Menú

Algo se mueve en el madridismo

6

José Antonio Abellán dice que Ramón Calderón podría presentar su dimisión en la Asamblea del próximo 3 de diciembre. Esa sería, con el club judicializado y el voto por correo retenido y pendiente aún del oportuno recuento, la actitud más coherente por parte del presidente del Real Madrid. Y eso es precisamente lo que me impide tenerlas todas conmigo. Lo sensato, lo lógico y natural, sería que Calderón diese un paso al frente y reconociese lo que, por otro lado, ya es un secreto a voces: su presidencia está coja, y renquea más aún si cabe desde que El Tirachinas empezó a denunciar unas historias para no dormir que servirían de fuente de inspiración a los mismísimos Martin Scorsese o Francis Ford Coppola. Sería lógico que Calderón, como por otro lado ya dejó entrever en la prensa italiana, convocase elecciones, y por eso mismo dudo que lo haga puesto que sus últimas decisiones no están siendo presididas por la sensatez. Veremos.

De verdad que siento haber tenido razón en este asunto en concreto. Desde el primer día dije que las elecciones de junio constituían un profundo error y no solucionarían los graves problemas que tiene el club. Aquellas elecciones forzaron al socio a elegir entre cinco opciones verdaderamente malas, a cual peor; y acabaron siendo buenas sólo para quien acabó ganándolas, o sea Ramón Calderón. Ahora, en la situación actual, no es que las elecciones sean buenas, no, sino que constituyen la única salida lógica ante un panorama realmente kafkiano. Y serían extraordinarias si, además de convocarse con el tiempo suficiente para dar opción a candidatos nuevos, no concurriera a ellas ningún ex candidato, tapado, retapado o testaferro. El Real Madrid necesita una transfusión urgente de sangre nueva y de ideas atractivas y ambiciosas.

Si Calderón convoca elecciones, se presenta y luego resulta que las gana con autoridad y despejando todas las interrogantes que flotan ahora mismo en el ambiente, ¡olé por Calderón! Pero, sinceramente, no creo que vayan a ir por ahí los tiros. Algo se mueve en el madridismo, harto de estar harto, cansado de la imagen que el club traslada al exterior. Algo se mueve en el madridismo... por fin. De ahí que la Asamblea sea tan importante. Más relevante, por ejemplo, que el hecho de que Ramón Calderón fuera aclamado en su día en Móstoles tras acudir a presenciar un partido de veteranos, noticia que aparece, por cierto, en la página web madridista inmediatamente por delante de la convocatoria del "3-D".

6
comentarios
Escribir comentario
1 ElSalman, día

Bueno Juanma. No seamos tan positivistas, que no positivos. Unas elecciones en sí mismas no arreglan nada; ni una Asamblea. Sencillamente, porque si la mayoría de los socios apoyasen de nuevo a Calderón, eso no limpiaría en absoluto su imagen, puesto que los votos no lavan la inmoralidad. Seamos claros y creo que no es necesario poner ejemplos que pudiesen resultar insidiosos para Calderón y que todos tenemos presentes (la Alemania del primer tercio de siglo, ya sabéis...)

Efcetivamente hacen falta caras nuevas que nos saquen de esta situación, irrisoria para los antimadridistas y tétrica para los merengones. Pero la pregunta es: ¿Y si no las hay o no son capaces de convencer a la masa social?

Y por cierto, a Abellán, y siento decirlo, se le nota demasiado la impostura. Hacer periodismo de investigación no puede a uno llevarle a caer en lo peor de José María García. Si se cree que los oyentes le vamos a creer como si hablase ex cathedra lo lleva claro. Humildad, caballeros.

2 baudilio, día

Como el tema no es nuevo, repetiré lo que dije hace días: da igual pues se presentarán los mismos, Baldasano incluido. O cuatro testaferros y Baldasano, o sea cinco. Lo único que espero es que si finalmente convocan elecciones, lo hagan en una fecha prudente, no como las últimas sin tiempo para hacer una programación como Dios manda de fichajes y traspasos.

Off topic. O no. Declara Guti en el AS: "Van a demostrar que sin Guti también se gana". Pero ¿es que alguien había pensado lo contrario?

3 rafikk, día

Muy fino baudilio, muy fino. Este chaval tiene interiorizado que ha sido y es el salvador del equipo... pero seá posible? si juega espectacularmente solo uno en cada diez partidos y perjudica al equipo con goles en contra de su responsabilidad en otros cinco de esos diez partidos !!

saludos,

4 baudilio, día

Es lo que tienen estas renovaciones verbeneras. En una de las muchas que ha tenido R. Carlos en los últimos años, también se puso la vitola de imprescindible. ¡Ay, que tiempos aquellos en que a los de más de 30 años, les renovaban de temporada en temporada! Cuanto hecho esa costumbre de menos.

5 UrbanMin, día

O sea, que empatamos contra el Lyon porque fallamos un penalty... o porque nos metieron un gol en fuera de juego, jajajaja... ¡Qué ojo tiene el condenao! :-D Eso no me lo esperaba.

A mí la impresión que me da, y reconozco que puede ser injustificada, es que unos porque no les gusta Capello, otros porque no les gusta Calderón o la forma en que ganó o algunas erráticas declaraciones, otros porque no tragan ni a Capello ni a Calderón, y todos porque evitan confesar su específica fobia personal, disparan a todo lo que se mueve y buscan las razones después.

A mí lo de "los problemas del club" me parece muy abstracto. La sección de fútbol (y cada una de las demás, claro) es mucho más simple de lo que parece. Calderón, que no me gusta un pelo sobre todo de cara al público, puede terminar pasando a la historia como un buen presidente sólo por haber elegido a Capello y haberle entregado el 100% del mando en lo deportivo, fichajes y renovaciones incluidos (lo dijo el mister una vez a propósito de las negociaciones por Marcelo, Gago e Higuaín).

Y que mañana se confunda y diga que el contrato ha sido de 100 millones por 100 años. Y al otro que Raúl tiene 47 años. Y el martes que negocia con Cerezo el intercambio de estadios. Todo eso, que no daría ni frío ni calor al equipo principal de fútbol (ni a los demás), pueden ser razones contra Calderón. Pero después del partido, penaltys y fueras de juego aparte, el que aparece por la mirilla telescópica es Capello, no Calderón, y hay que disparar (balas de tinta :-) ).

También funciona al revés, pero no puedo razonarlo como si el que creyese mejorable fuese Capello.

6 yorch, día

¿Es cosa mía o el señor Calderón se llevó ayer una sonora pitada en Vistalegre?

Herramientas