Menú

Recarte y la no ficción aco...ngojante

4

En esta ocasión hemos hablado del polaco Jagielski y del polaco Wilk; y de James Ellroy y Patricia Highsmith, ambos useños, que diría ––¡la madre que lo ha pa!–– nuestro vecino don Luis Pío, terror de las nenas angloparlantes. Y luego el muá ––muacs para mis admiradoras, que son legión–– y Mr. Gago hemos hecho mutis por el foro y cedido los trastos a Lorenzo Ramírez y Manuel Llamas, para que, junto con Ms. Carbonell, asaetearan a preguntas al señor Recarte, que, por si no lo sabéis, ha escrito un libro. De economía ––y, tal y como está el patio, de no ficción terrorífica.

Como mis abuelas están a lo suyo en el Más Allá, puedo confesar y confieso que éste que os presento es un programa de enjundia. Que os aproveche.

***

Del descomunal Borges de Bioy:

Capacidad de Borges para obsesionarse, útil para su oficio.

***

El domingo se me pasó regalarle el Libro de las madres a la mía.

***

Lecturas: sin prisas, el tochamen de SarDesai India. La historia definitiva ––éste tampoco conoció a las madres de sus padres––; también el Diccionario de los colores de Pastoureau ¿y La piedra de la paciencia de Atiq Rahimi

4
comentarios
1 Justivir, día

Espero que éste sea también el lugar para las críticas desfavorables. Sabed que os las hago con buena intención y como aportación sincera a un programa que me encanta, pero que ayer vi blandear. No siempre vamos a ser mel i sucre. No sé si otros coincidirán conmigo pero noté vuestros comentarios un tanto acelerados, las críticas algo apretadas y no vi espacio para la ironía y el cruce de comentarios entre Don Mario y Don Víctor. Tuve la impresión de que todo iba demasiado aprisa para dar lugar y espacio a la entrevista a Don Alberto Recarte. Desde luego es un experto que, además, nos hace accesibles sus explicaciones. Por supuesto que su libro es una joya, norte y guía de los atribulados sufridores de la crisis. Pero creo que para algunos de vuestros asiduos -al menos los dos que estábamos en casa viéndolo-, el programa de ayer quedó ayer a medio cocer. No sé qué pasó, no sé si mis propias explicaciones tienen sentido, pero lo cierto es que ayer me defraudó el programa. Permitidme que os sugiera pensar en ello: por importante que sea el invitado (y el de ayer en verdad lo era), no dejéis de ponerle los condimentos que lo vienen haciendo atractivo. Espero os lo toméis como una sugerencia antes que como una censura. Ahí seguiremos todos los lunes.

2 Erbilyos, día

Aprovechando el anterior comentario de Justivir tengo que decir que se notan las prisas, sobre todo al hacer críticas o comentarios de libros, y tal vez sería hora de plantear a la dirección una duración algo mayor, para abordar las cosas con más calma. Mario, vas muy lanzado, y no sólo a la hora de hablar. También tienes un ego que te lo pisas. Cómo se nota que no has sufrido mucho en la vida.

3 jlh, día

Muchas gracias por hacerle una de mis preguntas al Sr. Recarte. Muy interesante entrevista. Viendo la entrevista al Sr. Recarte, se me ocurrió que gobernar un país es muy fácil: basta con ser honrado y poner en cada sitio a alguien que sepa de lo que se trata en ese sitio (por ejemplo, al Sr. Recarte en el Ministerio de Economía). Pero si gobierna un golfo, y pone de ministro de economía a un señor cuyo mérito es haber arruinado anteriormente a España, en Defensa a una señora cuyo mérito es haber contribuido como ministra a la crisis inmobiliaria, y estar embarazada en el momento de la toma de posesión, y en los demás ministerios a gente del mismo estilo, pues es imposible que España vaya bien. A mí me parece muy bien que cambiaseis el formato por una vez, aunque la traición de la Carbo doliese en lo más profundo de su ser al tío Mario. Creo que es muy importante ser flexible, y que el formato sea una ayuda, no un corsé que limite. Y esta ocasión merecía romper el formato por una vez. Se me olvidó decir antes del programa una sugerencia para el Sr. Recarte que se me ocurrió desde la primera entrega del primer Informe Recarte: que haga un anexo explicando los términos más técnicos, porque los que no sabemos demasiado de economía hay términos que no sabemos que significan exactamente. Y también quiero destacar una crítica que hizo el tío Mario a uno de los libros, pero que yo he visto en bastantes libros, que es que ponen uno mapas muy birrias que no sirven para hacerse una idea de donde se desarrolla la acción. Creo que no les costaría demasiado poner un mapa como Dios manda, para no tener que estar consultando mapas de papel o del ordenador mientras se lee.

4 vikinga, día

Hola,me encanta este blog cuando se habla más de libros que de los conductores del programa. Creo que ellos parten en desventaja, porque nosotros no nos exponemos como ellos para ser criticados. No es que quiera ir de pelota y esas cosas, pero es más divertido cuando se habla de literatura, como en la entrada anterior de Victor Gago. Por desgracia no pude comentar nada porque ¡no he leído a Patricia Higsmith! Ya estoy resolviendo el problema, tranquilos, el post me ha picado.

Herramientas