Pío Moa

« Adiós a un amigo | Principal | Hechos e ideas en el siglo XIX »

Chusma política / Católicos en el Frente Popular

14 de Octubre de 2009 - 13:07:30 - Pío Moa

Compartir:
Menéame Tuenti

De los políticos españoles de mediados del siglo XIX decía un embajador inglés: "Son golfos de primer orden, unos petimetres fanfarrones, mediocres alumnos de actores de segunda fila del Theâtre Français". Nos cuenta el "popular" Ignacio Cosidó que el caso Faisán es "la mayor vergüenza, traición e ignominia en la lucha contra el terrorismo". Acosados por el caso Gürtel (por cierto, ánimo a Costa: que los actores de segunda no paguen por los peces gordos), los populares ensayan la farsa, haciéndoses los indignados. ¡No, hombre, no! No ha habido tal lucha contra el terrorismo, sino colaboración con él, y el caso Faisán, con todo lo que revela de putrefacción de algunos jueces y policías y de todos los políticos sociatas, es casi una fruslería al lado de los aspectos políticos de esa colaboración. En la que han participado de lleno Rajoy y su camarilla. ¿Cómo lo han hecho? Desactivando el movimiento ciudadano de protesta e imitando el estatuto catalán, clave de toda la maniobra. Señoritos golfos y actores de medio pelo.

-------------------------

La semana pasada, en Época:

CATÓLICOS EN EL FRENTE POPULAR

El periodista Daniel Arasa ha escrito Católicos del bando rojo, donde descubre el mediterráneo de que también hubo católicos en el bando del Frente Popular; y el político Durán i Lleida ensalza el libro como "muy necesario en una sociedad que ha tenido la costumbre de reescribir la historia según quien gobierna". El señor Durán debe de haber vivido en un país distinto de España, porque aquí la historia predominante en los últimos tiempos del franquismo era la izquierdista, y lo siguió siendo en la transición, bajo UCD, más acentuadamente bajo el PSOE y bajo Aznar, no digamos ahora mismo, en que la historia ha entrado en fase oficial de falsificación pura y dura, quizá más aún en Cataluña que en el resto del país. Bajo Aznar salieron apologías de Azaña, las Brigadas internacionales fueron puestas oficialmente por las nubes, y comenzaron los manejos de la "memoria histórica", con enorme proyección mediática. Excepto por unos pocos que nos hemos opuesto a esa corriente, la historia abrumadoramente mayoritaria ha sido, con cualquier gobierno, la misma que satisface a Durán y a tantos más. Lo que ha ocurrido es que en los últimos años algunas obras contrarias a las versiones de izquierdas han alcanzado gran difusión, la historia digamos oficialista no ha logrado refutarlas, y el señor Durán, afecto a la historia subvencionada, se siente desconcertado.

Se nos informa de que el libro "desmiente el tópico de que todos los católicos apoyaron a Franco en el 36". Un supuesto tópico que nadie sostiene, en realidad, por lo que ya nos ilustra sobre la falsificación de principio. Nadie ignora que hubo muchos católicos soldados, gente común, algunos políticos, militares intelectuales y hasta curas en el bando del Frente Popular. Los primeros, en su mayoría, porque "les tocó" y no pudieron o no quisieron huir, bastantes por no poner en peligro a sus familias y otros, en fin, por razones diversas y a veces llamativas. Estas cosas ocurren siempre, pero lo importante en la historia es el carácter fundamental que toman los hechos, no las excepciones o hechos secundarios.

Y los hechos son que el bando rojo empezó ya en 1931 a quemar iglesias, bibliotecas y centros de enseñanza por el delito de ser católicos. Que durante la república no cesaron las provocaciones, insultos y vejaciones a los católicos. Que en la insurrección guerracivilista de 1934 decenas de clérigos fueron asesinados y más iglesias destrozadas. Que al imponerse el Frente Popular en febrero del 36, los ataques y propaganda contra la Iglesia llegaban a incitaciones al asesinato, con incendio de centenares de templos, joyas artísticas o históricas no pocos de ellos. Que apenas reiniciada la guerra en julio de ese año comenzó una campaña de exterminio del clero, quema sistemática de iglesias y monasterios, incluyendo archivos y bibliotecas invalorables, robo también sistemático de bienes diversos, y hasta destrucción de cruces y lápidas en los cementerios. Esto no es propaganda, son hechos indudables, y no hace falta ser creyente para entender su significado.

Ello vuelve muy curiosa la actitud de los políticos, intelectuales y hasta curas católicos del bando rojo. Suele mencionarse el caso del general Aranguren como "fiel a su juramento a la república". Al parecer no se enteró de que la legalidad republicana fue asaltada en octubre de 1934 y concienzudamente arruinada en 1936. Y que lo fue precisamente por el bando rojo al que sirvió. Al parecer, una de las persecuciones más sanguinarias de la historia no impresionaba demasiado a ninguno de esos católicos, ni les daba motivo suficiente para caracterizar a los perseguidores. ¿Qué maravillas verían en ellos? Posiblemente las mismas que ven ahora en la ETA determinados obispos y curas, sobre todo en Vascongadas. O que han llevado a tantos clérigos a apoyar el comunismo, el separatismo y otros movimientos "liberadores".

-------------------------- 

Carta abierta de Vidal-Quadras a Rubalcaba

"El motivo por el que te dirijo estas breves líneas es formularte una pregunta apoyándome en la conocida afirmación de Claude Lévi-Strauss de que la sabiduría no consiste en proporcionar las verdaderas respuestas, sino en formular los verdaderos interrogantes.

Así, tú y yo, tanto si tienes a bien contestarme como si optas por no hacerlo, saldremos de este lance un poco más sabios. Hoy he leído con estupor en titulares unas declaraciones tuyas en las que sientas la tesis siguiente: "Lo que España no puede hacer es negar la decisión de un Parlamento democrático elegido por los catalanes". Es decir, que la soberanía indivisa del pueblo español consagrada en la vigente Constitución de 1978 con inequívoca rotundidad en su artículo 1.2 no es tal y que, por el contrario, son las asambleas autonómicas las que han de prevalecer en sus decisiones sobre la voluntad general de la Nación, perfectamente definida, sin ambigüedad alguna, en el artículo 2, donde, también de forma clara y precisa, se establece que soberanía y autonomía son cosas distintas. La primera, asociada al poder constituyente, corresponde en exclusividad a la Nación española en su conjunto, mientras que la segunda, expresada en los correspondientes Estatutos, queda obviamente subordinada a la primera.

Tú eres una persona de sólida formación y probado rigor intelectual –no en vano procedes, como yo, de las ciencias "duras"– y, por tanto, eres absolutamente consciente de que al situar a la soberanía nacional, de la que es depositaria la ciudadanía española en su totalidad, sin que quepa fragmentarla o distribuirla en compartimentos, por debajo de las resoluciones adoptadas por un parlamento autonómico, estás diciendo un disparate monumental y faltando a las solemnes promesas que hiciste, tanto al tomar posesión de tu cartera ministerial como de tu escaño de Diputado en el Congreso. A partir de estos hechos indiscutibles, mi pregunta es:

¿Por qué has pronunciado públicamente unas palabras que hacen un daño inmenso a la Nación a la que te has comprometido a servir y que sabes sin ningún género de duda que son falsas?

Espero con impaciencia tu respuesta o tu silencio. La una me permitirá comprender hasta qué punto has perdido cualquier escrúpulo moral, el otro revelará que te queda una sombra de vergüenza".

Comentarios (106)

« 1 2 3 »

1 alruga, día 14 de Octubre de 2009 a las 13:16
Memoria de la revolución del 34
El Comercio. Editorial, - 11 Octubre 2009 SE cumple en esta primera quincena de octubre el setenta y cinco aniversario de la revolución de 1934, un episodio singular en la historia de Asturias que tuvo relevancia en el mundo entero por lo que significaba el intento de tomar el poder desde un frente de clase (la alianza obrera) que pretendía derrocar las instituciones del sistema democrático-liberal. Aunque el comité revolucionario planeó desde Madrid la huelga general para toda España, la tentativa sólo tuvo éxito en Asturias y Cataluña, si bien en esta última región fue rápidamente sofocada.

Sobre la revolución del 34 han corrido ríos de tinta provocando interminables debates. Ya en pleno siglo XXI, la controversia, lejos de finalizar, ha encontrado nuevos argumentos al presentarse la tesis de la equiparación del intento revolucionario con el golpe de Estado, haciendo ver que el estallido de la contienda civil en 1936 no fue sino el segundo acto de una tragedia iniciada en la revolución de octubre. Esta provocativa tesis hace responsable a las fuerzas obreras del fin de la democracia. Frente a ella se alza la defensa del intento revolucionario como una acción preventiva ante la deriva autoritaria que iba a tomar el Gobierno de Lerroux con la incorporación de ministros de la CEDA. El precedente del totalitarismo nazi logrado a través de la victoria en las urnas, con los catorce millones de votos del partido nacionalsocialista en las elecciones alemanas de 1933, habría llevado a socialistas, comunistas y anarquistas a planear la acción contra el gobierno de centro-derecha.

De estos argumentos se derivan pretensiones un tanto trasnochadas, como las que plantean que los partidos de izquierda deberían, ahora, pedir perdón por el intento revolucionario; una actitud simétrica a la de los nostálgicos del 34, que creen ver en la huelga revolucionaria un ejemplo de progresismo, que habría dado fecundos frutos para Asturias decenios de años más tarde, al acometer el Estado fuertes inversiones industriales. La apuesta por Ensidesa, a los diez años de acabar la guerra civil, se debió más a la conjunción de elementos favorables (minas de carbón, bocas portuarias, tradición siderúrgica) en Asturias, y a la negativa de la siderurgia privada vasca de incrementar la producción, que a garantizar empleo para un proletariado con potencial revolucionario. En cuanto a la creación de Hunosa, influyó, sin duda, la conflictividad de las explotaciones mineras, pero por razones mucho más cercanas que la revolución del 34, como fueron las largas huelgas de los primeros años sesenta del siglo pasado.

Asturias, España y el mundo han cambiado radicalmente desde entonces, tanto en sus estructuras socioeconómicas, como en sus sistemas políticos, un cambio que se hace patente en la vida cotidiana. No se puede ver la revolución de 1934 con las actuales categorías políticas. El contexto de la revolución está en los convulsos años treinta, cuando una España en la que el índice de analfabetismo rozaba el 40% se asomaba a un régimen de libertades. En el espacio de los partidos de derecha ejercía influencia la experiencia del fascismo italiano, preconizando un Estado fuerte frente a las debilidades del parlamentarismo. Sobre la izquierda, partidos y sindicatos, ejercía un fuerte influjo la experiencia soviética, y la utopía del comunismo, como forma de emancipación proletaria. Un panorama sin posible conexión con el actual, en que el sistema democrático no tiene alternativa y la libre iniciativa es fuente de riqueza. Uno de los resortes de la revolución del 34, el anticlericalismo, es hoy pura antigualla.

La revolución de 1934, tantas veces denominada, ‘la revolución de Asturias’, llevó a identificar al trabajador asturiano con el mito revolucionario. Esta equiparación descansa sobre la figura del minero, como prototipo del trabajador explotado en un entorno muy hostil, con un amplio sentido de la solidaridad de clase, que había estado presente en las movilizaciones posteriores a la revolución rusa de 1917 y que una década más tarde había formado parte de las protestas contra la Dictadura de Primo de Rivera, desbordando los planteamientos de sus propias organizaciones sindicales. En efecto, sin la figura del minero no se entiende la revolución del 34, tanto por el acceso a los cartuchos de dinamita, como por la disciplina de sus organizaciones sindicales y por la capacidad para encabezar intereses amplios que iban más allá de la problemática de la mina.

La revolución del 34 nació sin posibilidades de éxito, fruto de la frustración de las organizaciones sindicales por los escasos avances sociales logrados en el bienio republicano-socialista y ante el temor a una vuelta atrás. El desorden de la revolución, las atrocidades cometidas en su desarrollo y en su represión, cerraron las puertas al diálogo y degradaron la convivencia en Asturias y en España. La revolución del 34 es uno de los hechos más trascendentes de la Asturias contemporánea. Debe ser conocido por las nuevas generaciones, a través de un estudio crítico en los centros de Secundaria y en la Universidad de Oviedo.

Sin glorificar ni criminalizar, que ya ha pasado el tiempo de emitir sentencias. Ni se puede caer en la banalidad de olvidarlo ni cabe reducirlo al tipismo, porque constituye una parte del pasado colectivo.

2 mescaler, día 14 de Octubre de 2009 a las 13:30
Al parecer, una de las persecuciones más sanguinarias de la historia (sic) no impresionaba demasiado a ninguno de esos católicos, ni les daba motivo suficiente para caracterizar a los perseguidores. ¿Qué maravillas verían en ellos? Posiblemente las mismas que ven ahora en la (sic) ETA determinados obispos y curas, sobre todo en Vascongadas (sic). O que han llevado a tantos clérigos a apoyar el comunismo, el separatismo y otros movimientos “liberadores”. (Pío Moa)

¿Cuáles? ¡No nos deje con la duda!
3 ArrowEco, día 14 de Octubre de 2009 a las 13:34
VV

Repito, corregido y ampliado, en contestación a algunos comentarios de lead del hilo anterior....


”Ese mundo que alumbró la Revolución Industrial (junto con los desarrollos filosóficos e institucionales correspondientes a ese tiempo) ha permitido,por primera vez en la Historia, producir una inmensa riqueza material para masas exponecialmente crecientes. ¿Que eso no colma las profundas aspiraciones humanas de felicidad y conocimiento? Por supuesto, pero sin atender las necesidades materiales de un ser material, como es el hombre, poco puede hacer éste para cultivar las facetas superiores del espíritu, éstas sin límite conocido.”

¿Qué fue primero el exponencial crecimiento de las masas o la revolución industrial? Lo uno va directa y proporcionalmente ligado. La innovación creó el “problema” demográfico y ayudó a mantenerlo convirtiendo a las personas en “consumidores de tecnología”. Todos se benefician y todos se perjudican con sus efectos benévolos/dañinos como, por otra parte, ha sucedido siempre. La rueda sirvió tanto para transportar víveres como cañones.

Pero no era el plano material el que se trataba cuando se apelaba a la espiritualidad del hombre. Ninguna revolución industrial ha conseguido que miles de millones de personas en el mundo dejen de aferrarse a sus creencias religiosas, y el que lo ha hecho, no ha hallado consuelto ni explicación alguna a sus interrogantes primarios. Esa es la verdad.

Niego la mayor en cuanto a que el hombre halla la posiblidad de cultivar sus facetas espirituales solamente en el caso de tener cubiertas sus necesidades materiales. Es justo al contrario. El hombre descuida su espiritualidad cuanto más imbuido se halla en el materialismo y más cubiertas tiene sus necesidades básicas. A las pruebas me remito. Su obstinación en mantener lo contrario es verdaderamente preocupante. Cultivar el espíritu no es sentarse en el salón tras un copioso almuerzo a meditar sobre el sentido de la vida mientras apura una copa de brandy añejo.

4 alruga, día 14 de Octubre de 2009 a las 13:41
“La única iglesia que ilumina es la que quema”.
5 ArrowEco, día 14 de Octubre de 2009 a las 13:44
VV

#4 Otegui...¡al talego! Ese no ilumina más a ningún cabeza hueca y cara de frontón.
6 ArrowEco, día 14 de Octubre de 2009 a las 13:47
VV

Aquí se puede ver cómo se tomó su encierro...

http://www.youtube.com/watch?v=KuUZ9aiPXko
7 alruga, día 14 de Octubre de 2009 a las 13:52
La ciudad en llamas. Barcelona, julio de 1909
La revuelta empezó a partir de una acción antimilitarista y pacifista para transformarse en una huelga general. Fue convocada para impedir el embarque de los soldados reservistas (los que ya habían hecho el servicio militar y que tenían experiencia y familia) a Marruecos desde el puerto de Barcelona. La protesta derivó en la quema de la mayoría de escuelas y edificios religiosos de la ciudad, odiados por la clase trabajadora.
El balance de la semana fue de más de un centenar de edificios quemados, la gran mayoría de ellos religiosos: conventos, iglesias o escuelas anexas. El testimonio fotográfico de “La Actualidad” no dejó lugar a dudas sobre la magnitud de la revuelta urbana: 33 conventos quemados, 33 escuelas religiosas de ambos sexos –separados, lógicamente-, y 20 iglesias reducidas a cenizas. Aquello que era el símbolo más patente del atraso intelectual del país y del poder temporal, aquellos que habían prohibido la difusión de las ideas de Darwin en la Universidad, y que denunciaban sistemáticamente las publicaciones anarquistas como ataque al dogma, o como pornografía en el caso de las publicaciones neomalthusianas, o de divulgación sexual.
Una revolución en toda regla, en la que no hubo pillaje ni robo de las propiedades de la iglesia, al contrario de lo que afirma la historia revisionista de siempre, que ahora empieza, como siempre, a dar su enésima versión de los hechos. Según los periodistas que realizaron las primeras valoraciones de lo acaecido, en todos los conventos e iglesias la multitud lanzó al fuego todo aquello que encontró, incluso joyas o acciones de bolsa, dinero, lienzos o retablos. La idea de quemar la superstición y el oscurantismo abrazó todo lo que los edificios contenían. Por el contrario, y a diferencia de la revolución y quema de iglesias de 1835, se respetó la vida de los frailes, curas y monjas que huyeron despavoridos por tapias y terrazas hacia los patios vecinos donde con mayor o menor fortuna fueron escondidos –o no- por los vecinos. Su salida, vestidos de seglar, pasó por toda una serie de vericuetos que también fueron después narrados por la prensa.
Los huelguistas catalanes pretendían que el resto de la península los imitaran y lograr así que la revolución se generalizara, pero los refuerzos no llegaron, al contrario. Las ideas de los revolucionarios no se escucharon, ya que el gobierno se aprestó a explicar que en Barcelona estaba teniendo lugar una revuelta separatista. Sus reivindicaciones eran la jornada de 8 horas y mejores condiciones económicas, pero también mejoras que hacían referencia a su calidad de vida: educación, asociaciones culturales, asistencia médica, etc.
Las muchas causas del incendio de las iglesias
Varias son las posibles causas del desencadenamiento de la huelga general y de la quema de los conventos.
La crispación ciudadana de las clases trabajadoras es sin duda una de las principales. Desde mediados del siglo XIX las calles de Barcelona eran periódico escenario de huelgas y barricadas. Incluso en 1835 ya se había efectuado una violenta quema de conventos que conllevó varias víctimas mortales. Bullangas y revueltas obreras jalonaron los años de 1840-50 para desembocar en las bombas y petardos anarquistas del fin de siglo. Algunos eran reales, otros meras provocaciones policiales, como el oscuro caso protagonizado por el confidente Juan Rull y sus familiares que conmocionó los medios obreros, ya que periódicamente se efectuaban detenciones indiscriminadas. La célebre bomba lanzada en 1896 durante la procesión religiosa de Corpus puso en marcha un descomunal aparato represivo que encerró en el castillo de Montjuic a muchos inocentes.
La clase obrera demandaba constantemente una mejor educación. Sólo a partir de una mejor instrucción podrían elevar su nivel cultural y optar por mejores trabajos y salarios. Pero la educación escolar estaba desde 1851 condicionada por el concordato entre España y el Vaticano, y la iglesia ostentaba prácticamente el monopolio de la educación en España, en unos años en que no había leyes que regularan la edad mínima para entrar a trabajar y donde niños y niñas frecuentaban fábricas y talleres por salarios de miseria.
De nada valió el intento de la Ley Moyano (1857) para que los ayuntamientos se hicieran cargo de la educación. En ciudades como Barcelona, con una alta afluencia periódica de emigración y con escasos recursos, nada impulsaba a la oligarquía burguesa a instruir a sus ciudadanos.
Y la instrucción quedó así en manos de la misma clase trabajadora que intentará por todos los medios de autoeducarse o de formar escuelas para sus hijos. Desde los años de la Internacional, la educación será una demanda generalizada de todo el proletariado mundial. Después de numerosos y dispersos intentos, Ferrer y Guardia impulsará un modelo educativo moderno, laico y coeducador. De hecho había observado experiencias similares en Francia, como la escuela de Cempuis de Sébastien Faure y Paul Robin. De ellos tomará las ideas del contacto del niño con la naturaleza, y del trabajo cooperativo.
………………………………..
Por último cabria citar a los miembros del republicano partido radical fundado por Alejandro Lerroux. Formado no sólo por proletarios, sino por miembros de las clases medias o pequeña burguesía, que en absoluto aspiraban a la revolución social como los anarquistas o sindicalistas revolucionarios, pero si querían un estado republicano, sin monarquía y fundamentado sobre las bases de la laicidad y el sufragio universal. Según testimonios policiales numerosos miembros de base se encontraban entre los huelguistas y los activistas de los diferentes barrios barceloneses. También estuvieron en las calles sus dirigentes: Sol y Ortega, los hermanos Ulled, Juan Colominas Maseras, Rafael Guerra del Río y varios más. Sólo el diputado Francisco Giner de los Ríos, se quedó en casa y estuvo presente en una reunión consistorial. Es evidente que en el curso que tomaron los acontecimientos, hubo una clara disyuntiva entre las bases del partido y sus dirigentes que hábilmente optaron por la vía pactista con los miembros de la Lliga, es decir la derecha. Incluso en el asunto de la condena a Ferrer, los dirigentes del Partido Radical tuvieron una actuación que avergonzó a sus militantes de base.
La lucha por el espacio urbano y la quema de conventos
Las fotografías mostraban también las entrañas chamuscadas de los edificios religiosos convertidos en ruinas. Hogueras improvisadas en grandes naves góticas quemaban sillas, puertas, reclinatorios, cortinajes, campanas y todo lo que recordaba siglos de oscurantismo. Pero hay algo que impresiona en el desencadenamiento de los hechos en esta semana: la imperturbabilidad de la clase burguesa ante las quemas, y también la del mismo ejército que contemplaba impasible las llamas que tampoco eran sofocadas por los bomberos. La burguesía parecía mirar hacia otro lado, como relatan los testimonios de los hechos. Algunos se encerraron en sus casas, pero otros asistían al espectáculo desde terrazas y balcones. De hecho quizá preferían ver arder conventos que ver como se dirigía la rabia ciudadana hacia sus propias fábricas o propiedades.
En las calles de Barcelona se enfrentaban dos formas de entender las cosas, por una parte el mundo antiguo, la iglesia, el clasismo educativo, el viejo estado de cosas, aquello que los progresistas bautizaban como “la superstición”, y del otro lado de la barricada, la idea anarquista, el librepensamiento, la emergencia de las mujeres y su autonomía, la laicidad, la razón, y también el darwinismo.
La represión no se haría esperar, una represión azuzada por la derecha catalanista que en su periodico La Veu de Catalunya lanzó una siniestra campaña: ¡Delatad!, es decir: denunciar a vecinos, vecinas, maestros u obreros. Una campaña que pedía a voces cabezas de turco para desviar la atención de aquello que realmente importaba: la desatención y el abandono de la clase trabajadora que no tenía garantías jurídicas, económicas, sanitarias o sociales. Desviar la vista de aquellos que en su desesperación quemaron edificios, monumentos a la desigualdad, y no dirigieron su mirada hacia el patrón, el burgués que hacía del modernismo y el lujo su forma de vida.
Fueron clausuradas más de 122 escuelas laicas, solo en Barcelona. La mayoría de sus profesores fueron detenidos o deportados a Alcañiz, como el caso de los profesores amigos y familiares de Ferrer. Otros eligieron el camino del exilio.
………………………
La historia forma parte del presente, en un bucle perverso, ya que hace cien años de aquel julio en Barcelona, y cuestiones como la libertad en la enseñanza, la coeducación, el creacionismo y el racionalismo, la impertinencia con que la iglesia interfiere en la vida privada de todos nosotros, la poca laicidad en la vida pública, y el deseo de que la enseñanza forme parte del patrimonio de la crítica y la reflexión, no como mera instrucción o adiestramiento, son aún motivos candentes de nuestra vida diaria.
8 kufisto, día 14 de Octubre de 2009 a las 13:53
BB

menudo marrón tienen formao los peperos en Valenciaaaaaaaaaaaa.
si es que estos pijillos no aprenderán nunca!.
el gran Rubalcaba necesita adversarios mucho más duros. ¡cómo tiene que estar riéndose de estos niñatos!
9 Criti, día 14 de Octubre de 2009 a las 13:55
A mi lo que me hace gracia es que ahora algunos peperillos y centristas tipo Arriola o Agag se hechan las manos a la cabeza y proclaman grandes críticas por el hecho de que saltándose el estado de derecho y la legalidad vigente se hayan producido escuchas y grabaciones a los abogados de los implicados en el llamado caso Gurtel.

¿Pero de qué se quejan señores? ¿No ven que están perdiendo el centrismo, la moderación y acercándose al radicalismo?

Manda narices que los mismos que decían que no había que denunciar las detenciones ilegales de miembros del PP en algunas manifestaciones contra ETA, a los mismos que decían que no había que manifestarse contra el estatuto de cataluña (la manifestación más evidente del derribo del estado de derecho,onstitución y seguridad jurídica), a los mismos que decian que no había que investigar el 11-m y que todo estaba muy bien y que había que girar al centro, ahora se lleven las manos a la cabeza porque estén espiando a los abogados de los implicados del caso Gurtel.

EL problema es que el PP ha colaborado en este enterramiento del estado de derecho y lo paradójico o gracioso de todo ello es que ellos van a ser los primeros en ser enterrados, junto con el estado de derecho.

Sigan girando al centro con las niñas de Rajoy, nosotros hasta que no vuelvanAcebes y Zaplana y no presida el PP álguien con liderazgo, pasamos de todo este circo.
10 ArrowEco, día 14 de Octubre de 2009 a las 14:03
VV

#9 Descuide, "este" PP no va a desaparecer. Es el contrapeso "sin masa" adecuado para perpetuar la democracia masona. ¿No ve que el otro lado de la balanza carece igualmente de toda sustancia? Marionetas aplicadas en no dar la contraria y seguir a pies juntillas la hoja de ruta fijada.
11 kufisto, día 14 de Octubre de 2009 a las 14:13
BB

última hora:

Matas (ex-presi balear) imputado en el caso Palma Arena.

bien Rubalcaba bien, no dejes ni uno en pie. eso se llama hacer bien el trabajo
12 ongietor, día 14 de Octubre de 2009 a las 14:53
((Con permiso y sin ánimo de polémica: El terror rojo, pese a todo, venció. Franco ganó una parte importante de la guerra, apoyado tácitamente por la sociedad, una mayoría, consciente de los sufrimientos infligidos; pero las élites intelectuales renunciaron para siempre a defender la religión, la educación, el pensamiento, y hoy, en España, hay que ser un héroe, anónimo, a ser posible, para decir algunas cosas muy simples, porque el terror triunfó))
13 Kafky, día 14 de Octubre de 2009 a las 15:06
Me gustaría comentar el hilo de hace dos días sobre la Independencia de Hispanoamérica. Don Pío se hace eco de una idea iniciada por los líderes del movimiento independentista (en su mayoría "criollos", esto es, descendientes de españoles) que he leído en autores posteriores y que he podido confirmar empíricamente con charlas de la enorme comunidad Hispanoamericana residente en España. La idea viene a ser que la conquista y colonización hispana fue una suerte de maldición para el desarrollo de los actuales países hispanoamericanos y que, de ser colonizados, les hubiera gustado serlo por "anglosajones", por lo que dichos países gozarían de una mejor posición económico-social con respecto a la que tienen ahora mismo. Para rebatir esta idea, que me duele tanto por español como por amante de la verdad, plantearé una serie de argumentos, que espero podáis comentar:

1. Evidentemente, el estado tecnológico y de desarrollo humano de los pueblos habitantes de lo que sería posteriormente Hispanoamérica a la llegada de los odiados españoles (aunque también entre la tripulación había portugueses e italianos) era francamente atrasado. Si no hubiera habido colonización, quizá ahora vivirían como algunas comunidades del Amazonas o del Altiplano andino.. si esa es su idea del desarrollo... Que sirva como idea, que a la llegada de los españoles, una de las culturas más desarrolladas, la azteca, desconocía la rueda...

2. No pudieron ser colonizados por los "anglosajones" porque lamentablemente para la suerte de los habitantes de Hispanoamérica la primera potencia mundial en el siglo XVI, que fue cuando se produjo la colonización del continente, no era otra que España. Los "avanzados" ingleses se contentaban con atacar nuestros excelentes galeones, llegando al paroxismo de elevar a "Sir" a un personaje como Francis Drake.

3. En el caso de haberlo sido, los "civilizados" anglosajones hubieran impuesto el modelo de colonización que se realizó en América del Norte (Canadá y EE. UU.), esto es, el subyugamiento y posterior exterminio de los habitantes primitivos de ese continente. Método, por cierto, alabado por el propio Adolf Hitler, que pretendía aplicarlo al Este de Europa en su teoría del "Lebensraum". Si bien los españoles impusieron duras condiciones a los pueblos indígenas, se llegó a un grado de mezcla racial visible en toda Hispanoamérica a día de hoy, además, gracias a personajes como Fray Bartolomé de las Casas y muchos otros misioneros, han pervivido a lo largo de los tres siglos de Imperio hasta nuestros días, grandes núcleos de poblaciones puramente indígenas. Lo más parecido a esto que nos encontramos en EE. UU. y Canadá son los "Casinos indios" que suponen una humillación más que un respeto a una herencia cultural milenaria. Se llega a la paradoja de que esas personas de color cobrizo que claman por una colonización "anglosajona" probablemente, de haber tenido lugar, no existirían o, en el caso improbable de existir, vivirían confinados en una "Reserva". Por no abundar en las costumbres "civilizadoras", "pacíficas" e "integradoras" de los anglos, los descendientes de esclavos africanos, que ellos mismos llevaron a Norteamérica, no podían asistir a la Universidad, entrar en determinados establecimientos o sentarse en la misma sección del autobús que los blancos hasta bien entrados los años 50 del siglo pasado.

4. Por último, si la herencia española fue tan nefasta, como es posible que a finales del siglo XIX y durante la primera mitad del siglo XX dos de los países más desarrollados del mundo fueran Argentina y Uruguay, que no hacía ni medio siglo que se habían independizado de la "perniciosa" España.
14 Hegemon1, día 14 de Octubre de 2009 a las 15:29
13#

Creo que estas lleno de errores. Para empezar ¿En qué eran los Incas menos vaabnzados que los españoles o los Aztecas?

Y esto: "la azteca, desconocía la rueda..." no es cierto...ERAN LOS MAYAS.
15 Hegemon1, día 14 de Octubre de 2009 a las 15:32
13#

"Los "avanzados" ingleses se contentaban con atacar nuestros excelentes galeones, llegando al paroxismo de elevar a "Sir" a un personaje como Francis Drake"

Efectivamente, los ingleses estaban más avanzados que los españoles en la construcción naval. Hay que darse cuenta que los ingleses "sólo" tenían que navegar por un oceano, el Atlántico, y los españoles, además de ese tenían que hacerlo por el Meditarráneo y otros mares, con diferentes tipos de barcos y sobretodo para el comercio con lo que los barcos eran de gran tonelaje para el transporte. Los de los ingleses eran diesñoados para que fueran de gran maniobrabilidad, rápidos para el tipo de insursiones marítimas que hacían, muy diferentes a las españolas.
16 Hegemon1, día 14 de Octubre de 2009 a las 15:35
13#

Deberías preguntarte si muchas tribus de indios americanas o canadienses hubieran preferido alos "avanzados" anglosajones a los bárbaros ingleses. Los "avanzados" no se cruzaron con ellos, son embargo los bárbaros crearon un gran número de diferentes razas cruzándose no sólo con indios, sino copn ngros, asiáticos, etc.

Si queires una prueba la tienes en el territorio que actualmente es la California useña y otras partes del pais cómo fueron tratatdos los indios con los "barbaros" esapñoles y cómo por el "avanzado" anglosajón.
17 Hegemon1, día 14 de Octubre de 2009 a las 15:37
En 16# quise decir "Bárbaros" españoles.
18 luigiber, día 14 de Octubre de 2009 a las 15:41
#13
¿En qué era superior la España del XVI a los Incas?:

¿Lenguaje escrito? ¿La rueda? ¿Metalurgia? ¿Navegación? ¿Derecho? ¿Ciencia en general?

#15
Las innovaciones inglesas fueron rápidamente incorporadas a la armada española. De hecho en el siglo XVIII los ingleses preferían los navíos españoles (y franceses) capturados a los propios por su extraordinaria factura.

Otra cuestión era la de la profesionalidad de la marina de guerra (en eso sí que nos superaban).
19 Hegemon1, día 14 de Octubre de 2009 a las 15:45
13#

Un detalle:

En los años 90 del siglo XX, un grupo de la ONU o una ONG o no se si el propio Gobierno Americano, creó un grupo de investigación con el propósito de demostrar que las tribus de indios americanas estaban mucho más atrasadas con respecto a la civilización que acabó con su estilo de vida y que les relegó a las conocidas Reservas.

Pues bien, el estudio final reveló que al contrario, esas tribus de indios americanos aunque tecnológicamente estaban atrasadas, su estilo de vida, su cultura, sus creencias, su medicina básica, etc, eran mucho más avanzadas de lo que se pensaba. Es más, el estudio demostró que la colonización y la eliminación de esa colonización "avanzada" anglosajona provocó la eliminzaciónde esa cultura "superior" india y por consiguiente su desarrollo. Tan sólo se conserva algo en las citadas reservas.

Este domingo pudimos ver por TV una película sobre los últimos días de la nación Siux en los que Nube Roja y Toro Sentado tuvieron que renunciar a la desaparición de su nación aceptando tratatdos que el Gobierno de USA nunca cunplió y siempre violó.

Creo que Nube Roja y Toro Sentado no estarían muy de acuerco con eso que dices de los anglosajones.
20 Hegemon1, día 14 de Octubre de 2009 a las 15:49
18#

Eso es cierto, no lo niego. Pero nuestro concepto naval era diferente al inglés por un decreto de los Reyes Católicos por el que los barcos españoles debían tener un tamaño minimo en tonelaje a la hora de construirlos. No era más que proporcionar una marina adeacuada para transportar de un lado al otro del oceano los grandes cargamentos para America y los productos de esta a Europa. Los barcos ingleses al contrario estaban diseñados para atacar esas flotas españolas de forma rápida y maniobrera para evitar el abordaje español que era invencible en aquella época.
21 Hegemon1, día 14 de Octubre de 2009 a las 15:58
13#

En los puntos 4 y 5 no puedo estar más de acuerdo.

Añado un 6. si me lo permites. Toda esa teoría de que la colinización "avanzada" de los anglosajones supera a la "bárbara" española queda por los suelos en otras partes del planeta, a saber: Africa y gran parte de Asía. Estos territorios colonizados y conquistados en su gran parte durante el poderio británico del siglos XIX es una de las partes más pobres, más sanguinarias, más atrasadas y más problemáticas del mundo.

Algunos se pregunatrán si no hubieran preferido a los "bárbaros" españoles....o a ninguno.

Para terminar recomeindo la lectura del diplomático colombiano Pablo de Vitoria que escribe la historia con gran amor a la que considera la Madre Patria, España. En su libro sobre Blas de Lezo deja bien claro como se trataba en la America Hispana a unos y como se trataba en las colonias inglesas, francesas y holandesas a los otros. Una vez leído, hablamos.
22 Hegemon1, día 14 de Octubre de 2009 a las 16:00
Es Pablo de Victoria y el libro es:

http://www.casadellibro.com/libro-el-dia-que-espan...
23 Hegemon1, día 14 de Octubre de 2009 a las 16:19
Se que a Moa no le gusta mucho Raymond Carr. Estoy leyendo su libro "España 1808-1975" Apunta en sus primeras páginas la influencia de la Iglesia en la España, de los ciras semianalvfabetos que disfrutaban de un gran aprecio entre la gente pobre por verlos como un apoyo. La Iglesia, dice Carr, obstentaba el monopolio de la caridad. Proporcionaba mucha ayuda a la gente necesitada, tanto en educación como en recursos. Ese monopolio sujscitó muchos recelos entre los luberales que intentaron quitárselo creando organizaciones fuera de la Iglesia con las mismas funciones caritativas.

Lo que dice el embajador inglés, en aquella época los ingleses no tenían mejor concepto, no sólo de los políticos sino de los españoles en general.
24 jjvr, día 14 de Octubre de 2009 a las 16:19
#1 alruga

dice:
.....Frente a ella se alza la defensa del intento revolucionario como una acción preventiva ante la deriva autoritaria que iba a tomar el Gobierno de Lerroux con la incorporación de ministros de la CEDA

es decir, el pobrecillo alruga se declara partidario de los golpes preventivos.


#2 mescalero

¿por que no te buscas un psiquiatra y dejas de dar la vara con tus complejos de inferioridad?


#4 alruga

dice:
“La única iglesia que ilumina es la que quema”.

par iluminarte a ti, hombrecillo, harían falta tres o cuatro bombas termonucleares.

Un saludo
25 mescaler, día 14 de Octubre de 2009 a las 16:41
Nuevo insulto gratuito:

enfermo mental

Total de insultos: 64
26 Sorel, día 14 de Octubre de 2009 a las 17:29
Dura crítica a la nueva película de Alejandro Amenábar por parte de Agapito Maestre.

Ágora
La malicia del alma

Ágora es una película tendenciosa. Ideológica. Es el óbolo que paga la izquierda "cultural" y totalitaria a los favores de Zapatero. Llevar a cabo una crítica del fanatismo es, según el director de la "cosa", su principal objetivo. Arrogancia no le falta al cineasta. Le sobra por todas partes, porque demuestra con creces que ningún fanático puede pensar el fanatismo. Eso sería tanto como el loco que quiere curar al psiquiatra de su normalidad. Ágora es el documento ideológico de un fanático que pretende curar a Occidente de una enfermedad actual que sólo él percibe: el cristianismo es un "fundamentalismo" del mismo tipo que el islamismo.

Pero si un fanático está imposibilitado para pensar el fanatismo, menos todavía tiene instrumentos intelectuales para hacer una crítica de quien defiende violenta, o sea, fanáticamente unas creencias, opiniones o ideologías. El crítico cínico del fanatismo es peor, mucho peor, que el dogmático. Éste es alguien. Tiene algo insobornable: su conciencia de verdad. Porque el dogmático defiende su verdad, por encima de cualquier tipo de escepticismo, con razones y serios argumentos, sin duda, tiene más credenciales intelectuales que un vulgar fanático de la piara de Zapatero. Prefiero, pues, discutir con dogmáticos, aunque tengan sangre de una ilustración decadente, que con pedantes fanatizados por Rodríguez Zapatero. Prefiero discutir con almas apasionadas y cultas que con ideólogos totalitarios.

No discutiré, pues, con el guión de esta película. No hay nada que apreciar. Es enteramente despreciable. Ágora, sí, no es la cinta de un dogmático, de alguien dispuesto a defender su verdad con la argumentación, sino de un fanático que desconoce por completo las bases mínimas de la cultura occidental. Sólo un fanático, a medio alfabetizar, puede producir tal engendro. Pero eso no es todo. Hay algo todavía más sucio. El alma enferma que ha producido Ágora jamás entenderá la idea más grande que la Antigüedad griega y romana, judía y la cristiana nos ha legado: la idea de libertad que se adquiere en el proceso de actuar. Esa concepción de la libertad, esa grandiosa experiencia de Hipatia, ha muerto en este documento ideológico de lo "políticamente correcto", o mejor, del fanatismo del atroz relativismo del todo vale.

La cartilla ideológica, o peor, el catecismo laico que defiende el director de esta película está reñido con el espíritu de Hipatia y la idea de libertad de la Antigüedad. Ágora reniega de la idea de libertad de esa época, y sobre todo desconoce cómo esta idea, realmente sagrada, se encarna en modos de vida que no pueden prescindir de ella si no a costa de hacer la vida misma indigna y aborrecible.

Pero esta película, en mi opinión, contiene algo peor. Rebosa malicia por todas partes. Resentimiento. Es un impedimento crucial para entender que todo documento de la historia, como diría Walter Benjamín, contiene barbarie y civilización. En fin, "en el alma maliciosa", como nos enseñó Sor Juana Inés de la Cruz, "no entra la sabiduría".

http://www.libertaddigital.com/opinion/agapito-mae...

------------

No veo la necesidad de este ataque. Supongo que la productora del afamado director habrá sufragado el coste de la película. Por lo tanto, que hagan el producto que quieran.

Luego, el público es el que elige ir, o no, a verla.

Que se trata de mera propaganda... lo sabemos todos.

De todas formas, se hacen las pelis a la medida de los espectadores. Si la chusma quiere mier.da, allá ellos.
27 jlh, día 14 de Octubre de 2009 a las 17:35
¿Por qué en España nunca se ha hecho hincapié en la eficacia de la Guardia Civil y la Policía Nacional contra ETA?

La eficacia de la Guardia Civil y la Policía Nacional en la lucha contra ETA ha sido ejemplar desde el principio de la banda terrorista socialista. De hecho el prestigio de ambos cuerpos en la lucha antiterrorista es internacional, y policías de otros países han venido desde siempre a España a formarse y a aprender de ellos. Sin embargo los políticos y la mayoría de los medios de comunicación españoles han preferido obviar esto, y han preferido resaltar lo peligrosa y dañina que es la banda terrorista socialista. Por ejemplo, se menciona con mucha frecuencia el asesinato del guardia Pardines, considerado como el primer asesinato de ETA (aunque anteriormente habían asesinado a una niña vasca de apenas unos meses de edad), pero se da mucha menos importancia, o se obvia, que el miserable asesino del guardia Pardines tardó sólo unas horas en ser muerto a tiros por agentes de la Guardia Civil. Tampoco se suele decir que en 1977 la banda terrorista ETA estaba prácticamente desarticulada, con la práctica totalidad de sus dirigentes y miembros en la cárcel, pero el Gobierno de España, presidido por Adolfo Suárez decidió liberar a todos los terroristas etarras con la ignominiosa ley de Amnistía de 1977, y en el año posterior a la aprobación de dicha ley los etarras asesinaron a tanta gente como en los 17 años anteriores, y los tres años siguientes (de 1979 a 1981) fueron los años más sangrientos de los terroristas, habiendo un atentado diario o más, en muchas ocasiones.

¿Por qué?

Hay un motivo evidente: reconocer la eficacia de la lucha policial contra ETA significaría reconocer la ineficacia de la lucha política contra ETA. Y eso significaría reconocer que se han cometido muchos errores y, lo que es más importante, significaría que la responsabilidad de que ETA siga asesinando es exclusivamente de los gobernantes de España que se han negado a luchar contra ella policialmente (es decir, los de UCD y PSOE) , y obligaría a los actuales gobernantes del PSOE a rectificar el camino que están siguiendo respecto a la lucha contra ETA. Por supuesto, esto es algo que no están dispuestos a hacer ni los políticos en activo o retirados del PSOE y la UCD, ni los medios que han presionado por buscar una “solución política” al terrorismo socialista de ETA, liderados por el periódico socialista El País.
28 bacon, día 14 de Octubre de 2009 a las 17:47
mescalero 2
no es Moa quien debería contestar a esa pregunta, deberían ser quienes ven esas "maravillas" en la izquierda y disculpan casi todos sus crímenes.
29 Sorel, día 14 de Octubre de 2009 a las 17:51
Pelis más taquilleras de este último fin de semana

1. Rec2

2. Malditos bastardos

3. Vicky el Vikingo

4. Los sustitutos

5. Si la cosa funciona

6. El secreto de sus ojos

7. Distric 9

8. Jennifer´s Body

9. Oceanworld 3D

10. Up

http://www.elmundo.es/metropoli/especificos/cine/e...

Libros más vendidos

Ficción

1. LA REINA EN EL PALACIO DE LAS CORRIENTES DE AIRE (MILLENNIUM; VOL. III)Stieg Larsson

2. LA CHICA QUE SOÑABA CON UNA CERILLA Y UN BIDÓN DE GASOLINA (MILLENNIUM; VOL. II) Stieg Larsson

3. LOS HOMBRES QUE NO AMABAN A LAS MUJERES (MILLENNIUM; VOL I) Stieg Larsson

4. LA ISLA BAJO EL MAR + AGENDA 2010 Isabel Allende

5. LA MANO DE FÁTIMA
Autor: ILDEFONSO FALCONES

6. PACK EL VENCEDOR ESTÁ SOLO + DVD UN DÍA CON PAULO COELHO EN CANNES
Autor: PAULO COELHO

7. AURORA BOREAL
Autor: ASA LARSSON

8. LA SOLEDAD DE LOS NÚMEROS PRIMOS
Autor: PAOLO GIORDANO

9. LAS COSAS QUE NO NOS DIJIMOS + EL MANHATTAN PERSONAL DE MARCK LEVY
Autor: MARC LEVY

10. LAS HIJAS DEL FRÍO
Autor: CAMILLA LÄCKBERG

No Ficción

1. MEMORIAS DE UN PRESO
Autor: MARIO CONDE

2. EL SECRETO
Autor: RHONDA BYRNE

3. EL DÍA D: LA BATALLA DE NORMANDÍA
Autor: ANTONY BEEVOR

4. PACK HIJOS BRILLANTES, ALUMNOS FASCINANTES + AGENDA
Autor: AUGUSTO CURY

5. LA CRISIS NINJA Y OTROS MISTERIOS DE LA ECONOMÍA ACTUAL
Autor: LEOPOLDO ABADÍA

6. ANATOMÍA DE UN INSTANTE
Autor: JAVIER CERCAS

7. PIENSA, ES GRATIS : 84 IDEAS BRILLANTES PARA POTENCIAR EL TALENTO
Autor: JOAQUÍN LORENTE

8. PODEROSA MENTE
Autor: BERNABÉ TIERNO

9. LA NIETA DE LA MAHARANÍ
Autor: MAHA AKHTAR

10. EL SENTIMIENTO NEGATIVO
Autor: RISTO MEJIDE

http://www.elcorteingles.es/libros/secciones/losma...

------------------------

¡Esto es lo que hay!


30 bacon, día 14 de Octubre de 2009 a las 17:52
Hegemon 1 19
"Pues bien, el estudio final reveló que al contrario, esas tribus de indios americanos aunque tecnológicamente estaban atrasadas, su estilo de vida, su cultura, sus creencias, su medicina básica, etc, eran mucho más avanzadas de lo que se pensaba. Es más, el estudio demostró que la colonización y la eliminación de esa colonización "avanzada" anglosajona provocó la eliminzaciónde esa cultura "superior" india y por consiguiente su desarrollo."

Te refieres a los indios de Norteamérica, que fueron los que sufrieron la colonización anglosajona. Todos sabemos que dentro de la forma de vida de esos indios era fundamental el caballo. Hay que recordar que el caballo se extinguió en toda América durante la prehistoria (si no recuerdo mal, durante la edad de piedra), y los caballos, que eran tan importantes para las tribus como los sioux, apaches, etc., fueron introducidos en América por los españoles.
31 bacon, día 14 de Octubre de 2009 a las 17:56
Kafky 13
"dos de los países más desarrollados del mundo fueran Argentina y Uruguay, que no hacía ni medio siglo que se habían independizado de la "perniciosa" España."

Una cosa que hicieron durante esa época en que ya eran independientes de España fue exterminar a los indios.
32 bacon, día 14 de Octubre de 2009 a las 18:05
33 bacon, día 14 de Octubre de 2009 a las 18:08
34 mescaler, día 14 de Octubre de 2009 a las 18:09
#28 Pues yo opino justo lo contrario. Además, me temo que la mayoría de los católicos que apoyaron a la II República están ya muertos, así que poco nos van a contar. Si Moa tiene alguna idea, que la comparta con nosotros.
35 mescaler, día 14 de Octubre de 2009 a las 18:12
No me llamaba apenas la atención Ágora, pero, después de leer la critica del tal Agapito Maestre, igual me animo a verla.
36 jjvr, día 14 de Octubre de 2009 a las 18:14
...pareces un votante de Zapatero.
37 mescaler, día 14 de Octubre de 2009 a las 18:15
#33 Parece que Amenabar no ha sido el primero en "rejuvenecer" a Hipatia:

http://upload.wikimedia.org/wikipedia/commons/b/bb...
38 jjvr, día 14 de Octubre de 2009 a las 18:18
dice mescalero:

..la mayoría de los católicos que apoyaron a la II República están ya muertos.

Hombre, hombre, y los que no la apoyaron también.

39 mescaler, día 14 de Octubre de 2009 a las 18:27
jjvr, espero que me disculpe por no contestarle.
40 bacon, día 14 de Octubre de 2009 a las 18:27
34
hay demasiados católicos que siguen creyéndose la versión de la historia que ha venido promoviendo la izquierda desde hace ya mucho, incluso desde el franquismo. Muchos de ellos porque han tenido la mala conciencia de ser los hijos de los vencedores de la guerra, vencedores que perdieron la guerra de la propaganda. Hay muchos católicos y muchos derechistas, incluyendo liberales y conservadores, que siguen ceyéndose la versión que la izquierda ha pintado de la segunda república. Gracias a gente como Moa, eso empieza a cambiar.

El otro día en un programa de televisión, la escritora Dolores Medio decía que la insurreción del 34 no tenía justificación: decía que si la izquierda no estaba a gusto con la situación, ¿por qué no la cambiaba votando, puesto que se estaba en una democracia?. Denunciaba que en las elecciones anteriores sólo había votado un 40% del censo electoral.
Cada vez hay más gente que se va dando cuenta de cosas tan obvias, y llega un momento en que queda claro que la izquierda era mayoritariamente no democrática, algo que hasta hace poco casi era Moa el único que lo decía.
41 bacon, día 14 de Octubre de 2009 a las 18:36
34
y no son solamente quienes apoyaron a la república: hay muchos católicos y muchos supuestos demócratas que deberían explicarnos por qué apoyaron o al menos disculparon el terrorismo etarra.
El pnv debería explicarnos por qué convirtieron las vascongadas en un feudo del integrismo separatista durante los 30 años en que gobernaron y deberían decirnos qué es lo que hicieron para luchar contra el matonismo etarra. Al poco de entrar en el blog, hace ya más de un año, puede que dos, le decía yo a alruga que yo había visto en bares de vascongadas carteles con las fotos de etarras enalteciendo a terroristas como si fuesen héroes. Alruga me decía entonces que él había estado por allí y que nunca había visto tal cosa. Hoy toda España ha podido saber que yo tenía razón, pero sólo ha salido eso en tv una vez que el pnv ha salido del gobierno.
¿Qué hicieron los otros "demócratas" del psoe, pp, etc. para luchar contra esa situación?. Deberían explicárnoslo, y sobre todo a los vascos que no pueden decir lo que piensan y a los que viven con escolta.
42 ArrowEco, día 14 de Octubre de 2009 a las 18:40
VV

#40 Lo cierto es que llevaban un tiempo nerviositos. Tras el nombramiento de Adolfito como canciller alemán el 30 de enero de 1933, sin siquiera haber obtenido la mayoría, resultó un golpe muy duro. Un mes y pico más tarde se crea la CEDA católica, con tan mala suerte, que en noviembre de ese mismo año ganan las elecciones más democráticas (sufragio femenino). Les hizo el culo gaseosa...
43 jjvr, día 14 de Octubre de 2009 a las 18:41
Interesante artículo de Amando de Miguel

La jerga del politiqués sigue siendo muy divertida

http://www.libertaddigital.com/opinion/amando-de-m...

Al final se incluye un "generador de frases" para políticos, de cuatro columnas.
Se trata de cómo construir un discurso político para no decir nada de sustancia y así no comprometerse. Es un comentario muy viejo pero no está mal recordarlo. Basta empezar con una frase cualquiera de la columna I, seguida otra de la columna II, a continuación otra de la columna III y por fin otra de la columna IV. Queda así una oración muy sonora


Yo había visto algo parecido hace mucho tiempo en una revista que se llamaba ¿Que pasa?. No se si alguien por aquí lo recordará.

Como cada columna tiene 15 filas, resulta que se pueden formar 15 x 15 x 15 x 15 = 50.625 frases, lo que está bastante bien para empezar. Deberían pasárselo a Bibiana para que aprendiera.

Un saludo
44 Sorel, día 14 de Octubre de 2009 a las 18:49
#bacon

Parece que la peli de marras debe ser un "petardo" de narices.

A mí, el tipo en cuestión, Amenábar, no me parece que carezca de talento. Eso sí, es un sectario de cuidado y un agitador valioso para la izmierda.

De todos modos, es un caso paradigmático de lo que los izquierdosos entienden como "cultura", es decir, agitprop.

No obstante, el pueblo borregil es soberano y, generalmente, consume aquello que le ofrecen sin rechistar.

El cine, la lectura, etc, son reflejos de la sociedad. Y la nuestra es una porquería.

45 Sorel, día 14 de Octubre de 2009 a las 18:58
Otra cuestión de notable importancia es que la izmierda se rodea siempre de personajes con talento. Talento para el mal, pero talento al fin y al cabo.

En el campo de la comunicación y la publicidad, sectores que conozco un poco por motivos laborales, es desesperanzador observar como una ámplia mayoría de profesionales de estos campos pertenecen a la izquierda más sectaria y abyecta.

El busilis del problema es que "comunican" a las mil maravillas.
46 jjvr, día 14 de Octubre de 2009 a las 18:59
# 40 bacon

A mi la ilusión de la izquierda honrada se me pasó al poco de llegar Felipe al poder.

El bueno de mescalero en su #34 pretendía insinuar, sibilinamente, que habían sido eliminados todos los católicos "progresistas". Lo que pasa es que si se tenían digamos 20 años en el 36, más o menos ahora se estaría por los 93, que no está al alcance de todos.

Al hombre le pasa lo mismo que a muchos foreros de Público, que se relamen de gusto pensando que ahora se va a empezar a buscar "criminales de guerra franquistas" para juzgarlos. En su indigencia mental no se percatan de que la guerra acabó hace 70 años.

Un saludo
47 ArrowEco, día 14 de Octubre de 2009 a las 19:00
VV

La colega loca del chileno, extemadamentedura y fuera de sí, grita:

- ¡Maaaaaariconçoooooooon!......¡Abre los ojetes!
48 ArrowEco, día 14 de Octubre de 2009 a las 19:15
VV

Entonces, se puede distinguir el sonido que producen unos tacones lejanos...

- ¡Átame, manchega fofa!
49 mescaler, día 14 de Octubre de 2009 a las 19:21
Nuevo insulto:

indigente mental

Número total de insultos: 65
50 ArrowEco, día 14 de Octubre de 2009 a las 19:42
VV

Si el sufragio femenino no fue efectivo en España hasta las elecciones de 1933, en otros países, teóricamente más avanzados en derechos y libertades, según algunos de sus defensores en este blog, como el Reino Unido; no se aprobó totalmente el mismo hasta solo cinco años antes, en 1928. Si a esto le añadimos que hasta 1918 no fue permitido el sufragio "universal" a todos los hombres (porque solo tenían derecho los terratenientes); podemos hacernos una idea de la enorme propaganda anglófila que tenemos que soportar a diario.

« 1 2 3 »

En formato RSS© Copyright Libertad Digital SA. Juan Esplandiu 13, 28007 Madrid.
Tel: 91 409 4766 - Fax: 91 409 4899