Made in USA

Noviembre 2010


¿No podemos confiar en ningún político?

23 de Noviembre de 2010 - 15:31:34 - Gary Stewart - 6 comentarios

Llegaron como Trinidad y Neo de “Matrix” - guapos, peligrosamente focused y con ropa que llamaba la atención.

 

“¿Quiénes sois?”, les pregunté.

 

“Somos el equipo de la Ministra de Ciencia e Innovación,” me informaron. “Llegará en 5 minutos.”

 

Sabía que la Ministra era emprendedora en el sector de biotecnología pero nadie me había dicho que su especialidad era la ingeniería genética.

 

Poco después llegó la Ministra, Cristina Garmendia. Su estilo personal era más Kate Moss que Hillary Clinton. En lugar de darme la mano, me ofreció dos besos y una sonrisa. Después de una charla breve entre la Ministra, Juan José Güemes, Diego de Alcázar, Santiago Iñiguez y yo, entramos en el aula magna de IE Business School para clausurar los IE Venture Days.

 

Los Venture Days son unas jornadas que celebran el emprendimiento en IE Business School. Las organizo como director del Venture Lab. Es un evento por emprendedores para emprendedores. Además de la Ministra, entre los ponentes y panelistas se encontraban:

 

  • representantes de inversores institucionales y/o públicos como Sergio Pérez Merino de Caixa Capital Risc, Arturo Azcorra, director general de CDTI,  Rafael Camacho, director general de Genoma España y Enrique Gómez, consejero delegado de ENISA;

Todos compartieron sus experiencias, buenas y malas, como emprendedores e inversores, y escucharon las presentaciones de los mejores proyectos emprendedores de los alumnos y antiguos alumnos del IE Business School, inclusive proyectos como doctordoctor.es (una plataforma para terminar con “la pesadilla” de reservar cita con el médico), OpenKM (una aplicación de gestión documental) y Yogya (una tecnología que transforma los neumáticos en energía sin contaminar el medio ambiente). Fue un evento muy chulo. Las ponencias eran conversaciones honestas entre emprendedores, los alumnos hicieron presentaciones excelentes, y salimos en todos los medios relevantes para emprendedores, incluyendo Expansión, Cinco Días, Libertad Digital y Cotizalia.

 

Ya sabéis que no soy fan de la clase política española, ni de ninguno de los dos partidos políticos principales. En general, creo que son parte del problema, y no de la solución. Pero la Ministra y su equipo me parecieron distintos.

 

Primero de todo, ellos nos buscaron a nosotros. Hace seis meses, Antonio López López, asesor del gabinete de la Ministra, asistió a los Venture Days de julio de 2010. Participó como miembro del tribunal y después se ofreció para ayudarnos. No sabía si lo decía en serio, pero a la vuelta de las vacaciones se puso a nuestra disposición. Asimismo, en sus presentaciones, los directores de ENISA y CDTI reconocieron que sus dos organizaciones habían cometido un montón de errores pero resaltaron que estaban intentando aprender de dichos errores y que realmente tenían ganas de apoyar a los emprendedores. Y, como los dos son antiguos alumnos del IE, los estudiantes no les dejaron escapar. Era genial ver a indios, alemanes y chinos presentando sus proyectos en español a los directores de las dos fuentes principales de capital semilla en España con el fin de conseguir encuentros con ellos. Parece que la gran mayoría los consiguieron.

 

La intervención de la Ministra me resultó particularmente interesante, porque es emprendedora y empresaria de éxito. Me parece una receta para resultados mediocres esta costumbre de nombrar ministros a gente sin experiencia previa en el sector en cuestión. ¿Como se justifica encargar billones de euros de los contribuyentes y el desarrollo de una área estrategicamente esencial para el país a alguien sin conocimientos profundos y “real-world” del área que se pretende liderar? Después de las recientes elecciones en los EEUU, Peggy Noonan, una comentarista conservadora del Wall Street Journal y antigua redactora de discursos de Ronald Reagan, criticó a algunos candidatos del Tea Party: “Hay una vieja tradición que realmente debería volver. Se debe ganar el camino en la política. Hay que tener una vida anterior, construir una cadena de logros, y solo entonces, ingresar en el servicio público. Y se debe tener talento de verdad. Hay que ser capaz de atraer a la gente. Es más que intimidar, más que hacer declaraciones vacías y burlarse de la oposición. Hay que ser capaz de persuadir.”


Cuando la Ministra habló de los retos del ecosistema emprendedor, se nota que habla de experiencia propia. Y aprovechó su intervención en los Venture Days para anunciar la creación de un nuevo fondo de capital riesgo de €300 millones que pretende incentivar la inversión privada a través de un sistema de co-inversión (y no subvención). Estas iniciativas son imprescindibles, ya que el capital riesgo privado en España está poco desarrollado y tiene bastante aversión al riesgo. Y no se trata de reinventar el fuego - es la misma receta que han usado en los EEUU con bastante éxito. Por otro lado, anunció que está previsto la creación de un Estatuto de Joven Empresa Innovadora destinado a apoyar la creación y la consolidación de las jóvenes empresas (empresas con menos de 7 años) de base tecnológica.


Solo os puedo decir que todos los emprendedores e inversores en el aula magna del IE Business School estuvieron muy atentos durante su discurso. Faltan muchos detalles concretos, y ya hemos tenido muchas experiencias desesperantes con falsos profetas. Pero me parece que, por fin, podríamos confiar en alguien con la experiencia relevante, sin militancia política anterior, que entiende los matices reales entre ser emprendedor y ser empresario, y que el tonto que va a arriesgarlo todo para crear una empresa (es decir, el emprendedor) necesita un ecosistema bastante más favorable que el que existe en España actualmente. Ya sé que puede parecer una “americanada” ya rechazada eso de creer en “yes, we can”, pero cuando existe la posibilidad y el interés sincero en cambiar las cosas, no me parece una opción resignarme al pesimismo y parálisis.




 

Barack Obama y el fracaso positivo

8 de Noviembre de 2010 - 00:29:42 - Gary Stewart - 7 comentarios

Quizás son gajes del oficio, pero veo a Barack Obama como un emprendedor político en un momento crítico. Ha fracasado rotundamente en las últimas elecciones, y ahora tiene que decidir cuál será su próximo paso, si va a seguir casado con una visión rechazada o si va a adaptarse al mercado (en este caso, los votantes estadounidenses).

En mi último post, argumenté que hay 5 pasos para conseguir el éxito:

· think big;

· fracasar;

· aprender de los errores;

· refinar la idea; y

· ejecutarla mejor la próxima vez.

En este post, aplico este marco a la presidencia de Obama.

1er paso: Think Big

Obama llegó al poder como la esperanza encarnada. Después de ocho años de George W. Bush y la crisis financiera más terrorífica desde la Gran Represión, los estadounidenses empezamos a perder nuestro "mojo", al estilo de Austin Powers. Estábamos hartos de guerras largas y caras, la creciente desigualdad entre los ricos y la clase media, y políticos mentirosos, acomodados y falsos. Buscamos un cambio radical, y "yes, we can", era el mensaje correcto en el momento correcto.

2º paso: fracasar

A pesar de los mejores esfuerzos de Obama, "No, we still haven’t" es la cruda realidad estadounidense. El país va más o menos bien, pero no es suficiente para la gran mayoría de votantes. The Economist explica,

A pesar de sus problemas, Estados Unidos tiene mucho más a su favor que su estado de ánimo actual sugiere. Sigue siendo la economía más innovadora en la tierra, el lugar donde las mejores universidades del mundo se reúnen con los bolsillos más profundos del mundo. Su demografía es favorable, con una alta tasa de natalidad y territorio ilimitado en el que se expanda. Tiene una fuerza laboral flexible y trabajadora. Los inversores del mundo todavía piensan que es una buena apuesta a largo plazo. Las personas más emprendedoras en la tierra todavía claman por venir a Estados Unidos. Y todavía tiene un presidente con talento que sin duda puede hacer mejor que ha hecho hasta ahora.

Está bien, pero la supervivencia mediocre no nos sacia a los estadounidenses. Nuestra religión principal es el sueño americano, y mucha gente ve a Obama como un falso profeta con prioridades equivocadas. Yo diría que es más como un joven emprendedor, que ha estado tan enamorado de su visión que le ha dado igual la respuesta del mercado. Casi peor, ha olvidado que la venta de una idea es en muchos casos más importante que la idea en sí. Obama ha querido reformar varios aspectos del sistema americano que, según los sondeos electorales, no son las prioridades de la gran mayoría de los estadounidenses, a quienes les da igual (por el momento) reformas de los sistemas financieros y sanitarios. Y aunque las guerras en Afganistán e Irak podrían promover una estabilidad global a medio-largo plazo, son distracciones no urgentes para gente más preocupada en proteger sus trabajos y sus casas.

El plan de estímulo de Obama es más directamente relacionado con la economía, pero aunque el país lleve 10 meses seguidos creando trabajo en el sector privado y vaya creando más trabajos de lo previsto, el crecimiento no es suficiente para absorber las 125.000 personas nuevas que entran en el mercado laboral cada mes. Incluso si la economía estadounidense agregara 321.000 empleos al mes (la tasa promedio mensual para el mejor año en los últimos 20 años), harían falta 5 años para llegar al nivel de empleo que los EEUU disfrutaron antes de la Gran Recesión. En este contexto, no hay tiempo para "tonterías"; hay que estar focused. Incluso Demócratas como Frank Rich del New York Times admiten que, "La trama de la presidencia de Obama ha sido más difícil seguir que el argumento de la película ‘Origen’".

La sordera de Obama a las necesidades del mercado creyó una oportunidad emprendedora para el gran ganador de la últimas elecciones – El Tea Party. Dado que empezó más como un movimiento que un partido profesional, Obama no lo tomó muy en serio al principio. Ha sido un gran error, ya que las elecciones confirman que el Tea Party refleja las inquietudes de una gran parte de la población estadounidense. Maureen "Moe" Tucker, antigua batería de Velvet Underground, explica: "Cualquiera que piense que a mí me encanta Sarah Palin, Bush, etc. está equivocado. Siempre he votado a los demócratas, hasta que empecé a escuchar las promesas de Obama y comencé a preguntarme cómo demonios íbamos a financiar este sueño utópico."

Aprender de los errores, refinar la idea y ejecutarla mejor

Los resultados de las últimas elecciones sugieren que Obama, como muchos jóvenes emprendedores, estaba tan enamorado de su visión que ignoró a sus "clientes" reales. Y ha sido costoso ignorar a sus clientes, ya que al final son ellos los que mandan. The customer is always right.

Ojalá Obama haya aprendido que nadie quiere escuchar más sermones, que ser buen candidato es distinto de ser buen presidente. Ahora toca ejecutar bien su plan estratégico para que bajo su liderazgo el país reciba un buen retorno de la inversión (es decir, impuestos) de los contribuyentes. Si él no puede o no quiere hacerlo, hay muchos otros "emprendedores" que morirán para tener la oportunidad de vender su visión.

Obama mismo dice que ha entendido el mensaje. Confesó el día después de su "paliza planetaria" que:

Algunas elecciones son más divertidas que otras. Algunas son estimulantes, otras te ponen en tu sitio. Pero todas las elecciones (. . .) son un recordatorio de que, en nuestra democracia, el poder recae no en los representantes sino en los cuidadanos que tenemos el privilegio de servir (. . .). Al reflexionar sobre los resultados de las elecciones, está claro que tengo que trabajar mejor.

Cada fracasco es una oportunidad para aprender y mejorar. A ver si Obama la aprovecha.

Cómo ganar €1.200 millones en 18 meses

1 de Noviembre de 2010 - 11:42:25 - Gary Stewart - 14 comentarios

 

Think big. Fracasar. Aprender de los errores. Refinar la idea y ejecutarla mejor la próxima vez.

Son las claves del éxito, según Chad Hurley (co-fundador de YouTube), Niklas Zennstrom (co-fundador de Skype) y Jack Dorsey (co-fundador de Twitter). Son algunas de las personas mas ricas del planeta, pero escuchándoles, te das cuenta de que ante todo son emprendedores.

Participaron en conversaciones muy íntimas en el Dublin Web Summit, el "Davos para Geeks". Además de las ponencias principales, habían charlas cortas de otros 50 ponentes, incluido Zaryn Dentzel (co-fundador de Tuenti), Bill Liao (co-fundador de Xing) y Brent Hoberman (co-fundador de Lastminute.com). También asistieron Michael Birch (vendió Bebo a AOL por €610 millones) y Divyank Turakhia (co-fundador de Directi, una empresa india valorada en €215 millones).

Resumiendo, era aquella una orgía multicultural de emprendedores de éxito organizado por un geek de 27 años, un emprendedor que incluye entre sus logros el hecho de "haber fracasado espectacularmente". Me dijo que organizó la conferencia porque los emprendedores irlandeses la necesitaban. Así que rezó a los dioses de Internet para que fueran a Irlanda.

Era fácilmente la mejor conferencia a la que he asistido nunca, por y para emprendedores. Chad Hurley ni se molestó en afeitarse, porque aquí las apariencias no importaron a nadie. Lo que nos unía era la sensación de ser miembros de una comunidad global de emprendedores en la que los jóvenes iconos vivos y los jóvenes soñadores son casi iguales. Nos recordaron que hace poco, ellos también eran emprendedores luchando para realizar un sueño. Compartimos know how, nos inspiramos mutuamente y a la vez los irlandeses mostraron a la comunidad emprendedora internacional que Irlanda es business-friendly y emprendedor-friendly.

En teoría, España - y Madrid - tiene el mismo planteamiento. Por eso, asistí el reciente congreso de Madrid Excelente, "Liderando la Transformación Empresarial en Un Entorno Business Friendly". Dado que su misión oficial es fomentar el emprendimiento y convencer a las empresas multinacionales que vengan a Madrid, escuché atentamente a ponentes prestigiosos como Esperanza Aguirre, Manuel Pizaro (Ex Presidente de Endesa), Eduardo Serra (Ex Ministro de Defensa), Michael Portillo (Ex Ministro en Reino Unido), Sir Ken Robinson (Catedrático en Economía de la Universidad de Warwick) y Guy Sorman (economista francés). El evento era muy glamoroso, las mujeres en vestidos de leopardo y los hombres en trajes azules, camisas blancas y corbatas rojas.

Pero al salir del lujoso edificio de Mutua Madrileña, me di cuenta de que todavía no tenía ni idea por qué Madrid era especialmente business-friendly. Me parecía casi un oxímoron que una conferencia "internacional" no contara con ningún representante de una empresa multinacional extranjera. Y me molestó que el panel de emprendedores no incluyera a ningún emprendedor. ¿Por que no invitaron a Zaryn de Tuenti, o Gustavo de BuyVip, o Jesús de Idealista? Todos crearon empresas exitosas en Madrid. Después de una pregunta directa de un emprendedor francés cabreado, Carlos Espinosa de los Monteros, VP de Inditex, aclaró que había creado 4 empresas. Pero era evidente que no le invitaron al panel por esas empresas, ya que esta revelación sorprendió tanto a la moderadora como al otro panelista.

Las conferencias tenían el mismo objetivo, pero sus resultados eran muy distintos. Su yuxtaposición me lleva a las siguientes 10 reflexiones:

  1. Muchos políticos no entienden a los emprendedores. Para crear un ecosistema emprendedor español, tendremos que do it ourselves. La clase política nos puede apoyar con dinero u otros recursos, pero en general no pillan la diferencia enorme entre ser business-friendly y ser entrepreneur-friendly. Muchos ni piensan en invitar a los emprendedores a las conversaciones sobre el emprendimiento.
  2. Contempla mudarte. Zennstrom de SKYPE se fue de Suecia a Londres, porque sería mas fácil conseguir financiación y crecer su negocio. Le ha ido bastante bien.
  3. Aprende inglés. El inglés es la lengua franca del mundo emprendedor y empresarial. Da igual si te da vergüenza. Apréndelo. Practica. Network.
  4. Hazte amigos internacionales. Aprovecha las redes sociales, los vuelos low-cost y las conferencias internacionales para aumentar tu red profesional. La gran mayoría de los emprendedores superestrellas no son españoles, pero son asequibles con un poco de esfuerzo.
  5. Pretende conquistar al mundo. Con un mercado de 4,5 millones de personas, Irlanda es mas pequeña que el área metropolitana de Madrid. Los irlandeses ni contemplan limitarse a Irlanda. Zennstrom de SKYPE tampoco pretendió crear un producto sueco. No te limites al mercado español.
  6. Think big! Aspira a cambiar al mundo. En este contexto, Twitter es la evolución de la comunicación humana, no una plataforma para saber lo que Lady Gaga está comiendo.
  7. Sé persistente. Antes de vender SKYPE, Zennstrom y su mujer compartieron un piso pequeño en Londres con su socio. Ser emprendedor significa siempre falta de recursos, pero cree en ti mismo e intenta aguantar.
  8. No te obsesiones con el plan de negocio: Ningún plan de negocio hubiera contemplado la venta de YouTube por €1.200 millones después de 18 meses, o la venta de SKYPE por €2.200 millones después de 26 meses. Consiguieron financiación gracias al networking y productos rompedores con crecimientos exponenciales. Brent Hoberman lo dijo mas claro: "Nuestro plan de negocio era completamente equivocado, pero por eso es un plan de negocio."
  9. Suerte! Aunque sea imprescindible trabajar duro, también hace falta tener un poco de suerte y estar en el sitio correcto en el momento correcto con el equipo correcto.
  10. El fracaso es positivo. Todos fracasan antes de ser superestrellas. Zennstrom ya había liquidado KAZAA y estaba a punto de cerrar su segunda empresa cuando empezó SKYPE. Todas sus empresas se han basado en la tecnología P2P (peer to peer). Asimismo, Jack Dorsey era programador trabajando por cuenta ajena cuando convenció a sus jefes para que le dejaran crear una versión 2.0 de su primera empresa fracasada. El resultado fue Twitter.

Gary Stewart

Gary Stewart es Director Ejecutivo del Venture Lab de IE Business School. Además, es consejero, co-fundador y antiguo CEO de nuroa.es, un buscador inmobiliario líder en Europa. Recibió su licenciatura en la Universidad de Yale (magna cum laude, Phi Beta Kappa) y su juris doctor en la Facultad de Derecho de Yale. Colabora como consultor legal y estratégico a varias empresas start-ups españolas en búsqueda de financiación.

Sindicación

En formato RSS© Copyright Libertad Digital SA. Juan Esplandiu 13, 28007 Madrid.
Tel: 91 409 4766 - Fax: 91 409 4899