Menú

Mikel Buesa y la "incapacidad radical" de Zapatero

3

Más, aquí y en La crisis de la España fragmentada, otro must read regeneracionista, en el buen sentido de la palabra y en la senda, por ejemplo, de El desmoronamiento de España.

¿Qué hacer, qué hacer? Para empezar, leer.

***

El programa del sábado.

***

En breve daremos cuenta de cuáles han sido los mejores libros del año para gente como Carlos Alberto y Gina Montaner, Horacio Vázquez-Rial, Gabriel Albiac, Rafael Bardají, Florentino Portero...; también nos gustaría saber vuestras preferencias: ahí tenéis los Comentarios, pero casi mejor que os paséis por aquí.

***

Consejería

"Carajéalo, Dieguito, déjate de hablar como señorito, pues, que tienes que entrar al mundo periodístico" (Pattycita Bustíos a Diego Balbi, Balbicito, en Bayly, Jaime, Los últimos días de "La Prensa").

***

Lecturas. Luis Majul, El Dueño. La historia secreta de Néstor Kirchner, el hombre que manejó los negocios públicos y privados de Argentina. A ver si consigo que me lo reseñe el fenómeno de Bonofiglio.

3
comentarios
1 Nessie, día

¡Síiiii! Por favor, señor Director, haga uso de su innegable poder de persuasión para convencer al gran Bonofiglio. Recuerdo perfectamente sus muy acertados comentarios cuando murió NK, y seguro que escribiría una excelente reseña. Además ¡es Navidad!(casi). Que no le niegue eso a sus seguidores...

2 Justivir, día

¿Y después de leer, qué hacer? Gracias a Dios, - o a Él y a nuestro cada vez mayor desencanto y repudio hacia la hidra del 78 - cada día aparecen más libros con una crítica radical y fundamental del sistema, del régimen. Por suerte ya no nos paramos en el gobierno ni en su Papanatas sino que son más los que se atreven a mostrar la podredumbre de los cimientos. Pero una vez leída, o al menos hojeada, la producción literaria, hemos de pasar a los hechos. ¿Se pone uno también a escribir un libro? Yo apuesto por las propuestas de guerrilla intelectual que nos viene sugiriendo (Luis) Pío Moa desde hace años: difusión entre amigos y conocidos, sostener sin complejos pareceres que hasta ahora sólo han merecido miradas condescendientes (”ya está éste con sus películas...”) Y por actuar en la empresa, en el colegio o donde cada cuál se mueva: tal vez algún día escriba yo unas cuartillas contando, no lo que hay que hacer, sino lo que ya he hecho para regenerar esto. Y contaré, de primera mano, cómo funcionarios y poderes públicos se han ocupado en sabotear cualquier iniciativa privada y cómo, pese a todo, hemos asomado el cuello desde la inevitable semiclandestinidad inicial. Exceso de regulación y de tocahuevos administrativos ansiosos por aplicarla. De momento, una máxima: “que no me den nada, sólo que no me estorben”

3 Erbilyos, día

"EL DUEÑO es la historia secreta de cómo un adolescente acomplejado y humillado se transformó en el presidente más rico, poderoso y vengativo de la Argentina." Pero ¿cómo no iba a querer desquitarse esta criaturita? "Os váis a enterar de quién soy yo", debió decirse para sus adentros.

Herramientas