Más allá de la taifa

« El referéndum egipcio y la cuestión democrática | Principal | La otra revuelta musulmana »

La OTAN decide engañarse en Libia

25 de Marzo de 2011 - 16:34:15 - Florentino Portero

Compartir:
Menéame Tuenti

Tras una tensa semana en la que los aliados han tenido oportunidad de decirse todo lo que piensan unos de otros, una sana terapia que supuestamente ayuda a liberar estrés, el Consejo Atlántico ha logrado llegar a algo que parece un acuerdo, por lo menos en la visión que el gran Groucho Marx tenía de un acuerdo.

En Libia se están desarrollando tres acciones militares independientes:

  • Hay un bloqueo naval que trata de llevar a efecto el bloqueo aprobado por el Consejo de Seguridad ¿Se está aplicando por igual a los dos bandos? No lo sé pero me temo que no. En cualquier caso los miembros de la Alianza Atlántica no tuvieron problema para asumir la misión como propia.
  • Hay una zona de exclusión aérea desarrollada en el marco de lo dispuesto por el Consejo de Seguridad pero que no cuenta con el apoyo diplomático de todos los aliados. Alemania, por poner un significado ejemplo, se opone por considerarlo un acto de guerra, que lo es, y estar en contra de involucrarse en una guerra civil donde no se sabe quién es peor ni las consecuencias regionales que puede tener. Aún así Alemania estaba dispuesta a dejar hacer si la mayoría de los aliados lo deseaban. Quien no lo estaba era Francia, por el fundado temor a que desde el Consejo Atlántico trataran de controlar el conjunto de acciones aéreas, las propias de una zona de exclusión aérea y las que no lo son.
  • Hay una campaña aérea en beneficio de los rebeldes, lo que implica una participación directa en una guerra civil que sólo puede finalizar positivamente si se logra un cambio de régimen. En esta operación han participado, por lo menos, franceses, británicos y norteamericanos. En contra han estado otros muchos, entre los que destacan Alemania y Turquía.

Por razones que no vienen al caso, Estados Unidos deseaba quitarse de encima la responsabilidad de dirigir la operación y endosarla a la OTAN, que para algo está. La bronca ha sido de antología y al final se ha llegado a un acuerdo que hace historia:

  • La dirección política de la alianza, ahora rebautizada como grupo de Contacto para Libia, se sitúa fuera de la OTAN con el argumento de que participan estados ajenos a la Organización. La realidad es que ante la oposición interna es mejor sacarlo del Cuartel General en Bruselas.
  • La OTAN se hará cargo de las misiones naval y de exclusión aérea, mientras que las acciones de combate contra los rebeldes correrán a cargo de sus protagonistas.
Conclusiones:
  • La OTAN acepta comportarse como una agencia de servicios militares al servicio de un Directorio externo y en contra de la posición de muchos de sus miembros.
  • La OTAN acepta engañarse a sí misma y al mundo, al comprometerse a establecer una zona de exclusión aérea a sabiendas de que algunos de sus miembros, Francia y el Reino Unido desde luego, lo van a violar en beneficio de una de las partes en la guerra civil.
Comentarios (8)
1 DasBoot, día 25 de Marzo de 2011 a las 17:58
Esta medianamente claro que a la OTAN se la ha metido con calzador pese a la oposicion del Gobierno Frances, que solo esta de acuerdo en colaborar cuando se hace lo que ellos digan.
Italia entre otros, dice que aqui no manda el "Petit Cabrgón" sino la OTAN y los USA no estan por la labor de tener 3 focos de batalla abiertos al unisono.
Los Turcos, de perfil,y el resto,mirando para las camaras para salir bien en la foto.
2 rmlf, día 25 de Marzo de 2011 a las 18:15


Cambio de regimen, sí o sí. Eliminación física o acuerdos negociados ofreciendo una salida con garantía sí o sí.
Aunque sea con la cobertura de la ONU, la esclusión aérea y el bloqueo naval son formas de presionar en un sentido, y el aguante de Gadafi (con todas las de ganar) de presionar en el otro.
No es asumible la opción de una escalada con tropas sobre el terreno; que de todas formas seguro que "de alguna manera" ya hay, y había.

El resto es salir de allí con la cara bien sucia y la OTAN kaput. A lo mejor es lo que se pretende.
No me estraña la bronca y los desmarques. Es una acción agresiva contra un Estado (es verdad que hay un tirano) donde los motivos, justificación moral o explicaciones no son claras y en la que se implica a toda la comunidad internacional a través de la ONU.
Hay mucha historía oculta y de relaciones que contar. Para la galería guerra sí, guerra no, Irak sí, Irak no, Libia sí, Gadafí no.

En fin. Saludos cordiales.


3 DasBoot, día 26 de Marzo de 2011 a las 18:21
Y ya tenemos a la OTAN convertida en un apoyo aereo "on demmand" para guerrillas como el UÇK.

Ataques aereos en apoyo del bando "politicamente correcto" con inevitables accidentes mortales en el contrario.

Si, una mision clarisima...

4 olioagua, día 26 de Marzo de 2011 a las 21:47
Al fin y al cabo se mueven que es lo positivo y da la sensación que ya se han puesto de acuerdo.

Que discutan quién lleva la batuta o cómo ejecutan la operación mientras intervienen para evitar la masacre y quitar a Gadafi, que es el único objetivo posible dada la situación aunque no lo digan o digan lo contrario, tienen también su parte de explicación en las posturas de los distintos participantes en la operación y que han de vender a sus propias sociedades, pienso en Qatar, en Emiratos y en Arabia.

Démosles tiempo, porque el paso dado ha sido hacia adelante y tendrá enormes consecuencias que son difíciles de prever. Pero creo que la balanza será en todo caso positiva. Como positivo serán, entre otros efectos democratizadores, que los problemas internos hagan que Basher el Assad y Siria dejen de intervenir en el Líbano.

¡Cuánto me hubiera gustado que hubiera sucedido lo mismo con Darfúr, Somalia, o Ruanda!
5 olioagua, día 26 de Marzo de 2011 a las 22:13
Hay un factor que tenemos que tener en cuenta a la hora de valorar lo que ocurre en el mundo árabe, y es su pirámide de edad, en las que más de dos tercios de la población tienen menos de 35 años, porcentajes que se repiten en el resto de países de su entorno, y que junto a la quiebra de la espiral del miedo, como la describe Gustavo de Aristeguí, conforman una masa crítica que ha tomado consciencia de su fuerza. La fatalidad que les invadía da paso a la esperanza.
Hemos de aceptar que tampoco son tan distintos de nosotros.
6 macarthu, día 29 de Marzo de 2011 a las 21:23
La hipocresía, un pecado tan extendido, llega a extremos insultantes. Estamos para evitar masacres, dicen los del No a la guerra -de Irak claro-, mientras bombardeamos a otros y supongo que algún daño les harán las bombas. Ahora ya hablan de echar a Gadafi, pero por los mismos motivos hay cientos, Siria sin ir más lejos. ZP es un auténtico infiel. No hace mucho iba de la mano de Gadafi y ahora le quiere meter un bombazo en la alcoba. Eso es acabar con una pareja de por vida y nada dicen las de la igualdad. El petroleo era el objetivo en Irak, aquí deben ser las fábricas de telas para turbantes. Hablan de instaurar la democracia con el mismo que tenía Gadafi de ministro de justicia. En fin, todo mentiras, como por otra parte caracteriza a este gobierno y su partido, desde los tiempos de los tiempos.
7 DasBoot, día 30 de Marzo de 2011 a las 20:21
¿que es eso de miembros de Al-Qaeda en la "resistencia"?

¿Habremos metido la pata (como siempre) al intervenir a favor de un bando?

¿Otro Kosovo?
8 olioagua, día 30 de Marzo de 2011 a las 21:47
DasBoot

En absoluto.

El gran perdedor del proceso contra los gobiernos corruptos y dictatoriales el Al Qaeda, y la anterior afirmación la corroboran la inmensa mayoría de analistas árabes y expertos occidentales. Lo que no impide que en casos particulares grupos yihadistas traten de aprovecharse y pescar en rios revueltos. El caso libio y el de Yemen son claves.

Ahora es fundamental que se le dé tiempo a la oposición para organizarse y canalizar las ansias de cambios y de libertad que la mayoría de las sociedades anhelaban.
En formato RSS© Copyright Libertad Digital SA. Juan Esplandiu 13, 28007 Madrid.
Tel: 91 409 4766 - Fax: 91 409 4899