Menú

Clásicos repelentes / Maneras (editoriales) de decir NO

16

"¿A qué clásico(s) no le(s) habéis podido hincar el diente, por mucho empeño que le hayáis puesto?", preguntamos el otro día a La Tropa Feisbuquera (385 y subiendo). Hay de todo, como en las boticas buenas que ya no quedan, entre las 21 respuestas por ahora recibidas, pero gana de calle Joyce con su Ulises ("Una vez [lo] empecé [...], no digo cómo acabé...", rememora el mal trago Francisco Pérez del Amo), y abundan las referencias a, ay, Dostoyevski y, ay ay, al probe Migué... de Cervantes Saavedra y su ilustre Hidalgo universal.

Justivir, Zuhoerer (hubo un mensaje y hay un regalico para ti, querido: más información, en el programa del sábado pasado), Oswald, AntiMarx y demás blogueros que no formáis (o eso nos tememos) en las filas de LTF: hablad por esa boquita y contadnos qué clásico(s) os ha(n) derrotado. Nosotros pasaremos por el confesionario el próximo sábado.

***

También les hemos preguntado si leen en la cama, y entonces qué. Pues esto (seleccionando, que es gerundio): En busca del tiempo perdido (Anavmor, esa deslenguada caja grande de sorpresas), El velo pintado, La hija del sepulturero, El hereje, Los perros de Riga, La lluvia antes de caer, Governing the Commons ("Nah, para pasar el rato y eso", dice retrancudo José Carlos Rodríguez, azote de lincolnianos patrios).

***

Y por Murakami, para tener contento a Lugoma.

***

No, noo, noo

Un autor novel (humm, mejor inédito) en busca infatigable de editor nos ha mandado una muestra de su arte narrativa... y 14 cartas de rechazo, de editoriales más y menos conocidas (Anagrama y Ediciones del Viento, por poner dos ejemplos). Cartas como las tres que siguen, dos de las cuales parecen redactadas por la versión carreful del maestro Ciruela:

Estimado Xxxx Xxxxx:

Hemos leído su avance de Xx xxx xx xxx xxxxx xxxx, que tuvo la amabilidad de enviarnos. Lamento comunicarle que no procederemos a su edición, por lo que no es necesario que nos envíe más material. A tenor de los informes recibidos, su obra, no exenta de calidad, no encaja en la línea literaria habitual de nuestras colecciones. Por otra parte, nuestra programación está ya muy saturada, y en los próximos meses sólo contrataremos excepcionalmente algún título.

No obstante, le agradezco sinceramente que haya pensado en nuestra casa editorial para la publicación de su libro.

Deseándole mucha suerte en su empeño, la saludo
[nuestro autor inédito se llama Juan] muy cordialmente.

-----------

Estimado Juan:

Le agradecemos habernos ofrecido la posibilidad de analizar su obra Xx xxx xx xxx xxxxx xxxx.

La hemos examinado con la mayor atención y tras estudiar sus posibilidades de publicación, lamentamos comunicarle que no podemos incluirla entre nuestras colecciones actuales ya que no encaja exactamente en nuestra línea editorial. El hecho de tener nuestro programa completo, nos obliga a ser muy exigentes a la hora de considerar las expectativas de venta de los libros recibidos, por lo que le recomendamos que busque otra editorial con el perfil adecuado para la publicación de su obra.

Sin otro particular, aprovechamos la ocasión para saludarle muy atentamente y le deseamos mucha suerte con su publicación.

-----------

Estimado Sr. Xxxxx:

Hemos recibido sus datos y los capítulos de su novela que nos ha enviado. Lamentablemente, he de decirle que tenemos cerrada la admisión de originales porque para Xxxxxx Xxxxxxx, que es la única de nuestras colecciones en la que podríamos editar su obra, ya tenemos cubierta la edición hasta finales de 2010, porque publicamos muy pocos títulos al año y, quizás, incluso publiquemos aún menos.

Agradecemos su amabilidad al acordarse de nosotros y le enviamos nuestro más afectuoso saludo.

***

Lecturas: El fin de los periódicos (Arcadi Espada y Ernesto Hernández Busto [eds.]), El mundo es así (Patrick French), El hombre inquieto (Henning Mankell), a ver si en breve La caída del Muro de Berlín (Jean-Marc Gonin y Olivier Guez). 

16
comentarios
1 Zuhoerer, día

hola a todos ... ya lo sé... es que tengo problemas técnicos y no puedo terminar de escuchar el programa del sábado no me deja... y me estaba esperando a escribir algo a poder terminar de escucharlo... venga hasta pronto

2 Lugoma, día

Dos cosillas: La caída del Muro de Berlín (Jean-Marc Gonin y Olivier Guez), se deja leer muy bien. No es un libro de historia como tal sino la historia novelada de aquellos acontecimientos. Me ha parecido muy interesante y se lee rápido. Increíble que veinte años despuñes no haya salido nada más. (Que yo sepa). Sobre Murakami :-P ... ...Yo empezaría por dos obras breves: "Al sur de la frontera, al oeste del sol" y "Sputnik, mi amor" Excelentes ambas y a ver si alguien se anima. Un abrazote.

3 Justivir, día

Cuántos dedos tiene Murakami? ¿cuatro? ¿tres? Estaría bien que nos contaseis brevemente de qué va esa obra que nos recomendáis (“Sputnihk, mi amor”) y seguramente nos animemos - yo al menos- a leerla. Todo lo que describís es muy estimulante. Un clásico con el que yo nunca he podido: “El Guzmán del Alfarache”, de (presuntamente) Mateo Alemán. Apenas reanudo su lectura caigo en un profundo y prolongado sopor del que temo despertar como Rip van Winkle. Cuando comienzo la lectura de varios autores progres de la segunda mitad del S. XX, abandono el estupefaciente propósito y corro a buscar mi Magnum 44.

4 AntiMarx, día

Buenas tardes, ¿Un clásico que se me haya atragantado? Depende lo que entendás por tal, che pibe. ¿Aceptás F. Kafka como autor "clásico" o como "animal de compañía"? (En este hilo deberías, por ser más o menos coetáneo del Sr. Joyce) En caso de coherencia temporal, "La metamorfosis" me parece un libro infumable (por supuesto, no lo acabé). Más recientes, y que yo no consideraría como clásicos, ni siquiera siendo la miembra viva-no-humana, desaconsejo (por cabezadas varias durante su intento fallido de lectura): "La trilogía en Nueva York" de Paul Auster. "Asesinato en el kibbutz", de Batya Gur --------------------------- Y ahora las felicitaciones: - A Víctor Gago, por su reciente recomendación de "Los códigos de la vida" (Espero que a ti también te guste, Lugoma, y perdona la ausencia) http://www.homolegens.com/catalogo/2009/93-los-codigos-de-la-vida - Además a (Como diría Tip) Gago, D. Víctor, por sus comentarios sobre "Lo-ruhama" de César Vidal http://libros.libertaddigital.com/loruhama-no-compadecida-1276237091.html Y, si se me permite la crítica al jefe de LTF, ¿cómo es posible que no haya por esta casa ni siquiera un comentario (aparte del mío) de otra obra de César Vidal, igual o mejor que la anterior, "El judío errante"? ¡Toma "protesta"! http://www.protestantedigital.com/new/nowleernoticiaUH.php?r=257&n=11978 Mi (segunda) valoración: novela muy amena sobre los últimos 2000 años de historia judía, con aproximaciones a personajes demasiado conocidos como mis admirados Marx y Fraud, digo Freud, y la habitual nota de D. César al final del libro, indicando qué es realidad (casi todo) y qué ficción (¿el propio judío errante?). Lo único que sobra de esta novela, el diálogo (¿Qué diría de esto Zapatiesto?). Un abrazo y ¿gracias por la inundación de buenos libros? (¡Que me arruino!)

5 Justivir, día

Sorry. Antes quise meter este link a esta obra cumbre de la literatura del S.XX http://www.youtube.com/watch?v=X0lvp7a7pmk&feature=related

6 AntiMarx, día

En el post#4 me refería a "La trilogía de Nueva York". ----- Lugoma (y también para Justivir, si gusta) de Haruki Murakami a mí me entretuvo "After Dark". Y a Gina Montaner parece que también: http://libros.libertaddigital.com/after-dark-a-ritmo-de-murakami-1276235756.html Y, ya que estamos con los 'Murakami' ¿qué tal Ryu (no el 'Street Fighter') y su "Sopa de miso"? La recomiendo a todo aquel que le guste el terror y, a la vez, hacerse una idea de cómo le va al Japón 'modenno' en términos de corrupción moral (o que simplemente quiera una muestra no demasiado extensa de literatura japonesa actual). http://www.seix-barral.es/fichalibro.asp?libro=885 Un abrazo

7 Lugoma, día

Al hilo del hilo... No es un clásico, evidentemente, pero no he podido nunca con Saramago. No es cuestión de la empanadilla ideológica del sujeto, bien afincado en España, eso sí, es que no llego a superar la media docena de páginas de lo que tengo: "Ensayo sobre la ceguera" y "La caverna". Supongo que tendrá cosas mejores. Vos dirés...

8 Erbilyos, día

¿A alguien le resulta familiar esta sintonía?

9 Zuhoerer, día

Erbilyos que bueno!!! hahahaha ...tampoco son clásicos, pero el libro que empecé varias veces y no pude terminar nunca, fue de pequeño "la historia interminable".. .claro... como era interminable... ...no intervengo mucho porque de tanto escuchar esradio, pues me he comprado el "circuleixon buster" y no veas lo que relaja y me olvido de todo"!! :-) a ver.. 10 libros así espontáneo y rápido 1. el camino de delibes 2. joer no puedo lo siento... Saludos a todos

10 vikinga, día

¿Clásicos infumables? Creo que le daría el premio a Goethe, empecé un día a leer uno de sus libros y fue una cosa horrible, ¿vale la pena hacer el esfuerzo? Me parece triste lo del "probe Migué", considerar al Quijote repelente, snif. Zuhoerer, el circuleixon te está relajando demasiado, hummm, no sé si comprármelo.

11 1820, día

Escribo por primera vez en este blog. Me parece interesante a más no poder. Es algo completamente moderno y muy siglo XXI (como habría dicho Ortega). Respecto al clasico en cuestión: Los libros de Torrente Ballester me parecen plúmbeos. La Saga Fuga de JB me parece una tomadura de pelo. Para vanguardistas y modernos: Neville,Mihura y Tono. Otro clásico pesadísimo: Hemingway. (Salvo "Un verano peligroso" por mi admiración hacia Antonio Ordóñez). Un saludo.

12 Justivir, día

Es curioso cómo llegamos a coincidir en nuestra desazón ante algunos clásicos: - Con Vikinga: a propósito de Goethe, “Las penas del joven Werther” es mooe boeeno. Me pareció un libro maravilloso, aunque creo que se disfruta más cuando se lee en épocas de especial sensibilidad/sensiblería o durante una adolescencia enamoradiza. En cambio, con “Fausto” no he podido. Lo tengo en el cajón para ver si me animo a reiniciarlo, pero siempre se me cruza alguno más interesante - Con AntiMarx: yo no he sido capaz de terminar "Asesinato en el kibbutz", de Batya Gur

13 vikinga, día

Hola Justivir, precisamente ese de "Las penas...", una pena en mis manos. Le daré una segunda oportunidad si entro en trance sensiblero, porque lo de la adolescencia ya no va a ser posible. Un saludo

14 jlh, día

Lo primero, una reflexión tras leer el mensaje enviado por el Tío Mario a Anavmor y reproducido por este último hace 2 hilos: ¡que acojone! Ahora cualquiera se atreve a no escribir por aquí … aún estando resfriado y febril como se encuentra un servidor. Dicho esto, sigo con los demás temas. Muy interesante el libro que cuenta la infiltración de los chinos en África. No había oído nada sobre el tema, y me parece algo importante. A ver que pasa en el futuro al respecto. Sobre las listas, es cierto que es divertido hacerlas, leerlas, y que, además, sirven de guía. Y quiero proponer alguna cosa al respecto. Que propongáis listas temáticas, como hacen Herrero y sus colegas de la medianoche. Por ejemplo, las 10 novelas, los 10 libros de ficción, etc. Así no habrá que dejar tantos libros sin nombrar y, además, será más orientativo para quien lo lea. Que le dediquéis más tiempo (también como hacen Herrero y sus colegas, obsérvese que mi creatividad se limita a plagiar un programa de la misma cadena). Así podréis comentar la listas con más detenimiento y puede que al Tío Mario se le logren entender los libros que dice, porque el otro día se puso a leer a una velocidad que hubo varios libros que no me enteré. Que colguéis las listas en el foro de LDTV o en el del facebook, para que las pueda consultar cualquiera en cualquier momento (esto no se si lo hacen Herrero y sus colegas). El número de fans de LD Libros no para de aumentar, y esto es algo imparable (creo que ya se puede hablar de (“LDlibrosmanía”). Y la gente que se vaya uniendo a la tropa, no sabrá de la existencia de las maravillosas listas, a menos que se cuelguen en un foro, donde queden de forma permanente, y donde los nuevos LDlibrosmaníacos puedan leer las listas existentes, y agregar las suyas. Por cierto, bienvenido al blog, 1820. Y muy bueno el enlace, Erbilyos, jeje

15 Erbilyos, día

Para centrarme en el tema, confesaré que yo sí pude con el Fausto de Goethe (con unas copas de oporto para hacerlo bajar, eso sí). Me lo propuse, y lo estudié verso por verso. Felizmente lo he olvidado. Borges decía de ese libro que es una de las formas más sublimes del aburrimiento, y razón no le faltaba al hombre. Recomiendo a todos el Fausto de Pessoa, es mucho más aprovechable a mi juicio. Con el que no pude fue con el Tractatus Logico-Philosophicus de Wittgenstein. Lo dejé a la mitad las dos veces que lo intenté. Es para especialistas, no para eclécticos como yo. Tampoco pude con El mito de Sísifo de Camus. Lo leí un poco al tuntún, sin disciplina. Tal vez estaba un poco vago por aquel entonces, o un poco verde. Como me había gustado mucho el teatro y la narrativa de Camus, me acerqué al ensayo, y me faltó un poco el oxígeno, claro. Con Ulysses de Joyce ni siquiera lo intenté. Allí está, en mi biblioteca, criando polvo, esperando una oportunidad que difícilmente llegará, porque ya se me pasó la edad de acercarme a las vanguardias, la edad en que yo era como una esponja y no tenía tantos prejuicios como ahora (adiós Virginia Woolf, adiós miserable Juan Benet, adiós absurdo Robbe-Grillet, adiós a toda la pandilla, que os lea Chomsky. Sí, soy así de radical) Walter Benjamin me dió trabajo (el muy cabrón era oscuro a propósito, eso debería estar penado por la lay) con un libro de crítica literaria cuyo título ahora mismito no recuerdo. Tampoco lo pude terminar. Otra obra que se me atragantó: El hombre sin atributos de Robert Musil. Como ya sabrán los más enterados, esta obra carece de argumento (una cosa absolutamente plebeya para los autores de vanguardia como Musil, que en gloria esté). A Sade no lo trago, es ilegible. Me compré una lujosa edición de Justine hace muchos años pero me parece absurdo leerla de principio a fin. Es como una máquina de coser adornada con oropeles barrocos.

16 Erbilyos, día

Ay, lo olvidaba, aún recuerdo un coñazo de novela española tardovanguardista que se titulaba Un mundo exasperado, escrita por un autor de nombre anodino (del estilo de José Luis Martínez Díez o algo así; mira, con lo fácil que sería buscarlo en Google y ni me molesto). La dejé cuando yo mismo estaba ya exasperado. Era como un martillo neumático dale-que-te-pego a todas horas en la acera de enfrente. Me diréis: "¿por qué lees esas cosas?" Y yo contestaré: "Ya no las leo". Eso no significa que ahora me dé por leer La Catedral del Mar (con todos mis respetos por el señor Falcones). Digamos que prefiero centrarme en valores sólidos que no den el coñazo. ¿Un ejemplo? ¿Qué tal Jünger? Los que no lo hayan leído, ya pueden empezar a hacerle hueco en su biblioteca. Jünger es un gigante. Hale, a la ducha y tomar el Cola-Cao.

Herramientas