Menú

El supercombate, veinte años después (1)

10

Aunque, si la memoria no me falla, la tradición indica que lo más correcto suele ser que los obsequios vayan dirigidos a los novios y no al revés, al regreso de su luna de miel por la ciudad de Nueva York, mi buen amigo Lartaun me dijo lo siguiente: "Juanma, te he traido un regalito de Estados Unidos". Hemos hablado tanto de deporte, y significadamente de boxeo, que probablemente no pudo resistirse a la tentación de comprarme la revista Boxing Monthly en cuanto la vio, calentita y recién salida de la imprenta, expuesta en uno de los innumerables kioscos de la Gran Manzana.

En la portada se ve a Sugar Ray Leonard, de frente y con calzón blanco, y al maravilloso Marvin Hagler, de espaldas –¡y qué espaldas, dan miedo!– y con calzón oscuro, en una extraordinaria fotografía realizada en el transcurso de la polémica pelea que ambos púgiles protagonizaron hace ya más de veinte años, en concreto el día 6 de abril del año 1987, en el mítico hotel Casino Caesar Palace de Las Vegas. El objetivo de la "investigación" no es otro que el de dilucidar quién fue el auténtico vencedor de aquel combate, y queda meridianamente claro desde el principio que los editores de Boxing Monthly han convertido el reportaje de aquella pelea en el plato fuerte de su número del mes de mayo, el que yo tengo el privilegio de ojear ahora mismo entre mis manos.

Sugar Ray, que llevaba cinco largos años retirado de los cuadriláteros, confiesa que fue precisamente durante la pelea entre Hagler y John Mugabi, a la que él asistía como privilegiado espectador, cuando cayó en la cuenta de que él podría vencer al campeón del mundo. Finalizado el combate, llamó por teléfono a su representante, Mike Trainer, y éste, nada más conocer sus intenciones, le preguntó cuántas cervezas se había tomado: "Unas cuantas, pero aún así siento que puedo vencer a Hagler". Entonces se iniciaron varios meses de largas negociaciones en las que se discutieron hasta los más mínimos detalles. Aquel combate supondría la retirada definitiva de Sugar Ray, y a la postre también la de Marvin Hagler quien, para evitar que alguien pensara que tenía miedo de Leonard, quedó atrapado en la elaboradísima red de exigencias de su rival, desde el tamaño de los guantes, hasta el número de asaltos, (de 15 a 12) pasando por las dimensiones del cuadrilátero (20 pies más grande). Hagler, que admite que aún continúa sin poder ver la pelea y que ya lleva tres televisiones arrojadas por la ventana de su casa, pensó que tumbando a Leonard pondría el mejor colofón posible a su carrera deportiva. Se equivocó.

10
comentarios
Escribir comentario
1 taillon, día

La verdad es que sin saber mucho de boxeo, (mas bien poco) a veces se te ponen los pelos como escarpias de oir nombres de autenticas leyendas del boxeo, por como se oye hablar de ellos por ahi.
Ultimamente me parece que el boxeo y me da la sensacion de que ya no hay ni boxeadores ni mucho menos combates como los de antes. (El ultimo combate que uno recuerda fue el simulacro en el que Tyson le mordio la oreja a Holyfield).
¿hay algun boxeador en la actualidad que pueda recoger ese testigo? ¿y ha sido Tyson uno de los grandes?

2 Nevers, día

Me acabo de pasar por el youtube, que tiene unos cuantos extractos de esa pelea, y en los comentarios todavía hay gente que discute acerca de quién ganó realmente. Recuerdo que TVE, cuando Pilar Miró era directora, dio el combate en diferido con la presencia en el estudio de, entre tros, Pedro Carrasco. Lo grabé en vídeo. Y no vendo.

3 taraso, día

Buenas. Tremenda pelea. Leonard que ha sido el último eslabón de la cadena, Kid Gavilán, Ray Sugar Robinson, Cassius Clay. El boxeo en la punta de las botas, llevado a la categoría de arte. Ya sé que muchos piensan que es de salvajes, puede que tengan razón, a otros les gusta la caza y no se lo critico. Le ganó las 3 peleas a Durán boxeando y de macho, a pesar que le quitaron la 1ª. Fue como los anteriores de su línea, más inteligente que sus adversarios y ahí comenzaba ganándole el golpe, se “llevaba” el 75% de ellos con un simple movimiento de hombros. Ni Hagler, ni Herns que fueron los más completos pudieron con él. La lesión en la retina lo achantó y casi lo retira. Lástima que no coincidió con Monzón el grande de habla hispana.

Juanma, a ver si pones alguna en Popular tv.

Saludos

4 Osiris, día

Perdón.

Mayo me ha dejado por mentiroso :(

5 anpal, día

Juanma,

Mis sensaciones:
Son tan grandes los contendientes que visto el comnbate 20 años después, me parece mejor de lo que recordaba:

El combate fue decepcionante ¿no te acuerdas?. Sobre todo comparado con los enfrenatmientos anteriores: Durán, Sugar, Hearns y el propio Hagler.

Hagler perdió 7 asaltos, antes de iniciarse el combate, los tres que acordó no disputar con los abogados de Sugar y los cuatro primeros que fueron de tanteo para él, y que Leonard aprovechó muy astutamente para puntuar de forma que luego resultó decisiva.

En cualquier caso no fue la victoria más brillante, ni el colofón más brillante a las carreras de ambos. Me parece más un bluf entre "galácticos" que una gran pelea.

6 Rero, día

Soy bastante aficionado al boxeo. Mi padre lo practicó como simple aficionado en Cuba y Estados Unidos, en los tiempos de Kit Chocolate, a quien sirvió de sparring en alguna ocasión. Ya ha llovido.
Como quiera que estoy impresionado por la situación actual del ciclismo, a cuenta del dopping, no puedo por menos que relacionar ambos deportes, en ese aspecto. Y me pregunto: ¿Qué hubiera pasado si en el boxeo, en sus años exitosos, hubieran existidos controles antidoping? Nada más que nos fijemos, también, en el basket de la NBA y observemos cómo ha bajado el nivel, desde que se dan tales controles. La picaresca y el dinero sucio son los grandes resortes que mueven subrepticiamente el deporte en su ladera sucia. Por eso creo que ha de ser una lucha constante,pues, el deporte, por definitición es algo limpio, implica competición abierta y clara en busca de un vencedor. Últimamente no se si encontramos vencedores, pero, "ganadores", vaya si sale. Como níscalos.

7 Nevers, día

Rero,
dicen que el carné de ciclista te lo dan al terminar el Tour. No sé cuál será el equivalente boxístico a eso, pero estoy seguro de que al haber hecho guantes con el Kid, tu padre ya lo tenía.
Parafraseando al blogger, hace unos quince años me compré en Suiza un número de la revista "The Ring". En uno de sus reportajes hacían un torneo por ordenador para determinar el mejor peso pluma de la historia. Kid Chocolate llegaba a semifinales.

8 taillon, día

Viendo la presentacion de Reyes, cada vez entiendo mas el 0-6 del Barca.
No me extraña que Torres se quisiera ir.
Vaya panda de resentidos y perdedores...

9 alber130, día

Alguien sabe de dónde se puede bajar unos estos combates míticos de una forma sencilla. Con el burro no los encuentro, y estoy convencido que tiene que haber alguna página web que los tenga colgados. Gracias por la respuesta (en caso de llegar)

10 Rero, día

Nevers: Te contaré como anécdota, que, en cierta ocasión y haciendo unos guantes de entrenamiento mi padre le enganchó un buen directo al mentón y tumbó al colosal Kid. Tras estar en la lona unos segundos, se levantó y dijo, "venga muchacho, sigamos", pero, mi padre, asustado -al ver que había tumbado al campeón, por entonces, de Cuba- le dijo que nanai, porque sabía que si seguían Chocolate le iba a aplicar una buena tunda.

Herramientas