Menú

"Diez días con Ramón Calderón"

5

Para ser del todo justo, estoy convencido de que una de las promesas electorales que hizo Ramón Calderón durante la campaña, al menos una, tiene que estar cumpliéndola a rajatabla. Aseguró que no se entrometería nunca en la parcela deportiva, que llevaría en solitario Pedja Mijatovic, y tengo para mí que debe estar cumpliéndolo, más que nada porque no sé yo cómo podría sacar don Ramón el tiempo libre imprescindible para ocuparse del tema deportivo de un club de fútbol que, tal y como han consensuado todos y cada uno de los especialistas e historiadores, et considerado precisamente como un deporte desde el año 1863, fecha en la que se escindió del rugby y se creó la Football Association.

Hoy por hoy, no sé por qué, tiene mala prensa y no resulta políticamente correcto eso de que el presidente de un club de fútbol se inmiscuya en el fútbol. ¿Para qué le eligieron entonces los socios? ¿Para no inmiscuirse? Yo creo que Florentino Pérez, a quien acusaban incluso de hacer las alineaciones, se metió más bien poco, tendría que haber profundizado bastante más. Ahí está, sin ir más lejos, el caso de don Santiago Bernabéu, que metió el bisturí hasta la epiglotis, lo hizo casi todo él y puso las bases del que, medio siglo después, sería considerado por la FIFA como el mejor club de fútbol del siglo XX. El problema no es que el presidente intervenga, el problema es que el presidente sepa.

A lo que íbamos. He tenido ocasión de ver en Real Madrid Televisión un programa llamado "Diez días con Ramón Calderón" y, en el transcurso del mismo, he contado, así, por encima, sin dejarme tampoco las cejas en el intento, hasta diecinueve abrazos. A saber: Pedja Mijatovic, Joan Laporta, José María Gutiérrez "Guti", Michel Salgado, Ruud van Nistelrooy, Fabio Capello, Arancha Sánchez Vicario, Rafa Nadal, un señor que no conozco y que pasaba por allí, Carlos Alonso Santillana, Amancio Amaro, Francisco Gento, Alfredo di Stéfano, Ginés Carvajal, Jorge Valdano, Jenaro Díaz, Alex Mumbrú, Felipe Reyes, Gigi Becali y un gaitero. De las fotos perdí la cuenta.

Ustedes podrán pensar que son pocos abrazos para diez días, pero ya digo que están todos los que son, aunque no son, ni de largo, todos los que están. Y, contando con el hecho físico de que don Ramón tiene que dormir, comer y asearse, tampoco le queda mucho más tiempo libre. Porque, entre abrazo y abrazo, entre autógrafo y autógrafo, habla con el As, atiende a City FM, charla, naturalmente, con Real Madrid Televisión, asiste a un desayuno en la Agencia Efe, acude al plató de Tele Cinco y se marcha a Oviedo a la entrega de los premios Príncipe de Asturias. Ya podrá ocuparse Mijatovic del fútbol por el bien del Real Madrid, ya, porque el presidente del club no da a basto. Entretanto contratan a un relaciones públicas ya se ocupa él. Parece que le ha cogido el gustillo.

5
comentarios
Escribir comentario
1 baudilio, día

¡Ooooooh! Aquí Juanma al pie del cañón y colgando un artículo el mismísimo día de Navidad. Me equivoqué con él. Como figura señera de COPE que es, creí que había hecho lo que hacen las figuras señeras de la COPE: irse de vacaciones hasta que las ranas crien pelo. No veais lo que me diverto cuando en las tertulias de la emisora critican a veces las excesivas vacaciones de colectivos tales como los maestros de escuela. Juas. Así que loas y alabanzas a Juanma aunque luego los lunes me trate a patadas.

Pero lo cortés no quita lo valiente. ¡Que estamos en Navidad! Espíritu navideño; paz y ventura; buen rollito; Alianza de Civilizaciones. En resumidas cuentas: ¡No te metas estos días con Calderón! Si usa y abusa de las relaciones públicas, di que está alianzando; no menciones los abrazos, pues suena a aquello de abrazafarolas; que sale hasta en Radio-Taxi o Radio María, di que quiere estar en contacto con la masa social; que se ocupa de las relaciones públicas, pues bueno para el Madrí pues así se ahorra un sueldo cuyos dineros pueden invertirse en el fichaje de canteranos de River a precio de Balones de Oro. Pero eso sí, en cuanto vuelvan las figuras señeras de la COPE de vacaciones, o lo que es lo mismo en cuanto pasen estas entrañables fechas y venga la cruda cuesta de Enero, ¡leña al mono hasta que hable inglés!

2 sinatra1, día

Juanma, no se en cuantas apariciones de televisión has visto a Super-Calderón, pero sería capaz de asegurar que en estos días le queda tiempo de ayudar a Santa Claus !!!, pero no queda ahí, no, además tiene pactado con sus Majestades Melchor, Gaspar y Baltasar hacer el camino de Belén, y tengo noticias de fuentes fidedignas que durante el viaje a Baltasar le ha tirado los "tejos" futbolísticos, para jugar junto a Gaga, Hugaín, etc.
Qué tío !!!!!!

3 Nevers, día

Me sumo a las loas de Baudilio a Juanma por mantenerse al pie del cañón y traernos un artículo el día de Navidad. Ciertamente, se agradece.

4 UrbanMin, día

¡Feliz Navidad a todos! Y gracias por el artículo.

Tema interesante. Está relacionado con el artículo "Exitazo a pesar de Del Nido", donde se afirma y supongo que será verdad que Monchi es la auténtica cabeza pensante del Sevilla en lo deportivo, el artífice de su éxito.

El papel del "presidente" de una organización (puede ser desde EEUU hasta una empresa de apenas el tamaño suficiente para tener uno) es algo muy variable. Un método estándar de "patada hacia arriba" en algunos sitios es colocar al CEO de "presidente", con escaso poder real.

En el fútbol los modelos son diversos, incluso dentro de un mismo club. Lo importante para la marcha del equipo es que el "CEO deportivo" controle y tenga suerte.

Un error común es confundir estas tareas con una gestión "fácil", mecánica y protocolizada, que sólo podría hacerse correcta o incorrectamente. Nada de eso. Guste más o menos, estas tareas son lo opuesto a algo protocolizable y rígidamente evaluable por comparación con un canon maestro e infalible. Es arte y política.

Por lo que sé de la actual política del Madrid de fútbol, el que parte el bacalao en lo deportivo es Capello. Calderón, aparte su imprescindible papel en contratos y fichajes, podría "vetar" sobre todo por razones de estrategia económica (en un Marca decían que si Messi, y si yo fuese el presidente diría "ni jartos farlopa"). Mijatovic sería un ayudante de alto nivel, con menor poder de decisión.

Florentino no es que se ocupara poco de lo deportivo, es que no siempre lo hizo bien, confundido por lo que en la política de los estados se llamaría una "ideología". La suya era la de que un equipo de rutilantes estrellas ofensivas más peones cuya tarea estaría protocolizada (defensas, centrocampistas defensivos, entrenadores, utilleros, empleados de limpieza, etc) traería siempre buenos resultados deportivos y económicos.

5 UrbanMin, día

En resumen, prefiero que Calderón no se ocupe directamente de lo deportivo si no sabe mucho, puede tener éxito de sobra como presidente eligiendo bien a un Capello o a un Monchi que lo tengan.

Herramientas