Pío Moa

« Una revolución científica | Principal | El PSOE ante la II República »

Cambios en Extremadura / "Esa constante mentira"

1 de Noviembre de 2009 - 08:15:42 - Pío Moa

Compartir:
Menéame Tuenti

En Hoy, de Extremadura:

CAMBIOS EN EXTREMADURA

Con motivo de la presentación de mi libro Viaje por la Vía de la Plata,  a algunas personas les ha irritado mi afirmación de que Extremadura no había cambiado gran cosa de veinte años acá, salvo en el número de coches. La afirmación requiere sin duda algunas matizaciones. Por "coches" entendía un cierto aumento de la riqueza, visible también en las autovías y otras infraestructuras (que tanto molestan a los nacionalistas catalanes, pues dicen que han sido construidas con dinero que se roba a Cataluña). Pero, en definitiva, estos son simples cambios acumulativos que se han venido desarrollando a partir de los años 60, cuando sí se produjo una evolución mucho más radical: la gente común empezó a tener coches (el mítico "seiscientos"), electrodomésticos, televisores, mucha más gente accedió a la enseñanza media y a la universidad, que empezó también a masificarse, con sus pros y sus contras. Decenas de miles de personas que vivían en un campo que no podía sostenerlos tuvieron la suerte de poder emigrar a las ciudades donde encontraban empleos mucho mejor pagados (un tópico "progresista" siempre ha presentado la emigración como una tragedia, cuando fue una gran fortuna para la mayoría: la tragedia era la de la república y antes, cuando ni el campo daba para más, ni en las ciudades se encontraba trabajo). Aquellos cambios fundamentales fueron los que sentaron la base sobre la que se ha seguido desarrollando la región de forma ya casi espontánea.

Pero hay, naturalmente, otros cambios bien visibles y no tan agradables, desde que recorrí Extremadura de sur a norte hace poco más de veinte años. El botellón, que ya empezaba entonces, se ha extendido mucho más. Ha crecido el alcoholismo, sobre todo entre los jóvenes, así como la circulación de la droga y la delincuencia. Las familias se han desestructurado bastante más, con sus consecuencias de malos tratos, hijos mal atendidos o criados en familias con un solo progenitor, etc. No sé cómo irá el número de abortos, divorcios, embarazos de adolescentes o enfermedades de transmisión sexual, pero me extrañaría que fueran al revés que en el resto del país, donde no cesan de aumentar. La impresión es de más ruido, estruendo y aturdimiento en las fiestas y no solo en las fiestas: he podido comprobar en varios pueblos cómo es difícil dormir por esos ruidos nocturnos supuestamente musicales, sobre todo los fines de semana, que en cualquier país civilizado están estrictamente prohibidos. Hay sin duda más estudiantes, pero en cambio ha bajado notablemente el nivel intelectual de la universidad (con las excepciones de rigor), y también se ha extendido notablemente la pornografía. Ha aumentado mucho el número de funcionarios, sospecho que en mayor medida de lo necesario. En ciertos ambientes se han resucitado artificialmente antiguos odios que llevaron a la guerra civil, a base de falsear constante, deliberada y subvencionadamente la historia. Hay muchos más antifranquistas ahora que ya no existe el franquismo. No sé cómo irá el índice de suicidios, pero imagino que al alza también.

Estos y otros son indicadores de salud social. A mí me parece que indican un cambio a peor, pero, por lo que se ve, son muchos los políticos y otras personas que los ven como una mejora, incluso como una "modernización" o "liberalización" y procuran estimularlos por todos los medios, usando para ello el dinero de todos, el dinero público, que, según una pensadora socialista "no es de nadie".

Claro está que esta clase de "modernización" no es exclusiva de Extremadura, sino que ocurre por todo el país, y quizá esta región vaya incluso algo más "atrasada" que otras. Supongo que los extremeños tendrán que decidir si ese es un buen camino o no.

---------------------

En Época:

POR QUÉ "ESA CONSTANTE MENTIRA" (I)

Como los casos podrían llenar muchas páginas, citaré solo algunos recientes. Una tiorrilla con mucho mando, que diría Unamuno, y aficionada a cantar el himno del genocidio, ha atribuido a su partido, el PSOE, "más de un siglo de decencia, dignidad y de trabajo" (los "cien años de honradez", ya saben). La misma persona ha achacado las críticas que sufre a que "es mujer, joven y socialista". Conde Pumpido, fiscal político del PSOE y vergüenza del poder judicial, ha dicho que "los fiscales no admitirían jamás presiones políticas", quizá porque a él el gobierno actual no necesita presionarle. El ministro del Faisán da a las Cortes informaciones perfectamente falsas (ya es costumbre) sobre algún policía protegido suyo. La penúltima tomadura de pelo ha sido la declaración de bienes de los ministros, gente más pobre que los ciudadanos medios...

Pueden hacerlo porque cuentan con que la inmensa mayoría de la gente ignora la historia del PSOE, tiene además muy poca memoria para hechos recientes, el gobierno goza de una oposición política que no es tal, y de unos medios de masas y periodistas que, en su mayoría, apenas cumplen la misión de informar y poner al ciudadano al corriente de unos mandamases de acentuadas inclinaciones mafiosas. La declaración de patrimonio de esta gente, por ejemplo, debería haber desatado una campaña de investigaciones periodísticas a fondo, pero apenas ha dado lugar a unas gracietas.

La "decencia, dignidad y trabajo", de que se jactan ahora consiste en el historial más golpista, corrupto y directamente criminal que pueda exhibir partido alguno en España, y ya es decir. El PSOE nació en la órbita del marxismo, la ideología más genocida del siglo XX, y no la abandonó oficialmente hasta hace unos treinta años. Abandono en falso, sin sustitución por otra ideología, por lo que en espíritu, y en gran parte también en retórica, continúa tal cual, como ha indicado no solo la individua en cuestión, sino también el jefe del partido.

Siendo oficialmente marxista, el PSOE participó en la Semana Trágica de Barcelona, incitó en las Cortes al asesinato de uno de los mejores políticos del momento --Antonio Maura--, organizó la huelga insurreccional de 1917 –con actos terroristas como el descarrilamiento de un tren, con numerosos muertos--, etc. Eso, en una época de libertades, las cuales saboteó sin tregua. Vino la dictadura de Primo de Rivera, y el PSOE no solo cooperó con ella y obtuvo cargos relevantes, sino que por primera vez se civilizó un poco, adoptando una política mucho más ordenada.

Pero volvió otro régimen de libertades, aun si muy limitadas, la II República, y de nuevo volvió al PSOE a su querencia. Colaboró dos años con él, amenazando desde muy pronto con la guerra civil, y ya antes de perder las elecciones de 1933 se decantó por la insurrección para alcanzar la "dictadura del proletariado", es decir, del propio PSOE. En esos años practicó ampliamente el terrorismo, y cuando llegó al poder el Frente Popular, extremó sus violencias hasta asesinar a Calvo Sotelo. Durante la guerra puso el oro español bajo el control de Stalin, organizó un sinfín de chekas, destrozó a mansalva el patrimonio histórico y artístico y robó a manos llenas. Aunque la competencia es dura, ningún partido español llegó jamás a tanto.

Durante el franquismo, el PSOE no hizo casi nada, y lo hizo muy bien: cualquier cosa que hubiera hecho habría sido peor. Salió en la transición pidiendo la "ruptura", es decir, el enlace con aquel Frente Popular en que tan bien se desenvolvía con sus rapiñas y crímenes. Vuelto al poder, desató una marea de corrupción, con terrorismo desde el gobierno, y hoy prosigue su colaboración con los terroristas, las dictaduras de izquierda, la "muerte de Montesquieu", la corrupción...

Esta historia debiera ser bien conocido de todos los ciudadanos. Por la salud de la democracia.  

Comentarios (60)

« 1 2 »

51 lead, día 1 de Noviembre de 2009 a las 22:19
[¿Frío desarrollo y cálido subdesarrollo?]

Sorel #49

El clima es una parte del medio al que se enfrenta el hombre. En términos generales, no se puede establecer, para todo tiempo histórico, esa relación (que es muy popular, debe reconocerse) de "clima frío, desarrollo; clima cálido, subdesarrollo".

Empecemos por decir que la civilización (agricultura, escritura, comunidades organizadas en un Estado, derecho, etc.) comienza en Mesopotamia y Egipto, donde el clima era cálido. Después, encontramos las formas más evolucionadas de civilización en Grecia (Atenas) y en Roma, en la ribera norte del Mediterráneo, con climas suaves. Para un romano del siglo IV, por ejemplo, los bárbaros incivilizados eran los hombres del Norte frío de Europa.

En la Baja Edad Media, digamos los siglos XIII, XIV y y XIV, lo más desarrollado y floreciente son las Repúblicas italianas (Venecia, Génova, Florencia, la Roma pontificia); climas suaves, también.

En el siglo XVI son España y Francia las dos grandes potencias económicas y culturales. Es a partir del XVII, como hemos estado viendo en el blog estas semanas pasadas, cuando el desarrollo cultural (en sentido antropológico, es decir, total) se va desplazando hacia el centro de Europa (Inglaterra, los estados alemanes, Flandes, Austria, norte de Francia, Norte de Italia). Sin embargo, el muy frío Norte de Europa, aunque con algún Estado poderoso (Suecia, Rusia) no está tan desarrollado como el centro de Europa.

A ese familiar le puedes decir, por poner ejemplos algo extremos, que los esquimales viven en medio del hielo, y no han sido capaces de crear nada sustancial, sobrevivir meramente. Escocia es más fría que Inglaterra, pero está menos desarrollada. Suecia era a finales del siglo XIX un país subdesarrolldo para los estándares prevalentes en Europa y Norteamérica.

Ahora mismo, el Estado más desarrollado de los EEUU es la cálida California. Claro que es un trasplante de civilización anglosajona, pero sigue desarrollándose con buen clima.

El ejemplo más llamativo a favor de la tesis de tu familiar es el África subsahariana: con un clima cálido y una naturaleza abundante, no han pasado por ellos mismos del Neolítico; ni siquiera habían inventado el Estado, que sus vecinos egipcios ya lo tenían implantado unos 3.000 años antes de Cristo. Pero creo que el caso africano es un apoyo escaso para intentar generalizar la tesis de "cálido= subdesarrollado".
52 tigrita, día 2 de Noviembre de 2009 a las 07:42
Lead 37.. Efectivamente era la respuesta proletaria a siglos de vejaciones y abusos por parte de las oligarquías de toda la vida. Y en cuanto a Madariaga, antes de criticar debería repasar la terrorífica trayectoria del liberalismo desde sus orígenes.
Y sobre la propiedad de la tierra, hombre, no compares un ordenador, un cepillo de dientes o una caja de condones con un latifundio, es que tienes cada cosa.. La tierra es un milagro, en ella está la mano del Dios Creador. Plantas un grajo de ajo y te sale una cabeza, una patata y te devuelve diez. A Ella le debemos todos la vida y esto no es negociable.
53 tigrita, día 2 de Noviembre de 2009 a las 08:10
Pues claro que el el 34 los revolucionarios querían implantar la dictadura del proletariado. ¿Acaso la burguesía liberal republicana que no quería imponer al pueblo un estado masónico? ¿Acaso quienes reprimieron la rebelión in situ no fueron militares de obediencia masónica? Sí ya se que estaba Franco peró controlado de cerca en la misma "Logia" porque no se fiaban de él. En fin Lead, eso de la historia tiene varias lecturas y las filias o las fobias que suscita depende de la situación y es Status social y familiar de cada uno. Sucede muchas veces que nacemos revolucionarios o sea sin una perra, y morimos siendo carcas pero forrados. Ya se que deElea dirá que esto son estupideces, pero Él por el momento no las puede superar lo que dice mucho en su favor.
54 alruga, día 2 de Noviembre de 2009 a las 09:12
Un total de 115 municipios catalanes celebrarán una consulta popular sobre la independencia el próximo 13 de diciembre, según anunció ayer la coordinadora que impulsa la iniciativa. Ese día se producirá la primera oleada de consultas y la segunda se prevé para primavera, alrededor de la festividad de Sant Jordi. La población que podrá votar en esta primera ocasión supera las 620.000 personas.



La convocatoria incluye importantes capitales de comarca aunque la ciudad con más población es Sant Cugat del Vallès, situada en el entorno metropolitano y gobernada por CiU, donde 60.000 personas tendrán derecho a votar al tener más de 16 años. Le siguen Vilanova i la Geltrú, con 55.000 posibles votantes y alcalde del PSC; Vic, con 32.000 y gobierno de CiU, y Vilafranca del Penedès, con 31.000 y alcalde socialista.


Aún así, donde se prevé una participación más elevada es en la comarca de Osona con su capital, Vic, a la cabeza. Un total de 32 municipios se han sumado a la iniciativa de la entidad Osona decideix, una cifra que podría aumentar hasta llegar a los 100.000 habitantes de la comarca. En Vic se ha instalado el ex vocal del Consejo General del Poder Judicial a propuesta de CiU, Alfons López Tena, para velar por los aspectos legales de la iniciativa.

El líder del sector crítico de Esquerra, Uriel Bertran, que ejerce de responsable de la campaña, explicó que la cifra de municipios participantes se podría ampliar, ya que no se cerrará la lista hasta dentro de 15 días.

El Estado español, como ya pasó con la consulta de Arenys de Munt, no puede impedir la celebración pero sí vigilar que no haya ningún tipo de apoyo institucional. El delegado del Gobierno en Catalunya, Joan Rangel, ha requerido a todos los ayuntamientos que han aprobado mociones de apoyo a las consultas que le remitan el acuerdo municipal para que los abogados del Estado analicen si se está violando la ley.
De momento no se ha presentado ningún recurso en los juzgados. Los organizadores confían en que esta vez no haya ningún intento de impedir que se puedan celebrar las consultas.


55 jjvr, día 2 de Noviembre de 2009 a las 09:32
Interesante Fragmento de la conferencia del historiador Eric Hobsbawm en el Word Political Forum en kaosenlared.

http://www.kaosenlared.net/noticia/nueva-igualdad-...

********
El “Siglo breve”, o XX, fue un período marcado por un conflicto religioso entre ideologías laicas. Por razones más históricas que lógicas, fue dominado por la contraposición de dos modelos económicos –e incluso dos modelos excluyentes entre sí–: el “Socialismo”, identificados con economías centralmente planificadas de tipo soviético, y el “Capitalismo”, que cubría todo el resto.

Esa contraposición, aparentemente fundamental, entre un sistema que ambiciona sacar del medio del camino a las empresas privadas interesadas en las ganancias (el mercado, por ejemplo) y uno que pretendía liberar al mercado de toda restricción oficial o de otro tipo, nunca fue realista. Todas las economías modernas deben combinar público y privado de varios modos y en varios grados, y de hecho hacen eso. Ambas tentativas de vivir a la altura de esa lógica totalmente binaria, de esas definiciones de “capitalismo” y “socialismo”, fallaron. Las economías de tipo soviético y las organizaciones y gestiones estatales no sobrevivieron a los años ´80. El “fundamentalismo de mercado” anglo-norteamericano quebró en 2008, en el momento de su apogeo. El siglo XXI tendrá que reconsiderar, por lo tanto, sus propios problemas en términos mucho más realistas.
...
En todo caso, delinear la economía del mañana es tal vez la parte menos relevante de nuestras preocupaciones futuras. La diferencia crucial entre los sistemas económicos no reside en su estructura, sino más bien en sus prioridades sociales y morales, y éstas deberían ilustrar dos de sus aspectos de fundamental importancia a ese propósito.

Lo primero es que el fin del comunismo comportó la desaparición repentina de valores, hábitos y prácticas sociales que habían marcado la vida de generaciones enteras, no sólo en los regímenes comunistas en sentido estricto, sino también los del pasado pre comunista que, bajo esos regímenes, en buena parte se habían protegido. Debemos reconocer cuán profundos y graves fueron el shock y la desgracia en términos humanos que fueron padecidos como consecuencia de ese brusco e inesperado terremoto social. Inevitablemente, serán necesarias varias décadas antes de que las sociedades poscomunistas encuentren en la nueva era una estabilidad en su modus vivendi, y algunas consecuencias de esa desagregación social, de la corrupción, de la criminalidad institucionalizada podrían exigir todavía mucho más tiempo para ser derrotadas.

El segundo aspecto es que tanto la política occidental del neoliberalismo, como las políticas poscomunistas que ella inspiró, subordinaron propositivamente el bienestar y la justicia social a la tiranía del Producto Interior Bruto (PIB): el mayor crecimiento económico posible, deliberadamente inequitativo. Haciendo esto, ellos minaron –y en los ex países comunistas hasta destruyeron– los sistemas de asistencia social, de bienestar, los valores y las finalidades de los servicios públicos. Todo ello no constituye una premisa de la cual partir, sea para el “capitalismo europeo con rostro humano” de las décadas posteriores a 1945, sea para satisfactorios sistemas mixtos poscomunistas.

El objetivo de una economía no es el beneficio, sino el bienestar de toda la población. El crecimiento económico no es un fin, sino un medio para dar vida a las sociedades buenas, humanas y justas. No importa como llamamos a los regímenes que buscan esa finalidad. Importa únicamente cómo y con qué prioridades podremos combinar las potencialidades del sector público y del sector privado en nuestras economías mixtas. Esa es la prioridad política más importarte del siglo XXI.
********

Un saludo
56 Oswald, día 2 de Noviembre de 2009 a las 11:12
Jjvr (55): no escriba aquí esas cosas que le va a caer el sambenito de "socialista". Por "aquí" me refiero a LD, más que al blog de Moa.
57 Perieimi, día 2 de Noviembre de 2009 a las 11:18
Diálogos autistas

ERIC HOBSBAWM, “HISTORIA DEL SIGLO XX”, Edit. Crítica, Grijalbo, Mondadori, Buenos Aires, 1998; p. 19:

“Aunque el hundimiento del socialismo soviético —y sus consecuencias, trascendentales y aún incalculables, pero básicamente negativas— fue el acontecimiento más destacado en los decenios de crisis que siguieron a la edad de oro, serían estos unos decenios de crisis universal o mundial.”

-Porque tú lo digas.
58 jjvr, día 2 de Noviembre de 2009 a las 11:31
# 56 Oswald

Lo hago, más que nada, para que, el bueno de alruga, trate de encontrar, en los muladares que frecuenta, temas más interesantes que los que habitualmente eyecta, que los hay por supuesto.

# 57 Perieimi

básicamente.

1. adv. fundamentalmente. Los dos proyectos son básicamente iguales.

2. adv. Con preferencia. El plan está dirigido básicamente a revitalizar las regiones más atrasadas.

¿No son básicamente negativas entonces?

Un saludo
60 tigrita, día 2 de Noviembre de 2009 a las 12:33
Un sistema político (el comunista) y su creador de facto Stalin, que recojen un país economicamente hecho un escombro (Rusia) y en veinticuatro años (de 1929 a 1953 lo transforman en la segunda potencia industrial y militar del mundo (La Unión Soviética) no puede andar errado, por consiguiente, aunque estemos en tiempo de difuntos, no lo deis por finiquitado todavía, que aquí no ha fallado el proyecto sino los hombres que lo recibieron en herencia y lo han corrompido. Así que menos euforia que la historia no ha terminado todavía.

« 1 2 »

En formato RSS© Copyright Libertad Digital SA. Juan Esplandiu 13, 28007 Madrid.
Tel: 91 409 4766 - Fax: 91 409 4899