Menú

España, camino de libertad

7

es el título del libro que han escrito Óscar Elía Mañú e Ignacio Cosidó sobre la lucha contra ETA en tiempos de Aznar. Dicen que lo presentan hoy, a las 19, en Madrid; pero lo cierto es que ya lo presentaron, en nuestros micros, anteayer: y a la prueba me remito:

http://fonoteca.esradio.fm/c.php?op=player&id=12198

***

A petición del Respetable, la prosa victoriana. Te va a encantar, Mariano.

Cuentan que el señor Rajoy ha emprendido su particular camino de reconciliación con la farándula. En año jacobeo, don Mariano hace el camino de los cines y de los teatros para obtener indulgencia de la glamurosa peña subvencionada. En su notoria reunión, meses atrás, con el director de la Academia de Cine, don Mariano dijo que hay que "despolitizar la cultura". ¿Qué quiere decir? Nada, o cualquier cosa, como casi siempre que un político parece que dice algo. No se puede despolitizar algo que, en su naturaleza, es el fundamento mismo de la política. Sería como intentar desalar la sal o deshumanizar al hombre. Esos experimentos son típicamente socialistas, pero don Mariano boga encantado por aguas tramposas infestadas de pirañas. Porque la política, o se hace para que prevalezca una determinada cultura frente a otra (la política es la continuación de la guerra por medios pacíficos, decía Clausewitz), o no es política, sino barbarie. Y al revés: o la cultura sirve para conocernos mejor y convivir de manera más libre y civilizada, o no es cultura, sino barbarie. ¿Se da cuenta, don Mariano? Al final, lo contrario de la política y de la cultura siempre es lo mismo. Por eso, don Mariano, no se puede despolitizar la cultura sin barbarizar a los políticos y a los artistas. Una cultura despolitizada es exactamente la que ahora triunfa: servil con el amo ideológico de turno, que siempre es el mismo; mentirosa como una bellaca; inane como un suspiro; vulgar como un bufón; fea a rabiar. La creación intelectual y artística oficial, la subvencionada, la que usted visita y a la que pide reptilinamente perdón, don Mariano, es la cumbre de la despolitización socialista, un compendio de adulación cortesana y excreción nihilista. No, don Mariano, lo que usted tiene que pedirle al director de El Día de la Bestia y a los del cordón sanitario es que dejen de mentir como socialistas, que dejen de gorronear como socialistas y que dejen de agredir a media España como socialistas. No lo haga por usted, ni siquiera por los lectores del Marca; hágalo, sea bueno, por todos aquellos españoles a los que primero nos roban y luego nos insultan.

***

Lecturas: El candelabro enterrado, ¿Seréis como dioses?, ver si por fin la Crítica de las ideas políticas argentinas.

7
comentarios
1 Justivir, día

From hell, Víctor Gago ha dado, como siempre en el clavo: no se trata de que los creadores e intérpretes, las “gentes de la cultura” como ellos mismos se motejan, se tornen apolíticos ya que todo aquel que presente o sostenga ideas acerca de lo que considera bueno para la polis no podrá dejar de hacer política. Lo que cabe pedir a esas gentes es que no se sumen a una determinada tendencia política para justificar su trinque o su medro pues tal es lo que está ocurriendo en la actualidad y ha venido ocurriendo, a qué negarlo, en épocas anteriores, con gobiernos y regímenes de signo político similar o contrapuesto al actualmente en boga. ¿O no recordamos las adhesiones inquebrantables de muchos intelectuales (algunos siguen siendo los mismos) al Régimen del dieciocho de Julio? Lo que don Mariano quería decir es “queredme porfi, que yo también os daré lo vuestro” pero esto, que no podía decir así de claro, lo “oscurece” con una sentida y timorata apelación a una despolitización que es imposible para un creador libre porque, a poco que plasme sus ideas personales en su práctica profesional, ya estará metiéndose en política. Lo que sí cabe pedirles es que no insulten a quienes les pagamos unas canonjías que deberían ser suprimidas de inmediato. Un producto de calidad, que interese, y que se financie solo, es lo que deberían hacer estos tíos. Y don Mariano debería dejar de reptar para obtener su misericordia.

2 jlh, día

Como siempre que habláis de ETA, os voy a soltar una chapa. Una vez más, intentaré ser breve y, una vez más, creo que no lo voy a lograr. Lo primero es aclarar que Aznar no cambió la lucha antiterrorista del gobierno español, sino que la reinició. Me explico: Franco luchó contra ETA (con éxito, pues a su muerte casi todos los etarras estaban en la cárcel, y ETA estaba contra las cuerdas), pero Suárez y González no sólo no lucharon contra ETA, sino que se dedicaron a apoyar a ETA (con la ley de Amnistía del 77, la legalización de HB, EE, KAS, etc, financiando a ETA a través de esos partidos y organizaciones, soltando etarras con las famosas reinserciones, organizando ruedas de reconocimiento contra los miembros de información de la Policía y Guardia Civil, que sirvieron para que ETA asesinase a algunos de ellos, aplicando todos los beneficios judiciales posibles a los etarras, y persiguiendo judicialmente a los policías y guardias civiles, etc). Sobre las negociaciones, creo que la clave está en qué exigieron y ofrecieron a ETA el PSOE y el PP cuando tuvieron conversaciones con ETA. Creo que ambos partidos ofrecieron y exigieron cosas totalmente opuestas. Concretando: entre otras cosas, ETA asesinó al fiscal Portero cuando este investigaba los casos Juan Guerra y PER, asesinó a Gregorio Ordoñez cuando era el principal opositor en Vascongadas al PSOE y demás partidos antiespañoles, intentó asesinar a Aznar cuando era el líder de la oposición al PSOE, ha asesinado en todas las campañas de elecciones generales, propiciando que el PSOE aprovechase dichos asesinatos (no incluyo en esto el 11M porque los jueces todavía no han dicho quién lo organizó). La pregunta es: cuando el PSOE negoció con ETA: ¿el PSOE exigió a ETA que dejase de hacer este tipo de cosas que tanto beneficiaron al PSOE, o, por el contrario, le exigió que siguiese haciendo este tipo de cosas? ...

3 jlh, día

… Por otra parte, la principal fuente de financiación de ETA cuando gobernó el PSOE, fue el gobierno de España presidido por el PSOE. Las filtraciones a ETA eran tan frecuentes cuando gobernaba el PSOE de González que el General Rodríguez Galindo en el libro “El azote de ETA” cuenta que lo primero que decidió para detener al colectivo Artapalo, la cúpula de ETA en 1992, fue hacerlo sin decir nada al Ministerio del Interior, pues sabía que todo lo que contaba al Ministerio del Interior acababa en los medios de comunicación y, por tanto, ETA se enteraba. La pregunta es: cuando el PSOE negoció con ETA: ¿el PSOE ofreció a ETA seguir financiando a ETA? ¿el PSOE ofreció a ETA seguir filtrando las operaciones de la lucha antiterrorista a sus medios afines (el periódico socialista El País fundamentalmente) y, por tanto, a ETA? Por cierto, voy a comentar una posible variante del chivatazo del caso Faisán. En el caso Faisán alguien afín al PSOE llamó a un etarra para decirle que iba a ser detenido. Pues bien, ¿os habéis fijado que en los 80 y 90 había noticias tipo “la Guardia Civil busca a un comando de ETA en tal sitio” ? ¿No os parece una variante del caso Faisán? Al fin y al cabo es avisar a los etarras que están en tal sitio de que la Guardia Civil les está buscando para detenerles, ¿no? ...

4 jlh, día

… Y para terminar: contemplo con cierto terror que hoy en día mucha gente habla de la colaboración de Rodríguez con ETA, pero se están olvidando de la colaboración de Suárez y González con ETA. ¿Alguien se imagina que hoy en día el Gobierno de España soltase a todos los etarras a la calle, legalizase abiertamente a partidos que se declarasen proetarras, admitiese en sus filas a etarras que unos meses antes habían estado asesinando o colaborando con los asesinos, soltase asesinos etarras sin cumplir sus penas diciendo que los está reinsertando, mandase etarras a Sudamérica en lugar de meterlos en la cárcel, organizase ruedas de reconocimiento contra los policías y guardias de información por denuncias claramente falsas sobre torturas de los etarras? Pues bien, todos esos delitos, y bastantes más, los cometieron Suárez y González. Hay quien dice que lo hicieron por desconocimiento, pero con buena intención. Puede ser, aunque no lo creo. Pero lo que es indudable es que el desconocimiento de la ley no exime de su cumplimiento. Y esto debería aplicarse también a nuestros gobernantes. Y si Suárez y González colaboraron con ETA sin saber que eso era delito, son responsables de esos delitos, como lo sería cualquier ciudadano. Creo que es muy peligroso este olvido generalizado de la colaboración de Suárez y González con ETA. Muy peligroso. Ya dije que creía que no iba a lograr ser breve.

5 Justivir, día

Desde luego, si por Estado de Derecho entendemos aquél en el que todos, y la Administración Pública en primer lugar, están sometidos al imperio de unas normas jurídicas preexistentes, abstractas y ciertas, resulta indudable que en España no hay un Estado digno de tal nombre. Echo de menos en nuestro país textos que denuncien tan escandaloso estado de cosas de forma sencilla y accesible al gran público. Aquí parecemos preferir los estudios sesudos y profundos, colmados de citas, que sólo circulan entre unos pocos avisados. ¿O creen ustedes que el libro que acaban de publicar Cosidó y Elía va a alcanzar gran difusión? Me gustaría equivocarme pero, a veintidós euros la pieza, me parece que no toda la que sería deseable Deberíamos apostar por el libro denuncia, por el tomo barato y de fácil acceso - tanto desde el punto de vista económico como intelectual - para difundir como merece tanta infamia.

6 jlh, día

Al hilo de lo que comentas, Justivir, quiero comentar que en España alguien nos ha llevado a una situación en la que los que pedimos que la justicia sea igual para todos los españoles, y se aplique de forma objetiva, somos tachados de extremistas y radicales (en mi opinión ese “alguien” es el periódico socialista El País). Por ejemplo, cuando comento que Suárez y González financiaban a ETA porque daban dinero a HB, habiéndose demostrado en los tribunales que HB es parte de ETA, es muy habitual que se me tache de extremista, y de sacar las cosas de quicio. ¿Por qué? Si un particular le lleva un maletín con 50.000 euros a ETA, se considera que está financiando a ETA, pero si es el Gobierno de España el que le da muchos miles de euros (con el Plan E, por ejemplo) a una organización que los jueces han demostrado que es parte de ETA (como ANV), los ciudadanos no consideran que eso sea financiar a ETA, sino que consideran que quienes decimos que eso es financiar a ETA somos unos radicales. Sin duda, el poder de la propaganda socialista es enorme. Y tienes razón en que para contrarrestar esa propaganda socialista serían probablemente mucho más efectivo libros en ediciones baratas, o ebooks, a 3 ó 4 euros, que libros a 22 euros.

7 Justivir, día

Parafraseando a don Federico, "si los progres no te llaman extremista un par de veces al día es que algo estás haciendo mal". Tenemos que aprender mucho de los americanos (a los useños me refiero) en esto de la propaganda política liberal conservadora y en la formación de una sociedad civil de tal signo. En España, el PP pretende que la sociedad civil conservadora sea sólo aquella que ellos canalizan, con sus tremendos complejos y su evidente reconocimiento de la superioridad moral de la izquierda. ¿Para cuándo los "tea parties" en nustro solar patrio?

Herramientas