Menú

Charada en Lausana

18

Lo siento, pero la historia sigue dándome vueltas a la cabeza. Si hay algo que no comprendo bien de la charada de Lausana es la labor de mediación de Juan Antonio Samaranch a la hora de conectar a Jacques Rogge con Carod Rovira. Alguien tendría que preguntarle cuanto antes al ex presidente del COI si ahora, a estas alturas de la película, después de todo lo que ha llovido y con la extraordinaria colección de paraguas que ha ido coleccionando tras medio siglo de frenética actividad política y deportiva, resulta que le ha picado el tábano nacionalista. ¿Qué pintaba allí Samaranch, enseñándole el Ayuntamiento al líder de Esquerra Republicana de Cataluña? Lo de su sustituto lo entiendo, porque el pobre no sabe de la misa la media, pero... ¿Samaranch?

Rogge recibe primero a Carod y más tarde dice que eso de organizar unos Juegos de países sin Estado no tiene nada que ver con el Comité Olímpico Internacional. Entonces, ¿para qué le recibe? ¿No le contó Samaranch quién era Carod y a lo que iba? ¿Nadie le explicó que lo único que buscaba el presidente de Esquerra era publicidad gratuita a costa del Movimiento Olímpico? ¿Acudió engañado a la cita? Samaranch, que es un profundo conocedor del COI y de la realidad española, sí sabía a qué iba Carod e interpreto que conocía de antemano la respuesta que le iba a dar Rogge. ¿Por qué le regalaron un bombo y un platillo al líder independentista catalán? La ignorancia no puede eximir de responsabilidad a los participantes en la charada de Lausana.

En cuanto a Lissavetzky, ¿qué decir que no se haya dicho ya de este hombre? Al secretario de lo que nos queda de Estado para lo que nos queda de Deporte debe parecerle también que tenemos demasiada España y, como le sobra, quiere ir acorralándola. Preguntado por la reunión Rogge-Carod-Samaranch, el químico, reaparecido tras los escombros de la tragicómica Operación Puerto, nos sacó de dudas al afirmar con contundencia lo siguiente: "puede entrar dentro de las competencias de Cataluña y puede entrar dentro de la normalidad". ¿Puede entrar o entra dentro de las competencias de la Generalitat? ¿Puede entrar o entra dentro de la normalidad? ¿Ni siquiera sabe eso? Lo que no entra dentro de la normalidad, se mire por donde se mire, es que un responsable político del máximo nivel colabore con semejante charada en vez de estar defendiendo los intereses del Reino de España, que es lo que le toca. ¡De menuda se libró el CNI!

18
comentarios
Escribir comentario
1 yorch, día

Poniendo los puntos sobre las íes como suele... Muy bien traído.

2 David196, día

Muy bien visto Juanma, el franquista reconvertido en nacionalista, me recuerda mucho al franquista reconvertido en magnate progre de la comunicación. Randolph Hearts a la española, pero en cutre y de Valdemorillo.

3 marianop, día

No es extraño que no comprendas bien –creo que no comprendes en absoluto– ni la labor de Samaranch ni la de Rogge. Hicieron algo tan simple como escuchar a alguien que quería exponer un asunto, supieran o no cuál era ese asunto, o conocieran o no con antelación la respuesta que le darían. A eso se le llama educación o cortesía, mira tú lo que te acabo de descubrir.

Existe otra opción, la que suele utilizar la derecha más cavernícola –no toda, afortunadamente– y que tu tan bien conoces y explicas en tu artículo, que consiste en no querer ni hablar con aquellos que piensan distinto o con los rivales, oponentes o como quieras llamarles. «No me da la gana ni de recibirte», se les dice, así, con un par, y uno se cree el más macho. Pero hete aquí que hay otra forma de hacer las cosas, que consiste en hablar y discutir, que es lo que hizo Rogge. Y después dijo que no era de su competencia lo que se le pedía. Y aquí paz y después gloria. Ah, pero claro, gestos como éste están desmembrando eso que tú llamas el reino de españa.

4 UrbanMin, día

Pues yo tengo algunas ideicas que exponer a Bill Gates, Zapatero y Bush, respectivamente, y ninguno de los tres tiene siquiera la educación de recibirme. ¡Derechones cavernícolas!

5 David196, día

Peculiar razonamiento ese. Se admite, es discutible que Rogge, no supiera ni quien es, ni que quiere Carod, pero Samaranch, hombre eso no es de recibo. Que quien ha sido franquista toda la vida hasta que llegó la democracia, como muchos, y que ahora se convierta en correveidiles de los nacionalsocialista pues es cuando menos peculiar. En fin no hay que confundir la educación con el paripeismos progre.

6 la_pluma, día

Entonces me imagino que Rogge estará todo el día de reuniones, si tiene que escuchar a todo el que quiere decirle algo. Atención los vecinos de Rogue, quieren echar un café pues a su casa que siempre recibe, que lo demás es de mala educación.

Por cierto no es este carod rovira el de la corona de espinas?, eso si que es educación.

7 taraso, día

Juanma, luego de las dudas que planteas, pensé mal. Aquí, es probable, que tanto engañado como engañadores, estén de acuerdo. El sucesor del Gurú, es Belga del norte. ¡No sabrá! Lo que se traen entre manos... los pollos. Como ya nos tildan derechones y pronto fachas, te propongo una campaña para el Fredom Spain. Para mí, con el estatuto y esto entra en él. Cataluña Libre. Y agradecidos que se vayan cuanto antes. Nos expolian en cuatro días. Y más contando con tanto patriota (ilustrado) cuidando las arcas. Léase, el impronunciable nombre del secretario del deporte y ZP.

Saludos

8 Juan Manuel Rodríguez, día

Para Marianop: Jacques Rogge no es diplomático sino presidente del COI. Y Samaranch -ahí está su extensísima biografía política- puede ser de todo menos independentista catalán. En su vida personal, tanto Rogge como Samaranch pueden hacer lo que les venga en gana. En cuanto que presidente de un organismo del calado universal que tiene el COI, uno, y ex presidente, el otro, atender, pasear y fotografiarse con un señor cuya intención (y lo saben ellos) es la de solicitar una chorrada como la de unos Juegos para países sin Estado, es tanto como darle carta de naturaleza. Ya que de recibir y ser amable se trata, si yo fuera secretario de Estado del Reino de España (no es que yo llame al Reino de España así, es que se llama así) solicitaría que Rogge me recibiera para solicitarle que le quitara todas las competencias en materia linguística a la Generalitat de Cataluña. ¿Sería competente Rogge en esa materia?... ¡No!... ¡Pero como se trata de ser amable! Por otro lado, al Reino de España no podrán desmembrarlo ni Carod ni cien millones de Carod, no es eso lo que me preocupa. Lo que me preocupa es que sepan defender mi dignidad, y creo que Lissavetzky no sabe, ni puede, ni quizás le dejen intentarlo. Como dice "la_pluma", Carod fue el que se colocó una corona de espinas en la cabeza. A él, y a lo mejor también a tí, le debió parecer muy gracioso, pero a mí me ofendió. Pero, ¡como tenemos que ser educados!... Yo con ese individuo no tengo que ser educado: él defiende lo suyo, y quiero que no le quepa la menor duda de que yo, y otros tantos como yo, defenderemos lo nuestro. Corren malos tiempos para la lírica, lo sé, pero servidor seguirá tocando. En el REINO DE ESPAÑA, por supuesto.

9 marianop, día

Para Rodríguez: pues yo espero que Lissavetzki se dedique a cosas más importantes que a defender tu dignidad, una cosita que a la mayoría nos importa un bledo. Allá tu si la perdiste.

Lo de llamar a españa reino, digo yo que será para ver si a fuerza de nombres pomposos adquiere cierta grandeza, la pobre. Supongo que a los países que pintan algo no es necesario adornarlos con epítetos tipo reinos, repúblicas, etc.

10 Juan Manuel Rodríguez, día

Para Marianop: ¿Y del resto, qué? ¿No dices nada del resto?... ¿Qué te parecería que Lissavetzky fuera a pedirle a Rogge que quitara a la Generalitat sus competencias linguísticas?... Puesto que todos tenemos que ser educados con todos, debería recibirle ¿no? Debería recibirle aunque supiera de antemano que él no puede hacer nada al respecto puesto que no es suya la competencia. ¿Te imaginas que diría Carod si Lissavetzky, aún sabiendo que no iba a conseguir nada de Rogge, viajara a Lausana para pedirle al presidente del COI que interviniera para eliminar las competencias en educación y sanidad de la Generalitat?... ¡La educación ante todo!, ¿no?... ¿Qué diría Montilla?... Por otro lado, insisto: el Reino de España se llama así, no es una cuestión de grandeza. No tengo ningún inconveniente en llamarla sólo España, mientras tú no tengas inconveniente en que a Esquerra la llame sólo Erra. Pero ¿no se llama Erra, verdad?... Pues a España se la llama oficialmente Reino de España. Y la capital del Reino, por cierto, sigue siendo Madrid. Por lo menos hasta el día en que Carod visite a Rogge para pedirle que sea Cataluña, en cuyo caso Rogge, que es un hombre muy educado, le recibirá para decirle que eso no es competencia suya.

11 marianop, día

Puedes estar seguro que no me quita el sueño quién tenga las competencias en materia lingüística en la Realidad Nacional de Catalunya (o algo así que pone el Estauto). Y por supuesto que sí, que Rogge debería recibir a todo aquel representante de un gobierno –llámese Carod o Lissavetzki– que se le dirija con una cuestión relacionada con el deporte. Como si a Lissavetzki, ese que se empeña en no defender tu dignidad, se le ocurre solicitarle ayuda para que la selección del reino de españa gane a la del Reino de Dinamarca y se clasifique para el campeonato de la República de Alemania. Supongo que el sueldazo de Rogge incluye atender esas cuestiones protocolarias. De hecho, no creo que su trabajo consista en mucho más.

Y no sé por qué iba yo a tener inconveniente en que llames como quieras a Esquerra, sea eso lo que sea.

12 Juan Manuel Rodríguez, día

Para Marianop: ¿Tú eres de los ingénuos que piensan todavía que la petición del otro día de Carod tiene que ver con el deporte? Estás muy equivocado. La petición de Carod es po-lí-ti-ca, y para eso utiliza como excusa el deporte. Unos Juegos para países sin Estado. Pero, ¿es Cataluña un país?... Primera noticia que tengo. Ni Cataluña es un país, ni está tampoco huérfana de un Estado porque forma parte del Estado español. ¿Qué tiene que ver todo esto con el COI?... Nada. Carod sólo quiere publicidad para su objetivo, y su objetivo es político y no deportivo. A él le importan una higa los JJ.OO. Lo que me molesta es el colaboracionismo de Samaranch en todo esto. Rogge recibirá a Carod por pura ignorancia, pero ¿Samaranch?... Me voy a releer el libro "El deporte del poder"...

13 marianop, día

Si, claro que había algo –o mucho– de política en la petición de Carod, pero es que el deporte y la política siempre van de la mano. Ya me contarás a qué vienen si no los himnos y banderas nacionales en unos JJOO. Pero vamos, Carod tiene el mismo derecho a intentar que Catalunya sea independiente –siempre que lo intente políticamente y no violentamente–, que tu a querer un reino de españa unido e indivisible.

Ahora bien, te aconsejo que no subestimes a Rogge. Conoce perfectamente Catalunya y sabe mejor que tú quién es Carod. Incluso comprende el catalán. No en vano hace muchos años que pasa los veranos en Cadaqués, pueblecito donde un extranjero aprende mucho antes el catalán que el castellano. No descartes, por tanto, que aambos –o los tres– protagonistas del episodio supieran perfectamente lo que estaban haciendo, si es que no lo habían pactado antes.

Desde luego no vas a encontrar en mi un defensor de Samaranch, un franquista reciclado. No conozco el libro que dices, pero te aconsejo «Los señores de los anillos»

14 UrbanMin, día

Marianop: seguro que puedes ilustrarnos sobre lo siguiente (yo no, si pudiera lo haría en este post). Cualquiera puede responder si sabe, claro.

- ¿Llevaba Carod una lista de entidades nacionales sin estado que deberían participar en sus juegos, o un criterio para elaborar dicha lista? ¿Entrarían los kurdos, en concreto?

- ¿Debe Rogge reunirse con cualquier representante que se lo pida de cualquier gobierno de cualquier país reconocido por la ONU?

- ¿De qué gobierno es representante Carod? ¿Recibió Rogge a Carod como representante designado por el gobierno de España (es decir, por Zapatero y no por Samaranch)?

- ¿Se reúne Rogge simplemente con quien considere oportuno?

Y también pido una opinión.

Muchos actores, empresarios, famosos etc a nivel mundial apoyan causas políticas de muy diverso tipo, entre ellas modificaciones de las fronteras, creación de países nuevos (Tíbet), o destrucción de países existentes (Israel). Empeñan en ello su imagen y a veces su dinero, otras veces sus empresas. ¿Es legítimo que Rogge utilice para ello al COI?

15 UrbanMin, día

Aclaro que mi último mensaje está escrito sin ver 2 ó 3 anteriores. Muy informativo lo de Cadaqués.

16 marianop, día

Allà voy, UrbanMin.

Pregunta 1. No tengo ni idea de si llevaba el listado. Supongo que deberían estar los kurdos. Aprovecho para hacer un inciso dirigido a un comentario anterior de Rodríguez: países sin estado son los que tienen un gobierno y un poder legislativo pero no un estado propio.

Pregunta 2. No sé si debe, pero desde luego puede.

Pregunta 3. Naturalmente representa al gobierno catalán, del cual es vicepresidente.

Pregunta 4. Ahí me has pillado, no tengo ni idea. Pero te remito a mi anterior post: Rogge conoce perfectamente la situación de Cataluña y de España.

Por lo que respecta al comentario, yo no creo que Rogge utilizara para nada al COI. Se limitó a recibir a Carod i escucharle. Pero es que además desde el punto de vista del bnacionalismo español hizo lo mejor, puesto que si se hubiera negado a recibirle, Carod hubiera tenido mucho más protagonismo.

17 Juan Manuel Rodríguez, día

Insisto: Cataluña no es un país. Y, desde luego, pertenece a un Estado.

18 marianop, día

No vamos a discutir por una palabreja de más o de menos (aunque si la buscas en el diccionario verás que tiene diversas acepciones, alguna de las cuales perfectamente aplicable a Catalunya). Supongo que la propuesta de Carod se refería a naciones, pueblos o grupos de gente –da igual el nombre– con gobierno y con poder legislativo pero que no son un estado independiente. Un torneo de las Cinco naciones, pero con más gente i menos rugby. ¿Que ahí hay política? Pues que la haya. ¿Que algunos pueden aprovechar para reivindicar sus ganas de independencia? Pues que reivindiquen. No alcanzo a ver el problema.

Herramientas