Menú

El invento del señor Finisterre

20

Ha muerto en Zamora Alejandro Finisterre, el inventor del futbolín. Ahora, que yo sepa, ya no se juega demasiado al futbolín. O a lo mejor lo que sucede es que yo ya no juego al futbolín y por eso creo, egocéntrico de mí, que nadie más juega. En mi época quedábamos en los futbolines y aquello lo resumía todo aunque, en realidad, en las inmensas salas de juegos recreativos hubiera también mesas para jugar al billar español o al billar americano (ese juego tan idiota que consiste en meter un montón realmente innecesario de bolas de colores), máquinas de pinball, dianas, simuladores y creo recordar que incluso tenis de mesa, el tradicional y mal llamado ping-pong. Pero como no estábamos para perder demasiado el tiempo, al quedar en los futbolines se sobreentendía que quedábamos en todos esos sitios a la vez.

El futbolín, como el billar, tenía algo de mala fama porque si ibas por ahí demostrando una destreza superior a la media, la gente interpretaba inmediatamente que eras un golfillo y que estabas faltando demasiado a clase. Sin embargo yo he conocido a gente que no faltaba ni un sólo día a clase, que cogía todos sus apuntes religiosamente y que luego jugaba al futbolín como lo haría el mismísimo Santos de Pelé. Del mismo modo tuve conocimiento también de gente que lo memorizaba todo al instante con sólo echarle una rápida ojeada al libro que caía en el examen. Porque los libros, como las lecciones, caían, al igual que se les caen a los árboles las hojas en otoño o del mismo modo a como cayó el Imperio Romano. Fue una pena que nunca cayera futbolín.

Pero ahora ya no se juega con el invento del señor Finisterre. Ni se compran tampoco cromos de futbolistas. Una cosa llevaba a la otra y, si te gustaba mucho el fútbol, acababas jugando al futbolín y más tarde terminabas comprando cromos de futbolistas, ése era el circuito habitual. En el futbolín, como en el fútbol, también se producían auténticas tanganas en cuanto alguien trataba de sacar la bola con efecto. Existía una especie de reglamento FIFA no escrito, una suerte de libro ético del buen jugador de futbolín que te impedía, por ejemplo, hacer la ruleta. Eso estaba realmente mal visto y si insistías en hacerlo acababas como Paul Newman en El Buscavidas. Yo, para qué decirlo, siempre me pedía el Madrid. En aquella época casi todo el mundo se lo pedía. La mía fue una generación de muñecas hábiles, dedos ágiles y un poco de imaginación, menos, desde luego, de la que tuvieron que echarle nuestros padres. Ahora, me imagino que para desesperación de su inventor, ya no se juega tanto al futbolín. Hoy lo que se lleva es Metal Slug, Pro Evolution Soccer y Samurai Western, y el efecto se consigue apretando un simple botón. Así de sencillo. Y, desde mi modesto punto de vista, así de aburrido.

20
comentarios
Escribir comentario
1 BenGrimm, día

Que cosas, juanma... ¿ya eras raulista en aquella época? ;)

¿Apretando botoncitos?... Comprate una wii, hombre, comprate una wii... Y para documentar mejor mi peticion, te remito al blog de mi amiguete Gonzo, que ganó el concurso de blogs del 20 minutos:

http://www.elsentidodelavida.net/node/395

Ahi verás como se monta un verdadero garito... Imaginate a tí mismo luchando contra Walter Garcia, espada en mano, dirimiendo las diferencias del último programa... Y ya verás cómo no te vuelves a acordar de un futbolin.

En el garito que tengo pensado montarme en mi guarida ira instalado un futbolin, mesa de billar convertible (americano/pool/español), diana electronica, barra con tirador, nevera, una tele de pantalla grande integrada en el mobiliario y por lo menos, un mueble de recreativa con un PC viejo instalado dentro para poder correr el MAME en condiciones y, según vea si me queda sitio o no, una maquina de pinball...

2 Rowen, día

Las niñas ya no cantan, como dijo Pío Moa. Que haya pasado desapercibida la muerte de Alejandro Finisterre, que hay que ver lo que inventó para que los chavales en la posguerra se divirtiesen, es sintomático de los tiempos que vivimos. Descanse en paz Don Alejandro.

3 sideral7, día

Ay, Juanma, si es que aunque quisieras no puedes disimular. ¿Porqué será que te pedías el Madrid siempre, como casi todos hacían en tu barrio? ¿ves como no puedes ser imparcial? ;)

En el mío, ya ves tu, la pelea era por el que llevaba el Barça. Por cierto, nosotros los teníamos de dos tipos, uno recreando un Barça Madrid y el otro un Barça Español. La alineación era un 1-4-3-3 e incluyo al portero porqué muchos lo utlizábamos no solo para parar sino para hacer esos maravillosos globos por encima de la defensa propia, mediocampo, delantera y zaga rival y acabar clavando la bola en la portería contraria y, a veces, en la frente de alguno de los mirones. Otras muchas el intento de globo acababa rebotando en tu defensa y convirtiéndose en autogol para tu humillación pública ante la grada implacable de los futbolines del barrio.

El arrastre, el cambio, el pase a la media desde la delantera para matar al portero con un golpe seco de muñeca izquierda…

Lo de las clases perdidas tenía que ver con el sistema del pierde-paga. ¿Cómo ibas a abandonar si estabas en racha por más que llegara la hora de matemáticas?

Ah, por cierto, el billar americano, de juego idiota nada. El billar español (curioso, pero no le busques connotaciones extrañas, por aquí le llamábamos francés) era el serio, el que jugabas con el abuelo, con el que aprendías los golpes, los efectos, el pase bola. El americano era el canalla, el de la noche, el del humo y cubata…

Alejandro Finisterre, gracias. Descanse en paz.

SID3R4L7

4 sideral7, día

... o era 1-3-3-4?

Y los jugadores tenían pies, dos concretamente, porqué creo que en otras partes solo tenían una especie de base redonda. ¿Cómo ibas a poder enganchar la bola con eso?

Juanma, conseguiste hacerme sentir viejo...

5 hirvalui, día

Ben

No quiero desilusionarte pero si no me equivoco el billar español, el de carambolas, también conocido por tres bandas es en realidad francés.

Y si siguiera atinado, te recomiendo que pruebes primero la mesa de billar porque según me comentan los que juegan mucho y bien al de carambolas, se dan varios problemas con estas mesas convertibles:

- La altura de los laterales es diferente en los tres tipos de billar.

- Las bolas son de diferente tamaño.

- Se llame como se llame lo que se utiliza para tapar las troneras, no acaba de encajar correctamente. Y esto es esencial en el billar de carambolas.

- Los tamaños de las tres mesas diferentes son también diferentes, siendo el de billar pool el de mayor tamaño.

- Las muescas que se utilizan para aplicar la teoría de los rombos son ilegales en el pool.

PS: ¿Y la diana electrónica? ¿eh? ¿eh? ¿Y la mesa de air hockey? ¿y la de ping-pong?

6 BenGrimm, día

En todo eso tienes razon, pero chico... Es que poniendo el futbolin, no me caben mas mesas... Y de caberme, metería la de Air Hockey si en algun rincón puedo colocar la de pinball ;)

La diana electronica es mas que nada para no tener que llevar las cuentas de las puntuaciones.

Y en cuanto al ping pong, yo me quedo con el de Imagine-Konami:

http://www.worldofspectrum.org/infoseek.cgi?regexp...

7 UrbanMin, día

Creo que los anglos llaman también "francés" a nuestro pan ordinario. Otras veces en vez de "francés" llaman a lo que sea "continental". Ése es el menú. Ni "alemán", ni "italiano", ni "castellano-manchego" ni nada. Nunca que yo sepa. O "francés", o "continental".

Por cierto, de nuestro pan tal vez haya 200.000 variedades, y se suele aceptar cualquiera como si fuese cualquier otra sin que lo notemos casi, salvo que nos pongan pan de molde o anglo.

Es como el "rock" y el "tecno": en ningún tema "tecno" oirás guitarras, y los rockeros tampoco son precisamente dados a experimentos tipo "Kraftwerk" o "Depeche Mode". La pura y simple detección de guitarras o de timbres creativos (recuerden: "intensidad, tono y timbre") funciona como mecanismo de adhesión o rechazo según el "gusto ideológico-musical" o lo que sea de cada cual, aunque sea para melodías infumables pero de nuestro estilo o excelsas pero del estilo enemigo.

Se me daba bien el pingpong, pero no habré jugado más de 20 partidas en toda mi vida. Otra víctima de la dictadura inmobiliaria :-( .

En el caso del futbolín, lo que creo que ha pasado, porque no se necesita una comunidad autónoma para instalar uno al contrario que con el pingpong, es que es ineficiente económicamente y dado a problemas y accidentes mezclado con alcohol.

No he visto jamás un futbolín de los que decís aquí, ni en pintura. Todos los que he visto y jugado con ellos son 1-2-5-3, con los pies convertidos en un bloque paralelepipédico biselado. Las únicas restricciones que he manejado son las de "media" (no valen goles con la línea media) y "hueco" (nunca entendí bién en qué consiste, creo que prohibe algunos goles en diagonal con la delantera). Lo de elevar el balón me suena como a lo que hacía el Coche Fantástico (fffffwwwwoou-fffffwwwwoou) para esquivar atascos y obstáculos (creo que se llamaba el "turbo" en la jerga de kitt).

8 UrbanMin, día

Mi preferencia era siempre jugar sin restricciones y sin contabilizar los goles que se marquen si la bola vuelve a salir al campo (fácilmente identificables por el golpe hueco). Reivindico lo simple :-) . Jugaba bien con los dos mandos traseros, controlaba muy bien la línea delantera contraria salvo que el contrario dominase una técnica "eléctrica" (desplazar lateralmente y tirar, pero muy rápido, estimo que menos de 1 décima de seg. para marcarme a mí :-) , pero alguno que otro lo hacía como pura cuestión de rutina).

9 baudilio, día

"Y los jugadores tenían pies, dos concretamente,..."

Hombre sideral7, ya que tenían "pies" (plural), es de agradecer que concretes que fueran dos, y no tres o cuatro.:P

Lo que recuerdo de las salas de futbolín es que en mi casa veían con malos ojos que yo las frecuentase mucho, así que tenía que hacerlo clandestinamente. Recuerdo de ellas el olor (tirando a tigre). Un aroma perdido en mis memorias infantiles, pues no lo he vuelto a percibir ni tan siquiera en la mili.

Recuerdo la prohibición que cita Juanma de sacar con efecto, arte que llegué a dominar: con efecto y disimulo.

Habíados tipos de futbolines. Unos los recios, con jugadores de hierro (los de dos pies de sideral7) y bolas de auténtica piedra. La algarabía que se montaba en una sala con estos futbolines es fácil de imaginar. Yo creo que muchas sorderas atuales provienen de aquellos futbolines. El "césped" era madera coriente y moliente.

Luego estaban los otros, los refinados. Jugadores de madera, sin dos pies, sino que en su parte inferior estaban rematados por una pirámide cuadrangular truncada, cuya base pequeña era la que estaba en la parte inferior. Las bolas eran de caucho o de corcho muy denso. El "césped" era un tablero de madera; en algunos casos el tableroestaba recubierto con un cristal pero no liso, sino con una superficie rugosa. El ruido era muy peculiar y nada desagradable. Yo prefería estos futbolines, pues permitían más "virguerías".

(sigue)

10 baudilio, día

Había que ir a los futbolines con un adminículo fundamental. Para construirlo se cogía una horquilla, se desdoblaba y se colocaba sobre la vía del tranvía. Cuando pasaba uno, la horquillla se habia convertido en una lámina alargada. Este trasto se introducía luego por la holgura del pomo del que había que tirar para que salieran las bolas. Se metía y se tanteaba hasta dar con el trinquete que sujetaba la tapa de la caja de las bola, se empujaba .... y allí etaban la bolas. Y sin necesidad de echar ninguna moneda ¿Curioso no?

Bueno esto último es confidencial, no se lo contéis a nadie, que los abogados de la Asociación de Propietarios de Salas de Futbolines, todavía me andan buscando. :P

11 taros, día

Mira que sois mayores. Yo nunca he jugado al futbolin, ni he conocido la epoca dorada de los billares ni nada de eso...
En esta ocasión estoy en fuera de juego.

12 alber130, día

Yo hasta hace poco más de un año tenía un bar que disponía de futbolín. Se llamaba La Estrella, si alguno es asiduo de Santander, aunque sólo sea en verano, seguro que lo conocía. Pues bien, hasta el último día que traspasamos el bar el futbolín continuó siendo un éxito, con infinidad de jugadores habituales, ya mayorcitos la mayoría, eso sí, eso hay que reconocerlo, pero no por ello menos hábiles. La de horas que he podido disfrutar tomando copas alrededor del mismo y viendo a estos fieras hacer auténticas virguerias con el invento del señor Finisterre.

Descanse en paz ese buen hombre.

13 hirvalui, día

Exacto baudilio, dos tipos de futbolines.

El de los muñecos de hierro con dos pies tiene el inconveniente de que no hay quien gire la muñeca por su peso, amén de que el encargado engrasa las barras dos veces: Nunca y ninguna.

El de los muñecos de madera que yo conozco sólo tienen un pie, eso sí bastante ancho. No recuerdo el número de centrocampistas, pero defensas había cuatro y delanteros tres.

Urbanmind

Lo que tú llamas "hueco", por aquí lo llamamos "guarro". Significa que no puedes meter gol con el extremo derecho de tu delantera, excepto si tiras de primeras con él. Esta excepción nos ha dado grandes tardes de gloria y mañanas de pellas -antiguamente de novillos, de rollo- a los malos jugadores como yo.

Tampoco eran legales las vueltas, conste.

PS: Urban, ¿es posible que me haya cruzado contigo por cierta web de algo así como equipo oriente?

14 hirvalui, día

Sólo el PSOE rivaliza con el Sr. Finisterre en haber hecho tanto daño a la educación -o la falta de ella- en España.

Que Dios lo tenga en su gloria. Al Sr. Finisterre.

15 UrbanMin, día

Hirvalui

¿Por qué sólo con el derecho?

Lo de las vueltas lo hacían los críos pequeños y algunos novatos. En partidas medio en serio no lo hablábamos nunca.

No, no he estado nunca por ninguna web que me suene así.

16 BenGrimm, día

http://en.wikipedia.org/wiki/FUTBOLIN

Curioso a donde ha llegado el futbolín...

17 BenGrimm, día

Aqui tenemos mas enlaces:

http://es.wikipedia.org/wiki/Futbol%C3%ADn

http://en.wikipedia.org/wiki/Table_football

http://en.wikipedia.org/wiki/Subbuteo

A este nunca le vi la gracia...

18 hirvalui, día

Ben

no lo sé. Supongo porque es con el que es más fácil tirar, especialmente si eres diestro. Es decir, es el más cercano al mango de la mano derecha que además te permite mejor ángulo de visión de la portería y al que te está defendiendo el ángulo más alejado y el defensa más alejado.

Pero esto sólo lo acabo de improvisar. En realidad no tengo ni idea.

19 hirvalui, día

Perdón, mi penúltimo comentario iba dirigido a Urbanmind. No a Ben.

Por cierto que si hubiera que dar el Sarlacc, yo diría que de nuevo baudilio -por más sensiblero y melancólico que se quiera poner con el jurgolín- debería llevárselo de nuevo por esos comentarios sobre la permanente de Juanma.

20 gambito6, día

Yo he vivido todo esto que habéis comentado referente a los futbolines y billares, pues yo me he criado en Madrid y había muchas casas de juegos recreativos, al píncipio me aficioné bastante al futbolin y si me tengo que decidir por algúno de los dos modelos que había, me decido por el de los jugadores sin pies y de madera, ya que este modelo no se escurría tanto como el otro y podía pisar mejor la bola y hacer alguna filigrana haciendo uso al mismo tiempo del juego de muñeca y lanzar un trallazo para meter gol.

posteriormente me aficioné más al billar francés y fuy un apasionado de este apasionante juego que todavía suelo practicar después de un largo paréntesis de inactividad. Es una lástima que hayan quitado casi todos los billares que había en Madrid, pues considero que es un juego bastante bonito.

gambito6

Herramientas