Menú

Obama, qué hijo de su padre

8

Un hijo incomprensiblemente fiel, si se tiene en cuenta que le abandonó cuando era un crío para seguir su vida de vivalavirgen (es un decir, pues era muslim; no el más ferviente, bien lo sabe Alá) bandarra: dejando barakitos por doquier, casándose con la primera incauta que se le ponía a tiro, bebiendo hasta perder... primero las piernas (en un accidente) y después la vida (en otro), no sin antes llevarse la de un pobre diablo por delante.

No es ese el rastro de Obama Sr. que ha seguido Obama Jr., sino el ideológico. El del anticolonialismo sociata (tan distinto del de Kenyatta). Eso dice, con un porrón de pruebas en la mano, Dinesh D’Souza -tan igual y tan distinto al Barak que fue Barry- en su más reciente libro: The roots of Obama’s rage, las raíces de la rabia del señor presidente. ¡Espabilen, señores editores españoles!

The most powerful country in the world is being governed according to the dreams of a Luo tribesman of the 1950s –a polygamist who abandoned his wives, drank himself into stupor, and bounced around on two iron legs (after his real legs had to be amputated because of a car crash), raging against the world for denying him the realization of his anti-colonial ambitions. This philandering, inebriated African socialist is now setting the nation´s agenda through the reencarnation of his dreams in his son. (...) America today is being governed by a ghost.

[...]

I understand Obama, but I don`t sympathize with him. In fact, his warped ideology really scares me. His vision for America may be therapeutic for his psyche, but it is a ridiculous one for America in the twenty-first Century. The dream of the two Obamas is not the dream I want for America. Obama’s dream is actually an American nightmare.

(...)

We need to reexamine what it is to be an American. (...) Ronald Reagan once noted that the American national anthem is the only one in the world that ends with a question: "Oh say does the Star Spangled banner yet wave, o’er the land of the free and the home of the brave?". Only we, through our resolution and through our action, can answer that question.

***

En el programa del sábado hablamos de Rodrigo Fresán y de Philip Roth y de Elizabeth Gaskell y de enciclopedias y diccionarios y de la última novela de Jesús Ferrero. Y, claro, de Mario Vargas Llosa. Los audios, aquí y aquí.

***

Lecturas: United in hate (Jamie Glazov), The Arab Lobby (Mitchell Bard), igual El elefante (Slawomir Mrozek).

Temas

8
comentarios
1 Justivir, día

…pues al hijo de su padre le van a crecer los enanos en noviembre. Un buen amigo mío me decía que “Obama is our Zapatero”. Yo le decía que tal vez lo fuera, pero que afortunadamente su pueblo es más maduro, menos manipulable y más consciente de los valores de su nación; y que en su país, aunque en los medios siga habiendo cierto predominio izquierdoso, no sufren la absoluta hegemonía progre que aquí padecemos (con la bendita excepción de interné), y que todo eso les iba a permitir deshacerse del okupa tras un solo mandato; no como aquí, donde vamos por dos… y ya veremos. Muchas son las incógnitas que suscita el Zapatero hawaiano y parece que el libro del Señor D'Souza viene a despejar las relativas a su rabia. El origen del odio a su país, que parece profesar cual un Michael Moore más delgado, más moreno y, presumiblemente, con menos halitosis. Otras incógnitas surgen: ¿profesa en secreto la religión musulmana en la que habría sido iniciado durante su estancia en Indonesia con uno de los maridos de su madre? ¿Ha nacido verdaderamente en territorio de Estados Unidos o ni siquiera cumple ese requisito básico para ser presidente? ¿Dónde están las pruebas de esto último? Todas esos arcanos –que parecen sacados de los más delirantes panfletos conspiratorios- se cierran en uno, el más sobrecogedor: ¿actúa el presidente por atolondramiento, por equivocación, por sectarismo? ¿O lo hace siguiendo el oculto y firme designio de debilitar a su país para facilitar su derrota por sus enemigos, a los que supuesta y secretamente estaría sirviendo? Al ver lo de Correa hace unos días, alguien me decía que Obama necesita un golpe de efecto. Un puñetazo en la mesa que le rehabilite ante sus decepcionadas masas. Una suerte de autogolpe a la manera chavista, una agresión a la ecuatoriana o, incluso, un intento de atentado (con conspiración de la industria armamentística, petrolera, transgénica y todo eso) al más puro estilo Dallas 63 Newt Grinwich, ora pro nobis*

2 crico, día

Esperemos, por el bien de todos, que el 2 de noviembre le den una patada en ¿su negro? ¿americano? trasero. Yo creo que fue elegido porque era negro. El artículo que publica LD en el suplemento de Exteriores es muy claro: http://exteriores.libertaddigital.com/que-poco-queda-para-las-elecciones-del-2n-1276238242.html Y esperemos que el libro del sr. D´Souza pueda ser editado en España ¿o es que las editoriales no se atreven? ¿tal vez moleste a ZP?. Son muy interesantes los dos libros que mencionan y creo que tampoco estén editados en España: "United in hate" de Jamie Glazov y "The Arab Lobby" de Mitchell Bard. Pero tampoco creo que los leamos por España y gracias a una editorial española. Los tres libros son la prueba de que "algo" está pasando y no lo llegamos a ver o comprender en toda su dimensión. Creo que hay miedo a la verdad y es más fácil cerrar los ojos y olvidarse. Esperemos que no pase mucho tiempo antes de poder tener en nuestras librerías estos tres libros. Y Justivir, tu ultimo párrafo, es certero pero no por ello menos trágico. Aunque creo que los americanos no se lo tragarán y pondrán a este progre de pacotilla fuera de la Casa Blanca después de un mandato; mientras, nosotros masoquistas, nos hemos tragado a ZP dos legislaturas y el PSOE tal vez gane un tercera. ¡Qué cruz! Este sí es un encuentro planetario...pero de bobos solemnes ¿? o de pérfidos dirigentes.

3 Erbilyos, día

He pasado un buen rato leyendo los comentarios, reseñas y críticas de los lectores del libro de D'Souza en Amazon, y algunas reseñas del libro en otros sitios, y he reparado en una faceta de la personalidad de Obama que tenía medio olvidada: su falta de empatía, su frialdad y su desapego del americano medio, especialmente el que encarna y representa lo popular y las actitudes y valores tradicionales de los americanos (no de los pijoprogres de San Francisco o Nueva York). Al igual que nuestra calamidad particular, alberga un oscuro resentimiento, no por algo que le hayan hecho, sino por influencias y por adoctrinamiento. Veamos algunas frases del sujeto, extraídas del libro Dreams from My Father. A Story of Race and Inheritance: "I ceased to advertise my mother's race at the age of 12 or 13, when I began to suspect that by doing so I was ingratiating myself to whites." Traducción: "Dejé de mencionar la raza de mi madre cuando tenía 12 o 13 años, cuando comencé a sospechar que haciendo eso me estaba congraciando con los blancos." "There was something about him that made me wary, a little too sure of himself, maybe. And white." Traducción: "Había algo en él que me hacía sospechar, tal vez era que estaba demasiado seguro de sí mismo. Y era blanco." "It remained necessary to prove which side you were on, to show your loyalty to the black masses, to strike out and name names." Traducción: "Seguía siendo necesario mostrar de qué lado estaba uno, mostrar lealtad a las masas negras, arremeter y dar nombres."

4 Erbilyos, día

...continúo: "I never emulate white men and brown men whose fates didn't speak to my own. It was into my father's image, the black man, son of Africa, that I'd packed all the attributes I sought in myself, the attributes of Martin and Malcolm, Dubois and Mandela." Traducción: "Nunca emulo a hombres negros o blancos cuyos destinos no tuvieran relación con el mío. Y en la imagen de mi padre, el negro, el hijo de África, concentré todas las cualidades que quería para mí, las cualidades de Martin y Malcom, de Du Bois y Mandela” La imagen idealizada que siempre ha tenido de su padre (al que en realidad no conoció) está hecha a partir de las historias contadas por su madre, no sé si al calor de la chimenea, pero seguramente con un halo romántico.

5 Nessie, día

Aparte de todo esto, y coincido con vosotros, hay un aspecto más, y es que Obama, cuando lo eligieron, fue poco menos que aclamado a ambos lados del Atlántico como el hombre que devolvería la ilusión y el orgullo a los estadounidenses, una suerte de nuevo Kennedy (otro que tal bailaba) que traería una era de esperanza y prosperidad tras la "funesta época Bush", y ha resultado ser, mira por dónde, el hombre que se cargó el sueño americano (o casi): http://www.libertaddigital.com/economia/los-estadounidenses-dejan-de-creer-en-el-sueno-americano-1276403287/ Menuda paradoja. Espero, por su bien y el de todos, que los estadounidenses sepan y puedan acabar con este viaje al fondo del pozo. En cuanto a la comparación ZP-Obama, al principio me parecía exagerada; pensé que no podía ser tan mediocre y retorcido como nuestro Presidente. Sin embargo, para mí ahora está claro que comparten un mismo afán por cargarse los fundamentos de las sociedades que gobiernan y rehacerlas a su gusto, como en una especie de Lego macabro, guiados por no sé qué perverso empeño, entre acomplejado y lleno de rencor. Y para rehacer antes hay que deshacer, a la vista está. Si ahora resulta que el padre de Obama es una especie de abuelo de Zapatero, eso haría que tuvieran aún más en común. Miedo me da. Me recuerdan a James Cagney, al final de El enemigo público nº 1, cuando dice lo de "Mira mamá, estoy en la cima del mundo." Espero que las elecciones del 2-N sirvan, al menos, para atarle las manos un poco a Barack Hussein. Aquí no tenemos esa suerte. Respecto a lo de que editen aquí el libro, no lo veo nada claro. Ojalá. No sé si tendría mucha salida. Obama ejerce por aquí una especie de fascinación inexplicable en gente de lo más diverso: socialistas, perroflautas sin fronteras (esto está claro), derecha y centristas acomplejaos que no sé si temen que les tomen por antiamericanos si critican al President... en fin.

6 AntiMarx, día

Sobre #6 del hilo anterior, una corrección y un matiz: El matiz es que, en el libro 'Política razonable' del que es coautor (junto con Fefé y otros) coperpetrador, o lo que sea, el reciente premio Nobel aparece entre los 'discursos de presentación oficial de UPyD' http://www.google.es/imgres?imgurl=http://www.librosaulamagna.com/img/portadas/9788495840318.jpg&imgrefurl=http://www.librosaulamagna.com/Libros-VARGAS-LLOSA-MARIO-VARGAS-LLOSA/11379/&usg=__Cpo8YdF3Vc78emFcniA1NDTfGvY=&h=202&w=155&sz=6&hl=es&start=18&zoom=1&tbnid=UPE0eGCBf6N6qM:&tbnh=105&tbnw=81&prev=/images%3Fq%3Dmario%2Bvargas%2Bllosa%2Brosa%2Bdiez%26hl%3Des%26gbv%3D2%26tbs%3Disch:1&itbs=1 El fe-fe-no-me-nal polemista y el a ratos Nobel liberal parece que tienen mucho en común (por suerte, no el talento a la hora de escribir. Al ex-pro-fe-fe de Ética, toma ya, no se le da muy bien. Será mejor en planes de control total con apariencia ilustrada o peloteando + intrigando, vaya Vd. a saber) La corrección es que yo debería haber dicho 'A eso en mi pueblo lo llaman progresía'. Ya ves, Mario, que no pasa nada por rectificar... Ahora le podías dedicar un hilo a Boadella (es el que menos mal me cae de toda esa banda, aunque me suena que ya comentaste algún libro suyo, ¿no?) o a lo que escribió en su blog y lo que dijo en Telemadrid RD sobre el 11-M. No te lo voy a buscar yo, que para eso eres periodista, búscalo tú. Se admiten tus disculpas, por supuesto. O nos das ya la buena noticia de que te presentas con UPyD (¿a las municipales o a las autonómicas? Ésa es mi duda) Vargas Llosa como escritor: es bueno, no cabe duda, aunque 'Pantaleón y las visitadoras' para mí fue un c.oñazo. Pero si quieren saber la verdad sobre cómo es el admirado tocayo del jefe de este blog, a las pruebas me remito. Luego siempre se puede uno tapar los ojos (¿y entonces, quién nos queda?) (Ahora que venga Kata a defender al presunto liberal, eso ya sería demasié)

7 AntiMarx, día

Sobre el libro de Mitchell Bard 'The Arab lobby', tiene todo el aspecto de ser uno de esos libros imprescindibles para empezar a ver la realidad que sospechas (la de 'los protocolos de los sabios de Sión' hasta Fefé Savater sabe/sabía que es falsa) pero con un prejuicio maricomplejinesco de partida que puede minar su excelente misión. Dice el autor, en la entrevista que le hace Glazov que 'I argue that the lobby has a legitimate role in the debate,...' A ver, Mariano, digo Mitchell, ¿cuál es ese papel/rol legítimo de este lobby? ¿Quién les ha votado para que puedan influir en las decisiones de un Estado (presuntamente) democrático y de Derecho. Para un liberal está claro que todos los ciudadanos son iguales ante la Ley, sean de un lobby o no. ¿Por qué leches pueden influir los miembros de un lobby más que cualquier otro ciudadano? ¿Qué legitimidad tienen para ello? En resumen, habrá que leerlo para opinar mejor, pero el Sr. Bard podría ser perfectamente un Arístegui de la vida (primero advirtiendo sobre los peligros del Islam y luego diferenciando el Islam bueno del malo y casándose con quien se ha casado, no vaya a ser que el Sultán diga a quién se pone en Exteriores).

8 Justivir, día

...de todos modos, yo creo que es bueno apurar hasta las heces el cáliz de hiel, rebozarse a conciencia en el pozo de estiércol, sumirse en el nivel más bajo de la miseria para quedar definitivamente vacunado. Si en España no hubiéramos pasado por un Zapatero y en Estados Unidos no hubieran sufrido un Hussein, nunca habríamos ponderar sus fracasos como merecen, aunque para ello hayan debido quedar las muchedumbres en las cunetas. Al menos podremos pasar las "hazañas" de ambos estadistas por los morros de los Oliver Stones, de los Zejateros y de sus coristas.

Herramientas