Menú

Con tu apoyo hay ms Libertad
  • Sin Publicidad
  • Acceso a Ideas
  • La Ilustracin Liberal
  • Eventos

Solari cuenta con Isco del mismo modo que Zidane contaba con James

8

Decía Ben Bradlee, que fue el director del Washington Post durante el caso Watergate, que la misión de un periodista es descubrir la verdad y contarla. Este mediodía, en Fútbol EsRadio, Sergio Valentín ha dicho algo similar para referirse al hostigamiento que ha sufrido Santiago Solari a propósito de la situación (que actualmente es de futbolista suplente) de Isco en el equipo. Yo creo que hoy no se buscaba la verdad sino un titular: que Isco estaba fuera de forma, que no contaba para el entrenador, que no le gustaba... El mejor, sin duda, habría sido que Solari reconociese que él votó "sí" en la encuesta que el centrocampista malagueño propuso el otro día en su perfil de Instagram: "¿Estoy gordo?"... pero Solari, según propia confesión, no tiene redes sociales.

Parafraseando al hombre que avaló el trabajo de investigación de Bob Woodward y Carl Bernstein que acabó con la carrera política del trigésimo séptimo presidente de los Estados Unidos de América, la misión del periodista es descubrir la verdad y contarla, pero es que los lectores de Libertad Digital ya conocemos la verdad, que la contó Sergio Valentín: pese a que el estado físico de Isco era mejorable ya con Lopetegui, Julen siguió alineándolo; esa situación, desde el punto de vista de Solari, no ha evolucionado y, además, el jugador no ha reaccionado bien ante su suplencia y ha tenido un par de encontronazos con su entrenador, que ya no es Lopetegui. Esa es la verdad, que insisto publicó Sergio Valentín en Libertad Digital el pasado 28 de noviembre. Es, por cierto, una verdad pública y notoria y que, naturalmente, conocen todos y cada uno de los periodistas que han acudido esta mañana a la sala de prensa de Valdebebas, de modo que la insistencia en la pregunta, hecha a veces por la banda derecha, otras por la izquierda y en ocasiones por el centro, no tenía el objetivo de buscar una verdad conocida a través de otras instancias sino probablemente la de enfrentar aún más si cabe al entrenador con su jugador.

Nuestro objetivo es contar la verdad pero el de un entrenador de fútbol es el de ganar partidos jugando lo mejor posible. Si, para lograr eso, Solari o cualquier otro entrenador del mundo nos tiene que mentir, nos mentirá. La vida es así de dura. Zidane lo hacía habitualmente cuando le preguntábamos por James y él nos contaba la milonga de que era un futbolista más de la plantilla y que contaba con él; no era cierto, no contaba con él, no contaba con él hasta el punto de que tuvo que irse al Bayern. ¿Y por qué no contaba Zidane con un futbolista con el talento de James? Por su calidad técnica no sería, así que seguro que no contaba con él por otros motivos... que sólo conoce Zidane. James tenía perdido el pulso con Zizou porque éste acabó ganando tres Champions seguidas, pero el jugador, que es esencialmente egoísta, siempre echa pulsos cuando piensa que las fuerzas están equilibradas, como es el caso ahora mismo en el Real Madrid.

Yo no creo en las casualidades. No creo que el hostigamiento a Solari, que está tomando decisiones importantes y que lo está haciendo bastante bien, por el asunto de Isco sea casual. Yo creo que Isco, que es un futbolista con una clase inmensa, goza de un blindaje mediático a la altura de su talento como futbolista, y él lo sabe. Y se siente fuerte. Hoy mismo Onda Madrid ha anunciado que existe un acuerdo entre el Real Madrid y Hazard para que éste se incorpore en junio de 2019; el Chelsea pediría 170 millones de euros y el club blanco pretendería abaratar la operación metiendo a Kovacic por medio, y esto tampoco es casual. Si Isco no es titular sin competencia, con Hazard, que es uno de los cinco mejores futbolistas del mundo, parece improbable que lo vaya a ser, ¿no? El lunes, en El Chiringuito, Eduardo Inda contaba que el jugador se estaba moviendo para irse en el mercado de invierno, o sea ya. En enero, que está a la vuelta de la esquina, lo dudo, pero en junio es más que probable. Isco no está gordo en absoluto, ya quisiera yo estar lo gordo que está él. Gordo no, pero a veces un pelín sordo sí. Esa sordera es la que, si él mismo no lo remedia, acabará con su ya extensa trayectoria profesional en el Real Madrid. Y, hasta el último segundo del último minuto de la última hora que esté aquí, Solari o quien ocupe el banquillo dirá siempre lo mismo: "Cuento con él". Como Zidane contaba con James.

8
comentarios
Escribir Comentario
1 jeramy, día

2 promuren, día

3 promuren, día

4 BuitreN, día

5 rey1952, día

6 rey1952, día

7 Peano, día

8 rey1952, día

Herramientas