Pío Moa

« Niñato Grotesco contra Futurista Zampabollos | Principal | ¿Está Suiza en Europa? »

Azaña y la tradición jacobina

14 de Mayo de 2009 - 09:34:44 - Pío Moa

Compartir:
Menéame Tuenti


Algo indica el hecho de que este movimiento naciera con el golpe militar de 1820, o que volviera al poder, en 1836, con otro golpe, el de los sargentos de La Granja, organizado por Mendizábal a base de crudos sobornos. Fueron los jacobinos quienes crearon y cultivaron la tradición del golpismo militar, los pronunciamientos, causa y resultado a la vez de la inestabilidad política en la España del siglo XIX. Ya antes de triunfar con el de Riego lo habían intentado cuatro veces, y la casi totalidad de los 35 pronunciamientos a lo largo de ese siglo tuvieron (salvo cinco) carácter exaltado, progresista o republicano. Cuando en 1930 los conspiradores se reúnan en San Sebastián para traer la II República, lo primero en que pensarán será en un golpe militar*.

*Por esta razón, el político e intelectual pro franquista G. Fernández de la Mora, en una reseña del libro de M. Alonso Baquer El modelo español de pronunciamiento, concluye, comentando la observación de S. Payne sobre el carácter "monárquico, católico y conservador" del país: "Y para hacerlo republicano, agnóstico y revolucionario había que recurrir a la fuerza y torcer su voluntad" (1)

Ciertamente los jacobinos españoles no llegaron a usar el terror masivo de sus modelos franceses o sus homólogos suramericanos*, y su violencia resultó inconclusiva. Pero quizá se debió más a su debilidad que a otra razón.

*Bolívar, por ejemplo, decretó la "guerra a muerte" para "destruir en Venezuela la raza maldita de los españoles (...) Ni uno solo debe quedar vivo". Trataba de abrir un foso entre éstos y los hispanoamericanos, muy renuentes a seguirle en su lucha independentista. El decreto consiguió su objetivo (aunque de forma parcial: a menudo los bolivarianos obtenían sus "voluntarios" por la pura coerción, encarcelando y llevando atados a los jóvenes. De ahí que emplearan también a mercenarios ingleses, norteamericanos y otros). Panegiristas de Bolívar siguen tomando esa guerra de exterminio por "su mayor timbre de gloria". Pero el coste fue terrible: las matanzas de prisioneros y civiles nacidos en España se multiplicaron, y, con las represalias españolas, dieron a la lucha un carácter terrorista que marcaría la política de aquellos países mucho después de la independencia. Explicaba el libertador a un corresponsal inglés: "El objeto de España es aniquilar al Nuevo Mundo y hacer desaparecer a sus habitantes, para que no quede ningún vestigio de civilización (…) y Europa solo encuentre aquí un desierto. (…) Perversas miras de una nación inhumana y decrépita". El propio Bolívar, cada vez más adusto y sombrío, escribirá: "No confío en el sentido moral de mis compatriotas", y confesará a Santander: "Amigo, no es sangre lo que fluye por nuestras venas, sino vicio mezclado con miedo y horror"; aunque la desmoralización se debía mucho a los modos de la guerra por él desatada (Santander había ordenado, entre otras, una matanza de 36 oficiales españoles prisioneros, previamente perdonados por Bolívar. "Me complace particularmente matar a todos los godos", dijo otra vez. Un presente que le recordó el indulto, fue también fusilado sobre el terreno).

Aunque españoles de origen, los independentistas se proclamaron extraños herederos de la América precolonial, cuya tradición decían defender contra España. Los indios, desde luego, apenas se llamaron a engaño y en aquellas guerras permanecieron pasivos o respaldaron a Madrid, siendo por ello masacrados en varias ocasiones. Ya independientes, los indios mejicanos fueron despojados de su tierras, poseídas colectivamente, y peor pasó en Argentina. Sarmiento, educador de este país según opinión extendida, hablaba con sinceridad cuando trataba a los mapuches de "indios asquerosos, a quienes habríamos hecho colgar y mandaríamos colgar ahora" (no era menos claro con los gauchos: "No trate de economizar sangre de gauchos —recomendaba al general Mitre—. Este es un abono que es preciso hacer útil al país"). Al igual que en USA, los indios argentinos fueron acosados y exterminados.

Bolívar pensó en un protectorado británico sobre los nuevos países —rehusado por Londres—, y auguró que le sucedería "un tropel de tiranos" y nuevas guerras civiles. Al otro extremo de Suramérica, Sarmiento comentaba treinta años después de la independencia: "Vése tanta inconsciencia en las instituciones de los nuevos Estados, tanto desorden, tan poca seguridad individual, tan limitado en unos y tan nulo en otros el progreso intelectual, material o moral de los pueblos, que los europeos (...) miran a la raza española condenada a consumirse en guerras intestinas, a mancharse con todo género de delitos y a ofrecer un país despoblado y exhausto como fácil presa a una nueva colonización europea". El precursor de los libertadores, Francisco de Miranda, al ser entregado por Bolívar a los españoles, a cambio de un pasaporte, había hecho su célebre frase: "Bochinche, bochinche. Esta gente no es capaz sino de bochinche". Miranda, hombre muy notable y culto, oficial del ejército español y del revolucionario francés, viajero por Estados Unidos, Francia, Rusia, etc., había sido también agente pagado por Londres (con 1.000 libras anuales) para socavar el imperio español. El liberalismo conservador tenía más afinidad con la tradición inglesa que el jacobino, pero éste convenía a los intereses del imperio británico(2).



Esta agresividad republicana coexistía con una exaltada sentimentalidad humanista y culturalista, personalizada en figuras como Salmerón, presidente de la I República, que dimitió, según se dice, por no firmar una pena de muerte. Aunque en unos grupos predominaba la violencia y en otros el sentimentalismo, las dos actitudes suelen ser complementarias en todas las ideologías, y convivir o alternarse en el tiempo en un mismo grupo. Cuanto más ardientes por el ideal, mayor la recriminación y el recurso a la fuerza contra los adversarios. El ardor escondía algunas veces un fondo de incredulidad y desprecio por las propias ideas*.

*Cuenta Pío Baroja del novelista Blasco Ibáñez: "había hablado (...) en un mitin republicano, haciendo líricamente la apología de la República, y por la noche nos dijo con sorna que la República sería el régimen de los taberneros, de los zapateros de viejo y, sobre todo, de los maestros de escuela. Según él, afortunadamente, no vendría nunca a España" (3)

Otro azote para los programas jacobinos era un personalismo exacerbado. En cualquier partido las motivaciones ideológicas, las aspiraciones al bien común y las ambiciones personales van mezcladas inextricablemente, pero en los republicanos españoles el tercer elemento solía producir odios aniquiladores. Ya el buen rey Amadeo, traído por el progresismo, se desesperaba ante las rivalidades e intrigas: ”Io non capisco niente; siamo in una gabbia de pazzi” (“No entiendo nada; estamos en una jaula de locos"). Figueras, que siendo presidente de la I República huyó un buen día a Francia sin despedirse, tacha a sus correligionarios de "infames, díscolos, ambiciosos, envidiosos". Éstos le retribuyeron llamándole loco. Lerroux, quien más que nadie había revitalizado el republicanismo a principios de siglo, ponderaba las numerosas ocasiones en que su conmilitón Rodrigo Soriano había incitado a asesinarle, o se queja, citando: "Lerroux conspiraba contra la monarquía, y los republicanos conspiraban contra Lerroux". En la II República, la aversión y el desprecio entre los dirigentes tuvieron un indudable efecto demoledor para el régimen y para ellos mismos, como creo haber mostrado en personajes de la república vistos por ellos mismos.(4)

El repaso de los hechos y de los testimonios de los mismos jacobinos permite concluir que el estilo turbulento, impaciente y convulso de éstos dista de ser una invención de sus enemigos. Con seguridad esas conductas hicieron un flaco servicio a sus propios ideales, al provocar una fuerte aprensión social incluso ante las medidas razonables por ellos propugnadas, y con ello un retraso histórico en su aplicación.

Siguiendo el modelo francés, que había decretado la maldad de la historia anterior de Francia, los jacobinos hispanos hacían lo propio con la de España, si acaso con mayor radicalidad, y exceptuando solo algunas situaciones, instituciones o personajes en los que, más o menos arbitrariamente, veían antecedentes o precursores de sí mismos. A partir del siglo XVI el pasado español constituía un amasijo de tiranía, atraso, inquisición, torturas y oscurantismo. La condena podía extenderse hasta el reino visigodo de Recaredo, cuando se consolida la hegemonía católica. En cuanto a la Edad Media, sentían una oscura preferencia por los moros, cuya dominación idealizaban frente a la "brutalidad" cristiana. No todos los republicanos pensaban así, evidentemente, sólo hay que pensar en el historiador Claudio Sánchez Albornoz, pero era la tendencia dominante y popular entre ellos*.

*Se hace más comprensiva esta actitud comparándola con la de los jacobinos latinoamericanos. El antiespañolismo en América tuvo rasgos paroxísticos, como en Campo Elías, lugarteniente de Bolívar y nacido en España que rugía: "La raza maldita de los españoles debe desaparecer; después de matarlos a todos, me degollaría yo mismo, para no dejar vestigio de esa raza en Venezuela". Algo parecido expresan, en definitiva, Sarmiento o Alberdi cuando lamentan que Argentina no hubiera sido colonizada por los daneses o los belgas, con lo cual los mismos Alberdi o Sarmiento —Argentina—, no habrían llegado a existir. Para Olmedo, el Homero americano, los españoles —es decir, los progenitores del Olmedo— eran "estúpidos, viciosos, feroces, y por fin supersticiosos".

Francisco Bilbao concluía en El Evangelio americano —libro de texto escolar llegó a ser—, que el progreso de América del sur "consiste en desespañolizarse". Nada más razonable, pues según Bolívar, el imperio español constituía "la tiranía más cruel jamás infligida a la humanidad", había convertido "la región más hermosa del mundo en un vasto y odioso imperio de crueldad y saqueo". Etc. (Aunque el mismo Bolívar, en un momento de debilidad, asumiría que, con la guerra de independencia,  la época española, los "tres siglos de cultura, de saber y de industria han desaparecido"). Por lo demás, los republicanos españoles no iban a la zaga a los americanos. Para Pi y Margall, "nuestras pretendidas glorias no fueron sino una interminable serie de hechos que nos deshonran", y Castelar, con mayor lirismo, declamaba: "No hay nada más espantoso, más abominable, que aquel gran imperio español que era un sudario que se extendía sobre el planeta". Un analítico economista latinoamericano, J. Cecilio del Valle profetizó alegremente la defunción del idioma español: "Cada Estado americano tendrá su dialecto: se multiplicarán los idiomas y cada idioma será un nuevo método de análisis".

Caso de desespañolización fue la adopción del término "Latinoamérica", en sustitución del de Hispanoamérica, con el argumento de que los nuevos países no sólo tenían influencia española, pues se declaraban hijos espirituales de Francia, es decir, de la revolución francesa. Claro que entonces "Anglolatinoamérica", hubiera quedado mejor, ya que la influencia useña, quizá no muy espiritual pero sí muy práctica, supera de lejos a la francesa. Y acaso la española sea algo más que una influencia.

La política desespañolizante parece haber encontrado a veces obstáculos inesperados, como en Méjico, cuyos líderes, observaba Tocqueville, "tomaron por modelo y copiaron casi enteramente la constitución federal angloamericana. Pero al trasladar a su patria la letra de la ley, no pudieron transportar al mismo tiempo el espíritu que la vivifica". Resultado: el país "se ve constantemente arrastrado de la anarquía al despotismo militar y del despotismo militar a la anarquía". Hay, en efecto, una enorme distancia entre la tradición anglosajona de apoyarse sólidamente en su propia experiencia y estudiar con cuidado los cambios a introducir, y el obtuso espíritu imitativo y autodenigratorio tan extendido en América Latina y en España. Posiblemente tenga que ver con ese espíritu la impresión que deja la historia contemporánea latinoamericana —y, en buena medida, la española—, de un exceso de retórica, un exceso de violencia, un exceso de incompetencia y un exceso de corrupción (6).



Todo ello se relacionaba, seguramente, con la carencia de un pensamiento propio, o al menos de análisis solvente de la realidad del país, que les permitiesen adaptar las ideas recibidas de fuera. Los esfuerzos de Pi y Margall —a quien apreciaban los anarquistas casi como uno de los suyos—, Azaña y algún otro, tuvieron corto vuelo, y puede considerarse nula la originalidad teórica del jacobinismo español. Tal deficiencia resalta, por ejemplo, en una de sus actitudes más definitorias, si no la más definitoria, el anticlericalismo. Este sentimiento resulta en más de un extremo comprensible, pero el carácter ciegamente exacerbado, incendiario y sanguinario (en una palabra, fanático... en nombre de la lucha contra el fanatismo) que adoptó en España, evidencia una incapacidad o desgana intelectual realmente fuera de lo común.

Esa pobreza intelectual no frenaba una producción panfletaria copiosísima e increíblemente exitosa. Sirva como botón de muestra este hecho: la república nació quemando bibliotecas y centros de enseñanza y cerró innecesariamente escuelas, colegios y facultades universitarias sólo por su carácter religioso. Y ya sus antecesores habían ocasionado otra catástrofe cultural con la forma como realizaron la desamortización en 1836. Por ninguno de éstos y otros hechos sintieron nunca la menor necesidad de justificarse. Pese a ello, la imagen de los republicanos como excepcionales valedores de la cultura y del intelecto sigue siendo casi generalmente aceptada.



A la inspiración de la Iglesia sobre la mayor parte del conservadurismo español correspondía, en cierto modo, la de la masonería sobre el jacobinismo. Fueron masones los iniciadores de la cadena de golpes militares: Espoz y Mina, Porlier, Lacy, Vidal, Riego, Torrijos etc., y puede decirse que la técnica del pronunciamiento nace, precisamente, de conspiraciones de las sociedades secretas (hoy, en cambio, la opinión corriente identifica la tradición del golpismo militar con la derecha. Otro éxito, sin duda de la propaganda republicana). También pertenecieron a la masonería la mayoría de los políticos de esa tendencia durante los siglos XIX y XX.

El tratadista Ferrer Benimeli estima que en 1931 eran masones el 62 por ciento de los diputados —es decir, dirigentes—, de Acción Republicana (azañista), el 62 por ciento en el Partido Radical Socialista, 38 por ciento en la Esquerra y 33 por ciento en los galleguistas (también el 53 por ciento en el Partido Radical, y el 38 por ciento en el PSOE). El estudioso J. Avilés Farré rebaja estas cifras al 46 por ciento o más en el grupo de Azaña y al 41 por ciento en el radical socialista. Otros datos repetidos cifran en 150 el número de masones en las primeras Cortes republicanas. Y cinco de los siete jefes de gobierno del régimen contaban entre los hijos de la luz . Como la masonería no agrupaba en el país a más de 4.500 personas, su influencia política puede calificarse de asombrosa, y sólo puede entenderse por la solidaridad entre los miembros de la orden y el carácter secreto de su actividad, que les permitía situarse en puestos decisivos de la administración, los partidos y el ejército.

Las logias no formaban un ejército disciplinado en la sombra, como algunos lo presentan, sino que en su seno bullían tendencias diversas, querellas y odios personales. Pero aun con eso, era fortísimo su poder en cuanto a crear estados de opinión y combatir al enemigo común —la Iglesia católica, de manera predilecta—. De hecho constituían un substrato ideológico y en buena medida orgánico, vertebrador de los partidos jacobinos.

NOTAS

1.- En Razón española, nº 8, diciembre de 1984, reseña de El modelo español de pronunciamiento, de M. Alonso Baquer, Madrid, Rialp. 1983

2.- P. Jonson, El nacimiento del mundo moderno, Barcelona, Javier Vergara, 2000, p. 640, 649, 665-6, 645.

L. Díaz-Trechuel, Bolívar, Miranda, O´Higgins, San Martín. Cuatro vidas cruzadas. Madrid, Encuentro, 1999, p. 82, 77, 223.

En R. de Maeztu, Defensa de la Hispanidad, Madrid, Rialp, 1998, p. 222, 232-3

3.- P. Baroja, Desde la última vuelta… IV, p. 179

4.- En F. Soldevilla, Síntesis de historia de Cataluña, Barcelona, Destino, 1978, p. 192.

En J. L. Fernández Rúa, 1873, la Primera República, Madrid, Tebas, 1975, p. 328

5.- I. Liévano, España y las luchas sociales del Nuevo Mundo, Madrid, Editora Nacional, 1972, p. 329-30.

R. Barón Calvo, Españolismo y antiespañolismo en la América Hispana, Madrid, Atlas, 1945, p. 25, 31, 35-6 y 26.

P. Jonson, El nacimiento… p. 647-8.

S. de Madariaga, Bolívar, cit. en P. Jonson, El nacimiento…, p. 650.

R. de Maeztu, Defensa…, p. 88.

A. de Tocqueville, La democracia en América, I, Madrid, Alianza, 1980, p. 154.

6.- En J. Avilés Farré, La izquierda burguesa en la II República, Madrid, Espasa Calpe, 1985, p. 86

Comentarios (233)

« 1 2 3 4 5 »

1 gaditano, día 14 de Mayo de 2009 a las 10:11
¿Han visto la censura de ayer en TVE a los pitidos al Rey y al Himno? Ni en los tiempos de Franco se hacían cosas tan burdas. Y luego la versión manipulada y censurada en el descanso, con los pitidos reducidos y ese hincha del Bilbao con la mano en el pecho.
Goebbelsiano.
Y este comentario nada tiene que ver con la opinión que me merecen los autómatas mentalmente-es un decir- nazionalizados por los gobiernos catalán y vasco.
2 mescaler, día 14 de Mayo de 2009 a las 10:39
Me parece una buena señal que la mayoría del público abuchease el chunda-chunda impuesto por el dictador fascista y al jefe de estado impuesto por ese mismo dictador. ¡Juan Cal·lo, vete ya!

Genial idea la de TVE, la de contratar al tipo que se disfrazó de seguidor del Athletic y se puso la mano en el pecho cuando sonaba el chunda-chunda.
3 palanca, día 14 de Mayo de 2009 a las 10:39
Moa propuso una nueva clasificación de las edades de la Historia. Propongo yo que haga una nueva de las razas. Porque no concibo que pertenezcan a la misma, pongamos por ejemplo el abogado asesinado de Guatemala, que otros con apariencia morfológica humana.

Estaría bien que al final Dios existiera. Sería un puntazo.
4 alterego, día 14 de Mayo de 2009 a las 10:55
#1, gaditano, es lógico, los amigos de ZP (sobre todo alguno de PRISA) tienen mucha experiencia en eso de la censura.
5 alterego, día 14 de Mayo de 2009 a las 10:58
#2, mescaler, "el chunda-chunda impuesto por el dictador fascista".

No esta muy ducho en historia el tal mescaler este.
6 mescaler, día 14 de Mayo de 2009 a las 11:03
#5 Hombre, ahora seguro que me demostrarás que el chunda-chunda lo elegimos en referendum. O por llamadas telefónicas.
7 Sorel, día 14 de Mayo de 2009 a las 11:06
Buenos días.

El aquelarre separatista visto ayer es consecuencia directa de la malhadada Transición y de la defección de la chusma política junto con el Borbón en lo que a la defensa de la Patria se refiere.

Son muchos años de actitudes lacayunas y de connivencia con el separatismo vasco y catalán. Varias generaciones educadas en el "odio a España" en antros como las ikastolas vascongadas, centro de formación de futuros terroristas. Tanto el PSOE como el PP son responsables de la situación agónica que sufre la Nación. En sus manos ha estado la extirpación del cáncer separatista ya que han tenido a su disposición todos los resortes del Estado: policía, Guardia Civil y FF.AA. Llegará el momento en que el pueblo español, o lo que quede de él, exija responsabilidades a la chusma política por su traición a España.

La unidad de España es el punto de partida de cualquier edificación que se haga desde el plano de lo nacional. Quedan fuera de "lo nacional" todas las concesiones y tibiezas que se tengan en este sentido, pues la unidad es lo único que nos queda a los españoles como solar firme sobre el que asentar de nuevo la reconstrucción de nuestra Patria.

Eso sí, que tengan seguro los enemigos de España que su oprobio no quedará impune. Tarde o temprano se hará justicia.
8 alterego, día 14 de Mayo de 2009 a las 11:09
#6, mescaler, ¡que va!, lo escribio el propio Franco durante una reunión que mantuvo con Hitler y Mussolini, utilizando sangre de represaliados republicanos como tinta...

La historia de España es más que Franco, un poco más antigua al menos.
9 alterego, día 14 de Mayo de 2009 a las 11:13
Muy interesante el texto que ha colgado Pío.

Resulta curioso que esa izquierda del XIX fuera, a la par partidaria de abandonar América (tenías sólidos lazos con los independentistas), partidaria del Iberismo tratando de anexionar Portugal, El rif y el Rosellón, sueño que duró hasta la II República, y que aún se mantiene (en la parte que les toca) en la izquierda portuguesa.
10 alterego, día 14 de Mayo de 2009 a las 11:16
#7, sorel, en una emisora un periodista frances se echaba las manos a la cabeza asegurando que en su país el partido se hubiera suspendido, mientras que otro contertulio, catalán por cierto, le llamaba franquista (otro con el mismo nivel cultural que mescaler).
11 gaditano, día 14 de Mayo de 2009 a las 11:16
mescaler ,el Ahmajadero sempiterno, se escandalizaría cual ursulina nivicia si la afición del Madrid o del Albacete silbase los himnos autonómicos de los aranistas y sus primos catalanes.
Como cuando me quiso censurar lo de la melenita del Che mientras se derrite de gusto con lo del bigotito de Aznar.
12 gaditano, día 14 de Mayo de 2009 a las 11:20
Los idiotas goebbelizados silban el Himno español, mientras los idiotas psoeziados lo censuran y disfrazan en su tele neofranquista. Franco se limitaba a multar a los cámaras que sacaban demasiado de cerca las lúbricas nalgas de las mulatas en la Demostración Sindical.Pero se veían las nalgas. Ahora ya no. Nada de silbidos y sólo ese hincha del Bilbao. (No creo que esté pagado, mescaler,no es como tú, no juzgues a todos por tu mercenaria conciencia. En todo caso, son tus amigos progres los que lo hacen...)
13 mescaler, día 14 de Mayo de 2009 a las 11:27
#11 No, gadititi. A mi todos los himnos y todas las naziones me importan una mierda. Y me parece estupendo que se silben. Es una señal de salud mental.

¿Cuándo te he querido censurar yo, payaso paranoico? Al contrario, creo que habría que repetir, las veces que fuera necesario, tu comentario sobre la "melenita", porque te retrata como un homófobo que no tiene nada que envidiar a Muela.

Saludos,
Mescalero
14 mescaler, día 14 de Mayo de 2009 a las 11:31
#12 Pues si no está pagado y realmente es vasco, gadititi, le han hecho la pascua, porque tendrá que exiliarse de Euskadi.

Saludos,
Mescalero
15 mescaler, día 14 de Mayo de 2009 a las 11:33
TVE nació censurando, sigue censurando y morirá censurando. Y encima tenemos que financiarla.

Saludos,
Mescalero
16 IdeA, día 14 de Mayo de 2009 a las 11:36
gadi

Te repito que yo no escribí lo de "El soso", etc., por lo tanto las tonterías parasicológicas que dices no se pueden referir a mi (en cualquier caso, a nadie, ya que sólo son eso, tonterías para tratar de insultar a falta de argumentos).

Que se use mal el término "semita" y a ti te convenga aprovechar el mito, ya demuestra tu talante ventajista, que se basa en la propaganda. En cualquier caso, dime un solo comentario mío antisemita en el sentido que quieras, pero procura no atribuirme otra vez el de otros como haces, ni sacártelo de tu calenturienta imaginación, sin más; como también haces atribuyendo fobias y lo que te da la gana a los demás, con un lenguaje seudocientífico.. Que tú tienes comentarios antisemitas contra los árabes, acusándoles de todos los males, con grandilocuencia histérica y fanática, está muy claro.

Si me repito contigo, y me temo que lo seguiré haciendo, es porque siempre dices las mismas tonterías; por tanto te tendré que propinar las mismas collejas. Si te empeñas en decir que dos y dos son cinco; te repetiré que son cuatro.


17 gaditano, día 14 de Mayo de 2009 a las 11:37
melenita me retrata como homófobo:
ahmajedero.
Y bigotito ¿te retrata como misógino, quizá, porque pocas mujeres tienen bigote?
eres más tonto y se funden los microchips.
Cursi.Cursiprogre.

¿A que no tienes ovarios para ir a Bilbao y silbar el comosellame vasco cuando juegue la selección vasca?
Anda, anda, ahmajadero. Vuelve a tus panfletos neonazis.

Te repito lo del Che en mi parla a la fidel: la melenita maric..onsona del che, el asesino cuyas laicas procesiones vemos a diario por nuestras calles.
Los tontiprogres os reís de las procesiones católicas, con sus cirios y vírgenes y cristos, pro no os dáis cuenta de que esa necesidad iconográfica la padecéis igual, y multiplicada por cien, y con iconos mucho más siniestros, en vuetras procesiones permanentes, esa semana santa cotidoiana que supone llevar al cristo-Che en la camiseta sudada.
Fidel y sus papagayos.
18 Sorel, día 14 de Mayo de 2009 a las 11:38
Pues si no está pagado y realmente es vasco, gadititi, le han hecho la pascua, porque tendrá que exiliarse de Euskadi.

¡Qué risa, verdad! ¡Es para troncharse!

O mejor que le metan una bala en la cabeza al maldito españolista.
19 mescaler, día 14 de Mayo de 2009 a las 11:41
#18 Pues a mí no me hace ninguna gracia. El aficionado de la mano en el pecho debería exigir una indemnización a TVE.

Saludos,
Mescalero
20 alterego, día 14 de Mayo de 2009 a las 11:42
#13, mescaler, efectivamente el himno no se voto pero está sancionado por un Real Decreto de 1.997 así que legalmente vale.

Si no te gusta un himno, o ninguno, por educación hay que callarse ya que representa a un pueblo y, se comparta o no su política, hay que respetar a las personas que lo forman, se llama educación.
21 Escali, día 14 de Mayo de 2009 a las 11:44
El resultado habitual de los regímenes jacobinos (socialismo y comunismo son sus nombres-disfraz habituales) es la miseria (económica y moral), la violencia desatada y la pérdida de valores materiales y éticos que a nivel social ha costado siglos adquirir.
Esto resulta muy sorprendente en un primer momento a quien lo descubre, ya que se parte de buenas voluntades difíciles de discutir, pero tiene una explicación realmente sencilla, y es que el germen de las posturas jacobinas siempre es revolucionario por naturaleza y debe destruir lo existente (esto siempre lo consiguen) para luego construir nuevos y mejores sistemas (esto nunca lo han conseguido).
Ninguna sociedad original se organiza por sí misma sino mediante la división en clases más y menos ilustradas (en el sentido cultural o en el simple sentido vital de las sociedades guerreras) y la imposición por las más ilustradaa de esquemas de valores que garanticen la defensa común y la convivencia. Cualquier otro esquema, y los marxistas los primeros, está condenado al fracaso porque pretende cambiar al ser humano, lo que es imposible, o imponerle una forma de ser que le es ajena, lo que sólo se consigue temporalmente.
De donde viene la sorpresa tantas veces repetida de los dirigentes cultivados -Bolívar, Azaña y tantos otros- cuando descubren tras su asalto al poder las terribles desgracias que han provocado y la incapacidad que su modelo tiene de mantenerse. Ser muy ilustrado, haber leido mucho o tener muchos doctorados sólo implica que se tiene el estómago lleno, pero no garantiza que se haya digerido nada. La digestión implica conocer al hombre, y eso sólo se consigue con cualidades empáticas que son poco habituales en los líderes de la izquierda.

22 gaditano, día 14 de Mayo de 2009 a las 11:44
Y supongo que al ahmajadero le parecerá muy bien lo de que por llevarse ñla mano al pecho se tenga que ir de bilbao. De todas maneras, ignorante, te recuerdo que en españa hay miles de hinchas del Bilbao que lo son, a veces porque consideran al Bilbao símbolo de lo español, la furia y lo autóctono.Así que ese hincha a lo mejor es de Albacete.
Me corté el pelo-la melenita mía, capullín cursiprogre, sí, mi hermosa melenita- hace años en Vejer, un maravilloso pueblo blanco de cádiz del que el gaditano católico Pemán dijo en verso admirable, admirable sí,"El aire pide un destino y el viento grita: !Vejer!"...

...Bueno, a lo que iba,el peluquero era más andaluz que Pemán y tenía la peluquería atiborrada de fotos del Bilbao.
Un ejemplo entre mil.
23 Oswald, día 14 de Mayo de 2009 a las 11:45
Para mescaler (como si sirviera de algo): la llamada "Marcha Real" es el himno oficial de España (y lo ha sido siempre desde entonces, excepto durante la II República) desde el reinado de Isabel II, que terminó en 1868. Franco nació en 1892 y comenzó a gobernar en 1936.
24 alterego, día 14 de Mayo de 2009 a las 11:47
Por cierto, ¿no veis al Rey con cara de Alfonso XIII? cada día se parece más.
25 mescaler, día 14 de Mayo de 2009 a las 11:47
#20 No niego su "validez legal", pero tú tampoco puedes negar que fue impuesto por decreto por el dictador fascista F. Franco el 27 de febrero de 1937.

Por educación, "¿nunca se ha de decir lo que se siente?".
26 alterego, día 14 de Mayo de 2009 a las 11:51
#25, mescaler, no fue impuesto por Franco (que era dictador, pero no fascista) sino recuperado ya que era el himno anterior, por cierto que Franco y los demás sublevados convivieron muy comodamente con el "Himno de Riego" varios meses (¿fue impuesto ese?, ¿se votó?)

Por educación puedes decir lo que quieras, pero también debes dejar escuchar el himno al que lo desea, así que lo críticas antes y/o despúes, pero no molestas durante.
27 gaditano, día 14 de Mayo de 2009 a las 11:51
#19 !Asombroso comentario del ahmajadero, si no fuese porque estamos acostumbrados a sus ahmajaderías!
Así que si ese hincha no es un agente del gobierno y se lleva la mano al pecho porque se siente español, sea vasco o de Vejer de la Frontera,elahmajacobarde dice que tendría que demandar a TVE!

No midas a los demás ahmezquino por la cobardía y acojonamiento de tu propio corazón. Si ese hombre hizo ese gesto en público sinceramente no sólo no va a demandar a TVE sino que les pedirá el video para ENORGULLECERSE de su gesto.

!Hasta ese punto el mezquino ahmajadero es incapaz de entender el valor ajeno!
Es una emoción que desconoce, pues ha interiorizado y se ha sometido al terror que fabrica la ETA y su cohorte de nazis.
(Por eso querría que Israel INTERUIORIZASE y doblegase la rodilla ante las amenazas islamofascistas.
Cagaíllo, que eres un cagaillo.
28 mescaler, día 14 de Mayo de 2009 a las 11:58
#27 Bueno, gadititi, a ver si saco de ti algo coherente.

¿Ese aficionado va a tener algún problema en su tierra (si es que es vasco) por haber salido en la tele, en primer plano, con la mano en el pecho escuchando el chunda-chunda español?

Saludos,
Mescalero
29 gaditano, día 14 de Mayo de 2009 a las 11:58
Idea: ¿no eres antisemita entonces=judeófobo?
¿No piensas que los sionistas controlan el mundo?
¿No defiendes los ataques de paises vecinos y terroristas palestinos cuando revientan niños israelíes, desde mucho antes de Hamas?
¿No dices que Israel no es un país tan legítimo cualquier otro?

Si no escribiste lo de "soso" te confundiría con arrow, porque me es muy difícil distinguiros. En todo caso sí has escrito lo de los pescozones y regañinas "por tu propio bien" (Lee el libro de ese título de Alice mIller. Impagable)
30 tigrita, día 14 de Mayo de 2009 a las 12:01
Leyendo el comentario de hoy, tigrita en principio se admiraba de la habilidad de Don Pio para hacer una síntesis de la historia de la masonería y de los grandes masones sin utilizar el palabro ni una sola vez hasta llegar casi al final, entonces sí, la cual cosa en cierta manera he lamentado porque me ha quitado la cohartada y la ocasión de fustigar a la secta una vez más. Otra vez será.
31 Sorel, día 14 de Mayo de 2009 a las 12:02
#24 alterego

Verdaderamente. Aunque a éste no le mueven de la poltrona, de las vacaciones de lujo, de las prebendas y sinecuras ni a bombazos.
32 Oswald, día 14 de Mayo de 2009 a las 12:03
Sí, mescaler: la buena educación consiste en no ofender los sentimientos de la gente. Una cosa es la crítica a TODO nacionalismo (que yo comparto) y otra la burla y la provocación.
33 IdeA, día 14 de Mayo de 2009 a las 12:04
gadi

¿Cuando no tienes argumentos ni pruebas de lo que dices te dedicas a hacer preguntas a ver si por ahí pillas algo? Demuestras falta de recursos y de vergüenza, una vez más. Como cuando chas la culpa de tus meteduras de pata a los demás. Lo dicho, ni como curandero a distancia ni como sicólogo de checa, tratando de someter al tercer grado, das una.
34 gaditano, día 14 de Mayo de 2009 a las 12:04
!Y encima insistes! ahmajadero.
La pregunta del millón es: Suponiendo que hizo ese gesto porque era sincero:
¿No crees que en el gesto, rodeado de hinchas del Bilbao con tendencias separatistas, demuestra que QUIERE HACER DECLARACIÓN PÜBLICA DE SUS SENTIMIENTOS NACIONALES?
Sabe de sobra que está en un sitio público Y POR ESO LO HACE, PRECISAMENTE POR ESO. Y por lo mismo, difícilmente tendrá voluntad de quejarse a TVE. Si lo hiciese sería incongruente.
Porque si yo hago homenaje a un símbolo ante miles de personas en una plaza pública no puedo reclamar nada sobre mi privacidad.
Es como ir a una manifestación y luego quejarse de que le hayan sacado a uno en la foto.
Pero se ve que al ahmajadero hay nociones que le superan. Él sólo comprende que se actúe por cobardía o por dinero.
35 Oswald, día 14 de Mayo de 2009 a las 12:05
Por cierto, mescaler: Franco se limitó a restaurar el que hasta 1931, tanto durante la Monarquía como durante la I República, había sido el único himno oficial de España.
36 alterego, día 14 de Mayo de 2009 a las 12:05
#28, mescaler, lo triste es que veamos normal que en el País Vasco amenacen (y asesinen) a la gente por sus ideas.

La culpa no es de TVE, es de los criminales que le amenazan, de los chivatos que dicen donde vive y de los asesinos.

Tiene razón gaditano, más que mescaler pareces mezquiner.
37 alterego, día 14 de Mayo de 2009 a las 12:07
#35, oswald, es que Figueras, Pi y Margall, Salmeron y Castelar eran unos franquistas, utilizaban la bandera de Franco, el himno de Franco ... y encima decían que el valenciano y el mallorquín eran idiomas distintos al catalán.
38 gaditano, día 14 de Mayo de 2009 a las 12:08
Vale Idea: me equivoqué atribuyéndote un comentario de otro.
Me pasa a veces, como a todos.
Discúlpame.
Pero lo de los pescozones sí lo has escrito, ¿N,est-ce-pas, mon vieux?
39 mescaler, día 14 de Mayo de 2009 a las 12:08
#34 Ya veo que eres incapaz de responder a una sencilla pregunta. Dios me libre de caer en tus garras "profesionales".

Saludos,
Mescalero
40 Oswald, día 14 de Mayo de 2009 a las 12:08
Gaditano: no es lo mismo que te vean las 20 o 30 personas que hay a tu alrededor en un estadio a que te vea toda España por televisión.
41 mescaler, día 14 de Mayo de 2009 a las 12:10
#35 A restaurar por medio de una IMPOSICIÓN, porque ya me dirás qué legitimidad tenía Franco en 1937...

#36 En este caso, TVE actúa como chivato.

Saludos,
Mescalero
42 IdeA, día 14 de Mayo de 2009 a las 12:12
gadi

¿Eso es todo lo que se te ocurre? ¿Los pescozones, las burlas que se te pueden hacer ante tus tonterías seudocientíficas?
43 Oswald, día 14 de Mayo de 2009 a las 12:14
Mescaler: en 1937 Franco tenía la legitimidad que le daba al menos media España.
44 alterego, día 14 de Mayo de 2009 a las 12:14
#41, mezquiner, discutir la legitimidad o no de la sublevación es otro debate.

Pero ¿es legítimo el Real Decreto 1560/1997? por que hoy se utiliza el himno a base a eso no a Franco.
45 mescaler, día 14 de Mayo de 2009 a las 12:15
#43 La única legitimidad que tenía era la de las pistolas (y los fusiles, y los cañones...)

Saludos,
Mescalero
46 alterego, día 14 de Mayo de 2009 a las 12:15
#41, mezquiner, pues no, los chivatos son los que se encarguen a decir a los batasunos donde vive, donde trabaja, cual es su coche, ...
47 gaditano, día 14 de Mayo de 2009 a las 12:16
No es lo mismo Oswald, !claro que no!,pero cuando vas a un estadio a la final de copa sabes que hay televisión y que es perfectamente legítimo que la cámara te enfoque.
Exactamente como cuando vas a una manifestación contra el terrorismo.
Te pueden ver 30 o 3 millones de personas. El principio no creo que varíe.Si de verdad te da miedo el que te vean los de la ETA con la mano en el pecho entonces, o no vas al estadio, o la dejas quietecita en el bolsillo, como harían los mescaacojonados de turno.
¿Ahora va a resultar que la ETA nos da tanto miedo que ni podemos escuchar de pie el Himno, o ir a una manifestación, o firmar una carta con nombres y apellidos contra el terrorismo.
Ganas me dan de romper mi anonimato y dar los míos aquí como gesto de apoyo a ese caballero de la mano en el pecho de ayer.
48 alterego, día 14 de Mayo de 2009 a las 12:16
#45, mezquiner, y el famoso Real Decreto 1560/1997 ¿también lo han impuesto los fusiles y los cañones?
49 mescaler, día 14 de Mayo de 2009 a las 12:16
#44 Pero ¿Franco lo impuso o no? Porque eso es lo que yo he dicho en mi primer comentario.

saludos,
Mescalero
50 Oswald, día 14 de Mayo de 2009 a las 12:17
Vale, mescaler, y la legitimidad de los enemigos de Franco era la de los cientos de asesinatos de derechistas cometidos en la primavera de 1936 ante la pasividad del gobierno.

« 1 2 3 4 5 »

En formato RSS© Copyright Libertad Digital SA. Juan Esplandiu 13, 28007 Madrid.
Tel: 91 409 4766 - Fax: 91 409 4899