Menú

Top ten del odio culé

3

Está contentísimo Del Nido con eso de que le hayan elegido como uno de los hombres más odiados por la afición culé. Me imagino que la medalla de oro habrá sido, otra vez, para Figo, sempiterno campeón mundial de esa curiosa clasificación. Lo último que dijo el portugués, refiriéndose a la ciudad de Barcelona, es que ya no vuelve por allí porque tiene mucho miedo a que le salga cualquier loco por la calle. Lo siento Luis, pero te veo ahí, en lo más alto del podio, por los siglos de los siglos. En lo que tiene razón, sin embargo, Del Nido es en que su irrupción en la lista de los más odiados responde al miedo que produce el Sevilla entre los barcelonistas. Friedrich Nietzsche decía que no se odia más que al igual o al superior y es verdad que, cuando preguntas en Barcelona qué equipo ven este año como su máximo rival, la mayoría apuesta por el Sevilla en detrimento del Real Madrid.

El top ten del odio culé ha estado tradicionalmente ocupado por madridistas y, en lo que a directivos se refiere, por presidentes del Real Madrid: Mendoza y Sanz fueron bastante odiados, más el primero que el segundo, aunque el más antipático de todos fue, de largo, Florentino Pérez. Pérez, que es un tío listo, nunca alcanzó un grado de atontolinamiento tal como para salir públicamente afirmando que él estaba encantado de que le odiaran en Barcelona, pero estoy seguro de que, en la intimidad, disfrutaba un montón sabiendo que nadie le tragaba en la ciudad condal. Del Nido dice que si el Sevilla estuviera clasificado en la decimoctava posición de la tabla nadie le prestaría atención, pero yo creo que Del Nido tiene recursos suficientes como para caer mal siendo primero, quinto, duodécimo o farolillo rojo. Hay quien nace con el duende del baile, y el presidente del Sevilla nació con el duende de caer mal a la gente, qué le vamos a hacer...

Aunque sólo fuera por curiosidad me gustaría saber qué lugar ocupa en la clasificación don Ramón Calderón. Si es cierto que ya no está entre los cinco primeros habrá que apuntarle en el "haber" el cumplimiento de otra de sus promesas electorales. Estaba muy preocupado el presidente del Madrid con eso de que el Real no cayera bien fuera de la capital, como si lo del lanzamiento de pelotas, piedras o huevos en Barcelona, Pamplona o Sevilla arrancara desde el año 2000. Que les pregunten a Hugo o a Stielike cómo caían ellos en el viejo Sadar o en San Sebastián. Fatal, caían fatal. Como caía fatal en el Santiago Bernabéu Hristo Stoichkov. O Figo y Luis Enrique cuando jugaban con la camiseta del Barça. Su obligación consistía en caer mal cuando jugaban fuera de casa, y cuanto peor caían, mucho mejor le iba a su equipo. Seguro que si Calderón no consigue ningún título este año pasará directamente de la lista de los más odiados a la de los más admirados. Y de ahí a la indiferencia hay sólo un paso.

3
comentarios
Escribir comentario
1 ElSalman, día

Bueno, bueno. Siguiendo tu particular visión, yo siempre he odiado a Gaspart y admirado a Núñez, y no se le escapa a nadie que al Madrid le iba mejor el primero que el segundo.

Me parece todo muy traido por los pelos para darle el enésimo puntapié a Calderón, personaje que me parece patético pero que curiosamente no merece ni la décima parte de los comentarios que le hacéis en la Cope. Lo dicho, el "sindrome García" con lo peor de Chema pero ni una sola de sus virtudes (porque tu ingenio, Juanma, es sólo tuyo y no copia de nadie; eso no se te puede quitar).

En otro orden de cosas, ¿debutará Gago en Riazor? ¿O no? Bueno, da igual. Los palos le seguirán lloviendo al mejor entrenador del mundo.

¡¡Feliz Año!! Y sé bueno, que se acercan los Reyes Magos.

2 baudilio, día

Estoy seguro de que nuestro blogger favorito ha escrito el artículo de hoy entre Bahamas y Bermudas a bordo de uno de los yates que la COPE pone a disposición de sus estrellas mediáticas.

La COPE tiene una flota de yates para estos casos que antaño estaba fondeada en el estanque del Retiro, que está a un paso de la emisora. Tanto que desde las ventanas del estudio podían echar un ojillo a la flota y ver como estaba. Luego, cuando llegaba la temporada, los transportaban a un puerto de mar y que cada uno los usase como quisiera siempre y cuando no los hundieran. Esto se acabó al aumentar la duración de las vacaciones y la frecuencia de estas, pues entre Navidades, Semanas Santas, Doses de Mayo, Verano, Constituciones y días moscosos no daba tiempo a traer el yate al Retiro pues ya empezaban las vacaciones siguientes y había que volver a llevarlo al puerto. Así con buen criterio la emisora los dejó anclados en Florida, Bahamas y Bermudas, lugares habituales de vacaciones de las estrellas de la cadena, y les paga el pasaje de avión hasta el puerto que elijan y aun les sale más barato que andar con el barco de acá para allá.

No me extraña que no puedan odiar a Calderón. Saben que antes de alcnzar el climax de ese sentimiento, habrá emitido el juez su sentencia y desaparecerá del escenario. Lástima.

3 BenGrimm, día

Alber130

Despues de hacerte sufrir un poco, indicarte que tambien está el Madrid 7 Eintrach de Frankfurt 3 de la final de la Copa de Europa de 1960, que por cierto me estoy bajando para comparar los partidos de aquellas epocas con los de epocas actuales (véase por ejemplo el Zaragoza 6, Madrid 0...)

Herramientas