Pío Moa

« Bien por Kamen, aunque... | Principal | Auxiliares de la tiranía »

Al Ándalus

19 de Abril de 2007 - 08:17:58 - Pío Moa

Compartir:
Menéame Tuenti

"Hay otro punto clave en el islamismo radical, compartido por buen número de musulmanes en principio pacíficos y de inmigrantes en nuestro suelo: la idea de que España, o gran parte de ella, corresponde en realidad a Al Ándalus, que su “pérdida” fue una tragedia y que, si Alá lo quiere (¿y por qué no habría de quererlo?), Al Ándalus podría volver a imponerse sobre España, pues hoy vuelve a haber condiciones favorables para invertir la historia de los últimos quinientos años. Una de esas condiciones, y de las más esperanzadoras para ellos, consiste en la tensión disgregadora causada por los secesionismos internos.

Al Ándalus, a veces se olvida, no es solo Andalucía, sino la parte de la península donde llegó a asentarse el Islam. También debemos recordar que los nacionalistas andaluces heredan las teorías de Blas Infante, el promotor, ya en los años veinte del pasado siglo, de una especie de reislamización de Andalucía. Su bandera “andaluza”, hoy oficializada, recoge los colores de los omeyas y los almohades, como declaraba con desafiante orgullo el orate: “Le hemos quitado el negro como duelo después de las batallas y el rojo como el carmín de nuestros sables y todavía se inquietan”. Cabe alegar que el “nacionalismo andaluz” apenas tiene fuerza como tal. Pero sí existe como opinión difusa en diversos partidos no abiertamente nacionalistas, y como una serie de tópicos falsos, popularizados por ellos, sobre la historia y rasgos de Andalucía. Baste indicar que Infante fue declarado Padre de la Patria Andaluza en 1979 en el Parlamento regional, sin protesta de ningún partido. Con tales seudomitos se tejen las tragedias.

Junto con todo lo visto, nuestro vecino Marruecos tiene aspiraciones próximas sobre Ceuta y Melilla, y más lejanas, pero no tanto, sobre las islas Canarias y el territorio del antiguo Imperio almohade, es decir, sobre buena parte de la península. Tales aspiraciones podían parecer hasta hace poco simples ensueños, pero hoy muchos marroquíes empiezan a verlas como empresas factibles en un futuro ya no tan remoto, y en dirección a ella van dando pasos".

(de "Contra la balcanización de España") Y "nacionalismo andaluz" compartido por el desastroso PP, como acabamos de ver.

-----------

El señor Robredo titula su última entrega, modestamente, “Ciencia, moral y religión”. Nada menos. Cuántos libros contradictorios y especulaciones se habrán escrito sobe esos temas, bibliotecas enteras. Y sin embargo él, ya lo ven, despacha el asunto en un artículo relativamente breve. Se ve que tiene las ideas muy claras, dichoso él. No hay como ser experto.

Como ya le dije al principio, yo no pretendo sentar cátedra, y ni siquiera tengo mucho tiempo para dedicarlo a estas cuestiones, que sin embargo me interesan en alto grado. Menos experto que él, y sin ser creyente, después de haber sido ateo, trato de abordar la cuestión partiendo de la experiencia histórica del ateísmo y las conclusiones que pudieran extraerse de ella. Pero el señor Robredo no encuentra ahí ningún problema: el nazismo no tiene nada que ver con el ateísmo, y el comunismo solo en apariencia. No hay más ateísmo real que el suyo, ateísmo que él considera liberal y apoyado sólidamente en la ciencia. Esta es la manera de resolver los problemas propia de los creyentes, y no hay duda de la devota creencia del señor Robredo en la ciencia y el ateísmo, o lo que él toma por tales. Quizá le sorprenda que un marxista podría considerarlo a él, a su vez, un ateo de pacotilla, y no dejaría de emplear argumentos de cierto peso al respecto. Y que los marxistas empleaban un estilo de discusión, partiendo de certezas incomovibles, muy parecido al suyo. Es más, ese tipo de creyentes considera siempre que sus propios cofrades se convierten en falsarios y traidores si no comulgan, de la A a la Z, con su doctrina.

Sin embargo me permitiré volver a recordar este problemilla de la experiencia histórica, ya que el señor Robredo y otros, acostumbrados a discusiones un tanto retóricas, no acaban de entender su importancia: porque cuando la discusión se va por las ramas es imprescindible volver una y otra vez a la raíz, por fastidioso que resulte. Y porque es una aproximación al asunto mucho más científica que las interminables discusiones (siglos, milenios, ya) sobre la existencia o no existencia de Dios y similares. “Por sus frutos los conoceréis”, dice el Evangelio, actitud perfectamente racional y científica, con permiso del señor Robredo, así que detengámonos a observar los frutos del ateísmo en lugar de apartarlos de la vista para seguir enzarzados en lo de siempre.  

El marxismo es ateo, el liberalismo no, aunque haya bastantes liberales ateos. Pero estos no tienen derecho a identificar su ateísmo con el liberalismo, como sí tienen derecho los marxistas con su doctrina. Eso sería una actitud muy poco liberal, próxima al totalitarismo, pues usurparía la opinión y las convicciones de muchos otros liberales.

Pero un ateo liberal se ve obligado, además, a relativizar mucho la presunción de que la religión no pasa de ser un montón de falsedades e ilusiones que habrían llevado a la humanidad, durante milenios, por caminos de perdición, del que ahora vendrían a sacar a la sociedad humana aquellos que han visto la luz presuntamente científica. Pues si ese ateo liberal cree realmente tal cosa, tendrá que adoptar el punto de vista del marxista. Estas opciones teóricas se transforman automáticamente en políticas prácticas. Un liberal se conforma con la separación de la Iglesia y el estado. Un marxista considera que el estado ha de utilizarse contra la plaga religiosa, si no queremos vivir indefinidamente en la superchería con todas sus desastrosas consecuencias prácticas.

Queda, pues, planteado nuevamente el problema, y a ver si el señor Robredo va entendiéndolo y a partir de ahí podemos construir algo, poco a poco.

A fin de que la discusión sea más fructífera, también aconsejaría a mi amable contradictor que no cambiara mis palabras. Yo no he dicho, por ejemplo, que “los esoterismos florezcan hoy más en los naciones liberales que en las comunistas o ex-comunistas”. Tampoco es cierto que “Moa considera de suyo "autoritario y dogmático" el mero hecho de que la ciencia aborde temas tradicionalmente sustraídos a su examen”. Eso son solo figuraciones suyas, quizá porque su fervor le lleva a fijarse poco o a no entender lo que yo digo.

También le sugiero que se plantee como problema lo que él da por evidencia, apoyándose en la autoridad. Dice, por ejemplo: “Una civilización basada en la ciencia, como explicó F.A. Hayek, no puede avanzar allí donde la libre iniciativa individual es sistemáticamente perseguida o donde la reverencia por la tradición es sustituída por un nuevo sistema de dogmas secularizados; como en cierto modo representaban el materialismo histórico o el diamat. La ciencia, como explicó Ortega, es algo más que técnica o ciencia aplicada experimental, es ante todo una forma total de civilización que presupone amplios grados de libertad”.

¿Es verdad esto? Como siempre, conviene atender a la realidad empírica, que no siempre avala declaraciones tan generalizadoras y pomposas. También se ha dicho que la literatura solo florece en regímenes de libertad, y sin embargo la gran literatura rusa se desarrolló bajo la autocracia zarista, la gran literatura española creció al lado de la Inquisición, y Shakespeare no perteneció a una sociedad precisamente liberal, aparte de ser él mismo muy nacionalista y mostrar actitudes que los nazis estimaban. Y diría también que la literatura bajo el franquismo fue bastante más importante que la escrita bajo la democracia.

De ser cierto lo que dicen Ortega o Hayek de la ciencia, ni en la URSS ni en la Alemania nazi podía haberse desarrollado ciencia en absoluto. Pero, repito, la ciencia y la técnica avanzaron notablemente en los regímenes nazi y comunista, y está avanzando hoy con rapidez en China. Ni siquiera puede decirse que Usa haya superado en ciencia a la Alemania nazi, porque esta no tuvo tiempo de desarrollarse plenamente, pero lo que logró en pocos años da para plantearse algunas cuestiones.

Hay, además, otro problema: la ciencia tiene la característica, me permito insistir, de que excluye conceptos propios del “alma” humana como la libertad. La libertad puede ser conveniente, aunque no imprescindible, para el desarrollo científico, pero la ciencia entendida al modo ciencista, como negación por principio de la creencia religiosa, puede conducir muy bien a la anulación de la libertad. Este es un problema muy serio, en mi opinión, que no puede ventilarse con cuatro tópicos devotos o fervorosos. 

Comentarios (71)

« 1 2 »

51 El_Criti, día 20 de Abril de 2007 a las 11:18
Excelente artículo de Bolton ( ex-embajador de los EEUU en la ONU ) sobre lo ocurrido en irán y el secuestro de los militares británicos:
http://www.libertaddigital.com/opiniones/opi_desa_...
52 00001, día 20 de Abril de 2007 a las 12:21
***El Criti

Veinte de abril de 2007.San Teodoro.Viernes.
(Aniversario del nacimiento(1.989)de Adolfo Hitler--simple curiosidad--.Esto recuerda que un solo hombre puede desviar el sentido social de la humanidad,su vida y libertades)

***Estoy más que de acuerdo contigo (50).Lo he dicho muchas veces: en esta aldeíta cibernética de Moa Rodríguez,se habla,se discute,se postula y nada trasciende para el bien de España.
***Hay foristas excelentes pero se van aburriendo de las discusiones de si son galgos o podencos mientras pasa a toda velocidad el correcaminos--pit...pit....
Dios te guarde.
LEÓN NOEL
53 00001, día 20 de Abril de 2007 a las 12:27
...Hitler (1.889)
54 00001, día 20 de Abril de 2007 a las 12:45
***Criti:
Decía que se aburren los colegas.Añado: y se van a otros foros.
L.N.
55 Contable, día 20 de Abril de 2007 a las 13:56

En el año 211, después de una sangrienta rebelión, los Seis reinos fueron dominados por la implacable voluntad de Ts´in-Chi-Huang-Ti, el faraón chino iniciador de la Gran Murralla. Hombre de hierro, quiso proteger a toda costa de las invasiones nómadas del Norte el territorio chino. La fantástica muralla china ciñe el país y le defiende con sus doce metros de alto. Para realizar esta defensa, el emperador chino empleó 300.000 hombres que cubrieron 600 kilómetros. Dieciséis siglos fueron necesarios para prolongarla otros 2.000 más. La organización interna no era menos draconiana. El emperador, que se proclamaba el primero de la Historia, quería no solo crear una dinastía, sino borrar hasta el último recuerdo de sus predecesores. Todo cuanto no se refería al estado de Ts´in fue quemado y ni siquiera escaparon de ello las obras de Confucio. Por fortuna, algunos de sus discípulos tenían una memoria prodigiosa.

El país estaba dividido en 36 provincias (seis décimas partes de la China actual) con Hien-Yang por capital. Construyeron calzadas que hubieran admirado por su rectitud y anchura (75 m) a incas y romanos, aun siendo especialistas en la materia. La propiedad privada quedó suprimida en provecho del emperador. Las artes y las letras estaban dirigidas. Incluso la escritura fue modificada. Cuando el tirano murió, en el año 210 dJ, pudo comprobarse que su implacable administración tenía algo bueno: el país era próspero y todo tenían trabajo.

Grimberg-Svänstrom Nordsted

---------- ----------

Este es el principio de la muralla china, y de fin del Imperio Romano. Con la muralla china en pie, los hunos se vieron forzados a empujara los pueblos germanos, ocasionando la caída del Imperio.

---------- ----------

A mediados del siglo IV, los yuan-yuan cortaron a los Hiung-Ho (hunos), la retirada hacia el norte, mientras que los tibetanos, apoderándose de la China occidental, les impedían desplazarse hacia el sur. Los hunos no tenían elección: perseguidos por los yuan-yuan, se replegaron hacia el extremo oeste para desembocar en las estepas al otro lado del Altai. Tampoco allí podían escoger. El valle de Yaxartes y las regiones de la Sogdiana y la Bactriana estaban ocupadas hacía ya tres siglos por los indoescitas, los yue-chi; no había más salida para los hunos que el poniente, en dirección al Volga.

Los alanos y los godos trataron en vano de contenerlos en la llanura. Impelidos por el invasor, fueron ellos a su vez empujando a los germanos. Desde China al Atlántico hubo una auténtica marejada de pueblos.

...
...

los hunos eran probablemente de raza mongol. Su aspecto era terrible; por donde pasaban sus hordas las poblaciones quedaban paralizadas de terror.




Grimberg-Svänstrom Nordsted
---------- ----------

“Con Ts´in-Chi-Huang-Ti el país era próspero y todo tenían trabajo” (como con Franco).

56 Contable, día 20 de Abril de 2007 a las 14:00

Mahoma intentó convencer a los judíos de Medina a su nueva religión, y en más de una ocasión procuró conseguir su amistad. A judíos y cristianos debía el primer impulso que le llevó al monoteísmo. Al principio, creía que ninguna diferencia esencial separaba su doctrina de las otras religiones universales nacidas en suelo semítico; incluso él mismo se consideraba uno de los muchos profetas enviados por Dios a los hombres. En la línea espiritual de Abraham, Moisés y Jesús. Pero los judíos descubrieron pronto en las doctrinas de Mahoma burdas confusiones sobre la interpretación de la Biblia. Por ejemplo, Mahoma sitúa al faraón reinante en tiempos de Moisés en la época de la construcción de la Torre de Babel, y hace de María, la Madre de Jesús, una hermana de Moisés. Por tanto, rechazado por los judíos, a Mahoma no le quedó más alternativa que fundar una nueva religión. Respecto a su actitud para con los cristianos, les reprochaba la naturaleza divina que atribuían a Cristo y sus creencias en la Trinidad, politeísmo, según él.

Grimberg-Svänstrom Nordsted

57 Contable, día 20 de Abril de 2007 a las 14:02

Más de una vez, las falanges musulmanas han sido presentadas como multitudes fanáticas, lo que hace que se atribuya a los árabes un espíritu de época posterior, la de las cruzadas, e incluso de aquella otra en que los turcos atacaron Occidente. Según esto, el ardor combativo de los musulmanes era producto de su fanatismo religioso, cuando la verdad era que se lanzaron a la guerra movidos por impulsos más elementales. Como en tiempo de las invasiones germánicas, fue el hambre y la envidia lo que impulsó a los árabes hacia sus conquistas. Su gran expansión bajo el estandarte de Mahoma fue la última de la diversas invasiones semíticas provocadas por un solo móvil: la necesidad y la sed de botín. Lo demuestra el hecho de que muchos de estos “combatientes de la fe” manifestaban extraña ignorancia acerca de las creencias del Islam.

Grimberg-Svänstrom Nordsted

58 Contable, día 20 de Abril de 2007 a las 14:17

El Impero Árabe


Mahoma, vive del 570 al 632 en que muere asesinado (algunos dicen que subió al Cielo directamente, entonces ¿para qué le hicieron una tumba fastuosa? Las tumbas son para los muertos.

Le suceden los primeros Califas:

A Mahoma le sucede Abu Baker, que también muere asesinado.

Le sucede Omar, que casualmente también es asesinado.

Luego viene Otmán, que es asesinado a su vez.

Sigue un período de guerra civil, hasta que Alí se aúpa con el poder, y es también ¿se adivina? Asesinado.

------ ------

Si la Hégira sucedió en 622, y el fin de Alí es en 661, el Califato de la Meca duró 39 años, sumando los periodos de Mahoma, Abu Baker, Omar, Otman, guerra civil y Alí.

Luego viene Omeya, y toma el poder, creando una nueva dinastía, la de los Omeyas, y trasladando la capital a Damasco.

----- ------

El periodo Omeya dura desde 661 a 750. En 750 Abu Abbas aprovecha una reunión de la familia Omeya para asesinar a toda la familia.

Escapa a la matanza un miembro de los Omeyas, por estar enfermo y no asistir a la dicha reunión. Se fuga, y huyendo llega a España, creando un Califato independiente de una rama accesoria de los Omeyas. Es Abl-al-Rahman.

------ ------

Abu Abbas lleva la capitalidad del imperio árabe a Bagdad, donde crea la dinastía de los abasidas. Esta dinastía la destruyen en 1250 los gengiskánidas.

El imperio árabe queda convertido en un erial... hasta hoy.

Estos hechos suceden tras la catástrofe (mora) de las Navas de Tolosa (baños de la Encina).

------ ------

En 1250 los árabes desaparecen de la Historia como pueblo a tener en cuenta.
59 Contable, día 20 de Abril de 2007 a las 14:22
Gengis Kan (Siglo XIII)

En 1200 Gengis Kan había sometido a sus hermanos de raza. Nómadas y bandidos de las estepas de la región entre el desierto del Gobi, al sur, y el lago Baikal al norte.

Los mongoles atacaron en primer lugar el imperio chino septentrional, conquitándolo tras una guerra tan sangrienta que duró nueve años y parece que costó dieciocho millones de vidas. Lugo, el jefe mongol dirigió sus salvajes hordas hacia el oeste.

Según Gengis Kan conceder clemencia a los pueblos sometidos, no sirve más que para incitar traiciones y venganzas.

La humanidad hubo de soportar así una nueva riada de hunos, más espantosa aún que la anterior. Ciudades populosas como Samarcanda o Bujara, que todavía conservaban monumentos del helenismo, fueron arrasadas por completo. Las ruinas del Turkestán o Persia muestran hoy aún el antiguo esplendor de tan ricos países cuando vivía allí una nobleza caballeresca, ricos comerciantes y artesanos acomodados.

Al morir Gengis Kan en 1227, a la edad de 72 años, el imperio de los mongoles abarcaba desde la desembocadura del Hoang-Ho hasta el Mar Negro. Este hombre que impuso su voluntad al mayor imperio conocido, inició su vida activa a los 13 años, huérfano de padre y entablando con otros rivales una lucha a muerte para defender sus derechos sucesorios al frente de una insignificante tribu de nómadas del Asia interior.

Un sucesor de Gengis Kan, Batu, una vez conquistada Rusia, marchó con el grueso de su ejército a invadir Hungría, y conquistó todo el país, que devastó por entero. Parte de sus tropas penetraron en Polonia y Silesia. En aquella época el emperador Federico II hallábase absorbido por las luchas con lombardos y el papa Gregorio IX. Encargó al duque de Silesia que protegiera Europa con un ejército de caballeros polacos y alemanes, y tras una heroica resistencia, las tropas del duque fueron aniquiladas y él mismo pereció en la batalla (Liegnitz, 1241). Europa estaba amenazada por un terrible enemigo: de súbito, Batu dio media vuelta y regresó a su país, donde la sucesión al trono requería su presencia. La civilización occidental se había salvado.

En cambio, la cultura oriental fue herida mortalmente cuando Hulagu, otro hijo de Gengis Kan y Kan del Irán, tomó Bagdad y la entregó al pillaje (1258)
Torrentes de sangre tiñeron las aguas del Tigris y el río se volvió Rojo, “como el Nilo, cuando Moisés cambió milagrosamente las aguas en sangre”. Como remate, los mongoles prendieron fuego a la orgullosa ciudad de los Califas. Todos los tesoros creados durante siglos por el arte asiático fueron botín de mongoles o perecieron en las llamas. Los 100.000 volúmenes de la biblioteca desaparecieron para siempre. La dinastía de los abasidas quedó extinguida.

...

Las devastaciones de Hilagu asolaron toda Mesopotamia. Estos países ya no lograron reponerse de tan grave cataclismo. El mongol sometió también Siria oriental y otras comarcas de Asia Menor. Con todo, estos bárbaros no consiguieron llegar nunca al Mediterráneo.

Y ahí acabó el imperio semita de los Árabes.
60 Contable, día 20 de Abril de 2007 a las 14:31

Tenemos luego las dinastías de nuestra península. Pero dado que aquí árabe, árabe, lo que se dice árabe solo lo fue Ab-al-Rahman y cuatro más, y que lo que quedaban aquí eran hordas africanas que no paraban de cruzar el estrecho, las dinastías de aquí deben considerarse Moras.

También está el imperio turco, pero eso es otra Historia. Los turcos noi son semitas (como los árabes) ni camitas (como los moros). Los turcos son mezcla de indoeuropeos y mongoles (según las dinastías).

Los turcos acabaron ocupando todo el África mediterránea, los Balcanes, el Asia Menor, Siria, Mesopotamia, y Arabia.

Pero insisto, eso es otra Historia, otra época, y otro pueblo, el turco, que sometió a ruda opresión a los árabes, hasta 1918.


61 Contable, día 20 de Abril de 2007 a las 14:36

Las últimas oleadas de moros que invadieron Hispania (España)


Los al-morabetin (consagrados a Dios), con Yusuf ben Texufin, venció a Alfonso VI que estaba sitiando Zaragoza. En Sagrajas (1086)

Yusuf no sacó provecho de su victoria pues tuvo que regresar a África para defender su reino amenazado.

Además un grupo de cristiano fuertes en la posición de Aledo, entre Murcia y Lorca, mantuvieron en inquietud toda la zona del sudeste peninsular, mientras el Cid proseguía sus victoriosas correría por las comarcas levantinas.

En 1090 volvió a desembarcar Yusuf ben Texufin, dejando al margen sus anterior actitud de salvador desinteresado y magnánimo. Era evidente su propósito de destronar a los reyes taifas y quedarse dueño de la España musulmana, como lo llevó a cabo. Al-Motamid terminó su vida en una cárcel africana y en la mayor miseria. Luego, revolviéndose Yusuf contra los cristianos, tornó a derrotar a Alfonso VI en Uclés (1108), donde pereció el infante Sancho, único hijo varón del monarca cristiano. Éste perdió todos los territorios al sur del tajo. Quedando Toledo como último punto defensivo en la propia línea fronteriza.

...
...

en efecto, otro ariete norteafricano vino a golpear en 1195 los muros de la fortaleza cristiana. Esta vez eran los almohades (unitarios) salvajes del Atlas marroquí, exaltados por un santón que pretendía ser el Mahdi o profeta redentor prometido por Mahoma. En la misma época se propagaba por Europa una paralela exaltación del fervor religioso bajo la influencia de la orden del Cister. Los almohades hallaron en al-Andalus un ambiente favorable para la invasión, ya que los andaluces se habían sublevado contra los decadentes almorávides, fragmentándose en otro mosaico de reinos de taifas, efímeros en su mayoría.

...
...

Alfonso VI pierde la batalla de Alarcos (1195),...

... y los almohades asedian Toledo y Cuenca. Pero también el jefe almohade malogra sus objetivos en Guadalajara, Madrid y Uclés, y acude presuroso a sus problemas africanos.

No había transcurrido una generación desde la derrota de Alarcos, cuando se produjo la definitiva confrontación entre el cristianismo y el islamismo en tierras hispánicas, en la misma época en que la cuarta cruzada desmembraba el imperio bizantino....

...el 16 de julio de 1212 se entabló en los llanos próximos a las Navas de Tolosa...

...arrollada la barrera de 10.000 negros de la guardia de corps del sultán almohade, se dio éste a la fuga y abandonó el campo.

Los cristianos ocuparon luego Baeza, Úbeda y otras plazas, dejando abiertas las puertas de al-Andalus a una definitiva invasión cristiana del territorio, que se realizaría en efecto, unos años después.


...
...

Todavía otro ariete norteafricano, los benimerines, intentó a mediados delo siglo XIV una contraofensiva de la península, siguiendo el ejemplo de almohades y almorávides. Pero esta vez la intentona no pasó siquiera del estrecho de Gibraltar, donde quedó paralizada. La Reconquista española terminó entonces su penúltima fase.

Grimberg-Svänstrom Nordsted

------- ----
62 Contable, día 20 de Abril de 2007 a las 14:45

Y para terminar, un trocito de la Historia de Europa, sección España, tal y como la estudian los suecos...

El original se escribió en sueco, y la traducción al español la han hecho... ellos.

---- ----

El monarca más famoso del reino navarro es Sancho Garcés III el mayor, que inicia precisamente su gobierno en el año 1.000. Fue el suyo el más poderoso de los reinos cristianos peninsulares de la época. No solo se anexionó los condados de Aragón, Ribagorza y Sobrarbe, sino también el de Castilla, por su matrimonio con doña Elvira, hermana de García, conde castellano.

...
...

Fernando I, hijo de Sancho Garcés III el Mayor, traslada la hegemonía navarra a la Meseta, eliminando además a Lenó como reino hegemónico de la altiplanicie duriense. Castilla pasa a ocupar el primer plano de la política hispánica en detrimento de Navarra y León. Que se convierten en reinos secundarios. Así en la mitad del siglo XI se produce una situación crucial histórica, un momento trascendental para el porvenir de toda la península.

Grimberg-Svänstrom Nordsted

------ ------

Según esto, Navarra es España, todo lo demás, tierra ganada al moro. Y la dinastía navarra creyó oportuno trasladar su capital a tierras de Castilla.

Y las vascas, como tierras pertenecientes al reino de Navarra, siguieron dependiendo de esos reyes de Navarra, ahora afincados en castilla.

------ ------

¿De que hablan los nazis vascos entonces?

La cuestión no es si Navarra es de España, sino que España es de Navarra.

Como lo fue antes de Asturias.

63 Contable, día 20 de Abril de 2007 a las 15:31

Zapatero dice en público el otro día que la Economía española fue bien durante 2006, mejor que ningún año desde hace 20.

Finantial Times dice que Zapatero miente, y dice que la economía española fue mal en 2006.

------ ------

¿A quien creer?

64 Contable, día 20 de Abril de 2007 a las 15:33

Los gengiskánidas son lo mismo que los Tártaros.

Cuando Tamerlán derrotó y capturó a Bayaceto, éste pensaba que Tamerlán se iba a limitar a llevarle a Samarcanda (capital entonces de la Tartaria), y luego encerrarle y a lo sumo matarle.

Al enterarse de qué es lo que Tamerlán le tenía reservado, a Bayaceto le dio un patatús y se murió. Hay quien dice que Tamerlán pretendía que a bayaceto (musulmán), le devorara vivo una piara de gorrinos que tenía Tamerlán.

Para un musulmán, no hay peor destino, así, en la barriga de animales inmundos, no se puede ir al Cielo, ni al Infierno.

------ ------

Y es que los chiquitos de Gengis Kan eran así.

A los cobardes y traidores (de entre los suyos) les cocían a fuego lento, para que durara el tormento.

Porque sí, se te hacía cachitos.

Y a los enemigos, terror y fuego. Y a sus mujeres lo mismo. Y a sus hijos, también que luego crecen.

¿Esclavos? No, gracias.

------ ------

Un rey europeo mandó embajada a un sucesor de Gengis Kan, ofreciendo y pidiendo alianza (no sé si de Civilizaciones). Le atendió la esposa del gengiskánida y le dijo que se dejara de historias, y entregara toda la plata y todo el oro que tenía su reino, y sino, sería destruido ese reino.

Otro sucesor de Gengis Kan, mandó embajada al poderoso emperador de Alemania, y le ordenó que se sometiera de inmediato a los Tártaros, y si lo hacía, le dejarían un cargo en la futura estructura del Kan. El emperador, algo socarrón, contestó que él entendía algo de aves, que si el Kan le permitiría que fuera su halconero.


------ ------
------ ------

Gengis Kan creó ya en vida el Imperio más extenso y poderoso jamás construido. Y sus sucesores lo acrecentaron y conservaron. De hecho, durante el siglo XIX todavía los tártaros eran la pesadilla de turcos y rusos.

La obra de Gengis Kan es la de un muchachito que a los 13 años quedó huérfano en las estepas asiáticas. Pertenecía a una mínima tribu de la cual su padre era algo. A fuerza de tesón y cabezonería logró cargarse a varios imperios que estaban en todo su esplendor, y eran más cultos que ellos.

Si comparamos a Gengis Kan con Alejandro magno, éste sale malparado.

Filipo II de Macedonia llevó a Macedonia al más alto nivel de organización y poder. Sometió a los imposibles griegos, creó un cuerpo de ejército (la falange) imbatible e imbatida hasta que se enfrentó con las legiones de Roma. Y preparó el plan para devastar Asia aprovechando un momento de debilidad extrema de todos y cada uno de los reinos a asaltar. A Alejandro, su hijo, le fue comentando sus planes. Parece que Olimpia, la madre de Alejandro fue repudiada, y Alejandro que estaba enmadrado, asesinó a su padre en connivencia con su madre.

Luego Alejandro empezó a aplicar al pie de la letra las lecciones recibidas de su padre, y los resultados fueron los previstos.

Lo que no supo hacer Alejandro (le lección correspondiente no debía venir en su manual) es que hacer cuando llegara el éxito. Murió en una juerga.

Y sus conquistas fueron efímeras. Prácticamente, todo el Imperio de Alejandro se desmoronó inmediatamente tras su muerte. Solo se conservó la parte que daba al Mediterráneo. Y aún así dividida entre sus generales y gerreando constantemente entre ellos.

La obra de Alejandro no le sobrevivió. Macedonia se hundió. Y solo Egipto brilló algo, hasta que llegó Roma.

Gengis Kan por el contrario tuvo un Imperio mayor y más organizado. Luchó contra reinos opulentos, en la cima del poder, y los venció. Murió de viejo a los 72 años, tras embarazar a cada una de sus 500 esposas. Su reino le sobrevivió al menos 800 años. Sus sucesores fueron acrecentando sucesivamente el territorio, y fueron competentes.

Alejandro es un bebé de pecho comparado con Gengis Kan. Y su obra, una chapuza.

Gengis Kan tuvo su parte de culpa en que al Andalus se fuera al garete.


65 Contable, día 20 de Abril de 2007 a las 15:34

Todo lo que robaron los árabes en sus conquistas hasta el 1250, estaba almacenado en los sótanos de Bagdad.

Eso era mucho.

Había riquezas de toda España, de todo el Norte de África, de toda el Asia, incluidas las de las 2 veces que los sarracenos devastaron Roma. Incluidas las reliquias de San Pedro. Todo eso estaba en Bagdad.

Cuando los tártaros-mongoles tomaron, saquearon y derruyeron Bagdad y el resto de ciudades del orgulloso y fatuo imperio árabe: ¿a dónde fue a parar toda esta riqueza?

¿alguien lo sabe?


66 taraza, día 20 de Abril de 2007 a las 15:37
Lamento profundamente coincidir con Pepe Blanco en lo que al voto emigrante se refiere. No debería tener derecho a voto quien lleve más de un año fuera de España, por haber emigrado. Y debería tener dercho a voto cualquier extranjero que lleve más de un año viviendo, legalmemnte, en España. Elemental. Otra cosa, es racismo, o algo muy parecido. Algunos, bastantes, hay que desde hace 30 años votan en Argentina y en España. ¿No es esto propio de locos o subnormales?. La Ley electoral necesita esta modificación, y la de listas abiertas o circunscripción para diputado, y dejar fuera de combate, en las elecciones generales, a partidos que no presenten candidaturas en más de la mitad de las Comunidades Autónomas. Y aun presentándolas, también quedarían fuera de combate si no alcanzasen el 10% de los votos emitidos, suma global, allí donde se presentasen. Elemental. Blanco: el disgusto por coincidir contigo me durará hasta el verano.
67 Contable, día 20 de Abril de 2007 a las 15:51

Los moritos, y otros inmigrantes tiene voto en su país. Lógico.

Los españoles residentes en Marruecos NO tienen derecho a voto. Ningún derecho. De hecho, en las Comisarías y Juzgados se margina a los extranjeros. La declaración de un español no vale contra un creyente, es inadmisible. Estas doctrinas son para TODO el territorio del Islam.

Si no existe reciprocidad. ¿Se va a dejar que los moritos voten aquí?

---- ----

Lo diré de otro modo. Extranjeros como moritos, rumanos, rusos y otros, acostumbran a tener diversas identidades en España, y cobran ayudas por varias Administraciones. Algunos, más ambiciosos, lo hacen con varios gobiernos euroipeos. Estos elementos, se dedican a viajar y cobrar, sin hacer nada a cambio. Viajar y cobrar.

¿Pretende Blanco que estos elementos, que son muchos, voten en cada lugar que figuran y cobran?

------ ------

Se me olvidaba: a estos “pájaros” no se les puede censar tomándoles las huellas digitales, porque atenta contra la intimidad y contra los derechos humanos.

Al parecer los españolitos no tenemos derechos humanos, dado que al menos desde que tenemos 16 años, todos y cada uno hemos de “tocar el piano” y dejar nuestras huellas para que la policía española disponga de ellas.
68 Contable, día 20 de Abril de 2007 a las 15:54

¿Voto a los extranjeros?

NO.

Cuando alguien va de invitado a una casa, NO debe decidir sobre cuando se debe tirar un mueble a la basura o cuando y qué frigorífico comprar, o si se compran cerraduras, donde y de qué marca.

Cada uno en su casa y Dios en la de todos.

69 Miguel_R, día 20 de Abril de 2007 a las 16:25
ESTATUTO ANDALUZ: CAMBIO DE RÉGIMEN



Hemos entrado definitivamente, también desde el punto de vista jurídico, en una etapa de cambio de régimen o segunda transición. Es más, ya se conocen las fechas exactas de nacimiento y muerte del régimen anterior, de treinta años de duración (1976-2006).


15 de noviembre de 1976: las Cortes franquistas aprueban la Ley para la Reforma Política, que abrió la posibilidad de someter a referéndum una “opción política de interés nacional”, como fue la “reforma constitucional” de las Leyes Fundamentales, incluida la Ley de Principios Fundamentales del Movimiento Nacional, inalterables por su propia naturaleza, según rezaba dicha ley. Se ocultó al pueblo español el futuro carácter constituyente de las Cortes cuando éstas fueron elegidas según la propia Ley para la Reforma Política, para no alarmar a los sectores más reaccionarios. Para llevar a cabo esta primera transición era necesario el concurso de la derecha española, como así sucedió, tanto en las Cortes como en la calle. El nuevo régimen, fruto del acuerdo entre españoles, fue atacado desde su nacimiento y hasta su finalización por la banda terrorista ETA. Durante treinta años, tanto el pueblo español como sus representantes se mantuvieron firmes en la exigencia de la derrota incondicional del terrorismo.

24 de octubre de 2006: la Comisión Constitucional del Congreso de los Diputados aprueba la Ley Orgánica de reforma del Estatuto de Autonomía para Andalucía, que abrió la posibilidad de que una Comunidad Autónoma someta a consulta popular “asuntos de especial importancia”, sin especificar su alcance material. Se ocultó al pueblo español este hecho mediante subterfugios como la “realidad nacional”, para no alarmar a la inmensa mayoría de los españoles. Para llevar a cabo esta segunda transición era necesario el concurso de la derecha española, como así sucedió únicamente en las Cortes, no en la calle. El nuevo régimen, fruto del pacto entre partidos, no es atacado por la banda terrorista ETA porque se ha abierto la posibilidad de que en Vascongadas se convoque una consulta popular sobre un “asunto de especial importancia”, como lo es sin duda la secesión. No obstante, hasta que llegue ese momento, mantendrá su amenaza. El pueblo español exige la derrota incondicional del terrorismo, pero sus representantes sólo lo aparentan. Las consecuencias son imprevisibles.



Artículo 5 de la Ley 1/1977, de 4 de enero, para la Reforma Política.

El Rey podrá someter directamente al pueblo una opción política de interés nacional, sea o no de carácter constitucional, para que decida mediante referéndum, cuyos resultados se impondrán a todos los órganos del Estado.


Artículos 78 y 111.3 de la Ley Orgánica 2/2007, de 19 de marzo, de reforma del Estatuto de Autonomía para Andalucía.

Corresponde a la Junta de Andalucía la competencia exclusiva para el establecimiento del régimen jurídico, las modalidades y el procedimiento de consulta popular para asuntos de especial importancia para la Comunidad Autónoma.


Con este último post y debido a la gravedad de la situación, me despido del blog. Ante tamañas evidencias, me parece que ya no hay nada más que decir. Creo que ha pasado el momento de las palabras y ha llegado la hora de la acción. Invito a todos los españoles honrados a organizar un gran movimiento de resistencia cívica, formado por quienes no nos resignamos a ver desaparecer nuestra Patria, una vez troceada su soberanía por miserables intereses políticos. Ha sido un placer compartir mis reflexiones con ustedes, bajo los nombres de Ciudadano y Miguel_R. Señor Moa, es usted un ejemplo de combate contra el totalitarismo, sea cual sea su forma. Le animo a seguir en su línea, sé que lo hará.

Hasta siempre.
70 Contable, día 20 de Abril de 2007 a las 16:29

Lista de califas abbasíes

Abu al-'Abbas al-Safar 750- 754
al-Mansur 754-775
al-Mahdi 775-785
al-Hadi 785-786
Harun al-Rasid 786-809
al-Amin 809-813
al-Mamun 813-833
al-Mutasim 833-842
al-Wathiq 842-847
al-Mutawakkil 847-861
al-Muntasir 861-862
al-Musta'in 862-866
al-Mu'tazz 866-869
al-Muhtadi 869-870
al-Mu'tamid 870-892
al-Mu'tadid 892-902
al-Muqtafi 902-912
al-Muktadir 912-932
al-Qahir 932-934
al-Radi 934-940
al-Muttaqi 940-943
al-Mustaqfi 943-946
al-Muti 946-974
al-Ta'i 974-991
al-Al-Qadir 991-1031
al-Qa'im 1031-1075
al-Muqtadi 1075 - 1094
al-Mustazhir 1094 - 1118
al-Mustarshid 1118 - 1135
al-Rashid 1135 - 1136
al-Muqtafi 1136 - 1160
al-Mustanjid 1160 - 1170
al-Mustadi 1170 - 1180
an-Nasir 1180 - 1225
az-Zahir 1225 - 1226
al-Mustansir 1226 - 1242
al-Musta'sim 1242 - 1258

71 Contable, día 20 de Abril de 2007 a las 16:30
Lista de Califas Omeyas

Mu’awiyya I (661 – 680)
Yazid I (680 – 683)
Mu'awiyya II (683 – 684)
Marwan Iibn al-Hakam (684 – 685)
'Abd al-Malik (685 – 705)
Walid I (705 – 715)
Sulayman 715 – 717)
'Umar II ibn 'Abd al-'Aziz (717 – 720)
Yazid II (720 – 724)
Hisham I (724 – 743)
Walíd II (743 – 744)
Yazid III (744)
Ibrahim ibn Al-Walid (744)
Marwan II al-Himar (744 – 750)


« 1 2 »

En formato RSS© Copyright Libertad Digital SA. Juan Esplandiu 13, 28007 Madrid.
Tel: 91 409 4766 - Fax: 91 409 4899