Más allá de la taifa

« Democracia en Egipto | Principal | El fracaso del multiculturalismo »

Democracia en Oriente Medio

12 de Febrero de 2011 - 21:12:29 - Florentino Portero

Compartir:
Menéame Tuenti

Algunos de los comentarios al anterior post expresan serias dudas sobre la posibilidad de que la democracia pueda arraigar en Oriente Medio. Del mismo modo hay quien rechaza los ejemplos de Japón, Turquía o India, como casos modélicos de sistemas democráticos que funcionan a pesar de que las culturas autóctonas eran ajenas a una tradición liberal parlamentaria. Comprendo las objeciones y creo que el tema tiene enjundia más que suficiente para que intentemos tratarlo más a fondo.

No creo que haya ningún impedimento objetivo que haga imposible que cualquier cultura humana pueda vivir en democracia. Allí donde hay un homo sapiens hay un ansia de libertad porque éste es un valor universal, no expresión de una sociedad determinada. Pero tampoco creo que la democracia pueda imponerse fácilmente sobre una nación. Desde luego hay precedentes, ni los alemanes ni los japoneses habían demostrado un gran interés por vivir bajo un sistema político de estas características pero cuando se les obligó se demostró que funcionaba. Se puede afirmar que eran sociedades tan autoritarias que estaban dispuestas a hacer casi cualquier cosa que se les ordenara..., pero me parece que es forzar mucho el argumento. Sólo en circunstancias excepcionales, por ejemplo una guerra devastadora, puede imponerse una democracia y no siempre arraigará, porque las características culturales cuentan y mucho. En cualquier caso no se trata de imponer nada a los árabes, entre otras cosas porque no estamos en condiciones de hacerlo, sino de coordinar las políticas de los estados occidentales y de sus aliados en el área Pacífico-Índico para forzar determinadas trasformaciones que faciliten el fortalecimiento de las posiciones políticas moderadas y la paulatina transición hacia regímenes más representativos y eficaces.

Me parece impúdico el espectáculo de determinados medios de comunicación que apoyaron la Alianza de las Civilizaciones, con lo que ello implicaba de renuncia a defender la promoción de la democracia, y que ahora festejan el triunfo de la "revolución democrática". Si tan buena es ¿por qué no la apoyaron cuando tocaba? ¿Cómo saben que es democrática? No pongo en duda que los jóvenes internautas que la promovieron desean que Egipto avance en esa dirección, pero ¿qué tanto por ciento de los jóvenes egipcios tiene un ordenador y una conexión a internet? Desde luego, muchos de los manifestantes en El Cairo y Alejandría no respondían a ese perfil. El odiar a un dictador no te hace demócrata, de la misma manera que no se me ocurriría afirmar que los seguidores de Hizboláh en Líbano o de Hamás en Gaza que se han lanzado a la calle para festejar la caída de Mubarak sean exponentes de una supuesta deriva democrática de estas liberticidas y fundamentalistas formaciones políticas.

La sociedad egipcia puede llegar a ser democrática, pero no estoy seguro de que la presente revolución sea la vía más segura. La democracia es mucho más que unos formalismos para resolver de forma legítima una decisión. Por encima de todo la democracia es la expresión de unos valores que nos permiten convivir respetando la dignidad y la libertad de cada individuo. Esos valores no se adquieren fácilmente, requieren de un proceso lento en el que el arraigo de las instituciones, la eficacia de los servicios sociales, las expectativas de futuro, la educación media... tienen un papel crucial.

Tampoco hay que desdeñar el papel que juega la falta de libertad. Creo no equivocarme si afirmo que en Irán hay ahora más demócratas que en los días del Shah. Ya sé que Irán no es un país árabe y que su nivel medio de educación es alto, pero la realidad es que los islamistas en el poder han logrado irritar a tanta gente que hoy el bloque democrático es una realidad tangible y numerosa. Cuando las fuerzas de la OTAN entraron en Afganistán se encontraron con una sociedad que estaba harta de los fanáticos y dispuesta a ensayar formas de gobierno más representativo.

Muchos comentarios, en este blog y fuera de él, subrayan la idea de que el Islam es incompatible con la democracia. Estoy de acuerdo en que el Corán lo es, cosa distinta es cómo interpreten los propios musulmanes lo que el Islam deba ser en el siglo XXI. Ese es un problema de orden socio-cultural en el que nosotros tenemos muy poco que decir. Les corresponde a ellos orientar sus propias vidas, como nos correspondió a nosotros definir Occidente. La cuestión liberal, antesala de la democrática, se planteó a partir del siglo XVIII y sólo después del Concilio Vaticano II la Iglesia Católica la asumió plena y sinceramente. Le costó mucho tiempo y en el camino amargó la vida de miles de sinceros católicos liberales. No dudo que en el Islam costará mucho trabajo y sacrificios, pero no veo razón para que no lo consigan. Los casos de Turquía, Malasia o Indonesia son experiencias interesantes y estimulantes.

Se me critica por citar a Turquía, India o Japón como modelos. Bien, ya sé que son regímenes manifiestamente mejorables, unos más que otros, pero lo importante es el camino recorrido. Si, como afirmaba antes, la democracia es una forma de vivir en comunidad que se caracteriza por la legitimidad del proceso de toma de decisiones y por el respeto a la dignidad y libertad de los individuos, habrá que reconocer que eso no se improvisa, que de lograrlo será el resultado de años de experimentación, con pasos adelante y pasos atrás. Yo no espero que dentro de cinco años las instituciones iraquíes se puedan comparar con las británicas, pero me sentiré muy satisfecho si funcionan y son representativas. Sólo entonces se podrán asumir nuevos retos. Decía San Ignacio que cada día tiene su afán y de eso se trata, de que las sociedades elijan la dirección apropiada y que, a pesar de los inevitables tropiezos, vayan consolidando un estado de derecho, unos mecanismos de representación y unos valores. La democracia india tiene mucho más valor que la española, porque sobrevive en circunstancias socio-económicas muy adversas y eso está proporcionando a ese extraordinario país una estabilidad formidable, base de su proceso de acelerada aunque desigual modernización. No pidamos más de lo que es posible y dejemos al tiempo hacer su trabajo.

Comentarios (12)
1 Justivir, día 12 de Febrero de 2011 a las 22:46
Profundísimo tema éste como para pretender hacer aportaciones definitivas en las pocas líneas que nos dejan los comentarios. Pero tener nada menos que una lección del profesor Portero es como para decir: “así se las ponían a los lectores de Libertad Digital”.

Yo creo que el Islam, los países de confesión mayoritaria musulmana, sufren una grave crisis que tratan de resolver por una de estas dos vías: la creación de verdaderas democracias asimilables a las occidentales (si tal cosa es posible) o la radicalización (“la solución es más Islam”)

A mi juicio se ha evidenciado que el mundo musulmán no puede alcanzar los niveles de desarrollo o de bienestar de las democracias occidentales (las opulentas petromonarquías monoproducto serán un recuerdo en unos decenios) y frente a ello se apunta la vía de la aproximación o la del distanciamiento/destrucción del odiado occidente, que les deja en evidencia y que tanto puede tentar a sus jóvenes.

Hace sesenta años les pareció que el socialismo podría ser una vía para mejorar sin aceptar lecciones de occidente, pero hoy en día ya ni eso.

Veremos ahora en Egipto por qué lado se arrancan. Esa “transición a la democracia” que pregonan los reporteros de balcón de hotel habrá que verla. Irán y los petroestados se afanarán en lo contrario. Por el momento, me temo que los mismos que se han valido de Internet y las redes sociales se han de apresurar a cegarlas, no vaya a ser que siga entrando aire fresco.
2 viplafo, día 12 de Febrero de 2011 a las 23:11
Señor Portero, el paso que debe dar una sociedad islámica para convertirse en democráctica (elecciones + estado de derecho) obligaría a corregir el mensaje de Mahoma.
Aunque nos parezca una atrocidad ellos ven con buenos ojos que la mujer sea inferior, que el creyente que abandone el Islam sea castigado, que no se tolere otro tipo de confesión, que pecado y delito vayan cogidos de la mano, que las costumbres más cotidianas se vinculen a los mandatos del Corán...
¿Sabe cuál es la "solución"?: sociedades islámicas con ejércitos fuertes cuyos mandos mendios y superiores sean formados en países occidentales y que dependan de éstos para los suministros. ¡Ah! y a ser posible que jefes y generales viajen mucho y se empapen de las ventajas de "otra forma" de vida.
Termino: ya verá usted lo que tardan los hermanos musulmanes de Egipto en intentar presionar a sus Fuerzas Armadas.
3 carioca, día 13 de Febrero de 2011 a las 01:24
Me asomo por aquí hoy sólo para saludar y darle la enhorabuena por el blog, si bien he de decir que, de momento, me resultan más interensantes, claras y precisas –sin divagaciones- sus intervenciones en la tertulia radiofónica de la noche. De momento, ya digo.
8-)
4 menorqui, día 13 de Febrero de 2011 a las 01:53
Hola, buenas, yo promociono la inclusión de los países del norte de África en la UE. Decirle a la población de esos "países". De aquí a cinco años, cumpliendo estos requisitos, mercado libre con Europa, cómo lo veis. entonces se pondrían a funcionar, tendrían una oportunidad. Sé que es un sueño imposible. Los sueños imposibles han hecho grande a Europa.
5 Hegemon1, día 13 de Febrero de 2011 a las 08:02
Una vez, en la escuela, escuché un cuento o fábula creo. Un joven es atado de manos y obligado a vivir encerrado en una casa. Pasan los años y el joven envejece pero con el paso del tiempo se acostumbra a vivir como le impusieron, atado de manos y encerrado con lo que el paso del tiempo le había proprocionado la habilidad suficiente para sobrevivir de esa manera. Un día le quitan las ataduras y le dejan libre pero el hombre pregunta ¿Y qué hago ahora? No sé vivir de esta manera, no se vivir en libertad....

Lo que pasó después no lo sé pero el final puede ser de muchas maneras. Volver voluntariamente al estado de semilibertad, libertad total, se muere, no se....deberemos esperar porque es lo mismo que puede pasar en el Magreb. Se han acostumbrado a vivir sin democracia y puede que sólo aspiren a cambiar de tirano y no a implantar su libertad.

Esperemos a ver.
6 DasBoot, día 13 de Febrero de 2011 a las 18:26
Me va a costar decir algo nuevo e interesante.

Lo que considero dificil de compatibilizar es el sistema presuntamente democrático de occidente con el Islam fanatico.

Que conste que tambien lo considero dificil con el radicalismo catolico.

Cuando una confesion religiosa afirma tener la verdad revelada y en ella se incluye un codigo de conducta, se hace incompatible con la libre eleccion de gobernantes.

Aun recuerdo una pelicula de los años 50 o 60 (de italianos) en la que el cura del pueblo decía desde el pulpito "no os puedo decir lo que teneis que votar, pero todos domos democratas, tambien somos cristianos. Democratas y cristianos..."

Mientras las Mezquitas tengan tanto poder entre los musulmanes, dificil será una democracia en esos paises.

Y viendo nuestro ejemplo, a veces creo que no somos un modelo a exportar...
7 pedromar, día 13 de Febrero de 2011 a las 20:02

(I)

[Iba a reproducir el texto del señor Portero, pero como eso haría mi comentario todavía más extenso de lo que ya es, que no es poco, prescindo de él. Lo he hecho en el blog de Moa: es el nº 203 del hilo de hoy. Es que allí se pueden colocar 10 mil caracteres por mensaje]

Esta columna de hoy resulta realmente interesante para comentar. Muy intersante. Y lo digo porque tenemos que enfrentarnos a unos hechos indubitables pero en cuyo análisis discrepamos. Y ese es el campo en el que me voy a situar: en si las bases de análisis que utiliza el señor Portero son o no son adecuadas, o dicho de una manera más directa: si sirven o no sirven para dar explicación a los problemas que solo hace unos días se han presentado ante nosotros, lo cual no quiere decir que no estuviesen ahí anteriormente, solo que ahora, al salir a la luz de una manera inocultable, nos vemos obligados a tratar.

[...]

8 pedromar, día 13 de Febrero de 2011 a las 20:04

(II)

Allí donde hay un homo sapiens no solo hay democracia; es más: si a la historia nos atenemos, lo habitual es que no la haya, con lo cual resulta muy atrevida esa afirmación de que el hombre y la libertad vayan unidos, y más aun que esa libertad pase por la necesidad de levantar un régimen democrático; uno porque la libertad no se circunscribe a la libertad política, de hecho muchas dictaduras tuvieron un liberalismo económico pujante, caso de Chile con Pinochet; y otro porque hay libertades políticas, tal y como sucede con la libertad de expresión, que pueden convivir con todas las corrupciones imaginables y con la mayor de las decadencias. Los hechos así lo demuestran.

Por otra parte el ansia de libertad resulta demasiado ambiguo para tomarlo como la base del sistema democrático, puesto que hay democracias y democracias. Toda América, salvo Cuba, tiene regímenes que se sustentan en elecciones; dudo mucho que el simple hecho de tener elecciones satisfaga las necesidades de esos pueblos (tampoco la ausencia de elecciones, por supuesto; solo hago hincapié en que es gratuita la relación elecciones>democracia>bienestar, y a los hechos me remito, hechos que se pueden rastrear desde la Atenas de Platón hasta hoy).

9 pedromar, día 13 de Febrero de 2011 a las 20:06

(III)

Donde hay hambre lo que la gente quiere es comer; donde hay guerra lo que el pueblo quiere es ganar esa guerra o bien, de perderla, una paz llevadera. Por tanto la situación en la que esos homo sapiens se tienen que desenvolver no es siempre la misma, y resulta difícil de creer que la solución pase por una sola opción: un régimen democrático.

[...]

Salvo en el caso del parlamentarismo británico (lo de democracia vamos a dejarlo, puesto que el parlamentarismo no siempre ha conllevado el sufragio universal, y no entremos en el asunto del sufragio universal mediante voto electrónico, donde el software, caso de Estados Unidos, dicta el ganador en el 80% de la mesas electorales y sin que haya recuento de papeletas, ni el caciquismo y las elecciones amañadas de hace no muchas décadas, tanto en España como en otros países), el resto de países europeos han vivido la mayor parte de su historia ajenos por completo a lo que es la democracia. Cierto que la democracia es un fruto de la civilización occidental, lo cual no quiere decir que no lo sea también el nazismo y el comunismo, que son posteriores al parlamentarismo y al régimen liberal, y otros regímenes anteriores a todos ellos y que tampoco eran democráticos.

Los casos de Alemania y Japón, ciertamente, son excepcionales; sus regímenes fueron impuestos por quienes los derrotaron; pero hemos de aceptar que los grupos políticos que contienden en las elecciones respectivas son prácticamente intercambiables, cosa que no ocurre en un país cuyos problemas sociales y económicos han polarizado a sus habitantes hasta el extremo de separarlos defendiendo regímenes opuestos.

10 pedromar, día 13 de Febrero de 2011 a las 20:09

(IV)

En el caso de Turquía las elecciones han llevado al poder a los islamistas después de que los turcos se sintieran engañados por los europeos al no aceptar estos, y con razón, la entrada de su país en la UE. Solo los militares y su golpismo garantizaron en Turquía el régimen partitocrático, pero está por ver si esos mismos militares mantendrán la misma observancia en el futuro.

Y en el caso de la India nos acercamos mucho más a lo que es la pugna entre diferentes clanes oligárquicos, unido además a los conflictos étnicos y religiosos. Probablemente en la India no ha habido dictadores por la sencilla razón de que es imposible que un dictador logre formar los apoyos suficientes como para mantenerse en el poder. No es extraño tampoco que sea en la India donde tantos credos religiosos y corrientes filosóficas hablan de la paz, dada la violencia terrible a la que históricamente ha estado sometida.

[...]

Lo mismo vale para aquellos que de facto estuvieron apoyando a los regímenes autócratas o tiránicos del mundo árabe; es decir: los regímenes liberales o socialdemócratas occidentales. Ahora parece como si esos regímenes corruptos se hubiesen mantenido por sí mismos, olvidando toda la ayuda económica y política que han recibido de Occidente.

[...]

Y eso lleva latente desde hace décadas, desde la irrupción de los comunistas y posteriormente del islamismo en la escena política; no es de ahora, no. Y en países como Argelia se impidió que el islamismo, que ganó las elecciones, accediese al poder. Por tanto Occidente no defendió la democracia, sino su propia seguridad, y para ello no dudó en fomentar guerras tan crueles como la argelina.

****Esto es muy latoso. Si quieren leerlo vayan al 203

http://blogs.libertaddigital.com/presente-y-pasado...
11 pedromar, día 14 de Febrero de 2011 a las 01:18

(I)
Si lo decía anteayer César Vidal: “Nilo arriba uno se encuentra con unos modos de vida que anteriores a la Baja Edad Media”

Cerca de 40 millones de egipcios viven con menos de 2 dólares EE.UU. al día - mucho más pobres que los habitantes de Gaza que están vendiendo la comida que recibió a través de la generosidad occidental de Egipto.

Thomas Friedman escribió en el 05 de febrero The New York Times:
Por supuesto, China por sí sola no está alimentando la revuelta aquí - pero China y el aumento del consumo de todo el mundo en desarrollo de Asia y el LED de la carne, el maíz, el azúcar, el trigo y el aceite es, sin duda. El aumento de los precios de los alimentos y la gasolina que se estrelló en esta región en los últimos seis meses con claridad afilado descontento con los regímenes ilegítimos - en particular entre los jóvenes, pobres y desempleados.

Desde entonces, el impresionable Friedman ha hecho su camino a la plaza Tahrir, en el que ahora escribe odas al espíritu de la libertad de barrido Egipto. El 7 de febrero, escribió que "la verdad está saliendo a borbotones de aquí como un torrente de una fuente rota".

El problema es que la gente quiere comer casi todos los días. Los expertos y politólogos hablan de una selección de modelos políticos como si estuvieran en un concesionario de Ford en lugar de la escena de una catástrofe nacional.
New York Times el columnista Roger Cohen titulada 07 de febrero su oferta, "de Teherán de 1979 y de Berlín de 1989?"


12 pedromar, día 14 de Febrero de 2011 a las 01:22

(II)

Egipto no tiene petróleo, la industria insignificante, pequeñas cantidades de gas natural, y 40 millones de personas que están a punto de llegar a ser muy, muy hambrientos. Sin encontrar la manera de alimentar a la mitad inferior indigentes de la población egipcia, toda la palabrería de los "modelos" se escaparates.

No habrá suficiente dinero para ayuda alimentaria de emergencia, por no hablar de un "Plan Marshall". Cohen debe invertir en una calculadora de bolsillo.

En este punto, los egipcios se comienzan a morir de hambre. La respuesta inmediata del Gobierno es gastar más. nuevo ministro de Finanzas de Egipto, Samir Radwan prometió el 5 de febrero que las subvenciones públicas que compensan el aumento del precio del mercado mundial de alimentos. El presupuesto del gobierno ayudaría a "lograr la justicia social", Radwan dijo a los periodistas.

El New York Times el 8 de febrero citas Mohamed ElBaradei, el líder de la oposición figura, quejándose de que el mundo árabe es "una colección de estados fallidos, que no añaden nada a la humanidad o de la ciencia" porque "la gente se les enseña a no pensar o actuar, y se siempre dará una educación inferior. Eso va a cambiar con la democracia. "

Ya es demasiado tarde. Un país que todavía practica la mutilación genital femenina no puede realizar un gran salto a la modernidad (a modo de comparación, China comenzó a suprimir los pies obligatorio en 1911 y erradicado por completo poco después de 1949).


http://translate.google.es/translate?js=n&prev...
En formato RSS© Copyright Libertad Digital SA. Juan Esplandiu 13, 28007 Madrid.
Tel: 91 409 4766 - Fax: 91 409 4899