Pero que ella sigue en nosotros de forma subconsciente se muestra, por ejemplo, en cómo la suelen explotar las películas de terror. Es la imagen de la corrupción de la degradación irreversible, y ese destino parece una burla trágica de todo el esfuerzo, preocupación y cuidado del cuerpo, identificado subconscientemente con la vida misma.
La necesidad de consuelo de la psique ante esos hechos se manifiesta de manera especial en el viejo materialismo. El cual nos incita a hacernos composiciones como estas: “somos hijos de la tierra, y debemos aceptar nuestro destino” (pero en realidad eso son solo palabras. No sabemos realmente lo que somos, ni se entiende por qué habíamos de “aceptar” el terrible hecho, salvo en el sentido más tosco de olvidar el asunto). O: “el cuerpo desaparece como tal, pero no por completo, pues sus componentes pasan a integrar otros cuerpos y cosas distintas, a fertilizar el suelo”. Por desgracia sabemos qué cuerpos y qué cosas. Esa transformación degrada radicalmente una estructura milagrosamente compleja y llena de cualidades maravillosas, como es el cuerpo humano, al estado de hediondo alimento para gusanos, o a cenizas. La imagen es desde luego deprimente, y más al considerar que esa transformación no afectará a los cuerpos en general sino AL DE CADA UNO, AL MÍO, al que siento ahora latir.

2 guillermo, día 7 de Noviembre de 2006 a las 10:35
Continú, con vuestro camaraderil permiso:

Para superar esa impresión algunos invocan la imagen del humus fertilizador de nueva vida, procurando suscitar el sentimiento de una cierta gloria en ello, y de “amor a la naturaleza”. Pura treta imaginativa o “sublimación” en sentido freudiano, porque hay que convenir en que esa naturaleza presuntamente digna de amor nos trata de modo en verdad despiadado. Para quien cree que todo se acaba con la destrucción del cuerpo, que somos puro cuerpo, ¿en qué ha de consolarles el hecho de que sus despojos putrefactos fertilicen un terreno y se alimenten de ellos animales y plantas inferiores? Sin contar que esa nueva vida a la que servirá nuestra carroña sufrirá el mismo destino lamentable, a menudo muy doloroso físicamente y siempre horrendo en lo psíquico.
Y no obstante, muchos emplean ese consuelo un tanto extravagante y de un altruismo evidentemente insincero. La única gloria, el único amor concebible y coherente con el enfoque materialista es el del y al cuerpo vivo, cuya muerte y descomposición resulta espeluznante, como así es. La única alternativa ante este hecho irremediable consiste en alejarlo como sea de la cabeza, lo que acaso tenga consecuencias no del todo saludables. El consuelo de esa imagen materialista procede de la sugestión oculta de que, de algún modo extraño, seguiremos en vida a través de la vida que se nutrirá de nuestro cadáver. Imagen sentimental y gratuita, desde luego, pero que en algunas personas funciona como en otras la imagen del cielo, aunque los primeros se crean más “racionales” que los segundos. Y ello indica la profundidad de esa exigencia de consuelo, casi a cualquier precio, que caracteriza a nuestra psique enfrentada al misterio de la vida y la muerte.
Otra causa de horror implícita en la idea de la muerte, quizá un horror más denso que el de la corrupción corporal, es la destrucción de nuestras capacidades intelectuales, que nos introduce en lo absolutamente desconocido. No solo desconocido, sino radicalmente desconocible, ya que la muerte acaba con todas las capacidades que nos permiten orientarnos mejor o peor mientras estamos en vida. La impresión desconcertante de ese final la tienen los niños cuando por primera vez empiezan a comprender que no vivirán siempre. La primera noticia de la muerte les impresiona intensamente, como algo extraño y terrible, inexplicable, y sería interesante investigar más a fondo esas reacciones primeras y espontáneas. De forma diríamos que instintiva, los padres dan al niño explicaciones que aplacan la intensa angustia que se les despierta, y la confianza del niño y su necesidad de alejar el sentimiento le llevan a tranquilizarse con esas explicaciones. Por lo demás, el misterio de la muerte sigue siendo tan impenetrable para los padres como para el niño mismo.

3 guillermo, día 7 de Noviembre de 2006 a las 10:36
Oí una vez a una niña de tres años preguntar: “Y los que se mueren ¿adónde van?” Se nos plantea la pregunta: ¿Qué hay después? Pero la pregunta misma es irracional, puramente imaginaria. En realidad, ni siquiera podemos concebir un “después”, porque la noción de tiempo se esfuma, solo tiene sentido para las capacidades intelectuales de la vida. Tan arbitrario es responder “hay nada” como “hay algo”. Al tratar de la muerte pasamos a un terreno en que los conceptos pierden su sentido, y solo podemos aproximarnos más o menos al entorno de semejante “agujero negro”. La muerte nos sumerge en un misterio radical. La idea de la “nada absoluta” en la que se complacen algunas personas con pretensiones de lucidez, es tan gratuita, en principio como la contraria. La nada absoluta que podemos asociar con la muerte resulta inconcebible para nuestras facultades intelectuales. Siempre entendemos “nada” como relativa a un algo que desaparece, se traslada o se transforma. Sin esos “algos” que llenan la vida y sus percepciones, la idea de “nada” perdería todo sentido. Ningún “algo” perceptible desaparece por completo, siempre se transforma, y la ciencia confirma esa intuición. Ahora bien, la muerte no solo afecta al contenido mental de nuestras percepciones, sino a la capacidad misma de percibir.
Nuestra mente no trabaja con las cosas del mundo, sino con las percepciones, con la “información” de ellas. Y la información es algo diferente de la materia tal como intuitivamente la concebimos. Como observa el biólogo George C. Williams, la información carece de masa, carga o longitud, se mide en algo extraño y en cierto modo ajeno a la dimensión física, como son los “bits”, y no está ligada a un soporte físico determinado, sino que puede apoyarse en muchos soportes: “Pensemos en el Quijote: un montón de papel con impresiones de tinta en cada hoja, pero podemos registrarlo en CD o en cinta y convertirlo en ondas sonoras para ciegos. Con independencia del medio en que se encuentre, siempre será el mismo libro, la misma información”; y puede, además, estar en millones de lugares al mismo tiempo, siendo siempre el mismo texto. Una vez escrita, la obra adquiere una especie de inmortalidad y ubicuidad. La información tiene, por tanto, algunos de los rasgos que atribuimos al espíritu en contraste con la materia. Necesita un soporte material, pero es distinto del soporte y autónomo respecto de él. Incluso puede organizar y crear ese soporte. Un ordenador está adaptado para su fin de almacenar y transmitir información, y fuera de eso, ¿qué es? Unos materiales organizados de forma incomprensible y arbitraria. En un ejemplo expuesto por Rabindranaz Tagore en una conversación con Einstein, un libro es, para la polilla que lo devora, solo una cantidad de celulosa y tinta, o de material comestible. Pero para nosotros, la materia del libro es lo de menos; lo que nos resulta significativo, “con sentido”, es la “información” que el libro contiene y que es lo que lo hace “libro”. Información que tampoco se dejaría reducir a un amontonamiento de signos o de tinta.


4 galaico, día 7 de Noviembre de 2006 a las 10:38
Michel, no te obsesiones con las tonterías ecologistas. El protocolo de Kyoto era una chorrada, que condenaría al hambre y la pobreza a la mayoría de la población. Y el calentamiento de la atmósfera aleja, precisamente el peligro de una glaciación. Nadie es capaz de prever lo que pasará de aquí a cien años. Y nuestros hijos y nietos ya resolverán sus problemas, es absurdo pensar que se los vamos a resolver nosotros ahora. Descansa, chico.
5 Belén, día 7 de Noviembre de 2006 a las 10:39
Desde el PP han querido jugar a ser nacionalistas y se han encontrado con que los Españoles estamos hartos de los nacionalistas, se han encontrado con Arthur Más en el notario traicionandoles, se han encontrado con partidos locales, dados a la corrupción que pactarán con el PSOE, partido también corrupto porque la estrategia del PSOE es la de romper España.

El PSOE tiene una estrategia de desmantelar la nación Española y para ello querrán en un primer momento aglutinar los votos de toda la extrema izquierda y nacionalistas de derechas incluidos, para luego, en el momento oportuno traicionar a los nacionalistas de centro-derecha.

El PP debe de denunciar la estrategia de desmantelamiento de la nación Española por parte del PSOE, porque sino lo hace desaparecerá como partido político.

El PP no puede perder sus principios o perderá a sus votantes, llevamos advirtiéndolo mucho tiempo.
6 desde holanda, día 7 de Noviembre de 2006 a las 10:39
Y no sería éste congreso en el CEU una buenisima oportunidad de atraer prensa extranjera?, invitar para dar conferencias a líderes de partidos centristas de otros paises?, lo de menos es casi lo que digan, lo más importante es crear lazos de union, aplausos aunque no se sepa a qué..., como hacen ellos!!, de esforzarse en traducir al inglés, como mínimo, los artículos, conferencias y libros que ya existen, y los futuros???
Mientras todo se quede en casa, mientras ellos tengan toda la antipropaganda, todas las batallas están perdidas de antemano.
Yo ya me he aburrido de intentar en Holanda lo que veo que no interesa a nadie más que a mí.
Libertad digital es completamente desconocida fuera de España. Así no conseguiremos nada.
Saludos.
7 guillermo, día 7 de Noviembre de 2006 a las 10:39
Esta consideración nos permite ver el carácter algo “grueso” de las impresiones materialistas tradicionales. Nuestro ser no es un simple amontonamiento de partículas con masa, carga y dimensiones, y el mismo cuerpo está moleado por la información, y no solo por la genética.
Al desaparecer el cuerpo la información de la persona pervive, en cierto modo, en la impresión que deja en la memoria de sus allegados, los cuales recuerdan su imagen, algunos hechos de su vida, etc. Algo de nosotros, tan real como el cuerpo, aunque menos “material”, permanece. La intuición de ese hecho y su valor como una cierta inmortalidad, lo atestigua el ansia con que la mayoría de las personas desea darse a conocer, transmitir información sobre ellas y adquirir fama, incluso por motivos grotescos: véanse los espectáculos “reales” en la televisión. Para la gran mayoría, su fama queda reducida al pequeño círculo de sus conocidos, y su recuerdo se extinguirá cuando éstos, a su vez, se extingan. Podemos concluir que la vida de cada cual queda incorporada de forma nebulosa a la cultura y la civilización humanas, con lo que no se pierde del todo. Esto parece cierto, aunque de forma muy difícil de precisar; pero es una probabilidad demasiado impersonal y evanescente para servir de consuelo. De hecho, la cultura se sigue edificando, hoy como en el pasado más remoto, en gran medida sobre el culto a los muertos, es decir, a algunos muertos, solo a un pequeño número de ellos, cuyos nombres, hechos e imagen más o menos desfigurada, perviven en la memoria colectiva.
Algunas culturas, como la del Renacimiento, dieron importancia extraordinaria a la fama personal, y precisamente como una forma de inmortalidad.- En este sentido decía aquel soldado español de Brantôme, traducido por Pío Moa, que rechazaba el perdón en un duelo: “Muera la vida, pero la fama siempre viva”. Sin embargo el consuelo de esa inmortalidad es dudoso. Ciertamente la persona célebre preserva su imagen en la memoria de millones de personas; y esa imagen es algo más que un objeto inerte: actúa, influye, tiene una especie de vida propia, a veces sin apenas relación con la realidad de la persona origen de ella. Piénsese en el ejemplo, algo banal, del influjo de algunos cantantes, a través de su imagen, sobre la conducta de una multitud de adolescentes. Pero esa imagen es siempre parcial, nunca refleja por entero a la personas, y puede ser completamente falseada. De hecho un gran negocio de nuestro tiempo consiste en la falsificación de la imagen de la gente pública. Además, la fama tiene unas exigencias que a veces imponen al famoso una vida ficticia, una pose permanente que en casos extremos se convierte en un molde que deforma o asfixia su personalidad real. Sin contar que la fama de casi todo el mundo decrece paulatinamente hasta desvanecerse, y más en nuestra época en que hay tanta competencia por ella.
También es cierto que algunas personas de mucho mérito desdeñan la fama. Pero ese desdén, cuando no es a su vez una pose, no obedece a un impulso espontáneo, sino que procede de la reflexión sobre las limitaciones o inconvenientes de la celebridad. El impulso natural es el contrario, hasta el punto de que muchas personas arrostran duros sacrificios e incluso la muerte corporal, por adquirir esa peculiar inmortalidad que otorga la fama. Es razonable pensar que bajo esa disposición, que suele parecernos vanidosa y pueril, hierve calladamente la angustia por la desaparición completa de nuestro yo, y el anhelo de imponerse a ella, o de consolarse de ella.

8 guillermo, día 7 de Noviembre de 2006 a las 10:40
Vemos que para afrontar una vida condicionada por la conciencia de la muerte, la razón trata de evitar el recurso a la fe; pero al hacerlo, suele recalar en ilusiones poco convincentes como estas de la fama o el sentimentalismo gratuito y masoquista hacia la naturaleza y la vida, un tanto deificador de estas. Consuelos harto irrisorios, aparte de incoherentes, según todo indica.
En la imagen de la muerte podemos encontrar todavía otros componentes, al menos, cuyo efecto en la psique humana resulta quizá más demoledor, más creador de angustia, que los dos anteriores, ya que pone en cuestión el sentido de la vida, de sus normas y valores. Lo expresa inmejorablemente el Eclesiastés: “¡El sabio muere como el necio!”, “Todos tienen la misma suerte, el justo y el impío, el bueno y el malo, el puro y el impuro”; e incluso, “la suerte de los hijos del hombre y la suerte de las bestias es la misma… ¿Y quién sabe si el hálito de los hijos del hombre sube a lo alto y el de las bestias desciende bajo tierra?”. La idea de la muerte somete a un rudo desafío a la psique humana y su necesidad de orden y sentido. Tiene así un contenido más amplio que el de la mera angustia ante la desaparición personal, de modo que tendremos que seguir aventurándonos por esa senda.

9 silvuplé, día 7 de Noviembre de 2006 a las 10:42
Creo que tienes toda la razón. Habría que montar un aparato de proyección hacia el extrenajero de lo que se hace aquí. A ver si la gente va espabilando.
10 silvuplé, día 7 de Noviembre de 2006 a las 10:43
Me refiero al comentario 6, de Desde holanda.
11 David, día 7 de Noviembre de 2006 a las 10:44
Ahora los progres nos vienen con el rollo del calentamiento climático. Esta estrategia que han desarrollado los progres en Estados Unidos para acabar con Bush es la estrategia de quitar importancia al terrorismo, de dejar un asunto tan grave como el terrorismo como una minucia comparado con el cambio climático.

Hay una pequeña diferencia:

El cambio climático es algo que se producirá tarde o temprano, porque en el universo y en el planeta tierra desde hace millones de años se van produciendo cambios climáticos. Lo que el ser humano puede hacer para prevenir esos cambios climáticos es más bien poco.

Mientras que por otro lado, el terrorismo es un problema que si puede y debe de ser controlado, no hay una fuerza fisica o científica que haga imposible derrotar al terrorismo, se puede derrotar al terrorismo, de debe derrotar al terrorismo, se debe luchar contra el terrorismo y para ello es necesario concienciar a la sociedad del peligro que conlleva el terrorismo.

Todo lo contrario hacen quienes están a mercerd de los terroristas, quitar importancia la terrorismo humillando y despreciando a las victimas del terrorismo y despreciando el peligro real del terrorismo al mismo tiempo que desvian la atención con una amenaza de cambio climático en la que el ser humano poco puede hacer en comparado con lo que si se puede hacer contra el terrorismo.

El único cambio climático que veo por el momento es el calentamiento de las cabezas de algunos políticos diciendo majaderías.
12 milímetro, día 7 de Noviembre de 2006 a las 10:46
(6) Por ejemplo, se podría hacer una relación de los blogs y foros políticos o intelectuales más visitados de otros países, y meter en ellos comentarios de LD. No hace falta traducirlos. Hay cada vez más gente que entiende el español, y así otros se aficionarán.
13 Belén, día 7 de Noviembre de 2006 a las 10:51
Estoy muy de acuerdo con Pio Moa sobre lo de Spanish Expatriates.

Esos cantamañanas en vez de pedir el voto al PP y criticar a un partido de izquierdas, pero con vocación constitucionalista, más les valdría hacer cambiar al PP su estrategia que es donde radica el problema.

El PP no quiere perder a lso nacionalistas de centro derecha y se arrodilla ante ellos, pero estos, para el colmo de los colmos van al notario y se ofrecen al corrupto PSOE.

El PP tiene que saber que sólo creyendo en España y defendiendo España desde un prisma democrático podrá optar a volver a gobernar a todos los Españoles. Si se dedican a hacer el ridiculo yendo de nacionalistas o yendo a remolques los resultados serán pésimos.
14 Ochoa, día 7 de Noviembre de 2006 a las 10:53
En "Bravuconadas de los españoles". Comentario a pie de página:

La Gran Armada (1588) constaba de 130 navíos, siete de ellos de más de mil toneladas, aunque no eran buenos barcos de guerra, sino mercantes adaptados. Llevaba 19.000 soldados y 8.000 marineros, y costó más de 8 millones de ducados.
Apenas iniciada la travesía,, la galernas dispersaron la Armada frente a La Coruña, empujando algunos barcos hasta el suroeste de Inglaterra. Llevó un mes reconcentrarlos, y el almirante duque de Medina Sidonia, aconsejó calurosamente a Felipe II desistir de la empresa. A su vez, la marina inglesa aprovechó la detención en La Coruña para atacar allí a la Armada, pero los vientos se lo impidieron, debiendo regresar tras un viaje en balde.
Al mal presagio inicial se sumaba el conocimiento de la situación, expresado por uno de los comandantes, Bertendona: “Los ingleses tienen barcos mucho más rápidos que los nuestro, y cañones de mayor alcance. Jamás se nos acercarán, sino que permanecerán lejos y nos harán pedazos con sus culebrinas. Navegamos en la confiada espera de un milagro.
Inglaterra hizo un enorme esfuerzo y reunió más barcos que la Armada (casi 200, con 16.000 marineros). Su tonelaje era menor, pero su potencia artillera superaba en un tercio a la española, y tenía mayor alcance y velocidad de recarga. No obstante, y pese al negro augurio de Bertendona, la Armada recorrió todo el litoral sur de Inglaterra entre constantes escaramuzas, sin que los ingleses lograran hundir un solo buque español (capturaron uno, averiado), ni los españoles abordar a ninguno inglés.
Medina Sidonia tuvo la oportunidad de liquidar la flota inglesa en Portsmouth, como le indicaban los mejores marinos españoles, pero la desechó ateniéndose estrictamente a las órdenes recibidas: tenía que ir hasta Flandes para embarcar allí al ejército de invasión contra Inglaterra.
La decisión se produjo en Calais. Drake envió contra la Armada ocho barcos en llamas con cañones cargados (brulotes), que la hicieron dispersarse. Mientras se reagrupaba, frente a Gravelinas, los ingleses se volcaron furiosamente sobre ella con todo su poder artillero, hasta quedar sin municiones. Los barcos españoles, preparados para lanzar una andanada y pasar al abordaje, no lograban amarrar a sus ágiles enemigos, y se defendieron muy mal. Esta fue la gran batalla que, en definitiva, no resultó gran cosa. Los españoles perdieron acaso un millar de hombres, y los ingleses quizá uno o dos centenares, y un solo barco de la Armada fue echado a pique, pese al derroche artillero inglés, aunque bastantes recibieron daños de alguna cuantía.

Sin embargo la situación se volvió incierta para la flota española, cuya misión era transportar a Inglaterra al ejército de Parma, y las circunstancias le habían impedido contactar con él. Volvió a reunirse la Armada después de sortear casi por milagro los bajíos de Flandes, y sus jefes quisieron volver al sur, para tratar de encontrarse con Parma. Pero los fuertes vientos (“el viento de Dios”, según los protestantes) se lo impidieron, empujando los barcos hacia el norte. La vuelta, rodeando Escocia e Irlanda, se convirtió en una terrible pesadilla por los temporales y naufragios. Al final, más de un tercio de la escuadra y quizá la motad de sus hombres, se perdieron.
También los ingleses tuvieron su mayor mortandad después de la batalla. Los combatientes quedaron desatendidos y murieron, probablemente la mitad de ellos, a causa de las enfermedades, las heridas y el hambre. El primer ministro, Burghley, esperaba que “por muerte o enfermedad, o algo parecido, podamos ahorrarnos parte de la paga”, la cual se gastó en celebraciones. La defensa contra la Armada costó a Inglaterra 16 millones de ducados, muchos más que la Armada, y de ellos sólo 720 se gastaron en compensación a los heridos. Burghley también tuvo el ingenio de inventar el mote de “Invencible” que atribuyó a los españoles para hacer más sangriento su desastre.
Más que una derrota, la expedición de la Gran Armada fue un fracaso semejante al de Carlos I en Argel 46 años antes. Pero tuvo consecuencias importantes: inauguró la era de los combates navales a base de cañoneo en lugar dr abordaje, e infligió un duro golpe al prestigio hispano. España, aunque volvió a construir flotas poderosas, perdió la carrera de la técnica naval y la esperanza de dominar los mares del norte. Irónicamente, y como descubrió el historiador Fernández Álvarez, Felipe II había advertido a los ingleses, cuando era su rey consorte, y ante el declive de su marina, que sólo podrían defenderse de invasiones si construían una escuadra adecuada y lista en todo momento (datos tomados de los historiadores Fernández Álvarez, G. Parker y Colin Martin)
15 Ochoa, día 7 de Noviembre de 2006 a las 10:54
Otro comentario a pie de página, en "Bravuconadas", de Brantôme:

16 Ochoa, día 7 de Noviembre de 2006 a las 10:55
Otro comentario a pie de página, en "Bravuconadas", de Brantôme:

Francis Drake tuvo su momento estelar luchando contra la Armada, cuyos preparativos también retrasó mediante un audaz ataque por sorpresa a Cádiz, en 1587. Antes había realizado numerosas incursiones piráticas, algunas en tiempo de paz, siendo acusado y obligado a devolver parte del botín; parte menor, porque la reina Isabel, que estaba en el negocio, le protegió eficazmente.
Drake era un hombre bastante moderno y de espíritu práctico, bien descrito en el título de un libro compuesto en su honor por su sobrino: “Llamamiento a esta edad afeminada y roma para que imite sus nobles empresas en busca de oro y plata”. Se volvió, en efecto, muy rico con sus atrevidas correrías. En una de ellas dio la vuelta al mundo (1580) y se hizo un escudo de armas con la leyenda “Tu primus circumdedisti me”, algo exagerada, pues la expedición de Magallanes-Elcano se le había adelantado en 58 años.
Inició su carrera en una empresa pirático-comercial, con su pariente John Hawkins, en el Caribe, pero casi todos sus barcos fueron hundidos en combate en San Juan de Ulúa, y él escapó de milagro y arruinado. Cobró entonces un odio visceral a los españoles, aunque oficiales hispanos caídos en sus manos lo describen como cortés y generoso. Después de la Gran Armada pensó explotar el éxito mediante una osada expedición para tomar Lisboa y alzar a Portugal contra España. Organizó al efecto una poderosa escuadra, pero la dirigió con inesperada ineptitud. Rechazado en Lisboa, las tormentas deshicieron sus barcos, perdiendo a miles de hombres, y perdiendo el prestigio ganado contra la “Invencible”. Murió en otra fracasada expedición al Caribe, en compañía de Hawkins, que también falleció entonces.
No obstante, su audacia y el éxito de varias de sus empresas hicieron de él el héroe más famoso y celebrado de Inglaterra durante siglos. (En “Bravuconadas de los españoles, de Pierre de Brantôme, ediciones Áltera)

17 Michel, día 7 de Noviembre de 2006 a las 10:55
"Michel, no te obsesiones con las tonterías ecologistas. El protocolo de Kyoto era una chorrada, que condenaría al hambre y la pobreza a la mayoría de la población. "

Que descansen otros; ves, eso dee que el protocolo ed Kyoto era una chorrada. El protocolo de Kyoto, firmado por cierto por españa, y al que esta obligada, era la medida mas responsable, y están adheridos a el, los paises mas contaminantes del mundo, y lo estaba tambien EEUU, hasta que el loco de G.Bush, la sacó, segrimiendo justo los mismo argumentos que tu: provocaba perdidas economicas:y ya se sabe que el lobby empresarial es quien controla al titere de Bush en definitiva.

Y que quede claro, que no se habla de "cambios naturales" sino de los "no naturales", cuyas consecuencias, no es que vayan a tardar 100 años, es que ya están ocurriendo ahora.Dejé algunos links al respecto en mi ultima intervención.

Y todo esto vino a que alguien criticaba unas declaraciones del presidente, destinadas a que la gente se diese cuenta de la magnitud de ese problema, y no fueron dichas en el sentido que aqui se les atribuye.
18 Ochoa, día 7 de Noviembre de 2006 a las 10:57
Otro más, de "Bravuconadas":

No sólo los franceses se opusieron a los españoles en Lepanto, como dice Fanjul:
“La batalla de Lepanto (1571) fue terrible para los otomanos, que perdieron 224 naves y más de 22.000 hombres. Se hundió el mito de la invencibilidad turca en el mar. En Inglaterra, Francia y Flandes, la victoria cristiana no fue bien acogida, y sus embajadores acuciaron a los turcos a proseguir el ataque contra “los idólatras españoles”, como decía el embajador inglés, y por su parte amenazaron seriamente a Felipe II, impidiéndole, con esta política, explotar a fondo la victoria. Por otra parte, Turquía seguía siendo la superpotencia de la época, y su aliada Francia la nación más rica y poderosa de Europa. El Gran Visir Sokollu se jactó de que la riqueza turca le permitiría recomponer su flota “con áncoras de plata, jarcias de seda y velas de satén”. Y, en efecto, con increíble rapidez se rehízo la escuadra turca, con ayuda de técnicos franceses, y en pocos años duplicaba la de Felipe II. Sólo tres años después de su derrota, los otomanos recuperaron la crucial fortaleza de La Goleta y Túnez, e impusieron en Marruecos un rey dependiente. Así, el designio concebido por los turcos a principios de siglo, de devolver España al Islam, avanzaba a grandes pasos. Pero después de la batalla de Alcazarquivir (1576), volvió a Marruecos un rey antiotomano, y los problemas en la frontera persa absorbieron al sultán Murad III, que terminó por no poder hacer juego con ingleses, franceses y holandeses contra España, contra los deseos de todos ellos. En 1580 se llegó a una especie de pacto de no agresión entre Madrid y Constantinopla, finalizando decenios de rivalidad a gran escala. En conjunto, Lepanto marcó el fin de la amenaza turca para los cristianos en el Mediterráneo”
En “Bravuconadas de los españoles”, p. 36)
19 FremanB, día 7 de Noviembre de 2006 a las 10:57
Guillermo:

Quien te promete un futuro, es porque intenta robarte el presente. Sinceramente, si crees de verdad en esa angustia e incertidumbre, en ese terror animal y en ese espanto a la corrupción... chico, yo tú me lo hacía ver con un especialista.

A veces la química cerebral nos juega muy malas pasadas. Una pequeña deficiencia de algún neurotransmisor es suficiente para que esa animula, blandula, vagula se altere y descompense, a pesar de su presunta inmaterialidad. Demasiada dependencia de la química tiene, de hecho, ya que un simple vaso de etanol le induce una borrachera quitapuntos de no te menees.

Hazme caso, y vivirás mejor. Y deja ya de leer obsesivamente a Edgar Allan Poe.

Un cordial saludo,

Freman Bregg
20 volterra, día 7 de Noviembre de 2006 a las 11:00
Freman, de veras, no seas tontito. Me parece que no entiendes nada de lo que dice Guillermo. En la práctica eres un materialista clásico, con la misma arrogancia que todos. Y en España es mucho peor. El ateo y el materialista español siempre han sido muy pedestres.
21 hilario, día 7 de Noviembre de 2006 a las 11:01
Y soy un poquito ateo
porque veraneo en Francia
que, como deben saber
es la patria de Volter

Los ateos españoles son todos veraneantes en Francia. Cierto que Voltaire no era del todo ateo, pero como si lo fuese.
22 Españolazo, día 7 de Noviembre de 2006 a las 11:01
Ahora nos vienen con propaganda progre sobre bravuconadas de los Españoles...

Ya saben historiografia republicano-catalana-separatista...

A todos ellos se les olvida recordar la guerra de la independencia contra los gabachos de mierd*.

GIBRALTAR, ESPAÑOL!
GIBRALTAR, ESPAÑOL!
23 Ochoa, día 7 de Noviembre de 2006 a las 11:02
--¿Conocías la prohibición que yo había promulgado? Contesta claramente
--La conocía, ¿podía ignorarla? Fue públicamente proclamada
--¿Y has osado, a pesar de ello, desobedecer mis órdenes?
-- Sí, porque no es Zeus quien ha promulgado para mí esa prohibición, ni tampoco Diké, compañera de los dioses subterráneos, la que ha promulgado semejantes leyes para los hombres. Y no he creído que tus decretos, como mortal que eres, puedan tener primacía sobre las leyes no escritas, inmutables, de los dioses. No son de hoy ni de ayer esas leyes; existen desde siempre y nadie sabe a qué tiempo se remontan. No tenía, pues, por qué yo, que no temo la voluntad de ningún mortal, temer que los dioses me castigasen por haber infringido tus órdenes. Sabía muy bien, aun antes de tu decreto, que tenía que morir”

24 desde holanda, día 7 de Noviembre de 2006 a las 11:03
Leo constantemente teorias sobre las estrategias del gobierno, sobre las intenciones del tripartito o de batasuna, sobre el desmantelamiento o no de España, sobre las victimas o los terroristas..., y lo que pienso es que todo ese debate vale solamente para una cosa: para lo mismo que discutir con papa, cepe, raimondo o antonio,para nada.
Todos sabemos lo que pasa, ellos y los demás. Hay que organizar la lucha propagandistica fuera de España. En Francia han visto de refilón la cara de ETA, el partido conservador francés estaba cabreado por sentirse utilizado en Estrasburgo, pero eso se dejó pasar. Ahora Blair tiene un problema con Escocia, pero no se unirá nadie a él, se dejará pasar la ocasión de unir a españoles ingleses, franceses, italianos y belgas en contra de la desintegracion de sus unidades territoraliales. Cada uno a su aire. Pero los separatistas dándole duro a su campaña de union con algo parecido a una internacional separatista en la sombra. Y creando embajadas, y financiando cursos de catalan y vasco en universidades extranjeras.
Yo ya estoy aburrido de que cada uno quiera dar su visión y su teoria particular de lo que pasa y pasará, pero que nadie exija más presión en el extranjero. Y de la campaña feroz contra los valores humanos, que en cuanto coinciden con los de la iglesia ya son inmediatamente atacados como si fueran indignos...
Ayer mismo alguien relacionaba antiaborto con Iglesia, sin querer admitir que el aborto es un crimen y por tanto no es un problema religioso. O si lo es pero de la misma forma que lo es el hurto, mandamiento numero 7, Lo vamos a eliminar del codigo penal y legalizarlo, porque es un valor defendido por la iglesia, el no hurtar???
Seamos serios!

Hay que no dejarse aplastar constantemente y defender con fuerza valores necesarios para la sociedad, sean catolicos, socialistas, budistas, zen, o lo que sean. No estaría mal impregnar en nuestra sociedad unos cuantos valores budistas de amor a la naturaleza y a todos los seres vivos...sean budistas o no.
25 Españolazo, día 7 de Noviembre de 2006 a las 11:03
Miren como está la república Francesa: grupos de islamistas quemando las calles de Paris.

PD: en Francia las matriculas en colegios privados católicos supera en la actualidad a la escuela laica-islamista.
26 silvuplé, día 7 de Noviembre de 2006 a las 11:04
(22) Los ateos españoles son especialmente pedestres, eso es una gran verdad. Una tradición.
27 FremanB, día 7 de Noviembre de 2006 a las 11:06
Volterra:

mira si entiendo a Guillermo que sé que no tiene razón. ¿De veras compartes tú ese terror animal a la muerte? Porque yo soy ateo, efectivamente, y llevo una vida virtuosa y placentera. Y terrores, los justos. Ya te digo, más miedo me da Garzón que el cambio climático y el pecado original mezclados y por separado.

Más bien, creo que ni Guillermo ni tú me entendéis a mí. Si he mencionado neurotransmisores y cogorzas es porque, desde hace siglos, los filósofos (los de verdad: no Guillermo, tú y yo) han venido ocupándose del famoso problema de la Mente y el Cuerpo, y actualmente el filósofo que crea que existe un alma inmaterial que coordina sus acciones con el mísero y corrupto cuerpo a través de la glándula pineal... pues vamos, que se lleva un suspenso de aúpa. Y no sólo en las universidades de nuestra Reserva Espiritual de Occidente.

Un cordial saludo,

Freman Bregg
28 ayuda, día 7 de Noviembre de 2006 a las 11:07
Copiado de Illustrator:

"Ortega, quizá el principal pensador español del siglo XX, cuando descendía a la política y la historia, descendía. Por lo demás, Azaña coincidía con diagnósticos orteguianos como el referido a la Semana Trágica: “¿Por ventura necesitábamos estos hechos para averiguar que España no existe como nación?”. O el de que los españoles “ofrecemos a la vida un corazón blindado de rencor”, y su historia era la de una enfermedad: “Las clases gobernante han gobernado mal no por casualidad, sino porque España estaba tan enferma como ellas”. Por tanto, ¿No es cruel sarcasmo que luego de tres siglos y medio de descarriado vagar, se nos proponga seguir la tradición nacional?” Conclusión: “En un grande, doloroso incendio, habríamos de quemar la inerte apariencia tradicional, la España que ha sido, y luego, entre las cenizas bien cribadas, hallaremos como una gema iridiscente la España que pudo ser”. Nada distinto, en esencia, de las proclamas de Lerroux a sus jóvenes bárbaros, cuyo lenguaje, no tan fino, prescindía de “gemas iridiscentes” e iba al grano”
“Casi nadie contestaba a estas tiradas. Uno de los pocos, el sólido investigador y ensayista Menéndez Pelayo, deploraba: “presenciamos el lento suicidio de un pueblo que, engañado por gárrulos sofistas, emplea en destrozarse las pocas fuerzas que le restan, hace espantosa liquidación de su pasado, escarnece a cada momento las sombras de sus progenitores, huye de todo contacto con su pensamiento, reniega de cuanto en la Historia hizo de grande, arroja a los cuatro vientos su riqueza artística y contempla con ojos estúpidos la destrucción de la única España que el mundo conoce, la única cuyo recuerdo tiene virtud bastante para retardar nuestra agonía. Un pueblo viejo no puede renunciar a su cultura sin extinguir la parte más noble de su vida y caer en una segunda infancia muy próxima a la imbecilidad senil”.
Alcalá-Zamora podía estas más de acuerdo con Menéndez Pelayo que con Ortega, pues su posición ante el supuesto problema de España, como ante la crisis del 98, fue mucho más pragmática y tradicional. Sin embargo, Ortega y los suyos irrumpían en el panorama español con verdadero empuje, y muy pocos osaban alzarles la voz.

[342] Escrito por: illustrator - 23 Noviembre 2005 08:26 PM
II
"Para Ortega y Azaña, la historia de esos tres siglos parecía resumirse en la Inquisición y el supuesto genocidio de indios americanos. No obstante, en ese “descarriado vagar”, la enferma España había frenado la expansión de los turcos y de los protestantes, explorado gran parte del mundo, poniendo por primera vez en comunicación a los continentes y creado el primer circuito económico realmente mundial, había conquistado y poblado América de ciudades nuevas, muchas de ellas de gran belleza, fundado universidades –las primeras de América y la primera de Asia, entre otras—y centros de cultura, evangelizado a millones de personas (lo cual no tenía por qué interesar a Ortega, pero interesaba a los españoles del siglo XVI), desarrollado principios de derecho internacional y complejas instituciones políticas, creado un arte y literatura más que notables. Etcétera. Si tales hecho resultaban desdeñables para los apóstoles de la “España vital” y la “inteligencia”, ¡da vértigo pensar en las proezas que realizaría la nació, una vez ellos la refundasen y curasen de su “enfermedad”!
29 FremanB, día 7 de Noviembre de 2006 a las 11:08
... pero bueno, si os consuela pensar en que los ateos españoles somos especialmente pedestres, por mí que no sea. Si funciona, claro. ¿Habéis probado ya con el prozak?
30 ayuda, día 7 de Noviembre de 2006 a las 11:08
La copia continúa:

"Debe admitirse que en los textos de Ortega, o en los de Azaña, la coherencia dista de ser virtud destacable. El énfasis del primero en la expansión de la política a toda la vida social muestra un sesgo totalitario, duro de conciliar con el también proclamado liberalismo. Su “nacionalización” resulta oscura, amén de imposible, ya que, según él, la nación no existía. La crítica al caciquismo y otros defectos partía de la presunción de que la pureza democrática –en la medida en que pueda hablarse de tal cosa—resultaba de la aplicación automática de algunos principios abstractos, y no de una evolución tenaz y a menudo penosa, como había ocurrido en los demás países. La patria azañista, “asociación de hombres libres”, tal un club o un partido, sin ser original, es extraña. Los niños quedarían al margen, y las diferencias entre “hombres libres” harían y desharían “patrias” de continuo. Azaña no fue libre de elegir el lugar en que nación, con sus consecuencias decisivas de idioma, costumbres, derecho, cultura, historia y conflictos del momento, etc. Sólo se puede “elegir” patria nueva --y hasta un punto—renunciando a la original.
La Liga de Educación Política tampoco evaluaba las fuerzas revolucionarias acampadas extramuros y con peones dentro de la fortaleza, como el anarquismo, de poder desestabilizador bien acreditado, los separatismos, menores pero en auge en Vasconia y en Cataluña, o el socialismo. A éste y al movimiento sindical da en calificarlos Ortega de “únicas potencias de modernidad que existen hoy en la vida pública española”. No explica su aserto, reducido a frase rotunda."

[344] Escrito por: illustrator - 23 Noviembre 2005 08:30 PM
IV
"Tampoco hay análisis bajo las inapelables condenas a la Restauración. Ni una palabra sobre los avances en la industria, o en la ciencia y la universidad, sobre instituciones como la Junta de Ampliación de Estudios, gracias a la cual Azaña había pasado un año en París, y Ortega había estudiado en Alemania. La liberal Restauración les permitía expresarse y organizarse, y, por tanto, no les vedaba el poder: en 1910 llegaban los socialistas a las Cortes, donde ya bullía una buena minoría republicana. El caciquismo tendía a perpetuarse, pero podía caer, como en Barcelona, por la tenaza de la Lliga y los republicanos. Quizá el caso barcelonés, con su potente industria y capas medias, era excepcionalmente favorable, pero marcaba el camino. Aunque véase la sin duda autorizada opinión de Cambó: “Que la empresa (erradicación del caciquismo) no era imposible lo demuestra el hecho de que en Cataluña, que políticamente estaba más atrasada que el resto de España, bastó la acción de la Lliga (…) para que llegaran a formarse partidos de derecha, de centro y de izquierda”
El retroceso del caciquismo y la expansión de la democracia eran lentos, pero también ineluctables. El problema de los partidos nuevos consistía en atraerse a la opinión pública, cosa que sólo empezaban a lograr. Así las cosas, ¿convenía derrumbar el sistema o reformarlo? Y de derrumbarlo, como se proponía, ¿qué podría sustituirlo con garantías de no dar un salto en el vacío y repetir la I República? Estas cuestiones obvias no las planteaban siquiera quienes, apenas representativos y sin organización, convertían en argumento decisivo su impaciencia por “entrar en la historia”. Su retórica victimista, entre escarnecedora y plañidera, tenían gran semejanza con la que distinguía a los nacionalismos de la periferia"

[345] Escrito por: illustrator - 23 Noviembre 2005 08:31 PM
y V
"Asombra, en fin, la tarea que asumían alegremente, ¡nada menos que fundar o refundar una nación, y una que había contribuido de manera importante a organizar y conformar el mundo! Tarea quizá absurda, pero en todo caso titánica. ¿Y qué tenían de titanes los miembros de la Asociación de Educación Política? Parece más bien que no medían sus fuerzas o que tenían de la sociedad y de la historia un concepto sumamente ingenuo. Para empezar, su intención de lanzarse a los campos y aldeas no la tomarían en serio ni ellos mismos, hombres jóvenes pero precavidos, que se habían ocupado ante todo de “solucionarse la vida” con empleos de funcionarios de aquel régimen presuntamente muerto y absolutamente rechazable (salvo, si acaso, en los sueldos). Azaña escribe: “a un personaje detesto: al que corre por los carriles de la vida ondeando la banderola verde de la precaución”. Podría estar hablando de sí mismo. Y, titanismos al margen, entre las muchas virtudes de Azaña y Ortega no destacaban la entrega y el ánimo esforzado de un Cambó, ni el espíritu batallador de un Lerroux. En fin, si, como plañían, el régimen les había privado del desarrollo de su inteligencia, nobleza y dotes naturales, ¿qué cabría esperar de ellos y de su protesta?"
31 desde holanda para silvuplé, día 7 de Noviembre de 2006 a las 11:10
Gracias silvuplé,
Creo que vives en Paris, y se que tienes una vision amplia de las cosas, mas que muchos de nosotros, empezando por mí mismo. Creo que estar fuera nos da un sentimiento extra de impotencia, porque vemos que aquí, a nuestros paises de residencia, llega lo que dejan salir.
Hace unos dias Holanda era un clamor contra el aborto salvaje de Barcelona, pero no se sabe nada de ninguna otra cosa. Nada de nada. Cero absoluto. Ni una palabra de España hasta la próxima carrera de Alonso o torneo de Nadal.
Un saludo, silvuplé
32 visitante, día 7 de Noviembre de 2006 a las 11:11
ANGEL MAESTRO

"Las tragaderas occidentales respecto a los crímenes del marxismo- leninismo han sido y continúan siendo gigantescas"


Javier Pérez Roldán: 04.11.2006

La Editorial Áltera acaba de publicar la última obra de Ángel Maestro, “¿Asesinó Stalin a Lenin?”. Ángel Maestro, politólogo, sociólogo y periodista, es uno de los mayores estudiosos españoles del comunismo, por lo que sus obras sobre el tema siempre recogen informaciones novedosas y hasta sorprendentes. El libro está prologado por Pío Moa.

El director de Minuto libros le ha hecho la primera entrevista sobre su reciente libro:

En su libro sostiene que Stalin fue el responsable de la muerte de Lenin, ¿nos puede explicar brevemente porqué?

Una opinión que estuvo muy extendida, y sobre la que se ha vuelto varias veces, especialmente basada en testimonios interesados de Trotsky, fue la del envenenamiento de Lenin por Stalin. Se olvida que Stalin, tan conocido por su crueldad y su paranoia como por sus millones de víctimas, era también un hombre de una inteligencia extraordinaria. Su táctica fue incomparablemente superior a la del envenenamiento. Lenin, desde 1922 hasta su muerte en enero de 1924, sufrió una serie de ataques cerebrales que llegarían casi a la parálisis total, pero sorprendentemente conservó su lucidez mental. Con un Lenin impotente Stalin agudizó al máximo los hechos que podrían acelerar las crisis cerebrales hasta el final. Solución perfecta y con total ausencia de huellas delatoras.

Stalin fue encargado por el Politburó de la salud de Lenin, y ello siguiendo las propias disposiciones de éste, que estableció el principio de que la salud de los miembros del partido debía ser preocupación del partido, y no de los familiares del paciente ¿Se arrepintió Lenin de esta disposición, que fue utilizada por Stalin en su contra?

Puede decirse que Lenin cayó preso en su propia trampa. No resulta difícil comprender a un tipo hiperactivo al extremo como era Lenin, verse impotente y sin posibilidad de transmitir sus órdenes, controlado en todo momento por Stalin. Éste afirmaba que se limitaba a obedecer las disposiciones dadas por el camarada Lenin de que el control de la salud de los dirigentes correspondía al partido y no a la familia. Como el Politburó le había designado para tal misión, cumplía rigurosamente con la misma. Ante tal situación, el estado psíquico de Lenin empeoraba aceleradamente: su excitación y enfurecimiento agravaron de forma constante su deterioro cerebral hasta lo irreversible.


¿Se arrepintió alguna vez Stalin de su participación directa en la muerte de Lenin?

Haría falta haberse introducido en el cerebro de Stalin. Pero mi opinión personal es que no se arrepintió en absoluto. Por el contrariom debería estar íntimamente satisfecho de la habilidad de su jugada. Existe una frase suya, pronunciada en los años treinta, tremendamente reveladora de su especialísima personalidad: ”Escoger cuidadosamente la víctima, preparar minuciosamente el golpe, ejecutar una venganza implacable y enseguida irse a dormir. No hay nada más dulce en el mundo”.

El resto de dirigentes del partido ¿no percibieron las intenciones asesinas de Stalin, o más bien le dejaron hacer por ser también para ellos un estorbo?

No sólo Lenin, sino los miembros del politburó consideraban que el terror masivo no era una necesidad transitoria, sino un principio básico. Los Zinoviev, Kamenev, Bujarin, Radek, Piatakov, Preobrajensky…-posteriormente ejecutados por Stalin-, veían en éste un buen organizador, un hombre del aparato del partido ducho en organización, pero intelectualmente muy por debajo de ellos, no un sucesor de Lenin. Trotsky sentiría un gran desprecio por la formación teórica marxista de Stalin, considerándole incapaz de suceder a Lenin.

Cuando Stalin enfermó y vio cerca el fin de sus días se convirtió en un auténtico neurótico que no se fiaba de nadie, ni de sus médicos, ¿tuvo algo que ver en esta actitud se actuación con Lenin?

Indudablemente. La actuación de Stalin con Lenin ejercería una influencia total. La paranoia de Stalin se agudizó al extremo en sus últimos años, hasta un punto difícilmente mensurable. Eliminó a personas de su intimidad más próxima. Al más caracterizado de sus médicos personales, el profesor Vinogradov, al comandante de su guardia y seguridad personal, el general Vlasik, al jefe de su secretaría personal durante muchos años, Poskrebishev... Cuando en marzo de 1953 se produjo su fallecimiento, preparaba de nuevo una gigantesca purga del partido, al estilo de la época del gran terror, en la que habrían sido eliminados los Molotov, Malenkov, Beria, Jruschof, Kaganovich, etc.

Usted conoce en profundidad el Comunismo y los desastres humanos a los que arrastró -y por desgracia arrastra- a los países en los que se hizo con el poder. ¿Cómo explica que aún hoy gran parte de la intelectualidad defienda una ideología criminal como el Comunismo?

Las tragaderas occidentales respecto a los crímenes del marxismo- leninismo han sido y continúan siendo gigantescas. Un culto a una utopía ciega todo lo disculpa, achacándose los errores a desviaciones de la idea original. Así el culpable puede ser Stalin, o Mao, o Pol Pot, pero nunca la utopía en sí misma. Sin ese misticismo exacerbado no resulta comprensible que ante tales crímenes - los estalinianos ejecutando muchos más comunistas que ningún sistema fascista- no se produjera una deserción masiva, un desfondamiento total de sus seguidores. Sólo hubo algunas excepciones como Koestler, Orwell…Y lo curioso es que en 2006, cuando contamos con testimonios tan abrumadores como los Stephen Courtois, determinada “intelectualidad” siga defendiendo tan sangrienta utopía y el marxismo-leninismo, casi muerto en el Este, se haya realizado en gran medida en el Oeste, consiguiendo en parte el paso de la sociedad cristiana occidental a la sociedad pagana occidental.

¿Cómo es posible que, oculto bajo las siglas de Izquierda Unida, sobreviva en España el partido comunista y, además, con representación parlamentaria?

Hoy en Europa se ha producido cierta desideologización de las fuerzas marxistas, lo que no ocurre en España. Aquí conserva el marxismo leninismo subyacente en Izquierda Unida todo su vigor, compartido por el ala radical del Partido Socialista, en la destrucción de los valores clásicos, ya sean religiosos, familiares, patrióticos, librándose de las escorias que la ligaban todavía a la sociedad tradicional. Por las reiteradas exhibiciones de su curioso y más caracterizado dirigente, representa algo verdaderamente paradójico por una particular mezcla de anacronismo e ignorancia.

El populismo que parece que poco a poco se vuelve a adueñar de Hispanoamérica (Bolivia, Venezuela, quizá Ecuador), ¿se puede definir como nuevo Comunismo?

El populismo hispanoamericano está basado en una peculiar mezcolanza de indigenismo y utopía marxista leninista, eficazmente aprovechado por un sistema totalmente marxista leninista como es el de Cuba. La potencia petrolífera venezolana, con enormes yacimientos aún sin explotar, ha salvado y ha servido a la matriz ideológica cubana, hasta hace muy poco limitada a los confines de la isla, para transmitir el comunismo adaptado con una flexibilidad verdaderamente leninista a Hispanoamérica. Un marxismo leninismo al estilo del de “Sendero Luminoso” de Perú, no habría tenido nunca la aceptación demagógica que puede tener el populismo.

Usted es desde hace tiempo miembro del Consejo de Redacción de “Razón Española”, una de las más veteranas revistas española de pensamiento ¿Cómo ve la situación de la intelectualidad española de “derechas” y su influencia política y social actual?

El panorama es mucho más esperanzador que hace años. Hay valores consagrados que han seguido manifestando permanentemente la verdad sin complejos y afortunadamente han surgido y surgen valores sin el complejo absurdo e irreal de esa pseudoderecha centrista continua peticionaria de perdón y de disculpa permanente. Una rebelión contra esa dictadura totalitaria del pensamiento único

“Razón Española”, fundada por ese genio del pensamiento español contemporáneo que fue Gonzalo Fernández de la Mora, sigue fiel a los conceptos con que se fundó, enriquecida de forma continua por la aportación de esos nuevos pensiles.


33 Españolazo, día 7 de Noviembre de 2006 a las 11:11
La octava potencia mundial en la economía y uno de los paises más importantes del mundo por su posición geoestratégica y por su historia va a ser desmantelada por unos separatistas-terroristas locuelos adoctrinados en torno a ideas falsarias y racistas, para crear unas naciones que nunca han existido en base precisamente a uans ideas falsarias, totalitarias y racistas, este es el proyecto de Zapatero.
34 visitante, día 7 de Noviembre de 2006 a las 11:13
Felicidad y moral
Pío Moa

El último libro de Fernández de la Mora (en ediciones Nobel), es el breve pero muy enjundioso ensayo Sobre la felicidad, el deseo de la cual, constituye "el motor de los actos humanos, objetivo universal y omnipresente", "el problema humano por excelencia", y "un tema esencial de la filosofía". Se trata de un intento de superar la devastación moral e intelectual dejada por las ideologías de nuestro tiempo. Comentaré aquí sólo una de sus cuestiones, la relación entre felicidad y virtud.

La tradición estoica, tan influyente en la cultura occidental y cristiana, ha tendido a identificar ambos términos, pero el autor encuentra que "felicidad y virtud no son intercambiables, ni siquiera paralelas; al contrario, pueden mostrar rotundas divergencias teóricas y empíricas. Ni el feliz es siempre bueno ni el bueno es siempre feliz". La virtud se traduce en ciertos hábitos, pero "la felicidad no es un hábito (…) es un sentimiento que no se estabiliza y cristaliza, sino que dura y es transitorio"; sentimiento, además, extremadamente subjetivo en cuanto a sus causas. Y la experiencia muestra que "hay comportamientos viciosos, como la lujuria o la mentira, que producen sentimientos placenteros". Así, "puesto que se dan actos viciosos que comportan sentimientos de dicha, no cabe justificar la ética por la felicidad".

Una posible solución la expone Fernández de la Mora así: "La relación entre moral o felicidad general y egocentrismo o felicidad individual es tensa y dialéctica. La ética es el marco y también la condición social para la empresa individual felicitaria; ampara tanto como constriñe".

Solución problemática porque admite que la moral, en cuanto felicidad general o condición de ella, puede hacer infelices a muchos. Y así ocurre, como muestran las cárceles, o, mejor, las personas neurotizadas a causa, si hemos de creer el psicoanálisis, de la represión de sus deseos por la moral.

Problema eterno, y al parecer insoluble, pues remite al sentido de la vida. Unamuno señalaba el efecto angustioso y finalmente liberador, según su visión optimista, de la conciencia de la muerte sobre la psique humana. Pero quizá la fuente más profunda del sufrimiento psíquico provenga de nuestra incapacidad para entender la vida, y de la duda corrosiva sobre si tendrá o no sentido: de si tendrá algún sentido la virtud, como cristalización de la moral. Ese sufrimiento, aunque sólo en ocasiones haga erupción en crisis o depresiones personales, permanece siempre, como un malestar de fondo, apenas percibido, pero que empaña –aunque no destruye necesariamente– incluso las sensaciones más intensas de felicidad. Desde el libro de Job, continuador a su vez de una larga tradición, el ser humano ha debido buscar consuelo a su impotencia, por medio de la fe en el designio divino, so pena de desesperarse. El hombre mordió la fruta del árbol de la ciencia del bien y del mal: con esos mordiscos entró en él el problema, pero no la solución.
35 sinrodeos , día 7 de Noviembre de 2006 a las 11:20
El atropeyo politico y emocional al que se esta sometiendo a los españoles en estos tiempos, no tiene nombre.

Este gobierno cuenta con gente que esta dispuesta a gastar hasta el ultimo centimo del presupuesto, para justificar a la canalleria del 36. Haber perdido la guerra no les es suficiente, acceder al poder tras cometer tal horrendo atentado, no les es suficiente, acabar con la unidad en España, no les es suficiente, crear un caos nacional, provocando odios y diferencias entre los españoles, no les es suficiente. Necesitan mas, necesitan glorificar el nombre de Lennin, uno de los mas grandes asesinos de la historia. Necesitan justificar el intento de acabar con España de los republicanos, en los años 30. Necesitan hacer creer a la gente que ellos son tan inocentes como los de aquel tiempo, luchadores por la libertad y la democracia. La libertad social aberrante que estamos presenciando, permitiendo el aborto, el matrimonio entre homosexuales, y la posibilidad de adopcion de estos padres a los cuales llaman progenitores, la agresividad en las escuelas, la violencia en la calle, la violencia domestica, que se salda con cientos de asesinatos, la division de España en autonomias con derecho a nacionalidad, el plan de defensa a los terroristas que este gobierno corrupto esta llevando a cabo, la imperiosa mision de acabar con el catolicismo en España y la permision de establecimiento y desarrollo del islam, el abuso del poder judicial, premiando a los agentes que aportan pruebas falsas, y reemplazando a los jueces que estan por la tarea, respetando su dignidad profesional, el deterioro de las relaciones diplomaticas con los paises mas influyentes, adoptando una politica de relacion con paises que practican dictaduras de izquierdas o islamicas.

A esto le llaman el congreso de la Republica, en busca de la memoria historica, o en busca de la justificacion de los 100 millones de asesinatos que la izquierda ha cometido a lo largo de su existencia, y de la justificacion de la injusticia politica e historica que esta cometiendo en España en tiempos presentes.
36 Belén, día 7 de Noviembre de 2006 a las 11:20
A mi me preocupa más Bono que Zapatero. Zapatero está abocado al fracaso, eso lo sabemos todos y es cuestión de tiempo.

Pero Bono se ha posicionado muy bien para cuando Zapatero se la pegue. Ojito con Bono que ese si que es peligroso, Zapatero es tan sólo un bobo solemne, un presidente por accidente, no da la talla.
37 FremanB, día 7 de Noviembre de 2006 a las 11:21
El último libro de Fernández de la Mora (en ediciones Nobel), es el breve pero muy enjundioso ensayo Sobre la felicidad, el deseo de la cual, constituye "el motor de los actos humanos, objetivo universal y omnipresente", "el problema humano por excelencia", y "un tema esencial de la filosofía".

Ahí tenéis un buen ejemplo de la tristemente universal confusión entre la razón de las cosas y las cosas de la razón.

Alguien cree que la vida es injusta, que la muerte lo es aún más y que no puede ser que la muerte signifique el "final". Ergo, deduce el buen hombrín, existe vida después de la muerte.

Es la misma receta de la prueba ontológica de Tomás de Aquino: puedo imaginarme a Dios, y por lo tanto, tiene que existir (lástima que Aquino diga esto mismo con muchos más rodeos). Es decir, si puedo imaginar un unicornio azul con pintas moradas y orejas de conejo de la Patagonia, es porque existe. Vive Júpiter que existe.
38 FremanB, día 7 de Noviembre de 2006 a las 11:24
A mi me preocupa más Bono que Zapatero. Zapatero está abocado al fracaso, eso lo sabemos todos y es cuestión de tiempo.

Uff... no lo veo tan claro. Eso sería cierto si los votantes psociatas fuesen animales racionales, pero son en realidad carne de rebaño. Sólo transferirían su lealtad bovina al malo de Bono después de verse obligados a abandonar el cadáver políticamente insepulto del actual jefe del rebaño. El poder llegaría a Bono tras un par de rebotes, en el mejor de los casos (para Bono, quiero decir).
39 Pro-Norteamericano, día 7 de Noviembre de 2006 a las 11:26
Ojalá gane Bush en los EEUU de nuevo las elecciones. Ya obtuvo mayoría absoluta a pesar del boicot progre a nivel internacional, pero es lo que hay, decide el pueblo Americano, ahi no hay caciquismo ni Polancos, decide el pueblo Americano.

Después del éxito en la guerra de Irak, debend e complpetar su misión. Pronto Saddam será condenado y se habrá cumplido la misión con éxito.

Ante la decandencia de Europa es necesario unos Estados Unidos lideren el planeta hacia la librtad y la democracia, como ya lo hicieron en la Segunda Guerra Mundial.

GO BUSH!
40 Rob Roy, día 7 de Noviembre de 2006 a las 11:26
Zp abocado al fracaso...quizá, pero en todo caso tras ganar las siguientes generales.

Y si dios quiere, tras acabar con eta para siempre.
41 sinro, día 7 de Noviembre de 2006 a las 11:29
40
Rob Roy
Lo mezcles los asuntos del Zapo con los asuntos de Dios.

Dios nunca desearia el mal para España.
42 FremanB, día 7 de Noviembre de 2006 a las 11:29
Y si dios quiere, tras acabar con eta para siempre.

Ja, ja: nothing lasts forever, but the earth and sky...

Oye, y ya puestos, que elimine también el Pecado Original. Como todos conocemos su talante dialogante, podríamos enviarle a negociar los términos de una amnistía sobre el Pecado Original con el responsable del asunto, es decir, con el Altísimo.

Primero, eso sí, habría que eutanasiarlo. Eh, eh, siempre voluntariamente...
43 Belén, día 7 de Noviembre de 2006 a las 11:30
Dejémoslo en Zapatero abocado al fracaso en las próximas elecciones generales.

El resto de cuestiones son pactos de Zapatero que él deberá de responder y no los Españoles.

El peligro no es Zapatero sino Bono, miren como no se ha presentado en Madrid. Saben que la capital está perdida para el PSOE y están esperando el batacazo del bobo solemne, del presidente por accidente para meter a Bono, sino al tiempo.
44 desde holanda, día 7 de Noviembre de 2006 a las 11:31
Milimetro, 12, pues es una buena idea.
David, 11, el cambio climático es un problema anterior a Bush, y es una realidad que está provocado por el hombre. No lo rechacemos por venir de la izquierda la idea, porque entonces estamos haciendo como hacen ellos con el aborto, rechazar el antiaborto porque viene de la Iglesia. El problema del aborto es simplemente criminal, y el calentamiento es simplemente contaminación. Nos jugamos la supervivencia de la humanidad y nos pillará a todos discutiendo si son galgos o podencos...
Los oceanos estan contaminados, el 10% de los niños holandeses y belgas tienen asma por la contaminacion atmosferica...la lista de realidades de catastrofes medioambientales ocasionadas por el hombre es larga, y es un hecho aceptado que nunca ha cambiado el clima como ahora, que no se sabe como contrarrestarlo, que el efecto invernadero existe, que las previsiones son solo teoricas, que al actual ritmo de crecimiento y consumo no viviremos mas de 100 años...
Yo imagino que dentro de 200 años habrá pocos habitantes en la Tierra, solo los supervivientes de hambrunas, guerras por alimentos y agua, desertizaciones, etc. y los que queden, empezaran otra vez. Y eso será por haber discutido sobre galgos o podencos, por haber supra-confiado todos en oficinas de crecimiento sostenible que de pronto descubren que no saben como sostener nada...

En esta cuestión, yo no voy a tomar partido según mis simpatias politicas. Lo haré segun mis simpatias familiares, personales a mi mismo, al genero humano en general, y buscando toda la información que encuentre, leyendo con más atención la más pesimista.
45 Otro pro-norteamericano, día 7 de Noviembre de 2006 a las 11:32
39, pro-americano; Tu debes estar como las maracas de machín, tio. Lo mas gracioso de todo es la frase "éxito en la guerra de Irak" Claaaro, ese mismo exito, sobre el que el mismo se lamenta, y que puede hacerle perder las elecciones, a pesar de la inexistencia de lider alguno en el partido democrata con carisma y potencial suficiente.

Mira, Bush, es lo que es, un tonto de proporciones inmensas, pero hace mucho mal a casua de eso; y el partido republicano, lo que es, es un peligro para muchas cosas, para la libertad, los derechos, la ciencia y el progreso, entre otras cosas, vete aver el programa de educacion que defenden, en el que sostienen enseñar a sus niños el creacionismo en lugar del darwinismo.

Son una panda de tarados, eso es lo que son; ni "porpaganda progre" nileches, en europa no la necesitan, ya vemos quienes son.
46 curro, día 7 de Noviembre de 2006 a las 11:32
belen eres muy inocente y no ves mas alla de tus narices, informate ante de discrepar, eso se consigue escuhando a muchas y diferentes personas, lo que uno no dice lo dice otro y el que escucha debe ser critico para conseguir estar bien enterado, cogiendo solo lo de tu favorito cometarista, es no estar enterado de nada, esta visto que muchos comentarista como tienen que hablar, hablan muchas veces basandose en lo primero que escuhan despues se enteran de que la cosa es de forma diferente, pero ya han dibulgado algo que no es correctos y el daño esta propagado te lo digo por tu cometario 5
47 Españolazo, día 7 de Noviembre de 2006 a las 11:33
Pro-Norteamericano #39, creo que Bush va a vovler a ganar las elecciones.

Si Zapatero hubiera ido a EEUU a dar su apoyo a los demócratas la victoria de Bush estarí asegurada. Lo que pasa que a Zapatero en su condición de "gafe" de lo han vetado a nivel internacional visto el resultado de Kerry, de Schoroeder y del referéndum europeo en Francia.
48 FremanB, día 7 de Noviembre de 2006 a las 11:35
El peligro no es Zapatero sino Bono, miren como no se ha presentado en Madrid. Saben que la capital está perdida para el PSOE y están esperando el batacazo del bobo solemne, del presidente por accidente para meter a Bono, sino al tiempo.

En eso sí estoy de acuerdo, pero no sé si te va a gustar mi teoría: mi temor hacia Bono es que puede poner en práctica un cóctel populista de catolicismo light con socialismo que, por desgracia, la masa bebería hasta el delirium tremens. Dentro de lo malo, el afán comecuras de ZP es positivo, porque le pone en evidencia enseguida. Bono, evidentemente, es mucho más cuco.
49 Trent, día 7 de Noviembre de 2006 a las 11:39
Borja, 50, todo eso era en broma no? estabs siendo irónico o era en serio?

"No hay día que no me despierte pensando en cómo lo estará pasando en su lúgubre celda ese pedazo de pan de Trashorras o los humildes moros de Lavapiés"

Los "humildes moros de lavapies"??
Vienes a tomar el pelo, no?. Si es ironía, está muy conseguida.
50 victor, día 7 de Noviembre de 2006 a las 11:40
Un dia para la Historia:!!

El Gran.Jose Gª Dominguez en su "aportación" de hoy, en su articulito diario de LD, titulado "Un dia para la hª", nos aporta su "gran conocimiento" de la cultura catalana.
A saber: "Catala de la seba" MAL !; se dice en catalan: "Catalá de la ceba" ,que enterado de eres Jose!!!!

La segunda perla: "Wilfredo el Belloso", MAL !; se dice en correcto castellano "Wilfredo el velloso" de vello,pelo...entiendes.

Tanto bilinguismo y no sabes ni el uno y el otro.
Has quedado retratado mi querido amigo....
Ahora continua haciendonos saber tu gran conocimiento de cataluña,como enviado especial de LD a Matrix..
un poquito mas de respeto con lo que no se conoce,,
buenos dias
Victor

« 1 2 3 4 5 6 7 8 9 10 11 12 13 14 »

En formato RSS© Copyright Libertad Digital SA. Juan Esplandiu 13, 28007 Madrid.
Tel: 91 409 4766 - Fax: 91 409 4899